UNICEF EN LAS AMERICAS

Loading...
al servicio de los niños

uniceft!

Fondode larNacionesUnidasparalaInFanc~a

UNICEF EN LAS AMERICAS Para la Infancia de Tres Decenios

SERIE HISTORIA DEL UNICEF \._ MONOGRAFIA IV

EL AUTOR KENNETI-I E. (KEN) GRANT comenzó su carrera con el UNICEF en octubre de 1950 como Oficial de Adquisición. Desde 1954 hasta su jubilación, a mediados de 1979, estuvo vínculado con programas de cooperación del UNICEF con países de las Américas. El Sefior Grant ocupó consecutivamente los cargos de Oficial de Programas en la Oficina Regional de Lima y en la de Nueva York; Jefe del Programa de las Américas en la Sede, Representante del UNICEF para Centro América y PanamB en Guatemala; y Director Regional Adjunto para las Américas, en Santiago. Durante su último año con UNICEF, coordinó los preparativos para la Reunión Especial de la Junta Ejecutiva del UNICEF en México en 1979. Antes de incorporarse al UNICEF, el Sr. Grant estuvo asociado con los cuerpos de Ambulancia de Amigos en Birmania, la India y China(1941-1946), y administró un hospitalmisioneroen Yunnan, China (1946-1950).

0 Propiedad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, octubre de 1986. Las opiniones expresadas en esta publicación no reflejan necesariamente las opiniones del UNICEF.

CF/HIST/HON/86-004 CONTENIDO PARA LA INFANCIA DE TRES DECENIOS UNICEF en las Prólogo V. Tarzie

AmBricas

Vittachi

Prefacio

Los Primeros

UNICEF EN LAS AUERICAS

1

EL CAMINANTESIN CAHINO

6

Años

7

Se expresa interes en el UNICEF Foco: la situación de los niños Decisiones sobre la primera ayuda

8 9 10

La Organización

12

Estructura administrativa No existía en Nueva York Se forma el equipo Recaudación de fondos

y dotación

de personal

12 13 14 17

LA OPERACIONSE PONE EN KARCHA El Decenio

de 1950:

Comienzan

las

Los comienzos Alimentación y nutrición

Lucha contra

las

enfermedades

Operaciones

Decenio

de 1960:

Comienzo

El niño iPueden

y el desarrollo contribuir los

20

: : : :

Alimentación complementaria Conservación de la leche Producción de alimentos ricos proteinas

: : : :

Paludismo Difteria y tos Pian Tuberculosis

Programas maternoinfantiles Saneamiento ambiental y abastecimiento En busca de identidad

El

19

de agua

de una Gran Obra

nacional planificadores?

ferina

20 20 23 en 26 27 29 30 30 31 33 34

36 36 37

El Programa

: Erradicación de la malaria y lucha contra los mosquitos : Nutrición aplicada : Servicios coordinados de salud pública : Servicios sociales : Educación Eslabones de la cadena humana Una mesa redonda muy especial La Junta Ejecutiva sesiona fuera de la sede Se confronta la realidad

El Decenio de 1970: Independencia

40 48 53 57 59 61 63 64 64

de Actuación

Promoción de politícas nacionales participación de la juventud Servicios básicos integrados Otros eslabones de la cadena En celebración del niño Para los países “mas ricos” En la Junta una vez más

67

y

68 69 81 83 8s

87

90

Emergencias

91

EPILOGO

92 100

El Decenio de 1980: Y cuando los niños pregunten ANEXOS 1 II III IV v VI VII VIII IX X. XI. XII.

Miembros de la Junta Ejecutiva del UNICEF Gastos del UNICEFpor países Gastos del UNICEFpor categorias principales Directores Regionales Estructura administrativa Contribuciones de los gobiernos 1947-1979 Contribuciones privadas Contribuciones gubernamentales y privadas Países que recibieron ayuda para programas nutrición. Países que recibieron ayuda para programas paludismo Países que recibieron ayuda para programas enfermedades Países que recibieron ayuda para programas salud

de programas

de alimentación

y

de lucha contra

el

de lucha contra las de servicios

básicos

de

XIII. XIV. xv. WI. XVII. XVIII. XIX. xx.

Referencias Indi ce

Países que recibieron ayuda para programas de servicio social Países que recibieron ayuda para programas de educación Disponibilidad de servicios minimos de salud en localidades de menos de 2.000 habitantes - 1971 Urbanización Publicaciones Tarjetas de felicitacibn ilustradas con obras de artistas de las Américas 1955-1979 Tasas de mortalidad infantil (De menores de un año por cada 1.000 nacimientos vivas) Tasas de mortalidad infantil (De 1 a 4 años por 1.000 habitantes)

GLOSARIO

AIN BCG BID BHI CARICOM CARIFTA CDC CEPAL CIAP CWPS DPT FAO IANC IIN ILPES INCAP Joint Enterprise ODECA OEA ons ONU OPS OSP PIAP/PNAN PNUD SIECA UNESCO UNICEF UNRRA USAID

Año

Internacional del Niño Bacilo Calmette-Guerin (vacuna antituberculosa) Banco Interamericano de Desarrollo Bienestar maternoinfantil Comunidad del Caribe Asociación de Libre Comercio del Caribe Centro de Enfermedades Transmisibles del Servicio de Salud Pública de EE.UU. Comisión Económica para la América Latina Comité Interamericano de la Alianza para el Progreso Comité Mixto UNICEF/OHS de Política Sanitaria Vacuna contra difteria, pertusis (tos ferina) y tétanos Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación Instituto de Alimentación y Nutrición del Caribe Instituto Interamericano del Niño (antes Instituto Internacional Americano de Proteccion a la Infancia Instituto Latinoamericano de Planificación Economica y Social Instituto de Nutrición de Centroamerica y Panama UNICEF/Sociedades de la Cruz Roya Escandinava - una operación antituberculosa Organización de Estados Centroamericanos Organización de los Estados Americanos Organización Wundial de la Salud Organización de las Naciones Unidas Organización Panamericana de la Salud Oficina Sanitaria Panamericana Proyecto Interagencial de Promoción de Políticas Nacionales de Alimentos y Nutrición Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo Secretaría Permanente del Tratado General de Integración Económica Centroamericana Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la. Ciencia y la Cultura Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia Administración de Socorro y Rehabilitación de las Naciones Unidas Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional

Es común pensar que la región de las Américas es un continente homegéneo. Esto se debe principalmente a que el idioma que se habla en casi todos los países que la componen es el español y a que la mayoria de sus habitantes son católicos. La realidad, sin embargo, es que esta regibn.es un mosaico de múltiples y diferentes tonalidades. Existe en ella gran heterogeneidad política, histórica, cultural, económica y social; son distinciones que determinan el carácter de cada nación particular. El Brasil, por ejemplo, un pais con territorio y población inmensos, difiere en muchos aspectos de las demás naciones, incluidas aquellas con las que colinda, tanto en el cono suf, como en el norte y el occidente. Por su parte, Cuba en los últimos 26 años, a partir de 1959, ha sido un estado comunista. Su pasado lo vincula étnica y culturalmente con los demás estados latinoamericanos, pero su presente y su historia reciente son únicos en la región. Estas diferencias, lógicamente, han influido en la cooperación del UNICEFen las AmBricas,‘en estilo, en Énfasis, en contenido, en volumen y en el ritmo de las actividades. Una historia del UNICEFen las Americas, tan breve como ésta, tiende inevitablemente a opacar las diferencias y a realzar la homogeneidad. La brevedad bien puede ser el alma del ingenio, pero simplifica excesivamente la realidad. Es por ello que el presente bosquejo debe leerse como un relato cronológico de ciertos hechos y acontecimientos, que ofrecen 8 los lectores un rápido esbozo de los problemas de los niños y de las madres en las Américas desde 1947, y de los esfuerzos hechos por el UNICEFpara promover y defender su causa, influir en ciertas políticas de los gobiernos y asistirlos en la prestación de los servicios. Inicialmente fueron solo servicios de salud y nutricion, pero más tarde se ampliaron para incluir otros aspectos de la superviviencia y el desarrollo del niño. También se mencionan en este relato una colección de materiales y de fuentes de referencias bibliográficas que ojalá sirvan de incentivo a otros historiadores, preferentemente de la región, y los incline a escribir otras reseñas más completas. Es una historia

humana de incalculable

valor.

La lectura de los esfuerzos realizados para erradicar el paludismo atacando a su vector, el mosquito anafeles; para extirpar el pian con campañas masivas que permitieron llegar hasta los enfermos y porporcionarles la “droga y, por ultimo, para extinguir la milagrosa” de ese entonces, la penicilina, tuberculosis con la vacuna BCG, es una lectura muy importante, no solo por su valor histórico sino, acaso aún más, por el hecho de que el paludismo es una enfermedad resurgente, de que existen todavía focos de pian, y de que la tuberculosis sigue siendo irreductible. El alcance de las inmunizaciones continúa siendo limitado en la región de las Ultimamente algunos gobiernos han realizado campañas estratégicas Américas. cuyo objetivo es elevar tasas de inmunizacion del 20 y 40%, al 80 y 90f,

,

2

movilizando medios de comunicación, policías, para que informen a la de los servicios de inmunización persigue con esto es acelerar el pendientes yp con la creación de a los padres a que exijan acceso las comunidades, en forma de que temprana.

funcionarios eclesiásticos ev inclusive, gente y actúen como trabajadores de extensión de los ministerios de salud. Lo que se proceso, ponerse al dia con las vacunaciones un conocimiento público al respecto, incitar a las instalaciones de vacunación en todas los bebes se inmunicen a una edad muy

La historia de los esfuerzos intensos que realizó el UNICEF en los decenios de 1950, 1960, y 1970 para extirpar enfermedades causantes de la mortalidad infantil, permite entender mejor no solo qué es lo que se debe hacer y qué es lo que se debe evitar, sino cuáles son los recursos humanos e institucionales que se necesitan y los obstáculos con que tienen que contender los planificadores y las personas encargadas de ejecutar los planes del Decenio de 1980 para el Programa Ampliado de Inmunización. También pone de relieve la necesidad continua que existe de conferir enseñanza sobre la salud y de habilitar trabajadores sanitarios y de comunicaciones. Una de las cosas importantes que revela esta historia, y que se repite constantemente, es que la contribución del UNICEF a los programas de las Amkicas, en recursos financieros y de personal, fue “diminuta” en relación con las necesidades que se querían satisfacer, y con los esfuerzos que los paises mismos dedicaron a los programas infantiles. En todos los casos en que hubo cambios favorables, ello se debió a que la ayuda se prestó de manera sensible y sirvió de acicate a los esfuerzos de la propia nación. Hucha gente generosa ha contribuido en gran medida al bienestar de los niños de las Américas desde la guerra de 1945. Solo unos pocos se mencionan aqui; los demas, que son los más numerosos, permanecen anónimos. A todos ellos se les ofrece como tributo esta historia breve Y “nreliminar”.

V. Tarzie Vittachi Director Ejecutivo Adjunto de Relaciones Externas, UNICEF

En el año de 1948 comenzó la labor del UNICEFen las Américas, una región donde “la solidaridad continental tiene sus raíses en el hecho de constituir las Américas una comunidad geográfica e histórica especial, más allá de las fronteras políticas, de las influencias culturales y los distingos de credo y de raza” .l Una región formada por países con identidad propia, imbuidos de un acendrado orgullo patriótico, países con largas trayectorias históricas, herencias culturales variadas, diferentes sistemas políticos y dualidad en la estructura de sus sociedades. Como en otras regiones del mundo, existen contrastes extremos dentro de sus propias fronteras: clases terratenientes adineradas y masas de gente pobre; grupos de refinada cultura y de analfabetos. Afortunadamente existían en ellos también, tanto dentro del gobierno como del sector privado, muchas personas de gran talento y dedicación con las que el UNICEFentró en contacto. Durante los tres decenios siguientes, en esta región se hizo hincapié en el crecimiento industrial y en el desarrollo económico. Fue un período en el que la tasa del PBN fue alta, y el logro de esta realización se convirtió en el objetivo final y m&s importante de los esfuerzos nacionales e internacionales. Grupos subregionales se formaron para facilitar la realización de metas comunes de desarrollo económico y de comercio. La expansión de las comunicaciones y los movimientos migratorios de la población, permitieron que diferentes sectores del pueblo se dieran cuenta de condiciones y estilos de vida diferentes a los propios, incrementando con ello, tanto su deseo de que cambiaran las cosas, como sus esperanzas de mejorar sus condiciones de vida. Fueron décadas que vieron gobiernos derrocados por revoluciones y golpes de estado, así como grandes cambios en los sistemas políticos de algunas naciones. Fue en este escenario donde el UNICEFinició estos cambios e influencias, donde creció.

sus actividades

y, en medio de

La historia del desarrollo económico y de las mutaciones políticas de las Américas está bien documentada. El único objetivo de esta monografía es presentar un cuadro esquemático de la evolución y crecimiento de las actividades del UNICEFen esta región y de sus reacciones ante algunas de las principales corrientes de desarrollo ocurridas en ella. Aunque abarca los tres decenios comprendidos entre 1948 y 1979, cabe advertir que muchas de las actividades

que se describen

siguientes,

en la primera

porque durante ellas

década

se mencionan

fueron evolucionando.

se dijo antes, es un cuadro esquemático tendencias y acontecimientos sobresalientes

Como

también

en las

en el que se presentan las que tuvieron lugar, al mismo

tiempo que el personal del UNICEFtrataba de entender el cambio de las situaciones que afectaban la vida de la infancia de toda la región, de desarrollar

actividades

las personas mejorar

el

ambiente

que presenta materiales incluídas

concernientes

que participaban social

despierte

a tales

condiciones

en programas gubernamentales

de los

suficiente

destinados

niños.

Se espera

interés

para motivar la revisión

sobre los elementos especiales las actividades del UNICEF.

de los

que la

y de trabajar

programas

visión de los

con

a

intrínseca

de otros países,

1

UNICEFEN LAS AHERICAS

2

De su labor en la más eficaz y oportuna distribución de leche, suministros y equipo de emergencia, actuando primordialmente como agente financiero de los programas de otros organismos de las Naciones Unidas, llego a ser una organización de reconocida compentencia en cuestiones relativas a una “cliéntéle” singular, y respetado partícipe en el proceso .del desarrollo. Tal fue la evolución del UNICEF en las Américas durante tres decenios. A mediados de la década de 1970, la labor del UNICEF en esta región se había convertido en lo que con mayor exactitud podría describirse como una conciencia de los derechos y del bienestar de los niños, vigilante permanente de estos derechos y actuaciones y catalizador de actividades tendientes a garantizar la disponibilidad de los medios necesarios para obtener estos derechos básicos. El UNICEF, se había convertido además en una organización estaba lista y en capacidad de ayudar a los que t siempre que era necesario, gobiernos a proveer los medios que requerían el crecimiento saludable y la preparación de los niños de las Américas, a fin de que esta juventud contribuyera al progreso de sus respectivas sociedades. t

t

t

t

t

En el curso de tres décadas, el UNICEF llegó a conocer a fondo la situación de la niñez en los países de las Americas, vió los cambios ocurridos en ella y adaptó sus enfoques. Habló en términos de neutralidad política, de ideas destinadas a satisfacer las necesidades de las futuras generaciones y modificó constantemente sus programas y actividades en forma de responder a los cambios aspiraciones que eran de las condiciones y a las aspiraciones de los pueblos, reflejo de crecientes expectaciones sociales en toda la región. A medida que cambiaban las condiciones en los países, fue cambiando también el La mejora y expansión de las comunicaciones -- vías sentir de la gente. las expectativas radio y, por últimos, televisión -- elevaron terrestres, populares de tal manera, que lo que había sido una remota esperanza para una familia o una comunidad, se convirtió en expectación definitiva. Sin embargo, las evidencias del ‘desarrollo’ en la región no fueron siempre suficientes para responder de manera positiva a las crecientes demandas de En realidad, debido al empleo de tecnologías y sistemas mejoramiento social. el desarrollo de las Américas en esos educativos importados de otras regiones, decenios, fue un proceso rápido basado con frecuencia en patrones adoptados más como copias extranjeras que como soluciones surgidas de una personalidad No ha sido un proceso estable ni bien balanceado; de ahí que endógena. existan situaciones como las que se reflejan claramente en la vida de los

grupos

marginales

más desposeídos

de la poblqción.

El crecimiento industrial, con su espejismo de oportunidades de trabajo, trajo consigo la migración y el crecimiento urbano. Cada expansión de los servicios resultó tan inadecuada para atender la demanda, que tanto el gobierno como las organizaciones que colaboraban con él se vieron constantemente confrontados con el reto de hallar medios más eficaces de solucionar las necesidades sociales fundamentales. Por fortuna, en ese entonces el proceso de desarrollo

descrito antes, procuró siempre encontrar la manera de adaptarse a las condiciones sociales y cambiar. Hablando de este proceso de desarrollo, tanto el director del Banco Interamericano de Desarrollo, como un director regional del UNICEF, encontraron separadamente una cita del poeta español Antonio Hachado que resultaba muy apropiada: “Caminante no hay camino, el camino se hace al andar“ . Acaso fue esa flexibilidad lo que más contribuyó a que la región sobreviviera como lo hizo, bajo la carga de las presiones y demandas que afectaban sus sistemas sociales y económicos. Las palabras de Hachado también se pueden aplicar al UNICEF. A través de los años, la vida y la labor de muchos individuos ha trazado el camino del Fondo en las Américas. También ellos pueden hoy señalar con orgullo los numerosos mojones que marcan los avances de una jornada que aún no ha concluido: La contribución hecha a la sociedad recibieron asistencia directa.

por algunos de los niños que

Las madres a las que no solo se ayudb a tratar a sus hijos sino a entender las causas y efectos de las enfermedades.

enfermos,

Los campesinos a los que se exhortó a participar en los proyectos, que recibieron alguna capacitación y se dieron cuenta de que podían contribuir positivamente al desarrollo. Los jóvenes que no solo aprendieron a comprender los problemas sociales que afectaban a sus familias y comunidades, sino que descubrieron maneras prácticas de solucionarlos. Los profesionales que cambiaron de punto de vista aumentaba su participación en los programas.

a medida que

Los administradores que vieron las ventajas de un enfoque intersectorial, mediante el cual se beneficiaban las familias comunidades con servicios complementarios.

y las

Los planificadores que descubrieron las proporciones esenciales entre los componentes sociales y económicos de los planes de desarrollo nacional. Los funcionarios y los políticos que tuvieron a su cargo las decisiones políticas y la ejecución de los planes y programas.. El hombre de la calle que cambió de opinion politices y de sus actuaciones.

+

,,.

:.

.:

+

+

+

t

y habló en apoyo de estos

Una mirada retrospectiva parece indicar que varios factores sirvieron de influencia y ayudaron a hacer posible la contribución del UNICEFal bienestar de los niños de la región durante esos tres decenios: acontecimientos, oportunidades, individuos visionarios, la dedicación de innumerables trabajadores de los programas e, inclusive, los actores de este drama -- los Todos ellos coadyudaron a determinar la naturaleza de la propios niños. contribución del UNICEF. Si bien existia en toda la región gran cantidad de información de carácter eran pocos los intentos que se habían hecho para general 0 sectorial, relacionarla 0 centrarla en los niños. Algunos estudios por países sobre la situación de la infancia y la juventud, hechos para satisfacer esta necesidad, fueron muy valiosos como material básico de referencia para estudiantes, Como investigadores y funcionarios encargados de los planes y los programas. tema de conferencias y seminarios, el mismo material tuvo mayor distribución y produjo algún efecto en la opinión pública. De igual manera estos estudios fueron un elemento esencial de trabajo en las consideraciones del UNICEF respecto 8 sus actuaciones en ciertos países. Las actividades en la región, realizadas en coordinación con algunas de las organizaciones interamericanas y de las Naciones Unidas, se iniciaron con A trav6s de los años la visitas y consultas de exploración en algunos países. cooperación continuó, aunque cambiando de pautas y de organizaciones asociadas para responder a las necesidades del momento, y expandiéndose en gran medida con los organismos regionales y subregionales., Los programas regionales hicieron posible una mayor flexibilidad, la que permitir5 prestar atención a ciertas situaciones que, de otra manera, no hubieran recibido nunca ayuda financiera, ni asistencia adecuada del UNICEF. Estos programas regionales fueron invaluables para promover una mayor comprensión de los diferentes enfoques, experimentar con ideas nuevas y perfeccionarlas a fin de permitir una aplicación más amplia de las mismas, dar oportunidad de poner de relieve ciertos campos particulares de actividad, facilitar el intercambio de personal técnico entre los países, simplificar actividades de administración, y apoyar la capacitación de personal en instituciones regionales, tanto en sus cursos regulares como con otros diseñados al efecto. También la posición del UNICEFcomo promotor y defensor de la causa de la infancia sirvió de guía a su actividad en las Américas. No es una frase vacía, sino un principio puesto en práctica por el personal del Fondo en la Con el paso de los años el contenido del mensaje adquirió mayor región. significado, se adaptó a las condiciones y necesidades locales y se amplió para abarcar el circulo creciente de los partidarios de la causa del niño en el gobierno, en el ambiente académico y dentro del público en general. Igualmente importantes fueron los contactos substantivos y las relaciones de trabajo establecidas con personas pertenecientes a distintas disciplinas y sectores, tanto en su actividad pública como privada, a través de los países y con organizaciones que funcionaban en la región. Estos individuos contribuyeron a la calidad de las actividades del UNICEFy a su imagen en las Américas.

5

También la facilidad de viajar a Centroamkica en el decenio de 1950 contribuyó a establecer numerosos contactos importantes entre funcionarios gubernamentales, individuos interesados, miembros del personal y visitantes, Todo así como a discusiones e intercambio de experiencias de gran utilidad. ello contribuirfa mtls adelante a la elaboración de políticas y programas adecuados para satisfacer las necesidades, y responder adecuadamente a las condiciones de vida y a las aspiraciones de los niños y de los padres de la región. Entre las visitas realizadas entonces, pueden citarse las del Comit6 de Programas y, más tarde, de la Junta Ejecutiva. Además, la promoción del turismo llev6 a esta zona una serie de visitantes que tenían conexiones con el Fondo, o con uno de los Comiths Nacionales del UNICEF, una tendencia que más adelante se extendió a toda la región.

6

EL CAHINANTESIN CAHINO

7 LOS PRMEROS MOS

El año, 1946. La Administración de Socorro y Rehabilitacion de las Naciones Unidas (UNRRA) está en proceso de liquidación y se piensa que es necesario crear una organización en “beneficio de los niños y los adolescentes que atienda asuntos concernientes a la salud infantil en generalta2, y que preste servicio en los países que reciben asistencia de la UNRRA. Es así como los bienes residuales de la UNRRAdan vida al UNICEF (Fondo Internacional de Socorro a la Infancia de las Naciones Unidas), en diciembre de ese mismo año. El problema inmediato más urgente es la continuación del programa de alimentación complementaria en Europa, un continente devastado por la guerra. En 1956 este programa estaría beneficiando seis millones de niños en doce países, por intermedio de unos 50,000 centros de distribución. El UNICEF, autorizado también para recibir donaciones voluntarias de los gobiernos y de particulares, procede inmediatamente a ejecutar su primera tarea en las Américas, la de obtener contribuciones de los gobiernos para su trabajo. La UNRRAhabia recibido la mayor parte de sus recursos de tres países (Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá, los que en conjunto suministraban el 94% del costo de sus operaciones); también había obtenido contribuciones substanciales de muchas otras naciones. Entre ellas figuraban 19 países de las Américas que habfan aportado un total de 60 millones de dólares, durante los tres años de funcionamiento de la UNRRA. La contribución más cuantiosa, de 40 millones de dólares, la había hecho el Brasil.3 Haurice Pate, el primer Director Ejecutivo del UNICEF, había participado anteriormente en operaciones de socorro en Europa, tando durante la primera guerra mundial como después de la segunda. Había sido además director de la Sección de Socorro a los Prisioneros de Guerra de la Cruz Roja Estadounidense, y en desempeño de esta función había participado activamente en extensas operaciones de distribución de suministros. En mayo y junio de 1946, el señor Pate acompaña al expresidente estadounidense Herbert Hoover, en la gira que éste hace por las Américas a solicitud del entonces presidente de Estados Unidos, Harry Truman. La gira tiene por objeto discutir los problemas del hambre en el mundo y la posibilidad de que los países accedan a disminuir el consumo de alimentos y a incrementar las exportaciones de los mismos, a fin de ayudar a aliviar la escasez alimentaria en Europa hasta que se recolecten las cosechas del año siguiente. ha sido El señor Pate, cuya mayor preocupación siempre el bienestar de la infancia, aprovecha esta oportunidad para hacer averiguaciones sobre la salud de los niños y observar las condiciones de vida de los pobres en la región. El Director Ejecutivo celebra varias reuniones con los Principios de 1947. cinco miembros latinoamericanos de la Junta Ejecutiva (Anexo 11, en las que se examinan métodos de recaudación de fondos en las Américas. Se espera que tales contribuciones -- así como las provenientes de otras regiones -- sirvan de estímulo al congreso de Estados Unidos que debate en esos momentos el apoyo al UNICEF. A mediados de 1947, los doctores Domingo Ramos (Universidad de la Habana y fundador del Instituto Finley), y Howard Kershner (hombre de negocios

8

estadounidense que participa en programas internacionales de alimentación infantil en Europa), hacen una gira por las Américas con el fin de informar a varios funcionarios gubernamentales y de organizaciones privadas sobre 10s objetivos y propósitos del UNICEF. #ás tarde, en ese mismo año, misiones de recaudación de fondos viajan a todos los países. Se expresa

interés

en el UNICEF

Al mismo tiempo, los miembros latinoamericanos de la Junta llaman la atención de ésta sobre las necesidades de asistencia técnica que existen en algunos países de la región. Se reconoce, sin embargo, que la función del UNICEF en esta esfera tendría que ser limitada, por existir dentro de la familia de las Naciones Unidas otras fuentes de este tipo de asistencia. En cuanto a la ayuda material, el Presidente de la Junta hace notar que una vez que se hayan recaudado fondos suficientes y el UNICEFesté funcionando, será posible considerar necesidades de emergencia fuera de Europa.4 Noviembre de 1947. La Conferencia Interamericana de Seguro Social reunida en Rio de Janeiro, aprueba una resolución en la que se incita a los gobiernos de la región a que presten apoyo total a las organizaciones de las Naciones Unidas, especialmente al UNICEF. Negociaciones sobre recaudación de fondos se adelantan con cada uno de los gobiernos latinoamericanos. El UNICEF, una vez que cuenta con suficiente recursos disponibles, pasa de las etapas de planificación y organización, a la de actuaciones reales en Europa. Enero de 1948. El Noveno Congreso Panamericano del Niño reunido en Caracas, Venezuela, al ue asiste entre otras personas Katherine Lenroot*, aprueba una resolución s en la que solicita a la Junta Ejecutiva del UNICEFque tome en consideración las necesidades de los niños de las Américas. Esta resolución la somete a la consideración de la Junta el Instituto Internacional Americano de Protección a la Infancia (que se convierte más tarde en el Instituto Interamericano del Niño) y la Junta la examina en su período de sesiones de marzo de 1948. La Junta le pide al Director Ejecutivo que “adelante consultas con las organizaciones pertinentes de las Américas sobre las necesidades de los niños del hemisferio occidental y sobre la posibilidad de promover su salud y bienestar con la cooperación del Fondo.”

* Katherine Lenroot fue jefe del United States Children’s Bureau, representante de Estados Unidos en la Junta Ejecutiva del UNICBF, y Vicepresidente del Instituto Internacional Americano de Protección a la Participó ademb por muchos años en varias actividades Infancia. interamericanas relacionadas con el bienestar del niño. Durante su permanencia en Caracas discutió con los funcionarios del IIAPI la posibilidad de cooperación entre el UNICEFy el Instituto.

9

Foco :

la

situación

de los

niños

Se inician consultas con el Instituto Internacional Americano de Protección de la Infancia, la Oficina Sanitaria Panamericana (OSP), la Organización Mundial de la Salud (OHS), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y a finales de 1948 se ponen en marcha varias actividades exploratorias. La principal de ellas es la delegación del doctor R. Passmore de la Universidad de Edinburgo, que actúa como representante del UNICEF en una Conferencia sobre Problemas Nutricionales en la América Latina, patrocinada por la FAO en Montevideo, en julio de 1948. catedratico del Passmore, Departamento de Salud Pública y Medicina Social de la mencionada Universidad, posee una vasta experiencia en los problemas concretos de nutrición de los países en desarollo. Después de la conferencia, y a invitación de los respectivos gobiernos, visita cinco países latinoamericanos con el fin de formular más tarde una serie de recomendaciones para el UNICEF. En su informe, el doctor Passmoreó enumera las dificultades que afronta el Fondo para determinar cúales son los aspectos de los programas en los que su asistencia se puede utilizar mejor en esta región de 153 millones de habitantes, de los cuales el 40% no han cumplido aún los 15 años. Hace notar además que las estadísticas disponibles son engañosas. Por haber sido recopiladas a una escala superior a las capacidades físicas de un personal médico y técnico limitado, se basan en gran medida en informaciones suministradas por personas que carecen de preparación técnica adecuada. Señala también que la mayoría de los paises solo han podido poner en práctica en pequeña escala su legislación social y sanitaria, por lo general muy avanzada y compleja, con el resultado de que la distribución de las instituciones y organizaciones de salud infantil de que disponen es irregular, y de que existen entre ellas extremas variaciones de eficiencia y efectividad. En general, los servicios infantiles son limitados y su administración, errática. Dondequiera que existen algunos comparativamente eficientes, especialmente en las zonas solo benefician unos pocos niños, urbanas. Estos factores hacen muy difícil juzgar con precisión el estado de la salud infantil. Tasas elevadas de ilegitimidad (más del 50% del total de son también factores importantes nacimientos, de acuerdo con datos oficiales), en el estado de salud y de bienestar de la infancia. Estima el doctor Passmore que entre la mitad y la tercera parte de los niños de la región mueren antes de cumplir cinco años. La mayoría de los que sobreviven solo alcanzan niveles de desarrollo fisiológico y de salud muy Las tasas de nacimientos registrados oscilan entre inferiores a los normales. 33 y 50 por cada mil personas. Y las tasas de mortalidad infantil, entre 100 En algunas zonas, la mortalidad de y 200 por cada mil niños que nacen vivos. menores de cuatro años alcanza a llegar al 43% del total de las defunciones. Las principales causas de la mortalidad infantil parecen ser neumonía, debilidad congénita, diarrea y enteritis, convulsiones y partos prematuros. Y las de morbilidad infantil, parásitos intestinales, tuberculosis y enfermedades transmitidas por los insectos (paludismo y tifo). Una causa

10

adicional de mortalidad es la tuberculosis, que en algunas estadisticas Las manifestaciones de sífilis asciende al 10% del total de las defunciones. congénita son comunes en algunas zonas. Con frecuencia la probreza y no la escasez de alimentos es la causa de la malnutrición infantil. Casos de niños realmente hambrientos no son muy comunes s pero el doctor Passmore considera que la severa escasez de leche es posiblemente el factor que más adversamente afecta la salud infantil. Decisiones

sobre la primera ayuda

Noviembre de 1948. El señor R. Campos, representante del Brasil en la Junta, organiza una reunión oficiosa entre los representantes de las delegaciones de la America Latina en las Naciones Unidas, y los señores Ludwik Rajchman, presidente de la Junta Ejecutiva del UNICEFy Waurice Pate, el Director Ejecutivo. Rn cumplimiento de las sugerencias hechas en dicha reunión, el señor Pate7 envía sendas cartas a los jefes de todas las delegaciones latinoamericanas, describiendo brevemente los tipos de servicios que, de acuerdo con sus procedimientos usuales, el Fondo puede ofrecer: campañas de vacunación antituberculosa, campañas antisifilíticas, luchas contra el paludismo y los insectos destinadas a reducir la mortalidad infantil, establecimiento de plantas de deshidratación de la leche y becas en pediatría social. Harzo de 1949. La Junta Ejecutiva hace la primera asignación global a programas en las Américas, en base a las solicitudes de los gobiernos interesados y de recomendaciones de organismos con los que el UNICEFse halla en consulta. Una vez aprobada la asignación global de fondos, el UNICEFy las organizaciones consultoras pasan a consider cuál es el uso más apropriado que se les puede dar. Algunos informes, incluído el del doctor Passmore, indican muy claramente dos cosas: la existencia de numerosas necesidades urgentes y de una marcada escasez general de personal capacitado. A la lista de posibles restricciones se añade otro factor: el hecho de que la supervivencia misma del UNICEFestá en duda. De ahí el obvio deseo de evitar que los fondos muy limitados de la organización se esparzan demasiado. A consecuencia de ello, se conviene en utilizarlos en programas que puedan desarrollarse rápidamente, rendir beneficios inmediatos y no requieran personal altamante capacitado. Con base enestas prioridades se juzga oportuno entonces aprovechar al máximo la asesoría y asistencia técnicas de que se dispone ya en ciertas esferas. El doctor Passmore está eminentemente calificado para asesorar a los gobiernos en Ese cuestiones relativas a los aspectos nutricionales de la salud infantil. mismo año se funda el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamfi (INCAP) y se nombra al doctor Nevin Scrimshaw como su director. El doctor Johannes Holm, de la Joint Enterprise, una operación antituberculosa conjunta del UNICEFy las Sociedades de la Cruz Roja Escandinava, accede a visitar varios países con el fin de ayudarlos a hacer los planes y preparativos de unos programas de vacunación con BCG. El Comité Hixto UNICEF/ONSde Politica

11

Sanitaria (CHPS), en su período de sesiones de Abril de 1949*, basándose en las conclusiones del Comité de Expertos en Salud Haternoinfantil de la OMS, recomienda que el UNICEFcoayude en el desarrollo de programas en este campo y que, un poco más tarde este mismo año, el delegado del Fondo, Leo Eloesser, El doctor Eloesser visite la región de las Américas en calidad de consultor. trabajó previamente con el UNICEFen la China, ayudando a elaborar cursos de En vista de la capacitacion para trabajadores de salud de las aldeas. relación que existe entre la lucha contra los insectos y la reducción de la mortalidad infantil, el UNICEFse apresta a asistir este tipo de programas. Además, existen en los países de las Américas problemas muy serios con las enfermedades transmitidas por los insectos, particularmente el paludismo, y la Oficina Sanitaria Panamericana (OSP) dispone en ese momento de consultores en este campo. Noviembre de 1949. Varios consultores del UNICEF, la OMS, la OSP y la Joint enterprise han visitado ya 20 países de la región.g Varios programas se redactan como resultado de estos meses de consultas, de visitas a los países, y de una labor muy intensa de los consultores y de los funcionarios de los gobiernos. El Director Ejecutivo del UNICEFsomete a la aprobación de la Junta, los primeros programas en las Américas; otros se aprueban en 1950. (Anexo II). Es así como a los dos años de haber considerado la Junta por primera vez las necesidades de los niños de las Américas, se han hecho ya asignaciones globales por un total de 3.8 millones de dólares, los programas en que se utilizarán estos fondo han sido aprobados y la asistencia del UNICEFa actividades en beneficio de la infancia de las Américas se han puesto en marcha. Son programas concernientes a la nutrición, la lucha contra las La asistencia que recibe cada uno enfermedades y la salud básica (pagina 20). de ellos es relativamente pequeña.

12 LA ORGANIZACION

Habiéndose determinado la trayectoria de los programas, se procedió a Primero, establecer una estructura organizacional para administrarlos. embargo ( era necesario decidir cómo se iba a designar el Brea de las operaciones. Una vez decidida su cooperación con los paises del hemisferio occidental, UNICEFadopto el título de Región America Latina para usarlo en toda su documentación. Geográficamente el 6rea incluía las naciones y territorios autonomos de Sudamerica, el istmo Centroamericano, Mxico y el Caribe.

sin

el no

Durante el periodo de sesiones de marzo de 1955 de la Junta Ejecutiva del UNICEF, el representante del Uruguay, señor Rodríguez Fabregat, se mostr6 sorprendido de que las naciones del Caribe se enumeraran bajo el titulo de “America Latina”. Hizo notar que la América Latina consistía de un grupo de estados independientes, entre los cuales no se acostumbraba incluir los territorios del Caribe. En deferencia a esta inquietud y para evitar confusiones en el futuro, se resolvió cambiar el titulo por el de “Región de las Américas”. Así ha figurado desde entonces en toda la documentacion y correspondencia del UNICEF, Estructura

administrativa

y dotacibn

de personal

En vista de que las operaciones iniciales en las Américas consistirían principalmente de entregas de suministros, que solo unas pocas misiones serían necesarias y que, además, se requería mantener el nivel de los gastos administrativos generales tan bajo como fuera posible, el UNICEFpensó que, en gran medida, las operaciones podrían manejarlas corresponsales en los países, con el apoyo de la sede. Se previó, sin embargo, que en el futuro habría personal residente del UNICEFen la región. 1950. Cuando lleg6 este año la época de elaborar el presupuesto, se reconoci6 lo inadecuado de este arreglo. Se tomaron entonces medidas para el establecimiento de una oficina regional y para el envío de unas cinco misiones a los países que tenían programas grandes asistidos por el Fondo. La nómina del personal contratado inicialmente incluyó varias personas oriundas de la región que, infortunadamente, solo permanecieron con el UNICEFmuy corto Para unos pocos países con programas de salud más pequeños, que tiempo. recibían asistencia conjunta, se concretaron acuerdos con la Oficina Sanitaria Panamericana (OSP) para que ésta designara a uno de los miembros de su personal como representante de las dos organizaciones. Ya en 1951 había oficinas del UNICEFen cinco países: Brasil, Chile, Ecuador, Guatemala y Perú. La de Guatemala se designó como Oficina de Area y la del Perti como Oficina Regional. Cada una de ellas tenía jurisdicción sobre oarios países, una modalidad administrativa que se desarrollaría más tarde en la región.

13

1952. El primer Director Regional, Robert L. Davee (Anexo IV), se posesiono de su cargo en Lima. Es interesante señalar que en ese momento, de sus cuatro oficiales de categoría superior, tres eran mujeres: Gertrude Lutz, Alice Shaffer y Cordelia Trimble, jefes de las oficinas de Brasil, Guatemala y Ecuador respectivamente. Los funcionarios del UNICEF en la regibn se encontraron entonces en condiciones de viajar, haciendo visitas periódicas a la mayoría de los países, durante las cuales recogieron informacibn adicional sobre la situación de los niños y de las madres, y sobre las posibilidades de colaborar con los gobiernos. Este personal dedicó sus primeros esfuerzos a organizar la entrega de la ayuda del UNICEF a los programas seleccionados y a realizar las actividades complementarias requeridas. Todo ello les dio oportunidad de observar personalmente las condiciones locales, un complemento muy valioso para entender mejor los medios de apoyar el bienestar de las madres y los niños. En esta forma se fueron estableciendo gradualmente canales directos de información que vinieron a reemplazar la suministrada anteriormente por las misiones especiales que, en los primeros meses, habían sido la fuente principal de información sobre los problemas de la niñez, y sobre los programas con potencialidades suficientes para recibir asistencia del UNICEF. 1957. Hab.ía ya cinco oficinas principales del UNICEF en Bogotá, ciudad de Guatemala, Lima, ciudad de México y Río de Janeiro (Anexo V). Para esa época, la Oficina Regional se había trasladado a Nueva York, y la modalidad administrativa de las oficinas cuya jurisdicción abarcaba grupos de países, se había desarrollado. Esta estructura de cinco oficinas de Qrea se mantuvo hasta 1978 cuando, ante la necesidad de facilitar los contactos con el numero creciente de los países independientes del Caribe, se estableció en Kingston, Jamaica, una sexta oficia de área. La estructura básica de las oficinas de área se conserva, pero se han hecho ajustes en su jurisdicción y en el numero de los países en que prestan servicio, para responder a ciertos cambios en el volumen, los tipos de actividades y los requerimientos del UNICEF. Debido a continuas dificultades de comunicación con alguna de las naciones atendidas por estas oficinas, y a la necesidad constante de su personal de hacer extensos viajes sobre el terreno, las oficinas de área adoptaron varias medidas para aliviar la situación. Se hicieron arreglos con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que le permitían al UNICEF utilizar las oficinas locales del PNUDy compartir los servicios secretariales. En unos pocos casos, sin embargo, en que los contactos con los programas asistidos por el UNICEF requerían extensos viajes internos, se crearon suboficinas. No existía

en Nueva York

El traslado de la Oficina Regional a Nueva York, a fines de 1956, se hizo en forma experimental con el objeto de determinar qué resultados tendría situar En vez de en la sede del UNICEF al Director Regional y a su personal. comunicarse por intermedio de un oficial de enlace en Nueva York, esta situación permitía contactos directos entre el personal de la oficina regional

14

y el de todas las divisiones de la sede. Aunque el Director Regional podía aún dedicar tanto tiempo como antes a visitar las oficinas de area, también se contaba con él en Nueva York para participar en negociaciones de carácter De este modo, el emplazamiento regional y en las deliberaciones de la sede. en Nueva York facilitaba contactos potencialmente valiosos con otros funcionarios del sistema de las Naciones Unidas,, como los de la Dirección de Asuntos Sociales y los del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Además, la cercanía a la ciudad de Washington donde estaban situados la Organización de los Estados Americanos (OEA), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Oficina Sanitaria Panamericana (OSP), significaba que esos contactos regionales podrían afianzarse con mayor facilidad. Había, sin embargo, un requerimiento que Nueva York no podía satisfacer: ese conocimiento intangible pero esencial que emana de la cultura y del estilo de vida de un país, y que solo puede adquirirse viviendo y trabajando en él. 1964. Se decidió trasladar de nuevo la oficina regional cuando se encontrara un lugar adecuado. Se consideraron varios sitios tomando en cuenta factores como una mayor concentración de programas asistidos por el UNICEF y facilidades de comunicación con las oficinas de brea. Al fin se seleccionó Chile, donde estaba situada la Comisión Económica para la América Latina (CEPAL), así como las oficinas regionales de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), y de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). En 1966 Originalmente se hizo el traslado de la oficina regional a Santiago de Chile. se pensó que funcionaría en el nuevo edificio de las Naciones Unidas que el gobierno de Chile y la Organización Wundial construían como cede de la CEPAL. Sin embargo, requerimientos crecientes de la CEPAL, no lo permitieron. Después de un corto período de funcionamiento en un local distinto, el UNICEF Era la primera vez que el Fondo hacía compró su propio edificio de oficinas. una inversión de esta clase.

Se forma

el equipo

La práctica de las Naciones Unidas de tener una secretaría multinacional fue Esperaba atraer un también la meta del UNICEF en la seleccion de su personal. buen numero de las personas altamente calificadas que abundaban en las Américas. Iiuchos profesionales prefirieron trabajar en otros organismos de las Naciones Unidas que requerían personal idóneo en sus campos de especialización. Hubo algunos que encontraron poco llamativo el nivel de los sueldos o los puestos en el exterior. Otros hablaban un solo idioma. Como se explicó antes, algunas de las primeros individuos asignados a las Américas eran oriundos de la región. Con el paso de los años fue posible aumentar su numero. Algunos continúan prestando servicios en las Américas, otros pasaron más adelante a ocupar posiciones en las demás regiones. Con miras 8 atraer profesionales jóvenes, el UNICEF introdujo la categoría ‘Profesionales Nacionales’ que se contrataban en los países donde estaban

de

15

situadas las oficinas de brea. Fue un arreglo mutuamente satisfactorio que le permitía al individuo adquirir experiencia con su trabajo, sin tener que trasladar la familia, y daba a la organización la oportunidad de evaluar la habilidad de éste para ocupar una posición internacional. También fueron valiosos para el UNICEF los profesionales nacionales, porque podían compartir con sus colegas el trasfondo de su propia cultura y su compenetración con la situación, las condiciones e historia de su país. Las oficinas del PNUD encontraron tan atractiva esta idea que la adoptaron dentro de su propia organización. Las funciones asignadas a los profesionales nacionales incluían responsabilidades y viajes similares a los del personal internacional de las oficinas de área. Más tarde se encomendaron a otros funcionarios nacionales tareas que requerían viajar. En el desempeño de estas funciones, hicieron contribuciones muy útiles a la labor de sus oficinas. El UNICEF aceptó las ofertas que le hicieron algunos países europeos de poner a su disposición los servicios de profesionales jóvenes (más conocidos como JPO, la sigla del título en inglés), o de voluntarios de las Naciones Unidas. Estos individuos que el Fondo asignó a sus suboficinas, facilitaron mucho la rutina del trabajo, mantuvieron a las oficinas de brea al día con la situación local y pasaron mucho tiempo en los propios sitios donde se desarrollaban los programas asistidos por el Fondo. Este arreglo dio buenos resultados y se amplio más. tarde cuando, en consideración a que los programas asistidos se involucraban cada vez más en enfoques interdisciplinarios y hacían mayor hincapié en la participación de la comunidad, los gobiernos pidieron que se nombraran oficiales de los proyectos que residieran en el sitio donde éstos se desarrollaban. Huchas individuos calificados de la región ocuparon estos cargos. Las reservas de talento profesional de la región fueron además una fuente creciente de información y asesoría para el personal del UNICEF, tanto en el mediante reuniones y consultores temporales, curso normal de las actividades, como a través de contactos oficiosos tendientes a aprovechar los conocimientos durante discusiones sobre temas de y experiencia de determinados individuos, mutuo interés. Entre estos últimos, acaso uno de los más importantes, fue el grupo que se reunió en 1968 en una “Mesa Redonda” (página 63) para tratar de determinar cómo podría el UNICEF hacer más efectiva su labor en las condiciones prevalecientes en ese momento, a la luz de las tendencias del desarrollo de la región. También en los estudios y conferencias nacionales (página 68) que se realizaron sobre la situación de los niños, hubo servicios regulares de asesoría y una gran participación voluntaria de los sectores públicos y privados. Los sistemas de contratación de personal fueron esencialmente flexibles, ya como la estructura organizacional y que dependían de una variedad de factores, las necesidades de los programas que cambiaban a medida que iban En la Qpoca en que la oficina regional estuvo en Lima, se evolucionando. nombró a un funcionario de la OMS/OSP, el doctor Oswaldo Costa, como consultor Al trasladarse ésta a Nueva York, el puesto dejó de médico de dicha oficina. en la ciudad de Washington, de la oficina necesitarse debido a la proximidad, regional de la OMS/OSP. Mis tarde, en Santiago, este nombramiento solo se

16

continuó por un corto tiempo, pues se descrubió que mediante contactos y discusiones, tanto a nivel regional como nacional, con la OHS/OPS, la FAO, y la UNESCO,se podía obtener de ellas información y asesoría en sus respectivas esferas de actividad técnica. Nas adelante surgieron otras necesidades al ampliarse la función del UNICEF Se pensó entonces que como defensor y protector de la causa de la infancia. el Fondo solo podría satisfacerlas con un personal dotado de capacitación y experiencia especializadas, asignado primero a la oficina regional y mas tarde a las oficinas de área. Este requisito se llenó contratando personal dentro de la región. El primero que se nombró, a fines de la década de 1950, fue Jaime Balcazar, un ingeniero boliviano que se contrató para el programa de conservación de la leche. En el decenio de 1960, al establecer el UNICEF contactos permanente con varias oficinas de planificación nacional, Victor Raul Montesinos) un profesional peruano, experto en planificacidn social y económica, entr6 a formar parte del personal. Luego, en el decenio de 1970, a raíz del compromiso adquirido por el Fondo de actuar como coordinador de una serie de conferencias que se pensaba celebrar sobre políticas nacionales de alimentos y nutricion, un experto colombiano, Javier J. Toro fue contratado. Años despues, con el advenimiento del ABo Internacional de la Mujer y el enorme interds de desperto sobre la situación de las mujeres y de sus familias, una distinguida socióloga chilena, Harta P. Mauras, se unió al personal de la oficina regional para contribuir con su experiencia y conocimientos a la labor de la oficina en este campo. Hasta cierto punto, el monto del presupuesto asignado a los programas de asistencia tenia cierta relación con el volumen de trabajo y con la dotación de personal. Esta regla, sin embargo, no se aplicb a las funciones de De ahí que la ampliaci6n de la asesoría y de promoción de la causa del niño. labor del Fondo en lo tocante a las políticas nacionales que afectaban a la infancia y la juventud, trajera como consecuencia un aumento considerable de Los 12 puestos profesionales que inclufa el la nómina del personal exterior. presupuesto de 1954, aumentaron a 19, 28 y 34 en los presupuestos de 1964, 1969 y 1974 respectivamente. Las experiencias mencionadas antes con diferentes tipos de personal exterior, fueron útiles no solo para satisfacer las necesidades inmediatas, sino como Huchas excelente medio de identificar futuros funcionarios internacionales. de las personas que iniciaron su asociación con el UNICEFen calidad de oficiales nacionales, profesionales jóvenes, voluntarios u oficiales de proyecto, ocupan hoy posiciones internacionales. Es posible que al desarrollo profesional de Batos y de otros funcionarios del LJNICEF,contribuyera su participación en actividades de habilitación de personal, cuyo objeto no era solo formar un conglomerado de personas técnicamente capacitadas, sino un equipo de profesionales para quienes la expres i6n ‘esprit de corps’ fuera algo más que un galicismo de moda. La practica de celebrar reuniones del personal regional, iniciada en los primeros Estas reuniones, años, se convirtió a partir de 1960 en acontecimiento anual. convocadas en un principio con el único propósito de compartir ideas y

17

planificar estrategias regionales entre los oficiales de categoría superior, se ampliaron gradualmente para incluir a todos los profesionales, contribuyeron a incrementar la idoneidad del personal, y a intensificar el ‘esprit de corps’. También dieron oportunidad de realizar un intercambio de discutir los programas y de examinar amplio de experiencias y de ideas, metodologías. la gentileza de prestigiosos Cada tercer año, aprovechando profesionales e instituciones de la región, se programó tiempo adicional para incluir un seminario de habilitación de personal. Temas como planificación social, administración, comunicaciones y programas de evaluación se examinaron en seminarios oficiales, mientras que los análisis de servicios básicos integrados, se hicieron visitando los propios sitios de los programas, en compañia de funcionarios del gobierno. Recaudación

de fondos

Desde un principio se adelantaron consultas con los miembros latinoamericanos de la Junta Ejecutiva sobre la posibilidad de que los gobiernos de la región contribuyeran a los recursos del Fondo. La República Dominicana y el Uruguay fueron los primeros en responder en 1948; los siguieron Costa Rica, Cuba, Guatemala y Venezuela. ya para 1951 doce naciones habían hecho contribuciones en dinero o en especie. Sin embargo , el Director Ejecutivo y la Junta aspiraban a despertar en los gobiernos un interés aún mayor, respaldado por contribuciones anuales. La tarea de obtener este respaldo económico se le encomendó a un Subcomité de Recaudación de Fondos de la Junta Ejecutiva. Como parte de su labor, el subcomité envió individuos prominentes en misión especial, con el objeto de promover el aumento del apoyo financiero. Lo que se procuró hacer con estas misiones fue informar a los gobiernos y a personas prominentes sobre los objetivos y actividades del UNICEF, a fin de incitarlos a otorgar al Fondo un respaldo financiero permanente. Por ejemplo, en 1953, el señor José Correa visitó cuatro naciones: Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua. Un año mas tarde, chileno que había en 1954, don Hernán Santa Cruz, un diplomático sido Presidente del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, realizó una misibn similar en otros once países de la region: Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Haití, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y En el informe que presentó al Subcomité de Recaudación de Fondos, Venezuela. el señor Santa Cruz explicaba que en la mayoría de los países se habia ministros de relaciones exteriores y otros entrevistado con jefes de estado, También se había reunido en ruedas de altos funcionarios gubernamentales. prensa con representantes de los principales medios de comunicación. había encontrado que en la América Latina se Comentaba además que, en general, apreciaba mucho la labor que estaba llevando a cabo el UNICEF en las Américas, aunque en algunos casos parecía que las actividades del Fondo no eran suficientemente conocidaslo. En esos primeros años, el Director Ejecutivo, Raurice Pate, se esforzó personalmente de manera especial por promover el interés de los gobiernos en sus contactos con los miembros de las apoyo del UNICEF. Trató de afianzar delegaciones ante las Naciones Unidas y con personajes influyentes de la

18

región. Realizó por ella varios viajes con el objeto primordial de obtener Se hizo todo cuanto fue posible para conseguir fondos para la organización. los países de mayores ingresos se convirtieran en que p en particular, contribuyentes del UNICEF; en este caso las visitas personales del señor Pate complementaron los esfuerzos que al respecto habían hecho los representantes del Fondo en la región. Desde esa época, los funcionarios en la región se esforzaban continuamente en asegurarse de que los gobiernos se mantengan informados sobre las actividades generales del UNICEF y de que sigan interesados en contribuir anualmente 8 la organización. Como se puede ver en el Anexo VI, el número de los gobiernos donantes aumentó gradualmente hasta alcanzar un total de 35. Algunas de las contribuciones de los países más pequeños y menos desarrollados fueron primordialmente simbólicas. El apoyo financiero de la mayoria de los países ha sido constante a través de los años. Sin embargo, el personal del UNICEF piensa que la cuantía del apoyo recibido no ha sido siempre conmensurable con la capacidad y la situación económica de algunas naciones. El total de las contribuciones de la región alcanzó su nivel más alto a finales del decenio de 1950, cuando ascendió a 7,6 millones de dólares; diez Solo a fines de años más tarde se había reducido a menos de cinco millones. la década de 1970, cuando 34 gobiernos aparecían en la lista de los de 7,7 millones de contribuyentes, ascendió de nuevo al máximo, con un total dólares. También, aunque en forma más limitada, las contribuciones privadas han apoyado la labor de la organización en las Américas. Las campañas nacionales de las Naciones Unidas en realizadas en 1948 bajo el lema de “Llamamiento Favor de los Niños” trajeron como resultado contribuciones privadas de organizacines e individuos de todo el mundo. De ellas, el equivalente de 161.636 dólares le fue asignado al UNICEF por 13 países y territorios de la región. Por otro lado, las campañas para la ventas de las tarjetas de felicitación, le permitieron contribuir a personas particulares que deseaban provenientes de apoyar los objetivos y actividades del UNICEF. Los ingresos la venta de las tarjetas de felicitación en 29 países de la región, (Anexo VII), se convirtió en un renglón significativo de las contribuciones al UNICEF en las Américas. En el período de 1965-1969 ascendieron a más de 1,2 millones en los quinquenios de 1970-1974 y 1975-1979 subieron a 3,3 de dólares; Es más, un cambio muy notable en millones y a 10,3 millones respectivamente. la pauta de las contribuciones se fue haciendo patente a medida que aumentaba el porcentaje de las donaciones de fuentes privadas (Anexo VIII), las que en el lapso de 1975-1979 superaron las contribuciones de los gobiernos. Ello se debió en gran medida a las ventas de las tarjetas de felicitación en Argentina, Brasil y Uruguay.

19

LA OPERACION SE PONE EN HARCHA

20

EL DECENIODE 1950: COMIENZAN LAS OPERACIONES La operacibn se puso en marcha con gran empeño. Las bases: 3,8 millones de dólares en asignaciones globales y programas aprobados en 18 países en 1950. En los acuerdos finales sobre cada uno de estos programas, los respectivos gobiernos se comprometieron a cubrir los gastos locales por un valor que, por lo menos, fuera equivalente al monto de la asistencia del UNICEF. Este importante principio de cooperación con el Fondo, aparte de permitirle a éste ampliar su &mbito de actividad, puso de relieve las responsibilidades de los gobiernos desde un principio. Aunque en años posteriores el UNICEFconvino en costear algunos gastos iniciales de los programas -- especialmente los destinados a capacitación, como pensiones para los aprendices y honorarios para los instructores -- el concepto de que los gobiernos son los principales responsables de los gastos locales se ha mantenido. A consecuencia de ello, a través de los años las inversiones hechas por los gobiernos en programas de protección infantil, han sido muy superiores a la asistencia prestada por el UNICEF. Los comienzos En sus períodos de sesiones de 1949 y 1950, la Junta Ejecutiva aprobó tres alimentación categorías principales de programas: alimentos y nutrición: complementaria para los niños (principalmente a través de las escuelas, 8 fin de demostrar ..el valor de la buena nutrición y de métodos eficaces de administración), producción de leche y de alimentos ricos en proteínas; lucha contra las enfermedades: enfermedades transmitidas por los insectos, difteria, tifo y pian para aliviar problemas primarios de salud; y las etapas iniciales de programas de salud básica. El factor decisivo en la selección de los primeros programas fue la habilidad de los mismos de desarrollarse rápidamente y de rendir beneficios inmediatos; este criterio seguía aplicándose en el decenio de 1960. Sin embargo, los cambios en el mandato general del UNICEFocurridos en esa época permitieron adoptar enfoques de plazos más largos, y los beneficios de la experiencia ganada se reflejaron en los programas que asistia. Algunas de las actividades originales dieron paso a programas conexos; otras produjeron cambios de enfoques y estrategias. Alimentos y nutrición : Alimentación

complementaria

Los primeros programas que recibieron apoyo del UNICEFincluyeron proyectos demostrativos de alimentación complementaria en cinco países centroamericanos. Su objectivo fue analizar de manera más profunda -- en colaboración con los gobiernos, el INCAP, la OMSy la FAO -- la forma como los programas que se adelantaban entonces se relacionaban con objectivos futuros en las esferas de nutrición, salud y educación, y de la manera como podrían servir de etapa inicial a programas de largo plazo. En esa época, la ayuda del Fondo consistía principalmente de leche descremada en polvo y de otros alimentos provenientes del UNICEFo de fuentes locales.

21

Los proyectos se diseñaron no solo como una extensión de programas existentes, realizados principalmente a través de las escuelas (un conducto disponible en muchas comunidades rurales y, además, sitio obvio para la enseñanza sobre la nutrición), sino que se esperaba que de ellos se derivaran otros programas subsecuentes, destinados a beneficiar a los niños y las madres por intermedio de centros de salud y de dependencias de protección social. Ya en 1955, según indicaban algunos informes, el numero de beneficiarios en los países centroamericanos había aumentado de 16.000 a 253.000.11 Lo más interesante de esto era que, aunque el 76 por ciento de los beneficiarios eran escolares, el porcentaje de fas madres y de los niños de edad preescolar que se aprovechaban de ellos, habia ascendido al 24% del total del programa. El programa del Brasil fue muy especial. Fue el más grande de todos los programas de alimentación destinados a abarcar tanto a niños en edad escolar como a los más pequeños; se adelantó simultáneamente en ocho estados y favoreció, aparte de 350.000 niños de escuela, a 150.000 madres y párvulos de edad preescolar, por conducto de centros de salud y, un detalle muy interesante, de clubes de madres. Además de los beneficios nutricionales de la alimentación complementaria para madres y niños, estos clubes ofrecían gran variedad de actividades educativas y de servicio, como la enseñanza de usos ingeniosos de los empaques en que llegaban los suministros. El material plástico que les servía de forro se utilizaba para hacer demostraciones de costura y para fabricar impermeables infantiles y cateras para señoras. Los empaques propiamente dichos se utilizaban como cunas dentro de los clubes. En términos del beneficio directo que de ellos recibían los niños y las madres, los programas de alimentación complementaria fueron muy importantes. Infortunadamente, sin embargo, los párvulos que abarcaban no eran siempre los más necesitados. Acaso el mayor beneficio que se derivó de ellos fue el interés que despertaron sobre los problemas de nutrición. Ayudaron además a generar y a concretar el reconocimiento de la importancia de una mejor alimentación para las madres y los niños. Maestros, dirigentes comunitarios, padres de familia y personal médico y auxiliar se contaron entre el gran numero de personas que participaron en El interés popular que produjeron sirvió de incentivo adicional a los ellos. gobiernos y, a fines de 1952, el Director Ejecutivo podía informar a la Junta que uno de los países estaba en el proceso de adoptar leyes que permitirián la creación de una división de nutrición dentro del departamento de salud pública. Otros habian establecido consejos de nutrición. Además, todos los individuos que participaban en los programas de alimentación habían tomado a Más tarde señalaba su cargo actividades adicionales en la esfera nutricional. países el Director Ejecutivo: “Es grato observar ahora, en 1954, que en varios los programas de alimentación infantil organizados por el Gobierno han llegado a constituir una parte fundamental de la política de protección social.“12 iLa primera

victoria

para el

UNICEF y para t

t

t

los t

niños! t

22

Las reacciones producidas por los programas incluyeron desde situaciones que podría calificarse de humorísticas, hasta controversias muy serias. Entre las primeras se cuenta el caso de muchas aldeas donde la gente no habia visto nunca la leche en polvo, con el resultado de que no faltaron hombres que pensaron que ila leche era un polvo excelente para blanquear los muros de la se solucionó enseguida con medidas escuela! El problema, una vez reconocido, de carácter educativo. Otro caso fue el de los barriles en que venía empacada la leche y que debían transportarse hasta comunidades aisladas a las que no llegaban ni siquiera los caminos más rudimentarios. El dilema lo resolvieron las propi.as comunidades con la ayuda generosa de hombres y borricos. Por otro lado, de manera un tanto controvertible, .el doctor Nevin Scrimshaw, director del Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamáa (INCAP) dijo tener serias objeciones contra el uso de la leche descremada en los programas de alimentación complementaria. En su opinion, la solución del problema de la malnutrición estaba en las proteinas provenientes de los vegetales que se cultivaban localmente. El profundo interés de los gobiernos y el apoyo de la FAO contribuyeron a que más tarde el INCAP cambiara de actitud. 146s adelante, en el nordeste del Brasil, la prensa de Recife se quejo de que la ‘Leche Fise’, nombre que se daba en esa región a la leche descremada en polvo suministrada por el IJNICEF, solo servía para los cerdos. Basaba su acusación en una pequeña cantidad de leche que por haberse almacenado de manera inadecuada en un lugar caluroso y húmedo de la costa, ya no servía para consumo humano. Dijeron además estos periódicos que la leche en polvo que se estaba distribuyendo producía diarrea y xeroftalmia y podía causar ceguera en los infantes. Estas acusaciones fueron reproducidas más tarde por los diarios del resto del país. los periodistas que las formularon originalmente Como vino a saberse después, eran antiestadounidenses en sus convicciones políticas y habian expresado su hostilidad valiéndose de la leche en polvo por ser ésta un producto de Estados Unidos. La representante del UNICEF, Gertrude Lutz, salvó la situación y, al explicando que el problema de almacenamiento se mismo tiempo el producto, había resuelto, y que el UNICEF suministraba además cápsulas de vitaminas. relatando que en los a?ios de Pasó luego a relatar sus experiencias en Polonia, la posguerra más de un millión de niños polacos se habian beneficiado con ese mismo tipo de leche en polvo, y que el gobierno de Polonia habia demostrado gran interés en prolongar el programa de alimentación tanto como fuera posible. Se presentó además otro problema que hubiera podido reducir considerablemente los beneficios que se esperaban del programa. Como no era posible que las madres vinieran diariamente a los centros de distribución de leche, la mayoría de los programas les entregaban las raciones de varios días para que se las natural dieran a sus niños en la casa. Sin embargo, en vista de la tendencia de las madres pobres de repartir la ración de los lactantes entre toda la familia, fue necesario realizar con ellas contantemente actividades de carácter educativo.

23

A pesar de estos problemas, el avance de los programas de alimentación complementaria no se retardo. En efecto, aumentaron con tanta rapidez, que a mediados del decenio de 1950, el UNICEFsuministraba leche descremada en polvo y cápsulas de vitaminas, a los programas que asistía en 28 países (Anexo IX). Del millón y medio de beneficiarios, alrededor del 60 por ciento eran escolares que recibian esta ayuda por conducto de las escuelas; el saldo restante, de madres y niños más pequefios, la obtenían en centros de bienestar maternoinfantil (BHI) y en clubes de madres Ya en 1956, en tres países -Chile, Costa Rica y Nicaragua -- los programas de alimentación utilizaban leche descremada en polvo producida localmente en las centrales lecheras que, como se explica más adelante, se establecieron con la cooperación del UNICEF. Aunque la planta de San Fernando, en Chile, no funcionaba aún a capacidad plena, el Servicio Nacional de Salud se encargaba de la distribución de la leche que producía entre 31.000 niños y madres. La fábrica de San Jose, en Costa Rica, abastecía ya a los 60.000 beneficiarios de los programas, a través de escuelas y de centros de salud. Y la producción de la central de Nicaragua, que era 50% más alta que la pro ectada originalmente, le permitía al programa abarcar 64.700 madres y niños. I 3 Sin embargo, después de 1959 los programas disminuyeron debido a la reducción de la leche descremada en polvo que suministaba el Gobierno de Estados Unidos. A,fin de evitar el costo del transporte de la carga, en 1962-1963 el UNICEFlogró que se encargaran de la continuación de los programas algunas organizaciones bilaterales y voluntarias que recibían del Gobierno de Estados Unidos, tanto la leche en polvo, como los costos del transporte marítimo. :Conservación

de la leche

Desde un principio, cuando los programas empezaban a desarrollarse y, por necesidad dependían de la importación de leche descremada en polvo, las autoridades de muchos países comenzaron a estudiar la manera de reemplazar los productos importados con alimentos locales. También en este empeño tomó parte el UNICEF. En cooperación con la FAO, el Fondo contribuyó con estudios sobre la posibilidad de incrementar la producción lechera en algunos países, así como a explorar la factibilidad de construir instalaciones que sirvieran para recolectar y preservar la leche producida localmente y ampliar su distribución entre

los

niños.

El Gobierno de Chile fue el primero en solicitar ayuda para una planta de deshidratación de la leche. Ese programa lo aprobó la Junta en 1950. Subsecuentemente se sometieron a su consideración las solicitudes de otros países. Ya en 1956 se habían aprobado asignaciones para 12 plantas de conservacion de la leche en 11 países (Anexo IX). El aporte financiero del UNICEFal establecimiento de dichas plantas fue pequeño en comparación con los aportes de los gobiernos y con el apoyo permanente de estos a los proyectos de Las plantas que tuvieron mayor distribución gratuita de alimentos para niños. exito fueron aquéllas que lograron poner en operación los equipos

24

suministrados por el UNICEF a los tres años de haber aprobado la Junta los fondos correspondientes. En otros casos este lapso se prolongó por diez años. A pesar de ello, a mediados de la ddcada de 1960 todas las plantas estaban funcionando. Ninguna se escapó, sin embargo, de las dificultades usuales: problemas financieros que demoraron la construcción de los edificios, escasez de personal técnico y administrativo, planificación local inadecuada, cambios políticos y desastres naturales como inundaciones y terremotos. Otro factor en la demora fue la actitud de algunos gobiernos inclinados a pensar que el funcionamiento de las plantas no era urgente mientras continuaran llegando las donaciones de leche importada. El objetivo que se tuvo al planificar estas fábricas fue producir leche descremada en polvo como medida de seguridad contra posibles insuficiencias del producto, y como garantia de que los programas de alimentación complementaria continuarían sin interrupción. Sin embargo ( un contraincentivo a su establecimiento, fue el hecho de que “despúes de haberse decidido construir las plantas de deshidratación, siguieron importándose grandes cantidades de leche descremada en polvo, gratuita o de precios bajos, para fines de bienestar social. Por esta razón la utilización plena de estas plantas para los fines previstos no se logr6.“14 No todo se perdió, sin embargo. Si bien por lo general la capacidad de estas instalaciones para la producción de leche en polvo destinada a proyectos de bienestar infantil no se utilizo totalmente, muchos gobiernos la compraron para utilizarla en sus programas de alimentación. Las plantas de Bolivia, Brasil y Honduras entraron en operación a fines del decenio de 1950 y los gobiernos les compraron leche para distribución gratuita. Estas compras continuaron por muchos años, aunque en cantidades fluctuantes, ya que los gobiernos querían cumplir el compromiso que habían adquirido de comprar leche fuera equivalente a la contribución en polvo por un valor que, por lo menos, del UNICEF. En el Ecuador, donde el Fondo ayudó a incrementar la capacidad de una planta de leche liquida que existía en Quito, las compras oficiales En vista de los resultados consistieron de leche pasteurizada y embotellada. obtenidos con el consumo de leche pasteurizada en vez de leche cruda, la Asociación de Pediatras del Ecuador informó que había ocurrido una marcada disminución en la incidencia de enfermedades intestinales entre los niños de la zona de Quito. En las Américas, como en el resto del mundo, era claro que la expansión de los proyectos de producción lechera debían formar parte de una politica agrícola global, que definiera prioridades adecuadas y prepara la estructura de la legislación fundamental requerida. Era claro además que muchos de los problemas con los que tropezaba la producción de leche en las Américas eran similares a los de otras regiones tropicales: rendimiento bajo por animal, métodos improductivos de cría y condiciones climáticas generalmente desfavorables. Con actividades de capacitación del personal encargado de los proyectos’de producción de leche, se logró el mejoramiento y ampliación de las labores de extensión y de demonstración. También se vio entonces la necesidad de facilitar la obtención de préstamos y de organizar de manera adecuada a los productores de leche. El UNICEF prestó su asistencia a la habilitación del

25

personal de las plantas. coadyuvó con los gobiernos agricultura.

Por su parte, la FAO organizó en la solucion de problemas

algunos estudios y relacionados con la

Si bien el nivel de la distribución gratuita no se mantuvo, no hay duda de que el programa de conservacibn de la leche influyó favorablemente en la producción local y aumentó el consumo de leche por parte de las familias. He aquí algunas indicaciones: .

Bolivia. La planta de Cochabamba entró en producción en 1960. Al inagurarse, había en esa zona 179 productores de leche; en 1979 su numero había aumentado a 1.100. Rn el mismo período la leche que recibían las plantas, aumentó de un millón, a 19 millones de litros por año. La fábrica pudo absorber estos aumentos gracias a la instalación, en 1975, de unos equipos nuevos que triplicaron su capacidad. La maquinaria original-suministrada por el UNICEF, se renovó y se utilizó para establecer una planta en Tarija. En un principio la versalitidad de la planta se vio afectada por la situación económica y por las dificultades experimentadas por el gobierno en la compra, para distribución gratuita, de toda la leche que se había previsto. Este problema se solucionó en 1956, cuando a consecuencia de los cambios hechos por el gobierno en el Código de Servicio Social, el suministro de Peche durante el primer año de vida del bebé vino a ser un subsidio en especie y no en dinero efectivo. Con esto, la planta tuvo un mercado permanente para la leche en polvo y pudo dedicarse a encontrar mercados para sus otros productos. Colombia. Una larga serie de problemas administrativos y financieros Desde entonces, sin tuvieron que solucionarse en un principio. embargo, la producción lechera en el valle de Chiquinquirá aumentó; tambien se multiplicaron las plantas lecheras de propiedad privada de la zona. Costa Rica. Este fue uno de los primeros países que reconoció la potencialidad inmediata y a largo plazo de las plantas lecheras. En 1951, durante una reunión a la que asistieron representantes de los ministerios y de los organismos nacionales que participaban en el programa, se debatieron temas tan variados como problemas de producción, aspectos económicos y los beneficios que para la salud y la nutrición se derivaban de un abastecimiento adecuado de leche. En el Ministro de Salud de Costa Rica, doctor Carlos Záenz esta ocasión, “Es extraordinario lo que un vaso de leche puede Herrera, señaló: hacer ; el programa de alimentación del UNICEF es responsable no solo de haber inculcado en los niños el hábito de tomar leche, sino de hacer que por primera vez se reunanlos numerosos sectores del país a los que concierne la adopción de una política lechera Tambidn esta planta amplió su capacidad y el número permanente. llls como puede verse claramente en los de los alimentos que produce, estantes de las tiendas y en los restaurantes.

26

Honduras. La central lechera de San Pedro de Sula ha aumentado su producción desde cuando comenzó a funcionar. Durante ese mismo periodo, las personas que trabajan en ella han actuado de acuerdo con la responsabilidad social que tienen de suministrar a las familias debajos ingresos, productos a precios razonables. Por otra parte, el mercado nacional se ha expandido, y tres fábricas adicionales de productos lácteos han entrado en operación. :Producción

de alimentos

ricos

en proteínas

Otra esfera en la que se realizaron esfuerzos considerables para satisfacer las necesidades nutricionales en las Américas, fue la de investigación Y ricos en proteínas que sirvieron perfeccionamiento de alimentos “autóctonos” de fuente adicional de alimentación nutritiva. ya a comienzos de la década de 1950, tanto el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP), como otros institutos similares en Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, hacian experimentos con productos alimenticios locales. Con todos estos institutos se mantuvieron en contacto los expertos de nutrición del UNICEF. Si bien, en general los resultados obtenidos en la esfera de los alimentos autóctonos ricos en proteínas para niños pequeños, hacen concebir a veces grandes esperanzas, en las Americas la mayoría de los resultados han sido infructuosos. Habiendo seguido con interés los esfuerzos realizados en otras partes del mundo para construir instalaciones destinadas a la producción en grande escala de harina de pescado, una fuente de alimentación complementaria rica en proteínas, en 1955 el UNICEF aprobó un programa de asistencia para Chile cuyo objetivo era el establecimiento de una planta productora de la mencionada harina. Los ensayos que se habían hecho para determinar que tan aceptale era su uso en la elaboración de panes y de sopas habian sido alentadores. Sin embargo, a pesar de los grandes esfuerzos realizados por el gobierno, por la propia planta y por el UNICEF durante diez años, fue imposible lograr la producción económica de una harina de pescado desengrasada e inodora que sirviera de alimento de destete. En vista de las dificultades técnicas y financieras, y ante la imposibilidad de realizar plenamente el objetivo previsto, el proyecto se abandonó por mutuo acuerdo. También en el Brasil, (donde el Fondo asistía el único proyecto adicional en esta esfera), el plan de perfeccionar una nueva mezcla alimentaria para lactantes no se pudo realizar. Las perspectivas habían cambiado. Ya no se hacía tanto hincapie en un alto contenido proteínico. Lo que se perseguía era la producción de un alimento de destete bien balanceado. Fue sobre estas bases que el Brasil recibió del UNICEF asistencia destinada a la investigación y establecimiento de canales comerciales de distribución de los alimentos de destete. También coadyuvó el Fondo en la adquisición de un equipo complementario que le permitió al Brasil continuar la labor que realizaba con mezclas de alimentos autóctonos de destete. En vista del éxito de los experimentos realizados con una mezcla a base de soya para determinar su se comenzó a considerar su distribución aceptabilidad por parte del público, en grande escala. En ese momento ocurrió el desastre. Todos los periodicos

27

del país dieron la noticia de que habían muerto miles de pavos a causa de los A pesar de efectos tóxicos de un alimento hecho a base de soya brasilera. disponerse en este momento de suficiente soya de buena calidad, hubiera sido ilusorio, despúes de esta noticia, tratar de convencer a las madres de los beneficios de una nueva mezcla alimentaria para lactantes hecha a base de soya. t

t

t

t

t

A pesar de que los proyectos descritos antes experimentaron problemas, hubo Dos de los institutos de otros que sí tuvieron resultados satisfactorios. nutrición de la región tuvieron éxito en el perfeccionamiento y distribución de una mezcla alimentaria para lactantes y niños pequeños. El primero, el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP) dio a su mezcla el nombre de “Incaparina”. El segundo, el Instituto Nacional de Nutrición de Colombia, le dio a la suya la denominación muy apropriada de “Colombiarina”. Años más tarde, cuestiones relativas al alto contenido proteínico, a los alimentos de destete y a otros alimentos nutritivos, volvieron a ser objecto de atención especial. Durante el decenio de 1970, el UNICEF se unió a otras organizaciones, atendiendo declaraciones hechas durante unas reuniones interamericanas a las que concurrieron ministros de salud y de agricultura que se preocupaban por la situación nutricional de las familias de la región (página 75). Dichas declaraciones ponían de relieve la urgente necesidad que existía de promulgar políticas nacionales de alimentación y nutrición que abarcaran todos los aspectos de producción, distribución y consumo de los alimentos. Lucha contra

las

enfermedades

En el decenio de 1950 las enfermedades transmitidas por los insectos figuraban entre las causas principales de la morbilidad y la mortalidad infantil en las Américas. Estudios realizados sobre parásitos y enfermendades del bazo, indicaban qne el 75 por ciento de la población estaba infectada. Las tasas de mortalidad osciliban entre 14 y 432 por cada 100.000 personas. Unas consultas realizadas con la Oficina Sanitaria Panamericana (OSP), revelaron que la historia endémica de estas enfermedades en los países La más persistente, y que mas se había centroamericanos era muy antigua. propagado, especialmente en las zonas costaneras, era el paludismo, sin duda alguna, un factor significativo en las elevadas tasas de mortalidad infantil en esos países. :Paludismo

En 1949, expertos internacionales enviados a la América Central por la OSP, cooperaron con estos países en la preparación de proyectos de lucha contra los insectos. En 1950, programas asistidos por el UNICEF en los que se usaban insecticidas de acción residual en la lucha contra los insectos, se habían puesto en marcha en seis países. Hás tarde se aprobaron proyectos similares

28

en otras naciones; a consecuencia de ellos, a mediados 19 países (Anexo X) recibfan ayuda del UNICEF.

de la decada

de 1950,

Despues de visitar tres naciones centroamericanas en 1945, el Comite de Programas de la Junta Ejecutiva del UNICEF, señalaba en su informe, l6 que gracias a la asistencia del Fondo “habia sido posible ampliar la lucha contra la enfermedad hasta cubrir todas las regiones endémicas”, y que “los Gobiernos podían a su vez destinar los fondos necesarios para continuar la lucha con sus propios recursos”. En términos generales los informes variaban: algunos indicaban que la incidencia del paludismo se había reducido; otros sugerian la necesidad de intensificar las encuestas que se hacian para determinar la incidencia de la enfermedad, y unos poco más advertian que las rociadas con insecticidas no eran suficientes para luchar contra el paludismo en los centros de poblaci&n. Todo ello parecía indicar lo urgente que era cambiar las actividades de lucha contra el paludismo por otras de erradicacion del paludismo. En marzo de 1955, el Director Ejecutivo informaba a la Junta que las experiencias de la lucha contra la enfermedad demostraban la necesidad de adoptar medidas mas rhpidas y completas, y que la OMS reexaminaba con urgencia su posición. Varios documentos 17 sometidos a la Junta ponían de relieve el peligro que existía de que los mosquitos transmisores del paludismo desarrollaran resistencia a los insecticidas. Estos documentos propusieron por primera vez la teoría de la erradicación de la malaria. En un informe l8 conjunto de la Organización Mundial de la Salud y de la Oficina Sanitaria Panamericana (OHS/OSP), la OMS solicitaba la cooperación del UNICEF en los esfuerzos que se realizaban para acelerar la adopción de un enfoque regional en la erradicación de la malaria en las Americas. Este informe, que fue presentado por el director de la OSP, doctor Fred L. Soper, unos de los proponentes del concepto de la erradicación, muy conocido además por la labor que había que dondequiera que la

desarrollado

en contra

de la

fiebre

amarilla,

señalaba

incidencia del paludismo de mortalidad entre los

era muy alta, éste era una de las principales causas lactantes y los niños pequeños; y que en los lugares en que era cronico, el paludismo menoscababa la salud de las madres y los niños y atrofiaba su crecimiento físico y mental. La Junta quedó muy impresionada con las evidencias de las campañas de la malaria que la OSP le había

sus miembros

se mostraron

UNICEF en una campaña

éstas:

la habilidad

de la importancia económica Sin embargo, presentado.

muy preocupados

de tanto

futura

del

con la posibilidad de involucrar al Por consideraciones como Fondo de asistir otros tipos de programas en alcance.

¿Por qué?

las Américas, así como la resultante desproporción asistencia entre las distintas regiones geográficas;

personal

competente;

los

niveles

organización

y administración;

coordinación

entre

los

países

de costo los

per

sistemas

en un programa

en los niveles de la disponibilidad

cápita;

de vigilancia

de escala

los

requerimientos epidemiológica,

continental.

de

de y la

29

La Junta aprobó la propuesta general de que el UNICEF incrementara su ayuda, a fin de permitirle a los Gobiernos intensificar sus programas de lucha contra la enfermedad y, en esta forma, lograr su erradicaci6n.lg Pero en vista de la gravedad de las operaciones propuestas que tendría que asumir el UNICEF, la Junta convocó inmediatamente una reunión especial del Comité Hixto UNICEF/OBS de Política Sanitaria (CWPS), pidiéndole que le explicara claramente al UNICEF cuales eran los aspectos pertinentes, técnicos y de política, de los programas de erradicación de la malaria. En cumplimiento de las recomendaciones del CHPS,20 la Junta, en su período de sesiones de septiembre de 1955, convino*1 en que en las asignaciones de asistencia para el paludismo, se diera precedencia a los programas de erradicación. Con ello, durante la segunda mitad del decenio de 1950, la lucha contra los insectos se convirtió en lucha para la erradicación de la malaria y, en el período siguiente, llegó a ser la mayor inversión financiera hecha por el UNICEF en las Américas, en una sola esfera de programación. :Tifo Los resultados de la lucha contra el tifo fueron excelentes. Una visitas exploratorias realizadas en 1948 revelaron que en las tierras altas de la cordillera de los Andes, uno de los problemas que más afectaban a las familias y a los niños era el tifo transmitido por los piojos. En el resto de la región este problema era insignificante. En vista de lo anterior, los Gobiernos de Bolivia y Perú incluyeron la lucha contra el tifo en sus primeras solicitudes de asistencia al UNICEF. El Fondo suministró equipo e insecticidas con destino a las estaciones de lucha contra la enfermedad. la incidencia del tifo había desaparecido Despúes de tres años de operaciones, de las zonas rociadas regularmente con el insecticida destructor de los piojos. El jabón que se distribuyó como parte de la campaña educativa estimuló tanto el interés de la población, que en varias complementaria, comunidades bolivianas se instalaron duchas en las escuelas para que los niños Las dos naciones continuaron atacando los centros de usaran el jabón. piojería con el fin de controlar la enfermedad y evitar epidemias. Estos esfuerzos se convirtieron en actividad rutinaria en todos los centros de salud de las tierras altas de los países. :Difteria

y tos

ferina

La difteria y la tos ferina se contaban entre las causas más graves de Cuatro de morbilidad y mortalidad infantil en varios países de las Américas. Chile y Perú -- incluyeron las campañas de ellos -- Brasil, Colombia, vacunación entre la lista de programas preferenciales contenidos en sus solicitudes de apoyo al UNICEF. En cada país, el Fondo suministró originalmente equipos y vacunas para comenzar las operaciones y, más tarde, equipos adicionales y asistencia técnica con el fin de que estas naciones Ello permitiría completar las campañas pudieran producir vacunas localmente. y continuar empleando vacunas en los programas regulares de los servicios de salud.

30

El objetivo

de los programas era inmunizar la totalidad de los niños más vulnerables en un lapso de cinco años. La producción brasilera abastecería las necesidades de los estados del nordeste del psis. En Colombia, Chile y Perú, el objetivo final era satisfacer los requerimientos de vacunas en toda la nación. Hás adelante la asistencia que se prestó a la expansión de los servicios básicos de salud, como estímulo a los programas regulares de vacunación, incluyó suministros y equipos para esta actividad a través de los centros salud.

de

:Pian El tratamiento del pian, que previamente había sido una enfermedad endémica en el Caribe y en otras zonas tropicales, fue un ejemplo notable de buena Esta enfermedad, extremadamente organización y de programación imaginativa. infecciosa que tanto hacía sufrir a los niños de la region, se dio por erradicada despúes de varios años de trabajo y, posteriormente, de inspecciones realizadas de casa en casa. En 1948, una Hisibn Especial de las Naciones Unidas enviada a Haiti puso de relieve el hecho de que esta enfermedad era un problema muy grave y recomendaba adelantar un programa intensivo de corta duración para tratar con penicilina todos los casos de infección. La campaña en Haití, para la cual la asistencia del UNICEF se aprobó en octubre de 1949, fue el primer proyecto de lucha contra el pian en las Américas. La OSP promovió la idea de un enfoque regional para el como posible método de erradicación de la enfermedad. programa) Por su parte, el UNICEF apoyó campañas en nueve países (Anexo XI), durante las La campaña de mayor cuales se trataron alrededor de 6.5 millones de personas. Durante ella se hicicieron varios alcance y duración fue la de Haití. Tomando en cuenta recorridos por el país para tratar la población infectada. que estas actividades requerian viajar extensamente por zonas escarpadas donde los caminos eran casi impasables, se adoptó una solución innovadora para solucionar esta situacibn que, de otra manera, hubiera podido ser un gran impedimento: en vez de pretender enseñarle a los tknicos de salubridad cómo se instruyó a los hábiles choferes de estos vehículos sobre conducir un jeep, A pesar la manera de aplicar las vacunas. iLos resultados fueron excelentes! endémica de ellos, sin embargo, otra vez el pian vuelve a ser una enfermedad donde se identifican y tratan los casos en unos pocos países, incluído Haití, que se presentan. :Tuberculosis Algunos

de

los

factores

que

influyeron

en

la

decisión

de

los

gobiernos

de

incluir solicitudes de vacunación con BCG en los primeros programas de la la gran incidencia de la tuberculosis en muchos región fueron los siguientes: países de las Américas, abundancia de entusiastas promotores de la vacuna BCG (que se había usado por varios años en algunos países), y el hecho de que, gracias a sus conexiones con la Joint Enterprise, el UNICEF tenía acceso a fondos para este fin.

31

Equipos móviles de trabajadores se usaron en las campañas antituberculosas. Se requería, sin embargo, que en cada comunidad se reuniera a los niños y a los adultos jóvenes para examinarlos y, en una fecha posterior, aplicarles la vacuna. A tiempo que con altoparlantes y películas se atraía al público hacia los sitios seleccionados para las actividades del equipo movil, dirigentes eclesiásticos y de la comunidad ayudaban al personal de salud a promover la participación popular. La necesidad de mantener las vacunas bajo refrigeración permantente, complicaba la logística de las campañas, ya que muchas se desarrollaban en zonas tropicales que no solo tenían temperaturas muy altas, sino caminos que en épocas de lluvia eran impasables. con las que se protegieron El UNICEF asistió campañas en 17 países (Anexo XI), 18,l millones de niños. Apoyó además la producción de vacunas en Chile, Héxico y Uruguay. En efecto, Mexico se convirtió en proveedor de las vacunas que el Fondo despachaba a toda la región. Por ser éstas tan perecedoras, los gobiernos experimentaron serias dificultades para consolidar sus campañas y continuar inmunizando a los recién nacidos. Este problema se solucionó en 1962, con la introducción de una vacuna deshidratada bajo congelación, la que afin continúa suministrándose en algunos países por intermedio de los programas básicos de salud. Programas

maternoinfantiles

Se llegó a la conclusibn de que una manera de producir mayor impacto en las altas tasas de mortalidad infantil registradas en las Américas, era el mejoramiento de los servicios obstétricos. En efecto, el personal médico de la región estimaba que las tasas reales de mortalidad en muchas comunidades que las indicadas en las estadísticas nacionales. rurales eran más elevadas En su opinión,, podían llegar a 300 muertes por cada mil niños que nacían vivos. En las zonas rurales, a las mujeres las atendían las parteras tradicionales o empíricas, campensinas que habían aprendido su oficio de otras personas como Fue por esto que la ellas y cuyos métodos higiénicos eran rudimentarios. mejoría de los servicios obstétricos se vio como medio de atacar el problema. A este fin, el UNICEF suministró apoyo a varios países (Anexo XII) destinado a hospitales de maternidad y equipar centros de atención maternoinfantil, En la mayoría de los casos, los centros de capacitación de personal. proyectos se organizaron por intermedio de las dependencias de salud maternal e infantil de los ministerios de salud, y tomaron diferentes formas: desde asistencia a centros aislados de protección para madres y niños en regiones de como en el Brasil, hasta el establecimiento de servicios gran extensión, maternoinfantiles (SHI), particularmente en zonas donde se desarrollaban Uno de ellos se adelantó en El Salvador, proyectos pequeños de demostración. en 1951. Fue muy interesante, tanto por el concepto que lo inspiró, como por Tomando en la diversidad de los organismos que participaron en él. consideración el hecho de que el proyecto se había establecido como parte de en una zona donde se daba gran importancia un plan global de desarrollo rural, a la participación de la comunidad, el UNICEF cooperó con equipos y y la OSP, la FAO y otros organismos de las Naciones Unidas, con suministros,

32

consultores técnicos. Participó además en él un grupo de voluntarios internacionales enviados por el Comité de Servicio de los Amigos. Los programas de protección maternoinfantil tuvieron dos objetivos: mejorar la calidad de los servicios, y ampliarlos para abarcar las zonas que carecian de el1 os. Un elmento clave de este esfuerzo fue la formación del personal. Al efecto, se dictaron clases para enfermeras-parteras y para supervisores. También se dio capacitación en el servico a otros miembros del personal. Casi todas las actividades de habilitación consistieron de cursos breves para parteras auxiliares y para las parteras empiricas. El UNICEF contribuyó con equipo a las actividades adicionales de habilitación, y suministró medios de transporte a los estudiantes que hacían prácticas sobre el terreno. Más adelante provey6 apoyo financiero a los estudiantes que vivfan lejos de su casa. Las primeras de estas pensiones en moneda local para aprendices, se les dieron a las parteras empiricas a las que, ademis, se les suministraba un equipo sensillo de obstetricia al completar sus cursos. t

t

t

t

t

Pero como ocurre en el curso de todos los proyectos buenos, llego revisar los programas maternoinfantiles. Como era de esperarse, escrutinio reveló tantos éxitos como problemas.

el dfa el

de

En 1953, la Junta del UNICEF examinó una revisiiin de los programas maternoinfantiles hecha por la OMS; incluía los de cuatro paises de las Américas: Brasil, Colombia, Paraguay y Perú. Hacia notar el informe que la continuación del éxito de los programas dependia en gran medida de actividades de supervisión, pues no se podía esperar que un personal habilitado en forma tan apresurada mantuviera niveles corrientes de eficiencia en su trabajo. Recomendaba luego una serie de incentivos destinados a atraer personal hacia las zonas rurales, y señalaba que a pesar de que la habilitación de las parteras auxiliares las capacitaba para prestar servicios obstétricos, era evidente que se necesitaban además servicios de atención prenatal, para los cuales no se había hecho provisión alguna en los programas. En el mismo periodo de sesiones de la Junta, el Director Regional, Robert Davee, comentaba: “La más común dificultad que encontramos en este sector es que todo adelanto de los servicios maternoinfantiles, sin duda alguna, es una parte de una planificación más general que tiende a estructurar todo el sistema de los servicios de salud pública de un país. Tarde o temprano, el gobierno que entra en eI sector maternoinfantil tendrá que incluir en su presupuesto partidas mayores requeridas por esta estructuración y ésta es la principal razón de la lentitud de nuestra acción en estos programas”.23 También aplicada

puso de presente: que “siempre se ha considerado que toda accibn a lo maternoinfantil es una puerta abierta en el grupo familiar,

lo cual pública”,

penetran

más higiene

y mejor

comprensión

de los

problemas

y expresó su esperanza de que con la cooperación de los la OBS/OSP, se desarollaran en el futuro más proyectos infantiles.

por

de salud

colegas

de

33

Posteriormente, 8 mediados del decenio de 1950, los países de las Américas comenzaron a.ver la salud de las madres y los niños como parte de un programa global de salud pública, Se daban entonces los primeros pasos hacia el sistema que más tarde se conocería con el nombre de “servicios coordinados de salud pública” (página 53). La capacitación basica de los trabajadores auxiliares se complementó con la habilitación a más alto nivel de supervisores e instructores; se utilizaron centros modelos de salud para hacer demostraciones y capacitar toda clase de personal médico y auxiliar, incluído el’de los servicios maternoinfantiles; se incluyeron además servicios de laboratorio para reforzar las actividades de salud pública, y se insistió mbs en que la enseñanza sobre la salud formara parte integral de los programas maternoinfantiles. En 1958, el Director Ejecutivo podía informar 8 la Junta que “en las Americas cada vez es mayor. la atención que se dedica de la integración de los servicios de protección a la madre al niño en la s4 estructuración de los servicios generales de higiene.” También a comienzos del decenio de 1950, el UNICEF otorgó ayuda, únicamente por una sola vez, a otros proyectos básicos de salud. Esta asistencia se prestó para atender necesidades especiales e incluyó: Suministro de equipo al Uruguay para la creación de un dispensario móvil de maternidad, salud infantil y odontologia. Proveimiento de equipo para varias instituciones infantiles. Suministro de incubadoras para bebés al centro de atención de niños prematuros de un hospital pediátrico en Santiago de Chile. Asistencia técnica y provisión de equipo al Instituto Nacional de Bactereología de Chile, para hacer posible la producción en el país de la penicilina que requerían los servicios nacionales de salud y que, además, en caso de suspenderse los suministros provenientes del exterior, sirviera de fuente de penicilina en las Américas. Saneamiento

ambiental

y abastecimiento

de agua

Varios países demostraron interés en establecer programas rurales de abastecimiento de agua para complementar los programas de salud maternoinfantil. Se había descubierto ya que las condiciones antihigiénicas eran una de las causas principales de la diarrea y las infecciones parasitarias, dos de las principales causas de enfermedad entre los niños pequeños, y de mortalidad infantil en todo el territorio de las Américas. En 1954, se aprobó el apoyo del UNICEF a programas de saneamiento ambiental en Nicaragua y Panamá. Cinco años más tarde se habían aprobado 20 programas de Todos se desarrollaban en zonas rurales y hacían esta clase (Anexo XII). hincapié en el abastecimiento de agua para la comunidad, en la eliminación de los excrementos y en la habilitación de inspectores y auxiliares sanitarios. los departamentos de obras públicas tenían a su En la mayoría de los países, Sin embargo, gracias a cargo los programas rurales de abastecimiento de agua. la ayuda que el UNICEF prestaba en esta esfera, la OSP pudo proponer a los Gobiernos que la responsabilidad de suministrar agua a las comunidades rurales de menos de 5.000 habitantes se transfiriera a los ministerios de salud, una

34

medida

que fue

adoptada

por la mayoria

de los

gobiernos

de la región.

Muchas demoras y problemas de crecimiento se experimentaron en los primeros años de los programas de abastecimiento de agua. Fue necesario habilitar las cuadrillas de trabajadores que iban a manejar los equipos de perforacibn Los sitios suministrados por el UNICEF y permitirles adquirir experiencia. escogidos para los pozos, o no rendieron siempre la cantidad de agua prevista, o carecian de agua. En las zonas rurales con pocos caminos, el transporte y fue una tarea dispendiosa y mantenimiento de equipos pesados y de suministros, dificil. el interés y cooperacián de los Frecuentemente, sin embargo, campesinos la hicieron mas llevadera. No obstante lo anterior, se perforaron pozos y se llev6 agua potable hasta zonas rurales remotas, a sitios más accesibles para las madres. Estos proyectos sirvieron de demonstracibn práctica a los ministerios de salud. En Panamá, el equipo del UNICEF se us exclusivamente para capacitar las En el Perú, la cooperación del cuadrillas de trabajadores de perforacibn. Fondo fue el factor que mis contribuyb a que el gobierno puediera negociar con el Banco Interamericano de Desarrollo un emprbstito que le permiti6 financiar un programa nacional de abastecimiento de agua en comunidades rurales pequeñas.25 Proyectos de eliminación de excrementos se incluyeron en todos los programas de saneamiento. Las autoridades suministraron planchas de cementos para retretes a las familias que querian cavar sus propios fosos, una idea que, para ser aceptada, requiri6 grandes esfuerzos de promoción y de enseñanza de Tambien hubo necesidad de vigilar el parte de los trabajadores sanitarios. trabajo que hacían las familias. El UNICEF colaboró en la habilitación del personal adicional que se necesitó. Si bien en otras parte del mundo los programas se centraron más en el abastecimiento de agua, en las Américas se incluyeron instalación de latrinas, a pesar de ser más difíciles de promover. Una modalidad de la asistencia del UNICEF, que se continuarfa usando en la década de 1960, comenzo a tomar forma cuando el planeamiento de actividades de salubridad dentro del contexto de programas generales de salud pública se desarrolló, y cuando los proyectos de saneamiento ambiental se agregaron a los de salud maternoinfantil como componentes de los programas que el UNICEF empezó a asistir bajo el titulo de “servicos coordinados de salud pública”. En busca de identidad El decenio de 1950 fue un período formativo en el que el UNICEF trató de encontrar su identidad y definir la función que desempeñaba en las Amkicas. Las primeras misiones enviadas a la región revelaron muchos de los problemas que afectaban a los niños y destacaron la diversidad de las necesidades que se debían satisfacer. El UNICEF dependía casi por completo de las organizaciones técnicas de las Naciones Unidas, particularmente la OHS/OSP y la FAO, para que guiaran a las autoridades nacionales en la preparación y ejecución de los programas que asistía.

35

Poco despues, sin embargo, el personal del UNICEF que viajaba por la región familiarizandose personalmente con las situaciones que afectaban a las madres y los niños, comenzb a formular sus propias ideas sobre los enfoques y prioridades que se debían adoptar para solucionarlas. Encontraron que las necesidades ocurrían primordialmente en las zonas rurales, mientras que la mayoría de los servicios se concentraban en las zonas urbanas. Campañas de lucha contra una sola enfermedad abarcaban esporádicamente comunidades rurales remotas, pero éstas, en su mayoría, carecían de acceso los más elementales servicios de salud maternoinfantil. Por otro lado, si bien las perspectivas de ampliacion de los servicios eran remotas, los proyectos mismos tenían el potencial de llegar a ser los elementos básicos futuros servicios integrados de salud.

8

de

Los programas de alimentacion complementaria llevaron al UNICEF hasta comunidades rurales que carecían de todo tipo de servicio de salud. Una vez allí, sin embargo, además de los contactos que se hicieron a través de las escuelas’, fue posible con alguna frecuencia establecer otros nexos con organizaciones agrícolas 0 sociales. Ello generó un mayor interés en los programas de “nutrición aplicada” como medio adicional de llegar hasta los niños de las zonas rurales. Este enfoque lo incorporó la Junta a la política de asistencia del UIUICEFen 1957. Las visitas que se hicieron a las aldeas donde existían programas de alimentación complementaria, de salud maternoinfantil y de saneamiento ambiental, sirvieron con frecuencia para demostrar en forma incontrovertible como el interés de la gente de la localidad, y su deseo de trabajar por el mejoramiento de toda la aldea podía utilizarse con provecho en los programas. Demostró ademas el potencial que tenía este certero enfoque para desarrollarse. En las Américas del decenio de 1950 no fue fácil conseguir que se hicieran nuevas inversiones en la esfera social. Considerable cantidad de fondos provenientes de los gobiernos y de fuentes privadas, se destinaban a incrementar la producción y a mejorar la infraestructura económica, especialmente en las esferas de transporte y energía. Esta actitud se hizo evidente en las negociaciones sobre el establecimiento de plantas de conservación de la leche; también al llegar el momento de discutir programas de salud para las familias y los niños en zonas rurales carentes de servicios, y programas para el establecimiento de estructuras que requerian financiación Estas inversiones eran más y obligaciones presupuestales permanentes. el Fondo hizo sentir su influencia en difíciles de obtener. A pesar de ello, este período. Despúes de la visita que en 1954 hizo a Centroamérica el Comité de Programas del UNICEF, el Hinistro de Salud de Panamá le decía en tono amistoso al Director Regional: “Lo que hacen ustedes, las organizaciones internacionales, es crearnos problemas, y hay que reconocer que acaban por obligarnos a resolverlos.“26 Sin proponérselo, el UNICEF fue organizaciones “culpables”. t

probablemente

t

t

la primera

t

t

de esas

36

EL DECENIO DE 1960:

El niño

y el desarrollo

COHIENZO DE UNA GRAN OBRA

nacional

El comienzo del decenio de 1960 fue un período durante el cual quienes trabajaban en la secretaría del UNICEF o eran miembros de la Junta Ejecutiva, hubieran podido entonar un estribillo que dice, ‘este es el comienzo de.una gran obra’. En realidad fue una Bpoca que augur6 cambios fundamentales para la organización. La Junta habia revisado el primer estudio global sobre la situación de los niños que se había realizado a solicitud suya, y en vez de limitarse a considerar separadamente el objetivo de cada programa, comenzó a analizar la forma como éste encajaba dentro de los planes nacionales de desarrollo. Una vez que la Junta liberalizó la politica del UNICEF, permitiendole apoyar actividades educativas (pagina 59), el último sector en que cooperarfa el Fondo, comenzó a prestarse mayor atención al enfoque nacional de los programas, en vez de darsela al enfoque simplemente sectorial. La Asamblea General de las Naciones Unidas había designado la decada de 1960 como el “Decenio de las Naciones Unidas para el Desarrollo”, y la Junta del UNICEF trataba de determinar cómo era que los planes de desarrollo iban a influir en la forma en que se debía preparar a los niños para que más tarde pudieran contribuir de manera efectiva al crecimiento social y económico de sus paises. Para las Americas, el decenio de 1960 fue una Bpoca en que la “Alianza para el Progreso”, con las esperanzas que hizo concebir respecto a una mayor cooperacion en el desarrollo de la región, había aumentado en igual medida las expectativas del hombre de la calle que aspiraba a que se produjera un cambio social. Tambidn estimulaba la Alianza una actuacibn más vigorosa de las autoridades nacionales. Fue en este

ambiente,

intensificación

de las

UNICEF comenzó

tan lleno de retos a los expectaciones populares,

a discutir

Comisión Económica para Instituto Lationamericano posibilidad de adelantar

planificar

todo

En diciembre conjunto del la

Infancia

y la

lo concerniente

Juventud

que emplean

mejorarse

generación

Ejecutivo

a la

infancia

en el desarrollo

y de del

de la del

la América Latina (CEPAL), y Director General de Planificación Económica y Social (ILPES), un proyecto conjunto que tuviera por objeto

en el

necesidades

enfoques

pueden

Secretario

hemisferio Regional

la

nacional.

de 1965 se celebró en Santiago de Chile bajo el patrocinio UNICEF, la CEPAL y el ILPES, la Conferencia Latinoamericana

“examinar.las los

con Raul Prebisch,

dirigentes del que la Oficina

el

los lugar

de los los

métodos que le

Desarrollo

niños

gobiernos

Nacional.

y los para

y la organización corresponde

en el

Su objetivo

jóvenes

de la América

Latina

satisfacerlas

y considerar

para

a la nueva

desarrollo

darle

nacional”.27

sobre

fue

y

cómo

37

Se había designado a Bert Reynolds, un oficial de categoría superior del UNICEFen las Américas, para que colaborara en la organización de la conferencia y visitara los gobiernos de la región, a fin de llamar su atención sobre los objetivos que ésta perseguía, exhortarlos a participar en ella y solicitarles la elaboración de un estudio nacional sobre la situación de la infancia, Veinte de estos estudios por países se o sobre un caso particular. sometieron a la consideración de la conferencia.*$ Por su parte, la CEPAL, el ILPES y muchas de las organizaciones regionales que participaron en ella, presentaron documentos de trabajo y de información general.28 Los 69 participantes en la reunión actuaron como representantes de 24 países y de algunas .de las principales organizaciones regionales que se ocupaban de los problemas del desarrollo nacional. La conferencia se organizó para revisar primero los problemas y necesidades de los niños y los jóvenes de las Américas y deliberar sobre maneras y medios de solucionarlos, y segundo, analizar las experiencias que habían tenido algunos países ‘ën el proceso de decidir qué posición ocuparían los niños y los jóvenes en el desarrollo nacional, y considerar las bases de políticas nacionales sobre la infancia y la juventud. La conferencia aprobó por unanimidad varias conclusiones generales y ofreció una serie de recomendaciones entre las que se cuentan las siguientes: Las necesidades del desarrollo no se pueden satisfacer con la sola aceleración del crecimiento económico. Igualmente importante es el desarrollo social y se debe trabajar por ambos al unísono. Por consiguiente, todo examen sistemático de las cuestiones concernientes a la infancia y la juventud, deben incluir un análisis de las demandas que los planes de largo plazo habrán de hacer a los niños y a los jóvenes, ya que el desarrollo, que es un proceso de cambio, le exigirá nuevos conocimientos y aptitudes a la generacion que aún se halla en proceso de crecimiento. .

Todo plan de desarrollo económico y social ha de prestar atención a las necesidades de la infancia y la juventud.

.

Lo que se persigue cual los aspectos uno del otro, sino fundamentales que

.

Si se adopta este tipo de política, las actividades en la esfera en vez de limitarse a tratar los síntomas de los problemas, social, atacarán las raíces de las distintas anomalías.

iPueden contribuir

debida

es la formulación de una política integrada en la económicos y sociales no se deriven simplemente el que se consideren en terminos de las relaciones existen entre ellos.

los planificadores?

En todos los países, las oficinas nacionales de planificación disfrutaron de algunas tuvieron categoría de ministerio, otras actuaron enorme prestigio; Sus funciones, capacidad e como oficinas de la Presidencia de la nación. influencia variaban pero, en general, su enfoque fue económico y

38

presupuestario. Tanto la CEPAL, que se encargaba de los servicios de asesoría y de dirección general, como el ILPES que tenía a su cargo la formación del personal, contribuyeron en gran medida al rendimiento y competencia de estas oficinas en todo lo relacionado con análisis y planificación económicos. El primer paso que dio el UNICEFpara influir mas directamente en los planificadores de la región, lo tomó inmediatamente después de haber aprobado la Junta el programa en 1962. El Fondo contribuyó a la labor educacional del ILPES -- un instituto que daba mayor precedencia a las cuestiones econ6micas que a las sociales -- subvencionando el nombramiento de un profesor de desarrollo social y otorgando becas de posgrado a individuos que iban a actuar como asistentes de otros profesores, para permitirle a éstos concentrarse en los aspectos sociales de su magisterio. También se otorgaron becas a funcionarios de los gobiernos que les permitieron asistir a los cursos de planificación del ILPES. A medida que el programa se desarrollaba, se fueron agregando otros elementos medulares a sus actividades de capacitación; incluían investigaciones de problemas particulares que afectaban a los niños -- entre ellos, las consecuencias sociales de la urbanización, un problema común en casi todas las naciones de la región -- y estudios de casos especiales en países seleccionados. Por intermedio del personal que se había capacitado y regresaba a su patria, y de misiones de su propio personal, el ILPES prestó asistencia directa a las actividades de planificación nacional. La cooperación continuó durante la década de 1960, y en el decenio de 1970 las oficinas de planificación fueron uno de los principales conductos a través de los cuales se revisaban los distintos aspectos de la colaboración del UNICEF. Hubo cooperación en ciertos estudios especiales de alcance regional organizados por intermedio de la CEPALy el ILPES y en la puesta en practica de algunos estudios nacionales. Las mismas organizaciones desempeñaron el papel de coordinadoras en programas que recibían asistencia del UNICEF. Esto llev6 a la consideración de cómo podría el Fondo ayudarlas a ampliar su capacidad de actuación y ello, a su turno, resultó en varios tipos de proyectos en los que la asistencia que recibían se adaptaba a las circunstancias particulares de cada caso. Los oficiales de planificación del UNICEF,mediante la asignación de consultores a corto plazo o de consultores residentes, proveyeron la asistencia técnica requerida para reforzar o crear secciones nuevas de planificación nacional. También subvencionó el UNICEF, durante el período inicial, la contratación de personal adicional. La formación de personal, complementaria a la suministrada por los cursos regulares del ALPES, incluyó seminarios regionales y capacitación en los propios países. Esta última consistía de seminarios y de cursos cuyo doble objetivo era dar orientación básica al mayor número posible de funcionarios de las oficinas de planificación, e instrucción más a fondo al personal de las dependencias de planificación social. 4

t

+

t

t

39

En los comienzos del decenio de 1960 se creó un ambiente muy favorable a la aspiración de balancear mejor los sectores económicos y sociales del desarrollo nacional. Gracias al apoyo que derivó de los objetivos del Decenio de las Naciones Unidas para el Desarrollo, adoptados en la décimaquinta sesión de la Asamblea General y, además -- algo aún mas importante dentro de la región -- de los objetivos consignados en la Carta de Punta del Este, suscrita por el Consejo Interamericano Económico y Social (CIES), durante su reunión en Punta del Este, Uruguay, en agosto de 1961, ésta fue una época en que la planificación se puso de moda y durante la cual existió la voluntad política de hablar tanto de desarrollo social como de desarrollo económico. La erradicación del analfabetismo, del hambre y de las enfermedades que tan adversamente afectaban la productividad de las naciones y la habilidad de los jóvenes para educarse, fueron unas de las cuestiones en las que más se hizo hincapié en ese período. Fue una #poca que ofreció al UNICEFla oportunidad de llamar la atención de la comunidad mundial sobre la situación de las futuras generaciones y de sugerir los medios de mejorar sus perspectivas y las contribuciones que harian a la sociedad. Hientras tanto, la política de asistencia del UNICEFa los programas se hacía más amplia y flexible. En 1959, la Junta Ejecutiva había agregado actividades de protección social a la labor del Fondo. Se adelantaba un estudio global de las necesidades de los niños, el que en 1961 iría a influir de manera definitiva en la política de la Junta y en la inclusión del apoyo a la educación en la asistencia del UNICEF. No obstante, si bien era cierto que los cambios de política le ofrecían al Fondo posibilidades estimulantes, las obligaciones adquiridas para la campaña de erradicación de la malaria absorbían un alto porcentaje de sus recursos, amenazando limitar su capacidad de incrementar los niveles de -asistencia a otros programas de las Américas. Por otra parte, el personal sobre el terreno comenzaba a enviar informes sobre las crisis financieras y políticas que ocurrían en la mayoría de los países con los que cooperaba el UNICEF. La caída de los precios de los productos que con la éstos exportaban tenía graves repercusiones para la económia nacional, consecuencia de que los presupuestos de los ministerios con los que cooperaba Por esta razón dichos ministerios el Fondo se habían reducido drásticamente. se mostraban menos inclinados a considerar programas y actividades que requerían nuevas inversiones. En vista de los enfoques experiencias cooperación interes que iniciar una interesadas.

la incertidumbre reinante, de los problemas que se presentaban, sugeridos por la conferencia de Santiago y de sus propias en la región, el UNICEFse esforzó por encontrar un tipo de lo más útil y efectiva posible que contribuyera a ampliar el existía por los niños de las Américas y que, acaso, pudiera nueva tendencia de cooperación entre las distintas partes

de

El programa La imagen que presentaban las Américas era la de un conglomerado de países de gran complejidad y altos niveles de desarrollo, países que habían formulado

40

planes nacionales de desarrollo y habían logrado considerables avances económicos. Sin embargo, las relaciones de trabajo del UNICEFen las Américas le había permitido al personal asignado a la región darse’cuenta de que tales generalizaciones no eran válidas para grandes sectores de la población. En efecto, las estadísticas del decenio de 1950, mostraban disminuciones de la tasa de mortalidad infantil en algunos países y aumentos en unos pocos; pero, en general revelaban niveles altos y continuos de muertes infantiles. Por otro lado, las estadísticas sobre la incidencia frecuente de las enfermedades y la desnutrición, de la disponibilidad de agua potable, de los niveles de educación, etc., confirmaban el hecho de que los servicios llamados a satisfacer las necesidades fundamentales de las madres y los niños no estaban todavía al alcance de la mayoría de la población. Al comenzar la década del 1960, el UNICEFen bien definidos de programas: erradicación del servicios integrados para la salud. Existian sociales esferas -- incluídas las de servicios UNICEFestaba decidido a aplicar su habilidad :Erradicación

las Américas asistía tres tipos paludismo, nutrición aplicada p sin embargo problemas en otras y de educación -- a las que el y experiencia.’

de la malaria y guerra contra mosquitos

El peligro de que los mosquitos transmisores del paludismo adquirieran resistencia a los insecticidas usados en la lucha contra la enfermedad, hizo necesaria la elaboración de una meticulosa estrategia. A causa de ellos, los malariólogos de la OMSinsistieron en la adopcion de una metodología de erradicación con DDT, un insecticida relativamente barato, antes de que los vectores desarrollaran la mencionada resistencia. Esta idea la describió Fred Soper, director de la OSP, cuando compareció ante la Junta Ejecutiva del UNICEFpara solicitar el apoyo del Fondo a la campaña de erradicacion de la malaria en las Américas. Después de estudiar el asunto con sumo cuidado en sus dos períodos de sesiones de 1955, la Junta, a pesar de los numerosos recelos que tenía (página 291, convino, en primer lugar, en que en todas las asignaciones de asistencia a la lucha contra el paludismo, se diera precedencia a los programas de erradicación; y, segundo, que dicha asistencia se prolongara hasta el final del período de rociamiento al que se dio el nombre de la ‘fase de ataque’. En teoría, lo que se pretendía hacer con los planes de erradicación, era interrumpir el ciclo de transmisión de la enfermedad, durante los tres afios y medio que le toma al cuerpo humano eliminar del sistema circulatorio todo rastro de la infección palúdica. Esto se conseguiría rociando cada seis meses cpn DDT todas las casas de familia y los eficios habitados en las zonas palúdicas. Se pensaba que en esta forma el mosquito vector, que despúes de extraer sangre de sus víctimas se posa sobre la primera superficie que encuentra, recibiría una dosis letal del insecticida antes de que pudiera picar e infectar a otras personas. Se escogió a las Américas como la primera región en que se adelantaría una campaña de alcance continental para la erradicación de la malaria, y la OHS/OPSsolicitó la cooperación del UNICEF. Por intermedio de la Organizacion

41

Panamericana de la Salud, los ministros de salud de las Americas ya habían convenido en apoyarla. El argumento de la OMS/OPS era que si se podía ayudar a los países con los equipos y medios de transporte que necesitaban para realizar una campaña de la magnitud propuesta, y se les facilitaban los suministros requeridos para sostenerla por los cuatro años que duraría la fase derataque, los gobiernos podrían complementarla con sus propios recursos. El UNICEF accedió a colaborar, confiando en que su asistencia terminaría a principios del decenio de 1960. Fue una esperanza que no se realizó. Durante La OHS/OPS aumentó el personal que empleaba en la lucha antipalúdica. 1955 y 1956 designó a unas 50 personas para que asistieran a los países en la conversión de los programas de lucha contra el palúdismo en otros de erradicación del mismo. Gradualmente los programas de lucha se consolidaron, y en 1956, todos se orientaban hacia la erradicación en el plano regional. Utilizando el formato de un modelo redactado por la O#S/OPS, cada país preparó un documento global con toda clase de datos que, aparte de los correspondientes a la incidencia y distribución geográfica del paludismo, contenía además información general relativa a problemas y servicios de salud, distribución demográfica y migración, comunicaciones, clima, educación, agricultura e ipdustria. a los que se dió el nombre de Estos documentos, “biblias”, fueron de gran utilidad para las campañas como material de referencia y de ayuda en la planificación; sirvieron además de invaluable material consolidado de referencia para otros servicios. Reconociendo que las actividades administrativas y de logística eran los elementos claves de las campañas, varios funcionarios del UNICEF cooperaron con el personal de la OK3/OPS y de los gobiernos en la última revisión que se hizo de los estimados suministros y presupuestos. concernientes a contratación de personal, equipos, t

t

+

t

t

México fue el primer país al que la Junta, en 1955, hizo una asignación de fondos con destino a una campaña de erradicación de la malaria. Esta obligación de 2,4 millones de dólares, fue la más cuantiosa de todas las que se habrían de hacer a una sola campaña dentro de la región; era además el En 1956, la compromiso más grande adquirido por la Junta hasta ese momento. Junta había aprobado ya asignaciones para 14 países adicionales que habían completado sus planes de erradicación. Hás tarde el Director Ejecuti,vo actualmente en informaba a la Junta2g que “la campaña que se está cumpliendo América, constituye tal vez el plan continental coordinado más amplio en la historia de la sanidad”. (Anexo X1 Una vez que el programa se puso en marcha, 24 países de la region recibieron apoyo del UNICEF para campañas que, inicialmente, abarcaron más de En algunos años, las 50 millones de personas en las zonas afectadas. A fines de la asignaciones llegaron a cerca de cinco millones de dólares. década de 1960, el UNICEF había asignado más de 51 millones de dólares a la Cabe señalar que en marzo de erradicación de la malaria en las Américas. 1955, se había calculado que los desembolsos del Fondo en esta esfera serían de 14 millones de dolares únicamente30.

42

También se subestimaron las erogaciones de los gobiernos. Originalmente se calculó que los desembolsos de los paises en la fase de ataque, durante la cual estos recibirían asistencia del UNICEF, ascenderian a una suma equivalente a 51 millones de dólares. No obstante, durante el período total de la asistencia del UNICEFestos desembolsos alcanzaron a subir Las contribuciones aproximadamente al equivalente de 245 millones de dólares. de otros participantes en las campañas de erradiación -- por ejemplo la de la OWS/OPS, que consistió principalmente de servicios técnicos de asesoría -- se cubrieron con cargo a un presupuesto destinado a la lucha antipalúdica de La USAIDde Estados Unidos aproximadamente dos millones de dólares anuales. prestó apoyo financiero a las campañas de Bolivia y de Haití, asf como a la del Brasil que el UNICEFno asistió debido a su magnitud y a lo elevado de su costo. La etapa preparatoria de la campaña se realizó durante un año de intensa actividad. Fue necesario mejorar la organización de los antiguos servicios de lucha contra los insectos para poner al nivel requerido las operaciones de erradicación. También hubo necesidad de contratar personal nuevo y de Las actividades preparatorias realizar programas intensivos de capacitación. incluyeron desde la elaboración de mapas detallados de cada localidad y de planes operacionales, hasta métodos de conseguir el grado máximo de compresibn y cooperación de las comunidades, y el manejo de equipos y suministros en cantidades superiores a las utilizadas previamente. t

Y las campañas se pusieron

t

t

+

t

en marcha.

En México, la primera de las campañas de erradicacion de la malaria se inicib con un gran despliegue publicitario cuyo objetivo era convencer a toda la población de la necesidad de emprender esta gran empresa de guerra declarada contra el anofeles. En la ceremonia inaugural, el Presidente de México pasó revista a las filas del personal de la campaña y de los vehículos suministrados por el UNICEF. El espectáculo de los 602 vehículos, claramente identificados con su color amarillo y los emblemas del servicio de Las salas erradicación de la malaria y del UNICEF, fue impresionante. cinemetográficas de todo el país exhibieron un filme especial sobre la campaña. A una dramática y llamativa introducción del tema, acompañada de música marcial ( seguía la explicacion de cómo era que una pesona se enfermaba de paludismo, de cómo la campaña esperaba evitar que esto ocurriera y de la forma como todo individuo podía cooprar en ella. Cada país inaguró la campaña a su manera y tomó las medidas que juzgó necesarias para obtener la cooperación de la población. Toda una variedad de elementos e individuos se utilizaron en la estrategia de la campaña, entre ellos, afiches, materiales audiovisuales, instructores de enseñanza sobre la salud y, algo aún más importante, actividades de capacitación de trabajadores de primera línea: los encargados de las operaciones de rociamiento y sus supervisores. Cuando comenzó la fase de ataque, las comunidades recibieron con entusiasmo las operaciones de rociamiento, porque con ellas desaparecían de los hogares

43

insectos molestosos. Esta actitud, sin embargo, cambió durante los ciclos posteriores de las operaciones, porque los efectos de la pulverización en los insectos era de corta duracián y, ademas, para las familias era un inconveniente tener que mover todos los muebles cada vez que llegaba la hora de rociar de nuevo. Durante el lapso total de la campaña fue necesario realizar.esfuerzos constantes para mantener la cooperación de la población.

muchos

En todas las campafias, tanto en las etapas de planificación como en las operacionales, se dio precedencia a las actividades de rociamiento sobre las de identificación y verificación de los casos de la enfermedad. Sin embargo, una vez que las primeras comezaron 8 realizarse eficientemente, se tomaron medidas para organizar la identificación de los casos de la enfermedad. Al efecto, * se organizó un sistema de “colaboradores voluntarios”, pues hubiera sido ,económicamente imposible contratar y equipar el enorme numero de personas que.tal operación requería. Se procedió pues a seleccionar en cada comunidad uno .o :más individuos -- dirigentes comunitarios, maestros de escuela y trabajadores -de la salud dondequiera que se encontraban -- para enseñarles a extraer frotis de sangre de toda persona de la localidad que tuviera fiebre. Los frotis los ‘recogían funcionarios del servicio antipalúdico encargados de las evaluaciones, durante sus visitas periódicas a las comunidades. También se hicieron arreglos para que los colaboradores voluntarios le suministraran las medicinas necesarias a todos los pacientes de paludismo. Esta fue la primera vez que se utilizaron en gran escala individuos no profesionales que solo habían recibido capacitación mínima sobre un problema sanitario; su colaboración fue unos de los elementos más importantes de las campañas. El resultado inmediato de las actividades de identificación de los enfermos fue que durante los primeros años de la campaña se reportaron más casos de paludismo que los que se habian registrado antes de que ésta comenzara. Pronto, sin embargo la curva estadística de la enfermedad llegó al tope, suministrando así un punto de referencia más exacto. Solo en los últimos años la curva comenzo a descender reflejando el impacto de la campaña y con ello, una indicacibn optimista de su éxito. En algunas islas del Caribe donde por razones geográficas el problema se mantenía aislado dentro de sus propias fronteras, hubo suficientes causas de optimismo, aunque en general solo fue un optimismo moderado. A medida que avanzaba la fase de ataque y se analizaban mensualmente las estadísticas de clasificadas por zonas y por tipo de infección, se vio las operaciones, claramente que el progreso alcanzado no era uniforme, que la fase de ataque tendría que prolongarse por más de cuatro años y que, finalmente, en algunas zonas sería necesario adoptar otras medidas si se quería eliminar del todo la transmisión de la enfermedad. Varios grupos independientes de expertos en evaluación examinaron particularmente en aquellas naciones donde periódicamente la situación, progreso era lento o donde existían problemas especiales. Estos grupos, formados por funcionarios de la CHS/OPS, el UNICEF, la USAID, la CDC y pasaban algún tiempo en el país que se malariólogos de otras naciones, estudiar, examinando toda la información recogida, haciendo escrutinios

el por quería de los

44

aspectos administrativos y financieros de le campaña, y visitando zonas con el fin de observar les operaciones sobre representativas de la situación, el terreno, analizar los problemas y, por último, revisar junto con el personal del servicio nacional de erradicación de le malaria, les conclusiones aparte de identificar con precisi6n los del estudio. Este procedimiento, problemas y necesidades especiales de algunas campañas, puso de relieve otros problemas más generalizados. En primer lugar, le estrategia de le erradicación dependía de un solo Por rezones de falibilidad humana, elemento, el rociamiento con insecticidas. el alto grado de eficiencia requerida en las operaciones, no se pudo mantener por largos períodos de tiempo. Segundo, le población comenzó e perder interés, pensando que el problema ye no los afectaba directamente y que le carga que les imponía la cooperación sobrepasaba cualquier beneficio inmediato y palpable que pudieran recibir. Tercero, el amplio uso de insecticidas en le agricultura, afectó su valor en la erradicación de la malaria, pero aún asi fue imposible, por medio de persuación o de legislación, conseguir restricción alguna de su uso en la agricultura. Por otro lado, sin embargo, se logró persuadir e las líneas aéreas que rociaran con insecticidas el interior de los aviones que regresaban de erees malárices. Acaso la verdadera explicación del asunto estribe en le simplicidad de los planes originales y en las expectativa de obtener éxito rápidamente. Se hizo, por ejemplo, mayor hincapié en el empleo de ingenieros que de maleriólogos, cuando en realidad las dificultades que surgieron requerían la atencifin de estos últimos. Hubo tendencia a pensar que el rociamiento ere la única metodología aplicable a la erradicación, acompañada de une infortunada renuencie de emplear cualquiera de los métodos que se habían usado en las operaciones de lucha antipalúdica. t

t

+

t

t

Las campañas requirieron sistemas de administrecibn y logísticos de óptima calidad así como un alto grado de cooperacibn entre todos los que participaban en ellas. Dentro del UNICEFexigieron máxime colaboración entre el personal de los programas y el de la División de Suministros que tuvo a su cargo le adquisición y entrega de grandes cantidades de materiales, de acuerdo con un plan estricto de plazos operacionales que se cumplieron. Por haber mantenido el flujo de los abastecimientos y haber cumplido con las entregas en situaciones de emergencia causadas por cambios de circunstancias o de necesidades, los funcionarios de la División de Suministros se hicieron merecedores del aprecio del personal nacional de las campañas. En las operaciones de transporte, sin embargo, no se obtuvieron tan buenos resultados. No pasó mucho tiempo antes de que el mantenimiento adecuado de las flotillas de vehículos, se conviertiera en un problema pera los servicios nacionales de erradicación de le malaria que carecían de experiencia en 91 manejo de operaciones de transportes de tanta magnitud. En Héxico, el servicio hizo arreglos con el ejercito para que éste le prestara personal y se

45

encargara del manejo y mantenimiento de los vehículos de la campaña. En otros países, las campañas contaron con personal e instalaciones propios. Ello requirió una capacitación más amplia, la adopción de reglamentos para el uso y mantenimiento de los vehículos y la solución de problemas tales como los ocasionados por los trabajadores que estaban convencidos de que los vehículos se necesitaban constantemente y no requerían mantenimiento alguno. Fue así como el UNICEF, reconociendo la seriedad del problema, contrató su primer oficial de transportes para asesorar a los gobiernos en lo referente a la operación de las flotillas. La cooperación mutua entre los países se convirtió también en elemento esencial, no solo por la necesidad de establecer un sistema estable y efectivo de administración de las campañas, sino por el carácter continental de las mismas ., Con este fin, la OHS/OPSpatrocinó reuniones anuales de los directores de los servicios nacionales de erradicación de la malaria, durante las cuales se presentaron informes sobre la marcha de los trabajos, se intercambiaron experiencias y se discutieron problemas particulares. Estas reuniones, aparte de servir de eficaz estímulo, dieron oportunidad de poner de relieve asuntos que requerían atención ministerial. También a nivel internacional se celebraron anualmente reuniones de coordinación en las que los participantes principales fueron la ONS/OPS, el UNICEF, y la USAID. Hás tarde se unió a ellos el Centro de Enfermedades Transmisibles (CDC) del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos, cuando comenzó a colaborar directamente y estableció un centro de estudio e investigación en El Salvador. En estas reuniones se discutieron libremente las preocupaciones de todos los participantes sobre los aspectos administrativos, financieros y técnicos de la campañas, y sobre los avances realizados. La presidencia de la mesa se hizo por rotación entre las distintas organizaciones. t

+

t

t

t

El problema más grave fue la resistencia del vector contra el DDT. En algunas de las zonas de los países donde por distintas razones se había usado el DDT por largos períodos de tiempo, la resistencia de los vectores llegó a un punto En aquella época solo se en que fue imperativo cambiar de insecticida. disponía de otro insecticida de efecto residual adecuado para rociar las paredes de las casas. Se llamaba Dieldrin. Era, sin embargo, mucho más caro que el DDT y requería proteger a los trabajadores contra sus efectos tóxicos, Fue necesario hacer ajustes en los durante las operaciones de rociamiento. planes originales, para afrontar la situación en las zonas donde existía este Una sincronización de los ciclos de rociamiento con las temporadas problema. locales de transmisión de la enfermedad, rociamientos más frecuentes con DDT y el uso del Dieldrin, fueron métodos que se ensayaron con distintos En algunos sitios se recurrió a metodologías como la de usar resultados. larvicidas para destruir la larva de los mosquitos. Valiéndose de las medicinas suministradas por la OHS/OPSlos colaboradores voluntarios trataron con quimioterapia los casos sospechosos de la enfermedad e intesificaron los También se acrecentaron los tratamientos radicales de los casos confirmados. esfuerzos en el plano internacional, para ensayar otros insecticidas,

46

encontrar alternativas

una vacuna, y descubrir otras armas que se puedieran o complementos del rociamiento de efecto residual.

usar

como

En las zonas con problemas de algunos países se obtuvieron buenos resultados. Sin embargo el peor problema se presentó en Centroamérica donde no solo la sino que éste desarrollaba ya resistencia del vector al DDT era más extensa, resistencia contra el Dieldrin. La OHWOPS, la CDC y el Centro Internacional de Estudio e Investigación de El Salvador hicieron grandes esfuerzos para encontrar una solución. Entre los que recibieron más publicidad figuraron estudios sobre el terreno de una droga inyectable de efecto prolongado, experimentos sobre el terreno de tratamientos masivos con quimioterapia y el Cuando zonas en las que se desarrollo de una colonia de vectores estdriles. había eliminado la enfermedad se infectaron de nuevo, fue perentorio incrementar y coordinar mejor las actividades. Los países convinieron en adelantar un plan coordinado de tres años de duración en el que utilizarían técnicas de rociamiento, larvicidas, tratamientos radicales con medicinas y -El UNICEF el complemento más importante de todos -- quimioterapia masiva. convino en prestar su cooperación y proveer las medicinas que, sin gran demora, pudo obtener y despachar en las grandes cantidades requeridas por las operaciones simultáneas. Algunos países, sin embargo, no pudieron cumplir los plazos requeridos para poner en marcha los planes revisados. El comienzo de la utilización de la quimioterapia fue más lento de lo previsto y hubo un mayor interbs por un insecticida con el que se había experimentado últimamente, llamado Baygon. Sin embargo la corta duración de sus efectos residuales, que afectaba los costos y complicaba la logística de las operaciones, así como las indicaciones que se tuvieron de resistencia del vector, hicieron que muchos dudaran de la factibilidad de uso del Baygon en gran escala. 1969. sin que se vieran avances reales El segundo año del proyecto trienial, por ninguna parte. Se presentb entonces una situación peculiar: algunos de los técnicos nacionales cuestionaban los resultados de los métodos que se estaban usando, pero no podían proponer ninguna otra solución técnica del problema. Era dudoso además que los gobiernos quisieran continuar sosteniendo el alto nivel de sus inversiones. Se pidieron nuevas revisiones de los planes y el UNICEF se aprovecho de esta circunstancia para proponer un cambio completo del enfoque del problema: integrar las actividades antimaláricas dentro de los servicios generales de salubridad. Con la capacitacion adicional apropiada, tanto los evaluadores como los colaboradores voluntarios se convertirían en trabajadores polivalentes de salud que servirían de útil complemento a los servicios de salud ya establecidos y de valioso personal de extensión en comunidades que carecían de servicios básicos de salud. Las actividades de lucha antimalaria podrían orientarse hacia la situación epidemiológica en una localidad determinada y hacia comunidades involucradas directamente en su ejecución. Estas sugerencias, estructuradas dentro de un programa que era factible por poderse ralizar con recursos razonables de los gobiernos -- y que serviría tanto para mantener las operaciones de lucha contra la malaria hasta el día en que se dispusiera de m8todos nuevos de erradicación, como de valiosa adición a los servicios básicos de salud -- no fueron bien recibidas por los servicios de erradicación de malaria.

47

Sin embargo, en vista del interes expresado en algunos países por otros sectores de la salubridad pública, la Junta, en 1970, asignó recursos a un fondo regional que se utilizaría para promover programas en los que se tratara de utilizar los trabajadores de la lucha antimalaria en los servicios básicos Costa Rica fue la primera nación que de s-alud. 31 En la América Central, utilizó parte de estos fondos para iniciar un programa que más tarde habría de atraer atención mundial como ejemplo de buen servicio primario de salud. Simultáneamente con la prolongación de la fase de ataque más allá de lo previsto, aumentaron las errogaciones de todos los participantes. El UNICEF se encontró con menos recursos disponibles para considerar otros tipos de Los gobiernos descubrieron que el sostenimiento de la campaña no programas. sola absorbía una parte considerable del presupuesto nacional de salud, sino que se había convertido en una carga que se hacía más pesada cada día y que restringía su habilidad de prestar atencion adecuada a otros problemas sanitarios y sociales. Varios países redujeron o interrumpieron las campañas cuando los recursos financieros de que disponían resultaron inadecuados para continuar con el mismo ímpetu las actividades de erradicación y, al mismo incrementar las de vigilanda y las de identificación de casos de la tiempo, enfermedad. Preocupada con la lentitud del avance de la mayoría de las campañas de erradicación que el UNICEF asistía, la Junta Ejecutiva en 1959, y en repetidas ocasiones durante la década de 1960, examinó varios informes especiales sobre Consideró además la adopción de un sistema la marcha de las operaciones.32 de gradación de las probabilidades de éxito de la erradicación que, al mismo tiempo, le permitiera revisar su propia política de asistencia. Con base en esto, la Junta adoptó un criterio que condicionaba la continuación de la cooperación del UNICEF a la seguridad de que existían las condiciones técnicas, administrativas y financieras necesarias para el buen resultado de la campaña. 33 Evaluaciones anuales, especialmente las realizados por los grupos independientes de expertos en evaluación, suministraron los datos que servían de base a la mencionada gradación. t

t

No obstante

con los

t

del avance de las campañas, en ocasiones En 1955, cuando se registraron con ella varios éxitos. se estimó que más de 50 campañas de erradicación de la malaria,

de personas

que cooperaba

crecimiento

t

la lentitud

desalentadora, comenzaron las

millones

t

normal

vivían el

en las

UNICEF.

de la población,

zonas

Este

palúdicas

cálculo

cuya

tasa

de los

naturalmente

24 países

en la regi6n

era

del

el gran movimiento Hubo, sin embargo, un factor que no se previó: hacia muchas de las zonas afectadas previamente por el paludismo, produjo tan pronto como el problema palúdico se controló.

Unos 15 años más tarde,

en 1970,

se estimaba

que la población

(Anexo XI

aumentaría

de

con el

2,7%. migratorio que se

estas

zonas

El 7% de originalmente maláricas, había aumentado a 77 millones de personas. ellas vivían en Cuba, Dominica, Granada, Jamaica, Santa Lucia y Trinidad y Tabago, países en los que se había declarado erradicado la malaria. Otro 61% habítaba en regiones donde se había reducido el riesgo de la infección

48

palúdica, pero donde una vigilancia constante era aún esencial. El 32% restante vivía en zonas plagadas todavía con la transmisión de la malaria. En una tercera parte de ellas, la continuación de medidas efectivas de ataque contra la enfermedad se veían afectadas por dificultades financiera y en las Un resultado positivo para otras dos terceras partes, por problemas tknicos. las familias que vivían en muchas regiones aisladas fue que, por primera vez, entraron en contacto con trabajadores de salud: los suministrados por los servicios de erradicación de la malaria. Además, la red de colaboradores voluntarios que tomaron parte en las actividades de identificación de casos de enfermedad, se convirtieron, en algunos casos, en los precursores de los servicios primarios de salud. Cuando el tiempo pasó sin que registrara progreso alguno en la lucha de erradicación de la malaria, se trajo de nuevo a la atención de las autoridades la política del UNICEF. La mayoría de los gobiernos entendieron y apoyaron cabalmente la decisión- del Fondo de retirarse de las campañas. Unicamente en la américa Central algunos de los directores de los servicios de erradicación de la malaria no estuvieron de acuerdo e hicieron que sus respectivos ministros de salud enviaran cartas de protesta a la Junta Ejecutiva solicitándo un cambio de política. La Junta, sin embargo, la confirmó y en 1971 hizo las últimas asignaciones de fondos a la erradicación de la malaria en las Américas. Para Centroamérica, la Junta convino en patrocinar una conferencia interdisciplinaria de alto nivel, que tendría por objeto elaborar una estrategia mejor adaptada a las circunstancias de estos países. Sin embargo, cuando después de adelantar las negociaciones preparatorias se descubrió que no era oportuno ni posible celebrarla, los esfuerzos se orientaron hacia proyectos destinados a ampliar la protección de la salud. En esLa forma terminó, la participación del UNICEFun una campaña regional contra un grave problema de salud sin que, infortunadamente, ésta hubiera alcanzado su objetivo final. Fue una campaña en la que los planes se centraron

en un solo

elemento

de lucha

y en un enfoque

mecánico,

planes

que

como el tiempo demostró, fueron inadecuados en la consideración de aspectos biológicos, factores sociales y realidades políticas. Fue una campaña que se pudo realizar

gracias

en el plano nacional insuperables

cuando

:Nutrición

aplicada

a una extraordinaria

cooperación

como en el internacional, otros

grupos

con prioridades

y coordinación,

pero que encontró distintas,

tanto

dificultades

como el

sector

privado de la agricultura, se involucraron en ella. Por otro lado, fue una campaña que demostró una firme determinación de parte de los gobiernos, en la que se hicieron ingentes inversiones, que constituyó un extraordinario esfuerzo humano, benefició comunidades que antes de ella carecían de servicios de salud y que demostró la factibilidad de una amplia participación de voluntarios en actividades relativas a la salud. En todo los anterior, los resultados de la campaña fueron extremadamente positivos.

A pesar del mensaje significativo de las estadísticas y de la disponibilidad general de alimentos en la región, el UNICEF, desde un principio, ídentificb

49

la desnutrición infantil como uno de los problemas más graves de las Américas. Esto explica por qué la organización siempre ha dado prioridad nutrición de los niños en sus programas de asistencia en la región.

a la

En su informe de 1948, 36 el doctor R. Passmore, representante del UNICEFen la conferencia de Hontevideo sobre los problemas de la nutrición en la América Latina, hacía notar que en las zonas rurales la población, que era escasa, no le exigía demasiado a la tierra y que, por consiguiente, la escasez de alimentos que existía en muchas regiones desamente pobladas de Asia no tenía equivalente en las Américas. Señalaba además que en las mismas zonas rurales la causa fundamental de las enfermedades producidas por deficiencias alimentarias, era la falta de conocimientos de los padres sobre el valor nutritivo ‘de los alimentos y de la relación que éstos tienen con el estado de la salud. En cambio, en las ciudades, la causa más frecuente de la malnutrición infantil era la probreza. El doctor Passmore, sin embargo, hizo referencia a la deficiencia de proteínas al señalar que la grave escasez de leche afectaba adversamente la salud infantil. Estudios e informes posteriores vinieron a confirmar esa teoría, particularmente el informe del doctor Charles Glen King,37 consultor del UNICEFy de la FAO, especializado en nutrición, quien en 1957 hizo una gira de estudio por varios países, incluido el Brasil. Señalaba el señor King: “Aunque en 1952-1953 el valor calórico de la dieta alimenticia se calculaba en 2.350 calorías diarias, en relacibn con 1.600 calorías en la India, 2.200 en Japón y 3.200 en Dinamarca para el mismo período, el punto débil de todo el régimen alimenticio es evidentemente el consumo excesivo de la mandioca que hacen las personas de ingresos reducidos. Entre los párvulos, los niños pequeños y las madres el gran consumo de mandioca es causa de una deficiencia general de calorías, que se añade a la deficiencia de proteínas, vitaminas y minerales. Es indudable la alta incidencia de los casos de desnutrición grave entre los párvulos y los niños de El tipo de deficiencia proteínica corta edad. representado por el kwashiorkor no es raro, pero es mucho más frecuente una afección que combina la inanición, la deshidratación y la diarrea. En la mayoría de los registros oficiales no se identifica el kwashiorkor o deficiencia proteínica (u otras formas específicas de desnutrición) como enfermedad especial, de modo que es difícil extraer conclusiones valederas para explicar las Como causas de las altas tasas de mortalidad infantil. en la América Central, muchos de los mejores mddícos consideran que la desnutri.ción es el factor más importante. ” Esto explica los programas de alimentación complementaría, de conservación de la leche y de búsqueda de alimentos ricos en proteínas durante el decenio de 1950. <

SO

Los programas de nutrición aplicada38 se introdujeron en las Américas en La Conferencia Regional Latinoamericana 1957 y tuvieron inmediata aceptación. sobre Problemas de la Nutrición, reunida en Hontevideo en julio de 1946, habia presagiado los programas de nutrición aplicada en una de sus recomendaciones en la que urgia “la mejora de la nutrición en zonas seleccionadas para demostraciones, mediante la cooperación de expertos en agricultura, cría de sociología, educación y medicina”.3g La gira del señor animales pequeños, King en 1957 sirvió de gran estímulo. El Director Ejecutivo informó a la Junta que ese año se estudiaban en las Américas varias iniciativas, entre ellas, dar más prioridad a los suministros de leche para niños de edad preescolar) examinar las posibilidades de emplear alimentos locales ricos en proteínas, habilitar personal de diversa categoría en materias relativas a la nutrición, ofrecer enseñanza directa sobre la nutrición, y planificar proyectos dirigidos expresamente a los campesinospara incitarlos a producir y consumir alimentos más nutritivos. En 1962, la Junta había aprobado el apoyo del Fondo a programas de nutrición aplicada en siete países y, pocos años más tarde, 24 naciones recibían asistencia en esta esfera (Anexo IX). 4

4

4

4

4

Uno de los principales objetivos de los programas de nutrición fue el educar a las familias. Los proyectos hacían hincapié en las necesidades de las madres y los niños, en el valor de la nutricibn y de las actividades de apoyo a los programas, dentro de las propias comunidades, con el fin de incrementar la cantidad de alimentos de que disponian las familias y mejorar su estado de salud y nutrición. El personal Nacional, capacitado en cuestiones relativas a los enfoques interdisciplinarios que incluían agricultura, educación y salud, utilizó varios medios de comunicación en sus actividades educativas: centros de salud y de nutrición, escuelas, dependencias de extensión agrícola y centros de desarrollo comunitario. No se limitaron a esto, sin embargo. Complementaron la enseñanza con operaciones prácticas en las que participaban todos los miembros de la familia. Comprendían desde huertas escolares y comunitarias, proyectos de cría de animales pequeños, y conservación y almacenaje de alimentos, hasta centros alimentarios y de rehabilitación nutricional.

La mayoria de los países apreciaron la oportunidad que ofrecían los programas para desarrollar e incrementar la experiencia que habían adquirido en sus propios programas alimentarios y de nutrición. Algunas naciones los aprovecharon para conseguir la participación de diferentes organismos y partes interesadas. En Colombia, la Asociación Nacional de Cafeteros adoptó y financió el programa por considerarlo beneficioso para las familias de los trabajadores que vivian en las zonas cafeteras, Para promover la cría de animales pequeños la asociación estableció plantas mezcladoras de forraje para abastecer a las familias. El programa de Panamá dio mucha importancia a las huertas comunitarias, un esfuerzo cooperativo en el que se les asignaban a niños y adultos tareas adecuadas. En Costa Rica se estableció una red de centros de rehabilitación nutricional, donde las madres ayudaban a cuidar a los niños enfermos y recibían instrucibn sobre las medidas que debían tomar

51

para que no se repitiera en sus otros hijos la misma deficiencia nutricional. En el Brasil, los extensos servicios de la Asociación Brasilera de Crédito y Asistencia Rural (ABCAR), se utilizaron como conductos para las programas de nutrición aplicada. En este empeño participaron tanto los técnicos de la ABCAR, como los voluntarios de las comunidades de que ésta se valía para beneficiar a las familias. En Paraguay, la nutrición aplicada fue uno de los principales componentes de los programas sociales en los poblados nuevos que se iban estableciendo a medida que se abrían nuevas tierras y se construían caminos en el interior del país. Todos estos programas, sin embargo, tuvieron un elemento común, las huertas escolares. Su desarrollo dependía en alto grado de los maestros, una circunstancia que, 8 su turno, creó otra necesidad: la de libros de texto o de consulta sobre el manejo de las huertas escolares, que además incluyeran datos sobre el valor nutritivo de los alimentos y el uso que podía darse a los productos cultivados en las huertas. El UNICEF respondió a esta necesidad por intermedio de su oficina de área en Guatemala, la que contrató los servicios de un experto, Uilson Popoenoe, de la Escuela de Agricultura de Zanmorro, en Honduras. El libro de texto que él escribió para los países centroamericanos fue ampliado con la cooperación de la OHS/OPS y de la FAO. El UNICEF publicó una edición de 5.QOO ejemplares que se distribuyeron entre todos los programas de nutrición aplicada de la región. “Nuestra Huera Escolar” se popularizó y utilizó tanto, que más tarde se revisó e imprimió de nuevo. Todos los programas de nutrición aplicada dieron prioridad a la capacitación Algunos trabajadores en el servicio del personal de ias distintas categorías. recibieron instrucción en asignaturas especiales, mientras otros estudiaban Todos los los aspectos técnicos o administrativos del enfoque coordinado. participantes, sin embargo, adquiriercn conocimientos básicos de las operaciones sobre el terreno en cada una de las distintas asignaturas. También suministro apoyo financiero el UNICEF a las personas que asistieron a los cursos o seminarios que se ofrecían en los centros regionales de formación de personal. Los individuos que recibiron capacitación nutricional incluyeron trabajadores de salud, que estudiaron en el INCAP de Guatemala; ingenieros agrícolas, en la Universidad Agraria del Perú “La Bolina”; planificadores de programas > en la Universidad de Puerto Rico, trabajadores sociales, en el Instituto Interamericano del Niño, en Uruguay y expertos en economía doméstica, en unos seminarios que se organizaron en Santiago de Chile. Era claro, sin embargo que en las Américas se necesitaba una institución que dictara cursos especiales para satisfacer las necesidades conjuntas de los profesionales de les distintos ministerios que participaban en las operaciones El UNICEF, eti coordinadas de los programas de nutrición aplicada. colaboración con la OWS/OPS y la FAO logró que la Universidad Agraria del Perú “La Bolina” se interesara en patrocinar dichos cursos. La participación del UNICEF en este programa regional de capacitación fue aprobada por la Junta en el 1967. A último momento, sin embargo, hubo necesidad de cambiar de institución, y el primero de una serie de cursos de esta clase que se bajo el patrocinio del Instituto Nacional organizaron, tuvo lugar en Colombia,

52

de Nutrición. Para facilitar la asistencia de personas que ocupaban altas posiciones gubernamentales, los cursos tuvieron cinco meses de duración. El programa de nutrición aplicada que se realizaba entonces en Colombia coopero también, dando oportunidad de hacer observaciones y demostraciones sobre el terreno.

t

t

+

t

t

La situación creada por las complicaciones de coordinar la labor de los salud y educación que nunca habían funcionarios de ministerios de agricultura, trabajado juntos, fue casi desalentadora, A pesar de ello, en 1961, el Director Ejecutivo podía informar: “las actividades de nutricion ampliadas no han dado todavia resultados milagrosos, pero primera vez, han creado un sistema de coordinacion administrativa que abarca los servicios agrícolas, de salud y de enseñanza en las distintas categorías, incluso con las de la propia comunidad. Estas actividades han atenuado hasta cierto punto el aislamiento en que vivían las aldeas.“40 La coordinacibn entre los distintos programas fue muy variada y los incentivos que éstos recibieron para sus operaciones de campo y para prolongar su continuidad provinieron de distintas fuentes: de ministerios que se encargaron de la dirección del programa y le suministraron mayores recursos; de unos pocos individous interesados que contribuyeron con nuevas ideas y su capacidad directiva y, por último, del interés de las organizaciones locales que acabaron con la apatía que se hacia sentir en otros niveles. La capacitación de gran número de trabajadores provenientes de los distintos servicios participantes fue apenas uno de los muchos elementos positivos del programa de nutrición aplicada. La enseñanza de cuestiones relativas a la nutrición tuvo mayor impacto que la relacionada con algunos aspectos de las actividades de coordinación e integración. En términos generales, el éxito de los programas de nutrición aplicada fue solo parcial. No habían contado con una buena estructura administrativa ni podio desarrollar un mecanismo eficaz de coordinación. De ahí que en el Pera, antes de que pasara mucho tiempo, se descubrió que dichos programas serían más efectivos si se ejecutaban como parte de un programa de desarrollo rural que contara ya con una estructura bien establecida, y en el que fuera posible hacer hincapié especial en la producción de alimentos y la enseñanza de la nutrición. Resultados mucho más satisfactorios habrían de obtenerse más tarde cuando se decidió dar mayor importancia a la responsabilidad de los miembros de la comunidad y promover activamente su participación. Finalmente, en el decenio de 1970, la nutrición aplicada ilegó a ser una de las actividades fundamentales de los programas de servicios básicos integrados, en los que se reconocía la importancia de la participación de las autoridades y de la gente de la comunidad.

53

Servicios

coordinados

de salud

pública

Las tendencias que se manifestaron en la década de 1950 de integrar las actividades de salud maternoinfantil dentro de los servicios generales de Los salud, se convirtieron en pautas de organización en el decenio de 1960. servicios de asesoría de la OHS/OPS colaboraron con los funcionarios de salud de los países, en la elaboración -- como parte de sus planes nacionales de salud. -- de un sistema de servicios coordinados de salud pública, en los cuales las actividades preventivas y de curación estuvieran equilibradas. El UNICEF vio en ellos una oportunidad ideal de contribuir de manera decisiva con su asistencia a los servicios maternoifantiles, el más numeroso y necesitado,de los grupos a los que iban dirigiados los servicios de la periferia del distrito. En el período de sesiones de la Junta en 1961, el Director Regional hacía notar que por primera vez desde 1956, el número de los programas de salud pública era superior al de los de erradicación de la malaria .- .S610 en términos de los fondos invertidos por el UNICEF, su número era inferior todavía. En cada país los servicios coordinados de salud se establecieron en un distrito seleccionado por razones de aislamiento o de escasez de servicios de salud. Algunas veces se instituyeron como paso inicial del desarrollo de una zona determinada. En términos generales, la pauta de organización recomendaba el establecimiento de una cadena coordinad de hospitales-centros de salud, de centros y subcentros de salud para prestar servicio a las comunidades y, además, de una oficina central encargada de coordinar las actividades de administración y vigilancia de la cadena. A esta oficina que funcionaba usualmente en el hospital central de consulta, se adjuntaban varios servicios especiales como los de saneamiento ambiental y nutrición. Las mujeres y los niños eran la clientela principal de los centros. Dos de los componentes principales de la asistencia del UNICEF fueron los equipos y medios de transporte necesarios para vigilar la salud de los pacientes de manera adecuada y facilitar las visitas de los profesionales a los subcentros. Con frecuencia, cuestiones de interés común y actividades Por ejemplo, conjuntas anteriores a los programas se reflejaban en éstos. centros de maternidad, clubes de mujeres y guarderías infantiles que habían recibido asistencia previamente, se incluían por lo general en el programa de servicios integrados de salud. También contribuyó éste al mayor desarrollo de otros elementos de los servicios de salud. Ejemplo de estos fue el saneaniento ambiental. En los países que habían recibido apoyo del UNICEF en la esfera del saneamiento, el distrito de los servicios coordinados de salud pública se convertía en sitio preferencial para cualquier ayuda del Fondo a proyectos rurales de abastecimiento de agua y de instalación de letrinas, por reconocerse que el impacto era mayor cuando estos servicios no se prestaban aisladamente.

54

En el caso de la lucha contra la tuberculosis, los distritos de los servicios coordinados de salud en 10 países, se escogieron como sitios de tratamientos con quimioterapia de costo bajo y de proyectos experimentales de lucha antituberculosa, (Anexo XI) basados en’un concepto recomendado por la OFIS. La idea era establecer un terreno de prueba donde se pudiera verificar la incidencia de la enfermedad en zonas representativas, desarrollar y ensayar la metodología de un programa potencial de lucha antituberculosa de alcance nacional y donde se pudieran realizer actividades de formación de personal. Infortunadamente, a causa de prolongadas demoras en la obtención de equipos de rayos X de la calidad requerida por la OMS, estos proyectos experimentales no se desarrollaron como se había previsto. Además, la influencia de la escuela conservadora de especialistas en Estos individuos tuberculosis predominaba en la majoría de los proyectos. insistían en utilizar un régimen terapdutico de medicamentos múltiples y en vez de tratar de desarrollar costosos para obtener óptimos resultados, métodos que sirvieran para beneficiar un mayor numero de pacientes, utilizando uno de los medicamentos más baratos. Contrariamente a lo que el UNICEF esperaba, los proyectos experimentales no crearon ni el interés ni las habilidades necesarias para una lucha antituberculosa en la que se emplearan procedimientos sencillos y baratos de diagnosis y terapia para tratar el gran número de los casos infecciosos que constituían el principal peligro para los niños de la comunidad. La protección regular de los niños fue uno de los objectivos de los programas integrados de salud. Se había demostrado ya que protegerlos con vacunas contra las enfermedades comunicables no era un problema de disponibilidad de esta medicina sino, más bien, de sistemas de prestación de servicios y de Estos servicios tenían presupuestos para insuficiencia de servicios de salud. vacunas y fuentes de aprovisionamiento que incluían los laboratorios de producción de las vacunas DPT y BCG, que habían tenido ayuda financiera del UNICEFen el decenio de 1950. Solo un país recibio del Fondo vacunas contra el sarampión, a mediados de la La OMShabía recomendado que década de 1960, cuando fue posible obtenerlas. la asistencia del UNICEFen esta esfera solo se otorgara en situaciones especiales. Chile, sin embargo, tenía las tasas más altas de mortalidad y morbilidad causadas por el sarampión en toda la región, y había adelantado trabajos de prueba sobre el terreno del uso de la vacuna. En general, los servicios de salud existentes podían vacunar todos los niños entre los ocho meses y los cinco años de edad, en un período de tiempo determinado. El UNICEFle ayudo a Chile a cubrir el elevado costo inicial de la vacuna. MS menos 1.5 millones de niños se immunizaron en un lapso de dos años, produciendo una reducción inmediata en el numero de muertes reportadas.

o

Años más tarde, en el decenio de 1970, cuando ya se tenía mayor experiencia en el uso de la vacuna contra el sarampión, y ésta se pudo obtener a precios más razonables, el UNICEFse la suministró a Belize y Suriname, con el fin de que estos paises pudieran ampliar sus programas nacionales de inmunización, cuyo

objetivo

era proteger

a los niños

contra

la difteria,

la pertusis

(tos

ferina),

55

También le suministró el Fondo vacunas a de sus programas de inmunización.

la poliomielitis y el sarampión. Colombia para ampliar el alcance t

Varias instituciones y actividades los servicios integrados de salud: .

t

t

t

t

de apoyo se requirieron

en el desarrollo

de

En consideración a que el establecimiento de laboratorios de salud pública se juzgó esencial para todos los programas, el establecimiento de una cadena de laboratorios que abarcara todos los centros de salud formó parte de su planificación.

Fuera de las zonas urbanas había muy poco acceso a los servicios -dentales y la atención preventiva para los niños no existía. En ..c.onsecuencia, varios programas ofrecieron servicios dentales en los ’ centros -de la cadena. Otros contrataron auxiliares de dentistería para ., ampliar sus servicios dentales y de atención preventiva de la salud.

.

: ..

.Un problema muy común en toda la región de las Américas fue la falta de lexactitud de las estadísticas sanitarias, incluídas las más esenciales de nacimientos y defunciones. De ahí que en las actividades de formación de personal se tratara de conferir un mejor entendimiento de su valor y utilidad. Como medida adicional para facilitar la obtención y recopilación de estadísticas esenciales sobre la salud, algunos programas contrataron auxiliares de estadística. Un enfoque interesante se ensayó en la República Dominicana, el de capacitar en estadística sanitaria a los funcionarios de las oficinas locales del gobierno que se encargaban de recopilar información estadística de otro tipo.

.

También se dio a las comunicaciones la debida atención en el contexto de los programas. La extensión geográfica de los distritos de salud, la topografía del terreno, así como la calidad de los caminos y demás medios de comunicación, eran factores que afectaban la calidad de los Afectaban también su inspección y accesibilidad en servicios. Medios de transporte terrestres y fluviales comunidades aisladas. fueron una de las principales contribuciones del UNICEFa estos Facilitaron la distribución de los suministros, le programas. permitieron a los profesionales elegar hasta sitios más convenientes para la gente de las comunidades situadas en la periferia del distrito de salud

e hicieron

posible

la

inspección

regular

de todas

las

actividades. Para mantener entre los trabajadores de la salud en la periferia del distrito y el personal de la oficina local contactos más frecuentes de los que se hubieran hecho por carretera en terrenos se introdujo en el programa del Perú un sistema de escabroscos, Era la primera vez que el UNICEFcooperaba en comunicación por radio.

56

un proyecto de esta clase en las Américas, y fue probablemente además el primer servicio de salud que contó con instalaciones propias de comunicación radial.

t

t

4

t

t

Los programas no solo exigían sólido apoyo técnico con instalaciones como las también requerían del apoyo establecidas en la esfera de las comunicaciones; de un personal idóneo, muy bien preparado para funcionar con eficiencia. Tanto el concepto de integración de los programas, que tan extraño le resultaba a individuos acostumbrados por muchos años a servicios separados e independientes, como las exigencias del desarrollo cualitativo y cuantitativo de los servicios previstos, exigió la introducción de un fuerte componente de habilitación de personal. Por mucho tiempo el UNICEFhabía cooperado en la formación de inspectores de salud, enfermeras auxiliares y parteras empíricas, no solo con equipos, sino con pensiones de estudio para los aprendices. HáS tarde, la escala de los programas de capacitación aumentó con la intervención de otras clases de participantes, desde médicos, hasta auxiliares y voluntarios. También hubo variedad en los cursos que se ofrecían; incluían capacitación en el servicio de trabajadores de los programas, y habilitación previa del personal auxiliar adicional requerido. Además, todo el personal profesional técnico y auxiliar participó en cursos de capacitación en el servicio y en seminarios sobre el enfoque de los servicios básicos integrados. Los cursos para auxiliares también les dieron a éstos oportunidad de actualizar y mejorar sus aptitudes. Las parteras

empíricas, que en reconocimiento a su trabajo en la comunidad ser aceptadas por las enfermeras profesionales, recibieron Tanto en los centros de formacion de personal también cursos de capacitación. del distrito de los servicios coordinados, como en otros centros nacionales de capacitación, el UNICEFsiministró pensiones de estudio a personas que iban a trabajar en el programa como enfermeras y parteras auxiliares, 0 como inspectores sanitarios. También hubo necesidad de preparar auxiliares para establecer la cadena de laboratorios de salud pública. De igual manera, se habilitó a los nuevos auxiliares de odontología y a los asistentes de estadística para los programas que habían decidido mejorar sus servicios en estas esferas. El UNICEFrespondió a sus iniciativas y los asistid la escala de las actividades de capacitación sino que, ademas, se prestó atención a la habilitación de los individuos que hoy se clasifican como paramédicos. comenzaban

a

Finalmente, en la esfera de formación de personal, se llevo a cabo un programa regional de enseñanza pospediátrica con el apoyo conjunto de la OWS/OPSy del UNICEF. Bajo sus auspicios, se otorgaron becas a profesores de pediatría y a administradores de salud para que asistieran a unos cursos especiales de pediatría social que dictaban algunas escuelas de medicina de Colombia y de Chile. La instrucción impartida en ellos se centró en los aspectos sociales y preventivos de la pediatría y de la nutricibn infantil. Lo que se pretendía

57

era cambiar el mayoría de las

enfoque esencialmente clínico instituciones de pediatría. +

t

de los

t

servicios

de salud

y de la

t

No hay duda de que los programas de servicios coordinados fueron muy valiosos. No solo contribuyeron de manera positiva a mejorar la calidad de los servicios de salud, y a llevarlos hasta comunidades que anteriormente carecían de ellos, sino que dieron oportunidad de adquirir una valiosa experiencia en la planificación de los programas, utilizando principalmente un enfoque integrado. Esto último demostró ser de extrema utilidad para todos los participantes cuando, en el decenio de 1970, el UNICEF se vio involucrado .en el desarrollo coordinado de los servicios básicos de educación, salud, nutrición y bienestar social, en zonas seleccionadas. :Servicios

sociales

Aunque las tres categorías de programas de asistencia eran evidentes comienzos del decenio de 1960, el personal del UNICEF se daba cuenta interés de los gobiernos de ocuparse de otros problemas y necesidades.

a del

Algunas decisiones de política tomadas por la Junta le permitieron al Fondo adelantar discusiones concretas sobre algunos de ellos, así como sobre la posibilidad de adelantar progranas adecuados para solucionarlos. En la majoría de los programas de nutrición y de salud maternoinfantil se había prestado ya atención a asuntos relativos al bienestar social. Esta tendencia se prosiguió con la colaboración de dos asesoras sociales designadas por intermedio de la Dirección de Asuntos Sociales de las Naciones Unidas: Waude Barrett, que tuvo a su cargo Centroamérica y Panamá, de 1950 a 1053, y Laura Vergara que en 1953 prestó servicios a toda la región desde Santiago de Chile. Sin embargo, en 1959 la Junta del UNICEF adoptó una política que permitió dar consideración a programas especiales con los que se esperaba evitar que crecieran aún más various de los problemas sociales del momento. La Junta actuó de esta manera después de considerar un estudio especial de la Dirección de Asuntos Sociales de las Naciones Unidas41 en el que había colaborado Alice Shafer, oficial superior del UNICEF en las Américas. El resultado de todo esto fue que en el decenio de 1960, a pesar de que la cuantía de la asistencia del UNICEF era relativamente pequeña, alrededor de 10 países (Anexo XIII) recibían apoyo para proyectos importantes. Simultáneamente, el UNICEF se dio cuenta de la urgente necesidad que existía de capacitar personal que pudiera contribuir al establecimiento de una maquinaria legal y administrativa destinada a atender los problemas sociales Antes de que se dispusiera de tanto en el plano local como en el nacional. la instrucción que habían recibido los trabajadores este tipo de capacitación, sociales de las Américas se orientaba más hacia la asistencia social individualizada. El resultado de esta escuela fueron trabajadores sociales para los cuales las necesidades y el bienestar de los niños eran indiferentes.

58

Por ello el UNICBFcolaboró en el análisis que se hizo de los planes de estudio y de la calidad de las escuelas de servicio social, a fin de determinar la clase de cambios que se requerían y los sectores en que debían realizarse. Instituciones de enseñanza en varios países, incluida la Universidad de las cuya labor docente abarca todas las naciones del Caribe, Indias Occidentales, recibieron apoyo del Fondo para programas dedicados al desarrollo de planes de Dicha estudio y de métodos adecuados de prácticas sobre el terreno. asistencia se empleó en mejorar los equipos y materiales de enseñanza, así como en los medios de transporte que facilitaban las prácticas sobre el terreno y la inspección del trabajo de los estudiantes. El programa más grande de esta clase fue el del Brasil; incluia ocho escuelas en la región En Mxico se fund6 una escuela para nordeste, la menos desarrollada del país. habilitar trabajadores sociales auxiliares que habrfan de colaborar más tarde con otros funcionarios de los servicios rurales de salud. Esta asistencia se suspendió cuando se le propusieron al UNICEFotros conductos más apropiados para la formacibn de trabajadores comunitarios en la esfera social.

Un objetivo común de todos los programas fue la mejora y ampliación de los servicios de guarderías infantiles. Entre los medios usados al efecto figuraron los siguientes: la adopción de normas de calidad para sus operaciones, equipos docentes y de juego apropiados para estimular el desarrollo de los niños, y habilitación en el servicio de todos los En Costa Rica, donde los servicios sociales trabajadores de las guarderías. habían avanzado más que en otras naciones, el programa tuvo por objeto QStablQCQr centros de diagnóstico en los que se podían observar niñOS También allí los padres tenían consultas afectados por diversos problemas. con el personal sobre los distintos aspectos del comportamiento y actitudes de sus hijos. Teniendo en mente el bienestar dQ los jóvenes, el UNICEF, en colaboración con el Instituto Interamericano del Niño, apoyó varios seminarios para jueces de A todos ellos asistieron menores en Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela. personas de otros países de la región que contribuyeron al intercambio de experiencias y de ideas. La participación de la Asociación Latinoamericana de Juristas ayudó a diseminar la información producida por los seminarios. Otro esfuerzo a favor de la juventud fue el programa adelantado en cooperación con la Fundación Nacional de Bienestar de la Infancia en el Brasil (FUNABEH). Su objetivo, interesar a los jóvenes en los problemas sociales e implicarlos en el trabajo que se hacía para remediarlos, en la esperanza de que este interés y este deseo de colaborar les durara toda la vida. Bajo los auspicios del programa, se establecieron centros para estudiantes universitarios, futuros maeStrOS y dirigentes educacionales en los que se organizaron varios cursos y seminarios sobre los factores que afectaban el desarrollo y bienestar de la infancia, así como sobre elementos de la salubridad y el bienestar comunitarios

59

y la preparación que debe darse a los niños para que crezcan como miembros productivos de la sociedad. Por intermedio de estos centros se estimuló a los estudiantes y se les dio la orientación necesaria para inclinarlos a apoyar programas sociales en la comunidad, en particular los destinados a la infancia. No se olvidaron los niños de la calle, pequeños que deambulan por las ciudades, valiéndose por sí mismos y adquiriendo hábitos antisociales. Fue en ellos en quienes se enfocó un programa que se realizó en Colombia en 1964, país éste donde el numero de niños sin hogar, 0 gamines como se llaman allí, se acrecentaba en la capital a consecuencia de una lucha civil en el interior del país. Un estudio inicial sobre los antecedentes de estos niños, sobre su situación-y comportamiento, en el que el UNICEFhabía cooperado,42 le sirvió de base al programa. .Se inició con un proyecto experimental en una institución residencial, dedicada al servicio de los gamines, la que más tarde sirvió además de centro de capacitación. En etapas posteriores se desarrollaron actividades destinadas a enseñarles ocupaciones útiles que los prepararan para una participación productiva en la sociedad. También como parte.del programa se adelantaron estudios posteriores para determinar las dimensiones del problema y la posibilidad de crear servicios que ofrecieran a estos-niños atención adecuada y sana orientación. Años más tarde, en 1976, el UNICEFque compartía la preocupación que se sentía por los problemas que seguían afectando estos niños, cooperó con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en un estudio adicional, más fondo, de las condiciones en que vivían. :Educación La noticia de que la Junta había liberalizado la política del Fondo, permitiéndole prestar ayuda a la educación, fue muy bien recibida por la UNESCO y por los numerosos ministerios de educación que por muchos años habían cooperado con el UNICEFen 1.0s programas de nutrición. En ese año de 1961, no solo eran escasas las escuelas primarias en la zonas rurales, sino que las que existían carecían casi por completo de equipos de enseñanza y de materiales Todos aquellos que se preocupaban entonces por la educación, didácticos. concibieron la esperanza de que el mencionado cambio de política resultara en una colaboración más directa del Fondo en la solución de algunos de los problemas fundamentales de los sistemas educativos. Eran muchos los factores que contribuían a la mala calidad de la instrucción instalaciones inadecuadas para la que recibían los niños, entre ellos, formación de maestros, insuficiencia de maestros en las escuelas que estaban funcionando ya, y falta de capacitación académica de muchos de ellos. Esto explica por qué los ministros de educación que afrontaban los problemas y veían obstaculizada su labor con la baja cuantía de los presupuestos escolares, tenían tanta esperanza en la colaboración del Fondo. Dos años más Su número aumentó tarde, el UNICEFasistía programas en seis países. rápidamente: a fines de la década de 1960, eran 20. (Anexo XIV).

60

Los problemas y las necesidades educativas eran tan grandes en las Americas, a fin de hacer el mejor uso que hubo necesidad de establecer prioridades, posible d la ayuda limitada que el UNICEF podía prestar a programas de educación en la región. Una de estas prioridades fue el mejoramiento de la enseñanza En consecuencia se decidió dar preferencia a la capacitación que recibian os maestros de escuela primaria y, en segundo lugar, a aumentar su numero. Esto expl ca por qué los Programas asistidos por el UNICEF en las - Amdricas . tuvieron tantos elementos comunes. Para evitar que continuara la instilación de maestros mal preparados en los sistemas escolares, se elevaron los niveles de los planes de estudio, de las normas de calidad y de los métodos de las escuelas normales y demás institutos de formación de maestros; se mejoraron además las instalaciones y los materiales didácticos y se dieron facilidades Un gran para princticas sobre el terreno en las escuelas mejor equipadas. número de los maestros empleados en las escuelas primarias recibieron habilitación en el servicio, de acuerdo con un plan que les permitía a aquellos que no había recibido habilitación academica alguna, o la que habían recibido habia sido insuficiente, completar sus estudios y obtener su diploma. Este grupo fue particularmente importante, no solo por constituir un porcentaje muy alto del personal docente de las escuelas rurales, sino que, además, por provenir de localidades campesinas, era mucho mas probable que estos maestros continuaran ocupando sus puestos. Obviamente, por si sola, la mejor preparación de los maestros no hubiera sido suficiente, ya que era improbable que éstos pudieran rendir buenos resultados trabajando en el vacío. Había necesidad además de fortalecer los sistemas de inspección escolar. Con este fin, se adoptaron métodos de capacitacibn en el servicio, para mejorar la habilidad y experiencia de los inspectores de las escuelas primarias. Además, las oficinas de las zonas rurales donde ellos trabajaban recibieron equipos que les permitieron preparar los materiales que hacian circular entre el personal docente de las escuelas y les facilitaron las visitas periódicas que hacían a cada una de las-escuelas de su jurisdicción. También en esta ocasión, la magnitud de las necesidades, hizo que el UNICEF destinara su asistencia a las escuelas primarias de zonas seleccionadas al efecto en cada país. Las pensiones de estudio que aportó, permitieron que un mayor numero de maestros participara en cursos de capacitación en el servicio. A su turno, los equipos de enseñanza y los materiales didacticos que recibieron las escuelas le dieron oportunidad a los maestros de utilizar sus nuevos conocimientos en beneficio de todos los estudiantes, a tiempo que incitaban a los majores a encontrar una materia o actividad que les Sin este interés, sólo un pequeño porcentaje de los estudiantes interesara. desperdicio de las asistía a la escuela por más de uno o dos años, un horrendo pocas instalaciones de enseñanza con que se contaba.

t

0

t

t

61

Aparte de la ayuda que prestó a los maestros, el UNICEFdedicó parte de los limitados recursos de que disponia a algunos aspectos especiales de la educación. En la decada de 1960, después de que la UNESCO puso de presente lo inadecuado de la enseñanza de las ciencias en las escuelas primarias y secundarias de las Americas, se prestó particular atención a este tipo de estudio en algunos de los programas en que cooperaba el UNICEF. Al nivel de la escuela primaria se hizo hincapié en ciertos aspectos básicos, especialmente los relativos al medio ambiente en que vivían los estudiantes, y que solo requerían equipos sencillos o la adaptación de elementos locales para hacer demostraciones. Cursos de capacitación y seminarios sobre cuestiones científicas, así como juegos de materiales didácticos y manuales de enseñanza, formaron parte del programa de asistencia del Fondo. El UNICEFconsideró la idea de apoyar la capacitación prevocacional de personas jóvenes, pero en las Americas fueron pocos los países que solicitaron esta clase de asistencia institucional. Sin embargo, en las actividades relativas 8 la salud, los servicios básicos, se dio apoyo considerable 8 proyectos de capacitación a nivel comunitaria que ayudaron a preparar a los niños para futuras ocupaciones, enseñarle 8 las mujeres oficios que les permitieran contribuir más al sostenimiento del bogar, demostrar el valor de la buena nutrición, incrementar la producción de alimentos para la familia y de aquellos que se necesitaban para los niños de corta edad.

t

t

t

t

Eslabones de la cadena humana A través de los años el UNICEFha definido de distintas maneras su programa de trabajo en las Américas; sin embargo, hay algo que nunca ha cambiado: el espíritu de cooperación con el que la organizacidp ha tratado siempre de asegurarse que sus operaciones en la región sean tan efectivas y eficientes como sea posible. Por muchos anos el Fondo había tenido1 relaciones de trabajo con organizaciones hemisféricas, como el Instituto Interamericano del Niño (INN), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y algunos organismos de las Naciones Unidas. Existían sin embargo en la región otras instituciones que también cooperaban en el esfuerzo común de promover cambios en la esfera social. El UNICEFse esforzó por mantenerse en comunicación y cooperar con estas últimas organizaciones que, o bien estaban involucradas en planes y programas de desarrollo social o económico, o estaban en posición de prestar ayunda. Uno de los primeros pasos dados en este sentido fueron las relaciones que se establecieron con la CEPALy el ILPES (página 361, con el fin de llamar la atención del personal de las oficinas de planificación nacional sobre las necesidades de los niños.

62

Aun convencido de que la continuación de las estrechas relaciones que existían con la Organización de Estados Americanos (OEA) y sus organismos asociados eran indispensables, el UEJICEF reconoció la necesidad de establecer nexos con las nuevas organizacione subregionales, resultado de la decisión política hecha por grupos de estados de adoptar un enfoque integral en el estudio y solución de problemas comunes. Se contaban entre ellas la Asociación de Libre Comercio del Caribe (CARICOH)y que presta servicio a los paises de habla inglesa de esa zona. En la AmBrica Central el UMCEF había venido cooperando con el IMCAPen cuestiones relativas a la nutritión. Existian además la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA), una agrupacibn de carácter politice, y la Secretaria Permanente del Tratado General de Integración Económica Centroamericana (SIEGA), que trabajaba activamente por la En la integraci6n del desarrollo económico y comercial de estas naciones. Amkica de Sur había agrupaciones de paises con intereses comunes en las esferas del comercio y del desarrollo, tales como las formadas por la subregión andina yo más tarde, por la de la Cuenca del Rio de la Plata. ’ A consecuencia de que los gobiernos dependian de empréstitos obtenidos en el exterior para financiar muchos de sus programas de desarrollo, y en vista de las conclusiones de la conferencia regional de 1965 (pagina 37), se hizo necesario establecer comunicaciones con las instituciones internacionales de crédito, en particular el Banco Interamericano de Desarrollo. MS tarde, el UNICEFcontribuyó a las reuniones de revisión del Comité Interamericano de la Alianza para el Progreso (CIAP), cuyos informes y recomendaciones influían en la financiación externa de los programas de los países. También en el plano nacional se mantuvieron contactos con instituciones bilaterales, a fin de compartir con ellas informaciones sobre la asistencia que se prestaba y sobre las necesidades aún no atendidas en que éstas podían estar interesadas. El UNICEFpuso gran empeño en mantener sus relaciones con estos organismos, tanto en el plano regional como en el nacional. Estas relaciones fueron siempre cordiales, el diálogo con ellas siempre interesante, sus resultados fructíferos y, en ocasiones, inmediatos.43 Sin embargo, como suele ocurrir con contactos dentro de los gobiernos, hubo momentos en que el cambio de un funcionario no solo interrumpió las relaciones establecidas, sino que la persona que lo reemplazó no estaba interesada en cuestiones de orden social. Con la ampliación de la politica de asistencia del UNICEFhubo oportunidad de establecer contactos adicionales con varios organismos de las Naciones Unidas, entre ellos, el PNUD, con el que se estrecharon las relaciones. Sin embargo, a causa de que algunos indiviuos o funcionarios de estos organismos weian en el UNICEFuna fuente adicional de recursos para algunos de los proyectos especiales en que estaban interesados, no fue siempre posible establecer la cooperación deseada. A pesar de ello, a niiwel regional y nacional sí se pudieron mantener valiosas relaciones con sus representantes, aunque, como ocurre en todo tipo de relaciones, hubo oc.asiones en que cambios de intereses o conflictos de prioridades resultaron en tensiones y en el deterioro de la cooperación en los trabajos, una situación que no favoreció en lo más minimo el avance de algunos de los proyectos en que estaban interesados los gobiernos. 4

4

4

4

63

La información sobre las situaciones que afectaban a los niños y sobre posibles actuaciones del UNICEFen la región, iba dirigida por lo general a personas que estaban en posición de influir en la formulación de políticas y de planes de alcance nacional. En quellas zonas donde existían programas asistidos por el UNICEF, el nombre de la organización era relativamente bien conocido; sin embargo, se lo asociaba más frecuentemente con el apoyo que prestaba que con los objetivos de los programas. La Conferencia Latinoamericana sobre la Niñez y la Juventud en el Desarrollo Nacional de 1965, (página 36) dio oportunidad de cambiar esta situación. Por tratarse de una reunión regional, tanto por los temas discutidos en ella, como por el sitio donde se celebraba, despertó más interés en el hemisferio; además, la prensa latinoamericana se ocupó más de ella que de cualquiera de las reuniones anteriores de la Junta Ejecutiva del UNICEF. Por otro lado, la edición en rústica que se hizo del informe de la conferencia, sirvió de instrumento publicitario en la región. El personal del UNICEFdistribuyó copias de él entre los funcionarios de los ministerios y de los gobiernos l.ocales que trabajaban en los programas, así como entre dirigentes comunitarios, bibliotecas, medios de comunicación, organizaciones profesionales y civiles, instituciones locales, institutos docentes e individuos y organismos interesados. Este fue el comienzo de las publicaciones del UNICEF, editadas en los idiomas de la región, con informaciones e ideas adicionales destinadas a incitar el interés y el diálogo entre individuos y organizaciones de los sectores públicos y privados que están interesados en la situación de la niñez y la juventud y en los medios de mejorarla Un Hesa Redonda muy especial Sin embargo, las publicaciones no eran suficientes. El UNICEFreconoció la necesidad de realizar actividades que pudieran reforzar las recomendaciones de la conferencia. Con el fin de obtener los recursos necesarios para sostener las operaciones complementarias requeridas por ésta, se pensó entonces que una reunión a la que asistieran planificadores nacionales de vasta experiencia, administradores de programas y eruditos, con el fin de hacer un análisis crítico de los problemas estructurales que afectaban la situación de los niños, podría ser muy útil. Esta fue la razón de la Hesa Redonda-’ de 1968. Entre las cuestiones que se debatieron en ella estuvo la de cuál podría ser la función más efectiva del UNICEFen vista de la situación existente en ese momento en la América Latina y de las tendencias de desarrollo de la región. Los participantes, actuando como individuos y no como representantes de los gobiernos, aportaron sus conocimientos y experiencia a las discusiones francas y abiertas que se tuvieron, tanto sobre la situación de la infancia, como sobre el propio UNICEF, en los esfuerzos que hacía para cumplir su mandato. De estas deliberaciones salieron varios principios claros. Primero: la eficacia de los programas nacionales dependía de la capacidad que tuvieran las autoridades para coordinar sus actuaciones. Segundo : era necesario incitar 8 las comunidades a entrar en acción y a cooperar en los programas con las Las discusiones de comprendian en un documento sin número titulado Mesa redonda sobre la promoción de políticas en beneficios de las familias, los niños y la juventud de las América Latina (Octubre de 1968- Santiago, Chile)

“’

64

aptitudes que poseian. El mensaje para el UNICEF: la organización debía iniciar una labor realística muy activa de defensa de los intereses de la infancia, promoviendo el mejoramiento de las condiciones de vida de los niños pertenecientes a los grupos más necesitados de la población. Este diálogo de la Mesa Redonda, entre administradores y eruditos op por mejor decir, entre los engargados de poner en práctica las ideas y quienes las conciben, fue de incalculable valor para las actividades futuras de la región. La Junta Ejecutiva

sesiona

fuera de la Sede

Si bien por razones económicas y de conveniencia de los delegados, la práctica normal de la Junta era reunirse en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, hubo ocasiones en que aceptó las invitaciones que se le hicieron para sesionar en un país en desarrollo. Fue así como se ,reunió por primera vez en Asia (Bangkok), en 1964 y en Africa (Addis Adeba), en 1966. Una invitación del Gobierno de Chile en 1969, resultó en el primer período de sesiones de la Junta en la región de las Américas, (Santiago de Chile). La posición geográfica de esta ciudad en el extremo sur del hemisferio, le dio oportunidad a los delegados de hacer visitas cortas a otros países y de observar por sí mismos la situación de los niños de la región. Huchas gobiernos cooperaron con el UNICEFen la organización de giras por los países, para los delegados que pudieron participar en ellas. Durante estas visitas, observaron varios programas nacionales, incluidos algunos asistidos por el UNICEF, tuvieron reuniones con jefes de estado y autoridades locales y8 ademas, sesiones de información y deliberaciones con dirigentes comunitarios. Se confronta

la realidad

Como ocurría en otras regiones, las sesiones de la Junta en las Américas iban precedidas de reuniones especiales dedicadas exclusivamente a asuntos concernientes al hemisferio. En 1969, todos los gobiernos de la región y todas las organizaciones interamericanas fueron invitados a una Sesión Especial sobre la Situación de la Infancia y la Juventud en la América Latina. Las deliberaciones de la Besa Redonda del año anterior fueron muy útiles para esta reunión. Como parte de la documentación preparada para ella, se dio consideración a un resumen de la situación socioeconómica de los países latinoamericanos preparado por la Comisión Económica para la America Latina tanto al niño de las zonas rurales (45 (CEPAL),44 a estudios relativos como al de las zonas urbanas,46 y un informe regional del UNICEF47sobre sus pasadas inversiones en las Américas y recomendaciones para actuaciones futras. Elementos como la documentación basica de la reunión, el contacto directo con personas interesadas de la región que asistían a ella aportando sus conocimientos e inquiestudes, y las experiencias personales de los delegados que acababan de regresar de sus giras por los países, se unieron en la Sesión Especial dándole a la Junta una oportunidad única de comprender mejor lo que el subdesarrollo significaba para los niños y para su futuro, así cómo era la vida en las comunidades donde éstos crecfan.

65

Una de las características de las Américas es su dualidad: en la política, donde el poder se concentra en el gobierno; en la esfera de la educación en la que coexisten “élites” cultas con masas de analfabetos, y en las diferencias de las condiciones de vida entre las zonas urbanas y las zonas rurales. Es una dualidad a la que se deben muchos de los problemas sociales de la región. Varios estudios realizados como parte de programas conjuntos de la CEPAL y el ILPES, demostraron que, si bien en otras parte del mundo la migración resultó en una amalgama de los elementos dominantes de las dos culturas, la nativa y la importada, en las Américas la migración provóniente de Europa principalmente, resultó en la superposición de la cultura foránea sobre la indígena con la que nunca se mezcló. Esto explica tal vez la persistencia del fenómeno de la dualidad en las Américas cuyos resultados, entre muchos otros, son los grandes sectores de población que viven aún aferrados a estructuras tradicionales y a la observancia de estrictas tradiciones culturales, permaneciendo, en realidad, al margen de los efectos del desarrollo general y económico. En 1961, en la Carta de Punta del Este (página 39), las naciones de las Américas expresaron su ferviente deseo de ver producirse cambios sociales en la región. Al efecto, adoptaron metas de desarrollo regional que incluían los aspectos sociales confirmados más tarde por los jefes de estado en su reunión de 1967. Sin embargo, a pesar de sus declaraciones de buenas intenciones, al final del decenio de 1960, alrededor del 50% de los habitantes de la región vivían todavía en la pobreza. Las aspiraciones expresadas con tanto optimismo a principios del decenio, crearon una nueva clase de víctimas, personas que están hoy aún más marginadas, por la inhabilidad del esfuerzo masivo desarrollado, tanto en lo económico como en lo social, de repercutir de manera profunda en las condiciones “marginales” en que vivían antes. La población rural marginada, en especial los grupos que a través de la radio o del cine se habían dado cuenta de que existían diferentes condiciones de vida y habían concebido esperanzas de una existencia mejor, hicieron que la tranquila marcha hacia las ciudades en busca de trabajo se convirtiera en una avalancha. Impreparados para trabajos que los habían atraído pero que con frecuencia no existían, entraron a formar parte de la creciente masa de los pobres urbanos que viven en condiciones más miserables que las que dejaron atrás. Como era de esperarse, se intensificaron las te,nsiones sociales. Y la víctima principal fue la juventud. t

La Carta sectores .

t

t

t

de Punta del Este señaló las metas que se querían sociales, pero los avances logrados en esa década Educación. permitieron todos

los

de estas urbanas. cambiaron

Las grandes aumentar

niveles. erogaciones

inversiones

hechas

considerablemente

las matrículas en las zonas rurales,

Sin embargo, fueron inferiores

Las estadísticas muy poco durante

de desperdicio

financiera

alcanzar en varios fueron desiguales:

en dichas

a los

obtenidos

del absentismo y la indicando la década,

inversiones.

en esta

esfera

escolares

en

los beneficios en las zonas

deserción un mayor

escolar porcentaje

66

.

La tasa de mortalidad de niños de uno a cuatro años descendió Salud. En infantes menores de un año este descenso fue menos rápidamente. satisfactorio y el nhmero total de las muertes infantiles continub siendo alto, particularmente en los grupos marginados de la población urbana y rural..

.

Se registraron pocas mejoras en los niveles globales de Nutrición. la nutrición debido a la disminución de la producción alimentaria en la región y del consumo de alimentos entre grupos de bajos ingresos en varios países.

.

Los cambios en los ingresos fueron desiguales Ingresos familiares. Los aumentos se entre los diferentes sectores de la población. concentraron en las ciudades donde el ingreso medio era diez veces mayor que el de la población rural.

Fue este realismo desenmascarado sobre la estructura de la sociedad a las aspiraciones y el progreso latinoamericana en lo referente a los pobres, en ese decenio, a los niños y a los jóvenes y’a los factores que los afectaban, lo que se debatió en la Sesión Especial de 1969. El resumen de los documentos presentados durante ella, así como de sus fue uno de los informes que se sometieron a la deliberaciones y conclusiones, consideración de la Junta durante el período regular de sesiones que tuvo lugar inmediatamente después de la Sesih Especial.4* Una descripción más completa de la mencionada sesión se publicó un poco más tarde con el título “La Infancia y la Juventud en Amhrica Latina 1969 -- problemas y Perspectivas de Actuaciones Futuras”, Santiago, Junio 1969. como las deliberaciones sobre temas concernientes a Tanto la Sesión Especial, las Américas que tuvieron lugar durante la reunión posterior de la Junta, fueron la culminación de un proceso de estudio y análisis de la situación de los niños en las Américas, del lugar que corresponde a la infancia y la juventud en el desarrollo nacional, y de las actuaciones y prioridades viables que se podrían aplicar a la solución de los problemas que afectaban a los niños, clarificando de paso con ello el papel que debería desempeñar el UNICEF. La conclusión a la que se llegtí en este sentido fue que el personal del Fondo en las Américas debía seguir actuando primordialmente como defensor y protector de la infancia ante el público y las autoridades. Debía colaborar en forma directa con los gobiernos en la promoción de políticas y en la elaboración de planes que tomaran en cuenta las necesidades del niño y dar prioridad en la asistencia material prestada por el Fondo, a aquellos programas en que participaba la comunidad y que establecian servicios básicos para beneficiar a los niños más pobres de las zonas marginadas.

t

t

t

t

67

EL DECENIO DE 1970:

Independencia

de actuacíón

Podría decirse que el decenio de 1970 fue un período en el que el UNICEF en las Américas alcanzó madurez suficiente para actuar por cuenta propia, independientemente. Sus energías y sus recursos ya no estaban esposados a Con el programas preestablecidos, como habiá ocurrido en la década de 1960. advenimiento del decenio de 1970, la antigua nocibn de que pudieran producirse cambios significativos en el papel que desempeñaba el Fondo en las Americas, se había convertido en realidad ineludible. Tanto la Junta como los países de la región habían impartido su mandato. La situación económica de la mayoría de las naciones de las Américas se había fortalecido considerablemente en la década de 1960. También el producto bruto nacional había aumentado, pero en vez de beneficiar a los pobres, la brecha que existía entre el sector favorecido de la sociedad y el llamado sector moderno se había agrandado. Al comenzar el decenio de 1970, el ritmo de crecimiento de la economía era más lento, la inflación se convertía en grave problema, y la tasa de crecimiento demográfico era muy alta. Existían además niveles elevados de desempleo, junto con grandes sectores de la población que trabajaban en actividades de baja productividad. En vista de esta situación, Raul Prebisch, dirigiéndose al décimocuarto periódo de sesiones de la CEPAL en 1971, se hizo eco de la ansiedad de cuantos se preocupaban por el futuro de los pobres y de otros grupos marginados de la población, cuando dijo: “Pienso que se debe tener en cuenta que no solo del PNB vive el hombre, que el PBN es un medio de avanzar hacia otros ideales que trascienden lo puramente económico. Una ideología de transformación social que no establezca objetivos claros que vayan más allá de lo económico -- más allá del sistema económico--es una ideología incompleta que puede ocasionarnos enormes frustraciones.” El decenio de 1970 fue también una época de resurgimiento cultural en las Américas. Se produjo en momentos en que la región se dedicaba a solucionar ciertos problema especiales con medidas que reflejaban la identidad propia de cada uno de los países la forman. Esta tendencia se hizo notar durante algunas de las reuniones que se celebraron con anterioridad a la reunión de la Junta Ejecutiva en 1969 y de la Sesión Especial sobre la Situación de la Infancia y la Juventud en la América Latina que la precedió. Fueron las siguientes: el décimotercero periódo de sesiones de la CEPAL, una reunión especial de la Comisión Especial de Coordinación Latinoamericana (CECLA) y dos sesiones del Consejo Interamericano Económico y Social (CIES). En todas ellas se reconoció el hecho de que los grupos sociales dominantes de las Américas continuaban dependiendo de valores foráneos que, a pesar de haber producido logros económicos y avances sociales cuantitativamente importantes, habían tenido efectos perjudiciales en el desarrollo económico y en los sistemas El resultado era una sociedad educativos y de bienestar social de la región. en la cual las clases bajas estaban excluídas del\proceso de desarrollo y el resto de la poblición había abandonado los va%ores.de su propia nacionalidad. Hablando en 1970 de esa “crisis de personalidad”, el Presidente del Banco

68

Interamericano de Desarrollo se refirió a una gran fuerza dinámica entre los pueblos de las Américas que “no solo trata de consol.idar un destino generico común D sino que aspira a una participacibn más efectiva de todos los grupos sociales, en especial de aquellos que tradicionalmente se han desatendido más.” Por su parte, Roberto Esguerra-Barry, Director Regional del UNICEF, en una exposición que hizo ante la Junta en abril de 1970, dijo que el nuevo papel que habría de desempeñar el Fondo tenia tres facetas: primera, la formulación de:politicas especiales en beneficio de los niños, la familia y la juventud; segunda, la ctiordinacibn interdisciplinaria de los diferentes esfuerzos públicos y privados que se hacian en pro de la formulación de programas sociales y, tercera, la movilización y aprovechamiento de las energias de la juventud y de individuos y grupos voluntarios, para promover la participación comunitaria en el proceso de desarrollo.49

Promoción

de políticas

nacionales

y participación

de la juventud

En consecuencia, se adelantaron esfuerzos mayores y mejor concertados para tratar de que, tanto la población de los paises, como sus dirigentes, reconocieran el hecho de que la salud, el bienestar y el desarrollo de los niños y de la juventud no eran solo motivo de preocupación individual, sino requisitos fundamentales del progreso y del futuro de las naciones y que, por lo tanto* debía dárseles el lugar que les correspondía en el bobito de la politica nacional. Era necesario ademas convencer a todos aquellos que tuvieran a su cargo la formulación o ejecución de políticas y planes de desarrollo nacional de la validez de este concepto, a fin de que prestaran debida atención a las necesidades que surgieran en operaciones futuras. Por último, el objectivo del UNICEF era asegurarse de que su labor habría de tener impacto por largo tiempo en la situación de la mayoría de los niños, en vez de limitarse a prestar una ayuda que, por sus limitaciones inherentes, solo podia afectar favorablemente las condiciones de vida de unos pocos. La cooperación del Fondo con las oficinas de planificación nacional, que comenzó en la década de 1960, (página 38) con el objeto de ayudarlas a ampliar su capacidad de actuación en la esfera social, se intensificó en el decenio de 1970 * Inicialmente, la asistencia del UNICEF en esta esfera se financió con cargo a un programa regional; más adelante, sin embargo -- especialmente cuando se presentaron casos que requerían servicios de asesoria por largo tiempo, subsidios para el personal y equipos -- la ayuda pasó a formar parte de los programas directos de los Países. Una serie de estudios e “informes sobre la situación” de la infancia y la juventud en algunas naciones, habían resultado de lo convenido en la Conferencia Latinoamericana sobre la Niñez y la Juventud en el Desarrollo National p celebrada en 1965. Como un primer paso hacia una mejor comprensión de los problemas y la formulación de posibles soluciones, el UNICEF recomendó a los países y les prestó su apoyo para que prepararan o actualizaran dichos estudios, sugiriéndoles al efecto un formato general. En la mayorfa de los casos, los estudios los coordinó la oficina de planificación nacional en

69

cooperación con instituciones públicas y privadas. En varios países los mencionados estudios se utilizaron como tema de conferencias nacionales sobre la infancia y la juventud en las que individuos pertenecientes a los sectores públicos y privados, así como a varias disciplinas, se reunieron a examinar la situación descrita en los estudios, debatir las posibilidades de solución de los problemas y formular programas más efectivos en beneficio de la infancia. Con miras a obtener la mayor variedad posible en los aportes a las conferencias, y como parte de los preparativos que se hicieron para ellas, se formaron comisiones encargadas de estudiar temas especiales y se organizaron reuniones zonales con la participación de dirigentes comunitarios y de otros grupos. Los países de la América Central y Panamá celebraron una conferencia patrocinada conjuntamente por la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA), la Secretaría Permanente del Tratado General de Integración Económica Centroamericana (SIECA), y el UNICEF. Los seis países formaron una comisión mixta de orientación general. En cada uno de ellos hubo largos períodos de trabajo preparatorio, estudios, documentos, reuniones, etc., en’los que nacionales de planificación, varios participaron, entre otros, las oficinas autoridades locales, dirigentes comunitarios, organizaciones no ministerios, gubernamentales y grupos juveniles. A estos últimos, que fueron los más importantes por la naturaleza de los temas que se estudiaban, se los incitó insistentemente a participar en todos los aspectos de los trabajos preparatorios. Has tarde los grupos juveniles enviaron sus propias delegaciones a la conferencia, haciendo contribuciones muy valiosas. Es justo reconocer que estas reuniones estimularon el interés general, influyeron en la opinión pública y dieron nuevas perspectivas a los funcionarios de planificación nacional que hasta entonces se habían ocupado más de los aspectos económicos del desarrollo. La tendencia, sin embargo, fue la de dar un enfoque sectorial a sus conclusiones y recomendaciones. No hay duda alguna de que en cada país las conferencias produjeron gran cantidad de materiales que, por muchos años, habrían de ser de gran utilidad. Servicios

básicos

integrados

En cumplimiento de su mandato, el UNICEFse dedico entonces a desarrollar programas destinados a llevar los servicios básicos a comunidades que carecían de ellos y a beneficiar a los niños más necesitados. El enfoque: actuación participación de las autoridades coordinada entre todas las disciplinas, locales así como de las comunidades que se iban a beneficiar, y aprovechamiento de la vasta experiencia adquirida en programas sectoriales. Este enfoque no era solamente un resultado práctico de las conclusiones Sesión Especial y de las opiniones expresadas en la Hesa Redonda, sino

de la que se

derivó de las experiencias adquiridas en programas de salud maternoinfantil, servicios coordinados de salud pública, nutrición aplicada, enseñanza primaria y bienestar social, que también se tomaron en cuenta. Los primeros programas de “servicios basicos integrados” en Chile, Guatemala y México fueron

70

Si bien se continuó prestando asistencia a aprobados por la junta en 1969. programas sectoriales, la propensión general iba dirigida hacia enfoques Antes de terminar el decenio in,terdisciplinarios y actuaciones coordinadas. de 1970, 18 países (Anexos IX, XII, XIII y XIV) habfan recibido apoyo del UNICEF para programas de esta clase.

t

t

+

t

En todos los países fueron muchos los factores que se tomaron en cuenta en la selección de la zona donde habrían de desarrollarse los programas de servicios En un principio éstos fueron esencialmente básicos integrados. experimentales, pues la única experiencia previa en actuaciones interdisciplinarias coordinadas habían sido los programas de nutricion fuera una aplicada. Lo más fundamental, sin embargo* era que la zona escogida de las más pobres y menos desarrolladas, y donde se hubiera hecho muy poco en favor de los niños. También se consideraron: la parte que le correspondia a la zona en los planes de desarrollo regional o nacional, a fin de determinar las facilidades que ofrecía para determinar la factibilidad de repetir y ampliar el programa en otras zonas; la accesibilidad del lugar, pues era necesario garantizar que la vigilancia sistemática y eficiente del programa se pudiera llevar a cabo al nivel más alto de los ministerios y las organizaciones involucradas en él yO por último, las posibilidades que tenía la zona de atraer la atención del mayor número posible de dirigentes del país y de la opinión pública. . A consecuencia de esto, las oficinas nacionales de planificación cooperaron desde un principio en la selección de la zona y en la elaboración del Su participación fue diferente en los distintos países; en su programa. bien los programas porque les permitían mayoría, sin embargo, recibieron familiarizarse más con las condiciones sociales del lugar, las actuaciones de los distintos sectores participantes y con el sistema de administración de las También tuvieron oportunidad las oficinas de actividades sobre el terreno. planificacibn nacional de participar en la evaluación del efecto que habían tenido los programas en la vida de las comunidades y en el desarrollo de la zona. Las actividades comunes de la mayoría del UNICEF incluyeron las siguientes:

de los

programas

que recibieron

apoyo

.

Servicios básicos de salud en los que se adoptó el enfoque de la atención primaria de la salud y se aprovechó la experiencia adquirida en programas anteriores de servicios integrados de la salud.

.

Abastecimiento de’agua y saneamiento ambiental para aumentar la disponibilidad de agua potable en las comunidades, promover el uso de letrinas sanitarias y mejorar la apariencia y limpieza general de los lugares.

71

.

Proyectos de alimentación y nutrición, en los que se aprovechó lo aprendido en los programas de nutrición aplicada en lo tocante a la enseñanza sobre nutrición, economía domestica y huertas escolares y comunitarias.

.

Ayuda a la enseñanza primaria mediante el suministro de materiales didácticos.

.

Enseñanza

.

Clubes

no escolar

para jóvenes

de madres y guarderías

la

capacitación

y

y mujeres.

infantiles.

Cada programa, sin embargo, tuvo características propias desarrollaron actividades especiales muy interesantes. .

de maestros

y algunos

En Bolivia el programa formó parte de los planes de desarrollo ‘nacional; también de los esfuerzos que se hicieron para capacitar los funcionarios de las oficinas regionales de planificación en asuntos pertinentes a planificación social.

a

.

En Chiapas, Béxico, De todos los se fundó una estación de radio. programas de servicios básicos integrados asistidos por el UNICEF éste fue el que más publicidad recibío. Fue además uno de los que En sus transmisiones contaron con mayor participación comunitaria. diarias, hechas en los distintos dialectos de la zona, la estación presentaba temas de interés local y mensajes educativos sobre salud, intercalados en los programas musicales. nutritión, etc.,

.

En la región de Puno, en el Perú, los centros infantiles, conocidos fueron construidos por las como “Wawas Wasis” (casas de los niños), propias comunidades y atendidos por voluntarios de la localidad. El hecho de que no eran simplemente guarderías infantiles pasivas, los Las personas que trabajan en hizo merecedores de atención especial. ellos después de haber recibido la capacitación necesaria, hicieron de los juegos educativos y de la estimulación temprana de los infantes, parte de las actividades diarias.

t

t

t

t

los programas contaban con una u otra Como parte de su sistema administrativo, en los que uno de los ministerios o forma de comités de coordinación, En todos ellos, sin embargo, la autoridades desempeñaban el papel directivo. representación de las autoridades locales y de la propia comunidad se En efecto, los programas que dieron mejores consideraban indispensables. resultados fueron aquéllos en los que los intereses y las necesidades percibidos de las comunidades recibieron atención prioritaria y en los que las comunidades y sus dirigentes participaron en la investigación, planificación y La flexibilidad de los ejecución de las diferentes etapas de los proyectos.

72

m6todos administrativos los programas.

y de coordinación

fue

tambien

decisiva

en el Bxito

de

Resultaba lógico además que una consideracibn fundamental en la planificación de,los servicios basicos integrados debia ser la atención primaria de la salud. Desde cuando comenzó a apoyar servicios de bienestar maternoinfantil, hasta la Qpoca en que se ocupó de los programas básicos integrados, el UNICEF se, preocupó siempre por las familias y las comunidades que carecfan de acceso La asistencia del Fondo en esta esfera no fácil a los servicios de salud. solo hizo hincapié en las instalaciones materiales sino, principalmente, en la Prueba de ello son las altas inversiones que hizo dotación de personal. continuamente en programas de capacitación de parteras empiricas, de todo tipo de personal auxiliar de salud y de trabajadores voluntarios de la salud. La accesibilidad de las comunidades a los servicios de salud se examinó en la evaluación inicial del Plan Decenal de Salud para las Américas. Esta evaluación, que se sometió a la consideración del Consejo Directivo de la OPS en su reunión XXIV, celebrada en la ciudad de México en septiembre de 1976, ponía de presente que la mayoría de las dependencias de salud estaban situadas en las comunidades más grandes y que habia muchos países (Anexo XVI) en los que más de la mitad de las personas que vivían en poblaciones de menos de 2.000 habitantes, carecian de acceso adecuado a los más elementales servicios de salud. Era evidente que se necesitaba el enfoque de los servicios primarios de la salud. Durante las campañas de erradicación de la malaria, el UNICEF había recomendado insistentemente el empleo de colaboradores voluntarios (página 43 1, señalando que ellos y las parteras empíricas eran los Unicos trabajadores en la esfera de la salud de que se disponía en gran número de comunidades rurales. Cuando se lleg6 en algunas zonas a la etapa final de consolodación de las campañas de erradicación y, más tarde, al cambiarse el enfoque de las mismas en los países donde no habían dado buenos resultados, el UNICEF sugirió que se capacitaran y contrataran los colaboradores voluntarios y los evaluadores de la lucha antimalárica como trabajadores polivalentes de salud, con el fin de ampliar el alcance de la infraestructura de los servicios básicos de salud. Has adelante se estableció un fondo regional para este fin (página 92), del que hicieron uso varios países. Una de las primeras naciones que acató la sugerencia del UNICEF en las zonas de consolidación de la campaña de erradicación de malaria, fue Costa Rica. Allí el programa, del que fue autor el Director de Salud, doctor Rodrigue2 Arabañes, se extendió gradualmente a toda la nación; además, más adelante se promovió como ejemplo de atención primaria de la salud digno de imitarse. Fue este inter6s tradicional del Fondo de hacer accessibles los servicios de salud a toda la poblacidn, involucrando activamente a la comunidad en todos los aspectos de los programas; utilizando trabajadores comunitarios de salud, voluntarios y trabajadores locales de otros sectores en precedimientos sencillos de salud y en actividades educativas y de promoción y ademas, el empeño de dar consideracibn multisectorial a la solución de los problemas de salud, lo que determinó la pauta de la colaboración del UNICEF en

73

‘el componete de salud de los servicios bbsicos integrados. Sin embargo, estos conceptos y planteamientos de la atención primaria de la salud, que el Fondo había apoyado por tanto tiempo, no fueron bien recibidos por todos los trabajadores nacionales e internacionales de salud sobre el terreno. Su actitud solo vino a cambiar despues de varias promociones adelantadas en el plano regional y después de la Conferencia de Alma Ata en 1978.

t

t

t

t

t

Con tan pocos empleos para tantos trabajadores impreparados, cujas sueños se habían visto frustrados, el crecimiento incontenible de los barrios de tugurios dominados por la miseria alcanzaba tan grandes proporciones que eran motivo de profundo preocupación. Es más, la rápida expansión de estas zonas de tugurios en la periferia de las capitales de varios países, era un problema que se mencionaba con creciente frecuencia en los foros latinoamericanos, y que el IJNICEFnotaba en su contractos con las oficinas nacionales de plantificación. A fines de 1969, ce celebró en Chile una conferencia a la que asistieron funcionarios municipales de España, Portugal y Latinoamérica. Durante ella, el UNICEFpresentó un documento relativo a la situación de los problemas producidos por las circunstancias en que niños y la juventud en las zonas urbanas pobres, en el que se planteaban varias de las colaboración del personal especializado de la sede del UNICEFde realizó un analisis más profundo de ciertos aspectos del problema en varios países y se hicieron sugerencia sobre la manera de solucionarlo. La opinión del UNICEFera que el planteamiento de un programa de servicios básicos integrados debía ser tan viable en las ciudades como en las zonas rurales. Para las familias campesinas, desacostumbradas a la estrechez de la vivienda de los tugurios urbanos, los servicios, básicos de salud y de sanaemiento ambiental eran absolutamente esenciales. Con programas de capacitación, se podría ayudarlos a adaptarse al cambio de condiciones y de estilo de vida, y a mejorar sus posibiliadades de obtener trabajo remunerado. La organización de la cumunidad y de sus servicios, podría servir para ayudarlos a aprender cómo valerse por sí mismos y a realizar actividades productoras de ingresos; también serviría pare a los jóvenes oportunidades de recreación y establecer guarderías infantiles pare los hijos de las madres que trabajaban fuera del hogar. Programas de esta clase se desarrollaron con el Colombia, apoyo del UNICEFen los barrios de tugurios urbanos de tres países: México y Perú.

74

Se inicio en 1973 y los buenos Colombia: el proyecto de Cartagena. resultados que produjo hicieron que en 1977 el gobierno decediera establecer Era un programa ambicioso; otros proyectos similares en 13 cuidades pequeñas. no solo pretendía mejorar las condiciones de vido en los barrios de tugurios, sino producir cierto grado de redistribución demográfica en sitios distintos a las metrópolis densamente pobladas, orientando la migración campesina hacia cuidades y poblaciones de tamaño mediano, evitando asi que las más populosas siguieran crediendo. México: En 1961 la Junta aprobó la ayuda del UNICEFal un programa de mejoramiento de la condiciones de vida en algunos barrios de tugurios en las Fue el primer intendo de colaboración del Fondo afueras de cuidad de Héxico. Sus principales elementos fueron abastecimiento de en un proyecto urbano. agua, mejoramiento de las viviendas realizado por las propias familias y la Sin embargo, cuestiones de capacitación vocacional necesaria para realizado. jurisdicción y administración que se presentaron más tarde, resultaron en la cancelación de la asistencia del UNICEFquedando la ejecución del programa en manos de las autoridades locales. México, cuya tasa de migración campesina es posiblemente la más elevado de todos las naciones de las Americas, continuó adelantando programas en zonas de rápido crecimiento urban, que incluian actividaded de salud, alimentación, vivienda, saneamiento ambiental y educación. En estas zonas, como los integrantes de la Junta pudieron observar en 1979, los trabajadores sociales se valieron de métodos innovadores para educar a los miembros de la comunidad, crear entre ellos una conciencia de los problemas e incitarlos a solucionarlos por sus propios medios. La colaboración del UNICEFen programas urbanos de tres cuidades mexicanas se aprobó en 1979. Compredían estudios sobre la situación de los niños en cada una de ellas, y la identificación de actividades que puderian beneficiar a los más pequeños. Perú:

“Pueblos

Jóvenes”

Lima, Perú. Se había producido en la cuidad un crecimiento desmesurado de tugurios en orecarias condiciones sanitarias y sin acceso alguno a los servicios básicos. En 1973, el UNICEFaprobó su ayunda a un programa en los “Pueblos Jóvenes” de Lima, en cuya plantificación se utilizó la experiencia que se hábia obtenido en algunos proyectos pequeños realizados anteriormente en barrios de tugurios urbanos y en los programas de servicios básicos integrados de la región de Puno. Uno de sus principales objectivos fue el establecimiento de servicios para niños pequeños en centros construídos y manejados por la propia comunidad. En estos centros, personas de la localidad proporcionaban cuidados e instrucción a los pequeños, como parte de un programa en al que, además, se enseñaba a los padres cómo continuar prestando atención en la casa a la salud, la alimentación y la educación temprana de sus hijos. t

t

t

t

t

75

Si bien el UNICEF prestaba atención a la orientación de estos nuevos programas en el decieno de 1970, no por eso dejó de atender los asuntos que lo hábian preocupado en el pasado; en realidad, pudo acomodarlos fácilmente en el planteamiento de los servicios integrados. Ejemplo de estos fue la nutrición , que tradicionalmente hábia encabezado la lista de las preocupaciones y actaciones del UNICEF. Los programas de la Junta en esta esfera, suministraron alimentos directamente a números incontables de madres y niños. Vinieron luego los programas de conservación de la leche y los de nutrición aplicada. Simultáneamente con todos ellos se adelantaron programas de formación de personal en la esfera de la nutrición, que aparte de expertos en la materia, incluyerontrabajadores sociales, maestros, trabajadores auxiliares de salud, administradores de proyectos y dirigentes cumunitarios. En consequencia, fue muy lógico que en 1970 el UNICEF respondiera al llamamiento hecho en las reuniones interamericanas de ministros de salud y de agricultura, poniendo de relieve la parentoria necesidad de existía de formular políticas nacionales sobre alimentos y nutricíon que abaratan todos los aspectos de producción, distributión y consumo de los alimentos, e invitando a las organizaciones de las Naciones Unidas a colaborar con los gobiernos en este asunto. El primer resultado de esta inquietud fue la celebración de una serie de conferencias entre grupos de países, en las que se reunieron representantes de los sectores económicos, industriales, agrícolas, educativos, sociales y de salud, que tenían a su cargo lo relacionada con políticas y planes conciernentes a los alimentos y la nutricion. Fueron patrocinadas conjuntamente por la CEPAL, el ILEPES, la OBS/OPS, la FAO y el UNICEF, con participación de la UNESCO, el Banco Mundial y varias organizaciones interamericanas. El UNICEF desempeño unpapel directivo en este programa, suministrando los servicios de un coordinator de tiempo completo y financiado costas de secretaría y documentación, así como de coordinadores locales y del transporte de los participantes. Los preparitivos de las conferencias se prolongaron más de lo previsto. Un primer paso, al que de dio gran importancia, fue la elaboración de guías técnicas metodológicas, en la que se tuvieron en cuenta los requerimientos de los sectores multidisciplinarios involucrados en las conferencias. Has adelante, cada uno de los países del Mercado Común Andino utilizó la guía metodológica para recopilar información general de fondo y redactar proyectos de política nacional sobre alimentación y nutrición. Gracias a ello, en la conferencia de 1974 en el Perú, los participantes pudieron discutir el problema sobre la base de informaciones completas y de experiencias prácticas en la formulación de políticas que les permitieron anticipar las dificultades que se podrían encontrar en su adopcíon y ejecución.

76

Cuando el programa estaba ya en pleno desarrollo, se le dio el nombre de Proyecto Interagencial de la Promoción de Políticas Nacionales de Alimentos y Nutrición (PIAP/PANA). Su objectivo ya no fueron las conferencias, sino el otorgamiento de asistencia directa a los paises, para atender el crediente numero de solicitudes que se recibían de las naciones interesadas en El prograsma institutionalizar sus políticas de alimentos y nutrición. contaba con un equipo técnico multidisciplanario designado por la CEPAL, la OBS/OPS, la FAO, la UNESCO y, por último, el UNICEFque fue escogide como coordinador. Contaba ademas con personal auxiliar y con oficinas en Chile. El equipo técnico, fianciado por el IJNICEF,.preparó una serie de materiales tdcnicos para uso de los países en actividades de informacibn y de capacitación de personal; organizó seminarios nacionales y cursos de capacitación; suministrb servicios de asesoramiento los que incluyeron visitas periódica-s a los países y la asignación de consultores, y facilitó un intercambio de vistas del personal nacional. Con el fin de revisar el trabajo del equipo técnico y las prioridades del programa, las cinco organizaciones que lo patrocinaban celebraban cada seis meses una reunión de funcionarios regionales de nivel superior. En la de 1968 se examinó una evaluación completa que había hecho un grupo independiente cuyos integrantes discuterion los resultados de su investigación con el equipo tecnico y con los representantes de las organizaciones patrocinantes. El grupo de evaluación puso de relieve varios resultados positivos 50 del programa. Entre otras cosas, contribuía a crear una mayor conciencia de los problemas en el plano político y entre grupos técnicos de alto nivel; facilitaba la capacitación de núcleos de personal nacional multidiciplinario y técnico; contribuía a una apreciación más clara de la situación en los países e influía en que recibían ayunda; había suministrado una guía metodológica, las oficinas nacionales, particularmente en la esfera de formulación y ejución de iniciativas multifuncionales. También hizo críticas el grupo evaluador, poniendo de relieve algunas deficiencias que había encontrado. Recomendó, por ejemplo, que es vez de hacer tanto hincapié en la preparación de estudios y en la formulación de planes y políticas regionales de alimentos y de nutrición, el programa asistiera a los países en el desarrollo de programas y proyectos especiales, de preferencia los de planteamiento multisectorial. Naciones como Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Haití, Perú y la Républica Dominicana, aprovecharon el programa del PIAP/PNANpara establecer políticas globales de alimentación y nutrición, así como programas esprciales para los grupos más vulnerables. En el Caribe cooperó con el Instituto de Alimentación y Nutrición del Caribe, y en Centroamérica con el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP), organizaciones éstas creadas por los dos grupos subregionales para atender los problemas que se presentaban en estas

esferas. t

t

t

t

t

77

En 1975, a raíz de la celebración del Año Internacional de la Mujer y de la importante conferencia mundial que se iba a celebrar en la cuidad de Héxico, el UNICEF cooperó en los esfuerzos que realizaban los países y las instituciones regionales para examinar más cuidadosamente la situación de las mujeres, particularmente de las más necisitadas y de las que vivían en las zonas rurales y urbanas más pobres. Con este fin y, ademas, colaborar en la recopilación de informaciones sobre los programas en beneficio de las mujeres de las Américas que apoyaba el UNICEF, el especialista en cuestiones pertientes a la mujer se agregó a la nómina del personal de la oficina regional. Entre los esfuerzo cooperativos realizados por el UNICEF en beneficio directo de la mujer, pueden citarse los siguientes: clubes de mujeres, enseñanza no escolar y, además, actuaciones indirectas como las de abastecimiento de agua en las aldeas que contribuyeron a aliviar la fatigosa carga de su trabajo diario. Has adelante, como parte de la labor complementaria del Año Internacional de la Mujer, y para aprovechar el interés generado por él, el UNICEF adoptó un programa regional destinado a promover el papel de las mujeres en la comunidad. También se orientó el programa hacia su participacion en una modalidad de desarrollo que incrementara la contribución femenina a la producción de mercancías y de servicios, y estimulara la mutua cooperación de hombres y mujeres en actividades relacionadas con los niños y el hogar. Se pensaba que la creación o fortalecimiento de medios institucionales para facilitar lo anterior, serían necesariamente pilares de apoyo para estos objectivos. El programa asistió además actividades de capacitación laboral y de colaboración en programas nacionales, a fin de apoyar los mismos objectivos y promover el intercambio de información y de ideas nuevas dentro de la región.

t

t

t

t

t

El niño pequeño ha sido siempre el foco central de muchos programas. La alimentación complementaria para madres y niños benefició a los que estaban a Los punto de nacer, así como a los infantes y a los párvulos de corta edad. niños pequeños sirvieron de tema central a la enseñanza sobre la nutrición que se dio a las familias. La capacitación de parteras empíricas en prácticas de atención posnatal, como complemento a las de atención prenatal, la promovió el UNICEF motivado por su preocupación de que, de otra manera, los cuidados posnatales serían inaccesibles para mucha mujeres. El apoyo prestado a la habilitación de personal médico en pediatría social, tanto a través del programa regional como del que se adelantó en el Brazil, es otro ejemplo del interés del fondo en el niño pequeño. Las guarderías infantiles y otros servicios sociales comunitarios satisficierion algunas de estas necesidades. Estudios y conferencias nacionales sobre la infancia y la juventud, que conjuderon a la realización de actividades especiales en favor de los niños menores de sies años, fueron otros de los medios que se utilizaron para atender sus necesidades.

78

El UNICEF habia patrocinado la conferencia sobre las Necesidades del Niño Pequeño en el CaribeBS1 que se reunió en Barbados en 1967. Como actividad complementaria posterior a ella, se hizo un análisis de la situación y se adelantaron conversaciones con los gobiernos de la zona y con la Universidad de’las Indias Occidentales, durante las cuales se consideró la adopción de un enfogue global dentro de la región del Caribe. El programa que se desarrolló más adelante fue aprobado por el UNICEF en 1971 y tenis, entre otros, los La pronta inclusion de politicas especiales sobre el siguientes objectivos: niño preescolar en los planes de desarrollo económico y social; el fortalecimiento y ampliacion de los servicios dentro de cada pais, y la adopción de programas educativos con los que se trataria de instruir a los padres sobre los cuidados que debían darle a sus hijos pequeños y sobre la importancias vital que dichos cuidados tenían para su desarrollo normal. Tambien se tomaron en cuenta las experiencias del Instituto de Educación de la Universidad de las Indias Occidentales y de la Fundación Van Leer (de los Paises Bajos)) en la labor conjunta que habian adelantado para mejorar la atención comunitaria no escolar a los niños pequeños con el empleo de las llamadas “granny mothers” o mamas-abuelitas. Este programa patrocinó el establecimiento de un Centro para el Desarrollo del Niño Preescolar en la universidad arriba citada, con el fin de ayudar a los gobiernos a prepar políticas nacionales y a adelantar actividades de capacitación de personal. La publicación de folleto “Beautiful Junk” (Anexo XVII), sobre la utilización ingeniosa de materiales desechados para fabricar juguetes, fue también resultado de este programa. Mís tarde la universidad preparó un informe actualizado sobre las actividades que beneficiaban al niño pequeño en el Caribe de habla inglesa, el que presentó como documento de información general a la Beunión Especial de la Junta en 1979.52 La conferencia de Barbados y sus actividades complemtarias habían dado por resultado intercambios de ideas y de experiencias sobre programas para el niño de corta edad en la zona del Caribe. Sin embargo, durante los preparativos del Año Internacional de la Hujer y de los análisis que se hicieron para determinar qué actividades podrían beneficiarla, vino a descubrirse que entre los países de la región existía muy poca diseminación de informaciones relativas a métodos de atención para los niños pequenos. En vista de ello, el UNÍCEF emprendió la tarea de recopilar y diseminar información sobre programas cuyos servicios no se limitaban al cuidado puramente material del niño. Al efecto, se esforzó por descubrir experiencias, criterios e ideas innovadoras en este campo, no solo en los programas gubernamentales, sino a través de institutos de investigación, organizaciones privadas y comunidades individuales. Servicios de asesoría, visitas de estudio e informes especiales contribuyeron en gran medida a este interoambio. También apoyó el UNICEF programas en Chile, Colombia y Perú, países que tenían ya mayor experiencia en actividades de estimulación temprana de los infantes: Chile valiéndose de un enfoque escolar más institucionalizado y Colombia y el Perú, de proyectos más orientados hacia la comunidad y basados en circunstancias y costumbres locales, Trabajo inicial Chile. del servicio de salud, programa: desarrollado

de estimulación temprana realizado por intermedio con la colaboración de la universidad. El en conjunción con proyectos de lactancia materna y

79

de nutrición maternal; un programa técnico con vigilancia apropiada; resultados evidentes con la mejora de la salud de los niños. En 1978, una’publicacións3 describió el trabajo en dos ediciones. En 1979, el Hinisterio de Salud introdujo la estimulación psicosocial como elemento adicional de los servicios que se prestaban en las dependencias del ministerio en todo el país. Colombia. Varios sistemas de atención para el niño pequeño “Centros de Atención Integral al Preescolar”, un programa nacional... Objetivo: atención completa bien balanceada; Cartagena guarderías infantiles para ayuda de madres urbanas que trabajan fuera del hogar . . . patrocinadas por la comunidad; observancia de costumbres locales e incluyen alimentación, higiene y juegos; preescolares...‘Escuelas de Banco’, una modalidad tradicional de enseñanza en zonas de bajos ingresos, impartida generalmente por una persona en su propia casa... cada niño trae consigo un banquito para sentarse. El UMICEF prestó ayuda el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar a fin de promover la adopción de enfoques no convencionales y la mejora y expansión de los servicios para el niño de corta edad. También asistio el Fondo grupos privados involucrados en actividades de planteamiento poco usual. Uno de estos grupos, por ejemplo, utilizaba equipos sencillos de juego, fáciles de duplicar localmente, diseñados en forma de que sirvieran no solo como base de la educación del niño pequeño en sus distintas edades, sino de guía y orientación para los padres. Perú. Las ‘Wawas Wasis’ (casas de los niños) experimentaron con programas de rehabilitación después del terremoto de 1970... se trasladaron luego a la región de Puno... las familias no las ven como proyectos gubernamental sino como un programa propio y como tal lo apoyan y defienden... un enfoque revolucionario de servicio al niño pequeño y m#todo de involucrar a las familias y las comunidades en el desarrollo nacional : comunidades establecidas alrededor de 1.000 ‘Wawas Wasis’ donde se atienden unos 40.000 párvulos. Hás tarde el Hinisterio de educación adoptó un proyecto de educación temprana como modelo para un programa de enseñanza no escolar en toda la nación, en el que se empleaban en las ‘Wawas Wasis’ ya no voluntarios de la comunidad que habían recibido cursos de capacitación, sino trabajadores asalariados... !el proyecto comunitario de enseñanza no escolar que ha tenido mayor éxito!

80

Tambien en algunos barrios de tugurios de Lima se habían hecho ensayos Con base en esta experiencia, similares al de Puno, pero en pequeña escala. en 1977, las ‘Wawas Wasis’ se incorporaron a los servicios básicos integrados que se habían diseñado para los ‘Pueblos Jóvenes’ de la capital peruana (Pagina 74). ,Parte del apoyo del Fondo fue la producción de una pelicula Se exhibió corta sobre las actividades y el impacto de las ‘Wawas Wasis’. durante el periodo de sesiones de la Junta del UNICEFen 1976. También se ha 8 valido de ella Save the Children Foundation, una organización filantrópica favor de la infancia, para recomendar la adopción de este método de enseñanza no.escolar en otros lugares El interés en el concepto de las ‘Wawas Wasis’ continuó expandidndose. En Bolivia, el país vecino, se incorporó en los programas regionales de servicios básicos integrados. También lo introdujo la República Dominicana en su División de Enseñanza preescolar. Por su parte, el Ecuador encontrb tan interesante el experimento colombiano de participación comunitaria en la atención al preescolar, que adoptó un sistema similar en sus servicios básicos integrados Panamá y los países de Centroamerica, en cambio, se interesaron más en el método de estimulación temprana del niño. En 1977, el UNICEFaprobó un programa para estas naciones; incluía actividades de promoción para despertar la conciencia del público sobre la situación de la infancia, gran variedad de estudios sobre el niño pequeño en zonas cursos de capacitación, socioeconómicas especiales, el establecimiento de un centro de documentación al que tuvieran acceso todos los paises y, ademas, asistencia directa a Algunas de las publicaciones que se proyectos individuales de los países. prepararon en este programa se incluyen en el Anexo XVII.

t

t

t

t

Desde cuando comenzó su colaboración en la educación primaria, el UNICEFhabía descubierto con alarma el elevado porcentaje de la deserción escolar. Parecía que los padres no entendían bien el valor que tenía la educación para sus hijos, ni eran capaces de encontrar alternativas a la de convertirlos en trabajadores de la unidad familiar a una edad muy temprana. Pero había aún más : ni el contenido ni la cantidad de los cursos de los planes de estudio eran estimulo suficiente para que los estudiantes siguieran asistiendo a la escuela. Identificado totalmente con el problema de la deserción escolar, el UNICEF decidió atacarlo directamenmte diseñando programas que pudieran revertirlo

81

Por esta misma época el Instituto Interamericano del Niño (IIN) llamo la atención del Fondo sobre algunos casos de niños que padecían de dislexia, una enfermedad que obstaculiza la capacidad de aprender, pero que puede curarse cuando se descubre en sus etapas inicialies. A pesar de que solo afectaba a un porcentaje muy bajo de párvulos, el UNICEF convino en cooperar en la formación de un grupo de educadores suficientemente preparados para atender este problema cuando fuera necesario. El resultado fue un programa administrado por el IIN con la colaboración del UNICEF, la UNESCOy la OF¶S/OPS. Bajo sus auspicios se dictaron en 1970, 1972 y 1974, tres series de cursos sobre métodos de identificación de los estudiantes que padecen de dislexia y de la forma como puede adaptarse el programa escolar para ayudarlos con el problema. En su mayoría, los participantes de los cursos fueron profesores de institutos normales de formación de maestros, e inspectores de educación, así como sicólogos y pediatras.

Otros

eslabones

de la cadena

En ejercicio de su función como defensor de la causa del niño, el UNICEF dividió sus energías en igual medida entre actividades de información pública y el desarrollo de los programas. Fueron muy variados los métodos empleados. Con la celebración de conferencias nacionales, se dio a numerosos individuos, tanto del sector público como del sector privado, la oportunidad de participar en los esfuerzos que se adelantaban para influir en la adopción de políticas en favor de los niños. También a través de las conferencias, estas personas se convirtieron en aliados ideológicos del UNlCEF, colaborando en la tarea de mejorar los servicios para la infancia y estimulando para beneficio suyo una mejor utilización de los recursos disponibles, tanto en el plano nacional como en el local. A su turno, esta extensa red de individuos, interesó a otros en la causa de la niñez y celebraron reuniones que atrajeron la atención de los medios de comunicación nacional sobre los temas que se consideraban en ellas. Como parte de los esfuerzos que se hicieron para interesar a la prensa nacional, una de las oficinas del UNICEF (Guatemala), organizó en 1976 un seminario para los representantes de los medios de comunicación en el que se les puso de presente la situación social y los problemas que afectaban a la infancia y la juventud; también se llamó su atención sobre varias de las actividades que se adelantaban en sus propios países para aliviar algunas de las dificultades que encontraban niños y jóvenes. El personal de información del UNICEF, que en los primeros años se había dedicado a preparar materiales destinados a informar al público de las países donantes, y a promover su interes, prestaba ahora igual atención al público de las Américas se apoyó, por ejemplo, la producción local de materiales relacionados con los problemas de la infancia y la juventud en un país, y más tarde se los hizo circular dentro de ese mismo país.

82

Además de su empeño permanente de despertar el interés del público y de promover discusiones sobre las necesidades de los niños, el UNICEFfinanció la Uno de ellos fue “El Niño y el Publicación de varios libros y folletos. se escribió especialmente para dirigentes de Joven” - Motores de Desarrollo”; la opinión pública y para individuos encargados de la toma de decisiones, no ~610 dentro del gobierno, sino dentro de los círculos académicos y del sector privado, Tanto es.te libro como el titulado “Los años postergardos”, fueron publicaciones conjuntas del UNICEFy de Paidos, una importante empresa editorial de la región, que utilizo su bien establecida red de distribución para abarcar un mayor numero de lectores. A un nivel mis popular, el conocido caricaturista Joaquin Lavado (“Quino”) utilizó a l4afalda y a sus amigos sobre la “Declaración de --personajes ficticios creados por el - en un folleto los Derechos del Niño”, y Renzo Pecchenino (LUKAS) ilustró “para ti y todos los niños”. (Información más clara sobre la variedad que tuvieron estas publicaciones se da en el Anexo XVII.) Además de materiales impresos de información, se produjeron audiovisuales que los paises podian usar y adaptar a sus necesidades. Algunos ilustraban en terminos generales la situación de los niños de la región; otros destacaban proyectos nacionales de planteamiento interesante en los que se aplicaban Inicialmente varias peliculas soluciones novedosas a los problemas. producidas conjuntamente con empresas de televisión y filmadas en distintos lugares de la region, se hicieron para exhibirse en los países donantes; algunas, sin embargo, se adaptaron al español o se doblaron en idiomas como portugués, aimará y quechua, para poder usarlas en toda la región. También las tarjetas de felicitación sirvieron de medio para obtener un mayor en las campañas de apoyo del público a la labor del Fondo. La participación venta de las tarjetas del UNICEFcreció a través de los años; en el decenio de 1970 se vendián en 27 paises de las Américas (Anexo VII). La contribución de los numerosos artistas de la región que donaron sus obras sirvió para De estas incrementar el interés del público y la venta de las tarjetas. obras, se seleccionaron 115 entre 1955 y 1979, y 99 aparecieron en las tarjetas, (Anexo XVII). Las campañas las adelantaron gran numero de grupos nacionales voluntarios, asociaciones femeninas que apoyan a las Naciones Unidas y numerosas organizaciones locales, entre ellas, las sociedades nacionales de la Cruz Roja, las que utilizaban la comisión que recibian por la venta de las tarjetas para financiar sus actividades. Como se mencionó anteriormente (página 181, las campañas no solo le produjeron ingresos sustanciales al UNICEF, sino que también, algo igualmente importante, los grupos que las patrocinaban contribuyeron a informar a otros sectores del público sobre los objetivos del UNICEFy sobre los programas que beneficiaban a los niños en cada pais. t

t

t

t

Finalmente, cuando el volumen de los proyectos que los gobiernos deseaban

desarrollar excedió los niveles de la asistencia que el Fondo estaba en capacidad de prestar, se hicieron esfuerzos para interesar en estas posibilidades de ayuda 8 otras fuentes de recursos, entre ellas, bancos

83

internacionales, fundaciones privadas y organismos bilaterales de asistencia. Muchos de los proyectos que no pudieron recibir asistencia financiera del UNICEF, la obtuvieron de otras organizaciones en Canadá, Europa y Estados Unidos. En celebración

del

niño

En toda la región, la designación de 1979 como Año Internacional del Niño (AIN) produjo una reacción muy positiva. En cada país se formó una Comisión Nacional con participación oficial y privada, que tuvo a su cargo organizar las actividades y acontecimientos especiales del año. El personal del UNICEF en la región dedicó gran cantidad de tiempo y de esfuerzos a asistirla en sus actuaciones. Anunque en cada país circunstancias, necesidades y posibilidades especiales. determinaron el planteamieno que se le dio a la celebración del AIN, muchas inquietudes comunes se hicieron presentes. He aquí algunas de las más frecuentes: .

Antención al niño pequeño mediante actividades que iban desde mejoramiento de los locales de las guarderias infantiles, hasta enseñanza preescolar y promoción de la lactancia materna.

.

Nutrición, en especial actividades educativas y publicitarias para promover un mejor entendimiento del valor de los alimentos nutritivos y de la necesidad de consumirlos.

.

Examen de la legislación concerniente a la situación de los niños, especialmente de aquellos que tenian necesidades particulares, como los impedidos y los abandonados; también aquellos que se encontraban en situaciones especiales, dentro de la fuerza del trabajo o del sistema penitenciario. Consideración especial a los jóvenes de los grupos lo relativo a actividades de recreación, deportivas de vocacional. Atención particular a niños ciegos y a otros así como a los que experimentaban dificultades Actividades

educativas

destinadas

a fortalecer

más desposeidos en y de capacitación

físicamente impedidos, de aprendizaje. la familia.

El AIN dio oportunidad de respaldar y reforzar muchos de los programas que existian ya en favor, de la infancia y la juventud. Fue un año para exaltar a los jóvenes y destacar los esfuerzos que se hacían para asistirlos en su desarrollo. Dio oportunidad además de que cada país, con igual vigor, realizara en favor de ellos esfuerzos adicionales. Toda una serie de estudios, análisis, proyectos nuevos en cientos de localidades y una gran variedad de seminarios, talleres de trabajo, reuniones y conferencias formaron parte de las celebraciones del AIN.

84

Los medios de comunicación, cuya actitud fue muy positiva, respondieron siempre que se solicitó su ayuda para gran numero de actividades algunas de las Comisiones Nacionales adoptaron para cada mes un tema relacionado con la Lo mismo ocurrió con las infancia al que la prensa dio amplia cobertura. incontables series que se presentaron sobre los Derechos del Niño. Con el aw,ance del año, las comisiones pudieron suministrar mayor cantidad de ma’terial. El resultado fue un marcado aumento del interés de la prensa, expresado en una mayor cobertura de las actividades, la publicación peribdica de.articulos de fondo y gran variedad de programas de radio y de televisión. Como parte de las actividades educativas y de publicidad, muchos países hicieron publicaciones especiales y otros produjeron películas, folletos y afiches. Se organizaron actos especiales para involucrar mas al público en el AIN. Algunas de las más populares fueron concursos infantiles de pintura, fotograf áa, ensayos y poesía relacionados con los temas del año. Numerosas actividades en favor de la infancia se ilustraron con exhibiciones. Conciertos, acontecimientos deportivos. carnavales y representaciones teatrales fueron solo unos pocos de los incontables actos que se organizaron para promover el AIN y recaudar fondos con destino a programas de servicio para los niños. También se emitieron gran número de sellos postales conmemorativos del año. Cuando en octubre de 1979 la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicó tres días completos al AIN, los representantes de 15 países de las Américas participaron en el debate. Figuraron entre ellos las primeras damas de cuatro Países (Colombia, Costa Rica. México y la República Dominicana), que encabezaban las Comisiones Nacionales del AIN en sus respectivos países un mes más tardes en noviembre de 1979, fueron invitadas junto con la Primera Dama de Panamá y de siete países de otras regiones del mundo, a asistir a una reunión patrocinada por el Gobierno de México. Esta conferencia de primeras damas que dirigían Comisiones Nacionales del AIN, fue una demostración de su interes y determinacidn de influir en la adopción de políticas y de programas en beneficio de los niños de sus respectivas naciones. El éxito del AIN en la región se debió en gran medida a la cooperación entre los sectores públicos y privados. Era esencial que dicha cooperación continuara, pues como lo hizo notar la Primera Dama de Colombia, doña Nydia Quintero de Turbay Ayala, durante su intervención en el debate de la Asamblea General de las Naciones Unidas, “el Estado, no importa que tan fuerte sea, no puede sostener solo la carga y los esfuerzos que esta gran lucha requiere. El sector privado tiene ineludibles responsabilidades sociales, a menos que quiera agrandar la brecha que existe entre los ricos y los pobres.” Hirando hacia el futuro, la Primera Dama de Costa Rica, señora Estrella Zeledón de Carazo, señaló que uno de los resultados del trabajo realizado había sido “descubrir no solo nuestros propios problemas, sino nuestras propias potencialidades” por su parte, el representante de Jamaica, señor Lloyd Barret, opinó que “la razón fundamental es el reconocimiento global del hecho de que nuestro futuro está en manos de nuestros niños.”

85

Las Comisiones Nacionales del AIN se habían formado para celebrar el año, pero el representante del Perú, señor Hugo Palma señal6 que su continuación como organismo permanente, cualquiera fuera la forma que tomara, “daria continuidad a un trabajo que es nuevo todavía y que está en peligro de que en el futuro pueda estancarse o interrumpirse.” Es obvio que este fue un sentimiento ampliamente compartido, pues la mayoria de los países de la región establecieron más tarde centros de enlace de esta clase para las actividades complementarias del AIN. t

Para los países

“más

t

t

t

ricos”

El debate del AIN en la Asamblea General puso de relieve la universalidad de los problemas que afectan a los niños, tanto en los países económicamente Reconociendo que aun en los desarrollados como en los países en desarrollo. países poseedores de mayores recursos existian zonas menos desarrolladas donde los niños tenian grandes necesidades, se aprobaron las solicitudes de asistencia tanto de países de bajos ingresos como de los de ingresos más altos, para programas que, en esencia, se diferenciaban muy poco los unos de los otros. Hás adelante el UNICEFcomenzó a tomar en consideración factores como los de población infantil y la cuantia del producto bruto nacional (PBN), a fin de establecer prioridades y niveles de asistencia que le permitieran utilizar más equitativamente sus limitados recursos. A raíz de esto se prestó mayor atención a los países de la región con los niveles más bajos del PBN. Reconociendo, sin embargo, que el PBN no era una medida que reflejaba con. exactitud las necesidades de los niños de las Americas, se trataron de encontrar indicadores más adecuados. En dos de los documentos presentados durante la Sesión Especial de 1969, se habían utilizado otros factores en un intento de encontrar una tipologia relativa al crecimiento de los problemas sociales54 y una tipología de los aíses, utilizando una mezcla de indicadores económicos y sociales. P5 La reunión sugirió algunas pautas para la colaboración con los países de mayor desarrollo económico de la región, a fin de asistir los esfuerzos que realizaban los gobiernos para promover politicas y desarrollar planes nacionales en los que se tomaran en cuenta las necesidades de la infancia y se diera prioridad, en la asistencia material que se otorgaba, a los niños más pobres de las comunidades situadas en las zonas marginales más deprimidas. El UNICEFcolaboró con algunas fundaciones filantrópicas y universidades de Se pensaba algunos de los países de mayor desarrollo económico de la región. que los estudios que resultaran de esta colaboración, no solo serían de beneficio local, sino que la experiencia adquirida en su elaboración podría En los programas en que participaron serle útil a otros países de la región. varias naciones -- en seminarios para jueces de menores, o en los que se discutieron temas como el de la mujer en el desarrollo y el niño pequeño con mutuamente dificultades de aprendizaje - hubo con ellas una colaboración benéfica.

86

Rn el decenio de 1970, el Brasil fue el único país de la región en donde la colaboración del UNICEFestuvo casi a la par con la que se ofrecia a las Por muchos años el Brasil fue uno de naciones de mayor desarrollo económico. los países que recibieron asistencia para programas de alimentación complementaria, salud maternoinfantil, abastecimiento de agua y enseñanza Vino luego un periodo en primaria, todos ellos en los estados del nordeste. el que se hizo hincapié en la asistencia otorgada por intermedio de organismos nacionales como el Servicio de Extensión Rural (ABCAR) y la Fundación Nacional de’Bienestar Infantil (FUNABEW),lográndose con ello una cooperación más innovadora. En 1977, sin embargo, en vista de cambios en la situación, el indice del PBN y el nivel relativamente alto del ingreso per cápita, se lleg6 a la conclusión de que era necesario dar un nuevo enfoque a la asistencia del UNICEF, si se quería que ésta produjera el impacto deseado. Al efecto, el representante del UNICEFen el Brasil inició conversaciones con el gobierno para tratar asuntos de mutuo interes Conjuntamente hicieron un análisis completo de la colaboración que había existido entre el UNICEFy el gobierno a través de los años y procedieron a adoptar un nuevo criterio de cooperación en el que se tomaban en cuenta las politicas del UNICEFy los aspectos fuertes y débiles de la situación brasilera del momento. Para facilitar el diálogo entre el Fondo y los funcionarios del gobiernos se prepararon varias series de documentos, entre ellos, un recuento histórico del UNICEFen el Brasil; la defensa de los intereses de la infancia como función primordial de la organización, que incluia sugerencias sobre un plan de asistencia en el Brasil para mejorar y ampliar los servicios infantiles, y el análisis de una estrategia conjunta en actividades de nutrición. El documento del UNICEFen el más importante fue un anteproyecto titulado “Participación Una perspectiva de planificacion para la infancia y la Desarrollo del Brasil. que j uventud” > cuyo objetivo era servir de estructura básica a las discusiones habrian de llevarse a cabo sobre la elaboración del programa de cooperación para el periodo siguiente. El documento contenia un resumen de las inquietudes y prioridades del UNICEFy analizaba algunas de las modalidades de cooperacibn que se habían debatido en las conversaciones con los funcionarios del gobierno. ta capacidad de la oficina del Brasil se amplió con la asignación de personal anterior en el poseedor de conocimientos especiales yI ademas, de experiencia UNICEF, el que colaboró en la preparación de documentos de trabajo y en las diligencias adelantadas con los funcionarios del gobieno. Esto dio como resultado la introducción de un criterio de asistancia técnica de alto nivel, cuyo objetivo era asistir al gobierno en la organización de sus propios servicios para que en esta forma pudiera utilizar efectivamente como catalatíca la modesta ayuda financiera que recibía del UNICEF. Concretamente, las actividades del Fondo se dividíeron en tres categorias: recolección y diseminación de información sobre la magnitud de los problemas que afectaban a los niños, actividades experimentales y de apoyo para el mejoramiento de técnicas y estrategias, y actuaciones dirigidas hacía el establecimiento de politicas de largo plazo, perspectivas y planificación del desarrollo.

87

Las Américas son una región “rica”. Es un hecho incontrovertible si se toma como base de este criterio el talento técnico y profesional que existe en la región, en vez de la medición, más frecuentemente aplicada, del nivel del ingreso personal y del PBN. La colaboración con las fundaciones y universidades de las Américas, así como los programas entre los países con los que colaboró el UNICEF, dieron oportunidad de utilizar este venero de talento dondequiera que fue necesario emplearlo. También gracias a esta colaboración, se logró.que ideas innovadoras, así como el nuevo rumbo que se dio a los programas en beneficio de la infancia, recibieran mayor atención. La utilización posterior de algunas de estas experiencias que tenían posibilidad de desarrollarse en el futuro, podría favorecer no solo a los niños de las Américas sino a los de otras regiones. En la Junta una vez más Es el año de 1979 y la Junta acepta una invitación del Gobierno de Héxico para celebrar su período regular de sesiones en ese país. La Reunión Especial sobre la Infancia en América Latina y el Caribe que la precedió, estuvo a su turno precedida por un intenso período de actividades realizadas con el fin de asegurarse de que ella -- la Reunión Especial - fuera una experiencia estimulante y útil, tanto para los miembros de la Junta como para los demás participantes, varios de los cuales provenían de los países de la región para garantizar además que de ella habrían de salir pautas de políticas y de programas para los países y las organizaciones participantes, en los que se hiciera hincapié en las necesidades de los niños en los planes de desarrollo nacional Varios estudios de casos especiales, e informes sobre experiencias y enfoques de programas relativos a los temas de la agenda de la Reunión Especial, fueron preparados por expertos de varios países. Como material informativo de fondo, el UNICEFelaboró un estudios6 sobre la situación de los niños en la América Latina y el Caribe por su parte, la CEPALrecopiló el compedio estadistico titulado “Indicadores sobre la situación de la Infancia en America Latina y el Caribe/Indicators on the situation of children in Latin America and the Caribbean”. Este documento bilingüe de referencia, públicado bajo el patrocinio conjunto del UNICEFy la CEPAL, contiene una presentación analítica de estadísticas sobre niños muy pequeños, así como sobre los de edad escolar y los adolescentes. La situación del niño de corta edad se analiza de acuerdo con las tasas de mortalidad infantil en distintas regiones de cada país, relacionándolas con las diferencias de las situaciones existentes en comunidades indígenas y grupos étnicos y con el número de los años en que las madres habían asistido a la escuela. En todos los países se encuentran regiones con tasas altas de mortalidad y se señala lo importantes que son para las expectativas de vida de los infantes los factores generalmente asociados con su situación: servicios de salud y condiciones alimentos y nutrición, ambientales. La sección dedicada a los niños de edad escolar presenta materiales concernientes a la enseñanza primaria en los Países, mostrando al mismo tiempo una gran variedad en la capacidad de retención de los conocimientos adquiridos y del impacto en la deserción escolar del ingreso temprano del niño en la fuerza de trabajo (particularmente en los sectores de agricultura y de servicios). Los materiales relativos a los adolescentes

88

tienen que ver con grados de alfabetismo, en los subsiguientes niveles acad6micos en el mercado de trabajo.

con la continuación y con una descripción

de sus estudios de su situación

TambiBn organizó el Gobierno de Mxico visitas de los miembros de la Junta 8 sitios que les permitieron observar las condiciones de vida y las actividades de los programas en ambientes rurales y urbanos. La visita campestre al es,tado de Chiapas y al local del programa de servicios básicos integrados asistido por el UNICEF, les dio a los visitantes oportunidad de ver ejemplos de, la mayoria de las actividades, y de conversar con el personal del programa En la que hicieron a una zona urbana de y con los miembros de la comunidad. la capital, pudieron observar varias de las actividades del DIF (organismo nacional para el Desarrollo Integral de la Familia), en uno de los sectores Los métodos que usaban alli los trabajadores más pobres de la ciudad. sociales para promover el reconocimiento de las situaciones y practicas que valiéndose de la participacibn perjudican a los individuos y a la comunidad, de jóven6s y adultos de la localidad, despertaron gran interés entre los visitantes. Lo mismo ocurrió con las demostraciones de las actividades que realizaban los miembros de la comunidad para mejorar, tanto el ambiente del lugar como su propia vida. +

t

t

t

La experiencia adquirida en La Reunibn Especial se concentró en lo siguiente: actividades y proyectos adelantados con el objeto de disminuir los efectos perjudiciales del ambiente de las zonas urbanas pobres en la vida de los innovadores de esfuerzos de desarrollo que benefician directa niños ; enfoques o indirectamente a la infancia de las zonas rurales, y actividades en El informe de la Reunión Especial,s7 beneficio del niño de corta edad. junto con la reimpresi6n de algunos documentos preparados para ella, se en América Latina y ei Caribe publicaron con el titulo de “La infancia México, 16-18 de mayo de 1979.” Este Informe sobre la Reunión Especial, documento tuvo amplia circulación. sobre la Atención de la Infancia en La reunión adoptó además una “Declaración Latinoamérica y el Caribe’,Declaración de México, 1979)58 en la que los gobiernos de.la región advierten que las elevadas tasas de mortalidad, morbilidad y desnutrición infantil, unidas a los bajos indices de escolaridad, y al habitat inadecuado, resultan en “escasas posibilidades para un desarrollo pleno de las potencialidades del niño.” Los gobiernos de la región se comprometen a realizar un “intercambio dinámico” de conocimientos sobre en reuniones que se celebrarán cada actividades beneficiosas a la infancia, cinco años. Hacen hincapi en que el establecimiento del Nuevo Orden Económico Internacional debe incluir politicas orientadas hacia la protección y desarrollo de los recursos humanos de las nuevas generaciones. Reafirman su convicción de que el Año Internacional del Niño (AIN) debe verse, no como “acontecimiento aislado”, sino como la base de actuaciones nuevas y más intensas para incrementar inmediatamente la atención que se presta a los problemas de los niños. En esta empresa, los gobiernos y las comunidades deben actuar conjuntamente, con el apoyo de organizaciones internacionales. siempre que así se requiera.

89

Así terminó otro decenio de la labor del UNICEPen las Amkicas, dando oportunidad a los países, bajo los auspicios de la Junta, de reexaminar la situación de los niños de la región, discutir los medios de mejorarla y, colectivamente, reafirmar su determinación en este sentido, en los años por venir.

+

+

+

+

90 EMERGENCIAS

Además de los numerosos programap,p.ara los que se ha solicitado su asistencia en toda la región de las Américas’, el UNICEFentre 1949 y 1976, prestó socorro de emergencia a 14 países, inmediatemente después de varios desastres na,turales que ocasionaron extensos daños en sus instalaciones y servicios, dejaron gran cantidad de gente rnti~i-ta o herida y ocasionaron daños considerables a incontables familias. Siete terremotos, cuatro huracanes y una erupción volcánica fueron solo unos pocos de los desastres que azotaron la región: Terremoto Terremoto Huracán Terremoto Huracán Erupción volcania Huracán

1949 1951 1954 1960 1961 1964 1964

Terremoto Terremoto Terremoto Huracán Terremoto

1969 1970 1972 1974 1976

Ecuador El Salvador Haití Chile Belice Costa Rica Cuba Haití Trinidad y Tabago Colombia Perú Nicaragua Honduras Guatemala

En algunos casos el personal del Fondo estuvo presente en el sitio del desastre y participo directamente en las operaciones de socorro; en todos, sin embargo, el UNICEFfiguró entre las numerosas organizaciones que respondieron inmediatamente a las solicitudes de ayuda, contribuyendo además a evaluar los efectos que la emergencia había tenido en los niños. Hubo ocasiones en que el personal del Fondo tuvo que dedicarse por largo tiempo a la solución de los problemas creados por ella. En sitios donde otras organizaciones no estuvieron en capacidad de prestar socorro inmediato, el UNICEFse encargó de suministrarlo. Sin embargo, la principal ayuda que el Fondo prestó en estas emergencias fue asistir a los gobiernos a rehabilitar y reconstruir la prestación de los servicios esenciales; en efecto, a tratar de desarrollar un sistema de servicios básicos que pudieran atender a las necesidades de salud, educación y bienestar de los niños, con mayor eficiencia que antes. Hubo además numerosas situaciones -- como sequías periódicas muy intensas en los estados del nordeste del Brasil o brotes de epidemias graves -- en las que los problemas inesperados creados por ellas, se atendieron mediante el ajuste o expansión de los programas de alimentación o de salud que ya existían. t

t

t

t

91

92

Comienzo

del

decenio

de 1980

Al comenzar el decenio de 1980 todavia se recordaban claramente las actividades de los países durante el Año Internacional del Niño, así como las Fue un cuestiones debatidas en la Reunión Especial de la Junta en 1979. del deterioro global de la situación económica, era momento en que, en vista más urgente que antes prestar atención a las amonestaciones que se habían hecho sobre el desarrollo de las potencialidades de los niños y, además, dar consideración ,a las experiencias y las soluciones innovadoras que se habían propuesto para abordar los problemas de la infancia discutidos durante la Se había llegado a la conclusión de que en los programas mencionada reunión. de los paises asistidos por el UNICEF, la estrategia de los servicios bisicos era fundamental y de que existían algunas posibilidades de adopción inmediata de dichas ideas. Después del fortalecimiento de las economías nacionales en la década de 1960, los países de las Américas, en el decenio de 1970, tuvieron que afrontar los problemas de la inflación y de la disminución del crecimiento económico. En la presente década de 1980 se han producido dos fenómenos simultáneos: la contracción de los recursos financieros y el atrincharamiento de la recesibn económica. El año de 1982 fue critico para la región. La,sola deuda externa de los países latinoamericanos pasaba de trescientos mil millones de dólares, prácticamente el doble de lo que había sido en 1979. En términos globales, el producto bruto nacional (PBN) de la región disminuyó un 1.2% en 1982, y el año siguiente trajo consigo una fuerte contracción de la economía, que llego a verse como la peor crisis en la historia de la región, la mayoria de estos países recurrieron a medidas de rigurosa austeridad. El servicio de la deuda externa y el reajuste de las políticas internas comenzaron a infligir graves pérdidas) especialmente en el sector de los recursos sociales, agudizando con ello la pobreza, la malnutrición y la propagación de las enfermedades. La erosión de la renta per capita, la eliminación de los subsidios para alimentación, la disminucion del valor real de los salarios, la inflación acelerada -- que en 1984 alcanzó un nivel de 165.3% en la región -- y el aumento del desempleo y el subempleo, han ocasionado grandes sufrimientos, particular, a los niños más pobres y a sus familias.

en

Refiriéndose al reajuste de las políticas internas de las naciones, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hacía notar en un estudio reciente que si bien, desde un punto de vista técnico, dichas politicas habían dado buenos resultados en la mayoría de los países, sus consecuencias sociales en términos del deterioro del standard de vida, del aumento acelerado de la inflación y del desempleo, habían sido tremendas y se habían distribuído en forma desigual entre las distintas naciones. Reconocía además el estudio del BID que existían muy pocas posibilidades de una mejora significativa de la situación en el futuro inmediato.

,.:

‘_*‘j ,.

93

En el frente político, el decenio de 1980 trajo consigo el establecimiento de una serie de gobiernos elegidos democráticamente en varias naciones de la región, y el reafianzamiento del proceso democrático en algunas otras. Ciertos países, sin embargo, continúan siendo ,,víctimas de guerras civiles, represión, terrorismo y tensiones internacionales; son naciones en las que la compleja situación económica y social ocasiona tensiones considerables entre los distintos grupos sociales y acrecienta las demandas que se hacen para que se produzcan cambios que beneficien la población. Tampoco se han escapado las Américas de los desastres naturales. Hubo terremotos en Chile y en Héxico. Una erupción volcinica en Colombia produjo una desastrosa avalancha de lodo. En Argentina ocurrieron graves inundaciones. Todos estos desastres, que produjeron gravísimas pérdidas y daños de los recursos nacionales y enormes sufrimientos a incontables familias y 8 sus niños, incrementaron las demandas de los recursos insuficientes del sector social de que disponen las autoridades nacionales y locales. El problema que debían resolver los dirigentes de los países encargados de la formulación de políticas, era el de hallar la manera de sostener los progresos logrados en las esferas de la salud y el bienestar infantil, sin disponer de mayores recursos económicos. Por su parte, el UNICEFdio gran énfasis en todas sus actividade,s a la búsqueda de una solución apropiada a este problema. En lo que va corrido del presente decenio, se han hecho varios cambios en la estructura administrativa del UNICEF. En 1982, la oficina regional se transladó de Chile a Colombia, un país que por su posición geográfica en el centro del continente, facilita las comunicaciones. La doctora Teresa Albáñez fue nombrada directora regional; tambien se reforzó el personal técnico de la oficina regional 8 su cargo. De la misma manera, se hizo una reestructuración de los países servidos por las oficinas de área, agrupando aquellos con características comunes en términos de cultura, lenguaje, historia, y hasta cierto grado, de similitud de problemas. Entre los programas de la década de 1970 que continúan realizándose en el presente decenio en algunos países, figuran los de servicios básicos integrados, programas destinados a llevar los servicios básicos a las zonas más desatendidas, y a beneficiar a los niños más pobres. Varios aspectos de algunos de estos programas se alteraron o reajustaron, a fin de adaptarlos a los cambios de las situaciones, las oportunidades y las necesidades que se iban presentando. Una de las estrategias mas importantes continúa siendo la de participación popular a nivel de la comunidad. En 1982, la Junta, después de realizar un estudio a fondo del programa del Perú, hizo comentarios sobre varios elementos de los mismos, e hizo notar con complacencia que el objetivo final de este esfuerzo era adoptar y poner en práctica el enfoque de los servicios básicos.

94

En toda la región continúa creciendo el interds sobre proyectos relativos al desarrollo completo del niño, tanto aquellos que forman parte del enfoque de como los que se adelantan separadamente. En una los servicios,básicos, reunión de trabajo sobre “Alternativas para el niño de uno a seis años en las zonas urbanas, de la América Latina”, fue posible analizar algunas actividades y los problemas conexos de extensión y escala de las no convencionales, mismas. Se hizo esto con el propósito de formular ciertas pautas que permitan adelanto reducir los costos de los programa. Un interesante y original tecnológico relativo a la atención que debe prestarse a los bebés prematuros o Utilizando el método de “la madre de peso muy bajo, se originó en Colombia. canguro” ( los recién nacidos se amarran al cuerpo de la madre para que puedan lactar frecuentemente, en vez de colocarlos en incubadoras. Gracias al Programa de Cooperación Técnica entre los Paises en Desarrollo (CTPD), el método de la madre canguro se usa actualmente en Bolivia, Haití y en la región del Africa, con la asistencia del UNICEF. Resulta ironice pensar que en 1958 el Fondo le suministró incubadoras para recién nacidos a un centro de atención a niños prematuros en Chile, y que ahora participe en los esfuerzos cada vez mayores que se realizan para reducir su uso. En una reunión de trabajo del personal de UNICEF, celebrada en 1982, se hizo la evaluación de un programa regional para promover el papel de la mujer en el desarrollo, que se había adoptado como actividad complementaria del Año Internacional de la Mujer. Se descubrió que, si bien eran numerosas las experiencias con actividades productoras de ingresos para las mujeres, no todas habían dado buenos resultados. En vista de ello, se juzgó necesario adoptar un criterio común en relación con los medios que se debían utilizar para atacar el problema y para concentrar los recursos y los esfuerzos disponibles en un numero limitado de esferas de actividad. Se concluyó además en el que la familia sirviera como unidad que un enfoque multisectorial, básica de las actividades, era esencial. Desde entonces, los proyectos especiales en beneficio de las mujeres, se incluyeron en los programas de servicios básicos asistidos por el UNICEF. Existen además otros proyectos tendientes a promover actividades económicas que pueden producir empleos e La estrategia adoptada en apoyo de estas actividades, ha ingresos para ellas. sido la de institucionalizar los proyectos femeninos, a fin de ampliar su impacto social. La primera vez que el UNICEFse ocupó del problema de los niños abandonados y de los niños de la calle, fue en Colombia, prestando originalmente su asistencia a un proyecto experimental, y más tarde, en 1976, a un estudio a fondo de las condiciones en que vivian. El Año Internacional del Niño llamo la atención mundial sobre las necesidades cada vez mayores de los niños abandonados y de los niños de la calle de la región, y sobre los esfuerzos que realizaban algunas naciones para encontrar alternativas eficaces y de bajo costo en que participara la comunidad, a fin de atender dichas necesidades.

95

El UNICEF respondió en 1983 con un programa regional cuyo objetivo era ayudar a identificar los métodos más apropiados de afrontar tan complejo problema. Gracias a él, le fue posible al Fondo asistir proyectos con participación comunitaria en Brasil, Colombia, Ecuador y Mxico. Lo que buscaban era explorar medios de crear oportunidades de producción de ingresos, asistiendo al mismo tiempo proyectos de enseñanza escolar y no escolar, de atención básica de la salud, de nutrición y de recreación. Se procuraba además despertar en los niños de la calle de las zonas urbanas un sentimiento consciente de su propia valía. Con un apoyo financiero especial del Comité Canadiense pro UNICEF Y de CIDA, el proyecto del Brasil, que se adelanta con la cooperación de la Secretaría de Asistencia Social (SAS) y de la Fundación Nacional de Bienestar de la Infancia (FUNABEH), le sirvió de catalizador a un movimiento comunitario de alcance nacional en favor de los niños de la calle. Basándose en sus propios con los que lo hacen” y de “responsabilidad mediante principios de “aprender la participación”, el proyecto comenzó con actividades en 22 localidades. HOY a los conocimientos y experiencias compartidos en reuniones de en día, gracias de ideas y de métodos de adiestramiento, se ha trabajo , a la diseminacion convertido en un movimiento nacional de acción popular. Cuenta con una red de 300 comunidades urbanas, con comisiones en cada uno de los estados del país y con una Comisión Nacional. El programa regional ofrece además servicios de asesoramiento, a través de los cuales el Fondo trabaja con otros países y con grupos interesados, a fin de identificar las alternativas y metodologías más aplicables al desarrollo de programas en que participa la comunidad, y promover la formulación de políticas nacionales que sirvan para solucionar los problemas de los niños de la calle, cuyo numero aumenta más cada día. Dos decisiones globales de la Junta del UNICEF influyeron en forma significativa en las actividades del Fondo en la región. La primera fue la de incluir la tasa de mortalidad infantil (TB11 entre cifras, que como las del PBN per capita y del tamaño de la población infantil, se habían venido tomando en cuenta en la adopción del criterio que se usaba como guia para determinar el contenido y el alcance de los programas del UNICEF. Esta decisión le dio al Fondo mayores oportunidades de asistir a los países cuyas tasas de mortalidad infantil eran más elevadas -- una de las preocupaciones expresadas durante la Reunión Especial en Mxico -- y de utilizar para sus propios fines un baróme.tro de desarrollo más apropiado que el que suministraban indicadores entonces un fondo económicos generales como el PBN. El UNICEF estableció especial de reservas TM, el cual le permite aprovechar las oportunidades que se presentan, de apoyar medidas de costo bajo destinadas a reducir la mortalidad y la morbilidad infantiles. Fue este un reto al que el personal del UNICEF en la región respondió con prontitud.

96

La segunda deciai6n de la Junta, fue la de respal.dar la supervivencia infantil y de reducir la mortalidad niños pequeños, utilizando metodos sencillos de bajo procedimientos mediante los cuales se podían obtener .la. infancia en un corto tiempo fueron las siguientes: del crecimiento: para vigilar el

el objetivo de promover de los infantes y de los costo. Los mejoras del bienestar de

-

Vigilancia y baratas, malnutrición.

-

Terapia de rehidratación oral (TRO): una mezcla simple agua que los padres administran a sus hijos para evitar deshidratación producida por la diarrea.

-

Lactancia ventajas biberón.

-

Expansión de la inmunización: vacunación de los niños contra las “seis mayores enfermedades transmisibles” de la infancia: el sarampión, la tos ferina, el tétanos, la difteria, la tuberculosis y la poliomielitis.

materna: que ésta

el uso de tablas de crecimiento, sencillas aumento de peso del niño y prevenir la

de sal, la

la promoción de conocimientos científicos ofrece y sobre los peligros de alimentar

azúcar

sobre al niño

las con

Estas actividades, que pueden realizarse a nivel local en proyectos en que participa la comunidad, y que los trabajadores locales y los voluntarios se han promovido y utilizando ampliamente en la pueden utilizar con ventaja, región como parte del componente de atencibn primaria de la salud de los programas de servicios básicos. De todas estas medidas de bajo costo, algunos países escogieron la extensión de la inmunización como prioridad inmediata y en Colombia y El Salvador se El Presidente de Colombia, Belisario obtuvieron resultados impresionantes. Betancur, movilizb un amplio apoyo político en pro de la supervivencia y desarrollo del niño, adoptando como primera medida una campaña nacional de inmunización intensiva. Si bien este tipo de campaña alcanza gran visibilidad

y

97

y puede producir resultados espectaculares, no por eso deja de tener riesgos. En 1979, Colombia había realizado una campaña de inmunización que solo tuvo éxito parcial porque, después de ella, los padres se descuidaron y no trajeron de nuevo a sus hijos a los puestos de salud, las tres veces que se necesitan para completar el ciclo de las inyecciones. El resultado final de la última campaña colombiana demostró que vale la pena tomar ese riesgo. La “Cruzada Nacional de Vacunacion” que se inició en junio de 1984, utilizó procedimientos distintos de los tradicionalmente usados en tales campañas, y culminó con tres días nacionales de vacunación durante los cuales 800.000 niños pequeños se inmunizaron contra cinco enfermedades mortales. Este éxito se debió a la movilización masiva de la sociedad y a la utilización de técnicas de gran alcance. La fórmula empleada fue una alianza de cooperación entre tres sectores esenciales para el objetivo que se buscaba: ministerios del gobierno, organizaciones internacionales y medios de comunicación. Todos ellos sirvieron de conducto para expandir las operaciones e incitar a organizaciones comunitarias y del sector privado a entrar en acción. Al final de la campaña unos 200.000 maestros, 2.000 sacerdotes, 13.000 voluntarios de la Cruz Roja Colombiana, más de 120.000 personas voluntarias, así como la policía y las fuerzas armadas habían participado en ella. Esta experiencia sirvió para demostrar que, en muchos casos, puede ser importante concentrarse inicialmente en un solo objetivo con el que sea posible obtener buenos resultados y aprovechar este éxito como base de servicios más completos de atención primaria de la salud y de otros servicios básicos para la infancia. Este concepto lo adoptó Colombia poco después de la cruzada de inmunización. El 19 de diciembre de 1984, el Presidente Betancur anunció un plan quinquenal para la Supervivencia y Desarrollo del Niño, en el que se daba prioridad a seis campos diferentes de actividad con el fin de mejorar el estado de salud de los niños del país. Al éxito de Colombia siguió otro acontecimiento extraordinario en El Salvador. Utilizando un enfoque similar, pero adaptado a las circunstancias únicas en que se halla el país, en 1985 se adelantó una campaña nacional de inmunización intensiva con la cooperación del UNICEFy de la OPS/OBS. Durante tres “días de tranquilidad”, que tuvieron lugar en tres meses consecutivos, las fuerzas del gobierno y de la oposición con la intervención de la Iglesia Católica convinieron en una suspensión no oficial de las hostilidades. En esos tres días más de 250.000 niños se inocularon contra cinco de las prirícipales enfermedades de la infancia que pueden prevenirse con las vacunas. Durante esos tres días extraordinarios, en esta nacibn destrozada por la guerra, más de 20.000 personas -- trabajadores de salud y voluntarios -.prestaron servicio en más de 2.000 centros temporales de salud en todo el país. El gobierno, los guerrilleros, la Cruz Roja, la Iglesia y los medios de

98

comunicación unieron sus fuerzas en esta admirable empresa. ella, James Grant, Director Ejecutivo del UNICEF, decia que “fue la primera sabe, la campaña de vacunación en El Salvador conflicto armado se suspendió en toda la nación para que se actividades de salud destinadas a salvar la vida de millares

Refiriendose a hasta donde se vez que un realizaran de niños.”

Otros paises dieron prioridad a diferentes proyectos de bajo costo. En Haiti, donde la malnutrición y la diarrea son problemas muy graves de salud infantil, s’e dio énfasis a la utilización de la TRO y a la promoción de la lactancia En Nicaragua también se hizo hincapié en la propagación del uso de materna. la TRO y se iniciaron proyectos de vigilancia del crecimiento del niño. En la República Dominicana se adelantó una campaña de vacunación contra la Además, para atacar el grave problema de las infecciones poliomielitis. se inició en 1984 una campaiia de lucha contra los intestinales parasitarias, parásitos. Recientemente los países del istmo centroamericano, en cooperación con el UNICEF y la OPS/OHS, prepararon un plan quinquenal para supervivencia y desarrollo de la infancia, cuyo lema es “La salud, como puente para la paz”. Su objetivo es reducir en un 50% la tasa de mortalidad infantil en la región y evitar la muerte de unos 90.000 niños cada año. Las medidas preventivas adoptadas especialmente para este fin incluyen un esfuerzo de grandes proporciones para promover la TRO y la rápida ejecucibn de programas destinados a elevar las tasas de inmunización por encima del 80%. En un gesto de firme solidaridad internacional, Italia y la Comunidad Económica Europea prometieron contribuir con una suma superior a 30 millones de dólares a los programas del istmo centroamericano. Se ha comprobado que cuando un país selecciona una medida particular -- ya sea inmunización, TRO o vigilancia del crecimiento del niño -- como prioridad especial cuya ejecución se expande posteriormente, sus resultados son que es precisamente la meta provechosos para la supervivencia de los niños, que se quiere alcanzar. Es a trav6s de puentes de entrada como éstos que la estructura permanente de los servicios básicos se puede desarrollar, estructura que es esencial para obtener los beneficios a largo plazo del enfoque de la atención primaria de la salud.. Tanto la Iglesia como las organizaciones no gubernamentales (ONG) participaron También se en las campañas masivas de vacunación de Colombia y el Salvador. establecieron vínculos más numerosos con organizaciones religiosas y con las ONG, a fin de promover un interés mayor en actividades destinadas a promover la supervivencia y el desarrollo del niño, intercambiar conocimientos e informaciones y formentar una participación conjunta en proyectos de interés mutuo, en pro de la infancia. Las oficinas del UNICEF consideran que es esencial mantener contactos regulares con los medios de comunicación, cuya participación fue uno de los factores que contribuyeron más a estimular la cooperación del público en las campañas de vacunación. La prensa, escrita y electrónica, puede desempeñar un influyendo en la opinión pública en lo que respecta a papel muy importante,

99

los problemas sociales y a sus soluciones, y propagando mensajes en los que se incite a los padres a responsabilizarse más por el bienestar de sus hijos. En 1982 la Asociación IJNICEFEspaña patrocinó una reunión de periodistas de 17 países, tanto latinoamericanos como de otras nacionalidades que hablaban Uno de sus resultados fue la publicación de una serie de artículos español. sobre la labor del Fondo. También le fue provechosa la reunión a las oficinas del UNICEFen sus relaciones de trabajo con.los medios de comunicación. Las mismas oficinas se ocupande distribuir ampliamente el informe anual sobre “El estado mundial de la infancia”, que en la actualidad goza de buena cobertura periodística en la región. Siguen produciendo además publicaciones y materiales audiovisuales, como parte de sus actividades de información. Todo lo anterior contribuye, por una parte, a movilizar el interés y la opinión pública hacia las actividades que en favor de la infancia realizan los países de la región, y por la otra, 8 atraer una mayor atención, e interesar a donantes potenciales en los esfuerzos que hacen los países para atender las necesidades de sus niños. En lo que resta del decenio’de 1.980, las prioridades del UNICEFen su apoyo a los programas de los países, estarán constituidas primordialmente por intervenciones relacionadas con la supervivencia y el desarrollo del niño, que combinen actividades pertinentes a la salud, la nutrición y la estimulación temprana. Acatando las conclusiones de un análisis cuidadoso que se hizo de ciertas oportunidades especiales y de los servicios de que se dispone, el Fondo continuará prestando atención a actividades como las siguientes: programas de alfabetización para mujeres y personas jóvenes; proyectos orientados hacia la mujer para asistirla en su papel de madre y de gestora del desarrollo; servicios simplificados para los niños de la calle; programas de servicios básicos para ios pobres de las zonas urbanas y‘esfuerzos encaminados a aminorar el impacto que sufren los grupos más vulnerables de la población a consecuencia de los inmanejables problemas de la deuda externa, de la depresión en los mercados internacionales y de las políticas inherentes de reajuste económico.

100

Y cuando

loe

niiíoe

preguntan

Tomando en cuenta todos los factores intangibles, los individuos que han colaborado, las ideas clarificadas en la Hesa Redonda de 1968, el proceso de ella resulyó y se ha continuado desde entonces, asi como el concenso alcanzado en la Declaración’de Mxico en 1979, en la que se reconocen los elementos de la sítuacíon y se afirman enfoques y prioridades, hay que concluir que el impacto de la labor del UNICEF ha sido positivo.

que

Si, indudablemente, el enfoque es ,eficaz. La cooperación es eficaz. La La creatividad, las innovaciones y la atención prestada es eficaz. Los individuos y las ideas son eficaces para los flexibilidad tambien lo son. niños de las Americas. No hay duda de que se presentaran dificultades en el - problemas econbmicos, cambios politices, disturbios civiles, futuro tensiones y apremios - mientras que las Americas avanzan en su proceso de desarrollo y determinan que clase de sociedades desean tener. Sin embargo, con la ayuda de algunos de estos individuos y de sus ideas, de aquellos que, como lo inbícara el poeta Machado, han ayudado a-encontrar el camino, ese proceso no puede dejar de ejercer influencia en favor de los niños.

+

t

t

t

Anexo 1

HIEHBROS DE IA JUNTAEJECUTIVA OELUNICE~ Gobiernos de las tirlcas 1946-1979 . ._-

E 1 A

V

C 0

R G E N

B A R 8

B R

L 0

T

A

A

n

U

n E

u

-'

A

A

X

P

G

; E

E C

u R

1

0

S

B

D

0

1

E

u

N

0

1

1

0

0

c

R

A

L

A

S

L

A

R

R

0

U

Y

A

*

*

*

T

i:

1947

*

*

*

*

:c

1948 1949

* *

* *

* *

-J.-

5; ?:

1950

*

*

*

1951 1952 1953

* * *

1954

* * * *

1955

*

*

*

*

1956

*

*

x

1957

*

-k

*

*

1958

*

*

*

*

cc

1959

*

*

*

*

*

1960 1961 1962

* *

* * *

* * *

* *

*

ä * Jc

1963 1964

* *

* *

*

* *

1965

*

*

*&

1966 1967

* *

* *

* *

1968 1969 1970 1971 1912

* * * *

* * * * *

* * * *

1973

*

*

1974

*

1946

E N E

5 A L v

* *

-k

1975 1976 1977

*

1978

*

1979

*

“C

* * * *

*

* * * -k

-k * * *

*

*

*

*

*

*

*

*

*

*

*

* *

*

*

*

* *

*

* *

* *

*

*

*

Total de miembros - 27 en 1946; 28 de 1947 a 19%;

* * *

-k *

-30 de 1957 a 1979

Anexo ll

GASTOS DEL UNICEF POR PAISES (en miles de tilares de EE.UU.) .-Paises 1949/59 Antigua'

1960/69

1970179

Total

Argentina

57 356

78 1 778

17 60

152 2 194

Barbados Belice

31 180

49 333

16 457

117

072

1 717

Brasil

3 902

4 917

31 258 4 870 7 638

ColarMa

3 031

1 418

7 781

18 230

538

1 461

2 995

1 426

827 2 384 97

996 6 187 4 029

3 356 2 942

107 2 946 1 810

275 7 819 6 226

98 1 708 23

87 3 579

18 5 990

203 11 277

91

321

453

865

1 151

2 516 2 328

4 641

915

3 849

8 308 7 092

1s. Turcas y Caicos

1

8

3

12

1s. Vírgenes Br.

8

14

3

25

780

653

9086 14 927

9 790

540 2 401

1883 21 277

68 1 988

8 1 745

90 4 660

567 814

2 135 2 340

1 529 3 116

4 231 6 270

Perú Rep. Dominicana

2 425 501

3 918 1 591

5586 2 039

ll 929 4 131

San Cristóbal y Nieves San Vincente y

90

17

16

183

Bolivia

Costa Rica Cuba Chile Dominica Ecuador El Salvador Granada Guatemala Guinea Fran. Guyana Haiti Honduras

Jamaica México Hontserrat Nicaragua Pana& Paraguay

las Granadinas

71 1 517 1 474

711 7 459

7 014

1 839

23

61

73

3

137

Santa Lucía Surinarne

101 171

154

15

270

Trinidad y Tabago

394

280 359

326 120

873

Uruguay

177

320

135

632

22

781

237

1 040

1 690

8 453

10 143

62 337

17 962

113 819

Venezuela Apoyo regional

TOTAL

33 580

777

Anexo III

GASTOS OELWICEF POR FRINCIFAlES DE FROGfWW

CATEGCRIAS

(miles de dólares EE.UU.1

1949-59

1960-69

(porcentajes)

1970-79

Total

1949-59

1960-69

1970-79

Total

Salud Infantil Servicios de salud: Agua y saneamiento

1 138

ll -141

1863

19 535

31 814

3.4

17.8

25.1

18.3

4 797

7 507

14 167

5.6

7.7

9.6

8.1

19 674

32 057

7 270

59 801

59.6

52.7

9.3

34.4

1 216

1 175

a

2 391

3.6

1.9

a

1.4

712

2.1

366

8. 1

0.6

430

0.9

0.2

Lucha contra omfemddes: Paludismo Tuberculosis

712

Pianbifilis

17

351

311

119

lepra Otras enfermedades

a

0.i r -

a

0.2 0.3

Penicilina/ prod. de vacunas Total de salud

411

411

---

25 342

50 440

4 714

1 347

153

3 878

2 351

416

34 312

1.2

0.2

--

110 094

75.5

00.9

6Gbl

14.0

2.2

14 172

0.5

6.2

13.0

7.1

2 767

7.0

0.7

-

1.6

0.1

0.2

0.2

44.0

63.3

Nutrición infantil: Alimentación Nutrición aplicada Conserv. de leche Prod. alimentos

10 141

82

185

267

27

811

*3cJ

7 218

5 750

ll 137

24 105

a

685

7599

8434

3.5

para destete Otra nutrición Total de nutrición:

PP--

0.0

A

1.1

05 A

21.5

9.2

14.3

13.9

a

1.4

9.7

4.9

Servicios sociales para la infancia:

Educación: escolar

4 192

no escolar Total de la educación:

12 775

16 967

-

3 635 --

3790

-

4 347

16 410

20 757

3 41

6 876

7 217

155 -

Planificación:

Otra ayuda a largo:

527

7

-

6.7 0.3

16.4 4.7

7.9 2.2

7.0

21.1

11.9

0.5

8.8

4.2

0.7

0.3

527

plazo

Socorro de emergencia:

Totales:

1020

33 580

915

1 101

62 337

77 962

--------------------cI___I_____I__I_____--------------------------------------Li

Incluido en los serviciosde salud.

3036

173 879

3.0

1.5

1.4

1.7

100.0

100.0

100.0

100.0

Anexo IV

DIRECTORES REQIONALES - IAS MERICAS 1950 - 19.79 -

Z/

J. Reynolds (Acting)

1951/51

Albert

1952162

Robert 1. Davee

1962/67

Oscar Vargas FIendé?

1%7/74

Roberto Esquerra-kty

1974P

Carlos Martínez-Sotomayor

Ocupó este puesto hasta mayo de 1982 cuando lo sucedió Teresa C. Albañer.

Anexo v ESTRUCTURAADMINISTRATIVA Oficinasrxkrloms con los palsosen qw siwm

oficinadel DirectorRegional Ciudad de Guatemala

Liflbi

CiudadQ

Rio de Janerio

Mi5xico Subgficina: Santiago

.Suboficina: Quito

--

Antigua Barbados Colcmbia Ecuador Daninica Grenada Guyana Jamaica Hontserrat San Cristóbal y Nieves Santa Lucía San Vincente y las Granadinas Suriname Trinidad y Tabago

Belice Costa Rica El Salvador Guatemala Honduras Nicaragua Panamá

Argentina Bolivia Chile Paraguay Perú Uruguay

Cuba Haiti tixico Republica Dominicana

Brasil

Anexo VI

CONTt?IBUCIONES DE LOS GOBIERNOS 1947 - 1979 (equivalenteen dólam EE.UU.) --

Países

1947-49

1950-54

1955-59 585 227,596

1960-64 701 195,197

1965-69 I

1975-79

Total

300 575,000

3,758 1,590,630

Bahamas

8,400

13,200

1,349 402,918 14,435

14,810

50,845

Barbados

6,576

9,633

17,100

24,500

54,809

2,449 10,000

3,300 20,000

2,983 40,500

1,986 62,880

11,068 208,380

Antigua Argentina

Belice Bolivia Brasil Colombia Costa Rica Cuba

10,000 15,000

Chile

350 30,000

45,000 701,436

3,177,506

1,577,033

341,697

430,712

470,oOG

6,698,384

142,358 40,001

1,084,892 110,oOG

621,233 150,000

651,040 105,031

1,324,312 180,000

1,738,670 150,000

5,562,505 745,038

355,659

320,000

33û,333

400,521

.1,421,513

137,979

342,998

400,000

528,653

567,850

809,282

2,786,762

882 56,640

5,130 48,982

150,150

6,247 391,977

40,000 2,412 105,OOC~

3,750 75,OoD

95,000 1,500 138,074

335,000 15,252 639,248

14,654

28,812

21,154

71,495 73,OOG

100,000

l~,~ 100,000

lkminica Ecuador

29,664

37,635

El Salvador Granada Guatemala

20,000

80,000 4,082 130,550

10,000

20,624

Guyana Haití

5,000 28,000

Honduras

78,3OG

235 rn,9OfJ 100,000 3.508 í60,000 1,875

30,000 100,008

80,OGLi

100,000

16,771

41,958

50 55,353

1,550,000

2,580,293

1,769,$86

560,000

1s. Vir. Bri.

Jamaica Néxíco Hontserrat Nicaragua

24,000

Panamá Paraguay Perú Rep. Ckminicana

120,000

823 189,919

1970-74

558,308 800 234,351

300 55,969 1,280,593

7,740,872

493

533 30,000

1,342 214,000 367,000

.450 64,3C)O

50,006

5o,ooc:

316 60,000

10,000

40,000

60,000

85,000

10d,000

72,000

5,000

35,000

50,OcK~

20,000

20,000

17,000

147,000

346,408

432,117

379,490

356,452

soo ,000

602,831

2,617,298

170,GOo

100,000

40,000

11,000

441,000

3,510 750

6,845

San Cristóbal y Nieves San Vincente y las Granadinas Santa Lucía

3,43'i

9,834 2,297

3,750

4,31G

12,894

!2,911 13,000

33,546 13,000

37,oGG

53,297 5,000

49,876 5,oOC

207,173 1,010,GOG

250.000

798,997

1.326.997

3.7%

Suriname Trinidad y Tabago Uruguay Venezuela TOTALES

38,000

35,000

1,000,000 100.000

___20.000

1,255,OOO

1,823,770

55,000

7,673,090

1,000

6,983,236

~.T02.000

4,991,488

5,148,148

7,723,097

9,386

35,597,829

Anexo VII

CONTRIWCIWES PRIVAMS Incluyeningresosda la Operach de Tarjetasde Felicitacibn bquivalentesen tilaresEE.UU.)

Pahs

1955-54

Argentina Bahamas Barbados Belice Bolivia Brasil ColWia Costa Rica Cuba Chile Ecuador El Salvador Granada Guadalope Guatamala Guyana Haití Honduras Jmaica Martinica Mxico Nicaragua Pan& Paraguay Perú Rep. Danihicana San Cristóbaly Nieves Santa Lucía San Víncentey las Granadinas Trinidady Tabago Uruguay Venezuela

196044

-

4,320x 963 ' 6 6 31

3,OOG

54,017* 29,355* 13,61W

215,116

829,169

606 317 5,115 229,620 ,49,117 819

458 127 24,759 1,463,496 113,256 15,604 16,574 149,343 18,849 34,026

162,139 9,602 8,082

6,212k

11,428* 326 3,610* 2,[email protected]$ 16,27W 18,042*ì1

15,119 5,480 927 1,664 6,873 104 59,210 1,546 12,603 4,423 97,420 302 17 648

1,079 648

@,050* 17,G45*

4,994 13,520 2,290

-1 33,824 15,787 1,239 6,669 11,110

66,344 7,172,960 301,327 50,293 53,506 667,837 69,016 44,367 516 710 48,216 31,322 1,236 20,853 4,011

154,030 3,469 24,650 18,172 237,849 1,691

241,469 14,247 55,592 62,531 383,591 32,434

2,926

2,463

8,200 66,120 31,958

7,230 151,342 78,233

OTF regional(est) -

83,015

350,946

TOTALES

169,102

83,015

353 350

JOTAS:

f llamamientode las NacionesUnidasen Favor de la Infancia * Incluyeel Llmmiento de las NacionesUnidasen Favor de la Infancia

360,094 1,268,637

777,603 5

1,822,221 5 1,064 4,164 97,181 8,869,062 469,106 67,013 124,097 1,608,674 111,077 86,475 516 710 103,403 52,509 3,402 40,814 22,053 704 455,035 22,874 96,365 85,126 135,205 52,469 17 6,031 677 20,424 240,719 130.174 794,055

3,884,175

10,345,454 16,124,733

Anexo VIII CONTRIBUCIONES GUBERNAM?NTALES Y PRIVADAS PORCENTAJES DEL TOTAL DE LAS CONTRIBUCIONES 1947 - 1979

‘L 100

80

60

40

20

0 47/54

55159

60/64

65169

70/74

75179

-4 Contribuciones gubernamentales 3 Contribuciones privadas, incluyendo los ingresos de la campaña de la operación de tarjetas de felicitación

Anexo IX PAISES QUE RECIBIERGN AYUDA PARA PROGRAHAS DE

ALIHENTACION Y NUTRICION --

1949

1950/54

í955/59

Antigua

AC

AC

Barbados Belice

AC

-AC

Bolivia

ACPCL

Ac PCL

Brasil Coltiia

AC PCL AC

AC Ac PCL

Costa Rica

AC

AC PCL

cuba Chile

AC PCL

AC

Dasinica

AC

AC

1965/69

1970/74

1975/79

PNA

PNA

PNA

SB1

IES

PNA PNA

PNA PNA

PNA SB1 SB1

PNA SI31

PNA

PNA

PNA

SE1

1960/64

AC PCL PNA

SB1

SB1

PCL PNA PNA

PNA

SB1 SB1

SB1

Ecuador El Salvador Granada

AC AC

AC PCL AC PCL AC

AC PCL

Guatemala Guyana

AC

AC AC

AC PCL AC

PNA PNA PCL

AC

PNA

PNA

PNA

AC PCL Ac

PNA

PNA SB1

SB1

AC

AC

PNA

PNA

SB1

SB1

SI31 SI31 SB1

Haití Honduras 1s. Virgenes Br.

AC

AC

Jamaica Héxico

PCL AC

Montserrat Nicaragua

Ac

Panamá

SM

AC IBS

AC PCL AC

AC PCL AC

AC

Paraguay

AC

AC

Perú

AC

AC

Rep. Ganinicana San Cristóbal y

AC

AC

AC

AC

PNA

PNA

PNA SB1

PNA PNA

PNA

SB1

PNA

SB1 SB1

PNA

SB1 IBS

PNA

NievesAnguila San Vincente Santa Lucía

AC

Surinam Trinidad Y Tabago

AC AC

Apoyo regional

CLAVE

PNA

AC PNA

CAP

AC

CAP

CAP POL

WL

- Alimentación conplmentaria

PCL - Programa de conservación de la leche PNA - Programas de nutrición aplicada

SB1 - Nutrición aplicada a través de servicios básicos integrados PGL - Promoción de políticas nacionales de alimentos y nutrición CAP - Capacitación

Anexo X PAISES QUERECIBIERONAYUDAPARA PRCGRMASDE LUCHA CONTRA EL PALUOISHO

1949

1950/54

1955/59

1960/64

1%5/69

Erad

Erad

Erad

Luch

Erad

Erad

Erad

Erad

Bolivia

Luch

Erad

Erad

Erad

Erad

Colombia

Luch

Erad

Erad

Erad

Erad

Costa Rica

Luch

Erad

Erad

Erad

Erad

Argentina Bel ice

Luch

Cuba

1970/71

Erad

Dominica

Luch

Ecuador

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

E.rad

Erad

Erad

Erad

Erad

El Salvador

Luch

Erad

Granada

Luch

Erad

Guatemala

Luch

Erad

Guyana Haití

Luch

Erad

Erad

Erad

Erad

Honduras

Luch

Erad

Erad

Erad

Erad

Jamaica

Luch

Erad

Erad

México

Luch

Erad

Erad

Erad

Nicaragua

Luch

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Erad

Panamá Paraguay

Luch

Perú

Luch

Erad

Erad

Erad

Erad

Rep. Baninicana

Luch

Erad

Erad

Erad

Erad

Santa Lucía

Luch

Erad

Suriname

Luch

Erad

Erad

Erad

Luch

Erad

Erad

Trinidad

y

Tabago

CLAVE

Luch - Programas de lucha contra Erad - Campaña de erradicación

el paludismo de la malaria

Anexo XI

PAISES QJE RECIBIERON AYUDA PARA PROGRAWS

BE

LUCHA CONTRA LAS ENFMEUADES . ..1949

1950154

Argentina Barbados Belice Brasil Colanbia

Il%ll

Costa Rica

BCG BCG BCG Inm

1955159

1960/64

TB BCG

TB Lep

Pian

TB Lep TB Lep

BCG

BCG

TB

BCG

TB

1965/69

1970/74

Inlll IMIl Iml

Cuba

Inm

Chile

Itllll

Pian

Tkminica BCG BCG BCG Pian

Ecuador El Salvador Granada

Lep TB Pian BCG

Guatemala Guyana Haití

Pian

BCG Pian

mm BCG

Honduras Jamaica

TB

BCG TB Lep TB

BCG

BCG

México Nicaragua

BCG

TB

Panamá Paraguay

BCG TB

Perú Rep. Dominicana

BCG Lep

BCG Inm

Inm

Pian

BCG

BCG Pian

Pian

Pian

Pían Pian

TB BCG TB

San Cristóbal y Nieves San Vincente y las Granadinas Santa Lucía Suriname

BCG

Trinidad y Tabago

BCG

Pian

Uruguay

CLAVE

BCG TB

- Cwpañas de vacunación con BCG - Lucha contra la tuberculosis

Pian - Lucha contra el pian Lep

1975/79

- Lucha contra la lepra

Inm - Vacunas (difteria, tos ferina, sarampión)

Anexo XII

PAISES QUE RECIBIERON AYUDA PARA PROGRAMS SERVICIOS BASICOS DE SALUD

1949

1950/54

Antigua Argentina Barbados

1955/59 SM1 SM1 San SM1 San SI41

Belice Bolivia Brasil Colombia Costa Rica

SRI San SHI San

SM1

SM1 San

SM1 SRI San San SM1 San San

Granada Guatemala

SM1

Guyana Haití Honduras

SHI SM1

SM1

SM1

SHI San

SM1 WI SRI SHI SM1

San

San

SM1 San

Jamaica México

San

SM1

SM1 SM1

El Salvador

San

SM1 SM1 San

Daninica Ecuador

SM1 San

SM1 SHI SM1 SM1

Cuba Chile

1960164

Montserrat

San SHI

SM1 San SM1 San SM1 San WI San SM1 San San

Nicaragua Panamá Paraguay Perú Rep. Dominicana

SM1 San SM1 San

SM1 San SHI San SI41

San

SM1 San

San

DE

1965/69 SMI* SM1 SM1 sfu* SM1 San SM1 San SHI SM1 San SM1 SM1 SHI San StI1 SHI* SM1 San SM1 San sn1* SM1

1970/14

1975/79 sn1*

SM1

SM1

SHI” SM1 SM1 SHI San SM1 San SB1 SN1 San SB1 941 San SHI SB1 SM1 SHI SB1 SM1 SHI SttI SB1 SHI SM1 San SM1 San SM1 San SBI‘ San SB1 SB1 .; San SHI* SRI SB1 San SM1 San sn1 sn1* ” SHI San SM1 Sah, ‘. SM1 IBS SB1 SM1 SM1 sn1* SB1 SB1

SMI*

San

SMI*

SM1

SB1 SB1 SB1 SM1 San SM1

SB1 SB1 San SB1 SB1 SM1 SB1

SM1 San SM1 San

snISan

SM1 San

SN1 San SHI San SM1

San Cristóbal y Nieves

SM1 San

sn1*

!31*

San Vincente y las Granadinas

San

SHI SHI San

SRI San

SM1

SM1 San

Santa Lucía Suriname Trinidad y Tabago Uruguay SM1 Venezuela

SM1

SM1 San

SM1 San

SM1

San

Apoyo regional

CLAVE

SM1 San

SM1

SMI* SHI*

San SM1 SB1

San

sn1*

San

SMI

SHI

SM1 - Servicios Haternoinfantiles y Servios Integrados de Salud SHI* - A través del programa para el Caribe de habla inglesa San

- Saneamiento Ambiental

SB1

.-A través de Servicios Básicos Integrados

Anexo XIII

PAISESw

Antigua Barbados

RECIBIERON AYUDA PARA PRCBRMAS SERVICIOSOCIAL

1960164

1965/69

191on4

1975/79

soc* soc*

soc* soc soc*

soc* soc*

soc* soc soc*

SOC

Soc Jvt soc soc

Soc Jvt Soc SB1

soc Soc SB1

soc*

SB1 soc* Jvt SB1

soc*

soc*

SB1 soc* Jvt SB1 soc*

soc SOC SOC soc*

SB1 Soc Jvt SB1 soc*

SB1

Bolivia Brasil ColaMa Costa Rica Chile Dominica

SOC soc soc soc*

El Salvador Granada Guatemala Haití Honduras Jamaica México Montserrat Nicaragua

DE

Soc" soc soc soc soc soc*

SB1

Panamá

SB1

Paraguay Perú Rep. Baninicana

SB1 IBS

SB1 soc soc* SB1 soc* SB1 SB1 SB1 SB1 SB1

San Cristóbal y Nieves San Vicente y las Granadinas Santa Lucia Trinidad y Tabago

soc*

Soc*

soc*

soc*

soc* soc*

soc* soc* soc*

soc* soc* Soc*

soc* soc* soc*

Jvt

Jvt

[email protected]

Apoyo regional

CLAVE

SOC

- Bienestar social

Jvt

- Juventud

Soc* - A través del programa para el Caribe de habka inglesa SB1 - A través de los servicios básicos integrados

Anexo XIV

PAISESQUE RECIBIERON AYUDA PARA PROBRAMS OE EDUCACION

1960/64

1965/69

1970/74

1975/79

Barbados Belice Bolivia

Prim

Prim Prim

Prim pk Prim Prim SB1

SB1

Brasil

Prim

Prim

Prim SB1

Prim

Colada Costa Rica Cuba

Prim VOC

Prim SB1 vofz Prim

Prim SB1 Prim Prim

Prim SB1

Chile

voc

SB1

SB1

Bominica

voc p*

Ecuador

Prim

Prim

Prim SB1

El Salvador

Prim

Prim

SB1 Prim pk

SB1

Prim Prim

Prim SB1

Prim

Prim

Prim Prim

Prim SBI

IBS

voc p* SB1

SB1

Granada Guatemala

Prim

Guyana Haiti

Prim

Honduras

Prim

Prim Prim

Jamaica Réxico Montserrat

Prim

Nicaragua Panamá Paraguay Perú Rep. Dominicana

Prim

Prim

Prim Prim Prim

pk Prim SB1 Prim SB1

SB1 SB1

Prim Prim

Prim SB1 Prim

SB1 Prim SB1

SB1

San Cristóbal y Nieves San Vincente y las Granadinas

Prim W

Santa Lucia Trinidad y Tabago

Prim Prim

Uruguay

Prim pk P SBI

Apoyo regional

Prim

CLAVE

Prim

- Educación primaria

VQC px

- Capacitación prevocacional - A través del programa para1 el Caribe de habla

SB1

- A través de los servicios básico integrados

inglesa

Anexo XV

DISPONIBILIMD DE SERVICIOS MNIMOSDE SALUD EN LDCALIDADES DE HENOSde 2.ODDHABITANTES - 1971

Total de localidades de menos de 2.DDD habitantes

Paises

Bolivia

Con acceso a servicios de salud

Población sin servicio (miles)

Porcentaje de poblacion quecarece de servicios

3,144

1,595

1,857

59.1

Costa Rica a/ Chile -

946

RO4

682

72.1

2,635

1,976

659

25.0

Ecuador

2,365

1,134

1,192

50.4

Guatemala

3,523

2,385

1,577

44.8

Honduras

1,866

939

1,414

75.0

20,992

6,124

18,263

87.0

1,070

321

736

63.8

765

523

...

....

Perú

6,555

3,933

4,662

74.2

Venezuela

2,f333

2,454

295

10.2

néxico Ni caragua Panamá

z? Menos de 3.DOO habitantes Fuente: OPS. Evaluacióndel Plan Decenal de la Salud para las Américas, 1971-1980.

Evaluación inicial,

1976.

Indicadores

la infanciaen la América Latina y el Caribe.

de la situación

de

Anexo XVI

uR6ANIzAcIoN

Países

Población total

Porcentaje de población en localidades de

(miles)

2o.ooo omás

1910

habitantes

1960

1970

1950

1960

1970

49.9

59.0

50.6

56.6

35.3

66.3 37.0

41.7

39.7

1950 Argentina Barbados

23,748 239

Bolivia

,

Porcentajede población en localidades de 1oo.ooo 0 mas habitantes

4,282

19.4

22.9

27.2

9.9

15.3

20.9

Brasil

95,204

20.3

28.1

39.5

13.3

18.8

27.8

Colombia

21,261

23.0

36.6

46.2

15.4

27.5

35.7

1,832 8,572 9,358

17.7 36.1 42.6

24.4 38.9 50.6

21.0

17.7

18.4

43.4 60.6

23.5 28.5

24.5 32.9

19.2 30.8 41.7

5,958 3,582

17.8

27.9

35.3

El Salvador

13.0

17.7

20.5

14.7 8.7

19.3 10.2

23.4 9.5

Guatemala

5,353

ll.2

10.2

13.4

Costa Rica Cuba Chile Ecuador

Guyana

709

Haití Honduras

15.5

l6.1

12.5

26.2

13.5 23.4

4,605 2,639

5.1 6.8

7.5 ll.5

12,7 20.2

4.3

1,882

7.5 23.6 15.2

9.1 28.9 23.1

12.3 35.2 31.0

7.5 15.2 10.4

7.7

6.2

18.4 15.3

23.3 20.9 30.3

6.6 7.1

10.4 15.8

Jamaica México Nicaragua Panamá

50,313 1,970 1,464

22.4

33.1

39.4

15.9

25.4

Paraguay Perú

2,301 13,504

15.3

15.9

21.5

15.3

15.9

16.7

18.1

28.5

40.3

13.8

19.3

30.0

4,523

ll.2

18.7

30.2

8.5

12.1

20.7

Rep. Daninicana Trinidad y Tabago Uruguay Venezuela

Fuente:

955

22.1

16.2

13.1

2,824

53.1

61.4

64.7

40.4

44.7

44.5

10,709

31.0

47.0

59.4

16.6

25.5

40.4

"Indicadores sobre la situación de la infancia en América Latina y el, Caribe",.CELADE, Boletín Demográfico, No. 19.

Anexo

XVII

PUBLICACIONES

Children and Youth in National Bevelopment in Latin Anerica

Santiago 1965

La Infancia y la Juventud en el Besarrolo Nacional en Latinoamericana Santiago 1965 Selección de Documentos Presentados en la Conferencia Latinoamericana sobre la Infancia y la Juvented en el Desarrollo Nacional 1965 Children and Youth in Latin America, 1969. Problems and Prospects for Future Santiago 1969

Action.

La Infancia y la Juventud en América Latina, 1969. de Actividades Futuras. El Niño y el

Problemas y Posibilidades Santiago 1969.

Joven. Motores del Desarrollo. Coedición Paidos-UNICEF 1971

Los Años Postergados. La Primera Infancia. Coedición Paidos-UNICEF 1975 The Child in Latin -rica

and the Caribbean

El Niño en América Latina y el Caribe

Santiago 1979 Santiago 1979

The Situation of Children in Latin America and the Caribbean. Juan Pablo Terra Santiago 1979 Situación de la Infancia an América Latin y el Caribe - Juan Pablo Terra. Santiago 1979 El Gamín: Su Albergue Social y su Familia. Volumen 1

Bogotá 1978

El Gamín: Análisis de Batos Secundarios. Volumen ll

Bogotá 1978

Your Child

Kingston 1976

Estimulación Temprana: Importancia del Ambiente para el Desarrollo del Niño Santiago 1978 Harto Conceptual de la Estimulacion Temprana

Guatemala 1979

Educación, Niñez y Pobreza. Luis Bravo Valdivieso y Hernán Montenegro Santiago 1977 Jugando Y Creciendo

Guatemala 1978

Por Favor, Cúidenme Bien

Guatemala 1978

Beautiful Junk

Kingston 1978

Geclaracion Be Los Derechos Bel Niño

Bogotá 1977

Anexo XVII Cont.

Los Programas de Servicios Integrados para la Infancia La Planificacian Social y la Fomwion

Santiago 1978

de las Nuevas Generaciones Santiago 1979

Las Características de la Cooperación Internacional: Su relación con las necesidades de los paises en desarrollo Santiago 1978 Indicadores sobre la Situación de la infancia en ABérica Latina y el Caribe/Indicators on the Situation of Children in Latin knerica and the Caribbean Prioridades en la Salud Infantil.

Santiago 1979 David Horley.

México 1977

Proposicoes Alternativas Para 0 Atendimento Das Necessidades Basicas de Saude Nos Paises em Besenvolvimento. OlWUNICEF Brasilia 1977 Trabajando con las Escuelas de Banco en los Tugurios de Cartagena Bogotá 1977 Propedeine - Proyecto Piloto Experimental de Educación Inicia Escolarizada

W Lima 1978

Legislación sobre Politicas de Alimentación y Nutrición en Pa ses de América Latina y el Caribe. Piap/Pnan Santiago 1978 La Necesidad de Planificar Politicas Nacionales de Alimentaci n y Nutrición en los Paises en Desarrollo y Sus Perspectivas. Piap/Pnan Santiago 1977 Reformulación de la Guia Hetodologica Para la Planificacion Alimentaria Nutricional. Piap/Pnan Santiago 1977 Alimentación y Nutrición: Desafio al Desarrollo de los Pueblos Santiago 1977 Chile: Mujer y Sociedad. Ccqiladores:

Covarrubias y Franco

El Trabajo no Remunerado de la Mujer

Santiago 1978 Bogotá 1978

Participación de la Mujer en el Desarrollo de América Latina y el Caribe Santiago 1975 Servicios de Apoyo: Mecanismos para la Incorporacion de la Mujer al Desarrollo Santiago 1975 y 1976 La Realidad de la Infancia...Y UNICEF

Santiago 1976

Para ti y todos los Niños

Santiago 1976

El Niño en la poesía de Gabriela Mistral

Santiago 1978, 1979

Anexo XVII Cont.

Santiago 1979

Niño Ayuda al Niño Caribbean Resource Book Wmen

in Development

Tendenciasna hamentacáo e Seu Impacto na Saúde da Crianca

Kingston 1978 Brasilia 1918

Anexo XVIII

TARJETAS OE FELICITACIONíLUSTRADASco# OBRAS DE ARTISTAS M LAS MERICAS 1955 - 1979

ARTISTA

PAISES

TITULO

1955 Antonio Fransconi

Uruguay

Mie&ros

de las Naciones Unidas

México México

Niña portadora de regalos Niño portador de regalos

Rufino Tamayo

México

Poesia del vuelo

Horacio Butler

Argentina

Papá Noel

Lucy Calenda Beatrice Tanaka

Brasil Brasil

La selva encantada El baile bumba boi

Zoravia Bettiol Círculos de Cuzco

Brasil Perú

El vendedor de globos Buscando un refugio

Ecuador

La huida a Egipto

1958 Rangel Hidalgo Rangel Hidalgo

1960

1969 Arte folklórico

1970 Guioman Guerra Hozinha

Brasil Arco florido

:

Anexo XVIII Cont.

Nan Cuz Enrique Gandolfo Maria M. Heins-Waltraud Cassio M'0oy

Guatemala Argentina Brasil Brasil

Procesión infantil Magaritas y flores azules La casa color de rosa El pesebre

Cassio M'Boy

Brasil

Huida a Egipto

Altar colonical

Venezuela

Detalle

Percy Deane Percy Deane

Brasil

Rana Sáltadora

Brasil

Niña con vestido Amarillo

Margarita Lozana

Colombia

Entre las flores

Elizabeth Catlett Maria de Posz

néxico Venezuela

Madre e hijo Paisaje invernal

Museo del Oro, Bogotá Arte folklorico

Colombia Perú

Balsa muisca

E. Sallas

México

Castillos

Indios Cunas (Anon) Cultura Nayarit Graciela Rodo Boulanger

M&xico Bolivia

Gato Sin título Columpios

Luis Fonseca Macondo

Coltiia

Francisco, el hombre, llega a

Margarita Galetar Graziano Gasparini

Argentina

Felicidad

Diego Rivera

Venezuela México

Amanecer Madre y niño

Ranán Ronancio

Colanbia

La Cumbia

Beatrice Tanaka

Brasil

Círculo de amigos

Maria M. Heins-WaItraud

Brasil

Cosecha

Diseño huichol hilado Aretes incas de oro Nathalie de Etievan

México Perú Venezuela

Sin título Sítrbolodelsol Arbol de fuego

Elias Luiz Ottorino Peotta Mimina Riveda

Brasil Brasil Brasil

Niños en la feria Arbol de fuego Hercado en Bahia

Ranán Ronancio Tana Sachs

Colombia

El circo

Argentina

Jardin tropical

Palomino Tsegkuans

Perú

Nonos

Cesar G. Villela Wilma

Brasil Brasil

Gatos Sin título

El pesebre

Anexo

Antonio Grass Ruby Hera

XVIII Cont.

Coltiia Colanbia

Motivo precolanbino(5) Niño de Vietnam

Rosario Núñez de Patrucco

Perú

Bailarines

Raul Rangel Filho

Brasil

Aves y sol

Carlos Salamanca

Colo&ia

Colombia'

Gloria Uribe-Rocca

Colasbia

Niños y árbol

Nota foloral: Quito Diseño huichol hilado Carolina Brown Susaeta

Ecuador México Chile

Sin titulo Sin titulo Saludos con miles de flores

Rossana Bucheli

Uruguay

Arbol de la vida

Gian Calvi

Brasil

Paz

Cecy

Perú

GOZO

Félix Chavez

Perú

Helodia Nocturna

Sergio Pereira da Silva José Ignacio Escarriola José Hanuel Flores Espinosa

Brasil Guatemala

Arbol de la vida Columpios Arbol de la vida

Antonio Grass Adolpho Horschfaerber Teresita Llado

Colabia Chile

Haría Clara Pineyro Hedina Lilian Usai

Guatemala

Argentina Coltiia Brasil

Anon. Artista cuzqueño Anónimo

Perú Perú

Circulo de Cuzco Silvia Haddoni

Perú Argentina

Anon. Arte folklórico Anon. Arte folklórico

Argentina Argentina

Círculo con puntos Arbol sagrado de los araucanos Arbol de la vida Arbol de la vida Felicidades para todo el mundo

Adoración Los Reyes Hagos

Ann June Schroads

Brasil

Navidad brasilera

Anon. Arte folklórico de Daxaca Eliseu Visconti

México

Candelero

Brasil

Camino a la escuela

Sara Sánchez

Colombia

Dos niños y caballos

José Venturelli Kennedy Kennedy

Chile Brasil Brasil

Canpo de flores Campo de flores

Samantha Ellias Colgadura con seda Mario Campe110

Brasil Perú Brasil

#ario Campe110 Vera Ilce Honteiro de Silva

Brasil Brasil

Paraiso con sol

Djanira

Brasil

Caboclinhos

1 II

Tapiz bahiano Paraiso brasilero en azúl

Anexo XVIII Cont.

1978 Cont. Jos4 Rinaldo Castro de Santi Brasil José Rinaldo Castro de Santi Brasil

Tumbando Cosechando cafe

Jose Rinaldo Castro de Santi Brasil José Rianldo Castro de Santi Brasil

Cosecha de caña Recogiendo algódon

Elisa Hartine de Silvera, José Saboia Pennochi

Brasil

París

Brasil Brasil

Heitor dos Prazeres

Brasil

Samba

Hilton da Costa

Brasil

Niña en bicicleta

Carybe Ivan Mrais

Brasil Brasil

Los caballos de la Reina La bahiana

Rosina Becker do Valle

Brasil

Boi Mama0

Prilidiano Paz Pueyrredon

Argentina

Jose de Paulo Inima

Brasil

Manuel Castellanos-López

Cuba

Corona

Juan Scalco Kinkas Nan Cuz

Argentina Brasil Guatemala

Nensajeros de paz Noche mágica 1982

Olga de Chica

Colambia

Olga de Chica

Coltiia

Jose Antonio da Silva

Brasil

Tapa de joyero S.18

Colmia

Teresa Cuellar

Colanbia Chile

Fernando Tom Fernando Tom Fernando Torm Héctor Herrera Sanhueza Angel Ranano Angel Ranano Gaspar Saldanha

Chile Chile Chile Argentina

Naturaleza muerta Ramillete Iris Azucena Crisantema rosa Ronda 6

Argentina

Ronda 9

Brasil

Arbol y fruta

Anexo XIX

TASAS DE cKw(TALIOA0 INFANTIL (De menores de un año por cada 1.000 nacimientosvivos) --1937 Antigua

1947

235

1960

1971

1978

68.7

22.1 a

Argentina

96

79

62.4

62

Barbados Belice Bolivia Brasil

217

163 120 115 b

29.2 50.7 a

28.8

123 70 b

60.3 64.3

91.2

82.4

Colanbia

150 142

150 92

99.8 68.6

87 56.4

80

35.4

36.5

22.3 22.3

241

161

120.3

70.6

38.7

,*

107.3

45.1 3 ..i

Costa Rica Cuba Chile Baninica

a

45

c

Ecuador

158

146

78.5

57.4

El Salvador Granada

133 112

96

76.3 71.9

52.5 32.8 a

50.8 ;

' /.

Guatemala

100

99

110

91.9

87.1

73.3

121

87

61.4

40,7

50.6 d

Honduras

102

109

Guyana Haiti

l?S

130 52

117.6

Jamaica

119

92

131

97

51.5 74.2

27.1

México Montserrat

235

98

114.2

56.3 a

Nicaragua

94

Panamá

65 f

Paraguay Perú

75

Rep. Baninicana San Cristóbal y PJieves Santa Lucía

128 f 47

112

102 50 f 52 114 f

'.

98.5 e 49

70.2

46

56.9

37.6

24.8

90.1

97.4

89.7 90.4 g

a

92.1

103 g

99

100.6

49.1

98 110

98.1 107.1

48.4 a 42.7 a

110

132

31.2

San Vincente y las Granadinas Suriname Trinidad y Tabago Uruguay Venezuela

112 61.6 120 96 135 f

58.6 a

71 78

40.7 45.4

36.9 a 34.3 a

32.1 e

66

47.4

40.4 49.8

38.2 33.9

100 f

52.9

Notas:

a - 1970; b - excluye infantes que murieron antes de registrarse; c - 1979; d - 1975; e - 1977; f - excluye población de la selva.

Fuente:

"Evaluación del Plan Decenal de Salud para las Américas" (1980) OPS CO27/34.B

.

"Condiciones de la Salud en las Américas" (1973-76) OPS Publicación Científica No. 364 OPS Publicación Científica No. 381. Condiciones de la salud del niño en las Américas.

Anexo XX TASAS DE MIRTALIDAD INFANTIL (De la 4 años por l.OOD habitantes)

196D

1970

1978

Antigua Argentina

7.9 4.3

1.6 3.3

1.0 a 2.2

Barbados Belice

3.5 6.7

2.2 4.3

1.4 6.4 a

5.6 b

3.6

16.3

6.4

5.1 c

Costa Rica

6.9

4.6

1.1

Cuba

2.0

1.2

1.1

Chile

9.7

4.1

1.5

Dominica

19.9

4.9

2.1 a

Ecuador El Salvador Granada

21.3 17.5 12.8

14.9 11.1 4.4

10.2 c 4.3

Guatemala Guyana Haiti

29.0 5.8

25.4 11.2 110.0 b

26.0 c

Honduras

13.9

10.4

14.3 c

Jamaica

6.5

4.2

1.9 c

13.1 6.5

9.5 3.2

4.3 d

Bolivia Brasil Colombia

México Montserrat

97.0

3.7 a 2.0

Nicaragua Panamá

9.1 9.6

Paraguay Perú

4.4 15.0

12.5

Rep. Dcminicana

ll.8

5.9

3.1

San Cristóbal y Nieves

13.9

4.1

3.1 a

Santa Lucía San Vincente y las Granadinas

21.7

4.0 5.3

2.3 a

7.5 6.7

5.5

Suriname Trinidad y Tabago Uruguay

3.2 1.8

4.3 1.8 1.3

1.8 c 1.3 a 1.1

Venezuela

5.9

5.2

3.4

NOTAS :

a - 1976 b- 1971 c - 1977 d-

Fuentes:

"Evaluación del Plan Decenal de Salud para las Américas" (1980) OPS CD27/34.B. "Condiciones de la Salud en las Américas, 1973-76," DPS Publicación Científica No. 364.

Referencias Américas,

Vol.

Resolución

26

No. 3 (Harzo

1974)

57 (1) de la Asamblea

General

UNRRA: A history of the United Nations Relief and Rehabilitation Administration (Columbia University Press 1950) Vol. III schedule “Segunda Ejecutiva,

Reunión de los 7 de febrero

1

países latinoamericanos miembros de la Junta de 1947 Resumen del acta (E/ICEF/9)

Carta del Director Ejecutivo del Instituto Internacional Americano de Protección a la Infancia, fechada el ll de ,febrero de 1948, y resolución adoptada por el IX Congreso Panamericano del Niño en su reunión del 5 al 10 de enero de 1948, (E/ICEF/45

u

“Nutrición extractos Passmore,

z/

“Informe del Director Programas” ( E/ICEF/89)

81

“Informe Sanitaria”

91

“Informe del Director Ejecutivo Programas” (E/ICEF/129)

-lO/

“Informe

-ll/

“Informe General del trabajos: Desarrollo (E/ICEF/309/Add.6)

-12/

“Informe sobre la marcha de los trabajos barata, II Parte: América Latina” (1954)

-131

“Informe del Director Ejecutivo sobre la marcha de los trabajos: (1957) (E/ICEF/336/Add.7) Desarrollo de los programas en las Americas”

-141

de los programas “Programa de Conservación de la Leche. Una evaluación de conservación de la leche asistidos po,r UNICEF/FAO de 1948 a 1966” (1966), (E/ICEF/L.1257)

-151

“Producción de leche en algunas repúblicas centroamericanas y Un informe del Dr. Joseph Edwards, consultor de la FAO, sudamericanas”. basado en un estudio conjunto UNICEF/FAO, julio-agosto 1951. (I/ICEF/179)

y salud de la infancia en cinco de un informe a la Administración (1948),(E/ICEF/83) Ejecutivo

a la

de la Tercera Sesión del (1949), (E/ICEF/112)

del

Subcomité

71a.

Comité

a la 93a.

de Recaudación

países sudamericanos”, del UNICEF, por el Dr. R.

sesión Hixto sesión

de Fondos”

del

Comité de ._ _’

UNICEF/OHS de Política del

Comité

(1954),

de

(E/ICEF/L.700)

Director Ejecutivo sobre la marcha de los de los programas en las Américas (1956)

relativos al empleo (E/ICEF/L.SSS/add.l)

de leche

Informe sobre la visita del Comite del Programa de Actividades a cinco países de America Central, 27 de mayo - 7 de junio 1954” (1954)) (E/ICEF/266) “Informe del Director 5-18, (E/ICEF/281)

Ejecutivo

sobre

las

actividades

del

Fondo”,

para

“Nota informativa del Director Ejecutivo sobre los aspectos financieros del aumento de la contribución del UNICEF a las actividades de erradicación del paludismo” Declaración del jefe de la Sección Antipalúdica de la OHS (E/ICEF/L.755), reproducida en el Boletín de la OBS,Vol. ll, no. 405, 1954. pp. 515-516 “La exterminacibn del paludismo en el hemisferio occidental”. de la Oficina Sanitaria Declaración del Dr. Fred L. Soper, Director Panamericana, Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (1955) (E/ICEF/282) Ejecutiva”

sobre

su sesión

de 7-18 de marzo,1955,

-19/

“Informe de la Junta (E/ICEF/294)

-201

“Comité Mixto de Política Sanitaria (UNICEF/OMS). Informe sobre la octava reunión, celebrada en la sede de las Naciones Unidas, Nueva York, el 6 de mayo de 1955” (E/ICEF/297)

-211

“Informe de la Junta de 1955 (E/ICEF/306)

-22/

“Programas de salud maternoinfantil en 15 paises la OHS. Informe sobre el estado de los trabajos”, Director General de la OHS, 1953 (E/ICEF/306)

-23/

“Informe presentado a la Junta Ejecutiva del UNICEF el 10 de septiembre de 1953 por Robert Davee, Director de la Oficina Regional del UNICEF para Amkica Latina” (E/ICEF/241)

-24/

“Informe del Director Ejecutivo sobre la marcha de los trabajos Desarrollo de los programas en las Américas”. (1958) (E/ICEF/356/Add.S)

-25/

“Evaluación de los programas de saneamiento del medio y de abastecimiento de agua a zonas rurales, que reciben asistencia del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y de la Organizacibn (E/ICEF/L.1271) (JCl6/UNICEF-OHS.69.2) Mundial de la Salud (1959-1968)”

-26/

“Informe presentado a la Junta Ejecutiva del UNICEF por Robert Davee, Director de la Oficina Regional para la América Latina. 130a. sesión, 15 de septiembre de 1954 - Ayuda del UNICEF a la América Latina” (E/ICEF/274)

-27/

ST/ECLA/Conf.20/L.20/R 1 También la publicación Infancia y la Juventud en el Desarrollo Nacional Informe sobre la Conferencia (1965)

Ejecutiva”

sobre

su sesión

de 8-15 de septiembre

con ayuda del UNICEF y presentado por el

del UNICEF “La de la América Latina.

-281

“Selección de documentos presentados en la Conferencia Latinoamericana sobre la Infancia y la Juventud en el Desarrollo Nacional - 28 de noviembre - 11 de diciembre de 1965, Santiago de Chile” UNICEF

-29/

“Informe del Director Ejecutivo sobre la marcha de los trabajos. Desarrollo de los programas en las Américas” (1957) (WICEF13361Add.7)

-301

“Aumento de la contribución del UNICEF para la erradicación del paludismo. Nota informativa del Director Ejecutivo sobre sus aspectos financieros. ” (1955) (E/ICEF/L.755)

-31/

“Recomendaciones del Director Ejecutivo a la región de las Américas - Servicios (E/ICEF/P/L.1281)

-32/

Informe sobre la erradicación del de la OHS” (1959), (E/ICEF/386)

sobre actividades de Salud” (1970),

paludismo,

por el

de asistencia

Director

General

“Erradicación del paludismo. Informe presentado a la Junta Ejecutiva del UNICEF por el Director General de la Organización Mundial de la Salud” (1961), (E/ICEF/417) “Erradicación del paludismo. Informe presentado a la Junta Ejecutiva del UNICEF por el Director General de la Organización Mundial de la Salud” (1963), (E/ICEF/481) “Asistencia del UNICEF para Director Ejecutivo” (1963),

la erradicación (E/ICEF/482)

del

paludismo.

Nota del

“El programa de erradicación del paludismo - Documento preparado por la Organizacibn Mundial de la Salud para el período de sesiones de 1967 de la Junta Ejecutiva del UNICEF” (E/ICEF/L.1268) -33/

“Informe de junio,

-34/

“Evaluación del Plan Decenal documento CD27134B)

-35/

“Informe

36/ -..-

de la Junta Ejecutiva” 1961, (E/ICEF/431)

de la Junta

E/ICEF/83,

Ejecutiva”

sobre

de Salud

(1971),

su período

para

las

de sesiones

Américas”

de 8 a 19

(1980),

(OPS

(E/ICEF/ól?)

op.cit__._L

s/

“Recomendaciones relativas a una nueva ampliación de los programas de nutrición para la América Central, Panamá, Perú y Brasil que cuentan con la ayuda del UNICEF - Informe del Sr. Charles Glen King, Asesor Especial del UNICEF” (1957), (E/ICEF/L.1028)

381 --

“Ampliación de la ayuda del UNXCEFa los servicios de alimentación del Director las madres y de los niños - Nota y recomendación Ejecutivo” (1954), (E1ICEF1L.1123)

de

-39/

“Informe de la Conferencia Regional de la FAO sobre Problemas de Nutricion en la América Latina, celebrada en Montevideo, Uruguay,en julio de 1948” También E/ICEF/83. Op cit.

-40/

“Informe del Director Ejecutivo trabajos, Parte VII: Desarrollo (1961), (E/ICEF/409/Add.6)

-411

Posibilidades de Ayuda del UNICEFa los Servicios Infancia (1959)

Sociales

-42/

Creditos sociales

Colombia)

-43/

“Informe del Director Ejecutivo sobre la marcha general -Desarrollo de los programas en las Américas” (1966)) (E/ICEF/542/Add.S)

-44/

“Tendencias sociales y politica de desarrollo social en America Latina, preparado por la Comisión Económica para la America Latina (CEPAL)” (1969), (ICEF/LATAM-2)

-45/

Resumen del informe “La Infancia (1969). (ICEF/LATAW/4)

-46/

“La infancia y la juventud urbana marginal de America Latina: Preparado por el Centro para el Desarrollo Económico y Social de América Latina (DESAL)” (1969), ICEF/LATA#/S)

-47/

“El UNICEFen America Latina: Preparado por el Director UNICEFpara las Américas” (1969), ICEF/LATAM/6)

-48/

“Informe de la Sesion Especial sobre la Situación de la Infancia y la Juventud en América Latina” (1969), (E/ICEF/589 - ICEF/LATAB10)

-49/

‘Declaración del Sr. Roberto Esguerra-Barry, Director de la Oficina Junta Ejecutiva del UNICEF. 21 Regional del UNICEFpara las Américas. de abril de 1970” (1970), (E/ICEF/CRP/70-28)

-so/

“Región de las Américas - Proyecto interagencial políticas nacionales de alimentación y nutrición” (E/ICEF/P/L.1738)

para la promoción de (1978),

-51/

“Informe de la Conferencia Caribe” (1967)

del Niño Pequeño en el

-52/

“El niño pequeño en el Caribe de habla inglesa” (E/ICEF/LATAH-79/4)

-53/

“Estimulación temprana: Importancia del niño”, Santiago, 1978

-541

ICEF/LATAt¶/4 Op. cit.

-55/

ICEF/LATAH/S Op. cit.

sobre la marcha general de los de los programas en las Americas”’

recomendados por el Director Ejecutivo: y hogares de sesquilé, (E/ICEF/P/L.450)

y la Juventud rural

sobre las Necesidades

para la servicios

de los

trabajos

en America Latina”

Residente

del

(1979),

del ambiente para el desarrollo

-561

“Situacíón de la Infancia (E/ICEF/LATAM-7912)

en América

Latiga

y el Caribe”

-571

“Informe sobre la Reunión.Especial: Caribe, celebrada en el Ministerio de Héxico, 16-18 de mayo de 1979”

-581

“Declaración sobre la Atención de la Infancia en Latinoamerica y el Caribe” (Héxico, 1979) (Declaración de México) E/ICEF/LATAN-79/11)

la infancia de Relaciones (E/ICEF/660)

en Amkica Exteriores

(19791, Latina y el de ciudad

INDICB

Abastecimiento de agua Administración de Socorro y Rehabilitación de las Naciones Unidas Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional Agencias voluntarias Alianza para el Progreso Alimentación Alimentos para el destete. Alimentos ricos en proteinas América Central Año Internacional de la Mujer Año Internacional del Niño Arabánez, Dr. Rodrigue2 Asociación de Pediatras del Ecuador Asociación Latinoamericana de Juristas Asociación Nacional de Cafeteros Asociación UNICEF España Audiovisuales Balcázar, Jaime Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Barnet, Lloyd Barrett, PQaude Bolivia Brasil Campos, Roberto Capacitación Capacitación vocacional Caribe Carta de Punta del Este CEPAL Centro de Enfermedades Transmisibles Clubes de Hadres Colaboradores voluntarios Colombia Comité de Servicio de los Amigos Comunidad del caribe Contribuciones Cooperación Técnica entre los Países en Desarrollo Correa, José Costa, Dr. Oswaldo Costa Rica Chile Davee, Robert L. Decenio de las Naciones Unidas para el Desarrollo Declaración de México, 1979 Deserción escolar

33, 53, 70, 77 7 42 23, 36 10, 26 26, 21, 77, 83, 72 24 58 50 99 82 16 14, 84 57 25, 10, 10 24, 76, 61 58, 39, 14, 43 21, 43, 25, 32 62 7,

32, 69 20, 49 49 48, 69, 76, 80 78 88, 94

34, 62, 92

29, 71, 94 21, 51, 58, 86, 95 30, 32, 33, 77

51,

56,

58,

60,

76, 78 65 36, 38, 61, 64, 67, 75, 87 53, 71, 77 72 27, 51, 59, 74, 79, 84, 94, 96

17

87 17

1s 25, 58, 72, 84 23, 64, 78 13, 32 36, 39 88 60, 65, 80

Difteria Dirección de Asuntos Sociales de las Naciones Unidas Dislexia Educacibn primaria Eliminación de excreta Eloesser, Dr. Leo El Salvador Empíricas Enseñanza no escolar Erradicación de la malaria Escuelas de banco Esguerra-Barry, Roberto Estadísticas sanitarias Estimulación temprana Estudios por países Evaluación Fabregat, Rodríguez Fundación Van Leer Gastos locales Giras por los paises Guarderías infantiles Haití Harina de pescado Herrera, Dr. Carlos Zaenz Holm, Dr. Johannes Honduras Iglesia Indicador Tmmunización Instituto de Alimentación y Nutrición del Caribe Instituto de Nutrición de Centroamerica y Panamá Instituto Interamericano del Niño Jamaica Joint Enterprise Jueces de menores Junta Ejecutiva Juveniles Kershner, Howard King, Dr. Glen Laboratorios LenrootP Katherine Llamamiento de las Naciones Unidas en favor de los niños Lucha Contra el Paludismo Lutz, Gertrude Hauras, Marta P. Hedios de comunicación Mesa Redonda, 1968 México I

29 .14, 81 59, 34, 11 31, 31, 61, 28, ?9 68 55 78, 37, 32, l? 78 20, 28, 53, 30, 26 25 10 26 31, 9, 29,

57 65, 53,

71 70

45, 56, 71, 39,

97 72, 77 40

99 38, 43,

68, 72,

75, 76,

87 94

42 64, 71,

74, 77

88

97 67, 30,

85, 54,

98 96

22, 51,

26, 58,

51, 61,

76 81

97,

98

74,

84,

35, 35, $8, 94

77

76 10, 8, 84 10, 58 64, 58, 7 49 33, 8 18 10, 13, 16 63, 15, 41,

30 87 68,

69

55

28, 22

41

81,.84, 63 58, 71,

87

Montesinos, Victor Mortalidad infantil Huj eres Niños de la calle Niño pequeño Nutrición Nutrición aplicada O.E.A. Oficinas nacionales O.P.S.

Raúl

de planificación

Organización de Estados Centroamericanos Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y La Alimentación Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura Países “m&s ricos” Palma, Hugo Panamá Passmore, Dr. R. Participación de la comunidad Pate, Haurice Pediatría Social Pensiones Perú Pian - (Frambesía) Plan Decenal de Salud Planta de leche P.N.U.D. Politicas Nacionales para Popenoe, Wilson Prebisch, Raúl Primeras Damas Producción de vacunas Profesionales nacionales Proyecto Interagencial de Políticas Nacionales de y Nutrición Publicaciones Quintero de Turbay Ayala, Rajchman, Ludwick Reuniones Reynolds, Albert J. Salud Maternoinfantil Santa Cruz, Hernán Sarampión Schaffer, Alice Scrimshaw, Dr. Nevin Secretaría Permanente del de Integración Económica Serwicio primario de salud

la Infancia

16 9, 61, 59, 77, 21, 48, 14, 37, 9,

28, 71, 94 94 27, 71 62 68, 11, 56, 62, 69 9, 14,

33, 77,

40, 94

66,

95,

98

49,

66,

71,

75,

98

70 12, 61,

14, 16, 75, 81

31,

40,

51,

16,

22,

23,

31,

51,

75

14, 16, 85 85 35 9, 10, 29, 31, 72, 93 7, 10, 10, 56, 20,32 51, SS, 30 72 10, 23, 13, 14, 16, 27, 51 36, 67 84 29, 31 14

59,

75,

81

49 43,

50,

52, 63,

69,

71,

71,

74,

79,

84

49 62 38,

63,

68,

76,

93

63,

64,

69,

75,

17 77

Promoción de alimentación

Nydia

76 63, 82, 99 84 10 15, J.6, 36, 37

ll, 23, 31, 53, 69 17

54 13,

57

10, 22

Tratado General Centroamericana

62, 69 47, 70,

72, 98

78,

87

Servicios básicos integrados Servicios coordinados de salud pública Servicios dentales Servicios sociales Soper, Dr. Fred L. Tarjetas de felicitación Tifo Toro, Javier J. Transportes Trimble, Cordelia Tuberculosis Universidad de las Indias Occidentales Universidad de Puerto Rico Uruguay Vegara, Laura Voluntarios de las Naciones Unidas Zeledón de Carazo, Estrella Zonas urbanas

57, 53 55 39, 28, 18, 29 16 30, 13 10, 58, :: 57 15 84 $8,

69,

93

57, 40 82

69

44,

53,

30, 78

54

64,

73,

60

79,

88

Loading...

UNICEF EN LAS AMERICAS

al servicio de los niños uniceft! Fondode larNacionesUnidasparalaInFanc~a UNICEF EN LAS AMERICAS Para la Infancia de Tres Decenios SERIE HISTORIA ...

11MB Sizes 1 Downloads 14 Views

Recommend Documents

Downloads - Las Americas
Downloads. Catalogs of publishers under our distribution are available for download in this section. We can obtain all t

Directorio - Plaza Las Americas
PLAZA ofrece la mayor cantidad y variedad de tiendas en San Juan, Puerto Rico, bajo un mismo techo. Ya sea que estás bus

puente de las americas en montevideo (uruguay) - ACHE
La disposición de los tirantes del puente se efectúa en dos planos, uno por cada borde lateral del tablero. .... later

La infancia en Honduras - Unicef
Este análisis de situación de la infancia en Honduras ha sido producido gracias a la valiosa orientación y a las cont

Hacelo Corto en el exterior - Unicef
Los cortometrajes participan en tres grandes categorías: documental, ficción y animación. Estas se subdividen a su vez s

Seguridad en las Excavaciones
rales de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional. (OSHA), publicados en el Código de Normas ... vez que se

ARDEX Americas | About ARDEX Americas
ARDEX Americas delivers industry leading innovation and time tested consistent solutions to the most complex installatio

Americas - Pioneer Pump, Inc. - Americas
Agriculture. From irrigation to manure slurry to aquaculture and crop harvesting, our centrifugal water pumps are built

Niñez indígena en migración - Unicef
Oct 21, 2009 - rada homogeneizadora de la sociedad “receptora” o la actitud ambigua del. Estado en su producción de

Nietzsche en las vanguardias1 - ficum
tronar un sistema de órdenes que estaban en decadencia. En los inicios del XX se experimentó la primera gran crisis de