de 1877. 39 - BOE.es

Loading...
AÑO

C C X V I . — Núm. 2 7 7 .

P A R T E O F IC IA L PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. S. M. el Rey (Q. D. G.) y su Augusta Real Fa­ milia continúan, en esta Corte sin novedad en su im­ portante salud.

MINISTERIO DE LA . GOBERNACION. Y E L

DON ALFONSO XII, por la gracia de Dios. Rey consti­ tucional de España, A todos los que las presentes vieren y entendieren, sa­ bed: que las Cortes han decretado y Nos sancionado lo siguiente: Artículo único. Se autoriza al Ministro de la Goberna­ ción para publicar las leyes orgánicas Municipal y Pro­ vincial, incorporando á su texto las reformas comprendidas en la de 16 de Diciembre de 1876. Por ta n to : Mandamos á todos los Tribunales, Justicias, Jefes, Go­ bernadores y demás Autoridades, así civiles como m ilita­ res y eclesiásticas, de cualquier ciase y dignidad, que guarx den y hagan guardar, cum plir y ejecutarla presente ley en todas sus partes. Dado en Palacio á dos de Octubre de mil ochocientos setenta: y siete.

YO EL REY. M M inistre de la G®bernaei«&,

F r a n c is c o R o m e r o y R o b le d o .

REAL DECRETO. En virtud de la ley promulgada en esta fecha autori­ zando á r n i Ministro de la Gobernación para publicar las leyes orgánicas Municipal y Provincial, incorporando á su texto las reformas comprendidas en la de 18 de Diciembre de 1876, Vengo en disponer que á continuación se inserten en la G a c e t a d e M a d r id las dos referidas leyes en l a forma preceptuada. Dado en Palacio á dos de Octubre de mil ochocientos setenta y siete. ALFONSO. El Ministro de la Gobernación bornea*© y

Jueves 4

de O c tub re

de 1 8 7 7 .

Art. Es término municipal el territorio á que se j extiende la acción administrativa do un Ayuntamiento. Son circunstancias precisas en todo término municipal: 1.a Que no bajen de rAOOO el número de sus habitantes residentes. 2.a Que tenga ó se le pueda señalar un territorio pro­ porcionado á su población. 3.a Que pueda sufragar los gastos municipales obliga­ torios con los recursos que las leyes autoricen. Subsistirán, sin embargo, los actuales términos m u n i­ cipales que tengan Ayuntamiento, aun cuando no reúnan las circunstancias anteriores. Art. 3.a Los términos municipales pueden ser alte­ rados: 1.° Por agregación total a uno ó varios términos co­ lindantes. %.* P o r segregación de parte de un término, bien sea para constituir por sí ó con otra ú otras porciones Muni­ cipio independiente, ó bien para agregarse á uno ó á v a­ rios de Jos términos- colindantes. : Art. 4.° • Procede la supresión de un Municipio y su agregación á otro ó á varios de sus colindantes: i* Cuando por carencia de recursos ú otros motivos fundados lo acuerden los Ayuntamientos y la m ayoría de los vecinos de los Municipios interesados. 2.a Cuando por ensanche y desarrollo de edificaciones se confundan los cascos de los pueblos y no sea fácil detcrminar.;Sus verdaderivs límites. Art. 5.a Procedí) la segregación departo de un término para agregarse á otros txistentes cuando lo acuerde la mayoría (íe los vecinos de la porción que haya do segre­ g a re , y,pueda Tener efecto sin perjudicar los intereses le­ gítimos del resto del Mcuiicipio ni nacerle perder las con­ diciones expresadas en el art. ^.V. La segregación do parte de un término para ^constituir uno ovarios Municipios independientes por sí é en unión de #tra ú otras porciones de otros términos^ colindantes, puede hacerse mediante acuerdo de la mayoría de los in­ teresados y sin perjudicar intereses legítimos de otros pue­ blos, siempre que los nmevos términos que hayan de for­ marse reúnan las condiciones expresadas en el art. 2.® Arfe. 6,® En cualquiera do los casos ele agregación ó se­ gregación, los interesados señalarán las nuevas demarca­ ciones de terrenos y practicarán la división de bienes, apro­ vechamientos, usos públicos y créditos, sin perjuicio dé­ los derechos de propiedad y servidumbres públicas y pri­ vadas ex* sientes. Art. 7.® Las Diputaciones provinciales resolverán los expedientes sobre creación, segregación y supresión de Mu­ nicipios-y términos. Sus acuerdos serán ejecutivos cuando fueren adopta­ dos de conformidad con los interesados. En caso de disidencia, la aprobación será objeto de una ley. Art. 8.® Todo término municipal forma parte de un partido judicial y de una provincia de la Nación, y no po­ drá pertenecer bajo ningún concepto á-distintas ju risd ic­ ciones de un mismo orden. Art. 9.° Para hacer pasar un término municipal de uno á otro partido, se oirá á los Ayuntamientos del pue­ blo y de las cabezas de partido á la Diputación y al Go­ bernador, y al Ministerio de Gracia y Justicia. La resolución del expediente corresponde al Ministro de la Gobernación, con audiencia del Consejo de Estado. Art 10. Los grupos-de población, aunque tengan A yun­ tamiento propio, situados á una distancia máxima de 10 kilómetros del término de la capital de la Monarquía, po­ drán ser agregados á él por Real decreto, prévia consulta ai Consejo de Estado, dando cuenta á las Cortes. De igual modo y coa los mismos trám ites podrá ensan­ charse el término de las poblaciones que cuenten más de 100.000 habitantes hasta una distancia máxima de seis kilómetros.

LEY MUNICIPAL.

CAPÍTULO II.

T ÍT U L O I.

De los habitantes de los términos municipales.

DE LOS TÉRMINOS MUNICIPALES Y DE SUS

HABITANTES.

CAPÍTULO PRIMERO. De los términos municipales y sus alteraciones. Artículo 1.° Es Municipio la asociación legal de todas las personas que residen en un término municipal. Su representación legal corresponde al Ayuntamiento.

Art. i l . Los habitantes do ira término municipal se dividen en residentes y transen utos. Los residentes se subdividen en vecinos y domicilio, dos. A rt {%.' Es vecino todo español emancipado que reside

To m o lV .= P á g . 3 9

habitualmente en uri término municipal y se halla ins­ crito con tal carácter en el padrón del pueblo. Es domiciliado todo español que, sin estar emancipado, reside habituabnente en el término, formando parte de la casa ó familia de un vecino. Es transeúnte todo el que, no estando comprendido en ios párrafos anteriores, se encuentra en el término acci­ dentalmente. Art. 13. Todo español ha de constar empadronado como vecino ó domiciliado en algún Municipio. El que tuviere residencia alternativa en varios, optará por la vecindad en uno de ellos. Nadie puede ser vecino de más de un pueblo: si alguno se hallare inscrito en el padrón de dos ó más pueblos, se estimará como válida la vecindad últimamente declarada, quedando desde entonces anuladas las anteriores. Art. 14. La cualidad de vecino es declarada de oficio ó á instancia de parte por el Ayuntamiento respectivo. Art. ib. El Ayuntamiento declarará de oficio vecino á todo español emancipado que en la época de formarse ó rectificarse el padrón lleve dos años de residencia lija en el término municipal. También hará igual declaración respecto á los que asm las mismas épocas ejerzan cargos públicos que exijan resi­ dencia fija en el término, aun cuando no hayan comple­ tado los dos años. Art. i 8. El Ayuntamiento, en cualquier época del año, declarará vecino á todo el quedo solicite, sin. que por ello quede exento de satisfacer las cargas municipales que le correspondan hasta aquella fecha en el pueblo de su ante­ rior residencia. El solicitante ha de probar que lleva en el término una residencia efectiva continuada por espacio de seis me­ ses á lo ménos. CAPÍTULO III. Del empadronamiento. Art. 17. Es obligación do los Ayuntamientos formar el padrón de todos los habitantes existentes en su término, con expresión de su calidad de vecinos, domiciliados y transeúntes, nombre, edad, estado, profesión, irasidencia y demás circunstancias que la estadística exija y el Gobier­ no determine. Art. 18. Cada cinco años se hará un nuevo empadro­ namiento, el. cual será rectificado todos los años interm e­ dios, con las inscripciones de oficio ó á instancia de parte, y las eliminaciones por incapacidad legal, defunción ó traslación de vecindad ocurridas durante el año. Los vecinos que cambien de domicilio, los padres ó tu ­ tores de los que se incapaciten y los herederos y testa­ mentarios délos finados, están obligados á dar al Ayunta­ miento la declaración correspondiente para que tonga efec­ to la eliminación. Art. 19. Hecho el empadronamiento quinquenal, ó su rectificación anual, el Ayuntamiento formará dos listasen extracto: una que expreso las alteraciones ocurridas du­ rante el año, y otra comprensiva de todos los habitantes que resulten en el distrito al ultimarse la operación. Estas listas se publicarán inmediatamente. Art. £0. El empadronamiento y las rectificaciones se verificarán en el mes de Diciembre, y estarán, así como las listas, á disposición de cuantos quieran examinarlos en la Secretaría del Ayuntamiento los dias y horas útiles. En los Ib dias siguientes el Ayuntamiento recibirá Jas reclamaciones que cualquier residente en el término hicie­ re contra el empadronamiento ó sus rectificaciones^ y re­ solverá acerca de ellas en lo restante del mes, consignan­ do en el libro de actas el acuerdo que tome respecto ápada interesado, á qúien lo comunicará por escrito inm ediata­ mente. Art. 21. Contra estas decisiones de los .Ayatamientos procedo el recurso de alzada para ante la Diputación pro­ vincial. El. recurso será entablado ante el Alcalde dentro de los fres dias siguientes á la notificación escrita del acuerdo. El Alcalde rem itirá sin dilación alguna el expediente á la Diputación provincial.

4 Octubre de 1877.

40

La Diputación en término de un mes resolverá eje­ cutivamente en vista de las razones alegadas por los inte­ resados y el Ayuntamiento, y comunicará á este su fallo circunstanciado; después de lo cual, y hechas en la sema­ na siguiente las rectificaciones á que hubiere lugar, se de clarará ultimado el padrón y se publicarán las listas rec­ H asta500 residentes... tificadas. 8 0 0 .,.. Art. 22. El padrón es un instrumento solemne, públi­ De 50i á 801 á 4 0 0 0 ,... co y fehaciente, que sirve para todos los efectos adminis­ 1.001 á 2.000 trativos. 2.001 4 3.000.-.. Art. 23. Los Ayuntamientos remitirán todos los años á 3.001 4 4 0 0 0 .... la Diputación provincial en el úllirno mes de cada año eco­ 4001 4 5.000.... nómico un resumen del número de vecinos domiciliados y 5.001 4 6.000.... transeúntes, clasificado en la forma que para el censo de 6.Ü01 4 7.000..,. población determine el Gobierno. 7.001 á 8.000.... CAPÍTULO IV. Da los derechos y de las obligaciones de los habitantes en los términos municipales. Art. 24 Todo el que recurra á la Autoridad municipal tiene derecho á exigir de la misma un resguardo, en el cual se haga constar la demanda ó la queja, y la f fecha y la hora en que hubieren sido producidas. Art. 25. Todos los habitantes de un término municipal tienen acción y derecho para reclamar contra los acuerdos de los Ay untamientos, asi como para denunciar y perse­ guir criminalmente á los Alcaldes, Regidores y Vocales de la asamblea de asociados en los casos, tiempo y forma que prescriban esta ley y la especial á que se refiere el art. 77 de la Constitución. Art. 26. Todos los vecinos tienen participación en los aprovechamientos comunales y en los derechos y benefi­ cios concedidos al pueblo, así como están sujetos á las car­ gas de todo género que para los servicios municipales y provinciales se impongan,jen la forma y proporción que esta ley determina. Los" vecinos adquieren el pleno dominio de la parte que en los aprovechamientos comunes les haya sido adjudica­ da; pero no entrarán en su disfrute, salvo lo dispuesto en el tercer párrafo del art. 75, sino en cuanto acrediten estar al corriente en el pago de todas sus obligaciones con el presupuesto municipal. A rt 27. Para cuanto se refiere á la administración eco­ nómica municipal y á los derechos y obligaciones que de ella emanan respecto á los residentes, tendrán la conside­ ración de propietarios por las. fincas-que labren , ocupen ó administren ios siguientes: 1.a Los administradores, apoderados ó encargados de los propietarios forasteros, sin perjuicio de los casos si­ guientes, ya .sea. que por, cuenta y en nombre de estos se liallen al frente de algún establecimiento agrícola, indus­ trial ó mercantil abierto en el distrito* ó ya se limiten á la cobranza y recaudación de rentas. 2 a Los colonos, arrendatarios ó aparceros de fincas rústicas, residan ó no en el distrito los propietarios ó ad­ ministradores. 3.° Los inquilinos de fincas urbanas* cuando estuvieren arrendadas á una sola persona, y su dueño, adm inistrador o encargado no residiere en el distrito. Art. 98. Los extranjeros gozarán de los derechos que .les correspondan por los Tratados ó por la ley especial de extranjería. TÍTULO II. DEL GOBIERNO Y ORGANIZACION DE LOS. MUNICIPIOS.

CAPÍTULO PRIMERO. De los Ayuntamientos y de las Junias municipales, Art. 89. ,E:ti todo término habrá un Ayuntamiento y una i un ta mu níci pal. A rt 30. El gobierno interior de cada término munici­ pal será encomendado á un Ayuntamiento, compuesto de IbmrjdilfiA divididos en tres categorías: Alcalde» . Tenientes. .Regidores. El Ayuntamiento será elegido por los residentes en el término que tengan derecho electoral según el art, 40, y en la lumia que determinen las ley es,. ArL 31. La formación de los presupuestos correspon­ derá ri los Ayuntamientos, y su aprobación á las Juntas municipales. También pertenece á estas ol establecimiento y creación «le arbitrios en id tiempo y forma que esta ley ordena, A rt 32. La Junta municipal estará compuesta: í.ft De todos los Concejales que debe tener el Ayunta­ miento. ‘ " 2.® De un número de Vocales asociados igual al de Con­ cejales,. Esta Asamblea será designada en la forma que expresa el capitulo 111 de este titulo II. Art. 83. La revisión y censura do las cuentas de los Ayuntamientos corresponderá á las Juntas municipales» CAPÍTULO1 II, De la organización de los Ayuntamientos» . A rt. 34. El censo de población determina el número «3c Concejales correspondiente á cada Muinupío y su divi­ sión en categorías: el número de Alcaldes y Tenientes de­ termina el de los distritos en que se divide cada término, y el número de residentes en cada uno de estos distritos determina el número de barrios* de Colegios electorales y de secciones de cada Colegio, todo conforme á los siguien­ tes artículos. Art. 35. El número de Concejales, distritos y Colegios se ajustará á la siguiente escala:

8.001 9.001 10.001 12.001 14001 46.001 18.001 20.001 22.001 24001 26.001 28.001 30.001 32 001 OUHii 86.001 ' 88.001 40.001 45.001 50.001 55.001 60.001 65.001 70.001 75.001 80.001 85.001 90.001 •95.001

4 4 4 á á 4 4 4 4 a 4 4 4 i á 4 á á 4 4 á 4 4 4 á 4 4 á 4

¡>

>-3

s

o

5*

2-

C—

S *

2.

o

ó #

fctí

o

51

§ •

2

Gaceta de Madrid.=Núm. 277.

H[ W

sr

o

*--•> —1

tz-

o

03

o

o"

£ ® : :* ;O ; p.

rs

s*

2.



1 » 5 6 i í 1 » 6 7 1 1 i 1 .6 8 2 1 1 2 6 9 2 1 1 2 7 10 2 1 1 2 8 11 % 3 1 2 9 12 2 3 1 2 10 13 2 8 1 3 10 14 3 4 1 3 11 15 8 4 9.0 0 1 3 12 16 8 4 10.000.... 1 3 13 17 3 4 12,000.... 1 4 13 18 4 - 5 1 4 0 0 0 .... 1 4 14 19 4 5 16.000.... 1 4 15 20 4 . 5 18,000..., i 4 16 21 4 5 20.000.... 1 5 16 22 3 6 22.U0Ü.*.. . 1 5 17 23 5 6 2 k000 . . . . 1 - 8 18 24 -5 ■ 6 26.00Ü...L 1 5 19 25 5 6 2 8 1 0 0 .... i 6 19 26 . 6. 7 3'1000....: 4 6 20 27 6 7 82.G0Q.-v>., 1. . 1 : -6v> 21: . 2 8 v : .6: " 7 3 8 000.,.. 1 6 22 29 6 7 36.000.»o. : ■1 7 22 30 7 8 38.000.... i -7 23 31 7 8 10.000,... : '1 7 24' 32 7 8 4 5 .00 0 ....¡¡ ' 1 8 ! 24 33' 8 9 50.000....!!' 1' 8 25 "34 - 8 9 85.000.,..' 1 8 : 26 . 35 8 .9 60.000....:! 1 8 27 : 36 8 ‘; 9 65.í 0 0 ..•. i 8. 28 37 8 9 70.000..., 1 9 28 8 38 9 10 75.000.»..' 1 9 29. 39' 9 10 80.000....!:, i 9 !! 30 : 40 9 10 85.000.,». í 9 31 : 41 ' 9 1 10 90.000....■' i 9 32 , 42 9 10 9 5 . 0 0 0 . , , . i '10 ■ 32 ! 43 10 11 100.000....'. í ; 10 33 - 44 10 11"

De 100.000 residentes en adelante rió se liará-más va­ riación que la de .aumentar' un Regidor por cada 20.000 hasta que el Ayuntamiento llegue á 50 Concejales, de-cuyo número no pasará. Los distritos en que.se divida cada término serán pró­ ximamente iguales en número de habitantes. Art, 36, Cada distrito. se dividirá en barrios cuando contenga más.de 4.000 habitantes. Los barrios de cada distrito serán próximamente igua­ les en población, y cada barrio quedará comprendido en un solo distrito. Todo arrabal separado del casco de la población, así como cualquiera otra parte del término municipal aparta­ do del mismo casco, ha de constituir barrio, sea la que fuere su población. En cada barrio habrá un Alcalde del mismo, nombra­ do por el. Alcalde de entre los electores que tengan su re­ sidencia fija en la demarcación. El Alcaide podrá separar libremente á los Alcaldes de barrio. En los pueblos á que se refiere el cap. II del tíi III de . esta ley, desempeñarán las funciones de Alcalde de barrio los Presidentes de las Juntas que deben elegirse en conformi­ dad á los artículos 91, 92 y 93, y ao podrán ser removidos sino por las causas que se expresan en esta ley para los Alcaldes y Tenientes. Art. 37. Los términos municipales se dividirán en tan­ tos Colegios electorales como el Ayuntamiento crea con­ veniente, cuii tal que no sean ménos que el número de Al­ caldes y Tenientes, y que un mismo Colegio no forme par­ te de diferentes distritos. En los pueblos que no excedan de JtóJ vecino^ so constituirá una sola mesa. Pb Ayuntamiento podra dividir los Colegios en tantas seecíL^is como sean necesarias para facilitar la libre emi­ sión d sufragio, siempre que el número no exceda del de Alcalde w de barrio. Los t grupos de población rural, que, según esta ley deben formar h e rio s, constituirán sección si excedieren de 800 vecinos. Art. 38. La primera división del término en distritos, barrios, Col egios y secciones se hará en conformidad á las siguientes n 7gias: 1.a El Aj ^untamiento acordará la división, y la liará pública m e l , Boletín ojieial do Ja provincia y por medio de los periódicos i focales o por edictos en su defecto. 2.a Los vcci nos y domiciliados del término pueden ha­ cer dentro del n. ws siguiente, á contar desde la fecha de la publicación do! a» cuerdo, las reclamaciones que contra este creyeren oportuna 3.a Si no hubici ’C reclamación alguna, el acuerdo será ejecutivo finalizado el plazo antedicho : sí Jas hubiere, el Ayuntamiento las ex aminará y rem itirá informadas, jun­ tamente con la copia i xrtífícada del acuerdo de división, á la Diputación provincial dentro délos 15 días siguientes á la espiración del plazo» 4 a La .Diputación pr uvínoial , examinados los antece­ dentes y reclamaciones, resolverá lo que proceda en cuanto á los puntos á que estas contraigan, y comunicará su acuerdo dentro de un mes t les de que le fuere tem í tí do el expediente» Art. 39, Hecha la división de un término municipal conforme á las prescripciones de esta ley, no podrá alterarse hasta pasados dos años por lo m énos, y sólo "en el caso de que por el trascurso del tiempo no corresponda á Jas con­ diciones y circunstancias anteriormente expresadas, y . nunca en los tres meses que precedan á cualesquiera elec- , clones ordinarias* E lexp diente tile variación dará principio por inicia­ tiva del Ayuntamiento, y seguirá los* mismos trámites ex­ presados pul ci artículo anterior. Art, 40» iteran electores los vecinos cabezas de familia .

con casa abierta que lleven dos años por lo ménos de resi­ dencia fija en el término municipal y vengan pagando por bienes propios alguna cuota de contribución de inmuebles, cultivo y ganadería, ó de subsidio industrial y de comer­ cio con un año de anterioridad á la formación de listas electorales, ó acrediten ser empleados civiles del Estado, la provincia ó el Municipio en servicio activo, cesantes con haber por clasificación, jubilados ó retirados del Ejército y Armada. También serán electores los mayores de edad que lle­ vando dos años por lo ménos ele residencia en el término del Municipio justifiquen su capacidad profesional ó aca­ démica por medio de título oficial. En los pueblos menores de 100 vecinos, todos ellos serán electores, sin más excepciones que las generales que esta­ blece el art. 2.° de la ley electoral de 20 de Agosto de 1870. Art. 41. Serán elegibles en las poblaciones mayores de 1.000 vecinos los electores que, además de llevar cuatro años por lo ménos de residencia fija en el término munici­ pal, paguen una cuota directa de las que comprendan en la localidad los dos primeros tercios de las listas de contri­ buyentes por el impuesto territorial y por el de subsidio industrial y de comercio; y en los Municipios menores de 1.000 y mayores de 400 vecinos, los que satisfagan cuotas comprendidas en los primeros cuatro quintos de las referi­ das listas. En los pueblos que no excedan de 400 vecinos serán elegibles todos los electores. Serán además incluidos en el número de los elegibles todos los que contribuyan con cuota igual á la más baja que en cada término municipal corresponda pagar para serlo con arreglo al párrafo anterior. Los que siendo vecinos paguen alguna cuota de con­ tribución y acrediten por medio de título oficial su capaci­ dad profesional ó académica, serán también elegibles. Igualmente lo serán [email protected] que acrediten que sufren des­ cuento en los haberes que perciban de fondos generales, provinciales ó municipales, siempre que el importo del des­ cuento se halle comprendido en la proporción marcada anteriormente para los elegibles en las poblaciones de i.000 y 400 vecinos respectivamente. Se estimará la cuota acumulando lasque satisfagan los contribuyentes dentro y fuera del pueblo por impuesto d i­ recto del Estado y por recargos municipales. Para compu­ tar la contribución á los electores y á los elegibles, se con­ siderarán bienes propios: respecto de los maridos, los de sus mujeres, míéntras subsista la sociedad conyugal; res­ pecto de los padres, los de sus hijos que legítimamente ad­ ministren; respecto de los hijos, los suyos propios cuyo usufructo no tuvieren por cualquier concepto. A rt-42. Se procurará queá cada Colegio electoral cor­ responda elegir cuatro Concejales ó el número que más á este se aproxime. Cada elector votará únicamente dos Con­ cejales cuando hayan de elegirse tres en el Colegio electo­ ral; tres cuando cuatro; cuatro cuando seis, y cinco cuan­ do siete. Promulgada esta ley, se procederá á formar las listas electorales con arreglo á lo prevenido en los párrafos an­ teriores, sujetándolas en su formación, plazos y demás requisitos y trámites á la ley electoral, según queda dis­ puesto. Art. 43. En ningún caso pueden ser Concejales : 1.® Los Diputados provinciales ó á Cortes y los Sena­ dores, excepto en la capital de Ja Monarquía. 2.* Los Jueces municipales, Notarios y otras personas que desempeñen cargos públicos declarados incompatibles con el de Concejal por leyes especiales. 3.® Los que desempeñen funciones públicas retribui­ das, aun cuando hayan renunciado el sueldo. Los Catedrá­ ticos de Universidad ó de Instituto podrán ser Concejales en las poblaciones donde desempeñen sus destinos. 4.° Los que directa ó indirectamente tengan parte en servicios, contratas ó suministros dentro del término m u­ nicipal por cuenta de su Ayuntamiento, de la provincia ó del Estado. 5.° Los deudores como segundos contribuyentes á los fundos municipales, provinciales ó generales, contra quie­ nes se haya expedido apremio. 6.° Los que tengan contienda administrativa ó judi­ cial pendiente con ei Ayuntamiento ó con los estableci­ mientos que se hallan bajo su dependencia ó adminis­ tración. Para el desempeñe de los cargos de Alcalde ó Síndico se necesita saber leer y escribir. Pueden excusarse de ser Concejales : 1.° Los mayores de 60 años y los físicamente impe­ didos. 2.° Los que haya sido Senadores, Diputados á Cortes, Diputados provinciales y Concejales hasta dos años des­ pués de haber cesado en sus respectivos cargos. Los Concejales cesarán en sus cargas si dejaren de te­ mer las condiciones que marca esta ley. Cada Colegio nombrará ei número de Concejales que le corresponda proporcionalmente al de sus electores. Las secciones de cada Colegio votarán el mismo núme­ ro de Concejales señalados á este. ArL 44. Las elecciones municipales se harán en la pri­ mera quincena del undécimo mes del año económico. Art. 45. Los^ Ayuntamientos se renovarán por mitad de dos en dos años, saliendo en cada renovación los Con­ cejales más antiguos. En los casos de renovación ordinaria ó extraordinaria, la elección de los Concejales se hará por los mismos Cole­ gios electorales que hubieren hecho la de los salientes. ^Á rl 46. Se procederá á la elección parcial cuando me­ dio año ántes, por lo ménos, de las elecciones ordinarias ocurran vacantes que asciendan á la tercera parte del nú­ mero total de Concejales. Si las vacantes ocurrieren después de aquella época y ascendieren al número indicado, serán cubiertas interina­ mente hasta la primera elección ordinaria por los que el Gobernador designe de entre los que en épocas anteriores hayan pertenecido por elección al Ayuntamiento. A rt. 47. Los Ayuntamientos darán cuenta de las anted.te.has vacantes al Gobernador, el cual, en el preciso

Gaceta de Madrid=Núm. 277. término de 10 dias m andará proceder á la elección den­ tro de un plazo qne no baje do 15 ni exceda de 20, conta­ dos desde que el acuerdo sea comunicado ai Ayuntam ien­ to respectivo. Aid. 48. Para los efectos de esta ley, en cuanto al turno de salida, serán considerados ios electos, en caso de vacan­ tes , como los Concejales á quienes reemplacen. AH. 49. Los Ayuntamientos elegirán de su seno á los Alcaldes y Tenientes de Alcalde. El Rey podrá nombrar de entre los Concejales los Alcaldes de las capitales de provin­ cia, de las cabezas de partido judieiai y de los pueblos que tengan igual ó mayor vecindario que aquellas dentro del mismo partido, siempre que no bajen de (5,000 habitantes. El Alcaide de Madrid será de libre nombramiento del Rey; también podrá el Rey nombrar en Madrid los Te­ nientes de Alcalde, pero del serio de la Corporación m u n i­ cipal. Art. 50. En los pueblos donde la elección de Alcalde y Tenientes corresponda á ios Ayuntamientos, se verificará en la forma que disponen los artículos 53 y siguientes de esta ley. Art. 51. Los Alcaldes nombrados por el Rey se presen­ tarán á tomar posesión de sus cargos el dia en que deba constituirse la Corporación m unicipal, prévio aviso del Alcalde saliente, y el nuevo Alcalde conferirá la posesión de su cargo á los Tenientes y Concejales. Art, 52. Las vacantes de Alcaldes* y Tenientes, cuyo nombramiento corresponda á los Concejales, serán cubier­ tas por los que hayan sido elegidos por mayor número de votos, ó superiores en edad en caso de empate, si ocurrie­ ren dentro del .medio año que precede á las elecciones or­ dinarias, y en otro caso por elección en la forma que dis­ ponen los artículos 58 y siguientes. En la primera elección general ó parcial, y después de completo el A yuntam iento, se procederá á cubrir la vacante en la forma que disponen dichos artículos. El primer dia del año económico, después de hecha la elección ordinaria, cesarán en sus cargos los Concejales salientes y tomarán posesión los electos. El Alcalde saliente concurrirá á este acto para recibir á los nuevos Concejales ó instalarlos en sus cargos, y se retirará en seguida con los demás Concejales salientes. Art. 53. Constituido el nuevo Ayuntamiento bajo la Presidencia interina del Concejal que hubiere obtenido mayor número de v o to s, procederá á la elección del Al­ calde. Art. 54. La votación se hará por medio de papeletas que los Concejales, llamados por orden de votos, irán de­ positando uno á uno en la urna destinada al electo. Art. 55. Terminada la votación, el Presidente sacará de la urna las papeletas una á una, leyendo en voz alta su contenido, que el Secretario del Ayuntamiento anotará en el acta. Todos los Concejales tienen derecho para.exam i­ nar y reconocer en el acto las papeletas. ' Quedará elegido el que obtenga la mayoría absoluta del número total de Concejales. En caso de empate, se re­ petirá la votación, y si hubiere segundo empate decidirá la suerte. Art. 56. Proclamado por el Presidente interino el re­ sultado de la votación, el elegido pasará á ocupar la Pre­ sidencia, y recibirá las insignias de su cargo. E n seguida, por el mismo orden , y uno por uno, se procederá á la elec­ ción de los Tenientes. - ' : -/ A Terminada la elección de los Tenientes, e l'A yunta­ ra iento nombrará uno ó d.ps Concejales que, con ei nom­ bre y carácter de Procuradores Síndicos, representen á la Corporación en todos los juicios que deba sostener en de­ fensa de los intereses del Municipio, y censuren y revisen todas las cuentas y presupuestos locales. Art. 57. Hechas estas elecciones, y dada posesión por el Alcalde de Jos cargos de Tenientes y de Síndicos á.ios Concejales electos, el Ayuntamiento señalará los chas y ho­ ras en que ha de celebrar sus sesiones ordinarias, que no serán ménos de una p o r:semana, con lo cual se dará.por terminada la sesión inaugural. Art. 58. En el mismo día el Alcalde nombrará de entre los electores á los Alcaldes de barrio. Los nombrados des­ empeñarán el cargo de Alcaides dé barrio hasta la próxima renovación de Ayuntamiento, si ántes no fuesen separados por el Alcalde. Art. 59. Ei Alcalde dará conocimiento á la Corporación municipal en la sesión inmediata do los nombramientos de Alcaldes de barrio á que se refiere el artículo anterior. Art. 60. En la segunda sesión fijará el Ayuntamiento el número de Comisiones permanentes en que ha de divi­ dirse, confiando á cada una todos los negocios generales de uno ó más ramos de ios que la ley pone á su cargo, y de­ terminando el número de individuos de que han de com­ ponerse. Tomado el acuerdo, se procederá inmediatamente á la elección de personas en votación secreta y por papeletas, qu •riaiido elegidos los que obtuvieren mayor número de votos, y decidiendo la suerte en caso do empate. Art. 61. En el trascurso del año podrá nombrar el Ayuntamiento, cuando lo estires conveniente, Comisiones especiales, que serán elegidas como las perm anentes, pero cesarán concluido que sea su encargo. Cuando un Alcalde, ó Teniente, ó Síndico fuere electo para una Comisión, será su Presidente. Art. 62. Los Concejal *s y los individuos do la Asam­ blea de Vocales asociados son reelegióles. Dejarán do serlo si incurrieren en alguno de los cosos de incompatibilidad. Art. 63. La investidura de Alcalde, Teniente o Síndico, y los cargos do Concejales, de Vocales asociados y de Al­ caldes de barrio son gratuitos, obligatorios y honoríficos. Los Alcaldes, Tenientes y Regidores no tendrán como tales tratamiento alguno especial. En las capitales de provincia de primera cíase pueden los Ayuntara ien eos conceder cierta suma ai Alcalde para gastos de representación. El Alcalde, los Tenientes y los Alcaldes de barrio usa­ rán, como símbolo de su auto tuda .Q las insignias que el reglamento determine.

4 Octubre de 1877. CAPÍTULO III. De la organización de la Junta m unicipal. Art. 64. La Junta municipal se compone del Ayunta­ miento y de ios Vocales asociados en número igual ai de Concejales, designados de entre los contribuyentes del distrito. Art. 65. Pueden ser designados para ente objeto todos los vecinos que hayan de contribuir por repartimiento á sufragar las cargas municipales; y donde no hubiere repar­ timiento, los que paguen contribución directa ai Estado. Quedan, sin embargo, exceptuados los que no tengan capacidad para ser Concejales, los que lo fueron á la sazón, sus asociados y sus parientes dentro dei cuarto grado, y los empleados y dependientes del Ayuntamiento. En los pueblos qne no excedan de 2.000 habitantes la exclusión por parentesco so limitará al segundo grado. Art. 66. La designación se hará por sorteo entre los contribuyentes repartidos en secciones, en conformidad á las reglas siguientes: 1.a El número de secciones será determinado en una" de las cuatro primeras sesiones del año por cada Ayun­ tamiento, en conformidad al vecindario del pueblo y á la cuantía y clase de riqueza del mismo, no siendo en nin­ gún caso menor que el de la tercera parte de los Conce­ jales. 2.a Ingresarán en cada sección ios vecinos ó hacenda­ dos cuya profesión ó industria tenga entre sí más analo­ gía con arreglo á las agremiaciones y clasificaciones para el pago de las contribuciones directas, de suerte que los individuos de una misma ciase contributiva no formen parte de secciones diferentes. Los vecinos que contribu­ yan por más de un concepto, ó acumulen dos ó más indus­ trias, ingresarán en una.sección á su elección. 3.a En las poblaciones donde no se pueda hacer distin A cion de clases por ser uniforme el concepto contributivo de sus habitantes, ó no tener ramos industriales cuys?im­ portancia exija la formación de una sección especial, el repartimiento de estas tendrá lugar por calles, barrios ó parroquias. Esto mismo se verificará cuando alguna de las seccio­ nes formadas según la regla anterior resultare tan num e­ rosa que comprenda por sí sola el cuarto de los Vocales asociados de la Junta municipal. 4.a A cada sección se designará el número de Vocales ó asociados que corresponda en proporción al importe de las contribuciones que paguen todos sus individuos. Art. 67. E] Ayuntamiento, ántes de finalizar ei primer mes do cada año económico, publicará el resultado de la formación de secciones, contra el cual puede reclamar cualquiera interesado en término do ocho días para ante la Diputación provincial. La Diputación resolverá necesariamente dentro de los 15 dias siguientes, y su acuerdo será ejecutivo en los dos años sucesivos. Art. 68. Ultimada así la formación de secciones, el Ayuntamiento, en sesión pública , anunciada con dos dias de anticipación en la forma ordinaria, y una hora ántes, en el mismo dia, á toque de campana, procederá al sorteo de los Vocales asociados entre las secciones, y hará inme­ diatamente publicar el resultado. La Junta deberá quedar definitivamente constituida dentro del segundo mes del año económico. Los elegidos desempeñarán su cargo durante todo el respectivo año económico. Art. 89. El Ayuntamiento admitirá y resolverá en tér­ mino de ocho dias las excusas y oposiciones , procediendo á nuevo sorteo, si hubiese.lugar, sin perjuicio del recurso de alzada para ante la Diputación provincial. Árt. 70. Siempre que ocurra una vacan le en el número de Vocales asociados, se procederá á nuevo sorteo con las formalidades del art. 68 á fin de que siempre esté completo su número. TÍTULO 211. DE LA ADMINISTRACION MUNICIPAL.

CAPÍTULO PRIMERO. De las atribuciones de los Ayuntamientos* Art. 71. Los Ayuntamientos son corporaciones econó­ mico-administrativas, y sólo pueden ejercer aquellas fun­ ciones que por las leyes les están cometidas. Su tratamiento es el impersonal. Art. 72. Es de la exclusiva competencia de los Ayun­ tamientos el gobierno y dirección de los intereses peculia­ res de los pueblos con arreglo al núm . i.° del art. 84 de la Constitución, y en particular cuanto tenga relación con los objetos siguientes: 1.° Establecimiento y creación do servicios municipa­ les referentes al arreglo y ornato de la vía pública, como­ didad ó higiene del vecindario, fomento do sus intereses materiales, y morales y seguridad de las personas y pro­ piedades, á saber: 1. Apertura y alineación do calles y plazas y do toda clase de vias de comunicación. 2. Empedrado, alumbrado y alcantarillado. 3. Surtido de aguas. 4. Paseos y arbolados. 5. Establecimientos balnearios, lavaderos, casas de mercado y mataderos. 6. Ferias y mercados. 7. Instituciones de instrucción y servicios sanitarios. 8. Edificios municipales, y en general todo género de obras públicas necesarias para ei cumplimiento de los servicios, con sujeción á la legislación especial de obras públicas. 9. Vigilancia y guardería. 2.° Policía urbana y rural, ó sea cnanto tenga relación con el buen orden y vigilancia de los servicios municipa­ les establecido; cuidado de la vía pública en general, y limpieza, higiene y salubridad del pueblo. 3.° Administración municipal, que comprende el apro­ vechamiento, cuidado y conservación de todas las lincas,

41 bienes y derechos pertenecientes al Municipio y estableci­ mientos que de el dependan, y fa determinación, reparti­ miento, recaudación, inversión y cuenta de toáoslos arbi­ trios ó impuestos necesarios para la realización de los ser­ vicios municipales. Es obligación de los Ayuntamientos la composición y conservación de los caminos vecinales. En cuanto á los ca­ minos rurales, los Ayuntamientos obligarán á los intere­ sados en los mismos á su reparación y conservación. Para lograr tan útiles objetos acordarán los medios en junta de asociados para ios vecinales, y en junta de inte­ resados para los rurales. Los Gobernadores volarán por el cumplimiento de esta parte tan interesante de la Administración, en virtud de las facultades que les confiere la ley Provincial. Art. 73. Es obligación de los Ayuntamientos procurar por sí ó con los asociados, en los términos que más ade­ lante se expresarán, el exacto cumplimiento, con a 'reglo á los recursos y necesidades del pueblo, de los fines y ser­ vicios que, según la presente ley, están cometidos á su acu­ cien y vigilancia, y en particular do los siguientes: 1.° Conservación y arreglo de la via pública. 2.® Policía urbana y rural. 3.° Policía de seguridad. 4.° Instrucción primaria. 5.° Administración, custodia y conservación de todas las fincas, bienes y derechos del pueblo. 6.° Instituciones de Beneficencia. Las atribuciones de los Ayuntamientos en el ramo do Beneficencia serán y se entenderán siempre siri perjuicio de la alta inspección que ai Gobierno confiere la legislación vigente sobre Beneficencia general y particular. ? Én los asuntos que no sean de su exclusiva competen­ cia están igualmente obligados á auxiliar la acción de las Autoridades generales y locales para oi cumplimiento de aquella parte de las leyes que se refiera á los habitantes del término municipal ó deba cumplirse dentro dei mismo, á cuyo efecto procederán en conformidad á lo que deter­ minen las mismas leyes y los reglamentos dictados para su ejecución. Art. 74. Para el cumplimiento de las obligaciones de los Ayuntamientos, corresponden á estos muy especial­ mente las atribuciones siguientes: 1.a Formación de las Ordenanzas municipales de poli­ cía urbana y rural. 2.a Nombramiento de sus empleados y agentes en to­ dos los ramos. Los agentes de vigilancia municipal que usen arm as dependerán exclusivamente del Alcalde en su nombra­ miento y separación. 3.a Establecimiento de prestaciones personales. 4.a Asociación con otros Ayuntamientos. Art. 75. Es atribución do los Ayuntamientos arreglar para cada año el modo de división, aprovechamiento y disfrute de los bienes comunales del pueblo, con sujeción á las siguientes reglas: 1.a Guarnió los bienes comunales no se presten á ser utilizados en i maldad de condiciones por todos los vecinos del pueblo, el disfrute y aprovechamiento será adjudicado en pública licitación entre los mismos vecinos exclusiva­ mente, prévias las tasaciones necesarias, y la división en lotes si á ello hubiere lugar. 2.a Si los. bienes fueren susceptibles do utilización ge­ neral, el Ayuntamiento verificará la distribución de los productos entre todos los vecinos, formando al efecto divi­ siones ó l o t e . q u e adjudicará á cada uno con arreglo a cualquiera de las tres bases siguientes: Por familias ó vecinos. Por personas ó habitantes. Por Ja cuota de repartimiento, si lo hubiere. 3.a La distribución por vecinos se hará con estricta igualdad entre cada uno de ellos, sea cual fuere el número de individuos de que conste su. familia, ó que vivan en su compañía y bajo su dependencia. La distribución por personas se hará adjudicando á cada vecino la parte que lo corresponda en proporción al número de habitantes residentes de que conste su casa ó familia. La distribución por la cuota de repartimiento se verifi­ cará entre los vecinos sujetos á su pago, adjudicando á cada uno la parte que en proporción á la cuota repartida lo corresponda. En esto caso se adjudicará á los vecinos pobres exceptuados del pago una porción que no exceda- de la que corresponda al contribuyente por cuota más baja. 4.a En casos extraordinarios, y cuando las atenciones del pueblo así lo exijan, puede el Ayuntamiento acordarla subasta entre vecinos de los aprovechamientos comunales propiamente dichos, ó fijar el precio que cada uno ha de satisfacer per el lote que le haya sido adjudicado. En todo lo referente al régim en, aprovechamiento conservación de los montes municipales, regirán la ley no 24 de Mayo de 1863 y el reglamento de 47 de igual mes de 1865. ' _ , Art. 76. Las Ordenanzas municipales de poncia urbana y rural que los Ayuntamientos acuerden para el régimen de sus respectivos distritos no serán ejecutivas sin la apro­ bación def Gobernador, d i acuerdo con la Diputación p ro ­ vincial. _ . . En caso de discordia, si el A yuntaniienvO insiste en su acuerdo, la aprobación en los pum os á quo^ a queda so refiera corresponde ni Gobierno, previa consulta al bon— se jo de Estado. Ni en ellas ni e n los reglamentos y disposiciones que los Ayuntamientos formaren para su ejecución, se contra­ vendrá á las leyes generales del país. _ ^ Art. 77. Las penas que por infracción de las Ordenan­ zas y reglamentas impongan los Ayuntamientos sólo pue­ den ser inultas que no excedan de 50 pesetas en las capita­ les de provincia, 25 en. las de partido y pueblos de 4.000 habitantes, y 45 en los restantes, con el resarcimiento del daño causado ó indem.'mención de gastos, y arresto de un din por duro- en caso de insolvencia. Para la exacción de estas multas se procederá en con- formidad á lo dispuesto, m los artículos 185, reglas 1.a,

42 Octubre de 1877. y 3.a; 186 y. 188. El Juez municipal desempeñará las fun­ ciones que en el art. 188 se encomiendan ai de primera instancia. Contra la imposición gubernativa puede el multado reclamar, conforme al art. 187. Art. 78. Es atribución exclusiva de los Ayuntamientos el nombramiento y separación de todos los empleados y dependientes pagados de los fondos municipales, y que sean necesarios para la realización de los servicios que es­ tán á su cargo, con la excepción establecida en el párrafo cuarto del art. 74. Los funcionarios destinados á servicios profesionales tendrán la capacidad y condiciones que en las leyes relati­ vas á aquellos se determine. Art. 79. La prestación personal se concede como auxi­ lio para fomentar las obras públicas municipales de toda especie: los Ayuntamientos tienen facultad para imponerla á todos los habitantes mayores de 16 y menores de 60 años, exceptuando los acogidos en los establecimientos de cari­ dad , los militares en activo servicio y los imposibilitados para el trabajo. El número de dias no excederá de 20 al año ni de 10 consecutivos, siendo redimible cada uno por el valor que tengan los jornales en cada localidad. Fuera de los casos de obras públicas que en este artículo ge expresan, no podrá exigirse prestación ni servicio per­ sonal de ninguna clase, incurriendo en responsabilidad el Alcalde ó Teniente que asido hiciere. Art. 80. Los Ayuntamientos pueden formar entre sí y con los inmediatos asociaciones y comunidades para la construcción y conservación de caminos, guardería rural, aprovechamientos vecinales y oíros objetos de su exclusi­ vo interés. Estas comunidades se regirán por una Junta compuesta de un Delegado por cada Ayuntam iento, presi­ dida por un Vocal que la Junta elija. La Junta formará las cuentas y presupuestos, que serán sometidos á las municipales de cada pueblo, y en defecto de aprobación de todas ó de alguna, ai Gobernador, oyen­ do necesariamente á la Comisión provincial. Art. 81. El Gobierno de S. M. cuidará de fomentar y proteger por medio de sus Delegados las asociaciones y co­ munidades de Ayuntamientos para fines de seguridad, ins­ trucción, asistencia, policía, construcción y conservación de caminos, aprovechamientos vecinales ú otros servicios de índole análoga, sin perjuicio de los derechos adquiridos hasta hoy. Estas comunidades serán siempre voluntarias y estarán regidas por Juntas de Delegados de los Ayunta­ mientos, que celebrarán alternativamente sus reuniones en • las respectivas cabezas de los distritos municipales aso­ ciados. Cuando se produzcan reclamaciones sobre la manera como actualmente son administradas las antiguas comu­ nidades de tierra, el Gobierno, oyendo al Consejo de E sta­ do, podrá someter dichas comunidades á lo dispuesto en el párrafo anterior, salvas las cuestiones relativas á los derechos de propiedad hasta hoy adquiridos, que quedan reservadas á los Tribunales de justicia. Art. 82. Los Ayuntamientos pueden representar acerca de los negocios de su competencia á la Diputación provin­ cial, al Gobernador, al Gobierno y á las Cortes. Fuera del caso en que representen en queja del Alcal­ de, del Gobernador ó de la Diputación, habrán de hacerlo por conducto del primero, y del segundo además cuando se dirijan al Gobierno. . Si en el término de ocho dias no dieren curso esas ' Autoridades á las representaciones de los Ayuntamientos, podrán estos repetirlas en queja directamente á los poderes públicos. Art. 83. Todos los acuerdos de los Ayuntamientos en asuntos de su competencia son inmediatamente ejecuti­ vos, salvo los recursos que determinan las leyes. Art. 84. Necesitan la aprobación del Gobernador, oida la Comisión provincial, para ser ejecutivos los acuerdos que se refieran á lo siguiente: 1.° Reforma y supresión de establecimientos munici­ pales de beneficencia é instrucción. 2.° Podas y cortas en los montes municipales con suje­ ción á la ley y reglamento del ramo. Art. 86. Las enajenaciones y permutas de los bienes municipales se acomodarán á las reglas siguientes: 1.a Los terrenos sobrantes de la vía pública y concedi­ dos al dominio particular, y los efectos inútiles,, pueden ser vendidos-exclusivamente por el Ayuntamiento. _ 2.a Los contratos relativos á los edificios municipales, inútiles para el servicio á que estaban destinados, y cré­ ditos particulares á favor del pueblo, necesitan la aprobar cien del Gobernador, oyendo á la Comisión provincial. 3.a Es necesaria la aprobación del Gobierno, prévio in­ forme del Gobernador, oyendo á la Comisión provincial, para todos los contratos relativos á los demás bienes in­ muebles del Municipio, derechos reales y títulos de la Deuda pública. Art. 86. Es necesaria la autorización de la Diputación provincial para entablar pleitos á nombre de los pueblos menores de 4.000 habitantes. El acuerdo del Ayuntamiento ha de-ser tomado en todo naso prévio dictamen conforme de dos Letrados. No se necesita autorización ni dictamen de Letrados para utilizar los interdictos de retener ó recobrar, y los de obra nueva ó vieja, ni para seguir los pleitos en que el Ayuntamiento fuese demandado. Art. 87. Siempre que por cualquiera de los casos enu­ merados en los artículos anteriores sea preciso obtener la aprobación del Gobernador ó del Gobierno, el Alcalde cui­ dará de rem itir los antecedentes dentro de un plazo que no exceda de ocho dias, contados desde la fecha del acuerdo. Art. 88. Los A yuntam ientos, en todos los asuntos que según esta ley úo les competen exclusivamente, y en que obren por delegación, se acomodarán á lo mandado por las leyes y disposiciones del Gobierno que á ellos se refieran. Art. 89. Los Juzgados y Tribunales no adm itirán in ­ terdictos contra las providencias adm inistrativas de los Ayuntamientos y Alcaldes en los asuntos de su compe­ tencia*

Los interesados pueden utilizar para su derecho los re­ cursos establecidos en los artículos 17i y 177 de esta ley. CAPÍTULO II. De la administración de los pueblos agregados á un término municipal. Art. 90. Los pueblos que, formando con otros término municipal, tengan territorio propio, aguas, pastos, montes ó cualesquiera derechos que les sean peculiares, conserva­ rán sobre ellos su administración particular. Art. 91. Para dicha administración nombrarán una Junta, que se compondrá de un Presidente y de dos ó cuatro Vocales, elegidos directamente uno y otros por los vecinos del pueblo y de entre ellos mismos. Serán cuatro los Vocales para los pueblos de 60 ó más vecinos, y dos cuando sea menor el vecindario. Art. 92. La elección de Presidente y Vocales indicadas se hará con arreglo á la ley electoral, pero en un solo clia y sin que trascurran más de ocho desde la posesión del Ayuntamiento del término, el cual cuidará de la ejecución. Art. 93. Elegidos los tres ó cinco individuos para la Junta, corresponderá el cargo de Presidente á quien haya obtenido más votos, y si hubiera empate decidirá la suerte. Art. 94. Serán tachas para la elección de individuos de la Junta, con relación ai pueblo respectivo, las mismas que establece esta ley para los cargos municipales. Art. 9o. El Ayuntamiento del término respectivo ins­ peccionará la administración particular á que se refiere este capítulo, bien por su iniciativa, ó ya á solicitud de dos ó más vecinos del pueblo interesado. Art. 96. La administración y la inspección expresa­ das, así como los deberes y las obligaciones de la Junta y de sus Vocales, se arreglarán á las prescripciones de la presente ley en todo lo que no se halla determinado en este capítulo. CAPÍTULO III.

Gaceta de Madrid.==Núm. 277. voto de aquel Concejal á quien, según esta ley, corres­ pondiera la presidencia. Art. 106. Las votaciones serán nominales cuando no se trate de. asuntos relativos á los mismos Cornejales ó ú personas de su familia dentro del cuarto grado, en cuyo caso serán secretas, debiendo salir de la sesión mientras se discuta y vote el asunto el Concejal interesado. Art. 107. De cada sesión se extenderá por el Secretario del Ayuntamiento un acta en que han de constar los nom­ bres del Presidente y demás Concejales presen -es, los asun­ tos que se trataren y lo resuelto sobre ellos, el resulta­ do do las votaciones y la lista de las nominales cuando las hubiese. Siempre constarán en el astada opinión de las minorías y sus fundamentos. El acta será firmada por los Concejales que concurrieron á la sesión; por los presentes cuando se dé cuenta de ella, y por el Secretario. El acta de la sesión inaugural de cada Ayuntamiento será firmada por todos los que á ella concurran, expresan­ do los que no saben firmar. Art. 108. El libro de actas del Ayuntamiento es un ins­ trum ento público y solemne: ningún acuerdo que no cons­ te explícita y terminantemente en el acta á que se refiere tendrá valor alguno. . Este libro estará extendido en papel del sello corres­ pondiente,'y todas sus hojas llevarán ia rúbrica del Alcalde y el sello del Ayuntamiento. Art. 109. A fin de cada mes en las capitales de provin­ cia y de partido y pueblos que tengan más de 4.000 habi­ tantes, y de cada trimestre en los demás, se formará por el Secretario un extracto de los acuerdos tomados por el Ayuntamiento durante el mismo; y aprobado por la Cor­ poración, se rem itirá ai Gobernador de la provincia para su inserción en él oficial. Art. 110. Las reglas anteriores se aplicarán á las actas y sesiones de la. Junta municipal. Se llevarán sus actas en libros separados de las del Ayuntamiento y con análo­ gas formalidades, precauciones y requisitos, salvo io en contrario 'dispuesto por esta ley. Art. 111. Los trám ites de instrucción y discusión no servirán nunca de excusa á ios Ayuntamientos para dilatar el cumplimiento de las obligaciones que las leyes les im­ ponen.

De las sesiones y del modo de funcionar los Ayuntamientos. Art. 97. Las sesiones del Ayuntamiento serán públicas. Sólo serán secretas cuando así lo acordare la mayoría de los asistentes por ser los asuntos que en ellas hayan de tratarse relativos al orden público, régimen interior de la Corporación, ó por afectar al decoro de esta ó de cual­ CAPÍTULO IV. quiera de sus miembros. Las sesiones se celebrarán precisamente, pena de nuli­ Délas fundones administrativas de los Alcaldes, Tenientes, dad, en las Casas Consistoriales, salvo los casos de fuerza Síndicos, Regidores y Alcaldes de barrio. mayor. Art. 112. El Alcalde Presidente de la Corporación mu­ Estarán constantemente anunciados en los sitios de costumbre los. dias y horas en que deban celebrarse las nicipal lleva su nombre y representación en todos los asuntos,' salvas las facultades concedidas á los Síndicos. sesiones ordinarias. Art. 113. Corresponde al. Alcalde único, ó al prim ero Art. 98. Los Alcaldes, Tenientes y Regidores están donde haya más de uno: obligados á concurrí? puntualmente á todas las sesiones 1.° Presidir las sesiones y dirigir las discusiones. ordinarias y extraordinarias, no impidiéndoselo justa 2.° Cuidar, bajo su responsabilidad, de qué se cumplan causa, que acreditarán en su caso. La falta de asistencia hace incurrir por cada vez en una por el Ayuntamiento las leyes y disposiciones de sus su­ periores jerárquicos. m ulta con arreglo á la siguiente escala: 3.° Corresponderse á nombre del Ayuntamiento con las En los pueblos de más de 30.000 habitantes.. . . 5 pesetas. Autoridades y particulares que fuese necesario. Idem de más de 15.000 » 4 Art. 114. Corresponde también al Aical.de único, ó Idem de más de 8.OO0 » 2 primero en su caso, como Jefe de la Administración m u­ En los dem ás ................. 4 nicipal: 1.° Publicar, ejecutar y hacer cumplir los acuerdosdel Esta disposición es aplicable á los Vocales de la Junta Ayuntamiento cmando fueren ejecutivos y no mediare municipal; pero las multas serán por cantidad cuádruple respecto á la prim era, y doble de esta respecto á la se­ causa legal para su Suspensión; procediendo, si fuere nece­ sario, por la via de apremio y pago, é imponiendo multas, gunda. que en ningún caso excédan de las que establece el art. 77, Art. 99. Los Alcaldes, Tenientes y Regidores tienen todos voz y voto en las sesiones y acuerdos, del Ayunta*.- y arresto por insolvencia. 2.° Suspender la ejecución de los acuerdos del A yunta­ miento. Son igualmente responsables por los acuerdos que miento ein los casos prescritos por los artículos 189 y 170 autoricen con su voto, sin que por ningún concepto les . de esta ley. 3.® Trasmitir á la Diputación provincial y al Goberna­ sea permitido abstenerse de emitirlo. Art. 100. La presidencia del Ayuntamiento corresponde dor de la provincia, segun do que en esta ley se prescribe, al Alcalde. En su defecto presidirán los Tenientes, y á falta los acuerdos del Ayuntamiento que requieran la aproba­ de todos el Regidor Decano y los demás por el orden que ción superior para" ser ejecutivos, y publicarlos, ejecutar­ los y hacerlos cumplir cuando lo obtuvieren. se determina en el art. 62. 4A Trasmitir á quien corresponda las exposiciones que El Gobernador preside sin voto cuando asiste á las se­ los Ayuntamientos, en uso de su derecho, hicieren á la Di­ siones del Ayuntamiento. putación provincial, al Gobernador de la provincia, al Go­ Art. 101. El Alcalde podrá convocar á sesión extra­ ordinaria cuando lo juzgue oportuno, y debe hacerlo siem­ bierno ó á las Cortes. 6.° Dirigir todo lo relativo á la policía urbana y rural, pre que se lo prevenga el Gobernador, ó lo reclame la ter­ dictando al efecto los bandos y disposiciones que tuvL re cera parte de los Concejales. Art. 102. En toda convocatoria para sesión extraordi­ por convenientes, conforme á las Ordenanzas y resolucio­ naria se expresarán los asuntos que hayan de tratarse en nes generales del Ayuntamiento en la materia. 6.° Dirigir y vigilar la conducta de todos los depen­ ella, y no podrá el Ayuntamiento ocuparse de ningún otro dientes del ramo de policía urbana y rural, castigándolos en la misma sesión. Las convocatorias se harán con un dia de anticipación con suspensión de empleo y sueldo hasta 30 dias, y propo­ por lo ménos, á no ser en los casos de mayor urgencia, y ner su destitución al Ayuntamiento. 7.° Ejercer todas las funciones propias de Ordenador y quedarán sujetos los acuerdos á ratificación en la sesión Jefe d'e la inversión de fondos municipales y su contabi­ inmediata. lidad. Art. 103. Toda sesión con carácter de ordinaria, fuera 8.° Inspeccionar, activar y dirigir en lo económico y de los dias señalados, conforme al art- 67 de esta ley, así como cualquiera extraordinaria no convocada por el Al­ gubernativo las obras, establecimientos de Beneficencia y de Instrucción pública costeados por fondos municipales, calde en la forma y con las circunstancias que previenen con sujeción á las leyes y disposiciones para su ejecución. los artículos anteriores, ó en que se tratare efe un asunto 9.® Cuidar de que se presten coú .exactitud los servicios no anunciado en la convocatoria, es nula y de ningún v a­ de bagajes, alojamientos y demás cargas públicas. lor, y nulos también los acuerdos en ella tomados. 10.° Presidir los remates y •subastaspara ventas, a rre n ­ Art. 104. Para que haya sesión se requiere la presen­ cia de la m ayoría del total de Concejales que según está damientos y servicios municipales , salvas las disposicio­ nes de las leyes. ley deba tener el Ayuntamiento. 11.® Corresponderse en los asuntos de su competencia Si en la primera reunión no hubiera número suficiente para acordar, se hará nueva citación para dos dias des­ adm inistrativa con las Autoridades y Corporaciones d e , pués, expresando la causa, y los que concurran pueden la provincia, haciéndolo por conducto del Gobernador de la misma cuando hubiere de entenderse con los de otras ó tomar acuerdo cualquiera que sea su número. Art. 106. Todo asunto sobre que haya de resolver el con el Gobierno, y desempeñar cuantas funciones especia­ les le confiéranlas leyes y reglamentos. Ayuntamiento será primero discutido y luego votado. Art. 116. Donde sólo hubiere u n , Teniente, el Alcalde Se entiende acordado lo que votaren ia mitad más uno y el Teniente tendrá cada uno á su cargo uno de los dis­ de los Concejales presentes en sesión. En caso de empate se repetirá la votación en la sesión tritos en que se haya dividido el término municipal. Donde hubiere más de un 'Teniente, los distritos se di­ próxima, ó en la misma si el asunto tuviere el carácter de urgente á juicio de los asistentes; y si aquel se reproduje­ vidirán sólo entre los Tenientes. Art. 116. Los Tenientes ejercerán cada uno en su d is ­ re, el voto del que presida será decisivo. Si el Gobernador de la provincia presidiera accidentalmente, decidirá el trito las funciones que la ley atribuye a l Alcalde, bajo la

Gaceta de Madríd.=Núm. 277 .

4 Octubre de 1877.

45

servicios, sino en lo quo sea necesario pura la salubridad j; úbíiea. 2.a En conformidad á lo dispmxsto en el a Líenlo ante­ rior, puede autorizarse ei estabxemñenro de arbitrios so­ bre los objetos siguientes: Aprovechamiento y abastecimiento Je aguas para usos privados. Alcantarillado. Establecimientos balnearios en a g m s públicas. Guardia ru m a Establecimientos do enseñanza secaral aria, superior ó especial. Licencias para construcción do edificio^. á sus Mataderos. Puestos públicos y sillas en. plazas, m h m fndas, m or­ ca dos y paseos. Alquiler de posas y medidas. lo A lm otacenía s e r á n ó repeso. Enterramientos en los ceméntenos mu ni cipa* os. Coches de piusa y de servicios lacerarlos, y carros de trasporte en el interior do las poblaciones. Expedición do cortil ico cienes por actos dei Ayunta­ miento ó documentos que oxidan cu sus Archivos Parte que concedan las leyes en la expedición do d o ­ cumentos de vigilancia, licencias do caza y pesca y do n a ­ vegación y fióte de ios rio> y aprovechamientos do aguas. Y los demás análogos. 3.a E a ningún caso pueden ser objeto vio arbitrios ios servicios siguientes: Aprovechamiento y abastecimiento do aguas para, uso T I T U L O IV . comunal. Alumbrado público. DE LA H A C I E N D A M UN ICIP A L. Aceras y empedrados. CAPÍTULO PRIMERO. Vigilancia pública. Beneficencia. De los presupuestos municipales. Instrucción pública elementa]. Árt. 132. Son aplicables á la Hacienda municipal las Limpieza, sin perjuicio dolos uprovermainionios á que disposiciones de la ley de Con labilidad general del Estado diere lugar. en cuanto no se opongan á la presento. Y otros de igual naturaleza. El añ© económico municipal será el mismo que rija 4.a Se autoriza la creación, do arbitrios sobre la venta CAPÍTULO V. para ios presupuestos y cuentas generales de la Nación. de bebidas espirituosas ó fermentadas, bien sea cu esta­ Art. 138. Los Ayuntamientos formarán todos los años blecimientos o puestos fijos, ó bien por mercaderes am ­ De los Secretarios de A yuntam ientos. un presupuesto que comprenda los gastos que por cual­ bulantes, trajinaros ó por ios mismos cosecheros ó fabri­ quier concepto hayan de hacerse y los ingresos destina­ cantes; sobre calos, fondas, botillerías, posadas, hospede­ Art. i 22. Todo Ay untamiento tendrá un Secretario pa­ gado de sus fondos. dos á cubrirlos. Ai efecto constituirá de su seno un a de rías y otros establecimientos del .mismo carácter; sobre El nombramiento corresponde exclusivamente al A yu n­ las Comisiones permanentes de que habla el art. 69. casas de baños; sobre toda clase do espectáculos públicos, Art. 134. Los presupuestos anuales ordinarios conten­ y sobre juegos permitidos y rifes, en la parte que las leyes tamiento, prévio concurso, comunicando el nombramiento drán precisamente las partidas necesarias, según los re­ concedan á los Ayuntamientos. al Gobernador. cursos del Municipio, para atender y llenar las obligacio­ Árt. i 23. Para ser Secretario se necesita ser español, 5.a Los derechos de matad aros se acumularán á los de mayor de edad, estar en el pleno goce da los derechos civi­ nes á que se refiere el párrafo primero, art. 73 de esta ley; consumos (cuando los hubiere), y no podrán en junto ex­ los servicios establecidos do entre los que según el art. 72 les y políticos, y poseer ios conocimientos de la instrucción ceder del 25 por i 00, de conformidad con el párrafo se­ sean de la competencia de los Ayuntamientos, los gastos primaria. gundo, regla 1.a, del art. 139. Donde no hubiere sobre car­ que en virtud del párrafo segundo del citado art. 73 expre­ nes derechos do consumo, sólo se inga nm á por derechos No pueden ser Secretarios en propiedad ni interina­ mente: sen ciara y terminantemente las leyes como obligatorios, de matanza una cantidad que jamás mu da dol 10 por 100 y además los siguientes: 1.° Los Concejales del misino A yuntamiento. del valor do la res. 1.° Personal y material de las dependencias y oficinas. 2.° Los Notarios y Escribanos, en. tanto que desempe­ 6.a Los arbitrios expresados en. la regla 4.a de esto a r ­ 2.° Pensiones, censos y cargas de justicia que pesen ñen las funciones propias de estos cargos. tículo, salvo los relativos á casas do baños, espectáculos sobre los fondos municipales, así como de las deudas reco­ 0.ü Los empleados activos de todas clases. públicos, juegos y rifes, no serán autorízanos en caso do nocidas y liquidadas, y réditos y consecuencias do con­ 4.® Los particulares ó facultativos que tengan contra­ existir los impuestos de c.msumo-g pero los establecimien­ tos ó compromisos de servicios con el A yuntam iento ó co­ tratos. tos enumerados pueden sor en todo cas.» orfe ío do un ar­ 3.® Fomento del arbolado. m ú n de vecinos. bitrio especial por razón de vigilancia que no exceda del 4.° Medios preventivos y de socorro contra'incendios, 5.® Los que directa ó indirectamente tengan parte en 5 por 100 de la cuota con que-con.tribuyan al Estado. servicios, contratas ó suministros dentro del'distrito m u ­ y de salvamento en las poblaciones marítimas. 7.a Los arbitrios sobre indas ticas q m se ejerzan en la 5.®’ Suscricion al Boletín oficial de la provincia eu to­ nicipal, por cuenta da este, de Ja provincia ó del Estado. via pública no existirán cumulativamente con el reparti­ dos los Ayuntamientos, y á la G a c e t a d e M a d r i d en las ca­ miento general, sin perjuicio do lo cual las cuotas que por 6.° Los que tengan pendiente cuestión a dm inistrativa bezas de partido y pueblos que excedan de 2.000 habitantes. . ó judicial con el Ayuntamiento, ó con los establecimien­ este concepto-correspondan á los industriales pueden sor tos que se hallen bajo su dependencia ó su adm inis­ 6.® Contingente del. Municipio en el repartimiento pro­ recargadas con un 5 por 100 por razan de arriendo o ase­ vincial. tración. de la via. 7.® Una partida para imprevistos y calamidades públicas, 7.° Los deudores á fondos municipales corno segundos 8.a Las cuotas quo se impongan á las industrias m en­ que no exceda dei 10 por 100 del presupuesto de gastos. contribuyentes. cionadas en esta ley, quo se hallen incluidas cu las tarifas 8.a Las impresiones , anuncios y demás necesario para El cargo de Secretario es incompatible, con todo otro de la contribución industria! correspondiente al Estado, la publicidad de los actos municipales. cargo municipal. no excederán del 25 por 100 do la crmfñfed señalada en El valor de los aprovechamientos comunales enajenados Árt. 1AL Los Alcaldes pueden suspender á los Secre­ estas. ó distribuidos entre los vecinos será incluido en los presu­ tarios, dando al Gobernador cuenta documentada para su Y 9.a El pago de multas ó indemrdweiories se hará en conoci miento. í a destitución será válida cuando la acuer­ puestos municipales de ingresos, y figurará como data en un papel especial que la Hacienda emitirá para el caso, y los de gastos el valor de los lotes adjudicados ó repartidos den las dos terceras partes de la totalidad de los Conceja­ entregará á los Ayuntamientos que lo soliciten, cobranuo por título lucrativo. les, en cuyo caso se informará al Gobernador, rem itién­ sobre él, por razón de sello, un derecho que no exceda del Art. 135. Los gastos comprendidos en los presupues­ dole copia del acta. 10 por 100 de su valor nominal. tos municipales serán cubiertos con los ingresos, recargos El Gobernador, mediando causa grave, podrá también Art. 138. Para el cumplimiento del párrafo tercero del. y arbitrios quo autorizan esta ley, la general de p re su ­ suspender y destituir á los Secretarios de Ayuntamiento, artículo 130 se observarán las reglas que d continuación puestos del Estado y las demás disposiciones vigentes, sin dando parte al Gobierno, quien á instancia ó con audien­ se expresan: continuar los Ayuntamientos en la obligación do subordi­ cia del Secretario destituido ó suspenso, y oyendo al Con­ 1.a El repartimiento general sera e x 1 ■1 iv-> á las per­ narse estrictamente al orden establecido en el art. 135. sejo de E stado , adoptará la resolución que estime sonas siguientes, por todas las utilidad o pi i mgan en ol Art. 138. Los ingresos serán: oportuna. distrito, sea cual fuero su naturaleza: Art. í 25. Las obligaciones de los Secretarios do A y un ­ Rentas y productos procedentes de bienes, derechos ó Primero. A los vecinos dol diMEfe ? m irá pal. tamiento s o n : capitales que por cualquier concento pertenezcan al M uni­ Segundo. A los propietarios forr quo, según ol 1.° Asistir sin voz ni voto á todas las sesiones del cipio ó á los establecimientos de Beneficencia, Instrucción artículo 27, tengan consideración do v * . m. y otros análogos que da él dependan. Cuerpo municipal para darle cuenta de la correspondencia Tercero. A los que según el mí sin *;*.\b alo tengan el. y de los expedientes en la forma y orden que el Presiden­ Arbitrios ó impuestos municipales sobre determinados concepto y consideración do propietarias. servicios, obras é industrias, así como ios aprovechamien­ te se lo prevenga. Cuarto. A ios colones, arrendaba-jos ó aparceros de 2.° Redactar el acta de cada sesión, leerla al principio tos de policía urbana y rara!, y multas ó indemnizaciones fincas rústicas que no residan on el d bh 'L >. .de la siguiente; y aprobada que sea., hacerla trascribir fiel­ por infracción de las Ordenanzas municipales y bandos do Las utilidades que proceda o. do pensión'a, ínter esos de policía. mente en el libro destinado 'al efecto,.cuidando de recoger capitales, sueldos ó rentas públicas serán imputadas á sus Un repartimiento general entre todos los vecinos y h a ­ poseedores en el pueblo donde residan. las firmas, como previene el art. i 07, y estampando la cendados, en proporción á ios medios ó facultades de cada m ya entera en el lugar correspondiente. Quedan exceptuados del repartimiento los pobres do uno para cubrir los servicios municipales eu la totalidad ó solemnidad, los acogidos en los establecimientos de Bene­ 3.° Preparar Jos expedientes para los trabajos de las en la parte á que no alcancen los anteriores recursos. Comisiones y la resolución del Ayuntamiento. ficencia y las clases de tropa de tierra y mor. Impuestos sobre artículos de comer, beber y ardor. 4.° Anotar bajo su firma en cada expediente la resolu­ 2.a Para fijar la utilidad imponible de cada c ontribu­ Los Ayuntamientos de poblaciones mayores d e 200.000 ción del Ayuntamiento. yente se procederá con arreglo á las siguiont m bases : oú Extender las m inutas de los acuerdos y resolucio­ habitantes, si renuncian al repartimiento general, podrán Primera. A los propietarios de fincas u Gruías se les v a ­ acudir á otros impuestos, recargos ó arbitrios además do luará como utilidad imponible el importo de las rentas quo nes del Cuerpo municipal y de las Comisiones en su caso. los enumerados en las leyes, con la aprobación del Gobier­ por este concepto perciban ó las que pudieran percibir, 6.° Preparar los expedientes, anotar las resoluciones y no, que oirá para concederla al Consejo de Estado. extender Jas m inutas de los acuerdos del Alcalde cuando atendidas la naturaleza, y condiciones de las lincas, si están Art. 137. P a ra el cumplimiento del párrafo 2.° del a r ­ ocupadas por ellos mismos ó por otros que no paguen renta. no hubiere Secretario especial al efecto. tículo 138 se observaran las reglas siguientes: 7.° Certificar de todos los actos oficiales del Cuerpo Segunda. A ios propietarios que labren fincas rústicas, í . a Sólo será autorizado el establecimiento de arbitrios municipal y del Alcalde donde no hubiere Secretario espe­ ó en su caso los colonos, arrendatarios ó aparceros, so ios sobre aquellas obras ó servicios costeados con los fondos cial, y expedir las certificaciones á que hubiere lugar. im putará una suma igual á vez y media el importe do ia Estas, sin embargo, para ser valederas, requieren el municipales, cuyo aprovechamiento no se efectúe por el renta que produzca la linca ó que pudiera 1 >i i ir, según común de vecinos sino por personas ó clases determinadas, los tipos medios del pueblo , si estuviera ; i <’ m h fe. V.° B.° del Alcalde. siempre que los interesados no le hayan adquirido ante­ Tercera. Cuando los propietarios de J r , 1» e ifeya sean 8.° Dirigir y vigilar á los empleados de la Secretaría, riormente por título oneroso, así como sobre industrias que rústicas ó urbana--, no sean vecinos del distrito, so reba­ de que es Jefe. se ejerzan en la vía pública ó en terrenos y propiedades jará de la utilidad imponible un quinto de la suma á que 9 .^ Auxiliar á las Juntas periciales, sin retribución según las bases anteriores debiera ascender. del pueblo; entendiéndose que el Ayuntamiento no podrá especia], en la confección de amilibramientos y repartos. atribuirse monopolio ni privilegio alguno sobro aquellos Guaría. A los que perciban sueldos, pensiones, censos 10.° Cualquier otro encargo que las leyes le atribuyan dirección do este, como Jefe superior do la A d m inistra­ ción municipal. Les Alcaldes de barrio estén a las évdones de los Te­ nientes, y ejercen la parte de funciones administrativas que estos Ies deleguen. Art. 117. El Alcalde y los Tenientes necesitan licen­ cia del Ayuntamiento p a m ausentarse de su térm ino por más do ocho dias. En ningún caso dejarán de dar aviso previo al que ba y a de reemplazarlos, y además lo c o m u n ic a ra n por es* crito o! A yuntam iento cuando la ausencia exceda do dos dios. Esto mismo tendrá lugar respecto al Alcalde cuando por asunto urgente tuviere precisión de. ausentarse ántes de poder obtener la licencia del Ayuntamiento. P a ra estos casos puedo el Alcalde autorizar la ausencia do los Te­ nientes. La licencia concedida y el nombro del que lia do reem­ plazar al ausente serán comunicados al Gobernador en la fecha de aquella. Art. íD h Los Alcaldes do barrio no pueden ausentarse nu n c a dol de n i cargo por más de 24 horas sin licencia del Alcalde, quien designará persona que los reemplace du­ rante su ausencia. Árt. í í 9 . Los Tenientes reemplazarán al Alcalde en todas sus atribuciones, y los Regidores á los Tenientes, por el orden establecido en el art. £2, en casos de ausencias, •enfermedades ó vacantes interinas. Art. 120. No pueden los Concejales, sin licencia del Ayuntamiento, ausentarse en día de sesión ordinaria ó ex­ traordinaria, ni por más tiempo que el que m e d ite n tr e dos ordinarias. Sólo se concederá licencia á la par á la cuarta parte del número total de Concejales. Árt. id i. Los Concejales desempeñarán sus funciones dentro del término municipal á que pertenecen, sin que para su ejercicio puedan ser obligados por nadie á salir de él.

ó el Ayuntamiento le confiare dentro de la esfera y objeto de su empleo. Art. 126. Donde no hubiere Archivero, será-cargo del Secretario custodiar y ordenar el .Archi vo municipal. For­ mará inventario de tolos los papeles y documentos, y io adicionará cada año con un Apéndice, del cual, así come del inventario, rem itirá copia con el V.° B.° dei Alcalde á la Diputación provincial. Art. 127. En lo^ 3 ; unb mientes en que no hubiere Contador será cargo d G " ¡.rio llevar los regestros de entradas y salidas du > 1\1 n, autorizar los fibra une utos y tom ar razón de la*. < ii m i * pego. Art. 128. Los A u > > n o it >s pueden imponer Secretarios las corroocouies disciplinarias que tengan por conveniente, dentro do sus facultades, por las faltas ó abusos quo cometieren en el ejercicio do su cargo y no dieren lugar á encausamiento criminal. Art. 129. Los Secretarios do Ayuntamiento del Alcalde; pero en las capitales do provincia y en los pueblos de más do 25.000 habitantes el Alcalde tiene f a ­ cultad para nom brar un Secretario especial, cuyo sueldo será determinado por la Jun ta municipal. Art. i 30. Los Secretarios do Alcaldía, donde los h u ­ biere, quedarán, en cuanto á responsabilidad, igualados á los del respectivo Ayuntamiento, salvas las diferencias consiguientes en la parte do atribuciones. Art. 131. El Secretario del Ayuntamiento lo será de la Ju n ta municipal.

44

4 Octubre de 1877.

ó int erese s Ge c u a l q u i e r a clase ó p r o c e d e n c i a se les v a l u a r á D u ra n te el período de am pliación se t e r m in a r á n las c omo u t i l i da d l í qu i d a el i m p o r t e de est as s u m a s . operaciones de cobranza do los arb itrio s presu p u e sto s, y Q u in ta . A los c o me r c i a n t e s , i n d u s t r i a l e s y d e m a s c o m ­ Jas de liquidación y pago de ios servicios realizados d u ra n p r e n di d o s en las t a r i f a s de la c o n t r i b u c i ó n i n d u s t r i a l se les 10 el año. L as resultas que q uedaren después de este p e ­ v a l u a r á l a u t i l i d a d i m p o n i b l e en p r o p o r c i ó n a la c u o t a q u e ríodo serán objeto de u n presupuesto adicional, nrévías p o r este c o n c e p t o s a t i s f a g a n &i Es t a d o , n o b a j a n d o de c i n c o las cor: s-guien tes liquidaciones, quo so te rm in a r á n dentro del. mes siguiente. n i exeviriendo de v e i n t e v e o ; s el i m p o r t e do la m i s m a c u o t a con a r r e g l o á las escalas que, se g ú n ia n a t u r a l e z a d e c a d a Art. 144. Cuando p ara c u b rir atenciones im previstas, satisíácor alguna deuda ó p ara c u a lq uie r otro objeto do i n d u s t r i a , cfotermúio el Gobierno. S e x t a . L o s jornalemos 6 braceros, y e n g e n e r a l t o d o s los impórtamela no d e te rm in a d o en el presupuesto o rd in a rio q u e v i v a n de u n sa l a r i o e v e n t u a l , c o n t r i b u i r á n e a r a z ó n sean insuíicienios los recursos consignados en e s to , los de la t e r c e r a p a r t e de la s a m a ú quo s e g ú n c o s t u m b r e de A yu ntam ientos fo rm a rá n u n presupuesto e x tra o rd in ario c a d a local idad p u m a a l c a n z a r p o r t é r m i n o m e d i o s u h a b e r en la m ism a forma y por el m ism o procedim iento d eter­ minado p a ra los ordinarios. d u r a n t e el año. Sét i ma. G u a n d o n o sea posible c o n o c e r la u t i l i d a d de A vi 143. Las deudas de los pueblos que no estuvieren ofoun vecino, se h a r á la í v a l u a c i ó n , si n p e r j ui c i o do lo d is ­ aseguradas con p re n d a ó hipoteca no será?) exigidas á los puest o ce el u rt. 37 y regi a 3.a do e st o, l o n i e n d o cu cu e n c a A y u n tam ien to s por los procedim ientos de apremio. ios s i e n e s e xt e r i o r e s do la r i q u e z a , tales c o m o oí v a l o r del Guando algún pie bLo fuese condenado ai pago de u n a m u e b l a j e , a l q u i l e r do la c a s a , n ú m e r o do c ri a d o s y o t r o s ca n 'i mía el A y u ntam ien to , on el térm ino de 10 dias desp1 . je m t .riea ia sentencia, procederá á fo rm a r m i anál ogos. O ct ava. De la u t i l i d a d v a l u a d a d c a d a v e c i n o ó h a c e n ­ }u\ m i ” -x u ao rd m ario , á no ser que ei acreedor cond a do se d e d u c i r á en tocio caso ei i m p o r t e de la c o n t r i b u ­ v r g i a i (¡ 4u u* t i Cubro de m odo quo puedan e o n s ig n a r ci ón d i m e t a q u e p a g u e ai Est ado. um i h piv^npuestoü ordinarios sucesivos las cantidades 3.a La det er minación do i a u t i l i d a d i m p o n i b l e se ver i­ n e u a r t n na i el pago del ca pital y rédito estipulado. ficará por los m i s m o s c o n t r i b u y e n t e s , r e u n i d * ií en s ce io­ A lt. I n , 8l b)¿ r e a t a o s de' que puede disponer el nes, o r ia f o r m a q u o el cap. 3.°, tít. 3.° do m í a ley di q r mo. pueblo » fu i m m u n m a L * á c u b r ir sus d eu das, ó no Cacia se c ci ón f o r m a r á u n a r e l a c i ó n q u e c o mp r e n d o las oi*i\ s(‘ el V,r unta T e m o pomblo rec arg ar las cuotas i m u t i li d a de s de i o d o s s us i n d i v i d u o s , p r o c u r a n lo x q x c i G e a r [ u A i ^ loo \ecinoo, y Im acreedores no se conforinarou en lo posible ia n a t u r a l e z a y n ú m e r o do fos objrb s q u e las c jo 1 n dios qim m ,l oLezcau p ara-solventar sus d en produzcan. ’as, t> l u a r ü r a J excediente á la D ip utación p rov incial 4. a Lo s i n d i v i d u o s do n a i Ti r ai \ c rqru> ir ui ( . d a s rcl acu n e o , m - • la oí m\ A ñ a u do Lm Tribnndz-j y Juzgados o rdinarios o* Ivm na I i i c 1 ijijo't ie¿> a •.u*• di' r e a r u g a r \ l i j a n d o la p o n r ^ »tv r acerca de la legitim id ad y preiacion de los c, tjL 1 ' L U I i m p o n t ble. í redi ti 1 j L m i i1 ¡mrLi• i 'o qni r\ c a d a ^eccion o o r r e s p o n d a » Ain. I i a No p u e d en s or a p!i o \ dos -a1 pa go y c um p 1i Ir ■s i | «l el i c lo pu * o) ) pi j u o r j i ü i i a ! á l a u t i l i d a d m icu lu servicios ú obligaciones pm m a n o a te s los r e ti mi v a b n u t m t a i q m i o lijua. ours s fiMuedeiites de arbitrios de c a rá c te r eventual y i i¡ l G c u l i s r v a o n veri limarán y c n n r i umn utoi ín. isc ni ' 1 u q w ■ ] ¡do i i o iin'iviiliins di iu mfoi ni. El Art. i A, El proyecto do Jiros apuesto, ya sea o rdinario,

m^ unt • ' tn i 9\ t i 'a> r el ni i muiiCo á qu * e Le re­ p a r t í a n id > ei ri foo R ? a l a o i ' n m'uii ^ 1l rAaltiiüioii y,reptV IImiento buten pul 1 ui ^

1 1 for n i c u l i n a r i a , y so c u n i r n i L i r nn

adt rateen 1 1 S m t a r n d 1 ' y r n h i mi e nt o á Lalo n n c r e sa d o q n i I srhnfo»r*

L a ( e oír i L

ba u mués d d Ay m Laúd unto y de la

J u t o t de (j\ td i j lo i Se C ' t u ‘ !< 1 r 'curvo do agravios para

a H o h Dipsna ion provincial El recurso habrá de enta­ blar-i dentro di los ib di is oguicuiis á la publicación, y no oh u ra i n e] n san d 1 fo cuota v partida íriLerm no a c a l / i mlnm -■ i d!rr y \ a . T a m o est a s recia m a c ones, c o mo las quo se i n t e n t e n por iua o p e r a n i r ^ r u 1 c a d a secci ón, h a b r á n do f u n d a r s e en liech ¡i cunero ios 'precisos y d e t e r m i n a d o s , a d u c i e n d o las p r r a b a s m e 1mu m g a r a s u j us t i f i c a c i ón . 8 a El r e p a r l i ' n u m t o c o m p r e n d e r á u n t a n t o da a u m e n t o quo n i '"xecd i d 4 0 por 100 do la c u o t a t ot a l p a r a g as t os cío ui A i bi nuc n, c o b r a n z a y p a r t i d a s fallidas. Q íí-dmi e x e n t a ¡luí pago d e est e a u m e n t o los c o n t r i b u ­ y e n t e s qim s a i íi ¿ m a n t i c i p a d á m e n t e s u s c u o t a s por t r i me s t í e.>. .t n n . s u es ó a n u a l i d a d e s en las D e p o s i t a r í a s de las rcdpi c v s >Ju mc i p a1i J a les y se Je. ibo í a r á en ei so gti: 1) y b r e e r *a - n td t i m o p o r i 0 < n u G q u o re lije pe r i a ' G I a i i Lm pe.

«a1 L u s p ^ e j mrioo y lo c d uu

irruid

v q ripnr-

c 1a s ó le g d i h n u ’ a r r u g A r u n \< i m e u i o de con u n t e a p a r ­ ti cu l a r es la p r o r v e i n n en q u e s A r o en lu uno na d ) p e s a r L mu í i r qjaioula ri esie por r az ó n de la í i u r m , y ia lb],iin y t v m p i > d indi a m m a v e c n t ’V "i de esta c u o t a . A Lil ia de c u n t r d o j n don lo it qu i i i n o ^ r amm* * i b ,e 'r L[

4 r ou dü Li mulu 1 1 luip ife total y l rn

jidoíi, s a m ^ u j a t a -

iri'in^l di 1 mo> do Jn ciu mu A l t , lí'H r el t' iiirjulnm rito bel p a n - db cu r i o ] ' a r l culi» 1- b ^ uler^mamuj 1 ^ i gda^ i - m i 1 t l . 1 ' ’l l ’j m i í i ia üí i v i *lulim m 1 b , cu j m m 11

U i 11

1 íl

I

I

ni

|l

Jl JJl d

' i q í n lU1 | i r p f

tf )

1c t o n m i , . i. n ii i 1j i r u i > j 1»* a • " i d< ^ i0 u* Jll C’/lfL u II i i n a *i 1 q l o i i i h q mí e Jm rv „ iii h

i li u

i i c u ' 11 i i S ♦ ii j j u i e n i i u

i \ A1 1 MII a J l'i l il Lli g o n m idj* .

m i 1 ’ 1" i

«í

/ri

illü CH í 1 L'r ' mol r - 1 , 4 , , fcj-

d / EJ c u ’ Jo di'l Á y uutaüiicm i v L 1 u rrava ¡rf s ie •ji uti v , da j rju ii *o da lii!> re u mu á qm f ^ im la prrsiJii I ; íieíiie h i 1' n , y b a l i m p i u m y , ' r d ui innc^ n 1 Lnh , ri r111 i n i na días !i el «rt h n f L 11 Lü', loi farstur, de • oimuruiji jídn ser ,u , m , oí m b v Siiii e li 'i ÍVii11b o ■> iluro 3 s lis'biila; ¡pn s • c o a a n i i a u m o 1 n i u ’ift , M- nl i r i di i rjli-í !ií L n i u h | r Jubí do s " br c i bu 1 bu» ím- iliurn i i1u i !11 fi111 » o f i i •i s i | i i ‘ f nibarmi j el ír.Uluo. cí re u h m un y > r u t a un msaL» fui r m lu> íifjiidm i con ipil i se i n i u ¡ b ú a e-itrihlijci rio , e j no d r uro'n 11 de pj u o trmmm i , v c j c e u rilo ibída ij o'l'm ,

i.a

E n J » i « 11111- nu » t i mi n íl,

lus aidieulió CAi i . u' j ' i j

n

a

«- í

o d i u L i u 1 e x tra e n ! bu trio, aprobado por ei A y u n ta m ie n to , p i é v i a l j i n u ru de 1 Li u ig e o , q uetln r á exp ues to ai p ú b iieo eu Li bLi’r e t a n i del A y u n ta m ie n to por espacio de i b dias 11 sdc la Le ha cu qae se n ag a ei a nun c io en la fo rm a ord in arir. A'*t. 1 17,. E l A y u n ta m ie n to fo rm a rá el p resu puesto y U ap r* d a rá la J u n t a m u nicipal sin perjuicio de lo dispues­ to en el art. ifO , A rt. 148. La J u n t a m un ic ip a l se re u n irá , p revia c i ta ­ ción personal y an u n c io , en los plazos y fo rm a señalados en el art. 68. Art. 149. P a r a fo rm a r acuerdo es necesario el voto de la m a y o r í a absoluta del to ta l do 'Locales que com po nen ia Ju n ta . Si no se reú n e este n ú m e ro en la p r im e ra sesión, se procederá á n u e v a convocatoria p a r a ocho dias después, y en ella fo rm a rá acuerdo la m a y o ría de los concurrentes. E n los pueblos m enores de 800 hab itan tes fo rm a rá acuerdo el voto de la m ita d m ás uno do los concurrentes, si estos J legan a la c u a r ta parle por lo m enos del n ú m e ro total de vecinos que te n gan derecho á com poner Ja Junta . E n caso de no r e u n ir s e esto n ú m e ro , se procederá coa a r ­ reglo á lo dispuesto en el párrafo anterior. Art. 450. Ei dia i b de Marzo c o m u n ic a rá n los A y u n ­ ta m ie n to s al G obernador ei presupuesto aprobado p a ra el solo efecto do ano corrija las ex tra lim itaciones legales, si las hubiere. De los acuerdos del G obernador e n materia-dep r e s u p u r s to s podrán alzarse las J u n ta s m u nic ipa les en el té rm in o Ge ocho dias ante el G obierno de S. M , que resolve­ rá en id de G0, oyendo al Consejo de E stada. Sí llegase e l l o de Junio sin resolución del Gobierno, re g irá n los p re su p u e s­ tos aprobados por las Ju n ta s. Los acuerdos de ia J u n t a son acclac.es do igual modo p ara a n te •el G obernador c u a n ­ do por i dos se infringiere algu na do las disposiciones de m ía Le, -hív* lo en co ntrario o rdenado por la m ism a; pero A L mi i %parte quo contuviere la infracción. r , nye ¡oi A y u n ta m ie n to s r e m i tir á n aí Gobierno do S. EL por conducto de ios G obernadores civ ile s, r e s ú m e ­ nes ce sus presupuestos de gastos é ingresos d eíin iíiv aiii oíifo aprobados. Arr, i b í . Son en todo caso ejecutivos, con aprobación G la J u n ta i un icipai, y sin perjuicio de Jos ulteriores ro~ c u i x js a qu ■s g u u esta ley hubiere logar, los p r e su p u e s­ tos f armado ’ p a r a a tender A las m edidas s a n ita ria s de a b ­ soluta u v sicia en k;n calam idades públicas y obras de c a ­ rriol 1 r. v m t o n o , eximido ei im p orto no exceda do % peset a 90 And irnos p' r vecino ni de la torcera p a rte del p r e ­ sumí esto ordinario . Art. A L ib ir a nacer eu c liv ri la rec audación serán api imíiM- Lo ir upé s A* corundo on pro mr u y segundos cont . I l u m i "j, ibalailn u i ! favor uui E fu lo . Arfo Lid. Las Ginl n y r c'cum cioucs sobre recargos ó rii'Ltin-, m unim pal xvín rw "Las roí* c! ofiuísíro de njJfij,ují Gnb . " i ación, oyendo a! o ; ILicí'oA a y al Cons-njo de il m ule01. UíAo jo lídíijiC u.m ifnua. ¡'Ltí'dn

míe ve* nuriun íi j j u , pnr L

paqo du los difj*i 1Li m me * , fn-’ r , m-n f n ¡ m i l je ai del impiiGoiu m u a i ap d de m cl* e m ui r o d l e p r i s e ’Ipí l oi ' m L r t i b y iljj'i el 1 i u í ir ii o m u i ih dcduemVj o i iinporl j . Ie ,Hpe mi ^ »limom'Lu s m , miv i au i á . Árr, 140. E:* coiicr de rrjr ^ i im^o de a g r u í b u u íoflm b ,* i n ­ ter esados p u r a a n t e la Diputen ion p r o v i nc i a l c u a n jo ¡ c u o t a s s a l d a d a s a 1 is arldma ^ o í m p u e b m d 1 b j , l » , ¡a o no gn u el n i 1 icuon con H mi] u i J i! " u ¡ i o i *i i, m lu t r i a ú oí -jeto á nir s : a p l i qu e n, u i - o Lm b e m m cst a b l c p A á o s en el pueblo. E s t o s i m e a i v m , y cu d r mp j mr a n b x m¡ > uíi" leo mj uií a r s e s e r án forre mu dos a n t e si Al m ’ lo r, s j u t i ' M , t 1 -n^dJ ilidrid, que lm md í si !n a r, uiít í r l a i n s t a n c i a p o r Con lomo del A o b s r o a for ¡ h Jm pr ' v í n ­ ol a e n t é r m i n o de e c h o n Lm co n 1 c.» ín fot rae qc, cVi/i n e ­ ce s a r i o s . Art. l i í . T c . m i r j a d o el a ñ o e“ vid mico, qiie^lmni a n u l a ­ dos los c r é d i t o s c h i s r tos y u u ínvendidos d u r a m e s u e j e r ­ cici o.

CAPÍTULO II. De la recaudación, distribución y cuentas de los fondos municipales. Ai I, Id í. í c r r r íu iíla u o n y u h u niísíracion de los nmdos imiijiíájMmi r r I i ó t-a*m di to * ivmx cfívo ¡ Ay un t a míen-* Uie,

y

*o

f Li

1na Ai p n

II

n/ewi ^

y í i ul opv t o n

Al t i n ’o. r i di drnlmííuem' iu1 r ¡vam dr lo> f y;ub*,sG acorílm"'! meu'-'íi'dmcut'1p o r el A y n c íjm lix jto cuu bujccion a I is iu*e u p ¡ h"4o . Arl. Id j. La ordenación di* pagos corresponde al A l ­ ca le e. T/i íid xvmjemii c tuvA h careo d b EoiibulMiq dnmic le h n b i e r 1 > ou mi Geíbefo , o Qcrcr r \ pí>r u n íVigi;lor eLgido por rd A tt uiilatíiíuiiiío En la . publaciOfi" ; cíívo pie npu .uto di gastos no baje f! lOL.MíJd p-uctiis, iiabr-i u o Oonfofim* de íh iv í jj u iu ü íc ípoles, nom brado por ei A y u n ta m ie n to en tre ios que h u b ie ­

Gaceta de Madrid. =Núm. 277. r e n sido aprobados en oposición pública, quo te n d rá lu g a r en Madrid. U n reglam ento d e t e r m in a rá to do lo referente á clases y sueldos de esos funcionar'*s, así como á las bases del concurso, sin perjuicio de los derechos ad q u irid o s por los C ontadores actuales. • La separación do los Gente dores m un ic ip a les n o m b r a ­ dos con arreglo á iu que queda dispuesto corresp onde rá á los A y u n tam ien to s; pero no será aco rdada sino p o r causa gravo y previo expediente. Los interesados po d rán alzarse del acuerdo ante el G obernador, que resolverá, oyendo á la Comisión pro vi noiui. A rt. 157. Los A y u n ta m ie n to s n o m b r a n y se p aran li­ brem e n te á los Depositarios y agentes p a r a la re c a u d a c ió n de todas las rentas y arbiferios'dei M unicipio. A Jas m ism as Corporaciones corresponde ta m b ié n se ­ ñ a la r la retrib u c ió n que aquellos empleados h a y a n de d i s ­ f r u ta r y las fianzas que deban prestar. Si en el pueblo no hubiese persona que q u ie ra e n c a r ­ garse de la custodia de fondos, el cargo de D epositario será declarado concejil y obligatorio; pero no llevará an e ja la prestación áe fianzas, y los gastos que o r ig in a re s e rá n de c u e n ta del Municipio. Art. 158. Los agentes de la r ec au d ac ió n m u n ic ip a l son responsables an te el A y u n ta m ie n to , quedándolo este en todo caso civilm ente para ei Municipio, caso de n eg lig e n ­ cia ú om isión probada, sin perjuicio de los derechos quo c o n tra aquellos se pued a n ejercitar. A rt, 159. Todos los fondos m un icipales in g r e s a r á n p r e ­ cisam ente en la Caja del A y u n tam ien to , cu y a s tr e s llaves c u s to d ia rá n el Depositario, el O rdenador y el I n te r v e n to r. A rt. 180. El C ontador ó el Concejal I n te r v e n to r, a u x i ­ liados si fuere necesario por el Secretario y dem ás depen­ dientes del A y u n tam ien to , f o rm a rá n las cu e n ta s de c a d a ejercicio en las épocas correspondientes, y con los d ocu­ m entos justificativos se rá n som etidas ai A y u n ta m ie n to , prévi a c e n su ra del Sinos eo. A rt. lofo F ijad a s deliroiivam enle las cu e n ta s por el A y u n ta m ie n to , serán pasadas con el dic iám en del S ín d i­ co y ios d ocum entos justificativos p a r a su rev isión y c e n ­ s u r a á la J u n t a m u n ic ip a l. E sta, en el p rim er dia útil del segundo tr im e s tr e del año económico, se r e u n ir á orí la casa do A y u n ta m ie n to , b ajo La presidencia del Alcalde, y asistiendo el S ecre tario, y n o m b r a r á u n a Comisión de su seno p a r a que, e x a m i n a n ­ do las cuentas, e m ita su d ic ta m e n en té rm in o que no ex* ceda de 15 días. ? D u ra n te los 15 di as que precedan á la r e u n ió n e s ta r á n las cue n ta s de manifiesto en la Secretaría, y cu a lq u ie r ve­ cino puede ex a m in a rlas y f o rm u la r por escrito su s o b se r­ vaciones, que serán co m u n ica d as á la J u n ta . * Art. 16u2, Las sesiones que la J u n ta dedique á la d isc u ­ sión del d ictam en de la Com isión serán presididas por u n Vocal que la m is m a elija. A rt. 183. E x a m in a d a s y d isc u tid a s las cuentas, y p r a c ­ ticadas cu a n ta s diligencias ó inform aciones crea n ecesarias la Ju n ta , se r e u n ir á p ara a c o rd a r y v o ta r por m a y o r í a a b ­ s o lu ta su d ic ta m e n definitivo. E ste d ic tam en ir á susc rito por todos los co n c u rre n tes, sea cual fuere su opinión p a r t i c u l a r , que pueden no o b s­ ta n te sa lv ar por medio de un voto escrito, al cual, original, q u e d a rá unido al ex pe d ie n te, haciéndose co n s ta r así en ei acta. A rt. 184. L as J u n ta s m u nicip ales se r e u n ir á n en la p r i ­ m e r a q u in c en a de F ebrero p a r a re v is a r y c e n s u r a r las c u e n ta s del año económico a n te r io r en la f o rm a d e t e r m i ­ n a d a por los-artículos que preceden. A rt. 185. L a aprobación de las m ism as, cua n d o los gas tos no excedan de 100.000 pesetas, corresponde al G o b er­ n ad o r, oída la Comisión provincia!; y si excediesen de esa s u m a , al T rib u n a l Mayor de C uentas del Reino, prévio i n ­ f o r m e del G obernador y de la Comisión provincial. Art. 185. L o s 'A y u n t a m i e n to s publicarán, al p r in c i p io de cada trim e stre u n estado de la rec audac ió n é in v e rsió n de sus fondos d u r a n te ei anterior. , En las obras públicos que se h a g a n por A d m i n i s t r a ­ ción se p u b lic ará se m a n a im e n te n o ta .d e ios gas-tos c a u s a ­ dos , especificando el p o rm en o r de los jornales, m a t e r i a ­ les, vendedores’, c o n t r a t i s t a s , sitio de la o b ra y d em ás c irc u n s ta n c ia s análogas. En la S ecre taría es tarán de m anifiesto todo el año, en los dias y horas útiles, á c u a lquie r vecino, y con especiali ­ dad á los Vocales asociados de la J u n t a m u n ic ip a l, las c u e n ta s y docum entos originales, de las cuales e l A y u n t a ­ m ie n to p e r m itir á sacar ap u n te s y copias. L as c u e n ta s c u y a d a t a exceda de 83.500 pesetas se rá n im presas e n - e x tra c to quo c o m p re n d a el d ic ta m e n de la J u n t a y las observaciones del A y u n ta m ie n to , y se p o n d r á n en v e n t a al público. Art. 107. ’ Los A y u n ta m ie n to s r e m i tir á n á los G o b e r n a ­ dores u n a copia íntegra, certificada por el S e c r e ta r io , con el V.° B.° del Alcalde", ele ios p resupuestos y cu e nta s defini­ tiv a m e n te a p ro b a d a s, con las actas literales do la J u n t a m unicipal. Art. 468. Quedan s u p r im id a s las J u n ta s especiales q u e estableció Ja ley de 39 de Ju n io de 1884, referente al e n ­ sa n ch e de las poblaciones. L a cu e n ta de ingresos y gastos del ensanche será se parada de la general del A y u n t a m i e n ­ to , y c o n t in u a r á s u je ta á la división por zonas, cuyo n ú ­ mero p o d rá r e d u c ir el Gobierno.

TÍTULO V. R EC U RSO S Y R ESPO N SA B ILID A D ES Q U E NA GEN D E D E LOS AYUNTAM IENTOS.

CAPÍTULO

LOS ACTOS

PRIMERO.

Recursos contra los acuerdos de los A y u n t a m i e n to s . A rt. 469. Sin perjuicio de lo dispuesto en el art. 114, el Alcalde está obligado á su sp e n d e r por si y á in s ta n c ia de cu a lq u ie r residen te del pueblo la ejecución de los acuerdo s del A y u n ta m ie n to en los casos sig u ien te s: í.° P o r recaer en a s u n to s q u o , según esta ley ú o tr a s especiales, no sean de la com p ete ncia del A y u n ta m ie n t o .

Gaceta de Madrid.- Núm. 277. 2.° Por delincuencia. La suspem en uno y otro caso será razonada, con expresión concreta y precisa de las dis­ posiciones legales en que se funde En los casos de incompetenciafiperjuicio de los intere­ ses generales ó peligro del orden público, podrá el Alcalde suspender los acuerdos del Ayuntamiento, dando cuenta al Gobernador, que aprobará ó desaprobará la suspensión, y propondrá la revocación al Gobierno cuando la crea justa si no perteneciere á su Autoridad. Art. 170. El Alcalde suspenderá también ^la ejecución de los acuerdos á que se reíiere el párrafo primero del ar­ tículo anterior cuando de ella hubiere de resultar perjuicio en los derechos civiles de un tercero. La suspensión en este caso se acordará solamente cuan­ do el interesado lo solicitare, reclamando al mismo tiempo contra el acuerdo. ¡ggArt. 171. No podrá ser suspendida la ejecución do los acuerdos dictados en asuntos de la competencia del A yu n ­ tamiento, aun cuando por ellos y en su forma se infrinjan algunas de las disposiciones de esta ley ú otras especiales, salvo lo dispuesto en el último párrafo del art. 169. En este caso se concede recurso de alzada á cualquiera, sea ó no residente en el pueblo, que se crea perjudicado por la ejecución del acuerdo. Los recursos de alzada que autoriza este articulo pro­ cederán ante el Gobernador, oída la Comisión provincial, debiendo ser interpuestos en el término de oü mus, comíados desde la notificación administrativa, ó en su delecto desde la publicación del acuerdo. Este recurso será entablado con arreglo á lo que dispo­ ne el art. 140. Art. 172. Los que se crean perjudicados en sus dere­ chos civiles por los acuerdos de los Ayuntamientos, haya sido ó no suspendida su ejecución en virtud de lo dispues­ to en los artículos anteriores, pueden reclamar contra ellos mediante demanda ante el Juez ó Tribunal competente, se­ gún lo que, atendida la naturaleza del asunto, dispongan las leyes El Juez ó Tribunal que entienda en el asunto puede sus­ pender por primera providencia, á petición del interesado, la.ejecución del acuerdo apelado, si ya no lo hubiese sido, según loTlispuesto en el art. 170, cuando á su juicio proceda y convenga á íin de evitar un perjuicio grave é irrepa­ rable. Para interponer esta demanda se concede un plazo de 30 üias después de notificado el acuerdo ó comunicada la sus­ pensión en su caso, pasado el cual sin haberlo verificado queda esta suspensión levantada de derecho y consentido el acuerdo. Art. 173. Suspendido ó apelado algún acuerdo en vir­ tud de lo dispuesto en los artículos 169, 170 y 171, remiti­ rá el Alcalde los antecedentes ai Gobernador de la provin­ cia en el tórm%io de ocho dias para los fines á que haya lugar. Si la suspensión-hubiese tenido efecto mediante el caso de de uncttí^éia, pagará los antecedentes dentro déi mismo plazc de ochp dias al Juez ó Tribunal. Art. 474 Cuando el acuerdo se reñera á asuntos que por esta ley, la Provincial ú otras especiales no estén so­ metidos á las corporaciones ó Autoridades locales, el Go­ bernador, oída laC om isión provincial, dejando subsis­ tente la suspensión del acuerdo, remitirá el expediente al Gobierno para su ulterior resolución. Si el acuerdo hubiese sido apelado en virtud de lo dis­ puesto en el art. 171, el Gobernador, oyendo ia Comisión provincial, resolverá sobre el fondo del mismo, confirmán­ dole si á ello hubiese lugar, ó revocándole en la parte que excediese de las atribuciones del Ayuntamiento. La resolución en todo caso será fundada, con expresión de las disposiciones legales á ella referentes. Art. 175. Los acuerdos así aprobados por el Goberna­ dor son ejecutivos, sin perjuicio de los recursos que pro­ cedan y de la responsabilidadá que por ellos hubiere lugar. Art. 176. Cuando el Gobierno crea que la suspensión no procede, la levantará inmediatamente y sin otro proce­ dimiento, revocando el acuerdo del Gobernador. En otro caso pasará el expediente al Consejo de Es­ tado, oido cuy® parecer resolverá lo que proceda. También resuelve por sí, y bajo s u responsabilidad, cuando la urgencia del asunto no consintiere mayores di­ laciones. La resolución será siempre motivada, y se publicará en la G a c e t a y en el Boletín oficial de la provincia. Si el Gobierno disintiere del parecer del Consejo de Estado, se publicará el dictámen de este Cuerpo al mismo tiempo y en la misma forma que la resolución del Gobierno. Art. 177. Contra la resolución del Gobierno procede el recurso contencioso-administrativo' en la forma que las leyes determinen. Art. 178. Los Gobernadores, los Alcaldes y los Vocales de los Ayuntamientos son personalmente responsables de los daños y perjuicios indebidamente originados por la ejecución ó suspensión de los acuerdos de las Corporacio­ nes municipales. Esta responsabilidad será siempre declarada por la Autoridad ó Tribunal que en último grado haya resuelto el expediente, y se hará efectiva por los Tribunales ordina­ rios en la forma que las leyes determinen. CAPÍTULO II. Dependencia y responsabilidad de los Concejales y de sus agentes. Art. 479. Los Ayuntamientos, los Alcaldes y los Regi­ dores, en todos los asuntos que la ley no les comete exclu­ siva é independientemente, están bajo la Autoridad y di­ rección administrativa del Gobernador de la provincia. El Ministro de la Gobernación es el Jefe superior de los Ayuntamientos, y el único autorizado para trasmitirles las disposiciones que deban ejecutar en cuanto no se refiera á las atribuciones exclusivas de estas Corporaciones. Art. 180. Lq,s Ayuntamientos y Concejales incurren en responsabilidad:

4 Octubre de 1877.

45

1.° Por infracción manifiesta de ley en sus actos ó acuerdos, bien sea atribuyéndose facultades que no les competen, ó abusando de las propias. 24 Por desobediencia ó desacato á sus superiores je ­ rárquicos. 3.° Por negligencia ú omisión de que pueda resultar perjuicio á los intereses ó servicios que están bajo su cus­ todia. Art. 181. La responsabilidad será exigidlo á los Conce­ jales ante la Administración ó ante los Tribunales, según 1a naturaleza de la acción ú omisión que la motive, y sólo será extensiva á los Vocales que hubiesen tomado parte en eila. Art. 182. Cuando el Alcalde, los Tenientes ó los Conce­ jales de un Ayuntamiento se hicieren culpables de hechos ú omisiones punibles administrativamente, incurrirán, se­ gún los casos, en las penas de amonestación, apercibimien­ to, multa ó suspensión. Art. 183. Procede la amonestación en los casos de error, omisión ó negligencia leves, no mediando reincidencia y siendo de fácil reparación el daño causado. Procede el apercibimiento en los casos de reincidencia en falta reprendida, y en los de extralimitacion de poder y a buso de faruHades y negligencia, cuyas consecuencias no sean i: .•■,pe:-ab>‘- n grave.n. ! Ví’jcdi ' : nroui siempre que las leyes y disposiciones geíioruuCo C'jii uí i c¿jíü a i&c» iu j&mcta m licIoí'uiíiiu¿.¡, ^ cu iu¡» casos de reincidencia en faltas castigadas con apercibi­ miento, y de extralimitacion, abuso de autoridad, negli­ gencia ó desobediencia graves, que no exijan la suspensión ni produzcan responsabilidad criminal. A r t . 184. El máximum déla cuota de las multas que los Gobernadores pueden imponer á lqs Alcaides y Regido­ res por las faltas en que respectivamente incurriesen, y según lo prescrito en la presente ley, será proporcional al número de Concejales de cada pueblo en la forma si­ guiente: Núm ero de Concejales.

Alcaldes.

6 á 9 10 á 46 47 á24 2o á 32 33 á40 41 á 50

Regidores.

47,50 pesetas. 37,50 425 475 250 375

7,50 pesetas. 20 50 75 400 425

Art. 485. Para la imposición y exacción de multas se observarán precisamente las reglas siguientes: 4.a No se impondrá ninguna sin resolución por escrito y motivada. 2.a La providencia se comunicará por escrito al mul­ tado: del pago se le expedirá el competente recibo. 3.a Las multas y los apremios se cobrarán en papel del sello: correspondiente. 4.a Las multas serán precisamente pagadas del peculio particular de los multados. 5.a Las multas serán extensivas á todos los Concejales que, según esta ley, sean responsables por el acto ó acuerdo que las motive. Art. 486. Para el pago de toda multa se concederá íin plazo proporcionado á la cuantía de la multa, y que no baje de 40 dias ni exceda de 20, pasado el cual procede el apremio contra los morosos. El apremio no será mayor de 5 por 400 diario del total de la multa, sin que exceda en ningún caso del duplo de la misma. Art. 487. Contra 1a imposición gubernativa de la mul­ ta puede el interesado reclamar por la via administrativa ó por la judicial. La primera procede para ante el Gobierno, que la resol­ verá por sí ó con audiencia del Consejo de Estado, y sin perjuicio en todo caso de la reclamación contenciosa ante el Consejo de Estado. La judicial procede ante la Audiencia en primera ins­ tancia, prévia reclamación gubernativa á la Autoridad que impuso la multa. En caso de ser esta declarada improcedente, serán im ­ puestas las costas y daños causados por su exacción á la Autoridad que la ordenó, sin que sirva de excusa la obediencia en los casos de infracción clara y terminante de una ley. Art. 488. En ningún caso se expedirán comisionados de ejecución contra ios Ayuntamientos y Concejales. Cuando ocurra el caso previsto en el artículo anterior, y los multados dejasen de satisfacer la multa no obstante el aprerñio, el Gobernador oficiará al Juez de primera ins­ tancia del partido, expresando la causa que ha motivado la imposición de la multa y la cuantía y liquidación de esta, y requiriendo su autoridad para hacerla efectiva. Él Juez procederá á la exacción por los trámites de la via de apremio. Art. 189. Los Gobernadores civiles de las provincias podrán suspender á los Alcaldes y Tenientes por causa grave, dando cuenta al Gobierno en el término de ocho dias. El Ministro de la Gobernación, en el de 60, alzará la suspensión ó instruirá, oyendo al interesado, expediente de separación, que será resuelto en Consejo de Ministros. Los Ayuntamientos pueden ser suspendidos por el Go­ bernador de la provincia cuando cometiesen extralimita­ cion grave con carácter político, acompañada de cualquie­ ra de las circunstancias siguientes: 4.a Haber dado publicidad al acto. 2.a Excitar á otros Ayuntamientos á cometerla. 3.a Producir alteración del orden público. También tendrá efecto la suspensión cuando los Conce­ jales incurriesen en desobediencia grave, insistiendo en ella después de haber sido apercibidos y multados. Art. 490. La suspensión gubernativa de los Regidores no excederá de 50 dias. Pasado este plazo sin que se hubiese mandado proce­ der á la formación de causa, volverán los suspensos de he­ cho y de derecho al ejercicio de sus funciones. Los que se hubiesen reemplazado serán considerados como culpables de usurpación de atribuciones si ocho dias r\ n o n n n n

ri r\

rlrv

n m m l

tr

rl a

Y » o n n n T > ir ln c <

r\m io

/ "m —

sar por los Concejales propietarios, continuaran desempe­ ñando funciones municipales. Art. 494. Si el Gobierno entiende que la suspensión de los Regidores no es procedente, revocará por sí y dentro de 45 dias el acuerdo del Gobernador: en caso contrario pasará el expediento al Consejo de Estado, oido el cua!, y en un plazo que no exceda de 40 dias, dictara la resolución definitiva. Declarada improcedente la suspensión, serán ios Regidores inmediatamente repuestos en sus cargos. Si hubiere lugar á destitución, el Gobierno mandará pasar los antecedentes al Juzgado ó Tribunal competente. Este, previas las actuaciones en derecho necesarias, de­ cretará la destitución, sin perjuicio de las demás penas á que hubiere lugar, cuando apareciese que los Regidores se­ llan hecho culpables en alguua de las infracciones determi­ nadas en el art. 489. En uno y otro caso el decreto del Gobierno será publicado en la G a c e t a d e M a d r i d y en el Boletín oficial de la provincia, con inserción de los dictámenes del Consejo de Estado. Una vez publicado el decreto mandando posar ios an­ tecedentes á los Tribunales de justicia, ios Regidores sus­ pensos no volverán al ejercicio de sus cargos en. tanto que no recaiga sentencia absolutoria definitiva y cieeut «riada. Art. 492. Los Regid-, r* s no pueden ser destituidos sino en v i r n u i do son finir i a • j {.embudada del ,!ur:z ó T r fitina! w i i i , Jv.;U.:0 U;.

Lo será el que ejerza la jurisdicción ordinaria de pri­ mera instancia en el partido á que corresponda el distrito municipal de que aquellos formen parte. Decretará el Juez la suspensión de los Concejales pro­ cesados cuando apareciesen motivos racionales para creer que han cometido delito que el Código penal castigue con suspensión de cargos ó derechos políticos, y lo pondrá en conocimiento del Gobernador de la provincia. Art, 493. Las vacantes ocurridas en un Ayuntamiento por suspensión legal de sus Vocales serán cubiertas en la forma que dispone el art. 46. ^Art. 494. Los Alcaldes y Regidores que por sentencia ejecutoriada fueren absueltos volverán a ocupar sus ca r­ gos si durante el procedimiento no les hubiese correspon­ dido cesar mediante lo dispuesto en el art. 4o, teniendo efecto respecto á ellos lo dispuesto en el art. 490. ^ Art. 49o. Los Regidores destituidos estarán inhabi­ litados para ejercer este cargo durante seis anos á lo méiios. Art. 496. Los Alcaldes de barrio están, relativamente a los Alcaldes y Ayuntamientos, en la misma dependencia jerárquica que los Alcaldes y.Tenientes respecto á los Go­ bernadores. Les son por tanto aplicables las disposiciones del pre­ sente título eri cuanto á la responsabilidad, salvas las m o ­ dificaciones siguientes: 4.a El máximum de las multas que se les impongan será el menor de las fijadas para los Concejales. 2.a Para la suspensión y separación basta ia orden del Alcalde. La suspensión no excederá del plazo de dos sesio­ nes ordinarias del Ayuntamiento. 3.a La absolución no les da derecho, pero sí los rehabi­ lita para ser repuestos en su cargo. Art. 497. Todos los agentes del Ayuntamiento por él nombrados y pagados están sujetos á su obediencia, y son responsables gubernativamente ante el mismo con sujeción á esta ley, y judicialmente ante los Tribunales por los de­ litos y faltas que cometieren. Art. 498. Además de los recursos administrativos esta­ blecidos por la presente ley, cualquier vecino ó hacendado del pueblo tiene acción ante ios Tribunales de justicia para denunciar y perseguir criminalmente á los A ¡caldes, Con­ cejales y asociados, siempre que estos eri el establecimiento, distribución y recaudación de los arbitrios ó impuestos se hayan hecho culpables do fraude ó de exacciones ilegales, y muy especialmente en los casos siguientes: 1.° Si cualquiera de los Concejales y asociado?, en el ano que lo son, pagan una cuota menor por repartimiento, impuesto ó licencia, comparada con el año anterior al des­ empeño de su cargo, siendo igual ó superior la cantidad total repartible, á xnénos de probar que han sufrido en su riqueza disminución bastante á justificar aquella baja. 2.° Cuando el producto total de los repartimientos y arbitrios distribuidos excediese de la cantidad presupues­ ta y 6 por 400 de recargo, autorizado por ia regla 8.a, ar­ tículo 438 de esta ley. 3.a Cuando las cuotas determinadas por los arbitrios fuesen superiores á lo que la ley permite. 4.# Cuando establecieren y recaudaren cualquiera clase de impuestos no comprendidos en la presente ley. Los Tribunales de justicia, una vez probado el hecho, y sin perjuicio de lo dispuesto en el Código penal, liarán las declaraciones siguientes: Primer caso. Imposición de doble cuota* á los culpables. Segundo y tercer caso. Anulación del repartimiento en lo que exceda á la cantidad autorizada y devolución de las recaudadas, con multa igual al sobrante, mancomunadamerite impuesta á los Concejales y asociados culpables. Cuarto caso. Anulación del arbitrio impuesto y devo­ lución de las cantidades recaudadas, con multa igual á su importe, exigida en la forma expresada en el caso an­ terior. TÍTULO VI. GOBIERNO POLÍTICO DE LOS DISTRITOS MUNICIPALES.

CAPÍTULO ÚNICO. Art. 499. El Alcalde es el representante del Gobierno, y en tal concepto desempeñará todas las atribuciones que las leyes le encomienden, obrando bajo la dirección del Go­ bernador de la provincia, conforme aquellas determinen, así*en lo que se refiere á la publicación y ejecución de las leyes y disposiciones generales del Gobierno, ó del Gober­ nador y Diputación provincial, como en lo tocante al or­ den público y á las demás funciones que en tal concepto se le confieran. Si el Alcalde requerido por ei Gobernador se negase

46

4 Octubre de 1877.

á cumpiir alguna de las obligaciones a que el presento a r ­ tículo se refiere, ú o mi líese hacerlo en el plazo bastante, el Gobernador puede cometer sa ejecución al Juez municipal del pueblo ó oualquieia ele sus suplentes. E sta delegación se lim itará al tiempo y a los cases a b ­ solutamente precisos, y no envuelve facilitad alguna para intervenir en ninguno de los actos del Ayuntamiento. Art. 200. En iodo lo relativo al Gobierno político del distrito municipal, la autoridad, deberes y responsabilidad dei Alcalde son independia!tes dol Ayuntamiento resr poetizo. Art. 201. Los Ten untos de Alcaide, en soa secciones respectivas, obran siempre por delegación y be jo la direc­ ción del Alcalde, como represo atan tes del Gobierno en ios mismos términos que aquello es en el á is ím o municipal. Art. 202. Los Alcaldes de barrio en los suyos respecti­ vos ejercerán las funciones ds Gobierno político que con arreglo á las leyes les delegasen los T todas Jas leyes y disposiciones aiilabores relativas al rt imen municipal.. 2.a El Gobierno dictará, con arreglo á esta ley, los re­ glamentos rice, sari os para su ejecución. DISPOSICIONES Til AMSI TOHIAS. íb' El Gobierno de S. M, praeederá, tan pronto como sea posible á la renovación íutal de ios Ayuntamientos con su icrian á Gsíti ley y ú J a i lectora!, dictando además las •Lapo. ii iones y n g l miados rjnc juzgue necesarios. 1\ di á el G .bh rm mN‘cípar } variar por esta soba vez 1 día? y plazo1’ . i -mí alus por la icy á las operaciones elecfcoiaire, y un difhv.r la divn ior de Golegios para Jas e le ~ eiouco do Ayiuihuul uros on cuanto Jo exija Ja aplicación de lo dispuesto en el art. iQ, r. Urente al número de Con­ cejo les o v i uede c1111 i f b i cor. 2.a Ao m.neara tria L y a la provincia de Puerto-Rico, cari on J o u las dibpo ií* ones contenidas en el art. 89 de la Cmn til acá i do la Mmiaioid s. U ti el lid v fíe Oeiubiv (p le<77.==Ei Ministro áe la &oberm a

i, ¡A:

v n u io Co

Roñem os

R

obledo.

LEY PROVINCIAL. T ÍT U L O P R IM E R O .

DE LAS PROVINCIAS, SU TERRITORIO Y HABITANTES. Artículo i.° El territorio de la Nación española en Ja Península é islas adyacentes se divide, para su administra­ ción y régimen en provincias, según lo determine la ley de di visión territorial. Por ahora, y m u ñir x otra cma no so disponga por ley es pe ojal, eontiunmán s nudo capitales do provincia los pueblos que en la actualidad lo man, Art. 2.° L a provincia so omnpjne do todos los térm i­ nos municipales comprendidos d n tr o de sus lim ites. Art. 3.° No se ha-ra aU unción do ninguna d ase m los límites de una pro\ ii cía sino » mi audiencia y conformi­ dad de los Apuntamientos ) Ibpntai iones iiUm uadas, y dd Consejo de Estallo. ¿\ iaha de i’o^i dji'iüiibuN i aQmias de redas riorporcCi(J, ¡. ^ , p Gibb» mii», la alb eaeíon o ra nbji l o be11 una f y, A ri-V * Son üTiüiubíea a lia InibiuutL d 3; « p m '.in irereLv>Lvt H ' i b %n oit< nni . i o i l temió I be la l i j o u i c i c a í 1a lo i 1,1 v i v o "t su t e ruj i o i i

y

¡IcipeboN

T á T u L ñ Rí. de m íiUMhU^jínuiühí civil, nc lu í rnmvmci 4S, UAPÍTULO

JJ,R i « U n o .

.

ldnrífiída' fituvinatifai. A A 57 L - : Autai«Jáibu j iliní n^li. it' vui «Iri Innj provilícias son: í 0 El Gol ja 1iiad i. 2d 3m rjijm t aré' i pro 1 reusl 3,!l La Conn «on pn un m!, i nn el Cifiifter 1fuiiuirifiiire que determina eí art. 66. Art. 6.° El Goberíiailu* A ri provini ¡n es norulirmlu y separado por ri Gobierno a í nomo linios lo* i iy(JrnjilnE que, bajo bes ú id ctrs d cqtv 1, ’nyuu iJe i jiripür las fun­ ciones que no t sien reservadas a la Lhputrimm y Coeusifiii provincial. Art. 7.° La Lipubieion p m rio cld s, cam pera ib lo.* Diputados elegidla per un nías í ¡redores j k Ayunta* míenlos, con arreglo al art. 4U de ri Iry municipal. Cada partido jud ie al ck g *á tres Diputados provin­ ciales. Si los que por este r 'gla deben s r nombrados en la provincia no llegan al numero do 20, se aumentará el de Jos elegibles basta completarle en los partidos que ten­ gan mayor población. Si los que corresponda elegir á la provincia exceden do 30, se reducirá el número do los ele­ gibles en los partidos que tengan menor población. E l Go­ bierno de S. M. publicará oportunamente el número de Diputados provinciales que cebe nombrar cada partido judicial, con arreglo á esta disposición. Art. 8.° La Comisión provincial se compone de cinco vocales nombrados por el Rey, con arreglo al art. 57. CAPÍTULO II.

Fm cion es del Gobernador

.

Art. 9.° Corresponde al Gobernador do la provincia, corno Jefe superior de la Admimstraoion;

1.® Presidir con voto ia Diputación provincial y la Co misión cuando asista á sus sesiones. 2.° Autorizar sus acias. 3.° Comunicar y ejecutar los acuerdos de la Diputación y Comisión, cuidando de su puntual y exacto cumplí miento. L ° Llevar el nombre y representación de la provincia en lodos sus asuntos judiciales, informes, correspondencia y comunicaciones de todo genero. 5.® Inspeccionar las dependencias do la provincia y Ayuntamientos, comprobando el estado de sus C a ja s, Ar­ chivos y cuentas, y cuidando de que sean cumplidas, así las leyes y disposiciones generales como los acuerdos de Ja Diputación, vigilar su ejecución y la preparación de to­ dos los asuntos en que haya de ocuparse. En su virtud dictará las disposiciones necesarias al efecto , proveyendo lo que corresponda en casos de omisión, negligencia ú opo­ sición por parto de los encargados de la ejecución, y dan­ do cuenta á la Diputación provincial de lo que observe cuando no esté en sus facultades corregirlo. 6.° Suspender 3a ejecución de los acuerdos cuando pro<_l u i sr pan esta ley. Y 7.° Revisar los acuerdos do los Ayuntam ientos,. y d 'g añ ar las atribuciones que i o concede Ja loy M uni­ cipal. Art. 10. El Gobernador puede dirigir á la Diputa­ ción las exeiiliciones que le parezcan oportunas, sobre Jas cuales está obligada á tornar acuerdo. A su vez dará las explicaciones que la Diputación lo pida acerca de sus a c­ tos, en lo que se refiera á su intervención en ia Adminis­ tración provincial. Art. 1i . A1Gobernador corresponde muy especialmente cuidar del orden público en el territorio de la provincia, á cuyo Un las Autoridades militares lo prestarán su auxiliocuando aquel lo reclamareArt. 12. El Gobernador en sus actos, como representan­ te y delegado del Gobierne*,, se acomodará á lo que esta­ blezcan fas leyes, y á ios reglamentos y disposiciones que este dictare en virtud de sus facultades. Art. 18. El Gobierno designará ia persona que baya de sustituir al Gobernador en ausencias* y enfermedades. S i la ausencia fuese de la capital,, mas no .lo la provincia, con­ tinuará el Gobernador desempeñando su cargo desde el punto en que se halle, sin perjuicio de lo cual ios Jefes ad­ mití isirati vos y el Secretario despacharán los asuntos de mera tram itación, entendiéndose directamente con el Go­ bierno en los casos urgentes. Art. 14?. El Gobierno de S. M. podrá nombrar Subgobernadores en la forma prevenida por Real decreto de 81 de Agosto de 187o; pero sin atribuirles facultad alguna do las que corresponden á los Alcaldes, y á los Ayuntamientoscomo Administradores de los pueblos, E l Gobierno dará cuenta á las Cortes dei establecimiento- de los Subgobierxios en el término de ocho dias ó- en los ocho primeros de cada legislatura, si adoptase ia resolución en el período en que las Cortes no se hallaren abiertas. Los Subgobernadores de Menorca y de la O ras Canaria se considerarán delegados de los respectivos Gobernadores en lo que so refiere á ia Administración municipal y á las elecciones de Diputados á Cortes y Senadores. En todos los demás ramos tendrán las mismas atribuciones que co r­ responden á ios Gobernadores de provincia, entendiéndose directamente con el Gobierno, y poniéndolo ai propio tiem ­ po en conocimiento del Gobernador respectivo. Art. 15. E l cargo do Gobernador-es incompatible con el ejercicio de cualquiera mando m ilitar, ó con tocio otro cargo provincial ó municipal ce cualquiera especie, sin. perjuicio de lo dispuesto en ei art. DA CAPÍTULO III,

O rganizaeian y modo de funcionar de la Diputación provtneial. ■ Art. 16. La división de las provincias en distritos elec­ torales se liará por el Gobierno, oyendo á las respectivas, Diputaciones; y una vez hecha,-no-podrá ser alterada sinoper medio de una ley. Art. 17. Se dividirá cada provincia en tantos distritos electorales como Diputados provinciales tenga que elegir, con arreglo á lo prevenido í ii el art. 7.a Cada distrito nom ­ bra rá uti süio Diputado. ‘ Alt. 18. La división de la provincia en distritos .y la iRriyuíiijiun do los pueblos cabezas de cada uno que la, D iIiittííeiüíi provincial proponga será publicada en ei B oletín ujh ¿ni un üjís arries do elevar las propuestas ai Gobierno. Durante esto tiempo serán recibirías por el Gobernador de Id provincia fas redam aciones y observaciones que con liiiutiuj de Ii ti 17 uuii Ircieivn ios Ayunkumeutos y vecijjmS las cyales, juntam ente con eí proyecto de/ía .Diputa­ ción» fernn pasadas al Gobierno dentro do los ocho 'dias dguienb á la espiración dei plazo. Art. 19- Pueril ti ic r Diputados provinciales todos los que, ton•i irlo aptitud pura ¡serio á Cortos, tengan-su vecixiüiiiJ dentro de la provincia. En ningún ca^o pueden serlo: . IT Lns Diputados á Cortes. Los Alcaldes, Tenientes y Regidores. 3.® L op r mplí ados activos del Estado, de 3a provincia ó de alguno de sus Municipios. 4 ° Los que directa ó ii)directam ente tengan parte en servicios, con tratas ó sum inistros dentro de la provincia por cuenta de esta, ¿el Estado ó de los Ayuntamientos. 5.® Los que desempeñan cargos públicos que por las leyes especiales estén declarados incompatibles con el de Diputado prov in cial 6.® Los 'que- tengan contienda adm inistrativa ó ju d i­ cial pendiente con la Diputación ó con los establecimien­ tos sujetos á la dependencia y administración de esta. E Í cargo de Catedrático de Universidad ó uo Instituto en la capital d é l a provincia será compatible con el de Di­ putado provincial Pueden excusárse los mismos á quienes se concede este derecho para los cargas de Concejales en el a r t -48 de la ley Municipal,

Gaceta de Madrid.- Núm. 277. Art. 20. Lá elección do Diputados provinciales tendrá logar en la primera quincena del tercer mes del año eco­ nómico. Art. 2 í. Los Colegios y secciones electorales serán ios mismos que sirvan paralas elecciones municipales. Art. 22. Los Diputados electos presentarán sus actas en la Secretaría de la Diputación ocho dias antes del en que deba celebrarse la apertura de las sesiones. En este día, sin necesidad de právia convocatoria, se reunirán los Diputados que hayan presentado sus actas bajo la presi­ dencia del Gobernador, y procederán á la constitución in ­ terina de la Diputación. Art. 23, La Diputación provincial se constituye in te­ rinamente ocupando la presidencia el Yocal de más edad, y haciendo de Secretarios los dos más jóvenes de entre los presentes. Art. 24. Constituida la Diputación in terinam ente, y en la misma sesión, elegirá dos Comisiones de tres Voca­ les cada una: la primera examinará las actas presentadas y que fueren presentando los interesados; ia segunda ©xaminará las actas de ios Vocales que forman la primera. Ambas Comisiones presentarán inmediatamente sus d ic­ támenes á la Diputación provincial, la •cual en su. v ista procederá sin interrupción á resolver en definitiva tedias' Jas reclamaciones y protestas á que las operaciones electo­ rales hubieren dado lugar. Art. 25. Aprobadas las actas que no contuvieren pro­ testas que afecten á la validez de la elección, procederá la* Diputación á constituirse definitivamente, eligiendo de su seno un Presidente, un Vicepresidente y dos Secretarios para todas las sesiones que hayan de celebrarse hasta 1& renovación. Los Diputados que para 1a constitución definitiva n o hubieren presentado s m actas se entenderá que renuncian el cargo. La Diputación declarará la vacante, precedién­ dose á elección parcial en la forma y tiempo que la ley determina. Arí. 26. Si la Diputación acordare 3a anulación de al­ gún acta, declarará la vacante y se procederá á nueva elección en la misma forma, sin perjuicio de los recursos 4 que hubiere lugar. Ari. 27. Contra las resoluciones do la Diputación pro­ vincial se establece recurso- ante la Audiencia del territo­ rio. El interesado le interpondrá dentro de los ocho dias siguientes á la publicación del acuerdo. *Art. 28. La Diputación provincial se reunirá necesa­ riamente en la capital de la provincia todos los años el. primer dia ú til de los meses- quinto y décimo del año eco­ nómico. A r i 29. La primera sesión de cada período-será a b ier­ ta por el Gobernador en nombre del Gobierno., A r i 30. El cargo de Diputado es gratuito,, honorí­ fico, sujeto á responsabilidad, y no es remAei&bjre sino por' justa causa, una vez aceptado. -y g Su duración es de cuatro años, habiéndose caed ¿jos ]&, renovación de la mitad de los que Compongan la5 Dipu­ tación. ( , La primara designación se hará por sorteo, oapdrá pri ­ mero eí número mayor, si el total no fuere susceptible dv exacta división, y en las- renovaciones sucesivas saldrán los más antiguos. Art. 31. Las vacantes? extraordinarias que per cu a l­ quier concepto ocurran, Mando antes de la renovación g e­ neral haya de verificarse- alguna de las sesiones o id ín arias de la Diputación, serán cubiertas por elección parcial., in ­ gresando ei elegido en ei lugar que corresponda al D ipu ­ tado saliente. Guando la vacante ocurriere por suspensión guberna­ tiva ó jud icial, ó después del plazo arriba expresado, el Gobierno la proveerá interinam ente en cualquiera de los que ánies hayan desempeñado por elección el cargo de D i­ putado en el partido judicial á que corresponda el saliente. É l nombrado continuará hasta que se resuelva definitiva­ mente la suspensión del Diputado á quien reemplaza, é hasta la prim era renovación si en .ella debiera aquel cesan* por el turno establecido. Art. 32. A la Diputación provincial corresponde ad m i­ tir ó desechar las renuncias y declarar las vacantes. E l Gobernador dispone las elecciones ordinarias y e x ­ traordinarias cuando según las leyes deban verificarse y en la forma que las mismas determinen. Las elecciones serán anunciadas en los cinco .dias siguientes al acuerdo en que se funden, y se verificarán dentro de un plasso que no baje de 10 dias ni exceda de 20 después de la convo­ cación. Art. 33. La Diputación fija en su prim era sesión de cada período semestral ei número de las que haya de cele­ brar durante, el mismo. En caso de necesidad puede acor­ dar próroga con aquiescencia del Gobernador, Si durante la celebración de las sesiones sobrevinieren causas que hicieran peligrosa su continuación, el Gober­ nador puede suspenderlas ó aplazarlas, dando inm ediata­ mente cuenta al Gobierno. Art. 34. La Diputación se reúne en sesión extraordi­ naria cuando para asuntos determinados sea necesario, á juicio del Gobierno ó del Gobernador. Art. 35. E l Gobernador hace la convocación, citando por escrito y en su domicilio á cada uno de los Vocales con ocho dias de antelación, y expresando el objeto si se trata de sesión extraordinaria. L& reunión será anunciada con la misma antelación en ej. Boletín oficial de la pro­ vincia. Art. 36. Cuando por fundados m otivos crea el Gober­ nador que de una reunió A extraordinaria pueden sobre­ venir alteraciones en el órden público, suspenderá la con­ vocación, dando cuenta al Gobierno. Dentro de los 15 siguientes á la comunicación el Go­ bierno resolverá lo que proceda, aprobando ei acuerdo del Gobernador ó levantando la suspensión. E sta se entiende levantada cuantío, pasado un mes desde el acuerdo de con­ vocatoria, no, se hubiere comunicado resolución alguna superior en contrario. Los plazos señalados en el párrafo anterior y los demás análogos preceptuados por esta ley se entienden ampliados

Loading...

de 1877. 39 - BOE.es

AÑO C C X V I . — Núm. 2 7 7 . P A R T E O F IC IA L PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS. S. M. el Rey (Q. D. G.) y su Augusta Real Fa­ milia conti...

6MB Sizes 2 Downloads 0 Views

Recommend Documents

1877-587-1877| Comcast Password Recover - MapQuest
Comcast webmail account is the best in order to keep save important files and emails. This is totally free webmail accou

39
Presentation Mode Open Print Download Current View. Go to First Page Go to Last Page. Rotate Clockwise Rotate Counterclo

Holland, Manitoba 1877-1967 - Manitobia
Fred Harrison. Seated: Vera Sundell, Alice Atkinson, Clarence Sundell, Ellen. Rutherford, Evelyn Morrow ...... A bolt wa

Compaq Customer Care| service 1877 587 1877 Toll Free Number
Compaq Customer Care Contact Phone Number USA, Canada Toll free Helpline & get 24/7 Technical Support for Compaq Product

Conteúdo de Norton - Página 39 - Fórum Hipertrofia.org
Dec 18, 2016 - Fator importante pra isso era meu sono e ingestao de boas calorias, estavam todos desregulados por relaxo

Nació en Mayagüez el 22 de abril de 1877. A las pocas horas de
corridas de toros, importador de café, empresario teatral, abastecedor de carnes y comerciante en otros ramos. Nunca fu

39) | Pearltrees
Jun 25, 2015 - Pack de 50 Libros de Programación [Diferentes Lenguajes]… Libros del Programador. 5 webs con libros el

Reglamento de jornaleros 1877 guatemala – Excellent Docs Archive
Apr 15, 2017 - Reglas billar bola 8, Reglamento para aplicacion de la ley 108-05, Regla de l'hopital explicacion, Reglam

Ebook Cuban Studies 39 Pittsburgh Cuban Studies V 39
manual,bulls eye investing in an age of transformation,honda ex manual transmission,hyster karry krane service ... wall

Article 39 - Pump-Magazine.com
Rarely, discussion involves more then two pumps, and even less frequently operation of a single pump against a multi-bra