análisis de la tenencia de la tierra en nicaragua a partir del censo

Loading...

Ministerio de Agricultura Ganadería y Forestal Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación

ANÁLISIS DE LA TENENCIA DE LA TIERRA EN NICARAGUA A PARTIR DEL CENSO AGROPECUARIO 2001

Eduardo Baumeister Edgar Fernández

1

INDICE Pag. INTRODUCCIÓN

9

CAPITULO 1: ELEMENTOS CONTEXTUALES DEL PATRÓN10 DE CRECIMIENTO AGROPECUARIO Y DE LAS FORMAS DE TENENCIA DE LA TIERRA EN NICARAGUA 1.1 1.2 1.2.1 1.2.2

Dinámica de la Producción Agropecuaria Cambios en la Distribución de la Tierra en Fincas (1952 - 2001) Evolución de las Formas de Tenencia de la Tierra Evolución del Período 1963 – 2001 Cambios del Período 1978 – 1988 1.2.4 Cambios del Período 1988 – 2001 1.3 Diferencias Entre Estratos de Productores 1.3.1 Estratos de Productores Individuales 1.4 Evolución de las Formas de Tenencia 1.5 Síntesis del Contexto de las Formas de Tenencia de la Tierra Agropecuaria22

CAPITULO 2: NICARAGUA

10 13 13 14 16 17 18 18 20

1.2.3

FORMAS DE TENENCIA DE LA TIERRA EN25

2.1 Definición 2.2 Formas y Estructura de Tenencia de la Tierra 2.3 Estrato de Tamaño Según Situación Legal de la Propiedad Servicios Productivos y Condición Jurídica de los Productores 2.4.1 Acceso de los Productores a Los Servicios Productivos 2.4.2 Cobertura de los Servicios Productivos Según Condición Juríd ica de los Productores 2.4.3 Acceso a los Productores al Servicio de Crédito Según Fuentes de Financiamiento 2.5 Inversiones en Capital Fijo y Formas de Tenencia de la Tierra 2.5.1 Inversiones en Plantaciones (cultivos perennes semiperennes) 2.5.2 Formas de Tenencia y Fincas con Cultivos Perennes por Situación Legal

25 25 28 2.4 Acceso a 31 31 32 33 33 34 34

2

CAPITULO 3: FORMAS DE TENENCIA DE LA TIERRA A NIVEL 36 DE MACROREGION 3.1 3.2 3.3 3.3.1 3.4 3.4.1 3.4.2 3.4.3 3.4.4 3.5. 3.5.1 3.5.2 3.5.3 3.5.4

Definición 36 Formas de Tenencia de la Tierra 37 Estratos de Tamaño 39 Estratos de Tamaño Según Situación Legal 40 Acceso de los Productores a los Servicios Productivos 41 Cobertura de Servicios por Situación Jurídica de los Productores 42 Acceso de los Productores al Servicio de Crédito por Fuentes de Financiamiento 44 Acceso de los Productores a los Servicios de Capacitación 46 Acceso de los Productores a los Servicios de Asistencia Técnica 46 Presencia de Cultivos Permanentes y Semiperennes 47 Cultivos Perennes y Semiperennes, y Situación Legal 48 Formas de Tenencia y Actividad Cafetalera 49 Actividad Cafetalera por Situación Legal 50 Formas de Tenencia e Inversiones en Bodegas 51

CAPITULO 4: FORMAS DE TENENCIA DE LA TIERRA A NIVEL DE ZONA AGRARIA

52

4.1 4.2 4.3 4.4 4.5 4.6 4.7 4.8 4.9 4.10 4.11 4.12

52 55 56 59 60 60 61 62 62 65 65 66

Distribución de los Tipos de Formas de Tenencia de la Tierra Estratos de Tamaño Estratos de Tamaño Según Situación Legal Acceso de los Productores a los Servicios Productivos Acceso de los Productores al Servicio de Crédito por Fuente de Financiamiento Acceso de los Productores a los Servicios de Asistencia Técnica Acceso de los Productores a los Servicios de Capacitación Presencia de Cultivos Perennes Cultivos Perennes por Situación Legal Actividad Cafetalera Actividad Cafetalera y Situación Legal Propiedades con Bodegas

CAPITULO 5:

PRINCIPALES CONCLUSIONES

68

ANEXO 1:

METODOLOGÍA

72

Adecuación de la Base de Datos del CENAGRO III Análisis de la Información Contenida en el Censo

72 72

1.1 1.2

3

1.3 1.4

Definición de la Tipología de las Formas de Tenencia de la Tierra Los Niveles de Análisis

ANEXO 2: CUADROS DE SOPORTE DE LOS RESULTADOS PRESENTADOS MAPAS BIBLIOGRAFÍA

75 77

84

93 97

4

INDICE DE CUADROS Cuadro 1.1:

Nicaragua: Estimaciones sobre algunos cambios en el uso del suelo, 11 1949 – 2000 (millones de manzanas) Cuadro 1.2: Nicaragua: Evolución de la producción agropecuaria (1970 - 2001) 12 Cuadro 1.3: América Central: Valor agregado agropecuario por unidad de superficie 12 agropecuaria (1998 - 1999) Cuadro 1.4: Nicaragua: Evolución de los estratos de tenencia de la tierra 1952 - 2001 14 (porcentajes de explotaciones y área en fincas, superficie en mzs.) Cuadro 1.5: Nicaragua: Evolución de área en fincas por estrato de tenencia 15 y estructura de tenencia de la tierra por sector de propiedad (en porcentajes y millones de manzanas) (1963 – 2001) Cuadro 1.6: Nicaragua: Evolución de área en fincas por estrato de tenencia y 16 estructura de tenencia de la tierra por sector de propiedad 1978 – 2001 (miles de manzanas) Cuadro 1.7: Cambios en la tenencia de la tierra 1978 – 1988 17 Cuadro 1.8: Cambios en la tenencia de la tierra 1988 - 2001 en miles de 18 manzanas y porcentajes Cuadro 1.9: Nicaragua: Distribución de áreas, cabezas de ganado y personal 20 ocupado según estratos de tamaño, 2001 Cuadro 1.10: Nicaragua: Numero total de explotaciones según formas de tenencia 21 1952 – 2001 (en porcentajes) Cuadro 1.11: Nicaragua: Distribución de fincas según formas de tenencia y estratos 22 de tamaño, 2001 Cuadro 2.1: Nicaragua: Distribución de los productores según formas de tenencia de 28 la tierra, 2001 Cuadro 2.2: Nicaragua: Superficie en fincas, según situación legal de la propiedad 31 por estratos de tamaño (en porcentajes) Cuadro 2.3: Nicaragua: Acceso de los productores a los servicios productivos 32 (en porcentaje de productores) Cuadro 2.4: Nicaragua: Cobertura de servicios por situación jurídica de los 32 productores (en porcentajes) Cuadro 2.5: Nicaragua: Acceso de los productores al crédito según fuente de 33 financiamiento (en porcentajes) Cuadro 2.6: Nicaragua: Numero de fincas con y sin cultivos perennes y semiperennes 34 Cuadro 2.7: Nicaragua: Numero de fincas con y sin cultivos perennes, por situación 35 legal de la propiedad (en porcentajes) Cuadro 3.1: Macro región: Distribución de los productores según el tipo de tenencia de la tierra

38

5

Cuadro 3.2: Macro región: Distribución de la superficie en fincas, según estratos de 39 tamaño (en porcentajes) Cuadro 3.3: Macro región: Superficie en fincas, según situación legal de la propiedad 41 por estratos de tamaño (en porcentajes) Cuadro 3.4: Macro región: Acceso de los productores a los servicios productivos 42 (en porcentajes) Cuadro 3.5: Macro región: Cobertura de servicios por situación jurídica de los 43 productores (en porcentajes) Cuadro 3.6: Macro región: Distribución porcentual de los productores que acceden 44 al crédito, según tipo de institución financiera y grandes regiones del país, 2001 Cuadro 3.7: Macro región: Acceso de los productores al crédito según fuentes de 45 financiamiento (en porcentajes) Cuadro 3.8: Macro región: Cobertura de servicios de capacitación por situación 46 jurídica de los productores (en porcentajes) Cuadro 3.9: Macro región: Cobertura de servicios de asistencia técnica por 47 situación jurídica de los productores (en porcentajes) Cuadro 3.10: Macro región: Numero de EAS con y sin cultivos perennes 48 semiperennes Cuadro 3.11: Macro región: Numero de EAS con y sin cultivos perennes 49 semiperennes, por situación legal (en porcentajes) Cuadro 3.12: Macro región: Numero de propiedades con áreas de café 50 Cuadro 3.13: Macro región: Numero de propiedades y superficie de café por 50 situación legal (en porcentajes) Cuadro 3.14: Macro región: Propiedades con bodegas por situación legal 51 Cuadro 4.1: Zona Agraria: Distribución de los tipos de formas de tenencia de la 54 tierra Cuadro 4.2: Zona Agraria: Distribución de la superficie en fincas, según estratos 56 de fincas (en porcentajes) Cuadro 4.3: Zonas Agraria: Superficie en fincas, según situación legal de la 58 Propiedad por estratos de tamaño (en porcentajes) Cuadro 4.4: Zona Agraria: Acceso de los productores a los servicios productivos 59 (en porcentaje de productores) Cuadro 4.5: Zona Agraria: Acceso de los productores al crédito, según fuente de 60 financiamientos (en porcentajes) Cuadro 4.6: Zona Agraria: Cobertura de servicios de asistencia técnica por situación 61 Jurídica de los productores (en porcentajes) Cuadro 4.7: Zona Agraria: Cobertura de servicios de capacitación por situación 61 Jurídica de los productores (en porcentajes) Cuadro 4.8: Zona Agraria: Numero de EAS con y sin cultivos perennes 62 (en porcentajes) Cuadro 4.9: Zona Agraria: Numero de EAS con y sin cultivos perennes, por 64 Situación legal (en porcentajes)

6

Cuadro 4.10: Zona Agraria: Numero de propiedades con áreas de café Cuadro 4.11: Zona Agraria: Numero de propiedades de café por situación legal (en porcentajes) Cuadro 4.12: Zona Agraria: Propiedades con bodegas por situación legal

65 66 67

7

LISTA DE ABREVIATURAS APP APT BID CAS CIERA CENAGRO CORNAP EPS FAO FAOSTAT IAN INRA MECOVI MIDINRA ONG OTR PMA PNCTR POSAF RAAN RAAS RN TRA TROPISEC

Área Propiedad del Pueblo Área Propiedad de los Trabajadores Banco Interamericano de Desarrollo Cooperativas Agrícolas Sandinistas Centro de Investigaciones y Estudios de la Reforma Agraria Censo Nacional Agropecuario Corporación Nacional de áreas Públicas Ejército Popular Sandinista Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación Página electrónica de Estadísticas de FAO. Instituto Agrario Nicaragüense Instituto Nicaragüense de Reforma Agraria Medición de Condiciones de Vida (Encuestas) Ministerio de Desarrollo Agropecuario y Reforma Agraria Organización no Gubernamental Oficina de Titulación Rural Programa Mundial de Alimentos Programa Nacional de Catastro Titulación y Registro de la Propiedad Agraria Programa Social Ambiental-Forestal - MARENA Región Autónoma Atlántico Norte Región Autó noma Atlántico Sur Resistencia Nicaragüense Titulo de Reforma Agraria Trópico Seco

8

IINT TR RO OD DU UC CC CIIO ON N El trabajo Tenencia de la Tierra sobre la base del Tercer Censo Nacional Agropecuario (2001) está organizado en cinco capítulos y vario s Anexos (metodológicos, estadísticos) y se acompañan Mapas para ilustrar las formas de tenencia, y las zonas agrarias existentes en el país. El grueso del trabajo se basó en tabulaciones especiales del Tercer Censo Nacional Agropecuario 2001, y se hacen algunas comparaciones históricas basadas en los Censos Agropecuarios anteriores y otras evidencias estadísticas disponibles centradas en situaciones de Tenencia de la Tierra para fines agropecuarios y la distribución de la tierra entre los principales estratos de productores. En el capítulo 1 se desarrolla un análisis sobre el contexto agropecuario y la evolución de las formas de tenencia y de distribución de la tierra en las últimas décadas, que sirve para comprender las estimaciones que se hacen sobre la base del Censo más reciente y hacer algunas comparaciones relevantes. En el capítulo 2 se presenta una tipología de las formas de tenencia de la tierra que se pueden elaborar a partir de los datos Censales y se presentan evidencias para el conjunto del país. Además, se presenta información sobre las posibilidades de acceso de los productores según su condición jurídica a los diversos servicios productivos, como son crédito, asistencia técnica y capacitación y se agregan los resultados sobre la vinculación entre formas de tenencia de la tierra y el grado de presencia de inversiones en cultivos perennes y algunas infraestructuras productivas para observar la posible vinculación entre formas de tenencia de la tierra y procesos de capitalización sustentados en inversiones fijas. En el capítulo 3 se presentan evidencias sobre las formas de derechos de tenencia a nivel de las macro regiones, la vinculación entre formas de tenencia, situación jurídica de los productores, el grado de acceso a servicios productivos, y la presencia de inversiones en cultivos perennes y algunas infraestructuras productivas observando a su vez de manera desagregada las diferencias de formas de tenencia según grandes estratos de productores. En el capítulo 4 se presenta la información desagregada por zonas agropecuarias sobre las formas de tenencia, situación jurídica de los productores y el grado de acceso a servicios productivos, y la presencia de inversiones en cultivos perennes y algunas infraestructuras productivas. (Para la definición de las zonas agropecuarias véase los mapas anexos). En el capítulo 5 se ofrece una síntesis de las principales conclusiones del trabajo. En los Anexos se presentan la metodología y cuadros de soporte de los presentados en el cuerpo principal del documento y algunos mapas.

9

CAPITULO I ELEMENTOS CONTEXTUALES DEL PATRÓN DE CRECIMIENTO AGROPECUARIO Y DE LAS FORMAS DE TENENCIA DE LA TIERRA EN NICARAGUA 1.1. Dinámica de la Producción Agropecuaria i. Un análisis del cuarto de siglo que prácticamente transcurre entre fines de los años setenta y comienzos del siglo XXI, nos permite observar de manera agregada el siguiente comportamiento del sector agropecuario: Con una base 100 puesta en 1978 la producción agropecuaria presentaba un índice de 66 en 1989 y de 65 en 1993, y arribar al año del Censo (expresado en este caso en el promedio de los años 2000 - 02) con un índice de 93. (ver tabla 1.2). Visto a largo plazo significa una persistencia del estancamiento agropecuario, máxime si calculáramos estos índices con relación al crecimiento poblacional, que entre fines de los años setenta y fines de los noventa, tuvo un crecimiento acumulativo del orden del 3 por ciento anual. ii. Sin embargo, es notoria la recuperación de los niveles de producción en los años noventa (ver tabla 1.2). Independientemente del desenlace observable a fines de la década se logró la cosecha cafetalera más grande de la historia del país, (ciclo 2000 - 2001) superando a la cosecha de 1982 - 83 que tenía el récord anterior. En la recuperación y expansión jugaron varios factores: la pacificación que posibilitó que zonas, anteriormente de guerra, se recuperaran por esfuerzo propio de productores familiares, muchos de ellos provenientes de antiguas cooperativas de producción, desmovilizados de las fuerzas militares, y donde existió en parte apoyo crediticio para la renovación de cafetales. Y la recuperación en general de plantaciones de café en Matagalpa, Jinotega y los otros departamentos cafetaleros del Centro y Norte del país. iii. Por otro lado, existió un importante crecimiento de la actividad azucarera, concentrada en grandes plantaciones agroindustriales, y con un sector de trabajadores especializados en el corte de la caña; también en este rubro, a fines de los noventa se alcanza la cosecha más grande de la historia del rubro. iv. A su vez, se observa un crecimiento de la actividad de granos básicos, principalmente los cultivados por estratos campesinos, como son el maíz y el fríjol. En 1989 ambos cultivos sumaban anualmente 435,000 manzanas, para 1999, alcanzaban 661,000 manzanas, según las series estadísticas generadas por el MAGFOR, o sea un incremento de 226,000 manzanas. La ampliación del área tiene que ver con el crecimiento natural de la población, el repoblamiento de zonas de guerra anteriormente no cultivadas, y la apertura comercial del mercado centroamericano, particularmente el mercado salvadoreño de frijoles. v. En los años noventa también se observa un crecimiento importante de la actividad ganadera, particularmente la producción de leche destinada a la producción de quesos y otros derivados, por la importancia que ha tomado el mercado regional centroamericano (especialmente El Salvador) y el incremento de las exportaciones de derivados lácteos a los Estados Unidos, sobretodo en productos llamados ‘étnicos’. vi. Una nota muy importante de este proceso agrícola de los años noventa, es que los rendimientos por unidad

10

de superficie no aumentaron; y continúan siendo similares a los existentes en los años setenta u ochenta; incluso la reducción de las vías formales de crédito permiten suponer que los rendimientos pueden haber disminuido, debido a que la utilización de insumos químicos (como fertilizantes) puede haberse reducido. El predominio del patrón extensivo se puede visualizar al comparar el producto por unidad de superficie en Nicaragua en comparación de los países vecinos. (Ver cuadro 1.3). El recurso al patrón extensivo no debería ser un recurso de crecimiento de la producción para el futuro; esto supone una estrategia que integre distintas iniciativas que mejoren los rendimientos por unidad de superficie, en la agricultura y ganadería, dentro de parámetros compatibles con el manejo de los recursos naturales, y las posibilidades económicas de los productores. La tabla 1.1 permite ver el importante cambio en el uso del suelo en una perspectiva de 50 años. En 1949, en un estudio realizado por la FAO, la superficie de bosques equivalía al 47 por ciento de la superficie nacional, mientras que en el presente es de 28 por ciento. Por su parte, la superficie agropecuaria pasó de representar el 30 por ciento al 59 por ciento en la actualidad. Cuadro 1.1: Nicaragua: Estimaciones sobre algunos cambios en el uso del suelo, 1949 - 2003 (millones de manzanas) Uso del suelo

1949

2003

Superficie agropecuaria

30

59

Bosques

47

28

Otros usos

23

13

Total

100

100

137,000

129,937

Superficie total (Km. cuadrados)

Fuentes: para 1949 tomado de FAO, Informe de la Misión de la FAO a Nicaragua, Roma, marzo de 1952, Pág. 37, cuadro 3; para 2003 tomado de MAG-FOR Programa Nacional de Encuestas Agropecuarias, Dirección de Estadísticas Mapa de Estratos de Uso de la Tierra, 2003. Notas: a) En el Estudio sobre Nicaragua realizado por la FAO en 1952, la Misión aclara que las cifras que presenta son estimaciones gruesas, y cabe tomarlas como estimativas. A nuestro juicio la superficie agropecuaria está sobrestimada porque ofrece, por ejemplo, un resultado superior al que arroja el Censo Agropecuario de 1963. Es altamente probable suponer que para fines de los años cuarenta la superficie en bosques era superior a la consignada en el cuadro y la superficie agropecuario, por tanto, menor. b) Los cambios en la superficie total se explican por cambios en los límites territoriales con países vecinos. c) Otros usos, para 1949: superficie ocupada por ciudades, pueblos, etc., jamás disponibles para la labranza; otras tierras, incluso pantanos, ciénagas, y marjales improductivos. d) Otros usos para 2003: Otras áreas no agrícolas, superficies cubiertas por agua, centros poblados (ciudades y poblados).

11

Cuadro 1.2: Nicaragua: Evolución de la producción agropecuaria (1970 - 2001) Períodos

Producción Agropecuaria 1989 -91=100

1970 - 74

120.4

1975 - 79

155.3

1980 - 84

115.9

1985 - 89

99.3

1990 - 94

103.8

1995 - 99

117.2

2000 - 02

144.4

Producción

Base 1985-89

Agropecuaria

=100

1975-79=100 100

100

93

145

Fuente: FAOSTAT, y cálculos propios.

Cuadro 1.3: América Central: Valor agregado agrope cuario por unidad de superficie agropecuaria (1998 - 1999) Países

Valor agregado / ha

Valor agregado Agropecuario 1999) (millones de dólares de 1990)

Superficie Agropecuaria 1998 (miles de has)

Costa Rica

1132

2845

398

El Salvador

1042

1604

650

Guatemala

2620

4507

582

Honduras

712

3585

199

Nicaragua

810

7561

107

6316

20102

314

América Central

Fuentes: El valor agregado del sector agropecuario es estimado por el BID. La superficie agropecuaria (suma de pasturas permanentes, cultivos anuales y permanentes) es una estimación de la FAO.

12

1.2 Cambios en la Distribución de la Tierra en Fincas (1952 - 2001) 1.2.1 Evolución de las Formas de Tenencia de la Tierra En el caso nicaragüense el tema de las formas y evolución de la tenencia de la tierra está fuertemente asociado a la ampliación de la superficie en fincas que se ha dado desde la segunda guerra mundial y los procesos de redistribución de tierras generados por las reformas agrarias de los años ochenta y noventa. En 1963 había unas 102 Mil explotaciones que ocupaban unos 5.4 millones de manzanas de tierra. Al mismo tiempo, en 1971 se revela que habían un total de 104 mil explotaciones con una superficie de 7.08 millones de manzanas. A partir de los datos del CENAGRO, III del 2001, se puede constatar que, aproximadamente, hay unas 199 mil explotaciones que ocupan unos 8.9 millones de manzanas. Una estimación más aproximada del número de productores que arroja el Censo 2001 se ofrece en la tabla 2.1 donde se comprueba que el número de productores (incluyendo los que aparecen como socios de cooperativas o trabajando en empresas en áreas asignadas por la CORNAP) llega a 218,000. Al relacionar el área ocupada por el número de explotaciones, se constata que en 1952, el 72 por ciento de las explotaciones estaban ubicados en los estratos entre 1 y 50 manzanas, las que controlaban tan solo el 15 por ciento del área. En 1963 las explotaciones en este estrato de tenencia aumentan su presencia a un 78 por ciento, pero disminuyen su control sobre la tierra a un 14.7 por ciento. Por otro lado, en 1971 este estrato disminuye a un 76 por ciento incrementando su control del área a un 16 por ciento. Después de la guerra y producto de las reformas agrarias de los años ochenta y noventa, este estrato en el 2001 aumenta su presencia a un 80 por ciento, incrementando su control de la superficie a un 25 por ciento. Lo más relevante de esta tabla, es que ya la estructura agraria de 1952 nos enseña un peso importante de los estratos asociados con productores ubicados en una posición intermedia en la estructura agraria nacional. 1 En efecto los productores entre 50 y 500 manzanas significaban un 26 por ciento de las explotaciones y controlaban un 18 por ciento del área en fincas. Para 1963 este estrato explica el 20 por ciento de las explotaciones y aumenta su control de la tierra, pasando de 18 a 44 por ciento. En 1971 aumenta su presencia hasta un 22 por ciento, pasando a controlar un 49 por ciento de la superficie. En el 2001 la presencia de este estrato en el control de la superficie en fincas se acentuó aun más, aumenta su control sobre la tierra incrementando de un 49 de la superficie en 1971 a 55 por ciento en el 2001. Por otro lado, el estrato con más de 500 manzanas en 1952 representaba un 1.6 por ciento, y concentraba el 42 por ciento del área total en fincas. En 1963 baja su presencia levemente tanto en el numero de explotaciones (1.5 por ciento), como en el control de la superficie (41.2 por ciento), incrementando su presencia en 1971, 1.9 por ciento y 34 por ciento respectivamente. 1

Esquemáticamente se puede pensar en que existen estructuras agrarias “unimodales” donde un tipo de unidad de producción domina ampliamente el control del total de las explotaciones y de la superficie en fincas; un segundo tipo son las estructuras “bimodales” donde se bifurca el control de las unidades de producción y el de la tierra; típicamente el esquema de haciendas- y unidades campesinas son el ejemplo clásico de estas formas bimodales. En el caso nicaragüense, independientemente de ciertos rasgos del esquema haciendas/unidades campesinas, se destaca el peso de un sector intermedio, entre los grupos ubicados en los polos extremos de la estructura de posesión de la tierra.

13

Los productores con más de 500 manzanas tienen poco peso social en la estructura agraria, en la medida en que representan sólo el 0.8 por ciento de los productores del país, pero controlan una parte significativa de la superficie en fincas: 41.9 por ciento en 1952, 41.2 por ciento en 1963, 34.5 por ciento en 1971 y 20 por ciento en el año 2001. Cuadro 1.4: Nicaragua: Evolución de los principales estratos de tenencia de la tierra (porcentaje de explotaciones y de área en fincas, superficie en mzs.) Estrato 1 – 10 10 – 50 50 – 200 200 – 500 Mas de 500 Total

1952

1963

1971

1952 – 2001

2001

Número 34.8 37.4 22.3

Área 2.3 12.8 2.8

Número 50.8 27.4 16.9

Área 3.5 11.2 26.5

Número 44.2 31.4 18.7

Área 2.9 13.3 28.4

Número 47.4 33.0 16.3

Área 4.3 20.5 37.0

3.6 1.6 100

15.0 41.9 100

3.5 1.5 100

17.6 41.2 100

3.7 1.9 100

21.0 34.5 100

2.6 0.8 100

18.4 19.8 100

51,581

3,388,789

102,201

5,461,162

104,063

7,086308

199,549

8,935,020.

Fuentes: Encuesta Agropecuaria de 1952, Censo Agropecuario de 1963, estimaciones hechas para este trabajo basadas en el Censo agropecuario 1971 y Censo Agropecuario 2001.

1.2.2. Evolución del Período 1963 - 2001 En la tabla 1.5 se consolida, con los datos disponibles, la distribución de la tierra en fincas según grandes estratos de fincas incluyendo el peso de las áreas del sector reformado. En las distintas columnas de la tabla puede observarse la fuerte variación en la distribución de la tierra en los casi cuarenta años comprendidos entre 1963 y el 2001. Los cambios más fuertes son: En primer lugar, la disminución del peso de las fincas de más de 500 manzanas de extensión que controlaban en 1963 el 41.2 por ciento de la superficie en fincas, para representar en la actualidad el 16.5 por ciento de la tierra. En términos absolutos esto ha significado un a reducción cercana al 50 por ciento de su extensión entre 1978 y 2001. En 1978, de manera aproximado, este sector sumaba 2.9 millones de manzanas y en la actualidad controla un poco menos 1.5 millones de manzanas (ver también cuadro 1.6). Estas cifras no incluyen estratos que pueden tener más de 500 manzanas de extensión pero que se clasifican en otros estratos como son el Área Estatal y Formas colectivas de tenencia. Incluyendo esos estratos el peso de este segmento alcanza al 20.9 por ciento de la tierra, tal como puede apreciarse en la tabla 1.9. En segundo lugar, se comprueba el incremento del peso de los estratos entre 10 y 50 manzanas y entre 50 y 200 manzanas, que expresan segmentos de pequeños y medianos productores (para las características de estos estratos ver cuadro 1.9). El estrato de 10 a 50 manzanas pasa de 11.2 por ciento de la tierra en 1963 a un 20 por ciento en 2001, y el estrato de 50 a 200 manzanas de 26.5 a 36.6 por ciento. En buena medida, la expansión de estos estratos se explica por los procesos redistributivos de los primeros años de la década de los noventa, cuando se parcelaron áreas colectivas de las antiguas cooperativas de producción o

14

de empresas estatales, procesos de compra y venta de tierras de esos sectores reformados, y avances sobre la frontera agrícola, luego del cierre de la misma durante el conflicto armado. El efecto agregado de ampliación de los estratos pequeños y medianos implicó la reducción del tamaño medio de las fincas. Para 1963, se puede estimar un tamaño medio de 62 manzanas, que se elevó para fines de los setenta a cerca de 78 manzanas por finca, mientras que a fines de los ochenta y comienzos del nuevo siglo esa media puede situarse en 41 manzanas. (Para detalles y criterios utilizados en las estimaciones véase cuadros 1.6 y 1.7). Cuadro 1.5: Nicaragua: Evolución de área en fincas por estrato de tenencia y estructura de tenencia de la tierra por sector de propiedad 1963 – 2001 (en porcentajes y millones de manzanas) Estratos 1963 1978 1988 2001 0 – 10 3.5 2.1 3.1 4.5 10 – 50 11.2 15.4 16.7 20.0 50 – 200 26.5 30.1 28.4 36.6 200 – 500 17.6 16.2 12.8 18.0 500 y más 41.2 36.2 13.5 16.5 Área Estatal 0 0 11.7 0.4 Formas Colectivas de Tene ncia 0 0 13.8 4.0 Total 100 100 100 100 Productores agropecuarios (en miles) 87 104 189 218 Superficie en fincas (Millones de mzs) 5.4 8.1 7.7 8.9 Tamaño medio (mzs) 62 78 41 41* Fuentes: Censo Agropecuario de 1963, Censo agropecuario 1971, (datos preliminares); estimaciones para 1978 hechas por CIERA. Estimaciones para 1988, basadas en datos de CIERA y DGRA; Censo Agropecuario 2001. La disminución de la superficie en fincas de 1988 se explica por el abandono de tierras durante el conflicto bélico de los años ochenta). Fincas de 1963 y 1971 según el criterio de definición del Censo de 1971 (según recuento manual del Censo 1971). * El área promedio de manzanas por productor del 2001, es el resultado de tabulaciones especiales hechas para este trabajo, por lo que no se corresponde con el área promedio de la base del III CENAGRO que es de 44.7 manzanas (lo que es explicado en mayor detalle en la Tabla 2.1).

15

Cuadro 1.6: Nicaragua: Evolución de área en fincas por estrato de tenencia 1978 - 2001 (miles de manzanas) Estratos de tenencia 1978 1988 2001 0 – 10 170 239 401 10 – 50 1247 1286 1780 50 – 200 2438 2187 3257 200 – 500 1312 986 1602 500 y más 2932 1040 1469 Área Estatal 0 901 31 Formas colectivas 0 1063 360 Total ( miles de mzs.) 8099 7702 8900 Fuentes: las mismas del cuadro 1.5 Notas: i. Área estatal: en 1978 las tierras nacionales aparecen bajo diferentes formas de tenencia. En 1988 está compuesto por la llamada Área Propiedad del Pueblo (APP) Para 2001, el área estatal es la categoría administración pública del Censo. Hay otras tierras nacionales que el Censo no específica y deben aparecer en otras formas de tenencia. ii. La superficie en fincas de 1988 se reduce con respecto a 1978 debido a que la situación de guerra interna hizo abandonar población y fincas en zonas de conflicto. iii. La superficie en formas colectivas de tenencia de 2001 comprende las que se definieron como cooperativas en la pregunta 21 de condición jurídica y un proxi a las áreas entregadas en arrendamiento con opción a compra por la CORNAP a desmovilizados, ex trabajadores y técnicos de las empresas estatales, que se construyó sobre la base de cruces especiales del Censo 2001. En Censo no registra adecuadamente las áreas colectivas de las comunidades indígenas tanto del Pacífico como de la Costa Atlántica.

1.2.3 Cambios del Período 1978 - 1988 Para comprender los problemas que se observan desde 1979 en torno a los temas de propiedad de la tierra rural, es conveniente hacer un breve examen de la década de los ochenta (ver cuadro 1.7). En síntesis en el período 1978 – 1988, 2.1 millones de manzanas cambian de estratos por efecto de la reforma agraria de tipo “concentradora ” 2 , y otras casi 400,000 manzanas por efecto del conflicto armado interno son abandonadas, y “salen” de la superficie en fincas, en zonas del Interior y del Atlántico, donde se desarrolló el escenario de guerra. Es importante observar en la tabla 1.7 estimados de la redistribución de tierras que se operan, y se comprueba que el 81.6 por ciento de las tierras afectadas correspondían a propiedades de más de 500 manzanas de extensión, y que el 91.7 por ciento de la tierra fue entregada a áreas estatales o a formas colectivas de tenencia (que incluyen algunas modalidades de cooperativas de surco muerto o cooperativas de crédito y servicios, pero con el grueso de la tierra entregada bajo formas colectivas. 2

. Según la tipología de Michael Lipton se distinguen básicamente reformas que concentran recursos y reformas que redistribuyen recursos. Para ver el esquema de Lipton, se puede consultar su “Towards a Theory of Land Reform” en David Lehmann (editor) Agrarian Reform and Agrarian Reformism Ed. Faber, Londres, 1974.

16

Cuadro 1.7: Cambios en la tenencia de la tierra 1978 - 1988 Estratos de tenencia Cesión (%) 0 - 10 10 – 50 50 – 200 200 – 500 500 y + Área Estatal Formas Total Colectivas de Tenencia

Ganancia (%) 3.6 4.7

6.2 12.2 81.6 100

42.1 49.6 100

Fuente: Cuadros 1.5 y 1.6

1.2.4 Cambios del Período 1988 - 2001 Los datos censales, más allá de los errores que puedan contener, ofrecen un panorama global útil para comprender los cambios ocurridos entre fines de los ochenta y comienzos del Siglo XXI. Las áreas son cedidas totalmente por las empresas estatales y las unidades con formas colectivas de tenencia y se produce una redistribución hacia distintos estratos. En la tabla 1.8 puede observarse tanto los estratos que ceden como los que ganan por el efecto de redistribución. En la distribución de las tierras cedidas por el sector reformado se comprueba que el 39.0 por ciento de la tierra pasó al estrato de 50 - 200 manzanas, un 24.6 por ciento para el estrato de 200 a 500 manzanas; o sea que estos dos estratos representativos de segmentos intermedios suman cerca de dos tercios (2/3) de la redistribución. Esto estaría verificando procesos observados en otras reformas agrarias latinoamericanas, que en buena medida significaron, en última instancia, la reducción del estrato más tradicional de las grandes haciendas, la modernización de un segmento de ese mismo estrato superior, y el fortalecimiento de sectores intermedios. 3 En esta década se comprueba este movimiento entre estratos, particularmente la reducción del sector reformado en beneficio de diversos sectores, la ampliación de nuevas tierras, y la recuperación de zonas que estaban abandonadas por consecuencia de la guerra. Adicionalmente, cabe aclarar que una parte importante de las tierras que pertenecieron al sector reformado – tanto empresas estatales como cooperativas de producción - se convirtieron en tierras no agropecuarias, y por tanto no registradas por el Censo del 2001.

3

Thiessenhusen, William ed. Searching agrarian reform in Latin America, New York, 1989

17

En efecto una parte de estas tierras se convirtió en áreas urbanas (por ejemplo, la expansión en dirección hacia Masaya de un conjunto de zonas suburbanas, la creación de áreas de explotación camaronera en el departamento de Chinandega, y la ampliación turística de la Costa Pacífica entre Chinandega y el extremo sur del departamento de Rivas); en todos estos casos una parte significativa de las tierras provinieron de tierras anteriormente pertenecientes a empresas estatales o cooperativas. En consecuencia, se está ante dos décadas donde una parte importante de la tierra en fincas estuvo en un proceso permanente de redistribución, primero hacia las formas colectivas y estatales y posteriormente hacia distintos estratos de productores individuales, o ante cambios en el uso del suelo. Cuadro 1.8: Cambios en la tenencia de la tierra 1988 - 2001 (en miles de manzanas y porcentajes) Estratos

Cesión (%)

0 – 10 10 – 50 50 – 200 200 – 500 500 y más Área Estatal Formas colectivas de Tenencia Total

Gananc ia (%) 6.6 15.6 39.0 24.6 14.2

53.6 46.4 100

100

Fuente: Cuadros 1.5 y 1.6

1.3. Diferencias Entre Estratos de Productores 1.3.1. Estratos de Productores Individuales El análisis de la estructura agraria según tipos de agentes productivos no es un tema de este trabajo; sin embargo, cabe hacer algunas consideraciones. En la tabla 1.9 se presenta un sumario de los principales estratos de productores individuales. En promedio las fincas tienen 4.4 personas trabajando de manera permanente, de las cuales 1 es el productor, 2.8 son familiares, y 0.6 son trabajadores asalariados permanentes. La manera en que recoge el dato el Censo hace que probablemente el personal familiar (2.8 personas en promedio por finca) haya que considerarlo como personas disponibles que participan de alguna manera a lo largo del ciclo agrícola en el trabajo de la finca, y a su vez pueden ser parte de los trabajadores asalariados temporales que parte del año laboran en otras fincas distintas a la de su propia familia. En el estrato hasta 10 manzanas el personal permanente total es 4 personas de los cuales en promedio 0.2 son asalariados permanentes; es decir, un predominio casi exclusivo del trabajo familiar sobre el trabajo

18

contratado permanente. En el estrato de 10 a 50 manzanas el personal total permanente es de 4 de las cuales sólo 0.4 en promedio son asalariados; sigue en consecuencia predominando ampliamente el trabajo familiar. Por su parte, el estrato de 50 a 200 manzanas, con una media de un poco más de 100 manzanas en promedio, y con una dotación media de 5.5 personas permanentes de las cuales son asalariados 1.2 por finca. A partir de las 200 manzanas, tomando el conjunto del país, se observa que en el estrato de 200 a 500 manzanas un total de 8 personas permanentes trabajando de las cuales 4 son asalariados permanentes, y el resto de familiares y el propio productor. Se trata de un estrato donde se desborda el fondo de trabajo familiar, los requerimientos permanentes de mano de obra contratada son notorios. Y por último, el estrato superior a las 500 manzanas donde el personal permanente total está compuesto, en promedio, por unas 15 personas de las cuales son asalariados permanentes 11, cerca del 75 por ciento del fondo de trabajo permanente. Por otro lado, estos estratos de productores representan distintos pesos en los grandes rubros de las actividades agropecuarias, tal como puede observarse en la tabla 1.9. El estrato inferior a las 50 manzanas, que se caracteriza globalmente por estar conformado por fincas donde el trabajo familiar tiene un peso alto, suma el 51.3 por ciento de los cultivos anuales, el 41.0 por ciento de los cultivos permanentes, y el 26.3 por ciento del hato de ganado vacuno. A su vez, el estrato entre 50 y 200 manzanas que globalmente se caracteriza como explotaciones que en promedio tienen sólo 1.2 trabajadores asalariados permanentes, suma cerca del 30 por ciento de los cultivos anuales, cerca de ¼ de los cultivos permanentes y el 41.3 por ciento del hato ganadero. Como se verá en la sección siguiente, estos estratos inferiores a las 200 manzanas de extensión, con un peso significativo en la producción total presentan relativamente el perfil de tenencia con menor presencia de formas estrictamente formales, o sea las que el Censo tipifica como explotaciones con escritura pública. Estas fincas menores a las 200 manzanas declaran tener una escritura pública sobre sus tierras en el 48.2 por ciento de los casos. Por su lado, las fincas mayores a las 200 manzanas en el 69 por ciento de los casos declaran tener escritura pública.

19

Cuadro 1.9: Nicaragua: Distribución de áreas, cabezas de ganado y personal ocupado según estratos de tamaño, 2001 (en porcentajes y promedio de personas trabajando por finca) Estratos

Explotaciones

Área

Personal permanente (familiares y asalar) / finca

Personal Contratado Permanente Por finca

Área de Cultivos Anuales

Área de cultivos Permanentes

Ganado Vacuno

0 – 10

47.3

4.3

3.7

0.2

16.3

16.1

5.1

10 – 50 50 - 200 200 - 500 500 y +

33.0 16.3 2.6 0.8

20.5 37.0 18.4 19.8

4.4 5.5 8.0 14.8

0.4 1.2 4.1 11.3

35.0 29.9 10.3 8.5

24.9 24.5 12.9 21.6

21.2 41.3 19.0 13.4

TOTAL (miles)

100 199

100 8935

4.4 848

0.6 126

100 957

100 423

100 2657

Fuente: Tabulaciones del III Censo Agropecuario (2001)

1.4. Evolución de las Formas de Tenencia En la tabla 1.10 se presenta la composición de las explotaciones según las formas de tenencia de la tierra, haciendo énfasis en la posesión o no de documentos, y el peso de las tierras arrendadas, los resultados que se presentan muestran la fuerte complejidad que esta detrás de las formas de tenencia declaradas por los productores en los respectivos censos. En primer lugar, en una perspectiva de alrededor de 50 años se amplió la proporción de explotaciones con algún tipo de documentos formales que sustentan la propiedad. Se pasa de un 33 por ciento de explotaciones a un 59.2 por ciento de las fincas con documentos legales formales, entre 1952 y el 2001. En segundo lugar, se observa que, independientemente de que las tierras con documentos se amplió, las tierras que no tienen documentos, sigue pesando hasta el presente: en 1952 el 34 por ciento de las fincas se declaraba sin documentos, y en 2001 representan el 28 por ciento de las explotaciones, lo cual significa que en términos absolutos se incrementó fuertemente este estrato; explicable por el avance de frontera agrícola y la ocupación de tierras nacionales, y unido a los problemas de interpretación de títulos de las tierras entregadas por las reformas agrarias de los años ochenta y noventa. En tercer lugar, se observa la reducción del peso de las fincas arrendadas, que significaban cerca del 17 por ciento de las explotaciones en 1952 para representar en la actualidad menos del 3 por ciento de las fincas totales. Cabe aclarar que los Censos agropecuarios habitualmente tienen dificultades para captar formas de arrendamiento en pequeña escala, donde muchas veces lo s que alquilan y los que toman en arriendo las tierras tienen vínculos familiares, y la cesión de la tierra implica retribuciones variables (puede ser en dinero, en producto, o en otros servicios entregados al propietario de la tierra). En otras palabras, en la medida en que el arrendamiento en tierras privadas se hace generalmente con altos niveles de informalidad es difícil para los Censos captar la dimensión real de este proceso; sin embargo, la reducción de la actividad algodonera, donde existía un alto nivel de alquiler de tierras, la redistribución de

20

las tierras del sector reformado y el permanente avance de la frontera agrícola reducen las presiones para el alquiler. Con todo, en zonas altamente pobladas del Pacifico y del Interior la búsqueda de tierras alquiladas – con las modalidades indicadas - se observa en el presente. U otras formas como la mediería ganadera (recibir animales en tierras propias y participar en el producto obtenido, parte de la leche ordeñada, o una proporción de los terneros) existen en las zonas ganaderas del Interior, y zonas de expansión lechera. Cuadro 1.10: Nicaragua: EAS según formas de tenencia 1952 - 2001 (en porcentajes) Formas de tenencia Con documentos Sin documentos Arrendadas Otras formas Total

1952 33.0 34.0 16.6 16.4 100

1963 38.6 29.4 12.6 19.4 100

1971 54.7 20.4 17.6 7.3 100

2001 59.2 28.3 2.5 10.0 100

Fuentes: Los datos para 1952 son cálculos propios sobre datos de la Encuesta Agropecuaria de 1952, Censo Nacional Agropecuario, 1963, Censo Nacional Agropecuario, (datos preliminares) 1971. UNASEC, y Censo Nacional Agropecuario, 2001. Notas: a) Con documentos: Comprende las explotaciones declaradas como propias, con titulo legal que puede estar registrado o no. b) Sin documentos: Son explotaciones que ocupa el productor sin mediar un titulo legal alguno. Para el año 2,001 se incluyen las tierras que están en proceso de legalización. c) Arrendadas: Incluye las tierras tomadas en arrendamiento mediante pago de dinero o en especie y en mediería. d) Otras formas: Tierras ocupadas por colonos, y toda otra forma de tenencia no comprendida en las anteriores

En la tabla 1.11 se presentan las formas de tenencia de la tierra según tamaño de las explotaciones. Existe una correlación entre el tamaño de las explotaciones y la proporción que declara tener escritura pública, oscilando entre un 45.9 por ciento en el estrato de menos de 10 manzanas, y 72 por ciento en las mayores de 500 manzanas. A su vez, en los estratos de fincas de menor dimensión pesan mucho más las que declaran no tener escritura pública o encontrarse en proceso de legalización. Para detalles véase el cuadro 1.11.

21

Cuadro 1.11: Nicaragua: Distribución de fincas según formas de tenencia y estratos de tamaño, 2001 Estratos

Escritura Pública

Sin Escritura Pública

Proceso de Legalización

Titulo Reforma Agraria (Individual)

Título Reforma Agraria (Manco munado)

Arrenda tario

Otras Formas

TOTAL

0-10 10-50 50-200 200-500 500 y + TOTAL Número

45.9 47.1 57.3 68.0 72.0 49.0 97567

16.8 16.2 12.8 7.9 4.9 15.6 31238

14.3 12.7 9.3 7.2 5.3 12.7 25369

4.9 10.6 9.3 5.6 7.0 7.5 15040

2.0 1.8 1.6 1.2 0.7 1.8 3591

3.6 1.5 1.2 1.7 1.1 2.5 5024

12.5 10.1 8.5 8.4 9.0 10.9 21720

100 100 100 100 100 100 199,549

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

1.5. Síntesis del Contexto de las Formas de Tenencia de la Tierra Agropecuaria Nicaragua, tenía en 2001 alrededor de 363,000 hogares rurales 4 , de acuerdo a datos de MECOVI 2001, de los cuales unos 275,000 están encabezados por un jefe de hogar con inserción agropecuaria (trabajadores por cuenta propia o asalariados), mientras que el resto son hogares más vinculados al pequeño comercio, servicios, o inserciones laborales en zonas urbanas cercanas. 5 Por otro lado, los datos disponibles del Censo Agropecuario 2001 ni dican que por lo menos 218,000 productores agropecuarios tienen acceso directo a la tierra; de esta manera, se tendría que el 60 por ciento del total de los hogares rurales tienen un acceso a la tierra, y de los que se involucran en las actividades agropecuarias, un 79 por ciento tiene algún acceso a la tierra, ya sea como propietarios o como arrendatarios en pequeña escala, independientemente de que trabajen paralelamente como asalariados o en actividades por cuenta propia de baja productividad. En términos comparativos esta alta proporción de familias rurales con acceso a la tierra es un factor positivo, o lo cual se añade que el peso de pequeños y medianos productores en el control de la tierra es alto en Nicaragua (ver cuadro 1.9). Por otro lado, producto de la baja densidad rural y también urbana, los hogares rurales y muchos de los ubicados en zonas urbanas, que no tienen formalmente un acceso directo a la tierra, cuentan, en buena medida, con pequeñas parcelas, solares, patios, que potencialmente pueden dedicarse a la producción de alimentos. Sin embargo, este importante acceso a la tierra para una parte amplia de la población rural, aunque sea en pequeña escala, se contrasta con la alta proporción de población rural que se encuentra en situación de pobreza. Estimaciones oficiales, basadas en una canasta de consumo diario de 1.06 dólares por día persona, establecen que el 64.3 por ciento de la población rural se encuentra en esa situación y dentro de

4

. Mecovi 2001 informa que la población rural es de 2.177, 294 habitantes y con un tamaño medio de los hogares rurales de 6 años arroja 363,000 hogares rurales. 5 . Tabulaciones especiales del Censo de Población de 1995 establecen que los jefes de vivienda rurales agropecuarios son el 68 por ciento de los jefes de hogares de viviendas rurales. Existe un remanente de hogares rurales agropecuarios donde el jefe de hogar no tiene esa condición, pero pueden haber hijos u otros parientes que si lo hacen.

22

estos existe un 24.7 por ciento de la población rural en situación de extrema pobreza, con lo cual los no pobres son 35.7 por ciento. 6 Cabe recordar que la canasta de la línea de extrema pobreza es en Nicaragua de sólo 0.55 dólares por día persona 7 . En síntesis, el 25 por ciento en extrema pobreza, otros 40 por ciento son pobres no extremos, y el 35 por ciento son no pobres. Estos altos niveles de pobreza, particularmente el 25 por ciento en extrema pobreza, no deberían corresponderse con el amplio acceso a la tierra (aunque sea en pequeña escala) porque la canasta de extrema pobreza está constituida por los alimentos básicos para alimentar a una familia típica. Diversos factores explican esta aparente contradicción entre un relativamente amplio acceso a espacios mínimos de tierra para producir alimentos básicos y los altos niveles de extrema pobreza. En las décadas de los sesenta, setenta y ochenta, una proporción muy elevada de los ingresos de la población rural del país se lograba por salarios en las cosechas de agro exportación. Incluso como fuerte contraste con el presente Nicaragua era receptor de migraciones laborales estaciónales desde los países vecinos (El Salvador y Honduras), lo cual daba un indicio de que la mano de obra local no era suficiente para colmar los requerimientos de los momentos máximos de las cosechas de exportación. 8 En los ochenta, a pesar de que la baja actividad agrícola, producto de la situación de guerra y como consecuencia de algunas políticas gubernamentales, disminuyó la productividad de la mano de obra (por reducción de la jornada de trabajo y la intensidad del trabajo) y mantuvieron el fuerte patrón de que una parte sustantiva de los ingresos familiares se lograban por la vía del salario, mientras que la otra se hacía por la vía de las siembras propias. En los noventa, y hasta el presente, se ha dado con una fuerte disminución del empleo asalariado agrícola permanente, producto de la desaparición del sector estatal productivo y de las cooperativas de producción, y de la disminución del empleo en el sector privado debido a la desaparición de rubros como el algodón, retracción del arroz de riego, del café en los últimos años y particularmente el hecho de que el salario agrícola en si mismo no es una garantía para la reproducción mínima de la fuerza de trabajo, en una situación aún más vulnerable que la que existía en décadas anteriores. En efecto, el salario mínimo agrícola en dólares, para el año 2001 cuando se realizó el Censo, equivalía a 1.65 dólares por día, lo cual para una familia típica de 6 miembros, y suponiendo que 2 de sus miembros (lo cual es un supuesto alto) trabajan todo el año (o sea los 365 días como asalariados, lo cual también es un supuesto alto), significa 0.55 dólares por día persona, que es igual a la línea de consumo de extrema pobreza de 0.55 dólares por día persona. 9

6

Banco Mundial ,Nicaragua Reporte de Pobreza 2003.

7

Los parámetros internacionales de línea de pobreza, habitualmente utilizados por los organismos internacionales son 1 dólar por día persona para la línea de extrema pobreza y 2 dólares por día persona para la línea de pobreza. 8

Se puede estimar que en diciembre de 1978 cerca de 240,000 personas estaban trabajando en los cortes de agroexportación, mientras que para diciembre 2000 la estimación llega a 93,000 personas. 9 Según la pagina Web del Banco Central de Nicaragua el salario mínimo agrícola mensual era en 2001 de 667 córdobas, y la tasa anual de cambio promedio era de 13.44 córdobas por dólar.

23

De esta manera, tanto por la disminución de la demanda de trabajo como por el bajo ingreso real, la alternativa asalariada como parte importante de los ingresos monetarios de las familias ha dejado de jugar para un segmento importante de la población rural el papel que jugó en el patrón de vida del pasado reciente. De ahí la proporción creciente de mano de obra rural que sale a trabajar de manera estacional a Costa Rica, El Salvador y Honduras donde los salarios, aún en condiciones ilegales, son superiores a los obtenidos en Nicaragua. A su vez, la producción por cuenta propia, aún de granos básicos, presenta problemas en algunos segmentos de pequeños productores que en los años ochenta accedieron al crédito rural del Banco Nacional y estaban acostumbrados a trabajar con créditos de la banca estatal que les permitía adquirir insumos químicos, semillas, y pagarse algún salario como parte del crédito recibido. Estos factores han generado que un segmento de los productores prefie ran emigrar a los países vecinos con el objetivo de conseguir recursos líquidos para cubrir gastos del consumo básico y parcialmente financiar su producción agropecuaria. Por otro lado, no puede dejarse de observar, particularmente en los territorios más orientales de los departamentos de Jinotega, Matagalpa, Chontales, Río San Juan, y las zonas más pobladas de las regiones autónomas del Atlántico, un empuje importante de pequeños, medianos y grandes productores, en rubros de granos básicos y la ganadería, sobre la base de ampliación de nuevas tierras y formas extensivas de producción. Este avance, sin embargo, pone en riesgos áreas de ecosistemas frágiles, particularmente los suelos y está generando contradicciones con las áreas de las comunidades indígenas de la Costa Caribe.

24

CAPITULO II FORMAS DE TENENCIA DE LA TIERRA EN NICARAGUA 2.1 Definición El propósito de la tipología, presentada en el cuadro 2.1, es proporcionar un marco para la clasificación de todas las tierras de acuerdo a las distintas formas de tenencia que se pueden establecer, sobre la base de la información que ofrece el Censo Agropecuario 2001. Distinguiendo : i) las características del poseedor, ii) la fuente del título que se detenta y iii) la existencia de derechos sobre tierras no propias. Se habla sobre el carácter individual o colectivo de las formas de tenencia, la existencia o no de escritura pública, y formas de tenencia sustentadas en títulos de reforma agraria, comunidades indígenas, o de tierras en arrendamiento. La prueba de la validez de la tipología descansa por tanto en su utilidad al clasificar todos los casos resultantes del Censo.10 A: Formas individuales de tenencia Aquí se agrupan los propietarios individuales que poseen una escritura pública, individuales que cue ntan con un título de reforma agraria (individual o mancomunada); empresas privadas con escritura pública y colectivos familiares con escritura pública. En la categoría de propietarios con derechos de posesión entrarían aquellos propietarios individuales que declaran no tener escritura pública o estar en proceso de legalización. Es decir, se aplica a todos los casos en donde el propietario tendría el derecho de obtener un título legal de posesión pero no lo ha reclamado o está en proceso de hacerlo. Este derecho puede estar escrito en documentos informales, o ni siquiera estar escrito en ningún documento pero reconocido por la comunidad. En esta categoría están agrupados los individuales sin escritura pública a los que se le suman los que están en proceso de legalización y los que tienen otras formas de tenencia. Además, caben las empresas privadas que no cuentan con documentos, a las que se agregan aquellas que están en proceso de legalización, que arriendan tierras y los que tienen diversas formas de tenencia. También se consideran dentro de esta categoría, aquellas tierras atribuidas por la Reforma Agraria a los llamados colectivos familiares, que al no contar con documentos, sólo tienen derechos de posesión. Es decir, aquellos colectivos que no tienen una escritura pública, o están en proceso de legalización, o que arriendan tierras o que tienen diversas formas de tenencia. En la categoría de derechos individuales de usufructo, se consideran los casos de tierras que no están explotadas únicamente por la entidad que ejerce el derecho de propiedad. Aquí solo se consideran a los arrendatarios individuales.

10

Como se sabe, el Censo capta lo que el productor declara, sin analizar los títulos que puede poseer.

25

B: Formas colectivas de tenencia En esta categoría se puede considerar todas las tierras sobre las cuales se retienen derechos colectivos por un grupo de personas: Cooperativas, Comunidades indígenas, tierras en administración pública, las empresas del sector público (CORNAP) y otras formas colectivas de tenencia. El sector reformado estaría compuesto primeramente por las cooperativas que poseen tierras de manera colectiva y que cuentan con una escritura pública, seguida de las cooperativas con título de reforma agraria (un solo dueño o mancomunado), las que no tienen ningún documento y las que están en proceso de legalización. Las comunidades indígenas derivan sus derechos en tierras sobre la que poseen derechos tradicionales, y que fueron parcialmente reconocidos a través de convenciones entre el Gobierno Británico y el gobierno de Nicaragua o con la atribución de varios títulos. Los derechos se retie nen colectivamente por todos los miembros de la comunidad. En teoría estas tierras deberían incluir todas las tierras indígenas bajo manejo directo de la comunidad. Sin embargo, la inspección de los datos del Censo, permite afirmar que aparecen subestimadas el peso global de estas tierras en el país, particularmente en la región del Atlántico. En Nicaragua, se pueden considerar como tierras públicas, aquellas que permanecen bajo jurisdicción pública, es decir, aquellas tierras que no han sido asignadas bajo ninguno de los otros derechos a individuos u otras entidades. Las tierras reservadas para usos especiales incluyen carreteras, áreas bajo control militar, reservadas por razones de seguridad, y áreas costeras y fronterizas. Las tierras municipales son tierras públicas bajo la jurisdicción de las municipalidades (como entidades). Las áreas protegidas en su mayoría son tierras públicas con restricciones especiales sobre el acceso, uso y extracción, establecidas por ley o por decreto. El CENAGRO reporta como tierras públicas aquellas que han sido asignadas a grupos de personas principalmente por las alcaldías, es decir las tierras ejidales.

2.2 Formas y Estructura de Tenencia de la Tierra La estructura agraria, a partir de la retabulación de los datos primarios del CENAGRO III, está conformada por 218 Mil productores que abarcan unos 8.9 Millones de manzanas de tierra, con un área promedio de 41 manzanas por productor. En la categoría que considera las formas individuales de tenencia, hay unos 198 mil productores, 91 por ciento del total para un área de 8.5 Millones de manzanas de tierra, para un área promedio de 43 manzanas por productor. En cambio en las tierras sobre las cuales grupos de personas retienen derechos colectivos, hay unos 19 Mil productores, con un área aproximada de 390 Mil manzanas de tierra, con un área promedio de 20 manzanas por persona. La tabla 2.1 muestra que un 44 por ciento de los censados son productores individuales que cuentan con escrituras publicas y tienen en sus manos 58 por ciento del área total, con 54 manzanas como área promedio. 11 11

Productor individual es una persona natural que trabaja y toma las decisiones en la explotación agropecuaria; escritura pública es un documento legal elaborado ante un notario público que puede o no estar inscrito en el registro de la propiedad (INEC, Conceptos y definiciones básicas de CENAGRO).

26

Un 35.6 por ciento son productores individuales sin escrituras publicas o están en proceso de legalización, que controlan el 23 por ciento del área, con 23 manzanas en promedio. 12 Un 8 por ciento son productores individuales que tienen un título de reforma agraria para un área promedio de 42 manzanas.13 Las empresas y los colectivos familiares (con y sin escritura pública), suman el 0.8 por ciento y controlan unas 347 Mil manzanas de tierra, 3.89 por ciento del área, para un área promedio de 59 manzanas. 14 Dentro de los 19 Mil productores que tienen formas de tenencia colectiva, hay importantes márgenes de diferencia en cuanto al numero, área controlada y área promedio. Destacan los cooperat ivistas que en conjunto suman un 8 por ciento los que poseen tan solo un 2.5 por ciento del área, con un área promedio de 11 manzanas por cooperativista. De estos un 2 por ciento tiene un titulo de reforma agraria y 5.9 por ciento no tiene documentos o están en proceso de legalización. 15 Aparecen 5,317 productores pertenecientes a cooperativas con escritura pública que suman 44,068 manzanas. A su vez, 12,989 productores se contabilizan en cooperativas sin escritura pública, contando 185,570 manzanas. Como miembros de las empresas concesionadas bajo la forma de arrendamiento con opción de compra, por la CORNAP se suman, de manera aproximada, cerca de 1000 productores con un área de 31,570 manzanas. 16 Como comunidades indígenas el Censo reconoce 22 entidades con un área de 96,542 manzanas; apareciendo subestimado el área de este segmento. 17

12

. Sin escritura pública se considera cuando la tierra es propia pero no existe ningún documento elaborado ante notario público. En proceso de legalización, cuando puede haberse obtenido por herencia, concesión, donación y se están realizando las gestiones para legalizar la propiedad. 13 . Reforma agraria, títulos extendidos por el gobierno. 14 . Empresas son entidades con personería jurídica que controlan todas las actividades de producción de uno o varios establecimientos y explotaciones agropecuarias. Colectivo familiar, es cuando dos o más individuos del mismo o diferentes hogares que explotan conjuntamente la explotación agropecuaria, donde la toma de decisiones la realizan en conjunto y los beneficios se reparten entre ellos. 15 . Cooperativa es una entidad productiva formada por diez o más personas constituidas legalmente y registrada de acuerdo a las leyes vigentes. 16 . Corporaciones Nacionales del Sector Público, creado en 1990 sobre la base de las empresas estatales. 17 . Comunidad indígena comprende las tierras bajo la jurisdicción o administración de comunidades indígenas, tribus o clanes y están dirigidos por un consejo de ancianos (INEC, conceptos y definiciones básicas)

27

Cuadro 2.1: Nicaragua: Distribución de los productores según formas de tenencia de la tierra Formas de Tenencia A. FORMAS INDIVIDUALES DE TENENCIA 1. Individuales con Escritura Pública 2. Individuales con titulo de reforma agraria (Individual o mancomunado) 3. Empresas Privadas Con Escritura Pública 4. Colectivo Familiar con Escritura Publica 5. Individuales sin Escritura Pública en proceso de legalización y otras formas de tenencia

Numero de Productores

%

Área Total

%

Área Promedio

96,245

44.10

5,219,767

58.42

54

18,122 255 764

8.30 0.12 0.35

763,395 174,497 55,202

8.54 1.95 0.62

42 684 72

77,768

35.63

2,061,969

23.08

26

42

0.02

60,702

0.68

1,445

686 4,900 198,782

0.31 2.25 91.08

57,175 152,073 8,544,779

0.64 1.70 95.63

83 31 43

5,317

2.44

44,068

0.49

8.2

12,989 1,058 22

5.95 0.48 0.01

185,570 31,570 96,542

2.08 0.35 1.08

14 30 4,388

13. Administración Pública 14. Otros Tipos de condición jurídica Sub Total

44 27 19,457

0.02 0.01 8.92

6,022 26,469 390,241

0.07 0.30 4.37

137 980

TOTAL

218,239

100

8,935,020

100

6. Empresas privadas sin Escritura Pública, en proceso de legalización, tierras arrendadas y otras formas de tenencia 7. Colectivo Familiar sin Escritura Pública, en proceso de legalización, tierras arrendadas y otras formas de tenencia 8. Individuales Arrendatarios Sub Total B. FORMAS COLECTIVAS DE TENENCIA 9. Cooperativas con Escritura Pública 10. Cooperativa sin Escritura Pública, en proceso de legalización, TRA un solo dueño, mancomunadas, tierras 11. Sector Reformado (CORNAP) 12. Comunidades Indígenas

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 200118 .

20 41

2.3 Estratos de Tamaño Según Situación Legal de la Propiedad A pesar de la s limitaciones del Censo para medir formas de tenencia, se pueden hacer dos tipos de lectura de la información presentada. En primer lugar se puede observar cuál es el peso de cada estrato según la situación legal de la propiedad, y en segundo término, cuá l es la situación legal de cada estrato en sí. Al hacer una primera lectura del cuadro 2.2 se encuentra que los sectores que tienen una escritura pública representan el 62.9 por ciento del área en fincas del país. En esta situación legal el estrato de tenencia menor de 50 manzanas representa el 19 por ciento de las explotaciones con escritura pública. Por otro 18

. Para la elaboración de esta tabla se agregaron al numero de EAS (199,549) los productores agrupados bajo la categoría de cooperativas, colectivos y empresas CORNAP con el objetivo de hacer notar que el número de personas que acceden de manera directa la tierra es mayor (218,000 productores), cambiando el acceso promedio de manzanas por productor de 44.7

manzanas reflejadas en la base del CENAGRO III a 41 manzanas en este trabajo.

28

lado, el estrato de 50 a 500, es de un 57 por ciento y las explotaciones con más de 500 manzanas un 23.5 por ciento. Dentro de las tierras con escritura pública se observa un peso mayor de las fincas más grandes; mientras que las fincas de más de 200 manzanas, independientemente de la forma de tenencia, suman el 39 por ciento de las tierras en fincas, entre aquellas que tienen una escritura pública, las fincas de más de 200 manzanas, suman cerca del 45 por ciento de las tierras en esa condición jurídica. La segunda categoría son los productores sin escritura pública, es decir que no tienen documento formal para sustentar su posesión de la tierra; estos suman el 11.9 por ciento del área en fincas del país; quizás, representa uno de los problemas más serios en términos de legalización por la complejidad de la medición, titulación e inscripción de este tipo de casos. En esta situación se compone de la siguiente manera: 36.4 por ciento del área corresponde a las fincas menores de 50 manzanas, 56.1 por ciento al estrato entre 50 a 500 manzanas y un 7.5 por ciento a las propiedades con más de 500 manzanas. Se observa las diferencias en esta situación legal según estratos de tamaño de las fincas. Las fincas de más de 500 manzanas, que suman el 20.5 por ciento de la superficie en fincas, sin embargo, dentro de las que no tienen escritura pública representan sólo el 7.5 por ciento en esta condición legal. Los productores que declaran tener sus áreas en proceso de legalización, constituyen un 9.5 por ciento del área total del país. Al igual que el caso de los propietarios que declaran tener una escritura publica, los datos recogidos por el censo no nos permite conocer en qué nivel del proceso de legalización se encontraban y es posible que bajo esta categoría se agrupen aquellos tramites en los cuales el propietario tan sólo ha realizado una gestión ante un abogado para formalizar alguna compraventa, herencia, o se trate de un juicio para obtener un título supletorio. Si se mira de manera más desagregada, se puede ver que el área bajo esta situación se compone así: un 34 por ciento de las tierras pertenecen a fincas de menos de 50 manzanas; un 54 por ciento de las tierras pertenece al estrato de 50 a 200 manzanas y un 12 por ciento se da entre los productores que tienen más de 500 manzanas. El área que está amparada por títulos de reforma agraria de un solo dueño, representa otro grupo con un significativo peso, y suman el 7.9 por ciento del área del país. En esta categoría se entremezclan propiedades que todavía son poseídas colectivamente por antiguos cooperativistas, con aquellas propiedades que tienen un documento colectivo, pero que de hecho y no de derecho están divididas en pequeñas parcelas. A esta situación se agregan las propiedades que tienen un título de reforma agraria individual, que no necesariamente se corresponde con un área entregada estrictamente por actos de reforma agraria, sino que fue parte del proceso de legalización de propiedades privadas individuales que surgieron de procesos de colonización en tierras nacionales. Un 30 por ciento de las tierras que tienen menos de 50 manzanas esta en esta situación, un 52 por ciento esta en los estratos de 50 a 500 manzanas y un 18 por ciento son áreas mayores de 500 manzanas. La categoría de propiedades con títulos de reforma agraria mancomunados fue incorporada por la Ley 209 y posteriormente ratificada por la Ley 278, y confiere participación de la mujer en los títulos de reforma agraria, emitidos por la Oficina de titulación Rural (OTR), de forma mancomunada. De esta manera se extendieron títulos a favor de aquellas parejas que mantenían una relación estable, sea casada legalmente o

29

no; aunq ue a veces se daba participación a otros miembros de la familia que viven y trabajan en la misma parcela. Los datos aquí presentados muestran que esta categoría suma el 1.6 por ciento del área del país. Al ver la información de esta forma de tenencia, desagregada por estratos de tenencia, se puede ver que un 37 por ciento ubicada en el estrato que tienen menos de 50 manzanas esta en esta situación, un 51 por ciento esta en los estratos de 50 a 500 manzanas y un 16 por ciento son áreas mayores de 500 manza nas. La información recogida en el censo para las tierras arrendadas trata de solo formas puras de utilización sobre la base de una renta fija. El área arrendada suma un 2 por ciento del área del país. El área arrendada se divide en un 33 por ciento en fincas de menos de 50 manzanas un 52 por ciento esta en los estratos de 50 a 500 manzanas y un 15 por ciento son áreas mayores de 500 manzanas. Finalmente, bajo la categoría de otras formas de tenencia se encuentra un 4.2 por ciento del área del país, por definición una situación compleja que debe incluir a las fincas que tienen formas mixtas de tenencia. Una observación mas detallada de esta situación legal, arroja los siguientes resultados. En primer lugar un 29 por ciento de las áreas que tienen esta forma de tenencia corresponde a fincas de menos de 50 manzanas; un 32 por ciento está en los estratos de 50 a 500 manzanas y un 39 por ciento son áreas mayores de 500 manzanas. Al hacer un segunda lectura, de la misma tabla 2.2, según la situación legal en cada estrato en sí, podemos observar que a mayor área poseída los productores buscan como tener una escritura pública de la propiedad: 72 por ciento en el estrato de mas de 500 manzanas, 71por ciento en el estrato de 200 a 500 manzanas, 62 por ciento en el estrato de 50 - 200 manzanas, 51.1 por ciento en el caso de las explotaciones de 10 a 50 manzanas, hasta llegar a un 44 por ciento en el estrato que tienen menos de 10 manzanas. Una situación totalmente contraria se puede observar en la categoría de tierras sin escritura pública. La misma situación se reproduce con las propiedades que están en proceso de legalización, descienden de 13 por ciento en el estrato que tienen más de menos de 10 manzanas, hasta un 6 por ciento en el estrato que tienen más de 500 manzanas de tierra. Una cosa diferente ocurre con las áreas que tienen un título de reforma agraria, que en general representan un 6 – 7 por ciento en todos los estratos. En cambio las áreas mancomunadas y las áreas arrendadas están ubicadas mas en los estratos que tienen menos de 10 manzanas de tierra. Por otro lado, en la categoría de otras formas de tenencia se ubican en ambos extremos: 8 por ciento se ubica en el estrato que tiene menos de 10 manzanas y un 8 por ciento esta entre los poseedores de más de 500 manzanas.

30

Cuadro 2.2: Nicaragua: Superficie en fincas según situación legal por estratos de tamaño (en porcentajes) Otras Formas de Tenencia 10.0 19.0 21.7

Total

19.9 14.7 100

10.4 39.0 100

18.5 20.5 100

1.6

2.0

4.2

100

8.0 10.2

4.4 1.9

5.8 1.9

8.5 4.0

100 100

8.2 5.9 6.9

1.5 1.2 1.3

1.8 2.2 1.4

2.5 2.3 7.9

100 100 100

Con Escritura Pública 3.4 16.1 35.9

Sin Escritura Pública 6.6 29.8 42.3

200 - 500 Mas de 500 Total

21.0 23.5 100

13.8 7.5 100

15.9 12.2 100

13.8 17.9 100

13.2 16.1 100

% del Total

62.9

11.9

9.5

7.9

0 – 10 10 – 50

44.2 51.1

16.0 17.9

13.2 12.9

50 – 200 200 - 500 Mas de 500

62.2 71.5 72.4

13.8 8.9 4.4

9.9 8.1 5.7

Estrato 0 – 10 10 – 50 50 – 200

En Con TRA Proceso de (Un solo Con TRA Legalización dueño) (Mancomunado) Arrendadas 6.8 4.9 13.3 14.1 26.9 25.5 23.3 18.9 38.1 37.8 34.1 32.4

4.9 19.8 36.4

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

2.4 Acceso a Servicios Productivos y Condición Jurídica de los Productores El objetivo de este apartado es determinar el acceso de los productores a servicios vinculados con la producción, donde se incluyen los servicios financieros, los servicios de asistencia técnica y de capacitación. Su importancia radica en conocer cual es la cobertura real de estos servicios; añadiendo al mismo tiempo en los dos capítulos siguientes elementos de acceso según su ubicación geográfica, sean estas las macro regiones y las zonas agrarias. Y como se vinculan con las formas de tenencia de la tierra 2.4.1 Acceso de los Produc tores a Los Servicios Productivos Como se puede apreciar en la tabla 2.3 los servicios productivos son débiles en términos de cobertura. Al servicio de crédito accede un 16 por ciento de los productores, 12 por ciento respectivamente tienen asistencia téc nica y capacitación. Estos datos muestran la poca presencia institucional en el sector rural y la poca incidencia que estas tienen en la solución de los problemas que enfrentan las familias rurales del país. 19

19

Estas proporciones son cercanas a las obtenidas por otras fuentes. Basado en ENCOVI 2001, el Banco Mundial señala para 2001 ( el mismo del Censo) que el 13 por ciento tuvo acceso a la Asistencia Técnica, y el 10 por ciento accedió a crédito para la agricultura ( Nicaragua, Reporte de Pobreza, 2003: 33, cuadro3.4

31

Cuadro 2.3: Nicaragua: Acceso de los productores a los servicios productivos (en porcentaje de productores) Acceso a servicios Con Acceso Sin Acceso Total Crédito 15.5 84.5 100 Asistencia Técnica 12.3 87.7 100 Capacitación 12.5 87.5 100 Fuente: Tabulaciones del Censo agropecuario 2001

2.4.2 Cobertura de los Servicios Productivos Según Condición Jurídica de los Productores Generalmente las variables que miden el acceso por tipo de productor son los mejores indicadores para explicar la cobertura de servicios. La Tabla 2.4 es bastante reveladora, ya que los sectores que más acceden a los servicios son las empresas privadas, 38 por ciento acceden a crédito, 56 por ciento cuenta con asistencia técnica y 29 por ciento tiene capacitación. Aunque también aparecían atendidas aquellas empresas (aunque son pocas) que provienen del sector CORNAP, las cooperativas y los colectivos familiares, esto se puede corresponder con la fuerte presencia de ONG en algunas zonas y que tienen como grupos meta a estos sectores. El sector individual que es el más mayoritario es en general el menos atendido. , en la medida en que sólo el 15.3 por ciento de este tipo recibe créditos, 12 por ciento contaba con servicios de asistencia técnica y un porcentaje similar a servicios de capacitación. Cuadro 2.4: Nicaragua: Cobertura de servicios por situación jurídica de los productores (en porcentajes) Tipo Crédito Asistencia Técnica Capacitación Individuales 15.3 12.0 12.3 Cooperativa 29.7 36.2 34.3 Colectivo Familiar 26.3 18.5 19.7 Empresa Privada 38.5 55.9 29.2 Administración Pública 4.5 27.3 40.9 Comunidad indígena 0.0 36.6 36.6 Otras 16.0 36.1 30.2 Empresas-CORNAP 39.3 64.3 46.4 Total 15.5 12.3 12.5 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

2.4.3 Acceso a los Productores al Servicio de Crédito Según Fuente de Financiamiento La Tabla 2.5 indica que en Nicaragua el financiamiento bancario es relativamente limitado para habilitar la producción agropecuaria; sólo un 13.8 por ciento del total de productores financiados recibe créditos de la banca privada. 20 20

El Censo registra alrededor de 4,961 productores con acceso a créditos de la Banca Privada. Según la superintendencia de Bancos a diciembre de 2001 había 5423 clientes agropecuarios atendidos por los bancos comerciales y otras instituciones

32

Es evidente que la a responsabilidad de financiar la producción agropecuaria esta prioritariamente en el sistema de crédito no convencional en la medida que el 62 por ciento del total de los productores que reciben crédito lo reciben de Ongs, Cajas o bancos comunales o cooperativas de ahorro y crédito. Si se observa mas detalladamente, llama la atención que la mayor parte de los productores financiados es asumida por las ONG, en la medida que el 34.8 por ciento de todos los productores financiados son atendidos por programas de crédito de organismos no gubernamentales, y en menor medida por parte de Cajas Rurales, Bancos Comunales o Cooperativas de Ahorro y Crédito. Cuadro 2.5: Nicaragua: Acceso de los productores al crédito según fuentes de financiamiento (en porcentajes) Proyectos/ Empresa/ Banca Cajas o Bancos Programas de Cooperativa de Casa Tipo Privada ONG Comunales /Rurales Gobierno Ahorro y Crédito Comercial Otros Total Individuales 13.6 34.8 11.6 15.1 15.1 6.1 3.0 100 Cooperativa 10.3 38.9 12.6 9.1 17.1 6.3 5.7 100 Colectivo Familiar 15.0 39.6 8.6 13.9 14.4 4.5 4.0 100 Empresa Privada 74.8 7.2 0.9 0.0 1.8 12.6 2.7 100 Administración Pública 0.0 0.0 0.0 100.0 0.0 0.0 0.0 100 Comunidad indígena 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0 Otras 29.6 33.3 11.1 3.7 3.7 14.8 3.7 100 CORNAP 100.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 100 Total 13.8 34.8 11.6 15.7 15.1 6.1 3.0 100 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

2.5 Inversiones en Capital Fijo y Formas de Tenencia de la Tierra Se puede distinguir varias dimensiones para analizar el grado de seguridad que los productores cuentan para desempeñar sus actividades. En el caso nicaragüense pueden distinguirse cuatro principales situaciones. En primer lugar, la seguridad física de tipo personal donde el productor tiene distintos grados de confianza para desplazarse periódicamente en las zonas de ubicación de sus propiedades por temores a secuestros o asaltos. En segundo lugar, el grado de seguridad con relación a los productos o bienes que produce o posee (robo de cosechas, de animales, principalmente). En tercer lugar, la seguridad de tenencia que surge de los títulos formales que detenta que le permite tener certeza jurídica sobre sus tierras e inversiones. En cuarto lugar, el grado de segur idad que surge del tipo de inversiones agrícolas que lleva adelante, particularmente de aquellas que suponen inversiones fijas adheridas de manera permanente al suelo.

financieras controladas por la Superintendencia (información pagina Web de la Superintendencia de Bancos). En consecuencia, la cobertura del Censo sería superior al 90 por ciento de los clientes registrados por la Superintendencia.

33

Si un productor produce exclusivamente cultivos anuales es mucho menos riesgoso (dejando de lado aspectos climáticos o de plagas) a diferencia de si se hacen inversiones fijas en plantaciones o en instalaciones de riego o en infraestructura física. Se puede plantear como hipótesis razonable que el productor que ha desarrollado inversiones fijas adheridas a la tierra, implícitamente percibe un nivel de seguridad sobre su capital relativamente mayor de aquellos que no cuentan con inversiones fijas. De las dimensiones sugeridas (seguridad personal, jurídica e inversionista) el Censo permite analizar, de manera indirecta, la situación de formalidad jurídica que posee, y la presencia o no de inversiones fijas adheridas al suelo. En este apartado se trata de ver qué relación puede existir entre formas de tenencia de la tierra y presencia o no de inversiones en cultivos permanentes, particularmente en café, y la presencia de bodegas, la inversión fija relativamente más extendida según el Censo. 2.5.1 Inversiones en Plantaciones (cultivos perennes y semiperennes) Como se puede apreciar en la tabla siguiente, a nivel del país hay una situación homogénea, tanto en el número de productores que destinan la tierra para la producción de cultivos perennes y semiperennes, como los que no lo hacen. Cabe señalar que un 51 por ciento de los productores destinan cierta área para cultivos permanentes contra un 49 por ciento que no lo hacen. Aunque a este primer nivel, por lo agregado de los datos, es difícil profundizar, pero se cuestiona el mito de la agricultura nicaragüense, de que los campesinos se dedican a la producción de granos básicos, (cultivos anuales) mientras que los productores más acomodados se especializan en otros rubros, particularmente los rubros de exportación basados en cultivos permanentes ( café, y otros). Cuadro 2.6: Nicaragua: Numero de EAS con y sin cultivos perennes y semiperennes Formas de control Con cultivos perennes Sin cultivos perennes Total

Eas 103,655 102,976 206,631

% 50.2 49.8 100

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

2.5.2 Formas de Tenencia y Fincas con Cultivos Perennes por Situación Legal En cuanto a los cultivos perennes que implican una mayor estabilización de los productores, por lo general se espera que estos estén ubicados en las fincas donde la situación legal de la propiedad es más estable; pero, los datos indican que la falta de legalización plena (contar con una escritura pública) no impide que los productores inviertan sus recursos en cultivos perennes. Las fincas que tienen cultivos perennes se conforman de la siguiente manera. (Ver cuadro 2.7). El 49 por

34

ciento de las mismas tienen una escritura pública; el 16 por ciento son fincas propias pero sin documentos; el 12 por ciento de esas explotaciones está en proceso de legalización, lo cual indica la ausencia de documentos formales; el 10 por ciento cuenta con un título de reforma agraria; 2 por ciento son fincas arrendadas, 4 por ciento tienen otra forma de tenencia, y 7 por ciento presentan formas mixtas de tenencia. Por su parte, las fincas que no tienen cultivos perennes presentan un perfil de formas de tenencia muy similar a las fincas que poseen cultivos permanentes, lo cual mostraría que una parte de las fincas que realizan estas inversiones fijas no percibe una situación de inseguridad en sus inversiones por no contar con esas formas plenas de formalización. Cuadro 2.7: Nicaragua: Numero de EAS con y sin cultivos perennes, por situación legal de la propiedad (en porcentajes) Formas de control Con cultivos perennes Sin cultivos perennes Total

Con TRA Con Sin En Escritura Escritura Proceso de (Un solo Con TRA Pública Pública Legalización dueño) (Mancomunado) Arrendadas

Otras Formas de Tenencia Tenencia Mixta Total

49

16

12

8

2

2

4

7

100

47

16

13

7

2

3

5

6

100

48

16

13

8

2

2

5

6

100

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

35

CAPITULO III FORMAS DE TENENCIA DE LA TIERRA A NIVEL DE MACROREGION 3.1 Definición Macro región: El territorio nicaragüense puede dividirse en tres “macro regiones”. Pacifico, Central y Atlántico, las que presentan características bien definidas de clima, suelos y topografía. En el primer nivel de análisis se agruparon los datos a partir de esta clasificación. Macro región

Características principales

Departamentos

Pacifico

+ 0 - 15% del territorio nacional - Suelos de alta fertilidad

León, Chinandega, Managua, Masaya, Carazo, Granada y Rivas

Central

+ 0 -35% del territorio nacional - Relieve accidentado

Matagalpa, Jinotega, Chontales, Boaco, Estelí, Madriz Nueva Segovia

Atlántico

+ 0- 50% del territorio nacional - Topografía plana

RAAN, RAAS y Río San Juan

Zonas Agrarias: Se pueden definir, ocho zonas agrarias básicas, que se distinguen por diferencias agro ecológicas, rubros productivos fundamentales, tipos de productores prevalecientes, y disponibilidad de infraestructura. Numero

Zona Agraria

I

Planicies del pacifico

II

Cafetalera minifundio

III

Managua

IV

Seca del pacifico

V

Seca del interior

VI VII

Cafetalera/Ganadera interior Frontera agrícola

VIII

Resto del Atlántico

Antigua

Características Principales - Tierras planas de alta fertilidad - Trópico seco de los departamentos de: León, Chinandega, Managua Rivas.

y - Elevada densidad de población cercana al patrón salvadoreño - Valor agregado agrícola por unidad de superficie en fincas mas elevado del país. - Gran atomización de la propiedad de la tierra y agricultura intensiva.

- Municipio de Managua. - Concentrada en la parte norte de los departamentos de León y Chinandega. Deterioro creciente de los recursos naturales - Abarca los municipios de Nueva Segovia, Madriz, Estelí, Matagalpa Boaco, en una franja que cruza al interior del país - Ganadería extensiva e zona seca del - Desde el punto de vista de los productos que se generan (café, ganado, granos básicos), es la zona más importante del país - Zona de transición entre el bosque del trópico húmedo y la actividad agropecuaria - Zona de reciente colonización y bastante alejada e la infraestructura del país - Reúne aproximadamente 30% del territorio nacional, pero concentrando una parte muy reducida de la población - En esta zona están ubicados los municipios de la RAAN, RAAS, que son considerados como los más indígenas

36

3.2 Formas de Tenencia de la Tierra La Tabla 3.1 presenta la distribución de los tipos de tenencia por macro región. En la macro región del Pacífico los productores individuales constituyen el 84.7 por ciento del total y un 15.3 por ciento tienen formas colectivas de tenencia. Esta situación se incrementa en las otras macro regiones, por ejemplo en el Centro del país las formas individuales de tenencia suman un 93 por ciento y en el Atlántico se incrementa hasta el 95.3 por ciento. La mayor presencia de formas colectivas de tenencia en el Pacífico se explica por la mayor importancia en esta macro región de las acciones de la reforma agraria; de un total de 18,000 productores que se declaran miembros de cooperativas bajo formas colectivas de tenencia, el 64 por ciento corresponden a la macro región del Pacífico. Para observar este peso, cabe recordar que la macro región del Pacífico cuenta con el 36 por ciento de todos los productores censados. Una segunda impresión que ofrece esta tabla es la significativa presencia de los productores individuales que como documento legal tienen un título de reforma agraria, 6 por ciento en el Pacífico, 8 por ciento en el Centro y 14 por ciento en el Atlántico. Con el 6 por ciento del área de la macro región Pacífica bajo esta situación, 5 por ciento en el Centro y 13.8 por ciento en el Atlántico. Esta situación es el resultado del proceso de titulación emprendido por programas como el Programa Nacional de Catastro y Titulación y Registro de la Propiedad agraria (PNCTR) entre otros promovidos por ONGs, que centraron sus acciones en la legalización, principalmente para que este sector tenga la oportunidad de acceder al mercado financiero no convencional. En la macro región del Pacífico el 49.4 por ciento de los productores declaran contar con una escritura pública, entendiendo por este documento, según la definición del Censo, cuando existe un documento legal elaborado ante un notario público que puede o no estar inscrito en el registro de la propiedad 21 ; en la macro región el 50.9 por ciento cuenta con un documento de escritura pública. Por su parte, en la macro región del Atlántico sólo el 32.6 por ciento de los productores declara contar con una escritura pública. Con relación al área sustentada por escrituras públicas se observa en la macro región Pacífica que el 64.8 por ciento de la superficie en fincas se encuentra en esta situación; en el Centro el 73.4 por ciento se ubica en esta categoría. Es muy probable que en la región Central una parte importante de esta área, aunque el Censo no lo permite determinar, debe estar sustentada en títulos supletorios preparados por abogados y tramitados ante autoridades judiciales. Por último en la macro región del Atlántico cerca del 46.8 por ciento del área se encuentra sustentadas con escrituras públicas. Para más detalles véase 3.1.

21

Por la definición censal es posible que documentos como títulos supletorios o las llamadas ventas judiciales son incluidos como escrituras publicas, en la medida en que un notario aparece como redactor de estos documentos.

37

Cuadro 3.1: Macro Región: Distribución de los productores según el tipo de tenencia de la tierra Tipología de Tenencia

Macro Región Pacífico Macro Región Centro % del % del Área % del % del Área No. Área Promedio No. Área Promedio

Macro Región Atlántica % del % del Área No. Área Promedio

A. FORMAS INDIVIDUALES DE TENENCIA 1. Individuales con Escritura Pública 2. Individuales con título de reforma agraria (Individual o mancomunado) 3. Empresas Privadas Con Escritura Pública 4. Colectivo Familiar con Escritura Pública 5. Individuales sin Escritura Pública en proceso de legalización y otras formas de tenencia 6. Empresas privadas sin Escritura Pública, en proceso de legalización, tierras arrendadas y otras formas de tenencia 7. Colectivo Familiar sin Escritura Pública, en proceso de legalización, con títulos de reforma agraria (individual - mancomunado), tierras arrendadas y otras formas de tenencia

45.3

61.1

33

48.2 68.9

53

31.8

45.6

118

6.0

6.0

24

7.8

5.0

23

13.7

13.8

83

0.2

1.4

168

0.1

3.2

1241

0.01

0.9

5294

0.2

1.0

103

0.5

0.8

54

0.1

0.2

160

29.5

15.0

12

34.5 15.9

17

49.9

35.3

58

0.0

2.7

1563

0.01

0.3

1013

0.00

0.00

0

0.3

1.4

107

0.4

0.4

37

0.2

0.5

239

8. Individuales Arrendatarios

3.1

2.9

23

1.8

0.9

18

1.7

1.9

91

Sub Total

84.7 91.5 26 93.4 95.3 38 B. FORMAS COLECTIVAS DE TENENCIA

97.4

98.3

83

3.7

1.3

8

2.1

0.5

8

0.65

0.1

7

11. Sector Reformado (CORNAP)

11.0 0.48

5.6 0.6

12 28

3.7 0.69

1.4 0.6

766 31

1.9 0.00

0.9 0.00

39 0

12. Comunidades Indígenas

0.00

0.04

664

0.02

2.1

5050

0.01

0.6

3355

13. Administración Pública 14. Otros Tipos de condición jurídica

0.03

0.2

175

0.02 0.02

41

0.01

0.05

319

0.0

0.8

1134

0.0

0.2

729

0.0

0.1

1006

Sub Total Total

15.3 100

8.5 100

14 24

6.6 100

4.7 100

26 37

2.6 100

1.7 100

55 82

9. Cooperativas con Escritura Pública 10. Cooperativa sin Escritura Pública, en proceso de legalización, TRA un solo dueño, mancomunadas, tierras arrendadas y otras formas de tenencia

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

38

3.3 Estratos de Tamaño La estructura agraria que se describe a continuación es el resultado de la agrupación de la información según las macro regiones en que esta dividido el país: Pacífico, Centro y Atlántica. La macro región del Pacifico que solo tiene el 15 por ciento de la superficie nacional y que concentra a más de la mitad de la población nacional, con predominancia de la población urbana, es al mismo tiempo donde se da una mayor concentración de la tierra, con un 48 por ciento en manos de los estratos mayores de 200 manzanas, y en otro extremo una presencia importante de los minifundios (7.9 por ciento) y donde los sectores que pueden ser considerados como medianos tienen un peso menor que en el resto del país (41 por ciento). En cambio en la macro región Central donde predomina la población rural, los sectores que poseen mas de 200 manzanas suman un 36 por ciento, con una importante presencia de los estratos que son considerados como intermedios, que suman casi un 60 por ciento de las propiedades. La macro región Atlántica, que abarca prácticamente la mitad del territorio nacional, y que solo tiene el 12 por ciento de la población, con la densidad mas baja nacional (8 hab. / Km2) es donde se da una menor concentración de la propiedad, 14 por ciento del área esta en manos de los estratos mayores a 500 manzanas, y donde tienen escasa presencia los estratos menores a 50 manzanas (19 por ciento del área total ); y al ser considerada como el área de colonización y expansión de la frontera agrícola, se da una importante presencia de los sectores medios, con un 66 por ciento del área en fincas. Aunque cabe insistir en que la regió n del Atlántico no es bien captada por el Censo ya que prácticamente no aparecen las comunidades indígenas como poseedores de tierra agropecuaria. En síntesis, es de destacar que en la Estructura agraria del Pacífico las fincas de más de 500 manzanas, suman el 31.3 por ciento de la tierra en fincas, mientras que en la Región Central, este estrato suma el 18 por ciento de la tierra, y en el Atlántico el 14.5 por ciento de la tierra de la macro región. O sea que independientemente del patrón más extensivo, y con menor densidad de población rural, las macro regiones más allá del Pacífico, muestran un peso menos marcado de las grandes explotaciones; y por el otro lado, muestran un peso mayor de los segmentos intermedios ( ver peso de los distintos estratos en la tabla 3.2) Cuadro 3.2: Macro región: Distribución de la superficie en fincas, según estratos de tamaño (en porcentajes) Tipo Macro región Pacífica Macro región Central Macro región Atlántica 0 – 10 7.9 5.7 1.1 10 – 50 19.3 22.6 17.9 50 – 200 24.7 35.5 45.7 200 – 500 16.8 18.1 20.8 Mas de 500 31.3 18.1 14.5 Total 100 100 100 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

País 4.5 20.1 37.0 18.8 19.7 100

39

3.3.1 Estratos de Tamaño Según Situación Legal Al analizar los datos sobre la situación legal de la tenencia según estratos desagregados por macro región, cuadro 3.3, lo más relevante es que globalmente hay una tendencia a mayores formas de legalización formal en los estratos de mayor dimensión: en las fincas de menos de 10 manzanas en el Pacífico, que se sustentan en una escritura pública, tienen el 53.1 por ciento de sus tierras bajo esta forma de tenencia. Por el contrario, en las fincas de más de 50 manzanas se observa que más del 70 por ciento de sus tierras se encuentren con escritura pública. En la región Central ocurre algo similar: el 47.4 por ciento de la tierra en fincas de menos de 10 manzanas cuentan con una escritura pública, mientras que en los estratos de más de 50 manzanas las tierras cuentan con escritura pública en más del 75 por ciento de su superficie. Por su parte, en la macro región Atlántica, con menor intensidad, se observan también mayores formalidades de tenencia en los estratos de mayor tamaño. Al observar la categoría de propietarios que declaran no tener documentación, lo más relevante es la mayor parte de estos casos se da en la macro región Atlántica, donde incluso un 13% de las tierras de los productores que tienen más de 500 manzanas están en esta situación. Otra cosa notoria es que están en esta misma situac ión las tierras de los productores que tiene menos de 50 manzanas en la macro región Central, donde significan el 14 y 19 por ciento. Esta situación disminuye en la macro región Pacifica donde las tierras de los productores que tienen menos de 50 manzanas en un 11 por ciento del total no cuentan con escritura pública. Entre las fincas que declaran un título de reforma agraria de un solo dueño, se suman 707,859 manzanas en el país, de las cuales el 20.8 por ciento en el Pacífico, el 24.4 por ciento en la macro región Central, y el 54.8 por ciento en el Atlántico. Estas proporciones muestran el peso de los títulos de reforma agraria dados en las zonas de colonización del Atlántico, por el antiguo IAN, la Dirección General de Reforma Agraria, INRA y OTR. Sin embargo, en el Pacífico se observa el peso de los títulos de reforma agraria, entregados a cooperativas u otras formas de cesión de tierras, en el hecho del 57.3 por ciento de las tierras bajo estas formas de tenencia se ubican en fincas de más de 200 manzanas; por el contrario en las fincas de más de 200 manzanas de la región Central se encuentra el 21.8 por ciento de las tierras bajo esta modalidad de tenencia, y en el Atlántico, ocurre algo similar, en la medida en que el 28.7 por ciento de estas modalidades de tenencia se ubica en explotaciones de más de 200 manzanas ( basado en el cuadro Anexo 3.3). Las tierras con títulos de reforma agraria mancomunados se distribuyen en un 32.2 por ciento en el Pacífico, 19.6 por ciento en la macro región Central, y el 48.2 por ciento en el Atlántico. El peso del Atlántico, donde existen zonas de colonización, muestra que programas de titulación, gubernamental y no gubernamental, introdujeron la modalidad de posesión mancomunada, con el objetivo de dar mayores derechos a las mujeres de los beneficiarios de títulos reforma agraria. En relación a las tierras arrendadas se observa que el 41.9 por ciento de las mismas se ubica en la región del Pacífico, un 20.3 por ciento de las mismas está en la región Central, y un 37.8 por ciento en el Atlántico (basado en el Anexo 3.3). El peso del Pacífico se comprueba la existencia de formas más típicas

40

de arrendamiento, incluyendo pequeños propietarios y pequeños arrendatarios, pero también arrendamientos entre propietarios y arrendatarios de mayor escala en cultivos como la soya, sorgo, y arroz y pastos; por el contrario, en el Atlántico, debe incluir arrendamientos de tierras comunales y ejidales, junto a acuerdos entre privados en sentido estricto. Cuadro 3.3: Macro Región: Superficie de las EAS, según situación legal de la propiedad por estratos de tamaño (en porcentajes) Con Sin En Con TRA Otras Escritura Escritura Proceso de (Un solo Formas de Con TRA Pública Pública Legalización dueño) Tipo Mancomunado Arrendadas Tenencia Total MACRO REGION PACIFICO 0 – 10 53.1 11.4 16.3 5.8 2.9 5.8 4.6 10 – 50 55.3 11.4 16.4 6.9 3.4 3.2 3.4 50 - 200 70.1 5.1 10.8 6.2 2.4 3.4 2.1 200 – 500 72.1 2.3 8.2 9.2 2.7 4.9 0.7 Mas de 500 75.3 1.0 4.9 9.3 1.3 3.5 4.6 MACRO REGION CENTRAL 0 – 10 47.4 19.0 13.8 7.3 2.1 3.3 7.0 10 – 50 61.1 13.9 10.5 8.3 1.3 1.1 3.8 50 – 200 80.0 7.2 5.3 4.0 0.7 0.8 2.0 200 – 500 86.7 3.7 4.0 2.0 0.3 1.1 2.2 Mas de 500 74.5 1.9 4.4 3.7 0.1 0.2 15.2 MACRO REGION ATLÁNTICA 0 – 10 24.8 37.6 13.3 6.1 1.3 5.7 11.2 10 – 50 35.0 27.5 14.0 14.8 1.9 2.2 4.6 50 – 200 44.8 22.2 13.6 12.4 1.9 2.1 3.0 200 – 500 57.0 16.8 12.0 7.9 1.3 1.9 3.2 Mas de 500 60.2 12.9 9.1 9.8 3.0 0.9 4.1

100 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100 100

Fuente: Tabula ciones del Censo Agropecuario 2001

3.4 Acceso de los Productores a los Servicios Productivos En la macro región del Pacífico el 16.2 por ciento de los productores declara tener acceso a un servicio de crédito, mientras que un 12.4 por ciento lo hace a un servicio de Asistencia Técnica, y 10.5 por ciento con actividades de capacitación. En la macro región Central, 21 por ciento accede al crédito, 15 por ciento a la asistencia técnica y 6 por ciento recibe capacitación. En el Atlántico, la proporción con crédito es de sólo el 4.4 por ciento de los productores, 4.6 por ciento con servicios de Asistencia Técnica y 4.1 por ciento declara recibir el 4.1 por ciento de los productores. El peso mayor de la macro región Central se asocia a la mayor presencia de proyectos gubernamentales y no gubernamentales que promocionan actividades de apoyo a pequeños y medianos productores. Estos servicios van más dirigidos a cooperativas, y otros grupos organizados.

41

Cuadro 3.4: Macro región: Acceso de los productores a los servicios productivos (en porcentajes) Macro Región Macro Región Macro Región Pacífico Central Atlántica País Con Sin Con Sin Con Sin Con Sin Acceso a servicios Acceso Acceso Acceso Acceso Acceso Acceso Acceso Acceso Crédito 15.5 84.5 16.2 83.8 21.1 78.9 4.4 95.6 Asistencia Técnica 12.3 87.7 12.4 87.6 15.3 84.7 4.6 95.4 Capacitación 12.5 87.5 10.5 89.5 6.9 93.1 4.1 95.1 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

3.4.1 Cobertura de Servicios por Situación Jurídica del Productor En la tabla 3.5 puede verse que en general los productores bajo la forma de cooperativas, colectivos y particularmente empresas privadas y de los trabajadores, presentan, según el Censo, un mayor acceso a los servicios a la producción en las tres macro regiones. Mientras que el 16.2 por ciento de los productores del Pacífico en su conjunto tienen acceso al crédito, aquellos que aparecen como Cooperativas (formas colectivas), colectivos familiares y Empresas Privadas y Empresas concesionadas por la Cornap, tienen una proporción mayor de acceso. En el Centro y el Atlántico se observa algo similar. En la Asistencia Técnica y la Capacitación se observa una tendencia similar. Esto mostraría dos tendencias de los servicios a la producción. Por un lado, el peso de las actividades de crédito no convencional, asistencia técnica y capacitación que son dirigidos a estos grupos de productores organizados en cooperativas o empresas de trabajadores. Y por otro lado, la concentración de la banca comercial y de algunos servicios de as istencia técnica pagados en las empresas privadas.

42

Cuadro 3.5: Macro Región: Cobertura de servicios por situación jurídica de los productores (en porcentajes) Crédito

Asistencia técnica

Capacitación

Tipo Pacífico Centro Atlántico Pacífico Centro Atlántico Pacífico Centro Atlántico Individuales 10.1 20.9 4.4 12.1 15.1 4.5 10.2 16.9 4.8 Cooperativa 25.1 42.2 18.9 30.3 50.7 32.4 29 46.8 29.7 Colectivo Familiar 20.8 30.8 9.6 17.1 21 4.3 16.7 22.8 7.8 Empresa Privada 32.6 50.5 66.7 56.1 56.8 50 29.4 27.4 5 Comunidad indígena 0 0 0 33.3 33.3 40 100 37.5 40 Administración Pública 0 0 20 36.9 20 100 28.6 26.7 100 Otras 12.2 18 13 32.7 44 33.3 27.6 36 28.6 Empresas CORNAP 20 61.5 0 53.3 76.9 0 26.7 69.2 0 Total 16.2 21.1 4.4 12.4 15.3 4.6 10.5 6.9 4.9 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

Es interesante observar el número de productores que accede al crédito dividiéndolos en dos grandes grupos, aquellos que acceden a la banca privada y los que lo hacen con otras instituciones financieras, diferenciando entre el Pacífico y el resto del país. Los productores con crédito de la banca privada del Pacífico son sólo el 6 por ciento de todos los productores agropecuarios que acceden a crédito del país. Los habilitados por la banca privada que se encuentran en el resto de Nicaragua ( Centro y Atlántico) suman un 9 por ciento del total de habilitados con algún crédito. De esta forma, los que acceden a créditos por la vía de la banca privada, representan alrededor del 15 por ciento de todos los habilitados del país. Por su parte, los productores del Pacífico que acceden mediante las otras instituciones financieras (Ongs, cajas rurales, cooperativas, proyectos del gobierno, bancos comunales, etc.) representan el 24 por ciento de los que reciben algún crédito. Y los que se ubican más allá del Pacífico y son habilitados por las otras instituciones financieras representan el 61 por ciento de todos los que acceden a algún crédito agropecuario. En consecuencia, estas otras instituciones financieras facilitan el acceso a créditos al 85 por ciento de todos los habilitados con crédito (ver cuadro 3.6)

43

Cuadro 3.6 Macro región: Distribución porcentual de los productores que acceden al crédito, según tipo de institución financiera y grandes regiones del país, 2001 Tipo de institución Banca Privada Otras Instituciones Total financiera Financieras Pacífico 6 Resto del país 9 Total 15 Productores con acceso a crédito Fuente: Tabulaciones especiales del Censo Agropec uario 2001

24 61 85

30 70 100 (33,608)

3.4.2 Acceso de los Productores al Servicio de Crédito según Fuentes de Financiamiento En la Tabla 3.6, se valora la distribución del crédito otorgado por cada una de las fuentes de financiamiento en las tres macro regiones en que se encuentra dividido el país. La Banca privada atiende a un 15.4 por ciento de los productores que reciben crédito de la macro región del Pacífico, el 35.5 por ciento recibe de Ongs, un 16.3 por ciento de proyectos del gobierno, 13.8 por ciento de bancos comunales, y el resto bajo otras formas de tenencia (ver cuadro 3.6). En las otras dos macro regiones no se observan grandes diferencias en relación a la proporción de productores que reciben crédito en las distintas modalidades de acceder al servicio. (ver los datos porcentuales de las macro regiones en la tabla 3.7). A nivel macro regional se repite el fenómeno descrito para el país, la responsabilidad de financiar al sector rural esta basado en la presencia de las instancias no convencionales: 68 por ciento en el Pacifico, 71 por ciento en el Centro y 72 por ciento en el Atlántico de los productores que acceden al crédito lo hacen por esta vía.

44

Cuadro 3.7 Macro Región: Acceso de los productores al crédito según fuentes de financiamiento (en porcentajes)

Tipo

Proyectos/ Programas Cooperativa Banca Cajas Bancos de de Ahorro y Privada ONG Rurales Comunales Gobierno Crédito

Empresa/Casa Comercial

Otros

Total

MACRO REGIÓN PACIFICA Individuales Cooperativa Colectivo Familiar Empresa Administración Pública Comunidad indígena Otras CORNAP Total

15.1 10.5

35.6 41.1

3.3 8.4

14.0 11.6

16.5 8.4

9.3 11.6

2.9 2.1

3.3 6.3

100 100

14.6 72.1

34.8 8.2

5.6 0.0

9.0 0.0

19.1 0.0

11.2 0.0

2.2 14.8

3.4 4.9

100 100

0.0 0.0

0.0 0.0

0.0 0.0

0.0 0.0

0.0 0.0

0.0 0.0

0.0 0.0

0.0 0.0

0 0

8.3

41.7

0.0

16.7

8.3

8.3

16.7

0.0

100

100.0 15.4

0.0 35.5

0.0 3.4

0.0 13.8

0.0 16.3

0.0 9.3

0.0 3.0

0.0 3.3

0 100

8.3 12.3

2.6 2.7

100 100

MACRO REGIÓN DEL CENTRO Individuales Cooperativa

13.0 11.0

34.4 35.6

2.7 1.4

4.9 2.7

15.5 11.0

18.7 23.3

Colectivo Familiar

15.1

42.3

1.5

5.5

12.5

15.8

4.8

2.6

100

Empresa

77.1

4.2

0.0

4.2

0.0

4.2

10.4

0.0

100

Administración Pública

0.0 0.0 44.4

0.0 0.0 33.3

0.0 0.0 0.0

0.0 0.0 0.0

0.0 0.0 0.0

0.0 0.0 0.0

0.0 0.0 11.1

0.0 0.0 11.1

0 0 100

100.0 13.2

0.0 34.4

0.0 2.7

0.0 4.9

0.0 15.4

0.0 18.6

0.0 8.2

0.0 2.6

0 100

Comunidad indígena Otras CORNAP Total

MACRO REGIÓN ATLÁNTICA Individuales

13.0

31.3

17.1

4.6

14.4

11.4

2.7

5.4

100

Cooperativa

0.0

42.9

0.0

0.0

0.0

28.6

0.0

28.6

100

Colectivo Familiar

18.2 50.0

18.2 25.0

0.0 0.0

0.0 25.0

0.0 0.0

9.1 0.0

9.1 0.0

45.5 0.0

100 100

Otras

0.0 0.0 0.0

0.0 0.0 33.3

0.0 0.0 0.0

0.0 0.0 33.3

0.0 100.0 0.0

0.0 0.0 0.0

0.0 0.0 33.3

0.0 0.0 0.0

0 0 100

CORNAP

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0.0

0

Total

13.0

31.2

16.9

4.7

14.3

11.4

2.8

5.7

100

Empresa Administración Pública Comunidad indígena

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

45

3.4.3 Acceso de los Productores a los Servicios de Capacitación La tabla 3.8, revela que este tipo de servicio en el sector rural es el menos diseminado, ya que a nivel nacional solo un 12 por ciento de los productores se beneficia de este, contra un 88 por ciento que no accede. En el Pacífico lo reciben el 11 por ciento de los productores, en la región Central el 17 por ciento y en el Atlántico el 5 por ciento. Esto se explica por la relativa mayor presencia de proyectos (gubernamentales y no gubernamentales) en la región Central, que en las otras dos macro regiones. Según condición jurídica de los productores se observa que cooperativas, empresas privadas y empresas vinculadas a la Cornap tienen, en general, más acceso que los productores individuales, que son los mayoritarios dentro del conjunto de los productores, a los servicios de capacitación Cuadro 3.8 Macro región: Cobertura de servicios de capacitación por situación jurídica de los productores (en porcentajes) Macro región Macro región Macro región País Pacífico Central Atlántica Tipo SÍ NO SI NO SÍ NO SI NO Individuales 12.1 87.9 10.2 89.8 16.9 83.1 4.8 95.2 Cooperativa 34.3 65.7 29 71 46.8 53.2 29.7 70.3 Colectivo Familiar 19.7 80.3 16.7 83.3 22.8 77.2 7.8 92.2 Empresa 29.2 70.8 29.4 70.6 27.4 72.6 50.0 50.0 Comunidad indígena 40.9 59.1 100 0 37.5 62.5 40.0 60.0 Administración Pública 36.6 63.4 28.6 71.4 26.7 73.3 100.0 0.0 Otras 30.2 69.8 27.6 72.4 36.0 64.0 28.6 71.4 CORNAP 46.4 53.6 26.7 73.3 69.2 30.8 0.0 0.0 Total 12.5 87.5 10.5 89.5 6.9 93.1 4.9 95.1 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

3.4.4 Acceso de los Productores a los Servicios de Asistencia Técnica En la tabla 3.9 se presenta la cobertura de servicios de asistencia técnica por macro región y situación jurídica de los productores; globalmente solo acceden a este servicio menos del 15 por ciento de los productores. En la macro región Central accede un 15 por ciento de los productores, en el Pacífico 12 por ciento y solo un 4 por ciento en el Atlántico. Esto confirma al igual que en los otros tipos de servicios a la producción, que además de la baja cobertura de la asistencia técnica, se concentran en las zonas de mayor presencia de infraestructura; por lo tanto, a mayor distancia de los centros mas poblados, la falta de asistencia se vuelve más aguda: sólo el 4 por ciento de los productores de la macro región del Atlántico (RAAN, RAAS y Río San Juan) declaran este servicio. Al analizar el servicio de asistencia técnica por su cobertura según la situación jurídica de los productores

46

se observan niveles de acceso desiguales. En las tres macro regiones son los empresarios privados los que más acceden a este servicio, mas de 50 por ciento de estos en las tres macro regiones. Es importante destacar que sectores que son numéricamente pequeños (miembros de comunidades indígenas, administración pública y CORNAP) acceden más del 30 por ciento a este tipo de servicio. Una situación similar se da con los miembros de cooperativas y colectivos familiares. Cuadro 3.9 Macro región: Cobertura de servicios de asistencia técnica por situación jurídica de los productores (en porcentajes) País Macro región Macro región Macro región Pacífico Central Atlántica Tipo SÍ NO SI NO SÍ NO SI NO Individuales 11.9 88.1 12.1 87.9 15.1 84.9 4.5 95.5 Cooperativa 36.2 63.8 30.3 69.7 50.7 49.3 32.4 67.6 Colectivo Familiar 18.5 81.5 17.1 82.9 21.0 79.0 4.3 95.7 Empresas Privadas 55.9 44.1 56.1 43.9 56.8 43.2 50.0 50.0 Comunidad indígena 27.3 72.7 33.3 66.7 33.3 66.7 40.0 60.0 Admin. Pública 36.6 63.4 36.8 63.2 20.0 80.0 100.0 0.0 Otras 36.1 63.9 32.7 67.3 44.0 56.0 33.3 66.7 Empresas-CORNAP 64.3 35.7 53.3 46.7 76.9 23.1 0.0 0.0 Total 12.3 87.7 12.4 87.6 15.3 84.7 4.6 95.4 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

3.5 Presencia de cultivos permanentes y semipermanentes Como se puede apreciar en la tabla 3.10, en las macro regiones del Pacífico y Central un 44 y 51 por ciento respectivamente de los productores tienen alguna área de su finca cubierta con cultivos perennes y semiperennes; una situación diferente ocurre en la macro región Atlántica, donde un 59 por ciento de los productores destinan alguna área con cultivos perennes y semiperennes, destinados mayoritariamente para garantizar el autoconsumo y tienden a incrementar el área de cultivos perennes y semiperennes dentro de sus fincas, como parte de estrategias antiriesgo, que se ve incrementada a medida en que el aislamiento del mercado es mayor. Al hacer otro tipo de lectura de la misma información contenida en la misma tabla, se puede observar que un 27 por ciento de los productores que cuentan con cultivos perennes de todo el país se enc uentra en la macro región del Pacífico, un 46 por ciento en la región Central y un 27 por ciento en la macro región del Atlántico.

47

Cuadro 3.10 Macro región: Numero de EAS con y sin cultivos perennes semiperennes Pacífico Centro Atlántico País Formas de control Eas % Eas % Eas % Eas Con cultivos perennes 27,827 42.6 47,739 50.9 28,089 59.2 103,655 Sin cultivos perennes 37,539 57.4 46,058 49.1 19,379 40.8 102,976 Total 65,366 100 93,797 100 47,468 100 206,631

% 50.2 49.8 100

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

3.5.1 Cultivos Perennes y Semiperennes, y Situación Legal La vinculación entre presencia o no de cultivos permanentes en las explotaciones y el grado de formalización de la documentación sobre las fincas no muestra un comportamiento lineal. En efecto, hay zonas del país donde una proporción importante de las fincas con cultivos permanentes tienen títulos basados en escrituras públicas, mientras que en otras existen importantes segmentos de productores que realizan cultivos perma nentes (lo cual supone inversiones fijas sobre la tierra) sin contar con ese nivel de respaldo jurídico. En la región del Pacífico se observa que las fincas que tienen cultivos permanentes se distribuyen de la siguiente manera: el 62 por ciento de ellas tienen escritura pública; entre las que no siembran cultivos permanentes se observa que el 47 por ciento de las mismas tienen escritura pública. Esto mostraría que en la región del Pacífico los cultivos permanentes están más asociados a formas de tenencia basados en escrituras públicas. En la Región del Centro no se observan diferencias en la distribución de las fincas que tienen o no tienen cultivos permanentes. En efecto, el 51 por ciento de los productores con cultivos permanentes tienen una escritura pública sobre su finca; igual proporción se observa en aquellos que no tienen cultivos permanentes. Esto mostraría que la presencia de cultivos permanentes no está asociada a la existencia de escrituras públicas. En la macro región del Atlántico el 34 por ciento de las fincas que tienen cultivos permanentes tienen escrituras públicas, y entre las fincas que no tienen cultivos permanentes la proporción con escrituras públicas es de 38 por ciento.

48

Cuadro 3.11 Macro región: Numero de EAS con y sin cultivos perennes semiperennes, por situación legal (en porcentajes) Formas de control

Con Escritura Pública

Sin Escritura Pública

En Con TRA Otras Proceso de (Un solo Forma de Tenencia Con TRA Legalización dueño) (Mancomunado) Arrendadas Tenencia Mixta Total

PACIFICO Con cultivos Perennes Sin cultivos Perennes Total

62

6

14

3

2

2

2

10

100

47

12

15

6

3

4

5

8

100

54

10

15

5

2

3

4

9

100

CENTRO Con cultivos Perennes Sin cultivos Perennes Total

51

16

11

7

2

1

6

7

100

51

17

11

5

1

3

6

5

100

51

17

11

6

2

2

6

6

100

ATLÁNTICO Con cultivos Perennes Sin cultivos Perennes Total

34

26

13

14

2

2

5

3

100

38

21

14

15

2

3

5

2

100

36

24

14

14

2

3

5

3

100

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

3.5.2 Formas de Tenencia y Actividad Cafetalera La actividad cafetalera, principal cultivo permanente del país, tanto por el número de productores que la realiza como por el área que abarca, ofrece un buen ejemplo para analizar el tipo de vinculación entre inversiones fijas y grado de formalidad de los títulos poseídos. Como se puede apreciar en la tabla 3.12, la producción cafetalera esta concentrada en la macro región central, que representa el 79 por ciento de las unidades de producción con más de 34 mil productores, como el 79 por ciento de la superficie nacional cultivada de café, con más de 147 mil manzanas cultivadas, para un área promedio de 4 manzanas por unidad. Es además revelador la similitud que existe en el numero de unidades de producción de café entre la macro región del Pacifico con la del Atlántico, con más de 4 mil unidades en ambas macro regiones, aunque diametralmente diferentes en cuanto al área cultivada, ya que en la macro región del Pacífico un 10 por ciento de los propietarios cultivan el 17 por ciento del área nacional del país, para un área promedio de 7 manzanas de café por unidad, en cambio en la macro región del Atlántico, un 10 por ciento de las unidades siembra el 4 por ciento del área nacional, para un área promedio de 2 manzanas por unidad.

49

Cuadro 3.12 Macro región: Numero de propiedades con áreas de café Macro región Eas Pacífico 4,372 Centro 34,294 Atlántico 4,516 Total 43,182

% 10.1 79.4 10.5 100

Área 31,723.53 147,044.54 6,819.31 185,587.38

% 17.1 79.2 3.7 100

Área Promedio 7.3 4.3 1.5 4.3

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

3.5.3 Actividad Cafetalera por Situación Legal Siendo común la idea de que la producción de café requiere de mayores inversiones y mayor especialización, es de suponer que siendo mayor el riesgo, estas áreas deberían estar donde hay una mayor formalidad de la tenencia. Pero la información estadística presentada en la Tabla 3.13 indica una situación compleja. Por ejemplo, es notorio que en la zona donde se concentra casi el 80 por ciento de la producción cafetalera (Centro), solo un 54 por ciento de las unidades cuenten con una escritura pública, 30 por ciento no tiene muchos documentos (sumando los que declaran no tener escritura pública o que se encuentran en un proceso de legalización), 10 por ciento tienen títulos de reforma agraria; situación que se profundiza en la macro región Atlántica, donde sólo el 37 por ciento de las unidades tiene una escritura pública, mientras que 39.3 por ciento tiene muy pocos o ningún documento formal (suma de los que declaran no tener escrituras públicas o encontrarse en proceso de legalización), y un 15 por ciento del área cafetalera esta ubicada en fincas respaldadas por un título de reforma agraria. Una situación contraria ocurre en la macro región Pacífica, donde el 76 por ciento de las unidades cafetaleras cuentan con una escritura pública, contra un 20 por ciento que no cuenta con ningún documento y un 4 por ciento son fincas que cuentan un título de reforma agraria. Cuadro 3.13 Macro región: Numero de propiedades y superficie de café por situación legal (en porcentajes) Macro región

Con Escritura Pública

Sin Escritura Pública

En Proceso Con TRA de (un solo Legalización dueño)

Eas

Área Eas Área

Eas

Área Eas Área

Pacífico

76.4

88.6 5.3

1.0

12.9

4.0

2.7

Centro

54.1

79.0 18.4 6.9

11.7

5.9

8.0

Atlántico Total

36.6 54.5

45.0 26.5 23.1 79.4 17.9 6.5

12.8 11.9

11.3 5.7

Con TRA (mancomunado) Arrendadas

Otras Formas de Tenencia

Eas

Área

Eas

Área Eas Área Total

3,3

1.2

0.5

0.6

1.0

0.9

1.6

100.0

5.1

2.0

1.0

1.2

0.5

4.6

1.5

100.0

1.9 11.6 1.9 5.0

1.9 1.9

1.7 1.0

2.8 1.3

2.0 0.7

6.1 4.3

5.2 1.7

100.0 100.0

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

50

3.5.4 Formas de Tenencia e Inversiones en Bodegas La información disponible tiene un curso distinto cuando se vincula formalidad de tenencia (expresada en la presencia de escrituras públicas) y la presencia de inversiones en bodegas, la infraestructura física más diseminada en las fincas, según el Censo Agropecuario. En efecto, el 81.4 por ciento de las fincas que declaran tener bodegas lo hacen en una situación de poseer escrituras públicas, una proporción mucho más elevada que en el conjunto de fincas con el café, donde sólo el 54.5 por ciento de las fincas que declaran alguna extensión de café tienen una escritura pública. Un 83 por ciento de las bodegas en la macro región del pacifico, se encuentran respaldadas por una escritura pública, algo similar ocurre en la macro región central, y en el 65.7 por ciento en la región Atlántica. En síntesis, el grado de presencia de inversiones en capital fijo (ejemplificados por los cultivos permanentes y por inversiones en bodegas) muestra vínculos complejos con el tipo de documentos que sustentan la propiedad de las explotaciones. Buena parte de los productores de café, particularmente los pequeños productores de la Región Central, no cuentan con las formalidades de una escritura pública, y en mucho menor medida, la inscripción de esta en los respectivos Registros de la Propiedad. Sin embargo, cuando se analiza la diseminación de bodegas en las fincas se constata que estas se encuentran en una proporción superior al 80 por ciento en unidades sustentadas por escrituras públicas. De los comentarios anteriores cabe extraer la conclusión de que la formalidad de tenencia, si bien es una prioridad de las políticas públicas, no necesariamente impide que amplios segmentos de productores, particularmente pequeños y medianos de zonas relativamente alejadas, realicen inversiones importantes en plantaciones permanentes, aunque la documentación que sus tenta sus derechos, no cumple con los requisitos mínimos de contarse con una escritura pública registrada en los Registros de Propiedad. Es evidente que los mecanismos informales de reconocimiento de derechos (compra ventas, herencias, venta de mejoras todas ellas realizadas entre particulares sin mediación de abogados) tienen un peso considerable en determinadas zonas del país. Cuadro 3.14 Macro región: Propiedades con bodegas por situación legal Con Sin Con TRA Macro Escritura Escritura En Proceso de (un solo Pública Legalización dueño) región Pública

Otras Formas de Con TRA (mancomunado) Arrendadas Tenencia

Total

Pacífico

82.9

2.9

6.7

2.6

1.1

2.2

1.8

100

Centro

83.8

4.6

5.6

3.3

0.6

0.8

1.4

100

Atlántico

65.7

11.6

9.7

8.7

1.5

0.5

2.4

100

Total

81.4

4.8

6.4

3.7

0.9

1.2

1.6

100

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

51

CAPITULO IV FORMAS DE TENENCIA DE LA TIERRA A NIVEL DE ZONAS AGRARIAS 4.1 Distribución de los Tipos de Formas de Tenencia de la Tierra La tabla 4.1 vincula los tipos de formas de tenencia de la tierra y la zonificación agraria, y ratifica un conjunto de evidencias presentadas en las tablas anteriores. La descripción de cada zona agraria se encuentra en el inicio del capítulo III y en los Anexos y la descripción de los 14 tipos de formas de tenencia, en el cuadro 2.1. Analizando de manera comparativa las ocho zonas agrarias se observa que las fincas que declaran poseer escritura pública, oscilan entre sólo un 14 por ciento en esta situación en la zona 8 que abarca la parte más Atlántica del país, donde existe un importante segmento de productores pertenecientes a comunidades indígenas, y por el otro lado, la zona número 2, formada por la vieja zona Cafetalera del Pacífico rodeada de un importante segmento de minifundios produc tivos en los departamentos de Carazo, Masaya y Granada, donde el 59.6 por ciento de los productores declaran contar con un título sustentado en una escritura pública. Entre estas posiciones extremas, se observan situaciones de mayor diseminación de documentos formales de tenencia, como ocurre en la Zona Seca del Interior, (zona 5) donde el 54.2 por ciento de los productores menciona una escritura pública, con niveles superiores a la zona Cafetalera y Ganadera del Interior ( zona 6) y a la zona de Frontera Agrícola (zona 7). Esta proporción más elevada se explica porque esta zona contaba al momento del Censo, y en buena medida se mantiene hasta el presente, con una relativamente alta presencia de proyectos gubernamentales y no gubernamentales, que acompañan procesos de mejoramiento de los títulos de los productores, en los departamentos de Estelí, Madriz, Nueva Segovia, y las partes occidentales de Matagalpa y Jinotega. Esta alta presencia institucional en esta zona se corrobora por la diseminación de otros servicios productivos. Siendo, en efecto, la zona del país con mayor número de productores con algún acceso al crédito, con el mayor acceso a asistencia técnica y servicios de capacitación (véase cuadro 4.4) En relación a la proporción de superficie e n fincas cubierta por títulos con la forma de escrituras públicas, que como se dijo anteriormente puede incluir títulos supletorios (otorgados por una autoridad judicial y tramitado por profesionales del derecho), se observa una jerarquía similar a la seña lada para las explotaciones agropecuarias. La menor cobertura se observa en el Atlántico (zona 8) y la Frontera Agrícola (zona 7), y la mayor cobertura se encuentra en la Vieja Zona Cafetalera (zona 2) y la Zona Seca del Interior (zona 5). Cabe recordar que para el conjunto del país el 61.5 por ciento de la tierra en fincas aparece sustentadas en documentos elaborados por notarios públicos, según la definición censal de escritura pública. Dos elementos adicionales son notorios. Por un lado, las zonas del Pacífico oscilan entre 52 por ciento de su superficie con escrituras públicas en la zona Seca del Pacífico (zona 4) y 75.5 por

52

ciento en la mencionada zona Cafetalera del Pacífico, con una zona importante, como las planicies del Pacífico con el 67.3 por ciento de su superficie con escrituras públicas. Y en segundo lugar, la poca diseminación de este tipo de documentos en la Vieja Zona Cafetalera y Ganadera del Interior y la Frontera Agrícola. Sin embargo, en los años noventa y en lo que va del nuevo siglo es evidente que la suma de café, granos básicos y ganadería de esas zonas, han constituido el núcleo más dinámico de la agricultura nicaragüense. De este modo, la falta de estos títulos formales no ha sido un obstáculo absoluto para el dinamismo de estas zonas.

53

Cuadro 4.1: Zona Agraria: Distribución de los tipos de formas de tenencia de la tierra ZONA # 1

ZONA # 2 ZONA # 3 ZONA # 4 ZONA # 5 ZONA # 6 ZONA # 7 ZONA # 8 Área Área Área Área Área Prom Prom Área Prom Área Área Pro Tipología No. Área Prom. No. Área . No. Área . No. Área Prom. No. Área . No. Área Prom. No. Área Prom. No. Área m. A. FORMAS INDIVIDUALES DE TENENCIA Tipo 1 40.5 58.1 52 54.9 67.5 15 52.9 53.6 8 28.7 49.9 63 49.8 73.8 45 46.6 66.4 65 32.8 43.9 107 13.0 17.1 97 Tipo 2

7.5

5.1

3.7

3.5

12

1.8

8.7

39

9.2

38

5.0

3.3

Tipo 3

0.2

7.1 1148 0.2

5.0

309 0.39

6.3

131 0.06 0.8

472

0.09

0.9 327 0.08 1.1

Tipo 4 Tipo 5

0.2 1.1 29.2 13.2

Tipo 6

0.1

3.1 1989 0.04

Tipo 7 Tipo 8

0.4 3.3

1.4 3.0

119 32

0.2 3.3

Sub Total 81.4 92.1 Tipo 9 Tipo 10 Tipo 11 Tipo 12 Tipo 13

0.3 0.7 24.7 10.6

10.6 12.8

7.1

8.4

86

0.0

0.0

0

104 0.0 0.0 59 76.0 67.4

0 65

580

0.0

0.0

0

0.02 1.84 3708 0.02 0.29 489 0.01 0.17 1335 0.00 0.00

0

0.0

0.0

22 11

0.1 1.1

0.7 1.6

50 12

0.3 1.6

0.3 0.3 1.6 0.7

47 19

0.1 2.6

0.4 3.1

225 96

0.1 0.4

1.4 1006 0.7 113

41

87.3 92.3

13

47

96.5 98.2

81

96.6

95

72

1.0

10

4.2

2.3

7

94.6 96.2 8 85.7 93.0 39 92.2 96.4 31 94.7 96.2 B. FORMAS COLECTIVAS DE TENENCIA 0.0 0.0 0 2.47 0.6 10 3.5 1.1 10 1.58 0.2

7

1.0

0.1

8

1.0

0.01

1

14.0 5.0 0.98 0.7 0.00 3 0.05 0.03 0.2

13 27

8.1 0.12

4.9 0.2

7 26

5.1 0.0

0.6 0.0

1 0

11.7 6.3 0.0 0.0

15 32

2.4 1.4 0.00 0.00

48 0

2.2 0.0

0.5 0.00

16 0

664 320

0.0 0.0 0.03 0.15

0 70

0.0 0.0 0.08 0.31

0 32

0.0 0.0 0 0.004 0.03 250 0.02 1.9 5393 0.01 0.2 1492 0.07 3.9 4287 0.01 0.04 163 0.04 0.05 35 0.01 0.01 54 0.01 0.08 481 0.0 0.00 0

0.2 7.7

83 8

0.1 5.3

2.8 3.7

285 0.0 0.0 6 14.2 6.9

100 100

12

100

100

1.1 2210 0.02 8.0 16 12.5

100 100

36

8

100 100

20 0

0.6 2.1

0.7 1.5

4.2 1.8 0.00 0.00

0 18

0.0 7.8

36

100 100

34 21

13 2.9 1.0 0 0.81 0.56

0.5 1397 0.01 0.1 3.5 14 5.3 3.8 30

100 100

61 23

97

0.8 1537

0.4 2.9

255 50

59 0.4 0.5 13 34.7 17.7

39

619 0.04

1.7

2.2 2.3

0.8 1.6 33.8 14.3

20 11.0 9.3

0.1 1.5 102 0.1 0.7 188 38.2 23.8 5 46.0 26.1 21

3.4

205 16

8.9

26 5

Tipo 14 0.02 Sub Total 18.4 Total

24

0.1 0.1 50.3 37.1

742 0.01 0.07 33 3.4 1.9 46

100 100

0

636 44

0.0 3.3

0.5 2140 4.9 110

80

100

100

73

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

54

4.2 Estratos de Tamaño En la tabla 4.2 se ha estructurado información de manera que se puedan hacer dos lecturas. En la primera forma (lectura vertical) puede verse cuál es el peso de cada estrato de tenencia en cada una de las diferentes zonas agrarias; la segunda forma (lectura horizontal) nos presenta en detalle cuál es la presencia o peso de cada uno de los estratos en las diferentes zonas agrarias. Al hacer una lectura vertical de la información presentada, lo más llamativo de esta tabla es que en la zona 5 (Seca del Pacífico), zona 6 (Interior Ganadero y Cafetalero), zona 7 (de Vieja Frontera Agrícola), y la zona 8 (Frontera Agrícola), el proceso de concentración de la tierra en los estratos que tienen más de 500 manzanas, esta debajo de la media nacional, que es de 20 por ciento, que va de 14 a 17 por ciento respectivamente. Este análisis es revelador y reconfirma lo expuesto en el análisis de la estructura de tenencia por macro región, presentada líneas arriba. Es decir la fuerte presencia en estas zonas de los estratos que pueden ser considerados como intermedios; pero más importante aún, la presencia del estrato ubicado en el rango de 50 – 200 manzanas, que aumenta su presencia a medida que las zonas se alejan del “centro”: 34 por ciento en la zona 5; 39 por ciento en la zona 6; 46 por ciento en la zona 7 y 43 por ciento en la zona 8. Pero, ¿cual es la situación en las otras zonas, por así decirlo, en las zonas más cercanas al “centro” del Pacífico?. Lo más relevante es que en la zona 1 (Tierras planas del Pacifico) se da la más alta presencia del estrato que tiene mas de 500 manzanas (39 por ciento), que casi dobla a la media nacional. Esta situación tiende a bajar en las otras zonas: 26 por ciento en la zona 2; 22 por ciento en la zona 4. Pero la situación en la zona 3, mas específicamente en el municipio de Mana gua, la capital, la presencia de este estrato es 4 veces menor (5 por ciento) que la media nacional, que es de 20 por ciento, indicio de los avances de la urbanización y suburbanización alrededor de la ciudad de Managua. Una segunda lectura de la informac ión, esta vez de manera horizontal, nos encontramos con los resultados siguientes. El estrato que posee menos de 10 manzanas de tierra tiene una mayor presencia en la zona 6 (Cafetalera y Ganadera del interior) con un 38 por ciento, seguido por la zona 5, 1, y 2, con un peso superior al 15 por ciento respectivamente. En las zonas que este estrato tiene una menor presencia es en la zona 8 (resto del Atlántico) y en la zona 3 (Managua), con 1.6 y 1.3 por ciento cada una. En los estratos que tienen más de 200 manzanas de tierra, su presencia sigue siendo importante en la zona 6 y 7, pero lo más relevante se da en la zona 1, donde la superficie de las fincas que tienen más de 500 manzanas significan el 26 por ciento del total de este estrato. En términos globales, esta nueva lectura de los datos, remarca una tendencia: primero que en la zona 6 todos los estratos marcan entre 38 y 46 por ciento del total de tierras que controlan en el país.

55

Cuadro 4.2: Zona Agraria: Distribución de la superficie en fincas, según estratos de tamaño (en porcentajes) Estrato Zona 1 Zona 2 Zona 3 Zona 4 Zona 5 Zona 6 Zona 7 Zona 8 País 0 – 10 5.5 17.0 30.6 5.2 8.3 4.1 1.3 1.6 4.7 10 – 50 16.9 19.5 27.8 26.8 25.5 21.4 17.7 20.3 20.6 50 – 200 23.0 21.8 27.4 31.9 33.6 38.6 45.9 42.6 36.5 200 – 500 17.9 15.2 9.6 13.8 17.2 18.7 20.3 18.5 18.4 Mas de 500 36.8 26.5 4.6 22.2 15.4 17.0 14.8 17.0 19.8 Total 100 100 100 100 100 100 100 100 100 Estrato Zona 1 Zona 2 Zona 3 Zona 4 Zona 5 Zona 6 Zona 7 Zona 8 Total 0 – 10 16.2 15.5 1.3 5.0 16.6 38.3 5.5 1.6 100 10 – 50 11.5 4.1 0.3 5.9 11.7 45.4 16.5 4.7 100 50 – 200 8.8 2.6 0.1 3.9 8.7 46.1 24.2 5.6 100 200 – 500 13.6 3.6 0.1 3.4 8.8 44.5 21.3 4.8 100 Mas de 500 25.9 5.7 0.0 5.1 7.3 37.5 14.4 4.1 100 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

4.3 Estratos de tamaño Según Situación Legal . En la tabla 4.3 se presenta por zona agraria la proporción de superficie en fincas, según su situación de formalidad legal, por estrato de finca. En todas las zonas se comprueba que a mayor tamaño de finca se incrementa la proporción de área sobre la que se declara poseer escrituras públicas. Es notorio, sin embargo, que en zonas de Frontera Agrícola, y el Resto del Atlántico, aún en más fincas de más de 500 manzanas es baja la proporción de área respaldada por una escritura pública. En las zonas del Pacífico, sólo en la Seca ( zona 4) se observa algo similar, en la medida en que las fincas de más de 500 manzanas, sólo en el 61.6 por ciento de su extensión se cuenta con escritura pública. En la categoría sin escritura publica en general son los estratos menores de 50 manzanas los que muestran una tendencia a no tener legalizada su propiedad, pero esta situación es más marcada en la zona 8, que va de 50 a 75 por ciento, seguido de la zona 7 con 27 y 31 por ciento respectivamente. Una situación similar se da en la zona 4, donde estos estratos son los que tienen una situación más irregular ante la legalización de sus propiedades, de 25 a 34 por ciento respectivamente. Entre los que declaran tener un título de reforma agraria (un solo dueño), lo más relevante es la presencia de los estratos que tienen mas de 200 manzanas ubicados en el pacífico seco. En esta situación podrían estar influyendo dos elementos: el primero la significativa presencia de proyectos, ONG’s que apoyan a estos sectores y el hecho de que haya poco interés de los posibles compradores de tierras para comprar esas propiedades, por estar

56

estas ubicadas en zonas aisladas y con tierras muy deprimidas. En el caso de los que tiene n una escritura mancomunada, tienen mayor presencia en el pacífico seco, aunque es relevante su presencia en el Atlántico en los sectores que tienen mas de 500 manzanas de tierra (12 por ciento). En el mercado de arrendamiento de tierras, es notorio en todas las zonas agrarias que son los más pequeños los que ocupan esta forma de acceso. Pero es más notorio en la frontera agrícola, debido a que predominan relaciones de colonato, y en el pacífico seco, probablemente debido a que es en esta zona donde es más notorio el proceso de parcelamiento de las tierras. En lo referente a la categoría otras formas de tenencia, se pueden observar que es en las zonas 7 y 4 donde los propietarios que tienen menos de 50 manzanas declararon tener esta situación. Aunque llama la atención que en la zona 6, también hay un 15 por ciento de propietarios que tienen más de 500 manzanas que declaran tener otras formas de tenencia.

57

Cuadro 4.3: Zonas Agrarias: Superficie en fincas, según situación legal de la propiedad por estratos de tamaño (en porcentajes) Estrato

Escritura Pública

Sin Escritura Pública

0 – 10 10 – 50 50 – 200 200 – 500 Mas de 500

47.2 55.6 69.7 73.1 77.0

10.4 7.7 3.5 2.1 1.2

0 – 10 10 – 50 50 – 200 200 - 500 Mas de 500

65.2 75.0 80.7 81.2 79.1

6.3 3.9 1.6 2.1 0.0

0 - 10 10 – 50 50 – 200 200 - 500 Mas de 500

75.8 72.3 81.7 100.0 100.0

2.1 0.6 0.0 0.0 0.0

0 – 10 10 – 50 50 – 200 200 - 500 Mas de 500

25.7 39.7 61.7 55.6 61.6

34.3 24.6 11.6 3.8 1.2

0 – 10 10 – 50 50 – 200 200 - 500 Mas de 500

49.1 69.1 84.3 87.1 86.9

18.4 10.1 4.0 1.8 0.1

0 – 10 10 – 50 50 – 200 200 - 500 Mas de 500

45.0 55.7 72.3 83.9 74.5

18.6 14.3 8.7 5.1 2.5

0 – 10 10 – 50 50 – 200 200 - 500 Mas de 500

23.5 34.3 44.7 52.8 59.6

31.3 27.3 19.1 12.8 10.4

0 – 10 10 – 50 50 – 200 200 - 500 Mas de 500

12.7 11.5 18.1 29.4 15.5

75.4 56.5 49.5 43.4 29.8

Proceso TRA Legalización Mancomunado TRA Individual PLANICIES DEL PACIFICO 18.9 7.0 4.3 18.9 7.9 3.7 12.9 5.6 2.5 9.8 5.9 3.1 4.9 7.2 0.8 CAFETALERA ANTIGUA Y MINIFUNDIO 14.6 3.8 1.9 11.5 2.9 1.5 5.4 5.3 2.1 1.2 10.4 0.8 7.9 2.9 0.0 MANAGUA 8.0 2.3 1.0 12.7 3.6 1.7 1.6 2.8 2.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 ZONA SECA DEL PACIFICO 15.4 9.0 2.2 15.4 8.1 4.1 10.6 8.7 2.3 9.6 22.7 3.5 2.4 27.0 5.9 ZONA SECA DEL INTERIOR 11.5 5.6 3.3 10.6 4.2 1.4 5.3 2.5 0.9 5.3 2.4 0.3 4.7 5.7 0.0 CAFETALERA / GANADERA DEL INTERIOR 14.4 8.8 2.3 10.1 13.7 1.8 6.0 8.8 1.6 4.0 3.7 0.5 4.3 3.0 0.3 FRONTERA AGRICOLA 16.3 5.7 0.9 17.5 10.0 1.3 16.2 11.8 1.4 16.0 10.5 1.6 7.6 16.4 2.2 RESTO DEL ATLANTICO 2.3 1.2 0.4 12.2 10.9 0.5 15.5 9.0 0.8 12.7 4.3 0.8 23.2 2.1 12.3

Arrendadas

Otras

Total

6.7 3.5 4.3 5.3 3.5

5.4 2.8 1.6 0.7 5.5

100 100 100 100 100

6.0 3.2 3.7 3.9 4.9

2.2 1.9 1.2 0.4 5.1

100 100 100 100 100

4.0 2.1 0.0 0.0 0.0

6.7 7.1 11.9 0.0 0.0

100 100 100 100 100

3.4 2.6 1.7 4.2 2.0

9.9 5.6 3.3 0.7 0.0

100 100 100 100 100

5.1 1.9 1.4 1.9 0.0

7.1 2.7 1.6 1.2 2.5

100 100 100 100 100

3.2 0.8 0.7 0.6 0.2

7.8 3.6 1.9 2.3 15.2

100 100 100 100 100

7.8 3.6 3.5 3.3 1.6

14.5 5.9 3.3 3.0 2.2

100 100 100 100 100

2.4 0.9 0.8 1.2 0.0

5.6 7.4 6.4 8.2 17.1

100 100 100 100 100

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

58

4.4 Acceso de los Productores a los Servicios Productivos En la tabla 4.4, se analiza la cobertura de los servicios por zona agraria, valorándose que el entorno institucional es bajo en la zona 7 (frontera agrícola) y en la zona 8 (Comunidades indígenas). Llama la atención que las zonas con mayor presencia institucional sea la zona 422 y la zona 5 23 , las que presentan en general un deterioro creciente de los recursos naturales, y donde los problemas del agua se han vuelto agudos, tanto por las sequías para las siembras como para el consumo humano o animal. Además, donde las opciones de desarrollo campesino incluye la ganadería extensiva. Si el acceso a los servicios productivos los observamos de manera más desagregada se revela más claramente la concentración de servicios. El crédito, la asistencia técnica y la capacitación, están concentrados en las zonas 4 y 5, esto puede corresponderse a la fuerte presencia de proyectos y ONGs en estas zonas. El surgimiento de estos organismos coincide con el auge de los grandes proyectos complementarios a los programas de ajuste estructural, como los de desarrollo rural, los programas de financiamiento a la pequeña y mediana empresa rural, y de los proyectos coyunturales nacidos de los periodos de crisis o de desastres naturales (inundaciones – sequías). La tabla es reveladora en la medida en que muestra que las zonas más alejadas y pobres son espacios donde menos presencia tienen los proyectos. La frontera agrícola y el Resto del Atlántico, tienen la cobertura más baja en los tres servicios considerados, aunque son las zonas más extensas del país, y han mostrado un crecimiento importante luego de 1990, con un peso considerable en producción agrícola y pecuaria. Cuadro 4.4: Zona Agraria: Acceso de los productores a los servicios productivos (en porcentaje de productores)

Zona Agraria

Crédito Con Sin Acceso Acceso

Asistencia Técnica Con Sin Acceso Acceso

Capacitación Con Sin Acceso Acceso

Planicies del pacífico

17.7

82.3

13.8

86.2

10.7

89.3

Cafetalera antigua y minifundio

14.5

85.5

11.3

88.7

9.1

90.9

Managua

2.3

97.7

4.7

95.3

4.4

95.6

Seca del pacífico

20.2

79.8

13.8

86.2

15.4

84.6

Seca del interior

25.7

74.3

21.9

78.1

26.1

73.9

Cafetalera / Ganadera del interior

17.6

82.4

12.2

88.4

12.7

87.3

Frontera agrícola

4.5

95.5

3.7

96.3

4.2

95.8

Resto el atlántico

2.4

97.6

2.5

97.5

3.5

96.5

País

15.5

84.5

12.3

87.7

12.5

87.5

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

22 23

. Zona seca del pacifico, que abarca la parte norte de los departamentos de Chinandega y León. . Zona seca del interior), que abarca Nueva Segovia, Madriz y Estelí.

59

4.5 Acceso de los Productores al Servicio de Crédito por Fuente de Financiamiento La tabla 4.5, presenta las posibilidades de acceso que tienen los propietarios según zona agraria. La banca privada tiene una mayor presencia en la zona 3 (32.6 por ciento, en el Municipio de Managua), en la zona 1 (19 por ciento, Planicies del pacífico: León, Chinandega, el resto de Managua y Rivas) y en menor medida en la zona 6 (16.6 por ciento, interior ganadero y cafetalero). Las ONGs tienen una mayor presencia en las zonas secas 4 y 5 (Zona seca del pacífico, 42 por ciento y zona seca del interior, 54 por ciento); aunque también es relevante su presencia en la zona 8 que es mayoritariamente indígena (38 por ciento). Es importante resaltar que la figura conocida como Caja Rural tiene mayor presencia en la zona 7 (frontera agrícola, 23 por ciento). Cuadro 4.5: Zona Agraria: Acceso de los productores al crédito, según fuentes de financiamiento, año 2001 (en porcentajes) Zona

Banca Privada

Cajas Bancos ONG Rurales Comunales

Proyectos/ Cooperativa de Empresa/ Programas Ahorro y Casa Otras de Gobierno Crédito Comercial Fuentes

Planicies del pacífico Cafetalera antigua y minifundio Managua

19.4

34.8

3.3

11.3

14.2

11.0

3.2

2.8

14.3 32.6

32.6 11.6

2.3 14.0

18.8 23.3

17.1 2.3

8.0 4.7

3.6 4.7

3.4 7.0

Seca del pacífico

6.7

42.4

5.3

10.9

21.0

7.9

1.3

4.4

Seca del interior Cafetalera / Ganadera del interior Frontera agrícola

5.9

54.3

1.8

3.7

16.1

14.6

1.2

2.4

16.6 11.6

25.3 25.6

3.5 23.2

5.5 3.4

15.0 15.7

20.2 8.5

11.2 3.5

2.7 8.5

Resto el atlántico País

2.3 13.9

37.7 34.6

1.5 3.7

3.8 7.8

1.5 15.7

0.8 15.1

50.0 6.2

2.3 3.0

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

4.6 Acceso de los Productores a los Servicios de Asistencia Técnica En la tabla 4.6 se presenta información sobre la cobertura de los servicios de asistencia técnica por zona agraria y tipo de condición jurídica de los productores. Llama la atención que la zona mas servida sea la zona 5 (zona seca del pacífico) con un 22 por ciento, seguido por la zona 1 y zona 4 con un 14 por ciento respectivamente. En las zonas con mayor presencia de servicios de asistencia técnica, zonas 5 y 1, los sectores mas beneficiados son las cooperativas (60 por ciento en la zona 5) y en la zona 4 (33 por ciento), aunque en esta zona también son atendidos totalmente los productores que declaran estar ubicados en tierras públicas. En las zonas con una presencia de estos servicios (zona 3, 7 y 8), los sectores mas beneficiados son las

60

cooperativas (33 por ciento) en la zona 3, las comunidades indígenas (50 por ciento) en la zona 8 y los que tienen diversas formas de tenencia en la zona 7. Esto aparentemente evidencia que no existe una rígida relación entre situación legal de la propiedad regularizada y acceso a la asistencia técnica. Cuadro 4.6: Zona Agraria: Cobertura de servicios de asistencia técnica por situación jurídica de los productores (en porcentajes) Tipo País Zona 1 Zona 2 Zona 3 Zona 4 Zona 5 Zona 6 Zona 7 Zona 8 Individuales 11.9 13.4 10.9 4.4 13.7 21.7 12 3.6 2.5 Cooperativa 36.2 28.3 38.2 33.3 18.9 60 46.2 20.8 20 Colectivo Familiar 18.5 18.5 16 33.3 15.2 26.8 78.5 2 0 Empresa 55.9 52.7 65.2 28.6 33.3 33.3 78.9 50 0 Comunidad indígena 27.3 100 0 0 0 0 37.5 50 33.3 Administración Pública 36.6 12.5 37.5 50 100 12.5 17.4 100 0 Otras 36.1 34.1 38.1 8.3 0 42.3 82.4 57.1 0 CORNAP 64.3 46.2 100 0 0 0 76.9 0 0 Total 12.3 13.8 11.3 4.7 13.8 21.9 12.2 3.7 2.5 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

4.7 Acceso de los Productores a los Servicios de Capacitación Al observar los resultados de la tabla siguiente, por zona agraria, llama la atención que los servicios de capacitación al igual que la asistencia técnica, se concentre en las zonas 4 y 5, además de estar aparentemente dirigida a las cooperativas, colectivos de trabajo y aquellos productores que tienen otras formas de tenencia. Sin embargo, con el nivel de información que arroja el CENAGRO es difícil concluir a este nivel, pero se puede decir que aquellos productores que tienen otras formas de tenencia participan de la capacitación, por un lado para mejorar sus conocimientos y por otro, como una posibilidad de tomar contactos y así intermediar recursos financieros para sus unidades de producción. Cuadro 4.7: Zona Agraria: Cobertura de servicios de capacitación por situación jurídica de los productores (en porcentajes) Tipo País Zona 1 Zona 2 Zona 3 Zona 4 Zona 5 Zona 6 Zona 7 Zona 8 Individuales 12.1 10.5 8.8 4.0 15.3 26 12.6 4.2 3.5 Cooperativa 34.3 26.1 36.6 66.7 18.9 53.3 44.5 16.7 40 Colectivo Familiar 19.7 16 13 50 30.4 28.1 17.8 8 0 Empresa 29.2 29 34.7 14.3 0 11.1 33.8 50 0 Comunidad indígena 40.9 100 0 0 0 0 40 50 33.3 Administración Pública 36.6 12.5 37.5 0 100 25 44.4 100 0 Otras 30.2 3.2 33.3 16.7 0 42.3 27.3 57.1 0 CORNAP 46.4 15.4 100 0 0 0 69.2 0 0 Total 12.5 10.7 9.1 4.4 15.4 26.1 12.7 4.2 3.5 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

61

4.8 Presencia de Cultivos Perennes La tabla 4.8 permite apreciar la cantidad de fincas que declaran cultivos perennes y semiperennes por zona agropecuaria. Este segmento está distribuido en cuatro zonas bien marcadas del país. En primer lugar, es notorio el peso de estas fincas en la zona 6 (cafetalera ganadera) y 7 (frontera agrícola), que en conjunto suman el 63 por ciento del área total del total de fincas del país, con 50 y 13 por ciento respectivamente. Un núcleo importante de productores que destinan parte del área en fincas para este tipo de producción, se ubica en la zona 2 (Zona cafetalera antigua del pacífico y de minifundio), con un 17 por ciento. Un tercer grupo se ubica en la zona 1 (Planicie del pacífico) con un 7 por ciento, y la zona 8 (Resto del Atlántico) con un 5 por ciento; y un cuarto grupo se presenta en la zona 3, 4 y 5 con un 1 por ciento respectivamente. Otra forma de observar esta información es a través del peso de los cultivos perennes y semiperennes dentro de cada zona. Lo más relevante es el caso de la zona 8, que a nivel nacional de las fincas donde hay cultivos perennes y semiperennes solo representa el 5 por ciento, pero que a nivel de la zona un 67 por ciento de las fincas tienen algún cultivo permanente. Una situación similar ocurre con las propiedades ubicadas en la zona 3 (Managua) que a nivel del país solo significa el 1 por ciento de este tipo de cultivos, pero es el 57 por ciento de toda la zona, En cambio en la zona 6 la situación cambia poco con relación al peso que representa en el país (50%), y en la zona es de 60 por ciento. Cuadro 4.8: Zona Agraria: Numero de EAS con y sin cultivos perennes (en porcentajes) Con cultivos perennes Sin cultivos perennes Total Numero de Numero de Numero de Zona % % % % Fincas Fincas Fincas Planicies del pacífico 7,708 7 29 18,598 18 71 26,306 Cafetalera antigua y minifundio 18,008 17 66 9,372 9 34 27,380 Managua 1,133 1 57 849 1 43 1,982 Seca del pacífico 978 1 11 7,942 8 89 8,920 Seca del interior 4,511 4 19 19,696 19 81 24,207 Cafetalera / Ganadera del interior 52,299 50 60 35,113 34 40 87,412 Frontera agrícola 13,612 13 61 8,764 9 39 22,376 Resto el atlántico 5,406 5 67 2,642 3 33 8,048 Total 103,655 100 50 102,976 100 50 206,631 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

% 13 13 1 4 12 42 11 4 100

4.9 Cultivos Perennes por Situación Legal Al observar los datos de áreas con cultivos perennes y semiperennes por situación legal de la propiedad, confirma lo expuesto líneas arriba, de que a medida en que los productores se alejan de las zonas mas comunicadas y dotadas de una mayor infraestructura y de mayor presencia institucional, los productores tienden a destinar una mayor área de sus fincas para la siembra de cultivos perennes y semiperennes donde la formalidad de la tenencia no es la optima.

62

Por ejemplo, en la zona 8 (Atlántico) un 79 por ciento de los cultivos perennes están en áreas que no tienen ningún documento, o están en otras formas de tenencia o en áreas arrendadas, contra un 16 por ciento de las áreas que cuentan con una escritura pública, y un 5 por ciento que disponen de un titulo de reforma agraria, las que en conjunto suman un 21 por ciento del total. Esta situación varia en la frontera agrícola (zona 7), donde el 34 por ciento de las fincas con cultivos perennes y semiperennes tienen una escritura pública, y se incrementa en la zona 6 (cafetalera / ganadera) donde el 50 por ciento de área de cultivos perennes esta respaldado a través de una escritura publica, un 54 por ciento en la zona 5; y un porcentaje mayor se da en las áreas agrícolas de la capital (zona 3) donde significa el 79 por ciento del total del área de la zona cuenta con una escritura pública. Esta lógica se rompe en la zona 4 (zona seca del pacífico), donde solo un 34 por ciento de la siembra de cultivos perennes y semiperennes esta respaldada por una escritura pública. En consecuencia, la información presentada de manera mas desagregada confirma una tendencia ya apuntada líneas arriba, donde sobresale el hecho de que a medida en que las propiedades están ubicadas más cerca a los centros administrativos, la siembra de cultivos perennes y semiperennes se da sobre propiedades respaldadas por una escritura pública. Esto es particularmente claro para la zona 3 (Managua, 79%), zona 2 (minifundio, 66%) y la zona 1 (planicies del pacífico, 54%).

63

Cuadro 4.9: Zona Agraria: Numero de EAS con y sin cultivos perennes, por situación legal (en porcentajes) Formas de control

Con Sin En Con TRA Otras Escritura Escritura Proceso de (Un solo Con TRA Forma de Tenencia Pública Pública Legalización dueño) (Mancomunado) Arrendadas Tenencia Mixta Total PLANICIES DEL PACIFICO

Con cultivos perennes

54

7

15

5

3

3

2

11

100

Sin cultivos perennes

48

9

16

6

3

4

5

9

100

Total

50

8

16

6

3

4

4

9

100

CAFETALERA ANTIGUA Y MINIFUNDIO Con cultivos perennes

66

5

14

2

1

1

2

10

100

Sin cultivos perennes

58

6

15

3

2

5

2

9

100

Total

63

6

14

3

1

2

2

9

100

MANAGUA Con cultivos perennes

79

3

10

2

1

1

4

2

100

Sin cultivos perennes

66

2

13

2

1

4

9

5

100

Total

74

2

11

2

1

2

6

3

100

ZONA SECA DEL PACIFICO Con cultivos perennes

34

25

7

6

3

2

12

10

100

Sin cultivos perennes

33

27

14

8

2

3

7

7

100

Total

33

27

13

8

3

3

7

7

100

Con cultivos perennes

54

15

10

4

2

1

3

11

100

Sin cultivos perennes

56

15

10

3

1

3

4

7

100

Total

55

15

10

3

1

3

4

7

100

Con cultivos perennes

50

15

11

10

2

1

5

6

100

Sin cultivos perennes

48

16

12

10

2

3

6

4

100

Total

49

16

11

10

2

2

5

5

100

Con cultivos perennes

34

23

16

12

1

4

6

3

100

Sin cultivos perennes

34

22

17

11

1

5

8

2

100

Total

34

23

17

12

1

4

7

3

100

ZONA SECA DEL INTERIOR

CAFETALERA / GANADERA DEL INTERIOR

FRONTERA AGRÍCOLA

RESTO DEL ATLÁNTICO Con cultivos perennes

16

60

10

4

1

1

7

1

100

Sin cultivos perennes

18

52

14

7

0

2

5

1

100

Total

17

58

11

5

1

1

6

1

100

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

64

4.10 Actividad Cafetalera Con la tabla siguiente en la que se agrupa la producción cafetalera por zona agraria, se puede apreciar con más detalle la ubicación de la producción cafetalera por zona agraria. En la zona 6 (cafetalera ganadera) se concentra el 74 por ciento de las unidades y de la superficie cafetalera respectivamente, seguido por la zona 2 que representa el 9 por ciento de las unidades y el 14 por ciento del área, y la zona de frontera agrícola (zona 7) donde se ubican el 9 por ciento de las unidades y el 3.2 por ciento del área, y en la zona 5 donde esta el 7 por ciento de las unidades con 4.9 por ciento el área total cafetalera del país. Cuadro 4.10: Zona Agraria: Numero de propiedades con áreas de café Zona Eas % Área Planicies del pacífico 82 0.2 2,740.97 Cafetalera antigua y minifundio 4,009 9.3 26,653.4 Managua 132 0.3 2,002.6 Seca del pacífico 149 0.3 326.24 Seca del interior 2,898 6.7 9,003.42 Cafetalera / Ganadera del interior 32,024 74.2 138,684.74 Frontera agrícola 3,727 8.6 5,957.38 Resto el atlántico 161 0.4 218.66 Total 43,182 100 185,587.41

% 1.5 14.4 1.1 0.2 4.9 74.7 3.2 0.1 100

Área Promedio 33 7 15 2 3 4 2 1 4

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

4.11 Actividad Cafetalera y Situación Legal La información presentada en la siguiente tabla, nos muestra en mas detalle lo expuesto líneas arriba cuando se habló de la situación de la producción cafetalera en relación ala situación legal. En la zona 6 (cafetalera / ganadera) solo un 53 por ciento de las unidades que tienen áreas de café cuentan con una escritura publica, contra un 36 por ciento que no cuentan con ningún documento, para un 11 por ciento que están respaldadas por un título de reforma agraria. Una situación similar se presenta en el interior seco (zona 5) y el interior ganadero cafetalero (zona 5) donde un 52 y 60 por ciento del área cafetalera respectivamente tiene una situación más formalizada. Un panorama diferente ocurre en la zona 1 (planicies el pacífico) la zona 3 (Managua) y la antigua zona cafetalera del pacífico (zona 2), donde el área cafetalera esta respaldada en mas de un 80 por ciento por una escritura pública.

65

Cuadro 4.11: Zona Agraria: Numero de propiedades de café por situación legal (en porcentajes)

Zona Agraria Planicies del pacífico Cafetalera antigua y minifundio Managua Seca del pacífico Seca del interior Cafetalera / Ganadera del interior Frontera agrícola Resto el atlántico País

Con Otras Con Sin Con TRA TRA Formas de Escritura Escritura En Proceso de (un solo manco Pública Pública Legalización dueño) munado Arrendadas Tenencia 87.8 1.2 11.0 0.0 0.0 0.0 0.0

Total 100

76.9 84.1

4.3 3.0

13.3 7.6

2.8 3.0

1.2 0.0

0.6 0.0

0.8 2.3

100 100

51.7 60.5

36.2 16.5

7.4 11.1

0.0 5.3

2.7 2.7

0.7 1.1

1.3 2.9

100 100

53.3 36.1 11.2 54.5

18.4 28.0 60.2 17.9

11.7 13.7 7.5 11.9

8.7 10.7 11.8 8.0

2.0 1.3 0.6 1.9

1.2 3.3 0.6 1.3

4.6 6.8 8.1 4.3

100 100 100 100

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

4.12 Propiedades con Bodegas La información desagregada por zona agraria, nos muestra y agrupa tres zonas diferenciadas entre bodegas construidas y situación legal de la propiedad. El primer gran grupo contiene a las zonas 1, 2, 3, 5 y 6, en donde las bodegas construidas están ubicadas donde hay una situación legal mas formalizada. Un segundo grupo intermedio contiene a las zonas 4 con 66 por ciento de bodegas con respaldo legal y la zona 7 con un 59 por ciento de respaldo. Una situación contraria ocurre, en la zona 8, donde solo el 32 por ciento de las bodegas están en unidades que cuentan con una escritura publica, contra 63 por ciento que no tiene ningún documento.

66

Cuadro 4.12: Zona Agraria: Propiedades con bodegas por situación legal

Zona Agraria Planicies del pacífico Cafetalera antigua y minifundio

Con Otras Sin TRA Formas Con Escritura Escritura En Proceso de (un solo Con TRA de Pública Pública Legalización dueño) mancomunado Arrendadas Tenencia Total 81.2

3.1

7.4

2.6

1.5

2.9

1.3

100

87.3 83.1

2.0 0.0

4.5 10.6

2.4 1.7

0.5 1.3

1.7 0.4

1.7 3.0

100 100

Seca del pacífico Seca del interior Cafetalera / Ganadera del interior Frontera agrícola

66.4 81.5

10.0 4.9

12.2 6.7

4.8 3.0

0.4 0.7

0.9 1.6

5.2 1.6

100 100

82.9 58.9

4.8 10.9

5.6 14.6

4.1 9.3

0.8 0.7

0.5 0.5

1.4 5.1

100 100

Resto el atlántico

32.3

48.4

10.5

3.2

1.6

0.8

3.2

100

Total

81.5

4.8

6.4

3.6

0.9

1.2

1.7

100

Managua

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

67

CAPITULO V PRINCIPALES CONCLUSIONES 1. Formas de Tenencia El 44 por ciento de los productores pueden considerarse con una situación relativamente formalizada de tenencia de la tierra, que incluyen los individuales y empresas privadas con escritura pública. Estos suman 61.5 por ciento de la tierra censada. Se tiene así una aproximación del grado de formalidad plena en la posesión de la tierra en Nicaragua. En la medida en que el resto de los productores no tendrían una situación jurídica plena de posesión de sus tierras, en tanto o son individuales pero no tienen escrituras públicas sobre sus tierras, o son, por otro lado, sujetos de reforma agraria, de colonización de tierras públicas, pertenecen a comunidades indígenas, están asentados sobre tierras municipales o ejidales, o son arrendatarios de tierras privadas. Sin embargo, aún esta proporción de productores y superficie deben considerarse como el “techo” de la estimación, en la medida en que existe un número considerable de productores que declaran tener escrituras publicas, pero éstas pueden estar a nombre de sus padres o abuelos (en la medida en que trasmitieron por herencia los derechos de usufructo pero no se ha actualizado el traspaso de bienes al interior de la familia), o es muy frecuente que el área real de la finca difiera de la que existe en el título respectivo (pudiendo ser la realidad más elevada o inferior a la consignada en el título). Y existe una fuerte coexistencia de productores que pueden tener una parte del área que controlan con papeles relativamente formales, y otras tierras sobre las cuales tienen documentos más informales que no constituyen escrituras públicas realizadas ante abogados e inscritas en los registros públicos.24 En segundo lugar, se ubica un estrato equivalente al 18 por ciento de los productores cerca de 39,000 explotaciones, que son unidades donde se observa una mayor vinculación a intervenciones estatales en la obtención de los derechos de tenencia. Se tiene aquí a los individuales con título de reforma agraria, los colectivos familiares (en buena medida ex trabajadores de empresas estatales o colonos de las mismas, que recibieron tierras sobre la base de beneficiar a un grupo de familias), los socios de empresas estructuradas en los años noventa en la CORNAP, que incluye a ex – trabajadores del área estatal, desmovilizados del Ejército y la Resistencia Nicaragüense; y dos categorías muy poco representadas en el Censo como son las Comunidades Indígenas y los productores trabajando en tierras municipales o ejidales (denominadas en la boleta censal como de administración pública). Se reúne aquí, según el Censo, el 14 por ciento de la tierra en fincas censada. Esta cifra inferior a los 39,000 productores con este tipo de situación de tenencia está subestimada en el Censo; probablemente mezclada en las categorías de posesión individuales sin escritura pública en proceso de legalización, y otras formas individuales de tenencia (tipo 5), que suman 77,768 productores. De modo que es probable que entre 20 y 30 por ciento de los productores puede estar dependiendo de una 24

Cabe recordar que en Nicaragua los Registros públicos de la propiedad sólo se ubican en las 17 cabeceras departamentales, para un total de 154 municipios, lo cual implica tiempo y gastos relativamente elevados para productores que pueden estar a varios días de distancia de sus cabeceras departamentales, particularmente en los municipios de las zonas 7 (Frontera Agrícola) y 8 (Costa Atlántica).

68

titulación entregada por instancias estatales (la OTR o los nombres que tuvo este organismo anteriormente (IAN, Dirección General de Reforma Agraria del MIDINRA, INRA y otras constancias entregadas por instituciones públicas), municipios y comunidades indígenas. Un tercer sector, está formado por los productores individuales y empresas privadas que declaran no tener escrituras públicas y suman el 36 por ciento de los productores censados y el 24 por ciento de la superficie en fincas. Un cuarto sector, son los productores que se declaran arrendatarios que suman el 2 por ciento de los productores y el 2 por ciento de la tierra censada, y aparecen subestimados en el Censo, particularmente las formas bastante extendidas de arreglos entre familiares y vecinos para arrendar tierras en pequeña escala, sobre la base de acuerdos verbales entre las partes.

2. Continuidad y Discontinuidad en las Formas de Tenencia El elemento de ‘continuidad’ aparece en el hecho de que históricamente ha existido una proporción importante de productores con derechos de propiedad formales relativamente bajos. En efecto, en 1963, el último Censo Agropecuario completamente terminado y oficialmente publicado (antes del actual) sólo el 38.6 por ciento de las fincas censadas tenían un título legal de propiedad (inscrito o no); el resto de las fincas estaba ocupada de hecho, arrendadas o en otras formas de tenencia. En otras palabras, en el pasado y en el presente una proporción inferior a la mitad de los productores y cerca de la mitad de la tierra agropecuaria se encuentra y se encontraba en una plena formalidad desde el punto de vista de derechos de propiedad de acuerdo a las leyes vigentes (planos topográficos de la superficie con medidas y mojones de referencia exactos y actualizados, escrituras hechas ante notorios) donde los actuales poseedores aparecen en las mencionadas escrituras, inscritas en los registros de la propiedad, declaraciones anuales del pago del impuesto de bienes inmuebles, de acuerdo a la superficie real de la propiedad; escrituras de arrendamiento de las tierras efectuadas en documentos escritos, privados, hechos antes abogados en los casos de arrendamientos de tierras. Una proporción limitada de los productores se encontraba en el pasado y en el presente en ese contexto de formalización plena de sus propiedades. La ‘discontinuidad ’con respecto al pasado se presenta en el peso importante de las tierras que son producto de procesos de reforma agraria. El Censo indica que el 13.57 por ciento de la tierra (alrededor de 1.2 millones de manzanas) corresponde a productores con títulos de reforma agraria, colectivos familiares, cooperativas, empresas de la CORNAP (entregadas a ex trabajadores de las empresas estatales, desmovilizados del Ejército y de la Resistencia nicaragüense). Una parte importante de estas tierras tienen problemas de formalidad jurídica en la medida en que sus títulos pueden tener objeciones desde el punto de vista de los derechos de propiedad formalmente definidos. Existen situaciones de superposición de derechos, en la medida en que sobre las mismas tierras pueden existir títulos de comunidades indígenas (obtenidas originalmente durante el período colonial, pero ratificados en 1917 por el Estado de Nicaragua), inscripciones en los registros de propiedad sobre la base de títulos supletorios, ventas judiciales, compra - venta de mejoras, etc., títulos de reforma agraria otorgados durante los años ochenta, y títulos de arrendamiento con opción a compra entregados a las

69

empresas de la CORNAP. Otro elemento de ‘discontinuidad’ con respecto al pasado pasa por la reducción de arrendamiento o la aparcería como forma de tenencia de la tierra. En 1963 las tierras arrendadas llegaban al 12.6 por ciento de la superficie en fincas, y que en 1971 sumaban el 17.6 por ciento de la superficie, mientras que en la actualidad representan sólo el 2.5 por ciento de la superficie en fincas. Tanto las entregas de tierras por las reformas agrarias de los años ochenta y noventa, y los importantes avances de la frontera agrícola han sido mecanismos de acceso a la tierra más importantes que el arrendamiento de tierras. En el marco de conflictos de propiedad por la existencia de superposiciones de títulos en las tierras que fueron afectadas por las reformas agrarias ha hecho más inseguro este tipo de cesión temporal de tierras. A su vez, la desaparición del cultivo del algodón (donde existía un importante segmento de tierras arrendadas) redujo el peso de esta modalidad. Existe una modalidad de arrendamiento entre pequeños propietarios y pequeños arrendatarios, muchas veces parientes entre si o vecinos, extendida en zonas de mayor presión demográfica sobre el suelo;. sin embargo el Censo no logra captar en buena medida debido a que se hacen baja arreglos muy informales, cambiantes, y en buena medida entre parientes.

3. Formas de Tenencia y Zonas Agrarias En el cruce entre tipos de productores (las 14 categorías de formas de tenencia definidas) y las 8 zonas agrarias construidas se observan, por ejemplo, como en las zonas 7 (Frontera Agrícola) y 8 (Resto del Atlántico) el peso de la categoría 1 (productores individuales con escritura publica) suman solamente el 32.8 y 13 por ciento, respectivamente, del conjunto de los productores de las zonas mencionadas. De igual modo, viendo por macro regiones se comprueba que en el Atlántico en su conjunto el 31.8 por ciento de los productores son individuales con escritura pública. A su vez, en este mismo cuadro se ve que no hay diferencias tan marcadas entre el Pacifico y el Centro en el peso relativo de esta categoría de productores individuales con escritura pública (45.3 y 48.2 por ciento respectivamente en esas zonas).

4. Formas de Tenencia y Estratos de Fincas Los distintos estratos de productores representan pesos diferentes en los grandes rubros de las actividades agropecuarias. Los cambios en la tenencia de la tierra han incidido en el peso relativo de los estratos. El estrato inferior a las 200 manzanas, que se caracteriza globalmente por estar conformado por fincas donde el trabajo familiar tiene un peso alto, suma el 81.2 por ciento de los cultivos anuales, el 65.5 por ciento de los cultivos permanentes, y el 67.6 por ciento del hato de ganado vacuno. Estos estratos inferiores a las 200 manzanas de extensión, con un peso significativo en la producción total presentan relativamente el perfil de tenencia con menor presencia de formas estrictamente formales, o sea las que el Censo tipifica como explotaciones con escritura pública. Estas fincas menores a las 200 manzanas declaran tener una escritura pública sobre sus tierras en el 48.2 por ciento de los casos. Por su lado, las fincas mayores a las 200 manzanas en el 69 por ciento de los casos declaran tener escritura pública.

70

5. Cambios en la Distribución de la Tierra en Fincas Los datos censales ofrecen un panorama global útil para comprender los cambios ocurridos entre fines de los ochenta y la actualidad. Las áreas son cedidas totalmente por las áreas estatales y las unidades con formas colectivas de tenencia y se produce una redistribución hacia distintos estratos. En la distribución de las tierras cedidas por el sector reformado se comprueba que el 37.6 por ciento de la tierra pasó al estrato de 50 - 200 manzanas, un 25.6 por ciento para el estrato de 200 a 500 manzanas; o sea que estos dos estratos representativos de estratos intermedios suman cerca de 2/3 de la redistribución. Esto estaría verificando procesos observados en otras reformas agrarias latinoamericanas, que en buena medida significaron la reducción del estrato más tradicional de las grandes haciendas, la modernización de un segmento de ese mismo estrato superior, y el fortalecimiento de sectores intermedios del campo. En esta década se comprueba este movimiento entre estratos, particularmente la reducción del sector reformado en beneficio de diversos sectores, la ampliación de nuevas tierras, y la recuperación de zonas que estaban abandonadas por consecuencia de la guerra. En total, las tierras en movimiento (entre estratos, incorporadas o reincorporadas a la producción) suman casi 2.8 millones de manzanas equivalentes al 31 por ciento de la tierra existente al final del período en 2001. En consecuencia, se está ante dos décadas donde una parte importante de la tierra en fincas, alrededor de un 30 por ciento, estuvo en un proceso permanente de redistribución, primero hacia las formas colectivas y estatales y posteriormente hacia distintos estratos de productores individuales.

6. Acceso al Crédito y a la Asistencia Técnica El 15.8 por ciento de los productores individuales tiene acceso al crédito, los otros tipos de productores tienen un acceso mayor. Algo similar ocurre con la Asistencia Técnica y la Capacitación. Las cooperativas tenían acceso al crédito, según el Censo, en el 29.7 por ciento de los casos. Las empresas privadas en el 38.5 por ciento de los censados. En esto operaria el peso que ONGs y proyectos de desarrollo (de agencias gubernamentales, la cooperación bilateral y multilateral y organismos no gubernamentales) tienen presencia en zonas de cooperativas y empresas de trabajadores y desmovilizados. Mientras que el crédito formal bancario tiene un alcance muy limitado, más concentrado en las empresas privadas típicas, las ONGs, cajas rurales, bancos comunales, cooperativas de ahorro y crédito, y programas del gobierno, tendrían, relativamente hablando, mayor peso en estos estratos de productores no individuales en sentido estricto. Cabe aclarar que estas afirmaciones hacen referencia al acceso al crédito o la asistencia técnica, y no hay datos disponibles sobre la magnitud de los créditos recibidos tanto como sector como por productor. Tampoco se habla sobre la calidad y la intensidad de los servicios de Asistencia Técnica.

71

ANEXO 1: METODOLOGIA 1.1 Adecuación de la Base de Datos del CENAGRO III Con el objeto de tener una base de datos de trabajo limpia, en el proceso de revisión de la Base de Datos del CENAGRO, se procedió a eliminar los datos incompletos que no permitían obtener respuestas plenas, lo que significo una disminución del 3.5% del total de casos disponibles. Posteriormente se cotejaron las variables que aparecen en la base de datos, con las variables expresadas en la Boleta del Censo, a fin de verificar su existencia y significado, y así proceder a definir aquellas variables que respondan a los objetivos del estudio y puedan aceptar la transformación deseada. Este proceso previo, posibilita la integración posterior de variables que permitieran la separación y consolidación de la información, por Macro región, Zona Agraria y Estratos de tamaño, con lo cual, utilizando SPSS se realizaron las primeras corridas que nos permitieron obtener los primeros resultados de estadística descriptiva.

1.2 Análisis de la Información Contenida en el Censo Es importante señalar que las preguntas contenidas en el CENAGRO III no fueron diseñadas para explicar en detalle las diversas situaciones de la estructura de tenencia de la tierra ni de la situación legal de la propiedad en el país. La información contenida es útil, pero muy agregada, y no permite conocer por ejemplo si las tierras que se declaran con escrituras publicas están registradas o no, en el Registro Publico de la Propiedad, o si estos documentos están desactualizados porque los actuales ocupantes (familiares o no) no han actualizado las compras u herencias 25 . Una segunda situación se da con la variable Condición Jurídica del Productor, donde no se registra adecuadamente las áreas colectivas de las comunidades indígenas tanto del Pacifico como de la Costa Atlántica. Este primer análisis, antes de proceder a operar la base de datos nos llevo a definir las categorías principales de los derechos de propiedad. Las entradas principales en la tipología de las formas de tenencia de propiedad fueron los siguientes: a) Tierra de las comunidades indígenas En esta categoría, podemos considerar las tierras sobre las cuales se retienen derechos colectivos por un grupo de personas. Las comunidades indígenas derivan sus derechos sobre las tierras indígenas de los derechos tradicionales que datan antes de la colonización española e inglesa y fueron parcialmente reconocidos a través de convenciones entre el Gobierno Británico y el gobierno de Nicaragua o con la atribución de varios títulos. Los derechos se retienen colectivamente por todos los miembros de la comunidad. Estas tierras deberían incluir todas las tierras indígenas bajo manejo directo de la

25

. En un simulacro de Barrido sistemático realizada por el Proyecto de Ordenamiento de la Propiedad (PRODEP) en la comunidad de Los Sánchez del municipio de San Rafael del Sur, del departamento de Managua, en septiembre del año 2001, se encontró que los derechos de tenencia de la tierra en esa comunidad en general se derivaban de la posesión continua ejercida por varias generaciones, y según el listado del INETER registrados hasta 1972, solo un 14% de los propietarios se mantenían aun en las parcelas; las fincas restantes en su mayoría habían sido transmitidas verbalmente a sucesiones intestadas, las que incluso ya habían realizado desmembraciones a terceros.

72

comunidad y no las tierras indígenas que han sido atribuidas en posesión a los miembros de las comunidades para su manejo individual. A partir de la información presentada por el Censo Poblacional de 1995, se definieron los municipios más indígenas del Atlántico, sobre la base de la población de más de 5 años según lengua materna por municipio. (Ver tabla siguiente), lo que fue imposible realizar para las comunidades indígenas del Pacífico. POBLACIÓN DE 5 AÑOS Y MÁS, POR LENGUA MATERNA (En Porcentajes) Total Municipios Español Indígenas Miskito Sumo Ingles Otros Puerto Cabezas 14.03 85.94 84.15 1.72 0.07 0.03 Prinzapolka 24.15 75.79 70.51 0.24 5.04 0.06 Waspan 7.42 92.54 91.71 0.57 0.26 0.05 Rosita 83.64 16.27 11.07 4.83 0.37 0.09 Bonanza 58.18 41.82 10.31 31.34 0.17 0.00 Siuna 99.06 0.92 0.43 0.41 0.07 0.03 RAAN Waslala 99.86 0.07 0.05 0.00 0.02 0.06 Sub – Total 61.84 38.11 34.16 2.80 1.15 0.05 El Tortuguero 11.28 88.36 17.88 0.09 70.39 0.37 Bluefield’s 18.56 81.26 8.09 0.10 73.06 0.18 Desembocadura de Río Grande 19.61 80.36 69.11 4.46 6.79 0.04 La Cruz de Río Grande 67.91 31.88 2.54 0.11 29.23 0.21 Kukra Hill 90.99 9.01 7.89 0.36 0.76 0.00 Laguna de Perlas 87.07 12.84 2.42 0.07 10.35 0.08 Corn Island 92.41 7.58 0.92 0.15 6.50 0.01 El Rama 99.73 0.23 0.04 0.07 0.12 0.04 Nueva Guinea 99.89 0.08 0.03 0.02 0.03 0.04 Paiwas 99.97 0.02 0.02 0.00 0.00 0.01 Muelle de los Bueyes 99.91 0.04 0.01 0.02 0.01 0.04 RAAS El Ayote 0.00 0.00 0.00 0.00 0.00 0.00 Sub – Total 89.75 10.18 2.10 0.12 7.96 0.07 RAAN + RAAS 78.21 21.73 15.36 1.23 5.14 0.06 Resto de Nicaragua 99.72 0.22 0.12 0.05 0.06 0.05 Nicaragua 97.54 2.41 1.67 0.17 0.57 0.05 Fuente: Tabulación del Censo Poblacional de 1995.

73

b) Empresas La categoría denominada de empresas, son tierras con derechos de propiedad privada totales (“dominio pleno") a través de escrituras publicas, o títulos entregados por el Estado. En el caso del CENAGRO encontramos reportados 327 casos que se calificaban como empresas. Para saber quienes consideraban a sus unidades de producció n como empresas, se saco un listado de estos por municipio y departamento y se comparo con los listados de la CORNAP, y se separaron las fincas entregadas por la CORNAP a las empresas del Área Propiedad de los Trabajadores (APT), del Ejercito y de la Ex RN, conformando con esto, un sector de tierras transferidas por el Estado a las empresas del APT, y grupos de desmovilizados. (Ver tabla siguiente). Tierras transferidas por el Estado (APT, Desmovilizados) dentro del CENAGRO según área (Mzs) Departamento Superficie Total APT Desmovilizados RN Licenciados EPS Privados Atlántico Norte 13,026.35 Boaco 4,939.31 Carazo 1,811.67 23 5 Chinandega 54,654.69 2,259 1,045 Chontales 40,037.80 15,000 9,900 Estelí 395.00 260 Granada 17,253.40 900 118 Jinotega 7,236.15 560 849 736 León 15,020.00 1,312 4,370 Madriz 374.00 Managua 46,464.20 150 3,000 Masaya Matagalpa Nueva Segovia Río San Juan Rivas Total

5,941.36 18,869.83 3,720.50 11,541.10 25,435.00 266,720.36

2,378 249 5,200 28,031

464 114 578

112 2,000 2,961

29 6,175.50 2,633 28,272.19

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario 2001

c) Tierras en administración publica Aunque por derecho constitucional el Estado de Nicaragua tiene amplios derechos sobre todas las tierras, se pueden considerar como tierras públicas, aquellas que permanecen bajo jurisdicción pública, es decir, aquellas tierras que no han sido asignadas bajo ninguno de los otros derechos a individuos u otras entidades. Las tierras reservadas para usos especiales incluyen carreteras, áreas bajo control militar, tierras reservadas por razones de seguridad, y áreas costeras y fronterizas. Las tierras municipales son tierras públicas bajo la jurisdicción de las municipalidades (como entidades). Las áreas protegidas son tierras públicas con restricciones especiales sobre el acceso, uso y extracción,

74

establecidas por ley o por decreto. En esta categoría se reportan 43 casos, de las cuales 72% declaran tener una escritura pública y el resto declara tener otras categorías de tenencia. En este caso, con la información contenida en el Censo no se pudo conocer que áreas eran partes de terrenos ejidales y que partes estaban dentro de las áreas Protegidas; por lo que se decidió mantener la agrupación realizada por el Censo. d) Sector reformado En este sector entrarían las tierras poseídas de manera individual o colectiva por cooperativas, colectivos familiares, tierras del APT, Ex EPS, ex RN y beneficiarios individuales. A partir de esto se decidió crear una categoría abarcadora la del sector reformado, de la que se separaron aquellos propietarios individuales que declaraban tener un título de reforma agraria. e) Derechos de posesión En esta categoría de derechos entrarían aquellos que declaran no tener escritura pública o estar en proceso de legalización. Es decir, se aplica a casos en donde el propietario tendría el derecho de obtener un título legal de posesión pero no lo ha reclamado o esta en proceso de hacerlo. Este derecho puede estar trascrito en documentos informales, o ni siquiera estar escrito en ningún documento pero reconocido por la comunidad. f) Derechos de usufructo Los datos del CENAGRO, también presentan casos de derechos de usufructo para tierras que no están explotadas únicamente por la entidad que ejerce el derecho de propiedad. Esto no incluye las tierras arrendadas. Aquí se puede observar, que este tipo de tenencia esta en todos los sectores. 1.3 Definición de la Tipología de las Formas de Tenencia de la Tierra Se definió una tipología de formas de tenencia con el fin de proporcionar un marco para la clasificación de todas las tierras de acuerdo a la tenencia de la tierra combinado con el derecho de propiedad. Por lo que se decidió, que la entrada principal en la tipología debía ser primeramente los derechos de propiedad: Formas individuales y formas colectivas de tenencia, la que posteriormente nos permitió agrupar los diferentes tipos de tenencia de la tierra. A: Formas individuales de tenencia En esta categoría se consideran tres formas de derecho: los derechos de propiedad privada totales (derecho pleno), los derechos de posesión y los derechos de usufructo. Aquí se agruparon los propietarios individuales que poseen una escritura publica, individuales que cuentan con un título de reforma agraria (individual o mancomunada); empresas privadas con escritura publica y colectivos familiares con escritura pública.

75

En la categoría de propietarios con derechos de posesión se ubicaron aquellos propietarios individuales que declararon no tener escritura pública o estar en proceso de legalización. En esta categoría se agruparon a los propietarios individuales sin escritura pública, los que están en proceso de legalización y los que tienen otras formas de tenencia; además, de las empresas privadas que no cuentan con documentos, las que están en proceso de legalización, que arriendan tierras y las que tienen diversas formas de tenencia. También se consideran dentro de esta categoría, los colectivos familiares que no tienen una escritura pública, o están en proceso de legalización, o que arriendan tierras o que tienen diversas formas de tenencia. En la categoría de derechos individuales de usufructo, se consideran los casos de tierras que no están explotadas únicamente por la entidad que ejerce el derecho de propiedad. Aquí solo se consideran a los arrendatarios individuales. B: Formas colectivas de tenencia En esta categoría, se consideraron todas las tierras sobre las cuales se retienen derechos colectivos por un grupo de personas: Cooperativas, Comunidades indígenas, tierras en administración pública, las empresas del sector público (CORNAP) y otras formas colectivas de tenencia. TIPOLOGIA DE TENECIA A. FORMAS INDIVIDUALES DE TENENCIA 1. Individuales con Escritura Publica 2. Individuales con titulo de reforma agraria (Individual o mancomunado) 3. Empresas Privadas Con Escritura Publica 4. Colectivo Familiar con Escritura Publica 5. Individuales sin Escritura Publica en proceso de legalización y otras formas de tenencia 6. Empresas privadas si Escritura Publica, en proceso de legalización, tierras arrendadas y otras formas de tenencia 7. Colectivo Familiar sin Escritura Publica, en proceso de legalización, tierras arrendadas y otras formas de tenencia 8. Individuales Arrendatarios B. FORMAS COLECTIVAS DE TENENCIA 9. Cooperativas con Escritura Publica 10. Cooperativa sin Escritura Publica, en proceso de legalización, TRA un solo dueño, mancomunadas, tierras 11. Sector Reformado (CORNAP) 12. Comunidades Indígenas 13. Administración Publica 14. Otros Tipos de condición jurídica

76

1.4 Los Niveles de Análisis Para efectos del análisis se definieron cuatro niveles de análisis para presentar los resultados del Censo Agropecuario, estos son: a) La M acro región Desde el punto de vista fisiográfico el territorio nicaragüense se divide en tres “macro regiones”. Pacífico, Central y Atlántico), las que presentan características bien definidas de clima, suelos y topografía. En el primer nivel de análisis se agruparon los datos a partir de esta clasificación. La Macro región del Pacífico, ocupa el 15% del territorio nacional, con suelos de alta fertilidad desarrollados a partir de cenizas volcánicas recientes y distribuidos sobre extensas planicies. El clima es sub – húmedo, con una precipitación anual menor de 2000 mm. La Macro región Central, abarca el 35% del territorio nacional. El relieve es accidentado con pequeños valles intramontanos, clima húmedo y fresco, con una estación lluviosa prolongada. Suelos originados a partir de rocas volcánicas terciarias y de alto potencial productivo. La Macro región del Atlántico, ocupa el 50% del territorio nacional, tiene una topografía plana, constituida por suelos de vocación forestal, no aptos para la agricultura debido a las altas precipitaciones y temperaturas que ocurren durante todo el año. b) Las Zonas Agrarias del País La regionalización o zonificación del país busca como caracterizar la diversidad regional del agro. Tradicionalmente se ha zonificado subdividiendo el área con criterios administrativos, es decir, por departamentos y municipios. Esta subdivisión tiene la ventaja de que la mayor parte de la información esta disponible y clasificada de esta manera. En los años 80 se hicieron diversos intentos de regionalización, según los criterios con los que se hayan realizado y los objetivos que perseguían. Unos priorizaron los criterios de tipo agro ecológico, otros daban mas peso a las estructuras agrarias y en el peso de determinado sector social. La definición de las grandes zonas agrarias aquí es retomada de un trabajo preparado para el INECFNUAP-OIM “Migraciones Internas en Nicaragua” basada en los criterios siguientes: Diferencias agro ecológicas, rubros productivos prevalecientes, tipos de productores prevalecientes, disponibilidad de infraestructura y los procesos migratorios internos. En la preparación de esta tipología son antecedentes prioritarios los trabajos del CIERA de los ochenta, y el libro El Campesino Finquero (tomo 1) preparado por Nitlapan - UCA.

77

Debido a que el concepto de frontera agrícola es un concepto dinámico, para este trabajo, basados en la definición de un criterio que englobe a los municipios con una mayor presencia indígena, la zona de frontera agrícola definida se dividió en dos nuevas zonas: Frontera Agrícola (zona 7) Resto del Atlántico (zona 8). Las zonas agrarias serían entonces: (i). Zona de Planicie del Pacífico (ii) Zona cafetalera antigua del Pacífico y la agricultura intensiva minifundista (iii) Managua (iv) Zona seca del Pacífico (v) Zona seca del Interior (vi) Zonas Cafetaleras / ganaderas del interior (vii) Frontera Agrícola (viii) Resto del Atlántico (i). Zona de Planicie del Pacifico Comprende las tierras planas, tradicionalmente de alta fertilidad, en el marco de un clima de trópico seco de los departamentos de León, Chinandega, Managua y Rivas. Se ha dedicado históricamente al algodón, ganadería, sorgo, caña de azúcar, ajonjolí, musáceos y granos básicos. Actualmente hay una diversificación hacia maní y soya por parte de grandes productores, anteriormente algodoneros. Es una zona de antiguo asentamiento, donde la gran propiedad tradicional tuvo un peso significativo, en parte alterada por la reforma agraria. Partes importantes de los departamentos de León y Chinandega se encuentran en una situación de crisis debido a la reducción de las áreas sembradas anteriormente dedicadas al algodón, con disminución de ingresos de los productores, y de salarios para los sectores semiproletarios. Las modificaciones derivadas de la desaparición del algodón, determinan una disminución del valor de la producción generado en esta zona, y en particular un incremento del desempleo de la fuerza de trabajo. Otras actividades no agrarias han perdido el dinamismo de un cultivo altamente demandante de insumos y servicios asociados. Parte de las tierras se han volcado al ajonjolí. Mas recientemente ha surgido, fundamentalmente en el departamento de Chinandega, la siembra de maní en tierras anteriormente algodoneras. Se observa la concentración de la producción de este rubro en un relativamente reducido número de grandes productores. En el caso del departamento de Rivas, de fuerte vocación ganadera, y con buenas conexiones con el resto del Pacifico nicaragüense, fronterizo con Costa Rica, y alejado de los conflictos militares de posguerra y de auge del bandidismo rural (a diferencia de los departamentos del Centro y Norte del país). Hay procesos agrícolas de diversificación alrededor de algunas frutas en el área de la meseta de Carazo (pitahaya), ajonjolí de pequeños productores en Chinandega y León; café (tradicional y orgánico en las faldas del Mombacho, meseta de Carazo, Managua y zonas de Masaya). Se han conformado algunas Cooperativas de Productores para la comercialización de ajonjolí en Chinandega y León.

78

En los departamentos fronterizos del Norte y Sur se observa el efecto del comercio con los países vecinos. El ganado, leche y derivados y granos básicos producidos en Nicaragua son en buena medida vendidos a los países vecinos, aprovechando a veces precios mejores, y fundamentalmente un poder de compra mas fuerte expresado en comerciantes con mayor disponibilidad de circulante. (ii) Zona Cafetalera Antigua del Pacifico y la Agricultura Intensiva Minifundista Esta zona es excepcional en el conjunto de la agricultura nicaragüense por su elevada densidad de población, con más de 120 habitantes rurales por kilómetro cuadrado, que lo acerca al patrón salvadoreño. Es la única zona del país que tendría un nivel de presión demográfico de tipo “denso”, según la clasificación de Boserup 26 . Este efecto demográfico se observa en probablemente el valor agregado agrícola por unidad de superficie agropecuaria en fincas, el mas elevado del país, una gran atomización de la propiedad de la tierra, y una agricultura intensiva (frutas y hortalizas para los mercados urbanos vecinos). El café, si bien se asentó originalmente en la gran propiedad que, con modificaciones, persiste hasta el presente, en las Sierras de Managua, la Meseta de Carazo y las faldas del volcán Mombacho en Granada, coexiste con una enorme masa de pequeños cafetaleros. A mediados de los años setenta se contabilizaron cerca de 6,600 pequeños caficultores (CIERA 1989, Vol. 4:99) en las regiones de Managua y Sur. En frutas y hortalizas, existe un numeroso sector productivo que en buena medida tiene una escala de patio, con sistemas de producción muy simples, y vinculados al mercado de Managua. Hay programas de incentivos a la pitahaya y café orgánico, junto a la tradicional producción hortícola de abastecimiento urbano. Sin embargo, las actividades agrícolas tienen mucha competencia con inserciones ocupacionales urbanas; datos disponibles señalan que la población rural en edad activa que trabaja en la agricultura en Masaya alcanza a solo el 42 por cinto de la fuerza de trabajo, mientras que el resto lo hace en otros oficios o profesiones (datos no publicados del Censo e Población de 1995). Esta proporción de inserción no agrícola de la población rural es la mas alta del país; por ejemplo, en Matagalpa y Jinotega mas del 80 por ciento de la población en edad activa rural labora en la agricultura. Por otro lado, en términos relativos es la zona del país donde los niveles de pobreza rural son menores aunque son evidentes los niveles de minifundismo que hacen inviable a una parte importante de las unidades de producción existentes. (iii) Managua Abarca el municipio de Managua (iv) Zona Seca del Pacifico Concentrada en la parte norte de los departamentos de Chinandega y León, con tendencias a extenderse hacia áreas vecinas, presenta un deterioro creciente de los recursos naturales. Particularmente se

26

. E. Boserup “Población y Cambio Tecnológico”.

79

observan problemas crecientes para obtener agua, y fuertes problemas culturales en la población campesina ante este tema. Hay una escasa cultura para cosechar y mantener agua de lluvias, lo cual se explicaría por las pocas décadas en que los problemas el agua se han vuelto agudos, tanto por las sequías para las siembras, como para consumo humano o animal. Por otro lado, la disminución de los cultivos de agro exportación, particularmente del algodón, redujo sensiblemente los ingresos monetarios obtenidos anteriormente en el trabajo estacional, sin que se generaran formas alternativas de generar ingresos. En parte la reforma agraria – en el norte de Chinandega - alivió los altos niveles de sobreexplotación de los municipios de la zona seca al promover el desplazamiento de población. (v) Zona Seca del Interior Es prácticamente similar a la anterior, pero mucho mas extendida territorialmente, abarcando municipios de Nueva Segovia, Madriz, Estelí, Jinotega, Matagalpa y Boaco, en una franja que cruza el Interior del país, articulando las macro regiones del Pacífico y del Interior. Incluye áreas de laderas y también zonas de tierras más planas y secas, dedicadas a la ganadería extensiva. Las opciones de desarrollo campesino son similares a las mencionadas para las Zonas secas del Pacifico, pero incluiría la ganadería extensiva de zona seca. (vi) Zonas Cafetaleras / Ganaderas del Interior Desde el punto de vista de los productos que se generan (café, ganado, granos básicos) y del valor de la producción agropecuaria, es la zona del país más importante. Controla mas de ¾ partes de la producción de café (regiones Segovia y Norte), un peso de más de 60 por ciento del hato ganadero (regiones Segovia, Central y Norte), y algo similar en granos básicos. Si bien son zonas de poblamiento antiguo, las posibilidades de acceso a las fincas, particularmente para los pequeños productores, siguen siendo limitadas, constituyendo una de sus trabas principales la falta de caminos de penetración (para bajar las cosechas, subir insumos y otros bienes), o de medios de transporte propios (mulas) para movilizar su producción. Unido los problemas de transporte, están las dificultades de comercialización, y el acceso a mecanismos crediticios que posibiliten una acumulación de capital en las economías campesinas fuertemente descapitalizadas. (vii) Frontera Agrícola La frontera agrícola se refiere, en términos agro ecológicos, a la zona de transición entre el bosque del trópico húmedo y la actividad agropecuaria, la que en Nicaragua tiende a avanzar del oeste al este. En términos sociopolíticos, la frontera agrícola es una zona de reciente colonización y bastante alejada de la infraestructura establecida del país, es también una frontera institucional, en la cual hay poca presencia del Estado. En la mayor parte de los casos los diferente tipos y estrategias de vida de los productores, están atados a dos elementos: el primero tiene que ver con la ubicación de los productores en los diferentes espacios agro ecológicos (zonas altas o zonas bajas) 27, lo que permite viabilizar o no la economía campesina; el

27

. Las zonas bajas del trópico húmedo por lo general son de suelos frágiles y pobres, con un potencial de uso agrícola muy limitado, susceptibles de degradarse y compactarse muy rápidamente una vez que la cobertura forestal ha sido talada. Las zonas altas están ubicadas entre las cotas 500 – 700 SNM, y por lo general se caracteriza por el poco desarrollo de la infraestructura vial, y donde la concent ración de la propiedad avanza mucho más lentamente, y el flujo migratorio hacia otras zonas de la frontera agrícola es más reducido. Edgar Fernández “Reforma Agraria y Reversión de las Grandes Extensiones Ganaderas de las Zonas Bajas: Referencia sobre las

80

segundo, es una esperanza en común: la frontera agrícola esta asociada a las posibilidades de la capitalización por vía de la ganadería, la que sigue siendo un elemento clave en las estrategias de sobrevivencia y acumulación para los productores. Históricamente, se conoce de zonas de frontera agrícola que lograron transitar hacia una economía campesina próspera, sin escapar no obstante, a procesos de diferenciación social (las zonas altas el norte de Nicaragua), donde la producción campesina dio a luz una capa de pequeños y medianos productores. En cambio los productores ubicados en las zonas planas, cada cierto tiempo están en la disyuntiva de vender su lote por el precio de las mejoras, y comprar un lote mucho más grande más adentro de la montaña, o intensificar o diversificar la producción en su lote; debido fundamentalmente a la crisis de fertilidad de los suelos, a concentración de la tenencia de la tierra en cada zona junto con una “ganaderización – empastamiento” de las tierras. Por esta razón, aunque el frente pionero este inicialmente colonizado por campesinos pobres, la estructura agraria de la frontera agrícola evoluciona progresivamente hacia el predominio de estratos mayores debido a una acumulación local exitosa, pero más que todo, al desarrollo “espontáneo” de un sector de medianos y grandes ganaderos. (viii) Resto del Atlántico Reúne aproximadamente el 30 por ciento del territorio nacional (Regiones Autónomas y parte de Río San Juan), pero concentrando una parte muy reducida de la población. En esta zona están ubicados principalmente los municipios de la RAAN y la RAAS, que son considerados como los más indígenas: En la RAAN: Waspan, Puerto Cabezas, Prinzapolka, Rosita, Bonanza, Siuna y Waslala; en la RAAS: Desembocadura de Río Grande, Corn Island, Bluefield’s, El Tortuguero, Laguna de Perlas, Kukra Hill, y La Cruz de Río Grande. Estos municipios fueron definidos como tales a partir del Censo de Población de 1995, donde se ubica una mayor población de más de 5 años según lengua materna. El principal problema de esta zona es el importante avance que esta ocurriendo sobre los bosques, afectando sus recursos naturales, y a las comunidades indígenas; y hoy en día se reúnen un sinnúmero de actores alrededor de estos recursos: concesiones a empresas madereras y mineras, grupos indígenas, colonos, ambientalistas, proyectos de desarrollo, gobiernos regionales, municipales, consejos de ancianos, representantes del gobierno central, cada uno con sus propios intereses.

condiciones de evolución, y limitantes de los sistemas de producción campesinos”. Documento desarrollado para el Simposium del Estudio del Mercado de Tierras de Nicaragua. Centro de Convenciones Olof Palme, Managua, Nicaragua, Septiembre de 1997.

81

Composición Municipal de la Zonificación Zonas Agropecuarias 1. Planicies del Pacifico

2. Zonas Cafetaleras del pacifico, áreas de minifundio peri urbana y ganaderos 3. Managua 4. Pacifico Seco 5. Interior Seco

6. Zonas Cafetaleras / ganaderas del interior

7. Frontera Agrícola 8. Resto del Atlántico

Municipios del País - León, Larreynaga, Telica, Quezalguaque, La Paz Centro, Nagarote, Chinandega, El Viejo, Puerto Morazán, El Realejo, Chichigalpa, Corinto, Posoltega, San Francisco Libre, Tipitapa, Mateare, Ciudad Sandino, Villa El Carmen, San Rafael del Sur, Nandaime, Rivas, Tola, Belén, Potosí, Buenos Aires, San Jorge, San Juan del Sur, Cárdenas. Ticuantepe, Nindirí, Masaya, Tisma, La Concepción, Masatepe, Nandasmo, Catarina, San Juan de Oriente, Niquinohomo, Diria, Diriomo, Granada, El Crucero, San Marcos, Jinotepe, Dolores, Diriamba, El Rosario, La Paz de Carazo, Santa Teresa, La Conquista, Moyogalpa, Altagracia. Municipio de Managua Achuapa, El Sauce, Santa Rosa del Peñón, El Jicaral, San Pedro del Norte, San Francisco del Norte, Cinco pinos, Santo Tomas del Norte, Somotillo, Villanueva. Mozonte, Santa Maria, Somoto, Totogalpa, Palacaguina, Yalaguina, San Lucas, Las Sabanas, San José de Cusmapa, Pueblo Nuevo, Condega, Estelí, San Juan de Limay, La Trinidad, San Nicolás, San José de los Remates, Santa Lucia, Teustepe, San Lorenzo, Comalapa, San Isidro, Sébaco, San Dionisio, Terrabona, Ciudad Darío. Jalapa, Murra, El Jícara, San Fernando, Dipilto, Macuelizo, Ocotal, Ciudad Antigua, Quilalí, Telpaneca, San Juan del Río Coco, Wiwilí (Nueva Segovia) Boaco, Camoapa, Juigalpa, La Libertad, Santo Domingo, Santo Tomas, San Pedro de Lovago, Acoyapa, Villa Sandino, Cuapa, El Coral, Wiwilí (Jinoteguita), Cuá – Bocay, Santa Maria de Pantasma, San Rafael del Norte, San Sebastián de Yalí, La Concordia, Jinotega, Rancho Grande, Río Blanco, El Tuma – La Dalia, Matagalpa, San Ramón, Matiguás, Muy Muy, Esquipulas, Muelle de los Bueyes, Nueva Guinea Paiwas, El Ayote, El Almendro, Morrito, , San Miguelito, San Carlos El Castillo, Rosita, Rama, Bonanza, Waslala, Siuna, La Cruz de Río Grande,, Kukrahill, Prinzapolka, Puerto Cabezas, Waspan, Bluefields, Corn Island, Desembocadura del Río Grande, El Tortuguero, Laguna de Perlas, San Juan del Norte,

c) Los Estratos de Tamaño Para poder presentar un análisis de la estructura de tenencia a nivel nacional, de las macro regiones y las zonas agrarias, se retoma una clasificación hecha en los años 70 para estudiar la tenencia de la tierra entre cinco diferentes estratos: menos de 10 manzanas, de 10 a 50, de 50 a 200, de 200 a 500 y de 500 a mas manzanas de tierra. Sin discutir la precisión con que estas denominaciones se aplican a estos tamaños de fincas, en este trabajo, más bien se utiliza con fines comparativos de la evolución histórica de la tenencia de la tierra. Esta clasificación, posteriormente nos permite presentar datos agrupados de la estructura de tenencia y la situación legal de la propiedad, a nivel del país, las macro regiones y las zonas agrarias.

82

d) Inversiones en Capital Fijo (plantaciones e instalaciones de infraestructura) Con la hipótesis de que existe un continuo entre productores que tienen una mayor regularización de la propiedad, desarrollan plantaciones permanentes, y desarrollan infraestructura productiva ( bodegas, equipos de riego), y en el otro extremo productores que tienen una situación legal de su propiedad irregular, tienen solo cultivos anuales, pastos naturales y animales, y las situaciones intermedias que se pueden encontrar entre los extremos de estas categorías, se agruparon a los propietarios entre aquellos que tienen cultivos perennes y aquellos sin cultivos perennes. Posteriormente, esta agrupación se cruzó con las variables ya trabajadas de formas de tenencia según criterios de formalidad jurídica, (escritura pública) orígenes de los títulos (reforma agraria, tierras municipales, comunidades indígenas) que poseen, y organización social (individuales, cooperativas, empresas y colectivos). Seguidamente, los datos se crean un grupo de productores que tienen café y otro grupo de los que tienen bodegas. De esta manera teníamos dos formas de medir el control sobre los procesos agrarios que desenvuelven los productores analizados, el proveniente de bases jurídicas y políticas, y el derivado de enraizamientos en procesos productivos y de inversión. Estas agrupaciones se combinaron por macro regiones y zonas agrarias con las formas de tenencia, para observar las variaciones que la situación legal opera sobre los otros determinantes.

83

ANEXO 2: CUADROS DE SOPORTE DE LOS RESULTADOS PRESENTADOS CAPITULO 2: Anexo Tabla 2.2 Nicaragua: Superficie en fincas, según situación legal de la propiedad por estratos de tamaño Estrato 0 – 10 10 – 50 50 - 200 200 - 500 Mas de 500 Total

Con Sin Escritura Escritura En Proceso de Con TRA (Un Con TRA Otras Formas Publica Publica legalización solo dueño) Mancomunado Arrendadas de tenencia 192,863 70,143 56,990 35,070 17,536 26,304 39,455 900,636 317,872 229,574 176,595 35,319 35,319 70,638

Total 438361 1765953

2,013,797 119,1740

454,728 148,967

324,806 132,416

259,845 99,312

32,480 16,552

64,961 33,104

97,442 33,104

3248059 1655195

1,323,075 80,408 5,622,111 1,072,118

104,165 847,951

126,094 69,6916

23,757 125,644

25,584 185,272

144,369 385,008

1827452 8,935,020.49

9.5

7.8

1.4

2.1

4.3

100

62.9

12.0

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

Anexo a la tabla 2.4 Nicaragua: Acceso de los productores a la asistencia técnica Recibió Asistencia Técnica % No %

Condición Jurídica Sí Individuales

Total

22,940

12.0

167,603

88.0

190,543

Cooperativa Colectivo Familiar

213 263

36.2 18.5

376 1,160

63.8 81.5

589 1,423

Empresa

161

55.9

127

44.1

288

Comunidad indígena Administración Publica

6 15

27.3 36.6

16 26

72.7 63.4

22 41

Otras

61

36.1

108

63.9

169

18

64.3

10

35.7

28

23,677

12.3

169,426

87.7

193,103

CORNAP Total

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

84

Anexo a la tabla 2.4 Nicaragua: Acceso de los productores a la capacitación Recibió Capacitación

Condición Jurídica Si Individuales Cooperativa Colectivo Familiar Empresa Comunidad indígena Administración Publica Otras CORNAP

%

No

%

Total

23,433 202 281 84 9 15 51 13

12.3 34.3 19.7 29.2 40.9 36.6 30.2 46.4

167,080 387 1,142 204 13 26 118 15

87.7 65.7 80.3 70.8 59.1 63.4 69.8 53.6

190,513 589 1,423 288 22 41 169 28

Total 24,088 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

12.5

168,985

87.5

193,073

Anexo a la tabla 2.4 Nicaragua: Acceso de los productores al crédito Condición Jurídica Solicito Préstamo Recibió Préstamo Si % No % Total Si % No % Individuales 45,003 23.7 145,170 76.3 190,173 29,145 15.3 161,028 84.7 Cooperativa 230 39.0 359 61.0 589 175 29.7 414 70.3 Colectivo Familiar 478 33.6 945 66.4 1,423 374 26.3 1049 73.7 Empresa 116 40.3 172 59.7 288 111 38.5 177 61.5 Comunidad indígena 5 22.7 17 77.3 22 1 4.5 21 95.5 Administración Publica 2 4.9 39 95.1 41 0 0.0 41 100.0 Otras 31 18.3 138 81.7 169 27 16.0 142 84.0 CORNAP 12 42.9 16 57.1 28 11 39.3 17 60.7 Total 45,877 23.8 146,856 76.2 192,733 29,844 15.5 162889 84.5 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

85

Anexo a la tabla 2.5 Nicaragua : Acceso de los productores al crédito según fuente de financiamiento Condición Jurídica Individuales Cooperativa Colectivo Familiar

Cajas o Bancos Banca Comunales Privada ONG / Rurales 4,144 10,620 18 68

Proyectos / programas de Gobierno

Cooperativa de Empresa/Casa Ahorro y Crédito Comercial Otros

Total

3,551 22

4,816 16

4,592 30

1,861 11

917 10

30,501 175

56

148

32

52

54

17

15

374

Empresa Administración Publica Comunidad indígena

83

8

1

0

2

14

3

111

0

0

0

1

0

0

0

1

0

0

0

0

0

0

0

0

Otras CORNAP

8 11

9 0

3 0

1 0

1 0

4 0

1 0

27 11

3,609

4,886

4,886

1,907

946

31,200

Total

4,320 10,853

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

Anexo a la tabla 2.7 Nicaragua: Numero de fincas según cultivos perennes y semiperennes, según situación legal Sin En Proceso Con TRA Otra Con de (Un solo Forma de Tenencia Formas de Escritura Escritura Con TRA Tierras control Publica Pública Legalización dueño) (Mancomunado) Arrendadas Tenencia Mixta Total Con cultivos perennes 51,085 16,861 12,570 8,217 1,736 1,644 4,584 6,958 103,655 Sin cultivos perennes 50,366 15,933 13,150 7,251 1,887 3,409 5,174 5,806 102,976 Total 101,451 32,794 25,720 15,468 3,623 5,053 9,758 12,764 206,631

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

86

ANEXO CAPITULO 3: Anexo la Tabla 3.1 Macro Región: Distribución de los productores, según tipo de formas de tenencia, 2001 Pacifico

Tipología de Tenencia 1. Individuales con Escritura Publica 2. Individuales con titulo de reforma agraria (Individual o mancomunado) 3. Empresas Privadas Con Escritura Publica 4. Colectivo Familiar con Escritura Publica 5. Individuales sin Escritura Publica en proceso de legalización y otras formas de tenencia 6. Empresas privadas sin Escritura Publica, en proceso de legalización, y otras formas de tenencia 7. Cole ctivo Familiar sin Escritura Publica, en proceso de legalización, con títulos de reforma agraria (individual mancomunado), y otras formas de tenencia 8. Individuales Arrendatarios Sub Total

Centro Atlántico Área Área Área No. Área Prom. No. Área Prom. No. Área Prom. No. A. FORMAS INDIVIDUALES DE TENENCIA 1156181. 4772 1311 8 2 8 35405 33 2514354 53 1549232 118 96245

5219767

54

4715

113118

24

155

26049

168

94

116683

1241

6

188

19303

103

529

28358

54

47

3418 3 580368

17

23039 283458

33

51581

12

1563

7761 182029

9

249 2389

9120

23

1013

5646 468248

Área Prom.

83

18122

763395.0

42

31765

5294

255

174497

684

7541

160

764

55202

72

58

77768

2061969

27

0

42

60702

0

239 91

686 4900

57175 152073

83 31

2054 6 1198144

0

País Área Total

0

26606 107 366 13609 37 71 16960 55675 23 1810 32285 18 701 64112 173192.1 9247 4013 9 4 5 66173 26 3476806 38 3336002 B. FORMAS COLECTIVAS DE TENENCIA

83

198782 8544779.29

43

9. Cooperativas con Escritura Publica 2924 24832 8 2127 17376 8 266 1860 7 5317 44068 8 10. Cooperativa sin Escritura Publica, en proceso de legalización, TRA un solo dueño, mancomunadas, y otras formas de tenencia 8572 105530 12 3637 49574 766 780 30466 39 12989 185570 14 11. Sector Reformado 377 10723 28 681 20847 31 0 0 0 1058 31570 0 12. Comunidades Indígenas 1 664 664 15 75746 5050 6 20132 3355 22 96542 4388 13. Administración Publica 21 3685 175 18 740 41 5 1597 319 44 6022 137 14. Otros Tipos de condición jurídica 14 15879 1134 9 6565 729 4 4026 1006 27 26469 980 1190 Sub Total 9 161312 14 6487 170848 26 1061 58081 55 19457 390241.2 20 7808 1893284. 4119 Total 2 5 24 98961 3647654 37 6 3394082 82 218239 8935020.47 41

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

87

Anexo Tabla 3.2 Macro región: Estratos de tamaño, según superficie controlada Estrato Macro región Pacifica Macro región Central Macro región Atlántica Total 0 – 10 149,543.49 207,916 37,336 394,795 10 – 50 365,409 824,370 607,542 1,797,321 50 – 200 467,648 1,294,917 1,551,095 3,313,660 200 – 500 318,076 660,225 705,969 1,684,270 Mas de 500 592,607 660,225 492,142 1,744,974 Total 1,893,283 3,647,653 3,394,084 8,935,020.49 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001 Anexo Tabla 3.3 Macro región: Estratos de tamaño y situación legal de la propiedad Estrato

Con Sin Escritura Escritura En Proceso de Con TRA (Un Con TRA Otras Formas Publica Pública legalización solo dueño) Mancomunado Arrendadas de tenencia

Total

0 – 10 10 – 50

78,931 201,841

17,007 41,494

24,322 59,825

PACIFICO 8,683 4,295 25,201 12,278

8,658 11,550

6910 12,521

148,806 364,709

50 – 200 200 – 500 Mas de 500

328,373 229,061

23,770 7,296

50,446 26,150

28,940 29,264

11,092 8,451

16,091 15,419

9,612 2,266

468,325 317,907

447,008

6,152

29,354

55,023

7,938

20,671

27,393

593,539

CENTRO 0 – 10 10 – 50

99,063 502,770

39,674 114,068

28,854 86,652

15,267 68,349

4,370 10,409

6,975 9,125

14,684 31,531

208,887 822,904

50 – 200

1,036,804

93,031

68,479

51,412

9,568

10,972

26,222

1,296,489

200 - 500 Mas de 500

572,682

24,645

26,250

13,525

1,714

6,997

14,671

660,485

491,151

12,595

29,122

24,067 747 ATLÁNTICO

1,003

100,203

658,889

0 – 10

9,479

14,378

5,091

2,321

496

2,185

4,263

38,213

10 – 50

212,662

167,167

85,048

89,799

11,484

13,593

7,864

607,617

50 – 200 200 – 500 Mas de 500

695,325 402,760

344,437 118,424

210,347 84,550

192,438 55,705

29,718 9,030

31,971 13,544

46,858 22,632

1,551,094 70,6645

295,482

63,305

44,584

47,865

14,875

4,212

20,191

49,0513

859,074

707,859

136,465

172,966

367,821

8,935,020.49

Total

5,603,390 1,087,443

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

88

Anexo Tabla 3.5 Macro región: Cobertura de servicios por condición jurídica de los productores Condición Jurídica

Crédito

Capacitación

Asistencia Técnica

Pacifico Centro Atlántico Total Pacifico Centro Atlántico Total 9,006 18,389 1,753 29,148 6,695 14,812 1,926 23,433 175 202 Cooperativa 95 73 7 110 81 11 Colectivo Familiar 372 281 89 272 11 71 201 9 Individuales

Empresa Comunidad indígena Administrac ión Publica Otras S. Reforma do Total

Pacifico 7,873

Centro Atlántico 13,252

1,813

Total 22,938

115

76

12

203

73

185

5

263

61

48

4

113

55

26

3

84

106

54

3

163

0

0

0

0

1

6

2

9

1

13

2

16

0 12

0 9

1 3

1 24

6 27

4 18

5 6

15 51

7 32

3 22

5 7

15 61

3 9,266

8 18,799

0 26

0 1,962

13 24,088

8 8,215

10 13,615

0 1,847

18 23,677

11 4 9 29,844 6,969 15,157

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

Anexo Tabla 3.10 Macro región: Numero de fincas según cultivos perennes semiperennes, según situación legal PACIFICO Formas de control Con cultivos perennes Sin cultivos perennes Total Con cultivos perennes Sin cultivos perennes Total

Total

Sin En Proceso Con TRA Con de (Un solo Con TRA Tierras Otra Forma de Tenencia Escritura Escritura Publica Pública Legalización dueño) (Mancomunado) Arrendadas Tenencia Mixta

27,827

17,189

1,780

3,798

884

420

440

630

2,686

35,539

16,852

4,293

5,424

1,975

948

1,435

1,649

2,963

63,366

34,041

6,073

9,222

1,368

1,875

2,279

5,649

47,739

24,231

7,699

5,061

3,428

782

566

2,667

3,305

45,058 92,797

22,942 47,173

7,650 15,349

5,032 10,093

2,449 5,877

617 1,399

1,401 1,967

2,589 5,256

2,378 5,683

2,859 CENTRO

ATLÁNTICO Con cultivos perennes Sin cultivos perennes Total

28,089

9,665

7,382

3,711

3,905

534

638

1,287

967

19,062 47,151

7,255 16,920

3,990 11,372

2,694 6,405

2,827 6,732

322 856

573 1,211

936 2,223

465 1,432

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

89

ANEXOS CAPITULO 4: Zona Agraria: Tipología de formas de tenencia de la tierra (2001) Zona 1

Zona 2

Zona 3

Zona 4

No.

Área

Área Prom.

No.

Área

Tipo1

13886

718356

52

16672

254559

Tipo 2

2579

63113

24

1123

13108

12

46

1796

Tipo 3

76

87251

1148

61

18873

309

10

1307 131

Tipo 4

69

14133

205

100

2607

26

3

306

Tipo 5

9994

162669

16

7513

40046

5

Tipo 6

19

37787

1989

11

6378

580

0

0

Tipo 7

141

16827

119

72

1566

22

3

Tipo 8 Sub Total

1147

36527

32

1010

10798

11

29

27911 1136664

41

26562

347934

13

Tipo 9

1177

12291

10

1284

8801

7

0

0

Tipo10

4805

61516

13

2468

18496

7

130

117

Tipo 11

337

9035

27

35

923

26

0

0

0

0

Tipo 12

1

664

664

0

0

0

0

0

0

0

Tipo 13

9

2884

320

8

561

Área Área Prom. No. Área Prom. No. 15

70

1348 11066

Área

Área Prom. 63

13789 613856

No.

Área

Zona 6 Área Pro m. No.

Área

Zona 7 Área Pro m.

8

3189

201321

39

985

37167.5

38

1380

27660.95 20

7

3302.1

472

24

7845.61 327

102

14

2634

188

226

13253.32 59

5

5112

105234

21

9349

118703

333 20290.54 61 29341. 13 7 689173.45 23

0

2

7416.1

3708

5

2447.3

489

5

149

50

35

8942

255

168

5795.8

34

230

338

12

183

9225.1

50

585

12421.03 21

1358

8

9527

375242

39

0

274

2619.2

10

965

922135

10

1337

1

1299 25566.6

20

1169

15352.

13

2468

0

0

0

0

0

686

0

0

1

250

250

14

973 4919

2412 19880

2

Zona 5

64

32

Tipo 14 Sub Total

6

13259

2210

7

582

83

2

570

285

6335

99649

16

3802

29364

8

134

751

6

Total

34246 1236313

36

30364

377298

12

2546 20631

8

1 0

162.9 0

163

25526 801983

12

420.2

0

3

1574 28348.7

18

2150

11101 403591

36

27676 831419

45 39449 2580441.8 65 9280 361058.16 39 68

4192.25 1397 29435.95 14

9 6 4520

7140

Área Prom. No. Área 107

772 74733 36759.8 1 425

Área Prom. 97

2304

97

9

1537

19 10963. 9

104

0

0

10885.29 47

31

225

6 6034.59 1006

25757.94 19

562

96

26 2948.06 113

47

21029

81

9222.8

7

221

8

37344

15

519

48

21612

32

0

0

2

1492

42082.88 619

6673

31 80065 3736363

35

No.

Zona 8

1335

75496.06 5393 489 4454.4

54 742

148618.2 33

30 84585 3884981

46

3

59

481

0

0

0 0 4521 294057. .1 07 0

0

86 0 0 65 0

5750 414533 53 59

72 1

131 2110 0 0

16 0

4

17149

0

0

4287 0

2141

2141

2

636

1

21453

110

747

44

195

21776

80

5945 435986

73

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

90

Anexo de la Tabla 2.6 Zona Agraria: Estratos de tenencia, según superficie controlada Estratos Zona 1 Zona 2 Zona 3 Zona 4 Zona 5 0 – 10 68,273 65,122 5,242 21,119 69,871 10 – 50 210,547 74,826 4,789 107,957 214,762 50 – 200 286,739 83,626 4,715 128,712 282,997 200 - 500 223,174 58,400 1,650 55,790 144,802 Mas de 500 458,612 101,499 801 89,395 129,278 Total 1,247,345 383,473 17,197 402,972 841,709 % 14.0 4.3 0.2 4.5 9.4 Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

Zona 6 161,362 834,905 1,505,271 729,669 66,3705 3,894,912 43.6

Zona 7 23,078 304,097 790,813 349,085 254,059 1,721,131 19.3

Zona 8 6,726 86,539 181,679 78,894 72,440 426,278 4.8

Total 420,793 1,838,420 3,264,552 1,641,464 1,769,789 8,935,020 100

Zona Agraria: Numero de fincas según cultivos perennes semiperennes, según situación legal

Formas de control ZONA 1

Con Sin En Proceso Escritura Escritura de Pública Legalización Total Publica 26,286 13,062 2,157 4,158

Con TRA Con TRA Otra (Un solo Mancom Tierras Forma de Tenencia dueño) unado Arrendadas Tenencia Mixta 1,474 816 1,039 1,088 2,492

Con cultivos perennes

7,708

4,151

525

1,159

400

234

227

180

832

Sin cultivos perennes ZONA 2

18,578 26,380

8,911 16,675

1,632 1,516

2,999 3,684

1,074 676

582 311

812 573

908 453

1,660 2,492

Con cultivos perennes Sin cultivos perennes ZONA 3 Con cultivos perennes

18,008 8,372 1,882 1,133

11,812 4,863 1,385 891

977 539 43 30

2,459 1,225 211 114

405 271 30 18

142 169 16 10

188 385 37 8

286 167 108 44

1,739 753 52 18

Sin cultivos perennes ZONA 4

749 8,818

494 2,919

13 2,357

97 1,169

12 679

6 225

29 226

64 630

34 613

Con cultivos perennes

978

335

248

66

61

34

17

120

97

Sin cultivos perennes ZONA 5

7,840 24,007

2,584 13,274

2,109 3,675

1,103 2,457

618 833

191 360

209 685

510 941

516 1,782

Con cultivos perennes

4,511

2,443

656

437

193

90

58

153

481

Sin cultivos perennes ZONA 6

19,496 85,817

10,831 41,978

3,019 13,431

2,020 9,433

640 8,698

270 1,558

627 1,471

788 4,573

1,301 4,675

Con cultivos perennes

52,299

26,009

7,997

5,571

5,204

993

583

2,625

3,317

Sin cultivos perennes ZONA 7

33,518 22,276

15,969 7,544

5,434 5,079

3,862 3,730

3,494 2,662

565 294

888 938

1,948 1,456

1,358 573

Con cultivos perennes Sin cultivos perennes

13,612 8,664

4,592 2,952

3,166 1,913

2,233 1,497

1,698 964

202 92

516 422

800 656

405 168

ZONA 8

7,848

1,297

4,536

878

416

43

84

509

85

Con cultivos perennes

5,406

852

3,262

531

238

31

47

376

69

Sin cultivos perennes

2,442

445

1,274

347

178

12

37

133

16

Fuente: Tabulaciones del Censo Agropecuario, 2001

91

ANEXO 3: POBLACION DE 5 AÑOS Y MÁS, POR LENGUA MATERNA M iskit o Región Municipios Español Sumo Ingles Otros Total Waspan 3,855 23,114 473 20 7 27,469 Puerto Cabezas 7,853 22,931 79 1,639 21 32,523 Prinzapolka 313 3,870 24 11 2 4,220 Rosita 9,723 1,287 561 43 11 11,625 Bonanza 5,541 982 2,985 16 0 9,524 Siuna 41,777 182 175 29 12 42,175 RAAN Waslala 25,758 14 0 5 16 25,793 Sub - Total 94,820 52,380 4,297 1,763 69 153,329 Desembocadura de Río Grande 497 1,752 113 172 1 2,535 Corn Island 494 783 4 3,083 16 4,380 Bluefield’s 20,913 782 35 9,001 66 30,797 El Tortuguero 6,618 574 26 55 0 7,273 Laguna de Perlas 922 402 5 3,629 9 4,967 Kukra Hill 5,140 143 4 611 5 5,903 La Cruz de Río Grande 9,807 98 16 690 1 10,612 El Rama 43,044 18 31 52 16 43,161 Nueva Guinea 63,432 17 14 19 23 63,505 Paiwas 25,738 6 0 0 2 25,746 Muelle de los Bueyes 18,653 2 4 2 8 18,669 RAAS El Ayote 0 0 0 0 0 0 Sub - Total 195,258 4,577 252 17,314 147 217,548 RAAN + RAAS 290,078 56,957 4,549 19,077 216 370,877 Resto de 3,267,40 Nicaragua 4 3,827 1,677 1,855 1,668 3,276,431 3,557,48 Nicaragua 2 60,784 6,226 20,932 1,884 3,647,308 Fuente: Elaboración propia, sobre la base datos del Censo de Población de 1995. INEC

92

93

94

95

96

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Baumeister Eduardo. “Estructura y Reforma Agraria en Nicaragua (1979 - 1989)”. Ediciones Centro de Estudios para el Desarrollo Rural, San José-Managua, 1998. Boserup Ester. “Población y Cambio Tecnológico”. Barcelona, Critica, 1984. Centro de Investigaciones y Estudios de la Reforma Agraria. “Diagnostico Socioeconómico del Sector Agropecuario”, 1980. Dirección General de Estadística y Censos. “Encuesta Agropecuaria de 1952”. Dirección General de Estadística y Censos. “Censo Nacional Agropecuario de 1963”. Dirección General de Estadística y Censos. “Censo de Población de 1963”. FAO. “ Informe de la Misión de la FAO a Nicaragua”, Roma, marzo de 1952. FAOSTAT. “Base Electrónica disponible en Internet”. Fernández Edgar. “Reforma Agraria y Reconversión de las Grandes Extensiones Ganaderas de Zonas Bajas”. Documento desarrollado para el Simposium del Estudio del Mercado de Tierras en Nicaragua, Septiembre de 1997 “La Situación de la Tenencia de la Tierra en el Municipio de Río Blanco, Matagalpa”. MAGFOR / BIDE / USAID, 2001. Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos. “Censo de Población de 1995”. INEC / OIM / UNFPA. “Migraciones Internas en Nicaragua”. Managua, 1997. Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos. “Censo Nacional Agropecuario 2001”. Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos, Mecovi 2001. “Encuestas de Medición de Nivel de Vida”, 2001. Lipton Michael “Towards a Theory of Land Reform”, en David Lehmann (editor) Agrarian Reform and Agrarian Reformism Ed. Faber, Londres, 1974. MAG-FOR. Programa Nacional de Encuestas Agropecuarias. Dirección de Estadísticas. “Mapa de Estratos de Uso de la Tierra”, 2003. Ministerio de Hacienda y Crédito Publico, Proyecto de Ordenamiento de la Propiedad (PRODEP). “Informe parcial simulacro de barrido sistemático ejecutado en la comunidad

97

de Los Sánchez, del municipio de San Rafael del Sur”, Managua. Septiembre del 2001. Oficina Ejecutiva de los Censos ( OEDEC). “Censo Nacional Agropecuario 1971” (datos preliminares, basados en un recuento ma nual). UNASEC. “Diagnóstico sobre las tierras nacionales”, Managua, 1976 (documento de trabajo no publicado).

98

99

Loading...

análisis de la tenencia de la tierra en nicaragua a partir del censo

Ministerio de Agricultura Ganadería y Forestal Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura...

2MB Sizes 3 Downloads 9 Views

Recommend Documents

gobernanza en la tenencia de la tierra y recursos naturales en
Documento de trabajo sobre la tenencia de la tierra 18. ORGANIZACÍON DE LAS .... en tierra y que nos servirán de refer

La Industria de la Ganadería de Carne Bovina en Nicaragua
poblacional, la disminución de la capacidad de gestión, las inadecuadas condiciones para financiar proyectos de largo

Conceptos sobre tenencia de la tierra - AgEcon Search
posesión de la tierra. Ésto implica que hay confianza en el sistema legal y que no existe preocupación sobre la pérd

A partir del 1 de abril de 2016 entra en vigencia la Placa - dnrpa
A partir del 1 de abril de 2016 entra en vigencia la Placa Patente Mercosur para todos los automotores y motovehículos

Caracterización de la enseñanza de la religión a partir de la
supone una asistencia masiva a la clase de religión, lo que hace que la opcionalidad no sea efectiva .... foco propicia

MUSEO DE LA MUSICA DE NICARAGUA MANFUT.ORG
Luis Abraham Delgadillo, (1887-1961) temas folklóricos nicaragüenses de la Purísiima el Niño Dios Luis A. Delgadillo es

Encuesta de Precios de la Tierra 2013
3.1.- Índices. 3.2.-Tasas de variación. 3.3.- Repercusiones. 4.- Series de resultados a precios corrientes: especifica

El conflicto en la Costa Atlántica de Nicaragua en la década de los
Aug 7, 2001 - dictado cursos sobre el pensamiento de Kierkegaard y de Ernst Bloch, en su calidad de profesor visitante d

Crónicas de la Tierra sin Mal : La Leyenda de la Flor del Mburucuyá
Feb 2, 2012 - Sus rojos labios, que antes solían sonreír, se cerraron en una triste mueca para que nadie pudiera enter

Ciencias de la vida y de la Tierra - Wikipedia
... Mariano Barbacid · Mariano Lagasca y Segura · Marie François Xavier Bichat · Marshall Warren Nirenberg · Martha Cha