Actas del Primer Congreso Internacional "Las - e-Archivo Principal

Loading...

Universidad Carlos III de Madrid Repositorio institucional e-Archivo

http://e-archivo.uc3m.es

Área de Historia Contemporánea

DHHGA - HC - Monografías

2009

Actas del Primer Congreso Internacional "Las Mujeres en la Esfera Pública. Filosofía e Historia Contemporánea" C.E.R.S.A. Madrid: C.E.R.S.A., 2009 http://hdl.handle.net/10016/4279 Descargado de e-Archivo, repositorio institucional de la Universidad Carlos III de Madrid

ACTAS DEL PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL LAS MUJERES EN LA ESFERA PÚBLICA. FILOSOFÍA E HISTORIA CONTEMPORÁNEA

Laura Branciforte, Carmen González Marín, Montserrat Huguet y Rocío Orsi

TITULO: ACTAS DEL PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL LAS MUJERES EN LA ESFERA PÚBLICA. FILOSOFÍA E HISTORIA CONTEMPORÁNEA AUTOR: Laura Branciforte, Carmen González Marín, Montserrat Huguet y Rocío Orsi. EDITA: Compañía Española de Reprografía y Servicios S.A. I.S.B.N. : 978-84-92539-39-0 Depósito Legal: M-l 1566-2009 Imprime C.E.R.S.A. C/Santa Leonor, 63 2o H 28037 Madrid Tel. 91 327 22 14 wwvv.publicarya.com cersarajtelefonica.net

Ín d ic e ……………………………………………………………….…..p . 1 Pre s e n tac ió n ………………………………………..…………………..p . 3

Ed u c ac ió n y m o v ilizac ió n h ac ia la e s fe ra p ú b lic a Ce c ilia Gu tié rre z Lázaro (Univ e rsidad de Cantab ria): La voluntad contra el discurso.

La lucha por la visibilidad de catorce cántabras del siglo XX…………………….p . 6 Palo m a Díaz-Mas (C.S.I.C.), Am o r Ay ala (Fre ie Univ e rsität Be rlin) y Am e lia B arq u ín (Univ e rsidad de Mo ndrag ó n): La incorporación de las mujeres sefardíes a la esfera

pública en el paso del siglo XIX al XX………………………………………p . 22 Mª Eu g e n ia Mo n zó n Pe rd o m o (Univ e rsid ad de La Lag una): El Movimiento

Feminista canario en la transición política española. Escuela de participación para las mujeres canarias …………………………………………………………………...p . 40 B las Riv e ra B alb o a (Univ e rsidad d e Jaé n): Mujeres en la esfera pública educativa. La

educación de las mujeres, materia pendiente de nuestra historia reciente: las maestras galdurienses del siglo XIX……………………………………………………………….p . 59 Ju an An to n io Sim ó n San ju rjo (Univ e rsidad Carlo s III d e Madrid): El papel de la

mujer en el origen y desarrollo del deporte en España (1900-1939)……………….. p . 77 Las m u je re s y e l im ag in ario lite rario Lau ra B u rg o s Le jo n ag o itia (C.S.I.C.): Realidad social de la mujer española en el teatro de Emilia Pardo Bazán …………………………………………………………p . 103 Ariad n a Co rté s Martín (UNED): Ángeles fuera del hogar: una aproximación a las

Literatas de la España del siglo XIX …………………………………………..p . 124 Is ab e l Nav as O c añ a (Univ e rsidad de Alm e ría): ¿Es posible una teoría feminista de la

literatura? Pensamiento literario feminista en España ……………………………...p . 140 Raq u e l Garc ía Pas c u al (C.S.I.C.): Voces y miradas de autoras canónicas: la memoria de la

infancia desde los estudios de género en la narrativa de Ana María Matute …………..p .161

1

Es tu d io s y re p re s e n tac io n e s c u ltu rale s María Gó m e z Martín (Univ e rsidad de O v ie d o ): Y se hizo a su imagen y semejanza, estereotipación femenina en la obra de San Agustín de Hipona ……………………..p . 179 Mag d ale n a Illán Martín (Univ e rsidad d e Se v illa): Rupturas y pervivencias en el

imaginario femenino artístico postmoderno: de las Gue rrilla Girls a Allen Jones …….p . 197 María Jo s é Su e za Es p e jo (Univ e rsidad de Jaé n): Mujeres artistas de la Belle Époque francesa: la visión de Enrique Gómez Carrillo …………………………………...p . 211

Pe n s am ie n to , razó n y s o c ie d ad Ro c ío Can c h ari Can c h ari (Univ e rsidad Carlo s III de Madrid): La barbarie que no debe repetirse ………………………………………………………………..p . 225 Jo s é María Mu ñ o z T e rró n (Univ e rsidad d e Alm e ría): Lectura fenomenológica de las

críticas feministas al concepto habermasiano de esfera pública ………………………p . 248 Co ral Cu ad rad a Majó (Univ e rsidad Ro v ira i Virg ili): La maternidad: del deseo privado a

la esfera política………………………………………………………………p . 267 Marian Pé re z B e rn al (Univ e rsidad Pab lo de O lav ide ): Reclamando un espacio en el

ámbito público. El enfoque de las capacidades: una alternativa universalista para la reivindicación de los derechos de las mujeres …………………………………………………..p .287 Pe n s am ie n to y fig u ras fe m e n in as Dian a Gre ñ o T rig u e ro s (Univ e rsidad Carlo s III de Madrid): Antigone, cuerpo

Metafísico. Comentario a la obra de Jean Anouilh ……………………..………...p .301 B e g o n y a Sáe z T ajafu e rc e (Un iv e rsitat Autò no m a de Barc e lo na): La democracia

según Zambrano o de cómo discurrir en la esfera pública ………………..………...p .325 Co n c e p c ió n M o y a Garc ía y Carlo s Fe rn án d e z-Pac h e c o Sán c h e z-Gil (UNED):

Carmen Belacoracho: una mujer periodista, productora de cine y líder feminista en el primer tercio del siglo XX………………………………………………….……………..p .332 In m ac u lad a Plaza-Ag u d o (C.S.I.C.): La tumba de Antígona: un testimonio del exilio

como categoría histórica y existencial………………………………………..…..p .355

2

PRESENT ACIÓ N Las re lac io ne s que p ue d e n e stab le c e rse e ntre las m uje re s y la e sfe ra p úb lic a so n e no rm e m e nte h e te ro g é ne as y c o m p le jas, c o m o que da re f le jado e n la am p lia v arie dad te m átic a d e lo s te xto s que se re úne n e n e ste lib ro . Un lib ro que e s re sultad o de alg unas inte rv e nc io ne s p re se ntadas e n e l Co ng re so Inte rnac io nal Las mujeres en la

esfera pública. Historia y pensamiento que , o rg anizad o p o r e l Grup o K ó re de Estud io s d e Gé ne ro , se c e le b ró e n la Univ e rsidad Carlo s III de Madrid y e n e l Istituto Italiano di Cultura e ntre lo s días 11 y 13 de junio de 2008. La ag rup ac ió n de e stas Actas e n c inc o ap artado s se c o rre sp o nde c o n las m e sas d e disc usió n que se o rg anizaro n e n e l Co ng re so y so n p o r tanto e xp re sió n de l e nfo que m ultidisc ip linar que tuv o dic h o e nc ue ntro . La re v e rsib ilidad y p e rm e ab ilidad d e la fro nte ra e ntre la e sp e ra p úb lic a y p riv ada se h ac e e v ide nte al c ruzarse lo s distinto s ám b ito s p o r lo s que se h an ade ntrado lo s distinto s auto re s de l lib ro , ám b ito s que disc urre n e ntre la e duc ac ió n y la lite ratura, de las re p re se ntac io ne s artístic as al p e nsam ie nto y la re fle xió n filo só fic a. En to das e stas inte rv e nc io ne s p o de m o s v islum b rar una firm e v o luntad de e xp lo rar, de sde m últip le s p e rsp e c tiv as, tanto una e sfe ra p úb lic a p ro te ic a y p o lifac é tic a c o m o lo s suc e siv o s e nc ue ntro s y de se nc ue ntro s de lo s g é ne ro s que se dan e n su se no . No e n v ano e nc o ntram o s e n e ste lib ro estudio s lite rario s y análisis p o rm e no rizado s de alg unas re alidade s lo c ale s e sp año las que so n e xp re sió n de la ne c e sidad, c ada v e z m ás ac uc iante , de sac ar a la luz la v iv ac idad y la d iv e rsidad d e las fo rm as de m o v ilizac ió n p o lític a, so c ial, lite raria y e sté tic a de las m uje re s e n la e dad c o nte m p o ráne a –y o c asio nalm e nte e n o tras é p o c as. De e se m o do , e l m ic ro análisis de lo s ám b ito s de la m o v ilizac ió n p o lític a, de la e duc ac ió n, de la re lig ió n y de l de p o rte lle v ado a c ab o e n e l ap artado Educación y movilización en la esfera pública e nc ue ntra su p arale lo e n las se c c io ne s tituladas Las mujeres y el imaginario literario y

Estudios y representaciones culturales, se c c io ne s e stas c o nsag radas al e studio de p e rfile s b io g ráfic o s m uy sig nific ativ o s de l m undo de la lite ratura, de l te atro y de las arte s p lástic as. Estas tre s se c c io ne s o fre c e n un c uadro v arip into de una m ism a e sfe ra 3

p úb lic a f e m e nina de sde p e rsp e c tiv as distintas y, sin e m b arg o , c o m p le m e ntarias, re alzando una v e z m ás la c o ndic ió n b o rro sa y frág il d e las linde s e ntre lo s e sp ac io s p úb lic o s y p riv ado s e n e nto rno s tanto po lític o s c o m o c ulturale s. Po r o tro lado , se ac o m e te un e studio a fo ndo de las p re o c up ac io ne s so c iale s y p o lític as m ás urg e nte s e n la se c c ió n Pensamiento,razón y sociedad: ah í e nc o ntrare m o s im p o rtante s re fle xio ne s e n to rno a la v io lac ió n de lo s de re c h o s h um ano s de que so n fre c ue nte m e nte o b je to las m uje re s, a la afirm ac ió n o ne g ac ió n de la c e ntralidad de la m ate rnidad e n lo s disc urso s fe m inistas, a la c ue stió n de la c o rp o ralidad y, c ó m o no , a las re alidade s e n que se o p e ra una e xc lusió n de las m uje re s de la e sf e ra p úb lic a. Y, de sde una p e rsp e c tiv a te ó ric a c o m p le tam e nte distinta, e n e l ap artado de d ic ado a

Pensamiento y figuras femeninas e nc o ntram o s un c o njunto de re f le xio ne s e n to rno a fig uras f e m e ninas que se h ac e n p o rtav o c e s d e im p o rtante s c o nc e p to s y c ate g o rías h istó ric as y m e tafísic as. Pue s e s b ie n c o no c ido ya e l v alo r y la ne c e sid ad de p ro se g uir e ste tip o de inv e stig ac io ne s e ntre c ruzadas e n distinto s ám b ito s disc ip linare s, aquí no que da sino ag rade c e r a to das aque llas p e rso nas e instituc io ne s que h an c o ntrib uido a h ac e r que las c o m unic ac io ne s y d e b ate s que tuv ie ro n lug ar e n e l e nc ue ntro h ayan re ndido fruto s ac adé m ic o s y h um ano s tan c o p io so s y e stim ulante s. Para e m p e zar, a to do s lo s auto re s que h an c o ntrib uido c o n sus e sc rito s a la e dic ió n de e stas Actas, po r su ráp ida re sp ue sta y p o r e l inte ré s de sus ap o rtac io ne s. Y, e n g e ne ral, e stam o s e n de uda c o n to do s lo s c o m unic ante s, c o nfe re nc iante s y asiste nte s al Co ng re so p o r su am ab le p artic ip ac ió n e n e l e n c ue ntro y p o r hac e r d e aque llo s días una o c asió n re alm e nte m e m o rab le . Tam b ié n de b e m o s un a p alab ra de ag rade c im ie nto a las instituc io ne s –y a las p e rso nas que las h ab itan– que c o n su ayuda h an h e c h o p o sib le la c e le b rac ió n de l e nc ue ntro : e n p rim e r lug ar, ag rade c e m o s al Istituto Italiano di Cultura, y al ag re g ado c ultural, Ug o Ruf ino , la g e ne ro sa ac o g ida que no s p ro p ic ió e n su p re c io sa se d e m adrile ña. Y tam b ié n ag rade c e m o s su h o sp italidad y su c o nstante ap o yo a la Fac ultad de Hum anidad e s, Do c um e ntac ió n y Co m unic ac ió n y, e n e sp e c ial, a su d e c ano , e l p ro fe so r Dr. D. Jo sé Anto nio Mo re iro . Al Vic e rre c to rado de Inv e stig ac ió n de la Univ e rsidad Carlo s III de Madrid y, m uy e sp e c ialm e nte , al 4

Vic e rre c to r ad junto de Inv e stig ac ió n y O TRI, e l p ro f e so r Dr. D. Elías Sanz, que ac c e dió am ab le m e nte a inaug urar las jo rnadas. Al Do c to rado e n Hum anidade s y a su dire c to r, e l p ro fe so r Dr. D. Anto nio Gó m e z Ram o s, así c o m o al p ro fe so r Dr. D. Anto nio Valde c anto s Alc aid e , Inv e stig ado r Prin c ip al d e l Pro ye c to de Inv e stig ac ió n

Razonabilidad, Espacio Público y Experiencia Histórica, quie ne s, ade m ás d e h o nrarno s c o n sus v alio sas inte rv e nc io ne s, h an inc luido nue stro Co ng re so e ntre sus ac tiv idad e s inv e stig ado ras y do c e nte s. A lo s De p artam e nto s de Hum anidade s: Filo so fía, Le ng uas, Te o ría Lite raria y Estudio s Clásic o s y Hum anidad e s: Ge o g raf ía, Histo ria Co nte m p o ráne a y Arte , y e n e sp e c ial a sus dire c to re s, e l p ro f e so r Dr. D. Áng e l Bah am o nde y la p ro fe so ra Dr. D. María Pilar Garc é s, p o r su de c idido ap o yo a las jo rnadas. Al Exc e le ntísim o Ayuntam ie nto de Ge tafe y, e n e sp e c ial, al Co nse jo Se c to rial d e la Muje r y a la p o r aque llo s días alc alde sa e n f unc io ne s, la c o nc e jala d e Pre sid e nc ia, Muje r e Ig ualdad y Se g uridad Ciud adana, Sara He rnánde z Barro so , p o r su p artic ip ac ió n v iv a y e ntusiasta, así c o m o a Sara Luc ía Díaz Martín, p o r su am ab le y e fic ie nte g e stió n. Y, p o r sup ue sto , ag rade c e m o s su ayuda a las p rinc ip ale s e ntidade s financ iado ras de l e v e nto : al Ministe rio de Ed uc ac ió n y Cie n c ia y al Instituto de la Muje r. Tam b ié n e s e l m o m e nto de e xp re sar nue stro re c o no c im ie nto a lo s c o le g as d e la Univ e rsidad Carlo s III de Madrid que , d e sinte re sada y g e ne ro sam e nte , no s b rindaro n su v alio sa ayud a p ara arre g lar to do s lo s de talle s e im p re v isto s de últim a h o ra: Palo m a Pue nte y Juan Manue l Trillo . A to do s aque llo s c o le g as que se p re staro n a m o de rar las m e sas y que no s ac o m p añaro n e n e sto s días: Eduardo Go nzále z Calle ja, Le tic ia Naranjo , Ro c ío Nav arro , Clara Ram íre z, Do m ing o Sánc h e z-Me sa, Laura Sanz y Carlo s Th ie b aut. To das e stas p e rso nas e instituc io ne s h an h e c h o p o sib le y e nrique c id o c o n su so lic itud y su sab e r las disc usio ne s d e las que e sto s e sc rito s so n un re fle jo –alg o p álido fre nte al ne rv io de la disc usió n o ral p e ro , e n to do c aso , e sp e ram o s que de sum o inte ré s.

Laura Branc ifo rte , Carm e n Go nzále z Marín, Mo ntse rrat Hug ue t y Ro c ío O rsi

5

La vo lu n tad c o n tra e l d is c u rs o La lu c h a p o r la v is ib ilid ad d e 14 c án tab ras d e l s ig lo XX Ce c ilia Gutié rre z Lázaro (Univ e rsidad de Cantab ria) El sig lo XX h a sido la c e nturia de l re c o no c im ie nto fo rm al de l de re c h o de las m uje re s a c o nv iv ir e n p ie de ig ualdad c o n lo s h o m b re s e n las so c ie dade s o c c id e ntale s de sarro lladas. El p ro c e so que c o ndujo a la afirm ac ió n de dic h o e status fue larg o y m uy c o m p le jo y se g ún la h isto rio g raf ía que h a ab o rdado su e stud io fue ro n las p ro p ias m uje re s, tanto a título indiv id ual y c o m o c o le c tiv o , las p rinc ip ale s p ro m o to ras y ag e nte s de su c o nse c uc ió n. Una de las m anife stac io ne s m ás e v id e nte s de la p lasm ac ió n e n la v ida de sus c iudadanas de e se de re c h o h a sido la p ro g re siv a o c up ac ió n de e sp ac io s e n la e sfe ra p úb lic a que ante s le s h ab ían e stado v e tado s. A c o ntinuac ió n e xp lic aré e l m o do e n e l que un g rup o de m uje re s nac idas e n Cantab ria ac c e die ro n a distinto s ám b ito s de la v ida so c ial de su re g ió n a lo larg o d e la se g unda m itad de l sig lo XX y v e re m o s c o m o e sa o c up ac ió n de e sp ac io s se inic io m uc h o ante s de l re c o no c im ie nto juríd ic o de su d e re c h o a ac tuar e n e llo s. Así m ism o , adv e rtire m o s c ó m o su p artic ip ac ió n e n las dife re nte s ac tiv idade s e n las que se inv o luc raro n fue e l fruto de su v o luntad y d e un de se o íntim o de c am b iar e l m o de lo e n e l que se h ab ía d e sarro llado su v ida h asta e se m o m e nto y que, ad e m ás, dic h o im p ulso transfo rm ado r h ab ía c o m e nzado a ac tuar e n e l ám b ito de su v ida p riv ad a c o m o p aso p re v io a su ac c e so a dic h o s lug are s e n e l ún ic o m o m e nto e n e l que e l disc urso d e g e n e ro im p e rante d urante e l franquism o p ro p ic ió e l e m p o de ram ie nto de las m uje re s, e l de la c o nstituc ió n de su p ro p io h o g ar 1 . En o rde n a una m e jo r c o m p re nsió n de l c o nte n ido de l te xto c re o ne c e sario se ñalar que e ste trab ajo se h a c o nstruido so b re una se rie de “re lato s de v ida” e n e l se ntido e n e l que e ste c o nc e p to fue ac o tado m e to do ló g ic am e nte p o r No rm an De nzin, e s de c ir, e l re lato de una traye c to ria v ital c o ntad a p o r su p ro tag o nista2. De sde sus p rim e ro s re c ue rdo s infantile s h asta la narrac ió n de lo s h e c h o s que re p re se ntan a su Este te xto e s f ruto de un trabajo de inv e stig ac ió n m uc ho m ás am plio que se ha de sarro llado e ntre lo s año s 2005-2007 al am paro de un c o nv e nio de c o labo rac ió n f irm ado e ntre la Univ e rsidad de Cantabria y el Co nse jo de la Muje r de Cantabria 2 DEZIN, N., “The Inte rac tio nist Study o f So c ial O rg anizatio n: A no te o n m e th o d” e n Be rtaux, D (c o m p.), Biography and Society, Be v e rly Hills, Sag e , 1981, pp. 149-167. 1

6

p re se nte. So b re un c o njunto de te stim o nio s o rale s que no s h a p e rm itido e lab o rar una inv e stig ac ió n b asada e n la té c nic a de lo s “re lato s b io g ráfic o s c ruzado s” que c o nsiste, b ásic am e nte, e n “h ac e r c o nv e rg e r lo s re lato s de las e xp e rie n c ias p e rso nale s h ac ía un p unto c e ntral de inte ré s, h ac ia un te m a c o m ún, de l que to do s lo s suje to s h an sido a la v e z p ro tag o nistas y o b se rv ado re s e xte rno s” 3. Y p ara lo g rarlo h e utilizado f undam e ntalm e nte un fo ndo o ral que se h alla d e p o sitado e n la se d e de l Co nse jo de la Muje r d e Cantab ria, sito e n la c iudad de Santande r, y que re c ib e e l no m b re de “Muje re s de Cantab ria. Me m o ria Viv a”. El d is c u rs o El de v e nir d e las m uje re s c ántab ras c uyo te stim o nio h e m o s utilizado p ara la e lab o rac ió n de nue stro trab ajo e stuv o c o ndic io nado p ro fundam e nte po r e l disc urso de g é ne ro c o nse rv ado r que do m inó e l e sc e nario so c ial e sp año l h asta la instaurac ió n de la De m o c rac ia. Un disc urso de g é ne ro disc rim inato rio que re d ujo las p o sib ilidade s d e d e sarro llo de las v idas d e nue stras p ro tag o nistas e n to do s y c ad a uno de lo s ám b ito s de l c re c im ie nto so c ial h um ano . Su e xiste nc ia h asta m e diado s de lo s año s se se nta fue m uy dura p ue s a las difíc ile s c o ndic io ne s e c o nó m ic as y lab o rale s a las que se tuv ie ro n que e nfre ntar sus fam ilias e n g e ne ral e n lo s año s de la p o sg ue rra, m uc h as de e llas h ub ie ro n d e sum ar las c o nse c ue nc ias p e rso nale s que p ro dujo e n una p arte de la p o b lac ió n c iv il la v io le nc ia p o lític a d e satada p o r e l franquism o c o ntra aque llo s e sp año le s que p e rdie ro n la g ue rra. He m o s c o m p ro b ado c o m o e n e sa é p o c a de re stric c io ne s, ade m ás, nue stras te stig o s sie ndo niñas e n e dad e sc o lar se v ie ro n o b lig adas a ab ando nar sus e studio s p ara p o ne rse a trab ajar y c o ntrib uir de e se m o do a p aliar e n p arte las dific ultade s e c o nó m ic as que se p ade c ían e n sus c asas.

“Al colegio no fui más que un curso y mis hermanas también porque nos pusieron siempre a trabajar muy pronto… con doce años yo ya estaba trabajando”4 Un ab se ntism o e sc o lar im p ue sto p o r las c irc unstanc ias que, sie ndo m uy im p o rtante, p o r si so lo no e xp lic a la de fic ie nte fo rm ac ió n ac adé m ic a re c ib ida p o r to das nue stras PUJADAS MUÑO Z, JUAN JO SÉ, El método biográfico: el uso de las historias de vida en ciencias sociales, Madrid, Ce ntro de Inv e stig ac io ne s So c io ló g ic as, 1992. 4Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”, Co nse jo de la Muje r de Cantabria, Santande r. Entre v ista Raf ae la Belm o nte He rnánde z. 3

7

p ro tag o nistas p e ro que, sin duda alg una, c o ntrib uyó a que la e sc asa e d uc ac ió n p re v ista p ara las m uje re s de la é p o c a p o r e l siste m a e sc o lar que dara re d uc ida al c o no c im ie nto de las p rim e ras le tras y las c uatro re g las c asi e n la to talidad d e lo s c aso s e studiado s 5.

“Fuimos al público a los siete años… los niños por un lado y las niñas por el otro pero es que no podíamos ni mirarnos… yo notaba todo, el niño era el niño… el niño era privilegiado en todo…si había que estudiar (en relación a continuar con estudios superiores) era el niño… mi madre me decía que yo era muy torpe, que era torpe… pero claro hoy habría que mirar porque yo era tan torpe y mi hermano el estudioso… comprendes ¿no? (con ironía)... mi hermano era muy estudioso y muy aplicado… ¡era hombre!... ¡el era hombre!... y tu una zapatilla… era diferente…estudiábamos en una enciclopedia, en esa enciclopedia venía todo pero ellos estudiaban diferente… nosotras por las tarde a la primera hora dábamos catecismo y luego era coser… y ellos a estudiar, nosotras era coser, a bordar en sábanas”6. Po r o tro lado , e l franquism o c o m o h a se ñalad o h asta la sac ie dad la h isto rio g raf ía indujo la instituc io nalizac ió n de l m arc o c ultural p atriarc al a trav é s de l siste m a e duc ativ o . Y e sto trajo c o m o c o nse c ue nc ia e n e l se no de las fam ilias c ántab ras que h e m o s e studiado , la p re e m ine nc ia d e lo s h e rm ano s v aro ne s so b re las h e rm anas e n aque llas o c asio ne s e n las que se h ub o de e le g ir a quie n p ag ar e studio s sup e rio re s. Y que la e sc asa fo rm ac ió n p ro fe sio nal que fue re c ib ida p o r las jó v e ne s de la é p o c a sie m p re e stuv ie ra o rie ntada h ac ia se c to re s de ac tiv idad f e m inizado s.

“Yo por lo poco que recuerdo había diferencias… yo recuerdo que mi hermano sabía mucho mejor que yo leer y escribir y que sus libros… el tenía libros y yo no los tenía… ¡hasta tal punto!... mi hermana fue al colegio hasta los doce años, era muy inteligente… y mi padre fue a pedir una beca y a preguntar porque no la pasaban a más estudios con una beca y le dijeron que no… por entonces José Luis ya había hecho también los estudios superiores… y entonces mis padres dijeron vamos a dejar que José Luis siga con los estudios, aunque sea con una carrera corta, y que Marta vaya a trab ajar”7.

BALLARÍN, Pilar, La educación de las mujeres en la España contemporánea (siglos XIX-XX), Madrid, Sínte sis, 2001. RUBALCABA PÉREZ, Mª de l Carm e n, La educación de la mujer en Cantabria, 18681936: un proceso retardado, Santande r, Trabajo de Inv e stig ac ió n iné dito , 1998. 6 Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Maxim ina Castañe da Le al 7 Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Co nc e pc ió n Pe re do Esc o be do . 5

8

Esa c irc unstanc ia, junto a la id e ntif ic ac ió n que e stab le c ía e l m o de lo de g é ne ro e ntre e l c o nc e p to de m uje r y lo s ro le s de e sp o sa-m adre -am a de c asa, re dujo drástic am e nte las p o sib ilidade s de nue stras p ro tag o nistas de ac c e d e r al m e rc ado de trab ajo e n unas b ue nas c o ndic io ne s. Un m e rc ado al que, p o r o tro lado , so lo se o fe rtaro n m ie ntras fue ro n so lte ras o c uando se p ro dujo e l falle c im ie nto de sus e sp o so s c o m o c o nse c ue nc ia, e ntre o tro s m o tiv o s, de la no rm a le g islativ a que p ro h ib ió h asta 1961 e l trab ajo de la m uje r c asada8. El c e se d e su ac tiv idad lab o ral re m une rada c o n m o tiv o de su de c isió n de c o ntrae r m atrim o nio se p ro dujo e n to do s lo s c aso s m e no s e n uno y e ntre las que de jaro n de trab ajar e l ac o nte c im ie nto fue v iv ido sin ning ún tip o de m ale star c o m o c o nse c ue nc ia de la to tal inte rio rizac ió n de l m o de lo de g é ne ro e n e l que se m o v ie ro n e n su juv e ntud.

“Estando yo en Bilbao… la profesora me comentó que una chica que tenía Academia en Bermeo se casaba, que se iba y que dejaba la academia… y que tenía muchas chicas en la academia… y que porque yo no la cogía… yo fui a mi casa y se lo dije a mi madre… bueno pues escribe a Justino y cuéntaselo (novio)… y le escribí y cuando llegó a tierra y leyó la carta… ¡no hay de que hablar! ¡nos casamos en septiembre! y ¡déjate de academias y de historias!… yo reaccioné bien… pero, ¡hombre!, me hubiera hecho ilusión porque tenía amigos en Bermeo… aunque hacerme con la academia y después desmontarlo todo para irme a San Vicente pues… pues no… aunque era lo normal… si había que decidir (quien tenía que cambiar los planes de trabajo para casarse)… tenía que ser yo”9 Co m o v e m o s, re sp e c to a su infanc ia, e studio s o v ida lab o ral e n nada difie re n las c o ndic io ne s d e v ida de e stas c ántab ras de las que sufrie ro n e l re sto de las e sp año las de su g e ne rac ió n. Sin e m b arg o c re o que de b o de de stac ar e l h e c h o de que, a p e sar de l p ro c e so de c ulturizac ió n al que fue ro n so m e tidas durante d é c adas, to das e llas fue ro n c ap ac e s d e c o nc e b ir la ide a d e que e ra p o sib le v iv ir e n una re alidad de g é ne ro dif e re nte.

So bre las c o ndic io ne s de l m e rc ado labo ral f e m e nino MARTÍNEZ QUINTERO, Mª Esthe r; PANDO BALLESTERO, Mª de la Paz, “El trabajo de las m uje re s e ntre 1950-1965” e n Cue sta Bustillo , Jo se f ina (Dir.): Historia de las mujeres en España. Siglo XX. Tomo II, Madrid, Instituto de la Muje r, 2003, pp. 137-184. 9 Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Me rc e de s Pe rale s Villa. 8

9

La v o lu n tad Hasta e l día de su m atrim o nio las p ro tag o nistas de nue stro trab ajo nunc a m anife staro n c o n su c o m p o rtam ie nto , fue se é ste p úb lic o o p riv ado , una ac titud b e lig e rante re sp e c to a la situac ió n im p ue sta a la m uje r e n la so c ie dad de su é p o c a. Sin e m b arg o tras su p aso p o r e l altar to das, salv o una de e llas, c o m e nzaro n a de sarro llar c o nduc tas y a to m ar de c isio ne s que so n c laram e nte indic ativ as de la insatisfac c ió n que, e n m ayo r o m e no r g rado se g ún lo s c aso s, nue stras te stig o s se ntían re sp e c to a c o m o se h ab ían de sarro llado sus v idas h asta e se m o m e nto . Cre o que e se c am b io de ac titud f ue e l fruto de una m irada re f le xiv a so b re su e xp e rie nc ia v ital p e rso nal y que le jo s de ab atirlas e se se ntim ie nto e stuv o e n e l o rig e n de l im p ulso que las c o ndujo a tratar de m o dific ar las c o ndic io ne s d e v ida d e d e su e nto rno . De tal m ane ra que al f inal c o n e sa de c isió n no só lo lo g raro n transfo rm ar su p ro p io de v e nir y e l de sus fam ilias sino que te rm inaro n c o ntrib uye ndo a transfo rm ar lo s m o do s de v ida de la so c ie dad e sp año la e n su c o njunto . Aunque e l m atrim o nio de nue stras p ro tag o nistas se m ate rializó c um p lie ndo to do s lo s c áno ne s que e stab le c ía la é p o c a, su v ida fam iliar y e n p are ja se de sarro lló salp ic ada de una se rie de p e que ño s c am b io s que p o ne n de m anifie sto e l im p e rio so de se o que sintie ro n de h ac e rse c o n un c o ntro l to tal de sus v idas y de alc anzar la e m anc ip ac ió n. To das m anifie stan e n sus te stim o nio s que e ran inc ap ac e s d e re b e larse a la auto ridad de sus m ayo re s y h ac e r su p ro pia v o luntad c uando se e nc o ntrab an b ajo su te c h o , así que, c o nsc ie nte s de e llo e l o b je tiv o que se p lante aro n to das c o m o p rim e r p aso h ac ia su inde p e nde nc ia fue e l de disp o ne r de una v iv ie nda p ro p ia. To das nue stras p ro tag o nistas luc h aro n v iv am e nte p o r disfrutar de una v iv ie nd a fam iliar p ro p ia. Po rque e l v iv ir se p arado s tanto de lo s p adre s c o m o de lo s sue g ro s se transfo rm ó inm e diatam e nte e n uno de lo s sím bo lo s de luc h a p o r su inde p e nde nc ia. Se g ún se trasluc e e n sus d e c larac io ne s, la v iv ie nda se c o nv irtió p ara e llas e n una m anife stac ió n m ate rial d e sus de se o s de auto no m ía. Era e l e sp ac io p ro p io e n e l que e sp e rab an disp o ne r de la lib e rtad ne c e saria p ara p o ne r e n p rác tic a su m o do p e rso nal de e nte nde r la v ida. Y p o r é l p e le aro n inc ansab le m e nte aunque las c irc unstanc ias e c o nó m ic as d e la p are ja h ic ie ran, e n p rinc ip io , p o c o v iab le su o b je tiv o . Luc h aro n so las, c o n e l ap o yo de sus m adre s, de sus e sp o so s o ante su inc o m p re nsió n h ac ie ndo uso de to das las e strate g ias im ag inab le s, inc luso la de una h ue lg a de h am b re : 10

“Tuvimos que ir a vivir con mis suegros… pero yo no tenía ninguna gana de ir a vivir con nadie… entonces no había muchas casas de alquiler… el día de la boda yo pensaba me liberé… pero no… en casa de mis suegros mi suegra actuaba como si su hijo no se hubiera casado… se quedaba con la nómina y nos daba para gasolina y salir algo… yo se lo decía él… y él decía ya se arreglara, ya se arreglara… pero transcurrieron seis meses y yo no disponía de una perra… me quedé embarazada…y le dije mira me voy a poner en huelga de hambre… y me puse en huelga de hambre… me quedé que no tenía más que narices… no comía nada… es que él no se atrevía a actuar… aunque él me quería y también lo pensaba… pero no se atrevía a enfrentarse a su padre, ni a su madre… y yo le dije ya no me espero más, ni me callo más, ni nada… entonces ya mi suegra cedió… su hija se bajó a vivir con ellos y nosotros subimos arriba… no había agua ni nada en el piso pero por lo menos ya vivimos independientes… ya entonces venía con él sobre y podíamos tener una ilusión de futuro… me decía que estás loca que te vas a morir… pero luego estábamos encantados”10 Inc o nfo rm istas y trab ajado ras infatig ab le s, c o n sus c o m po rtam ie nto s alg unas de nue stras te stig o s lo g raro n que sus e sp o so s to m aran c o nc ie nc ia de l e sfue rzo que e stab an re alizando y se de c id ie ran a ap o yarlas to m ando la de c isió n de c o lab o rar e n las tare as do m é stic as, aunque f ue ra e sp o rádic am e nte, p ara que de v e z e n c uando p udie ran lib e rarse de p arte d e las c arg as que p e sab an so b re e llas o te ne r inic iativ as lab o rale s que las ale jab an de lo s ro le s que tradic io nalm e nte las h ab ía c o rre sp o ndido asum ir. No e ra m uc h o ni o c urrió e n to do s lo s c aso s p e ro , e ntre las m uje re s que v iv ie ro n e sa ac titud e n sus e sp o so s, e l p aso dado p o r lo s h o m b re s fue v alo rado p o sitiv am e nte y sig nif ic ó un c am b io nunc a v isto e n sus v idas.

“Todo lo hacíamos concertado… mi marido me ayudaba en casa… cuando regresaba a casa era como si hubiera estado yo… incluso yo estaba en estado… me decía tu no hagas nada, cuando yo venga luego lo hago… ahora eso sí, cerraba todas las ventanas… cerraba para que no le viera nadie… ¡me dejaba un suelo! con esa fuerza que tenía… precioso… y me decía vete tu a la compra que yo me quedo aquí con las niñas que ya hago la comida… cuando volvía ya tenía la comida enjaretada, las camas hechas… en fin, todo”11 “Mí marido era un hombre bueno… siempre me ayudó muchísimo… venía a casa atendía a los niños… nos hacía el desayuno… así que yo cuando escucho hay que promocionar a los hombres… 10 11

Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Mª del Carm e n Garc ía Go nzález Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Raf aela Be lm o nte He rnánde z

11

pero a mí que me dicen… el decía, es que si yo no te ayudo, no vamos a poder salir a la calle nunca… compartía todo… más que yo casi hacía”12 “Mí cuñada cosía en casa y ganaba poco… y siempre estábamos pensando pues en poner las dos algo… y entonces pues pusimos la mercería… cogimos el traspaso de una panadería que se había cerrado y nos costó el traspaso 5000 pesetas… mí cuñada era soltera… y aquello la dio como una categoría al ser la propietaria de su negocio… una independencia… y a mí también… y mi marido encantado de la vida… nos animó muchísimo… siempre me estaba buscando negocios… cuando vinimos aquí (Castro Urdiales) también… ¡siempre me buscas negocios! le decía… ¡busca algo para ti!, decía yo”13 Eso s c o m p o rtam ie nto s no v e do so s re sp e c to a la no rm a im p e rante e n la é p o c a se sum aro n a un p ro ye c to d e v ida fam iliar que, p o r o tro lado , se ase ntó e n e l d e sarro llo de unas re lac io ne s m ate rno filiale s m uy d ife re nte s a las que e llas h ab ían e xp e rim e ntado . Basadas e n la c o nfianza fre nte a la ide a de d isc ip lina y o b e die n c ia, y e n la c o nse c uc ió n de una se rie d e o b je tiv o s e ntre lo s que so b re salía e l d e e duc ar a sus h ijas e n ig ualdad re sp e c to a sus h e rm ano s v aro ne s y e n que sus h ijas re c ib ie ran m uc h a m ás fo rm ac ió n ac adé m ic a que la que e llas h ab ían re c ib ido . Y lo m ás im p o rtante de e sa disp o sic ió n e s que e n sus te stim o nio s las m uje re s que h an p artic ip ado e n e l trab ajo de jan m uy c laro que f ue ro n p le nam e nte c o nsc ie nte s de lo que e stab an h ac ie ndo .

“La información es lo más bonito que se les puede dar a los hijos… es que yo no he querido nunca que les pasara como a mí… que no se tengan tabús con los hijos… y aunque en mi casa siempre ha habido mucho respeto… yo he sido padre y madre, porque yo cuando me quede viuda me quedé con tres hijos… he querido transmitirles sobre todo confianza… al mismo tiempo ocupaba mi sitio”14 “yo lo tenía clarísimo… yo para mis hijas quería que todo fuera diferente… todo, todo lo mejor…

que nadie me las achicara, empezando por ahí… que nadie me las faltara al respeto… nunca les quité ni media hora del colegio, jamás… y mira que las necesité… porque si mis padres tuvieron cinco o seis vacas nosotros tuvimos veinte o más… yo sabía que nunca iba a ser igual… que conmigo allí, no iba a ser como lo que me pasó a mí”15. Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Co nc e pc ió n Pe re do Esc o be do Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Me rc e de s Pe rale s Villa 14 Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Raf aela Be lm o nte He rnánde z 15 Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Mª de l Carm e n Garc ía Go nzále z 12 13

12

“tenía el propósito de no enseñar a mi hija a hacer nada… ¡tenía una obsesión!... porque como yo

tenía tanto trabajo… cosía las redes, iba a la venta, cuando no, por la noche cosía los pantalones… que estudiara y que nada más… que de coser nada y que de planchar poco… yo no la voy a enseñar a coser, a nada pensaba… porque yo no quiero que esté esclava como yo”16 El ac c e s o al e s p ac io p ú b lic o El p ro ye c to v ital d e c arác te r transfo rm ado r e m p re ndido p o r nue stras te stig o s se c irc unsc rib ió m ayo ritariam e nte a la e sfe ra d e su v ida p riv ada, sin e m b arg o , h ub o c aso s e n lo s que sus de se o s d e c am b io fue ro n tan p o de ro so s c o m o p ara im p ulsarlas a tratar de c am b iar las c o sas m ás allá de lo s lím ite s e stab le c ido s p ara la ac tuac ió n d e las m uje re s e n e l disc urso de g é ne ro de l f ranquism o , e s de c ir, e l h o g ar. Esta de c isió n im p lic ó p ara to das las que se av e nturaro n e l d e sc ub rim ie nto de e sp ac io s d e so c iab ilidad nue v o s y e l de sarro llo de una se rie de ac tiv idad e s que las c atap ultaro n a la e sf e ra p úb lic a de la so c ie dad c ántab ra de su é p o c a, un m undo que le s h ab ía sido ne g ado siste m átic am e nte de sde e l día de su nac im ie nto . La p o lític a, e l sindic alism o y e l de p o rte fe de rad o so n lo s tre s ám b ito s de ac tuac ió n p úb lic a que e lig ie ro n nue stras te stig o s p ara h ac e r v ale r sus de se o s de c am b iar e l m o de lo de so c ie dad e n e l que e stab an v iv ie n do . Las tre s p rim e ras luc h aro n p o r transfo rm ar la so c ie dad e n su c o njunto p ue s las o rg anizac io ne s a las que se unie ro n p ara h ac e r p o sib le s sus anh e lo s así lo p re v e ían e n sus p ro g ram as y las se is re stante s ayudaro n c o n sus g anas de jug ar a c am b iar la p rác tic a d e un de p o rte, lo s b o lo s, que no tuv o lig a o fic ial f e m e nina h asta e l año 1996. En e l c aso de las que o p taro n po r la v ida sindic al y la ac c ió n p o lític a h ay un rasg o c o m ún e n sus b io g raf ías que c o nside ro fundam e ntal p ara e nte nde r e l p aso que die ro n y e ste e s que e ntre las m uje re s y h o m bre s de su fam ilia h ub o e je m p lo s d e m ilitanc ia ac tiv a e n am b as e sfe ras de ac tiv idad ante s de la Gue rra Civ il. Y aunque e llas a lo larg o d e sus te stim o nio s, salv o e n un c aso , no m anifie stan e n ning ún m o m e nto se r c o nsc ie nte s d e la in f lue nc ia que e l m o de lo de e stas m uje re s y h o m b re s p udo te ne r e n sus v idas re sulta inte re sante c o nstatar c o m o lo s re c ue rdo s so b re su ac titud c o m p ro m e tida ante s y durante e l fran quism o af lo ran, e sp o ntáne am e nte y

16

Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Me rc e de s Pe rale s Villa

13

e ntre se ntim ie nto s de adm irac ió n, c o m o e le m e nto s de finido re s de la p e rso nalidad d e sus ante p asado s.

“Yo oía a mi madre que la primera vez que fueron a votar… fueron a votar mi abuela, que vivían juntos, luego mi madre y luego mi padre… y venían los de la CNT y a porrazo limpio a romper las urnas… nosotros no éramos ni del Frente de Juventudes, ni de la Falange (durante la Dictadura), mi padre se negó, dijo que no, que no y que no, que por eso no pasaba ni porque mi hermano tuviera una beca para estudiar… el era socialista”17 “Yo de mi padre no tengo ni un recuerdo de que fuera de nada… imagino que fuera socialista porque en casa lo eran todos… la única que se destacaba era siempre mi madre que llevaba siempre un dije del que colgaba una foto de Largo Caballero… siempre puesta aquí (sobre el pecho) y decía que era su primo… y eso le causó luego, después de la Guerra, muchos problemas… era una mujer muy fuerte”18 Entre las que ac c e die ro n al ám b ito sindic al h ub o dif e re nc ias e n e l m o do e n e je rc ie ro n su ac tiv idad. En uno de lo s c aso s su p artic ip ac ió n se p ro dujo m ane ra info rm al h asta la lle g ada d e la De m o c rac ia, m o m e nto e n e l que se afilia a la UGT y p asa a e je rc e r la de fe nsa de lo s de re c h o s lab o rale s e n su e m p re sa al am p aro de una o rg anizac ió n de sp ué s de m ás de una dé c ada d e luc h a sin ap o yo s m ás allá de lo s re c ib ido s p o r sus c o m p añe ras de trab ajo .

“Yo cambié mucho… porque acabé viendo muchas injusticias… trabajaba limpiando un colegio junto a unas del Ayuntamiento… y llega un año y les dan una semana de vacaciones… claro la semana esa no es que se la daban… el trabajo se le tenía que hacer la compañera… pero yo un día me dirigí a la encargada y le dije, ¡que pasa que aquí hay dos tipos de limpiadoras!… si esas señoras descansan una semana… yo tengo que descansar también… ¿no es que ellas descansan?… ¡pues nosotras haremos lo mismo!… y un día vino y dijo ¡descansaran dos una semana y luego las demás!… pero para esto pasaron como tres años…Luego vino un convenio…y los sábados no trabajábamos… pero como los sábados no había colegio nos decían que aprovecháramos para limpiar…nosotras, que las del Ayuntamiento descansaban… voy otra vez… ¡ya sabe que hay un convenio!… ¡ay no!,¡ eso si que no lo permito!… pero se conoce que preguntó… me enfrenté a ella unas cuantas veces más… y un día me preguntó, ¡Mina!¿Cómo es

17 18

Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Maxim ina Castañe da Le al Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Raf aela Be lm o nte He rnánde z

14

que usted y yo no nos entendemos?… porque yo no la dejo a usted que pase por encima de mis derechos”19 Mie ntras que e n e l o tro , aunque m anifie sta no h ab e r o c ultado nunc a sus o p inio ne s al re sp e c to de las injustic ias lab o rale s que p e rc ib ía e n su e nto rno de trab ajo , lo c ie rto e s que la re p re se ntac ió n lab o ral d e sus c o m p añe ro s y c o m p añe ras c o m e nzó a e je rc e rla tras su inc o rpo rac ió n a un sindic ato .

“Un día se me acerca un compañero de trabajo y me dice soy Andrés Romero y vengo a proponerte una cosa…quiero que conozcas a nuestro secretario general (del PCE en Torrelavega) se llama Pedro Argüeso… ando detrás de ti hace un tiempo pero no me había acercado por miedo al rechazo… ¡yo siempre había estado en conflicto, defendiendo la justicia!… quiero que entres a formar parte del Comité… y así fue como entré…”20 Una c irc unstanc ia que tam b ié n c o nc urrió e n e l c aso de la que o p tó p o r p artic ip ar e n p o lític a. Po r o tro lado , tam b ié n e n am b o s c aso s las o rg anizac io ne s e n las que se inte g raro n fo rm ab an p arte de la o p o sic ió n al franquism o p o r lo que su m ilitanc ia y p arte de su ac tiv idad se de sarro lló durante m uc h o s año s e n la c lande stinidad.

“Yo vendía en la Plaza de la Esperanza el Mundo Obrero (periódico comunista)… fui la que más Mundo Obrero vendí en toda la provincia de Santander… la paloma (enlace con Francia) venía directamente a mi casa… traía el cliché y tenía la multicopista… escondida en otra casa de mi propiedad… iba a llevárselos a Torrelavega y Reinosa… cuando nos detuvieron a mi marido, que era militante como yo, le juzgaron como dirigente… nos levantaron hasta las almohadas… nos había rodeado la casa… también nos deshicieron la tienda (tenían una tienda de comestibles)… y los niños tuvo que venir una cuñada… yo estuve en la cárcel dos meses, no llegó y mi marido cuatro años y dieciséis días”21 Co rrie ro n m uc h o s rie sg o s p e ro su c o m p ro m iso le s h izo d e se stim ar e l m ie do que se ntían al p o ne r e n p e lig ro la e stab ilidad d e sus fam ilias y c o ntinuar h ac ia d e lante c um p lie ndo tare as que le s fue ro n e nc o m e ndadas, de sde la im p re sió n, difusió n y v e nta de p re nsa p ro h ib ida, c o m o ac ab am o s de v e r, h asta la dire c c ió n de c é lulas sindic ale s y p o lític as e n sus re sp e c tiv o s c e ntro s de trab ajo y lo c alidade s d e re side n c ia.

Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Maxim ina Castañe da Le al Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Raf aela Be lm o nte He rnánde z 21 Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Mª del Carm e n Zapata Vito re ro 19 20

15

“yo era tesorera… yo todos los meses en la SNIACE tenía que cobrar trescientas pesetas… había enfrentamiento con la UGT… yo tenía que hacer una lista de todos los que me había dado… nos reuníamos en mi casa y en otros lugares… tratábamos más que nada la situación laboral y, tiempo después, si había una manifestación de como acudir, de que forma, como ponernos… éramos muy pocos… por entonces no teníamos la fuerza que tuvimos después”22 Luc h aro n m uc h o y lo h ic ie ro n b ie n. Su lab o r f ue re c o no c ida p o r sus c o m p añe ro s y p o r las p e rso nas a las que ayudaro n e n e l e je rc ic io de su c o m p ro m iso. Pe ro tam b ié n tuv ie ro n que e nfre ntarse, a m e nudo , a la m inusv alo rac ió n de sus c ap ac idad e s p o r p arte de aque llo s que e stuv ie ro n a su lado p e le ando p o r c am b iar las c o sas y, sim p le m e nte, p o r e l h e c h o d e se r m uje r. Un a c irc unstanc ia é sta que las do lió e sp e c ialm e nte p o rque e n e se am b ie nte id e o ló g ic o e llas h ab ían e sp e rado re c ib ir un trato de g é ne ro dife re nte y se e n c o ntraro n c o n que allí se re p ro duc ían lo s m ism o s c o m p o rtam ie nto s e ste re o tip ado s que las h ab ían asfixiado to da su v ida e n e l se no d e sus h o g are s

“Las primeras elecciones sindicales en las que vivía Franco, me presenté… fui la más votada pero, al parecer, no podía ser jurado de empresa… vinieron mis compañeros del Comité y me achicaron… tengo que decirlo, Modinos del Sindicato Unitario me achicó… me achicaron de tal modo que me retiré y me quedé tan sólo en enlace sindical… porque yo renuncié a ello para dárselo a otro… lo viví con mucha tristeza… me sentí traicionada por mis compañeros, aunque no por los del partido que me dijeron Rafa has sido tonta… esto lo amasaron los del Comité entre ellos… entre las mujeres de los sindicatos lo comentaron…una compañera del Sindicato Unitario me decía eso que han hecho contigo no ha estado bien… eso no se lo he perdonado a Modinos nunca… cuando le veo por ahí ni le saludo… yo siempre tuve miedo de no saber estar a la altura de las necesidades del Comité y me achicó”23 En e l m undo de l de p o rte la ac tuac ió n de nue stras c o lab o rado ras ac ab ó ro m p ie ndo , junto a o tro s g rup o s de m uje re s, la e xc lusiv idad m asc ulina e n la p rác tic a fe d e rada d e lo s b o lo s c o m o re sultado de un p rim e r de se o d e ac ab ar c o n la p re e m in e nc ia d e lo s h o m b re s e n la b o le ra de su lo c alidad. A p e sar de que d e h e c h o su ac c ió n no c o nte m p ló e n p rinc ip io ning ún tip o de ac tiv idad re iv indic ativ a de c arác te r so c ial o p o lític o sino e l de se o de de sarro llar una af ic ió n que las ac o m p añab a de su infanc ia y 22 23

Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Raf aela Be lm o nte He rnánde z Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Raf aela Be lm o nte He rnánde z

16

que p o r dife re nte s m o tiv o s, tras año s sin jug ar, re to m aro n a finale s de lo s año s se se nta:

“Yo recuerdo de pequeña que había una pequeña bolera donde jugaban las mujeres… todavía las recuerdo vestidas de negro hasta los pies y el pañuelo… y a mí me mandaban armar… en Riaño de Ibio había costumbre de mujeres mayores, que jugué yo con ellas… la bolera que utilizaban no era la de los hombres pero después pasaron a la de los hombres… y recuerdo que me decían cuando yo tiraba ésta va a jugar bien, era Cándida… como me gustaban tanto los bolos yo he armado para los hombres… me daban una peseta… había una romería y yo me iba a los bolos…después yo ya fui a la bolera por las noches con las amigas… nos daban la una de la madrugada… cuando los hijos ya no daban tanta labor… venían también las hijas… que por cierto hoy están jugando ya en la Liga, tengo hasta nietas ya… en mi familia se ha convertido en una tradición femenina”24 “Yo jugaba de pequeña con mi hermano y un amigo… peleábamos por el número de bolos tirados… pero después, ya estaba yo casada, en Sierra de Ibio hicieron un concurso en el bar las mujeres… y entonces me dijeron ¡Matilde porque no vienes tu a jugar!... y me recordé de que pequeña jugaba… y bueno fui a jugar… y como salió muy bien empezamos a ir a la bolera”25. A p e sar de que sie m p re h ub o m uje re s que jug aro n a lo s b o lo s, nue stras p ro tag o nistas re c ue rdan que e n lo s p ue b lo s sie m p re se c o nside ró a la b o le ra c o m o un e sp ac io de so c iab ilidad m asc ulina. Y se ñalan que d urante las p artidas se h ac ían ap ue stas, lo que e ra un m o tiv o m ás p ara que las m uje re s no p udie ran ac ud ir a e lla, sin e m b arg o e ntre sus re c ue rdo s surg e n e je m p lo de m uje re s que no dudaro n e n jug ar e n lo s m ism o s té rm ino s e n que lo h ac ían e llo s c o n tal de p isar e l c am p o d e jue g o :

“Los hombres, cuando íbamos a la bolera, nos querían dar hasta ventaja… pero nosotras decíamos aquí de ventaja nada… y los ganábamos… aunque siempre ha habido polémica con los tiros de la mujeres… siempre que porque no salimos de más atrás”26 “Los hombres tenían más opción de entrar en la bolera porque jugaban a gananciosos (apostaban) y no nos dejaban entrar… en Casar había dos boleras hace muchos años y una de ellas era de

Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Co le c tiv o Fe de rac ió n de Bo lo s. Me rc e de s Fe rnánde z Sam o hano 25 Íde m . Entre v ista Co le c tiv o Fe de rac ió n de Bo lo s. Matilde Barre da Co ssío 26 Íde m . Entre v ista Co le c tiv o Fe de rac ió n de Bo lo s. Me rc e de s Fe rnánde z Sam o hano 24

17

mujeres… pero siempre hubo alguna señora que retó a los hombres y los ganó… hubo aquí una que se jugo una pareja de bueyes y la gano… a un carretero… y se tuvo que ir sin la pareja” 27 Re sp e c to a su d e c isió n de h ac e rse p re se nte s e n la b o le ra, m anif ie stan que a lo larg o de do s dé c adas se de dic aro n a p artic ip ar e n m uc h o s to rne o s y c o nc urso s o rg anizado s c o n m o tiv o de fie stas lo c ale s e n distintas p ue b lo s sin h ab e r re c ib ido ning ún tip o de ap o yo , salv o c o ntadas e xc e p c io ne s, p o r p arte de la Fe de rac ió n Cántab ra, las div e rsas p e ñas p ro fe sio nale s o c ualquie r tip o de instituc ió n de p o rtiv a que h ub ie se e n la re g ió n.

“Jugábamos de pequeñas… después fue un concurso organizado en Periedo por Antonia Collantes, que se preocupó de todo… fue la promotora de la bolera de allí, la que organizó el concurso y la que se preocupó de que viniera el periódico… bueno, aquí también hubo un señor que nos ayudó muchísimo… que entonces era presidente de la peña de Casar, que era Verdeja… nos ayudó mucho… apoyándonos, entrenándonos, viniendo, armando, diciéndonos por aquí por allí… ¡con una paciencia!, mientras el resto ponían trabas”28 Y tie ne n c laro que las dif ic ultad e s que tuv ie ro n que so rte ar p ara que sus p artidas fue ran re c o no c idas p o r la Fe de rac ió n y h ac e rse un h ue c o e n e l m undo o fic ial de lo s b o lo s fue ro n fruto de una v isió n de g é ne ro m ac h ista que no c o nc e b ía e l h e c h o d e que las m uje re s p ud ie ran transfo rm ar su afic ió n e n una ac tiv idad re g lada e n lo s m ism o s té rm ino s que la d e sarro llada p o r lo s h o m b re s. Ade m ás de que las trab as m ás e v ide nte s las v iv ie ro n e n e l se no de su p ro p ia p e ña

“Estaban en contra de que las mujeres jugáramos a los bolos… rotundamente, no querían… Verdeja nos federó a nivel nacional y nos dieron una subvención para el equipaje… fue a parar a la Peña y nosotras nos quedamos sin ropa… y no podíamos reclamar porque no había una sección femenina en la Federación”29 No fue h asta finale s de lo s o c h e nta que e l e c o de sus e sf ue rzo s tuv o re sp ue sta e n lo s o rg anism o s o fic iale s Fe de rac ió n y e n alg una d e las p rinc ip ale s p e ñas d e la re g ió n p ue s e s e n e se m o m e nto e n e l que c o m e nzó a g e starse e l p ro ye c to de c re ac ió n de

Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Co le c tiv o Fe de rac ió n de Bo lo s. Ané c do ta narrada e ntre Te re sa Go nzále z Fe rnánde z y su he rm ana Justa. 28 Íde m . Entre v ista Co le c tiv o Fe de rac ió n de Bo lo s. Justa Go nzále z Fe rnánde z 29 Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Co le c tiv o Fe de rac ió n de Bo lo s. Justa Go nzále z Fe rnánde z 27

18

una lig a f e m e nina que c ulm inó e n e l año 199630. Y aunque e llas no lo g raro n lle g ar a jug ar e n la Lig a Fe m e nina nada m ás que e l p rim e r año , ab rie ro n e l c am ino , junto a o tro s g rup o s de m uje re s que e m e rg ie ro n e n la re g ió n e n aque llas fe c h as, p ara la sig uie nte g e n e rac ió n de jug ado ras quie ne s, e n la ac tualidad, tie n e n re c o no c ido s to do s sus de re c h o s y disp o ne n si quie re n de e sc ue las e n las que fo rm arse e n ig ualdad junto a lo s c h ic o s de su e dad.

“No tuvimos contacto con otros equipos… hasta el momento en que se empezó a organizar la Liga… con Bielva, Sarón… las de Bielva eran las del grupo de la sobrina del “Zurdo de Bielva”(un jugador famoso) que aprendió a jugar con su tío, armándole los bolos” 31 En c ualquie r c aso y a p e sar d e que o f ic ialm e nte la p artic ip ac ió n d e las m uje re s e n e l m undo de lo s bo lo s re spo nde a una m ism a re g lam e ntac ió n e n e sto s m o m e nto s, lo s te stim o nio s ap o rtado s p o r nue stras c o lab o rado ras h ab lan de la p e rsiste n c ia d e c ie rto g rado de d isc rim inac ió n e n e l trato que re c ib e n las jug ado ras re sp e c to a sus c o m p añe ro s v aro ne s. Una disc rim inac ió n que se re f le ja, e ntre o tro s asp e c to s, e n e l v alo r e c o nó m ic o de lo s p re m io s que re c ib e n las m uje re s, sie m p re m e no r que las b o lsas de sus c o m p añe ro s v aro ne s. Ep ílo g o A lo larg o de l te xto h e m o s ab o rdado e l análisis de un núm e ro lim itado de c aso s de m uje re s que p ro ye c taro n y lo g raro n intro duc ir una se rie d e c am b io s sustanc iale s e n lo s ro le s p re v isto s p ara e llas e n e l disc urso de g e ne ro im p e rante d urante e l franquism o , p e río do de la h isto ria d e Esp aña e n e l que se d e sarro lló m ás de la m itad de sus v idas. Y h e m o s v isto c o m o alg uno s de e so s c am b io s las im p ulsaro n a salir de sus h o g are s y a o c up ar un lug ar de ntro de l e sp ac io p úb lic o . Sus ac c io ne s p o dían h ab e rse c o nv e rtido e n e je m p lo s de c o m p o rtam ie nto s indiv iduale s sin m ayo r transc e nde n c ia so c ial d e h ab e rse p ro duc ido e n c ualquie r o tro m o m e nto de la h isto ria re c ie nte d e Esp aña. Sin e m b arg o é sto s se p ro duje ro n a lo larg o d e lo s año s se se nta de l sig lo XX, e n e l m arc o de un c o nte xto so c io -p o lític o que se g uía sie ndo e l de l franquism o p e ro e n e l que se e m p e zab an a dif undir un a So bre las m uje re s y el m undo de lo s bo lo s se pue de c o nsultar e l libro de BRAUN TRUEBA, Julio , La mujer en el mundo de los bolos. Una realidad, Santande r, 1998. 31 Arc hiv o “Muje re s de Cantabria. Me m o ria Viv a”. Entre v ista Co le c tiv o Fe de rac ió n de Bo lo s. Justa Go nzále z Fe rnánde z 30

19

se rie de c o rrie nte s d e p e nsam ie nto y h ac e r v isib le v ario s m o v im ie nto s so c iale s que ap untab an a la ne c e sidad d e transfo rm ar e l disc urso de g é n e ro ap o yado h asta aque llas f e c h as 32. De tal m o do que lo h ub ie se p o dido que dar c o m o un e sque m a de c o m p o rtam ie nto sing ular e n la v ida d e unas p o c as m uje re s, e n e ste c aso c ántab ras, p ue de se r c o nside rado a la luz de l p re se nte c o m o una p rue b a sustantiv a de que e n e l p ro c e so de transfo rm ac ió n d e l m ism o se p ro dujo una c o nf lue nc ia sig nif ic ativ a; la d e la ac c ió n de m uje re s anó nim as que sue le n p asar de sap e rc ib idas p ara la h isto rio g raf ía c o n lo s e sf ue rzo s de aque llas o tras que se o rg an izaro n p ara que e sas am b ic io ne s d e c am b io indiv idual lo g raran alc anzar a to das las c iudadanas e sp año las y que p o r e llo sí so n re c o no c idas p o r la Histo ria. Po r tanto c re o que lo s te stim o nio s de las m uje re s que h e utilizado e n e ste te xto sirv e n p ara ac re ditarlas c o m o ag e nte s sig nif ic ativ o s de l p ro c e so d e transfo rm ac ió n que v iv ió Esp aña e n las últim as d é c adas de l sig lo XX e n re lac ió n al m o de lo d e g é ne ro im p e rante. De h e c h o , c re o p o de r afirm ar sin te m o r a e quiv o c arm e que to das e llas, tanto las anó nim as c o m o las que se h ic ie ro n v isib le s, fo rm an p arte de una m ism a g e ne rac ió n “p ue nte ”, al se r las re c e p to ras de un m o de lo de g é ne ro que v a a se r sustanc ial y de lib e radam e nte m o dific ado , indiv idual y c o le c tiv am e nte, ante s d e se r trasm itido a la sig uie nte. De un m o de lo que no p re v e ía la p re se nc ia d e las m uje re s e n e l e sp ac io p úb lic o y que e llas c o m e nzaro n a v io le ntar de c id ié ndo se a título indiv idual a dar lo s p rim e ro s p aso s e n é l.

32CARBAJO

VÁZQUEZ, Judith, “Muje re s, m o v im ie nto s so c iale s, aso c iac io ne s pro f e sio nale s y po de r p o lític o (1965-1975), e n CUESTA BUSTILLO , Jo se f ina, Historia de las Mujeres en España. Siglo XX, Madrid, Instituto de la Muje r, 2003, pp. 469-509.

20

B IB LIO GRAFÍA CITADA BALLARÍN, Pilar, La educación de las mujeres en la España contemporánea (siglos XIXXX), Madrid, Sínte sis, 2001. BRAUN TRUEBA, Julio , La mujer en el mundo de los bolos. Una realidad, Santande r, 1998. CARBAJO VÁZQUEZ, Jud ith , “Muje re s, m o v im ie nto s so c iale s, aso c iac io ne s p ro fe sio nale s y p o de r p o lític o (1965-1975), e n CUESTA BUSTILLO , Jo se fina, Historia de las Mujeres en España. Siglo XX, Madrid, Instituto de la Muje r, 2003, p p . 469-509. DEZIN, N., “Th e Inte rac tio nist Study o f So c ial O rg anizatio n: A no te o n m e tho d” e n Be rtaux, D (c o m p.), Biography and Society, Be v e rly Hills, Sag e, 1981, p p. 149-167. MARTÍNEZ QUINTERO, Mª Esth e r; PANDO BALLESTERO, Mª de la Paz, “El trab ajo de las m uje re s e ntre 1950-1965” e n Cue sta Bustillo , Jo se fina (Dir.): Historia de las mujeres en España. Siglo XX. Tomo II, Madrid, Instituto de la Muje r, 2003, p p. 137184. PUJADAS MUÑOZ, JUAN JO SÉ, El método biográfico: el uso de las historias de vida en ciencias sociales, Madrid, Ce ntro de Inv e stig ac io ne s So c io ló g ic as, 1992. RUBALCABA PÉREZ, Mª d e l Carm e n, La educación de la mujer en Cantabria, 18681936: un proceso retardado, Santande r, Trab ajo de Inv e stig ac ió n iné dito , 1998.

21

La in c o rp o rac ió n d e las m u je re s s e fard íe s a la e s fe ra p ú b lic a e n e l p as o d e l s ig lo XIX al XX Palo m a Díaz-Mas (CSIC), Am o r Ayala (Fre ie Univ e rsität Be rlin) y Am e lia Barquín (Univ e rsidad de Mo ndrag ó n) Co m o e s b ie n sab ido , lo s se fardíe s so n lo s judío s de sc e ndie nte s de lo s e xp ulsado s de la Pe nínsula Ib é ric a a finale s de la Edad Me dia, que fo rm aro n c o m unidade s e n div e rsas lo c alidad e s de Turquía, lo s Balc ane s y O rie nte m e dio p e rte ne c ie nte s al Im p e rio O to m ano , e n e l No rte de Áfric a y e n alg uno s p aíse s d e Euro p a (Díaz-Mas 2006). En la ac tualidad, e stam o s de sarro llando e n e l CSIC un p ro ye c to de inv e stig ac ió n de I+D 33 e n e l que p re te nde m o s analizar c ó m o lo s c am b io s so c iale s, c ulturale s y p o lític o s sufrido s p o r la m ino ría se fard í de l O rie nte Me d ite rráne o se re f le jan e n lo s te xto s p ro duc ido s p o r lo s se fardíe s p ara su p ro p io c o nsum o : o b ras lite rarias (e sp e c ialm e nte las de stinadas a un p úb lic o po p ular), p re nsa p e rió dic a, e nsayo , h isto rio g rafía, y lib ro s de m e m o rias p e rso nale s y no v e las auto b io g ráfic as. Nue stra inte nc ió n e s tam b ié n que e l c aso de lo s se fardíe s p ue da se rv ir c o m o m o de lo p ara analizar y c o m p re nde r lo s re to s que h ub ie ro n de afro ntar las m ino rías c ulturale s y re lig io sas de lo s p aíse s de l Me d ite rráne o O rie ntal (Turquía, Gre c ia, lo s Balc ane s) e n lo s nue v o s e stado s nac io nale s que surg e n e n Euro p a e n e l p aso de l sig lo XIX al XX, tras la c aída de lo s v ie jo s im p e rio s. Uno de lo s e le m e nto s fundam e ntale s d e e se p ro c e so f ue e l c am b io de l p ap e l de las m uje re s. De sde la e xp ulsió n h asta e l sig lo XIX, la v id a se fard í e stuv o re g ida p o r las p autas de la re lig ió n judía, que d e te rm inab a no só lo la p rác tic a re lig io sa, sino tam b ié n la v ida c o tidiana, la o rg anizac ió n so c ial y fam iliar y, c ó m o no , e l p ap e l de las m uje re s. En e l m undo se fard í tradic io nal las m uje re s de se m p e ñab an un p ap e l im p o rtantísim o e n la e sfe ra p riv ada, no só lo e n e l c uidado de la c asa y de lo s h ijo s, sino e n su c alidad d e p re se rv ado ras y transm iso ras de la trad ic ió n judía e n e l ám b ito HUM2006-03050/FILO “Lo s se f ardíe s ante sí m ism o s y e n sus re lac io ne s c o n España: Ide ntidad y m e ntalidade s e n te xto s jude o e spaño le s de Turquía y lo s Balc ane s e ntre 1880 y 1933”, e n e l m arc o de l c ual se e nc uadra e l pre se nte artíc ulo . 33

22

do m é stic o , v e lando p o r la kash e rut o p ure za ritual de l h o g ar y de lo s alim e nto s y de sarro llando f unc io ne s fundam e ntale s e n la p rác tic a fam iliar de l judaísm o . Pe ro su p ap e l e n la e sf e ra p úb lic a e ra p rác tic am e nte nulo , ya que ni e l judaísm o tradic io nal ni la so c ie dad no judía (o to m ana y/o b alc ánic a) d e l e nto rno fav o re c ían su v isib ilidad p úb lic a. Para e nte nde r e l c o nte xto h istó ric o , h ay que re c o rdar que e n e l Im p e rio O to m ano , de sde e l sig lo XV h asta p rinc ip io s de l XX, no e xistió una p o lític a nacional unific ado ra de sd e e l p unto de v ista re lig io so o c ultural. Po r e l c o ntrario , e l ré g im e n de millet p e rm itía que c ada una de las m ino rías re lig io sas m antuv ie se , b ajo la auto ridad de l sultán, su p ro p ia ide ntidad y o rg anizac ió n inte rna e n m últip le s asp e c to s, que ib an d e sde la p rác tic a re lig io sa h asta lo s uso s ling üístic o s, e l siste m a e duc ativ o o la le g islac ió n p ara asunto s que c o nc e rnían a e sa m ino ría. Esta situac ió n c am b ió e n e l p aso de l sig lo XIX al XX, c o n e l surg im ie nto e n lo s Balc ane s de lo s e stado s nac io nale s y la fundac ió n de la Re p úb lic a d e Turquía, que sí que ap lic aro n de sde e l p rinc ip io de su e xiste nc ia una p o lític a unific ado ra de la le ng ua, la c ultura y la le g islac ió n (una útil sínte sis de e sto s fe nó m e no s la o fre c e Mazo w e r 2001). De sde la se g unda m itad de l sig lo XIX --y, m uy e sp e c ialm e nte , de sde la g ue rra ruso -turc a de 1877-78, que p ro p ic ió la c re ac ió n de l p rinc ip ado de Bulg aria, la am p liac ió n de Gre c ia, Se rb ia y Mo nte ne g ro y la ane xió n de Bo snia-He rze g o v ina al Im p e rio Austro h úng aro --, la v ida de las c o m unidade s se fard íe s sufrió p ro fundo s c am b io s, de b ido a m últip le s c irc unstanc ias c ulturale s, p o lític as, so c iale s y e c o nó m ic as. El de sm o ro nam ie nto p ro g re siv o d e l Im p e rio O to m ano , la e m e rg e nc ia d e las nue v as nac io ne s b alc ánic as y la c re ac ió n de la Re p úb lic a d e Turquía, la inte g rac ió n de lo s judío s c o m o c iud adano s de p le no de re c h o e n e sas nue v as nac io ne s, la e m ig rac ió n a p aíse s de Euro p a o c c ide ntal p o r razo ne s e c o nó m ic as y p o lític as, la fo rm ac ió n de una nue v a b urg ue sía se fard í y tam b ié n de una c lase se fard í p ro le taria, la influe nc ia de lo s siste m as e duc ativ o s o c c ide ntale s e n e l O rie nte Me d ite rráne o , la p o litizac ió n (c o n e l surg im ie nto d e l sio nism o y e l arraig o e ntre lo s judío s de ide o lo g ías so c ialistas), e tc ., ab o c aro n a la m ino ría se fardí a c am b iar sus m o do s de v ida y o rg anizac ió n y a re p lante arse su p ap e l e n sus antig uas c o m unidade s y e n lo s nue v o s p aíse s de ase ntam ie nto a lo s que le s dirig ió la e m ig rac ió n (Be nb assa-Ro drig ue 1995 p assim ). To do e llo p ro v o c ó tam b ié n un re p lante am ie nto de l p ap e l d e las m uje re s, que adquie re n e n e ste p e río do una m ayo r v isib ilidad e n la e sf e ra p úb lic a, p o r m últip le s razo ne s, que p asam o s a e num e rar a c o ntinuac ió n.

23

1. El ac c e s o d e las m u je re s s e fard íe s a la e d u c ac ió n y e l p ro c e s o d e o c c id e n talizac ió n d e s u c u ltu ra Un e le m e nto fundam e ntal de l c am b io de l p ap e l de las m uje re s e n la so c ie dad se fardí f ue e l ac c e so a la e duc ac ió n. Hasta m e diado s de l sig lo XIX, la e d uc ac ió n de lo s se fardíe s o rie ntale s v aro ne s h ab ía e stado g uiada p o r p autas re lig io sas, ya que p ara e l v aró n jud ío e s im p o rtante sab e r le e r p ara c um p lir c o n la p re sc rip c ió n de le e r la To rá y las o rac io ne s e n e l c ulto p úb lic o , p riv ado y do m é stic o . Aunque e xistía una é lite re lig io sa fo rm ada e n las

yeshivot o ‘e sc ue las rab ínic as’, la m ayo ría d e lo s v aro ne s se fardíe s no re c ib ían m ás instruc c ió n que la que p o dían o b te ne r e n la hebrá (e sc ue la p rim aria) o e n e l talmud

Torá (e sc ue la re lig io sa); allí lo s niño s de distintas e dad e s ap re ndían, re unido s e n un a m ism a sala c o m ún y b ajo la sup e rv isió n de un ribí o melamed ( ‘m ae stro ’), a le e r y a e sc rib ir c o n e l alfab e to h e b re o y uno s c o no c im ie nto s b ásic o s de aritm é tic a (Mo lh o 1950: 91-130); lo s m ae stro s de las e sc ue las te nían e sc asa fo rm ac ió n To do su sab e r se lim itab a a le e r m ás o m e no s c o rre c tam e nte la Bib lia, sin c o m p re nde r su c o nte nido y sin p o de r traduc ir e l te xto o rig inal. Sus c o no c im ie nto s m ate m átic o s no ib an m ás allá de la m ultip lic ac ió n [...] e ran fre c ue nte m e nte p e rso nas frac asadas e n sus ne g o c io s que se d e dic ab an a la e nse ñanza p ara g anarse e l p an, ya que e sta p ro fe sió n no e xig ía m ás que un irriso rio c ap ital inte le c tual y m ate rial. Cualquie ra p o día h ac e rse melammed; p ara e llo no ne c e sitab a m ás que una g ran sala y m e d iano s c o no c im ie nto s (Mo lh o 1950:100). En c uanto a las m uje re s [...] no h ab ía e sc ue las p ara niñas e n aque lla é p o c a [m e diado s de l sig lo XIX]. Po r o tra p arte , c o m o no e stab a o b lig ada a asistir a lo s o fic io s, ni a c um p lir v arias miswot (m andam ie nto s div ino s) e xc lusiv am e nte re se rv adas al h o m b re , la m uje r no te nía ni siquie ra que ap re nd e r lo s e le m e nto s de la le ng ua h e b re a. Po r c o nsig uie nte , la m uje r jud ía e stab a de sp ro v ista de to da instruc c ió n, laic a y re lig io sa (Mo lh o 1950:93) Só lo alg unas niñas d e fam ilias ac o m o dadas ap re ndían e n sus p rim e ro s año s c o n un m ae stro p artic ular, que le s e nse ñab a alg uno s c o no c im ie nto s e le m e ntale s; su e duc ac ió n se de sarro llab a, p o r tanto , e n e l ám b ito e stric tam e nte do m é stic o , ap re ndie ndo su p ap e l de m uje re s y m adre s d e fam ilia de sus p ro p ias m adre s y ab ue las y p re p arando e l ajuar p ara su b o da.

24

El c am b io fundam e ntal se p ro dujo p o r la c re ac ió n e n 1860 de la Allianc e Israè lite Univ e rse lle , una instituc ió n fundada e n París p o r judío s e m anc ip ado s franc e se s, que te nía c o m o o b je tiv o lle v ar la c ultura a lo s jud ío s atrasados de l Me dite rráne o O rie ntal, de O rie nte Me dio y d e l No rte de Áfric a, c o ntrib uye ndo así a e le v ar su niv e l fo rm ativ o , m o de rnizar sus m o do s de v ida y m e jo rar su niv e l e c o nó m ic o y so c ial. La Allianc e lle g ó a te ne r m ás d e 120 e sc ue las, e n las que se e duc ab an so b re to do judío s (aun que h ab ía tam b ié n alum no s de o tras re lig io ne s). Co nstituyó una v ía fundam e ntal p ara la m e jo ra d e las c o ndic io ne s e d uc ativ as y d e las e xp e c tativ as v itale s de lo s se fardíe s (Ro drig ue 1983, 1990) En las e sc ue las de la Allianc e la e duc ac ió n se im p artía e n franc é s, c o n m é to do s y m ate riale s m o de rno s p ara la é p o c a, y e l c urríc ulum c o m b inab a las m ate rias p ro p ias de una e duc ac ió n c o nte m p o ráne a (aritm é tic a, le ng uas, g e o g rafía, h isto ria, c ie nc ias) c o n la fo rm ac ió n re lig io sa y la fo rm ac ió n p ro fe sio nal que p e rm itía a lo s se fardíe s e l ac c e so a un m e rc ado lab o ral m ás div e rso y ab ie rto que las tradic io nale s arte sanía y c o m e rc io . La Allianc e f ue , tam b ié n, una im p o rtante v ía p ara la e ntrada de las influe nc ias de la c ultura o c c id e ntal –a trav é s d e l tam iz de la c ultura franc e sa-- e n un a m ino ría o rie ntal c o m o e ra la se fardí. Más de se te nta de las c ie nto v e inte e sc ue las d e la Allianc e e ran p ara niñas, y o tras c uare nta im p artían e nse ñanza a niño s y niñas. La p rim e ra e sc ue la p ara niñas se ab rió e n Edirne e n 1870, y a é sta le sig uie ro n la de Sh um e n (Bulg aria) e n 1874 y la de Saló nic a e n 1875. Así, las m uje re s e m p e zaro n, po c o de sp ué s que lo s h o m b re s, a e duc arse e n la Allianc e y tam b ié n e n o tras e sc ue las o c c id e ntale s, inc luso e n c o le g io s re lig io so s c ató lic o s o p ro te stante s ab ie rto s e n las distintas c iudad e s d e l O rie nte Me dite rráne o . La c re ac ió n de la Allianc e p e rse g uía c o m o fin p rinc ip al la e m anc ip ac ió n de lo s judío s o rie ntale s e n g e ne ral, y e llo lle v ab a ap are jado tam b ié n la e m anc ip ac ió n de las m uje re s se fard íe s. El ac c e so a la c ultura le trada c o nv irtió ade m ás a las m uje re s e n c o nsum ido ras d e lite ratura o c c id e ntal; g rac ias a la fo rm ac ió n franc e sa re c ib ida, e ran c ap ac e s de le e r lite ratura e uro p e a e n lib ro s y p e rió dic o s e sc rito s e n c arac te re s latino s; p e ro las influe nc ias o c c id e ntale s lle g aro n tam b ié n a las m uje re s de las c las e s m e no s fav o re c idas. Así, de sde p rinc ip io s de l sig lo XX lo s p e rió dic o s aljam iado s y alg unas 25

p e que ñas im p re ntas p ub lic aro n no v e las p o p ulare s (m uc h as de e llas traduc idas o adap tadas de o tras le ng uas, aunque h ay tam b ié n o tras o rig inale s) que e n g ran p arte b usc ab an c o m o c o nsum ido ras a las m uje re s, y d e h e c h o te ne m o s te stim o nio s de que se las p re stab an unas a o tras o se re unían a le e rlas e n v o z alta (Barquín 1997:176182 y 150-151, Barquín 2005). Alg unas de e stas no v e las tratan p re c isam e nte d e te m as re lativ o s a la situac ió n d e las m uje re s o a p ro b le m as que le s af e c tab an m ás dire c tam e nte , c o m o lo s m atrim o nio s c o nc e rtado s p o r las fam ilias o la ne c e sidad de te n e r do te p ara c asarse , c o sa que e ra re quisito indisp e nsab le to dav ía e n las p rim e ras dé c adas d e l sig lo XX34. Un e je m p lo de e sto e s la no v e lita No quiero dota, que se p ub lic ó e n e l p e rió dic o d e Saló nic a El Kirbach e n 1923 (Barquín 2005: 91-93), y que c o ntie ne un ale g ato e n c o ntra de la do te o b lig ato ria; e n e lla e l p ro tag o nista, un se fardí que h a e m ig rado a Australia, h ac e p lane s de b usc ar una m uje r c o n la que c o ntrae r m atrim o nio y e xp re sa re f le xio ne s que re fle jan c ó m o la im ag e n de las m uje re s h a c am b iado , c ó m o h ay ya una b urg ue sía se fardí c uyas m uje re s e stán ac o stum b radas a lo s lujo s m undano s y a la v ida so c ial, y la e sp o sa ide al se v e tam b ié n c o m o c o m p añe ra y p artíc ip e e n las ac tiv idade s p ro f e sio nale s d e l m arido , aunque se a de sd e una p o sic ió n sub o rdinada: Si yo m e c aso c o n una m uc h ac h a e le v ada [‘e duc ada’] e n un c ie rto luxo , e m b e zada e n [‘ac o stum b rada a’] las fie stas m undanas, m ism o que [‘aunque ’] e lla m e v a traye r una g rande do ta, nunc a yo no n arib aré a c o nte ntar lo s c ap ric h o s de m i m uje r y to das sus lo c uras. [...] Yo b usc aré dunque una m uc h ac h a sim p le , b ie n e le v ada y e nte ndie ndo [‘que e ntie nda’] e n fin que e lla de b e a m í su p o sic ió n, que d e b e se r m i h ab e r [‘c o m p añe ro ’], m i m uje r y m i e m p ie g ada. (Barquín 2005:92)35

En e l judaísm o , c o m o e n e l islam , la o blig ac ió n de la do te tuv o e n su o rig e n la finalidad de g arantizar m e dio s de subsiste nc ia a las m uje re s e n c aso de div o rc io , ya que e l m arido te nía que de v o lv e r la do te al div o rc iarse . Sin e m barg o , c o n e l tie m po la do te se c o nv irtió e n una c arg a pe sada para las fam ilias m o de stas, que se v eían o blig adas a hac e r un e sf ue rzo e c o nó m ic o para po de r c asar a sus hijas (hasta el punto de que una o bra piado sa c o nsistía e n do tar a do nc e llas po bre s) y pro pic ió un auté ntic o m e rc ade o e n to rno a las m uje re s de c lase ac o m o dada, c uyas suc ule ntas do te s las c o nv e rtían e n o bje to ape te c ible e n uno s m atrim o nio s c o nc e rtado s. 35 En e ste c aso , transc ribim o s del o rig inal se f ardí e n jude o e spaño l, aunque e n e l artíc ulo de Barquín la c ita e stá traduc ida al f ranc é s. La m ayo ría de lo s te xto s se fardíe s se public aro n o rig inalm e nte e n jude o e spaño l aljam iado , e s de c ir, e sc rito c o n c arac te re s he b re o s. En las c itas que sig ue n re pro duc im o s lo s te xto s c o n la m ism a g raf ía e n que apare c e n transc rito s e n la e dic ió n m o de rna a partir de l c ual c itam o s, aunque no re f le jam o s lo s sig no s diac rític o s. 34

26

No o bstante , num e ro so s te stim o nio s indic an que alg uno s asp e c to s de la c ultura tradic io nal, de transm isió n p rinc ip alm e nte o ral, sig uie ro n c o nse rv ándo se e n e l ám b ito do m é stic o durante m ás tie m p o e ntre las m uje re s que e ntre lo s h o m b re s. La transm isió n o ral de c ue nto s, re frane s, c anc io ne s, re c e tas de c o c ina, re m e dio s de m e dic ina p o p ular, c re e n c ias de re lig io sidad p o p ular y sup e rstic io ne s, e tc ., se m antuv o v iv a e n lo s ám b ito s fe m e nino s y do m é stic o s h asta b ie n av anzado e l sig lo XX, c uando ya h ac ía d é c adas que lo s h o m b re s se fard íe s h ab ían ab ando nado e se tip o de c ultura p o p ular de transm isió n o ral e n fav o r de una c ultura le trada (c f r. Díaz-Mas 2007 y e n p re nsa a y b ). 2. El c am b io d e l p ap e l d e las m u je re s e n e l ám b ito d o m é s tic o Ya de sde las últim as dé c adas de l sig lo XIX y, so b re to do , e n las p rim e ras de l XX, e nc o ntram o s e n la lite ratura aljam iada e n jude o e sp año l indic io s d e que e l p ap e l de las m uje re s h a c am b iado inc luso e n e l ám b ito e stric tam e nte do m é stic o , e n p arte c o m o c o nse c ue nc ia de lo s c am b io s e duc ativ o s y e n p arte po r influjo de l c am b io d e m e ntalidade s e n e l e nto rno , inc luso e ntre las c lase s so c iale s m e no s ilustradas. De alg una fo rm a, la so c ie dad e nte ra re quie re que e l p ap e l de las m uje re s e n la c asa se a distinto de l que e je rc ie ro n sus m adre s y ab ue las. Co m o ya h e m o s se ñalado , e l p ap e l de las m uje re s se fard í e n la c asa (y e l d e las m uje re s jud ía e n g e ne ral) tie ne g ran im p o rtanc ia re lig io sa. En las c o m unidade s judías tradic io nale s las m uje re s no p artic ip an e n e l c ulto p úb lic o m ás que c o m o e sp e c tado ras, p e ro las e stric tas p re sc rip c io ne s die té tic as de l judaísm o , las e xig e nc ias de m ante ne r la p ure za ritual d e la c asa y e l h e c h o de que e n v arias c e le b rac io ne s re lig io sas se an m uy im p o rtante s lo s rito s que se c e le b ran e n c asa, no rm alm e nte e n to rno a una c o m ida ritual que a v e c e s re quie re una c o m p le ja p re p arac ió n (v é ase Díaz-Mas y de la Pue nte 2007:110-149), h an o to rg ado a las m uje re s judía un p ap e l re le v ante e n la p rác tic a re lig io sa, aunque de p ue rtas ade ntro de l h o g ar. Pe ro e n e l p aso de l sig lo XIX al XX e m p e zam o s a e nc o ntrar e n la lite ratura se fardí alg unas p ub lic ac io ne s p o p ulare s c o ntra la e xag e rac ió n c o n que alg unas

balabayas (‘am as de c asa’, d e l h e b . ba`al habáyit ‘s e ño r de la c asa’) lle v an a c ab o e so s rituale s de la kasherut o p ure za ritual. Así, e n una e sp e c ie de saine te e n v e rso titulado

Ocho días antes de Pésah, p ub lic ado p o r e l p e rió dic o de Estam b ul El Juguetón e n 1909 27

(Ro m e ro 1979: 963-974), se c ritic a a las m uje re s que , o b se sio nadas p o r c um p lir la p re sc rip c ió n de lim p iar la c asa ante s de Pé sah (la Pasc ua jud ía) p ara que no que de e n e lla rastro de le v ad ura, am arg an la v ida durante se m anas a to da la fam ilia; ade m ás, se p o ne de m anif ie sto la ig no ranc ia de las m uje re s tradic io nale s, que p re f ie re n lo s re m e dio s de m e dic ina p o p ular a la ate nc ió n m é dic a p ro fe sio nal, inc luso c o n rie sg o de la v ida de sus h ijo s: Po r sanar a su h ijo e lla c uras no quiso ni quie re o tra c o sa que c av é e n la m e zuzá36; p o r b ue na m e le c ina un p o c o de o rina [...] “No se que re [‘no h ac e falta’] do c to r llam ar; ansí e l niño se v a c alm ar, frío s no le v a to m ar” Una se m ana p asó que e l h ijo tre sp asó [‘m urió ] (Ro m e ro 1979: 967). Parale lam e nte , d e sde finale s de l sig lo XIX lo s p e rió dic o s se fardíe s e m p ie zan a p ub lic ar c o lab o rac io ne s que c o ntie n e n c o nse jo s de h ig ie ne , de e c o no m ía do m é stic a y so b re la c rianza de lo s h ijo s, o to rg ando a las m uje re s un p ap e l e n e l c uidado

moderno d e l h o g ar y d e la p ro le . Así, e l p e rió dic o El amigo de la familia, que se p ub lic ó e n Estam b ul d e sde 1881 h asta 1886, se c o nc ib e c o m o una p ub lic ac ió n fam iliar (de stinada, p o r tanto , a h o m b re s y m uje re s) e n la que ab undan c o nse jo s so b re die té tic a, p rim e ro s auxilio s, c o sm é tic a, h ig ie ne , e tc . (Ste in 2000) Tam b ié n e nc o ntram o s e n la p re nsa p e rió dic a aljam iada de p rinc ip io s de l sig lo XX p ub lic idad dirig ida e sp e c ífic am e nte a las m uje re s, que ab re las p e rsp e c tiv as d e una m ayo r c o m o didad e n la re alizac ió n de las tare as de la c asa, d e alg unas v e ntajas que h ac e n m ás fác il y e fic az e l c uidado d e lo s h ijo s o que p lante an e l c uidado d e l p ro p io c ue rp o , que ya e m p ie za a m o strarse m ás lib re m e nte , lib e rado de la v e stim e nta tradic io nal tras la ado p c ió n (p rim e ro p o r p arte de lo s h o m b re s y lue g o d e las m uje re s) de la v e stim e nta a la franka, e s de c ir, de la m o da o c c ide ntal. La mezuzá e s un pe que ño e stuc he que se c o lo c a e n la jam ba de las pue rtas de c asas judías y c o ntie ne e n su inte rio r un pe dazo de pe rg am ino c o n v e rsíc ulo s bíblic o s; cavé es ‘c af é ’. Se g ún se ñala Ro m e ro 1979: 972 no ta 17, de be de aludir a alg una prác tic a pro pic iato ria o de m e dic ina po pular que de sc o no c e m o s. 36

28

La m o de rnizac ió n de las c o stum b re s fac ilita las tare as do m é stic as, lib rando a las m uje re s de alg unas de sus e sc lav itud e s. Y e sto lo e nc o ntram o s tam b ié n e n la p re nsa se fardí: e n 1900 e l p e rió dic o La Época d e Saló nic a p ub lic ó p o r e ntre g as una o b rita te atral titulada Los males de la colada (Ro m e ro 1979: 915-926). Se trata de una e sp e c ie d e saine te c o stum b rista, e sc rito c o n m uc h a g rac ia e n un le ng uaje p o p ular, e n e l que se d e sc rib e n las v ic isitud e s y sufrim ie nto s de un am a d e c asa se fard í e l día que to c a lav ar e n c asa la ro p a po r p ro c e dim ie nto s tradic io nale s, lo c ual sup o nía un duro trab ajo físic o ; h asta e l do c to r que v isita e se d ía a la fam ilia p o nde ra lo dañino que e s e l h ac e r c o lada p ara la salud de to do lo s de la c asa. La so rp re sa surg e c uando , e n la últim a e ntre g a de l p e rió dic o , de sc ub rim o s que la o b ra te atral no e stab a dirig ida a se r re p re se ntada, sino que e s un an unc io d e una “fáb ric a d e c o lada” (e s d e c ir, de una lav ande ría) que ac ab ab a de ab rirse e n la c iudad; la e sc e na final e s una c o nv e rsac ió n e ntre v arias v e c inas, e n la que se info rm a de las c o ndic io ne s d e l se rv ic io y d e lo s p re c io s de e sa nue v a lav ande ría. 3. En tre e l d o m in io p riv ad o y e l e s p ac io p ú b lic o En e l c o nte xto so c io c ultural que e stam o s de sc rib ie ndo , div e rso s p e rio distas, p ub lic istas, m o ralistas y h o m b re s p úb lic o s se fardíe s se p lante an e l p ro b le m a de h asta qué p unto e l ac c e so de las m uje re s a una e duc ac ió n o c c ide ntal h a ido ap artándo la de sus func io ne s c o m o p re se rv ado ra de la tradic ió n judía e n la fam ilia. Co m o se ñala e l p e rio dista Nisim Cardo so e n un artíc ulo titulad o “Las h ijas” (e n e l se ntido de ‘las m uje re s jó v e ne s’) que se p ub lic ó e n e l p e rió d ic o El Meseret de Esm irna e n 1905 [...] e n m o strando a nue stras h ijas c uánto e l m undo e s g rande , c ó m o v iv e n lo s o tro s, le s e m b e zam o s [‘e nse ñam o s’] a de se ar to do lo que h ay e n e l m undo , a h ac e r la m ism a v ida que h ac e n lo s o tro s. De e ste m o do , a fue rza de d e se ar, e llas c o ntratan h ab itude s [‘ado p tan h áb ito s’] que no so n ni de nue stro p aís ni de nue stra raza ni de nue stro e stado e c o nó m ic o ni a la alc anzada de l p úb lic o judió de Turquía (c f r. Barquín 2005: 90) So n num e ro so s lo s e nsayo s, artíc ulo s de p e rió dic o o c o nfe re nc ias (v arias de las c uale s se im p rim ie ro n p o ste rio rm e nte e n fo lle to s aljam iado s) que , de sde finale s de l sig lo XIX h asta lo s año s 20 ab o rdan e sta c ue stió n, re ite rando c asi sie m p re lo s m ism o s m o tiv o s: re saltan c ó m o la situac ió n y c o m p o rtam ie nto de las m uje re s dan la m e dida de una so c ie dad y de un p ue b lo ; se ñalan que lo s c am b io s v iv ido s p o r las

29

m uje re s se fard íe s e n lo s últim o s tie m p o s (ac c e so a la instruc c ió n, e m e rg e nc ia d e una b urg ue sía se fard í o c c ide ntalizada), p o r m uy p o sitiv o s que se an e n c ie rto s asp e c to s, h an h e c h o que c o n fre c ue nc ia se ap arte n de su p ap e l y su func ió n tradic io nal, ado p tando una lib e rtad de c o nduc ta que a v e c e s p are c e e sc andalo sa; e n c asi to do s lo s e sc rito s se c ritic an la e xc e siv a af ic ió n al lujo indum e ntario y lo s c o sm é tic o s, e l ab ando no de las p rác tic as re lig io sas y de las tradic io ne s, la fre c ue ntac ió n de div e rsio ne s c o m o e l b aile , la m úsic a m o de rna o las le c tura p ro fanas. En de finitiv as c ue ntas, se m anifie sta p re o c up ac ió n p o r las c o nse c ue nc ias de la p ro g re siv a se c ularizac ió n de la v ida se fardí, d e la c ual e s b ue n indic ado r la se c ularizac ió n de la v ida de las m uje re s; y se ac ab an h ac ie ndo p ro p ue stas p ara e nc auzar e l f uturo de e sas m uje re s se fardíe s e n b e ne fic io de to da la c o m unidad judía. Así, e n una c o nfe re nc ia p ro nunc iada e n franc é s p o r e l p ub lic ista Mo rís Yish ac Co h é n e n la so c ie dad jud ía Makab í de Estam b ul e n se p tie m b re de 1911 (y que fue p ub lic ada p o ste rio rm e nte e n un fo lle to ), e l c o nf e re nc iante p re se nta una p ano rám ic a h istó ric a de c uál h a sido la c o nside rac ió n de las m uje re s e n las distintas c ulturas y e n e l judaísm o , insistie ndo e n que e l p ap e l de las m uje re s judías se h a de sarro llado c asi únic am e nte e n la e sfe ra p riv ada: Ande alg uno s, la m uje r e ra un o b je to de luxo y de g o zo s p ara e l h o m b re ; ande o tro s e lla e ra una c rianza [‘c riatura’] p ara lo s lab o ro s [‘trab ajo s’] duro s c o rp o rale s; ande c ie rto s o tro s, la m uje r e ra la h e m b ra p aride ra, un instrum e nto m e ne ste ro so [‘ne c e sario ’] p ara la e le v ac ió n y la c o nse rv ac ió n d e la raza y d e la e sp e c ia [...] Ande lo s judió s, e l ro lo de la m uje r e n la v ida so c ial y íntim a e ra m ás m o de sto , p e ro m ás p uro y m as c aste y m ás m o ral tam b ié n. Ande e llo s, la m uje r e ra m ás ante s que to do la e sp o sa de l h o m b re , la m adre de sus c riaturas, la b asa de la fam illa y la p e rso nific ac ió n de la h o no r fam illar [...] La m uje r jud ía d e l O rie nte e ra h asta atrás tre nta o c uare nta año s un m o de lo de la m uje r c o m p lida e n v irtud e s, una e sh e t h áyil [‘m uje r fue rte ’] se g ún nue stro inm o rtal re y y p o e ta la g lo rific ó e n su g randio so c ante 37. Se m p le y b ue na, e lla no sab ía p o r lo s o tro s g o zo s y p lac e re s afue ra d e aque llo s que o fre c ía la v ida e n la intim idad de su c asa, e n e l e nto rno de sus p arie nte s y de la c o m unidad judía. Afue ra d e e sta e sfe ra e stre c h a, e l m und o no e xistía p ara e lla (Le ó n 2003: 136-138, 147).

Se re f ie re Le m ue l, re y de Masá, a quie n se c o nside ra auto r de Pro v e rbio s 31,10-31, do nde se e lo g ian las v irtudes de la m uje r ide al. 37

30

Y se ñala a c o ntinuac ió n e l e fe c to de lo s c am b io s de m e ntalidade s y de c o stum b re s, que c o nlle v a una m ayo r v isib ilidad d e las m uje re s, si no e n la ac tiv idad p úb lic a, sí al m e no s e n la v ida so c ial: ¡Qué m e tam o rfo sis ande la m uje r jud ía d e l O rie nte ! Aque lla c rianza m o de sta h asta e l e sp anto , se m p le y te m e ro sa de l Dio y de la g e nte no e xiste m ás. La m uje r judía se h izo p re te nc io sa, e lla d e v ino c o nc ie nte de su v alo r y d e sus g rac ias y que re h ac e rlas v ale r, que re b ailar c o n e llas, no m ás e n la intim idad de su c asa y e xc lusiv am e nte p o r su m arido , sino e n lo s salo ne s y te atro s, e n las p lazas y e n lo s g üe rto s p úb lic o s, e n v iaje s y c am p añas [‘e stanc ias e n e l c am p o ’]. Más luxo sa y m ás sinc e ra que las m uje re s de las o tras nac io nalidade s, la judía que re jug ar e l p rim e r ro lo e n la so c ie dad c o sm o p o litana que se e nc o ntra e n e l O rie nte . Ab so lutam e nte iño rante e n to das las c e nc ias, e lla c o no c e b astante e l franc é s p o r [‘p ara’] h ab larlo ansina v iv am e nte e n p re se nc ia de lo s o tro s y p o r m e ldar to do s lo s m ás nue v o s ro m anzo s [‘no v e las’] de la m ás suc ia lite ratura p arsiana. Ella no v iste que las m ás m o de rnas tuale tas, últim o m o de lo de París o de Vie na [...] La p atro na de c asa m uy p o c o se o c up a de su m arido , de sus c riaturas y d e su c asa. ¿Para c uálo las m o zas g uisande ras y las g o b e rnantas? ¿Para c uálo lo s “fre re s” y las “se re s”? De re lig io sidad ni siñal. El kash e rut no e s m ás m o de rno , las p re sc rip c io ne s rig o ro sas so b re las re lac io ne s c o n jug alas so n c o sas e nv e je c idas que no s h ac e n so nre ir c o n b urla y m e no sp re c io . La m uje r judía d e l O rie nte no e s m ás de c o no c e r [‘no h ay quie n la re c o no zc a’]: to da su am b ic ió n e s d e se r la g rand e dam a, la c o p ia de p arisiana e n lo s p aíse s de l O rie nte (Le ó n 2003:149) En e l te xto ante rio r se m e n c io nana “lo s fre re s” y “las se re s”, e s d e c ir, lo s fraile s y las m o njas, e n alusió n a lo s c o le g io s re lig io so s c ató lic o s a lo s que un se c to r de la b urg ue sía se fard í e nv iab a a sus h ijo s p ara e duc arse . La p ro g re siv a se c ularizac ió n y o c c id e ntalizac ió n de la v ida de lo s se fardíe s, y de las m uje re s e n c o nc re to , lle v ó e n o c asio ne s a la asim ilac ió n e in c luso a las c o nv e rsio ne s de jud ías que se c asab an c o n c ristiano s. Pre c isam e nte so b re lo s p e lig ro s d e la asim ilac ió n trata la c o nfe re n c ia “Po r la p ure za d e la fam illa judía”, p ro nunc iada e n 1916 e n la “so c ie dad d e dam as Hate h iyá” de Saló nic a p o r e l líd e r sio nista Ab rah am Sh e m ue l Re c anati; e n e lla se se ñalan lo s rie sg o s de se r se duc idas a lo s que e stán so m e tidas las jó v e ne s trab ajado ras po b re s y la friv o lidad c o n que las m uje re s se fardíe s e stab le c e n re lac io ne s am o ro sas c o n h o m b re s c ristiano s: Ma h o y, po r de sg rac ia ¿qué v e m o s? De sde un c ie rto núm e ro de año s, e n sé g üita a la e ntrada e ntre m o so tro s de un e sp rito de p ro g re so m al e nte ndido ,

31

de una falsa c iv ilizac ió n, de un m o de rnism o m al inte rp re tado , e n sé g üita a la m anc anza de e duc ac ió n judía, un ye rm e d e struido r p e n e tró e n m ue stras fam illas [...] La m o ralitá e n la fam illa de sc aye de m ás e n m ás; las no b le s v irtud e s do m é stic as, e l atam ie nto a la fam ía y a las tradic io ne s, e m p e zaro n a de sp are c e r [...] En e fe to , de sde uno s c uanto s año s, fato s sc andalo so s que ado lo rian e l c o razó n de to do b ue n jidó se pasan e ntre no so tro s. Niñas lab o rade ras y se rv id e ras jud ías, se lib ran a la p ro stituc ió n c lande stina, so m b aídas po r sus p atro ne s o p o r alg uno s no -jidió s; m anc e b o s y m o zo s, m arido s y m uje re s ap arte nie ndo a las fam illas ric as y m e dianas e ntre tie n e n re lac io ne s c ulp ab le s [...] Esta llag a e stre m e c ib le adquirió un e sp andim ie nto inquie tante , que c re b anta e l alm a, e n sé g üita de la v e nida d e num e ro so s e strañe ro s e n m ue stra c iv dad, y e lla to m a una fo rm a de las m ás p e ric o lo sas, c ag i d e sc o no c ida e ntre m o so tro s h asta aquí. Co n una lig e ridad in c o c e b ab le , num e ro sas jó v e nas h ijas judías, a la b úsquida d e av e nturas ro m ane sc as, atan re lac io ne s c o n e strañe ro s c ristiano s, se de jan so m b aye r p o r e l p rim o v e nido , atiradas p o r la e le g anza d e sus talla, e l re lustro de sus b o to ne s m ilitare s, sus h ab las e ng añade ras. Ellas dic e n to p ar e n e llo s e l e sc o g ido de sus c o razó n, de sie rtan e l te c h o p ate rnal, ro m p ie ndo ansí to do atade ro c o n sus p asado , c o n sus p arie nte s, sus tradic io ne s, ab ando nando de c o razó n liv iano e l te c h o fam illal jud ió o nde e llas se e ng rande c ie ro n (Le ó n 2003:154) Lo s auto re s de e sto s artíc ulo s y e stas c o nfe re n c ias e ran, p o r su p arte , se fardíe s m o de rno s, e llo s m ism o s o c c ide ntalizado s, y se g uram e nte

c o m p re ndían la

im p o sib ilidad de que las m uje re s re to rnase n al e nc ie rro e n e l ám b ito p riv ado y a las lim itac io ne s de la falta de instruc c ió n, c o m o las m uje re s d e las g e ne rac io ne s ante rio re s. En c o nse c ue n c ia, las p ro p ue stas p ara so luc io nar e sto s p ro b le m as c o nsiste n c asi sie m p re e n fo m e ntar la e duc ac ió n de las m uje re s judía p ara que , c o no c ie ndo la trad ic ió n y la h isto ria de su p ue b lo , se m ante ng a fie l a sus o ríg e ne s. En v ario s de lo s e sc rito s que e stam o s m e nc io nando se p ro p o ne e l c o no c im ie nto de la h isto ria de l judaísm o p ara que e n e lla e nc ue ntre n las m uje re s m o de lo s d e e sa mujer

fuerte de Pro v e rb io s, a la que alude la c o nf e re n c ia de Co h é n ante s m e nc io nada. En la m ism a líne a, e l rab ino aske nazí Tze m ah Rab ine r p ub lic ó e n Estam b ul e n 1913 e l lib ro Las madres judías de la época bíblica, c uya finalidad e ra p re se ntar ante las m uje re s se fard íe s de su tie m p o div e rso s m o de lo s de mujeres fuertes de la Bib lia y la h isto ria judía antig ua, c o m o fo rm a de de m o strar la alta c o nside rac ió n que las m uje re s h ab ía te nido de sde sie m p re e n e l judaísm o y de p re se ntar a las m uje re s d e su tie m p o una se rie de m o de lo s de c o nduc ta m o ral (Ayala 2006 y e n p re nsa).

32

4. El c am b io d e l p ap e l d e las m u je re s e n e l s e n o d e la c o m u n id ad ju d ía Co n e l c am b io de l p ap e l de las m uje re s e n la fam ilia y e n la so c ie dad e n g e n e ral, se p lante a tam b ié n un c am b io de su p ap e l e n e l ám b ito c o m unitario judío . En e l judaísm o e s fundam e ntal la aso c iac ió n de lo s fie le s e n c o m unidade s, que se o rg anizan e n to rno a una sinag o g a y so n al m ism o tie m p o asam b le a re lig io sa y so c ie dad d e se rv ic io s y so c o rro s m utuo s. La o rg anizac ió n c o m unitaria, c o n sus p autas b ie n e stab le c idas de sd e antig uo , p artic ip ativ a y c o o p e rativ a, e s un e le m e nto im p o rtantísim o p ara la c o h e sió n de l g rup o , e l m ante nim ie nto y transm isió n de la tradic ió n y la c o o p e rac ió n e ntre jud ío s. Tradic io nalm e nte , la o rg anizac ió n c o m unitaria h a sido –c o m o to do s lo s asp e c to s de la e sf e ra p úb lic a-- re sp o nsab ilidad de lo s h o m b re s. Pe ro ya de sde las últim as dé c adas de l sig lo XIX las m uje re s se fard íe s e m p ie zan a inc o rp o rarse a alg unas fac e tas de la o rg anizac ió n c o m unitaria, a trav é s de un inc ip ie nte aso c iac io nism o fe m e nino o rie ntado so b re to do a la b e ne fic e nc ia, e n g ran m e dida fo m e ntado p o r lo s h o m b re s judío s de lo s se c to re s m ás p ro g re sistas. Así, e n e l p e rió dic o El Luzero de

la Pasensia, que se p ub lic ó e n Turnu Se v e rin (Rum anía) e ntre 1885 y 1888 se no s dic e que su fundado r y e dito r, e l rab ino Eliau Mo rde c h ay Crisp ín En e l ano 5643 (3 de Ianuario de l 1883) fo ndo e n e sa c iudad [Turnu Se v e rin] una so c ie tad de Dam as Isr-tas Esp ano las, y Isr-tas Alm anas e n junta, po r e l e sc o p o de h ac e r b ie nv o le nc ias, p e r de sp ue s se se p araro n unas de las ho tras. La so c ie tad de las Dam as Isr-tas Esp ano las lle b an e l tito lo “Bue na e sp e ransa” y la Alm ana “De utsc h Israe litisc h e r Fraue n-Ve re in” ainda h o y e sistan y v an p ro g re sando av ante (El Luzero de la Pasensia año III, núm . 16 de 27 de m ayo de 1888, p . 215) Re c o rde m o s tam b ié n que la c o nfe re n c ia de Ab rah am S. Re c anati ante s m e nc io nada se p ro nunc ió p re c isam e nte e n una aso c iac ió n sio nista de dam as llam ad a Hate h iyá que é l m ism o h ab ía c o ntrib uido a fundar (Le ó n 2003:129). Po r su p arte , e l p e rio dista p ro g re sista Dav id Fre sc o ,

e n una c o nfe re nc ia

p ro nunc iada e n 1929 e n una sinag o g a de Estam b ul y que se se p ub lic ó e n un fo lle tito aljam iado e n e se m ism o año (Ayala 2008), se e xtie nde e n las v e ntajas d e la instruc c ió n p ara las m uje re s: Yo e m p e so de ti, jo v e n ija djudia ke fre kue ntas la e skue la, ke aze s tu e dukasyo n, ke am as ko no se r b ie n e l m undo . Tu ap re nde s, p o r de v e r i p o r 33

m e ne ste r, la ling ua de l p ais ke tu ab itas i alg unas o tras ling uas e stranje ras; tu e studyas las sie nsyas naturale s, le e s la h isto rya de _lo s p ue v lo s antig o s i m o de rno s, la b io g rafia de lo s sav yo s ilustre s, o e s [‘o ye s’] lo s kante s de _lo s p o e tas, kultiv as lo s b e llo s arte s. Tu aze s m uy b ie n. La instruksyo n e s e l m as e rm o zo afe ite p o r la m uje r i e n m ism o tie m p o un b ue n p re ze rv ativ o ko ntra m unc h o s p e riko lo s ke m e nazan las p e rso nas de tu se kso [...] la instruksyo n te ase g ura e l m as p re syo zo de lo s b ie ne s: la inde p e nde nsya (Ayala 2008: 150) Pe ro , e n la m ism a líne a de o tro s auto re s que ya h e m o s m e nc io nado , inc ita a e stas jó v e ne s e stud iante s se fardíe s a ap re nde r, ade m ás de las m ate rias p ro p ias de la c ultura o c c id e ntal, la h isto ria de l p ue b lo judío : Tu te sav e s nasida e n_e l se no de l p ue v lo de Israe l. Tu kijite s ko no se r, p o r e sh e m p lo , la isto rya d e _lo s p ue v lo s g re g o , ro m ano , franse s, ing le s i o tro s. ¿No e s natural, no e s de tu dinyidad de ko no se r la isto rya de las o rije ne s de tu fam ilya, la isto rya de l p ue v lo de Israe l? (Ayala 2008:150) Adv ie rte c o ntra lo s p e lig ro s de l laic ism o y la asim ilac ió n: Es natural ke e lya tie n e e l d e re c h o de v e stirse ko nv e niv le m e nte , de g o zar d e la v ida, m a e s m as dinyo , e s m as p rude nte ke e lya lo ag a ko n m e zura. Elya n o g ana de l to do e n v istie ndo ko n un lukso [‘lujo ’] e g zaje rado , e n e g zib ando rike zas i e n te nie ndo aktitude s p o ko se ryas e n lug are s p ub liko s. Elyas p ie rd e n m unc h o a_lo s o jo s de _las p e rso nas b ie n p e nsante s. Elyas de sp ie rtan la e nv id ya i e l se lo i atiran [‘atrae n’] disg usto s a_la f am ilya d jud ia. La lib e rtad i la e m ansip asyo n so n p lato s dulse s, sav ro zo s, m a g uste m o s de e lyo s ko n m o de rasyo n i no no s de m o s al e skse so p o rke p ue de av e r ind ije styo ne s de zag radav le s (Ayala 2008: 151) Y ac ab a p ro p o nie ndo que las m uje re s m ante ng a su f unc ió n de p ilar d e la fam ilia y de l h o g ar, ap ro v e c h ando sus m ayo re s c o no c im ie nto s p ara la e duc ac ió n de lo s h ijo s, p ara la h ig ie n e y la e c o no m ía do m é stic a, y p ro ye c tando sus c ap ac idad e s h ac ia la v ida c o m unitaria, o rg anizándo se e n aso c iac io ne s: la m uje r tam b ie n de v e ko o p e rar, de v e trae r su ko ntrib usyo n, no so lam e nte de su dine ro m a tam b ie n de su lav o ro p e rso nal, de _lo s tre zo ro s de su inte lije nsa i de su ko raso n [...] La m uje r djudia de nue stro p ais de v e se g yr, kuanto p o siv le , e l e sh e m p lo , de sus e rm ano s de Euro p a i de Am e rika ke se o rg anizan e n so sie dade s de b e ne f ize nsya. De asiste nsya so syal, e n d if e re nte s fo rm as, i e stas so sie dade s ko ntrib uye n ko nside rav le m e nte a aliv yanar m unc h as m ize ryas (Ayala 2008: 152) No e s e sta la únic a o c asió n e n que , de sd e fo ro s p úb lic o s c o m o c o nfe re nc ias o p e rió dic o s, lo s h o m b re s se fardíe s h ac e n p ro p ue stas p ara fo m e ntar e l aso c iac io nism o de las m uje re s se fardíe s. Yo se f Ab rah am Basat p ub lic ó e n 1899 e n la re v ista La

34

Alborada (que

po r

e nto nc e s

ap are c ía

en

Ruse ,

Bulg aria)

un

artíc ulo

sig nific ativ am e nte titulado “La m uje r m o de rna” (Ayala 2006) e n e l que se p lante a nue v o p ap e l de las m uje re s

e n las distintas c lase s so c iale s, que é l llam a “klas a

aristo kratika, klasa b urg e za i klasa lav o rade ra (Mas sim p le dic h o : la klasa rika, la m e diana y la p o v re )”; tras de nunc iar la o c io sid ad y frialdad afe c tiv a de las m uje re s ric as, e l h e do nism o de las m uje re s de la b urg ue sía y la ig no ranc ia y falta d e o p o rtunidade s de las m uje re s p o b re s, p ro p o ne la c re ac ió n de una aso c iac ió n de dam as que sirv a p ara ap ro v e c h ar lo s v alo re s de las m uje re s d e las c las e s so c iale s altas y ayudar a las de las c lase s m e no s fav o re c idas, f o m e ntando su inde p e nde nc ia m o ral y e c o nó m ic a: A m ue stras dam as le s p rim e [‘le s e s ne c e saria’] una g rande institusio n la kual te ng a p o r b aza [‘b ase ’] e sp arzir la m o ral i la instruksio n, la m o de stia i la v irtud, la e ko no m ia i e l am o r, una ko rp o rasio n o nde se p o dra e nkuadrar la m as g rande p arte de nue stras dam as, o nde las g rande s ko nse jaran a las c h ikas, las inte lidje nte s a las ig no rante s. Prim e ase g urada la v ida de las ijas tanto m o ral ko m o tam b ie n m ate rialm e nte [...] Esto se v a alkansar e n o rg anizando se una so sie dad p ara ayudarse n ko n e m p re stim o s [‘p ré stam o s’] ko m une s: una kash a de fo ndo s, o nde kada nin ya, ko n uno s kuanto s sé ntim o s a la se m ana, p ue da e n inte rv al de p o ko s anyo s re ko je r un kav dal p ara ke le sie rv a de ko ntado [‘do te ’] (Ayala 2006:62) Es c ie rto que e ste tip o d e inic iativ as v an e nc am inadas a e nc auzar a las m uje re s e n e l ám b ito de la c o m unidad, p ara ap artarlas de las v e le idad e s de l laic ism o y la asim ilac ió n y p ro c urar que m ante ng an su p ap e l de transm iso ras de la trad ic ió n jud ía. Pe ro e se e nc auzam ie nto de la ac tiv idad fe m e nina se h ac e a b ase de c o nc e d e r d e ntro de la c o m unidad a las m uje re s un p ro tag o nism o y una c ap ac idad d e inic iativ a que h asta e nto nc e s no h ab ían te nido . 5. El ac c e s o d e las m u je re s s e fard íe s a la ac tiv id ad lab o ral To dav ía a p rinc ip io s de l sig lo XX las m uje re s se fard íe s e ran so b re to do am as de c asa, de d ic adas a las tare as do m é stic as y al c uid ado de lo s h ijo s. Só lo las m uje re s p o b re s trab ajab an fue ra d e l h o g ar, no rm alm e nte c o m o c riadas (dishiplas) o c o m o c o sture ras. Pe ro p o c o a p o c o , m e rc e d a la fo rm ac ió n re c ib ida e n e sc ue las

35

o c c id e ntale s, fue ro n ac c e die ndo a p ue sto s de trab ajo re m une rado p o r c ue nta aje na, c o m o se c re taria, te le fo nista o m ae stra. El p ro g re siv o ac c e so de las m uje re s al m undo lab o ral se p ro duc e d e fo rm a m uy distinta e n las dife re nte s zo nas de l antig uo Im p e rio O to m ano : no e s lo m ism o e n p aíse s c o m o Gre c ia, Rum anía, Se rb ia o Bulg aria, que alc anzan ya e n e l sig lo XIX la inde p e nde nc ia p o lític a c o n re sp e c to al Im p e rio O to m ano (y, e n c o nse c ue nc ia, ac e le ran su p ro c e so de o c c id e ntalizac ió n c o m o fo rm a de distanc iarse de l antig uo p o de r im p e rial), que e n las zo nas que sig ue n sie ndo p arte de l im p e rio h asta lo s año s 10 ó 20 de l sig lo XX, o que e n Bo snia-He rze g o v ina, que de sd e 1878 e s ane xio nada al Im p e rio Austro h úng aro y p o r tanto e ntra e n la ó rb ita de in flue nc ia d e una c iudad o c c id e ntal c o m o e s Vie na. Co m o m ue stra p o ndre m o s alg ún e je m p lo . La c iudad d e Saló nic a p e rte ne c ió al Im p e rio O to m ano h asta 1912, e n que se inc o rp o ró a Gre c ia. Hasta e sa f e c h a, e ra la únic a c iudad d e l m undo c o n m ayo ría d e p o b lac ió n judía, y e ntre lo s judío s e ran m ayo ritario s lo s se fardíe s, que tradic io nalm e nte se h ab ían de d ic ado a la fab ric ac ió n de te jido s (ac tiv idad que e stab a ya e n de c ad e nc ia a p rinc ip io s de l sig lo XX) y al c o m e rc io , p ro p ic iado p o r la ac tiv idad de l p ue rto salo nic e nse . Su so c ie dad te nía una c o m p o sic ió n div e rsa, c o n unas c uantas f am ilias m uy ac o m o dadas, m uc h o s c o m e rc iante s y arte sano s m e dio s y tam b ié n m uc h o s p o b re s, que m alv iv ían de la v e nta am b ulante o de l trab ajo e n e l p ue rto . Naturalm e nte , e n la lite ratura se re trata fundam e ntalm e nte la v ida d e la b urg ue sía y d e las c lase s p o p ulare s d e c o m e rc iante s y arte sano s, p e ro ap e nas se re f le ja la v ida d e lo s indig e nte s, c o n alg una e xc e p c ió n, c o m o la no v e la de S. Re v ah

Sochetá podrida, p ub lic ada e n Saló nic a e n e ntre g as c o le c c io nab le s e ntre 1930 y 193138, que de sc rib e e n to no naturalista e l am b ie nte de lo s b ajo s fo ndo s de e sa c iudad p o rtuaria y tie ne c o m o te m a c e ntral e l p ro c e so de d e g radac ió n de una jo v e n p o b re ab o c ada a la p ro stituc ió n. En e l p aso de l sig lo XIX al XX se de sarro lló la industria e n Saló nic a, c o n v arias fáb ric as de tab ac o (se fab ric ab a allí la m ayo r p arte de lo s fam o so s cigarrillos turcos que

Ag rade c e m o s e sta inf o rm ac ió n a Susy Gruss, quie n e stá pre parando un e studio so bre e sta no v e la e n la Univ e rsidad de Bar Ilán, un av anc e de l c ual se ha pre se ntado e n la 15th Co nf e re nc e o n Se phardic Studie s de Lo ndre s (julio 2008). 38

36

se c o nsum ían e n to da Euro p a O c c ide ntal) y la c re ac ió n d e l p rim e r m o lino h arine ro de v ap o r de to do O rie nte , e l m o lino Allatini (Quatae rt 1993). Esa industrializac ió n p ro p ic ió tam b ié n e l nac im ie nto de m o v im ie nto s p o lític o s, c o m o lo s c írc ulo s sio nistas o la Fe de rac ió n So c ialista, f undada e n 1909 p o r e l se fardí Ab rah am Be naro ya, que e ntre 1910 y 1911 p ub lic ó e l p e rió dic o e n jud e o e sp año l La solidaridad

obradera. Tanto e l m o lino de v ap o r c o m o v arias fáb ric as de tab ac o e ran p ro p ie dad de fam ilias se fard íe s. Y la d e c ig arre ra o liado ra d e c ig arro s h a sido y e s una p ro fe sió n fe m e nina. En c o nse c ue nc ia, e n la Saló nic a d e p rinc ip io s de l sig lo XX e m p e zó a e xistir un p ro le tariado se fard í, p arte d e l c ual e stab a c o m p ue sto p o r m uje re s (Dag kas 2003 p assim ). O tro e je m p lo m uy distinto de ac c e so de las m uje re s al m undo lab o ral no s lo o fre c e una fam ilia b o snia de lo s año s 20 y 30, b ajo e l do m inio austro h úng aro . Se trata de las c uatro h e rm anas Le v i, h ijas de una fam ilia tradic io nal de c lase m e dia se fardí de Saraje v o , que p o r razo ne s p rinc ip alm e nte e c o nó m ic as (e n e se nc ia, la inc ap ac idad d e lo s v aro ne s de la fam ilia p ara g anarse la v ida) tuv ie ro n que to m ar la inic iativ a de ro m p e r la tradic ió n y b usc ar m e dio s de m ante ne rse p o r sí m ism as, e stab le c ié ndo se c o m o p e que ñas e m p re sarias c o n una tie nda d e so m b re ro s. Las h e rm anas Le v i so n e sp e c ialm e nte c o no c idas p o r razo ne s distintas a su h ab ilidad c o m o so m b re re ras: la h e rm ana m ayo r, Laura Pap o (Pap o e s su ap e llido de c asada), e s una d e las p o c as e sc rito ras se fardíe s e n jude o e sp año l de la é p o c a ante rio r a la II Gue rra Mundial (e sc rib ió re lato s, p o e sía y alg un as o b ras de te atro ), m ie ntras que la p e que ña, Riki Le v i, f ue e n lo s año s 30 una c o no c ida b ailarina de l Balle t Nac io nal d e Be lg rado (Pap o 2007, Díaz-Mas e n p re nsa c ). Es un e je m p lo d e c ó m o alg unas m uje re s se fard íe s alc anzaro n e sa habitación propia de la que h ab lab a Virg inia Wo lf: la inde p e nde nc ia e c o nó m ic a c o m o v ía p ara la ind e p e nde nc ia inte le c tual y la c re ac ió n artístic a.

37

B IB LIO GRAFÍACIT ADA AYALA, Am o r. 2006. “’La m uje r m o de rna’ p o r Y.A. Basat (La Alv o rada, Ruse 1899): la m uje r se fardí y sus d e b e re s e n la nue v a so c ie dad ”, Miscelánea de Estudios Árabes y Hebraicos. Sección de Hebreo 55, pp . 45-67.

Id., 2008. “’La instruksio n e s e l m as e rm o zo afe ite p o r la m uje r’. Una c o nfe re nc ia d e Dav id Fre sc o so b re la nue v a m uje r se fardí”(Estam b ul, 1929), Sefárdica 17, p p . 144157.

Id.,. En p re nsa. “El m e nsaje de las e lite s re lig io sas a la m uje r se fardí: Las madres Judías de_la época bíblica de Ŝé m a Rab ine r (Co nstantino p la, 1913)”, Actas del Coloquio Internacional dedicado al judeoespañol. La lengua sefardí: aspectos lingüísticos y literarios (Bamberg, 18-19 de julio de 2007). BARQUÍN, Am e lia. 1997. Edición y estudio de doce novelas aljamiadas sefardíes de principios del siglo XX. Le io a: Univ e rsidad de l País Vasc o . BARQUIN, Am e lia. 2005. “‘La v ie m o de rne ’ dans le ro m an sé p h arade du XXe siè c le ”. En Les Sépharades en littérature. Un parcours millénaire, e d. Esth e r Be nb assa. París: Pre sse s de l’Univ e rsité París-So rb o nne , pp. 81-105. BENBASSA, Esth e r y ARO N Ro drig ue . 1995. The Jews of the Balkans The JudeoSpanish community, 15th to 20th centuries. O xfo rd: Blac kw e ll. DAGK AS, Ale xandro s. 2003. Recherches sur l’histoire sociale de la Grèce du Nord. Le mouvement des ouvriers du tabac. 1918-1928, to m e I. París : Asso c iatio n Pie rre Be lo n. DÍAZ-MAS, Palo m a .2006. Los sefardíes. Historia, lengua y cultura. Barc e lo na : Rio p ie dras, 4ª e d. (1ª de 1986).

Id.,

2007. “Cuad e rno s de m uje re s: e l c uade rno de Clara Be no udis y o tras c o le c c io ne s m anusc ritas de c antare s tradic io nale s se fardíe s”. En Romances de Alcácer Quibir, e d. K e lly Be no udis Basilio , Lisb o a, Ediç õ e s Co lib ri-Ce ntro de Estudo s Co m p aratistas, p p. 187-200.

Id.,

En p re nsa a. “Fo lklo re am o ng th e Se p h ardic b o urg e o isie w o m e n at th e b e g inning o f th e 20th Ce ntury”, European Journal of Jewish Studies.

Id., En p re nsa b . "Las m uje re s se fardíe s d e l No rte de Marrue c o s e n e l o c aso de la tradic ió n o ral”, El Presente 2. Id., En p re nsa c . “Go rdana K uic : la m e m o ria de las m uje re s se fard íe s de Bo snia”, Arbor.

38

Id., y Cristina de la Pue nte 2007. Judaísmo e islam. Barc e lo na: Crític a. LEÓ N, Be atriz. 2003. “Do s c o nfe re n c ias so b re e l p ap e l de la m uje r”, Acta Romanica Basiliensia-ARBA 14, p p . 125-164. MAZO WER, Mark. 2001. Los balcanes. Barc e lo na: Mo ndado ri. MO LHO , Mic h ae l. 1950. Usos y costumbres de los sefardíes de Oriente. Madrid, CSIC. PAPO , Elie ze r. 2007. "Th e Lif e Sto ry and th e Lite rary O p us o f Laura Pap o , 'Bo h o re ta', th e First Fe m ale Dram atist w ho w ro te in Jude o -Sp anish " [e n h e b re o ], El Presente 1, 61-90. QUATAERT, Do nald. 1993. “Pre m iè re s fum é e s d’usine s” . En: Salonique, 18501918. La “ville des Juifs” et le réveil des Balkans, e d. Gille s Ve inste in. Paris. RO DRIGUE, Aro n. 1983. “Je w ish So c ie ty and Sc h o o ling in a Th rac ian To w n: Th e Allianc e Israé lite Univ e rse lle in De m o tic a, 1897-1924”, Jewish Social Studies 45.3/4, p p . 263-286. RO DRIGUE, Aro n. 1990. French Jews, Turkish Jews The Alliance Israélite Universelle and the Politics of Jewish Schooling in Turkey, 1860-1925. Blo o m ing to n, Indiana Univ e rsity Pre ss. RO MERO , Ele na. 1979. El teatro de los sefardíes orientales. Madrid: CSIC, 3 v o ls. STEIN, Sarah Ab re v aya. 2000. “Cre ating a taste fo r ne w s: Histo ric izing Jud e o Se p anish p e rio dic als o f th e O tto m an Em p ire ”, Jewish History 14, p p . 9-28.

39

El m o v im ie n to fe m in is ta c an ario e n la tran s ic ió n p o lític a e s p añ o la. Es c u e la d e p artic ip ac ió n p ara las m u je re s c an arias Mª Eug e nia Mo nzó n Pe rdo m o (Univ e rsidad de La Lag una) Es indudab le que uno de lo s ám b ito s que m e jo r re f le ja lo s c am b io s que s e h an p ro duc ido e n la so c ie dad e sp año la e n las últim as dé c adas e s e l que c o nc ie rn e a la situac ió n y c o ndic ió n de las m uje re s. La llam ada “re v o luc ió n sile n c io sa” de l sig lo XX, tie ne un e sc e nario d e e xc e p c ió n e n la Esp aña de lo s últim o s 30 año s, las transfo rm ac io ne s que h an af e c tado a las m uje re s e sp año las e n e ste tie m p o re c o rd e s un fe nó m e no que llam a p o de ro sam e nte la ate nc ió n. Las m uje re s e n Esp aña h an atrav e sado e n e sc asas tre s dé c adas un túne l que las h a c o nduc ido de sde un m o de lo fe m e nino anc lado e n lo s v alo re s de l sig lo XVI, de f e ndido s p o r Fray Luis de Le ó n e n su Perfecta Casada, al sig lo XXI c asi sin transic ió n. Ho y p o r h o y, de sde e l p unto de v ista le g islativ o , no s po de m o s c o nside rar a la v ang uardia de Euro p a, sup e rando inc luso a p aíse s c o n m ayo r tradic ió n de m o c rátic a y c o nc ie nc ia ig ualitaria. Las últim as le ye s p ro m o v idas p o r e l e je c utiv o so c ialista e n la le g islatura ante rio r: Le y Inte g ral c o ntra la v io le n c ia d e Gé ne ro (2004), Mo dif ic ac ió n de la le y e n m ate ria de div o rc io s y se p arac io ne s (2005), Le y O rg ánic a p ara la Ig ualdad e fe c tiv a e ntre h o m b re s y m uje re s (2007), Le y que p e rm ite lo s m atrim o nio s h o m o se xuale s (2007), Le y de d e p e nde n c ia (2006), e nc am inadas a re c o no c e r y p aliar, de sde e l p unto de v ista le g al, alg unas situac io ne s de disc rim inac ió n e n las que to dav ía se e nc ue ntran las m uje re s. Muc h o s de lo s arg um e nto s que las fundam e ntan h an sido re iv indic ac io ne s h istó ric as de l m o v im ie nto fe m inista. Es de justic ia re c o no c e r que e stas c o nquistas le g ale s h an te nido una traye c to ria p lag ada de sinsab o re s, p ro tag o nizada p o r las m uje re s o rg anizadas e n to rno a la de fe nsa de sus de re c h o s, la ig ualdad y e l f e m inism o . Fue e l m o v im ie nto fe m inista e n lo s alb o re s de la transic ió n de m o c rátic a e sp año la e l que p uso , p o r p rim e ra v e z, so b re la m e sa la situac ió n de de sig ualdad le g al, so c ial y p o lític a e n que se h allab an las m uje re s e n la Esp aña de lo s año s 60. Fue ro n las p rim e ras e n p o ne r no m b re a e sas disc rim inac io ne s y e n de m andar un c am b io inm e diato de las m ism as.

40

Ac tualm e nte te ne m o s una de uda d e m e m o ria c o n to das aque llas m uje re s que c o n su c o m p ro m iso y m ilitanc ia sup ie ro n ide ntific ar lo s p ro b le m as que las aque jab an e insistie ro n p ara que é sto s fue ran inc luido s e n las ag e ndas p o lític as, a p artir de e nto nc e s lo que se h ab ía c o nside rado asunto s de l ám b ito p riv ado p asaran a fo rm ar p arte de las disc usio ne s p úb lic as y, p o r tanto , p o lític as. La h isto ria de l m o v im ie nto fe m inista e sp año l de la transic ió n h a sido ab o rdada e n num e ro sas p ub lic ac io ne s que no s sitúan e n lo s de b ate s de la é p o c a y e n la e v o luc ió n de e ste m o v im ie nto so c ial e n las últim as dé c adas d e l sig lo XX. Sin e m b arg o , no to das las re alidade s e stán re fle jad as, e l m o v im ie nto fe m inista c anario h a p asado de sap e rc ib ido . Cre e m o s que e s ne c e sario un e studio e n p ro fundidad d e e ste m o v im ie nto so c ial de sd e sus o ríg e ne s a la ac tualidad, se trata de una asig natura p e ndie nte p ara la h isto ria re c ie nte de las islas. Co nstituye un re to la re c o nstruc c ió n de la m e m o ria h istó ric a d e un m o v im ie nto que h a de jado e sc asa h ue lla d o c um e ntal p ro p ia. A p e sar de la ab undante ac tiv idad de l fe m inism o c anario e ntre lo s año s 70 y 90, que p o de m o s c o nstatar e n un ráp ido rastre o p o r la p re nsa isle ña, no p o de m o s de c ir lo m ism o so b re su p ro duc c ió n p ro p ia ya que o b se rv am o s una no tab le ause nc ia, no só lo de e lab o rac ió n te ó ric a, sino inc luso de e sc rito s narrativ o s. Se h ac e ne c e sario , p o r tanto , ac ud ir a las fue nte s o rale s c o m o re c urso im p re sc indib le p ara re c o m p o ne r e l re lato h istó ric o de nue stro p asado m ás re c ie nte . Lo s in ic io s d e l m o v im ie n to fe m in is ta e n e l Es tad o e s p añ o l El p unto d e p artida d e las id e as fe m inistas re c ie nte s h e m o s de v inc ularlas al de no m inado fe m inism o de se g unda o la que sac udió Euro p a e n la d é c ada de lo s 60. Es e n e sto s m o m e nto s c uando sale n a la luz alg unas o b ras que h an sido c o nside radas c o m o e l g e rm e n de lo s p o stulado s fe m inistas de la c o nte m p o rane idad. En 1963 Be tty Frie dan p ub lic ó su Mística de la feminidad39 una o b ra de g ran im p ac to e n e l m o m e nto , ya que atac ab a las b ase s so b re las que se h ab ía ase ntado la disc rim inac ió n de las m uje re s, fue una de las fundado ras de la O rg anizac ió n Nac io nal de Muje re s e n Estado s Unido s.

39

Frie dan, Be tty: La Mística de la Feminidad. Ed. Júc ar, Madrid, 1974.

41

Tam b ié n se re sc atan alg uno s te xto s ante rio re s que no fue ro n ap re c iado s e n su m o m e nto c o m o El Segundo sexo de Sim o ne d e Be auv o ir 40, e ditado e n 1949, p e ro que só lo e m p e zó a le e rse y v alo rarse a p artir de lo s año s 60. El m o v im ie nto surg ido e n e sto s año s e s c o nside rado c o m o radic al, p o rque v a a la raíz de lo s p ro b le m as y p o rque e n sus fo rm as de ac tuac ió n tam b ié n re c urre a ac c io ne s o rig inale s, e m p le a un d isc urso que atac a dire c tam e nte las situac io ne s d e de sig ualdad e n la que se h allab an las m uje re s. Su p rinc ip al c o m e tido e s c ue stio nar e l m o de lo

de fe m inidad tradic io nal y re iv in dic ar c am b io s p ro fundo s e n la

c o nside rac ió n de la m uje r. En e l e stado

e sp año l la ap aric ió n de l m o v im ie nto

fe m inista e stá

e stre c h am e nte lig ada a la re siste nc ia antifranquista, num e ro so s e studio s sitúan e l arranque d e las ide as f e m inistas e ntre lo s año s 1965 a 1975, p e rio do e n e l que im p e ra una ide o lo g ía ultrac o nse rv ado ra que sig ue ad jud ic ando a las m uje re s las func io ne s p rim o rdiale s de m adre s y e sp o sas, p e ro e n un am b ie nte e n e l que se e stán p ro duc ie ndo e no rm e s c am b io s e n e l te rre ro e c o nó m ic o de b ido a un de sarro llism o ac e le rado que p re te nd e sup e rar las c o nse c ue nc ias de la g ue rra c iv il41. La am p liac ió n de la de m anda de m ano de o b ra y e l aum e nto de lo s niv e le s d e e sc o larizac ió n c o ntrib uye ro n a la c risis de le g itim idad de un m o de lo de m uje r fo m e ntado p o r e l ap arato ide o ló g ic o de l f ranquism o c uyo únic o de stino e ra e l m atrim o nio y la m ate rnidad. Es e n e ste m arc o de ause nc ia de d e re c h o s y falta de lib e rtad e s e n e l que e m p ie za a frag uarse un inc ip ie nte m o v im ie nto de m uje re s que se o rg aniza e n to rno a la de fe nsa de sus d e re c h o s. El te m a d e “la m uje r” se c o nv ie rte e n o b je to de ate nc ió n e n dif e re nte s e sp ac io s. Ap are c e n p o r p rim e ra v e z e stud io s que se c e ntran e n e l análisis de la c o ndic ió n de la m uje r de sd e m últip le s p e rsp e c tiv as (jurídic a, antro po ló g ic a, so c io ló g ic a). Tam b ié n e n lo s e sc e nario s p o lític o s la de fe nsa de la m uje r e s re fle jada e n lo s p ro g ram as de las fue rzas de m o c rátic as c o m o un e le m e nto susc e p tib le de se r inc o rp o rado a la luc h a g e ne ral.

Be auv o ir, Sim o ne : El Segundo Sexo. Cáte dra, Madrid, 2002. Mª Áng e le s: Una inmensa minoría. Influencia y feminismo en la transición. Pre nsa Univ e rsitaria de Zarag o za, Zarag o za, 2002, p. 139. 40

41Larum be ,

42

Lo s año s 70 m arc aro n e l de sp e g ue de finitiv o de l m o v im ie nto fe m inista e n e l Estado e sp año l. Co nc re tam e nte 1975, al se r de c larado Año Inte rnac io nal de la Muje r p o r las Nac io ne s Unidas, p o sib ilitó la re alizac ió n de num e ro so s ac to s re iv indic ativ o s al am p aro de la c e le b rac ió n o fic ial, p e ro tam b ié n e s e l año e n e l que se p ro duc e la m ue rte de l d ic tado r, h e c h o que p e rm ite la le g alizac ió n de m uc h o s d e lo s g rup o s que v e nían func io nando de m ane ra pe rm ane nte e n la c lande stinidad. Muc h as m uje re s, d e sp ué s d e de se m p e ñar un p ap e l se c undario e n lo s p artido s p o lític o s de la d e re c h a y d e la izquie rda, se p lante aro n su p ro p ia v isió n de la dialé c tic a de la luc h a fe m inista e n to das sus fac e tas 42. De lo av anzado de la o rg anizac ió n de l m o v im ie nto no s h ab lan lo s llam am ie nto s e statale s que tuv ie ro n lug ar e n f e c h as m uy p ró xim as a la m ue rte d e Franc o . El p rim e ro d e e llo s f ue las I Jo rnadas so b re la Lib e rac ió n de la Muje r que se de sarro llaro n e n Madrid e n d ic ie m b re de 1975. A e llas ac udie ro n tanto m uje re s o rg anizadas c o m o m uc h as o tras que se ide ntific ab an c o n las id e as f e m inistas p e ro to dav ía no se h ab ían c o nc re tado e n una o rg anizac ió n re c o no c ida. Este e s e l c aso d e las fe m inistas c anarias c uya p re se nc ia e stá c o nstatada e n las c o ntab ilidade s que se h an h e c h o c o n p o ste rio ridad 43. La c ap ac idad de re sp ue sta de l fe m inism o p o ne de m anifie sto que v ie n e p re c e d ido de to da una m o v ilizac ió n ante rio r que las m uje re s lle v aro n a c ab o e n la c alle e n las dé c adas p re c e d e nte s, h e m o s de v alo rar e n su justa m e d ida la ap o rtac ió n de una m asa anó nim a de m uje re s que c o ntrib uye ro n a la c o nfo rm ac ió n de una fue rza so c ial que dio im p ulso al p ro c e so d e d e m o c ratizac ió n que se inic ió e n la transic ió n 44, ade m ás fac ilitó la v isib ilizac ió n de lo s asunto s que c o nc e rnían a las fé m inas, al tie m p o que f ue c o nfirie ndo al m o v im ie nto o rg anizado de las m uje re s e l c arác te r de una fue rza so c ial autó no m a. La o rg anizac ió n de las m uje re s e n la c lande stinidad se re m o nta al año 1964, e n e l que se c o nstituye e l Mo v im ie nto De m o c rátic o de Muje re s (MDM), im p ulsado Go uld Le v ine , Linda: Feminismo y repercusiones sociales: de la transición a la actualidad. En Cruz, Jac queline , y Ze c c hi, Bárbara: Las mujeres en la España actual. ¿Evolución o involución?. Ikaria, Madrid, 2004, p. 61. 43 Nash, Mary: Mujeres en el mundo. Historia, retos y movimientos. Alianza Ensayo s, Madrid, 2004, p. 215. 44 Díaz Sánc he z, Pilar: Participación social de las mujeres. En Mo rant, Isabe l (Dir): Historia de las Mujeres en España y América Latina. Del siglo XX a los umbrales del siglo XXI. Cáte dra, Madrid, 2006, p. 364365. 42

43

inic ialm e nte p o r la m ilitanc ia c o m unista. Su v inc ulac ió n p o ste rio r a las Aso c iac io ne s de Am as de Casa le p e rm itió salir a la luz y p lante ar sus re iv indic ac io ne s, re lac io nadas m uc h as de e llas c o n las ac c io ne s de l m o v im ie nto o b re ro de aque llo s año s 45. En fe b re ro d e 1976 ap are c e la Aso c iac ió n De m o c rátic a de la Muje r, g rup o fe m inista v inc ulado tanto a la O RT c o m o al PT, que un año de sp ué s c o nsig ue m ate rializar una c o o rdinac ió n e stab le e ntre g rup o s fe m inistas re p artido s p o r to da la g e o g raf ía e statal. En e sto s año s de b e m o s de stac ar tam b ié n e l e m puje dado al f e m inism o de sd e las filas de la izquie rda re v o luc io naria. El Partido de l Trab ajo , la Lig a Co m unista Re v o luc io naria y e l Mo v im ie nto Co m unista apo rtaro n im p o rtante s c uadro s e ide as al fe m inism o e sp año l46. En e l Arc h ip ié lag o c anario a finale s d e lo s año s se se nta surg e n lo s p rim e ro s g rup o s de disc usió n, m uy anim ado s p o r e l am b ie nte p o lític o g e ne ral de l tardo franquism o . En 1968 se c o nfig ura e n Gran Canaria una p rim e ra inic iativ a so c io -p o lític a, que se rá e l p unto de p artida d e l Se m inario d e la Muje r, que se c o nstituye e n to rno a un o b je tiv o tan g e né ric o c o m o luchar contra la desigualdad de las

mujeres en la sociedad canaria. Las p rim e ras jo rnadas de Madrid m arc an e l p isto le tazo de salida p ara la e m e rg e nc ia d e

un

m o v im ie nto

fe m inista frag uado

en

la c lande stinidad

p rác tic am e nte e n to do s lo s lug are s de l Estado e sp año l. En m ayo de 1976 e l fe m inism o tie ne una nue v a c ita e sta v e z e n Barc e lo na, do nde fue ro n c o nv o c adas las Jo rnadas Catalan as de la Do na, a las que asistie ro n 4000 m uje re s p ro c e d e nte s de to da la g e o g raf ía e sp año la. Lo s de b ate s se c e ntraro n e n te m as de trab ajo , fam ilia, e duc ac ió n, m e dio s de c o m unic ac ió n, p o lític a, le g islac ió n, la m uje r rural, la se xualidad y e l fe m inism o , aunque e n e ste últim o asp e c to no se lle g ó a ning una po stura c o m ún e n la de finic ió n de l té rm ino 47. Partie ndo de e sto s ac o nte c im ie nto s que m arc an e l de v e nir d e l fe m inism o e n e l Estado e sp año l Mª Áng e le s Durán y Mª Te re sa Galle g o h an e lab o rado una

Larum be , Mª Áng ele s: O pus Cit. 2002, P. 156. Nash, Mary: Opus Cit. p. 215. 47 Ibide m . p. 217. 45 46

44

p o sib le c ro no lo g ía de la e v o luc ió n de l m o v im ie nto de las m uje re s e n la transic ió n. Cro no lo g ía que h a sido utilizada e n m uc h o s e studio s p o ste rio re s 48, se d ib ujan tre s g rande s e tap as, la p rim e ra que ab arc aría de 1975 a 1979, de sd e

la m ue rte de l

dic tado r a la ap ro b ac ió n de la c o nstituc ió n; la se g unda se e xte nde ría e ntre 1979 a 1982 c o m p re nde lo s suc e siv o s g o b ie rno s de UCD h asta e l triunfo de l p artido so c ialista; p o r últim o , de 1982 e n ade lante , e sto e s, la e tap a fe lip ista. El Mo v im ie n to Fe m in is ta Can ario La e ste la de las do s p rim e ras jo rnadas e statale s dio p ié p ara la o rg anizac ió n de l m o v im ie nto e n las islas, se rá e ntre lo s año s 1976 y 77 e n lo s que v e n la luz las p rim e ras aso c iac io ne s de p e rf ile s c laram e nte f e m inistas. Al f e m inism o isle ño se le p lante a un h ándic ap de p artida, e sto e s, la frag m e ntarie dad de l te rrito rio . En re alidad c uando h ab lam o s de la ap aric ió n de l fe m inism o o rg anizado no s e stam o s re f irie ndo a las islas c ap italinas (Gran Canaria y Te ne rif e ) e l re sto de l arc h ip ié lag o v a a p e rm ane c e r al m arg e n de e ste p ro c e so h asta b ie n e ntrada la dé c ada d e lo s 80. A p e sar d e las dific ultade s d e c o m unic ac ió n e ntre las islas, p o de m o s o bse rv ar un e sfue rzo p o r av anzar c o njuntam e nte , p o r im p rim ir c o h e re nc ia o rg anizativ a y disc ursiv a al inc ip ie nte m o v im ie nto . Entre 1976 y 1977 ap are c e n de m ane ra c asi sim ultáne a las tre s o rg anizac io ne s que lide rarán lo s inic io s de l f e m inism o e n Canarias, la Aso c iac ió n de Muje re s Canarias (AMC), e l Fre nte de Lib e rac ió n de la Muje r Canaria (FLMC), la O rg anizac ió n De m o c rátic a de la Muje r (O DM). En

e l fe m inism o

c anario

o b se rv am o s

lo s

m ism o s

e le m e nto s

de

frag m e ntac ió n o rg anizativ a y d ise nsió n te ó ric a que h an sido p e rc ib ido s e n e l re sto de l Estado , asp e c to s que p ue d e n inc idir e n la frag ilidad de l m o v im ie nto , p e ro al m ism o tie m p o la c o e xiste nc ia de la p luralidad de e nfo que s no s ap o rta una m ayo r rique za te ó ric a. Es, ade m ás, un rasg o c o m p artido c o n e l fe m inism o d e se g unda g e ne rac ió n surg ido e n e l ám b ito inte rnac io nal49.

Larum be , Mª Áng e le s: Las que dijeron no. Palabras y acción del feminismo en la Transición. Pre nsas Univ e rsitarias de Zarag o za, Zarag o za, 2004; Fo lg ue ra Cre spo , Pilar: De la transición política a la paridad. En Fo lg ue ra, Pilar (Ed.): El feminismo en España. Dos siglos de Historia. Edito rial Pablo Ig le sias, Madrid, 2007. 49 Larum be , Mª Ang ele s: Opus Cit. (2002), p. 161. 48

45

La c o nstituc ió n d e las distintas ag rup ac io ne s v ie ne m arc ada p o r un p ro c e so p re v io de disc usió n y m ad urac ió n de las ide as. Este h e c h o lo p o de m o s se g uir a trav é s de la p re nsa que se h ac e e c o de la g e stac ió n de la O DM, la c o nv o c ato ria de una p rim e ra asam b le a de las Muje re s Canarias c e le b rada e n julio de 1976 que se m arc a c o m o o b je tiv o “crear una organización que luche por unas reivindicaciones netamente

feministas”50. La c o nstituc ió n de una g e sto ra dio p aso a la o rg anizac ió n de las asam b le as ab ie rtas que d e c idirían e l f uturo de la o rg anizac ió n de l fe m inism o e n Canarias. En no v ie m b re de 1976 tuv o lug ar la se g unda asam b le a e n la que se e xp usie ro n las do s o p c io ne s o rg anizativ as que la g e sto ra p ro po nía a c o nside rac ió n de la re unió n am p lia y ab ie rta de m uje re s que se dio c ita e n e l Co le g io de Arquite c to s de Santa Cruz de Te ne rif e . La p rim e ra p o sib ilidad e ra la de c o nstituir una o rg anizac ió n le g al, ac o g ida a la le y d e aso c iac io ne s de 1964, do tada de p e rso nalidad jurídic a, c o n e statuto s y lo c al p ro p io , p e ro p re se rv ando sus p rinc ip io s ide o ló g ic o s de un m o v im ie nto que se de f ine c o m o autónomo, interclasista, independiente, democrático y feminista que e ng arc e sus re iv indic ac io ne s e sp e c ífic as e n una so c ie dad de m o c rátic a. Po r o tra p arte se p lante ab a la p o te nc iac ió n d e un m o v im ie nto f e m inista asam b le ario de las m uje re s, ag rup adas inte rse c to rialm e nte e n de f e nsa de un p ro g ram a g e ne ral ap ro b ado po r la asam b le a. El c o nflic to e ntre las distintas p o sturas se re so lv ió a trav é s de una v o tac ió n c uyo re sultado se de c antó p o r la c re ac ió n de una o rg anizac ió n fe m inista que se ría so m e tida a trám ite de le g alizac ió n 51. La nue v a aso c iac ió n e s de finida p o r alg unas d e sus m ilitante s e n rue da d e p re nsa c e le b rada e n Santa Cruz d e Te ne rif e e n fe b re ro d e 1977 e n lo s sig uie nte s té rm ino s: “La ODM es una asociación independiente de cualquier partido u organización

política, sindical o de cualquier otro signo, y también del Estado. Es autónoma y se trata de una organización feminista política”52. El Día, 11 de no v ie m bre de 1976. “La II Asamblea de Mujeres Canarias se celebra en Santa Cruz el próximo domingo”, Santa Cruz de Te ne rif e 51 El Día, 16 de no v ie m bre de 1976. “La II Asamblea de Mujeres Canarias acordó crear y legalizar una asociación”, Santa Cruz de Te ne rif e 52 El Día, 19 de f e bre ro de 1977, “Pretendemos luchar contra la discriminación de la mujer en todos los terrenos”, Santa Cruz de Te ne rif e 50

46

El p ro c e so de c re ac ió n de l re sto de las aso c iac io ne s po dría c o inc idir a g ro so m o do c o n e l ante rio rm e nte p lante ado . Po r lo que re sp e c ta a lo s p rinc ip io s p ro g ram átic o s de f e ndido s p o r las distinta o rg anizac io ne s c o m p ro b am o s la c asi c o m p le ta unanim idad e n las re iv indic ac io ne s. Se v an a c e ntrar e n lo s sig uie nte s asp e c to s: Ig ualdad ante la le y, e n e ste ap artado to das defie nd e n la de ro g ac ió n de las le ye s d isc rim inato rias, e xig e n la re v isió n d e l c ó d ig o c iv il e n lo s asunto s re fe re nte s a la fam ilia y e l m atrim o nio , re c lam an la p atria p o te stad p ara am b o s c ó nyug e s, re c o no c im ie nto de de re c h o s de las m adre s so lte ras, le y de div o rc io , p ide n la ab o lic ió n de lo s de lito s c o ntra e l h o no r e n c o nc re to e n las fig uras de ad ulte rio y am anc e b am ie nto … El se g undo b lo que que p o de m o s ide ntif ic ar e s e l trab ajo e n e ste p unto c o inc id e n e n p lante ar que a “ig ual trab ajo ig ual salario ”, re c lam an lo s m ism o de re c h o s lab o rale s que lo s h o m b re s, ig ualdad e n las p re stac io ne s d e la se g uridad so c ial, e xig e n se rv ic io s de g uard e rías y c o m e d o re s que fac ilite n a las m uje re s la inc o rp o rac ió n al trab ajo asalariado . En c uanto al trab ajo do m é stic o e l FLMC p lante a la v alo rac ió n de las tare as do m é stic as, sin que e llo sig nifique la d e m anda de un salario p ara las am as d e c asa, de fie nde n e l de re c h o de las m uje re s al tie m p o lib re y al o c io . Po r últim o , tanto la O DM c o m o e l FLMC h ac e n un llam am ie nto al m o v im ie nto sindic al a que inc o rp o re e ntre sus p rinc ip io s las p ro p ue stas v e nidas d e l fe m inism o . En c uanto a la se xualidad c o inc id e n e n la re iv indic ac ió n de la le g alizac ió n y ac c e so a lo s antic o nc e p tiv o s, la de ro g ac ió n de la le y de p e lig ro sidad so c ial, de m andan am nistía p ara las m uje re s ac usadas d e “de lito s se xuale s”, ab o lic ió n de la p ro stituc ió n. En c uanto al de re c h o al abo rto las fo rm ulac io ne s que se e m p le an no so n las m ism as, m ie ntras la AMC p ro p o ne la e lab o rac ió n de una le y de inte rrup c ió n v o luntaria de l e m b arazo e n las 12 p rim e ras se m anas, e l FLMC h ab la de ab o rto lib re , g ratuito y e n la se g uridad so c ial, m ie ntras que la O DM de fie nde la de sp e nalizac ió n. Po r últim o , e stas do s o rg anizac io ne s p lante an una re f le xió n m ás am p lia so b re la se xualidad fe m e nina y e l de re c h o de las m uje re s a c o no c e r y c o ntro lar su c ue rp o . La e duc ac ió n se rá o tro te rre no abo rdado e n e l que se e xig e una e nse ñanza ig ualitaria, c o e d uc ativ a, e n la que se c o nte m p le la info rm ac ió n se xual. Po r su p arte e l 47

FLMC y la O DM v an m ás le jo s e n sus p e tic io ne s, e xig e n que se a o b lig ato ria, g ratuita y la re v isió n de lo s te xto s e sc o lare s p ara e rradic ar lo s ro le s m ac h istas que transm ite n. Finalm e nte las do s o rg anizac io ne s que se no s m anifie stan m ás af ine s (FLMC y O DM) inc luye n e n sus p ro g ram as asp e c to s g e ne rale s que c o nc ie rne n a la de m o c ratizac ió n de la so c ie dad c o m o so n Am nistía to tal, de re c h o de aso c iac ió n, m anife stac ió n, re unió n y o p inió n, m ayo ría de e dad a lo s 18 año s, de re c h o de to do s lo s p ue b lo s a de c idir lib re m e nte , e tc .53. Po r lo que re sp e c ta al m o de lo o rg anizativ o que p ro p o ne n, to das ap ue stan p o r una o rg anizac ió n

autó no m a, fo rm ada e xc lusiv am e nte

p o r m uje re s 54,

inde p e ndie nte de lo s p artido s p o lític o s u o rg anism o s so c iale s, fam iliare s o se xuale s, inte rc las ista. To das e llas se de c laran p artidarias de p e rm itir la do b le m ilitanc ia e ntre sus filas. A e sto s p rinc ip io s g e n e rale s h ab ía que añadir alg unas d if e re nc ias, p o r e je m p lo , la AMC se de c anta p o r p e rm itir y re sp e tar las c re e nc ias re lig io sas de sus afiliadas, p o r su p arte e l FLMC se de c lara ab ie rtam e nte c o m o un m o v im ie nto asam b le ario , unitario p e ro re sp e tando e l de re c h o de e xp re sió n de las m ino rías (de re c h o a te nde nc ias), de m asas, le g al y p o lític o “porque estamos buscando la

transformación de la sociedad canaria…propugnando la unidad con todas las organizaciones feministas del archipiélago, con las organizaciones políticas de masas, con las organizaciones de mujeres de todo el mundo en especial con las del resto del Estado…funcionando por medio de comisiones que se reunirán periódicamente”55. Lo s rasg o s m ás de stac ado s de e stas o rg anizac io ne s c o inc ide n c o n lo s p rim e ro s p lante am ie nto s de l f e m inism o , de f inido c o m o un m o v im ie nto só lo d e m uje re s, inde p e ndie nte fre nte a lo s p artido s p o lític o s y las instituc io ne s, de m o c rátic o y de e struc tura asam b le aria.

Extraído de lo s Pro g ram as de la Aso c iac ió n de Muje re s Canarias, e labo rado y e ditado e n Las Palm as de Gran Canaria y apro bado e n Asam ble a Ge ne ral de la Aso c iac ió n e n julio de 1977. Co le c c ió n Priv ada y del Pro g ram a Pro v isio nal im pre so po r e l Fre nte de l Libe rac ió n de la Muje r Canaria, 1977. Co le c c ió n Priv ada; El Día, 19 f e bre ro de 1977, “Pretendemos luchar contra la discriminación de la mujer en todos los terrenos”, Santa Cruz de Te ne rif e . 54 “Po rque so lo no so tras las m uje re s, po de m o s lle v ar a c abo nue stra luc ha f e m inista” c o m o re c o g e e l FLM e n el Día de 5 de m arzo de 1977, Santa Cruz de Te ne rif e . 55 El Día, 5 m arzo de 1977, Santa Cruz de Te ne rif e . 53

48

O tro de lo s asp e c to s a re saltar e s e l llam am ie nto a la un idad, m ás ac usado e n las de c larac io ne s d e l FLMC y la O DM que e n la AMC, p e ro to das e llas v an a m ante ne r lazo s c o n las aso c iac io ne s e statale s c o n las que e nc ue ntran m ayo r afinidad. La AMC e stab le c e una e stre c h a v inc ulac ió n c o n e l Mo v im ie nto De m o c rátic o de la Muje r, p o ste rio rm e nte de no m inado Mo v im ie nto de Lib e rac ió n de la Muje r, lig ada al Partido Co m unista, f ue ro n las m áxim as im p ulso ras de la c e le b rac ió n de las I Jo rnadas de la Muje r e n Madrid e n 1975. Co nsig uió c o nv e rtirse e n una p o de ro sa o rg anizac ió n que in c o rp o ró m uje re s de distinto sig no p o lític o , así c o m o inde p e ndie nte s de c ualquie r ide o lo g ía p artidista56. El MDM f ue p e rdie ndo p e so p ro g re siv am e nte , su c risis v ie ne anunc iada p o r la de c ad e nc ia d e l Partido Co m unista, c uya d ire c c ió n de c idió p re sc ind ir d e l Mo v im ie nto de m uje re s tratando de h uir de la im ag e n radic alizada que transm itían sus m ilitante s 57. Po r su p arte e l FLMC se id e ntif ic a p le nam e nte c o n e l id e ario d e l Fre nte d e Lib e rac ió n de la Muje r, c re ado e n Madrid a p rinc ip io s de 1976, se de fine n c o m o antic ap italistas, antip atriarc ale s y p o r e l fe m inism o so c ialista. De sde e sto s p o stulado s de f ie nde n la unidad d e la luc h a de las m uje re s c o n e l re sto de lo s g rup o s e xp lo tado s, e n p ro de una so c ie dad so c ialista, afirm ando que e l so c ialism o e s una c o ndic ió n ne c e saria p e ro no sufic ie nte p ara la lib e rac ió n de la m uje r 58. Es ante to do un m o v im ie nto p o lític o ya que no e ntie nde n la lib e rac ió n de la m uje r sin e l c am b io de m o de lo de g o b ie rno , de fe ndie ndo a ultranza lo s p o stulado s de l so c ialism o . En c uanto a la O DM m ante ndrá re lac io ne s e stab le s c o n La Aso c iac ió n De m o c rátic a de la Muje r c uyo ide ario c o inc ide p le nam e nte c o n la o rg anizac ió n c re ada e n las islas, inic ialm e nte d e o rie ntac ió n m arxista y re v o luc io naria. Entie nd e n e l f e m inism o c o m o una luc h a inte rc lasista, aunque se de c laran unitarias y so c ialistas. A p rinc ip io s de 1977 se o rg anizan d e fo rm a f e d e rada e n e l ám b ito e statal, c re ado la Fe d e rac ió n de O rg anizac io ne s Fe m inistas 59, e n la c ual p asó a inte g rarse la O DM c anaria.

Sánc he z He rnánde z, María F.: Liderazgo político de mujeres. Desde la transición hacia la democracia paritaria. Instituto Andaluz de la Muje r, Estudio s, 17, Se v illa, 2003, p. 37-38 57 Larum be , Mª Ang ele s: Opus Cit. (2002), p. 164 58 Sánc he z He rnánde z, María F.: Opus Cit. p. 37. 59 Ibide m . Cit. 32 56

49

Aunque las c o in c id e nc ias e n lo s o b je tiv o s so n bastante e le v adas, se o b se rv an im p o rtante s dife re nc ias e n c uanto a las de m andas g e ne rale s. Mie ntras la AMC re aliza una re f le xió n g e ne ral so b re la ne c e sidad de c am b io s p ro fundo s e n las e struc turas so c iale s, fam iliare s y se xuale s im p re sc indib le s p ara lo g rar la auté ntic a lib e rac ió n de la m uje r, p re sc indie ndo de p o sic io nam ie nto po lític o alg uno . El re sto de las o rg anizac io ne s c o m b inan las re iv indic ac io ne s que af e c tan e xc lusiv am e nte a las m uje re s c o n aque llas que tie nde n a c am b iar e l e nto rno so c ial. Hac e n h inc ap ié e n la n e c e sidad d e inc id ir e n la d e m anda de m ayo re s lib e rtade s de m o c rátic as p ara h o m b re s y m uje re s. A p e sar de las c o inc id e nc ias p ro g ram átic as y lo s llam am ie nto s a la unidad que p o de m o s o bse rv ar e n las tre s p rinc ip ale s o rg anizac io ne s f e m inistas de las islas, é stas c am inaro n p o r se nde ro s dife re nte s e n lo s últim o s año s de la dé c ada de lo s 70. En alg unas

o c asio ne s

se

e nc o ntraro n

e

h ic ie ro n

c ausa c o m ún

en

aque llas

re iv indic ac io ne s e n las que h ab ía c o nse nso y de m andab an ac c io ne s unitarias p ara m o strar p o sturas de fue rza. Pe ro no sie m p re se p udo m ante ne r la unidad de ac c ió n de to das las o rg anizac io ne s, de sde lo s p rim e ro s tie m p o s e l ac e rc am ie nto e ntre las m uje re s de l FLM y las m ilitante s de la O DM se h izo e v id e nte , c o inc id ían no so lo p ro g ram átic am e nte , tam b ié n c o m p artían un análisis sim ilar so b re lo s o ríg e ne s d e la o p re sió n de la m uje r y la n e c e sidad d e un c am b io p o lític o g e ne ral p ara lo g rar la tan ansiada lib e rac ió n de la m uje r c anaria, tam b ié n c o m p artían lo s m é to do s de luc h a, tac h ado s de radic ale s p o r o tro s se c to re s de l fe m inism o c anario . Po r su p arte la Aso c iac ió n de Muje re s Canarias, e stando de ac ue rdo e n e l p ro g ram a y las p rio ridad e s dise ntían e n lo s m é to do s y las ac c io ne s, lle g ando a p ro tag o nizar v e rdade ro s e nfre ntam ie nto s a trav é s de p anfle to s y b o le tine s difund ido s p o r las p ro p ias o rg anizac io ne s. Uno de lo s e p iso dio s c o n m ayo r e c o e n la p re nsa lo c al fue e l b o ic o t que lo s g rup o s fe m inistas h ic ie ro n al e stre no de la p e líc ula Historias de O, c alific ada d e p o rno g ráfic a, de ofrecer una imagen humillante de la mujer, resaltando solamente los aspectos

negativos…presentándola como un objeto sexual. La auto ría de la p ro te sta se atrib uye al

50

FLM y la O DM, m ie ntras que la AMC sale ráp idam e nte a d e sm e ntir su p artic ip ac ió n, c o sa que se le s re p ro c h a la O DM e n su b o le tín de ab ril de 197860. Co m o po de m o s ap re c iar, aunque e n e l c o nte nido de la p ro te sta h ub ie ra unanim idad de c rite rio , no así e n la radic alidad e n las ac c io ne s que im p rim e e l ala m ás ide ntific ada c o n la izquie rda e xtrap arlam e ntaria de l m o m e nto . Las p ro p ias p ro tag o nistas e xp lic ab an lo s asp e c to s que las une n e n una m e sa re do nda c e le b rada e n Las Palm as e n 1977 e n la que afirm ab an que e stab an de ac ue rdo e n las c ue stio ne s de fo ndo , que es la lucha por lograr que desaparezcan las

condiciones alienantes y lamentables por las que atraviesa la mujer canaria a todos los niveles. A la p re g unta de si e s p o sib le una fe de rac ió n de las distintas o rg anizac io ne s c anarias, las p artic ip ante s re sp o ndían: “…existen matices, si tu quieres, en los que nos

diferenciamos y que se refiere a la idea política de las soluciones. Son detalles de forma”. Co nc luía dic ie ndo : “Lo fundamental es que todas sabemos el motivo que nos impulsa a luchar y que vemos

claramente, la necesidad de unirnos para hacer un frente común”61. Las m ilitante s e ran c o nsc ie nte s de la dif ic ultad p ara e xp lic ar a la o p inió n p úb lic a la e xiste nc ia de tre s o rg anizac io ne s que c o m p artían o b je tiv o s g e ne rale s y so lo le s se p arab an, c o m o p lante a la no tic ia ante rio r, de talle s y m atic e s. Co nsc ie nte s de e llo h ic ie ro n g rande s e sfue rzo s p ara ac e rc ar p o sturas, inic iando la unidad d e ac c ió n e n aque llo s asunto s y e strate g ias que lo p e rm itían, la c o nm e m o rac ió n de l 8 d e m arzo d e 1978, e sp e c ialm e nte sig nif ic ativ o al se r e l p rim e ro que se c e le b rab a tras la dic tadura. Lo s ac to s fue ro n o rg anizado s y p re se ntado s c o njuntam e nte a la p re nsa, e n e sta o c asió n tam p o c o se lib raro n de la c o nsab ida p re g unta ac e rc a d e la falta d e unidad , a lo que re sp o ndie ro n: “Somos tres

organizaciones de hecho separadas por algunas diferencias ideológicas. Ahora bien, en base a nuestra minoría actual en la población y en base también a nuestra lucha común, hemos decidido llevar a cabo unitariamente toda una serie de acciones de problemas concretos…”62. Una unidad b astante e nde b le a juzg ar p o r las v alo rac io ne s p o ste rio re s re alizadas p o r una de las c o nv o c ante s, la O DM e n uno de sus bo le tine s de nunc iab a la falta de unidad de la Aso c iac ió n de Muje re s Canarias. “La organización del acto fue llevada

O rg anizac ió n De m o c rátic a de la Muje r. Bo le tín nº1, abril de 1978. Co le c c ió n Partic ular. El Ec o de Canarias, 15 de no v ie m bre de 1977, Las Palm as de Gran Canaria. 62 El Día, 7 de m arzo de 1978, Santa Cruz de Te ne rif e . 60 61

51

conjuntamente por la ODM, el FLMC y la AMC. Nos interesa mucho resaltar esto para contrarrestar el efecto anti unitario que la AMC produjo al declararse repetidas veces como las únicas organizadoras del acto”63. El de v e nir d e l m o v im ie nto fe m inista c anario no e stá e xe nto de riv alidad e s y c o m p e te nc ias, m arc adas m ás p o r p ro tag o nism o s p e rso nale s que p o r dife re nc ias ide o ló g ic as. La v inc ulac ió n de lo s distinto s c o le c tiv o s fe m inistas c o n o p c io ne s po lític as de te rm inadas tam b ié n c o nstituyó un fac to r de e nfre ntam ie nto , las disc re p anc ias p o lític as se trasladab an al te rre no de las m uje re s y re sultab a ine v itab le la c o nfro ntac ió n. No e n v ano la e stre c h a re lac ió n e xiste nte e ntre e l FLMC y la O DM v ie n e de te rm inada p o r la p re se nc ia de m uje re s que m ilitab an tam b ié n e n p artido s que se situab an a la izquie rda d e l p artido Co m unista, m ie ntras que las m uje re s de la AMC p ro c e dían ide o ló g ic am e nte de las filas de l PC. En m ayo de 1979 se p ro duc e o tra c o nv o c ato ria de l fe m inism o a niv e l e statal e n las Jo rnadas Fe m inistas d e Granada. Este e nc ue ntro v ie n e m arc ado p o r do s te m as fundam e ntale s c uyo d e se nlac e e stab le c e rá la div isió n de l fe m inism o e sp año l. Po r un lado e l d e b ate so b re la “do b le m ilitanc ia”, e sto e s, la ne c e sidad d e una únic a m ilitanc ia o la p o sib ilidad d e c o nc iliar la p artic ip ac ió n fe m inista c o n la p e rm ane nc ia e n o tras o rg anizac io ne s de c arác te r p o lític o . A e ste de b ate se añadie ro n nue v o s p lante am ie nto s fe m inistas que h an que dad o de f inido s e n las c o rrie nte s ide ntific adas c o m o e l “f e m inism o de la ig ualdad ” d e l que e ran p artidarias las se g uido ras de l f e m inism o so c ialista, y e l “fe m inism o de la dif e re nc ia” que c o nc e b ía la ne c e sidad de que se e nte ndie ra a las m uje re s no so lo c o m o m ilitante s, sino c o m o p e rso nas. Se de fin e to talm e nte o p ue sto a la m ilitanc ia e n p artido s p o lític o s 64. Lo s de b ate s m ante nido s c ulm inaro n c o n un e nfre ntam ie nto ab ie rto e ntre las p artidarias de am b as p o sturas, lo c ual lle v ó al de c liv e d e l m o v im ie nto tal c ual se h ab ía c o nstruido h asta e so s m o m e nto s. Muc h as so n las o p inio ne s que v alo ran ne g ativ am e nte las c o nc lusio ne s de Granada, c o n la p e rsp e c tiv a que no s da e l tie m p o de b e m o s so p e sar e n e l b alanc e f inal e l e nrique c im ie nto que sup uso p ara la te o ría 63 64

O rg anizac ió n De m o c rátic a de la Muje r. Bo le tín nº1, abril de 1978. Co le c c ió n Partic ular. Fo lg ue ra Cre spo , Pilar: Opus Cit. (2007), 172-173.

52

fe m inista la inc o rp o rac ió n de las nue v as re f le xio ne s que ap o rtan las de fe nso ras de la dif e re nc ia65. Po r o tro lado , no p o de m o s g e ne ralizar las c o nse c ue nc ias de las Jo rnadas de Granada a to do e l te rrito rio e sp año l. La asiste nc ia d e las f e m inistas c anarias sirv ió p ara c alib rar lo s de b ate s, p e ro no m arc ó sig nific ativ am e nte e l d e v e nir de las o rg anizac io ne s e n las islas. Las p o sturas de la dife re nc ia fue ro n de fe ndidas p untualm e nte p o r alg unas m uje re s, p e ro c o n e sc aso e c o e n la o p inió n p úb lic a. Las o rg anizac io ne s e xiste nte s e n e l arc h ip ié lag o m ayo ritariam e nte se de c antaro n p o r e l fe m inism o de la ig ualdad y la d e f e nsa de la do b le m ilitanc ia, nada inc o h e re nte te nie ndo e n c ue nta que to das e llas m ante nían e sta p o sib ilidad e ntre sus po stulado s. Para e l fe m inism o c anario e ste año m arc a tam b ié n e l inic io de un ac e rc am ie nto de p o sturas. A p e sar de las dific ultade s p ara c o nc iliar las d if e re n c ias, la unidad d e ac c ió n ante de te rm inadas c am p añas y la c o nv ic c ió n de la urg e n c ia de unir e f e c tiv o s p ara lo g rar una m ayo r e fic ac ia e n las re iv ind ic ac io ne s, c o nc luyo e n un p ro c e so de ne g o c iac ió n, e ntre 1979 y 1980 e l m o v im ie nto fe m inista e n Canarias lo g ró unif ic arse e n una so la o rg anizac ió n: la Co o rdinado ra Fe m inista de Canarias. Cuatro año s m ás tarde e l c o nse nso se ro m p ía nue v am e nte e n la isla de Gran Canaria, dando lug ar a la ap aric ió n de l Co le c tiv o de Muje re s Canarias, h e re de ro de la AMC. T e m as , Mé to d o s y Es trate g ias Po r lo que re sp e c ta a lo s te m as ab o rdado s e n lo s p rim e ro s año s de la transic ió n p o r e l m o v im ie nto fe m inista c anario o b se rv am o s una re lac ió n m uy e stre c h a c o n las c am p añas de sarro lladas a niv e l e statal. La ag e nda fe m inista re sultó b astante ab ultada, de b ido e l re traso c iv il, so b re to do , al que las e spaño las h ab ían e stado so m e tidas 66. El p rim e r o b je tiv o que de stac an e n to das sus m anife stac io ne s e s la ne c e sidad d e la c o nse c uc ió n de la de m o c rac ia y e l re stab le c im ie nto de las lib e rtadas c o m o p unto de p artida p ara p lante ar las de m andas de las m uje re s. “Consideramos que luchar por

nuestras reivindicaciones feministas en un marco de falta de libertades democráticas y de reconocimiento formal de los derechos políticos, como es el actual Estado español, lleva consigo una Larum be , Mª Ang ele s: Opus Cit. (2002), p. 169. Valc árc e l, Am e lia: Treinta años de feminismo en España. En Mo rant, Isabe l (Dir.): Historia de las Mujeres en España y América Latina. Del siglo XX a los umbrales del siglo XXI. Cáte dra, Madrid, 2006, p. 428. 65 66

53

gran dificultad. Por ello consideramos necesario que todas las mujeres participemos desde ahora en la lucha por la implantación de la democracia de nuestro país”67. Se sum aro n tam b ié n a las c am p añas e statale s que re iv indic ab an re fo rm as le g ale s urg e nte s que e v itaran las g rav e s c o nse c ue nc ias que p ara la m uje r te nía

un

o rde nam ie nto jurídic o tan disc rim inato rio . Lo s sig uie nte s asp e c to s g o zaro n de p rio ridad: am nistía p ara las m uje re s ac usadas d e de lito s “p ro p io s de las m uje re s”, adulte rio , de sp e nalizac ió n de lo s antic o nc e p tiv o s y de l ab o rto , le y d e d iv o rc io 68 y c o ntra las ag re sio ne s a la m uje r. Así m ism o , p artic ip aro n ac tiv am e nte e n e l de b ate p re v io a la ap ro b ac ió n de la Co nstituc ió n, de nunc iaro n to do s lo s asp e c to s disc rim inato rio s que e n e lla se m ante nían y e lab o raro n p ro p ue stas alte rnativ as b asadas e n lo s p rinc ip io s fe m inistas de c larado s e n sus p ro g ram as. De m ane ra no stálg ic a re sc atan la c o nstituc ió n de la II Re p úb lic a c o m o m o de lo se g uir e n c uanto a lo s de re c h o s de las m uje re s 69. En su c o njunto e l m o v im ie nto f e m inista c o nside rab a que la Co nstituc ió n no re c o g ía la to talidad d e las re iv indic ac io ne s aunque si v alo rab an c o m o p o sitiv o s asp e c to s re fle jado s e n lo s artíc ulo s 14, 32, 35 y 2370. O p inaro n tam b ié n ante las e le c c io ne s de 1979, llam ando a las m uje re s a re alizar un v o to c o nsc ie nte , e le g ir aque llas o p c io ne s que d e fe ndie ran lo s inte re se s d e las m uje re s, sin de c antarse p o r ning una o p c ió n e n c o nc re to , p e ro inc itando a v o tar a lo s p artido s de izquie rda. “La izquierda aunque en muchas ocasiones subordina nuestros intereses

y reivindicaciones a sus luchas políticas y electorales…por lo menos está por unas mínimas reivindicaciones como las que planteamos en nuestro programa que nos acercan a nuestra liberación”71. Lo s re sultado s e le c to rale s de lo s p rim e ro s c o m ic io s fue ro n de c e p c io nante s tanto p ara e l f e m inism o c o m o p ara lo s p artido s d e izquie rda. A p artir de e sto s m o m e nto s

El Día, 11 de no v ie m bre de 1976. “La II Asamblea de Mujeres Canarias se celebra en Santa Cruz el próximo domingo”. Santa Cruz de Te ne rif e . 68 Larum be , Mª Ang ele s: Opus Cit. (2002), p. 171 67

O rg anizac ió n De m o c rátic a de la Muje r. Bo le tín nº1, abril de 1978. Co le c c ió n Partic ular. Fo lg ue ra Cre spo , Pilar: Vo c e s de l Fe m inism o . En Mo rant, Isabe l (Dir): Historia de las Mujeres en España y América Latina. Del siglo XX a los umbrales del siglo XXI. Cáte dra, Madrid, 2006, p. 438. 71 El Ec o de Canarias, 11 de f e bre ro de 1979. “Las f e m inistas c anarias, ante las e le c c io ne s”. Las Palm as de Gran Canaria. 69 70

54

las m uje re s fue ro n c o nsc ie nte s de que las p o lític as de lo s p artido s de m o c rátic o s situab an e n un se g undo té rm ino las re iv indic ac io ne s de las m uje re s 72. Es indudab le que e ste p rim e r f e m inism o c anario de sp le g ó una inc e sante ac tiv idad que le p e rm itía e star p re se nte e n lo s m e dio s de c o m unic ac ió n difund ie ndo sus ide as, no s so rp re nde la ac o g ida que tale s inf o rm ac io ne s te nían e n la p re nsa lo c al, a c ab allo e ntre la adm irac ió n y la de sc o nfianza que le s insp irab an las p ro p ue stas de sc ab e lladas que aque llas “m uje re s f e m inistas” de f e ndían c o n tanto ardo r. Unas fe m inistas que ab ande raro n e l p ro ye c to d e la Liberación de la Mujer Canaria, p ro p ó sito que a to das luc e s de sb o rdab a sus m e dio s y sus fue rzas, aunque no po r e llo de sfalle c ie ro n a la ho ra de p lante ar sus e xig e nc ias. Este o b je tiv o e s e l que anim a e n últim a instanc ia a las o rg anizac io ne s d e m uje re s de las islas. La AMC d e c lara

“…objetivo prioritario la liberación de la mujer como aspiración de hombres y de mujeres…constituir una asociación desde la cual mentalizar a la población isleña sobre sus problemas y la necesidad de un cambio social en el sentido de una mayor igualdad entre ambos sexos a todos los niveles…”. Po r su p arte la O DM m anifie sta “…nuestro objetivo no es luchar contra el hombre, sino por la liberación de la mujer como ser oprimido. Esta liberación pensamos que será beneficiosa para todos, pues se trata de que la convivencia humana se haga entre seres conscientes y libres, no con seres domesticados”73. La ap ue sta de e ste p rim e r fe m inism o e s de m áxim o s, ante la c o nstatac ió n de la situac ió n de disc rim inac ió n y o p re sió n de la m uje r se p ro p o ne n c o m o m e ta su lib e rac ió n a trav é s de la c o nc ie nc iac ió n de la so c ie dad, una tare a ing e nte te nían ante e llas, que ac o m e tie ro n c o n m ás e ntusiasm o que re c urso s. Para e xte nde r e l id e ario fe m inista se p ro p o nían re c o rre r b arrio s, p ue b lo s, c lub s juv e nile s, aso c iac io ne s de v e c ino s, e tc . Co ntac tar c o n lo s ám b ito s de so c ializac ió n de las c lase s p o p ulare s p ara info rm arle s p o r m e dio de c h arlas, c ursillo s, e tc . Dirig idas e sp e c ialm e nte a la m uje r, ya que c o m o afirm an su trab ajo c o nsiste en abrir la mente a

la mujer74. Este p ro g ram a de fo rm ac ió n c o rre ría a c arg o de las p ro p ias m ilitante s “Estas

charlas no están planteadas como conferencias dictadas por especialistas en los temas a tratar, sino Fo lg ue ra Cre spo , Pilar: Opus Cit. 2006, p. 435. El Día, 16 abril de 1976, La c alle e n El Día, “ Aproximación a los problemas de la Mujer”. Santa Cruz de Te ne rif e 74 Ibide m . 72 73

55

que las propias componentes de la ODM las prepararán con el objetivo primordial de concienciar a las mujeres de las islas de su problemática, así como sobre temas más generales como el divorcio, el adulterio, los anticonceptivos, etc”75. Es inc ue stio nab le e l e sfue rzo re alizado p o r las m ilitante s f e m inistas e n e l e stud io , la re fle xió n y la p re p arac ió n de to do s aque llo s te m as que c o nstituían e l c e ntro de su arg um e ntac ió n, anim adas p o r la c ausa de la m uje r adquirie ro n e l c o m p ro m iso v o luntario de e xte nde r e l p e nsam ie nto fe m inista a to do s lo s e sc e nario s p o sib le s. Así m ism o e ntre lo s o b je tiv o s p rio ritario s de las o rg anizac io ne s e stab a e l p o de r c o ntar c o n una se de so c ial, c o n una “h ab itac ió n p ro p ia” c o m o re c lam ab a Virg inia Wo o lf .Lo s lo c ale s so c iale s f ue ro n usado s tam b ié n c o m o re c lam o p ara quie n e s quisie ran p artic ip ar de las ac tiv idade s que allí se c e le b rab an, así se m anife stab an e n la inaug urac ió n de l lo c al d e la Co o rdinado ra Fe m inista de Te ne rif e e n 1981 “A partir de

ahora las mujeres que se sientan identificadas con el feminismo, tendrán un lugar de reunión para poder celebrar actos, exposiciones, etc…”76. En e sto s m o m e nto s de e ufo ria ante la unidad d e l m o v im ie nto y la ap e rtura d e la nue v a se de lo s p lane s de futuro so n m ás am b ic io so s “…tenemos intención de crear un

centro en el que se realizará asistencia ginecológica, planificación familiar, y si contamos con la ayuda del Cabildo Insular, Ayuntamientos, Cajas de Ahorros y distintos organismos púbicos y privados, queremos montar un albergue para mujeres que por alguna circunstancia, malos tratos, madres solteras que son expulsadas de sus casas, puedan tener un lugar para poder acogerse y afrontar el futuro con más seguridad.”77. En e sta e tap a e n la que lo s re c urso s asiste nc iale s e ran to dav ía e sc aso s o ine xiste nte s e l m o v im ie nto fe m inista se p ro p o ne c ub rir e se d é f ic it, sup lie ndo la falta de ate nc ió n de las instanc ias g ub e rnam e ntale s. A trav é s de e sta p rim e ra ap ro xim ac ió n al m o v im ie nto fe m inista c anario de la transic ió n p o de m o s afirm ar, a m o do de c o nc lusió n, que e ntre las ap o rtac io ne s m ás de stac adas de la m ilitanc ia fe m inista e staría su e m p e ño e n h ac e r v isib le s a las

75

El Día, 19 de f e bre ro de 1977, “Pretendemos luchar contra la discriminación de la mujer en todos los

terrenos”. Santa Cruz de Te ne rif e . Diario de Av iso s, 15 de m ayo de 1981, “La situac ió n ac tual de la m uje r e s de nig rante ”, Santa Cruz de Te ne rif e . 77 Ibide m . 76

56

m uje re s e n e l e sc e nario p úb lic o , de sp ué s de m uc h as dé c adas d e ab so luto e xtrañam ie nto de l e le m e nto fe m e nino de la v ida p o lític a. Se trata de un m o v im ie nto que c o ntab a c o n m ás v o luntad que re c urso s, c o n m ás ide as que m e dio s, que b asaro n su p o te nc ial e n e l p o de r d e transfo rm ac ió n de l disc urso de las m uje re s, e s p o r e llo que e l m o de lo o rg anizativ o que se im p o ne e s aque l que se p ro p o ne dar re sp ue stas a to do s lo s p ro b le m as de la m uje r, c ifrando su o b je tiv o últim o e n la c o nse c uc ió n de la liberación de la mujer canaria, e n to das sus fac e tas . Un m o v im ie nto que te nía m ás de intuic ió n que d e fo rm ac ió n, de ah í que se re p itie ran lo s e sque m as que la p ro p ia so c ie dad p atriarc al insp irab a, dirig ie ndo su disc urso lib e rado r a una arque típ ic a fig ura f e m e nina, que e n p o c o s año s se fue diluye ndo p ara dar p aso a la c o m p le jidad de las m uje re s. Fue ro n p io ne ras, se e nfre ntaro n a lo s e ste re o tip o s m ás duro s arraig ado s e n la so c ie dad p atriarc al, p e ro sup ie ro n e n c arar lo s o b stác ulo s c o n v ale ntía y v o luntad, sin lug ar a dudas, se m b raro n un c am ino c uyo s fruto s no s h a to c ado a o tras re c o g e r.

57

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA Be auv o ir, Sim o ne : El Segundo Sexo. Cáte dra, Madrid, 2002. Díaz Sánc h e z, Pilar: Participación social de las mujeres. En Mo rant, Isab e l (Dir): Historia

de las Mujeres en España y América Latina. Del siglo XX a los umbrales del siglo XXI. Cáte dra, Madrid, 2006. Fo lg ue ra Cre sp o , Pilar: De la transición política a la paridad. En Fo lg ue ra, Pilar (Ed.): El

feminismo en España. Dos siglos de Historia. Edito rial Pab lo Ig le sias, Madrid, 2007. Fo lg ue ra Cre sp o , Pilar: Vo c e s d e l Fe m inism o . En Mo rant, Isab e l (Dir): Historia de las

Mujeres en España y América Latina. Del siglo XX a los umbrales del siglo XXI. Cáte dra, Madrid, 2006. Frie dan, Be tty: La Mística de la Feminidad. Ed. Júc ar, Madrid, 1974. Go uld Le v ine , Linda: Fe m inism o y re p e rc usio ne s so c iale s: de la transic ió n a la ac tualidad. En Cruz, Jac que lin e , y Ze c c h i, Bárb ara: Las m uje re s e n la Esp aña ac tual. ¿Ev o luc ió n o inv o luc ió n?. Ikaria, Madrid, 2004. Larum b e , Mª Áng e le s: Las que dijeron no. Palabras y acción del feminismo en la Transición. Pre nsas Univ e rsitarias de Zarag o za, Zarag o za, 2004. Larum b e , Mª Áng e le s: Una inmensa minoría. Influencia y feminismo en la transición. Pre nsa Univ e rsitaria de Zarag o za, Zarag o za, 2002. Nash , Mary: Mujeres en el mundo. Historia, retos y movimientos. Alianza Ensayo s, Madrid, 2004. Sánc h e z He rnánde z, María F.: Liderazgo político de mujeres. Desde la transición hacia la

democracia paritaria. Instituto Andaluz de la Muje r, Estudio s, 17, Se v illa, 2003. Valc árc e l, Am e lia: Tre inta año s de f e m inism o e n Esp aña. En Mo rant, Isab e l (Dir.):

Historia de las Mujeres en España y América Latina. Del siglo XX a los umbrales del siglo XXI. Cáte dra, Madrid, 2006.

58

Mu je re s e n la e s fe ra p ú b lic a e d u c ativ a. La e d u c ac ió n d e las m u je re s , m ate ria p e n d ie n te e n n u e s tra h is to ria re c ie n te : las m ae s tras g ald u rie n s e s d e l s ig lo XIX Blas Riv e ra Balb o a (Univ e rsidad de Jaé n) La disc rim inac ió n que sufrían las m uje re s e n lo s distinto s asp e c to s de la v id a so c ial, e c o nó m ic a y p o lític a e n e l sig lo XIX e n Euro p a se m anife stab a tam b ié n e n las v ías de ac c e so a la c ultura y su p ro m o c ió n p ro fe sio nal. La e duc ac ió n de las m uje re s e n e l sig lo XIX y e n g ran p arte de l XX no e ra so lam e nte lo que ac tualm e nte se c o no c e c o m o “se xista”, sino que , ade m ás, e ra de inf e rio r c alidad a la que se p ro p o rc io nab a a lo s h o m b re s, sie ndo la e nse ñanza una de las p o c as salidas p ro fe sio nale s que se p e rm itían a las m uje re s, así c o m o uno de lo s p o c o s lug are s d e su p re se nc ia e n la e sf e ra p úb lic a.

Po r e so , re sc atar la m e m o ria de las m uje re s h a sido y e s una e m p re sa e stim ulante y ne c e saria, p ue s p o c as v e c e s e nc o ntram o s e n lo s e studio s de nue stro p asado h istó ric o m e nc ió n alg una a la e xp e rie nc ia v ital d e m uc h as de las m uje re s que de jaro n su h ue lla e n lo s c e ntro s e duc ativ o s e n lo s que trab ajaro n; p ue s, c uando h o y e l ac c e so a la e duc ac ió n de la to talidad de la p o b lac ió n e n e dad e sc o lar e s un h e c h o c o nquistado , que re m o s h ac e r un e sf ue rzo d e re c up e rac ió n de la m e m o ria h istó ric a p ara c o m p re nde r que no sie m p re e sto f ue así, sino que , m uy al c o ntrario , e llo se re alizó de un m o do le nto y p aulatino , m ás aún e n e l c aso de la p o b lac ió n fe m e nina, tanto do c e nte c o m o disc e nte .

Po r e llo , no s p ro p o ne m o s p re se ntar lo s p rim e ro s p aso s que se d ie ro n de m ane ra o rg anizada y siste m átic a e n fav o r de la e d uc ac ió n de las m uje re s, a la v e z que d e l ac c e so a una p ro fe sió n que , h asta e l m o m e nto que analizam o s, h ab ía v e nido sie ndo de se m p e ñada p o r ho m b re s, inic iando así su p re se nc ia e n la e sf e ra p úb lic a e duc ativ a.

59

1. LA EDUCACIÓ N DE LAS MUJERES EN ESPAÑA EN EL SIGLO XIX

1.1. Las m u je re s e n la le g is lac ió n e d u c ativ a d e c im o n ó n ic a Fue a finale s de l sig lo XVIII, a p artir de 1768, c uando e l m o narc a Carlo s III se p re o c up ó de to das las c ue stio ne s re lac io nadas c o n la instruc c ió n d e lo s niño s y d e lo s jó v e ne s y, al m ism o tie m p o , de la urg e nc ia de ate nde r a la e nse ñanza de las niñas, e sp e c ialm e nte de las m ás de sfav o re c idas, así c o m o de l e stab le c im ie nto de lo s re quisito s p ara las m uje re s que de se aran e je rc e r c o m o m ae stras 78. En e l dise ño que e n Esp aña h izo la Co nstituc ió n de 1812 so b re c ó m o h ab ía de de sarro llarse la instruc c ió n p úb lic a, se p re sc indió de la p o b lac ió n fe m e nina. Un dise ño fo rm ulado de ntro de lo que se e nte ndía e l m ás p uro e sp íritu lib e ral, e s de c ir, c o n un c arác te r univ e rsal, unifo rm e , p úb lic o y e n lib e rtad, p e ro de c uyo s p rinc ip io s só lo ib an a b e ne fic iarse lo s h o m b re s. Así e l artíc ulo 366 d e dic h a Co nstituc ió n e stab le c e lo que se d e b e e nse ñar, p e ro só lo a lo s niño s, a leer, escribir y contar, y el

catecismo de la religión católica, que comprenderá también una breve exposición de las obligaciones civiles 79. Sin e m b arg o , e n e se siste m a de instruc c ió n p úb lic a al que se llam ó univ e rsal no te nía c ab ida la p o b lac ió n f e m e nina, se c o nside rab a que la e d uc ac ió n d e las m uje re s de b ía lle v arse a c ab o a trav é s de la e nse ñanza p riv ada o do m é stic a. Se e m p e zab a así a g e star un siste m a de instruc c ió n p úb lic a que p o nía de m anifie sto de sde e l m ism o inic io la dif e re nc iac ió n de g é ne ro : su p ap e l lo te nían d e f inido únic am e nte e n e l ám b ito do m é stic o , c o m o e sp o sas y m adre s, sie ndo las lab o re s y la re lig ió n las p ie dras ang ulare s de su fo rm ac ió n.

“ Como la educación de la juventud no se debe limitar a los varones, por necesitar las niñas también de enseñanza, ... mando, que en los pueblos principales, donde parezca más oportuno, se establezcan casas de enseñanza competentes para niñas, con matronas honestas e instruidas, que cuiden de su educación, instruyéndolas en los principios y obligaciones de la vida civil y cristiana, enseñándoles las habilidades propias del sexo”.Re al Cé dula de 14 de 78

Ag o sto de 1768, e n No v ísim a Re c o pilac ió n de las Le yes de España, Madrid, Im pr. B.O .E., 1975, Libro VIII, Título I, Le y IX, p. 8-9 79 Cf r. Co nstituc ió n de 1812, Título IX, artíc ulo s 366-377.

60

Lo s div e rso s re g lam e nto s que se suc e die ro n durante la p rim e ra m itad de l sig lo XIX se b asaro n e n e stas id e as, lo que trajo c o nsig o la e xc lusió n siste m átic a d e las m uje re s de to do lo c o nc e rnie nte a la instruc c ió n p úb lic a. En e l Re g lam e nto Ge ne ral de Instruc c ió n p úb lic a d e 1821, e l título X se re f ie re a la e nse ñanza de las m uje re s y e n su artíc ulo 120 se dan las indic ac io ne s ne c e sarias p ara e l e stab le c im ie nto de e sc ue las d e niñas y así p o de m o s le e r que : "se

establecerán escuelas públicas, en que se enseñe a las niñas a leer, escribir y contar, y a las adultas las labores y habilidades propias de su sexo "80. Y e n la Re al O rd e n de 30 de se p tie m b re d e 1822 se p ub lic a e l Re g lam e nto g e ne ral d e p rim e ra e nse ñanza, ap ro b ado po r las Co rte s e l 29 de junio de 1822, e n e l que se e stab le c e una ne g ac ió n ab so luta de la c o e duc ac ió n c uando e n e l c ap ítulo II artíc ulo 34 se e stab le c e que : "por ningún título se

permitirá que a una misma escuela concurran niños de ambos sexos, ni aún el que en una misma casa haya una escuela de niños y otra de niñas, a no ser que tenga diferente entrada y, si es posible, por diferente calle ". Y e n re lac ió n c o n lo s c o nte nido s y ho rario po c o c am b ia. Po r las m añanas: "se enseñará a todas la clase literaria". Po r las tarde s: "las más grandecitas se

dedicarán a las labores propias de su sexo "81 . En 1857 sale a la luz la Ley de Instrucción Pública de 9 de septiembre, c o no c ida tam b ié n c o m o Le y Mo yano , e n la que se e stab le c ía la o b lig ato rie dad de c re ar tanto e sc ue las d e niño s c o m o de niñas 82 y do nde se re c o no c ió p o r p rim e ra v e z e l de re c h o de las niñas a una instruc c ió n p rim aria, aunque no se e quip arab an am b o s se xo s, al p e rm itirse la p o sib ilidad de que las e sc ue las de niñas p udie ran se r inc o m p le tas. Se m ante nía la tradic io nal div isió n de ro le s e ntre lo s se xo s y, e n c o nse c ue nc ia, las asig naturas o rie ntadas a p re p arar al h o m b re p ara e l m undo de l trab ajo se sustituían GARCÍA, Co nsue lo (1997): Las mujeres en la legislación educativa española. Enseñanza Primaria y Normal en los siglos XVIII y XIX. Se v illa, K ro no s, p. 88 81 FLECHA GARCÍA, Co nsuelo (1997): La mujer en la Legislación...., o p. c it., p. 92. 80FLECHA

Aunque e n la Le y Mo yano se e spe c if ic aba la o blig ato rie dad de c re ar e sc ue las de niñas, durante m uc ho s año s ape nas se hizo nada po r c um plir dic ha o blig ac ió n. Rafae l Mo nro y, Se c re tario de la Junta pro v inc ial de Ense ñanza de Madrid, e sc ribía: “ En los pueblos labradores suele darse escasa 82

importancia a la enseñanza del hombre; pero la que se le concede a la instrucción y educación de la mujer es casi nula. Su vida está circunscrita a un trabajo mecánico y rutinario, cuya régimen va transmitiéndose de generación en generación” (MO NRO Y, Rafae l: Memoria sobre el modo de propagarla instrucción primaria en las poblaciones agrícolas y en las clases jornaleras; e n Bo le tín-Re v ista de la Univ e rsidad de Madrid, 2ª é po c a, to m o 2º (1873), p. 591).

61

e n lo s p ro g ram as de las niñas p o r las re lac io nadas c o n e l ám b ito do m é stic o , c o nside radas p ro p ias de su se xo . Dic h o e sto , la fo rm ac ió n c urric ular d e niño s y niñas e ra no to riam e nte dife re nte , p udié ndo se afirm ar que e ran disc rim inato rio s, p ue sto que d e p e ndían d e l g é n e ro , así c o m o de l futuro ro l que se ib a a d e se m p e ñar de ntro de la e sfe ra p úb lic a y so c ial83.

A p e sar de se r un c urríc ulum d if e re nc iado , e ra tam b ié n e n la m ane ra d e im p artir las m ate rias do nde re sidía la dife re nc ia, ya que la fo rm ac ió n de lo s m ae stro s y de las m ae stras no e ra la m ism a. Ade m ás e stas últim as c are c ían d e e stud io s y p o r tanto la e nse ñanza de las niñas e ra e sc asa y lim itada c o n re sp e c to a lo s v aro ne s.

No s e nc o ntram o s po r lo tanto , e n sig lo XIX e n Esp aña, c o n un siste m a de instruc c ió n p úb lic a que ap e nas inc idía e n la e duc ac ió n de la m uje r, que sanc io nab a un m o de lo dife re nte p ara am b o s se xo s y que no p re p arab a a las m uje re s p ara ning ún trab ajo que no e stuv ie ra d e ntro de l ám b ito do m é stic o y p riv ado o re lac io nado c o n é l, p o r tanto , al m arg e n de la v ida so c ial y de la e sfe ra p úb lic a.

1.2. La fo rm ac ió n de las m ae stras: una c ue stió n ac adé m ic a de se g undo o rde n

En Esp aña, la p re p arac ió n de las m ae stras durante c asi to do e l sig lo XIX re f le jará un c ie rto p arale lism o c o n lo que h e m o s v isto que o c urría e n la instruc c ió n p rim aria de las niñas.

Hasta 1857, c o n la ap aric ió n de la c itada Le y Mo yano , no ap are c e re fle jada e n ning ún do c um e nto o fic ial la ne c e sidad d e c ursar alg unas e nse ñanzas re g ladas p ara

Las asig naturas del plan de e studio s e ran e l sig uie nte : Mie ntras que las niñas c ursaban Labo re s pro pias de l se xo , Ele m e nto s de Dibujo aplic ado a las m ism as labo re s y lig e ras no c io ne s de Hig ie ne Do m é stic a; lo s niño s e studiaban No c io ne s de Ag ric ultura, Industria y Co m e rc io , Princ ipio s de Ge o m e tría, Dibujo line al y Ag rim e nsura (m e dic ió n de las tie rras), No c io ne s g e ne rale s de Físic a y de Histo ria Natural. Junto a é stas e xistían unas m ate rias c o m une s para am bo s se xo s, que e ran. Do c trina c ristiana, No c io ne s de Histo ria sag rada, Le c tura, Esc ritura; Princ ipio s de Gram átic a Caste llana, e je rc ic io s de O rto g raf ía y Princ ipio s de Aritm é tic a. 83

62

e je rc e r la p ro fe sió n de m ae stra. El p ro p io Gil de Zárate , re sp o nsab le adm inistrativ o de la c re ac ió n de las Esc ue las No rm ale s e sp año las, re c o no c ía e n 1855 e l ab ando no e xiste nte e n la fo rm ac ió n de las m ae stras: «Al p aso que nada se h a o m itido p ara fo rm ar b ue no s m ae stro s, ning una disp o sic ió n se h a dic tado p ara h ac e r lo p ro p io c o n las m ae stras»84.

Así p ue s, h asta 1857 no ap are c e e n la do c um e ntac ió n adm inistrativ a la re c o m e ndac ió n o fic ial (que no la o b lig ato rie dad) de c re ar Esc ue las No rm ale s fe m e ninas, e so si, c o n un c urríc ulum m uy d ife re nte al que se c ursab a e n las No rm ale s de Mae stro s: lo s e studio s de fo rm ac ió n e xig ido s a las m ae stras p re se ntan un niv e l c ultural y p e dag ó g ic o b astante e sc aso , sie m p re p o r de b ajo de l re que rido a lo s m ae stro s, dando un m ayo r é nfasis a las m ate rias do m é stic as fre nte a las c o nside radas inte le c tuale s.

Las m ae stras se fo rm arán p ara e l m ante nim ie nto de l p ap e l m ate rno que la so c ie dad que ría que asum ie ran las futuras m uje re s. Pe ro e sta fo rm ac ió n no e ra de l to do e xig e nte , ya que no se p re c isab a que tuv ie se n c o no c im ie nto s e sp e c ífic o s d e le c tura o e sc ritura c o m o m ue stra e l sig uie nte te xto de Gil d e Zárate : “Al paso que

nada se ha omitido para formar buenos maestros, ninguna disposición se ha dictado para hacer lo propio con las maestras. Éstas permanecen casi en la misma ignorancia que antes, sin que haya más garantía de su idoneidad que el examen, el cual, si bien es más riguroso por punto general y se extiende a mayor número de materias, no deja de ser con frecuencia de una indulgencia vituperable. Por lo común, el saber de las maestras se cifra en ser más o menos primorosas en las labores propias de su sexo, talento a la verdad importantísimo en ellas; pero en los demás ramos de la instrucción primaria suelen tener una ignorancia profunda, habiendo muchas que no saben escribir y ni leer siquiera.” 85.

GIL DE ZÁRATE, Anto nio (1855) De la Instrucción Pública en España, v .1. Im pre nta de l Co le g io de So rdo -Mudo s, (e d. Fac sim il, Pe ntalfa, Ov ie do 1995). p. 366. 85 GIL DE ZÁRATE, Anto nio (1855), De la Instrucción Pública en España, o p. c it. P. 366. 84

63

Po r o tro lado , e l c o no c im ie nto de la de f ic ie nte f o rm ac ió n de las m ae stras no e ra de g ran inte ré s so c ial, ya que e ran m uy p o c as m uje re s las que e je rc ie ro n e l m ag iste rio e n la e nse ñanza p úb lic a, y p o r la c o ntra e ran institutric e s, p ro fe so ras de m úsic a o idio m as las que c ub rían e sa e duc ac ió n de ado rno que se c o nside rab a p ro p io de se ño ritas.

El 13 d e ab ril de 1858 se inaug ura e n Madrid la Esc ue la No rm al Ce ntral d e Mae stras. Para e ntrar e n é l se p re c isab a: Hab e r c um p lido lo s 17 año s y no p asar de 25; ac re ditar b ue na c o nduc ta m o ral y re lig io sa c e rtif ic ado p o r e l p árro c o y la auto ridad c iv il; no p ade c e r ning ún tip o de e nfe rm e dad c o ntag io sa ni te ne r de fe c to s físic o s; p ro b ar p o r m e dio de un e xam e n, e l c o no c im ie nto de las m ate rias que c o m p re ndían e l p ro g ram a e le m e ntal de las niñas y de m o strar sus c o no c im ie nto s e n “lab o re s p ro p ias de l se xo ”, p re se ntando una c am isa de c ab alle ro c o sida a la e sp año la.

El p ap e l de e stas nue v as m ae stras e ra e nse ñar a las niñas arte s d e c alc e ta y c o stura, c o ntinuando su lab o r arte sanal durante to do e l sig lo y o b te nie ndo ing re so s p o r las v e ntas de p ro duc c ió n, ya que no to das sus alum nas p o dían p e rm itirse p ag arle s e n e f e c tiv o y sus ing re so s e ran e sc aso s. No o bstante , las m ae stras que se e stab an fo rm ando inte ntaro n distanc iarse de e sta c ultura arte sanal que las situab a e n la ig no ranc ia y d e sig ualdad c o n sus c o m p añe ro s, y ac e p tar e l c arg o m ate rnal que la so c ie dad le s b rindab a. Asim ism o , su lab o r f undam e ntal e ra fo rm ar a las f uturas m adre s e n c o no c im ie nto s útile s p ara la fam ilia y trasm itir m e nsaje s m o rale s so b re la asunc ió n de su p ap e l c o m o m uje r sub o rdinada y dó c il a su m arido .

En e ste c o nte xto , no s e nc o ntram o s c o n un re c o no c im ie nto e xp líc ito de l inte ré s p úb lic o re fe re nte a la e d uc ac ió n de las m uje re s. No o bstante , dic h o inte ré s y re c o no c im ie nto se v e ac o m p añado de num e ro sas re tic e nc ias y e v asiv as p o r lo s p o te nc iale s p e lig ro s que dic h a e duc ac ió n p o dría lle g ar a sup o ne r.

64

2. LA EDUCACIÓ N DE LAS MUJERES EN LA PRO VINCIA DE JAÉN EN EL SIGLO XIX. Cuando Pasc ual Mado z e n 1842 analiza la e nse ñanza p rim aria e n Jaé n y alud e a las e sc ue las de niñas, no s re fle ja la situac ió n c o n las sig uie nte s p alab ras: [...] Una c o sa h ay que lam e ntar e n m e dio de lo s g rande s ade lanto s que se h ac e n p ara m e jo rarla (la Instruc c ió n p úb lic a), y e s, que m ie ntras se atie nde a la instruc c ió n d e lo s v aro ne s, la de las niñas e stá p o c o m e no s que ab ando nada aun e n las c ap itale s d e p artido ” 86. Se g ún e l info rm e d e Pasc ual Mado z e n 1842, e n lo s do c e p artido s judic iale s de la p ro v inc ia d e Jaé n, e l to tal de e sc ue las p rim arias, tanto p úb lic as c o m o p riv adas, e s de 217, de las que 87 so n e le m e ntale s c o m p le tas y 130 e le m e ntale s inc o m p le tas: CUADRO Nº 1 Esc ue las Prim arias e n la p ro v inc ia de Jaé n e n 1842 PÚBLICAS ESCUELAS

PRIVADAS

Niño s

Niñas

Niño s

Niñas

Ele m e n tale s c o m p le tas

60

6

21

0

Ele m e n tale s in c o m p le tas

32

9

5

84

92

15

26

84

To tal

Fue nte : Elab o rac ió n p ro p ia a p artir de lo s dato s de Pasc ual MADO Z 87

De e sto s dato s se de duc e que e l tip o de instruc c ió n que niño s y niñas re c ib ían e ra tam b ié n distinta e n lo que se re f ie re a lo s tip o s de e sc ue las a lo s que c ada uno asistía, p ue s lo s niño s m ayo ritariam e nte re c ib ían e nse ñanza p úb lic a e n e sc ue las e le m e ntale s c o m p le tas, m ie ntras que e n e l c aso de las niñas lo h ac ían e n e sc ue las p riv adas e le m e ntale s inc o m p le tas. No e xiste n e n e sta é p o c a e sc ue las sup e rio re s, p úb lic as o p riv adas, p ara la e duc ac ió n de las niñas. En g e ne ral, la o fe rta 86Fue nte :

MADO Z Pasc ual (1845-1850). Dic c io nario Ge o g ráf ic o -Estadístic o -Histó ric o de España y sus po se sio ne s de Ultram ar. Madrid (1845-1850). (Ed. Do m ing o Sánc he z Zurro , Jaé n, e dic . f ac sím il. Am bito y Edito riales Andaluzas Unidas, 1988), p. 513. 87 MADO Z, Pasc ual (1845-1850): o p. c it. p. 122.

65

p ara niño s e s sup e rio r a la de las niñas, c o n 118 e sc ue las, e l 54,4%, fre nte a 99 fe m e ninas, e l 45,6%. Sin e m b arg o , las dife re nc ias so n m ayo re s si ate nde m o s al tip o de e nse ñanza, te ne m o s que e n e l c aso las e sc ue las p úb lic as y p riv adas d e e nse ñanza e le m e ntal c o m p le ta so n 87, de las c uale s 81 (60 p úb lic as y 21 p riv adas) so n de niño s, e sto e s, e l 93,1%, que dando so lam e nte 6, e s d e c ir, e l 6,9% d e niñas. La e nse ñanza p riv ada e s la que sup le la c are nc ia d e o fe rta p úb lic a f e m e nina c o n 84 e sc ue las e le m e ntale s inc o m p le tas p re se nte s e n to do s lo s p artido s judic iale s. De ntro d e las e sc ue las e le m e ntale s p úb lic as, só lo e xiste n 6 e sc ue las d e niñas fre nte a 60 d e niño s c o n una e sc o larizac ió n e n e ste niv e l d e un 4,27% d e niñas fre nte a un 95,73% d e niño s e sc o larizado s.

3. LA EDUCACIÓ N DE LAS MUJERES EN JÓ DAR EN LA PRIMERA MIT AD DEL SIGLO XIX 3.1. La v illa d e Jó d ar e n 1842 Se g ún Pasc ual Mado z, e n su o b ra Diccionario Geográfico, e l e stado de la v illa d e Jó dar e n e l p e rio do que e studiam o s e ra e l sig uie nte : “Jó d ar: Villa con Ayuntamiento en la provincia y diócesis de Jaén (6 leg.), partido

judicial de Mancha Real (4), audiencia territorial y c. g. de Granada (14) ... Forman la población 573 casas y 295 cuevas, casa de ayuntamiento, cárcel, un pósito, un castillo casi arruinado muy antiguo, dos escuelas, una de niños a que concurren 200, cuyo maestro está dotado con 3.300 reales, y otra de niñas asistida por 80, y con 1.100 reales la maestra. (...)Población:1038 vecinos, 3614 almas, Cap. Prod.: 9.000,509 rs., Id. Imp.: 300,035 rs..; Contr.:151,939 rs” 88.

88

MADO Z, Pasc ual: o p. c it. p. 184.

66

CUADRO Nº 4 JÓ DAR (1842): Po b lac ió n, e sc ue las y m ae stro s y m ae stras JÓ DAR - Partid o ju d ic ial d e Man c h a Re al Po b lac ió n Ve c in o s

Alm as

1.038

3.614

Es c u e las 1 d e Niñ o s

1 d e Niñ as

As is te n c ia

Mae s tro s -as 1 m ae s tro

1 m ae s tra

Do tac ió n (Re ale s )

573 c as as 295 c u e v as 200 n iñ o s 80 n iñ as 3.300 Fue nte : Elab o rac ió n p ro p ia a p artir de lo s dato s de Pasc ual MADO Z 89.

1.100

Co m o p o de m o s o b se rv ar, p ara una p o b lac ió n de 3.614 h ab itante s, e xiste n do s e sc ue las, una de c ada se xo , re g idas p o r un m ae stro y una m ae stra re sp e c tiv am e nte . La e sc o larizac ió n de lo s niño s -200- e s b astante sup e rio r a la de las niñas -80-, e s de c ir, un c uare nta y do s po r c ie nto m ayo r e n e l c aso de lo s v aro ne s, lo que no s indic a la m e ntalidad d e la é p o c a e n lo que a la instruc c ió n de las m uje re s se re f ie re . Ig ualm e nte se p ue d e c o nstatar la disc rim inac ió n salarial e n razó n d e l se xo , p ue sto que e l sue ldo d e la m ae stra e s un te rc io de l que p e rc ib e e l m ae stro . Se rán to das é stas unas c o nstante s que no s e nc o ntrarem o s a lo larg o de l sig lo XIX.

3.2. Lo s in ic io s d e la fe m in izac ió n d o c e n te e n Jó d ar Lo s c aso s de las p rim e ras m ae stras y e l e stado de la e duc ac ió n de las m uje re s e n la v illa de Jó dar que v am o s a p re se ntar a c o ntinuac ió n c o inc ide n a niv e l nac io nal c o n e l p e rio do lib e ral (1834-1843).

3.2.1. La p rim e ra m ae s tra: Jo s e fa Carv ia (1834) El p rim e r dato do c um e ntado , –aunque se c itan a sus p re de c e so ras-, que ap are c e re sp e c to de la instruc c ió n f e m e nina e n Jó dar e s de nue v e d e ag o sto de 1834, e n que la m ae stra Dª Jo se fa Carv ia, p o r falle c im ie nto de la ante rio r, e n la

89

Idem

67

e p ide m ia d e la p e ste que p o r e so s año s aso lab a la p o b lac ió n e sp año la, p ide h ac e rse c arg o d e la e d uc ac ió n d e las niñas p o r tratarse de p e rso na h o nrada y c o n c ap ac idad 90. Las p rim e ras m ae stras que de sarro llaro n su ac tiv idad e n las e sc ue las p úb lic as c are c ían de las b ase s m ínim as d e alfab e tizac ió n, p o dían no sab e r le e r y e sc rib ir, p e ro sí h ab ían de se r po rtado ras de una e stric ta m o ralidad, e s lo que se c o no c e c o m o “maestra analfabeta”91, e s de c ir, una m uje r de quie n no se e xig e n c o no c im ie nto s e le m e ntale s, tale s c o m o sab e r le e r o e sc rib ir, p ara trab ajar c o m o m ae stra. En 1834 se p ro v e yó e l c arg o d e Mae stra e n la p e rso na de Dª Jo se fa Carv ia, h ija de D. Manue l d e Carv ia, que h ab ía sido Co rre g ido r y Jue z d e l Pue b lo e n la é p o c a de l do m inio franc é s e n 1810:

“Los Sres que componen la Junta y Ayuntamiento de esta Villa ha visto el presente escrito y enterado de la solicitud de Dª Josefa Carvia, hallándose esta adornada de las circunstancias políticas y morales que el régimen para la enseñanza de niñas ha venido en decretar. Se le concede a esta interesada el desempeño de la enseñanza pública de las niñas de esta villa, con tal de que enseñe a cuatro huérfanas gratis, por cuya razón se le da en posesión y sustento el olivar de este establecimiento, sobre cuya finca está impuesta la enseñanza de dichas huérfanas a quien sus cuidados se encargan particularmente y la Instrucción consiste en las labores propias del sexo y enseñándoles además a leer y doctrina cristiana, según lo han hecho sus antecesoras. Lo que se le hace saber para su aceptación y cumplimiento. Jódar 12 de Septiembre de 1834”92. La m ae stra Jo se fa Carv ia e ra la e n c arg ada tanto de fo rm ar a e sa nue v a g e ne rac ió n de niñas p o b re s, -de c o nse g uir una profesional de l h o g ar-, c o m o de e nse ñar un únic o o fic io a las m uje re s, uno só lo , las lab o re s p ro p ias de su se xo . A la m ae stra se le e nc o m e ndab a así la tare a de re p ro duc ir e se id e al d e c ultura f e m e nina “Dª Josefa Carvia, vecina de esta villa, persona de honradez y capacidad, a V.I. suplic a se sirv an pro v e e r e ste de stino a la e xpo ne nte , ag rade c ié ndo la c o n e l o liv ar que para dic ho de stino se halla do tado y de m ás e le m e nto s que a su f av o r re sulte n, Grac ia que no duda c o nse g uir de V.I. e n lo que le que dará e te rnam e nte ag rade c ida. Jó dar Ag o sto nue v e de 1834”: ARCHIVO MUNICIPAL DE JÓ DAR. Libro de Ac tas Capitulare s. Año 1834. Sesió n O rdinaria de 12 de Se ptie m bre de 1834. 91 Cf r. SAN RO MÁN, So nso le s (1998): Las primeras maestras. Los orígenes de la feminización docente en España, Barc e lo na, Arie l. 92 A.M.J. Libro de Ac tas Capitulare s. Año 1834. Se sió n O rdinaria de 12 de Se ptie m bre de 1834. 90

68

que ase g urab a la e d uc ac ió n h o g are ña de las niñas de las c lase s m ás de sfav o re c idas. La im p o rtanc ia que te nían las labores e n e l c urríc ulum f e m e nino y, c o nsig uie nte m e nte e n la fo rm ac ió n de las m ae stras, se d e b e a que zurc ie ndo y c o sie ndo se ase g urab a un ah o rro ne c e sario p ara la e c o no m ía do m é stic a de una c las e so c ial que c are c e d e m e dio s. Se e nte ndía que lo s únic o s de stino s naturale s y so b re naturale s asig nado s al g é ne ro fe m e nino e ran la m ate rnidad y e l m atrim o nio 93. De ah í tam b ié n que las c o ndic io ne s p ara e je rc e r e l m ag iste rio v aríe n e n f unc ió n de l g é ne ro . Para se r Mae stro e ra ne c e sario p asar una p rue b a d e do c trina c ristiana, d e m o strar c o no c e r la p e ric ia e n e l arte de le e r y e sc rib ir y sab e r c o ntar, ate stig uar una b ue na v ida y c o stum b re s y e ntre g ar un c e rtif ic ado d e lim p ie za de sang re . La Mae stra, sin e m b arg o , só lo ne c e sitab a un info rm e ac e rc a de su v ida y c o stum b re s, y se r e xam inada de do c trina c ristina, p o r la p e rso na que disp usie se e l O rd inario . Po r c o nsig uie nte , a las m ae stras só lo se p e día te ne r b ue na re p utac ió n y c o stum b re s, p o r lo de m ás p o dían se r analf ab e tas; su fo rm ac ió n de b ía se r m o ral, no inte le c tual, p ue sto que d e la m uje r, no inte re san tanto sus c o no c im ie nto s c uanto sus h ab ilidad e s y su b ue n c o m p o rtam ie nto .

La c o e duc ac ió n e stab a p ro h ib ida. La im p o sib ilidad natural asig nada p o r su c o ndic ió n fe m e n ina a la m ae stra analfabeta la e xc luye de l de re c h o a p artic ip ar e n la e duc ac ió n de lo s niño s, que no de las niñas, y p o r tanto de l de re c h o a re c ib ir lo s rudim e nto s de la alfab e tizac ió n. Es e v id e nte que lo s ilustrado s e sp año le s no arro p aro n c o n e l m anto de la p ro c lam ada ig ualdad y lib e rtad a to da la p o b lac ió n, al c o ntrario , e xc luye ro n a las p rim e ras m ae stras de l de re c h o a la c ultura, a la instruc c ió n. ¿Para qué ib a a se rv ir a las m ae stras de e sc ue la p úb lic a sab e r le e r y e sc rib ir? Las m ae stras, e n d e finitiv a, só lo de b ían duc h ar a las niñas e n lo s

En c o nse c ue nc ia, la e duc ac ió n de la m uje r c irc unsc rita al ám bito do m é stic o po r la do ble f unc ió n de e spo sa y m adre se ntaría las base s de una de sig ual pre parac ió n ac adé m ic a e ntre m ae stras y m ae stro s al e nf o c ar su f o rm ac ió n hac ia la habilidad e n e l m ane jo de la ag uja, que no e n la f am iliarizac ió n y e l bue n uso de las le tras. 93

69

rudim e nto s de la “fe católica, en las reglas del bien obrar, en el ejercicio de las virtudes y en las

labores propias del sexo” (Re g lam e nto de 1822, art. 197).

3.2.2. Carm e n Mir (1837) So n e sc aso s lo s dato s que p o se e m o s de Dª Carm e n Mir, p ara la que su m arido so lic ita al Itm o . Ayuntam ie nto ab rir una Ac ade m ia p ara la e nse ñanza de las niñas, ale g ando que p o se e e l título de Mae stra de Am ig a94:

“José Suárez, ante V.I., con el debido respeto, expone: Que deseoso del tomar vecindad en esta villa, en la que tanto se le ha favorecido, y como su señora Dª Carmen Mir sea Maestra de Amiga, examinada, cuyo Título presenta, no haciéndolo de presente por no tenerlo conmigo, desde luego trata de abrir enseñanza de niñas y para ello:

A V.I. Suplica se sirvan concederle vecindad en esta villa y su permiso para establecer y abrir Academia y enseñanza de niñas en todos los ramos que esta comprende, y si lo creyesen oportuno y estuviese vacante la dotación, que para este objeto tiene entendido hay en este Pueblo, se sirvan nombrarla a la mencionada su esposa. Jódar, 11 de Febrero de 1837” 95.

El 11 d e f e b re ro de 1837 e l Ayuntam ie nto c o nc e de a Dª Carm e n Mir e l Mag iste rio d e Niñas e n la v illa d e Jó dar, “con tal de que presente el Título en el término de

un mes y por ello disfrutará la asignación acostumbrada que corresponde a la Maestra titular”96. Co m o v e m o s, aunque e n e ste c aso se e xig e e l título de Mae stra, la re alidad no v aría

“Las prim e ras parv ulistas surg ie ro n de m o do ac c ide ntal. Lo s ante c e de nte s se re m o ntan al m o m e nto e n que apare c e n unas m uje re s que se e nc arg an de c uidar a lo s hijo s de o tras m ie ntras é stas tie ne n que ir a trabajar, dando lug ar así a las “Esc ue las de Am ig as”, de no m inadas de e ste m o do p o r se r una am ig a la que , po r una re m une rac ió n e c o nó m ic a, se e nc arg a de ate nde r a un c ie rto núm e ro de niñas y niño s pe que ño s.”: FIGUERO A ÍÑIGUEZ, M.J. (1996): Muje r y do c e nc ia e n España, Madrid, Ed. Esc ue la Españo la, p.49. En 1833, Pablo Mo nte sino s c o nside raba m uy im po rtante la pre se nc ia de una m aestra e n sustituc ió n de la m adre , y pro puso que las e sc ue las de m e no s de c uare nta alum no s e stuv ie se n a c arg o de una m uje r, pe rm itie ndo así a aque llas m uje re s c o n po c o s re c urso s ac udir a trabajar sin abando nar a sus hijo s. 95 A.M.J. Libro de Ac tas Capitulare s 1837, f o l. 20 96 A.M.J. Libro de Ac tas Capitulare s 1837, f o l. 20 v to . 94

70

de m asiado c o n re sp e c to a la ante rio r, p ue sto que e l e xam e n d e Mag iste rio só lo c o nsistía e n un info rm e de b ue nas c o stum b re s y c o no c im ie nto s re lig io so s.

No e s e xtraño que e n e l c aso de Carm e n Mir se a su m arido quie n so lic ite al ayuntam ie nto g ald urie nse la p laza d e m ae stra p ara su e sp o sa, p ue s, e n e l c aso d e e star c asadas, las m uje re s d e b ían p re se ntar la auto rizac ió n de l m arido ante la junta p ara p o de r e je rc e r (e s im p o rtante re c o rdar que la m uje r no te nía re p re se ntac ió n c iv il).

El m ag iste rio e ra una de las salidas p ro fe sio nale s p ara las m uje re s, a e lla se de dic ab an g ran núm e ro de e llas sin titulac ió n alg una. Hac ia 1820 p ro lif e raro n tanto las que e stab le c ían c o le g io s p artic ulare s –m uc h as v e c e s a la so m b ra de su m arido -, c o m o las que dab an c lase s p o r su c ue nta b ie n e n su p ro p ia c asa o e n la de sus disc íp ulas.

3.2.3. Teresa de Jesús Valdivia (1843-1846)

El año 1843 sup uso un e no rm e im p ulso e n c uanto a e duc ac ió n fe m e nina se re f ie re , no só lo p o rque e s la p rim e ra v e z que , tanto e n las Ac tas Cap itulare s d e l Ayuntam ie nto c o m o e n las Ac tas de la Co m isió n Lo c al de Instruc c ió n Prim aria de la Villa d e Jó dar, se h ac e re fe re nc ia e xp líc ita a la e sc ue las de am b o s se xo s, sino po rque tam b ié n se no m b ran e xp re sam e nte la e sc ue la y la m ae stra de niñas.

El c itado año 1843, la Co m isió n Lo c al de Esc ue las de la Villa tie ne c o m o o b je tiv o la “mejora de las escuelas de ambos sexos”, pue s e ntie nd e que la instruc c ió n h a de se r una d e las p rim e ras y p rinc ip ale s p re o c up ac io ne s de l Munic ip io , c o m o f ue nte d e lib e rtad y b ie n e star so c ial, m anif e stando c laram e nte lo s p rinc ip io s lib e rale s de la e duc ac ió n. Po r lo que , c o m o m e didas inm e d iatas p ara m e jo rar e l e stado g e ne ral d e la instruc c ió n p úb lic a, la Co rp o rac ió n Munic ip al p ro p o ne aum e ntar e l núm e ro d e

71

p ro fe so re s, e n v istas de l e xc e siv o núm e ro de alum no s, y h ac e r e xte nsiv a la e nse ñanza p úb lic a y g ratuita a las niñas, e nse ñándo le s a c o ntar, le e r y e sc rib ir 97. Cie rto e s que se c o m ie nzan a ab rir las p ue rtas de la alfab e tizac ió n fe m e nina, p e ro c o n lím ite s, p ue s no se te rm ina de c o nfiar e n la c ap ac idad d e las m uje re s p ara dirig ir so las una e sc ue la. Pue s, c o m o o rde nab a e l Re g lam e nto de las Escuelas Públicas de

Instrucción Primaria de 1838, m uy c o nv e nie nte se ría que lo s m ae stro s, p o r m e dio d e sus m uje re s uno s, y o tro s v alié ndo se de sirv ie n tas idó ne as, ag re g ase n e n e l m ism o e dific io , aunque e n salas se p aradas, una e sc ue la de p árv ulo s o una de niñas, a la e le m e ntal d e niño s (...), (p ue s) p ara se rv ir útilm e nte una e sc ue la de niñas no se ne c e sitan g rande s c o no c im ie nto s 98. A p e sar de que lo s p o lític o s y lo s te ó ric o s de la e duc ac ió n e n aque l m o m e nto se e sf ue rzan p o r re c lam ar una p re se nc ia f e m e nina m ás c ualif ic ada d e ntro y fue ra d e l h o g ar, así c o m o la inc lusió n de las m ae stras e n las e sc ue las p úb lic as d e niño s, se p o ne m anifie sto alg o que e ra m uy c o m ún e n e l m o m e nto que analizam o s, y e s la falta de p re p arac ió n de las m ae stras, a las que e n la p rác tic a se las re que ría o p ara asistir a lo s alum no s m ás p e que ño s o p ara im p artir las “lab o re s p ro p ias de l se xo ” a las niñas, re se rv ando la tare a v e rdad e ram e nte instruc to ra e n las arte s de “le e r, e sc rib ir y c o ntar” al m ae stro o p asante . La m ae stra c o m ie nza a se r im p re sc indib le e n e l aula, p e ro só lo c o m o c o m p le m e nto de l m ae stro ; p ue s, m ie ntras é l ase g ura la lab o r p ro p iam e nte instruc tiv a, e lla, de sd e su c o ndic ió n fe m e nina, e s la e nc arg ada d e c uidar m ate rnalm e nte a la infanc ia.

Co m o p ro ye c to p ara m e jo rar la instruc c ió n p rim aria e n la v illa g aldurie nse la Co m isió n Lo c al d e Esc ue las h ab ía d e c ido , e n v istas al e le v ado núm e ro de alum no s, inc re m e ntar lo s p ro fe so re s. Razó n p o r la c ual, e l 20 d e ab ril d e 1843, D. Fran c isc o Valdiv ia, v e c ino de la Villa d e Gim e na y Pro f e so r de Prim e ras Le tras, so lic ita la

A.M.J. Libro de Ac tas Capitulare s. Año s 1843. Se sió n O rdinaria de 13 de Ene ro . Re g lam e nto de las Esc ue las Públic as de Instruc c ió n Prim aria, de 26 de no v ie m bre de 1838, e n Histo ria de la e duc ac ió n e n España,, To m o II, Bre v iario s de e duc ac ió n, M.E.C., 1985, p. 164. 97 98

72

p laza de p asante p rim e ro y la de m ae stra de niñas p ara su h ija Dª Te re sa de Je sús Valdiv ia99.

El 15 de m ayo de 1843 se re úne e l Co nc e jo Munic ip al y no m b ra a D. Franc isc o Valdiv ia, p rim e r p asante de la Esc ue la titular de Instruc c ió n Prim aria de Niño s, -que se e nc o ntrab a a c arg o de l Pro f e so r de Prim e ras Le tras D. Juan Muño z y que c o ntab a c o n un p asante se g undo , Juan de l Je sus-, y d e sig na a Dª Te re sa d e Je sús Valdiv ia c o m o m ae stra de niñas: “En la v illa de Jó dar a quinc e d e m ayo de m il o c h o c ie nto s c uare nta y tre s, re unida la Co rp o rac ió n Munic ip al se p ro c e d ió a tratar de la so lic itud d e D. Franc isc o Valdiv ia, p ro fe so r de Prim e ras Le tras ap ro b ado c o n título de l Co nc e jo , que e n e l ac to h a p re se ntado , y h ab ié ndo se le ído y to m ado e n c o nside rac ió n c uanto e n su m e m o rial e xp o ne , sus m ie m b ro s v inie ro n e n ac o rdar y ac o rdaro n, que e n ate nc ió n a e star ado rnado e l D. Franc isc o Valdiv ia d e lo s do c um e nto s ne c e sario s p ara su adm isió n, c o m o ig ualm e nte su h ija que tam b ié n se h aya c o n título de Mae stra d e e nse ñanza de niñas, se adm ita a D. Franc isc o Valdiv ia de p rim e r p asante de la e sc ue la titular de e sta v illa c o n la do tac ió n de do s m il do sc ie nto s re ale s, p ag ado s p o r trim e stre s v e nc ido s p o r e l Ayuntam ie nto , y m il c ie n re ale s a su h ija Dª Te re sa Je sús Valdiv ia p o r la e nse ñanza de la niñas, tam b ié n pag ado s p o r e l Cue rp o Munic ip al, y e l h aza y o liv ar que e stá d e stinada a la e nse ñanza de e ste se xo , que dando d e sde h o y p o r Mae stra de Niñas titular de e sta v illa c o n la do tac ió n ya re fe rida.100”.

Cab e d e stac ar la distinc ió n salarial de l Pasante Prim e ro d e la Esc ue la d e Niño s, -c o n un sue ldo de 2200 re ale s an uale s-,y e l de la Mae stra d e Niñas c o n una re nta anual d e 1100 re ale s, e s d e c ir, un 50% m e no s. Esto c o ntinuará sie ndo así y que dará ratific ado p o r la Le y Mo yano de 1857, e n su artíc ulo 194.

99A.M.J. 100

Libro de Ac tas Capitulare s. Año 1843, f o l. 18. A.M.J. Libro de Ac tas Capitulare s. Año 1843. Se sió n O rdinaria de 15 de Mayo .

73

Re sulta c urio so que uno s año s m ás tarde , e l 3 de ab ril de 1846, se susp e nda a la Mae stra Dª Te re sa d e Je sús Vald iv ia p o r c are c e r d e título 101 p ara e nse ñar e n la e sc ue la p úb lic a de niñas, o fre c ié ndo se le , e n e sc rito de la Dip utac ió n Pro v inc ial d e Jaé n de f e c h a 16 d e Ab ril, la p o sib ilidad de d e dic arse a la e nse ñanza p riv ada. Para e llo , e l Ayuntam ie nto se re úne e l die c isé is de ab ril d e m il o c h o c ie nto s c uare nta y se is , ac o rdando y de c re tando que , “sin perjuicio de que la interesada practique todas las

diligencias que le sean precisas para adquirir con arreglo a la ley el título que le falta, y entretanto se le permitirá tenga abierta la enseñanza privada de las Niñas” 102.

CO NCLUSIO NES

Ac e rc arno s al ac c e so de la p o b lac ió n fe m e nina a la e d uc ac ió n e sc o larizada y p úb lic a e n la Villa d e Jó dar no s h a p e rm itido c o nstatar que te ne m o s a lo larg o d e l sig lo XIX do s m o de lo s de e duc ac ió n e sc o lar dise ñado s e n func ió n de las dife re nc ias de se xo ; uno d e e llo s –e l d e lo s niño s- e s do m inante y e l c o nside rado univ e rsal. De é l se o c up a e xte nsam e nte la le g islac ió n e duc ativ a ya e n la p rim e ra m itad de l sig lo XIX se c o nv ie rte e n o b lig ato rio ... El o tro m o de lo , e l d e la e d uc ac ió n de las niñas, ap are c e sie m p re c o m o un ap é ndic e de l p rim e ro , inc luso e n la le g islac ió n, y c o nsiste e n una v e rsió n diluida de aqué l... Pe ro no só lo e n lo s c o nte nido s, sino tam b ié n e n las no rm as de c o m p o rtam ie nto y e n la p ro p ia instituc ió n e d uc ativ a: niño s y niñas h an de se r e d uc ado s e n c e ntro s distinto s, g e ne ralm e nte p o r do c e nte s d e su m ism o se xo ”. Y c o n re sp e c to al la p o lític a e d uc ativ a de c im o nó nic a, - que se re p ro duc e ínte g ram e nte e n e l c aso c o nc re to de la instruc c ió n de las m uje re s g ald urie nse s-, se o b se rv a que inic ialm e nte la instruc c ió n de las n iñas e s m ás un asunto p riv ado que p úb lic o y sie m p re c o nside rando que su e nse ñanza tie ne m ás que v e r c o n la e duc ac ió n m o ral que c o n la instruc c ió n p ro p iam e nte dic h a.

A partir de 1845, tras e l paso de Jo sé Pidal po r e l Ministe rio de Go be rnac ió n, se dispuso la asiste nc ia o blig ato ria a las Esc ue las No rm ale s para la o bte nc ió n de l título de Mae stro , así c o m o se rían pre f e rido s para la pro v isió n de plazas lo s m ae stro s que hubie se n pasado po r dic has Esc ue las. Re al O rde n de 21 de No v ie m bre de 1845. Co le c c ió n Le g islativ a de Españá, Madrid, 1846, to m . XXXV, pp. 524-526. 102 A.M.J. Libro de Ac tas Capitulare s. Año 1846. Se sió n O rdinaria de 16 de Abril. 101

74

La e sc ue la se fo rm a c o m o un e sp ac io e ntre la e sfe ra p úb lic a y la p riv ada, le g itim ando e l m o de lo de m adre e n las m ae stras y la e d uc ac ió n de la fam ilia de la m adre . Se c o nv e rtirá, p o r tanto , e n un sím b o lo de la m uje r b urg ue sa que e l v aró n le g itim a p ara transm itir la c ultura de lo do m é stic o y la m ae stra re p re se nta e l sím b o lo de la auto ridad m ate rna.

La maestra, c uya p re se n c ia, e n p rinc ip io , se de m anda p ara e l e sp ac io de p árv ulo s, ap are c e así c o m o "c o m p le m e nto natural" de l m ae stro , a quie n ayuda e n tare as m e no re s. Las func io ne s que de b e de se m p e ñar e n e l aula se e ntie nd e n a m o do d e e xte nsió n de lo s ro le s que re aliza c o m o m uje r e n e l e sp ac io p riv ado , e l h o g ar. Aho ra, e l m ae stro y la m ae stra so n tan ne c e sario s e n la c lase c o m o e l p adre y la m adre e n e l h o g ar. En e ste se ntido , la p re se nc ia de la m ae stra e n e l e sp ac io p úb lic o ayuda a re p ro duc ir no só lo e se am b ie nte fam iliar que , niño s y niñas ne c e sitan p ara c re c e r sin de f ic ie nc ias, sino , ig ualm e nte , p e rm ite ase g urar las f unc io ne s so c iale s asig nadas a c ada se xo .

75

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA TURÍN, Iv o nne (1967): La educación y la escuela en España de 1874 a 1902. Madrid, Ag uilar. SCALO N, Ge raldine (1976): La polémica feminista en la España contemporánea, 1868-

1974. Madrid, Sig lo XXI. CAPEL, Ro sa Mª (1982): El trabajo y la educación de la mujer en España (1900-1930). Madrid, Ministe rio de Cultura. LÓ PEZ-CO RDÓ N, Mª Vic to ria (1982): La situación de la mujer a finales del Antiguo Régimen (1760-1860), e n CAPEL MARTÍENZ, Ro sa Mª (c o o rd.) (1982): Muje r y so c ie dad e n Esp aña (1799-1975). Madrid, Ministe rio de Cultura. BALLARIN DO MINGO , Pilar (2001): La educación de las mujeres en la España contemporánea. Madrid, Sínte sis. CRUZ RO DRÍGUEZ, Mª Alc ázar (2002): Histo ria de l Instituto de la “Santísim a Trinidad” d e Bae za (1869-1953). Ap o rtac io ne s al e studio d e la Educ ac ió n de las Muje re s. Jaé n. Univ e rsidad de Jaé n. So c ie dad e sp año la de h isto ria de la e duc ac ió n: VI Co lo quio de h isto ria d e la e d uc ac ió n. Santiag o de Co m p o ste la, 1990: Muje r y Educ ac ió n e n Esp aña, 1868-1975.

76

El p ap e l d e la m u je r e n e l o rig e n y d e s arro llo d e l d e p o rte e n Es p añ a 1900-1939 Juan Anto nio Sim ó n Sanjurjo (Univ e rsidad Carlo s III de Madrid) “Do nde , c o m o ac o nte c e e n Esp aña, la e d uc ac ió n físic a de l h o m b re e stá de sc uidada, la de la m uje r h a de e starlo m ás, y tanto , que re sp e c to a e lla no h ay só lo de sc uido , sino dire c c ió n to rc ida. Las m uje re s d e l p ue b lo se de b ilitan p o r e xc e so de trab ajo , las se ño ras p o r e xc e so de inac c ió n; y lo s que sin salir d e la e rró ne a rutina asp iran a que se an b ue nas m adre s, no lo c o nsig ue n ni aun b ajo e l p unto de v ista fisio ló g ic o ” 103. La h isto ria de l de p o rte y la ac tiv idad físic a e n nue stro p aís, h a sufrido a lo larg o de l sig lo p asado un c laro o lv ido p o r p arte de lo s inv e stig ado re s, sie ndo e n lo s últim o s año s c uando la te nde nc ia e m p ie za a v e rse lig e ram e nte m o dif ic ada. Po r e ste m o tiv o , e l e studio h isto rio g ráfic o de l p ap e l que h a re p re se ntado la m uje r e n e l o rig e n y de sarro llo de l d e p o rte , no h a re c ib ido e l inte ré s que e sta te m átic a m e re c e , o to rg ándo le un p ap e l se c undario y m arg inal e n sus trab ajo s. Pe se a e stas c are nc ias, e s ind udab le la im p o rtanc ia que e l d e p o rte h a te nid o e n e l d e sarro llo d e la fo rm ac ió n de la id e ntidad fe m e nina. La luc h a d e la m uje r a lo larg o de l p rim e r te rc io de l sig lo XX po r su de re c h o a un tie m p o de o c io , h a te nido que salv ar im p o rtante s b arre ras; junto a las re c lam ac io ne s p ro p iam e nte lab o rale s, se unía su re p e tida e xc lusió n p o r e l sim p le h e c h o de se r m uje r, la m o ralidad im p ue sta e n m ate ria de p o rtiv a p o r la re lig ió n c ató lic a, la dific ultad g e ne rada p o r las lab o re s de l h o g ar, e l c uidado de lo s h ijo s y lo s fac to re s e c o nó m ic o s dife re n c iado re s. Es la inte nc ió n d e e ste te xto , e l transitar h isto rio g ráfic am e nte d e sde lo s inic io s de l sig lo XX h asta 1939, e xam inando la e v o luc ió n de l d e p o rte f e m e nino de sde la p e rsp e c tiv a de g é n e ro , e v itando re alizar e l h ab itual tratam ie nto c e ntrado e xc lusiv am e nte e n lo s c rite rio s m asc ulino s de l é xito de p o rtiv o , do m inio , p re stig io o m arc as. Es ne c e sario g irar la v ista h ac ia las m uje re s de p o rtistas que no c o nsig uie ro n alc anzar e l triunfo y e l re c o no c im ie nto p úb lic o , p e ro que luc h aro n p o r e nc o ntrar un h ue c o e n una ac tiv idad do m inada p o r e l h o m b re , so b re p o nié ndo se a lo s 103

ARENAL, Co nc e pc ió n. La educación de la mujer. Madrid: Suc e so re s de Ribade ne yra, 1896.

77

e ste re o tip o s y ab rie ndo la se nda p ara e l ac c e so de las futuras g e ne rac io ne s a la p rác tic a de p o rtiv a. Junto a e ste c o nc e p to de p artida, la h ip ó te sis de trab ajo p re te nde analizar e l injusto p ap e l se c undario al que se h a re le g ado a las m uje re s e n e l o rig e n y d e sarro llo de l de p o rte , de stac ando la im p o rtante luc h a p ara c o nse g uir un e sp ac io p ro p io e n e l que p o de r disfrutar c o n lib e rtad de su c ue rp o e n m o v im ie nto . La im p o rtanc ia que e l de sarro llo c ultural y la m o de rnizac ió n g lo b al de l p aís ap o rtaro n a la ac tiv idad f ísic a e n la so c ie dad e sp año la durante las p rim e ras dé c adas d e sig lo , tam b ié n se v io re f le jado e n la ap aric ió n de un p e rf il d e m uje r m o de rna, que no ac e p tab a las re stric c io ne s tradic io nale s y la m o ral do m inante de la é p o c a. Partie ndo ne c e sariam e nte d e la últim a dé c ada d e l sig lo XIX, al c o nside rars e la p rim e ra fase de l de sarro llo de l de p o rte e n nue stro p aís, analizare m o s p o ste rio rm e nte e l p ro c e so d e arraig o d e la ac tiv idad físic a, e l surg im ie nto de l p rim e r aso c iac io nism o de p o rtiv o , junto c o n e l nac im ie nto de las p rim e ras p ub lic ac io ne s e sp e c ializadas. Mo strare m o s lo s p ro c e so s ac ae c ido s a lo larg o de la dé c ada de lo s v e inte , que h ic ie ro n que e se nue v o e sp íritu de disfrute d e la v ida, surg ido e n lo s p aíse s b e lig e rante s de la I Gue rra Mundial, lle g ue p o c o a p o c o a la ne utral Esp aña do nde la im ag e n e ste re o tip ada de la m uje r se e m p ie za tím idam e nte a m o dific ar. El te rc e ro de lo s e nc uad re s c ro no ló g ic o s, se c e ntrará e n e l adv e nim ie nto de la II Re p úb lic a y la so c ializac ió n de l d e p o rte a to do s lo s niv e le s. El salto e xp o ne nc ial de la p artic ip ac ió n de la m uje r, junto c o n la p ro lif e rac ió n de c lub e s f e m e nino s y d e c o m p e tic io ne s e sp e c íf ic as. Las se c c io ne s d e p o rtiv as de la Fe d e rac ió n Univ e rsitaria Esc o lar (FUE), de l PSO E y d e l Partido Co m unista, te ndrán un p ap e l d e stac ado c o m o m e dio de atrae r a las m asas de jó v e ne s, f o m e ntando e l p ro se litism o p o lític o y fav o re c ie ndo la p artic ip ac ió n de la m uje r e n to do tip o de ac tiv idad e s c ulturale s y de p o rtiv as. La Gue rra Civ il p o ndrá fre no a e ste p ro c e so , ro m p ie ndo la te nde nc ia d e l p e rio do re p ub lic ano . Finalm e nte analizare m o s e l ro l de la Se c c ió n Fe m e nina, c o m o re f e re nte de l de p o rte fe m e nino durante e l franquism o . El “s e xo d é b il” e m p ie za a p rac tic ar d e p o rte , 1900-1914

78

Las últim as dé c adas d e l sig lo XIX y lo s p rim e ro s año s de l sig lo XX v ie ro n surg ir e n Esp aña la p ro lif e rac ió n de la p rác tic a de p o rtiv a, o e l e nto nc e s c o no c ido

sport, e n lo s p rinc ip ale s núc le o s urb ano s de l p aís. Barc e lo na, Bilb ao y Madrid ac ap aran

la m ayo ría de

las p rim itiv as so c ie dad e s de p o rtiv as, im p ulsadas

o rig inalm e nte m uc h as de e llas p o r c iudadano s ing le se s y e sc o c e se s que re sidían e n Esp aña. Pro nto se le s unirán lo s h ijo s de las m ás im p o rtante s fam ilias m e so c rátic as, que h ab ie ndo finalizado sus e studio s e n las p re stig io sas public school b ritánic as, de se ab an c o ntinuar p rac tic ando lo s nue v o s sports. En e stas c irc unstanc ias e l de p o rte se c o nv e rtirá e n una ac tiv idad de m ino rías, ac c e sib le únic am e nte a las e lite s de la so c ie dad, e n do nde la aristo c rac ia y la alta b urg ue sía se rán lo s únic o s g rup o s so c iale s que p o drán de dic ar p arte d e su tie m p o d e o c io e n ac tiv idad e s físic as y de p o rtiv as. Caza, e sg rim a, h íp ic a o g im nasia, se rán alg unas de e stas p rác tic as m ás h ab ituale s, a las que p ro nto se unie ro n o tras c o m o e l auto m o v ilism o , m o to rism o y c ic lism o . El re sto de lo s e strato s so c iale s, tuv o que e sp e rar al d e sarro llo d e un a le g islac ió n m ás av anzada e n de re c h o s lab o rale s, junto c o n una im p o rtante transfo rm ac ió n c ultural y un p ro c e so d e m o de rn izac ió n a niv e l g e ne ral d e l p aís, p ara que p o c o a p o c o se p udie ra ir ac c e die ndo de sde to do s lo s e strato s so c iale s, a un tie m p o de o c io de l que ante rio rm e nte no disp o nían. Es ne c e sario re c o rdar que e l de sc anso do m inic al no se instauró c o m o le y e n Esp aña h asta e l 3 d e m arzo d e 1904, e xte ndié ndo se d e fo rm a p aulatina a lo larg o de l p rim e r te rc io de l sig lo , y que h asta ab ril de 1919 no e ntró e n v ig o r la jo rnada labo ral de o c h o ho ras. Re sp e c to a la situac ió n de la m uje r e n e ste c o nte xto , c ab e de c ir que a las dific ultade s m e nc io nadas se añade la falta de tie m p o lib re , de b ido a las m últip le s tare as re lac io nadas c o n e l c uidado de l m arido e h ijo s y la v iv ie nda fam iliar, lo que re duc e e n g ran m ane ra su disp o nib ilidad de un tie m p o de de sc anso y e sp arc im ie nto . Las dife re nc ias so c iale s e ntre las m uje re s de las fam ilias m ás ac o m o dadas y las de c lase o b re ra, tam b ié n se rá un fac to r f undam e ntal. Las p rim e ras, p o drán disp o ne r d e un p e rso nal de se rv ic io que las re duc e su trab ajo , a dif e re nc ia de las m uje re s c o n m e no re s re c urso s e c o nó m ic o s, que te ndrán que c o m p atib ilizar las lab o re s d e la c asa c o n e l trab ajo fue ra p ara p o de r aum e ntar e l apo rte de dine ro al h o g ar.

79

Pe se a la im p o rtanc ia de l c am b io le g islativ o , las m uje re s de la c lase o b re ra se c o nv e rtirán e n e l g rup o de p o b lac ió n que m ás dific ultad e s te ndrán a la h o ra de p o de r ac c e d e r a un tie m p o de o c io , p o r e nc im a inc luso de lo s h o m b re s c o n lo s que c o m p arte n e l m ism o e strato so c ial. Ce ntrándo no s e n la re lac ió n e ntre de p o rte y m uje r a p rinc ip io s de l sig lo XX, e s ne c e sario p re c isar que só lo un re d uc ido g rup o de la alta so c ie dad in c luyó la p rác tic a d e p o rtiv a e ntre sus ac tiv idade s d e o c io . El de p o rte y e l e je rc ic io físic o se e m p e zarán a v e r e n d e te rm inado s c írc ulo s so c iale s c o m o rasg o s de m o de rnidad y p ro g re so , al im p o rtarse c o m p o rtam ie nto s y ac titude s nac ido s e n la alta so c ie dad ing le sa. El d e p o rte tam b ié n se c o nv e rtirá e n un m e dio id e al p ara fav o re c e r las re lac io ne s so c iale s e ntre lo s g rup o s m ás p riv ile g iado s. La Casa Re al re p re se nta e l m o de lo a im itar p o r las c lase s m e so c rátic as, y e l de p o rte no se que dará al m arg e n de e sta te nde n c ia. Alfo nso XIII se c o nv e rtirá e n e l e je m p lo ide al de sportman; e duc ado “a la ing le sa” ap are c e rá h ab itualm e nte e n m ultitud de re p o rtaje s p e rio dístic o s m o strándo se c o m o un e ntusiasta de p o rtista. Enfre nte , la re ina Vic to ria Eug e nia y la Infanta Do ña Isab e l se rán e l e sp e jo p ara las nue v as sportswomen e sp año las. La re ina Vic to ria Eug e nia se im p lic ará ac tiv am e nte a la h o ra de p ro m o c io nar fe stiv ale s de p o rtiv o s c o n su p re se nc ia, e inc luso dará v ida a so c ie dad e s de p o rtiv as c o m o e l Re al Club d e Pue rta de Hie rro , do nde se le unie ro n lo s Co nde s de Ro m ano ne s y lo s Duque s de Alb a104.

Gran Vida, una de las p io ne ras p ub lic ac io ne s de p o rtiv as que surg e n a p rinc ip io s de sig lo , e im p re sc ind ib le re f e re nte a la h o ra de inv e stig ar lo s o ríg e ne s y de sarro llo d e l de p o rte e n Esp aña, de dic a un núm e ro e sp e c ial “a las m uje re s e sp año las que p rac tic an e l sport”, e n f e c h as tan te m p ranas p ara e l de p o rte c o m o 1904. La c ab e c e ra e n su artíc ulo d e ap e rtura e xalta las v irtud e s de p o rtiv as de la Infanta Isab e l, m e nc io nando que “ap are c e o c up ando e l p ue sto de h o no r [e n e l de p o rte ], no tanto p o r su je rarquía so c ial, c uanto p o r e l justo re no m b re que h a c o nquistado e n to do s lo s e je rc ic io s de p o rtiv o s. Ning uno de e sto s se le re siste , p o r m ás arrie sg ado que se a: lo m ism o g uía un do b le tro nc o de fo g o sas jac as, que e sp e ra

FERNÁNDEZ DÍEZ, María Ro sa. “Muje r y de po rte e n Madrid durante el prim e r te rc io de l sig lo XX”, p. 126. En Mujer y deporte: ponencias presentadas al seminario sobre este tema, 26-28 f e bre ro 1986. Madrid: Instituto de la Muje r, 1987. 104

80

im p áv ida e l p aso de un jab alí. Y c o m o no e n v ano g o za de p o p ularidad p o r su e sp año lism o ne to y c astizo , tam b ié n e n las de h e sas h a e m ulado las p ro e zas d e la Duque sa de Alb a,

ac o sando y de rrib ando b e c e rro s c o n arro g ante e m p uje .

¡He rm o so e sp e jo tie ne n do nde m irarse las jó v e ne s de la g e ne rac ió n que lle g a!” 105. Re lac io nado c o n lo s inic io s de la ac tiv idad físic a y de p o rtiv a, e ste p e rio do tam b ié n se rá te stig o d e l surg im ie nto de la c o rrie nte re g e ne rac io nista. Nac ida c o m o re sp ue sta a la de c ade nte situac ió n que v iv ía e l p aís durante las últim as dé c adas de l sig lo XIX, c o n su m ayo r e xp o ne nte e n e l “d e sastre de l 98” y la p é rd ida d e las últim as c o lo nias, un de stac ado c o njunto de inte le c tuale s se c ue stio nará so b re lo s fac to re s que h ab ían lle v ado al p aís a e sta situac ió n, así c o m o a sus p o sib le s so luc io ne s. Jo aquín Co sta, Franc isc o Gine r de lo s Río s o Ram iro Mae ztu, se rán alg uno s de lo s inte le c tuale s que ab o rdarán e sta situac ió n c o m p artie ndo la ide a de la de c ad e nc ia d e la so c ie dad e sp año la, y la ne c e sid ad al m ism o tie m p o , de dar fo rm a a una nue v a g e ne rac ió n de jó v e ne s que p ud ie ran v o lv e r a situar al p aís e ntre las g rande s p o te nc ias. Para c o nse g uir e ste o b je tiv o , e ra ne c e sario alc anzar una fo rm ac ió n g lo b al, e n do nde tanto lo s asp e c to s m o rale s y c ulturale s, c o m o lo s físic o s, se de sarro llarán p o r ig ual. Re sp e c to a la re g e ne rac ió n físic a, e ra ac uc iante m e jo rar la salud de la p o b lac ió n, fav o re c ie ndo la p rác tic a d e ac tiv id ade s g im nastic as y d e p o rtiv as, que p e rm itie ran a lo s jó v e ne s fo rtale c e r un físic o d e b ilitado p o r lo s c o nstante s h áb ito s insano s. Este re g e ne rac io nism o físic o te ndrá e n la salud de la m uje r uno de sus m ás de stac ado s o b je tiv o s a lo larg o de l p rim e r te rc io d e l sig lo XX. Sus te xto s h arán h inc ap ié e n la im p o rtanc ia de l fo m e nto de la ac tiv idad físic a e n las m uje re s, c o m o fo rm a de ase g urarse futuras g e n e rac io ne s de h ijo s m ás sano s y fue rte s. Muje r de p o rtista, h ijo s sano s. Esta se rá la fó rm ula que suste ntará e l m e nsaje re g e n e rac io nista, c uando se o rie nta a la m uje r, de jando e n un se g undo lug ar la p rác tic a de p o rtiv a e nte ndida c o m o sim p le ac tiv idad de o c io y e ntre te nim ie nto , o inc luso de no stándo la c uando se inte rp re tab a de sde p arám e tro s c o m p e titiv o s o

105

“S. A. R. la Inf anta Dª Isabe l, g uiando ”. Gran Vida, e ne ro de 1904, p. 1.

81

p ro fe sio nale s. En e sta líne a se e nc uadran las p alab ras de Vic e nte Castro Lé s, dire c to r de Gran Vida106, al analizar la im p o rtanc ia de l de p o rte fe m e nino : “Sí; h ay que sac ar á la m uje r e sp año la de su m íse ra v ida h istó ric a, de la so m b ra ño ñam e nte m ístic a e n que v e g e ta y se c o nsum e ; h ay que trae rla de una v e z á la v ida m o de rna, á la c o nquista de la fue rza y de la salud p o r m e dio de l e je rc ic io que e nrique c e la sang re ; h ay que arranc ar de su c ab e za e l h o rrib le h iste rism o y c o ro narla c o n las flo re s de la ale g ría sana p ara que , f ue rte y anim o sa, disfrute de l f e stín de la luz y e l aire ”. A niv e l de p o rtiv o se g irará la c ab e za h ac ia Euro p a, e nc o ntrando e n e sto s p aíse s lo s re fe re nte s e n lo s que p o de r e d if ic ar una de sc o no c ida c ultura d e p o rtiv a. Gran Bre taña se rá e l p rinc ip al e xp o ne nte e n c uanto a de sarro llo de p o rtiv o : “La m uje r ing le sa e s e l p ro to tip o de la fue rza, d e la v italidad, d e la re siste nc ia y de la ag ilidad. […] Po r lo que re sp e c ta á la p e rfe c c ió n de la raza, la sportswoman ing le sa e ng e ndra p rim e ro á h ijo s sano s, y lue g o lo s h ac e fue rte s e d uc ándo le s e n las p rác tic as d e p o rtiv as. ¡O h , p ue b lo ing lé s e nv id iab le ! Más que á tus e stadistas y á tus g ue rre ro s de b e s la p ro sp e ridad y la g rande za que te sing ularizan á tus m uje re s, que h an sab ido de se c h ar ridíc ulas p re o c up ac io ne s y se h an h e c h o v aro nile s p ara que sus h ijo s no se an afe m inado s”. De e sta fo rm a, la c o nstruc c ió n de la ide ntidad m asc ulina y f e m e nina aso c iad a al de p o rte , se irá e lab o rando c o n lo s re fue rzo s re c ib ido s tanto e n la p re nsa, c o m o e n e l h o g ar, trab ajo o e sc ue la. El de p o rte e n la m uje r se f undam e ntará e n do s p ilare s: m ate rnidad y f e m inidad, c o m o c o nc e p to s b ásic o s a la h o ra de e nte nde r e ste fe nó m e no so c ial. ¿Cuále s se rán p o r lo tanto , lo s de p o rte s m ás ade c uado s a la m uje r? ¿Qué ac tiv idade s físic as m e jo rarán su fe m in idad y fav o re c e rán su ac tiv idad m ate rnal? Para dar re sp ue sta a e sto s inte rro g ante s, nue v am e nte ac udim o s a la p re nsa d e la é p o c a p ara c o m p ro b ar que p e se a se r una ac tiv idad de m ino rías, e l de p o rte fe m e nino se 106

CASTRO LÉS, Vic e nte . “La m uje r y el spo rt”. Gran Vida, e ne ro de 1904, p.2.

82

fo m e ntará de sde lo s se c to re s m ás p ro g re sistas, p e ro sie m p re b ajo lo s p arám e tro s ide ntitario s a lo s que te ndría que re sp o nde r la m uje r. De p o rte , p e ro c o n las re stric c io ne s que c o ndic io nan y e nc o rse tan su ac tiv idad de p o rtiv a. Se e m p ie za a c ritic ar de sde alg unas trib unas la antig ua e duc ac ió n re c ib ida p o r las m uje re s, que “p are c ía c o m p lac e rse e n que se fo rm ase n m uje re s p álidas, dé b ile s, m artirizadas p o r c o rsé s, zap ato s y v e stido s, triste s y láng uidas, que e m p le ab an e l tie m p o e ntre e l to c ado r y la no v e la ro m ántic a. Se c re ía que e l d e sarro llo físic o p e rjudic ab a la e sp iritualidad y la g rac ia fe m e nina, y de aquí e sa e duc ac ió n falsa c uyo s e f e c to s no tardaro n e n no tarse so b re la so c ie dad” 107. La auto ra de la ante rio r c ita div id ía lo s de p o rte s e ntre lo s que se re alizab an al aire lib re y lo s de saló n, info rm ando al le c to r so b re lo s dife re nte s de p o rte s que p rac tic ab an las m uje re s e n o tro s p aíse s de po rtiv am e nte m ás av anzado s. Entre las ac tiv idade s al aire lib re re c o m e ndab a p ara la m uje r e l p atinaje , la c aza y la e quitac ió n; junto c o n la e sg rim a, e l auto m o v ilism o , las asc e nsio ne s e n g lo b o , y alg uno s “jue g o s

sportivos” c o m o e l g o lf y e l te nnis. Re sp e c to a la c aza, m e nc io na que h a re to m ado su p o p ularidad de sde m e d iado s de l sig lo XIX, pe ro “só lo c o m o p atrim o nio de las g rande s dam as, Princ e sas y Re inas. Las de Italia y Po rtug al so n g rande s afic io nadas á e ste sport, que p rac tic a e ntre no so tro s c o n v e rdade ra m ae stría la Infanta Isab e l”. La e quitac ió n tie ne tam b ié n un g ran é xito e ntre “las dam as” p e se a su sup ue sta p e lig ro sidad, y p o dre m o s o b se rv ar a la “Vizc o nde sa de Sav ig ny d e Mo ntc o rp s atrav e sando la Franc ia e n su auto m ó v il y c o nduc ie ndo e lla m ism a la m áquina, y á la Duque sa de Uze s p re p arándo se á una de sus num e ro sas asc e nsio ne s e n g lo b o 108”. Re sp e c to a lo s de p o rte s de saló n, se m e nc io na al c urio so boston-ball, m e zc la de b aile y p artido de f útb o l, e n do nde las p are jas de b aile g uiab an un b aló n que te nían que h ac e r p asar po r las p o rte rías de croquet. Las ac tiv idade s f ísic as que m ás fav o re c ían a la m uje r, se g ún e sto s te xto s, se rían la c aza y la e quitac ió n, junto c o n alg uno s nue v o s sports ing le se s c o m o e l tennis y e l g o lf, a lo s que se unían lo s de p o rte s de m o to r ap are c ie ndo c o m o m e ras ac o m p añante s de l h o m b re .

107 108

DE BURGO S, Carm e n. “Spo rt f e m e nino ”. Gran Vida, ene ro de 1904, p.6. Ídem.

83

El tennis o lawn-tennis se rá uno de lo s de p o rte s im p o rtado s de Ing late rra que m ás m uje re s d e la alta so c ie dad te ndrá e ntre sus p rac tic ante s. Se sab e que e n Madrid a p rinc ip io s de sig lo te nían c am p o s p ara jug ar a e ste nue v o sport; “lo s Duque s d e Granada, Alb a y Santo ña, Marque se s d e Lario s y Villag o nzalo y lo s Sre s. Silv e la (D. Franc isc o ) y Be rm e jillo (D. Luis)”, y que alg un as de las m uje re s de la alta so c ie dad que e m p e zab an a jug ar e ran: “las se ño ras y se ño ritas de Me jo rada, Co ló n, Casa Irujo , La Granja, Santo s Suáre z, Casa Vale n c ia, Be rm e jillo , Alb a, Villag o nzalo , Mo nte llano , Vilc h e s, Santo ña, Lario s y Castrillo ”109. El football, que se c o nv e rtirá e n e l v e rdad e ro de p o rte -e sp e c tác ulo a lo larg o d e e stas p rim e ras dé c adas, y c o ntará de sde su o rig e n c o n la p re se nc ia d e la m uje r. En e ste c aso e l p ap e l de la m uje r e n e l fútb o l se lim itará al de e sp e c tado ra, p o r se r una ac tiv idad de m asiado v io le nta p ara la p rác tic a fe m e nina. La m uje r ap o rtaría la no ta c urio sa que e m b e lle c e e l ac o nte c im ie nto de p o rtiv o . Así se ap re c ia e n e l e nc ue ntro que e nfre ntó e n julio de 1903 al Madrid Fo o tb all Club y a una se le c c ió n de jug ado re s de las p rinc ip ale s so c ie dad e s f utb o lístic as m adrile ñas, que fue p re se nc iado p o r una “disting uidísim a y num e ro sa c o nc urre nc ia, e n la que fig urab an b e llísim as se ño ritas de nue stra aristo c rac ia” 110. Lo s te xto s que h ac e n re f e re nc ia a la p re se nc ia de las m uje re s e n e l d e p o rte , c o inc id e n

re ite radam e nte e n su inte nto de transm itir lo s b e ne fic io s de e stas

ac tiv idade s, p ro m o c io nando lo s que m ás se ade c uab an a sus c arac te rístic as físic as: “Las m uje re s no de b e n to m ar p arte e n nin g una c lase de c o m p e te nc ia físic a, c ualquie ra que se a; nada h ay que m ás le s h ag a p e rde r lo s c arac te re s de su se xo y que le s de sp o je de sus m ayo re s e n c anto s que la v io le nta luc h a de m e dir sus f ue rzas unas c o n o tras p ara so b re salir e n c ualquie r jue g o . […] De jadno s re c o no c e r que e l sp o rt c o m o c o m p e te nc ia físic a e stá ab so lutam e nte fue ra de la e sf e ra d e la m uje r, p e ro al m ism o tie m p o p e nse m o s que e l saludab le e je rc ic io al aire lib re e s una ne c e sidad p ara to do o rg anism o v iv ie nte .

109 110

DRAK E, Ag ustín. “Lo s que jue g an al te nnis”. Gran Vida, e ne ro de 1904, p. 27. “Fo o tball e n Madrid”. Gran Vida, julio de 1903, p. 8.

84

La e ne rg ía v ital de un p ue b lo e s e l p ro duc to de sus m adre s; de una sana y b ie n de sarro llada m uje r nac e rán niño s ro b usto s; así e s que e l únic o lím ite que d e b e p o ne rse al e je rc ic io al aire lib re e s e l de p riv ar á lo s de p o rte s de un c arác te r d e luc h a” 111. La m uje r que d e b ía se d e lic ada, frág il y e le g ante , no p o drá c o m p e tir e n ning una ac tiv idad de p o rtiv a que re quie ra un e xc e siv o uso de su f ue rza, p o rque no fav o re c e ría a la im ag e n id e al de la m uje r que e l h o m b re h ab ía dado fo rm a a lo larg o de l sig lo XIX. Eran m uc h o m ás b e ne fic io so s de p o rte s c o m o e l cricket “c o n tal d e que e v ite n e l e sfue rzo que sup o ne la re ñida c o m p e te nc ia p ara sup e rar un jug ado r á o tro ”, el hockey, el tiro con arco, o el basket-ball, que no p e rjudic ab an a la m uje r ap o rtando fue rza y salud. Re sp e c to a lo s de p o rte s de m o to r, y c o m o ante rio rm e nte m e nc io nam o s, no c ritic an su p artic ip ac ió n, sie m p re y c uando só lo se an m e ras ac o m p añante s de l h o m b re : “Lo s auto m ó v ile s so n un instrum e nto de lujo que to das las m uje re s d e b e n ap re c iar, p e ro de b e n se r g uiado s p o r un h o m b re . […] La c ara suc ia y alarg ada de un auto m o v ilista al re g re so de una larg a jo rnada de b e c o nv e nc e r á las se ño ras de que e l g uiar auto m ó v ile s e s un sp o rt po c o ó nada c o nv e nie nte p ara e llas” 112. Ah o ndando e n e l c o nc e p to de l de p o rte fe m e nin o que e xistía a p rinc ip io s de l sig lo XX, no s p ue de n se r m uy útile s las de c larac io ne s re alizadas p o r alg unas de las p e rso nalidade s m ás de stac adas de la é p o c a, al p re g untarle s re sp e c to a la influe nc ia d e lo s de p o rte s e n e l de sarro llo físic o e inte le c tual de la m uje r 113. El Co nde d e Ro m ano ne s, e stará a fav o r de la ac tiv idad d e p o rtiv a de la m uje r, p o rque “La m uje r, p o r te ne r m e no s o c up ac io ne s que e l h o m b re , p ue de de d ic ar m ayo r tie m p o á lo s e je rc ic io s f ísic o s, y e l día que e stuv ie ra c o nv e n c ida, lo c ual p ue d e se r fác il fijándo se e n lo que ac o nte c e so b re to do e n lo s p aíse s de l No rte , y v ie ra que lo s d e p o rte s físic o s c o nse rv an la juv e ntud y aum e ntan la b e lle za, se g uram e nte las e sp año las lle g arían á riv alizar c o n las ing le sas e n to da c lase de e je rc ic io s c o rp o rale s”. “Inte rv e nc ió n de las m uje re s e n el spo rt”. Gran Vida, dic ie m bre de 1906, pp. 1-5. Ídem. 113 “¿Qué o pina uste d ac e rc a de la inf lue nc ia que pue de n eje rc e r lo s de po rte s e n e l de sarro llo físic o é inte le c tual de la m uje r e spaño la? Gran Vida, e ne ro de 1904, pp. 38-39. 111 112

85

De ig ual fo rm a, e l Duque de Tam ale s se p o sic io nará de l lado de l e je rc ic io físic o , m e nc io nando que e ra “e n e xtre m o b e ne fic io sa, no sie ndo lle v ada, c uando d e la m uje r se trate , á un e xtre m o ab usiv o . […] Te ng o e l firm e c o nv e nc im ie nto que e l de f e c to

de

que

ado le c e n

en

g e ne ral

la

m uje r

e sp año la,

e ng rue sando

p re m aturam e nte , e s d e b ido e n g ran p arte á la falta de e je rc ic io sano que lo s de p o rte s trae n c o nsig o ; […] En Esp aña, po r de sg rac ia, te ne m o s que luc h ar c o n nue stra ap atía m e ridio nal, rayana e n indo le n c ia árab e , y e sto h a de re trasar p o r m uc h o tie m p o , aunque la m o da se e m p e ñe , lo s b ue no s e fe c to s de la e duc ac ió n sp o rtiv a”. Tam b ié n se rá m uy c rític o c o n e l “c arác te r e sp año l” e l Marqué s de Alta-Villa, al se r e l fac to r que c o n m ás dific ultad se salv a a la h o ra de p ro m o v e r e l de p o rte : “Hay que luc h ar c o n e l c lim a; tam b ié n luc h an e n o tro s p aíse s do nde las inc le m e nc ias so n m ás duras; p ro h ay que luc h ar c o n la rutina, y é sta e s p e o r p ara nue stra raza que to das las inc le m e n c ias re unidas”. La e sc rito ra Em ilia Pardo Bazán ap o rtará ig ualm e nte sus re fle xio ne s, de stac ando que e l d e p o rte e n la m uje r, e ra “Muy b ue na influe n c ia. Aum e ntará la m uje r e n e statura y v ig o r y re sp irará m e jo r, c o n lo c ual tie ne que e nrique c e rse su sang re . Y c o m o lo físic o e s e l sig no v isib le de lo m o ral, g anará e n to do s lo s te rre no s. Am é n”114. To rc uato Luc a de Te na tam b ié n e xaltará la naturale za m o ral de la m uje r e sp año la, a la que e s ne c e sario añadir la fo rtale za físic a; “p o c as m uje re s h ay tan fue rte s, m o ralm e nte , c o m o la e sp año la. Si á su fo rtale za m o ral unie se la f ísic a p o r m e dio de la p rác tic a de lo s de p o rte s, la m uje r e sp año la se ría la p e rf e c c ió n fe m e nina”. Po r últim o , Manue l Linare s dire c to r de Los Deportes, una de las p ub lic ac io ne s de p o rtiv as e sp año las m ás e m b le m átic as de la é p o c a, dife re nc iará e ntre las distintas c lase s de de p o rte s e n v irtud de su fac ilidad de ac c e so : “Lo s p e que ño s sp o rts, ó se a lo s que e stán al alc anc e d e to do e l m undo , sirv e n p ara fo rtale c e r lo s m úsc ulo s, al m ism o tie m p o que le v antan e l e sp íritu d e sp e jando la inte lig e nc ia.

114

Ibíd. Fe bre ro de 1904, p. 28.

86

Lo s g rande s, ó lo s m ás c o sto so s y c uya p rác tic a ne c e sita c ie rta p o sic ió n de sah o g ada, c o ntrib uye n no p o c o , al p o ne r al que lo s e je rc ita e n c o ntac to c o n la naturale za, á su de sarro llo físic o é inte le c tual. Uno s y o tro s de b e n difundirse p o r to do s lo s m e dio s p ara c re ar juv e ntude s fe m e ninas, no c o m o ho y raquític as y e n c le n que s, sino sanas, c o n b ue n de sarro llo , lle nas de v ida y lo zanía”. Estas de c larac io ne s v ue lv e n a re d undar e n lo s c o nc e p to s que p re v ale c e n e n la c o nstruc c ió n de la ide ntidad fe m e nina de l d e p o rte , suste ntándo se e n lo b e ne fic io so de su p rác tic a, p e ro sie m p re d e ntro de lo s m árg e ne s e stip ulado s p o r lo s h o m b re s, do nde fe m inidad y m ate rnidad o rie ntarán la c o n v e nie nc ia o no , de una de te rm inada m o dalidad de p o rtiv a. El d e s arro llo d e l d e p o rte fe m e n in o d u ran te la I Gu e rra Mu n d ial y lo s añ o s v e in te Co n ante rio ridad al inic io de la I Gue rra Mun dial, las p rinc ip ale s p o te nc ias e uro p e as ap o staro n po r la p ro m o c ió n de las ac tiv idad e s físic as e n la m uje r. Hac ie ndo fre nte a lo s m uc h o s p re juic io s que e xistían e n e sto s p aíse s, y sig uie ndo e l e je m p lo de l d e sarro llo de l de p o rte f e m e nino e n Ing late rra, c o m e nzaro n a o rg anizar alg unas ac tiv idade s de p o rtiv as e sp e c íf ic as. Un e je m p lo se rá la m arc h a a p ie de “Midine tte s” o m o distillas d e París e n 1903. La Marche des midinettes e stab a p ro m o v ida p o r e l p e rió dic o Le Monde Sportif, so b re un re c o rrido de do c e kiló m e tro s y c o n un im p o rtante p re m io e c o nó m ic o p ara la g anado ra. El é xito de la p rue b a fue to talm e nte ine sp e rado , lle g ando a insc rib irse se g ún las c ró nic as h asta 2400 c h ic as, c o n una g ran p re se nc ia de p úb lic o que lle g ó a c o lap sar la p rue b a115. Pe ro p ara e nte nde r e l im p ulso que alc anzó e l de p o rte e n e sta e tap a, e s ne c e sario analizar la im p o rtanc ia que p ara e l de sarro llo de las ac tiv idad e s f ísic as tuv o e l inic io d e l c o nflic to arm ado e n Euro p a. Durante e sto s año s y e n lo s inm e diatam e nte p o ste rio re s, e s indudab le e l salto e xp o ne nc ial que se ap re c ió e n e l fo m e nto de las e sp e c ialidad e s atlé tic as, tanto e n lo s p aíse s b e lig e rante s c o m o e n lo s 115

“Mo distas y po e tas”. Gran Vida, no v ie m bre de 1903, p. 27.

87

ne utrale s. Era ne c e sario fo rm ar físic am e nte a lo s jó v e ne s que ib an a luc h ar al fre nte , y no e xistía m e jo r fo rm a que la difusió n de lo s de p o rte s, al m ism o tie m p o que c o nse g uían o fre c e rle s a lo s so ldado s una ac tiv id ad e ntre te nida que le s h ic ie ra o lv idar su c o m p lic ada situac ió n v ital. Un e je m p lo de la im p o rtanc ia que tuv o e sta c o ntie nda c o m o fe nó m e no que m o dific ará e l p ap e l d e la m uje r e n la so c ie dad, p ue d e se r e l de sarro llo de la ind ustria arm am e ntístic a e n Ing late rra y e l aum e nto de la m ano de o b ra fe m e nina e n e stas e m p re sas. El e sfue rzo de g ue rra, h izo que antig uas e m p re sas c e ntradas e n to do tipo de p ro duc to s se transfo rm aran p rinc ip alm e nte e n fáb ric as d e m unic ió n p ara la g ue rra. Lo s h o m b re s e m p e zaro n a se r llam ado s a filas, y sus lug are s e m p e zaro n a se r o c up ado s p o r m uje re s de las c lase s trab ajado ras que te nían que de se m p e ñar o fic io s suc io s y p e lig ro so s, e n jo rnadas lab o rale s de e ntre o c h o y do c e h o ras, c o n c o ndic io ne s que m uc h as de las v e c e s o rig inab an g rav e s ac c id e nte s. Ade m ás de l de sinte re sado e sfue rzo p o r ayudar a su p aís, o tro s fac to re s c o m o e l in c re m e nto de l salario , la p o sib ilidad d e lib e rtad de m o v im ie nto fue ra d e l e stric to c o ntro l de l h o g ar, c o no c e r dif e re nte s p e rso nas y re alizar un trab ajo dife re nte al h ab itual se rv ic io do m é stic o , anim aro n a m uc h as jó v e ne s a trab ajar e n e ste tip o d e fáb ric as. Junto a e sto s fac to re s, no e s m e no s im p o rtante que e sta nue v a ac tiv idad le s p e rm itió la re alizac ió n de ac tiv idade s d e o c io que h asta e se m o m e nto e ran inusuale s o m al v istas p o r e l c o njunto de la so c ie dad. Pro nto e m p e zaro n a disfrutar de su tie m p o de o c io e n c ine s, b aile s y m usic s h alls, ro m p ie ndo lo s c rite rio s de d iv e rsió n v ig e nte s h asta e se m o m e nto . O rg anizac io ne s c o m o la Yo ung Wo m e n´s Ch ristian Asso c iatio n (YWCA), la Natio nal Unio n o f Wo m e n Wo rke rs, o la Ch urc h Arm y, inte ntarán p ro v e e r de sd e e stas fáb ric as unas ade c uadas ac tiv idade s de o c io que c o nc o rdaran c o n la m o ral fe m e nina. Se lle g ó a la c o nc lusió n que las p rác tic as de p o rtiv as y e l fútb o l e n p artic ular -que ya e ra e n e stas f e c h as un de p o rte de m asas e n e ste p aís-, p o dría e nc ajar m e jo r c o n e l c arác te r y lo s g usto s de e stas m uje re s. Así, e m p e zaro n a surg ir m uc h o s e quip o s de fútb o l e n las dife re nte s fáb ric as de m un ic ió n a lo larg o d e l p aís, a lo s que se unie ro n e quip o s de natac ió n, h o c ke y y c ric ke t. Esto s e quip o s, o rg anizaro n p artido s b e né fic o s e ntre las dife re n te s fáb ric as d e m unic ió n, e n lo s que re c o g ían d ine ro p ara ap o yar e l g asto g e ne rado p o r la g ue rra, y c o n lo s que 88

alc anzarán una g ran re p e rc usió n e n la p re nsa de l m o m e nto . Si c o n e l fin de l c o nflic to b é lic o e stas ac tiv idade s de p o rtiv as sufrirían un im p o rtante de sc e nso , lo s b e ne fic io s p ara e l c am b io de las p e rc e p c io ne s de la id e ntidad f e m e nina y d e la e duc ac ió n físic a e n la m uje r fue ro n inc o nte stab le s 116. Este p re stig io y d e sarro llo de l fútb o l fe m e nino ing lé s, p ro v o c ó que lo s p rim e ro s c lub e s que e m p e zaro n a surg ir e n Euro p a, de se aran m e d ir sus v irtude s de p o rtiv as al o tro lado de l Canal d e la Man c h a. Esto fue lo que o c urrió e n 1920, c uando un g rup o d e m uje re s f ranc e sas que se h ab ían inic iado e n e l fútb o l, de c idie ro n e nfre ntarse c o n e quip o s ing le se s de l p re stig io de l Pre sto n, Sto c kp o rt y Manc h e ste r. La p re nsa e sp año la se h izo e c o de e ste ac o nte c im ie nto , y e l c o no c ido p e rio dista Mariano de Cav ia o p inab a al re sp e c to , que “El b alo m p ié e s só lo p ara h o m b re s […] No c ab e de fo rm ac ió n m ás g ro te sc a, b rutal y ridíc ula de la d iv ina líne a fe m e nina que la d e e sa luc h a p o r e l b aló n a p untap ié s”117. Estas de c larac io ne s n o s p e rm ite n c o m p re nde r, c o m o al inic io de la dé c ada de lo s v e inte e n Esp aña, to dav ía la ac tiv idad de p o rtiv a de la m uje r c o ntinuab a anc lada e n lo s e ste re o tip o s de fe m inidad, b e lle za y m o ral. Pe ro e l in c re m e nto de l p ap e l so c ial y de l p ro tag o nism o de la m uje r de sde la I Gue rra Mundial, unido a la re lajac ió n m o ral p o ste rio r a la g ue rra e n Euro p a, o rig inará una m o de rnizac ió n e n la v ida de las m uje re s, e indudab le m e nte e n la fo rm a de e nte nde r e l d e p o rte que e xistía h asta e se m o m e nto . Esto s aire s de p ro g re so , e m p e zaro n a lle g ar a una Esp aña que h ab ía sido ne utral durante to do s e sto s año s. La im ag e n tradic io nal de la m uje r e n nue stro p aís, influida p o r e l ide al c ristiano que e nte ndía a la m uje r c o m o am a de c asa y m adre , e m p ie za a m o dific arse d e fo rm a m uy le nta de sde la dé c ada de lo s v e inte . Las

influe nc ias

e uro p e as,

irán

transfo rm ando

p aulatinam e nte

el

c o m p o rtam ie nto de la m uje r y c h o c ando c laram e nte c o n lo s se c to re s m ás tradic io nalistas y c o nse rv ado re s. Pe se a la im p o rtanc ia de su situac ió n so c ial, la MELLING, Ale the a. “`Manag ing the Munitio ne tte s´: The Ro le o f Co rpo rate Pate rnalism during the De v e lo pm e nt o f Ladie s´Fo o tball, 1916-1921”, pp. 119-140, e n CAPISTEGUI, F. J., WALTO N, Jo h n K . “Gue rras danzadas. Fútbo l e ide ntidade s lo c ale s y re g io nale s e n Euro pa”. Pam plo na: EUNSA, Edic io ne s Univ e rsidad de Nav arra, 2001. 117 CAVIA, Mariano de , “Balo m pié f e m e nino ”. Heraldo Deportivo, nº 181, 1920, pp. 201-203 c itado e n RIVERO HERRAIZ, Anto nio . Deporte y modernización: La actividad física como elemento de transformación social y cultural en España, 1910-1936. Madrid: Dire c c ió n Ge ne ral de De po rte s. Co nse je ría de Cultura y De po rte s de la Co m unidad de Madrid, 2003. 116

89

m uje r e m p e zará a p o de r ac c e de r a unas ac tiv idade s de o c io , d e las que h asta e se m o m e nto e stab a e xc luida o re d uc ida a su m ínim a e xp re sió n. A lo larg o de e sto s año s, la m uje r p udo p o c o a p o c o inc o rpo rarse a un trab ajo c ualific ado , p artic ip ar e n p o lític a, ac c e d e r a una m ayo r o fe rta de m e d io s de info rm ac ió n y c ultura, y e n de f initiv a, alc anzar una c o nc ie nc ia d e su indiv id ualidad e n la so c ie dad 118. Po r o tro lado , e l disc urso re sp e c to al de p o rte fe m e nino que ap are c e durante e ste p e rio do e n lo s m e d io s de p re nsa, c o ntinúa re ite rando la c o nv e n ie nc ia d e la p rác tic a d e p o rtiv a p ara la m e jo ra de su salud: “Ho y día to do e l m undo e stá d e ac ue rdo e n re c o no c e r que la ap titud físic a d e la m uje r ó trab ajo m usc ular e s infe rio r al de l h o m b re . La inac tiv idad c o rp o ral, la v ida se de ntaria y tantas o tras c o ndic io ne s so c iale s á que se e nc ue ntra e xp ue sto e l o rg anism o fe m e nino , e xp lic an m uy b ie n e sta infe rio ridad f ísic a de l b e llo se xo que h ub ie ra p o dido ate nuarse p o r una e d uc ac ió n físic a b ie n c o m p re ndida” 119. El artíc ulo p ub lic ado e n 1915, se c e ntrará e n e xp o ne r lo s fac to re s h ig ié nic o s y e sté tic o s que c arac te rizab an al de p o rte f e m e nino , de stac ando re sp e c to a lo s p rim e ro s, que : “Po r lo g e ne ral, la niña h asta lo s do c e año s p ue de alte rnar e n sus jue g o s y e je rc ic io s c o n e l niño de su m ism a e dad; d e lo s do c e á lo s c ato rc e , p o r c o nse c ue n c ia d e fe nó m e no s fisio ló g ic o s que se de sarro llan e n la jo v e n, ac usa una se nsib ilidad m ás ac e ntuada que un m uc h ac h o de su m ism a e dad, de b ié ndo se e v itar to da fatig a que p ue da á la larg a te ne r alg una influe n c ia e n su siste m a ne rv io so , p e ro no p o r e sto ab ando nar p o r c o m p le to e l e je rc ic io , sino e le g ir lo s m o v im ie nto s m ás c o nv e nie nte s y m o dific ar su inte nsidad; d urante e l p e rio do de die c isé is á die c io c h o año s de b e ac o m e te r la e duc ac ió n f ísic a inte g ral c o n p e río d o s de d e sc anso c uando su e stado lo re c lam e , p e ro sie m p re e v itando lo s e xc e so s atlé tic o s; y, e n p asando de lo s d ie c io c h o año s, la jo v e n b ie n c o nstituida p ue d e p rac tic ar lo s sports ap ro p iado s á su se xo , sie m p re ac o m p añado s de una c ultura físic a b ie n dirig ida; e n una p alab ra, ajustarse sie m p re al g rado de re siste nc ia y c ap ac idad d e l o rg anism o fe m e nino ”120.

FERNÁNDEZ DIAZ, María Ro sa. “Muje r y de po rte e n Madrid durante el prim e r te rc io de l sig lo XX” e n Orígenes del deporte madrileño, (1870-1936). Madrid: Co m unidad de Madrid, 1987, p. 122. 119 VISEDO , Cam ilo . “La e duc ac ió n físic a de la m uje r”. Gran Vida, m arzo de 1915, pp. 89-92. 120 Ibíd. p.91. 118

90

En c uanto al fac to r e sté tic o , e l artíc ulo re ite ra la im p o rtanc ia d e e je rc itars e físic am e nte , p e ro sin p e rde r la b e lle za innata e n la m uje r: “El se c re to de la b e lle za c o nsiste e n la sim e tría y arm o nía p e rfe c tas d e las div e rsas p arte s de l c ue rp o , y aunque e sta sim e tría se a un do n c asi natural e n la m uje r, la g im nasia c o ntrib uye d e una m ane ra e fic az á la p e rf e c c ió n de e sta b e lle za natural p re e xiste nte e n la m ism a. […] No se trata de fo rm ar m uje re s c o lo sas de m úsc ulo s p ro nunc iado s c o m o o s atle tas de p ro fe sió n, nada m ás c o ntrario á lo s p rinc ip io s de la e sté tic a. La d e lic ad e za de lo s m ie m b ro s, la p e rfe c c ió n e n las líne as, la e sb e lte z e n las fo rm as y la finura e n lo s m o v im ie nto s, so n c ualidad e s que d e b e n se r e sc rup ulo sam e nte re sp e tadas” 121. Entrada la dé c ada d e lo s v e inte , la d isc usió n so b re lo s de p o rte s m ás ade c uado s se g uirá re p itié ndo se sin h ab e r e v o luc io nado de sde lo s p arám e tro s que ap are c ían a p rinc ip io s d e sig lo , e n lo s que “e l te nnis, e l re m o , e l b aske t-b all, la e sg rim a, la e quitac ió n y e l g o lf” se g uían sie ndo alg uno s de lo s de p o rte s m ás c o nv e nie nte s p ara un o rg anism o fe m e nino , al que “no de b e e starle p e rm itido re alizar c ie rto s e je rc ic io s f ísic o s, que p ug nan, ad e m ás, c o n la g rac ia d e la m uje r, p ue s nadie c o m p re nde ría una m uc h ac h a b o xe ando , luc h ando o v o lte ando a c ab allo , de p o rte s e n ab ie rta o p o sic ió n c o n la finalidad que e l de p o rte tie ne p o r o b je to : salud, fue rza y b e lle za” 122. Junto a las tip o lo g ías de p o rtiv as m ás ac o nse jable s, o tro de b ate fue g anando e n p ro tag o nism o ; la im p o rtanc ia de una v e stim e nta de p o rtiv a fe m e nina, que p udie ra c o m p atib ilizar la m o ral e xiste nte c o n la h ig ie ne d e p o rtiv a, y fac ilitará lo s m o v im ie nto s p ara una ade c uada p rác tic a. Po r un lado lo s año s v e inte , c o n la re duc c ió n de las te las y lo s nue v o s p e inado s, sím b o lo s de la m o de rnidad; y f re nte a e sto s, e l c o ntro l m o ral y re lig io so ap lic ado a la m uje r, que te ndrá e n la v e stim e nta uno de sus p rinc ip ale s c am p o s de ac c ió n. Lib e ralizac ió n y c o nse rv ad urism o se e nfre ntarán durante e sto s año s, te nie ndo e n uno de sus fre nte s a la v e stim e nta de p o rtiv a123. La p re nsa, inte ntará de sde sus p ág inas ac o nse jar re sp e c to a la m o da m ás ade c uada p ara c ada ac tiv idad, sin p e rde r su b e lle za y c o m o didad, al m ism o tie m p o 121

Ídem.

“Lo s de po rte s m ás apro piado s para la m uje r”. Gran Vida, o c tubre de 1922, p. 309. Ve r CAPISTEGUI, Franc isc o Jav ie r. “`La re sbaladiza arista de un m o nte e rg uida so bre do s abism o s´: m uje r y de po rte e n España (1900-1950)”. Memoria y Civilización, 7, 2004, pp. 129-174. 122 123

91

que inte ntab an se r re sp e tuo so s c o n la m o ral im p e rante . El v e stido , te ndría que “se r lo m ás se nc illo p o sib le . La falda p lisada, e stilo e sc o c é s, e s la m ás p e rfe c ta y d e b e lle g ar h asta m ás de b ajo de la ro dilla. Las m e d ias de b e n lle g ar h asta do nde e m p ie za la ro dilla, p ara no dific ultar e l lib re jue g o de la m ism a. Exc usado e s de c ir que to da trab a de b e p ro sc rib irse ; tale s c o m o c o rsé , lig as y c inturó n d e m asiado ajustado s, e tc .” 124.

Heraldo Deportivo, tam b ié n se unirá a e ste de b ate re sp e c to a qué ro p a e ra la m ás ade c uada, m e nc io nando que “e sas lindas m uc h ac h as se no s p re se ntan jug ando al jo c ke y e n e l traje c o rrie nte de c alle , y alg un a de e llas, si no m ie nte e l g e latino b ro m uro de p lata, lle v a zap ato s de c h aro l […] las m uc h ac h as e xtranje ras que se e ntre g an al de p o rte (m ás o m e no s m asc ulino ) c o m ie nzan a ado p tar e l v e stido ap ro p iado . Y no c re e m o s que e n Madrid h aya ning una m uc h ac h a que re h úya la te nue atlé tic a d e las e xtranje ras p o r te m o r á e nse ñar alg o …aquí do nde las m ás h o ne stas dam as e nse ñan `to do lo que Dio s le s dio ´”125. Lle g ado s a e ste p unto , e s ne c e sario v o lv e r de stac ar su ro l de e sp e c tado ras e n to do tipo de ac o nte c im ie nto s de p o rtiv o s. Si de sde p rinc ip io s de sig lo , aunque d e fo rm a c laram e nte m ino ritaria, e n c o ntram o s la p re se nc ia d e m uje re s e n las c arre ras de c ab allo s, p artido s de te nis, o c ac e rías, se rá de sde m e diado s de la dé c ada de lo s v e inte , c o n e l d e sarro llo de d e p o rte s de m asas c o m o e l f útb o l, c uando fue m uc h o m ás h ab itual e nc o ntrar la p re se nc ia de m uje re s e n e ste tip o de ac o nte c im ie nto s. Re sp e c to a la asiste nc ia a lo s c am po s de fútbo l, Madrid-Sport e n b o c a de Ric ardo M. Ro c am o ra, tam b ié n se unirá al de b ate re c o rdando que “Vo so tras, c o n v ue stra p re se nc ia, e nno b le c é is e l d e p o rte . Así, p ue s, de b e m o s to do s po ne r c uanto e sté de nue stra p arte p ara que é ste se o s h ag a am e no , p lac e nte ro , p o rque se rá la únic a m ane ra d e que so b re lo s b arandale s de nue stro s c am p o s sig an p o sándo se v ue stras m ano s b lanc as; p ara que lo s jug ado re s, ap arte de l c o nv e nc im ie nto de su afic ió n, te ng an e l e stím ulo de v ue stra p re se nc ia […] Po r e sto te rm inaré p idie ndo que

“Lo s de po rte s m ás apro piado s…” op. cit. “De po rte s f e m e nino s”. He raldo De po rtiv o , nº 208, Madrid, 1921, p. 58 c itado e n RIVERO HERRAIZ, Anto nio . Deporte y modernización… op. cit. p. 210. 124 125

92

to do s e n lo s c am p o s, jug ado re s, Dire c tiv as y p úb lic o , o s te ng an e n c ue nta p ara no p riv arno s de l e nc anto de v ue stra p re se nc ia” 126. Lo s año s v e inte lle g ab an a su o c aso , p e ro la c ultura de p o rtiv a fe m e nina a la altura d e 1927 c o ntinuab a sie ndo m ino ritaria127: “Aquí, e n e f e c to , salv o e l se c to r aristo c rátic o (e sc aso e n la m uje r), ig no ra la m ás so m e ra p rác tic a de l de p o rte , y, aun e n aqué l, lo que se da no e s p re c isam e nte ning una e nc ic lo p e dia de p o rtista, sino tan só lo , y a m uy duras p e nas, la e quitac ió n, e l g o lf, e l te nnis y e l h o c ke y. No e s que de sc o no zc am o s la distinta naturale za de la m uje r, m ás p ro p e nsa al c ansanc io físic o que la de l h o m b re p o r la m ayo r fue rza re sp irato ria de é ste ; p e ro de e sto a de ste rrar p o r c o m p le to to da p rác tic a de p o rtiv a e n la c asi to talidad de nue stras jó v e ne s, m e dia un ab ism o ”. Si p ara las m uje re s e uro p e as la I Gue rra Mundial y la d é c ada de lo s v e inte , h ab ía sup ue sto un c am b io e n e l p ap e l que la m uje r p o dría de se m p e ñar e n la so c ie dad, re fle jándo se de p o rtiv am e nte e n una m ayo r p artic ip ac ió n e n to do tipo de e sp e c ialidad e s, la ac e p tac ió n de su p ro p io c ue rp o , y la p rác tic a d e p o rtiv a c o m o ac tiv idad de o c io y fo rm a de aum e ntar su p re stig io so c ial. En Esp aña, p e se a la indisc utib le inf lue nc ia de las c o rrie nte s m o de rnizado ras e uro p e as y e l de sarro llo e c o nó m ic o y c ultural, no fue sufic ie nte p ara c o nse g uir una v e rdade ra so c ializac ió n de l de p o rte fe m e nino , c irc unsc rito a un re duc ido núm e ro de m uje re s de la aristo c rac ia y d e la alta b urg ue sía. Te ndre m o s que e sp e rar a la lle g ada de la II Re p úb lic a, p ara po de r ap re c iar una m ayo r p o p ularizac ió n de l de p o rte e n la m uje r. La s o c ializac ió n d e l d e p o rte fe m e n in o d u ran te la II Re p ú b lic a, y e l c o lap s o d e la Gu e rra Civ il A p artir de la instaurac ió n de la II Re p úb lic a e l 14 de ab ril de 1931, se p o drá c o nstatar c o m o la im p lantac ió n de l de p o rte de m asas e n la so c ie dad e sp año la, unido a lo s av anc e s so c iale s y c ulturale s que c arac te rizan e ste p e rio do , re dundará e n la am p liac ió n de l m arc o so c ial d e la p rác tic a de p o rtiv a fe m e nina. Si e n las d é c adas

RO CAMO RA, Ric ardo M. “El públic o f e m e nino ”. Madrid-Spo rt, jue v e s 5 de o c tubre de 1916, pp. 2-3. 127 “La aptitud de la m uje r para el de po rte ”. Gran Vida, junio de 1927, pp. 204-206. 126

93

ante rio re s las m uje re s p e rte ne c ie nte s a la aristo c rac ia y a las c las e s m e so c rátic as h ab ían c o p ado e l de sp e rtar de p o rtiv o , durante lo s año s tre inta la m o de rnizac ió n de la so c ie dad lle v ó ap are jada una m e jo ra de la e duc ac ió n fe m e nina, una m ayo r info rm ac ió n y un ac c e so a las p ro fe sio ne s lib e rale s que p e rm itirá ir g e ne rando una c o nc ie n c iac ió n, re sp e c to a la ne c e sidad de p o te nc iar la p rác tic a d e la e d uc ac ió n físic a e n to do s lo s e strato s so c iale s. Lo s p rim e ro s g rup o s fe m inistas tam b ié n c o labo raro n ac tiv am e nte a la h o ra de transm itir un c o nc e p to de la ac tiv idad f ísic a, que ib a m ás allá d e un c o m p le m e nto a la fo rm ac ió n c ultural, p ara c o nv e rtirse e n un sím b o lo de la inde p e nd e nc ia de la m uje r. Las m uje re s de c las e m e dia f ue ro n ac c e die ndo a las dife re nte s so c ie dade s y c lub e s d e p o rtiv o s fe m e nino s, e ntre lo s que se fue ro n g e ne rando c o m p e tic io ne s o rg anizadas y e stab le s, d e jando atrás lo s ante rio re s e nc ue ntro s de e xh ib ic ió n e sp o rádic o s c o n una infrae struc tura lim itada. Re sp e c to a las c las e s p o p ulare s, m e nc io nar que a la g ran trab a que sup o nía la falta de tie m p o lib re e n e sto s g rup o s, se unían las dific ultade s e c o nó m ic as, la falta d e instalac io ne s p úb lic as; junto c o n un c o nc e p to de l d e p o rte id e ntif ic ado c o m o una ac tiv idad lig ada e xc lusiv am e nte a la c lase b urg ue sa. La p ro life rac ió n de g rup o s de p o rtiv o s e n las b arriadas y e n las Casas de l Pue b lo , p e rm itirán que m uje re s y h o m b re s de lo s e strato s m e no s fav o re c ido s p ue dan e m p e zar, no só lo a asistir c o m o e sp e c tado re s a las c o m p e tic io ne s de p o rtiv as, sino que se c o nv ie rtan e n p ro tag o nistas de e stas ac tiv idade s. Junto a e sto s fac to re s, e l de p o rte p o p ular y o b re ro lig ado a las p rinc ip ale s o rg anizac io ne s p o lític as d e izquie rdas, alc anzará e n e sto s año s su m ayo r influe nc ia. Co nquistas so c iale s c o m o e l de re c h o a v o to o la le g alizac ió n de l div o rc io , p e rm itie ro n ir c o nso lidando c ie rto s de re c h o s de la m uje r y c re ando una situac ió n g lo b al m ás fac tib le

p ara que ac tiv idade s c o m o

e l de p o rte , se ab rie ran

de f initiv am e nte a la p artic ip ac ió n f e m e nina, y se de sarro llarán p arale lam e nte a lo s av anc e s so c iale s. El atle tism o fe m e nino , la natac ió n, e l h o c ke y, e l e squí e inc luso e l fútb o l, e m p e zaro n a te ne r una im p o rtante p re se nc ia c o n la c e le b rac ió n d e c am p e o nato s a niv e l nac io nal, lig as e ntre c lub s, y c o n e l re sp aldo de las

94

p ub lic ac io ne s d e p o rtiv as, que e m p ie zan a inc o rp o rar e n sus p ág inas las no tic ias d e las nue v as de p o rtistas 128. Analizando la situac ió n de l d e p o rte fe m e nino po r zo nas g e o g ráfic as, Barc e lo na, Madrid, Bilb ao y San Se b astián se rán lo s p rinc ip ale s fo c o s d e d e sarro llo . En Barc e lo na, e l p rim e r c lub c o n p artic ip ac ió n fe m e nina fue e l Fé m ina Natac ió n Club , f undado e n 1912 p o r la fam ilia Rib alta, que p e se a sus e sfue rzo s no c o nse g uiría m ante ne r una c o nstante o fe rta de p o rtiv a a lo larg o de l año , c e ntrándo se e n las c o m p e tic io ne s que se c e le b rab an durante lo s m e se s de v e rano . Panxita Sub irana, Isab e l Fo ntro do na o Caro la Fab ra se rán alg uno s de lo s no m b re s m ás re c o no c ido s de l d e p o rte f e m e nino c atalán e n la d é c ada de lo s v e inte . Pe ro la c irc unstanc ia m ás re le v ante p ara la ac tiv idad físic a de las m uje re s b arc e lo ne sas, fue e l nac im ie nto de l Club Fe m e ní i d´Sp o rts e n 1928. La c o nfianza e n su p ro ye c to y e l am o r al de p o rte de Enrique ta Sé c uli y Te re sa To rre ns, h izo que de sd e 1932 la so c ie dad c o nsig uie ra alc anzar un g ran niv e l c o m o c lub d e p o rtiv o , c o m p ue sto e xc lusiv am e nte p o r m uje re s. Esta so c ie dad se c o nv irtió e n un re f e re nte p ara lo s div e rso s c lub s fe m e nino s que e m p e zab an a surg ir e n Cataluña y e n las p rinc ip ale s c iudade s e sp año las 129. El e stud io de la situac ió n que v iv ía Gijó n re sp e c to a la re lac ió n e ntre de p o rte y m uje r, no s p ue de se rv ir p ara c o m p arar su situac ió n a la h o ra de ac c e d e r al de p o rte e n c iudade s c o n un m ayo r niv e l de m o de rnizac ió n –Barc e lo na, Madrid, Bilb ao -; fre nte a o tro g rup o de núc le o s urb ano s c o m o Vig o , Se v illa, Vale nc ia y la m e nc io nada Gijó n, que só lo de sde m e diado s de la dé c ada de lo s v e inte y durante lo s año s tre inta, alc anzar m ayo re s c o tas de p ro tag o nism o . Co m o o c urría e n la m ayo ría de l p aís, e l de p o rte e n Gijó n fue una ac tiv idad m ino ritaria y re duc ida e n lo s p rim e ro s m o m e nto s a g rup o s de la aristo c rac ia y la b urg ue sía. La ac tiv idad físic a se e nc o ntrará p rinc ip alm e nte e n un d e stac ado g rup o de nadado ras p e rte ne c ie nte s al Club Natac ió n Gijó n, fundado e n 1920, y c o n no m b re s c o m o lo s de Ana Brue y, Áng e le s Buzne g o , Lo urde s Artim e , Maruja Gutié rre z o Esth e r Sastre , que se c o nv e rtirán e n alg unas de las m ás laure adas inc luso a niv e l nac io nal. GO NZÁLEZ AJA, Te re sa. Introducción al deporte en España. Su repercusión en el arte, Madrid: Edilupa, 2003, pp. 70-76. 129 PUJADAS MARTÍ, Xav ie r; SANTACANA, Carle s. L´altra olimpíada. Barcelona`36. Esport, societat i política a Catalunya (1900-1936). Barc e lo na: Llibre s de l´Inde x, 1990. 128

95

Las c o ndic io ne s fav o rab le s que trae rá la II Re p úb lic a, se p lasm arán e n un p ro g re siv o inc re m e nto de la p artic ip ac ió n f e m e nina. El Club Astur de Natac ió n, inc luirá e n 1932 e n su f e stiv al d e p o rtiv o p rue b as fe m e ninas y m ixtas junto c o n las h ab ituale s p rue b as m asc ulinas. Re sp e c to a lo s de p o rte s de e quip o , la Ag rup ac ió n De p o rtiv a Fe m e nina c o n su e quip o de h o c ke y, p artic ip ará e n e l Cam p e o nato de Esp aña de 1936, p e se a las dific ultade s e c o nó m ic as a las tuv o que h ac e r fre nte . Tam b ié n fue ro n v ario s lo s g rup o s e xc ursio nistas que surg ie ro n e n e sto s año s c o n una im p o rtante p artic ip ac ió n de m uje re s. El Grup o Exc ursio nista de las Cig arre ras y e l Grup o Exc ursio nista Casa Auro ra, se rán do s c laro s e je m p lo s de la af ic ió n p o r ac e rc arse a la naturale za e ntre las m uje re s asturiana. Lug are s c o m o Lo g ro ño , Bilb ao , o Santande r e starán e ntre lo s e nto rno s m ás v isitado s 130. Madrid, c o nv e rtido e n e l se g undo núc le o e n im p o rtanc ia de p o rtiv a e n Esp aña, fue d e sarro llando de sd e m e diado s d e lo s año s v e inte , y p arale lam e nte a la dism inuc ió n de lo s c o ndic io nante s y trab as so c iale s re sp e c to a la m uje r, g ran c antidad de so c ie dad e s de p o rtiv as fe m e ninas. Alg unas de las m ás de stac adas se rán; El Grup o Fe m e nino de Gim nasia Rítm ic a de Madrid, la Aso c iac ió n p ara la Pro m o c ió n de l De p o rte e n la Muje r, e l Club de las Le g io narias de l De p o rte y la Salud, o la So c ie dad Fe m e nina de Atle tism o de Madrid 131. Esto s g rup o s, afro ntaro n de f initiv am e nte e l re to de la difusió n de l de p o rte a las m uje re s p e rte n e c ie nte s a las c lase s so c iale s m e no s fav o re c idas, y p o r lo tanto , c o n m e no s fac ilidad e s p ara ac c e de r a e ste tip o de o c io , sup o nie ndo un salto e xp o ne nc ial e n lo que h asta e se m o m e nto h ab ía sup ue sto la difusió n de la ac tiv idad f ísic a. En 1935, se f unda e n Madrid e l Club Fe m e nino de De p o rte s a se m e janza de su h o m ó lo g o e n Barc e lo na, su f undado ra y p re side nta Clara Sánc h e z lo d e finió así: “Que re m o s que e sta ide a d e l Club Fe m e nino de De p o rte , que ya h ac e tie m p o tie n e e n Barc e lo na e sp lé ndida re alidad, se p ro p ag ue p o r to da Esp aña y asp iram o s a fundar e n c ada p ro v inc ia y h asta e n m uc h as c iudad e s y p ue b lo s c lub e s c o m o e l nue stro , que

FERNÁNDEZ RIERA, Mac rino . Mujeres de Gijón (1898-1941). Ov ie do : K RK , 2006, pp. 326331. 131 FERNÁNDEZ DÍEZ, María Ro sa. Ob. cit. p. 123. 130

96

h ag a de la p rác tic a d e l de p o rte e ntre las m uje re s c o sa tan c o rrie nte c o m o lo e s h o y e n c ualquie r nac ió n e uro p e a” 132. Las m últip le s ag rup ac io ne s de p o rtiv as c e rc anas al de p o rte o b re ro y po p ular, c o ntrib uye ro n durante e sto s año s a la inte g rac ió n ac tiv a de la m uje r trab ajado ra e n e stas ac tiv idad e s de o c io , c o nsig uie ndo c o nstruir una c lara ide ntidad de g rup o , e inte g rándo se e n e l te jido so c ial de la b arriada d o nde se insc rib ían e stas so c ie dade s. Tanto e l PSO E c o m o e l Partido Co m unista, inte ntaro n c ap italizar e sta ac tiv idad de ntro de su p o lític a d e p ro se litism o de p o rtiv o y de atrac c ió n de las m asas d e jó v e ne s h ac ía su p artido . En ab ril de 1936 c o n m o tiv o de lo s fe ste jo s o rg anizado s p ara c o nm e m o rar e l aniv e rsario de la p ro c lam ac ió n de la Re p úb lic a, la se c c ió n d e de p o rte s de la Bib lio te c a y Círc ulo Po p ular Ce rv ante s p re p aró una p rue b a d e c ro ss fe m e nino que g e ne ró g rande s dudas e n las c ap ac idade s físic as de las p artic ip ante s: “Varias jó v e n e s h an ac c e dido a nue stro do m ic ilio so c ial e n de m anda d e d e talle s: una de e llas no s insinuó una d uda, un fav o r m ás b ie n. El c aso e s m uy inte re sante . ` ¿Cre é is, no s dijo , que se re m o s c ap ac e s d e re sistir la p rue b a sin p e rjudic arno s e n lo m ás m ínim o ?, Físic am e nte , ¡c laro e stá!´. Estam o s se g uro s que nue stra re sp ue sta disip ó to das sus dudas y te m o re s fe m e nina”133. La inte g rac ió n de la m uje r e n las ac tiv idad e s c ulturale s y d e p o rtiv as que se o rg anizab an e n las fáb ric as, se c o nv e rtirá e n uno de sus p rinc ip ale s o b je tiv o s c o m unistas, inte ntando fo m e ntar su inc o rp o rac ió n sin o lv idar e n ning ún m o m e nto las re iv indic ac io ne s p o lític as, que sie m p re irán ap are jadas a c ualquie r tip o de ac tiv idad e n la que inte rv e ng an lo s trab ajado re s: “He de c o m e nzar p o r re c o no c e r [que ] so n m uy e sc aso s lo s m e dio s que la m uje r disp o ne p ara re lac io narse y lab o rar e n c o njunto c o n e l h o m b re a la salida de l talle r. Esto e s c o nse c ue n c ia de la p ro lo ng ada jo rnada y las ne c e sidade s d e l h o g ar, c o m p lic ado ac tualm e nte c o n la c lausura de to da c lase de lo c ale s y c e ntro s; no e s que GO NZÁLEZ AJA, Te re sa. “Intro duc c ió n al de p o rte e n España. Su re pe rc usió n e n e l arte ”, Madrid: Edilupa, 2003, pp. 74. 133 “¿Po r qué no se inc luye e n lo s f e ste jo s po pulare s las prue bas que han o rg anizado las So c ie dades o bre ras e l día 19?”. El Socialista, 8108, 11 de abril de 1936, p. 5. 132

97

la m uje r no c o m p re nda la ne c e sidad de re iv indic ac ió n que tie n e , sino la falta d e un lug ar que e n p rinc ip io se a ag radab le y ac o stum b re a la m uje r a luc h ar p o r una e xiste nc ia m ás dig na. Pe ro e ste p ro b le m a p are c e , e n c uanto a lo p rim e ro , re so lv e rse al c re arse las Ag rup ac io ne s Culturale s De p o rtiv as e n lo s Sindic ato s. La m uje r, al m ilitar e n e stas Ag rup ac io ne s, y al c alo r de sus c am aradas, h a d e v e r e nc auzarse la m ane ra d e c o nse g uir sus p rim e ras re iv ind ic ac io ne s, c o m o so n: la e le v ac ió n de sus raquític o s salario s y la re duc c ió n de la ag o tado ra jo rnada, y lo g rar de sp ué s o tras ne c e sidade s que la m uje r, c o m o tal, tie ne . Po r o tro lado , e stas Ag rup ac io ne s e n lo s Sindic ato s, c o ntando c o n e l ap o yo de sus re sp e c tiv o s o fic io s e inc luso p ro c urando e l de las dire c tiv as de lo s m ism o s, c re arán e sc ue las p ara lo s h ijo s d e lo s trab ajado re s, b ib lio te c as p ara la m uje r, g im nasio s p ara re sarc irse de lo s e f e c to s de l talle r, e tc . Co m o que da de m o strado , de ntro de e stas Ag rup ac io ne s, h o y e xiste n e n Arte s Gráfic as y Arte s Blanc as e inic iadas e n o tras industrias, e nc o ntrará la m uje r c am arade ría e n ab undanc ia, p rac tic ará lo s de p o rte s y la c ultura e n to das sus m anife stac io ne s, sin o lv idarse d e sus d e b e re s so c iale s y e l c auc e p ara su to tal re iv indic ac ió n” 134. La Fe d e rac ió n Univ e rsitaria Esc o lar (FUE), tam b ié n alc anzó un im p o rtante p ro tag o nism o e n e l fo m e nto de l d e p o rte fe m e nino . De ntro de su o rg anizac ió n fo m e ntó la p artic ip ac ió n de la m uje r e n to do tip o de ac tiv idade s físic as, dando fo rm a a e quip o s y c o m p e tic io ne s e xc lusiv am e nte fe m e ninas. En e l anuario de su se c c ió n de p o rtiv a p ara 1931-1932, al re f e rirse a lo s o b je tiv o s de futuro m e nc io narán: “Hay que inc o rp o rar a nue stras c o m p añe ras a la inte rv e nc ió n ac tiv a e n to do s lo s asp e c to s de nue stro m o v im ie nto univ e rsitario . Se c c io ne s de p o rtiv as f e m e ninas de b e n se r c re adas p o r to das las Fe de rac io ne s, e n las que se p rac tique e sp e c ialm e nte e l b alo nc e sto (de p o rte d e o f e nsiv a d urante e l p ró xim o c urso ); y, si fue ra p o sib le ade m ás, de lo s de p o rte s naturale s, tam b ié n ac c e sib le s p ara la m uje r, e l te nnis, e l atle tism o y e l h o c ke y. Cuando se a p o sib le , la n atac ió n de b e se r m uy e sp e c ialm e nte 134

PO ZUELO , Jusi. “La m uje r y el de po rte e n lo s sindic ato s”. Pueblo, 14 de dic ie m bre de 1935, p.

7.

98

c uidada e n su asp e c to fe m e nino , c o m o tam b ié n la g im nasia rítm ic a. El h and-b all, aún no p rac tic ado e n Esp aña, e s un e je rc ic io m uy ap to p ara la m uje r”135. Pe ro e l inic io de la Gue rra Civ il sup o ndrá una rup tura radic al, e n c uanto a la líne a d e p ro g re so e n la que se e n c o ntrab a e l d e p o rte fe m e nino . El re fe re nte instituc io nal que surg irá e n 1937, d e sarro llándo se ac tiv am e nte a p artir de 1938, se rá la Se c c ió n Fe m e nina (SF) y su Re g id uría Ce ntral d e Educ ac ió n Físic a. El de p o rte se rá e nte ndido de sde e sta o rg anizac ió n, c o m o la h e rram ie nta ide al c o n la que p o de r c o ntro lar e inf luir e n la m uje r e sp año la, e nc auzándo la de ntro de lo s p arám e tro s y e ste re o tip o s instaurado s p o r e l ré g im e n franquista. Do s se rán lo s p ilare s que suste ntarán e l disc urso de p o rtiv o de la SF; p o r un lado , la ne c e sidad d e p ro v e e r a las m uje re s de una fo rm ac ió n m o ral y c ultural e nde udada c o n lo s p rinc ip io s d e la Ig le sia Cató lic a y e l falang ism o . E íntim am e nte lig ado a e ste c o nc e p to , e l fo m e nto a trav é s de la e d uc ac ió n f ísic a, de un o c io saludab le que p e rm ita c o nfo rm ar una g e ne rac ió n de jó v e ne s sanas y fue rte s, que a su v e z p ue dan p ro c re ar h ijo s fo rtale c ido s e n e l de p o rte p ara se rv ir fie lm e nte a la p atria. La func ió n m ate rnal, junto c o n e l e nc auzam ie nto c ultural y m o ral, se c o nv e rtirán e n lo s do s e je s p rinc ip ale s que v e rte b rarán su p o lític a de p o rtiv a, surg ida durante la g ue rra y ase ntada a lo larg o de las dé c adas p o ste rio re s 136. Po r últim o , un do c um e nto m uy e sc lare c e do r de l ide ario de p o rtiv o de la SF, se rán lo s do c e p unto s que c o nfo rm an lo s p rinc ip io s b ásic o s que las jó v e ne s d e b ían te ne r p re se nte s e n e l m o m e nto de inic iarse e n la ac tiv idad f ísic a, y que d e f ine n lo s v alo re s d e d isc ip lina, c o m p ro m iso y e ntre g a que se re ite rarán a lo larg o d e su e xiste nc ia: “LO S 12 PUNTO S DEPO RTIVO S DE LA SECCIÓ N FEMENINA DE FET Y DE LAS JO NS”137

“FUE. Anuario 1931-1932. Se c c ió n de po rtiv a”, Madrid, 1932, p.85. SIMÓ N SANJURJO , Juan Anto nio . “Entre la de sv e rg üe nza y la m o de rnidad: La m uje r y e l de po rte e n la Se c c ió n Fe m e nina”. Ac tas de l Co ng re so Inte rnac io nal La otra dictadura: el régimen franquista y las mujeres. Univ e rsidad Carlo s III de Madrid, 2006. 137 Re g iduría Ce ntral de Educ ac ió n Físic a. “Lo s 12 punto s de po rtiv o s de la Se c c ió n Fe m e nina de FET y de las JO NS”. Re al Ac ade m ia de la Histo ria. Arc hiv o de la Aso c iac ió n Nue v a Andadura, c arpe ta 41, do c . 17. 135 136

99

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

Jue g o lim p io , Jue g o lim p io , Jue g o lim p io Haré de p o rte p o r e l de p o rte Ap re nde ré a luc h ar sin o dio Po ndré e l jue g o que une fre nte a la p o rfía que se p ara Ap re nde ré a p e rde r sin de sp e c h o Ap re nde ré a g anar sin p e tulanc ia El árb itro tie ne sie m p re razó n Luc h aré sie m p re h asta e l fin Si p ie rdo no inte ntaré disc ulp arm e Guardaré a m is c o ntrario s la m áxim a c o rte sía Fo rtale c e ré m i c ue rp o p ara se rv ir m e jo r a m i p atria Luc h aré c o n e ntusiasm o p o r la g lo ria de l de p o rte de la Falang e y de Esp aña.

Co n c lu s io n e s De sde p rinc ip io s de sig lo , junto c o n las c o rrie nte s m ás tradic io nalistas y c o nse rv ado ras que no v e ían c o n b ue no s o jo s la p rác tic a de p o rtiv a e n las m uje re s, surg e n a la so m b ra de l re g e ne rac io nism o y suste ntado s p o r alg unas de stac adas p ub lic ac io ne s de p o rtiv as, un im p o rtante núm e ro de de fe nso re s de la ne c e sidad d e fo m e ntar e l ac c e so de la m uje r al de p o rte . El d isc urso de l d e p o rte f e m e nino ab o g ará p o r una ac tiv idad físic a ad e c uada al e ste re o tip o de m uje r c o nstruido p o r e l h o m b re . Sí al de p o rte , p e ro sie m p re que se lim ite a las e sp e c ialidad e s m ás b e ne fic io sas p ara c o nse g uir alc anzar una m e jo ra d e su salud, sin p e rd e r su f e m inidad y ase g urando su transc e nde ntal func ió n m ate rnal. Esto s c o nc e p to s que v e rte b ran e l de p o rte fe m e nino , se m antie ne n e n m uc h o s de e sto s te xto s a lo larg o de l p rim e r te rc io d e sig lo , sie ndo id e as que se re to m arán una y o tra v e z c uando de la ac tiv idad físic a de las m uje re s se d isc uta. Co nte xto s h istó ric o s distinto s, c o n sus p ro p ias c arac te rístic as, p e ro e n lo s que p o de m o s ap re c iar una c lara c o ntinuidad e n lo s v alo re s p o r lo s que ap ue sta e l d e p o rte dirig ido a las m uje re s, que p o r o tra p arte , e stab a g e ne rado de sde la p e rsp e c tiv a m asc ulina. De sde una ac tiv idad físic a p rac tic ada p o r una m ino ría de m uje re s d e la aristo c rac ia y de la alta b urg ue sía, se transitará durante la I Gue rra Mundial y lo s año s v e inte -c uando lo s aire s de m o de rnidad de la p o sg ue rra lle g ue n a nue stro p aís-, h ac ia una inc o rp o rac ió n p aulatina d e las c las e s m e dias am p liando e l m arc o d e inte g rac ió n de p o rtiv a. Si b ie n d urante e sto s año s to dav ía las m uje re s trab ajado ras

100

v e rían la ac tiv idad f ísic a c o m o alg o ale jado de su p ro p ia ide ntidad, c o n la lle g ada d e la so c ie dad d e m asas e ntre o tro s fac to re s, e m p ie zan a surg ir se c c io ne s f e m e ninas e n las c lásic as so c ie dade s m asc ulinas y g rup o s de p o rtiv o s e xc lusiv am e nte p ara m uje re s. No se rá h asta e l inic io de la e tap a re p ub lic ana, c uando la m uje r p ue da ro m p e r lo s c o rsé s que e nm arc ab an su p ap e l e n la so c ie dad y e n e l de p o rte , inte g rando la ac tiv idad físic a e n am p lio s se c to re s que h asta e se m o m e nto h ab ían sido o lv idado s de l fo m e nto de l d e p o rte . So n indudab le s las im p o rtante s c are nc ias que p e rduran e n c uanto a la re lac ió n e ntre de p o rte fe m e nino y m asc ulino , p e ro e s ind udab le que la e v o luc ió n inic iada a p rinc ip io s de sig lo alc anzó durante e sto s año s su p unto c ulm inante , c o nstatándo se una m ayo r p artic ip ac ió n y

div e rsidad e n c uanto a

e sp e c ialidad e s d e p o rtiv as. No de b e m o s o lv idar tam p o c o , e l p ro tag o nism o que p ara la so c ializac ió n de l d e p o rte f e m e nino tuv ie ro n lo s dife re nte s c lub e s, e nc uadrado s e n e l de p o rte o b re ro y p o p ular, que c o nsig ue n v e r la luz e n e sto s año s. Po r últim o , e l inic io d e l c o nflic to arm ado o rig inará un b rusc o p aró n e n e l de sarro llo d e p o rtiv o . La Se c c ió n Fe m e nina, c o m o una de las p rinc ip ale s instituc io ne s f ranquistas e nc arg ada d e la fo rm ac ió n de las m uje re s, no dudará e n adjudic ar a la fo rm ac ió n físic a y d e p o rtiv a un p ap e l f undam e ntal, utilizándo las c o m o instrum e nto s ide ale s p ara e l c o ntro l y e l e nc uad ram ie nto ide o ló g ic o y m o ral, que la dic tadura franquista im p o ndrá e n la m uje r.

101

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA ARENAL, Co nc e p c ió n. La educación de la mujer. Madrid: Suc e so re s d e Rib ade n e yra, 1896. BURGO S, Carm e n De . “Sp o rt fe m e nino ”. Gran Vida, e ne ro de 1904, p .6. CAPISTEGUI, Franc isc o Jav ie r. “`La re sb aladiza arista de un m o nte e rg uida so b re do s ab ism o s´: m uje r y de p o rte e n Esp aña (1900-1950)”. Memoria y Civilización, 7, 2004, p p . 129-174. CASTRO LÉS, Vic e nte . “La m uje r y e l sp o rt”. Gran Vida, e ne ro de 1904, p .2. DRAK E, Ag ustín. “Lo s que jue g an al te nnis”. Gran Vida, e ne ro de 1904, p . 27. FERNÁNDEZ DÍEZ, María Ro sa. “Muje r y d e p o rte e n Madrid d urante e l p rim e r te rc io d e l sig lo XX”, p . 126, e n Mujer y deporte: ponencias presentadas al seminario sobre este tema, 26-28 fe b re ro 1986. Madrid: Instituto de la Muje r, 1987. FERNÁNDEZ RIERA, Mac rino . Mujeres de Gijón (1898-1941). O v ie do : K RK , 2006. F.U.E. Fe de rac ió n Univ e rsitaria Esc o lar. F. U. E. Sección deportiva. Anuario 19311932. Madrid, 1932. GO NZÁLEZ AJA, Te re sa. Introducción al deporte en España. Su repercusión en el arte, Madrid: Edilup a, 2003. MELLING, Ale th e a. “`Manag ing th e Munitio ne tte s´: Th e Ro le o f Co rpo rate Pate rnalism d uring th e De v e lo p m e nt o f Lad ie s´Fo o tb all, 1916-1921”, p p . 119-140, e n CAPISTEGUI, F. J., WALTO N, Jo h n K . Guerras danzadas. Fútbol e identidades locales y regionales en Europa. Pam p lo na: EUNSA, Edic io ne s Univ e rsidad de Nav arra, 2001. PUJADAS MARTÍ, Xav ie r; SANTACANA, Carle s. L´altra olimpíada. Barcelona`36. Esport, societat i política a Catalunya (1900-1936). Barc e lo na: Llib re s de l´Inde x, 1990. RIVERO HERRAIZ, Anto nio . Deporte y modernización: La actividad física como elemento de transformación social y cultural en España, 1910-1936. Madrid: Dire c c ió n Ge ne ral d e De p o rte s. Co nse je ría de Cultura y De p o rte s de la Co m unidad de Madrid, 2003. SIMÓ N SANJURJO , Juan Anto nio . “Entre la de sv e rg üe nza y la m o de rnidad: La m uje r y e l de p o rte e n la Se c c ió n Fe m e nina”. Ac tas de l Co ng re so Inte rnac io nal La otra dictadura: el régimen franquista y las mujeres. Univ e rsidad Carlo s III de Madrid, 2006. ZABALZA RAMO S, Ram ó n (c o o rd.). Orígenes del deporte madrileño: 1870-1936. Madrid: Co nse je ría de Educ ac ió n, Dire c c ió n Ge ne ral de De p o rte s, 1987.

102

Re alid ad s o c ial d e la m u je r e s p añ o la e n e l te atro d e Em ilia Pard o B azán Laura Burg o s-Le jo nag o itia (Co nse jo Sup e rio r de Inv e stig ac io ne s Cie ntífic as)

Ente nde r e l m arc o h istó ric o e n e l c ual Em ilia Pardo Bazán e stre nó sus o b ras dram átic as im p lic a n e c e sariam e nte una re f le xió n so b re e l e ntram ado so c ial y e sp e c tac ular de la Esp aña de l m o m e nto y su re lac ió n c o n la auto ra dram átic a. La inc ursió n d e la m uje r e sp año la p o r c uanto al ám b ito de la e sf e ra p úb lic a re sp e c ta tie ne uno s o ríg e ne s c o no c ido s e n re lac ió n c o n e l e sp ac io dram átic o . Están ya ac re d itadas las sim p atías que g e ne raro n alg unas ac tric e s de dif e re nte s g é ne ro s, e le v adas e n m uc h o s c aso s a una adm irac ió n p ro funda que le s lle v ó a o c up ar no só lo c arte le ras d e te atro s, sino p ág inas e n las se c c io ne s de so c ie dad d e lo s ro tativ o s e sp año le s. Me no s ale ntado ra p o r h ab e r sido o c ultada b ajo e l no m b re de l c o m p añe ro m asc ulino re sulta la p artic ip ac ió n e m p re sarial de la m uje r e n las c o m p añías te atrale s, un asp e c to tam b ié n inte re santísim o p ara e l e studio de l te atro e sp año l im p o sib le d e ab o rdar e n e ste b re v e e studio .138 Un c aso distinto y c ie rtam e nte inte re sante e s e l de la ac e p tac ió n, p o r p arte tanto de l p úb lic o c o m o de l sh o w b usine ss, de la m uje r de ntro de l e ntram ado e sp e c tac ular d e sde e l m o m e nto e n e l c ual d e c id e é sta to m ar un e sp ac io antaño e m ine nte m e nte m asc ulino c o m o fue ra e l d e la auto ría.139 Sin e m b arg o , y a p e sar d e Baste re c o rdar, sin e m barg o , la e xiste nc ia e n e stas prim e ras dé c adas, de num e ro sas c o m pañías te atrale s f o rm adas po r m atrim o nio s de inté rpre te s, c uyo e xp o ne nte so c ial e ra, g e ne ralm e nte e l pe rso naje m asc ulino aun c uando fue ran f o rm adas tam bié n po r ac tric e s e m ine nte s —Co m pañías: Gue rre ro -Me ndo za, Pale nc ia-Tubau, Xirg u Bo rrás, e tc . —. Co n po ste rio ridad, e n la dé c ada de lo s 30, está c o nstatada la e xiste nc ia de m uje re s e n la dire c c ió n de e sc e na (Vé anse lo s e studio s al re spe c to c itado s e n e l apartado biblio g ráf ic o ). 139 Un prim e r ac e rc am ie nto al m undo de la m uje r c o m o d ram aturg a a lo larg o de l sig lo XX re v e la num e ro so s c aso s de auto ría e xplíc ita (María Te re sa Bo rrag án de Alo nso , Lo la Ram o s de la Ve g a, Ev a Cane l, Em ilia Pardo Bazán, Ele na Sánc he z de Arro jo , Co nc ha Espina, Cle m e nc ia Larra, Juana Prie to O ro m e ndia, Blanc a Suáre z, Caro lina So to y Co rro , María de l Pilar Co ntre ras de Ro dríg ue z...), así c o m o o tro s e n lo s que la auto ría f e m e nina ha pe rm ane c ido o c ulta bajo la so m bra de un m atrim o nio o c o m pañe ro -c o auto r (María Martíne z Sie rra). Las bio g raf ías de e sc rito ras de jan te stim o nio pate nte de una labo r c o njunta c o n sus pare jas, no sie m pre re c o no c ida e n la e sf e ra públic a (Ze no bia Cam prubí, Co nc ha Mé nde z). 138

103

que la c o nquista de lo s e sc e nario s e sp año le s se die ra d e m ane ra p aulatina, e l h e c h o de que h o y día sig a sie ndo m e no r —e n re lac ió n al m asc ulino — e l núm e ro de dram aturg as e n lo s m anuale s de h isto ria d e la lite ratura e sp año la, no o b e de c e m ás que , e n lo que al sig lo XX re sp e c ta, al sile nc io siste m átic o sufrido p o r é stas e n lo s e studio s lite rario s so b re la é p o c a. A e ste re sp e c to , e xiste ya una se rie de e nsayo s que h an c o lab o rado e n e l análisis de nue stras dram aturg as y ab re n, a la v e z, líne as c e rte ras so b re las c uale s transitar e n e sta lab o r. El h e c h o de se r auto ra dram átic a d urante las p rim e ras d é c adas de l sig lo XX c o nstituyó , c uando m e no s una c ualidad “fue ra de lo c o m ún” no sie m p re v alo rada e ntre lo s c o le g as m asc ulino s. La so c ie dad auto rial, fo rm ada p o r Gre g o rio Martíne z Sie rra y María de la O Le járrag a, no s o fre c e un te stim o nio de la situac ió n e n la c ual se v e ía inse rta, e n m últip le s o c asio ne s, una m uje r e n e l e ntram ado dram átic o e sp e c tac ular si de se ab a lle v ar sus o b ras a lo s e sc e nario s.140 Ante dic h as re p re se ntac io ne s, la o p inió n de la c rític a so lía o sc ilar e ntre d if e re nte s p unto s de v ista, sin e m b arg o , p o de m o s afirm ar sin te m o r a e quiv o c arno s que , e xp re sada é sta b ajo c ualquie r p e rsp e c tiv a, distab a e n la m ayo ría de las o c asio ne s, de o fre c e r e l rig o r c rític o re c o m e ndab le y p re te ndido e n las re se ñas a lo s e stre no s de sus c o le g as m asc ulino s. Se instalab an, p ue s, lo s se c to re s c rític o s e n dife re nte s p o sic io ne s: d e un lado e stab an quie ne s c o nside rab an e l te atro e sc rito p o r m uje re s un h e c h o c ie rtam e nte e xc é ntric o , una m ane ra lúdic a m e diante la c ual la m uje r o c io sa se e ntre te nía re alizando alg ún trab ajo re m une rad o de ntro de la e sfe ra p úb lic a, e n de f initiv a una c o yuntura aislada o c o n una d urac ió n de tie m p o re lativ am e nte b re v e , p o r e nte nde r que las lab o re s fe m e ninas e stab an c irc unsc ritas al c uidado de su h o g ar, e sp o so e h ijo s. De o tro lado , e n lo s e studio s so b re la re c e p c ió n —e n p re nsa p e rió dic a— de l te atro de c o m ie nzo s de l sig lo XX so n c o m une s, c asi siste m átic o s lo s c aso s e n lo s c uale s c uando un c rític o h ab ía de e nfre ntarse al e stre no de una p ie za te atral e sc rita p o r una m uje r, ado p tab a ac titude s c o nde sc e ndie nte s la m ayo ría de las v e c e s, h ac ie ndo g ala d e tanta “c ab alle ro sidad ” c o m o e sc aso rig o r c rític o . El re p aso Re spe c to a la c o auto ría de María de la O Le járrag a junto al que f ue ra su e spo so inc luso tras la se parac ió n de l m atrim o nio , lo s e studio s re alizado s po r Patric ia O ´Co nno r (1987, 2003), Alda Blanc o (1999, 2000, 2001, 2003), y Julio Che c a (1997, 2002, 2006) o f re c e n y de f ie nde n una te sis c o nsiste nte e n la partic ipac ió n de m ane ra siste m átic a po r parte de María e n las o bras re g istradas c o n no m b re de su e spo so hasta la f e c ha de la se parac ió n y, tras é sta, la pe rm ane nc ia e n e l uso del no m b re Gre g o rio Martíne z Sie rra po r parte de la auto ra. 140

104

de las re se ñas y g ac e tillas de o b ras e stre nadas p o r dram aturg as e n las do s p rim e ras dé c adas d e l sig lo XX no s o fre c e una de sv iac ió n e n e l fo c o de ate nc ió n de sde e l tan de se ab le e studio fo rm alista de las re p re se ntac io ne s, h ac ia la friv o lizac ió n so b re e l c arác te r e xc e p c io nal d e un e stre no d e la “b e llísim a” o “sim p átic a” auto ra dram átic a. Sirv a c o m o e je m p lo la inm utab le c alific ac ió n p o r p arte de lo s p e rió dic o s de la zarzue lista Lo la Ram o s de la Ve g a c o m o la “c o no c ida y sim p átic a tip le ” e n p alab ras de la c rític a de El Imparcial, “h e rm o sa tip le ” p o r p arte de l Liberal, de la c ual, tan só lo lo s ro tativ o s Blanco y Negro y El Guadalete se ñalarían e n alg ún m o m e nto la p artic ip ac ió n e m p re sarial c o d irig ie ndo su c o m p añía junto a Em ilio Me se jo , así c o m o su c o ndic ió n de e sc rito ra, sin ac ud ir a la utilizac ió n de ap e lativ o s so b re su f ísic o o so c iab ilidad. Asim ism o , ABC d e stac aría la p artic ularidad d e que é sta f ue ra, ade m ás de “auto ra de v arias zarzue las”, “e xtrao rdinaria tip le líric a”. Esta e ra, a c o m ie nzo s de l sig lo XX la situac ió n a la c ual se e nfre ntab an las auto ras dram átic as e sp año las que p re te ndían e stre nar o e stre nab an e n lo s te atro s m adrile ño s. Sin e m b arg o , y a p e sar d e que lo s e studio s re alizado s de sd e las dé c adas de lo s 80 y 90 h an sac ado a la luz no m b re s de dram aturg as e sp año las c uyo s e stre no s g o zaro n de c ie rta re le v anc ia e n su m o m e nto , Jo sé Franc o s Ro dríg ue z, e n su o b ra El

teatro en España (1909) re f e re nte a la te m p o rada te atral 1908-1909, c o ntab ilizab a —a niv e l nac io nal— la e xiste nc ia d e tre s dram aturg as e n lo s te atro s de Madrid, y una e n lo s te atro s e sp año le s de p ro v inc ias, sie ndo e ste un dato m uy ilustrativ o de l re c o no c im ie nto c o nc e dido p o r la m asa c rític a a nue stras auto ras e n aque l m o m e nto . El h e c h o de que d e te rm inado s ro tativ o s h ic ie ran g ala de l tan re no m b rado fe m inism o de c o m ie nzo s de l sig lo XX da c ue n ta de la im p o rtanc ia, c ada v e z m ás c re c ie nte , de l m o v im ie nto e ntre la so c ie dad e sp año la, m o strando a la v e z, e m p e ro , e l de sc o nc ie rto to dav ía re inante e n lo s se c to re s so c iale s e sp año le s, e n lo s c uale s p e rv iv ían e stas rare zas c rític as de ap o yo a las m uje re s, c o n e l tam b ié n e lo g io d e c o m e dias m arc adam e nte se xistas —Si las mujeres mandasen, El diablo con faldas, Las

insaciables, La borracha, Cuando ellas quieren, e tc — . Inse rta e n e ste e ntram ado so c ial e sp año l de c o m ie nzo s de l sig lo XX se e nc ue ntra la fig ura de la narrado ra, e nsayista, p o e ta, no v e lista, dram aturg a, c rític a te atral y c ate drátic a la Co nde sa Em ilia Pardo Bazán. El c o m p ro m iso de la e sc rito ra g alle g a c o n la situac ió n de las m uje re s e sp año las e stá datado e n 1890, c uando Pardo 105

Bazán ac c e d e a la info rm ac ió n so b re lo s m o v im ie nto s fe m inistas e xtranje ro s y lo s im p o rta e n Esp aña a trav é s de su se rie de artíc ulo s titulado s “La m uje r e sp año la” 141 (Dav ie s 1998). Asim ism o e l fe m inism o de Pardo Bazán, se e nc ue ntra e ntro nc ado c o n la e sc ue la m ás lib e ral intro duc ida e n Esp aña p o r e l p ro fe so r Po sada, quie n p o stuló p o r la ig ualdad to tal e ntre m uje re s y h o m b re s e n lo s te rre no s c iv il, so c ial y e c o nó m ic o , y af irm a e n su e stud io c ó m o la m ism a e sc rito ra se auto de finió c o m o “una radic al f e m inista” (Nie v a d e la Paz: 1996). He m o s de te ne r e n c ue nta, c uando h ab lam o s de fe m inism o e sp año l d e c o m ie nzo s de sig lo XX, la e le v ada tasa de analfab e tism o e n nue stro p aís, c ifrada, e n 1903, e n un 68% d e la p o b lac ió n p e ninsular.142 En e ste c o nte xto e duc ativ o , ade m ás, la fo rm ac ió n re c ib ida p o r las m uje re s e ra se nsib le m e nte m e no r a la de lo s h o m b re s y e stab a ade c uada a la finalidad últim a de l m atrim o nio , re duc ida, p o r tanto , a lab o re s de ag rado y m ane jo do m é stic o e ntre las que se c o ntab an la c o stura, re lig ió n c ristiana, y alg ún c o no c im ie nto —lo s m e no s c aso s— de idio m a; to do un ab anic o , e n de f initiv a, d e le c c io ne s de stinadas a la re alizac ió n de “las lab o re s p ro p ias de su se xo ”. En e ste e sc aso p ano ram a c ultural f e m e nino , la fig ura d e Em ilia Pardo Bazán se alza, no só lo e quip arándo se a lo s c o no c im ie nto s m asc ulino s, sino a la é lite inte le c tual d e lo s m ism o s, de sde su lle g ada a Madrid, p asando p o r la c andidatura fallida de e ntrada e n la Re al Ac ade m ia e n 1891, su no m b ram ie nto c o m o p re side nta de la se c c ió n d e Lite ratura e n e l Ate ne o d e Madrid e n 1906, e l de Co nse je ra d e Instruc c ió n Púb lic a e n 1910 o la c o nc e sió n de la Cáte dra e n Lite ratura Ne o latina d e la Univ e rsidad Ce ntral e n 1916, e ntre o tras de sig nac io ne s. Re sulta, p o r tanto , e sp e c ialm e nte sig nific ativ o que c uando o tra fe m inista c o m o Marg arita Ne lke n, año s m ás tarde , se m ue stre e sc é p tic a a so lic itar e l suf rag io univ e rsal, arg um e nte la e sc asa fo rm ac ió n inte le c tual y p o lític a d e las m uje re s p ara p o de r e je rc e r e l de re c h o c o n c rite rio analític o , y e sb o c e la fig ura de la Co nde sa de Pardo Bazán c o m o una d e las

It w as 1890, w he n Pardo Bazán w as in he r e arly f o rtie s, that she be c am e m o re inte re ste d in f e m inism . She re spo nde d to a rapidly c hang ing so c ial and c ultural c o nte xt and to de v e lo pm e nts in the w o m e n’s m o v e m e nt abro ad. She publishe d a se ries o f artic le s e ntitle d `La m uje r e spaño la´ and the Fortnightly Review (La España moderna May- Aug ust 1890). In the se she re f e rs to th e Nap o le o nic inv asio n as the m o m e nt w he n ne w ide as e nte re d Spain and w he n Spanish w o m e n w e re able to take o n an ac tiv e public ro le . […] Many o f Pardo Bazán´s f e m inist o pinio ns w e re publishe d in the m ag azine Nuevo Teatro Crítico she f o unde d in 1890 w ith m o ne y inhe rite d f ro m he r f athe r. 142 Anó nim o “La pro te c c ió n a lo s niño s y e l pro ye c to de l Se ño r Maura 1903.” ABC 22.6:1. 141

106

inauditas re p re se ntante s f e m e ninas c o n c o no c im ie nto s sufic ie nte s p ara p o de r lle v ar a c ab o tal e m p re sa.143 Dada la situac ió n, e l te atro c o nstituyó una de las trib unas e duc ativ as fundam e ntale s e n las p rim e ras d é c adas de l sig lo XX. Lo s c o lise o s sirv ie ro n c o m o p latafo rm as idó ne as p ara lle v ar a lo s e sp e c tado re s lo s m o v im ie nto s c ulturale s, so c iale s y m o rale s de Esp aña, al sup o ne r un m é to do e duc ativ o no ne c e sitado de c o no c im ie nto s inte le c tuale s p re v io s y que p o día alc anzar un am p lio ab anic o so c ial y c ultural. Para la llam ada “c ue stió n fe m e nina”, e l usufruc to de e stas tab las re sultó de g ran utilidad e n su inte ré s h ac ia la instruc c ió n so c ial de la m uje r y la de m anda d e sus de re c h o s a una e nse ñanza m ás c o m p le ta así c o m o un m ayo r p e so de ntro de lo s núc le o s fam iliare s y so c iale s, e n de finitiv a, p ara una dig nific ac ió n de la m uje r d e ntro de la e sf e ra fam iliar y su p ro ye c c ió n lab o ral e n la e sf e ra p úb lic a. En e ste c o nte xto , p ue s, de de nunc ia, e n 1906, Em ilia Pardo Bazán e stre nó do s o b ras de te atro fundam e ntale s e n e l análisis de la situac ió n so c ial fe m e nina: Cuesta abajo y Verdad.

Verdad. Drama en cuatro actos y en prosa se e stre nó e n e l te atro Esp año l e l 9 de e ne ro de 1906, sie ndo lo s p ap e le s p rinc ip ale s p ara e l m atrim o nio de artistas María Gue rre ro y Fe rnando Díaz de Me ndo za. Narra la o b se sió n de Martín de Trav a p o r Ire ne de O re nte . El dram a c o m ie nza c uando Ildara, la c riada de Martín de Trav a de sc ub re que al p azo v a a ir alg uie n ine sp e rado a c e nar e sa no c h e . Pre g unta a Santiag o , su h ijo y tam b ié n c riado y é ste le m ie nte dic ié ndo le que e l se ño r de la c asa v a a te ne r una re unió n ad hoc c o n e l je fe d e lo s c arlistas, p e ro e n re alidad Martín se disp o ne a e ntre v istarse c o n Ire ne , una no b le p o rtug ue sa c asada c o n la que p re te nd e te ne r una av e ntura. Martín e stá e nam o rado de e lla, p e ro é sta se m ue stra lib e ral y le h ac e sab e r que no e s e l únic o h o m b re c o n e l c ual se e stá v ie ndo d urante su m atrim o nio y, ade m ás, p ro nto se irá c o n su m arido a Ing late rra, p o r lo que su inte ré s p o r Martín e s e fím e ro . Éste se v ue lv e lo c o de c e lo s y ah o g a a Ire ne . Santiag o , e l c riado , ac ud e e n so c o rro de su se ño r y le insta p ara que h uya, h ac ie ndo Uno de lo s tó pic o s m ás c o rrie nte s de l f e m inism o e s que re sulta ridíc ulo que un analfabe to y un alc o hó lic o pue dan v o tar y que no pue da v o tar una m uje r c ulta e inte lig e nte ; v e rdad e s que , sin duda alg una, la c o nde sa de Pardo Bazán se ría m ás c apaz de e nte nde r la po lític a que e l se re no de su c alle ; pe ro e sto no basta para que to das las m uje re s de la nac io nalidad de la c o nde sa de Pardo Bazán to m e n parte e n lo s asunto s de su nac ió n. La c o nde sa d e Pardo Bazán e s supe rio r al se re no de su c alle , y una m uje r inte lig e nte pue de v ale r tanto c o m o un ho m b re inte lig e nte … (Ne lke n, 1918: 149150) 143

107

de sap are c e r e l c ue rp o de Ire ne , y de satando las c o nsab idas e sp e c ulac io ne s so b re e l ase sinato de Ire ne , de c uya m ue rte ac usan al Co nde de Po rtale g re . Año s de sp ué s, e n e l m ism o p azo , e stán trab ajando Santiag o , Juana y Mig alla. Lle g a a la c asa Martín d e Trav a, c o m p le tam e nte e naje nado tras e l ase sinato c o m e tido y c asado c o n la he rm ana m e no r de Ire ne , Anita, de sc o no c e do ra de la v e rdad. Martín afirm a h ab e rse c asado c o n Anita p o r lib rarla de la d e sh o nra b ajo la c ual le h ab ía d e jado su h e rm ana, p e ro e n re alidad lo h a h e c h o p o r se r é sta la v iv a im ag e n de Ire ne . A la v e z de la lle g ada d e Martín, uno s g uardias c iv ile s p aran e n e l p azo a p e dir ag ua p ara un m ale ante al que lle v an al p re sidio , Sang re Ne g ra. Al ac usar é sto s de ase sinato al de linc ue nte , aflo ra e n Martín e l se ntim ie nto de c ulp a, ac re c e ntado p o r v o lv e r al sitio do nde c o m e tió e l ase sinato tras año s de ause nc ia, e inc re p a al re o a que se c o nfie se . Lle g a m ás tarde Anita c o n su sé quito e h ijo . A p e sar de se r de sc o no c e do ra d e la v e rdad so b re e l c aso de su h e rm ana m ayo r, é sta so sp e c h a alg o o c urrido a Martín, p ue s lo c o no c e d e sde v ario s año s y h a o b se rv ado su d e g e n e rac ió n. Éste , e n su ne c e sidad de de c ir la v e rdad e s re f re nado p o r Santiag o , p e ro Anita le c ue nta c ó m o e sa tarde v a a v e nir e l h o m b re al c ual ac usaro n de la m ue rte d e Ire ne a c o ntarle alg o , y Martín de c id e instar a su e sp o sa p ara que e sc uc h e al v isitante y sab e r así la v e rdad e ra re sp ue sta a sus p e sare s. El Co nde de Po rtale g re narra a Anita la v e rdad so b re la fatíd ic a no c h e , h ac ié ndo le sab e r así que e l ase sino de su h e rm ana e s su m ism o m arido . Anita no de se a c re e r la v e rdad y se la p re g unta a Martín, quie n le sac a de dudas. A la v e z, é ste h a dado c o b ijo a Sang re Ne g ra, e sc ap ado de la Guardia Civ il, que v a a lle g ar a la c asa e n b usc a d e l m ale ante . Martín e sc o g e é sta o c asió n p ara e ntre g arse a la justic ia y c o ntar la v e rdad. Anita y Santiag o tratan de im p e dírse lo , p e ro no p ue de n y la o b ra finaliza sie ndo e l ase sino disp arado p o r su sirv ie nte Martín p ara e v itar que se e ntre g ue a la Guardia Civ il, ante la d e se sp e rac ió n de su e sp o sa, quie n no só lo le h a p e rdo nado sino , ade m ás, se sie nte re a tam b ié n de la c ulp a d e Martín. Sie ndo é ste últim o y Anita lo s do s p e rso naje s e n lo s c uale s se c e ntra e sta tram a de trasfo ndo e v ide nte , e s Santiag o fo c o de to do s lo s c o nv e nc io nalism o s antife m e nino s de l m o m e nto b asado s, e ntre o tro s asp e c to s, e n la c re e nc ia de que las m uje re s no so n c ap ac e s de g uardar se c re to s y e n e llas re sid e , ade m ás, e l o rig e n de l

108

m al, e ntro nc ando así c o n la c re e nc ia c ristiana que ac usa a la p rim e ra m uje r, Ev a, d e intro duc ir e l p e c ado e n e l p araíso —m undo —: JUANA: Po r tu v ida m e dig as, Santiag o … ¿Po r qué no s tie ne s tanta te m a á las m uje re s? SANTIAGO : (Co n g e sto de de sdé n) Po r lo m ism o . JUANA: ¿Po r lo m ism o ? SANTIAGO : Po r e so que h ac e s tú… Po r c urio sas; p o r la m ane ra de p re g untar…y p o rque de e llas v ie ne to do e l m al de l m undo . JUANA: ¿Y de v o so tro s qué v ie ne ? ¿O nzas de o ro y lib re tas de p an? […] Sie m p re c allado p ara que no te v e a la c o lo r d e l p e nsar, que d e b e se r c o m o la de l b e tún… SANTIAGO : No sé qué falta h ac e que h ab le yo . Hab las tú p o r m i y p o r una do c e na… (Pardo Bazán. 1906a: 26) Co ntinuando c o n la ide ntific ac ió n de la m uje r c o m o m ano de o b ra do m é stic a sin m ás v alo r que e l trab ajo apo rtado al ám b ito de l h o g ar: JUANA: No h ay aquí sino nue stras do s p e rso nas… ¿Co n quié n h a de te ne rse un h ab la, sino c o ntig o ? SANTIAGO : Co n Mig alla. JUANA: ¡Valie nte p e rso naje ! No sé c ó m o se te o c urrió to m ar una c riada p o r e l e stilo . SANTIAGO : No h allé m uje r m ás m e nuda e n to da la p arro quia. JUANA: ¿To m áste la p o r m e nuda? SANTIAGO : De lo m alo , lo m e no s. (Pardo Bazán. 1906a:27)

109

Para lle g ar m ás tarde al insulto c o m ún h e re dado de lo s p ro c e so s inquisito riale s, de id e ntif ic ac ió n de la m uje r c o n la fig ura h e ré tic a d e la b ruje ría: SANTIAGO : ¡Mal rayo te ab rase , b ruja! (Pardo Bazán. 1906a: 27) Esta c o nc e p c ió n de la m uje r lle v a a Santiag o a justific ar ante Martín su “o b lig ac ió n” de e nc e rrar a su m adre la no c h e de l ase sinato y h asta la m ue rte de é sta, e rig ié ndo se e n jue z m o ral m e diante la utilizac ió n de e xp re sio ne s c e rc anas a la narrac ió n de la c re ac ió n de l m undo e n e l Antig uo Te stam e nto : SANTIAGO : ¡No se ño r! ¿Para qué e stab a yo aquí? Co m o sé que las m uje re s no p ue d e n suje tar la le ng ua, de sde la m añana sig uie nte … ¿Me e ntie nde , se ño rito ? La e nc e rré e n un c uarto […] ¡No to rnó á c o m unic ar c o n nadie !...¡Y fue bueno! (Pardo Bazán. 1906a: 29-30) La re p re se ntac ió n de un h e c h o tan e sc alo friante c o m o e s la salv ag uarda de l h o no r de una m uje r p o r p arte de l ase sino de su h e rm ana p o nía e n la p ale stra la situac ió n e n la c ual se v ie ro n m uc h as m uje re s, v íc tim as de ac to s aje no s, que le s de jab an de p o r v ida tac h adas so c ialm e nte y, p o r tanto , c o nde nadas a se r o b je to de m atrim o nio s de c aridad, sin o p c ió n a e le g ir p o r e l m e ro h e c h o de se r c o nside rad a e sa p ro p o sic ió n m atrim o nial su únic a tab la d e salv ac ió n p ara ac c e d e r al b e ne p lác ito de la so c ie dad que le s ro de ab a. La inte nc io nalidad c o n la que Martín se c asa c o n Anita, que no e s o tra que la de v iv ir junto a una m uje r c uya im ag e n e s la m ism a de Ire ne . Éste , sin e m b arg o , se am p ara e n lo s c o nv e nc io nalism o s so c iale s p ara h ac e r v e r que su p ro p ó sito o b e de c e a o tras c ausas m ás no b le s: p ro te g e r a Anita de un aislam ie nto so c ial p o r la de sh o nra que le h a de jado e n h e re nc ia su h e rm ana: MARTÍN: ¡Cálc ulo no , e so no ! Me c asé c o ntig o p o rque e lla m e dijo que e ras la únic a p e rso na á quie n p ro fe sab a infinita te rnura… y p o rque no té que 110

m e que rías, que só lo v iv ías p ara m í. Y tam b ié n p o r am p ararte , p o rque la d e sap aric ió n de Ire n e arro jó

m anc h a

so b re

ti.

Hic e

m al.

Me

e quiv o qué ... (Pardo Bazán. 1906a: 57) En e ste c aso , e l e xtre m o d e se r e l salv ado r d e Anita e l m ism o ase sino de s u h e rm ana Ire ne , so lap a y ap o rta dram atism o a una ac titud e xte ndida de m ane ra h ab itual e n la so c ie dad e sp año la de l m o m e nto . La so luc ió n, ante una c rític a tan p re c lara, v ie ne dada p o r e l arre p e ntim ie nto de Martín quie n, a m o do de catarsis, se e ntre g ará a la justic ia p ara p urg ar su c ulp a. Es e sta salida, sin e m b arg o , e ng año sa p o r c uanto a Anita re sp e c ta, p ue s e l f uturo que e sp e ra a la e sp o sa traic io nada e stá do b le m e nte m arc ado p o r la trag e dia al h ab e r c o ntraído m atrim o nio c o n e l ase sino de su h e rm ana, y te ne r una h ija c o n é l. Se ñalada, p ue s, d e p o r v ida, Anita se v e rá c o nde nada ya al ab so luto d e sp e g o so c ial y c o nsc ie nte d e e llo , su últim o inte nto p o r ac e rc ar la re alidad a la m ayo r no rm alidad p o sib le se rá que Martín no se e ntre g ue ni c o nfie se e l h o m ic idio . Días m ás tarde a la re p re se ntac ió n de Verdad, e l 22 de e n e ro de 1906 e n e l Gran Te atro de Madrid, la c o m p añía dirig ida p o r María Tub au e stre na Cuesta abajo.

Comedia dramática en cinco actos en prosa. Cuesta abajo narra e l d e sc e nso so c ial de la fam ilia d e Castro Re al, p ro v o c ado p o r lo s do s h o m b re s de la m ism a: Fe lip e , p adre de la fam ilia y m arido de Ge rarda, y Jav ie r, h ijo de l p rim e r m atrim o nio de Fe lip e y h e rm ano de Ce lina. Lo s Co nde s de Castro Re al e sp e ran la v isita de la Co nde sa v iuda de Castro Re al, m adre de Fe lip e . La m añana e n la que v a a lle g ar la m adre d e Fe lip e , é ste de sp ie rta a su e sp o sa p ara que re c ib a a su sue g ra y le rue g a que inte rc e da p o r é l p ara que Duarte le s ayude a salir d e su ap uro e c o nó m ic o . Éste info rm a a Ge rarda de que e l Co nde h a disp ue sto de la d o te ap o rtada p o r e lla al m atrim o nio arrastrando a la fam ilia a la ruina, aun que to dav ía e stán a tie m p o de salv ar alg unas p o se sio ne s y m anifie sta a Ge rarda su am o r h ac ia e lla p ro p o nié ndo le , a c am b io de su ayuda, la c o rre sp o nde nc ia a sus am o re s. La e sp o sa e stafada no v e m ás re m e d io p ara salv ar su e c o no m ía que ac c e d e r, situando su de stino e ntre e l Co nde , quie n la e stá arruinando y le e s infie l c o n o tras m uje re s, y Duarte , que quie re ayudarla a c am b io de fav o re s. A la v e z, Jav ie r, e l p e tim e tre h ijo de Fe lip e , lle v a una v ida o c io sa 111

de dic ado al jue g o y no só lo c o lab o ra c o n la dilap idac ió n de la fo rtuna fam iliar, sino ade m ás de b e dine ro y p re te nde a la m ism a jo v e n que su p adre .144 La Co nde sa v iuda, m adre d e Fe lip e , e ntre v e lo que e stá o c urrie ndo e n la c asa y e ntie nd e que e s Ge rarda quie n e stá faltando al re sp e to a su h ijo , no o bstante , e n una c o nv e rsac ió n c o n su nie ta Ce lina de sc ub re c ó m o e n re alidad, la c ulp a e s de su h ijo Fe lip e , que h a de rro c h ado la fo rtuna fam iliar e n jue g o y m uje re s. Ge rard a m antie ne una c o nv e rsac ió n c o n su sue g ra p ara e xp o ne rle su inm ine nte se p arac ió n de Fe lip e y sus p lane s d e h uida c o n Duarte , p ara salv ag uardar su futuro . La Co nde sa v iuda p id e a Ge rarda que no m anc h e la h o nra ya m anc illada p o r su h ijo y, e n p ag o y p ara que Ge rarda no se v e a e n la o b lig ac ió n de p ro stituirse c o n Duarte p ara m ante ne r a su h ijo , le o fre c e las jo yas que le que dan. Ge rarda p ro m e te e nto nc e s que irá c o n la Co nde sa v iuda a v iv ir a Castro Re al. Mie ntras tanto Fe lip e m arc h a a h ac e r fo rtuna y Jav ie r ro b a las jo yas de la Co nde sa, re g alando p arte de e llas a la Co lo m b e , c o n la que de se a e sc ap ar al día sig uie nte . En una re unió n c o n sus am ig o s, Julio se re ta a due lo c o n Julio Am b as Castillas y que da m alh e rido . Finalm e nte , e n su re tiro de l Pazo de Castro Re al, v iv e la Co nde sa v iuda c o n Ce lina, sus sirv ie nte s y Jav ie r, al c ual lo s m é d ic o s h an p ro no stic ado una m ue rte te m p rana. En e l m o m e nto e n que Ce lina c o m unic a a su ab ue la la m ue rte d e su nie to , ap are c e Ge rarda, que h ab ía e stado arre g lando lo s asunto s de su do te c o n Duarte y le re c ue rda a la Co nde sa la p ro m e sa re alizada d e v iv ir sie m p re c o n e lla y c ó m o h a v e nido a c um p lirla, c o n lo que Ge rard a salv a su h o no r y la c asa de Castro Re al v ue lv e a te ne r un h e re d e ro . El m atrim o nio fo rm ado po r Ge rarda y Fe lip e re p re se nta una p rác tic a m uy c o m ún a c o m ie nzo s de l sig lo XX. Ge rarda p o se e fo rtuna y Fe lip e c are c e d e e lla, p e ro ap o rta un título no b iliario a la unió n. Lo s te stim o nio s re sp e c to a e sta c o stum b re so n c o nstante s e n la é p o c a y fue ro n re c urre nte s e n las re p re se ntac io ne s dram átic as.145 Sin e m b arg o , a p e sar de que e l m atrim o nio re sp o ndie ra m ás a un So bre la fig ura de lo s no ble s aple be yado s y lo s pe tim e tre s e n la so c ie dad e spaño la tras la inv asió n napo le ó nic a, v é ase e l e studio de l pro f e so r Je sús To rre c illa, c itado e n e l apartado biblio g ráf ic o de e ste trabajo , titulado España exótica. La formación de la imagen española moderna. 145 Vé anse alg uno s eje m plo s re spe c to a la e duc ac ió n re c ibida po r las m uje re s hac ia el m atrim o nio e n lo s c apítulo s IV y V de l e studio de Ado lf o Pe rinat y María Isabe l Marrade s, Mujer, prensa y sociedad en España 1800-1939; la c o nf e re nc ia “A las m uje re s”, leída po r Jo sé Prat e n e l Ce ntro o bre ro d e Barc e lo na lo s días 18 y 24 de o c tubre de 1903, re c o g ida po r Mary Nash e n su o bra Mujer, familia y 144

112

ac ue rdo e c o nó m ic o e ntre las p arte s, e l h e c h o de que Ge rarda e sté re alm e nte e nam o rada de Fe lip e , o se c asase c o n la e sp e ranza de te ne r un m atrim o nio f e liz adquie re m atic e s m ás drástic o s si se tie ne n e n c ue nta las c o nno tac io ne s de la unió n m atrim o nial p ara una m uje r d e c o m ie nzo s de l sig lo XX. Hab ie ndo sido e d uc adas c o n la finalidad últim a d e c o nse g uir un b ue n c asam ie nto , las m uje re s e sp año las m ante nían una e stric ta d isc ip lina a lo larg o de su juv e ntud re sp e c to , no só lo de la e duc ac ió n re c ib ida, sino tam b ié n so b re su ac titud e n p úb lic o —no rm as so c iale s fue ro n h e re dadas de lo s m anuale s de c o nduc ta die c io c h e sc o s 146 y de c im o nó nic o s—. Tras una niñe z p lag ada de c o nse jo s y le c c io ne s e nc am inadas h ac ia e ste h o rizo nte , las m uje re s e sp año las e nc o ntrab an, tras c ruzar e l um b ral de l m atrim o nio , se rio s p ro b le m as so b re lo s c uale s no h ab ían sido ad v e rtidas e n e sas “le c c io ne s” p re v ias. Uno de e llo s e ra e l de sufrir e l o strac ism o y las infide lidade s de sus e sp o so s, no p udie ndo h ac e r nada al re sp e c to , p ue sto que so c ialm e nte , la se p arac ió n e ra so luc ió n inadm isib le .147 Ge rarda e le v a e n re p e tidas o c asio ne s sus que jas so b re e sto s asp e c to s a su m arido : CO NDE: No m e injurie s, no b usque s que de m o s e sc ándalo . GERARDA: ¡Esc ándalo ! Llam as e sc ándalo a m is que jas, p e ro no a tu c o nduc ta.

trabajo en España (1875-1936); lo s do s prim e ro s c apítulo s de l v o lum e n Autoras dramáticas españolas entre 1918 y 1936 (texto y representación) así c o m o e l c apítulo “Muje r, so c ie dad y po lític a e n e l te atro de las e sc rito ras e spaño las del prim e r te rc io de sig lo (1900-1936).” de Pilar Nie v a de la Paz. 146 Carm e n Martín Gaite apunta lo s re quisito s que de bía c um plir la m uc hac ha c asade ra para c o nse g uir un bue n m atrim o nio y re p re se ntar, c o n e ste f in, la f ig ura de l “re c ato ”: En v ista de tan pe re g rino s c o nse jo s, a pare c e r ho ne stas y re c atadas, m ás que a se rlo , se habían aplic ado c o n ahínc o las do nc e llas c asade ras, y lle g ó a se rle s to talm e nte c o nsustanc ial aque lla ac titud re c o g ida y pudo ro sa que ado ptaban las po c as v e c e s que e ran v istas e n públic o . […] Pe ro si, a pe sar de se r tan ing rato pape l, las m uje re s so lte ras se av e nían de m e jo r o pe o r g rado a re pre se ntarlo , e ra a c ausa de que lo sabían m e dio e fic az para ac c e de r al m atrim o nio , aspirac ió n unánim e de quie n no se hubie se inc linado po r la o tra únic a salida v iable y no re pro bada po r la so c ie dad: la de e ntrar e n un c o nv e nto . (Martín Gaite 1988: 113-114) 147 Esta situac ió n pe rm ane c e to dav ía e n la se g unda dé c ada de l sig lo XX y e s de nunc iada po r Marg arita Ne lke n e n 1919: “To do s c o no c e m o s a alg una m uje r arruinada c o m ple tam e nte p o r su m arido ; a alg una m uje r obligada para poder mantener a sus hijos a ag uantar lo s desv ío s o m alo s trato s de su m arido ; a alg una m uje r que no pue de dar a sus hijo s una e duc ac ió n —la e duc ac ió n que e lla sabe que de be darles— po rque su m arido pre f ie re g astarse e l dine ro f ue ra de c asa y po rque e lla, le g alm e nte , no e s nadie para de c ir nada ac e rc a de lo s hijo s salido s de sus e ntrañas.” (Ne lke n 1919: 174-175)

113

CO NDE: Esp e rab a e n un m o m e nto tan ang ustio so que la c o m p añe ra de m i v ida… GERARDA: ¿La c o m p añe ra de tu v ida? Ni lo so y, ni lo h e sido , b ie n m irado sino días m uy b re v e s… Ese no m b re m e sue na a b urla. Se rán c o m p añe ro s de tu v ida lo s que v an c o ntig o a dó nde te la p asas… Y c o m p añe ras…No h e de p ro nunc iar no m b re s. CO NDE: (ac e rc ándo se a Ge rarda am e nazado r, h asta ac ab ar p o r asirla po r la m uñe c a) Me p ro v o c as e n un instante tan am arg o … No quie re s que te llam e c o m p añe ra… Pe ro e re s m i m uje r, c o rre s m i sue rte , m e o b e de c e rás… (Pardo Bazán 1906b : 34) Ge rarda, e n su disp uta c o n Fe lip e , le re c lam a do s c o sas: una de e llas e s la ne c e sidad de v iv ir re alm e nte c o m o un m atrim o nio , y la sig uie nte , ade lantándo se a lo que d e sp ué s e fe c tiv am e nte suc e de rá, e s que Fe lip e no c o m p ro m e ta c o n sus de slic e s la h o nrade z de su e sp o sa: GERARDA: Fe lip e … No sé si lo que m e p id e s e s m alo o b ue no . Me sue na a m alo … Sin e m b arg o , ac c e de ré si m e p ro m e te s so lam e nte , ¿lo o ye s? Que c am b iarás, que se re m o s un v e rdad e ro m atrim o nio ¡Es ho ra de que lo se am o s! […] Tu h o no r e s tuyo , y si m e arrastras a una de lic ad e za, tú re sp o nde rás. (Pardo Bazán 1906b : 14) De é sta de c larac ió n se trasluc e c ó m o Ge rarda te m e v e rse o b lig ada a b usc arse un am ante que le m ante ng a e c o nó m ic am e nte a e lla y e l h ijo fruto d e su m atrim o nio c o n Fe lip e . Ésta e ra una so luc ió n drástic a a la c ual se v e ían ab o c adas las m uje re s d e la é p o c a ya que sus do te s p asab an a fo rm ar p arte de la fo rtuna de su e sp o so y, una

114

v e z c asado s, é ste p o día h ac e r c o n e lla lo que d e se ase , sin que la m uje r tuv ie ra o p c ió n alg una so b re la m ism a. RAMÍREZ DUARTE: Hac e un año su fo rtuna p e rso nal de uste d aun p o día salv arse . Ah o ra quizás… GERARDA: ¡Qué ! ¡Mi fo rtuna! ¿Y uste d c ó m o sab e ?... RAMÍREZ DUARTE: Ya v e si e sto y e nte rado , lo s p o lític o s te ne m o s m il m e dio s… GERARDA: Pe ro m i do te , e l p atrim o nio de m i niño , ¿Qué rie sg o p ue d e c o rre r?... RAMÍREZ DUARTE: ¡Ya m e sup o nía yo que uste d no sab ía p alab ra! Sí, h ay rie sg o … El m arido adm inistra la do te de la m uje r, y c o n sus b ie ne s re sp o nde e lla. Pe ro si e l m arido h a e naje nado o disip ado ya to do s sus b ie ne s ¿Me quie re de c ir uste d c o n qué re sp o nde ? GERARDA: ¡Qué indig nidad! ¡Me ase g uró que m i fo rtuna se g uía intac ta!¡No sie nto p o b re za sino la h um illac ió n de l e ng año ! ¡Y e l p e que ño !...¡Y m i niño !... (Pardo Bazán 1906b : 31) El f uturo de m uc h as m uje re s v iudas o ab ando nadas, to da v e z que que dab an de sc ub ie rtas e c o nó m ic am e nte , e ra b usc ar e n la m ayo ría de las o c asio ne s, o tro h o m b re que so stuv ie se su e c o no m ía y la d e sus h ijo s, g e ne ralm e nte a c am b io d e fav o re s am ato rio s. En e l c aso de Ge rarda e s Duarte quie n e xp lic a a la m uje r la p re c aria situac ió n e c o nó m ic a c ausada p o r Fe lip e , a la v e z que se o fre c e c o m o p ro te c to r, sie m p re a c am b io de re c ib ir lo s fav o re s de é sta. RAMÍREZ DUARTE: No Ge rarda, nada de h ip o c re sías. No so y am ig o de uste d: so y… p e o r 115

que un e ne m ig o , p o rque so y… m ás que un am ig o : so y o tra c o sa (se ac e rc a a

Ge rarda).

[…]Van

a

v e nir…

Ag uardo sus ó rde ne s. ¿Pe rdo na uste d é sta e xp ansió n?... GERARDA: Mi p e rdó n ah í v a… RAMÍREZ DUARTE: […]Y fíe e n m í; fíe e n que c uanto le ac ab o de d e c ir e s v e rdad. Vie ne n… m e de sp ido …Vo y h ac ia e l o tro saló n… Y lo dic h o … De sc anse e n m í. (Pardo Bazán 1906b : 32 – 33) Lle g ada e sta situac ió n, las o p c io ne s d e la p ro tag o nista, c o m o las de m uc h as m uje re s de las p rim e ras dé c adas de l sig lo XX no e ran o tras que ac e p tar la m e nc io nada p ro te c c ió n o fre c ida p o r o tro h o m b re , y así, e n un p asaje de una m o de rnidad tre m e nda, Ge rarda lle g ará inc luso a e nfre ntarse a la situac ió n, dic ié ndo le a su sue g ra que v a a ab ando nar a Fe lip e p ara irse c o n Duarte , quie n le h a p ro m e tido arre g lar sus asunto s e c o nó m ic o s: GERARDA: No m e llam e uste d h ija. El lazo se h a aflo jado y v a a de satarse . CO NDESA: Ere s jo v e n y yo te ng o un p ie e n e l se p ulc ro … Hija te llam o . GERARDA: Pue s b ie n… sé p alo uste d. He c e sado de te ne rm e p o r m uje r de Fe lip e . […] GERARDA: (Co n v io le nc ia) Ni uste d n i yo p o d e m o s atar lo que Fe lip e h a de satado ; lo que v a a ro m p e rse h o y m ism o … Ya lo v e rá uste d. Pre fie ro ade lantarm e ; irm e yo ante s que se v aya é l. CO NDESA: (Co g e a Ge rarda de un b razo y la ac e rc a al b alc ó n, m irándo la c ara a c ara) ¿So la? 116

GERARDA: ¡So la! CO NDESA: ¿Para se g uir so la e n to do s lo s se ntido s? GERARDA: No re sp o ndo de l p o rv e nir. CO NDESA: ¿Qué indig nidade s v ie ne s a c o ntarm e ? GERARDA: Las de su h ijo de uste d. El, e l n o b le p o r lo s c uatro c o stado s, m alv e rsó la do te de la m uje r sin b laso ne s ni tim b re s; ap ro v e c h ando m i c o nfianza, h a g astado m i do te … Si no h e de p e dir lim o sna, ne c e sito am p aro , y h e d e ac e p tarlo … Me lo o fre c e n… (Pardo Bazán 1906b : 48) La so luc ió n final e s tam b ié n e n e ste c aso , c o nv e nc io nal, al v o lv e r Ge rarda tras la m ue rte de Jav ie r, a o fre c e r a su h ijo c o n Fe lip e c o m o h e re de ro de la fam ilia, so luc io nando así, tanto e l v ac ío e n la lín e a suc e so ria de l c o ndado , c o m o la p o sib le tac h a m o ral so b re su p e rso na. Tan só lo Ce lina se p o sic io na de f e ndie ndo e l h o no r de Ge rarda c uando é sta se m arc h a c o n Duarte , p o r e nte nde r que tras e l ab ando no de Fe lip e y la ruina fam iliar, Ge rarda de b e so luc io n ar su futuro y e l de su h ijo . CELINA: Ge rarda no h a c o m e tido ning una falta, no se h a m anc h ado . Pe ro e s m uje r, y e stá o fe ndida; e s m adre , y la fo rtuna d e su p e que ñito la h a v isto tirar p o r la v e ntana… No le p idas g rac ias a Ge rarda ni a nadie im p o sib le s… (Pardo Bazán 1906b : 43) De stac a Ce lina c o m o e l p ro to tip o de la nue v a m uje r e n e sta c o m e dia dram átic a, no só lo p o r su de fe nsa d e Ge rarda, sino a su v e z, p o r las m anife stac io ne s que h ac e a su ab ue la so b re e l m atrim o nio , e n p rinc ip io , c re ye ndo la fo rtuna fam iliar intac ta y m ás tarde tras darse c ue nta de su p o b re za. La Co nde sa v iuda y su nie ta sim b o lizan e l antag o nism o inte rg e ne rac io nal e n e l c ual se m antie ne una b atalla d e

117

c o ntrario s so b re lo que las c o stum b re s so c iale s de b ie ran se r (Co nde sa Viuda d e Castro Re al) y a lo que re alm e nte h an lle g ado a se r (Ce lina): CO NDESA: […] ¿Y tú, Ce li? ¿No se p ie nsa e n c asarte ? CELINA: No …Ni p ie nsan, ni p ie nso . CO NDESA: Pue s a tu e dad… una m uc h ac h a… CELINA: Ya no h ay m uc h ac h as. Ese g é ne ro se ac ab ó . En c am b io tam p o c o h ay v ie jas. To das las m uje re s aquí tie ne n c ie rta e dad: la e dad de se r te m ib le s. Co rre sp o nde e n e sta d ialé c tic a a Ce lina e xp lic ar la d if e re nc ia e xiste nte e ntre una m uje r y un h o m b re e n situac ió n p re c aria. Se que ja d e la injustic ia que sup o ne e l h e c h o de que una m uje r p o b re no p ue da asp irar ya a un b ue n m atrim o nio , p o r c are c e r d e do te , m ie ntras un h o m b re e n e sa m ism a situac ió n p ue d e to dav ía e le g ir e ntre v arias p o sib ilidade s. CELINA: A Jav ie r, si c ura, sie m p re le que da e l re c urso de un b rillante c asam ie nto ; p ue de e le g ir a su g usto … Las m uje re s no e le g im o s, y yo , si e n é ste rinc ó n de l m undo so y e le g ida, se rá p o r alg uie n a quie n no p o dré sufrir. Lo únic o que e sp e ra una se ñ o rita p o b re , e s m o rir so lte ra o ac e p tar al que lle g ue , aunque se a e l usure ro d e Barc e ló s, que m e ro nda. No te ne m o s o tro re c urso […] (Pardo Bazán 1906:75) El disc urso de la h ija de Castro Re al re sulta no só lo m o de rno e nte ndido de ntro de su m arc o h istó ric o , sino ade m ás p ro p o ne m ás ade lante una ide a c lav e : e l c ue stio nam ie nto de l p atriarc ado c o m o h e g e m o nía fam iliar. Im b ric a e sta af irm ac ió n c o n una te sis so ste nida po r Ce lina se g ún la c ual si e lla h ub ie ra sido v aró n e n la fam ilia, ning una de las de sg rac ias o c urridas h ab rían te nido lug ar. La d e nunc ia e s e v id e nte , e l c ue stio nam ie nto de la v alía de un h o m b re p ara g o b e rnar una fam ilia p o r 118

e l m e ro h e c h o de se un h o m b re h ac e a Ce lina de se ar h ab e r nac ido v aró n p ara e v itar lo s daño s o c urrido s. Sin e m b arg o , la m uje r m o de rna, re p re se ntada e n e l p e rso naje de Ce lina, no só lo adv ie rte de lo s p e lig ro s m e nc io nado s, sino ade m ás to m a p ap e l ac tiv o e n su f uturo , no re sig nándo se al m atrim o nio , y to m ando c o m o o p c ió n al trab ajo , así, la h ija d e Castro Re al de c id e h ac e rse ac triz. La c o nc e p c ió n de de sh o nra que sup o nía e l trab ajo p ara las c lase s no b le s e spaño las 148 se trasluc e e n la afirm ac ió n de la jo v e n so b re la im p o rtanc ia de luc h ar p o r se r due ña de un futuro m ás inde p e ndie nte d e l que le e stá d e stinado y re sistirse así a la c o m p ra-v e nta im p líc ita e n lo s m atrim o nio s de p rinc ip io s de sig lo . Ap are c e , p ue s, re p re se ntada e n la fig ura d e Ce lina la id e a d e la lib e rtad e c o nó m ic a, que dará a su v e z c o m o c o nse c ue nc ia, la lib e rtad to tal de la m uje r: CELINA: Yo , sí, yo , Ce lina d e Castro Re al; la m ism a…Y p ide a Dio s que se a v e rdad que te ng o fac ultade s, que te ng o alg o d e artista, que p ue do c o nse g uir e sa c arre ra… CELINA: […] b ajo e se no m b re m e g anaré …no sé si la v ida…o ad e m ás la g lo ria y la fo rtuna […] No m e av e rg üe nzo de trab ajar, de luc h ar; e so no e s de sdo ro … Lo s e xtrac to s m o strado s a lo larg o de e ste e studio no s m ue stran una de nunc ia so b re situac io ne s re ale s a las c uale s se e nfre ntab an las m uje re s e sp año las e n lo s c o m ie nzo s de l sig lo XX, de sde la d e p e nde nc ia d e l h o m b re p ara salv ag uard a de su h o nra, p asando po r e l e stado de inde fe nsió n e n e l c ual sum ía e l m atrim o nio a las m uje re s de sde e l m o m e nto e n que su do te que dab a a m ano s de la p re sunta h o nrade z de su m arido . Tam b ié n a su v e z, so b re la ing e nuidad de la re c ié n c asada, al lle g ar al m atrim o nio p ara o b se rv ar que tan ansiado fin no im p lic ab a, e n m uc h as o c asio ne s, re c ib ir e l am o r d e su e sp o so , o e l e stado de de p e nde nc ia c re ado p o r la ine stab ilidad e c o nó m ic a que o b lig ab a a la m uje r a ac e p tar la p rim e ra p ro p ue sta d e Vé ase , tam bié n, re spe c to a la c o nc e pc ió n, p o r parte de la no ble za e spaño la, de l trabajo c o m o e le m e nto c o nside rado so c ialm e nte de sho nro so , e l c itado e studio de To rre c illa. 148

119

m atrim o nio que le fue ra h e c h a. Ade m ás, Em ilia Pardo Bazán c ue stio na lo s p re sup ue sto s b ásic o s so b re la instituc ió n fam iliar, p lante ando la p o sib ilidad d e c am b io e n lo s ro le s p atriarc ale s h ac ia un m atriarc ado , utó p ic o p o r sup ue sto , e n la é p o c a. La no v e dad no re side tan só lo e n la de nunc ia, sino tam b ié n e n la p ro p o sic ió n de v ías alte rnativ as al futuro de las m uje re s, y e n e ste se ntido , e l trab ajo fe m e nino re m une rado e xte rio r a la e sf e ra p riv ada se e rig e c o m o una so luc ió n no só lo fac tib le sino tam b ié n re c o m e ndab le p ara alc anzar la so ñada inde p e nde nc ia de l h o m b re . Co n to do , a p e sar de lo s p o so s fe m inistas e n e stas do s o b ras, y e n la líne a de m uc h as o b ras te atrale s de dram aturg as e sp año las, lo s finale s a las m ism as so n ac e ntuadam e nte c o nse rv ado re s, te nie ndo e n c ue nta la ne c e sidad d e Anita, p ro tag o nista de Verdad de salv ag uardar la m e ntira de su m atrim o nio e n aras de una ac e p tac ió n so c ial im p o sib le si lle g a a c o no c e rse e l se c re to d e su m arido . Asim ism o tam b ié n Ge rarda se m antie ne suje ta a su de stino y re nunc ia a to m ar las rie ndas de su futuro y e l de su h ijo , b arajando c o m o únic as p o sib ilidade s la h uida c o n Duarte o , c o m o finalm e nte h ará, la p e rm ane nc ia junto a su sue g ra e n e l p azo d e Castro Re al. La no v e dad re side , y lo h izo e n su m o m e nto , e n m o strar, de sde las tab las de lo s e sc e nario s te atrale s a lo s dife re nte s m o de lo s de e sp e c tado ra, la situac ió n a la c ual m uc h as de e llas se v ie ro n ab o c adas y lo s p o sib le s c am ino s a to m ar e n c ada una de e llas o , e n su d e f e c to , la sim p le ide ntific ac ió n de lo s h e c h o s so c ialm e nte asim ilado s c o n la injustic ia c o m e tida c o ntra las m uje re s e n e ste c aso e sp año las.

120

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA BLANCO , Alda (Ed.). María Martínez Sierra (1874-1974). Madrid: Edic io ne s de l O rto , 1999.

Id., Gregorio y yo. Medio siglo de colaboración. Vale nc ia: Pre -te xto s, 2000. Id., Escritoras virtuosas, narradoras de la domesticidad. Granada: Univ e rsidad d e Granada, 2001.

Id., A las mujeres: ensayos feministas de María Martínez Sierra. Lo g ro ño : Instituto de Estudio s Rio jano s, 2003. CAPEL MARTÍNEZ, Ro sa. El trabajo y la educación de la mujer en España: 1900-1930. Madrid: Ministe rio de Cultura, 1982. CHECA PUERTA, Julio Enrique . Los teatros de Gregorio Martínez Sierra. Madrid: Fundac ió n Univ e rsitaria Esp año la, 1997.

Id., “Gre g o rio Martíne z Sie rra y e l c ine : d e Madrid a Ho llyw o o d”, Anales de la Literatura Española Contemporánea/ Annals of Contemporary Spanish Literatura [Co lo rado ], 27.1, (2002), p p . 45-67.

Id., “Lo s e p isto lario s d e Gre g o rio Martíne z Sie rra: alg unas ap o stillas”, Anales de la Literatura Española Contemporánea/ Annals of Contemporary Spanish Literatura [Co lo rado ], 31.2, (2006), p p .119-144. DAVIES, Cath e rine . Spanish Women´s Writing. 1849-1996. Lo ndo n, Atlantic Hig h lands (Ne w Je rse y): Ath lo ne Pre ss, 1998. DO UGHERTY, Dru y Mª Franc isc a Vilc h e s de Fruto s. La escena madrileña entre 1918

y 1926: análisis y documentación. Madrid: Fundam e nto s, 1990. Id., (Co o rds. y Eds.). El teatro en España entre la tradición y la vanguardia (1918-1939). Madrid: C.S.I.C./ Fundac ió n Fe de ric o Garc ía Lo rc a/ Tab ap re ss, 1992. FRANCO S RO DRÍGUEZ, Jo sé . El teatro en España. Año II. Madrid: Im p re nta d e Be rnardo Ro dríg ue z, 1909. HO RMIGÓ N, Juan Anto nio (Co o rd.). Autoras en la historia del teatro español (1500-

1994). Madrid: Aso c iac ió n de Dire c to re s de Esc e na de Esp aña, 1997. MARTÍN GAITE, Carm e n. Usos amorosos del dieciocho en España. Barc e lo na: Anag ram a, 2ª Ed. 1988.

121

NASH, Mary. Mujer, trabajo y familia en España (1875-1936). Barc e lo na: Anth ro po s, Edito rial de l Ho m b re , 1983. NELK EN, Marg arita. La condición social de la mujer en España. Madrid: CVS Edic io ne s, 1975. NIEVA, Franc isc o . “Una m irada so b re e l te atro de Em ilia Pardo Bazán”. En Marina Mayo ral (Co o rd.). Estudios sobre “Los Pazos de Ulloa”. Madrid: Cáte dra, 1988. NIEVA DE LA PAZ, Pilar. Autoras dramáticas españolas entre 1918 y 1936 (texto y

representación). Madrid: Co nse jo Sup e rio r de Inv e stig ac io ne s Cie ntíf ic as, 1993. Id., “Muje r, so c ie dad y p o lític a e n e l te atro de las e sc rito ras e sp año las de l p rim e r te rc io de sig lo (1900-1936)”. En Mª Franc isc a Vic h e s de Fruto s y Dru Do ug h e rty (Co o rds. y Eds.). Teatro, sociedad y política en la España del siglo XX. Madrid: Fundac ió n Fe de ric o Garc ía Lo rc a, 1996.

Id., Narradoras españolas en la transición política: textos y contextos. Madrid: Fundam e nto s, 2004.

Id., “La m e m o ria d e l te atro e n la narrativ a de las e sc rito ras e sp año las e xiliadas”, Anales de la Literatura Española Contemporánea [Co lo rado , Bo ulde r], 29.2, (2004), p p .433-461.

Id., “La m e m o ria de l te atro e n la narrativ a de una e sc rito ra e xiliada: María Te re sa Le ó n”. En Jo aquín Ro se s (e d.), María Teresa León, compromiso y melancolía. Có rdo b a: Dip utac ió n Pro v inc ial, (2005), p p . 35-44. O ´CO NNO R, Patric ia. Gregorio y María Martínez Sierra crónica de una colaboración. Madrid: Julia Garc ía Ve rdug o , 1987.

Id., Dramaturgas españolas de hoy. Madrid: Fundam e nto s, 1988. Id., Mito y realidad de una dramaturga española María Martínez Sierra. Lo g ro ño : Instituto de Estudio s Rio jano s, 2003. PARDO BAZÁN, Em ilia. La mujer española y otros artículos feministas. Ed. y p ró lo g o de Le da Sc h iav o . Madrid: Edito ra Nac io nal, 1976.

Id., Verdad. Drama en cuatro actos en prosa, Madrid, So c ie dad de Auto re s Esp año le s, 1906a.

Id., Cuesta abajo. Comedia dramática en cinco actos y en prosa, Madrid, R. Ve lasc o , 1906b .

122

PERINAT, Ado lfo y María Isab e l Marrade s. Mujer, prensa y sociedad en España 1800-

1939. Madrid: Ce ntro de inv e stig ac io ne s So c io ló g ic as, 1980. SIMÓ N PALMER, Mª Carm e n, Escritoras españolas del siglo XIX: manual bio-

bibliográfico. Madrid: Castalia, 1991. SO TELO VÁZQUEZ, Marisa. Emilia Pardo Bazán. Un poco de crítica. Artículos en el ABC de Madrid (1918-1921). Alic ante : Pub lic ac io ne s de la Univ e rsidad d e Alic ante , 2006. TO RRECILLA, Je sús. España exótica. La formación de la imagen española moderna, So c ie ty o f Sp anish and Sp anish Am e ric an Studie s, 2004. VILCHES DE FRUTO S, Mª Franc isc a. “Dire c to rs o f th e Tw e ntie th Ce ntury Sp anish Stag e ”. Contemporary Theatre Review, Manc h e ste r, VII (1998), 3, p p . 123.

Id., “Ap ro xim ac ió n a la dire c c ió n de e sc e na e n e l te atro e sp año l de l sig lo XX (18981939).” En Jo sé Carlo s de To rre s y Ce c ilia Garc ía Antó n (Eds.), Estudios de

Literatura Española de los Siglos XIX y XX. Homenaje a Juan María Díez Taboada, Madrid: CSIC, 1998, p p . 797-804.

Id., Ap unte s p ara una h isto ria de l te atro re p re se ntado ”. Anales de la Literatura Española Contemporánea/Annals of Contemporary Spanish Literature, [Co lo rado , Bo ulde r], XVII, (1992), 1-3, p p . 75-86.

Id., (Co o rds y Eds.). Teatro, sociedad y política en la España del siglo XX. Madrid: Fundac ió n Fe de ric o Garc ía Lo rc a, 1996.

Id., La escena madrileña entre 1926 y 1931 un lustro de transición. Madrid: Edito rial Fundam e nto s, 1997. ZAVALA, Iris M. y Myriam Díaz-Dio c are tz (Co o rds. y Eds.). Breve historia feminista

de la literatura española (en lengua castellana). VI v o ls. Madrid: Co m unidad de Madrid, Dire c c ió n Ge ne ral de la Muje r; Barc e lo na: Anth ro p o s, 1993-1998.

123

Án g e le s fu e ra d e l h o g ar: u n a ap ro xim ac ió n a las lite ratas d e la Es p añ a d e l s ig lo XIX Ariadna Co rté s Martín (Univ e rsidad Autó no m a de Madrid)

In tro d u c c ió n El sig lo XIX e sp año l e s una é p o c a h istó ric a que h a sufrido una fue rte m arg inac ió n a la h o ra de se r e studiada y c o m e ntada. Si h ab lam o s de lite ratura, e nc o ntrare m o s un fue rte v ac ío h isto rio g ráfic o , que no e s to m ado e n im po rtanc ia h asta la ap aric ió n de la no v e la re alista de la m ano de la p lum a de Be nito Pé re z Galdó s 149. Sin e m b arg o , e s a lo larg o de l sig lo XIX, c uando se fo rja e l e sp íritu d e la narrativ a y do nde la m uje r de c id e inte rv e nir c o n fue rza e n la c ultura e sc rita de su é p o c a. Si h e m o s m e nc io nado un v ac ío do c um e ntal h asta la ap aric ió n de la p rim e ra no v e la de Galdó s, no c ab e duda, de que la e sc ritura de m uje re s, h a sido ig no rada c o m p le tam e nte de lo s lib ro s de Anto lo g ías y de Histo ria de la lite ratura. El o b je tiv o de l p re se nte e studio e s re c up e rar, de sde un p unto de v ista h istó ric o , la im p o rtanc ia de aque llas m uje re s, que e n e l sig lo XIX de c idie ro n to m ar la p lum a de la v irtuo sidad e intro duc irse e n un m undo do m inado p o r e l g é ne ro m asc ulino . Sin e m b arg o , la m uje r no to m ará un disc urso p ro p io sino que re to m ará e l d isc urso m asc ulino tradic io nalista y d e c im o nó nic o . La m ayo r p arte d e las m uje re s que e sc rib an ap are c e n ante no so tro s/as c o m o narrado ras de la do m e stic idad, que e sc rib e n c o m o m o do de e ntre te nim ie nto y sin o lv idar nunc a, su p ap e l de v irtuo sas e sp o sas y fie le s c o m p añe ras. La disc ulp a o e l ano nim ato e sc o ndido b ajo un no m b re m asc ulino 150, e s una c o nstante e n la narrativ a fe m e nina

d e l lib e ralism o m ás

te m p rano . Sin e m b arg o , fre nte al disc urso de l “áng e l de l h o g ar” tam b ié n e nc o ntram o s m uje re s que ac c e d e rán a la v ida p úb lic a m asc ulina de la m ano de l Are nc ibia, Yo landa. Galdó s e n su tie m po . Santa Cruz de Te ne rif e : Cabildo de Gran Canaria, 2006 150 Un c laro e je m plo de m uje r que to m a no m bre m asc ulino para e sc ribir se ría e l de Ce c ilia Bö hl de Fabe r que utilizaba e l no m bre de Fe rnán Caballe ro . 149

124

disc urso fe m inista, d e f e ndie ndo nunc a la e m anc ip ac ió n p e ro sí e l de re c h o de la m uje r a la lib e rtad de e sc rib ir, c o m o la h ará Ro sario de Ac uña, Jo se p a Massané s o Co nc e p c ió n Are nal. De e sta m ane ra, la h isto rio g rafía fe m inista ide ntific a

e l disc urso de la

do m e stic idad c o m o la b ase de la c o nstruc c ió n de la ide ntidad c ultural de la m uje r. Es p ue s a trav é s d e d ic h o d isc urso so b re e l que se fo rja la m e ntalidad b urg ue sa y do nde se c re a un m o de lo de fe m inidad de finid o , e státic o e inm utab le , dic tándo se de sde la narrativ a e l c o m p o rtam ie nto fe m e nino y m asc ulino , do nde la m uje r e s la p e rfe c ta e sp o sa, h ija y m adre y do nde e l h o m bre do m ina la e sfe ra p úb lic a. A e ste re sp e c to c ab e se ñalar la c o nsag rada o b ra de Judit Butle r ya que e sta fe m inista c o nte m p o ráne a no s ayuda a e nte nde r

la c re ac ió n de e ste m o de lo d e m uje r

do m inado p o r la v irtuo sidad e státic a d e la do m e stic idad. He m o s dic h o que se c re a un m o de lo de fe m in idad, c re ándo se un c ó dig o que v a a de finir la ide ntidad fe m e nina. Judit Butle r 151 e xp lic a e ste h e c h o de la sig uie nte m ane ra, la m uje r e s c o nstituida p o r la c ultura a trav é s d e un siste m a de sím b o lo s disc ursiv o s. La m uje r se ría una c ate g o ría c ultural c o nstruida. Así, e l “áng e l d e h o g ar”, se ría un m o de lo d e m uje r c o nstruido , do nde a la m uje r se le c o nc e de c o m o únic o lug ar de ac tuac ió n la c asa, c o nv e rtida e n “áng e l” c uidado r de su e sp o so y de sus h ijo s/as. La trad ic ió n ro m án tic a fe m e n in a fre n te al d is c u rs o d e la e m an c ip ac ió n A lo larg o de lo s sig lo s, las m uje re s no h an p o dido de c id ir p o r e llas m ism as, re le g adas a un se g undo p lano c o m o suje to s sub o rdinado s y suje tado s al ám b ito p riv ado . Las dife re nc ias b io ló g ic as e ntre m uje re s y h o m b re s, así c o m o e l p e so de la re lig ió n, e l Pe nsam ie nto c lásic o y d e lo s disc urso s m é dic o s, h an sup ue sto que la m uje r h aya sido c o nside rada durante sig lo s c o m o se re s infe rio re s, sub o rdinado s y dé b ile s.

Ve ase Butle r Judit “Ge nde r Tro uble : Fe m inism and the subv e rsió n o f ide ntity”, Ne w Yo rk, Lo ndo n, Ro utle dg e , 1990, pp. 7-25. 151

125

La p e rm ane nc ia de un siste m a d e do m inio p atriarc al h a c o ntrib uido a que a las m uje re s se le s h aya ne g ado , d urante sig lo s, e l ac c e so a e sp ac io s so c ialm e nte m ás v alo rado s. La lle g ada d e l Ro m antic ism o y d e l re fo rm ism o lib e ral, h izo que m uc h as m uje re s de c id ie ran to m ar la p lum a c o m o m ane ra de e xp re sió n y de sh ag o . En to do s e sto s e sc rito s de m uje re s, no sie m p re v am o s a e nc o ntrar un fue rte v alo r lite rario , p e ro la e xp ansió n de la p re nsa y la e duc ac ió n fac ilitaro n a la m uje r e l uso de la tinta c o m o m ane ra de e nc auzar de sd e la p alab ra e sc rita, la situac ió n so c ial e n la que v iv ían. Co m o av isam o s al p rinc ip io , dic h a lib e rtad, fue sie m p re re lativ a. La m uje r p udo de dic arse a e sc rib ir, p e ro sie m p re que no de sc uidase “las lab o re s p ro p ias de su se xo ”, utilizando la e sc ritura só lo c o m o e ntre te nim ie nto . En to do s lo s e sc rito s de m uje re s, e nc o ntram o s una c lara auto justific ac ió n, ya que e sta e ra la ún ic a m ane ra d e que las d e jaran e sc rib ir lib re m e nte . La m ayo r p arte de m uje re s o p taro n asi p o r de m andar al p úb lic o e l d e re c h o a e xp re sarse y e sc rib ir, c o m o re c lam an m uje re s c o m o Caro lina Co ro nado o María Jo se p a Massané s,

p e ro p o c as m uje re s

e nc o ntram o s que luc h e n p o r la e m anc ip ac ió n. El Ro m antic ism o p ro duzc o asi só lo una lib e rtad re lativ a, suje ta a uno s c áno ne s so c iale s p re e stab le c ido s y ríg ido s, que d iv id ían a la so c ie dad e n do s e sfe ras, la p úb lic a, re se rv ada al h o m b re , y la p riv ada, re se rv ada a la m uje r, c o m o “áng e l d e l h o g ar”. En 1841, Jo se p a Massané s, de c idió p ub lic ar un lib ro de p o e m as, e n un m o m e nto do nde aún ning una m uje r se h ab ía atre v ido a p ub lic ar ning una o b ra. Su o b ra fue p re c e dida de un p ró lo g o do nde d e f e n de rá no e l c o nte nido d e sus e sc rito s, sino e l p ro p io de re c h o de e sc rib ir, v e tado a las m uje re s p o r la c o ndic ió n de su se xo durante sig lo s. Massané s ab o g ará p o r la ig ualdad de la m uje r re sp e c to al h o m b re , y aunque p ie nsa que la e m anc ip ac ió n e s im p o sib le , ya que e l h o m b re no lo p e rm itiría, al ig ual que la naturale za dic e que e l h o m b re do m ine a la m uje r, la m ism a de c id e que la m uje r sub yug ue al h o m b re c o n su sum isió n. Sin e m b arg o , p e se a lo av anzado de su p e nsam ie nto , la e sc rito ra c atalana tam b ié n se ac o g e rá al m o de lo de la do m e stic idad, lo que no no s p e rm ite c o nside rarla f e m inista d e l to do , sin e m b arg o , fue una m uje r que te nía c laro s lo s de re c h o s de las de su se xo y que se ade lanto a su tie m p o . 126

¿Qué yo escriba? No por cierto, no me dé Dios tal manía, antes una pulmonía; primero irme a un desierto. Antes que componer quiero tener un esposo rudo mal nacido, testarudo, avariento y pendenciero…152 En é p o c as ante rio re s, e nc o ntram o s alg unas m uje re s que tam b ié n ro m p ie ro n b arre ras, p e ro que h an sido sile nc iadas p o r la h isto rio g rafía. Casi to das las e sc asas no tic ias que te ne m o s so b re e sc rito ras p ro c e de n de la h isto rio g rafía de c im o nó nic a. Se rrano Sanz y sus Apuntes para una biblioteca de autoras españolas153, e s aún h o y una d e las m e jo re s re f e re nc ias si se de se a c o no c e r alg o so b re p ro duc c io ne s lite rarias d e m uje re s. Juan Anto nio Ho rm ig ó n 154 p ub lic ó h ac e p o c o una o b ra llam ada Autoras en

la Historia del Teatro Español que no s sirv e tam b ié n c o m o b ue na re fe re nc ia, no o b stante , p o c o s dato s m ás h ay de aque llas m uje re s que utilizaro n la e sc ritura c o m o re f ug io . El h e c h o de que e xistie ran m uje re s que e sc rib ie ran, no s re v e la que m uc h as m uje re s c o nsig uie ro n e sc ap ar d e las p re te nsio ne s d e lo s m o ralistas y p re c e p tistas de la é p o c a. Sin e m b arg o , p o c o se sab e de e llas. La m ayo r p arte de las m uje re s o p taro n po r lle v ar una v ida c o nv e ntual p ara de dic arse a las le tras y p o de r ap re nde r y re c ib ir una e duc ac ió n, c o m o la p ro p ia So r Juana Iné s d e la Cruz155, c uyo s d e se o s de ir a la univ e rsidad la h ic ie ro n p e nsar e n disfrazarse de h o m b re , ac ab ando finalm e nte m e tida a m o nja. Junto a So r Juana Iné s de la Cruz e l m e jo r e je m p lo de m uje r ap asio nada p o r las le tras e s So r Marc e la de San Fé lix, h ija ile g ítim a de Lo p e de Ve g a y que v iv ió to da Massané s, Jo se pa. Frag m e nto de l Po e m a “La Re so luc ió n”, Biblio e c a de Esc rito ras, 1991, p. 129. Se rrano y Sanz, Manue l, Apuntes para una biblioteca de escritoras españolas. (desde el año de 1401 al 1833), Madrid, 1903. 154 Ho rm ig ó n, Juan Anto nio , Autoras en la historia del teatro español (1500-2000), Public ac io ne s de la Aso c iac ió n de Dire c to re s de Esc e na de España, Madrid, 1996. 155 Bo sse , Mo nika, La creatividad femenina en el mundo barroco hispánico María de Zayas, Isabel Rebeca Correa, Sor Juana Inés de la Cruz, K asse l, Re ic he nbe rg e r, 1999. 152 153

127

su v ida e n un c o nv e nto . Su c o nfe so r la o b lig ó a que m ar p arte de sus o b ras, ya que la e m p uñadura de una p lum a e n una m uje r de f e e ra c o nside rada im p údic a. De So r Vio lante do Cé u tam b ié n se h a dud ado y de b atido su v o c ac ió n re lig io sa de b ido a que h ac ia la m ism a v ida e n e l c o nv e nto que una se g lar y c o m o c o nse c ue nc ia de l to no ap asio nado de alg uno s de sus p o e m as. No se ría e xtraño p e nsar que e sta m uje r, c o m o m uc h as m uje re s, e lig ie ra la v ida c o nv e ntual p ara h uir de l m atrim o nio o p ara ac c e de r a la c ultura y las le tras ya que a no se r que fue ra un a dam a de alta alc urnia, a las m uje re s le s e stab a v e dado e l ac c e so a las le tras. ¿Ro m p ie n d o c án o n e s o ad ap tán d o s e a e llo s ? El d is c u rs o fe m in is ta d e c im o n ó n ic o Las p o e tisas que a la lle g ada de l Ro m antic ism o c o m ie nc e n a e sc rib ir, m o strarán un fue rte de se o de lib e rac ió n re p re se ntado e n la e sc ritura, lo c ual e ra v e dado p o r las no rm as y las re g las so c iale s que im p e d ían a las m uje re s e xp re sarse lib re m e nte y e sc rib ir d e lo que de se aran. Caro lina Co ro nado no s de ja un te stim o nio c o nm o v e do r de la frustrac ió n y de sánim o que e xp e rim e ntaro n las m uje re s que inte ntaro n dar salida a su c re ativ idad fue ra de l c írc ulo do m é stic o al que la so c ie dad las h ab ía c o nfinado . Al m ism o tie m p o , m ue stra c ó m o las p rim e ras p o e tas p ro tag o nizaro n un ac to de re b e ldía al ro m p e r e l sile nc io y lanzarse a e sc rib ir y p ub lic ar sus e sc rito s e n una so c ie dad que le s p e día sile nc io y re c ato . Sin e m b arg o , te rm inaro n suc um b ie ndo a las p re sio ne s so c iale s y ac e p taro n lo s c áno ne s so c iale s ac e p tado s p ara e v itar la m arg inac ió n a c am b io de su de re c h o a e sc rib ir. La Co ro nado e s la re p re se n tante de una p rim e ra g e n e rac ió n de m uje re s que alzaro n su v o z, y que ab rie ro n e l c am ino p ara que o tras, c o m o Pardo Bazán, Co nc e p c ió n Are nal o Ro salía de Castro , p udie ran de f e nde r re iv indic ac io ne s m ás dire c tas e n sus o b ras. En 1843 Hartze nb usc h e ditó su p rim e r lib ro titulado Poesías que f ue b ie n re c ib ido p o r la p re nsa. Hartze nb usc h lo p ro lo g a, alab ando la insp irac ió n, la se nsib ilidad y la c laridad d e se ntim ie nto s. El lib ro f ue e lo g iado p o r sus c o nte m p o ráne o s, p o e sía c o dific ada c o m o “fe m e nina” se g ún lo s c áno ne s de la é p o c a, de fo rm a que se adap ta al id e al nac ie nte de “áng e l d e l h o g ar” (f re nte a

128

Gó m e z de Av e llane da, a quie n se c ritic a p o r su falta de te rnura fe m e nina). Sin e m b arg o , Caro lina tuv o que e nfre ntarse a lo s p rejuic io s so c iale s. Lo que v e ía c laram e nte Caro lina e ran no só lo lo s o bstác ulo s c o nc re to s al p le no de sarro llo d e la m uje r c o m o se r inte g ro d e c o razó n e n inte le c to , tam b ié n v e ía e l e no rm e de sp re stig io que re sidía e n e l fo ndo de e sa so c ie dad re sp e c to a que las m uje re s e sc rib ie ran. Se g ún la te o ría p atriarc al, la so c ie dad e stab a div id ida e n la e sfe ra de lo p úb lic o y de lo p riv ado , e l ac to de e sc rib ir sig nific ab a re sp e c to de la m uje r un ac to “antinatural” de que re r o c up ar e l e sp ac io p riv ile g iado d e lo s h o m b re s, la are n a p úb lic a de l p o de r y la influe nc ia. De e sta m ane ra, Caro lina e sc r ibe:

…Nunca el verdugo de inocente esposa Con noble lauro coronó su frente: ¡Ella os dirá temblando y congojosa las gloriosas hazañas del valiente! Ella os dirá que a veces siente el cuello Por sus manos de bronce atarazado, Y a veces el finisimo cabello Por las garras del heroe arrebatado. Que a veces sobre el seno transparente Cárdenas huellas de sus dedos halla; Que a veces brotan de su blanca frente Sangre las venas de su esposo estalla…156 Junto Caro lina Co ro nado , no p o de m o s de jar de h ab lar de Ge rtrudis Gó m e z de Av e llane da. La fo rm ac ió n inte le c tual d e Av e llan e da y su fac ilidad a la h o ra de c irc ular e n e l e sp ac io p úb lic o so n do s c arac te rístic as que sus c o nte m p o ráne o s/as e nc ue ntran difíc ilm e nte c o m p atib le s c o n la fe m inidad. De ah í la fre c ue nc ia c o n que se la “m e tam o rfo se a” e n p o e ta m asc ulino , c o m o de nunc iará Caro lina Co ro nado . Co nside rada f undado ra de l Fe m inism o m o de rno , Tula se h izo v ale r e n un m undo 156

Co ro nado , Caro lina. Po e m a “El v e rdug o ”, Biblio te c a de Esc rito ras, 1991.

129

do m inado p o r lo s h o m b re s. Fue e xc luida d e in g re sar e n la Ac ade m ia d e la Le ng ua Esp año la p o r se r m uje r p e ro e llo no la fre no e n su lab o r. Gó m e z de Av e llane d a re p re se ntará e l de se o e ró tic o c o m o e le m e nto auto de struc tiv o que de v asta la auto no m ía de la m uje r, sie ndo e sta la m ane ra de v e rte r sus p e nsam ie nto s sin p o ne r e n p e lig ro su ide ntidad f e m e nina.. El surg im ie nto de la id e ntidad f e m e nina ap are c e así m uy b ie n de finida e n la o b ra de Ge rtrudis Gó m e z de Av e llane da, e nfre ntándo se así al c ano n p o é tic o p re do m inante m asc ulino , re iv indic ando e n sus p o e sías la auto ridad p o é tic a fe m e nina. La auto ra adv ie rte a las m uje re s que e lijan de d ic arse a c ultiv ar la p o e sía, que h an de sac rific ar su ro l de m uje r tradic io nal. La Av e llan e da f ue re c o no c ida y adm itida e n la m ayo r p arte de lo s c írc ulo s lite rario s de l m o m e nto , sin e m b arg o , c o m o o tras m uc h as m uje re s d e su é p o c a, h a sido o lv idada p o r la histo rio g rafía. De e sta m ane ra e l p rinc ip al p ro b le m a c o n e l que se e nfre ntan las m uje re s e sc rito ras de l Ro m antic ism o no e ra o tro que e l c ano n lite rario d e c arác te r e m ine nte m e nte p atriarc al. La to m a de de c isio ne s e n e l m undo d e la lite ratura e stab a do m inado p o r lo s h o m b re s. Prue b a de e llo , se rá la re siste n c ia que m o strarán lo s c írc ulo s lite rario s de l m o m e nto a la e sc ritura fe m e nina, la c ual e ra la m ism a c o nse c ue nc ia d e la de sig ualdad a la h o ra de ac c e de r a la e sf e ra p úb lic a, y que sup uso que m uc h as m uje re s transg re so ras f ue ran re c h azadas y o lv idadas, ne g ando la fe m inidad a c ualquie r m uje r que quisie ra ir m ás allá d e la no rm a. Po r e je m p lo , e l té rm ino p o e tisa e ra utilizado d e sp e c tiv am e nte , y no adap tarse al disc urso de l “áng e l de la do m e stic idad” sup o nía e l e xilio o m arg inac ió n c ultural y lite raria. El ano nim ato fue la e strate g ia de m uc h as, c o m o lo h aría Ro sario de Ac uña e n alg una o c asió n b ajo e l no m b re de Re m ig io André s De laf ó n

157

. Muje re s c o m o

María Le je rrag a (año s de sp ué s) in c luso lo h ará c o n e l no m b re de su m arido , Gre g o rio Martíne z Sie rra. Estas m uje re s lo que h ic ie ro n fue adap tarse a las no rm as so c iale s se xistas im p ue stas p o r lo s h o m b re s c o n un so lo o b je tiv o , ac c e de r a la v ida p úb lic a. La tradic ió n ro m ántic a fe m e nina de la Esp aña isab e lina v a a p e rsistir e n un m o de lo de do m e stic idad do nde e l uso de la e sc ritura no sup o ne e l ab ando no de la 157

Lo haría e n 1878 c uando publique “Tribunale s de Ve ng anza”

130

ag uja, sie m p re que la m uje r c um p la c o n sus o b lig ac io ne s. El o b je tiv o fue unir la do m e stic idad c o n la e sc ritura, c o nc iliando e l uso de la rue c a c o n e l de p lum a. Para m uc h as m uje re s e ste p re te xto se ría una e xc usa p ara p o de r e sc rib ir, lo que c o nv ie rte la auto justif ic ac ió n a la h o ra de e sc rib ir e n alg o o b lig ato rio p ara to da aque lla m uje r que quisie ra e sc rib ir. De e sta fo rm a, Faustina Sae z de Me lg ar dic e :

Hoy por fin, una multitud de jóvenes cantaras siguen la senda trazada por aquellas, y con la lira en la mano y el sentimiento en el alma, se lanzan a defender sus derechos, y a demostrar a la faz del mundo la injusticia de esa ciega y fanática prevención, probando con elocuentísimos ejemplos, que la mujer escritora puede dedicarse a las más arduas tareas literarias sin desatender sus deberes y sin desmerecer en nada del renombre de modesta y virtuosa.158 Sin e m b arg o , p e se a to das e stas v ic isitude s, a p artir de 1820 las m uje re s c o m ie nzan a e sc rib ir e n p e rió dic o s y e n re v istas aunque lo c ie rto e s, que ni e ntre lo s c írc ulo s lib e rale s m ás p ro g re sistas se adm itía a las m uje re s c o m o indiv iduo s inde p e ndie nte s e n la e sfe ra p úb lic a, b asando su sub je tiv idad e n las lab o re s do m é stic as y re p ro duc to ras que la so c ie dad tradic io nal le s h ab ía asig nado . En la dé c ada de 1840 se p ro duc e una e xp lo sió n de p o e sía fe m e nina. La c o nso lidac ió n de las id e as lib e rale s, la p ujanza d e l Ro m antic ism o , c o n su ac e nto e n lo s se ntim ie nto s indiv id uale s, y la e xp ansió n de la industria e dito rial f ue ro n las c o ndic io ne s que h ic ie ro n p o sib le que m uje re s c o m o Gó m e z de Av e llane da, Jo se f a Massané s, Caro lina Co ro nado y m uc h as o tras c o m e nzaran a p ub lic ar lib ro s y p o e sías sue ltas e n p e rió dic o s. Entre e stas p o e tas surg ió un se ntim ie nto de so lidaridad, p ue s c o m p artían la ide a d e que d e b ían m ante ne rse unidas p ara de fe nde rse de lo s p e rjuic io s y las c ritic as. Las p io ne ras o fre c e n su e stím ulo y ayuda a las asp irante s a e sc rito ras, se d e dic an p o e m as unas a o tras, y su c o rre sp o nde nc ia m ue stra que c o m p arte n una c o nc ie nc ia c o m ún de sus p ro b le m as. La p re nsa e sc rita f ue e l p rinc ip al m o do de v e h íc ulo utilizado p o r las m uje re s p ara h ac e r o ír. So lían e m p e zar p ub lic ando alg ún p o e m a e n alg ún p e rió d ic o p ara lue g o ir p ub lic ando sus o b ras. Esta so lidaridad fe m e nina no 158

Faustina Sáe z de Me lg ar, “La lite ratura e n la m uje r”, La v io le ta (20-VIII, 1865), p. 401.

131

sie m p re se lle v o ac ab o , aque llas m uje re s que ro m p ían de m asiado la no rm a, te nían m e no s am istade s, c o m o fue e l c aso de Ge rtrudis Gó m e z de Av e llane da. En e l se no de e sta “h e rm andad líric a” d e la dé c ada de 1840, surg e una líne a de p ro te sta e n to rno al te m a de l do lo ro so de stino de las m uje re s, que h ab ía e stado ause nte e n lo s lib ro s ante rio re s. El p unto c e ntral de e sta p ro te sta no e ran lo s de re c h o s p o lític o s de la m uje r, sino su de re c h o a la ac tiv idad inte le c tual y a c re ac ió n lite raria Caro lina Co ro nado o c up a e l lug ar c e ntral de e sta “h e rm andad”, y e ntre 1844 y 1847 p ub lic a una se rie d e p o e m as que d e sc rib e n e xp líc itam e nte la e xp e rie nc ia fe m e nina c o m o e xp e rie nc ia de sufrim ie nto y re pre sió n. So n po e m as tratan de fo rm a m uy dire c ta e l te m a de la o p re sió n de las m uje re s, lam e nto s ap asio nado s ac e rc a de la p o sic ió n sub o rdinada de la m uje r

Si en ello los hombres ganan Yo, por los hombres, me alegro; Más, por nosotras, las hembras, Ni lo aplaudo, ni lo siento, Pues aunque leyes se muden Para nosotras no hay fueros. ¡Libertad! ¿Qué nos importa? ¿Qué ganamos, que tendremos? ¿un encierro por tribuna y una aguja por derecho? ¡Libertad! ¿de que nos vale si son los tiranos nuestros no el yugo de los monarcas el yugo de nuestro seso? ¡Libertad! ¿pues no es sarcasmo el que nos hacen sangriento con repetir ese grito delante de nuestros hierros?

132

La m ayo r p arte de las m uje re s que e sc rib e n, se rán m uje re s d e una b ue na p o sic ió n e c o nó m ic a, c o n alg unas e xc e p c io ne s, aunque m uc h as de e llas se v ie ro n o b lig adas al e nv iudar a de d ic arse a la c o stura, sie ndo la no c h e e l únic o m o m e nto do nde p ue d e n e sc rib ir, lo que h ac e que m uc h as de e stas m uje re s que darán c ie g as de sde m uy jó v e ne s, c o m o María Ro sa Zap ata o Vic e nta Garc ía Miranda. Po r o tra p arte , c o m o de stac am o s al p rinc ip io , m uc h o s de lo s v e rso s de e stas m uje re s c are c e rán d e c alidad lite raria, lo c ual se de b e a la e sc asa instruc c ió n que te nían las m uje re s, sie ndo la m ayo r p arte de las m uje re s que to m an la p lum a auto didac tas. Po r o tra p arte , la ig no ranc ia se rá utilizada p o r m uc h as c o m o se ñal de ino c e nc ia, la que las se rv ia p ara justif ic ar que , aunque e sc rib an, e llas so n m uje re s d e su c asa que no de sc uidan a su fam ilia y a su m arido . A m e diado s de la d é c ada d e 1840, Caro lina Co ro nado y o tras e sc rito ras de la llam ada “h e rm andad líric a” e xp re sab an su se ntir c o m p artido de la o p re sió n de la m uje r, que f ue una b ase d e sde la c ual f ue p o sib le c ue stio nar la id e o lo g ía do m e stic ado ra. Sin e m b arg o , h ac ia e l final de la dé c ada, lo s im p ulso s c o nflic tiv o s de ntro de la lite ratura e sc rita p o r m uje re s te nd ie ro n a re so lv e rse a fav o r de l ide al fe m e nino re stric tiv o , adap tándo se a las no rm as de l áng e l de l h o g ar, e n v e z de e xte nde r las re iv indic ac io ne s ro m ántic as al re sto de las m uje re s. Caro lina Co ro nado e s un b ue n e je m p lo de e llo . Fue m ás radic al e n su c o nde na ab ie rta d e l ro m antic ism o que e n sus ante rio re s in quie tud e s f e m inistas. Dic e : “era aquella época del romanticismo

una época bien desastrosa, no solo para la literatura, sino para las buenas costumbres”; de ac ue rdo c o n e l se ntir g e ne ral c o nside ra que e l e xc e siv o indiv idualism o y fantasía se ntim e ntal e ran se m illa de de so rde n y de struc c ió n so c ial. Re sulta p aradó jic o que las e sc rito ras te rm in an ado p tando la ide o lo g ía do m é stic a justo c uando su p ro fe sió n te rm ina p o r se r ac e p tada p o r la so c ie dad. Fue e l p re c io que de b ie ro n p ag ar. Sin e m b arg o , a finale s d e la d é c ada de 1850 e stas p io ne ras c o m ie nzan a se r re le v adas p o r una nue v a g e ne rac ió n de e sc rito ras. Esta se g unda g e n e rac ió n de e sc rito ras,

se e nc o ntrarán c o n un m o de lo

c ultural e n e l que la no rm a fe m e nina de l áng e l d e l h o g ar re ina c o n m uc h a fue rza, lo que se rá d e f e ndido p o r e sc rito ras c o m o Pilar Sinué s o Jo se fa Esté v e z d e Garc ía de l Canto , quie ne s p ro m o c io nan e l áng e l de l h o g ar c o m o m o de lo ide al de m uje r, do nde

133

la e sc ritura f e m e nina só lo da c ab ida al e sp ac io de lo s se ntim ie nto s, la de v o c ió n re lig io sa, la c aridad y las v irtude s do m é stic as. Jo se fa Esté v e z d e Garc ía de l Canto utiliza la p e rso na de la e sp o sa c o m o b ase de su o b ra, sie ndo la m ate rnidad, la naturale za y la m ue rte , lo s p rinc ip ale s te m as d e lo s p o e m as de la m ayo r p arte de las ro m ántic as, sie ndo la e sp e ranza c o nso lado ra b asada e n la f e , p arte f undam e ntal d e la ide ntidad fe m e nina. El p ap e l d e e sp o sam adre

se c o nv e rtía así e n la c ab le p ara m ante ne r e l o rde n de lo p úb lic o y lo

p o lític o , sie ndo e lim inada de la m uje r su se xualid ad., ya que su p ap e l d e c uidado ra, la re m ite c o m o v irg e n m o de lo de c astidad y e sp iritualidad. Fe rnán Cab alle ro fo rm aría p arte de e ste g rup o de m uje re s que de fe nde rán e l m o de lo de m uje r b asado e n la do m e stic idad. Aunque e sta m uje r fo rm a p arte de las p rim e ras m uje re s que c o nsig ue n p ub lic ar su o b ra de ntro de un m undo do m inado p o r e l c ano n lite rario m asc ulino de l Patriarc ad o , e lla nunc a se c o nsid e ró p arte de l m ism o . Ce c ilia Bö lh de Fab e r, la c ual utilizaría un se udó nim o m asc ulino p ara h ac e rse o ír, c o nside rab a que la m uje r d e b ía e star sub o rdinada al h o m b re y c o nfinad a a su lab o r do m é stic a y que si e sc rib ía, c o m o e ra su c aso , e ra p o r e ntre te nim ie nto , nunc a ab ando nando sus v e rdade ras y únic as o c up ac io ne s. Su ide ntific ac ió n c o n e l m o de lo de áng e l d e l h o g ar la sitúan de sde lue g o e n o p o sic ió n a la He rm andad líric a, d e h e c h o a p artir de 1849, las o b ras que p ub lique Fe rnán Cab alle ro , se rán una m ane ra de de sac re d itar a m uje re s de la talla d e Ge rtrudis Gó m e z de Av e llan e da o Caro lina Co ro nado , c o nde nando la re v o luc ió n c ultural d e l yo ro m ántic o , lo c ual v e m o s e sp e c ialm e nte e n no v e las c o m o La Gaviota. La Auto ra, p re c urso ra de l m o v im ie nto re alista, afirm ab a así que la lite ratura d e b ía e star só lo re se rv ada p ara lo s h o m b re s. Po r e ste m o tiv o , Ce c ilia ado p tó e l se udó nim o de Fe rnán Cab alle ro , c o n la inte nc ió n de e stab le c e r una d istinc ió n radic al e ntre la p e rso nific ac ió n m asc ulina de su ac tiv idad lite raria y Ce c ilia Bö lh de Fab e r, la m uje r. La m ayo r p arte de las m uje re s que e sc rib an e s e sta e tap a se m ante ndrán fie le s al c ano n, y de dic aran sus e sc rito s a la difusió n y e xaltac ió n de l m o de lo do m é stic o de m uje r. Sin e m b arg o , e ntre lo s c ie nto s de m uje re s que sig uie ro n e l c am ino ab ie rto p o r e stas p io ne ras de stac an Co nc e p c ió n Are nal, Em ilia Pardo Bazán o Ro salía de Castro , ning una de las c uale s sig uió la te nde nc ia do m inante de l áng e l do m é stic o . Ellas, y las que las sig uie ro n h ac ia finale s de sig lo , utilizaro n sus p lum as 134

c o m o e sp adas, y luc h aro n p o r sup e rar lo s p re juic io s h ac ia las m uje re s y p o r de sm o ntar e l m o de lo d e “áng e l do m é stic o ” que ase g urab a la sub o rdinac ió n fe m e nina. Muje re s lite ratas c o m o Ro sario Ac uña fue ran así tac h adas de v irile s, y m arg inadas de ntro de lo s c írc ulo s lite rario s, ya que no se e nte ndía que una m uje r de c im o nó nic a se salie ra de la no rm a no c o m o m adre y e sp o sa sino c o m o lite rata. Una m uje r no p o día e sc rib ir so b re p o lític a, so b re p atrio tism o , sino que d e b ía de dic ar sus v e rso s a la de lic ada p o e sía, a la m ate rnidad y a la naturale za. Ro sario de Ac uña de fe nde rá e l d isc urso ilustrado que ab o g ab a p o r la e duc ac ió n de la m uje r, sie ndo h e re de ra d e l p e nsam ie nto de Mary Wo llsto ne c raft, c o nte m p o ráne a de Ge rtrudis Gó m e z de Av e llane da.

Qué les quedaría a aquellos pobres chicos…si las mujeres van a las cátedras, a las academias, a los ateneos y llegan a saber otra cosa que sea limpiar orinales, restregarse contra los clérigos, y hacer a sus consortes cabrones y ladrones, para lucir ellas las zarandajas de las modas…?159 Sin e m b arg o , la g ran p ro tag o nista de e sta te rc e ra g e ne rac ió n d e lite ratas e s Em ilia Pardo Bazán. Aunque Em ilia Pardo Bazán se c o no c e m ás p o r su p ro duc c ió n no v e lístic a y c rític a lite raria, m uc h o s de sus e nsayo s so n de dic ado s a la c ue stió n fe m inista. Em ilia Pardo Bazán e n e sto s e nsayo s de m ue stra su c o ntinua luc h a p o r lo s de re c h o s de la m uje r e n la so c ie dad e sp año la. Una m ane ra e n que e xp re sa sus se ntim ie nto s so b re e l te m a e s a trav é s d e artíc ulo s y e nsayo s. Alg uno s de sus p rim e ro s artíc ulo s f e m inistas se p ub lic aro n e n ing lé s e n la re v ista lo ndine nse Fortnightly Review y e n Esp aña e n la re v ista Nuevo Teatro

Crítico. En e ste últim o e sc rib ió que e ra un e rro r af irm ar que e l p ap e l que le c o rre sp o nde a la m uje r e n las f unc io ne s re p ro duc tiv as d e te rm ina las re stante s func io ne s de su v ida. Su m ayo r c rític a c o nsiste e n que la so c ie dad h a p ro c lam ado lo s de re c h o s de l h o m b re p e ro no lo s de la m uje r. Para Em ilia Pardo Bazán e l m e dio p ara e le v ar la p o sic ió n de la m uje r e n la so c ie dad e sp año la e ra a trav é s de la e duc ac ió n. Esc rib e e nsayo s titulado s La mujer 159

“La jarc a de la Univ e rsidad” (1911)

135

española e n La España Moderna so b re e ste te m a. De sc rib e la e d uc ac ió n de la m uje r aristó c rata, la b urg ue sa, la m o nja, y la d e l p ue b lo , y aunque e lla re c o no c e que la c o ndic ió n so c ial d e te rm ina la e d uc ac ió n, e n re alidad ning una de e stas m uje re s te nía ac c e so a una e duc ac ió n se m e jante al que se o fre c ía a lo s v aro ne s En 1891 f unda Nue v o Te atro c rític o , re v ista que c o nstituye la m uje r v ía p ara c o no c e r su fe m inism o . En 1892 inte rv ie ne e n e l c o ng re so p e dag ó g ic o de Madrid, c o n una m e m o ria so b re la e duc ac ió n de l h o m b re y de la m uje r, sus re lac io ne s y dife re nc ias. Se ñala la im p o rtanc ia d e te rm inar c o n la disc rim inac ió n h ac ia las m uje re s, y re c lam a la ig ualdad y la justic ia p ara e llas, y se ñala que e l re traso de l p aís se de b e a la e sc asa e duc ac ió n h ac ia las m uje re s. Bazán se ñala que e s la m uje r quie n tie ne que to m ar a inic iativ a . Así lo re fle ja e n La

mujer Española: Este sistema educativo, donde predominan las medias tintas, y donde se evita como un sacrilegio el ahondar y el consolidar, da el resultado inevitable; limita a la mujer, la estrecha y reduce, haciéndola más pequeña aún que el tamaño natural, y manteniéndola en perpetua infancia. Tiene un carácter puramente externo; es, citando más, una educación de cascarilla; y si puede infundir pretensiones y conatos de conocimientos, no alcanza a estimular debidamente la actividad cerebral. Hemos convenido en que las señoritas no sirven para cosa alguna. Quédense en la casa paterna, criando moho, y erigidas en convento de monjas sin vocación." Al lado de Em ilia Pardo Bazán, e n c o ntram o s m uje re s e xc e p c io nale s c o m o fue Co nc e p c ió n Are nal. Co n e lla nac e e l fe m in ism o , p ue s de sde jo v e n luc h ará p o r ro m p e r lo s c áno ne s e stab le c ido s p ara la m uje r, re b e lándo se c o ntra la tradic io nal m arg inac ió n de l se xo fe m e nino , y re iv indic ando la ig ualdad e n to das las e sfe ras so c iale s p ara la m uje r. Co nc e p c ió n Are nal de d ic ó su p lum a a la re iv indic ac ió n de las situac io ne s m arg inadas, c o m o las que v iv ían las m uje re s. Uno de lo s asp e c to s m ás p ro g re sistas de Co nc e p c ió n Are nal e s su c o nside rac ió n de la m uje r c o m o se r h um ano m arg inado a quie n h ay que ayudar, e stim ular y re sp e tar, no e n re ndic io ne s g alante s, ni e n m o dale s e nc antado re s y p ro te c to re s, sino e duc ándo la e n la dig nidad de su p ro p ia c o ndic ió n. Co m o e sc rito ra, Co nc e p c ió n Are nal e lig ió e l g é ne ro y lo s

136

m e dio s m ás ac c e sib le s a lo s le c to re s/as: e l g é n e ro e p isto lar y e l fo lle tín. Así e n su o b ra La Educ ac ió n de la m uje r no s dic e así:

La fuerza moral de la mujer se revela en la mucha necesaria para el cumplimiento de sus deberes que exigen una serie de esfuerzos continuos, más veces desdeñados que auxiliados por los mismos que los utilizan. Cuando el hombre cumple un deber difícil, recibe aplauso por su virtud; los de las mujeres se ignoran: sin más impulso que el corazón, sin más aplauso que el de la conciencia, se quedan en el hogar, donde el mundo no penetra más que para infamar; si hay allí sacrificio, abnegación sublime, constancia heroica, pasa de largo: sólo entra cuando hay escándalo160 Esta m uje r lle g aría a d isfrazarse de h o m b re p ara ac ud ir a la univ e rsidad, v e tada a las m uje re s, y h o y día e s junto a Em ilia Pardo Bazán, una de las m uje re s m ás re c o no c idas de ntro de la h isto rio g rafía. Co n c lu s io n e s Co m o h e m o s v isto , a lo larg o de l sig lo XIX, m uc h as m uje re s d e c idie ro n to m ar la p lum a c o m o m ane ra de de sh ag o y c o m o m e dio p ara e nfre ntarse a una e sfe ra so c ial m asc ulina que las o p rim ía. Muc h as de las ro m ántic as d e c idie ro n se g uir sie ndo “Áng e le s de l h o g ar”, “Áng e le s de la do m e stic idad ”, c uyo m e jo r e je m p lo , e s e l de Ce c ilia Bö lh de Fab e r o c o m o e lla se h ac ia llam ar, Fe rnán Cab alle ro . Sin e m b arg o , o tras m uc h as m uje re s, se re v e laro n a e ste c ano n lite rario m asc ulino y se e nfre ntaro n al siste m a p atriarc al que le s h ab ía to c ado v iv ir, m anife stando dic h a ang ustia a trav é s de la p lum a. Co n la e ntrada e n e l sig lo XX, y la últim a g e ne rac ió n d e e sc rito ras ro m ántic as, v e re m o s c o m o p o c o a p o c o , la po sic ió n de la m uje r y la de fe nsa de un disc urso ig ualitario e ntre m uje re s y h o m b re s se h ac e c ada v e z m ás f ue rte . La o b ra de Co nc e p c ió n Are nal y Em ilia Pardo Bazán se rán e l c laro re fle jo d e que la situac ió n so c ial que v iv ía la m uje r e ra inso ste nib le , sie nd o e stas m uje re s las p re c urso ras de l m o v im ie nto fe m inista e n Esp aña. Co n e llas e sc uc h are m o s p o r p rim e ra v e z la p alab ra e m anc ip ac ió n, ig ualdad y lib e rtad. Sin e m b arg o , te ne m o s que e sp e rar a la lle g ada de l nue v o sig lo p ara e nc o ntrar un m o v im ie nto e m anc ip ado r re al y c o n Are nal, Co nc e pc ió n. Obras Completas de Concepción Arenal La cuestión social. Bilbao : Im p. y Enc . de la Edito rial Vizc aína, 1880. 160

137

fue rza, ya que e l “áng e l de l h o g ar”, fue e l m o de lo de m uje r p re do m inante a lo larg o de to da la c e nturia de l XIX, y la m ayo r p arte de l XX. Po de m o s c o nc luir dic ie ndo que , la e sf e ra p úb lic a a lo larg o d e l sig lo XIX e stuv o do m inada, c o m o e n sig lo s ante rio re s, p o r e l p e nsam ie nto tradic io nalista m asc ulino que so m e tía a la m uje r e n e l h o g ar. Sin e m b arg o , h ub o m uc h as m uje re s transg re so ras que se e nfre ntaro n a é l de sd e e l c alo r de sus p lum as, utilizando , la e sc ritura c o m o e sp ada y ro m p ie ndo p o c o a p o c o lo s c áno ne s de un m undo do m inado so c ialm e nte p o r la m asc ulino , c o n un so lo o b je tiv o , e l re c lam o de l uso de la e sc ritura c o m o e xp re sió n de sus e m o c io ne s, c o m o re fle jo de sus alm as.

138

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA ÁLZAGA, Flo rinda. La Avellaneda intensidad y vanguardia. Miam i: Univ e rsal, 1997. ARENAL, Co nc e p c ió n. Obras Completas de Concepción Arenal La cuestión social. Bilb ao : Im p . y Enc . de la Edito rial Vizc aína, 1880. ARENCIBIA, Yo landa. Galdó s e n su tie m p o . Santa Cruz de Te n e rife : Cab ildo de Gran Canaria, 2006. BO SSE, Mo nika, La creatividad femenina en el mundo barroco hispánico María de Zayas,

Isabel Rebeca Correa, Sor Juana Inés de la Cruz, K asse l, Re ic h e nb e rg e r, 1999. BLANCO , Alda. Escritoras virtuosas narradoras de la domesticidad en la España isabelina. Granada: Univ e rsidad de Granada, 2001. BUTLER Judit “Ge nde r Tro ub le : Fe m inism and th e sub v e rsio n o f ide ntity”, Ne w Yo rk, Lo ndo n, Ro utle dg e , 1990. CARMO NA GO NZÁLEZ, Áng e le s. Escritoras andaluzas en la prensa de Andalucía del

siglo XIX. Cádiz: Univ e rsidad de Cádiz, Se rv ic io de Pub lic ac io ne s, 1999. FERNÁNDEZ MO RALES, Marta. Rosario de Acuña literatura y transgresión en el fin de

siècle. O v ie do : Aso c iac ió n Mile nta Muye re s: Ayuntam ie nto de Gijó n, 2006. FIGARO LA-CANEDA, Do m ing o . Gertrudis Gómez de Avellaneda. Madrid: Ed . So c ie dad Esp año la de Lib re ría, 1929. HO RMIGÓ N, Juan Anto nio , Autoras en la historia del teatro español (1500-2000), Pub lic ac io ne s de la Aso c iac ió n de Dire c to re s de Esc e na de Esp aña, Madrid, 1996. JIMÉNEZ MO RALES, María Isab e l. Escritoras malagueñas del siglo XIX Málag a: Univ e rsidad, 1996. K IRK PATRICK , Susan. Antología poética de escritoras del siglo XIX. Madrid: : Instituto de la Muje r, 1992. Id., Las románticas escritoras y subjetividad en España, 1835-1850. Madrid: Cáte dra, 1991. MASSANÉS, Jo se fa. Antología poética. Madrid: Castalia: Instituto de la Muje r, 1991. MAYO RAL, Marina. Escritoras románticas españolas recopilación de las ponencias presentadas

en el seminario del mismo título, realizado en Madrid, en los locales de la Fundación Banco Exterior, durante los dias 6, 7, 8 y 9 de marzo de 1989. Madrid: Fundac ió n Banc o Exte rio r, 990. 139

PARDO BAZÁN, Em ilia Co nde sa d e . La mujer española y otros escritos. Madrid: Cáte dra, 1999. REXACH, Ro sario . Estudios sobre Gertrudis Gómez de Avellaneda (La reina mora del

Camagüey). Madrid: Ve rb um , 1996. SERRANO Y SANZ, Manue l, Apuntes para una biblioteca de escritoras españolas. (desde el

año de 1401 al 1833), Madrid, 1903 SIMÓ N PALMER, María d e l Carm e n. Escritoras españolas del siglo XIX manual bio-

bibliográfico. Madrid: Castalia, 1991.

140

¿Es p o s ib le u n a te o ría fe m in is ta d e la lite ratu ra? Pe n s am ie n to lite rario fe m in is ta e n Es p añ a Isab e l Nav as O c aña (Univ e rsidad de Alm e ría) 1. In tro d u c c ió n Lo s rasg o s p ro p io s de la e sc ritura fe m e nina, y e l p re do m inio de la m o dalidad auto b io g ráfic a e ntre e llo s, h an sido re fre ndado s o re f utado s p o r p arte de la c rític a fe m inista e sp año la ac udie ndo a la p rag m átic a lite raria, la narrato lo g ía e struc turalista, e l m arxism o , la e sté tic a de la re c e p c ió n y la de c o nstruc c ió n, e n te xto s p lag ado s de re f e re nc ias c uya le c tura p lante a una de las c ue stio ne s m ás de b atidas p o r e l fe m inism o no rte am e ric ano : si la te o ría f e m inista de b e ap o yarse e n la te o ría g e ne ral, que h a sido se c ularm e nte p ro duc ida p o r h o m b re s. Las re sp ue stas a e ste inte rro g ante h an sido m uy v ariadas, d e sde e l re c h azo radic al a m e zc larse c o n la te o ría “m asc ulina”, e l c aso de Elain e Sh o w alte r, h asta la re c ie nte c o m unidad de inte re se s que e l fe m inism o h a m anife stado c o n e l dialo g ism o b ajtiniano , e l m ate rialism o c ultural o la te o ría p o stc o lo nial. En e l ám b ito h isp ánic o , I. M. Zav ala y M. Díaz-Dio c are tz h an p ro tag o nizado un inte nto de ap ro p iac ió n p o r p arte de la c rític a f e m inista de las p ro p ue stas de Bajtin. Y A. Cab anille s h a h e c h o o tro tanto c o n las te sis de Lo tm an so b re la c ultura. La de c o nstruc c ió n y la e sté tic a e sté tic a d e la re c e p c ió n e stán tam b ié n m uy p re se nte s e n e l tip o de «le c tura fe m inista» que p ro p o ne Lo la Luna. Al m ate rialism o c ultural y al p o stc o lo nialism o se h an ap ro xim ado M. Se g arra, Á. Carab í y B. Suáre z Brio ne s, inte re sadas ade m ás e n la c rític a le sb iana y e n la te o ría queer. Po r o tra p arte , las te o rías re alistas de la lite ratura, ya se a e l re alism o c lásic o o e l de insp irac ió n m arxista, h an g o zado de am p lia fo rtuna e n la c rític a f e m inista e sp año la, de sde e l v o lum e n Literatura y Vida cotidiana, do nde d e stac a al re sp e c to la ap o rtac ió n de María Áng e le s Durán, h asta la c o rrie nte m ás re c ie nte , e nc ab e zada p o r Cristina Se g ura Graíño que utiliza las f ue nte s lite rarias p ara c o nstruir la h isto ria d e las m uje re s. Analizar c ada una de e stas líne as de p e nsam ie nto v a a se r, p o r tanto , e l p rinc ip al o b je tiv o de e sta c o m unic ac ió n. 141

2. La re fle xió n s o b re e l c o n c e p to d e lite ratu ra fe m e n in a. El d is c u rs o au to b io g ráfic o La re fle xió n te ó ric a so b re e ste c o nc e p to la inaug ura e n 1982 una no v e lista, Carm e n Rie ra, c o n e l artíc ulo «Lite ratura f e m e nina: ¿Un le ng uaje p re stado ?» p ub lic ado e n la re v ista b arc e lo ne sa Quimera. Rie ra se h ac e e c o de l de b ate que so b re e l te m a se e stab a de sarro llando p o r e sas fe c h as e n Franc ia y No rte am é ric a. De h e c h o , m e nc io na e l núm e ro 180 d e la re v ista p arisina Le Magazine littéraire que c o nsag rab a un am p lio e sp ac io a e sta c ue stió n, y p o r sup ue sto , se re fie re a la p o lé m ic a «e sc ritura d e l c ue rp o » de Annie Le c le rc y Hé lè n e Cixo us. Cita tam b ié n a Virg inia Wo o lf, Sim o ne de Be auv o ir, Patric ia Sp ac ks y Ro b in Lako ff. La re m e m o rac ió n d e la infanc ia, la asunc ió n de un le ng uaje p re stado , e l m aso quism o , e l narc isism o y la p asiv idad, e l p re do m inio de la ó rb ita do m é stic a y e l re alism o so n alg unas de las c arac te rístic as de la e sc ritura fe m e nina se ñaladas p o r e stas auto ras, c arac te rístic as que Rie ra re c o g e y c o m e nta. En Desde la ventana: enfoque femenino de la literatura española (1987), Carm e n Martín Gaite , ac ude sin e m b arg o a Adrie nne Ric h y, c o m o e lla, c o nside ra «indudab le » que «un te xto f e m e nino p ue d e p ro p o rc io nar c lav e s ac e rc a d e de te rm inado s p unto s de v ista av alado s p o r una p e c uliar e xp e rie nc ia d e la v ida» (Ib id.: 31). Si h ay alg o que disting ue a la e sc ritura fe m e nina, se g ún Martín Gaite , e s la re le v anc ia que lo s «e sp ac io s inte rio re s» y las e xp e rie nc ias de re c lusió n h an te nido durante sig lo s p ara las m uje re s (Ib id.: 33). De h e c h o , e n «La c h ic a rara», e l últim o e nsayo de Desde la ventana, Martín Gaite insiste e n la im p o rtante «re lac ió n de la m uje r c o n lo s e sp ac io s inte rio re s», que ac ab an c o nv irtié ndo se e n una «e sp o le ta d e su re b e ld ía», de su inc o nfo rm ism o . Ésta se ría, e n su o p inió n, la c arac te rístic a m ás ac usada d e las p ro tag o nistas fe m e ninas de to da una se rie de no v e las e sc ritas p o r m uje re s durante la p rim e ra p o sg ue rra, de sde Nada de Carm e n Lafo re t, a Los Abel de Ana María Matute , y a Entre visillos. Martín Gaite ap unta tam b ié n c o m o «uno de lo s p rinc ip ale s ac ic ate s de la e sc ritura f e m e nina» e l am o r (Ib id.: 58). Y e sto lo 142

e je m p lif ic a c o n e l c aso de Santa Te re sa: «Si lo s suyo s c o n Je suc risto no h ub ie ran sido uno s am o re s c o ntrariado s, no h ub ie ra b usc ado e l m o do de c o ntarlo s» (Ib id.: 75). En de finitiv a e l e nc ie rro , lo s «e sp ac io s inte rio re s», y e l am o r so n las do s únic as c arac te rístic as que Martín Gaite av e ntura c o m o de te rm inante s e n la e sc ritura fe m e nina. Y lo h ac e c o n un to no nada ac adé m ic o que p re te nde e m ular e l de Una

habitación propia d e Virg inia Wo o lf, (Ib id.: 29). Al c o nc e p to de andro g inia de Wo o lf se ac o g e tam b ié n So le dad Pué rto las e n e l e nsayo La vida oculta (1993) p ara e xp re sar su disg usto re sp e c to al m arb e te «e sc ritura f e m e nina». Lo que Pué rto las c o nside ra re alm e nte disc rim inato rio p ara una e sc rito ra e s que se e sp e re sie m p re d e e lla un «p e c uliar p unto de v ista fe m e nino (1993: 40). Y ac usa a lo s c rític o s v aro ne s de se r lo s re sp o nsab le s de e sta situac ió n. Lo m ism o o p ina Ro sa Re g ás, p ara quie n e l c o nc e p to de «lite ratura fe m e n ina no e s sino una c re ac ió n «m ac h ista», que só lo c o nv ie ne a lo s «o p re so re s» (2004: 2). En La loca de la casa (2003), Ro sa Mo nte ro c o nfie sa que le h an p re g untado tantas v e c e s a lo larg o de tre inta año s de p ro fe sió n si e xiste una «lite ratura f e m e nina» que , c uando alg uie n se lo v ue lv e a p re g untar «v e o ro jo y m e e ntran unas atrab iliarias g anas de rug ir y b ufar» (2003: 169). Co m o sus c o m p añe ras, Mo nte ro no c re e que e xista una lite ratura d e m uje re s. En una no v e la e l g é ne ro se xual «no e s m ás que un ing re die nte e ntre m uc h o s o tro s» (Ib id.: 171). Ah o ra b ie n, re c o no c e que «la c ultura o fic ial sig ue sie ndo m ac h ista», y que lo s e sfue rzo s p o r «fe m inizarla» que p ro tag o nizan alg unas c rític as y e rud itas univ e rsitarias so n m uy de safo rtunado s p o rque e stán «ide o lo g izado s h asta e l do g m atism o » y re sultan «tan se xistas y c o ntrap ro duc e nte s c o m o e l p re juic io m ac h ista» (Ib id.: 174). Alm ude na Grande s, que tam b ié n v a a m anife star sus re tic e n c ias re sp e c to al c o nc e p to de «lite ratura f e m e nina», c o inc ide c o n Ro sa Mo nte ro e n la c o nside rac ió n de l c ano n lite rario c o m o alg o e m ine nte m e nte m asc ulino , e n la d e f inic ió n de la lite ratura c o m o un c o ng lo m e rado d e ing re d ie nte s e ntre lo s c uale s e l g é n e ro e s só lo uno m ás y e n arre m e te r c o ntra la c rític a f e m inista «radic al», que c o nv ie rte a las e sc rito ras e n un ghetto (2003: 66). Ev id e nte m e nte , e l fe m inism o de l que h ab lan Ro sa Mo nte ro y Alm ude na Grande s e s e l «fe m inism o h um anista y lib e ral», que p arte de l re alism o lukàc siano y e ntie nde la lite ratura c o m o re fle jo de una e xp e rie nc ia re p re se ntativ a. Pe ro h ay o tro s 143

fe m inism o s m e no s do g m átic o s, que no re nunc ian al ap ro v e c h am ie nto de l c audal filo só fic o p ro c e d e nte d e l p sic o análisis, d e la se m ió tic a, de la de c o nstruc c ió n, e tc ., fe m inism o s m ás auto c rític o s, c ap ac e s de de sv e lar lo s e ntre sijo s de su p ro p ia h isto ria. La quie b ra e ntre las e sc rito ras e sp año las y e l fe m inism o m ilitante , e n e ste c aso ac adé m ic o h ac e aquí su ap aric ió n, y e s quizás una de las no tas m ás de stac adas de la re f le xió n te ó ric a so b re e l c o nc e p to de lite ratura f e m e nina e n nue stro p aís. Grande s ya h ab ía e xp re sado su re c h azo h ac ia e l té rm ino «lite ratura fe m e nina» e n e l p ró lo g o a un lib ro de re lato s que c urio sam e nte e stán p ro tag o nizado s e n su to talidad p o r p e rso naje s fe m e nino s, y que se titula sig nific ativ am e nte Modelos de mujer (1996: 16). Marta Sanz h a h ab lado al re sp e c to d e una e sp e c ie d e «e squizo fre nia», d e un c o ntrase ntido , m uy fre c ue nte e n las e sc rito ras c o nte m p o ráne as, que se nie g an a se r c lasific adas b ajo e l m arb e te de «lite ratura f e m e nina» y, sin e m b arg o , h ac e n g uiño s m ás que e v ide nte s a su c o ndic ió n de m uje re s o p tando a m e nudo p o r p e rso naje s fe m e nino s o ac c e die ndo a to m ar p arte e n anto lo g ías de m uje re s, e tc .161. Clara O b lig ado y Paula Izquie rdo se re fie re n ade m ás a un fe nó m e no p ro p io de lo s últim o s año s, e l e sc rito r c o m o fig ura m e diátic a: una e strate g ia de m e rc ado c o n e l fin d e aum e ntar las v e ntas, que afe c ta de m o do p artic ular a las m uje re s. Pre c isam e nte una d e las e sc rito ras a las que se le s sue le ad jud ic ar e l sam b e nito de «fig ura m e diátic a», Luc ía Etxe b e rría, v a a se r la que de f ie nda a c ap a y e sp ada, y c asi e n so litario , e l c o nc e p to de «lite ratura f e m e nina», e in c luso la ne c e sidad d e una c rític a lite raria f e m inista. En La letra futura (2000) y b ajo e l título «Co n nue stra p ro p ia v o z: a fav o r d e la lite ratura de m uje re s», Etxe b arría af irm a que la e xp e rie n c ia d e h o m b re s y m uje re s e s dif e re nte y, p o r tanto , tam b ié n e s dif e re nte lo que e sc rib e n uno s y o tras (2000: 352-352). O fre c e inc luso un re p e rto rio d e «rasg o s e sp e c íf ic o s» de la «e sc ritura fe m e n ina» (Ib id.: 375): intim ism o , auto b io g rafía, indag ac ió n e n lo s se ntim ie nto s, c o tidiane idad , re c urre nc ia e n la im ag e n de la h ab itac ió n c e rrada y d e l ag ua, y so b re to do un nue v o c atálo g o de te m as (las re lac io ne s e ntre m adre -h ija, e ntre h e rm anas, e ntre am ig as íntim as) y una m ane ra

«Mie ntras las esc rito ras no s re sistim o s a se r re c luidas e n g he tto s e dito riale s, e xhibie ndo una po stura un po c o e squizo f ré nic a que c o nsiste e n re c h azar de plano e l m arbe te de “lite ratura f e m e nina” y, al m ism o tie m po , apro v e c harno s de lo s paque te s pro m o c io nale s y anto ló g ic o s de e sa m ism a “lite ratura f e m e nina”; m ie ntras las e sc rito ras m ante ne m o s e l tipo c o m o po de m o s…» 161

144

p e c uliar de h ab lar de l se xo . Ade m ás, p ue sto que la lite ratura f e m e nina e xiste sin lug ar a dudas, h a de e stud iarse , se g ún Etxe b arría, c o m o tal, e s d e c ir, de m ane ra inde p e ndie nte . Co n e ste sim p le arg um e nto le o to rg a c arta de ide ntidad a la c rític a fe m inista (Ib id.: 359). En de finitiv a, sin ap e nas e xc e p c io ne s, p o r m ás que é stas se an tam b ié n m uy sig nific ativ as, e n las e sc rito ras e sp año las c o ntem p o ráne as se o bse rv a un re c h azo g e ne ralizado h ac ia e l c o nc e p to de «lite ratura f e m e nina», p o rque im p lic a su re c lusió n e n una e sp e c ie de ghetto y p o rque alg unas lo c o nside ran una c re ac ió n de la c rític a m asc ulina c o n e l únic o fin de disc rim inar a las m uje re s e infrav alo rar sus o b ras (Pué rto las, Re g ás). O tras, e n c am b io , le e c h an tam b ié n la c ulp a al f e m inism o , que al ap o star po r la se g re g ac ió n de las e sc rito ras, las h a c o nde nado ig ualm e nte al ghetto (Ro sa Mo nte ro , Alm ude na Grande s). Ah o ra b ie n, to das e stas re tic e nc ias y ne g ac io ne s no le s im p ide n a las e sc rito ras to m ar p arte e n anto lo g ías e xc lusiv am e nte inte g radas p o r m uje re s y e n v o lúm e ne s d e dic ado s a diluc idar e l c o ntro v e rtid o m arb e te de lite ratura fe m e nina, ni las disuad e n de p ro c lam ar la im p o rtanc ia d e sus p e rso naje s fe m e nino s, o de re iv indic ar la ne c e sidad d e h ab lar e n p rim e ra p e rso na y de h ac e rlo c laram e nte c o n v o z de m uje r. Es lo que aquí se h a llam ado «e squizo fre nia d e la auto ra c o nte m p o ráne a». Ning una e s m uy e xp líc ita e n lo que a lo s «rasg o s e sp e c íf ic o s» de la «lite ratura fe m e nina» se re fie re . Só lo lo s p rim e ro s te xto s p ub lic ado s e n lo s o c h e nta, lo s d e Rie ra y Martín Gaite , av e nturan alg uno s, aunque c o n m uc h as dudas y v ac ilac io ne s, c o n e sc asa c o nc re c ió n. Lo s rasg o s que se ñalan so n, sin e m b arg o , lo s m ism o s que las te ó ric as, las e stud io sas de la lite ratura, e stán inte ntando analizar y de sc rib ir e n e sto s año s. Luc ía Etxe b e rría, ya a la altura d e l 2000, b e b e dire c tam e nte de las c o nc lusio ne s de e stas te ó ric as, c o m o se ap re c iará e n se g uida. En fin, a e llas, a e sas o tras e sc rito ras y a su inv e stig ac ió n so b re e l c o nc e p to de «no v e la fe m e nina» le s v o y a de dic ar ah o ra un p o c o de ate nc ió n. Co m o h ab rá p o dido o b se rv arse h asta aquí, e l de b ate te ó ric o so b re la e sc ritura fe m e nina surg e e stre c h am e nte lig ado a la no v e la. So n no v e listas las p rim e ras e n e xp re sar sus p unto s de v ista so b re e l te m a. Y ad e m ás v a a se r la no v e la, e n e sp e c ial,

145

la c o nte m p o ráne a, la que c o nc ite un m ayo r inte ré s p o r p arte de la c rític a a la h o ra de inte ntar de finir la lite ratura f e m e nina. En La novela femenina contemporánea (1970-1985). Hacia una tipología de la

narración en primera persona (1988), Biruté Cip lijauskaité se p ro p o ne de te rm inar lo s rasg o s m ás so b re salie nte s de la narrativ a e sc rita p o r m uje re s e ntre 1970 y 1985. Co n e l fin de «e stab le c e r una tip o lo g ía e inv e stig ar lo s p ro c e dim ie nto s narrativ o s» m ás fre c ue nte s, analiza m ás de se isc ie ntas no v e las de l ám b ito e uro p e o (1988: 10). La inv e stig ac ió n e s m uy e xh austiv a y e stá m uy b ie n do c um e ntada. Ah o ra v e re m o s c uále s so n sus c o nc lusio ne s. Pe ro , ya e n la «No ta p re lim inar» c o nfie sa que e n lo que re sp e c ta al c o nc e p to de «e sc ritura fe m e nina» no h a ade lantado m uc h o , que «e l p ro b le m a sig ue sin re so lv e r» (Ib id.: 9). Po r e so , Cip lijauskaité se m ue stra m uy c o m e dida e n sus juic io s, de se c h a las afirm ac io ne s c ate g ó ric as y o p ta p o r h ab lar de «inc linac ió n no tab le a», de «te nde nc ia a», e tc . Esto no le im p ide , sin e m b arg o , se ñalar una se rie d e p e c uliaridade s e n la no v e la fe m e nina, que so n, e n su o p inió n, fruto de un inte nso de se o de «sub v e rsió n» e n to do s lo s niv e le s, de sde e l te m átic o al e stilístic o (Ib id.: 205): la narrac ió n e n p rim e ra p e rso na, la m e zc la d e g é n e ro s, lo s re tro c e so s al p asado , a las e xp e rie nc ias d e la in f anc ia, la p re f e re nc ia p o r lo s e sp ac io s inte rio re s, la p e rsp e c tiv a m últip le , la re iv indic ac ió n de la m ate rnidad, e tc . Ade m ás, la narrac ió n e n p rim e ra p e rso na se traslada g rac ias a las e sc rito ras a un ám b ito , la no v e la h istó ric a, que tradic io nalm e nte h ab ía p re fe rido o tras fo rm as de e xp re sió n . Y e l «p ro c e so

de

c o nc ie nc iac ió n» que

c arac te riza a la narrativ a fe m e nina

c o nte m p o ráne a intro duc e no v e dade s llam ativ as e n o tro g é ne ro c lásic o , la no v e la d e ap re ndizaje o bildungsroman p ue sto que no p re se nta e n suc e sió n lo s h e c h o s de una v ida sino que v alo ra e l p asado de sde e l p re se nte . En «La no v e la y la p o é tic a fe m e nina» (1994), Carm e n Bo b e s tam b ié n c atalo g a e ntre las c arac te rístic as de l «e stilo fe m e nino » la te nde nc ia a lo auto b io g ráfic o . Ah o ra b ie n, apo yándo se e n c itas de Virg inia Wo o lf

y de Julia

K riste v a, Bo b e s tie ne b ue n c uidado d e p untualizar que la auto b io g rafía no e s la «únic a fo rm a de e xp re sió n» de las m uje re s d e sde h ac e ya m uc h o tie m p o , y que e l disc urso e n p rim e ra p e rso na, m ás que c o n la c o ndic ió n fe m e nina de la auto ra, p ue d e e star re lac io nado «c o n la m ate ria no v e lada, c o n m o das, o c o n una de te rm inada v isió n de l m undo e n un m o m e nto dado de la h isto ria» (Ib id.: 41). Aún así no duda 146

e n o fre c e r una re lac ió n d e rasg o s e sp e c ífic o s de la narrativ a f e m e nina, re lac ió n que tie ne m uc h o que v e r c o n la de Cip lijauskaité : la sustituc ió n de l re alism o so c ial p o r e l p sic o ló g ic o , la lib e rtad sintác tic a, una e xp re sió n «m e no s c o nv e nc io nal y m e no s c uidada», e l m o nó lo g o inte rio r, e l re lato e n p rim e ra p e rso na de c o rte auto b io g ráf ic o , e l p unto de v ista sub je tiv o y una ac usada te nde nc ia a que e l «m undo fic c io nal» se insp ire y se lim ite al «m undo e m p íric o » de la auto ra (Ib id.: 38-39). Y c o n e l fin de e v itar de finic io ne s taxativ as, se inc lina p o r h ab lar de «índic e s de fre c ue nc ia», de p re fe re nc ias que sí m arc an dife re nc ias e v id e nte s e ntre lo s re lato s de h o m b re s y lo s de m uje re s, p e ro nada m ás (Ib id.: 54). Ap e nas un año de sp ué s de la ap aric ió n de la m o no g rafía de Cip lijauskaité , Carm e n Martíne z Ro m e ro p ub lic a e n Discurso e l artíc ulo «La e sc ritura c o m o e nunc iac ió n. Para una te o ría de la lite ratura f e m e nina (No tas insp iradas p o r las no v e las que m e h ub ie ra g ustado e sc rib ir» (1989). Su o b je tiv o e s d e fin ir las p artic ularidad e s de l e stilo f e m e nino ap o yándo se e n la p rag m átic a lite raria y e n la narrato lo g ía. La situac ió n de

las m uje re s e n e l disc urso

h a c am b iado

c o nside rab le m e nte , ase g ura Martíne z Ro m e ro , pue sto que d e «su h istó ric o p ap e l de re c e p to r» h a p asado a se r «suje to de stinado r» (Ib id.: 52-53). Pe ro , dado lo iné dito de la nue v a situac ió n, e se suje to se b usc a y se c o nstruye a sí m ism o e n e l p ro p io disc urso (Ib id.: 54). Po r e so , e n la narrativ a fe m e nina se o b se rv a, se g ún Martíne z Ro m e ro , una m arc ada te nd e nc ia h ac ia lo auto b io g ráfic o , y e n c o nse c ue n c ia, a la p rim e ra p e rso na, a la «e struc turac ió n auto die g é tic a», de ac ue rdo c o n la te rm ino lo g ía narrato ló g ic a (Ib id.: 53). Para re fe rirse a e sta te nde nc ia Martíne z Ro m e ro ac uña la e xp re sió n «no v e lístic a f e m e nina d e la sub je tiv idad», a la que p e rte ne c e rían «la m ayo r p arte de lo s re lato s de Carm e n Rie ra o de las no v e las m ás lo g radas d e Martín Gaite o Me rc é Ro do re da» (Ib id.), que so n las e sc rito ras e n las que p are c e h ab e rse b asado p ara e stab le c e r su p artic ular c atálo g o de atrib uto s distintiv o s de la e sc ritura fe m e nina. En e ste c atálo g o f ig ura no só lo un nue v o m o de lo de e m iso ra e nfrasc ada e n la b úsque da d e l yo , sino tam b ié n un nue v o tip o de re c e p to r, o de narratario , o de le c to r im p líc ito , que de una u o tra fo rm a h aya «v iv ido las e xp e rie nc ias que se c ue ntan» (Ib id.: 57), y al que la narrado ra no de ja d e h ac e r g uiño s e n fo rm a d e dig re sio ne s, de am p lio s p re ám b ulo s a la h isto ria, y so b re to do de un e stilo se nc illo , p lag ado de lirism o , que sub raya la sinc e ridad d e sus se ntim ie nto s (Ib id.: 54-55). Eso s 147

g uiño s no tie ne n o tro fin que e l d e g anarse la ate nc ió n, e l d e c o nv e rtir e n c ó m p lic e a un re c e p to r que , p o r h isto ria, p o r tradic ió n, no e stá e n ab so luto ac o stum b rado a un e m iso r f e m e nino de tale s c arac te rístic as (Ib id.: 53). O b sé rv e se la c o inc ide nc ia c o n Cip lijauskaité e n lo que a la auto b io g rafía se re fie re , aunque c o n la dif e re nc ia d e l uso p o r p arte de Martíne z Ro m e ro de un am p lio re p e rto rio de té rm ino s p ro c e de nte s de la p rag m átic a y la narrato lo g ía. Y la c o inc id e nc ia tam b ié n e xiste e n las c o nc lusio ne s so b re la «e sc ritura f e m e nina». Al ig ual que Cip lijauskaité , Martíne z Ro m e ro , no p are c e c o nv e nc ida d e que lo s rasg o s que e lla m ism a h a ido e num e rando se an lo sufic ie nte m e nte re le v ante s y distintiv o s c o m o p ara de f inirla y ac e p tar su e xiste nc ia (Ib id.: 58) . Pe ro lo c ie rto e s que , aún c o n m uc h as re tic e nc ias, dudas, salv e dade s y m atizac io ne s, tanto Cip lijauskaité c o m o Bo b e s y Martíne z Ro m e ro se atre v e n a e num e rar c ie rtas se ñas de ide ntidad de la e sc ritura fe m e nina, e ntre las que la auto b io g rafía o c up a un lug ar de h o no r. Y e llo a p e sar de que las e sc rito ras se que jan insiste nte m e nte de la id e ntific ac ió n de sus o b ras c o n sus b io g rafías, y no dudan e n distanc iarse de las de f inic io ne s e se nc ialistas que las e nc asillan e n de te rm inado s m o do s narrativ o s. Ro sa Mo nte ro , p o r e je m p lo , ac usa a lo s c rític o s de «c o nfundir la v ida de la e sc rito ra c o n su o b ra» y de e tique tar sie m p re las no v e las fe m e ninas c o m o «lite ratura c o nte m p lativ a y sin ac c ió n (aunque se a e l thriller m ás tre p idante )» (2003: 173). Sin e m b arg o , María Milag ro s Riv e ra Garre tas re iv indic a de sde e l f e m inism o de la dif e re nc ia la auto b io g rafía c o m o un g é ne ro «histó ric am e nte » fe m e nino . Riv e ra no duda e n af irm ar que las m uje re s, c uando e sc rib e n, «e sp e c ialm e nte c uando e sc rib e n narrativ a», tie nde n a «c o ntar su v ida», «a h ab lar de sí», y que ade m ás so n «g rande s le c to ras de auto b io g rafía» (1999-2000: 85). Pe ro c o m o c o ntar la p ro p ia v ida tie ne p ara «e l c o no c im ie nto o rdinario , rac io nalista», m asc ulino , «alg o de v e rg o nzante » (Ib id.: 86), la auto b io g raf ía h a e stado tradic io nalm e nte m al v ista, lo s c rític o s la h an c e nsurado y, e n c o nse c ue nc ia, alg unas e sc rito ras, p o r te m o r a re c ib ir un juic io ne g ativ o , se h an de sm arc ado de e lla, aunque lue g o la h an c o ntinuado p rac tic ando . Ah o ra b ie n, inde p e ndie nte m e nte d e su re lac ió n c o n la narrativ a, la auto b io g rafía f e m e nina h a c o nc itado una im p o rtante ate nc ió n c rític a de sd e la dé c ada de lo s no v e nta e n ade lante . La m ism a Riv e ra Garre tas h a p ub lic ado de sde e sa fe c h a un b ue n núm e ro de trab ajo s so b re la que se c o nside ra la p rim e ra auto b io g rafía e n 148

le ng ua c aste llana, la d e la e sc rito ra Le o no r Fe rnánde z de Có rdo b a. Po r lo de m ás, la e dic ió n que de la Autobiografía d e Ge rtrudis Gó m e z de Av e llane da re alizara No ra Cate lli e n 1991 e n El espacio autobiográfico inic ia un c am ino c o ntinuado b rillante m e nte p o r e l trab ajo de Anna Cab allé , «Me m o rias y auto b io g rafías e sc ritas p o r m uje re s (sig lo s XIX y XX)» (1998), y p o r la m o no g rafía de Lyd ia Masane t La autobiografía

femenina española contemporánea (1998). Ya e n e l año 2001, Me rc e de s Arriag a v o lv e ría so b re la Autobiografía de Av e llane da e n Mi amor, mi juez. Alteridad autobiográfica femenina (2001). Y en 2004 Ce lia Fernánde z Prieto y Mª Áng ele s Herm o silla c o o rdinarían e l v o lum en Autobiografía en España: un balance, fruto de l c o ng re so internac io nal que c o n e l m ism o título se c ele b ró en la Univ ersidad de Có rdo ba en 2001. 3. ¿Es p o s ib le u n a te o ría fe m in is ta d e la lite ratu ra? Han sido so b re to do las te o rías re alistas d e la lite ratura, b ie n e l re alism o c lásic o o e l de insp irac ió n m arxista, las que h an g o zado de m ayo r fo rtuna e n la c rític a f e m inista e sp año la. De h e c h o , e n Literatura y Vida cotidiana, María Áng e le s Durán e Ig nac io Fe rre ras se de c antab an ya p o r un fe m in ism o de c o rte re alista que , de ac ue rdo c o n la llam ada «so c io lo g ía d e la v ida c o tidiana», e m p e zab a a v e r e n la lite ratura una «fue nte o te stim o nio de lo fe m e nino » (Fe rre ras, 1987: 43). Po r e sta razó n, tanto h isto riado re s c o m o so c ió lo g o s se ap ro xim arán a la lite ratura e n b usc a de «fue nte s» no c o nv e nc io nale s que le s p e rm itan ac o m e te r «la tare a de la re c o nstruc c ió n de l p asado fe m e nino » de sde áng ulo s distinto s a lo s p ro p o rc io nado s p o r la h isto rio g rafía trad ic io nal, una h isto rio g rafía im b uida p o r la «m e ntalidad do m inante », «p o r lo s p rinc ip io s de la razó n p atriarc al» y, e n c o nse c ue nc ia, inade c uada p ara e m p re nde r e l e studio de la h isto ria de las m uje re s (Se g ura Graíño , 1993: 5). En Literatura y Vida cotidiana to da una se rie d e artíc ulo s lle v an a la p rác tic a e sto s p lante am ie nto s te ó ric o s 162. Pe ro se rá Cristina Se g ura Graíño , p ro fe so ra d e Histo ria Me d ie v al e n la Univ e rsidad Co m p lute nse d e Madrid, y junto a e lla, un

Po r e je m plo , Pilar Be nito e studia «Lo s e stado s c iv ile s de la m uje r e n e l sig lo XVIII a trav é s de lo s te xto s lite rario s». Alic ia Lang a Lao rg a se o c upa de la «Vida f am iliar e n la Baja Andaluc ía (Épo c a Isabe lina) bajo la ó ptic a de Fe rnán Caballe ro ». E Isabe l Se g ura i So riano analiza «La lite ratura de m uje re s c o m o f ue nte de do c um e ntac ió n para la re c upe rac ió n de la e xpe rie nc ia histó ric a de las m uje re s (la lite ratura f e m e nina e n c atalán)». 162

149

nutrido g rup o de h isto riado ras, e n su m ayo ría m ie m b ro s de la Aso c iac ió n c ultural Al-Mudayna y de l Instituto de Inv e stig ac io ne s Fe m inistas de la Univ e rsidad Co m p lute nse d e Madrid, quie ne s v an a p ro tag o nizar e n nue stro p aís e ste p ro c e so d e ac e rc am ie nto de la llam ada «h isto ria de las m uje re s» a la lite ratura, un p ro c e so que e m p e zará a dar fruto s m uy p ro nto y so b re to do p ara e l p e río do m e die v al. De h e c h o , una de las p rin c ip ale s c o no c e do ras de la o b ra y la b io g rafía de las e sc rito ras m e die v ale s c aste llanas Le o no r Ló p e z de Có rdo b a y Te re sa d e Cartag e na e s María Milag ro s Riv e ra Garre tas, h isto riado ra y no filó lo g a, c o lab o rado ra asidua e n las m o no g rafías c o o rdinadas po r Se g ura Graíño . En una de e stas m o no g rafías, titulada sig nific ativ am e nte Feminismo y misoginia en la literatura española. Fuentes literarias para la

Historia de las Mujeres (2002), Se g ura Graíño re iv indic a la lite ratura c o m o un do c um e nto v álido p ara la h isto ria de las m uje re s (2001: 15-16) a p artir d e un c o nc e p to re alista d e lo lite rario : la o b ra lite raria no h ac e sino re fle jar de un m o do u o tro e l siste m a p atriarc al, o b ie n re fo rzándo lo o b ie n distanc iándo se de é l y de jando e n e v id e nc ia sus fisuras (Ib id.: 17). La «Aso c iac ió n de Estud io s Histó ric o s d e la Muje r» de la Univ e rsidad de Málag a h a dado a alg uno s de sus trab ajo s una o rie ntac ió n sim ilar (Ló p e z Be ltrán, 1992). Pre c isam e nte e n uno de lo s se m inario s o rg anizado s p o r e sta aso c iac ió n, Lo la Luna p ro nunc ió la c o nf e re nc ia «Le ye ndo c o m o una m uje r la im ag e n de la m uje r»163, c o nfe re nc ia que daría título a un lib ro re c o p ilato rio d e sus artíc ulo s m ás de stac ado s, p ro lo g ado po r Iris M. Zav ala y c o n un e p ílo g o de Ro sa Ro ssi. Alg uno s de e sto s artíc ulo s se h ab ían p ub lic ado p re v iam e nte e n las m o no g rafías e ditadas p o r Cristina Se g ura Graíño . En e llo s Lo la Luna p e rfila un nue v o tip o de lectora feminista, insp irada e n e l c é le b re te xto de Jo nath an Culle r «Le ye ndo c o m o una m uje r», inc luido e n Sobre la deconstrucción (1982) 164, y d e udo ra tam b ié n de la e sté tic a d e la Se trata de l se m inario «Te o ría y c rític a f e m inista e n la inv e stig ac ió n y e n la do c e nc ia», c e le brado e n la Univ e rsidad de Málag a e n f e bre ro de 2004. La po ne nc ia de Lo la Luna la public aro n las o rg anizado ras del se m inario e n e l v o lum e n Nueva lectura de la mujer: crítica histórica, c o o rdinado po r V. Alf aro y L. Taillef e r (Univ e rsidad de Málag a, 1995). 164 Culle r no pro po ne e n re alidad ning una te sis o rig inal al re spe c to . Se lim ita a de sc ribir las princ ipale s apo rtac io ne s de la c rític a f e m inista al pro ble m a de la le c tura e n un e nsayo que si po r alg o se c arac te riza e s po r habe r lo g rado una sínte sis m uy c larific ado ra de l te m a y po r e star m uy bie n do c um e ntado c o n c itas de Virg inia Wo o lf , Sim o ne de Be auv o ir, K ate Mille t, Mary Ellam n, Luc e Irig aray, Elaine Sho w alte r, Anne tte K o lo dny, Caro lyn He ilburn, Judith Fe tte rly, e tc . La c laridad y la c apac idad de sínte sis así c o m o lo af o rtunado de su título , «Le ye ndo c o m o una m uje r», y e l he c ho de que se inc luye ra e ste e nsayo e n una m o no g raf ía so bre la de c o nstruc c ió n, una de las c o rrie nte s de 163

150

re c e p c ió n y de lo s p lante am ie nto s p o lític o s d e To ril Mo i. Para Luna la le c to ra fe m inista h a de se rlo «e n e l se ntido p o lític o de l té rm ino » y no só lo p rac tic ar «una le c tura d if e re nc ial b asada e n su e xp e rie nc ia» c o m o m uje r» (1993: 107). Se trataría, p o r tanto , de una «e strate g ia d e le c tura» que p arte de «la re siste nc ia al m o de lo d e inte rp re tac ió n c anó nic o e instituc io nal –p atriarc al- de le c tura» (Ib id.: 110), y que c o n «un p unto de v ista c rític o se xuado » p re te nd e diluc idar «lo s sig nif ic ado s p o lític o s –e ide o ló g ic o s- de l te xto y sus inte rp re tac io ne s a lo larg o de la h isto ria» (Ib id.: 107), y ade m ás «o b se rv ar c ó m o se c o nstruye lo fe m e nino fre nte a lo m asc ulino » e n su c o ndic ió n de «m ito s c ulturale s c am b iante s, so m e tido s a p re sio ne s e c o nó m ic as, p o lític as, de la m o da e ide o ló g ic as e n g e ne ral» (1995: 13). Ah o ra b ie n, e ste tip o de le c to ra re siste nte y re v isio nista se ría una «le c to ra e xtrate xtual, que e xiste fue ra de l te xto », fre nte a la «le c to ra intrate xtual», insc rita y de te rm inada p o r é l, ya se a c o m o «narrataria o de stinataria», e s de c ir, «re c e p to ra inte rna», ya se a «c o m o p e rso naje o te m a» (1993: 110). Lo la Luna ilustra e sto s sup ue sto s te ó ric o s c o n la lite ratura de l sig lo XVI. Co m o e je m p lo de «le c to ras insc ritas e n p ró lo g o s y de d ic ato rias» c ita la c arta que Fray Luis de Le ó n e sc rib ió p ara las c arm e litas de l m o naste rio de Madrid, p ue sta al fre nte d e las Obras d e Santa Te re sa, y tam b ié n la Diana d e Mo nte m ayo r p o rque «m uc h as de las c artas in c luidas e n la no v e la e stán dirig idas a p e rso naje s f e m e nino s» (Ib id.: 119). La Do ro te a de l

Quijote, que se c o nv ie rte e n Mic o m ic o na «ap ro p iándo se de l le ng uaje o fabla, de lo s g e sto s y ac titud e s de lo s p e rso naje s fe m e nino s de las no v e las que h a le ído », se ría, e n c am b io , un c aso de «le c to ra insc rita e n lo s te xto s narrativ o s» (Ib id.: 120). En c uanto a la «le c to ra e xtrate xtual», de sc ue lla la f ig ura d e Em ilia Pardo Bazán, a la que Lo la Luna c o nside ra «una p io ne ra de la c rític a f e m in ista lite raria e n Esp aña» (1995: 15), p o rque p uso e n p rác tic a ya e n e l sig lo XIX las do s m o dalidade s fundam e ntale s de l fe m inism o lite rario que h o y c o no c e m o s: e l an álisis d e las im ág e ne s d e m uje r e n auto re s v aro ne s y e l e stud io de las e sc rito ras. La re se ña que h izo d e Tristana d e pe nsam ie nto m ás inf luye nte s de lo s últim o s año s, ade m ás de la c o ndic ió n de v aró n de Jo nathan Culle r, y de c rític o afam ado , supuso un e spaldarazo , e n m i o pinió n, para la c rític a lite raria f e m inista, y c o nv irtió e ste e nsayo , que só lo e ra –insisto - de sínte sis, e n un punto o blig ado de re f e re nc ia inc luso para las pro pias f e m inistas, so bre to d o para las f e m inistas e spaño las que , c o m o e l c aso de Lo la Luna, asistían c o m o e spe c tado ras de lo s de bate s f e m inistas no rte am e ric ano s y lue g o lo s dif undirían e n nue stro país.

151

Galdó s p e rte ne c e ría a la p rim e ra m o dalidad , m ie ntras que su e nsayo so b re Co nc e p c ió n Are nal «p o se e las c arac te rístic as de la ac tualm e nte de no m inada c rític a g ino c é ntric a» (Ib id.). La inc o no g rafía de Santa Ana e nse ñando a le e r a la Virg e n María sirv e c o m o fo ndo a las re fle xio ne s d e Lo la Luna so b re la le c tura, una ic o no g rafía a la que e lla e c h ó m ano c o n fre c ue nc ia e n sus e studio s so b re la e sc rito ra italiana Vale ntina Pine lo , auto ra p re c isam e nte de una Vida de Santa Ana. Re iv indic a así un linaje m atriline al p ara la f ig ura de Cristo y al m ism o tie m p o llam a la ate nc ió n so b re una tradic ió n de e duc ac ió n fe m e nina de la que Santa Ana se ría m o de lo de re fe re nc ia (1989 y 1991). Po r lo de m ás, e stas disquisic io ne s so b re la le c tura la lle v an tam b ié n a p lante ar c ie rtas p re c isio ne s re sp e c to a la h isto ria lite raria (1992). Luna ap ue sta p o r la «se g re g ac ió n», de ac ue rdo c o n las c rític as ang lo am e ric anas, c o m o «p rác tic a p o lític a fe m inista» c uyo f in e s v isib ilizar a las e sc rito ras (1992: 71-72), y se inte rro g a so b re la p e rio dizac ió n, lle g ando inc luso a afirm ar que una h isto ria de la lite ratura f e m e nina e n c aste llano no p o dría e m p e zar h asta e l Re nac im ie nto (Ib id.: 73). Pue s b ie n, e sta h isto ria lite raria la e m p re nd e ría ap e nas un año de sp ué s la te ó ric a p ue rto rrique ña Iris M. Zav ala, dando a la luz e n 1993 e l p rim e r v o lum e n d e la Breve historia feminista de la literatura española (en lengua castellana). La inte nc ió n de Zav ala e s h ac e r una «h isto ria c rític a» de c arác te r h e rm e né utic o , aunque c o n un o b je to de e studio dif e re nte al d e la h e rm e né utic a tradic io nal. Ah o ra se trataría de analizar «la c o nstruc c ió n h istó ric a de l g é ne ro se xual», e s d e c ir, e l discurso genérico o

sexuado c o m o constructo, y «e l sig nific ado so c ial de tal ac tiv idad» (1993: 28 y 35). Su h o rizo nte te ó ric o , c o m o e lla m ism a c o nfie sa, e s e l de l p o ste struc turalism o , c o n un é nfasis e sp e c ial e n la dialo g ía de Bajtin (Ib id.: 28). Zav ala p ro p o ne le e r lo s te xto s lite rario s «dialó g ic am e nte », «lo c ual sig nific a le e r, al trasluz de l v o c ab ulario o p re siv o y e xc luye nte , la v o z o las v o c e s de l o b je to m arg inado y sile nc iado » (Ib id.: 37). Re inte rp re ta p o r tanto e l dialo g ism o b ajtiniano a la luz de las ne c e sidad e s y p rio ridade s de l f e m inism o . Una de e sas p rio ridade s, quizás la p rinc ip al, e s p re c isam e nte v isib ilizar a las m uje re s. Y no duda tam po c o e n re c urrir a la c rític a p o stc o lo nial y adue ñárse la p ara la c ausa fe m inista c uando afirm a su p re te nsió n de «descolonizar el canon del patriarcado, de re -ap ro p iarlo y re e sc rib ir las c ulturas re staurando sus sile nc io s y las p o lític as y la luc h a p o r e l p o de r insc rito s e n lo s te xto s 152

c ulturale s» (Ib id.: 28). El c o nc e p to de diferencia jug ará ade m ás un p ap e l de p rim e r o rde n e n e l p ro ye c to de h isto ria lite raria que p e rg e ña Iris Zav ala. Pe ro se distanc ia c laram e nte d e l sig nific ado b io ló g ic o o e xp e rie nc ial que d ic h o c o nc e p to h a te nido p ara alg unas c o rrie nte s de l f e m inism o (Ib id.: 41. En c o ntrap artida, Zav ala utiliza e l té rm ino diferencia c o m o sinó nim o de e strate g ia d e le c tura, de inte rp re tac ió n de sde lo s m árg e ne s, un tip o de inte rp re tac ió n m uy v inc ulado al po stc o lo nialism o (Ib id.: 35). En de f initiv a, e l dialo g ism o de Bajtin, la c rític a p o stc o lo nial y la re v isió n de l c o nc e p to de dife re nc ia so n lo s ing re die nte s fundam e ntale s de la h isto ria lite raria fe m inista de Iris Zav ala. Las te o rías de Bajtin tam b ié n c o nstituye n e l p unto de p artida de la «p o é tic a dialó g ic a de la dife re nc ia» que p o stula la c h ile na Myriam Díaz-Dio c are tz. Dio c are tz h ac e una le c tura f e m inista d e e sas te o rías y las utiliza ade m ás p ara d e f inir la e sc ritura fe m e nina. Ve ám o slo . En p rim e r lug ar, Dio c are tz c o nv ie rte a Bajtin e n ante c e d e nte , e n ad e lantado de la te o ría f e m inista, c asi e n f e m inista avant la lettre, tanto po r sus o b je c io ne s al sig no de Saussure c o m o p o r la no c ió n de palabra que m ane ja. Se g ún Dio c are tz, d e ig ual m ane ra que Bajtin ac usó de o b je tiv ism o , binarism o y fe tic h ism o de la razó n al siste m a ling üístic o saussure ano , la c rític a fe m inista h a p ue sto al de sc ub ie rto e n e l disc urso m asc ulino e l p re juic io de la o b je tiv id ad, de l rac io nalism o y la c o nstante p re se nc ia d e o p o sic io ne s b inarias (1993: 83). Po r o tra p arte , e l c o nc e p to b ajtiniano de palabra c o m o sig no «ne utro » y «ab ie rto a de se m p e ñar c ualquie r f unc ió n ide o ló g ic a» (Ib id.: 84), y e n c o nse c ue nc ia, disp ue sto a c o nv e rtirse e n p o rtado r de «sig nific ado s futuro s o p o te nc iale s» (Ib id.: 85) lo c o rro b o ra, e n o p inió n de Dio c are tz, e l m ism o disc urso fe m in ista. Su e xiste nc ia v ie n e a d e m o strar que e l c am b io e s p o sib le , que e l disc urso p atriarc al m o no ló g ic o no e s de finitiv o ni tie n e la últim a p alab ra (Ib id.: 86). En se g undo lug ar, Dio c are tz utiliza lo s té rm ino s b ajtiniano s de sociolecto,

idiolecto, bivocalidad, dialogismo e intertextualidad p ara sing ularizar la e sc ritura f e m e nina. La re lac ió n e ntre e l so c io le c to p atriarc al y e l ide o le c to de la e sc rito ra e s p ara Dio c are tz d e c o ntradic c ió n, de d isc re p anc ia, d e inte rac tuac ió n. De h e c h o , la m uje r «h a lle g ado a la p ro duc c ió n de sig nif ic ado c o ntra/dic ie ndo e l p o de r de las p rác tic as disc ursiv as de su c ultura que no son producto exclusivo del hombre, p e ro que lo m asc ulino 153

do m ina a trav é s de l siste m a d e p aradig m as de l so c io le c to p atriarc al» (Ib id.: 95). Y aun así, o quizás p o r e llo m ism o , se v e o b lig ada a inc o rp o rar lo m asc ulino , a inc luirlo junto a su p ro p ia v o z, o al m e no s a h ab lar de sde la c o nc ie nc ia de lo div e rso , lo b inario , de l do s. La p alab ra b iv o c al de Bajtin la c arac te riza. El c o nc e p to de b iv o c alidad v e ndría a de f inir m e jo r que ning ún o tro e sta situac ió n p e c uliar d e l disc urso f e m e nino (Ib id.: 98). Lo m ism o que la inte rte xtualidad o la inse rc ió n de lo s «te xto s aje no s» e n un «to do dialó g ic o » (Ib id.: 99-100). Ade m ás, las e sc rito ras h an utilizado se c ularm e nte una se rie de e strate g ias p ara c o ntrarre star «la auto ridad p atriarc al d e la c ultura», «p ara c o dif ic ar su p ro p ia p o é tic a d e la m arg inalizac ió n y p ara d e nunc iar las p rác tic as e xc lusio nistas y h o m o so c iale s de l p atriarc ado » (Ib id.: 103). Esas e strate g ias h an e stado p re se nte s so b re to do e n las traduc c io ne s y e n lo s p ró lo g o s. Las traduc c io ne s h e c h as p o r las m uje re s intro duc e n, se g ún Dio c are tz, c am b io s «sutile s» e n e l te xto o rig inario y so n «inte re sante s e je m p lo s de re lac io ne s dialó g ic as d e ac e p tac ió n o p o lé m ic a re sp e c to al arg um e nto de l m ism o te xto traduc ido » (Ib id.). En c uanto a lo s p ró lo g o s, Dio c are tz re c ue rda c ó m o m uc h o s de e llo s c o ntie ne n de c larac io ne s d e «ap are nte h um ildad y ac ato de las c o nv e nc io ne s y la auto ridad». Tanto Santa Te re sa c o m o So r Juana Iné s de la Cruz no se c ansan de re p e tir que e sc rib e n p o r m andato , po r c o m isió n aje na. So n las «tre tas de l d é b il» que ya v im o s a p ro pó sito de Jo se fina Ludm e r, a quie n ah o ra Dio c are tz re c urre c o m o auto ridad (Ib id.: 105). Dio c are tz re c lam a, p o r últim o , la ne c e sidad d e una crítica dialógica «que p o ng a al de sc ub ie rto la v o z h e g e m ó nic a (te xtual o h ab lada) que h a inte ntado fijar y m o no lo g izar e l disc urso so c ial, p e rp e tuando únic am e nte una so la v o z e n e l v asto univ e rso de l disc urso » (Ib id.: 117). Esta c rític a dialó g ic a te ndrá c o m o finalidad e l análisis de la matriherencia o «“m e m o ria h istó ric a” de las e struc turas p atriarc ale s d e l disc urso g e né ric o que p e rduran e n la p rác tic a disc ursiv a» (Ib id.), y de l entimema, que e s p ara Bajtin lo no dic h o , lo no e nunc iado , lo im p líc ito . Analizar e l e ntim e m a de sd e una p e rsp e c tiv a f e m inista sup o ndría e nto nc e s «c ap tar las “sup o sic io ne s e n c o m ún” ac e p tadas y, e sp e c ialm e nte , se ñalar e l p ap e l que d e se m p e ña e l d e p ó sito (m e m o ria h istó ric a de la m atrih e re nc ia) de la “e v aluac ió n p re sup ue sta” e n c o m ún, que fo rm a p arte de la v o z inte rna de l suje to -que -e sc rib e » (Ib id.: 121).

154

Ade m ás de re c up e rar, d e g anar p ara e l f e m inism o a un te ó ric o tan re p utado e n lo s últim o s tie m p o s c o m o Bajtin, la p ro p ue sta de Dio c are tz tie ne e l m é rito d e inte ntar lo que p are c ía y aún p are c e un im p o sib le : una de finic ió n m ás o m e no s c o h e re nte de la e sc ritura f e m e nina, fo rm ulada de sde e l ám b ito se m ió tic o , ap ro v e c h ando c o nc e p to s m uy ap laudido s p o r e l establishment te ó ric o (b iv o c alidad, inte rte xtualidad, so c io le c to ), y que p o r fin no e stá b asada ni e n la e xp e rie nc ia d e m uje r o de suje to c o lo nizado , ni e n la b io lo g ía. Alg o sim ilar p re te nde Anto nia Cab anille s c o n las re fle xio ne s de Lo tm an y la Esc ue la d e Tartu so b re la c ultura. Si Dio c are tz utiliza las te sis de Bajtin so b re e l sig no de Saussure y so b re la p alab ra p ara justif ic ar la d e c o nstruc c ió n f e m inista de l disc urso m asc ulino y p ara sub rayar que e se d isc urso no e stá e n p o se sió n de la Ve rdad últim a, Cab anille s re fre ndará la d isc usió n fe m inista d e l c ano n y la lab o r d e re c up e rac ió n de artistas y c re ado ras de l p asado a p artir de lo s c o nc e p to s lo tm aniano s de «m e m o ria» y de «m o de lo s de auto de sc rip c ió n». Lo tm an de fine la c ultura c o m o m e m o ria y disting ue e ntre una «m e m o ria info rm ativ a», c e ntrada e n la ac tiv idad c o g nitiv a, y o tra «c re ado ra», p ro p ia de l arte . Pue s b ie n, la b úsque da «arque o ló g ic a» de p rue b as de la e xiste nc ia de m uje re s e n c ualquie r ám b ito c ultural, que h a sido una de las e m p re sas p rio ritarias de l fe m inism o , e nc ajaría, se g ún Cab anille s, e n lo que Lo tm an llam a «m e m o ria info rm ativ a», y tam b ié n e n la «c re ado ra», p o rque e l c o no c im ie nto de l p asado «e s, ante to do , un m e c anism o g e ne rado r de nue v o s te xto s» (1997: 373). Pe ro Lo tm an e ntie nde tam b ié n la c ultura c o m o un c o njunto de le ng uaje s que c o ntie nde n e ntre sí, c o m o una e struc tura p luriling üe do m inada p o r e l «síndro m e de la To rre de Bab e l». Para e v itar e sta situac ió n, o al m e no s p ara re fre narla un p o c o la c ultura g e ne ra m e c anism o s de unidad a lo s que Lo tm an llam a «auto m o de lo s» o «m o de lo s de auto de sc rip c ió n», que c o nstituye n e l c ano n. Cab anille s afirm a que e l tó p ic o de «insig nific an c ia de la m uje r e n lo s p ro c e so s c ulturale s» só lo tie ne se ntido de ac ue rdo c o n e so s auto m o de lo s, que e s una e sp e c ie de auto de fe nsa p ara e xc luir lo dif e re nte , e n e ste c aso lo f e m e nino , y re fo rzar la unidad. Po r tanto , la c rític a fe m inista al c ano n h ab ría de e nte nde rse justam e nte c o m o una c rític a de lo s «m o de lo s de auto de sc rip c ió n» y p o sib ilitaría la c o nstruc c ió n de o tra «o tra h isto ria de

155

la c ultura» e n la que a las m uje re s sí se le s re c o no c ie ra una inte rv e nc ió n de p rim e r o rde n (Ib id.: 376). La re p re se ntac ió n tradic io nal d e las m uje re s e n la c ultura d e m asas y, p o r c o nsig uie nte , la p e rp e tuac ió n e n e ste ám b ito de lo s e ste re o tip o s p atriarc ale s, tam b ié n la re no m b rará Cab anille s sirv ié ndo se de las «tip o lo g ías de la c ultura» se ñaladas p o r Lo tm an: fre nte a una «c ultura te xtualizada», re g ulada p o r la c o stum b re , c o m o se ría la c ultura de m asas, que re p ro duc e e l siste m a p atriarc al, la «c ultura g ram atic alizada» o «c ulta», b asada e n la le y, c o nte m p la c ie rtas p o sib ilidade s de transfo rm ac ió n. Po r o tra p arte , la p e c uliar re lac ió n de las m uje re s c o n e l le ng uaje , un a c ue stió n m uy de b atida, c o m o h e m o s v isto , po r las fe m inistas de lo s se te nta y lo s o c h e nta, la v a a e xp lic ar Cab anille s a p artir de la no c ió n lo tm aniana de «Plurinling üism o c ultural». Lo tm an no c re e que e l p ro c e so de la c o m unic ac ió n v e rb al c o nsista sim p le m e nte e n la transm isió n de un m e nsaje , sino e n una e sp e c ie d e traduc c ió n de un te xto de l e m iso r a la le ng ua d e l re c e p to r. En c o nse c ue nc ia, c o m o e n to da traduc c ió n, sie m p re se p ie rde alg o , sie m p re h ay alg o intraduc ib le . Es lo que suc e d e , se g ún Cab anille s, e ntre e l «le ng uaje d e la m uje r» y e l d e l h o m b re . Esa ine v itab le intraduc ib ilidad se ne utraliza de div e rsas fo rm as, o b ie n o b v iando las dif e re nc ias y c o nside rando univ e rsal e l le ng uaje m asc ulino , o b ie n m e diante la m e zc la, la inf lue nc ia d e un le ng uaje so b re o tro (Ib id.: 378-379) Co m o ya se h ab rá ap re c iado , lo que Cab anille s h ac e e n re alidad e s re b autizar c o n la te rm ino lo g ía lo tm aniana e sp ac io s de re iv indic ac ió n f e m inista que so n ya c lásic o s, o si se quie re , re fre ndar c o n la auto ridad de Lo tm an p rác tic as h ab ituale s d e l fe m inism o . Se trataría d e utilizar un «e sp ac io te ó ric o » ya d e finido y b ie n ase ntado e n la h isto ria de l p e nsam ie nto c o nte m p o ráne o p ara inse rtar e n é l, y p o r c o nsig uie nte p re stig iar, la c rític a f e m inista (Ib id.: 370) Un b ue n e je m p lo de la ab so rc ió n p o r p arte de alg unas fe m inistas d e p rinc ip io s te ó ric o s d e g ran fo rtuna e n la te o ría lite raria d e lo s últim o s año s, c o m o e l dialo g ism o o la p o lifo nía d e Bajtin, e s e l d e Alic ia Re do ndo Go ic o e c h e a y su «fe m inism o p o lifó nic o » (2001). Go ic o e c h e a utiliza d e una fo rm a m uy lib re e l c o nc e p to b ajtiniano de po lifo nía y de f ine e ste tip o p artic ular de fe m inism o c o m o

156

una e sp e c ie de sínte sis e n la que to do tie ne c ab ida, inc luso las dife re nc ias rac iale s, so c iale s, re lig io sas, c ulturale s, e tc .: De b o e m p e zar ac larando que e l c o nc e p to de f e m inism o que utilizo tie ne un se ntido p o lifó nic o , a la m ane ra b ajtiniana, c o n o b je to de p o de r ab rirlo e n m últip le s dire c c io ne s: h ac ia la inm e nsa p luralidad de lo s te xto s lite rario s e sc rito s p o r m uje re s, h ac ia la v ariada te o ría lite raria f e m inista, h ac ia lo s dif e re nte s tip o s de fe m inism o te ó ric o , y, tam b ié n, h ac ia las o tras dife re nc ias so c iale s m arg inado ras, ade m ás de l se xo -g é ne ro , c o m o so n las de c lase s so c iale s, razas, le ng uas, c ulturas y re lig io ne s (2001: 19). Go ic o e c h e a llam a «p o lifó nic a» a la lite ratura c ap az de asum ir dic h as dif e re nc ias, añadie ndo así una nue v a fase o un nue v o m atiz a la c é le b re d istinc ió n d e Elain e Sh o w alte r e ntre lite ratura femenina, feminista y de mujer (Ib id.: 34). Ade m ás, ide ntif ic a lo p o lifó nic o c o n la andro g inia de Virg inia Wo o lf, e inc luso c o n e l fe m inism o de la d if e re nc ia y su é nfasis e n la m ate rnidad: «Lo p o lifó nic o se ac e rc a a lo que Virg inia Wo o lf llam ab a lite ratura andró g ina que p ara e lla e ra sinó nim o de g e nial» (Ib id.: 34). Y añade : «un f e m inism o p o lifó nic o , y, so b re to do , e c lé c tic o e n la p rác tic a, e s d e c ir, lib e rado r, que d e f ie nda la d ife re nc ia (…) p e ro de ntro de una ig ualdad de de re c h o s que re c o no zc a la m ate rnid ad» (Ib id.: 41). El e nsayo de Go ic o e c h e a tie n e , p o r tanto , una c lara v o c ac ió n de sínte sis, d e inte g rac ió n de e le m e nto s disp are s, de sde la andro g inia de Virg inia Wo o lf, a las te sis de Elain e Sh o w alte r, al f e m inism o de la d if e re nc ia, a la v inc ulac ió n c o n Bajtin de Zav ala y Dio c are tz, e inc luso a las e luc ub rac io ne s so b re la e sc ritura fe m e nina d e Biruté Cip lijauskaité y Carm e n Bo b e s. De h e c h o , su de finic ió n de e sc ritura fe m e nina no e s sino una am alg am a de lo s p rinc ip io s ap untado s p o r e stas do s c rític as (Ib id.: 23-25). En c uanto al m ate rialism o c ultural y al p o stc o lo nialism o , la c rític a fe m inista e sp año la le s h a p re stado tam b ié n c o nside rab le ate nc ió n. La e dito rial c atalana Ic aria h a e ditado e n la c o le c c ió n «Muje re s y c ulturas» do s v o lúm e ne s e n lo s que se re c o g e ab undante info rm ac ió n so b re e l te m a. Se trata de Feminismo y crítica literaria (2000), c o o rdinado p o r Marta Se g arra y Àng e ls Carab í, fundado ras de l Centre Dona i

Literatura de la Univ e rsidad d e Barc e lo na, y Escribir en femenino. Poéticas y políticas (2000), al c uidado de Be atriz Suáre z Brio ne s, Mª Be lé n Martín Luc as y Mª Je sús 157

Fariña Busto . Am b o s c o ntie ne n ade m ás inte re sante s artíc ulo s so b re la c rític a le sb iana y la te o ría queer165. Pe ro e stas ap ro xim ac io ne s al m ate rialism o c ultural, al p o stc o lo nialism o y a la te o ría queer tie ne n ante to do un inte ré s div ulg ativ o y no c o nte m p lan la re fo rm ulac ió n ni la ap o rtac ió n de p unto s de v ista no v e do so s al re sp e c to . En de finitiv a, e l p e nsam ie nto lite rario f e m inista e n Esp aña se h a de c antado p o r e l p ac to , p o r la sínte sis, po r la ap ro p iac ió n de te o rías lite rarias d e g ran p e so e n e l c ano n te ó ric o -c rític o de lo s últim o s año s, c o m o e l dialo g ism o de Bajtin o la se m ió tic a d e la c ultura d e Lo tm an, m ie ntras que las e sc rito ras e sp año las h an o p tado c asi m ayo ritariam e nte p o r de sm arc arse d e l f e m inism o m ilitante y re c h azar e l c o nc e p to de «lite ratura f e m e nina».

So bre la c rític a le sbiana Mª Do lo re s He rre ro public ó en 1997 un trabajo pio ne ro titulado «La c rític a lite raria lesbiana o las v o c e s do ble m e nte sile nc iadas» e n e l v o lum e n La conjura del olvido. Escritura y feminismo, c o o rdinado po r Nie v e s Ibe as y Mª Áng e le s Millán. La te o ría queer e s uno de lo s c am po s de análisis a lo s que o tro m ie m bro de l «Ce ntre Do na i Lite ratura», Rafae l M. Mé rida, le ha de dic ado m ás e sf ue rzo s. Mé rida e s el c o o rdinado r de Sexualidades transgresoras. Una antología de estudios Queer (2002) y de Diàlegs gays, lesbians y queer. Diálogos gays, lesbianos y queer (2007). Me ri To rras, dire c to ra junto c o n He le na Go nzále z de la re v ista Lectora tam bié n ha trabajado e n e ste ám bito d e lo s e studio s queer (2002 y 2005). 165

158

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA ARRIAGA FLO REZ, Me rc e de s (2001). Mi amor, mi juez. Alteridad autobiográfica

femenina. Barc e lo na: Anth ro p o s. BO BES NAVES, Carm en (1994). «La no v e la y la po étic a fem enina». Signa, 3, Madrid. CABANILLES, Anto nia (1997). «Cultura y g énero ». La conjura del olvido. Escritura y

feminismo. Eds. Nie v es Ibe as y Mª Áng e le s Millán. Barc e lo na: Ic aria. CATELLI, No ra (1991). El espacio autobiográfico. Barc e lo na: Lum en. CICPLIJAUSK AITÉ, Biruté (1988). La novela femenina contemporánea (1970-1985).

Hacia una tipología de la narración en primera persona. Barc e lo na: Anth ro po s. CULLER, Jo nathan (1984). Sobre la deconstrucción. Madrid: Cáte dra. DÍAZ-DIO CARETZ, Myriam (1993). «“La palabra no o lv ida de dó nde v ino ”. Para una po é tic a dialó g ic a de la diferenc ia». Breve historia feminista de la literatura española (en

lengua castellana). I. Teoría feminista: discursos y diferencia. Co o rds. Myriam Díaz-Dio c are tz e Iris M. Zav ala. Barc e lo na: Anth ro p o s. DURÁN, María Áng e le s (1987). «So b re literatura y v ida c o tidiana (A m o do de Pró lo g o )». Literatura y Vida cotidiana. Actas de las Cuartas Jornadas de Investigación

Interdisciplinaria. Eds. Mª Áng e le s Durán y Jo sé Anto nio Re y. Madrid / Zarag o za. ETXEBARRÍA, Luc ía (2000). La Eva futura. La letra futura. Barc e lo na: De stino , 2007. FREIXAS, Laura (2000). Literatura y mujeres. Escritoras, público y crítica en la España actual. Barc e lo na: Destino . GRANDES, Alm ude na (2003). «La c o nquista d e una m irada». En sus propias palabras:

escritoras españolas ante el mercado literario. Ed. Ch ristine He nse le r. Madrid: To rre m o zas. HENSELER, Ch ristina (2003) (e d.). En sus propias palabras: escritoras españolas ante el

mercado literario. Madrid: To rre m o zas. HERRERO GRANADO , María Do lo res (1997). «La c rític a lite raria le sbiana o las v o c es do b le m ente sile nc iadas». En La conjura del olvido. Eds. Nie v es Ib e as y Mª Áng e le s Millán. Barc e lo na: Ic aria. LÓ PEZ, Auro ra y PASTOR, Mª Áng e le s (1989) (eds.). Crítica y ficción literaria: mujeres

españolas contemporáneas. Granada: Univ ersidad de Granada, Se m inario de Estudio s de la Muje r. 159

LÓ PEZ BELTRÁN, María Teresa (1987) (ed.). Realidad histórica e invención literaria en

torno a la mujer. Málag a: Diputac ió n Pro v inc ial. LUNA, Lo la (1996). Leyendo como una mujer la imagen de la Mujer. Pró lo g o de Iris M. Zav ala y Ep ílo g o de Ro sa Ro ssi. Barc e lo na: Anthro po s. MARTÍN GAITE, Carm en (1987). Desde la ventana: enfoque femenino de la literatura

española. Madrid: Espasa Calp e. MARTÍNEZ ROMERO, Carm en (1989). «La e sc ritura c o m o enunc iac ió n. Para una teo ría de la literatura fem enina (no tas insp iradas po r las no v e las que m e h ubiese g ustado esc rib ir)», Discurso, 3-4, 51-60. MO NTERO , Ro sa (2003). La loca de la casa. Madrid: Alfag uara. PUÉRTO LAS, So le dad (1993). La vida oculta. Barc e lo na: Anag ram a. REGÁS, Ro sa (2004). «Esc rib ir v iv ie ndo . Esc rito ras e sp año las e n e l sig lo XX», c o nfe re n c ia p ro nunc iada e n e l Ate ne o de Madrid a finale s de 2004. REDONDO GOICO ECHEA, Alic ia (2001). «Intro duc c ió n lite raria». Feminismo y

misoginia en la literatura española. Fuentes literarias para la Historia de las Mujeres. Co o rd. Cristina Se g ura Graíño . Madrid: Narc e a. RIERA, Carm e (1982). «Lite ratura fe m enina: ¿un leng uaje prestado ?». Quimera, nº 18, Barc e lo na. RIVERA GARRETAS, María Milag ro s

(1999-2000). «La auto b io g rafía, ¿g é ne ro

fe m e nino ?». Lectora, 5-6. SANZ, Marta (2003). «El false te d e la so p rano ». En sus propias palabras: escritoras

españolas ante el mercado literario. Ed. Ch ristine He nse le r. Madrid: To rre m o zas. SEGARRA, Marta

y CARABÍ, Ang els (2000) (eds). Feminismo y crítica literaria.

Barc e lo na: Ic aria. SEGURA GRAÍÑO, Cristina (1997) (e d.). La historia de las mujeres en el nuevo

paradigma de la historia. Madrid: Aso c iac ió n Cultural Alm udayna. Id., (2002). (c o o rd.). Feminismo y misoginia en la literatura española. Fuentes literarias para la Historia de las Mujeres. Madrid: Narc e a. SUÁREZ BRIO NES, Be atriz, MARTÍN LUCAS, Mª Be lé n y FARIÑA BUSTO , Mª Je sús (2000). Escribir en femenino. Poéticas y políticas. Barc e lo na: Ic aria. TORRAS, Me ri (2000). «Fem inism o y c rític a le sb iana: ¿una identidad diferente?»

Feminismo y crítica literaria. Eds. Marta Seg arra y Àng els Carab í. Barc elo na: Ic aria 160

Vo c e s y m irad as d e au to ras c an ó n ic as : la m e m o ria d e la in fan c ia d e s d e lo s e s tu d io s d e g é n e ro e n la n arrativ a d e An a María Matu te 166 Raque l Garc ía-Pasc ual (Ce ntro de Cie nc ias Hum anas y So c iale s Co nse jo Sup e rio r de Inv e stig ac io ne s Cie ntífic as)

1. NUEVO S MO DELO S DE IDENT IDAD EN LA O B RA DE ANA MARÍA M AT UT E Ana María Matute e s una auto ra c anó nic a de nue stra h isto ria lite raria re c ie nte . En 1959 g anó e l Pre m io Nadal c o n Primera memoria, su p rim e ra p re se ntac ió n ante e l g ran p úb lic o , aunque ya e n 1947 h ab ía que dado fin alista e n e l m ism o c e rtam e n c o n Los

Abel. De sde e nto nc e s h asta ah o ra la e sc rito ra h a te nido o c asió n de asistir a la re e d ic ió n de sus o b ras, de c o no c e r te sis do c to rale s de dic adas a su traye c to ria, de v e r c ó m o sus lib ro s h an sido traduc ido s a m ás de v e inte id io m as, de se r o b je to de m últip le s h o m e naje s. Pro b ab le m e nte , e stam o s ante una de las narrado ras e n le ng ua e sp año la que m ayo re s re c o no c im ie nto s h a rec ib ido a lo larg o de su traye c to ria. Pro tag o nista de m últip le s g alardo ne s lite rario s 167, e s auto ra im p re sc indib le e n la p ro g ram ac ió n do c e nte tanto e n niv e le s m e dio s c o m o univ e rsitario s, o b je to de e stud io e n un c o nside rab le núm e ro de trab ajo s de inv e stig ac ió n y c re ado ra c o n im p o rtante s é xito s de v e ntas. Su fig ura h a ad quirido e sp e c ial v isib ilidad e n lo s m e d io s de c o m unic ac ió n de sd e que e n 1996 fue ra e le g ida Mie m b ro de la Re al Ac ade m ia Esp año la. Co n la le c tura de un disc urso de ing re so que lle v ó p o r título En el bosque.

Defensa de la fantasía v ino a o c up ar e l asie nto K ante rio rm e nte re se rv ado a Carm e n Co nde . Pasab a a se r la te rc e ra m uje r e n inte g rarse e n una instituc ió n c o n tre s sig lo s de antig üe dad, que h ab ía ne g ado e l ac c e so a inte le c tuale s d e la talla de Ro sa Ch ac e l, María Zam b rano o María Mo line r (Nie v a de la Paz 2004). He te nido o c asió n de re alizar e ste trabajo g rac ias a un c o ntrato po stdo c to ral I3P (FSE/MEC/CSIC) e n e l Ce ntro de Cie nc ias Hum anas y So c iale s de l Co nse jo Supe rio r de Inv e stig ac io ne s Cie ntíf ic as. 167 Entre o tro s, ha re c ibido e l Pre m io Caf é Gijó n 1952 po r Fiesta al Noroeste, Pre m io Plane ta 1954 po r Pequeño Teatro, Pre m io de la Crític a 1958 po r Los hijos muertos, Pre m io Nac io nal de Lite ratura 1959 po r Los hijos muertos, Pre m io Nadal 1959 po r Primera Memoria, Pre m io Faste nrath de la Re al Ac ade m ia Españo la 1962 po r Los soldados lloran de noche, Pre m io Lazarillo de Lite ratura Inf antil 1965 po r El polizón de Ulises, Pre m io Nac io nal de Lite ratura Inf antil y Juv e nil 1984 po r Sólo un pie descalzo. 166

161

La p re se nc ia de Ana María Matute no só lo e s p ate nte a niv e l d e p ro m o c ió n e dito rial, de div ulg ac ió n ac adé m ic a, d e transf e re nc ia e n fo rm a d e e studio s y d e re p re se ntativ idad instituc io nal, sino que e s re c lam ada e n num e ro so s fo ro s de stinado s a la difusió n de nue stras le tras a niv e l nac io nal e inte rnac io nal. Distinc io ne s c o m o las re se ñadas h an sido o to rg adas a la to talidad de una o b ra que de stac a la re sp o nsab ilidad so c ial que tie ne la lite ratura c o m o m e dio d e c o m unic ac ió n y de c o m p ro m iso , p ro duc c ió n que h a sido re lac io nada c o n la d e o tras auto ras c o e táne as d e sim ilar im p ac to m e diátic o , c o m o Carm e n Martín Gaite , e n p artic ular p o r c o m p artir am b as e l re c urso a lo s e sp ac io s inte rio re s do m é stic o s c o m o m e dida aso c iada a la m o rdaza c o n una no tab le de sag re g ac ió n p o r g é ne ro s: sus re fle xio ne s se d e b e n e n g ran p arte a p e rso naje s fe m e nino s. Si h a sido y e s m uy d isc utida la p o sib le p re se nc ia de un le ng uaje té c nic a, e sté tic a o fo rm alm e nte fe m e nino e n Ana María Matute (Grang e r 1998), ya que la p ro p ia auto ra h a insistido e n m arc ar distanc ias re sp e c to d e e sta te nde nc ia h e rm e né utic a, p are c e e v id e nte que , a niv e l o nto ló g ic o e ide o ló g ic o , su o b ra e s te stig o de l p ap e l que h a de se m p e ñado la m uje r e n la so c ie dad de c uya c ró nic a se o c up a. Co nc re tam e nte , e n líne as suc e siv as se h ará h in c ap ié e n c ó m o su narrativ a, m ayo ritariam e nte c e ntrada e n la m e m o ria de la infan c ia v iv ida durante la Gue rra Civ il y la p o sg ue rra e sp año la, se p o sic io na e n c o ntra de l le c to r p asiv o h ac ia las c o nc e p c io ne s re no v adas de la id e ntidad g e né ric a. Se g ún e sta h ip ó te sis de p artida, fre nte a un p ano ram a p atriarc al e n e l que fue e duc ada, la auto ra re c lam a, a trav é s de l te stim o nio de p e rso naje s c o m o lo s que c o no c e re m o s e n título s c o m o Primera memoria, un m o de lo de m uje r ale jado de lo s e ste re o tip o s de falta de inic iativ a, ing e n uidad y p riv ac ió n de de re c h o s f undam e ntale s que se le ad jud ic an e n o tras o b ras no dirig idas a ac ab ar c o n la h istó ric a d e sig ualdad e ntre lo s se xo s. De su m ano asp ira a ab rir una p ue rta a la re fle xió n so b re nue v as fig uras que no se ide ntif ic an c o n e l re trato que tradic io nalm e nte h a dise ñado p ara e llas un m e dio c ultural no p aritario . Si e n Los Abel la auto ra re trata la Gue rra Civ il c o m o re m inisc e nc ia de la h isto ria b íb lic a d e lo s h ijo s de Adán y Ev a, y si re to m a e l o dio c ainita e ntre h e rm ano s c o m o e ne rg ía re sidual de l c o nflic to b é lic o e n Fiesta al noroeste (1953), Los hijos muertos (1958) o Los soldados lloran de noche (1964), e n Primera memoria (1959) e stam o s ante una no v e la de nue v as re siste nc ias: re siste nc ias ante la p e rv e rsió n de la ing e nuidad, ante e l ing re so 162

e n e l m undo d e lo s m ayo re s que p ro v o c an g ue rras y ante la c o nf ianza e n quie n e s c o nfinan a de te rm inado s m ie m b ro s de la so c ie dad a la auto c e nsura a trav é s d e m últip le s p riv ac io ne s. Una de e llas, la lim itac ió n de m o v im ie nto s a la e sfe ra p riv ada. Quie n e m p e zó su c arre ra e n 1947, p le no franquism o , o p tó , p ue s, de sde un p rinc ip io , p o r lle v ar a su o b ra e l siste m a d e n e g ac io ne s v iv ido d urante la dic tadura, que trajo c o nsig o , e ntre o tro s m uc h o s re tro c e so s, un re f ue rzo de l ab uso de las m uje re s e n fo rm a de de ro g ac ió n de le ye s que h ab ían ap o stado p o r e l c am ino h ac ia la ig ualdad. Las p ág inas de sus o b ras re fle jan c ó m o e n año s de autarquía y falta de lib e rtade s se susp e ndió la c o e d uc ac ió n, se re fo rm ó e l Có dig o Pe nal p ara añadir artíc ulo s re fe re nte s a lo s m al llam ado s “c rím e ne s p asio nale s” y c o m e nzaro n a se r fam iliare s –y o b lig ato rias p ara de se m p e ñar to do c arg o p úb lic o – las c am p añas de “fe m inizac ió n” e nc o m e ndadas al Auxilio So c ial y la Se c c ió n Fe m e nina. To das e llas e ran m anio b ras de re p re sió n, c o ntro l y fo rm ac ió n de l e sp íritu nac io nal e n la que las m uje re s fue ro n llam adas a se r g uard ianas de la m o ralidad y las “due ñas de la c asa” (Do m íng ue z Prats / Garc ía-Nie to 1991: 643). Se le s ne g ó e l de re c h o al v o to , a la lib re disp o sic ió n de b ie n e s, a v iajar sin e l c o nse ntim ie nto m arital, a la p o sib ilidad d e div o rc iarse . Junto a la “e d uc ac ió n se ntim e ntal” im p ue sta a las niñas, lo s c o nc urso s que lle v ab an p o r p re m io o b je to s p ara e l h o g ar y lo s se riale s radio fó nic o s que o fre c ían re trato s de fam ilia p riv ado s de to da alusió n p o lític a, no e ran sino una silue ta m anip ulada m ás de las fo rm as que ado p tó e l ado c trinam ie nto de un g o b ie rno auto ritario . De ntro de e sta m asiv a c am p aña de ane ste sia a f av o r de un m o de lo f e m e nino m ás e m o c io nal que rac io nal, se p ro dig aro n tanto las im ág e ne s do m é stic as c o m o las de b idas a las c h ic as “to p o lino ” de lo s año s c uare nta, que sig uie ro n, p e se a sus c am b io s de v e stim e nta, to da la re tó ric a o f ic ial que h ab ía trazado un siste m a e d uc ativ o y una le g islac ió n d isc rim inato rias. Co nte statarias só lo e n lo s h áb ito s, tam b ié n e llas p e rm ane c ie ro n suje tas a e ste re o tip o s p atriarc ale s. Hab ría de e sp e rar a lo s año s se se nta, a la tím ida ap e rtura y la m o v ilizac ió n d e l se c to r te rc iario e n to rno al turism o p ara que se p udie ra p e rc ib ir la le v e e ntrada de la m o de rnidad ante s fre nada. No o b stante , e sto s c am b io s e p idé rm ic o s tam p o c o c o ntrib uye ro n a una de m o c ratizac ió n de las re lac io ne s e ntre lo s g é ne ro s. El p aís o fic ial que v e ndía p ro g re so no e ra e l p aís re al: e n 1961, se g ún e l Có dig o Civ il, a las m uje re s se le s se g uía v e tando e l ac c e so al 163

c ue rp o de p ro fe sio nale s que utilizab an arm as de fue g o , y h asta 1963 sig uió v ig e nte e l artíc ulo 28 d e l Có dig o Pe nal que no sanc io nab a c o n p e nas d e c árc e l al m arido que m atara a su m uje r si so sp e c h ab a que e lla le e ra infie l. Las sanc io ne s ante e stas fo rm as de c o nduc ta d isc rim inato ria no p o dían te ne r e sp ac io e n lo s m e d io s de c o m unic ac ió n, duram e nte c o ntro lado s. Fue e n e ste c o nte xto e n e l que p udie ro n e sc rib irse no v e las c o m o Primera memoria (1959), g rac ias una d e las fo rm as de p re se ntar las v o c e s y m iradas div e rg e nte s a las o b lig adas: la lite ratura, que p o r re c urrir a fo rm as de re p re se ntac ió n sim b ó lic a, h izo c o m o e l re sto de disc ip linas artístic as su p artic ular c am p aña de o po sic ió n “le g al” a las ide o lo g ías m anufac turadas. En fic c io ne s que , c o m o la se le c c io nada, e sc ap aro n a la sanc ió n o al e nte ndim ie nto de lo s c e nso re s, p udie ro n fijarse div e rsas fo rm as de p ro te sta. El m e ro re trato de la infanc ia e ra e n sí una c o rro siv a d e nunc ia. En e ste se ntido , a p ro p ó sito de la no v e la c itada, e ste e nsayo p ro p o ne analizar un p e que ñ o c ap ítulo de e sta m e m o ria infantil e n tie m p o s de g ue rra y de p o sg ue rra de sd e la p e rsp e c tiv a d e g é ne ro , ya que la e n c arg ada de dar fo rm a al re lato m e nc io nado v ie n e m e diad o p o r una inte rp re tac ió n fe m e nina d e e sto s h e c h o s. Esta no v e la de ap re ndizaje re trata lo s inte nto s de la p ro tag o nista p o r distanc iarse d e l m o de lo c o no c ido e n su e nto rno m ás c e rc ano . Para m ayo r ap unte sim b ó lic o , v iv e e n una isla, re duc to que , si p ue d e ir aso c iado a la uto p ía –tó p ic o de la insularidad p arad isíac a–, tam b ié n p ue d e se r inv e rtido al se r m irado p o r e l p rism a d e una niñe z m anc illada. 2. PRIMERA MEMORIA (1959) Y LA DESIGUAL ATRIBUCIÓ N DE RO LES EN FUNCIÓ N DEL GÉNERO 2.1. Primera memoria y e l re lato de ap re ndizaje e n la p o sg ue rra Fre nte a la d im e nsió n ide alizada y c o rdial d e la infanc ia que h ab ía ac o m p añado a auto re s c o m o Vic e nte Ale ixandre o Rafae l Alb e rti, la v isió n de o tro s p o e tas c o m o Blas de O te ro , Jaim e Gil d e Bie dm a o Jo sé Áng e l Vale nte , d e o tro s dram aturg o s c o m o Alfo nso Sastre , Lauro O lm o o Jo sé Martín Re c ue rda, o de o tro s narrado re s c o m o Mig ue l De lib e s fue m uy distinta: la h an inm o rtalizado c o n m e m o ria c rític a. Ana María Matute p udo sum arse a e llo s e n su d e f e nsa de l re lato no e dulc o rado d e la niñe z. Pue de ano tarse que , se g ún su té c nic a re tro sp e c tiv a, Primera memoria p lante a una c atarsis de las c ulp as de la e dad ad ulta a trav é s d e la m irada h o stil a la infan c ia. No e s 164

é ste un c aso p riv ativ o d e dic h a o b ra. Valls (2002: 26) re lac io na c o n lo s Crímenes

ejemplares de Max Aub y c o n e l ne o rre alism o te atral de la p o sg ue rra su lib ro de c ue nto s Los niños tontos: e n “El tio v iv o ”, “La niña fe a” y “Po lv o d e c arb ó n” re ap are c e e l m o tiv o de ac c e so de l infante a o tra re alidad; e n “El h ijo de la lav and e ra” la ira d e un b ando de jó v e ne s c o ntra o tro ; e n “El niño que no lle g ó ”, “El inc e ndio ” y “El niño de l c azado r” lo s niño s p ro tag o nistas m ue re n e n c o ndic io ne s atro c e s. Mayo re s c o tas de c rue ldad si c ab e alc anzan “El niño de lo s o jo s azule s” y “El niño que e nc o ntró un v io lín e n e l g rane ro ”, p ro tag o nizada po r un m uñe c o , o “El jo ro b ado ”, e n e l que e l h ijo de un farandul d e se a salir a e sc e na c o n e l re sto de m ario ne tas p ara c o nv e rtirse e n e l h azm e rre ír d e l p úb lic o . De l m ism o m o do que e n e stas narrac io ne s se da e ntrada, re sp e c tiv am e nte , a la m arg inac ió n y la v io le n c ia, al infantic idio

o

a la

de sh um anizac ió n de l niño , e n Primera memoria tanto lo s jue g o s c o m o las m ue rte s de m e no re s no v an ac o m p añado s de se ntim e ntalism o , sino de no tab le ac ide z. Co n e sta no v e la se da c o m ie nzo a la trilo g ía alusiv a al m e rc ade o e sp iritual –Los

mercaderes– de la que so n v o lúm e ne s c o m p le m e ntario s Los soldados lloran de noche y La trampa. Si m e rc ade re s de se ntim ie nto s so n lo s h ip ó c ritas, lo s c o b arde s, lo s m e ntiro so s, lo s c rue le s (So te lo 1999: 173), e l p rim e ro de lo s re lato s, que no s o c up a, v ie ne a se r e l de sc ub rim ie nto de lo s do s b ando s e xiste nte s e n las e sf e ras p úb lic a, p riv ada e íntim a, ya que a niv e l p e rso nal re c o g e la d e so lac ió n de Matia, h ué rfana p ro tag o nista de la o b ra, ante la ause nc ia d e c o m p añía afe c tiv a e n e sto s tre s e sc e nario s. Su ab ue la Do ña Práxe d e s –nue v a Be rnarda Alb a– la tie n e ate m o rizada, su re sig nada tía Em ilia –nue v a Pe né lo p e – le insp ira lástim a, Sa Male ne –nue v a Circ e p o r se r p re se ntada c o m o h e c h ic e ra– le p ro v o c a la m ism a adm irac ió n que in quie tud, las sirv ie ntas Mauric ia y Anto nia –áng e le s de l h o g ar– só lo de sp ie rtan de sp re c io s e n una Matia que tam p o c o c o no c e la am istad de ning una am ig a. Es e lla, e n su so le dad y de sc o nsue lo , la v o z que narra y la v o z de juzg a. De las c uatro p arte s e n las que se div ide la no v e la, “El de c liv e ” e stá re f e rido al b arrio m allo rquín e n e l que , e n sus jue g o s, Matia p ue de c o no c e r a lo s v e c ino s, e n una v ariante d e la re b e ld ía h ac ia lo s p re juic io s de su auto ritaria ab ue la, que no le p e rm itía ac e rc arse a e llo s. Cuando m ue re Jo sé Taro njí, c h ue ta ase sinado p o r sus p rim o s al e m p e zar la Gue rra Civ il, se da e ntrada a “La e sc ue la de l so l”, m ue stra de l re f ug io d e lo s niño s de e sta g ue rra e n un naranjal. Si “Las h o g ue ras” se c e ntra e n la fig ura d e lo s 165

v e nc ido s, la c uarta p arte , titulada “El g allo b lanc o ”, alude a Jo rg e d e So n Majo r, e nig m átic o p e rso naje que v ie ne a c e rrar e l c írc ulo de una se rie de suc e so s que tuv ie ro n lug ar e n 1936 y que , p asado s p o r e l tam iz de d istanc ia y e l fo c o die g é tic o p o r la v o z narrado ra, so n re c o rdado s de sd e 1959. So n do s ide ntidade s, la niña y la m uje r, p o r e sta v ía, las que e ntran e n c o nflic to e n e stas c uatro p arte s. El arg um e nto que las o c up a e s re latar c ó m o una e nto nc e s ado le sc e nte llam ada Matia lle g a a te ne r una re lac ió n de e sp e c ial afinidad c o n Manue l, uno de lo s c h ic o s jud ío s de l p ue b lo e n e l que se d e sarro llan lo s h e c h o s. El p rim o d e la p rim e ra, Bo rja, no de sc ansa h asta im p lic ar a Manue l e n un ro b o que lo lle v e a un c o rre c c io nal te nie ndo a la p ro p ia p ro tag o nista c o m o c ó m p lic e de su c o artada. Es e n e ste p unto e n e l que se c ie rra e sta m e m o ria íntim a no v e lada: las razo ne s que p ud ie ro n lle v ar a Matia a e nc ub rir a un traido r, e n g ran p arte quizá p o r no que re r p e rp e tuar e l m o de lo de aislam ie nto fe m e nino que intuía p ro nto le c o rre sp o nde ría de se m p e ñar. Co n una m e diac ió n re tro sp e c tiv a de v e inte año s, la o b ra g ira, de e sta fo rm a, e n to rno a un e rro r im p e rdo nab le c o m e tido p o r e l p e rso naje c atalizado r d e la o b ra: no de c ir la v e rdad so b re e l ro b o que lle v ó a un am ig o a un re fo rm ato rio sin se r c ulp ab le . Matia lo traic io na, c o m o ya av isab an lo s v e rso s de Je re m ías que p re c e de n al te xto . Su c aso e s, e n re alidad, una fo rm a m e to ním ic a de de sc rib ir a quie ne s no de nunc iaro n injustic ias c o m o h izo e lla. Estam o s ante una m arc a d e l te xto trasc e nde ntal p ara de finir la ide ntidad de la p ro tag o nista: la no v e la e s la c o nfe sió n nac ida de l re m o rdim ie nto (Zah are as 1994: 145). Pudo m o tiv ar su e rro r la c o b ardía, a su v e z d e b ida a que re r se r ac e p tada p o r su p rim o , c o n e l re c ue rdo de que c uántas m uje re s p o sib le m e nte h an re nunc iado a sus ide as p ara e v itar e nfre ntam ie nto s c o n un c o le c tiv o m asc ulino , o c o n una p are ja, o c o n un c o m p añe ro de fo rm ac ió n c o m o e s e l c aso de Bo rja. Este e nfo que e s ap untalado c o n la c rític a de que a la m uje r se la ataque c o n arg um e nto s p riv ado s –h o nra, m o ralidad, fam ilia, to c ado re s, fo g o ne s, b o rdado s y sus lab o re s–, fre nte a lo s arg um e nto s e narbo lado s p ara lo s ho m b re s. Este ré g im e n de ne g ac ió n de la do m e stic idad y d e p rav ac ió n inc ulc ada v a a re p e tirse e n La trampa, te rc e ra p arte d e la trilo g ía m e nc io nada, e n la que Matia de satie nd e a su h ijo Be ar. En v ista de que la niñe z d e sm itif ic ada, m arc ada p o r la so le dad, la e nfe rm e dad o e l m altrato , e stá sie m p re p re se nte e n lo s lib ro s de Ana María Matute , e s, de nue v o e n e ste p unto do nde la c rític a se div id e a la h o ra de v alo rar la p re se n c ia d e p e rso naje s 166

infantile s e n la o b ra de la auto ra (Garc ía Pad rino 1994). ¿Pe rip e c ias ide alizadas o re trato h o stil de niño s v io le nto s a c ausa de la g ue rra? ¿Re c up e rac ió n no stálg ic a d e la infanc ia o p ro ye c c ió n de las frustrac io ne s de m adure z e n e l e sp e jo de lo s m e no re s? ¿Re c lam o de la fantasía p o r se r atrib uida a niño s o re b ajam ie nto de l ide al p o r se r h uida auto justific ativ a p ara sus m ayo re s? ¿Afe c tiv idad o rasg o s de de sap e g o ? ¿Co ntrap unto s po sitiv o s o ne g ativ o s? En e ste p aradig m a de c o ntradic c io ne s, e stas líne as de fie nde n que re trata a jó v e ne s re siste nte s a c re c e r p o rque p are c e n id e ntific ar c um p lir año s c o n e l ap re ndizaje d e la m e ntira y c o n la p é rd ida d e la c ap ac idad de fab ular. Ade m ás, Matia, e n e sta e dad fro nte riza, quie re h uir p o rque no c o no c e c o m p lic idad alg una que ro m p a e sta atm ó sfe ra c o e rc itiv a. So n, de e ste m o do , e n p rinc ip io y e ntre o tras, tre s p ara e lla las p o sib le s c ausas de su ino c e nc ia traic io nada: se v e o b lig ada a m e ntir, a de jar de so ñar y a ac e p tar su de sam p aro . Pe ro Matia no e stá so la e n e stas re fle xio ne s. En la no v e la c o no c e m o s, si no la m irada, sí la v o z d e p e rso naje s que p e se a su c o rta e dad b e b e n alc o h o l, fum an, de so b e d e c e n, m ie nte n, p e g an a o tro s y de linque n p ara dar c o m o re sultado v idas sin h e ro ísm o , e sque m a de re p ro duc e n o tro s re lato s de Ana María Matute c o n un p aradig m a c o nduc tista asim ilab le e n la p e rso na de o tras niñas de la g ue rra: So l, e n Luciérnagas; Marta, e n Los soldados lloran de noche; Mó nic a, e n Los hijos muertos; Te sa, e n De ninguna

parte. Se g ún e sta m ism a c o nstruc c ió n h e c h a a b ase de ne g ac io ne s, Primera memoria inc luye c o rrie nte s de c o nc ie nc ia y de sc rip c io ne s im p re sio nistas m e diatizadas p o r la m irada de la narrado ra m adura. Su m irada e s la que p ro p o ne una m ane ra de ase ntar lo s p o sib le s ap re ndizaje s e n la am e naza, la h ip o c re sía, la traic ió n. De slum b rada durante un tie m p o p o r Jo rg e d e So n Majo r, que le do b la la e dad, e n e l re lato Matia e m ite un nada de sde ñab le núm e ro de sanc io ne s p ara lo s m o de lo s m asc ulino s que c o no c e : su p rim o Bo rja, e l re lig io so Mo sé n Mayo l, e l c o ntrab andista Es Mariné , lo s h e rm ano s Taro njí y h asta Lauro “El c h ino ”, un e xse m inarista que m ue re e n e l fre nte . El le c to r que se ac e rc a a e sta no v e la e nc ue ntra tam b ié n e n Matia a una niña re b e ld e , e squiv a a las c o nv e nc io ne s m arc adas p o r sus tuto re s. Guarda e n un arm ario lo s se c re to s de su infan c ia, que le trajo su año rado p adre : un Atlas, e l m uñe c o Go ro g ó , lo s c ue nto s de Ande rse n, un te atro de m ade ra, una b o la de c ristal. So n c o nstante s las alusio ne s de Ana María Matute a Jam e s Barrie y a Lewis Carroll de sc rib ie ndo las atro c idade s so c iale s de sd e la m irada infantil. Quie n las transm ite h a 167

sido fo rm ada e n la lite ratura infantil d e to no fantástic o e nc arnada asim ism o p o r Ande rse n, Pe rrault y lo s h e rm ano s Grim m . Las inte rte xtualidad e s c o n sus c ue nto s to m an c ue rp o e n fo rm a de m o nó lo g o inte rio r -“Sobre el paladar negro de la nave estaba el

sol, y nosotros, pensé, como Jonás, dentro de la ballena, con sus enormes costillas” (72)168- o e n e l diálo g o líric o que la narrado ra e stab le c e c o n su p asado : “Llegaban paquetes con juguetes: el

Teatro de los Niños y aquel payaso de trapo tan alto como yo; y aquel cuento: ‘¿Por qué no tenemos las sirenas un alma inmortal?’ ” (73). Le jo s d e l b e h av io rism o o b je tiv ista, e n e l se no de una narrativ a que h a sido re lac io nada c o n K afka (Pé re z 1988), Matia se sie nte c o m o e l m uñe c o de trap o Go ro g ó , ap risio nado y e sc o ndido : “entre la piel y el pijama llevaba mi

muñeco negro vestido de arlequín, estropeado y sucio, que nadie conocía” (99). Se trata de una h uida que tie ne una p ro lo ng ac ió n e n o tro s lib ro s que la auto ra h a c o nf e c c io nado c o n, so b re y p ara niño s, c o m o e n El país de la pizarra (1956), do nde la Prin c e sa Co ra-Co ra se de sp laza al País de la Pizarra; e n El saltamontes verde (1961), c o n un Yung o rum b o al h e rm o so País; e n El polizón de Ulises (1964), e n la que e l salto se da h ac ia “e l c o nto rno trág ic o de lo s se re s so litario s y de silusio nado s de Historias de la Artámila y o tras o b ras e sc ritas e xc lusiv am e nte p ara adulto s” (Valis 1994: 415). 2.2. La p e rsp e c tiv a de g é n e ro ap lic ada al p ro c e so de fo rm ac ió n de la ide ntidad Afe c to , ino c e n c ia y so le dad so n re c urre nte s e n un re lato e n e l que Matia se p re se nta a sí m ism a lle na de c are nc ias afe c tiv as, sin c o m p lic idad alg una y ro de ada de sile nc io c uando no de re p rim e ndas. Cuando se de c lara inde f e nsa -“Acaso, sólo deseaba

que alguien me amara alguna vez” (73)- p are c e h ac e rlo p o r b o c a de la auto ra: “Me se ntía una m uc h ac h a e stafada y e nc arc e lada, al tie m p o que e stab a anim ada p o r una re b e ldía tre m e nda. Cuando e m p e c é a e sc rib ir, to do m e dab a p e na, h asta re sp irar; v iv ía sie m p re c o n la p ie l de g allina. Y e so que p e rte ne c ía a una fam ilia de c lase ac o m o dada que , tras la g ue rra, v o lv ió a d isfrutar d e sus p riv ile g io s. To do lo que que ría h ac e r y v iv ir e stab a p ro h ib ido ” (c it. e n Martíne z / Lara 1994: 293). Anim ada p o r la e sp e ranza de que ac ab e su aislam ie nto , la g ue rra y e l p aso p o r la isla d e Mallo rc a e n la que v iv e , Matia lle g a a p re g untarse si la so le dad le v ie n e atrib uida c o m o un p ro b le m a fe m e nino : “ Me molestaba que alguien me viera dormir, como si

fuera a descubrir mi sueños estando prendida en ellos, tan terriblemente indefensa” (64); “¿Qué clase 168

Las c itas pro c e de n de Matute (1960).

168

de monstruo soy ahora?”; Cerré los ojos para no sentir la mirada diminuta-enorme del dragón de San Jorge” (128). En e ste p unto m e re c e un e sp ac io ap arte d e su análisis e l te m a de la re p re se ntac ió n de las im ág e ne s e n e l e sp e jo c o m o to m a de c o nc ie nc ia de su lug ar sup le m e ntario : “El enorme lavabo, con su gran espejo inclinado, donde me retrataba en declive,

como en un raro sueño, mirándome yo misma de arriba abajo” (65). Las m e táfo ras que e n sus p asaje s de sc rip tiv o s p re se ntan e l tránsito d e la no b le za a la de sle altad de l niño no s lle v an a inte rp re tar inc luso la to po g rafía de Primera memoria e n c lav e sim b ó lic a, e n c o nc re to e n to rno a su ab ue la Do ña Práxe d e s y “e l de c liv e ”. Quizá se an tam b ié n sig nific ativ as las m e to nim ias te lúric as que la auto ra re c o g e so b re su niñe z al se r é sta de f inida c o m o un p ro c e so de la re do nde z a las g rie tas: “Un niño no e s un p ro ye c to de h o m b re o m uje r, sino que , c o m o h o m b re o m uje r, so m o s e so que que da d e l niño que fuim o s, y de l que lo p e rdim o s c asi to do , un m undo que fue to tal, c e rrado , re do ndo ” (c it. e n So te lo 1999: 172). O tro ap o rte sig nific ativ o de sd e la p e rsp e c tiv a de lo s e studio s de g é ne ro v ie ne d e m ano de la té c nic a de l c o ntrap unto p asado -p re se nte –la m ism a que e n Los Abel y e n la sag a fam iliar d e Los hijos muertos– c o m o o tra de las m arc as-g uía d e l re g istro e stilístic o de Primera memoria: d isp o ne de fo rm a alte rnante lo m ág ic o y lo fantástic o , la anim ac ió n de la naturale za y la c o nc re tizac ió n de lo ab strac to (Valis 1994: 410). En e ste p unto Ló p e z Alo nso (1994: 205) re c ue rda que e l río , título de una no v e la h o m ó nim a de la no v e lista, alud e al p asado c o m o un to rre nte f luv ial que arrastra to do e l p o so de su ing e nuidad. Si la no v e la de e struc tura p o e m átic a y de c arác te r frag m e ntario que e s El río inc luye e l re lato “Lo s disfrac e s”, e n e l que se sub raya una té c nic a d e e nc ub rim ie nto c o le c tiv o –la m ism a que ap are c e e n Fiesta al noroeste–, de e sta re unió n de m ásc aras no e stá m uy ale jada Primera memoria. O b se rv e m o s que c uando Matia e s te stig o de la m asc arada d e o dio s, v ic tim iza su p ro p ia ide ntidad m uy p re c o zm e nte : “Qué dolor tan grande me llenaba. ¿Cómo es posible sentir tanto dolor a los catorce

años? Era un dolor sin gastar” (129). De fo ndo p ue de e star un nue v o p e rfil c rític o h ac ia su e nto rno fam iliar: fre nte al p adre ab o m inado de Algunos muchachos (1968), e s la m adre ab o rre c ida la que ap are c e e n Primera memoria. Una de las se c ue nc ias de la no v e la re lata que fue p re c isam e nte su p ro g e nito ra quie n p ag ó un p re c io de m asiado alto p o r ap o star p o r un o rde n sim b ó lic o dif e re nte al o rde n p atriarc al. Pe ro su h ija tie ne d e e lla una im ag e n m anip ulada y no la de f ie nde e n 169

ning ún p asaje , c irc unstanc ia que llam a e sp e c ialm e nte la ate nc ió n si la c o ntrap o ne m o s a o tras ac titud e s de Matia e n las que sí e s sin e m b arg o c ap az de te ne r juic io s p ro p io s. Alg unas de e llas se re p ro duc e n c o n o c asió n de la de sc rip c ió n de tía Em ilia y Anto nia, la lim p iado ra, que d e sp ie rtan e n e lla re fle xio ne s so b re la o b je tualizac ió n de la m uje r – “Una de las cosas más humillantes de aquel tiempo, recuerdo, era la preocupación constante de mi

abuela por mi posible futura belleza” (105)–, la e duc ac ió n e n e l ag rado –“¡Sie m p re al so l, c o m o un p ille te ! Dío s m ío , qué de sastre ” (105)– o la adap tac ió n a la v e stim e nta fe m e nina p re sc rita –“De mala gana me quité las sandalias y el vestido (la eterna blusita blanca y

la execrable falda tableada), y tía Emilia me trenzó el cabello” (108)–, ya que e s p re c isam e nte a trav é s de l atue ndo c o m o to m a c o nc ie nc ia de que su id e ntidad d e niña e stá ap risio nada p o r razo ne s de g é ne ro : “ Me resistía a ponerme medias, y tía Emilia me compró

unos largos calcetines de punto inglés -“¡Sport, preciosos!”, dijo ella-, con horrorosos rombos verdes, grises y amarillos” (186). Co m o las p re c e d e nte s, p o dríam o s e nc o ntrar o tras e ntradas que , a p ro pó sito de su fo rm a de v e stir, c o nduc e n a un ritual de p aso sim ilar de la infanc ia a la ado le sc e nc ia: “(Tía Emilia) solía traerme algún regalo, y recuerdo que en uno de

estos viajes me compró unos pijamas de seda, muy bonitos, gracias a los cuales pude desterrar los horribles camisones del Colegio” (58). En un m arc o e n e l que e l de snudo f e m e nino e s o b je tualizado p o r e ró tic o , e n tanto e l m asc ulino e s h e ro ic o y e sp iritual (Cip lijauskaité 2004: 337), ade m ás de las p autas e n e l v e stido , la no v e la da c o b e rtura a o tras se c ue nc ias e n las que p e rc ib e una de sig ualdad de trato , e ntre o tras e n las alusiv as a lo s jue g o s se g re g ado s p o r se xo s, c o n lo s niño s po r un lado y las niñas p o r o tro : “Una c h ic a c o m o tú se ab urre c o n nue stras c o sas… ¡Tie ne s o tra c lase de d iv e rsio ne s!” (189). Pro duc e n e n Matia im ág e ne s re frac tarias, m o v im ie nto s e squizo ide s que im p lic an un distanc iam ie nto de su p ro p ia im ag e n: “Volví la cabeza hacia atrás, con un gran deseo de ver los naranjos, bajo los que esperaban

el Chino y Borja; y nadie más. (Qué raro, estuve a punto de pensar: “Y Matia también está allí, con ellos”). Como si aquel cuerpo quieto, con su sombra en el suelo, no fuera el mío y estuviese allí detrás, entre Borja y el Chino” (152).

2.3. Niño s y niñas de la g ue rra

170

Narra Matia so b re la g ue rra p o lític a y p e rso nal durante to da la no v e la, p o r lo que e stam o s ante una fo c alizac ió n de no m inada “intradie g é tic a” y “auto die g é tic a” e n narrato lo g ía. De sde e sta v o z y e ste fo c o se d an lo s de talle s d e v ida c o tidiana d e m uje re s y niño s e n lo s h o g are s e n tie m p o de g ue rra. Co n e l te ló n d e fo ndo de l e nfre ntam ie nto , v e nc e do re s y v e nc ido s sale n p e rdie ndo e n e l c uadro de ro le s e nv ile c ido s tam b ié n e n c am p añas de e xte rm in io m ás allá de lo s h o g are s. Po rque

Primera memoria e s c ró nic a d e una ado le sc e nte que p e rc ib e tam b ié n e l antise m itism o e n la fig ura de lo s c h ue tas, g rup o so c ial m allo rquín e stig m atizado p o r su o rig e n judío al que se da g ran c o b e rtura e n la o b ra. Cue stio ne s de lim p ie za de sang re afe c tan a ap e llido s c o m o Taro njí. Matia e s te stig o a una e dad m uy te m p rana de l v il ase sinato de uno de e llo s: “Había oído muchas cosas y visto, de refilón, las fotografías de los periódicos, pero

aquello era real. Estaba allí un hombre muerto, lanzado por el precipicio hasta la ensenada” (43). Las m arg inac io ne s p o r c ue stió n re lig io sa se sum an de e ste m o do a las p ro duc idas p o r razó n de g é ne ro e n las re fle xio ne s de Matia. Parale lam e nte a la alusiv a a lo s judío s, Primera memoria se o c up a de re fle jar la d isc rim inac ió n de las m uje re s d e sde la infanc ia c uando se de sc rib e la ac tuac ió n de la ab ue la d e Matia. Se da c o n e lla p ie a analizar la v io le nc ia d e g é ne ro –só lo so b re su n ie ta, no so b re su nie to – e je rc ida p o r una m uje r, que p ara c o lm o e s su p ro p ia ab ue la: “La abuela me zarandeó, discretamente pero

sin blandura” (71). Po ne é nfasis e n su “aire colérico”, e n que “era firme como un caballo”, te nía la “cara espesa, maciza y blanca” y que Bo rja h e re dó “su falta absoluta de piedad” (13). De sc rib e sus p isadas c o m o “macizas”, su m irada c o m o “porcina” (21) y su so nrisa c o m o ine xiste nte : “cuando sonreía, de tarde en tarde, solía hacerlo con la boca cerrada” (59). De fo rm a e xp líc ita Matia de sc rib e su p e rv e rsidad: “ La maldita descubría. (…) Ya nos ha visto

la bestia” (21). De sus o jo s af irm a e ran “como largos tentáculos” (55) c uando e sp iab a de sde su m e c e do ra a las “mujeres del declive” (14), c ada v e z que m irab a p o r sus p rism átic o s e sc udriñando c asas y v idas se g ún las te atrale s p e rc e p c io ne s de Matia: “Seguramente la abuela espiaría desde su gabinete con sus gemelos de teatro. (…) Allí estaría, como

un dios panzudo y descascarillado, como un enorme y glotón muñecazo, moviendo los hilos de sus marionetas” (55). Ade m ás de de stac ar la fals e dad de sus e sc asas c aric ias, ac usa a su ab ue la d e c o ntrib uir al e nv e ne nam ie nto de su m e m o ria fam iliar: “Hab lab a, e ntre susp iro s, de m i c o rro m p ido p adre (ideas infernales, hechos nefastos) y de m i de sv e nturad a m adre (Gracias a Dios, en Gloria está), c o n las do s v ie jas g atas de So n Lluc h ” (16). Lo s 171

ataque s de Do ña Práxe d e s so n de l m ism o m o do v e rtido s so b re lo s c itado s h e rm ano s Taro njí, c h ue tas a lo s que , se g ún su nie ta, juzg a c o n un aire sac e rdo tal: “A e sto s p o b re s niño s no le s h a to c ado v iv ir una b ue n a é p o c a… ¡Arruinado s y e n g ue rra! ¡Dio s m ío , dio s to do p o de ro so , qué c o ng o ja!” (69). En se c ue nc ias c o m o la d isp ue sta a c o ntinuac ió n se d e talla c ó m o a e sto s niño s y niñas de la g ue rra se le s de jab a b e b e r alc o h o l y f um ar -“Borja sacó la botella, pero no

teníamos ganas de beber. Dimos un trago, a la fuerza” (48)- y h asta ir arm ado s –“Si Borja tenía la carabina y el viejo revólver del abuelo para los días enemigos, y Juan Antonio la navaja, y los del administrador los látigos, Guiem y los suyos tenían los ganchos de la carnicería” (97)–, lo que da p ie a la auto ra a intro duc ir la luc h a p o r una b ue na p e dag o g ía de sde lo s p rim e ro s año s de v ida: “Era una guerra cuyo sentido no estaba a mi alcance, pero que me

desazonaba, no por el daño que pudieran hacerse, sino porque presentía en ella algo oscuro, que me estremecía” (97-98). La m irada e s e sp e c ialm e nte h o stil al re f e rirse a la g ue rra c iv il que , a p e que ña e sc ala, se h ab ía de satado tam b ié n e ntre e sto s m ilic iano s de c o rta e dad: “¿Y tu am ig o ? - me preguntó Borja en voz baja, muy cerca del oído-. ¿Co n quié n anda, c o n e llo s o c o n no so tro s?” (139); “Guiem y los suyos hicieron hogueras en la plaza de los judíos, y

quemaron tres monigotes hechos con trapos viejos. Éramos Borja, Manuel y yo. El Chino nos lo dijo” (174). Ante e ste e stado de sitio , p ara Matia lo s c ue n to s de Ande rse n so n un re fug io , c o m o lo e s la v e ntana p ara e l Jujú d e El polizón de Ulises, o e l m ar p ara e l Yung o de El

saltamontes verde. Van aso c iado s a sus re fle xio ne s so b re e l c arác te r asustadizo que se atrib uye –“tristísima imagen aquélla –la mía-, de ojos asustados”, “la cama alta, como colgada del

techo, me producía vértigo”–, p o r lo que h asta e l c ie lo le p are c e o p rim e nte : “Alcé los ojos y el cielo no era rojo, como parecía, sino, más bien, como un techo de hojalata mojado por la lluvia” (68); “el sol rugía fuera como un rojo trueno de silencio” (71)169. Co m o Los Abel, ante rio rm e nte se aludía a que Primera memoria e stá re latada e n do s v o c e s, a trav é s d e lo s p aré nte sis: “O lv idé e n las m o ntañas, e n la e no rm e y de startalada c asa, m i te atrito d e c artó n. (Ce rré lo s o jo s y v i las de c o rac io ne s d e p ap e le s

169 A pro pó sito de im ág e ne s c o m o la de sc rita, se ha analizado la pre se nc ia inte rte xtual de El grito, de Munc h, e n e sta o bra, e n la de sc ripc ió n de l c ielo que pro lo ng a su g rito , té c nic a aso c iada a las f o rm as de e xp re sió n e xpre sio nista po r Je re z Farrán, que de c lara c ó m o la auto ra “busc a la m ane ra de dar e xpre sió n v isual a una e xpe rie nc ia psic o ló g ic a v iv ida po r su pe rso naje ” (1990: 222).

172

transp are nte s, c o n c ie lo s y v e ntanas azule s, am arillo s, ro sado s, y aque llas le tras ne g ras e n e l do rso : El Teatro de los Niños, Seix, y Barral, clave telegráfica: Arapil. Al primer telar,

número 3…)” (18). Lo s p aré nte sis y las c o m illas so n p rue b a de la auto ra im p líc ita (Re do ndo 1994) que m antie ne e l susp e nse al lim itar la o m nisc ie nc ia: “‘La guerra –me

dije-, ¿qué cosa será, verdaderamente, la guerra?’. Estaba todo tan quieto” (72). Estas no tas de e quisc ie nc ia no se m antie ne n c uando Matia de sc rib e c ó m o e s tratada de fo rm a asim é tric a re sp e c to a lo s c h ic o s d e su e nto rno : “La abuela decía que ya era demasiado

crecida para ir al Naranjal sola con ellos y pasar tres noches fuera de casa. (Como si no fuera sola con ellos siempre.)” (87). Esta m irada h o stil de Matia, c o rre c to ra de p re juic io s, e stá e sp e c ialm e nte de d ic ada al re c ue rdo y re f le jo de Bo rja, su p rim o . Te nía quinc e año s y ya sab ía c ó m o g anarse a la ab ue la, c o n sus do te s de fing ido r d e ino c e nc ia y su trato de sp e c tiv o h ac ia e lla: “Cállate ya, g rulla” (25). Su p rim a e stab le c e re p e tidas v e c e s c ó m o é ste lo g rab a lle v arla a su te rre no e n un p rinc ip io , c o m p arándo se a sí m ism a c o n un p e rro falde ro -“Borja me tenía sujeta con una cadena y me llevaba tras él” (16)- o un o b je to de e ste c rue l farand ul -“como un fantástico titiritero” (26)-, p o r lo que lle g a un m o m e nto e n e l que Matia sie nte d e se o s de inv e ntar un univ e rso p arale lo : “Sentí deseos

de mentir. De inventar historias malvadas de mi padre (tan desconocido, tan ignorado; ni siquiera sabía si luchaba en el frente, si colaboraba con los enemigos, o si huyó al extranjero). Tenía que inventarme un padre, como un arma, contra algo o alguien” (52). Po dríam o s de stac ar o tro p asaje e se nc ial p ara m o strar e sta ac titud h o stil de Matia h ac ia Bo rja, que sie m p re e stuv o alg o ac o m p le jado p o r la altura –y no físic a– d e su p rim a: “Demasiado alta para mi edad, le rebasaba a él y a todos los muchachos de ambos bandos.

(Creo que esto no me lo perdonó nunca)” (53). Co m o afirm a Zah are as, “e l yo narrado r de Matia de se m p e ña a la v e z e l p ap e l de jue z y de ac usada: la narrado ra p e rsig ue a su p ro p io yo sin p ie dad y, p o r lo tanto , la m e m o ria de l p asado e s, d e h e c h o , una e sp e c ie de juic io : lo que te nía que h ab e r h e c h o , de c ir la v e rdad e nto nc e s, lo h ac e ah o ra” (1994: 156), p o r lo que se e xp lic an las se nsac io ne s c o nfusas: “También lo dije con rabia,

con una rabia que me sorprendía. ¿O acaso era miedo? ¿O era una sensación desusada, como la tristeza?” (81). Cuando Bo rja le e sp e ta que e sté e nam o rada de Manue l y de Jo rg e d e So n Majo r –“Pe rv e rtida -dijo -. (Y p o r e l m o do de de c irlo m e p are c ió que h ab ía e stado m uc h o rato p e nsando aque lla p alab ra, ante s de v e nir a lanzárm e la.). ¡Enam o rada a lo s c ato rc e año s de un h o m b re d e c inc ue nta!” (180)– se de sv e la c o m o 173

un p e que ño voyeur y sug ie re lo s sup ue sto s e p iso dio s de p e de rastia de Jo rg e de So n Majo r: “Fue m uy div e rtido e sp iaro s. (…) Sí, sí, lo s do s juntito s, allí, e n e l h ue rto y e n e l d e c liv e … ¡Y lue g o , a So n Majo r! Po rque c o n e l v ie jo tam b ié n, ¿v e rdad?” (202-203). Matia se sie nte e sp e c ialm e nte ac o sada c uando la am e naza p o r p ro m isc ua, c o n alusio ne s a la Ev a p e c ado ra, al h ac e r e xp líc ito que m antie n e una re lac ió n e stre c h a c o n Manue l: -¿Y qué e s lo que tie ne s que h ab lar, to nto ? ¡Más c o sas sé yo de ti! -¡Bah , c o sas de c h ic o s! ¡Lo tuyo e s p e o r! A ti te m e te rían e n un c o rre c c io nal p o r p e rv e rtida. “La m anzana p o drida p udre a las sanas”, y to das e sas c o sas. (201). Co m o e n la m ue stra fac ilitada p o r e sta c ita, a lo larg o de la no v e la se d e sc rib e c ó m o Matia v a ap re ndie ndo a do m inar a su Bo rja: “No había más que fingir indiferencia

ante sus bravatas, para desesperarle” (135). Se de sv e la c o m o una jo v e n e strate g a que v a de jando que Bo rja c re a que e s é l quie n lle v a e l tim ó n de m ando . Ella m ism a ac ab a ne g ándo se a sí m ism a que h aya do s b ando s e ntre lo s niño s de l p ue b lo , p o b re s y ric o s. Le p are c e n inf undadas alg unas af irm ac io ne s que , c o m o é sta v ie n e e sc uc h ando de sde niña: “Ellos e ran: Guie m , h ijo de l h e rre ro ; To ni e l d e Ab ré s, h ijo d e l c arre ro ; Anto nio , e l h ijo de l c o lo no ; Ram ó n e l de la c arp inte ría (…) Y nosotros é ram o s: Bo rja, e l que m andab a; Juan Anto nio , e l h ijo de l m é d ic o , y lo s do s h ijo s de l adm inistrado r de la ab ue la, que v iv ían ya fue ra de l de c liv e , al p rinc ip io de l p ue b lo , e n una c asa c o n jardín y h ue rto g rande s” (85). Esp e c ialm e nte , un niño de la g ue rra fo c o de las ate nc io ne s de Matia e s Lauro “El c h ino ”, e xse m inarista al que Bo rja tie ne ate m o rizado –“¿Qué p asa, v ie jo m o no ?” (26)–, fo rm a de e xp lic itar que e l m altratado r p ue de se rlo d e sde niño : “Se lo c o ntaré a p ap á y te e ntre g ará a lo s Taro njí… ¿Y sab e s lo que p asa c o n lo s m o no s v ie jo s y p e rv e rtido s c o m o tú?” (28). La re ac c ió n de l ino c e nte Lauro –“con la

traidora dulzura de la mansedumbre” (139)– c o ntrasta c o n la c rue ldad d e l se g undo , y m ás de sde que se no s p artic ip a que a “El c h ino ” lo m ataro n de sp ué s, se g ún ade lanta Matia al ro m p e r la falta de o m nisc ie nc ia de lib e rada e n la no v e la. O tro p e rso naje m asc ulino llam ado Es Marin é , que v e nd e v ino , tab ac o y ro n de c o ntrab ando al c o le c tiv o infantil de Primera memoria, lle na la c asa de f ie stas que rayan e n la p e do filia. A p ro p ó sito de su ac tuac ió n inte rv ie n e e n e sc e na e l tó p ic o de “la adúlte ra”, sac ado a c o lac ió n c uando se c ue ntan de fo rm a de sp e c tiv a sus c o nquistas: “Estaba embrujado para las mujeres: se volvían locas y acababan marchándose con aquel diablo. 174

¡Tenía horrorizada la isla! Y esposas… Se le conocieron hasta cuatro” (90). Y e s así c ó m o v a to m ando c ue rp o la h ip ó te sis de que e n Matia la c o nstruc c ió n de la ide ntidad fe m e nina e s c o nside rada d e se g undo rang o p ara lo s h o m b re s que c o no c e . Se e xp lic a p o r e llo que , c uando Anto nia, la m adre de Lauro , le trae re c ue rdo s de su m adre , se m ue stre susc e p tib le y re c h ac e e ste re c ue rdo re c o nstruido : “Mi madre, siempre ese cuento.

¡Mi madre era una desconocida! ¿A qué vienen siempre a hablarme de ella?” (64). Anto nia le sug ie re tam b ié n que e l trab ajo de l h o g ar e sc lav iza a las m uje re s -“El ag ua v e rdad e ram e nte c alie nte te nía que sub irla Anto nia e n jarras de p o rc e lana, d e sde la c o c ina” (66)-, al c o nv e rtirlas e n p ro v e e do ras de se rv ic io s: “el jardín huerto, que su madre

cuidaba con mucho afán” (79). Esta ac tiv idad v ie ne a de sp e rtar e n Matia las alusio ne s a lo s c ue nto s de Carro ll: “Oí cómo trajinaba y la imaginé, como siempre, entre nubes de vapor que

empañaban el espejo y le daban un aire aún más irreal y misterioso. ‘Alicia en el mundo del espejo’, pensé, más de una vez, contemplándome en él, desnuda y desolada, con un gran deseo de atravesar su superficie” (66). O tra de las g rande s c lav e s de Primera memoria d e sde lo s e studio s de g é n e ro e s e l re c ue rdo que d e sp ie rta e n Matia la c h ue ta Sa Male ne –jud ía, y se g ún e l p lante am ie nto de la o b ra, do b le m e nte v ic tim izada, p o r su re lig ió n y p o r se r m uje r–, la m adre de Manue l. Es a la únic a que Matia e nsalza. La re c ue rda c o n im ág e ne s de m uje r f ue rte , de un ro jo ag re siv o e stig m atizado p o r la tradic ió n p atriarc al c o m o b ruje ril: “ El cabello

se le había soltado. Era una mata de cabello espeso, de un rojo intenso, llameante; un rojo que podía quemar, si se tocase. Más fuerte, más encendido que el de su hijo Manuel. Era un hermoso cabello liso, cegador bajo el sol” (55). Es de nue v o Anto nia quie n re c ue rda que a Sa Male ne , p o r se r “m ala m uje r”, le c o rtaro n e l p e lo : “Señora, esa mujer… parece que se insolentó con los

Taronjí. Demostró sentimientos… poco resignados. Es una mala mujer, señora, y le han dado un escarmiento. (…) Le han cortado el pelo al rape” (158). Esto s juic io s lle v an p arale lo s lo s im p líc ito s de dic ado s a su m adre , c alific ada d e “ro m ántic a” y de sno rtada: “Mi m adre fue m uy g uap a, y ric a, p e ro se de jó lle v ar p o r sus e stúp ido s se ntim ie nto s de m uc h ac h a ro m ántic a, y p ag ó c ara su e le c c ió n. Mi p adre –de c ía– e ra un h o m b re sin p rinc ip io s, o b se sio nado po r ide as to rc idas, que le h ic ie ro n g astar e n e llas e l dine ro d e m i m adre y que arruinaro n su v ida fam iliar” (105). Ade m ás de Anto nia, tía Em ilia e s o tro refe re nte fe m e nino que de sp ie rta inquie tud e s e n Matia. En un p rin c ip io le p are c e que e s una m uje r m o de rna –“Me dije 175

que, cuando creciera, haría como tía Emilia, que fumaba lentamente, sentada en la cama, hasta las doce del mediodía, mirando las fotografías y los titulares de los periódicos” (72)–, p e ro p ro nto e s de sc rita p o r su so b rina c o m o una m uje r c allada –“hablaba muy poco”–, m iste rio sa y distante que lle g a a p e rso nific ar p ara e lla la v ida sin inic iativ a: “Excepto tocar malamente

en el piano, casi siempre las mismas piezas, nunca la vi hacer nada. Ni siquiera leía los periódicos y revistas” (58). A su e nte nde r, al e sc rib ir p arte s sin re sp ue sta e nc arna e l m ito de Pe né lo p e , que , “con sus anchas mandíbulas de terciopelo blanco y los ojillos sonrosados, quedaría

esperando” (27), alie nada p o r la e sp e ra h asta e l p unto de no ate nde r a lo s c uidado s y la e duc ac ió n de su h ijo : “logró entender una escalera de color: lo único que a Borja le enseñó su

madre, la tía Emilia” (35). Si re c o rdam o s lo s e ste re o tip o s de la fe m inidad (Ellm ann 1968) –inde c isió n, p asiv idad, ine stab ilidad, c o nfinam ie nto , p ie dad, m ate rialidad , e sp iritualidad, irrac io nalidad, c o m p lic ac ió n–, no se rá difíc il o b se rv arlo s e n la p e rso na de tía Em ilia e n su c o ntinuo te je r, b o rdar y e sc rib ir m o nó lo g o s de p ap e l e n líne as sin le c to re s. De e ste m o do , la p re se nc ia de tía Em ilia e s sustanc ial e n la no v e la, ya que e s e lla la que fo c aliza la re siste nc ia de Matia a d e jar d e se r niña p o rque ide ntific a la m adure z c o n e lla, c o n alg uie n que ad e m ás v iv e un m undo p arale lo e n e l que no h ay lug ar p ara la g ue rra que in quie ta a su so b rina: “¡Qué lejos todo!”. Sería en otra vida, casi en

otro mundo, cuando yo sintiera lo mismo que la tía Emilia, con sus Muratis y sus cartas, y su espera blanca y fofa (…) y sin importarle gran cosa la guerra” (112). Va e n aum e nto e l re c h azo de Matia h ac ia su tía: “La estúpida tía Emilia, que fumaba en su habitación, que bebía coñac a

hurtadillas (ah, sus ojuelos sonrosados), esperando, esperando, esperando, con su gran vientre blando, el regreso del feroz tío Álvaro” (106). Re c h aza tam b ié n su c ursile ría –“ La habitación de la tía Emilia (…) era rosa” (108)–, sus af e ite s: “empapada de un perfume viejo que mareaba” (108) y le ate rra p e nsar que p ue d e se r c o m o e lla una v íc tim a de g é ne ro : “c o n un látig o de b e stia, c o m o e l tío Álv aro ” (121). Lle g a a ato rm e ntarse p o r e l p e so de la id e ntidad fe m e nina que c re e te ndrá c o m o h e re nc ia fam iliar: “ ‘No so y una m uje r. O h , no , no so y una m uje r’, y se ntí c o m o si un p e so se m e quitara de e nc im a” (112). Manue l e s e l únic o c h ic o que alg ún día sup o re sp e tar a Matia, que lo c o no c ió c uando le p id ió una b arc a p ara lle v ar e l c ue rp o de su p adre ase sinado p o r lo s am ig o s de Do ña Práxe de s. En Matia lle g a a se r una in quie tud re c urre nte lo que Manue l, un c h ic o p o b re , p ue da p e nsar d e e lla, una niña ric a. Le due le n sus ataque s –“To nta c riatura, v ue lv e a tus c ig arrillo s y tus b o rrac h e ras de niño s m alc riado s, v ue lv e a tus 176

de c linac io ne s y tus traduc c io ne s franc e sas, a tus le c c io ne s d e g rac io so andar, b ajo e l b asto nc illo d e b am b ú” (121)– p o rque so n juic io s de g é ne ro c o ndic io nado s p o r la c lase so c ial. Quizá no p o r c asualidad e ste m arg inado e n e l p ue b lo e s de sp re c iado p o r un Bo rja p re so de lo s c e lo s: “Pe lirro jo c o m o to do s e llo s –dijo Bo rja, e nto nc e s–. Pe lirro jo . Ch ue ta asque ro so ” (39). En e ste p unto de stac a c ó m o e l p ue b lo , c o m o p e rso naje c o le c tiv o , e stá div id ido e n b ando s, alim e ntado s to do s po r e l o dio : “El odio,

recuerdo bien, alimentaba como una gran raíz el vivir del pueblo, y los hermanos Taronjí clamaban con él de una parte a la otra” (36). Fo rm an p arte de una lo c alidad, ade m ás, c allada p o r e l m ie do : “De pronto, las flores, como el estupor de la tierra, encarnadas y vidas, curvadas como una

piel, como un temblor del sol, gritando en medio del silencio” (37). O tro s se ntim ie nto s c o m o e l re nc o r y la traic ió n –lo s de Bo rja h ac ia Manue l y Matia: “Parecía un pequeño Pilatos” (133)– o c up an un e sp ac io im p o rtante e n la no v e la tam b ié n a trav é s de la inv e rsió n, c uando Matia de sc ub re que Manue l, Jo rg e d e So n Majo r o Sa Male ne no so n salv aje s c o m o de c ían, sino tre s c h iv o s e xp iato rio s c ansado s de lo s de sp re c io s c o ntinuo s de lo s que so n v íc tim as. Co m o c ab ía quizá e sp e rar, la jo v e n só lo lle g a a e xp e rim e ntar e l am o r c o n Manue l, e l únic o que c um p le un ro l to le rante h ac ia la Matia que h a ap re ndido a te ne r p e rso nalidad p ro p ia: “Y sabía –en

aquel momento lo supe por primera vez- que él iría a donde yo le pidiese. Eché a andar muy segura de mí. Y aunque no le oía, sabía que venía detrás, que vendría siempre (Y cuánto me dolió después. O, al menos, cuánto me dolió en algún tiempo, que ahora ya parece perdido)” (129). Co n g ran p ro b ab ilidad, “p e rdido ” p o rque lo traic io na. 3. CO NCLUSIO NES

Primera memoria e s e l re trato de l h isto rial de c o n c ie nc ia de la p ro tag o nista, Matia, c o m o tantas o tras niñas de la g ue rra v íc tim a de la falta de re fe re nte s afe c tiv o s que le m arc aran e l c am ino a se g uir. Al c o nv e rtirno s e n inté rp re te s de é sta y d e o tras fic c io ne s que c o n h e rram ie ntas sim b ó lic as p ue d an o no se r re frac tarias a lo s c am b io s so c iale s, p o de m o s c o ntinuar e l trab ajo de re f le xió n so b re la p o sib le m anip ulac ió n de im ág e ne s de sd e la p e rsp e c tiv a de g é ne ro , e n e l m arc o de unas Hum anidad e s que tie ne n la p o sib ilidad d e se le c c io nar, inte rp re tar y g e ne rar do c um e nto s analític o s que c o ntrib uyan a de finir nue v o s m o de lo s de c o nv iv e nc ia.

177

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA ANDERSO N, Bo nnie S. y Judith P. Zinsse r (e ds.). Historia de las mujeres: una Historia propia. Barc e lo na: Crític a, 1991. CIPLIJAUSK AITÉ, Biruté . La construcción del yo femenino en la literatura. Cádiz: Univ e rsidad de Cádiz, 2004. DÍAZ-PLAJA, Anna y Ro sa María Po stig o . “Ana María Matute : Primera memoria.” Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil 52 (1993). DO MÍNGUEZ PRATS Pilar y GARCÍA-NIETO PARÍS Mª Carm e n. “Franquism o : Re p re sió n y le targ o de la c o nc ie nc ia f e m inista, 1939-1977.”, e n Ande rso n (1991: 1185-1195). ELLMANN, Mary.Thinking about women. San Die g o / Ne w Co rk Lo ndre s: Harc o urt, Brac e Jo v ano v ic h , 1968. GALDO NA PÉREZ, Ro sa. Discurso femenino en la novela de posguerra: Carmen Laforet, Ana María Matute y Elena Quiroga. La Lag una: Univ e rsidad de La Lag una, 2001. GARCÍA PADRINO, Jaim e . “Lo s re lato s infantile s de Ana María Matute : una v o z p e rso nal e n e l País de l p ie de sc alzo .” Compás de Letras 4 81994). GRANGER, Ele na. “¿Po r qué ne g ar la e xiste nc ia de un le ng uaje fe m e n ino ? El c aso de Ana María Matute .” Dicenda 16 (1998). JEREZ FARRÁN, Carlo s. “La p re se nc ia inte rte xtual de El grito de Munc h e n Fiesta al Noroeste de Ana Maria Matute .” Revista Hispánica Moderna 43.2. (1999): 218-227. LÓ PEZ ALO NSO , Co v ado ng a. “La m e m o ria intrade sc rip tiv a: El río.” Compás de Letras 4 (1994). MARTÍNEZ, Pilar y LARA Anto nio . “Co ntrap ás.” Compás de Letras 4 (1994): 287295. MATUTE, Ana María. Primera memoria. Barc e lo n a: De stino , 1960. MO IX, Ana María y N. ZAHAREAS, Anth o ny. “Ana María Matute .”, e n Historia y crítica de la literatura española, d ir. p o r Franc isc o Ric o . Vo l 8.2. (Época contemporánea, 1939-1975: primer suplemento), c o o rd. p o r Santo s Sanz Villanue v a. Barc e lo na: Crític a, 1999. NIEVA DE LA PAZ, Pilar. “Una p o lé m ic a p o lític o -lite raria e n to rno a la inc o rp o rac ió n de la m uje r a la Re al Ac ad e m ia Esp año la (1978).” Voz y Letra XV.2. (2004) PÉREZ, Jane t. Contemporary Women Writers of Spain. Bo sto n: G.K . Hall & Co ., 1988. SCALIA, Gio v anna. “Una p e rsp e c tiv a de la g ue rra c iv il e sp año la: c o nflic tualidad y am o ne stac ió n e n Los mercaderes de Ana María Matute .” Scrittura e conflicto. Actas del XXI Congreso Aispi, e d. d e Anto ne lla Canc e llie r, Maria Cate rina Ruta y Laura Silv e stre . Vo l. 1. Madrid: Instituto Ce rv ante s-Aisp i, 2006. SO TELO VÁZQUEZ, Marisa. “Primera Memoria de Ana María Matute : la v ida e s una infanc ia re p e tida.” Salina: Revista de Lletres 13 (1999). VALIS, Nö e l M. “La lite ratura infantil d e Ana María Matute .” Cuadernos Hispanoamericanos 389 (1982). VALLS, Fe rnando . “Los niños tontos, de Ana María Matute , c o m o m ic ro rre lato s.” Quimera 222 (2002). VILCHES DE FRUTO S, Mª Fran c isc a (dir.) Mitos e identidades en el teatro español contemporáneo. Ám ste rdam / Nue v a Yo rk: Ro do p i, 2005. ZAHAREAS, Antho ny N. “Primera memoria c o m o re alidad y m e táfo ra.” Compás de Letras 4 (1994). 178

Y s e h izo a s u im ag e n y s e m e jan za. Es te re o tip ac ió n fe m e n in a e n la o b ra d e San Ag u s tín d e Hip o n a María Gó m e z Martín (Univ e rsidad de O v ie do ) Durante m uc h o tie m p o las m uje re s h e m o s sido te stig o de to do tip o de arg um e nto s y p re c e p to s que justif ic an e l disc urso p atriarc al y la c o nsig uie nte p o sic ió n de infe rio ridad y sub o rdinac ió n d e la m uje r. En e sta o c asió n, la arg um e ntac ió n que un m ie m b ro de la p atrístic a, San Ag ustín de Hip o na, p ue d e ap o rtar a la e xé g e sis de l d isc urso p atriarc al de índo le c ristiana se rá la p ro tag o nista de l p re se nte trab ajo . Aunque la p ro duc c ió n lite raria de San Ag ustín e s e xtrao rdinaria, e n e l análisis que p ro p o ng o e xc lusiv am e nte analizare m o s lo s tratado s m o rale s m ás re p re se ntativ o s que so b re la c o nstruc c ió n de l m o d e lo de m uje r e sc rib ió e l o b isp o h ip o ne nse , a la sazó n c o no c ido s p o r De Bono Coniugali (401), D e Sancta

Virginitate (401), y finalm e nte De Bono Viduitatis (414). En e sto s tratado s, la func ió n no e s o tra que la de c o nstruir y e dific ar uno s m o de lo s de c o m p o rtam ie nto , uno s e ste re o tip o s que to das las m uje re s c ristianas de b ían c o no c e r y se g uir f ie lm e nte durante e l transc urso de sus v idas. Co n sus o bras San Ag ustín apo rta uno s p ilare s fundam e ntale s p ara c im e ntar e l p atró n y m o de lo de la m uje r p e rfe c ta, e l arque tip o de la fe m inidad, a im ag e n y se m e janza de l m o de lo e nc arnado po r la Virg e n María. A lo larg o d e e ste artíc ulo analizare m o s lo s tre s tratado s m o rale s c itado s sig uie ndo la m ism a je rarquía que San Ag ustín y la p atrístic a m e nc io nan: “la v id a v irg inal rinda e l c ie nto p o r uno , la v iude z e l se se nta p o r uno y la v ida c o nyug al e l tre inta p o r uno ” (DSV 42, 43) 170, a la inv e rsa, de m e no r a m ayo r g rado : m atrim o nio , v iud e dad y v irg inidad. De e ste m o do po dre m o s o bse rv ar las p autas que h an de ir sum ando las m uje re s se g ún e l e stado de p e rfe c c ió n e n que se h alle n o b usque n.

Este trabajo ha sido subv e nc io nado po r e l Go bie rno de l Princ ipado de Asturias c o n c arg o a f o ndo s pro v e nie nte s de l Plan de Cie nc ia, Te c no lo g ía e Inno v ac ió n (PCTI) de Asturias 2006-2009, e n c alidad del Pro g ram a “Se v e ro O c ho a” de ayudas pre do c to rale s. 170 Je rarquía c itada ya po r Je ró nim o e n Adversus Jovinianum, do nde disc utía el v alo r de la v irg inidad.

179

D E B O NO CO NIUGALI El p rim e ro de lo s tratado s, De Bono Coniugali f ue c o m p ue sto e n e l año 401 se g uido , c o m o c o m p le m e nto y ac larac ió n, de La Santa Virginidad.171 Am bo s te xto s se e sc rib ie ro n c o n la inte nc ió n de c o m b atir y re b atir lo s ataque s c o ntra la v irg inidad de l m o nje Jo v iniano y de la c re c ie nte h e re jía jo v ianista.172 En e ste tratado e l o b isp o re aliza una de f e nsa de l v ín c ulo c o nyug al, lo que no sig nific a que e l v e rdade ro fin d e e ste se a la d e f e nsa de la v irg inidad. Ante aque llo s que de sd e ñab an la santidad de la v irg inidad c o m o un b ie n m ás e xc e le nte que e l m atrim o nio o la v iude dad, San Ag ustín arg uye una am p lia se rie de re f le xio ne s, ya que al ig ual que Je ró nim o , re fre ndab a la fam o sa m áxim a de lo s p o rc e ntaje s “la v ida v irg inal rinda e l c ie nto p o r uno , la v iude z e l se se nta p o r uno y la v ida c o nyug al e l tre inta p o r uno ”. Ante e l ataque dire c to que San Je ró nim o e stab a sufrie ndo p o r su de fe nsa a ultranza de la Virg inidad, San Ag ustín o p tó p re m e ditadam e nte p o r c antar las e xc e le nc ias de l m atrim o nio ante s que las d e la v irg inidad n o fue ra a se r tam b ié n tac h ado d e de sc alif ic ar lo s b ie ne s de las nup c ias. Para San Ag ustín e l sag rado lazo d e l m atrim o nio e ra la p rim e ra alianza natural de la so c ie dad h um ana y lo s h ijo s e l re sultado de la m ism a. A p e sar de que la Ig le sia p rim itiv a c o nside rab a la p ro c re ac ió n c o m o la únic a finalidad d e l m atrim o nio h ub o v ario s p atriarc as que se d e slig aro n de e sta c re e nc ia. En e sta líne a, Ag ustín re p ro duc e la id e a ya intro duc ida p o r Crisó sto m o de que e l v ínc ulo c o nyug al e ra una h e rram ie nta m ás p ara c o m b atir la lujuria y la inc o ntine nc ia.173 Quizá e ste h e c h o se de b a a la fue rte inf lue nc ia que g o zab a San

San Ag ustín re fle xio nó e n re pe tidas o c asio ne s so bre e l m atrim o nio , c o nv irtié ndo se e n e l punto arg um e ntal de lo s tratado s De los enlaces adulterinos o Del matrimonio y de la concupiscencia; las e písto las 200, 262, 137 y 150 y e n alg uno s se rm o ne s (nº 9 De las diez cuerdas y e l nº 51 Concordia entre San Mateo y San Lucas sobre la generación del Señor). El o bispo hipo ne nse no e s e l únic o auto r antig uo que ha de dic ado su tie m po y su plum a a la de f e nsa de l m atrim o nio . En e sta m ism a líne a de c o m bate se e nc ue ntra junto a fig uras c o m o Te rtuliano y Cle m e nte . 172 Esta he re jía no tuv o g ran re so nanc ia ya que hac ia e l año 390 c asi había sido e xting uida. El pilar c e ntral de la do c trina e s aquel po r e l c ual lo s estado s c ristiano s se ig ualaban e n e xc e le nc ias y ho no re s, a la sazó n, e l m atrim o nio , la v irg inidad y la v iude dad o ste ntaban la m ism a dig nidad y g rande za. Y pre c isam e nte e s e ste arg um e nto e l que , prim e ro San Je ró nim o y de spué s, San Ag ustín re bate e n e sto s do s tratado s. E. A. Clark, “The o ry and p rac tic e in late Anc ie nt asc e tic ism ; Je ro m e , Chryso sto m and Aug ustine ” e n Journal of feminist studies in religion, 1989, pág 31. 173 Pe se a lo que se ñalan alg uno s auto re s tan insig ne s c o m o J. M. Blázque z (e n Jaim e Alv ar y o tro s, Cristianismo primitivo y religiones mistéricas, Madrid: Cáte dra, 1995) quie n dic e que “Je ró nim o , Am bro sio y Ag ustín so n ac o rde s c o n la idea e sto ic a de que la finalidad de l m atrim o nio e s la pro c re ac ió n”, e n 171

180

Pab lo e n la do c trina c ristiana, y p artic ularm e nte e n la o b ra de l O b isp o ,174 e n c o nc re to las p alab ras de Pab lo a lo s c o rintio s “m ás p o r e v itar la fo rnic ac ió n te ng a c ada uno su m uje r y c ada uno te ng a su m arido ” (I Co 7, 2). San Ag ustín e s p le nam e nte c o nsc ie nte c uando e nun c ia e sta te o ría de que e s la m e jo r justific ac ió n p o sib le de l sub lim e y p o ste rio r c o nc e p to de la c astidad, p o r lo que e l m atrim o nio sup o ndría e l p unto y final d e la c o nc up isc e nc ia y d e l c o m e rc io c arnal. En e ste se ntido e l p atriarc a afric ano e n unc ia c uále s y c uánto s so n lo s b ie ne s d e l m atrim o nio , b ie ne s que p o dríam o s re duc ir a c uatro : la de sc e nde nc ia, la ab stine nc ia, la santidad de l m atrim o nio y la fide lidad. El g ran p ro b le m a que p lante a la p ro p ag ac ió n de lo s h ijo s e s e l h e c h o de que p ro c e dan de l c o m e rc io c arnal c o m o c o nse c ue n c ia d ire c ta d e l p e c ado o rig inal. Este p ro c e so de g e n e rac ió n p re o c up a so b re m ane ra a la p atrístic a, p re o c up ac io ne s d e las que nue stro Santo no se v e lib re . En e l artíc ulo , ya c itado , de Elizab e th Clark p o de m o s re c o no c e r alg unas de las inf lue nc ias que re c o g e San Ag ustín de sus p re de c e so re s, Crisó sto m o y Je ró nim o , p ara lo s que la re p ro duc c ió n se xual no fo rm ab a p arte de l Plan de Dio s (29-30). El auto r de l tratado se inte rro g a so b re c uale s se rían lo s m e d io s de re p ro duc c ió n si Ev a y Adán no h ub ie se n c o m e tido dic h o e rro r, ac o p iando las div e rsas h ip ó te sis so bre la re p ro duc c ió n fre nte al “Cre c e d y m ultip lic ao s”. En c uanto a la ab stine nc ia, San Ag ustín e n su e xé g e sis no p o dría se r ni m ás c laro ni m ás c o ntunde nte , e l m atrim o nio e s ante to do un b ie n, y lo e s de b ido al afán p ro c re ado r y al ap o yo que c o nc e de e n e l c o m b ate indiv idual c o ntra la lujuria: “Dig o o s, p ue s h e rm ano s, que e l tie m p o e s c o rto . Só lo que da que lo s que tie ne n m uje r v iv an c o m o si no la tuv ie ran; lo s que llo ran, c o m o si no llo rase n; lo s que se ale g ran, c o m o si no se ale g rase n; lo s que c o m p ran , c o m o si no p o se ye se n, y lo s que disfrutan e l m undo , c o m o si no disfrutase n […]. Yo o s que rría lib re s de c uidado s. El c é lib e se c uida de las c o sas de l Se ño r, d e c ó m o ag radar al Se ño r. El c asado h a de c uidarse de las c o sas de l m undo , d e c ó m o ag radar a su m uje r. La m uje r no c asada o do nc e lla só lo tie ne n que e ste análisis que pro po ng o po dre m o s o bse rv ar c o m o San Ag ustín se e nc o ntraba e ntre aque llo s que c o nside raban e l m atrim o nio c o m o alg o m ás que una m e ra pro c re ac ió n. 174 So n m uc ho s lo s auto re s patrístic o s que v ue lc an sus m iradas a las palabras de Pablo , Pe te r Bro w n de f ine a lo s últim o s auto re s de l sig lo IV c o m o la “g e ne rac ió n de San Pablo ”, pue sto que f ue e ste apó sto l quie n unió y v italizó m uc has am istade s y po lé m ic as e ntre lo s f iló so f o s c ristiano s: Ag ustín, Pe lag io , Mario Vic to rino , Tic o nio , e tc . (e n Pe te r Bro w n, Agustín, Madrid: Ac e nto , 2001).

181

p re o c up arse d e las de las c o sas de l Se ño r, de se r santas e n c ue rp o y e n e sp íritu. Pe ro la c asada h a de p re o c up arse de las c o sas de l m undo , de ag radar al m arido ” (I Co 7, 29-34). So n, e n c o nc re to e stas p alab ras las que le in duc e n a p e nsar que só lo se de b e rían c asar aque llo s que no p udie ran m ante ne r la c o ntine nc ia. Lue g o e l m atrim o nio se ría un “m al m e no r” utilizado sab iam e nte p ara e v itar e l p e c ado m ayo r de la fo rnic ac ió n, p ue s e l m atrim o nio no e s un p e c ado c o m o dic e Pab lo : “Si te c asare s no p e c as; y si la do nc e lla se c asa, no p e c a; p e ro te ndré is así que e star so m e tido s a las trib ulac io ne s de la c arn e , que quisie ra yo ah o rraro s” (I Co 7, 28). Po r tanto , e l p e c ado no e staría e n e l m atrim o nio sino e n e l ayuntam ie nto c o nc ub ital que p ro v ie ne de la inc o ntine nc ia, no de la finalidad d e p ro c re ar. Pe ro aun falta una c o ndic ió n que p e rm ita al m atrim o nio e stab le c e rse tranquilam e nte c o m o un b ie n, y e s la ac c ió n de o rar. Es de c ir, e l m atrim o nio e s p e rfe c tam e nte h o no rab le sie m p re y c uando c um p la una larg a se rie de no rm as y p atro ne s, e ntre las que se e nc ue ntra, p rinc ip alm e nte , e l re sp e to a lo s h o rario s y ac tiv idade s de d ic adas a la o rac ió n y al Se ño r. Po r o tro lado , San Ag ustín d e sc rib e e l e nlac e m atrim o nial c o m o un sac ram e nto irre f utab le a la v e z que se inte rro g a so b re las c arac te rístic as que h a d e te ne r un m atrim o nio . Se p re g unta p o r la c o rre c ta nup c ialidad d e do s indiv iduo s que se une n le g ítim am e nte no c o n la inte nc ió n de te ne r h ijo s sino de satisfac e r lo s de se o s de la c arn e , lle g ando a la c o nc lusió n de que no se ría c o rre c to de finirle s c o m o m atrim o nio p ro p iam e nte dic h o a no se r que no h ub ie se n e v itado te ne r de sc e nde nc ia. Este h e c h o e s una nue v a o p o rtunidad p ara intro duc ir un v alo r m ás a la e sc ala que c o nfo rm a su je rarquía f e m e nina, que una m uje r d e se e te ne r h ijo s y se r fie l a su m arido e s la m áxim a e xp re sió n de la p e rfe c c ió n. Pe ro no só lo e xig e e stas do s c o ndic io ne s, sino que ap ro v e c h a la o c asió n p ara e num e rar un am p lio listado de dic tado s de stinado s a la o ye nte f e m e nina, y e s que a la m uje r b ie n e sp o sada, am ante de su m arido se le ac o nse ja ab rum ado ram e nte que no de se e ni b usque ardie nte m e nte a su p are ja, no se a que e l fin de l m atrim o nio de te ne r h ijo s se c o nv ie rta, p ara las m uje re s, e n un ap e tito c arnal. De ig ual m o do , la m uje r c asad a tam b ié n de b e de se ar la c astidad a p e sar d e que su m arido no se lo c o nsie nta te nie ndo que c um p lir c o n su de b e r c o nyug al (d e b e r al que e l o b isp o tam b ié n alud e 182

c o m o una o b lig ac ió n m ás de las m uje re s c asadas).175 San Ag ustín tam b ié n de ja ase ntadas las razo ne s p o r las que e l sag rado lazo de l m atrim o nio no p ue de anularse , c o lo c ando e n te la de juic io e l c o nc e p to de div o rc io , b ie n c o nside rado e n la so c ie dad p ag ana c o nte m po ráne a al santo . Ag ustín e sp e c if ic a que un m atrim o nio c ristiano só lo p ue de ro m p e rse p o r do s m o tiv o s: la m ue rte natural de uno de lo s c o ntraye nte s y e l ad ulte rio c o m o únic a c ausa p o sib le de l re p udio . Se g ún é sto , e l m atrim o nio no p o dría diso lv e rse ale g ando la e ste rilidad d e lo s m ie m b ro s, lue g o se ría un m o tiv o m ás p ara c o nside rar que p ara San Ag ustín la de sc e nde nc ia no e s e l únic o y últim o fin de l m atrim o nio . So b re e l c uarto b ie n de l m atrim o nio , la fide lid ad, S. Ag ustín e quip ara a lo s do s se xo s “p o rque la m uje r m aridada no e s due ña de su c ue rp o , sino que lo e s e l e sp o so . Y asim ism o , e l m aridado no e s due ño d e su c ue rp o , sino que lo e s la m uje r” (I Co 7, 4). Pe ro lo s razo nam ie nto s so n m uc h o m ás re to rc ido s de lo que p are c e n a sim p le v ista. A p e sar de l ad ulte rio y e l re p ud io de una m uje r, é sta no de b e ría ni div o rc iarse ni c asarse p o r se g unda v e z, ya que la se p arac ió n de l p rim e r m arido p o dría se r la c ausa d e que é ste c o m e tie se un nue v o y de sc o no c ido p e c ado p ara é l: e l adulte rio .176 Y dig o ad ulte rio p o rque p ara San Ag ustín, no p o de m o s o lv idar, que e l m atrim o nio e s indiso lub le m ie ntras lo s p rim e ro s c o ntraye nte s v iv an. El h e c h o de que a una m uje r ad ulte ra se le nie g ue m ante ne r m ás re lac io ne s se xuale s e xtram aritale s no im p lic a que e n e l c aso de que se a un v aró n, e l que se e nc ue ntra e n la m ism a situac ió n, o c urra lo m ism o . Y e sta e xtrap o lac ió n al m undo m asc ulino e s im p o sib le de b ido al e je m p lo que e l santo no s b rinda, un m ue stra que e v ide nc ia la o p c ió n c o ntraria: ¿qué p asa c uando un v aró n o una m uje r so n re p udiado s o Se supo ne , po r o m isió n, que pue sto que las m ujere s de be n re sp o nde r c ando ro sam e nte , c um plie ndo c o n e l de be r c o nyug al, a la llam ada de sus m arido s, a é sto s si se les pe rm ite , o po r lo m e no s se le s re c o no c e e l disf rute de las re lac io ne s se xuale s, líc itas sie m pre y c uando se de sarro lle n de ntro de l m atrim o nio . El únic o im pe dim e nto que se le s o po ne a lo s v aro ne s e s la pe tic ió n de e v itar e l c o ntac to c arnal c o n sus m uje re s c uando é stas e stán e n e stado (DBC: 6, 6 e n Blázque z: 383384). 176 En lo s pre c e pto s que Ag ustín no s o f re c e so bre la inf ide lidad y sus c o nse c ue nc ias, un e spe c ial lug ar o c upan las se g undas nupc ias. Co m o ya h e m o s v isto , e l auto r no re c o g e la o pc ió n de l div o rc io , lue g o una m uje r o un v aró n re pudiado s no po d rían v o lv e r a c o ntrae r m atrim o nio sin c o m e te r, de nue v o , adulte rio c o n su prim e ra pare ja. Ade m ás re c o g e c o m o un ho m b re pue de re pudiar a su m uje r e n c aso de adulte rio , pe ro ante la po sibilidad de que se a la m ism a m uje r la que re pudie a su m arido e n una situac ió n ig ual e l patriarc a “no sabe o no quie re c o nte star”. Y de nue v o se dirig e a las e sc rituras e n búsque da de re spue sta, e nc o ntrando e l te stim o nio po r e l c ual se pro híbe a la m uje r se pararse de su m arido y e n c aso de que se pro duzc a de be pe rm ane c e r Innúbil (DBC: 7, 7). 175

183

ab ando nado s p o r sus c ó nyug e s? p ue s h ay una div isió n se xual de p e rm isib ilidad, e s de c ir, m ie ntras que p ara lo s v aro ne s le s e sta p e rm itido c o ntrae r nue v as nup c ias, c o ntrariándo se c laram e nte p ue sto que la m uje r ante rio r se g uiría v iv a, a la m uje r e ng añada le e stá p ro h ib ido taxativ am e nte v o lv e r a c asarse . No po de m o s o b v iar que la inte nc ió n de l Santo a la h o ra de re alizar e sto s e sc rito s e s e stab le c e r un c o ntinuo y c o m p le jo siste m a je rárquic o de e stado s. Re c o rde m o s que e l m atrim o nio e s un b ie n p o rque a trav é s de su ab ste nc ió n o de l p ade c im ie nto de é sta p o de m o s c o nside rar de m e jo r m ane ra tanto la c astidad v iudal c o m o la sup e rio r inte g ridad v irg inal. Lo s p re c e p to s o fre c ido s so b re lo s re p ud io s y lo s adulte rio s b rindan la o p o rtunidad al santo de intro duc ir un nue v o y c ando ro so te m a de p le na ac tualidad e n las p o lé m ic as do nde se e nc o ntrab a e l p e nsam ie nto ag ustiniano c o m o so n lo s ataque s al c ristianism o p o r e l c o m p o rtam ie nto de lo s antig uo s p atriarc as de la Ig le sia, p o r e je m p lo e n lo que al c o nc e p to de p o lig am ia se re f ie re e l p rim e r ac usado e s Ab rah am p o r las re lac io ne s ilíc itas que m antuv o c o n su e sc av a Hag ar.177 Lo s arg um e nto s dado s p o r e l Santo sie m p re se de b e n a de duc c io ne s im p líc itas e n las c o m p arac io ne s que e stab le c e , y ante e ste o rde n, no c e sa d e ap ro v e c h ar las c rític as m anique as c o ntra lo s antig uo s no só lo p ara re futarlas sino p ara e xp re sar tam b ié n sus de d uc c io ne s so b re dic h a p rác tic a, ag rup adas e n tre s p ilare s b ásic o s: la inte n c ió n de te n e r de sc e nd e nc ia, la ine xiste nc ia d e una le y que lo p ro h ib ie ra y la c o stum b re que h ab ía e n tie m p o s ante rio re s.178 La c o ntine nc ia d e uno s y o tras no e s e l únic o trib uto que un b ue n c ristiano de b e ab rig ar. En e sta o c asió n, c o m o e n la m ayo ría e n la que o f re c e c o nse jo s e im p o ne p re c e p to s, San Ag ustín se dirig e al p ub lic o f e m e nino ap o rtando un nue v o m o de lo

de

Co m p o rtam ie nto que rauda y c o ntunde nte m e nte Ag ustín se dispo ne a de f e nde r y justific ar, disc ulpando e ste he c ho e n la ne c e sidad que lo s antig uo s patriarc as te nían de m ultiplic arse , un arg um e nto ple nam e nte bio lo g ic ista de supe rv iv e nc ia de la espe c ie . Este inte lig e nte razo nam ie nto justif ic a e l adulte rio e n una é po c a y un m o m e nto m uy de te rm inado . En la c o nte m p o rane idad e n la que el auto r v iv e la c itada “supe rv iv e nc ia de la e spe c ie” ya no se ría m o tiv o suf ic ie nte . Po r tanto para San Ag ustín: “la dif e re nc ia de é po c as inf luye de tal m o do e n la o po rtunidad para hac e r una c o sa o de jar de hac e rla, que ho y, e n c am bio , e s pre f e rible y m ás pe rf e c to no lig arse c o n e l v ínc ulo de l m atrim o nio , a no se r que re sulte m uy dif íc il e l pro ble m a de la c o ntine nc ia [...] e s e l de b e r y no la c o nc upisc e nc ia, e l que g uiaba a lo s padre s antig uo s para v inc ularse a v arias m uje re s, se g ún e l de re c ho que les c o nf e ría la le y de l m atrim o nio ” (DBC: 15, 17). 178 San Ag ustín disting ue do s tipo s de c o ntine nc ia: la c o ntine nc ia ac tual y la habitual, e l e je m plo e xpo ne nc ial de v irtud lo c o nstituiría el m atrim o nio de Abraham y Sarah. 177

184

c o m p o rtam ie nto fe m e nino : la o b e die nc ia. Para San Ag ustín “la o b e die nc ia e s un b ie n m uc h o m ás p o nde rab le que la c o ntine nc ia, ya que e l m atrim o nio no e stá c o nde nado e n p asaje alg uno de las Div inas Esc rituras, m ie ntras que e l d e sac ato y la de so b e die nc ia e stán e n re p e tido s lug are s anate m izado s” (DBC: 23, 29). De e ste m o do e xiste una nue v a v irtud d e m ayo r re le v anc ia que la c astidad y que se c o nv ie rte e n p atró n y g rav am e n e n la e sc ala je rárquic a que e stab le c e que “la o b e die nc ia e s una v irtud d e p re c e p to y la c astidad lo e s d e c o nse jo [...] sie ndo la o b e die nc ia, e n c ie rto m o do , la m adre de las v irtude s to das” (DBC: 23, 30). 179 De l siste m a je rárquic o que se e stab le c e tras la le c tura de e stas p ág inas no se e xc luye una p o sib le c lasif ic ac ió n ac e rc a d e lo s p e c ado s v inc ulado s al m atrim o nio , e stab le c ie ndo una e sc ala p o r la c ual la fo rnic ac ió n sin anim o de te ne r h ijo s c o n la e sp o sa se ría un p e c ado v e nial, –aunque si e ste m ism o h e c h o se c o m e tie se c o n una m e re triz se ría p e c ado m o rtal– o re c o rdando que si b ie n las v io lac io ne s c o nstituye n un m al, p e o r se rán si se c o m e nte n c o n la e spo sa que c o n una m e re triz. Co m o h e m o s po dido o b se rv ar, a p e sar de la ardo ro sa de fe nsa de l m atrim o nio , e l fin últim o de San Ag ustín e s e l de de fe nde r la je rarquía d e lo s tre s e stadio s de Je ró nim o , p o r lo que p o c o a p o c o irá intro duc ie ndo m e diante c o m p arac io ne s o alusio ne s dire c tas lo s arg um e nto s que le lle v an a c o nside rar e l b ie n de la v irg inidad sup e rio r al de la v iude dad y al de l m atrim o nio ; ase ntando b ie n las dif e re nc ias e ntre e l am p lio c o njunto de v alo re s que se h an ido e xp o nie ndo a lo larg o de l p re se nte análisis, c o m o h e rram ie ntas de m e dir la p e rfe c c ió n y e l ac e rc am ie nto a Dio s y a la c o nsig uie nte santidad; p ue s b ie n , “to do s de b e n lle v ar una v ida y c o stum b re s c o ng rue nte s c o n e l f in que se h an p ro p ue sto p ara po de r ase g urar así la g lo rio sa re c o m p e nsa que p o r e llo h ab rán de re c ib ir” (DBC: 26, 35). A p e sar de to do la santidad d e alg unas e sp o sas sie m p re se rá inf e rio r a la d e las v írg e ne s o v iudas, ya que só lo se o c up an de lo que le p ue d e ag radar a Dio s m ie ntras que una m uje r c asada y c asta p e rm ane c e e n un e stadio inte rm e dio ya que tam b ié n h a de o c up arse de las c o sas m undanas.

Se g ún las palabras del santo e s pre f e rible la e xiste nc ia de una m uje r c asada y o be die nte que una v irg e n c o nsag rada y que no c um ple c o n tam aña v irtud. 179

185

D E B O NO VIDUITATIS El sig uie nte tratado a c o nsid e rar e s De Bono viduitatis, do nde San Ag ustín e stab le c e lo s p re c e p to s de l e stado v iudal a raiz de la am istad que le unió a la fam ilia Anic ia. Lo s Anic ia e ra una de las m uc h as fam ilias que se e stab le c ie ro n e n e l no rte d e Áfric a c o m o c o nse c ue nc ia de la c aída d e l Im p e rio ro m ano (410). Estab a re p re se ntada p o r tre s g e ne rac io ne s d if e re nte s de m uje re s: Pro b a, Juliana y De m e triad e ; sue g ra, m adre e h ija so n lo s lazo s que v in c ulan a las tre s m uje re s e ntre sí, y la c o nsag rac ió n de su v iud e dad y v irg inidad lo s que las une n a Dio s. En e ste se ntido fue e l inte ré s d e Pro b a p o r c o m p o ne r un tratado so b re la o rac ió n, e l de se nc ad e nante de la c o rre sp o nde nc ia e p isto lar e ntre San Ag ustín y la m atriarc a d e la fam ilia a p artir de l 412. De ntro de e ste c o nte xto e p isto lar fue la que re n c ia de la m ás jo v e n Anic ia d e re alizar lo s v o to s de v irg inidad lo que p ro v o c a la que re lla que o b se rv am o s e n las líne as e sc ritas p o r e l santo . De m e triad e te ndría tan so lo 14 año s c uando de c idió re nunc iar a la p o sib ilidad de un m atrim o nio p o lític o p ara c o nsag rar su v irg inidad a Dio s. Es e n e sta c irc unstanc ia do nde h ac e ap aric ió n Pe lag io , e l h o m b re que p ara Pe te r Bro w n c o nduc iría “a Ag ustín a la c o ntro v e rsia que le ib a a ase g urar una re p utac ió n v e rdad e ram e nte inte rn ac io nal” (354). De ig ual m o do que las p o lé m ic as e ntre San Je ró nim o y Jo v iniano h ab ían inc itado la e sc ritura d e lo s Tratado s: De Bono Coniugali y De Sancta Virginitate, e n e sta o c asió n se rá Pe lag io e l de stinatario indire c to de la re p lic a d e l santo . La p o lé m ic a se inic ia c o n una c arta que Pe lag io e nv ía a De m e triad e e n e l 413 ante su d e c isió n de c o nsag rarse a Dio s y e n do nde inc o rp o ra e l m e nsaje p e lag iano . La Carta a Demetriade susc itará lo s m ayo re s te m o re s de nue stro auto r, p o r lo que no duda e n e nv iar e ste o p úsc ulo a la fam ilia Anic ia de quie n so sp e c h ab a que m ante nía c o n Pe lag io re lac io ne s m uy c e rc anas. Po r tanto De Bono Viduitatis e s un tratado , e sc rito p ro b ab le m e nte h ac ia e l 414, y d e dic ado a la re c ie nte m e nte v iuda Juliana y a su e nto rno do nde h ab ía una g ran c antidad de dam as ro m anas p re o c up adas po r lo s m ism o s p ro b le m as asc é tic o s: “Si h allare s alg o que nunc a fue p ara v o so tras nec e sario o ya no lo e s, p e ro v ie re s que lo e s p ara o tras, g uárdalo y dalo a le e r, p ara que así tu c aridad se a d e utilidad ” (DBV: 1, 1). Estas p alab ras de m ue stran la inte nc ió n de San Ag ustín c uya p re te nsió n no e s únic am e nte dirig ir unas no rm as de c o nduc ta a lo s m ie m b ro s fe m e nino s de la fam ilia Anic ia, sino a to das aque llas que quisie ran se ntirse aludidas. Es de c ir, e l o p úsc ulo 186

to m a c o m o p ro tag o nistas a to das las v iudas que p rac tic an e l asc e tism o o p ro fe san la c astidad. Y que m e jo r fo rm a que re c o rdar las p alab ras de Pab lo e l c ual ya se h ab ía h e c h o e c o de l e stado v iudal “dig o yo a las so lte ras y v iudas que e s un b ie n p ara e llas p e rm ane c e r así, c o m o yo m ism o ” (DBV: 2, 3).180 Si re c o rdam o s las p alab ras que e stab le c ían la je rarquía ag ustiniana e l b ie n de la c o ntine nc ia v iudal se ría un b ie n inte rm e dio e ntre la v irg inidad y e l m atrim o nio . La razó n que San Ag ustín arg uye e s que la m uje r c asada sie m p re “d e b e rá” e star lig ada al m arido y nunc a p o drá re nunc iar al le c h o c o nyug al p ara e v itar un m al m ayo r, no v aya a se r que se “sie nta te ntado p o r Satanás y c aig a e n la fo rnic ac ió n” (DBV: 3, 5). “La m uje r e sta lig ada m ie ntras v iv a e l m arido ; si e l m arido m ue re , que da lib re p ara c asarse c o n quie n quie ra, p e ro e n e l Se ño r. Más f e liz se rá si p e rm ane c e así, c o nfo rm e a m i c o nse jo ” (DBV: 4, 5). San Ag ustín, e n e ste se ntido , tie ne m uc h o c uidado de no c o nde nar las se g undas nup c ias –c o m o h ac ía Te rtuliano –, e insiste e n re c alc ar que aun que p o se e n un ho no r infe rio r no so n sinó nim o de p e c ado . Po r tanto que da c laro “un b ie n e s la p ure za c o nyug al, p e ro un m ayo r b ie n e s la c o ntine nc ia v id ual. Este m ayo r b ie n que da h o nrado al sub o rdinárse le e l o tro b ie n; p e ro e ste b ie n no que da c o nde nado c uando se alab a al o tro m ayo r b ie n” (DBV: 5, 6). Lue g o ap ro p iándo se de las p alab ras de Pab lo e l o b isp o h ip o ne nse h ac e h in c ap ié e n “que la so lte ra se a santa e n c ue rp o y e sp íritu. No h a de to m arse e so c o m o si la c asada f ie l, c asta y sum isa a su m arido , se g ún las e sc rituras, no fue santa de c ue rp o , sino tan so lo de e sp íritu” (I Co 7, 34), dando a e nte nde r una m ayo r g lo rific ac ió n c o rp o ral y e sp iritual e n las so lte ras, p e ro sin p riv ar la santific ac ió n de l c ue rp o de las c asadas. Co m o e n o tras o c asio ne s San Ag ustín utiliza la c o m p arac ió n c o n lo s antig uo s p atriarc as de la Ig le sia p ara justific ar sus arg um e nto s. El santo dic e que las m uje re s antig uas se c asab an p o r o b lig ac ió n y no p o r c o nc up isc e nc ia, p o r e so las m uje re s se e nc e ndían no e n e l ap e tito c arnal sino e n e l ap e tito de dar a luz. Y m ie ntras que a lo s v aro ne s se le s p e rm itía te ne r m uc h as m uje re s p ara ase g urar su de sc e nd e nc ia, a las santas m uje re s no se le s p e rm itía te ne r m ás de un m arido , “p o r e so Rut b usc o un En e sta o c asió n aunque dif e re nc ia e ntre lo s e stado s de so lte ría, e nte ndida c o m o v irg e n, y v iuda, no rm alm e nte am bo s e stado s pe rm ane c e n al g rupo de las so lte ras, c o nc ibie ndo a e stas m uje re s c o m o se re s libre s de l v ínc ulo m atrim o nial. Aunque dife re nc iando que no to das las so lte ras so n v írg e ne s. 180

187

se g undo m arido , p ara te ne r de sc e nde nc ia, p e ro Ana p re firió se r p ro fe tisa, re nunc iando a las se g undas nup c ias a p e sar de que no te nía h ijo s” ( DBV: 7, 10). Po r e llo una v e z que dic h as m uje re s h an c um p lido , traye ndo de sc e nde n c ia al m undo y que dándo se v iudas de sp ué s, e l o b isp o re c o m ie nda que no v ue lv an a c o ntrae r m atrim o nio , aunque tam p o c o lo c o nde na. De l m ism o m o do tam b ié n adv ie rte , ah o ra, de la p o sib ilidad d e c ae r e n o tro m al: si una v iuda no e s c o nse c ue nte c o n la c o nsag rac ió n de e se e stado v iudal a Dio s, y quie b ra la p ro m e sa, e l p e c ado se ría m uc h o m ayo r: “las que no se c o ntie ne n, c áse nse ante s de p ro fe sar c o ntine nc ia, ante s de h ac e r v o to s a Dio s, ya que , sino lo s c um p le n, c o n justic ia so n c o nde nadas” (DBV: 8, 11). Ag ustín ase v e ra que lo v e rdad e ram e nte p e c am ino so no e s c o ntrae r nue v o s m atrim o nio s sino que b rantar e l v o to div ino (DBV: 10, 13), ase g urando “que tale s c aídas y v io lac io ne s d e la c astidad p ro m e tida a Dio s so n p e o re s que e l adulte rio ” (DBV: 11, 14), aunque e n ning ún m o m e nto se atre v e a c alif ic arlo c o m o tal. Utilizare m o s a m o do de re sum e n una últim a ap re c iac ió n “e l b ie n de la c o ntine nc ia v id ual b rilla m ás c uando al p ro f e sarlo y p ro m e te rlo de sd e ñan las m uje re s lo que le s e ra líc ito y lib re . Pe ro de sp ué s de p ro fe sar e se v o to h an de fre nar y do m inar su lib e rtad, p o rque ya no le s e s líc ito ” (DBV: 11, 14). Pe ro San Ag ustín no p o día de jar de e stab le c e r una sub div isió n de ntro de l ré g im e n v idual. Se g ún sus ano tac io ne s no to das las v iudas so n ig uale s, de su c o m p o rtam ie nto de p e nde rá la c alidad y c uantía de su santidad “qué v iuda h a d e se r p re fe rida p o r razó n a sus m é rito s” (DBV: 13, 16). Mé rito s que se p ue d e n ir sum ando se g ún e l n úm e ro de m arido s o e l g rado de c o ntine nc ia que p re se ntan. Co nfo rm e a e ste o rd e n ante s que e l núm e ro de c ó nyug e s o de h ijo s, h ay que de stac ar a aque llas m uje re s que m ás am an a Dio s y se p re o c up an p o r ag radarle , e s de c ir aque llas que m ás h um ild e s y p iado sas se de m ue stre n. Una últim a p arte d e l Tratado , o m isiv a, e s un re fue rzo a las p alab ras de l santo . Una e xho rtac ió n al fie l se g uim ie nto de la c o ntine nc ia, uno de lo s do ne s que no s o fre c e e l se ño r. En e lla Ag ustín ap ro v e c h a p ara re alizar un am p lio re sum e n d e sus te o rías y p ara p ro p o ne rno s uno s re zag ado s p re c e p to s y re c o m e ndac io ne s so b re la naturale za v idual: “o c up e n, p ue s e n la santa c astidad las de lic ias e sp irituale s e l lug ar de las de lic ias c arnale s: la le c tura, la o rac ió n, lo s salm o s, lo s b ue no s p e nsam ie nto s, la

188

asiduidad e n las b ue nas o b ras, la e sp e ranza de l sig lo f uturo y e l c o razó n p ue sto s allá arrib a” (DBV: 21, 26). D E SANCTA VIRGINITATE Po r últim o analizare m o s e n e l te rc e r tratado m o ral De Sancta Virginitate e l e stado v irg inal p ro p ue sto p o r San Ag ustín, c o m o e l m ás e xc e le nte d e lo s e stadio s e n lo s que de b e n e nc o ntrarse lo s se re s h um ano s, y c o n e sp e c ial ate nc ió n las m uje re s. De sde lo s p rim e ro s tie m p o s la Ig le sia c o nside rab a la v irg inidad c o m o e l ab so luto m o de lo de c o m p o rtam ie nto , un idó neo p ro to tip o a im itar. No so n po c o s lo s e sc rito re s p atrístic o s que de d ic aro n se ndo s tratado s a dic h o b ie n: Cle m e nte , Ig nac io de Antio quia y Te rtuliano fue ro n lo s im p ulso re s, p e ro no se rá h asta lo s sig lo s III y IV c uando la v irg inidad se c o nv ie rta e n o b je to de p o lé m ic a p ara: Am b ro sio , Gre g o rio de Nisa, Juan Crisó sto m o y, c o m o no , e l p ro lífic o San Ag ustín.181 San Je ró nim o tam b ié n tratará e l te m a de la v irg inidad c o nsag rada e n su larg a c arta a Eustaquia, llam ada Libelus de virginitate servanda (nº 22). En la que p o ne e n g uardia a la v irg e n c ristiana c o ntra lo s p e lig ro s y las c aídas sie m p re p o sib le s y de nunc ia c o n m uc h a e lo c ue nc ia lo s num e ro so s de só rde ne s que le e sp e ran. Co m o San Juan Crisó sto m o re c lam a la c aridad a la v irg e n c o nsag rada y c o m o v e re m o s e n San Ag ustín e xig e de e lla h um ildad p e ro ade m ás sub raya que la v irg inidad no te ng a

Lo s e sc rito s te ó ric o s, de sde m uy p ro nto de stinaro n sus te m as a un públic o f e m e nino c o n la e sc ritura de tratado s m o rale s e n lo s que el te m a f undam e ntal e ra la v irg inidad de las f é m inas a las que e staban de stinado s. En la m ás pura tradic ió n e v ang é lic a, salv o Gre g o rio de Nisa y O ríg e ne s, lo s o tro s Padre s v inc ulan la v irg inidad c o n la m uje r, sin c o nte m plar la po sible e xiste nc ia de ho m bre s v írg e ne s, c o m o e s e l c aso de Cipriano e n Sobre la conducta de las vírgenes, que al ig ual que Te rtuliano , e n la m ism a é po c a, só lo e v o c a la v irg inidad f e m e nina e n El uso del velo por las vírgenes o Me to dio de O lim pia que , e n El Banquete, pre se nta un diálo g o so bre la v irg inidad dirig ié ndo se , únic am e nte , a las m uje re s y do nde to d o s lo s pe rso naje s que inte rv ie ne n e n e sta o bra so n, ig ualm e nte , f e m e nino s. Se rán las o bras de Te rtuliano , Cipriano y Me to dio las que inic ie n un am plio y larg o c am ino p o r e l c ual c irc ularan v aro ne s y auto re s de la talla de : Clem e nte de Ro m a, Gre g o rio de Nisa, Juan Crisó sto m o , Am bro sio de Milán y e l m ism ísim o San Ag ustín de Hipo na. Alg uno s de lo s c uale s a pe sar de re f e rirse a lo s do s se xo s e n la prác tic a de la v irg inidad, a la ho ra de aplic ar sus te o rías só lo las m uje re s se sie nte n aludidas po r sus palabras, dif e re nc ia que tam bié n se pue de o bse rv ar e n lo s té rm ino s de sig nativ o s a lo s v aro ne s y m uje re s e ntre g ado s a Dio s, pue s m ie ntras que uno s se le s c o no c e c o m o asc e tas, anac o re tas o m o nje s a o tras se las de fine bajo e l g e né ric o : v írg e ne s. San Basilio e n su tratado De la verdadera pureza en la virginidad c o nsag ra alg unas líne as al princ ipio de su o bra a lo s v írg e ne s de lo s do s se xo s, pe ro e nse g uida, al f inal del prim e r c apítulo e n ade lante , so lam e nte se re f e rirá a ellas. San Juan Crisó sto m o ig ualm e nte , e n su o bra De Virginitate de fine la parthénia bajo un triple aspe c to : La inte g ridad de l c ue rpo , la c astidad de l alm a y la c o nsag rac ió n a Cristo . Sin e m barg o to da su o bra se dirig e a las m uje re s v írg e ne s y sus tratado s A una joven viuda y Sobre el matrimonio único hablan inequív o c am e nte de y para un públic o f e m e nino . 181

189

o tra c ausa ni o tro fin que su am o r p o r Cristo . De ntro de e ste am p lio de b ate p ue d e n de stac ar num e ro sas c o rrie nte s d e d iv e rsa ín do le , aque llas que c o nside ran e l m atrim o nio c o m o un b ie n sup e rio r (Cle m e nte ) o las que no dife re nc ian e ntre lo s tre s e stado s (Jo v iniano ), aun así la líne a m ás p ro p ag ada e s aque lla que de f ie nd e San Ag ustín p o r la c ual la v irg inidad e s un b ie n m uy sup e rio r a la v iude dad y, de sd e lue g o , al m atrim o nio . Jo v iniano c o m e nzara h ac ía e l 390 e l ag rio y duro de b ate c o n Je ró nim o , las te sis de Je ró nim o ya las c o no c e m o s y las de Jo v iniano re futab an a e stas se v e ram e nte p ue sto que ne g ab a e l p rim ado de la v irg inidad y afirm ab a lo s m é rito s ig uale s de las e sp o sas c ristianas fre nte a las so lte ras, v iudas y v írg e ne s. Po r tanto se rá e sta p o lé m ic a la que inc ite la e sc ritura de De sancta Virginitate, y su o b ra ante rio r De bono coniugali. La p rim e ra re c o m e ndac ió n que re aliza e l Santo e s la e xh o rtac ió n a no re alizar c rític as a aque llo s que e n v e z de c o nsag rar su v irg inidad al Re ino de Dio s p re f irie ro n e l c am ino de l m atrim o nio y ah o ra so n p adre s y m adre s, “p o rque la c o ntine nc ia se ante p o ng a p o r de re c h o div ino a la v ida c o nyug al y la p iado sa v irg inidad se ante p o ng a al m atrim o nio ” (DSV: 1,1), e s de c ir, San Ag ustín re c lam a y alab a la f e c undidad d e uno s m ie ntras que c o nsid e ra f e c unda la e ste rilidad de o tro s. Pe ro ante s de c o m e nzar su dise rtac ió n e l o b isp o no s o fre c e se ndo s e je m p lo s de v irg inidad e n la Ig le sia y la Virg e n María. La c o nside rac ió n de que la Ig le sia se a v irg e n de v ie ne d e la im itac ió n que re aliza d e la m adre de Je sús, su e sp o so y se ño r, p o r la c ual e s v irg e n y m adre , p o rque si “María dio a luz c o rp o ralm e nte a la c ab e za de e ste Cue rp o ; la Ig le sia da a luz e sp iritualm e nte a lo s m ie m b ro s de e sa c ab e za” (DSV: 2, 2). San Ag ustín se b asa e n e l c o nc e p to de la v irg inidad de María, si e lla h a p o dido

se r m adre sin m e diar v aró n, la Ig le sia b ie n p ue de im itar e ste

c o m p o rtam ie nto . Para que to do s lo s m ie m b ro s de Cristo se an h ijo s, e sp irituale s, d e un m ism o c ue rp o se h a de ante p o ne r e l p are n te sc o e sp iritual a la c o nsang uinidad c arnal. En e ste se ntido San Ag ustín e m ite una h ip ó te sis m uy p artic ular p o r la c ual e l h e c h o de que Maria f ue se e le g ida p ara se r m ad re de Dio s ante s de c o no c e r v aró n, quie re d e c ir que ya e stab a c o nsag rada e n e l v o to de v irg inidad a Dio s, e s d e c ir que fue c asada c o n un v aró n p ara que su e le c c ió n fue se re sp e tada p ue sto que a p e sar d e h ab e rse c asado no te nía ning una inte nc ió n de te ne r h ijo s ni de h ac e r uso d e l m atrim o nio . María c o nsag ró su v irg inidad a Dio s, ante s de sab e r que e ra la e le g ida, 190

p ara trae r al m undo a Je sús y se rv ir d e e je m p lo a las f uturas santas v írg e ne s y que no p e nsase n que só lo d e b e ría se r v irg e n la que h ub ie ra m e re c ido c o nc e b ir sin e l c arnal c o nc úb ito . El arg um e nto final d e l o b isp o h ip o ne nse m e re c e una m e n c ió n e sp e c ial p ue sto que p ara e l santo “Cristo al nac e r d e una v irg e n p re firió ap ro b ar a im p o ne r la santa v irg inidad e n una v irg e n que , ante s d e sab e r quie n h ab ría de nac e r d e e lla, ya h ab ía de te rm inado se r v irg e n” (DSV: 3, 3). El h o no r de l nac im ie nto de Je sús de una v irg e n se diluye al re sto de v írg e ne s, razó n p o r la que no de b e n e star triste s p o r no te ne r h ijo s p o rque e llas so n Madre s de Dio s, e n e sp íritu. Re sum ie ndo , e n c ue rp o y e sp íritu só lo Maria e s v irg e n y m adre d e Je sús — aunque se g ún San Ag ustín m ás que m adre e s h ija e sp iritual—, y de lo s m ie m b ro s de la Ig le sia que c o lab o ró a fundar. Po r o tro lado , la Ig le sia e sp iritualm e nte e s v irg e n y m adre de Cristo , p e ro no lo e s e nte ram e nte se g ún e l c ue rp o , p ue sto que no to do s sus m ie m b ro s so n c asto s y v írg e n e s, “e n alg uno s m ie m b ro s e s v irg e n de c risto y e n o tro s m adre , p e ro no de c risto ” (DSV: 6, 6). Pe ro e l trab ale ng uas aun no h a te rm inado , p ara e l santo “las m uje re s fie le s c asadas y las v írg e ne s c o nsag radas so n m adre s e sp irituale s d e Cristo p o rque c um p le n c o n la v o luntad de l p adre ” ( DSV: 6, 6). Mie ntras que Maria f ue v irg e n y m adre a la v e z, e l re sto de m uje re s tie n e n que div id irse e ntre e stas do s f unc io ne s ante la inc o m p atib ilidad d e las m ism as de b ie ndo de c idir y e le g ir e ntre am b as. Co m o h e m o s v isto e n lo s ap artado s ante rio re s, e n lo s tie m p o s antig uo s a lo s que se re f ie re e l o b isp o , se so lic itaría una ab undante p ro g e nie c o m o m e dida d e o b te ne r m ie m b ro s p ara e l Cristo v e nid e ro , ah o ra que p ara San Ag ustín e sto s e stán g arantizado s se da la p o sib ilidad de e le g ir e ntre la sag rada v irg inidad y e l m atrim o nio . En e stas m e ditac io ne s ag ustinian as se c ritic a duram e nte a aque llo s m atrim o nio s que se c o m p arab an e n m é rito s c o n lo s c o ntine nte s dic ie ndo que las v írg e ne s p re c isam e nte nac e n d e e sto s m atrim o nio s p o rque la v irg inidad e s fruto d e la naturale za y d e la Ig le sia. En e ste se ntido e ntra a c o lac ió n la c o nsag rac ió n de e stas m uje re s a Cristo , sig uie ndo y re p itie ndo e l m ism o arg um e nto : aunque to das las re c ié n nac idas se an v írg e n e s no sig nific a que ya nazc an c o nsag radas p ue sto que p ara que e so se lo g re e s ne c e saria m uc h a fue rza de v o luntad, v o luntad que e s fac ilitad a p o r la re lig io sa c o ntine nc ia. Inc luso se p o dría d e c ir que “la v irg e n no nac e sino que se h ac e ”, p ue sto que a San Ag ustín se le anto ja m ás fe liz una m uje r c asada que un a 191

v irg e n de se o sa de se rlo (DSV: 11). La c o nc lusió n dire c ta de e ste análisis e s la p re fe re nc ia de l e stado v irg inal so b re e l d e l m atrim o nio . El b ie n no e s e v itar la unió n m arital sino que transc ie nda al b ie n c o nyug al, de o tro m o do no se p o dría alab ar la p e rp e tua c o ntine nc ia y b astaría c o n no c e nsurarla. San Ag ustín no de c ía que e l m atrim o nio fue se p e c ado , p e ro si que e ste “p e rm ane c e p o r de b ajo de la v irg inidad y de la c o ntine nc ia de las v iudas. Y añadim o s que , la Urgente Necesidad de lo s c asado s no im p ide e l m é rito d e la v ida e te rna, sino la e xc e le nte g lo ria y h o no r que e stán re se rv ado s a la c o ntine nc ia p e rp e tua” ( DSV: 21, 21). Las razo ne s y justific ac io ne s d e e sta arg um e ntac ió n ya las h e m o s tratado e n un ap artado ante rio r, p ue s v im o s c o m o e n De Bono Coniugali Ag ustín intro duc ía alg uno s indic io s so b re lo s m o tiv o s de santific ar p o r e nc im a de l m atrim o nio y de l e stado de v iud e dad a la v irg inidad. Lo s Padre s de la Ig le sia no s re c o m ie ndan e né rg ic am e nte e v itar lo s p e c ado s p o r c o nse jo y p o r p re c e p to . Se g ún n ue stro auto r no h ay ning ún p re c e p to so b re la v irg inidad , aunque si m uc h o s c o nse jo s. Para e ntrar e n e l c ie lo se de b e e star lib re de c ulp a, p e ro p ara g o zar e n é l c o n e so só lo no b astaría, sino que tam b ié n se de b ía re alizar alg unas ac c io ne s m e re c e do ras de alab anza, de c o nsag rarlo y de c um p lirlo . En e ste se ntido San Ag ustín no s o fre c e su c o nse jo : “e stim o que e s b ue no p e rm ane c e r e n e ste e stado [la v irg inidad] p o r las ne c e sidade s d e la v ida p re se nte . Co no zc o que e s a lo que o b lig a la ne c e sidad e n e ste tie m p o , que tie ne e sc lav izado al m atrim o nio : o b lig a a que e n las c o sas de Dio s se p ie nse m e no s de lo que se ría ne c e sario p ara g o zar de aque lla g lo ria, que no se rá ig ual a to do s lo s que lle g ue n a alc anzar la v ida y la salud e te rnas” (DSV: 14, 14). Un am p lio e sp ac io de e ste tratado e sta de dic ado a intro duc ir las div e rsas y re p e tidas c itas que e l o b isp o de Hip o na utiliza p ara lle v ar a c ab o la justific ac ió n de sus arg um e nto s: “¿Estás lig ado a m uje r? No b usque s la se p arac ió n ¿Estas lib re d e m uje r? No b usque s m uje r. Si te c asare s no p e c as; y si la do nc e lla se c asa, no p e c a” (I Co 7, 27-28). Co n e sta se nte nc ia Pab lo no p re te nde c o nde nar e l m atrim o nio p e ro tam p o c o se p riv a de o fre c e r uno s p re c e p to s y c o nse jo s tanto de la v irg inidad c o m o de la v iude z: “Quie n, p ue s, c asa a su h ija do nc e lla, o b ra b ie n, y quie n no la c asa h ac e m e jo r. La m uje r e sta lig ada p o r to do e l tie m p o de su v ida al m arido ; m ás una v e z que se d ue rm e e l m arido , que da lib re p ara c asarse c o n quie n quie ra,

192

p e ro e n e l se ño r. Más f e liz se rá si p e rm ane c e así, c o nfo rm e a m i c o nse jo , p ue s tam b ié n c re o te ne r yo e l e sp íritu de Dio s” (I Co 7, 38-40). Sig uie ndo las p alab ras de l Se ño r a trav é s de su ap ó sto l, la p e rp e tua c o ntine nc ia o fre c e m ás v e ntajas e n la v ida f utura que e n la te rre na y lo s que e lig e n la v irg inidad y la c o ntine nc ia no de b e n d e sp re c iar a aque llo s que p re fie re n c asarse : quie n e lig e lo m e jo r no c o nde na lo b ue no . Aun así re ite rare m o s, c o m o e l auto r, que e l p re c e p to , e l m áxim o ide al, e s la v irg inidad p e ro que tam b ié n lo s que p o r razo ne s de inc o ntine nc ia o de p ro g e nitura se c asan te ndrán un sitio al lado de l Se ño r aunque se a infe rio r “tam b ié n lo s c asado s p ue de n c am inar po r e stas h ue llas, y, aunque no c alque n c o n la m ism a e xac titud sus p isadas [que la d e las v írg e ne s que sig ue n al Se ño r], v an c am inando , sin e m b arg o , po r lo s m ism o s se nde ro s” (DSV: 29, 29). Se g ún las re g las de la re tó ric a, de sp ué s de la e xp o sic ió n y arg um e ntac ió n de l disc urso se re alizab a una nue v a re c ap itulac ió n, do nde e l o rado r, e n e ste c aso San Ag ustín se p e rm itía do tar de aun m ás fue rza su disc urso p ara lo g rar sus f ine s. Esta c o stum b re e s la razó n p o r lo que re aliza e sta últim a e xh o rtac ió n y re c o m e ndac ió n de la v irg inidad e n v e z d e lo s lazo s m atrim o niale s, a m o do de refutatio, antic ip ándo se a lo s arg um e nto s de l adv e rsario , e n e ste c aso a lo s razo nam ie nto s de Justiniano : “Para que nadie juzg are que do s o b ras, una b ue na y o tra m e jo r, h ab ían de se r ig uale s e n p re m io , h e m o s disc utido [...] no s e nc o ntram o s c o n o tro s litig ante s que , le jo s de ig ualar e l m atrim o nio a la c o ntine nc ia p e rp e tua [Justiniano ], lle g an a c o nde nar e n ab so luto e l m atrim o nio [Je ró nim o ]. Una y o tra o p inió n so n ig ualm e nte e rro re s; lo m ism o ig ualar e l m atrim o nio a la v irg inidad que e l c o nde nar c o m o m alo e l m atrim o nio ” (DSV: 19, 19). LA HUMILDAD , NECESARIA A LAS VÍRGENES Pe ro aun la Santa Virginidad no s de p ara unas jug o sas m e ditac io ne s c o n una se g unda p arte , “Alte ra p ars, h um ilitas, v irg inib us ne c e ssaria”, e n la que b rinda a las le c to ras lo s p re c e p to s que h an de se g uir p ara c o nv e rtirse e n e l m o de lo dise ñado p ara aque llas que inic ian e l c am ino h ac ia la santidad. San Ag ustín e s p le nam e nte c o nsc ie nte de la p o sib le c aída d e e stas m uc h ac h as y p o r e llo jue g a c o n e sa p o sib ilidad inc ulc ándo le s e l m ie do al tro p ie zo . Po r e llo ac o nse ja a e ste audito rio so b re la ne c e saria h um ildad, e s de c ir, las m uje re s que c o nsag ran su v irg inidad a un Bie n Sup e rio r de b e n re c o no c e rse c o m o h um ilde s g uardándo se de juzg ar su v irg inidad p o r su v irtud m ás que p o r un do n ó p tim o de sc e ndido de l p adre y 193

re c o no c ie ndo que p ara e l c um p lim ie nto de e sto s p re c e p to s e s ne c e sario e l auxilio de su g rac ia div ina. A las v írg e ne s que inic ian e l c am ino de la c o nsag rac ió n, c o m o e s e l c aso de De m e triad e –quie n finalm e nte se c o nsag ró e n e l 413– a quie n e nc are c idam e nte ac o nse ja la le c tura de e ste tratado , le s sug ie re e l c um p lim ie nto de una se rie d e p re c e p to s y de v alo re s a c o nse g uir y c o nse rv ar e ntre e llo s la h um ildad y la o b e die n c ia. En e ste se ntido , Ag ustín re c o le c ta un p ro v e rb io de l Ec le siástic o que re za “Cuanto m ás g rande se as, h um íllate m ás, y h allarás g rac ia ante e l se ño r” (3, 20) y que de b e ría se r la m áxim a de las v írg e ne s disp ue stas a c o nsag rarse a la h o ra d e e m p re nde r su nue v a v ida. Po r lo tanto , San Ag ustín e xh o rta a to do s lo s c ristiano s, b e nde c ido s p o r Dio s y su infinita c aridad, a c usto diar la h um ildad, so b re to do p ara e v itar que se a c o rro m p ida p o r e l o rg ullo y la so b e rb ia. Pe ro junto a la auté ntic a h um ildad se d e stac a la v irtud de la o b e die n c ia. Y e l se g uim ie nto y c um p lim ie nto d e e sto s do s atrib uto s c o nlle v arán la c o nse c uc ió n de un b ie n sup e rio r e l lo g ro d e la p e rfe c ta c o nsag rac ió n. Una últim a v irtud que d e b e ría p re se ntar la jo v e n v irg e n e s la sab iduría, p ue s se rá la c ualidad que p e rm ita a las m uc h ac h as d ife re nc iar e nte e l b ie n y e l m al “La c o ntine nc ia e s o b ra de dio s, p e ro la sab iduría quizá e s o b ra de uno m ism o , y p o r e so so m o s c o nsc ie nte s de que e s d io s e l que no s ayuda e n e l te m a de la c o ntine nc ia” (DSV: 42, 43). Co nv ie n e p o r tanto que las v írg e ne s se an sab ias p ara que no se ap ag ue n sus c ande las. Pe ro ya que e l m ie do a la tan te m ida c aída sie m p re e sta p re se nte e l o b isp o ac o nse ja a las v írg e ne s a e star se g uras d e sí m ism as, a no de se ar la v ida c o nyug al ni la c o nse c uc ió n de lo s h ijo s, p ue s e sto s de se o s frustrado s se rían la llav e que ab riría la p ue rta a la so b e rb ia y e l o rg ullo , rie sg o s p e rm ane nte s e n la v ida de e stas m uc h ac h as. Este e s e l m o tiv o po r e l c ual insta c o ntinuam e nte a se g uir e l e je m p lo de Cristo , c o m o p rim e r m o de lo ínte g ro de h um ildad. Co m o ya h e m o s v isto e n div e rsas o c asio ne s San Ag ustín p re te nde e n to do m o m e nto b rindarno s lo s arg um e nto s que c o nso lide n p o sib le s je rarquías se g ún lo s dif e re nte s e stado s de las m uje re s, así e s c o m o e stab le c e que : “la v ida v irg inal rinda e l c ie nto p o r uno , la v iude z e l se se nta p o r uno y la v ida c o nyug al e l tre inta p o r uno ; o b ie n que la fe rtilidad de l c ie nto p o r uno se re fie ra al m artirio ; la d e l se se nta p o r uno , a la c o ntine nc ia, y la de l tre inta p o r uno , al m atrim o nio ; o tam b ié n que la v irg inidad lle v e e l c ie nto p o r uno c uando v a ac o m p añada de l m artirio , aisladam e nte rinda só lo e l se se nta y que

194

lo s c asado s, que lle v an e l tre inta p o r uno , alc anzando e l se se nta si lle g an a se r m ártire s; o b ie n p o r fin, lo que a m í m e p are c e m ás p ro b ab le , que e sto s do ne s se an de m asiado s p ara que se p ue dan re duc ir a e sas tre s dife re nc ias, p o rque lo s do ne s de la d iv ina g rac ia so n m uc h o s, y uno so n m ayo re s y m e jo re s que o tro s, p o r lo c ual p udo de c ir e l Ap ó sto l: asp irad a lo s do ne s m e jo re s” (DSV: 45, 46). Ade m ás de e stab le c e r y p re se ntar una c lasif ic ac ió n de lo s e stado s, e v itando e l de sam p aro de sus se g uido re s, tam b ié n p lante a las p autas c o rre c tas p ara lo g rar la c o nsab ida v irg inidad. A razó n de lo c ual una asp irante de b e , ade m ás de se r h um ild e , o b e die nte y c aritativ a, v iv ir de ac ue rdo a lo s dic tado s de Cristo , re sp e tando lo s h o rario s de o rac ió n y las no rm as de la c o rre c ta p urif ic ac ió n d e lo s p e c ado s, p ro te g ie ndo ante to do la p e rse g uida v irg inidad de e stas m uc h ac h as. Esto s so n lo s p re c e p to s que p e rm ite n la c o nse c uc ió n de , se g ún las p alab ras de nue stro auto r, “un a v ida ang e lic al ante lo s h o m b re s y c o stum b re s de l c ie lo so b re la tie rra” (DSV: 53, 54). CONCLUSIONES “Se g uid, p ue s, v ue stra c arre ra y p e rse v e rad c o rrie ndo h asta la m e ta; y c o n e l e je m p lo de v ue stra v ida y c o n la p alab ra de v ue stra c arre ra a c uantas p o dáis” (DBV: 23, 28) p re c isam e nte e stas p alab ras e je m p lif ic an la lab o r de San Ag ustín. En e sto s tratado s, la func ió n no e s o tra que la de c o nstruir y e dific ar uno s m o de lo s de c o m p o rtam ie nto , uno s e ste re o tip o s que to das las m uje re s c ristianas de b e n se g uir fie lm e nte . Ag ustín c o n sus o b ras c o ntrib uye a f o rjar la im ag e n d e una m uje r b ue na, h um ilde , c aritativ a, sile n c io sa, o b e die nte y te m e ro sa de Dio s. En fin ap o rta uno s p ilare s f undam e ntale s p ara c im e ntar e l p atró n y m o de lo de la p e rfe c ta am a de c asa, e l arque tip o de la fe m inidad, a im ag e n y se m e janza de l m o de lo e nc arnado p o r María. La c re e nc ia de que María se c o nse rv ó v irg e n c o ntrib uyó a fo rjar e l c ulto m ariano e n O c c ide nte , p e rm itie ndo e l e stab le c im ie nto de p re m isas fundam e ntale s p ara la nue v a re lig ió n: e l re c h azo de Dio s al c o ntac to se xual, la ne g ac ió n de María d e re lac io ne s c arnale s y e l c o nsig uie nte nac im ie nto de Je sús sin e l p e c ado o rig inal la disting uía d e l re sto de m uje re s p ro p o nie ndo un p aradig m a a e m ular. Ag ustín se h izo e c o de l m e nsaje de Je ró nim o y Am b ro sio : Ev a c o n su c urio sidad y d e b ilidad, h ab ía intro duc ido e l p e c ado e n e l m undo , sie ndo p o r e xc e le nc ia, la antíte sis d e María. La

195

v irg e n María inf iltra una v ida d e re c h azo a la se xualidad a fav o r de la m ate rnidad p o r la fe , un te m a ab so lutam e nte c o m ún e n la m ito lo g ía p ag ana, y no p o r la inte rv e nc ió n h um ana re duc ie ndo , se g ún Ag ustín, lo s e fe c to s de la Caída. Lue g o e l e je rc ic io de la se xualidad e n las m uje re s sie m p re se rá un m o tiv o “de c o rte ” p ara su p o ste rio r je rarquizac ió n y salv ac ió n. “to do s de b e n lle v ar una v ida y c o stum b re s c o ng rue nte s c o n e l fin que se h an p ro p ue sto p ara p o de r ase g urar así la g lo rio sa re c o m p e nsa que p o r e llo h ab rán de re c ib ir” (DBC: 26, 35)

196

Ru p tu ras y p e rv iv e n c ias e n e l im ag in ario fe m e n in o artís tic o p o s tm o d e rn o . De las Gu e rrilla Girls a Alle n Jo n e s Mag dale na Illán Martín (Univ e rsidad de Se v illa)

1. INT RO DUCCIÓ N El o b je to d e e s tu d io de e sta c o m unic ac ió n se c e ntra, fundam e ntalm e nte , e n e l análisis de lo s dife re nte s imaginarios que e l Arte ac tual –e l Arte p o stm o de rno - h a c re ado e n to rno a la re p re se ntac ió n físic a de la m uje r. La p o stm o de rnidad artístic a c o nte m p la a la m uje r b ajo distinto s e nfo que s y e n una h o rquilla que o sc ila e ntre la c o nf ig urac ió n d e nue v as im ág e n e s que re sp o nde n a las nue v as func io ne s adquiridas p o r las m uje re s e n la so c ie dad c o nte m p o ráne a y la p e rv iv e nc ia de arque tip o s tradic io nalm e nte aso c iado s a la m uje r y, p o r lo tanto , suje to s a ro le s e stab le c ido s p o r la c ultura p atriarc al. El te m a e xp ue sto e nlaza dire c tam e nte c o n distintas c ue stio ne s que se rán analizadas e n e l Co ng re so , c o m o la p ro ye c c ió n y div ulg ac ió n de la im ag e n de la m uje r e n e l e sp ac io p úb lic o , la c o nstituc ió n de e ste re o tip o s fe m e nino s o la é tic a y e l c o m p ro m iso so c ial e n e l p lano de l Arte . La re lac ió n e ntre e l Arte - High Culture-, y la Cultura Po p ular –

Low Culture-h a sido a lo larg o de la Histo ria e stre c h a e influye nte ; no o b stante , e s e n e l Arte que se de sarro lla a p artir de la dé c ada de 1960 e n e l que se o b se rv a una m ayo r re c ip ro c idad e n las influe nc ias de te m átic as y le ng uaje s, h asta e l p unto que alg uno s c rític o s h an o p tado p o r utilizar la d e no m inac ió n Cultura visual, e ng lo b ando ac tiv idade s tan div e rsific adas c o m o e l Arte , la p ub lic idad o e l c ó m ic . Po r e llo , e l análisis de l tratam ie nto que e l Arte c o nfie re a la m uje r e n e l c am p o de sus m anif e stac io ne s tie ne una p ro ye c c ió n, c ada v e z m ás dire c ta e inm e diata, e n e l ám b ito de l im ag inario fe m e nino e n e l e sp ac io p úb lic o de la so c ie dad ac tual. La m e to d o lo g ía d e sde la que ab o rdam o s e sta c o m unic ac ió n p arte de la inte rp re tac ió n y e studio h istó ric o -artístic o d e o b ras de Arte e je c utadas p o r auto re s c o nte m p o ráne o s, las c uale s so n analizadas ate ndie ndo a un e nfo que de g é ne ro v inc ulado a las te nde nc ias c rític as fe m inistas y p o stfe m inistas. El c o no c im ie nto y la div ulg ac ió n de lo s arque tip o s fe m e nino s p re se nte s e n lo s dif e re nte s se g m e nto s de la so c ie dad c o nte m p o ráne a, de sde e l ám b ito de la c ultura

197

artístic a h asta su influe n c ia e n la Cultura v isual ac tual, c o ntrib uye sig nif ic ativ am e nte a la ado p c ió n de p o sturas c rític as que p o sib ilitan la sup e rac ió n y d e c o nstruc c ió n d e lo s m ism o s y, p o r lo tanto , ag ilizan e l c am ino h ac ia una so c ie dad ig ualitaria. 2. MUJERES

EN

EL

ESPACIO

PÚB LICO

ART ÍST ICO

PO ST MO DERNO . El c o m ie nzo de la Po stm o de rnidad artístic a que da e stab le c ido , de m ane ra m e tafó ric a, a p artir de la últim a g ran c risis c ultural sufrid a p o r la so c ie dad o c c id e ntal, e s de c ir, a finale s d e la dé c ada de 1960. En e l m arc o de la dé c ada artístic a m ás e xp e rim e ntal y transg re so ra de l sig lo XX, lo s año s se te nta asiste n al nac im ie nto de un arte p o lític am e nte ac tiv ista e ide o ló g ic am e nte c o m p ro m e tido c o n lo s g rup o s so c iale s que re p re se ntan un p o de r fác tic o m ino ritario y que sufre n disc rim inac ió n de sde e l p unto de v ista se xual, é tnic o , re lig io so o de g é ne ro . En 1971 la c rític a e stado unide nse Linda No c h lin e sc rib e su ya le g e ndario artíc ulo "Wh y Hav e Th e re Be e n No Gre at Wo m e n Artists?" ( ArtNews, 1971), e n e l que re fle xio na so b re la e sc asa p re se nc ia de m uje re s artistas e n la Histo ria d e l Arte y llam a la ate nc ió n so b re la ne c e sidad d e lle v ar a c ab o e l rescate de no m b re s de m uje re s artistas que h an sido e m p o lv ado s p o r lo s c o ndic io nante s so c iale s y, p o r lo tanto , m arg inadas de l e sp ac io p úb lic o d e la c re ativ idad. La Gino c rític a, que ya h ab ía sido ap lic ada a lo s e studio s lite rario s, c o m ie nza a fo rm ar p arte de las m e to d o lo g ías de inv e stig ac ió n de la Histo ria de l Arte . Do s año s m ás tarde , e n 1973, la c rític a Laura Mulv e y e sc rib e su no m e no s re le v ante artíc ulo "Yo u Do n't K no w Wh at's Hap p e ning , Do Yo u Mr. Jo ne s?" (Framing Feminism, 1973), e n e l que analiza e l tratam ie nto de la m uje r e n la o b ra de l e sc ulto r b ritánic o Alle n Jo ne s, b ajo un e nfo que d e g é n e ro influe nc iado p o r las te o rías p sic o analític as de Fre ud y p ue sto e n re lac ió n c o n la v isió n de la m uje r c o m o o b je to y fe tic h e se xual. Este artíc ulo ab re las p ue rtas a la ap lic ac ió n de la Crítica feminista o Feminismo cultural e n re lac ió n al análisis de las re p re se ntac io ne s d e la m uje r e n e l Arte , e sp e c ialm e nte , de las m anife stac io ne s artístic as de sarro lladas p o r h o m b re s. A p artir de lo s año s o c h e nta las inv e stig ado ras fe m inistas c o m p ag inarán e n sus trab ajo s e l e nfo que g ino c rític o c o n e l Feminismo cultural.

198

3. LA IMAGEN DE LA MUJER EN EL ART E PO ST MO DERNO . La ap lic ac ió n d e las m e to do lo g ías de inv e stig ac ió n ante rio rm e nte re fe ridas al análisis de l Arte que se d e sarro lla e n e l m arc o c ro no ló g ic o de la Po stm o de rnidad, no s lle v a a e stab le c e r do s tip o lo g ías de imaginarios so b re la m uje r p re se nte s e n dic h o c o nte xto , c arac te rizado , e l p rim e ro de e llo s, p o r la c o nstituc ió n de nue v as im ág e ne s de la m uje r y, e l se g undo , p o r la p e rv iv e nc ia d e im ág e ne s d e la m uje r c o nside radas c o m o tradic io nale s e n la c ultura artístic a o c c ide ntal. 3.1.

NUEVAS

IMÁGENES

DE

LA

MUJER

EN

EL

ART E

PO ST MO DERNO . De sde la d é c ada de lo s año s se se nta h asta la ac tualidad, y al ritm o de lo s c am b io s e n re lac ió n a lo s ro le s de se m p e ñado s p o r la m uje r e n la so c ie dad c o nte m p o ráne a, e l ám b ito de l Arte h a asistido al tratam ie nto de la m uje r b ajo e nfo que iné dito s, nunc a ante rio rm e nte c o nte m p lado s p o r lo s artistas. En o c asio ne s, se trata de nue v as im ág e ne s que surg e n a p artir de la de c o nstruc c ió n de e ste re o tip o s fe m e nino s fo rm ulado s y c o nso lidado s a lo larg o de la Histo ria; e n o tras o c asio ne s se inte rp re tan, b ajo un e n fo que fe m inista, im ág e ne s que no se h ab ían v inc ulado h asta e ste m o m e nto a la p re se nc ia de la m uje r; finalm e nte , e n o tras situac io ne s, se trata de im ág e ne s c o m p le tam e nte iné ditas, que no h ab ían sido abo rdadas po r las m anife stac io ne s artístic as, ni e n re lac ió n a la ic o no g rafía m asc ulina, ni e n re lac ió n a las re p re se ntac io ne s fe m e ninas. Se h ac e p re c iso d e stac ar que e n la c re ac ió n de e stas nue v as im ág e ne s d e la m uje r h an inte rv e nido , fundam e ntalm e nte , m uje re s artistas, p e rm ane c ie ndo lo s h o m b re s artistas al m arg e n de dic h o p ro c e so re no v ado r. Uno de lo s arque tip o s c o ntra e l que m ás d e no dadam e nte h an luc h ado las m uje re s artistas se re fie re al c o nc e p to de B e lle za c o m o de finido r de la naturale za f e m e nina, c o m o c rite rio p ara la v alo rac ió n so c ial de la m uje r y c o m o sínto m a de so m e tim ie nto a las dire c tric e s m arc adas p o r la so c ie dad p atriarc al. Artistas c o m o Nikki de Saint-Ph alle , e n sus fam o sas Nanas, de c o nstruirán e l c rite rio de b e lle za de lg ada y e stilizada –d e l que e lla m ism a fue arque tip o e n su fac e ta c o m o m o de lo de Vo g ue -, p ro p o nie ndo una m uje r ale jada d e la dic tadura d e la b e lle za y lig ada a la fe lic idad. La de sm itif ic ac ió n de la m uje r c o m o sím b o lo de b e lle za y e m b le m a de l e ro tism o p ara la m irada m asc ulina se lle v a a c ab o e n la o b ra de Nikki d e Saint-Ph alle Hon (1966), e n la que lo s v isitante s p ue d e n 199

e ntrar e n una Nana d e d ie z m e tro s de lo ng itud y p ase ar p o r e l inte rio r de su v ie ntre , p e c h o s y de m ás p arte s de su c ue rp o , e lim in ando la v isió n se xual so b re e l c ue rp o fe m e nino . La b e lle za d e la m uje r v in c ulada e xc lusiv am e nte a c rite rio s c o nside rado s

femeninos h a sido c ue stio nada p o r artistas c o m o la fo tó g rafa Claud e Cah un e n sus re trato s y auto rre trato s de m arc ado c arác te r andró g ino . Po r o tro lado , la e lim inac ió n de lo s c rite rio s de b e lle za b ajo e l b ino m io m asc ulino /f e m e nino e s p ro tag o nista de las o b ras de Je nny Sav ille ( Matrix, 1999), e n las que la d e struc c ió n de la id e ntidad b io ló g ic a se xual fe m e nina o m asc ulina e lim ina la je rarquía d e lo s g é ne ro s y ab re las p ue rtas a un siste m a de indiv iduo s intersexuales. Sin duda alg una, las d if e re nte s e xp e rie nc ias de la s e xu alid ad fe m e n in a, se c o nstituye n c o m o te m as no v e do so s y, p o r lo tanto , no tratado s ante rio rm e nte a lo larg o de la Histo ria de l Arte . El h e c h o de que la se xualidad f e m e nina –h e te ro se xual y h o m o se xual- h aya sido c o nside rada c o m o un tab ú so c ial h a c o ntrib uido a que su ap aric ió n e n e l Arte h aya sido tang e nc ial y p ue sta al se rv ic io de l p lac e r m asc ulino . A p artir de lo s año s se se nta asistim o s a una re iv indic ac ió n, p o r p arte d e las artistas fe m inistas, de las m anife stac io ne s e xp líc itas de la se xualidad de la m uje r, b ie n a trav é s de e sté tic as c o le c tiv as –e l de no m inado Arte del Coño o Iconología vaginal (CHICAGO , 1975: s.p .; LIPPARD, 1995: 97)-, b ie n a trav é s de e stilo s indiv id ualizado s. La se xualidad de la m uje r c o nte m p lada b ajo la m irada de la p ro p ia m uje r h a sido ab o rdada p o r artistas c o m o Barb ara Ham m e r (Multiple Orgasm, 1976) o Zo e Le o nard (S/T, 1992) e n re lac ió n al te m a tab ú de la m asturb ac ió n. Mie ntras la h o m o se xualidad f e m e nina –v inc ulada a lo s m o v im ie nto s de g ays y le sb ianas- h a sido tratada fundam e ntalm e nte a p artir d e lo s año s se te nta p o r p arte de artistas c o m o Lynda Be ng lis e n su v id e o Female sensibility (1973) o Nan Go lding e n su se rie de fo to g rafías Ballad of Sexual Dependency (1980). La v io le n c ia d e g é n e ro , te m a e n e l que la m uje r se c o nstituye e n p ro tag o nista p ara p o ne r de m anifie sto la p ro b le m átic a de la ag re sió n a las m uje re s p o r p arte de sus p are jas, ad quie re re le v anc ia e n e sto s m o m e nto s c o n un dire c to m e nsaje de c o m p ro m iso so c ial de l Arte . Nunc a h asta 

Fig. 1.­ Nan Golding, Nan un mes después de haber sido pegada.

200

e ste m o m e nto se h ab ía ab o rdado e ste asunto b ajo e l m ism o e nfo que , m o strando una b rutal ag re sió n físic a y p sic o ló g ic a a la m uje r, v íc tim a de la de sig ualdad e injustic ia 182. Nan Go lding re alizó la c o nm o v e do ra fo to g rafía Nan un mes después de haber sido pegada (1984) (Fig . 1) e n la que la artista se auto rre trata tras h ab e r sido p e g ada p o r su p are ja y e n la que inse rta e l sig uie nte m e nsaje : Las relaciones se basan en un esfuerzo constante hacia la

intimidad tratando de mantener la propia autonomía. Y esto puede ser peligroso y terminar en violencia. He enseñado mi propia foto tomada un mes después de haber sido golpeada con la intención de no volver nunca más a aquella situación. Tam b ié n la se v illan a Pilar Alb arrac ín ab o rda la v io le n c ia d e g é ne ro e n d if e re nte s ac c io ne s, e ntre las que d e stac a la lle v ada a c ab o e n las c alle s de Se v illa e n 1992, e n las que la artista, tum b ada e n e l sue lo y c ub ie rta de sang re , m o strab a a lo s transe únte s la im ag e n dire c ta y c o tidiana de las v íc tim as ase sinadas. La v io le nc ia físic a que se m anifie sta e n las v io lac io ne s e s ab o rdada p o r artistas c o m o la c ub ana Ana Me ndie ta e n o b ras c o m o Rape scene (1973) –se rie de fo to g rafías p ro tag o nizadas p o r la p ro p ia artista y e n las que se m ue stra c o m o p re sa de una v io lac ió n; Suzanne Lac y y Le slie Lab o w itz lle v aro n a c ab o la ac c ió n In mourning and in rage (1977) e n la que tratab an e l c aso c o nc re to d e una se rie d e v io lac io ne s y ase sinato s ac ae c ido s e n Lo s Áng e le s y, so b re to do , arre m e tían c o ntra e l tratam ie nto

se nsac io nalista o to rg ado

po r lo s m e dio s de

c o m unic ac ió n; Je nny Ho lze r trata e n Lustmord (1993) las v io lac io ne s que se e je c utaro n durante la g ue rra de la antig ua Yug o slav ia. El te m a de l ac o so se xual se c o nstituye e n p ro b le m átic a ab o rdada p o r K are n Finle y e n distintas p e rfo rm anc e s, e ntre las que d e stac a

The Constant State of Desire (1986), do nde c ue stio na la ac titud p e rm isiv a e inm adura de la so c ie dad re sp e c to a e ste asunto . Po r últim o , la v io le nc ia p sic o ló g ic a e n e l ám b ito fam iliar e s e l te m a c e ntral de la e sc ulto ra Lo uise Bo urg e o is.

A lo larg o de la Histo ria de l Arte la ag re sió n a la m uje r en f o rm a de se c ue stro , do m inac ió n y v io lac ió n ha sido un te m a c o nstante e n la pro duc c ió n de lo s artistas y de m andado po r e l c o le c c io nism o , e spe c ialm e nte v inc ulado al g é ne ro m ito ló g ic o e n e l que la re f e re nc ia fundam e ntal e ra el libro de O v idio El Arte de amar y e n e l que se pue de le e r e l sig uie nte párraf o que leg itim a dic ha v io le nc ia: ¿Qué hombre 182

experimentado no entremezclará besos con cariñosas palabras? Si ella no te los da, róbalos tú (...) Quien roba besos y no toma todo lo demás, perderá con toda razón. ¿qué más hace falta después de los besos para satisfacer totalmente tu pasión? ¡Ay! Para mí eso es simpleza, que no moderación. Podrás tú llamarlo violencia: grata es esta violencia a las mujeres. En lo que les agrada ceder, muchas veces a la fuerza desean conceder. Cualquier mujer forzada por un brusco arrebato de pasión, se regocija de ello y tomará como un regalo ese atrevimiento. Por el contrario, la que pudiendo ser forzada queda intacta, aunque simule su rostro alegría, triste estará en su interior. Febe fue violada, su hermana sufrió violación; los dos raptores fueron amados por las raptadas. O v idio , El Arte de amar (libro I).

201

La e n fe rm e d ad de la m uje r, b ajo un e nfo que in div id ualista y no e xc lusiv am e nte b ajo la v isió n de la c risis fam iliar, se c o nv ie rte e n un te m a re c urre nte e ntre las artistas ac tuale s, sirv ié ndo se de l m ism o p ara indag ar so b re la id e ntidad c o rp o ral d e la m uje r e n la so c ie dad c o nte m p o ráne a. Jo Sp e nc e e n su o b ra How do I Begin to take responsability for my body? (1985) y Hannah Wilke e n Intra-Venus Series II (1993), artistas e nfe rm as d e c án c e r, utilizan sus p ro p ias e xp e rie nc ias f ísic as y p sic o ló g ic as p ara analizar la p ro ye c c ió n de la m uje r e nf e rm a e n la so c ie dad. Nan Go lding ab o rda e n su o b ra e l p ro b le m a de l sida e n la dé c ada de lo s o c h e nta, tanto e n re lac ió n a m uje re s c o m o a h o m b re s. La influe nc ia de la ano re xia e n las m uje re s jó v e ne s h a sido tratada p o r dife re nte s artistas p ara analizar la am b iv ale nte ac titud de la so c ie dad al re sp e c to ; así, Vane ssa Be e c ro f t e n su se rie de o b ras vb.dw.337.c (1994) lle v a a c ab o una e sp e c ie de diario ilustrado de la v ida de una jo v e n ano ré xic a. Re lac io nado c o n e l e c o f e m inism o de sarro llado a p artir de lo s año s se se nta, no e s e xtraño e nc o ntrar e ntre las artistas la utilizac ió n de l te m a de la m uje r c o m o m e táfo ra de una Natu rale za no do m inada po r e l h o m b re , ple na de fac ultade s c re ado ras y p o se e do ra de e n e rg ías an c e strale s. Mary Be th Ed e lso n e n o b ras c o m o la se rie Goddes (1977) o Ana Me ndie ta e n su se rie d e Siluetas (1977) m ue stran a la m uje r c o m o diosa naturaleza, c ausa y c o nse c ue nc ia d e la arm o nía natural univ e rsal. La m ate rn id ad h a sido un asunto e sc asam e nte tratado durante la Histo ria de l Arte y, c uando h a sido ab o rdado , h a te nido e l e nfo que p atriarc al de c o nte m p lar a la m uje r c o m o p ie za de la je rarquía fam iliar y de se m p e ñando una func ió n que se c o nside rab a p ro p ia de la m uje r p o r su naturale za. El p o stfe m inism o p o ndrá e n c ue stió n la re lac ió n c o nside rada arm o nio sa y natural e ntre la m uje r y la m ate rnidad, h ac ie ndo h inc ap ié e n lo s c o nflic to s p sic o ló g ic o s y f ísic o s que sufre la m uje r durante e l p ro c e so de l e m b arazo y, p o ste rio rm e nte , durante e l nac im ie nto de l h ijo . Mary K e lly e n sus o b ras Antepartum (1973) y Post-Partum Document (1974) re fle xio na, a p artir de la influe nc ia d e l p sic o análisis lac aniano , so b re la c o m p le ja re lac ió n que se e stab le c e e ntre m adre e h ijo , de sde la c o nc e p c ió n h asta año s de sp ué s de su nac im ie n to , y so b re c ó m o las asp irac io ne s de la so c ie dad ac e rc a de la m ate rnidad no se c o rre sp o nde n c o n la re alidad indiv id ual de la m uje r, o c asio nándo le se ntim ie nto s de frustrac ió n y c ulp ab ilidad. En o tras o c asio ne s, las artistas b usc an e n la re p re se ntac ió n de la m uje r e m b arazada la sup e rac ió n de una im ag e n tab ú que , p o r e star ale jada de la ic o no g rafía de l de se o m asc ulino , h a sido v inc ulada a c o nte xto s m uy e sp e c íf ic o s c o m o e l e nto rno do m é stic o o la p intura re lig io sa; Alic e Ne e l 202

re alizó e n 1964 una se rie de re trato s a am ig as que e stab an e m b arazadas ado p tando las p o se s c lásic as de l d e snudo f e m e nino y, p o r lo tanto , inc luye ndo un c arác te r e ró tic o que c o ntrasta c o n la im ag e n tradic io nal de la m ate rnidad. La im ag e n d e la m uje r e n e l ám b ito de la re lig ió n h a ado p tado nue v as ic o no g rafías que , e n líne as g e ne rale s, inc ide n so b re la d e struc c ió n de lo s ic o no s tradic io nale s, sub yug ado re s de la m uje r e n dic h o c o nte xto , e sp e c ialm e nte , e n re lac ió n al c ato lic ism o . Así, las artistas de l p rim e r f e m inism o de lo s año s se te nta utilizarán im ág e ne s e m b le m átic as d e la ic o no lo g ía c ató lic a p ara sub v e rtir la ine xiste nte p o sic ió n de la m uje r e n su se no ; la Últim a Ce na se rá e l asunto e le g ido p o r artistas c o m o Judy Ch ic ag o (The

Dinner Party, 1973) o Mary Be th Ed e lso n (Some living American Women, 1972) p ara inc luir a las m uje re s e n un c o nte xto de l que , h asta e ste m o m e nto , h ab ían sido m arg inadas y do nde se inc luye n sustituye ndo a las fig uras de Cristo y de lo s do c e Apó sto le s 183. En o tras o c asio ne s, la rup tura c o n la tradic ió n re lig io sa no se de sarro lla e n e l c am p o de l c ato lic ism o , sino que arre m e te c o ntra la m asc ulinizac ió n de l c o nc e p to de dio s; Mo nio Sjö ö e n God living Birth (1968) p ro p o ne la im ag e n de una m uje r c o m o dio sa que , m e diante e l p arto , da luz al m undo 184. El te m a d e la s itu ac ió n p ro fe s io n al d e la m u je r e n la so c ie dad c o nte m p o ráne a, ab o rdado a p artir de las p ro b le m átic as que se d e riv an d e la de sig ualdad de g é ne ro y que se m anifie sta e n un d e sig ual salario , de sig ual c o nside rac ió n y de sig ual d e se m p e ño de ac tiv idade s lab o rale s, se c o nstituye c o m o un im ag inario fe m e nino iné dito e n e l Arte . Las artistas Mary K e lly, Marg are t Harriso n y K ay Hunt tratan dife re nte s p ro ye c to s artístic o s la dif íc il situac ió n de las m uje re s trab ajado ras e n Lo ndre s e n la dé c ada de 1970; e n

Nightcleaner (1970-1975), Women & Work: a document on the division of labour and industry (1973-1975) o Homeworkers (1978) analizan lo s de sfav o re c ido s ro le s que las m uje re s

La o bra de Ede lso n to m a la f am o sa im ag e n de La última cena de Le o nardo da Vinc i y sustituye a la f ig ura de Je sús po r e l re trato de la artista Ge o rg ia O ´K e e f f e , m ie ntras e l lug ar de lo s do c e apó sto le s e s o c upado po r o tras artistas c o nte m po ráne as c o m o Le e K rasne r o Yo ko O no ; e n to rno a la Santa Ce na, se dispo ne una o rla de re trato s de m uje re s artistas. Judy Chic ag o e n The Dinner Party –una instalac ió n e n la que tre s m e sas de tre c e c ubie rto s que c o nf ig uran un e spac io triang ular, aludie ndo a la últim a c e na y al triáng ulo c o m o m e táf o ra de l se xo f e m e nino - aunque no inc luye la re pre se ntac ió n f ig urativ a de las m uje re s, no o bstante , e stán pre se nte s a partir de plato s c e rám ic o s de e sté tic a v ag inal y m ante le s c o n lo s no m b re s de las inv itadas a la c e na bo rdado s so bre las te las. 184 Esta o bra fue e xpue sta e n la e xpo sic ió n c o le c tiv a Five Women Artists: Images of Womanpower” c e le brada e n Lo ndre s e n 1968; dic ha o bra e sc andalizó de tal m ane ra a las auto ridade s que f ue re tirada y se c o nte m pló la po sibilidad de de m andar a la artista po r o bsc e nidad y blasf e m ia. 183

203

de se m p e ñan e n la so c ie dad c o m o trab ajado ras m arg inadas y c o m o trab ajado ras e n e l h o g ar sin re c o no c im ie nto so c ial. La m u je r c o n s u m is ta se c o nv ie rte , a p artir de la dé c ada de 1960, e n una re p re se ntac ió n no v e do sa p ara e l Arte y que h a sido ab o rdada, b ajo dife re nte s e nfo que s, p o r las artistas de l p o stfe m inism o . Para Barb ara K rug e r e l c o nsum o se h a sido c o nv e rtido e n una ac tiv idad que c analiza las frustrac io ne s de sarro lladas p o r la m uje r e n la so c ie dad c o nte m p o ráne a; I shop therefore I am o Buy me I´ll change your life sinte tiza ac c io ne s e n las que la m uje r b usc a la ac e p tac ió n so c ial a trav é s de la v ía e stab le c ida p o r e l siste m a. En e l o tro lado de la b alanza, sin ánim o de lle v ar a c ab o una v isió n c rític a d e la m uje r c o nsum ista, la artista Sylv ie Fle ury c o n sus Shopping bags (1991) y sus Slim Fast (1993) alud e al f e tic h ism o de l c o nsum o de p ro duc to s de lujo c o m o e le m e nto de ide ntidad d e la m uje r e n la so c ie d ad c o nte m p o ráne a. La c h ic a m ala o b ad g irl se c o nstituye c o m o una im ag e n d e la m uje r que , aunque su ap aric ió n no se d e sarro lla e n e l m arc o de la p o stm o de rnidad 185, no o b stante , e s e n e sta e tap a c ultural e n la que adquie re sus rasg o s m ás de f inito rio s. Las bad girls re p re se ntan a las m uje re s que , c o n su ac titud sub v e rsiv a, se e nfre ntaro n a lo s e ste re o tip o s so c iale s fruto de la c ultura do m inante o p atriarc al, aún a rie sg o d e sac rif ic ar la c o nside rac ió n y re sp e to d e dic h a so c ie dad. En e l arte p o stm o de rno so n las m anife stac io ne s c ib e rf e m inistas las que c o n m ayo r é nfasis h an p ro m o v ido la im ag e n de bad girl p ara re p re se ntar a m uje re s que de safían e l m o de lo de c o nduc ta femenino b asado e n la disc re c ió n am ab le y p ro p o ne n a una

nueva mujer ac tiv ista, dire c ta y ag re siv a e n su le ng uaje y re sue lta sin p aliativ o s e n su e xiste nc ia. Co le c tiv o s c o m o VNS Matrix –auto ras de l Bitch Mutant Manifest (1991)-, Bad

grlsss, o e xp o sic io ne s c o m o Bad Girls (Ne w Muse um o f Mo de rn Art, Ne w Yo rk, 1993) div ulg an y p ro fundizan la im ag e n de la m uje r bad girl. 3.2. PERVIVENCIAS DEL IMAGINARIO FEM ENINO T RADICIO NAL EN EL ART E PO ST MO DERNO . La p e rv iv e nc ia e n e l Arte ac tual de im ág e ne s d e la m uje r p ro c e de nte s de e ste re o tip o s tradic io nale s y re ac c io nario s re sp o nde a do s o b je tiv o s f undam e ntale s: p o r p arte d e las En la c ultura lite raria e spaño la es indispe nsable re f e rirno s a la chica rara que Carm e n Martín Gaite o po ne e n sus re lato s y e nsayo s al arque tipo de m uje r –e spo sa y m adre - c re ado p o r la so c ie dad f ranquista e n España a m e diado s de sig lo ; Cf r. MARTÍN GAITE, C., Usos amorosos en la posguerra española, Anag ram a, 1987. 185

204

artistas fe m inistas, e l o b je tiv o p e rse g uido al utilizar d ic h o s c ó dig o s e s, a trav é s d e la utilizac ió n de la iro nía, p o ne r e n c ue stió n la c o ntinuidad d e dic h o s arque tip o s; p o r p arte de o tro s artistas ac tuale s, no e xiste ning una v isió n c rític a al re sp e c to ni m ás o b je tiv o que e l m ante nim ie nto de im ág e ne s c o nside radas e sté tic a y se xualm e nte atrac tiv as. 3.2.1.- Mirad as iró n ic as s o b re p e rv iv e n c ias trad ic io n ale s . Esp e c ialm e nte a p artir de la d é c ada de 1980, las artistas v inc uladas al Po stfe m inism o h an utilizado c o m o re c urso la v isió n iró nic a y zah irie nte so b re la re alidad p ara p o ne r e n c ue stió n la v alide z de lo s m o de lo s y c o ntram o de lo s ap lic ado s a la m uje r e n la so c ie dad c o nte m p o ráne a. Po r p arte de c ie rto s se c to re s de la c rític a f e m inista ac tual, la o b ra de e stas artistas h a sido tac h ada de m ante ne r e n un c o ntinuism o sin e v o luc io nar la im ag e n de la m uje r, ap e lando nue v am e nte a lo s e ste re o tip o s fo rm ulado s p o r la tradic ió n de la c ultura p atriarc al o c c id e ntal; no o bstante , la m ayo r p arte de la c rític a fe m inista ap laude la v isió n de sc arnada y de sc o nte xtualizada d e m uje re s suje tas a lo s arque tip o s tradic io nale s, c uya c rude za e n la re p re se ntac ió n e h ip é rb o le e n su tratam ie nto lo g ran p ro ye c tar una se nsac ió n d e e xtrañam ie nto po r p arte de l e sp e c tado r h ac ia situac io ne s p re se nte s e n la v ida c o tidiana. La im ag e n d e la m uje r c o m o am a d e c as a se c o nstituye c o m o uno de lo s m o de lo s tradic io nale s p o r anto no m asia e n la c ultura p atriarc al: e l ángel de hogar d e l c rític o Ruskin, y la super-mujer -e sp o sa, m adre , am ante , c o c ine ra, lim p iado ra, c o sture ra,….- de Ev a He sse . Las artistas fe m inistas h an utilizado re ite radam e nte la im ag e n de l am a de c asa, e sp e c ialm e nte durante las d é c adas de 1960 y 1970, c uando e l boom c o nsum ista lig ado al

american way of life y a la c ultura Po p , p arang o nab an e l hogar perfecto c o n un h o g ar ate stado de e le c tro do m é stic o s que , ade m ás, se p ub lic itab a c o m o la lib e rac ió n y m o de rnizac ió n d e la m uje r. Al re sp e c to , la artista Marth a Ro sle r lle v ó a c ab o e ntre 1967 y 1972 una se rie de o b ras titulada Bringing the war home: House Beautiful, e n las que utilizab a im ág e ne s p ro c e de nte s d e re v istas e stado unide nse s, c o m b inando e sc e nas de la Gue rra de Vie tnam y fo to g rafías de h o g are s de c lase m e dia p ro tag o nizado s p o r una ac tiv a am a d e c asa, arm ada c o n una asp irado ra, que lim p ia sin de sc anso . En o c asio ne s, e l e nto rno re c urre nte p ara las artistas e s la c o c ina, lug ar de la c asa asig nado sin p aliativ o s a la m uje r; Marth a Ro sle r e n

Semiotics of the kitchen (1975) p re se nta una ac c ió n e n la que la artista sim ula a una p re se ntado ra de un p ro g ram a de c o c ina que , sin e m b arg o , no e nse ña re c e tas c ulinarias, sino e l p ro p io alf ab e to –e l p ro p io le ng uaje h ab lado - a trav é s d e l uso de c ac e ro las, 205

sarte ne s o e le c tro do m é stic o s; Pilar Alb arrac ín e n Tortilla a la española (1999) re aliza una to rtilla de sg arrando su p ro p io v e stido , e n una e sp e c ie d e auto inm o lac ió n c o nse ntida p o r la so c ie dad; e l p ro ye c to Womanhouse c o o rdinado p o r Judy Ch ic ag o (1972) sitúa e n la c o c ina una instalac ió n que c o nde nsa la e se nc ia de l ro l de am a de c asa a p artir de un e nto rno ro sa e n c uyo te c h o se distrib uye n h ue v o s frito s que se c o nv ie rte n e n p e c h o s a m e dida que se d e slizan p o r las p are de s d e la h ab itac ió n. Mie rle Lad e rm an Uke le s re iv indic a la v alo rac ió n de l trab ajo de l am a de c asa e n su p e rfo rm anc e Hartford Wash:

Washing, Tracks, Maintenance: out side (1973), e n la que lle v a a c ab o lab o re s de lim p ie za e n dif e re nte s m use o s –b arre r sue lo s, quitar e l p o lv o , lav ar p are d e s,…- c o m o ac to s de c re ativ idad artístic a. La im ag e n de la m uje r v inc ulada a un arque tip o de b e lle za e stab le c ido p o r una so c ie dad que lo utiliza c o m o c rite rio b ásic o p ara su v alo rac ió n y ac e p tac ió n e s un te m a fre c ue nte m e nte ab o rdado po r las artistas fe m inistas. Si b ie n, alg unas artistas h an re c urrido a la de c o nstruc c ió n de lo s m o de lo s e xiste nte s, no o bstante , o tras artistas h an p o te nc iado la p re se nc ia e n su o b ra de dic h o s c rite rio s p ara e v id e nc iar la dic tadura d e l asp e c to físic o de la m uje r e n la so c ie dad c o nte m p o ráne a. Ele ano r Antin e n Carving: A

Traditional Sculpture (1973) utiliza su p ro p io c ue rp o c o m o so p o rte p ara de nunc iar e l e fe c to de la b úsque da de la e xtre m ada d e lg ad e z e n la m uje r; durante tre inta y se is días e stuv o a die ta, to m ando fo to g rafías de la e v o luc ió n de su c ue rp o h ac ia la m ayo r d e lg ad e z y, a la v e z, h ac ia un asp e c to de m ac rado e insano . La artista O rlan tam b ié n utiliza su p ro p io c ue rp o c o m o so p o rte de sus o b ras e n las que se so m e te a dife re nte s o p e rac io ne s d e e sté tic a to m ando c o m o re fe re n c ias arque tip o s de b e lle za f e m e nina d e la Histo ria d e l Arte : e l m e ntó n de la Ve nus de l Nacimiento de Venus de Bo ttic e lli, la Gio c o nda, e tc .; la g ale ría se c o nv ie rte e n sala de o p e rac io ne s y é stas se re transm ite n v ía Inte rne t e n tie m p o re al, así c o m o lo s do lo re s de l p o sto p e rato rio , to do e llo e n la b úsque da de la b e lle za id e al.

206

La im ag e n s e xu al d e la m uje r e nfo c ada b ajo e l c rite rio d e l p lac e r m asc ulino se c o nstituye c o m o un asunto fundam e ntal e n la Histo ria de l Arte que se de sarro lla d e sde e l g é ne ro d e l de snudo , h asta e l e ro tism o de

las e sc e nas m ito ló g ic as de

antig üe dad re p re se ntac io ne s

c lásic a de

y

la las

p ro stitutas

c o nte m p o ráne as. Artistas fe m inistas h an

utilizado

dic h a

e sté tic a

de sc o nte xtualizándo la o intro duc ie ndo

Fig. 2.­ Guerrilla Girls, Do Women have to be naced to get into the 

Met. Museum?

m ayo re s do sis e ró tic o -p o rno g ráfic as p ara ridic ulizar y c ue stio nar e l c rite rio de la mirada dominante masculina e n e l Arte y so b re las re p re se ntac io ne s de m uje re s. En 1989, c o n la o b ra Do women have to be nacked to get into

the Met.Museum? (Fig . 2) e l g rup o de artistas fe m inistas Guerrilla Girls d e nunc ia la utilizac ió n de l de snudo artístic o f e m e nino –mujer-objeto- c o m o re c lam o e n lo s m use o s, m ie ntras la p re se nc ia de m uje re s artistas –mujer-sujeto- que da re le g ada a un lug ar m e ram e nte ane c dó tic o . Se rá é sta una de las num e ro sas c am p añas artístic as y p ub lic itarias e n las que e ste c o le c tiv o e stado unide nse de m anda a la so c ie dad m ayo r ate nc ió n a lo s v alo re s inte le c tuale s y c re ativ o s de las m uje re s y m e no r inte ré s p o r e l c o m p o ne nte e sté tic o y se xual186. Artistas c o m o Pauline Bo ty e n o b ras c o m o la se rie It´s a man´s World (1963) re p ro duc e lo s arque tip o s m asc ulino s y fe m e nino s e xtraído s de lo s m e dio s de c o m unic ac ió n y de l siste m a c ultural de lo s año s se se nta, e struc turándo lo s de tal m ane ra que se h ac e e v ide nte e l e stab le c im ie nto de func io ne s dife re nc iadas p ara c ada se xo . Annie Sp rinkle ab o rda de fo rm a dire c ta la inv e rsió n de lo s c ó dig o s v ig e nte s e n la c ultura de l p o rno p ara h o m b re s a trav é s de pe rfo rm anc e s e n las que se c o nv ie rte e n p ro tag o nista, c o m o Post-Porn Modernist Show (1992), e n la que , atav iada c o m o ac triz p o rno , inv ita a lo s e sp e c tado re s a c o nte m p lar e l c ue llo de su úte ro . La industria de l p o rno y e l ro l asig nado p o r é sta a la m uje r e n sus re p re se ntac io ne s e s e l te m a p rin c ip al tratado p o r la artista Co se y Fanny Tutti e n su p ro ye c to Prostitution que fue e xp ue sto e n e l Institute o f

De he c ho , las pro pias artistas inte g rante s de l c o le c tiv o Gue rrilla g irls apare c e e n sus c o m pare c e nc ias públic as atav iadas c o n anc has v e stim e ntas ne g ras y c o n su ro stro c ubie rto po r una m ásc ara de g o rila (aludie ndo al no m b re de l g rupo : la pro nunc iac ió n, e n ing lé s de “g ue rrilla” y “g o rila” e s sim ilar), para e v itar lo s pre juic io s y lo s c o ndic io nante s que la so c ie dad im po ne a partir de l análisis de la aparie nc ia f ísic a de la m uje r.  186

207

Co nte m p o rary Art de Lo ndre s e n 1976; la artista e stuv o c o ntratada c o m o ac triz p o rno p ara dife re nte s p ro duc to ras b ritánic as, lo que le p e rm itió de sarro llar m ate rial fo to g ráfic o así c o m o una se rie de íntim as re f le xio ne s so b re la utilizac ió n de las m uje re s e n e ste c am p o , de lante y de trás de las c ám aras. 3.2.1.- La im ag e n d e la m u je r b ajo p e rv iv e n c ias trad ic io n ale s . Junto a la ya re f e rida re no v ac ió n d e la im ag e n d e la m uje r e n e l Arte d e la p o stm o de rnidad y de la v isió n c rític a re sp e c to a lo s arque tip o s tradic io nale s, e n la ac tualidad alg uno s artistas -h o m b re s, c uyo núm e ro no e s m uy e le v ado , aunque sí c o tizado s e n e l m e rc ado de l Arte y c o nsag rado s e n e l ám b ito de las instituc io ne s m use ístic as- de sarro llan

g ran

p arte de su p ro duc c ió n c re ativ a e n e l m arc o d e lo s e ste re o tip o s asig nado s a las m uje re s p o r la so c ie dad p atriarc al y, de m ane ra c asi e xc lusiv a, e n re lac ió n a la im ag e n e ró tic a y se xual d e la m uje r. Me nc io náb am o s e n p ág inas ante rio re s e l artíc ulo p ub lic ado p o r Laura Mulv e y e n re lac ió n a la o b ra e sc ultó ric a d e l artista Alle n Jo ne s y, c o nc re tam e nte , so b re la se rie Woman as furniture (1968) (Fig . 3), e n la que e l m o b iliario do m é stic o –sillas, m e sas, p e rc h e ro s- se c o nfig ura a p artir de m uje re s físic am e nte e ró tic as p ara la m irada m asc ulin a ado p tando p o sturas de sum isió n y h um illac ió n. Al m arg e n de dic h a se rie , o b ras c o m o Kneeling woman (1975) o Vestida para el

placer (1998) ab undan e n e l tratam ie nto de la m uje r a p artir de im ág e ne s c o n una c arg a e xc lusiv am e nte

se xual

m arc ada

lo s

po r

y ro le s

Fig. 3.­ Allen Jones, Womas as furniture.

fe m e nino s e n las c o nduc tas sado m aso quistas. Tam b ié n e l artista e stado unide nse Ric h ard Princ e utiliza, tanto e n sus fo to g rafías c o m o e n sus p inturas, la im ag e n de la m uje r b ajo e l e nfo que de l de se o e ró tic o m asc ulino , e sp e c ialm e nte e n su se rie Nurse painting, e n la que e xp lo ta e l tó p ic o de las e nfe rm e ras c o m o e le m e nto f e tic h ista se xual. Mayo r p o lé m ic a y c rític a p o r p arte de se c to re s  208

fe m inistas susc itó la se rie Jokes (1986) e n la que , e n un to no de h um o r y b ajo una e sté tic a

graffitera naif, m ue stra e sc e nas de se xo y v io lac io ne s a m uje re s que –se g ún e l auto rre p re se ntan las fantasías y frustrac io ne s se xuale s de la c lase m e d ia e stado unide nse . 4. CO NCLUSIO NES. Lo s últim o s artistas m e nc io nado s tuv ie ro n que re sp o nde r, c o n m ayo r o m e no r fo rtuna, ante las num e ro sas c rític as p ro c e d e nte s de dif e re nte s se g m e nto s de l m undo de la c ultura –no e xc lusiv am e nte p o r p arte de m o v im ie nto s fe m inistas. La p o lé m ic a ac e rc a d e las re p re se ntac io ne s de la m uje r e n e l Arte c o nlle v a ab o rdar p ro b le m átic as re lac io nadas c o n la e xiste nc ia o no de re sp o nsab ilidad so c ial e n las m anife stac io ne s artístic as, c o n e l c arác te r m o ral de l Arte y c o n e l c o nc e p to de c e nsura e n e l Arte c o nte m p o ráne o . Si b ie n e s c ie rto que las m anif e stac io ne s artístic as no tie ne n un c am p o de influe n c ia tan am p lio c o m o la p ub lic idad y que e l ac e rc am ie nto al m undo de l Arte c o nlle v a, g e ne ralm e nte , una fo rm ac ió n p o r p arte de l e sp e c tado r que le o fre c e las h e rram ie ntas p ara e je rc itar dif e re nte s le c turas –té c nic as, e sté tic as, e stilístic as,…- so b re la o b ra, no o b stante , se h ac e p re c iso -c o m o ya h ic ie ra Laura Mulv e y h ac e m ás de tre s d é c adas- re fle xio nar so b re la inc ide n c ia d e l Arte e n un c o nte xto c ultural c o m o e l ac tual, e n e l que e l c o nsum o de Arte se e fe c túa de m ane ra c ada v e z m ás ráp ida, sup e rfic ial y frag m e ntaria.

209

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA CHADWICK , Wh itne y (1990), Mujer, arte y sociedad. Barc e lo na. Edic . De stino . CHICAGO , Jud y (1975), Through the flower. My struggle as a woman artist. Lo ndre s. Pe ng uin. CO MBALÍA, Vic to ria (2006), Amazonas con pincel. Barc e lo na. Edic . De stino , S.A. GRO SENICK , Uta (2005), Mujeres artistas de los siglos XX y XXI. Madrid. Tasc h e n. LIPPARD, Luc y (1995), the Pink Glass Swam. Selected Feminist Essays on Art. Nue v a Yo rk. Th e Ne w Pre ss. MAYAYO , Patric ia (2003), Historias de mujeres, historias del Arte. Madrid. Edic . Cáte dra. NOCHLIN, Linda (1971), “Wh y h av e th e re b e e n no g re at w o m e n artists?”, e n Art News, e ne ro de 1971, p p . 22-39. PHELAN, Pe g g y (2005), Arte y Feminismo. Madrid. Ph aido n.

210

Mu je re s artis tas d e la B e lle Ép o q u e fran c e s a: la v is ió n d e En riq u e Gó m e z Carrillo María Jo sé Sue za Esp e jo (Univ e rsidad de Jaé n) Esta c o m unic ac ió n se m arc a c o m o o b je tiv o re stituir e n c ie rto m o do e l p ro tag o nism o que alg unas f é m inas disfrutaro n e n sus d e te rm inadas é p o c as h istó ric as, c o nc re tam e nte e l p e río do de finale s de l sig lo XIX y p rinc ip io s de l XX, h asta e l c o m ie nzo de la Prim e ra Gue rra Mundial e n 1914, la d e no m inada Belle

Époque e n Franc ia. Es nue stra f inalidad dar v isib ilidad a una se rie de p e rso naje s fe m e nino s, p re se ntar sus m é rito s p artic ulare s p ara que la e ste la de sus no m b re s no se ap ag ue , e c lip sada p o r e l p aso de l tie m p o , p o r las c irc unstanc ias p artic ulare s d e la é p o c a e n que v iv ie ro n o d e la te nde n c ia g e ne ral d e la h isto ria que tie nde a difum inarlas, e s de c ir, que aún h ab ie ndo e xistido , no se v e n al e star o c ultas tras o tro s no m b re s quizá e nsalzado s c o n m ayo r e m pe ño . Y e sta lab o r de dar v isib ilidad, e xp re sió n tan usada e n lo s últim o s tie m p o s, y tan ne c e saria, p ue s lo que no se v e no e xiste , la lle v ó a c ab o Enrique Gó m e z Carrillo , auto r e n c uyas o b ras no s b asare m o s p ara re alizar e ste trab ajo . Este e sc rito r, nac ido e n Guate m ala e n 1873, m uy jo v e n v iajó a París, c iudad que lo c autiv ó y e n la c ual e stab le c ió su re side n c ia, c asi ininte rrum p idam e nte , h asta su m ue rte , o c urrida e n 1927, c uando c o ntab a 54 año s de e dad. Fue Enrique Gó m e z Carrillo un p e rso naje que “nac ió g e nio ” se g ún ap unta uno de sus b ió g rafo s, p ue sto que , sin h ab e r alc anzado a c o m p le tar e studio s d e b ac h ille r, lo g ró se r re c o no c ido p o r su c alidad lite raria. Cro nista im p o rtante , asiduo p ro v e e do r de c ró nic as e uro p e as e n num e ro so s diario s h isp ano am e ric ano s y e sp año le s, lle g ó a dirig ir El Liberal d e Madrid, c iudad do nde re sid ió e sp o rádic am e nte e n v arias o c asio ne s y do nde fue de stac ado p o r sus c o m p añe ro s p e rio distas c o n e l título de “Prín c ip e de lo s c ro nistas”. Era un p e rso naje re p utado e n e l París de la é p o c a, al ig ual que e n Esp aña y e n Hisp ano am é ric a, no so lo p o r su g ran p ro duc c ió n lite raria que ab arc a c ró nic as p e rio dístic as so b re c ualquie r asp e c to que c o nstituye se no v e dad o no tic ia e n París y e n Euro p a, sino tam b ié n p o r sus o b ras de c rític a lite raria, o b ras de se le c c ió n de

211

auto re s franc e se s y e sp año le s, no v e las, re lato s de v iaje s p o r p aíse s le jano s y e xó tic o s c o m o Jap ó n, Je rusalé n, Rusia o Gre c ia, así c o m o o b ra auto b io g ráfic a e ntre o tro s. Ve intisé is v o lúm e ne s so n e l re sultado de la re unió n de la m ayo ría de sus e sc rito s, que no to do s, e n la e dic ió n de sus o b ras c o m p le tas. Co n e l f in de dar una ide a d e la dim e nsió n de e ste p e rso naje e n su é p o c a, de c ir que f ig urab a c o m o uno de lo s p rinc ip ale s re p re se ntante s de l m o de rnism o y que se c o ntab a e ntre lo s am ig o s de Blasc o Ib áñe z, Rub é n Darío , O sc ar Wild e , Je an Mo ré as, Mauric e Mae te rlinc k o d e Paul Ve rlaine , sin o b v iar que su o b ra f ue alab ada p o r Unam uno y Clarín, e ntre o tro s. Añadir que e je rc ió c o m o Có nsul, fue m ie m b ro de la Ac ade m ia Franc e sa y disting uido ig ualm e nte c o n la Le g ió n de Ho no r g rac ias a su lab o r c o m o c ro nista de g ue rra durante la 1ª Gue rra Mundial y d e f e nso r de la lab o r de l e jé rc ito fran c é s. Estas c ró nic as e stán re c o p iladas e n v arias lib ro s, alg uno s de c uyo s título s so n Campos de

batalla, campos de ruinas (1915) o En las trincheras (1916). To do lo ante rio r sin o b v iar e l e nc anto y é xito que su fam a d e b o h e m io e m p e de rnido le p ro c uró e ntre las f é m inas, fam a m e re c ida que , unida a su g usto irre fre nab le p o r las m ism as, le lle v ó a disfrutar de un sinfín de am ante s y de tre s e sp o sas. Las tre s fue ro n artistas e n dif e re nte s c am p o s. La p rim e ra, Auro ra Các e re s, fue una c o no c ida e sc rito ra d e o rig e n p e ruano , la se g unda f ue la c antante e sp año la Raque l Me lle r y la te rc e ra, la salv ado re ña Co nsue lo Sunc ín, e studiante de b e llas arte s y e sc rito ra, quie n d e sp ué s d e e nv iudar de Enrique , se c o nv e rtiría e n la e sp o sa de Anto ine de Saint-Éxup é ry, auto r d e El Principito e insp irado ra de l p ap e l que la ro sa jue g a e n dic h a o b ra. Enrique Gó m e z Carrillo d isfrutó de fam a d e b o h e m io to da su v ida. El p ro p io Carrillo o fre c e e n v arias de sus o b ras dif e re nte s de finic io ne s de b o h e m ia, tal c ual é l la c o nc e b ía e n c o ntrap o sic ió n a la de lo s ap e g ado s a la m o ral b urg ue sa. Se g ún alg uno de sus am ig o s y c o m p atrio tas, se rio s e studiante s de m e dic ina e nc o ntrado s e n París a su lle g ada a la c iudad luz e n 1890, la b o h e m ia se ría e l c o njunto de p e rso naje s p o c o am ig o s de la h ig ie n e y d e l trab ajo 187, m ie ntras que la d e Enrique se p lasm a e n e stas líne as d e su o b ra La vida parisiense: “To do e strib a e n Vé ase Gó m e z Carrillo , E. En plena bohemia Treinta años de mi vida. Libro Segundo. Edito rial LLibro s de l Pe xe , Gijó n, 1999 187

212

c re e r e n e l arte c o m o se c re e e n una re lig ió n y o fre c e rse al m artirio de las p riv ac io ne s ante s que re ne g ar de la b e lle za.” 188 Se rá p ue s e sta b o h e m ia h e c h a de arte fundam e ntalm e nte , de de dic ac ió n e xc lusiv a y c o nsag rac ió n al m ism o , la que re g iría la v ida de Enrique Gó m e z Carrillo , sie ndo e n e ste p unto do nde e ntro nc am o s e l te m a de la b o h e m ia c o n e l de la ate nc ió n e sp e c ial que e ste auto r de dic ó a las m uje re s b o h e m ias, e n su ac e p c ió n de artistas, de alm as sup e rio re s c ultiv ado ras de la b e lle za, ale jadas d e lo b urg ué s, d e m o rado ras de l o lim p o de las e se nc ias artístic as. Así p ue s, Enrique c o ntrib uirá a dar v isib ilidad a e sto s p e rso naje s e sc rib ie nd o num e ro sas c ró nic as, c uyas p ro tag o nistas se rán las re inas de la b o h e m ia artístic a, de lo s ám b ito s lite rario s, d e las arte s p lástic as, m usic ale s o dram átic as. Ig ualm e nte , c o nsag ró v ario s lib ro s ínte g ram e nte a las m uje re s o a c ue stio ne s re lac io nadas c o n e llas, c o m o lo de no tan lo s título s Bailarinas (1902), Entre encajes (1905), Psicología de la

moda femenina (1907), El libro de las mujeres (1908) o El segundo libro de las mujeres (1921) de dic ado , e ntre o tras, a fig uras h istó ric as c o m o a la p o e tisa g rie g a Safo . Y alg una que o tra o b ra e sc rita e n e xc lusiv a p ara una so la m uje r. Es e l c aso de El misterio de la vida y

la muerte de Mata-Hari (1924) o Raquel Meller, e sc rito e n 1919, c uando la c antante e ra su e sp o sa y se e nc o ntrab a e n p le no ap o g e o de su c arre ra artístic a tanto e n Euro p a c o m o e n Hisp ano am é ric a. Este lib ro re c o g e las o p inio ne s que so b re e lla v e rtían lo s m ás ilustre s e sc rito re s y artistas e sp año le s. Po r o tro lado , de stac ar ig ualm e nte que las m uje re s e n g e ne ral, g uardaro n sie m p re un lug ar de stac ado e n la o b ra de Carrillo , p ue s si no s c e ntram o s e n sus lib ro s c o nsag rado s a o tro s p aíse s, e n ning uno falta un c ap ítulo de dic ado a la m uje r de l p aís e n c ue stió n, y no p ara h ac e r una sup e rf ic ial de sc rip c ió n de sus rasg o s físic o s sino p ara transm itir un fino y c o m p le to análisis y e studio p sic o ló g ic o de las m ism as. Pe ro no só lo de dic a sus e sc rito s Gó m e z Carrillo a m uje re s re ale s d e c arne y h ue so , o a las m uje re s e n g e ne ral, sino que , e n su inte ré s e n e ste te m a, v a m ás le jo s aún inc luso , al de dic ar una o b ra a m uje re s im ag inarias, no s re fe rim o s al e studio que titula Las mujeres de Zola189 do nde analiza la p sic o lo g ía de las h e ro ín as Gó m e z Carrillo , E., La vida parisiense. Co le c c ió n “La e xpre sió n am e ric ana” Co o rdinada po r Ó sc ar Ro dríg ue z O rtiz. Edic ió n al c uidado de Maribe l Espino sa. Carac as, Biblio te c a Ayac uc ho , 1993, p. 24 189 Gó m e z Carrillo . E. Quelques petites âmes d’ici et d’ailleurs. Paris, E. Sanso t e t Cie . Ed. 1904 188

213

c re adas p o r e l inc o m p arab le e sc rito r franc é s (Ang é lic a, Nana, De nisa, Cristina, Fé lic ité , ....) Llam a la ate nc ió n e n sus p ág inas so b re m uje re s e l re sp e to y v e ne rac ió n que le m e re c e n p o r su arte , e nsalzando tanto su inte lig e nc ia y su p e rse v e ranc ia c o m o sus v irtud e s artístic as, sin de jar transluc ir ning ún juic io de v alo r h ac ia sus ac titud e s o ac c io ne s que p udie ran re sultar p o c o c o nv e nc io nale s p ara la é p o c a, lo c ual e s o b v io al tratarse de un auto r que no re g ía su v ida e n b ase a la m o ral b urg ue sa. Entre lo s num e ro so s no m b re s fe m e nino s de la b o h e m ia artístic a de finale s de l sig lo XIX y p rinc ip io s de l XX, que se v ie ro n disting uido s p o r la p lum a de Gó m e z Carrillo , se le c c io nare m o s alg uno s, e ntre lo s c uale s d e stac are m o s lo s de la b ailarina Lo ie Fulle r , la c antante de ó p e ra Be rth e Bady, la e sc rito ra y p into ra Maria Bash kirtse f f, y las ac tric e s Ele o no ra Duse o Ge o rg e tte Le b lanc , p ara c lausurar c o n la c antante e sp año la que lle g ó a se r una afam ad a ac triz de de lo s p rim e ro s tie m p o s de l c ine , Raque l Me lle r. Lo ie Fulle r (1862- 1928) e s p re se ntada p o r Carrillo e n c alidad d e re no v ado ra de l arte d e la danza d e f inale s de l sig lo XIX y p rinc ip io s de l XX, al m ism o niv e l que lo fue ra la c é le b re Isado ra Dun c an (1878-1927). Esta Am e ric ana nac ida e n Ch ic ag o , afirm a Gó m e z Carrillo , ap o yándo se e n e l lib ro de m e m o rias p ub lic ado p o r la b ailarina y titulado Quince años de mi vida: “[…] no se h a v isto e je m p lo tan p alp ab le de un triunfo ab so luto d e la v o luntad, c o m o la c arre ra d e e sta m uje r, e n la c ual c ada de se o h a sido una lo c ura y c ada triunfo un m ilag ro ”190. Se re f ie re Gó m e z c arrillo a la c o nstanc ia y e l v alo r de una jo v e n de e xtrac c ió n so c ial m uy m o de sta y c o n p o c o s re c urso s p ara se g uir una fo rm ac ió n artístic a, quie n, sin e m b arg o , sup o p e rse v e rar h asta alc anzar la c im a de l triunfo . No s re lata ig ualm e nte Gó m e z c arrillo c ó m o surg ió la inno v ac ió n e n e l arte de la danza de e sta artista, c uando , po r azar, p ara salir a e sc e na e n una o c asió n e n la que e l e m p re sario le sug irió un v e stido p álido p ara inte rp re tar una e sc e na d e so nam b ulism o , e sc o g ió una le v e túnic a d e se d a que te nía g uardada, sin re c o rdar siquie ra quie n se la h ab ía e nv iado , a m o do de p re se nte . La e ntre g a y e m o c ió n m o stradas po r e l p úb lic o asiste nte a aque lla re p re se ntac ió n, la anim ó a e nsayar d e nue v o ante un e sp e jo , e nv ue lta e n e té re as se das. “La danza se rp e ntina que h ab ía d e 190

Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. Madrid: Edito rial Mundo Latino . p. 97

214

p ro v o c ar una re v o luc ió n e n e l arte y e n to das las arte s, fue así c re ad a inc o nsc ie nte m e nte ”, afirm a nue stro c ro nista. Y a p artir de ah í e m p e zó a e xp e rim e ntar c o n jue g o s de se das y de e fe c to s d e ilum inac ió n e sc é nic o s re no v ando to talm e nte lo que h asta e nto nc e s se c o nside rab a danza. Gó m e z Carrillo c ita las m e m o rias de la danzarina e n e l p asaje e n e l que c o nfie sa

h ab e r p re se ntido que alg o e sp e c ial e stab a surg ie ndo , m ás no

h ab e r

c alc ulado su g ran alc anc e : “”Yo te nía c o nc ie nc ia –dic e - de h ab e r de sc ub ie rto una c o sa nue v a, p e ro no p o día sig uie ra im ag inarm e que m i de sc ub rim ie nto h ab ía de c am b iar las le ye s de la e sté tic a. Ah o ra m ism o m e e nc ue ntro ante m i inv e nc ió n c o m o e l m ine ro que h a e nc o ntrado un nue v o yac im ie nto áure o y que se e xtasía ante e l m undo que ap are c e e n é l”.191 Se re c re a p o é tic am e nte e l e sc rito r g uate m alte c o de sc rib ie ndo las e v o luc io ne s de la artista e n e sc e na: “Ella d e sc ie nd e a lo s infie rno s, c o m o Pe rsé fo na, y e ntre lo s inc e ndio s m ás te rrib le s so nríe c o n sus lab io s am o ro so s. Ella sub e al p araíso do nde to do e s ide al se re nidad y d e se nv ue lv e su m anto c laro c o nste lado de e stre llas. Ella se true c a e n flo r, e n av e , e n m arip o sa. Ella se diluye , e n fin, y, c o m o e l aire , se c o nv ie rte e n una c aric ia inv isib le ”.192 Para finalizar su e lo g io de e sta artista re c urre a no m b re s c é le b re s de div e rso s ám b ito s, a lo s c uale s aso m b ró e l arte de Lo ie Fulle r: “[…] h o m b re s de c ie nc ia c o m o Le b o n y p into re s c o m o Be rnard y e sc ulto re s c o m o Ro din y lite rato s c o m o Anato le Franc e se p re g untan, adm irado s, c o m o una m uje r h a p o dido lle g ar, c o n

191 192

Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 100 Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p 101

215

só lo la ayuda de uno s c uanto s o b re ro s e le c tric istas, a c re ar to do un m undo nue v o de c o lo re s, de m atic e s, de re f le jo s, de líne as”.193 Co nc luye la c ró nic a de d ic ada a e sta artista re f irie ndo , ya se a e n e stilo s dire c to o indire c to , o p inio ne s v e rtidas p o r alg uno s de lo s c o no c ido s no m b re s ante rio re s, no tanto e n alab anza de l arte p rac tic ado , sino m ás b ie n a su p e rso nalidad, de e ntre las c uale s de stac am o s una. Afirm a Gó m e z Carrillo : “Lo s artistas y p e nsado re s la ado ran p o r su se nc ille z b o nac h o na y p o r su inte lig e nc ia d e sp ie rta. “Es m arav illo sam e nte inte lig e nte y m ás m arav illo sam e nte instintiv a”- dic e Anato le Franc e ”.194 Re sp e c to de la m ae stría e n su o fic io de la ac triz nac ida e n París e n 1872, Be rth e Bady, d e stac a Gó m e z Carrillo : “Ab ando nando sus triunfo s m undano s, Be rta Bad y h a de se ado e nc arnar e n un te atro p o b re , ante la m asa p alp itante , e l alm a de la m uje r que sufre ”.195 Y c o ntinúa lo s e lo g io s e n lo s sig uie nte s té rm ino s: “En e lla, e n e fe c to , la v isió n de to do s lo s m iste rio s se ntim e ntale s de l g ran Im p e rio m o sc o v ita, v iv e n la m ás inte nsa v ida. Eso s o jo s c laro s, alg o e xtrav iado s y tan o je ro so s y tan triste s h an v isto e l fo ndo de l inf ie rno h um ano . Han v isto e l c rim e n y h an v isto e l v ic io . Han v isto e l h am b re que aúlla c ual un lo b o salv aje . Han v isto h asta la fe ro c idad. […] En c am b io , lo m ás e sp anto so , la b lasfe m ia, la m aldic ió n, e l insulto , p are c e n suav izarse e n e llo s, de tal m o do se c o m p re nde que so n c o sas naturale s”.196 Finaliza la c ró nic a d e dic ada a Bady d e te nié ndo se e n lo s m atic e s de la inte rp re tac ió n de la e xc e lsa ac triz: “¡La Maslo w a! De sde aquí la v e o tal c ual m e ap are c ió e ntre las p ág inas de To lsto ï. Es la m ism a que Be rta Bady e nc arna”.197

Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 100 Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p..105 195 Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 126 196 Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 126-127 197 Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres.O p. c it.. p. 127 193 194

216

Maria Bash kirtse f f (1858-1884) nac ió e n Ukrania e n e l se no de una fam ilia no b le de v ariado s o ríg e ne s. Tras do s año s de c o nv iv e nc ia, e l m atrim o nio de sus p adre s se ro m p ió . María, junto c o n su h e rm ano Paul, f ue ro n a v iv ir c o n su m adre a c asa de sus ab ue lo s. Viajó p o r Vie na y Gin e b ra, e ntre o tro s lug are s, h asta que la fam ilia se instaló e n Niza c uando e lla c o ntab a 12 año s de e dad. Gó m e z Carrillo le d e dic a un c ap ítulo e n su lib ro Primeros estudios cosmopolitas, do nde la d e stac a p re c isam e nte p o r su c o sm o p o litism o , e l c ual re sum e Gó m e z Carrillo :“Lo s e le m e nto s tártaro s, ruso s y franc e se s, m e zc lado s p o r m e dio de unio ne s v io le ntas, die ro n a Maria Bash kirtse f f un c arác te r e xtrañam e nte c o sm o p o lita, que lo s azare s de la v ida se e nc arg aro n lue g o de ac e n tuar.” 198 A lo s c ato rc e año s c o m e nzó a re dac tar un diario c o n e l p le no c o nv e nc im ie nto de que é ste h ab ría d e se r le ído p o r la p o ste ridad. Este c o nv e nc im ie nto ib a un ido al d e la firm e v o luntad de c o nv e rtirse e n alg uie n c é le b re , que de jara una h ue lla e n la h isto ria. Así se ap unta e n la c ita de su Diario : “Si je ne v is suf fisam m e nt p o ur ê tre c é lè b re , c e jo urnal inté re ssse ra aux naturaliste s; la v ie d’une f e m m e e st to ujo urs c urie use , jo ur p o ur jo ur, sans aff e c tatio n, c o m m e si p e rso nne au m o nde ne de v rait jam ais la lire , e t, e n m ê m e te m p s, av e c l’inte ntio n d’ê tre lue ; o n m e tro uv e ra sym p ath ique , j’e n suis sure e t je d is to ut. Sino n, à quo i b o n é c rire ?” Alg uno s m e se s ante s d e m o rir, e sc rib e una intro duc c ió n o p re fac io a su Diario re dundando e n e sta ide a: “À quo i b o n m e ntir o u p o se r? C’e st é v ide nt que j’ai le dé sir sino n l’e sp o ir de re ste r sur c e tte te rre p ar que lque m o ye n que c e so it. Si je ne m e urs p as je une , j’e sp è re re ste r une g rande artiste , m ais si je m e urs je une , je v ais p e rm e ttre de p ub lie r m o n Jo urnal qui ne p e ut ê tre m o ins qu’inté re ssant.” Carrillo la p re se nta c o m o : Gó m e z Carrillo . E. Primeros estudios cosmopolitas To m o XI de las O bras Co m ple tas. Madrid: Edito rial Mundo Latino , 1920. p.164 198

217

“[…] e l alm a, la g rac ia y la inte lig e nc ia d e la é p o c a de c ad e nte e n que v iv im o s. Su m é rito p rinc ip al re side e n c ie rta se nsib ilidad ne rv io sa que le o b lig a a c o m p artir to das las p re o c up ac io ne s de sus c o nte m p o ráne o s y a se r sinc e ra c o nsig o m ism a al ano tar e n las p ág inas de un lib ro de m e m o rias p riv adas, las ale g rías o las p e nas de su te m p e ram e nto c o sm o p o lita.”199 Y e n c uanto a su fe b ril de se o de d e stac ar, e ntre sac a Carrillo e l sig uie nte p e nsam ie nto re fle jado e n su Diario , e sc rito m ie ntras e lla p ase ab a p o r las c alle s d e Ro m a: “Yo que rría se r Ne ró n, Calíg ula, Marc o Aure lio ,…Dio s… e l Diab lo …”200 El auto r g uate m alte c o e xp o ne , p re se nta, de stac a, c o m e nta al p e rso naje , p e ro no lo juzg a. Así p ro c e de c uando re salta e ste auto r lo s p e nsam ie nto s de María, quie n, a lo s c ato rc e año s, se de c lara atraída p o r un duque , p e ro no p o r la p e rso na, sino p o r e l e nv o lto rio : e l título , e l din e ro , la p o sic ió n,… to do aque llo que e lla d e se a e n la v ida: e star a salv o de la v ulg aridad, se r e sp e c ial.201 Tam b ié n alab a Gó m e z Carrillo su inte lig e n c ia y e sm e rada fo rm ac ió n, re saltando e l c o m p o ne nte c o sm o po lita nue v am e nte : “Lo s e sc rito re s inte re sante s no tie ne p ara e lla p atria. Lo s b ue no s no v e listas so n sie m p re c o m p atrio tas suyo s. Zo la le g usta tanto c o m o Hug o . Lo s lib ro s de To lsto i e stán c o lo c ado s e n su b ib lio te c a junto a lo s lib ro s de Jo rg e Sand. Y, sin e m b arg o , nadie tan sutil c o m o e lla e n lo re lativ o a c lasific ac io ne s ide o ló g ic as. Su instinto c rític o e stab le c e dife re nc ias e ntre do s p ág inas de un m ism o auto r”.202 De f ue rte p e rso nalidad y e sp íritu c ultiv ado e n las arte s lite rarias y m usic ale s así c o m o e n lo s idio m as, p uso su p rim e r o b je tiv o e n alc anzar la c e le b ridad a trav é s de la m úsic a, utilizando la b e lla v o z de m e zzo so p rano que p o se ía. La e nfe rm e dad

Gó m e z Carrillo . E. Primeros estudios cosmopolitas. Gó m e z Carrillo . E. Primeros estudios cosmopolita. O p. c it. p. 163 200 Gó m e z Carrillo . E. Primeros estudios cosmopolitas. O p. c it. p.166 201 Vé ase Gó m e z Carrillo . E. Primeros estudios cosmopolitas. O p. c it . p.166 202 Gó m e z Carrillo . E. Primeros estudios cosmopolitas. O p. c it . p. 170 199

218

trunc ó e ste p rim e r de se o al ig ual que e l se g undo , c o nsiste nte e n lle g ar a la p o ste ridad a trav é s de la p intura, ya que falle c ió p o c o s días ante s de c um p lir lo s v e intisé is año s. Tras la laring itis que ac ab ara c o n las c ualidad e s de su v o z p ara la ó p e ra, c o n 19 año s y ya aque jada d e tub e rc ulo sis, de c id e a la fam ilia p ara trasladarse a París do nde p o dría se g uir una fo rm ac ió n e n Be llas Arte s, p ro pó sito que p udo c um p lir e n la Ac ade m ia Priv ada d e Ro do lp h e Julian, únic o lug ar e n que una m uje r p o día re c ib ir tal instruc c ió n, ya que la Esc ue la de Be llas Arte s le s e stuv o v e tada h asta p asado e l año 1897. Allí c o no c ió a Bastie n Le p ag e (1848-1884), p into r naturalista, que f ue su m ae stro y de l c ual se e nam o ró . Bastie n se e sp e c ializab a e n lo s p aisaje s y Marie lo h izo e n la p intura de p e rso naje s p o b re s de lo s b arrio s h um ilde s que e nc o ntrab a e n las c alle s d e París. De e sta te m átic a e s su c uadro Le meeting que fue c o m p rado p o r e l Estado Franc é s p ara se r e xp ue sto e n e l m use o de Luxe m b urg o , o b ra que ac tualm e nte p ue de c o nte m p larse e n e l m use o de O rsay de París. No ah o rra Gó m e z Carrillo su o p inió n ante e ste c uadro d e María o la que le m e re c e su o b ra p ic tó ric a e n g e ne ral. Re sp e c to a Le meeting dic e Carrillo : “[…] no v e o e n é l sino e l triunfo de l trab ajo sin g e nio y de la h ab ilidad sin ro b uste z. Sus fig uras m e p are c e n g rac io sas p o r e l m o v im ie nto g e ne ral de la líne a y p o r la so b rie dad de l c o lo r; ante e llas, m i v ista se distrae y m is lab io s so nríe n, p e ro e l alm a p e rm ane c e im p asib le . O tro s de sus lie nzo s re alistas, no só lo m e se duc e n, sino que h asta lle g an a p ro duc irm e la no stalg ia d e l arte raro , de l arte e sp iritual, d e l arte arc aic o ”.203 Su f ue rza inte rio r unida e l d e se o v isc e ral d e alc anzar la g lo ria a c ualquie r p re c io h ic ie ro n que nunc a se rindie ra ante su e nfe rm e dad y que se e ntre g ara al trab ajo p o r e nc im a de to do , no p e rm ane c ie ndo e n c am a sino e n su últim a se m ana de v ida. En v ida inte ntó que sus diario s f ue ran p ub lic ado s. Para e ste f in se lo s h izo lle g ar a no m b re s c o m o Maup assant o Go nc o urt. De ning uno de e llo s lo g ró la c o lab o rac ió n p ara re alizar e ste p ro ye c to .

203

Gó m e z Carrillo . E. Primeros estudios cosmopolitas. O p. c it . p. 172

219

Lo s c ie nto se is c uad e rno s que c o m p o nían sus e sc rito s o rig inale s íntim o s fue ro n e nc o ntrado s e n 1964 e n la Bib lio te c a Nac io nal de Franc ia, lug ar do nde su m adre lo s h ab ía d e p o sitado o c h e nta año s ante s. Este h allazg o p e rm itió , p o r un lado , c o m p ro b ar lo re duc ido , m anip ulado y e d ulc o rad o de las e dic io ne s e xiste nte s d e e sta o b ra, y p o r o tro ac o m e te r la e dic ió n ínte g ra de lo s m ism o s, que se e stá re alizando aunque aún e sté inc o m p le ta. De la p e rf e c c ió n e n e l arte alc anzada p o r la ac triz italiana Ele o no ra Duse (1858-1924), quie n, p o r o tro lado , fue ra d urante año s la c o m p añe ra e insp irado ra de l c é le b re e sc rito r tam b ié n italiano Gab rie lle D’Annunzio , dic e Gó m e z Carrillo : “En re alidad la arista que to do s c o no c e m o s y que to do s ado ram o s, no p ue de h ab e r p ro g re sado . Hay un p unto de l c ual no se p asa, y e se p unto e s, de sd e h ac e m uc h o s año s, e l que e lla o c up a. Pe ro su p e rp e tua inquie tud y su c o nstante anh e lo , no s de m ue stran que p o r e nc im a de to do s lo s se ntim ie nto s que lle nan su alm a, e stá e l de se o de se r c ada día m ás p e rfe c ta”.204 Co ntinúa e l c ro nista trasm itie ndo las p alab ras que al re sp e c to p ro nunc iara la p ro p ia artista, y que re d unda e n la ide a, p ue sta e n p rác tic a p o r e lla, de que la c o nstanc ia e n e l trab ajo e s la únic a v ía d e alc anzar é xito s, o fre c ie ndo así una le c c ió n de h um ildad: “La insp irac ió n no e xiste . Nue stra p e rso nalidad no s da e le m e nto s, p e ro e s ne c e sario disc ip linarlo s. ¡Cuánto trab ajo , c uánto e studio , c uánto e sfue rzo p ara c re ar un p e rso naje ”.205 Y aun que la p e rso na que le m e re c e lo s e lo g io s ante rio re s ya no se a p re c isam e nte una b e lle za e n p le na juv e ntud, e sto e s c o nside rado p o r Enrique Gó m e z Carrillo c asi c o m o una v e ntaja. Ve am o s su re fle xió n: “Mie ntras la m uje r e nv e je c e , diríase que la ac triz re juv e ne c e . Su fiso no m ía p álida, ato rm e ntada, sin b e lle za p lástic a, p e ro que ilum ina sie m p re una llam a d e ard ie nte h e rm o sura e sp iritual, p ré stase , ho y m e jo r que nunc a, a c o m p o ne r las m ásc aras infinitas de la p asió n, de l do lo r, de la c o que te ría y de l inte ré s. Re nunc iand o 204 205

Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 135 Ibíd.

220

a se r b e llas p o r sí m ism as, a se r b e llas de un m o do indiv idual, sue le n así alg unas trág ic as re alizar la e nc arnac ió n de la b e lle za ab so luta, m ultifo rm e y c am b iante ”.206 Ge o rg e tte Le b lan c (1875-1941) f ue ac triz y c antante de ó p e ra, ade m ás de c o m p añe ra y m usa d e l afam ado dram aturg o franc é s Mauric e Mate rlinc k. Fam o sa e n la é p o c a no só lo p o r e sto sino tam b ié n p o r una larg a re lac ió n h o m o se xual m ante nida ab ie rtam e nte y sin tap ujo s. Más e ste asp e c to no m e re c e la ate nc ió n de l e sc rito r, sino que se c e ntra nue v am e nte e n las v irtud e s de la artista. Se h ac e e c o Gó m e z Carrillo de una o p inió n so b re la se ño ra Le b lanc que ap o ya la suya m ism a: ““Estatua que c anta” la h a llam ado alg uie n. Pe ro , e n re alidad, e s alg o m ás: e s la p asió n que c anta, e s la p asió n que se m ue v e , e s la p asió n que v iv e . To do e n su arte e s p asio nal”.207 Y e n la sig uie nte c ita ratif ic a su adm irac ió n p o r las do te s inte rp re tativ as de la ac triz: “De sde nue stras b utac as, to do s la h e m o s v isto llo rar. He m o s v isto , e m o c io nado s y re sp e tuo so s, c uál se c risp an sus lab io s al p ro nunc iar c ie rto s v e rso s, y c uál su v o z de sfalle c e , c o m o h e rida, c uando lo s so nido s e n que v an las im ág e ne s do lo ro sas sale n de su g arg anta”.208 Po r últim o , h are m o s re fe re nc ia al tratam ie nto que Carrillo disp e nsa a Raque l Me lle r (1888-1962). El v e rdade ro no m b re de e sta c antante arag o ne sa e ra Franc isc a Marqué s Ló p e z, de e xtrac c ió n so c ial p o b re ,

trab ajó de sde m uy jo v e n, sie ndo

de sc ub ie rta y p ro te g ida e n e l m undo de la c anc ió n p o r la tam b ié n c antante Marta O liv e r, de la m ano de quie n de b utó e n Barc e lo n a e n fe b re ro de 1908 c o n e l no m b re artístic o de La Bella Raquel que lue g o c am b iaría p o r Raquel Meller, p are c e se r que e n re c ue rdo de l b re v e id ilio que m antuv o c o n un ale m án.

Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 136 Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 118 208 Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 119 206 207

221

En 1912 e ra ya una e stre lla m uy p o p ular e n Esp aña y lle v ab a e n su re p e rto rio o b ras de l c o m p o sito r Enrique Granado s, h o y día aún c o no c idas p o r fo rm ar p arte de la “c anc ió n e sp año la” y que so n El Relicario o La Violetera. En 1919, h ab ie ndo ya triunfado e n lo s e sc e nario s de París y h ab ie ndo c o ntraído m atrim o nio c o n Enrique Gó m e z Carrillo , c o m ie nza su c arre ra e n e l nue v o arte nac ie nte : e l c ine , e l c ual le p ro c uró é xito s m ultitudinario s c o m o lo fue ro n sus p e líc ulas Violetas Imperiales o Carmen. No p o r e llo ab ando nó lo s e sc e nario s re c o rrie ndo inc luso lo s no rte am e ric ano s. El m atrim o nio c o n Gó m e z Carrillo duró c uatro año s, se p arándo se e n 1922. La ap aric ió n de l c ine so no ro y e l c am b io e n lo s g usto s de l p úb lic o e n la se g unda m itad de lo s año s tre inta fre naro n su m e te ó ric o asc e nso . No o b stante , sig uió ac tuando e n te atro s e sp o rádic am e nte . De l p o de r de so rp re nde r al e sp e c tado r a diario , dirá nue stro e sc rito r: “Yo la v e o to das las no c h e s. Y si no m e e quiv o c o , to das las no c h e s la o ig o c antar las m ism as c o p las a lo s ac o rde s de las m ism as m usiquillas. Pe ro no só lo no e nc ue ntro nunc a que se re p ita, sin o que c ada v e z m e p are c e asistir a una nue v a c re ac ió n, o ír un nue v o ac e nto , e xtasiarm e ante una nue v a b e lle za. […] Co n un so lo traje , c o n la m e no r c antidad p o sib le d e traje , p o dría, g rac ias al so p lo div ino que le anim a, se la m uje r y las m uje re s, to das las m uje re s y to da la m uje r, b e lla de m il b e lle zas, tie rna de m il te rnuras, p ic are sc a de las infinitas p ic ardías de l instinto y fo g o sa h asta e l p unto de p are c e r ard e r e n una llam a que la ac aric ia y la de v o ra.”.209 Y de su arte e n g e ne ral, re saltará e l c ro nista g uate m alte c o : “To do su arte , p o de m o s ag re g ar, e s un susp iro , una c o nfide n c ia, un anh e lo íntim o . Estudiándo la b ie n, no c o n m é to do s analític o s, sino c o n am o r, que e s c o m o h ay que h ac e rlo , se no ta que no c anta m ás que p ara sí y p ara su am ante . Variando m uc h o , sie ndo altiv a y h um ilde , p e rv e rsa y se nc illa, suav e y trav ie sa, fe rv ie nte y lig e ra; sie ndo una g ran dam a y una m o distilla, una 209

Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 82

222

p arisina y una andaluza; sie ndo b ue na y m ala, c rue l y p iado sa; sie ndo m últip le e ine xp lic ab le , e n sum a, e s sie m p re e lla m ism a y no e s m ás que e lla; e s de c ir, e l m ás arm o nio so , e l m ás inquie tante y e l m ás div ino de lo s m iste rio s h um ano s”.210 Re alizado e ste b re v e re c o rrido p o r alg unas de las m uje re s so b re salie nte s que p ro tag o nizaro n las c ró nic as p e rio dístic as d e En rique Gó m e z Carrillo , e l c ual usab a su p lum a c o m o h e rm o so instrum e nto de dif usió n e n lo s diario s de la é p o c a, re saltare m o s su lab o r de dar v isib ilidad, de p o te nc iar, p ub lic itar y e xp andir su adm irac ió n p o r e stas artistas d e d iv e rsas nac io nalidade s que triunfab an e n lo s am b ie nte s artístic o s de l París d e la Belle époque, a trav é s de sus e sc rito s, m ás allá de las fro nte ras g alas, p ue s sus c ró nic as e ran p ub lic adas tanto e n Esp aña c o m o e n Sudam é ric a, e n una é p o c a e n e l que e l Nue v o Co ntine nte de m o strab a g ran inte ré s p o r lo que v inie ra d e Euro p a e n Ge ne ral y d e Franc ia e n p artic ular, e rig ié ndo se nue stro c ro nista, e n e ste se ntido , e n p ue nte de unió n e ntre la ac tualidad p arisina y e l m undo h isp ano h ab lante .

210

Gó m e z Carrillo , E. El libro de las mujeres. O p. c it.. p. 85

223

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA AMADO HERRERA, Elo y. Enrique Gómez Carrillo: Biografía mínima. Edito rial “Jo sé Pine da Ib arra” Ministe rio de Educ ac ió n. Guate m ala 1973. BARRIO S Y BARRIO S, Catalina. “Hue lla d e Enrique Gó m e z Carrillo e n e l p e rio dism o g uate m alte c o . (sig lo XIX)”. Cultura de Guatemala Te rc e ra Ép o c a: Año XXVII v o lum e n III. Se p tie m b re -dic ie m b re 2006. I Co ng re so Inte rnac io nal Re e nc ue ntro c o n Enrique Gó m e z Carrillo . 2-4-ag o sto de 2006. Univ e rsidad Rafae l Landív ar. Guate m ala . GÓ MEZ CARRILLO . E. Primeros estudios cosmopolitas. O b ras Co m p le tas. To m o XI. Madrid: Edito rial Mundo Latino , 1920.

Id., El libro de las mujeres. Madrid: Edito rial Mundo Latino . Id., La vida parisiense. Co le c c ió n “La e xp re sió n am e ric ana” Co o rdinada p o r Ó sc ar Ro dríg ue z O rtiz. Ed ic ió n al c uidado d e Marib e l Esp ino sa. Carac as, Bib lio te c a Ayac uc h o , 1993.

Id., El despertar del alma: Treinta años de mi vida. Libro Primero. O b ras Co m p le tas.To m o X. Madrid: Edito rial Mundo Latino .

Id., En plena bohemia Treinta años de mi vida. Libro Segundo. Edito rial LLib ro s de l Pe xe , Gijó n, 1999.

Id., Bailarinas. O b ras Co m p le tas. To m o I. Madrid: Edito rial Mundo Latino , 1919.

224

La b arb arie q u e n o d e b e re p e tirs e … Ro c ío Canc h ari Canc h ari (Univ e rsidad Carlo s III de Madrid)

In tro d u c c ió n Bue no s días e n p rim e r lug ar p e rm ítanm e ag rade c e r a la Co m isió n O rg anizado ra de l Co ng re so p o r darm e la o p o rtunidad de c o m p artir e sta re fle xió n: La b arb arie que no de b e re p e tirse , a p artir de l c aso p e ruano inh e re nte a la situac ió n de la m uje r e n e l c o nte xto de l c o nflic to arm ado p e ruano , que inte ntaré ab o rdar la te m átic a p ro p ue sta e n e l m arc o de lo s o b je tiv o s de l Co ng re so Inte rnac io nal: Las Muje re s e n la Esfe ra Púb lic a Filo so fía e Histo ria Co nte m p o ráne a, de sde una p e rsp e c tiv a de g é ne ro , e nte ndida c o m o una c ate g o ría analític a-p o lític a que m e p e rm itirá v isib ilizar la v io le n c ia se xual d e la que h an sido v íc tim as las m uje re s m ás d isc rim inadas y de sp ro te g idas a lo larg o de l c o nflic to arm ado p e ruano e ntre 1980 al 2000.

1. La v io le n c ia s e xu al c o n tra la m u je r e n e l c o n flic to arm ad o p e ru an o La v io le n c ia se xual c o ntra la m uje r y e sp e c íf ic am e nte la v io lac ió n se xual c o ntra la m uje r e n situac io ne s de c o nflic to s arm ado s, e s la v io lac ió n de d e re c h o s h um ano s m ás e xte ndida, e ndé m ic a e im p une que h a alc anzado p ro p o rc io ne s e p idé m ic as, sie ndo uno de lo s p ro b le m as m ás g rav e s que afe c tan p rinc ip alm e nte a las m uje re s p o r su c o ndic ió n de g é ne ro . Co nstituye una de las v ulne rac io ne s m ás de g radante s d e g é ne ro que af e c ta las p arte s m ás íntim as de l c ue rp o de la m uje r y a la e se nc ia m ism a de su p e rso nalidad 211. Cue stió n que no só lo fue larg am e nte inv isib ilizada p o r e l De re c h o Inte rnac io nal de lo s De re c h o s, si no triv ializada p o r la Co m unidad Inte rnac io nal y ag e nte s e statale s, c o m o e le m e nto c o late ral, justific ada c o m o e f e c to ine v itab le de la g ue rra, o m ás b ie n c o m o p ro duc to de un ac ue rdo tác ito de lo s Estado s e n c o nflic to p o r se r una p rác tic a c o m ún e n sus fue rzas arm adas 212 o infrav alo rada c o m o un e xc e so de sp re c iab le e n e l c o nflic to arm ado p e ruano 213. Cf r. AMNISTÍA INTERNACIO NAL. La violencia contra las mujeres en los conflictos armados. Editado po r Am nistía Inte rnac io nal (EDAI). Madrid, 2005, pp. 13-15. 212 Cf r. CHINK IN, Christine . Rape and Se xual Abuse o f Wo m e n in Inte rnatio nal Law . En European Journal of Inte rnational Law.Vo l. 5, Nº 3 (1994), pp. 333-334. 213 Cf r. GAMARRA, Yo landa. Muje re s, g ue rra y v io le nc ia: lo s m o do s de c o m pe nsac ió n e n e l De re c h o Inte rnac io nal c o nte m po ráne o . En Aequalitas: Revista jurídica de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres Nº 16 (2005), pp. 8-10. 211

225

Esta c ue stió n re c ie nte m e nte h a sido re c o no c ida e n e l m arc o d e l De re c h o Inte rnac io nal de lo s De re c h o s Hum ano s, c o nc re tam e nte a p artir de 1990 c o m o re sp ue sta al d e sc ub rim ie nto de l uso de la v io lac ió n se xual c o m o arm a de g ue rra durante e l c o nflic to arm ado e n la e x Yug o slav ia, h e c h o que atrajo ate nc ió n, m ás p o r se r un ataque g e no c ida o é tnic o que p o r e l h e c h o de se r un ataque a las m uje re s. Sin duda, e sta p o litizac ió n de la v io lac ió n y su c arac te rizac ió n c o m o arma de guerra c o ntrib uyó a la fue rza a c o nde nar la v io lac ió n y a c am b iar las ac titude s p úb lic as h ac ia é sta214. A p artir de e nto nc e s la c ue stió n im p ac ta p o sitiv am e nte e n e l m arc o d e l De re c h o Inte rnac io nal de lo s De re c h o s Hum ano s y e n la ag e nda de Nac io ne s Unidas, e n p artic ular, e n la Platafo rm a d e Vie na (1993) y la Platafo rm a de Ac c ió n de Be ijing (1995) y las jurisp rud e nc ias de lo s Trib unale s ad-hoc p ara la e x Yug o slav ia (1993) y Ruanda (1994), que m ás tarde m arc ó un h ito sin p re c e d e nte s la ado p c ió n de l Estatuto de Ro m a de la Co rte Pe nal Inte rnac io nal que re c o no c e a la v io lac ió n y o tras fo rm as de v io le nc ia se xual c o m o c o nstitutiv a de c rím e ne s de g ue rra y d e le sa h um anidad 215. A p e sar de l de sarro llo jurídic o de la c ue stió n a la luz de l De re c h o Inte rnac io nal d e lo s De re c h o s Hum ano s, e n e l te rre no se e v ide nc ia que la Co m unidad Inte rnac io nal no h a sido c ap az d e p re v e nir lo s ac to s de v io le nc ia se xual e n situac io ne s de c o nflic to s arm ado s y h o y se ag udiza c o m o una g rav e v io lac ió n d e de re c h o s h um ano s m ás g e ne ralizada y siste m átic a, de b ido a un de p lo rab le im p ac to p rác tic o de lo s m e c anism o s de p ro te c c ió n p o r p arte de lo s Estado s c o nfo rm e al o rde nam ie nto iusinte rnac io nalista p re v ista e n e l De re c h o Inte rnac io nal de lo s De re c h o s Hum ano s y e l De re c h o Inte rnac io nal Hum anitario 216. En e se m arc o , la c ue stió n e xig e una p ro te c c ió n jurídic a m ás e sp e c íf ic a dada a su c o m p le jidad y div e rsidad e n la que se v isib iliza, p o rque to dav ía h ay m ás de 40 c o nflic to s arm ado s y

Cf r. CO PELO N, Rho nda. Crím e ne s de Gé ne ro c o m o Crím e ne s de Gue rra: Inte g rando lo s Crím e ne s c o ntra las Muje re s e n e l De re c h o Pe nal Inte rnac io nal. En McGill Law Journal, 46, (2000). pp. 5-8. 215 Cf r. FRIES, Lo re na. Co rte Pe nal Inte rnac io nal y av anc e s e n m ate ria de justic ia de g é ne ro , e n AA.VV. Corte Penal Internacional. La Mo rada, Santiag o de Chile , 2003, pp. 9-11. 216 Cf r. AMNISTÍA INTERNACIO NAL. La violencia contra las mujeres en los conflictos armados. O p. Cit., pp. 86-87. 214

226

e n la m ayo r p arte de e llo s la p ro te c c ió n de la m uje r y e l c astig o p ara lo s p e rp e trado re s de e sto s c rím e ne s de g é ne ro e s aún una uto p ía217. El Info rm e Final de la Co m isió n de la Ve rdad y Re c o nc iliac ió n,218 v isib iliza la b arb arie e n to da su m ag nitud d e 7426 m uje re s que fue ro n v íc tim as d e de sap aric io ne s fo rzadas, de te nc io ne s arb itrarias, to rturas, e je c uc io ne s e xtrajudic iale s y v io le nc ia se xual e n e l c o nf lic to arm ado p e ruano . Lo s 527 c aso s de v io lac io ne s se xuale s de v e lan e l h o rro r que v iv ie ro n las m uje re s m ás p o b re s, c am p e sinas y que c h uah ab lante s de Pe rú, p rinc ip alm e nte p o r p arte de ag e nte s e statale s que e m p le aro n la v io lac ió n se xual c o m o arm a d e g ue rra p ara h um illar al e ne m ig o y so m e te r a las m uje re s a p artir de l uso de su c ue rp o c o m o bo tín de g ue rra. Manta y Vilc a e s uno d e lo s c aso s p aradig m átic o s de e sa te rrib le re alidad d e 24 m uje re s que c am inan h o y p o r la c alle s de Pe rú c o n e l do lo r de e sta b arb arie e n b úsque da de justic ia p o r lo que sufrie ro n v io lac io ne s se xuale s m asiv as y siste m átic as a lo larg o de l c o nf lic to , p o r p arte de e f e c tiv o s de l e jé rc ito de las b ase s m ilitare s d e Manta y Vilc a. Muc h as de e llas que daro n e m b arazadas p ro duc to de e sas v io lac io ne s, c o m o e v id e nc ia lo s 32 c aso s de niño s y niñas que h an sido re g istrado s e n e stas do s últim as dé c adas e n e l d istrito de Manta, y d e sus p artidas de nac im ie nto fluye que tie ne n insc rito s e l ap e llido de l p adre o e l ap e lativ o o e l g rado m ilitar que c o rre sp o nde a lo s p e rp e trado re s c o m o Mo ro c o , So ldado o Cap itán, p e se a que é sto s no lo s h an re c o no c ido . Esta dura b atalla e m p re ndida p o r e stas 24 m uje re s c o ntra la im p unidad d e e sta b arb arie , y quie ne s se c ruzan a m e nudo c o n e llas no sab e n e l do lo r que lle v an c o nsig o y e l e stig m a que d e b e n e nfre ntar e n sus c o m unidade s m arc adas p o r una c ultura m ac h ista y e l te rro r de se r v íc tim as de re p re salias p o r p arte de lo s p e rp e trado re s que andan lib re s y c o n asc e nso s m ilitare s. A c uatro año s de e m isió n de l IFCVR p are c e lle g ar la justic ia c o n p aso s tím ido s, tras la re c ie nte e xtradic ió n de l e x p re sid e nte Alb e rto Fujim o ri y la fo rm alizac ió n de d e nunc ia de l Fisc al Pe nal Cf r. ABRIL, Ruth. Las ag re sio ne s se xuales e n c o nf lic to s arm ado s c o m o c rím e ne s inte rnac io nale s: te nde nc ias re c ie nte s, e n AA.VV. Discriminación versus diferenciación.Tirant lo blanc h, Vale nc ia, 2004, pp. 54-55. 218 La Co m isió n de la Ve rdad y Re c o nc iliac ió n f ue c re ada e l 4 de junio de 2001, po r De c re to Supre m o 065-2001-PCM. El Inf o rm e Final de CVR f ue e ntre g ado al Pre side nte Ale jandro To le do e l 28 de ag o sto de 2003. 217

227

Sup rap ro v inc ial de Huan c av e lic a, Juan Bo rjas Ro a, que e l 12 d e o c tub re de 2007 de nunc ió c o ntra 9 e x ag e nte s m ilitare s, p o r la c o m isió n de l de lito de v io lac ió n se xual -c o m o fo rm a de to rtura- e n ag rav io de 13 v íc tim as de l c aso Manta y Vilc a. No o bstante , a e ste av anc e tardío de la justic ia ante e sto s ac to s de v io le nc ia se xual que sufrie ro n las m uje re s m ás e xc luidas y disc rim inadas de l siste m a p e ruano , e s de e nfatizar que e sto s h e c h o s no c o nstituye ro n e xc e so s aislado s, sino fue una e strate g ia d e g ue rra que se dio e n e l c o nte xto de una re p re sió n antisub v e rsiv a p lanific ada y dirig ida d e sde e l Estado ; p o r lo que , no só lo lo s re sp o nsab le s de e so s e xe c rab le s h e c h o s de b e n se r sanc io nado s, sino tam b ié n de b e n re sp o nde r a la justic ia quié ne s de te ntaro n e l p o de r p o lític o y av alaro n un siste m a andro c é ntric o , e xc luye nte y disc rim inado r c o nsintie ndo p o r ac c ió n e inac c ió n, e sto s c rím e ne s de g ue rra y d e le sa h um anidad que a la luz d e l De re c h o Inte rnac io nal de De re c h o s h um ano s e s una v io lac ió n per se de lo s de re c h o s fundam e ntale s de la m uje r. De ah í que Estado p e ruano tie ne la o b lig ac ió n de ado p tar m e c anism o s c o nduc e nte s a la inv e stig ac ió n de e sto s c rím e ne s de g é n e ro e n e l m arc o de un de b ido p ro c e so y c o n las g arantías que salv ag uarde n la inte g ridad d e v íc tim as y te stig o s c o m o o b se rv anc ia al p rinc ip io d e ig uald ad y no disc rim inac ió n re c o no c ido s e n e l Pac to Inte rnac io nal de De re c h o s Civ ile s y Po lític o s, Co nv e nc ió n So b re la Elim inac ió n de To das las Fo rm as de Disc rim in ac ió n Co ntra la Muje r, Estatuto de Ro m a de la Co rte Pe nal Inte rnac io nal y la Co nv e nc ió n Be le m Do Pará, d e lo s c uale s e l Pe rú e s p arte y p o r tanto , e stá o b lig ado b ajo e l p arag uas de e so s instrum e nto s inte rnac io nale s d e sanc io nar a lo s p e rp e trado re s y ase g urar una ad e c uada re p arac ió n a las v íc tim as. La judic ializac ió n de l c aso de Manta y Vilc a, c o nstituye un de safío e n la e dific ac ió n d e una justic ia d e g é ne ro , b asada e n una ló g ic a que transc ie nda e stas g rav e s v io lac io ne s de l ám b ito p riv ado a la e sf e ra p úb lic a que ap unte n a c o nc re tar e l de re c h o a la v e rdad, justic ia y re p arac ió n de e stas 24 m uje re s, p ara que e sta b arb arie no se re p ita ni que de im p une . Ho y lo s o p e rado re s de justic ia -Ministe rio Púb lic o y Po de r Jud ic ial- tie n e n la o b lig ac ió n de e sc uc h ar a e stas m uje re s que e n e sto s últim o s 20 año s h an sido o lv idadas y sum idas e n e l ab ando no e indife re nc ia p o r e l Estado p e ruano ; p o r lo que , to do s y to das d e b e m o s h ac e r re alidad la af irm ac ió n d e Juan Anto nio Carrillo Salc e do que e n la “criminalización de la barbarie, la humanidad ha 228

encontrado definitivamente un lugar en el Derecho Internacional... que estaba en el mundo de los mitos y en el imaginario de los pueblos y de los hombres…”. El im p ac to dif e re nc iado d e la v io le nc ia no s re v e la que la v io le nc ia se xual c o ntra la m uje r y e sp e c íf ic am e nte la v io lac ió n se xual f ue una p rác tic a g e ne ralizada y siste m átic a p e rp e trada p rinc ip alm e nte p o r ag e nte s de l Estado p e ruano e n un c o nte xto m ás am p lio de v io le n c ia p o lític a, v io le nc ia de g é n e ro y disc rim inac ió n m ayo ritariam e nte d irig ida c o ntra las m uje re s m ás p o b re s y rurale s, utilizado a lo larg o de l c o nflic to arm ado -c o m o arm a de g ue rra y e strate g ia c o ntrainsurg e nte - p ara dism inuir y so m e te r a las m uje re s a p artir de l uso de su c ue rp o , c o m o po de m o s e v id e nc iar a p artir de la e m isió n de l Info rm e Final de la Co m isió n de la Ve rdad y Re c o nc iliac ió n.219 Aspe c to rele v ante de la tem átic a en c uestió n que se pro dujo en fo rm a extendida y sistem átic a en e l c o nte xto de l c o nflic to arm ado peruano c o m o una “m anifestac ió n m ás g rav e y e v idente de l sexism o , de la de v aluac ió n y de spre c io de lo fem enino ”220. De e llo po dem o s inferir que la v io le nc ia se xual c o nstituye una v io lac ió n per se de lo s de re c ho s hum ano s en e l que se inc luyen fig uras c o m o la pro stituc ió n fo rzada, unio ne s fo rzadas, esc lav itud se xual, abo rto s fo rzado s, v io lac ió n sexual y desnudo s fo rzado s que afe c tó fundam entalm ente a las m ujeres m ás disc rim inadas y despro teg idas del sistem a peruano . El to tal de c aso s de v io lac ió n sexual re po rtado s es de 538, de lo s c uale s 527 c o rrespo nde a v íc tim as m uje res y o nc e c aso s es c o ntra v aro ne s 221. La v io lac ió n sexual rep resenta e l 1.53% de la to talidad de c aso s de v io lac io ne s de dere c ho s h um ano s re g istradas en e l IFCVR222. Cifra de la que po dem o s de duc ir que existe una c lara sub representac ió n, po rque no respo nde al univ e rso real de v íc tim as d e v io lac ió n sexual y de las o tras fo rm as de v io le nc ia sexual, c o m o resultado de que esta prác tic a e s c o nc eb ida c o m o una c ate g o ría se c undaria de l c o nflic to y no c o m o una v io lac ió n a lo s de re c ho s hum ano s. Tam b ién, este subre g istro de esto s c aso s es po r falta de denunc ia de las v íc tim as, la que se justific a no só lo po r el sentim iento de c ulpa, Cf r. CO MISIÓ N DE LA VERDAD Y RECO NCILIACIÓ N. Informe Final. O p. Cit., to m o VIII, pp. 67-69. 220 FERNÁNDEZ, Enc arnac ió n. Igualdad y Derechos Humanos. Te c no s. Madrid, 2003, p. 173. 221 Cf r. CO MISIÓ N DE LA VERDAD Y RECO NCILIACIÓ N. Informe Final. O p. Cit. to m o VIII, p. 67. 222 Cf r. CO MISIÓ N DE LA VERDAD Y RECO NCILIACIÓ N. Informe Final. O p. Cit., to m o VI, p. 199. 219

229

v erg üenza, m iedo a la estig m atizac ió n o al o strac ism o c o m unal, sino se fundam enta en e l tem o r a sufrir repre salias po r parte de lo s p erpetrado res, quienes c o nc retaro n que esta prác tic a que de sistem átic am ente im pune en un m arc o de c o rrup c ió n g eneralizada e inefic ac ia de l sistem a de justic ia p e ruano 223. No o bstante, a esta subrep resentac ió n estadístic a po de m o s infe rir a partir de lo s testim o nio s re c ib ido s po r la CVR que durante e l c o nflic to arm ado se dio una alta inc idenc ia de c aso s de v io le nc ia sexual c o ntra la m uje r, esp e c ífic am ente c aso s de v io lac io nes sexuale s que v ulneraro n e l te rrito rio m ás priv ado e íntim o : su c uerpo y su libe rtad sexual, c o m o exp re sió n de situac io nes prev ias de desig ualdad de g énero , étnic as y so c iale s que re fue rzan el uso de este reo tipo s sexistas y la rig ide z en la diferenc iac ió n de lo s pap e le s de g énero que exac erb an la v io le nc ia y disc rim inac ió n c o ntra las m ujeres 224 e “im p ide g rav em ente a la m ujer que g o c e de de re c ho s y libe rtades en p ie de ig ualdad c o n el ho m b re ”225 c o m o po dem o s e v idenc iar a m o do d e e jem p lo en 30 de lo s 118 te stim o nio s to m ado s e n e l estab le c im iento p enal de m uje res de Cho rrillo s-Lim a, las m ujeres m anifiestan hab er sufrido v io lac ió n sexual, m ientras que 66 de e llas señalan de h ab er sido so m etidas a o tras fo rm as de v io le nc ia sexual, lo c ual im p lic a que e l 81% de e stas m ujeres fuero n v íc tim as de v io le nc ia sexual226. Esta situac ió n, tam bién, po dem o s c o nstatar de lo s c aso s re g istrado s en la base de dato s de la Co m isió n de la Verdad y Re c o nc iliac ió n en e l que existen 7426 de m ujeres que fue ro n v íc tim as de desap aric io ne s fo rzadas, de tenc io nes arb itrarias, to rturas y e je c uc io nes e xtrajudic iale s; si bien no po dem o s afirm ar que to das e stas m ujeres fue ro n v íc tim as de v io le nc ia se xual y e n partic ular de v io lac io nes sexuale s, pero si tenem o s en c uenta la po sib ilidad de que e sto haya o c urrido , es de e v idenc iarse que e l núm e ro de m ujeres v íc tim as de v io le nc ia sexual po dría aum entar c o nside rab le m ente 227 y re v e lar la real m ag nitud de la tem átic a en c uestió n. Cf r. AMNISTÍA INTERNACIO NAL. Vidas rotas. Crímenes contra mujeres en situaciones de conflicto. O p. Cit., pp. 27-29. 224 Íde m . 225 Cf r. Co m ité para la Elim inac ió n de la Disc rim inac ió n c o ntra la Muje r, Re c o m e ndac ió n Ge ne ral Nº 19, Re c o pilac ió n de O bse rv ac io ne s Ge ne rale s, HRI/GEN/1/Re v . 7, 2004, párraf o 1. 226 Cf r. CO MISIÓ N DE LA VERDAD Y RECO NCILIACIÓ N. Informe Final. O p. Cit., to m o VI, p. 200. 227 Cf r. CO MISIÓ N DE LA VERDAD Y RECO NCILIACIÓ N. Informe Final. O p. Cit., to m o VI, p. 201. 223

230

El p erfil so c io dem o g ráfic o de las v íc tim as de v io le nc ia sexual e s sim ilar a to das las v íc tim as de l c o nflic to . En ese c o ntexto , fue ro n las p eruanas m ás po b res, disc rim inadas, e xc luidas so c ial, e c o nó m ic a y po lític am ente de l siste m a p e ruano , y po r lo tanto despro teg idas de l e jerc ic io de sus de re c ho s rec o no c ido s en el o rdenam iento interno e inte rnac io nal, las que sufriero n c o n m ayo r intensidad la p rác tic a de v io le nc ia sexual y en partic ular v io lac io ne s sexuale s, siendo la g ran m ayo ría de ellas, analfab etas o só lo h abían c ursado la prim aria. Adem ás, las v íc tim as eran m uje res que c h uah ablante s (75% de lo s c aso s), de o rig en rural (83%), c am p e sinas (36%) o am as de c asa (30%); y en re lac ió n a la edad de las v íc tim as, e llas eran jó v enes, c o n una m ayo r inc idenc ia en niñas que frisaban lo s o nc e año s de e dad, y que la m ayo r parte de las v íc tim as de v io lac ió n se xual re g istrada tenía entre 10 y 29 año s de e dad 228. El ám bito g eo g ráfic o en que o c urrió lo s c aso s de v io le nc ia sexual c o ntra la m ujer y esp e c ífic am ente la v io lac ió n se xual, po dem o s c o nstatar en 15 dep artam ento s de Perú. Ayac uc ho fue el dep artam ento c o n m ayo r núm e ro de c aso s de v io le nc ia sexual, seg uido s de Huanc av elic a y Apurím ac , c uya po b lac ió n es m ayo ritariam ente exc luida, disc rim inada, po bre, c am p esina y quec h uah ablante. En relac ió n a lo s año s en que se dio c o n m ayo r intensidad esto s c aso s, se identific an entre lo s año s 1984 y 1990, perío do que c o rrespo nde a la situac ió n m ás c rític a de c aso s de v io lac ió n de dere c ho s hum ano s en Perú 229. En ese c o nte xto , ag entes e statale s em p le aro n la v io le nc ia sexual y esp e c ialm ente la v io lac ió n sexual, c o m o arm a de g ue rra y c o m o una fo rm a de to rtura para o b tene r info rm ac ió n, c astig ar, intim idar, h um illar y despo jar a las m ujeres de su dig nidad y destruir su sentido de identidad c o n la finalidad de c o ntro larlas a ellas y a sus c o m unidades, y destruir c o m unidades ente ras 230. Co n re lac ió n a lo s p e rp e trado re s p o de m o s c o nstatar a p artir de l IFCVR que fue ro n ag e nte s d e l Estado p e ruano -m ie m b ro s de l Ejé rc ito , de la Marina de Gue rra y d e las Fue rzas Po lic iale s- y m ie m b ro s de g rup o s sub v e rsiv o s -Se nde ro Lum ino so y e l Mo v im ie nto Re v o luc io nario Túp ac Am aru- aunque e n dif e re nte s m ag nitud e s, sie ndo e l 83% d e lo s ac to s de v io lac ió n se xual y o tras fo rm as de v io le nc ia se xual c o ntra las m uje re s im p utab le s al Estado y ap ro xim adam e nte un 11% c o rre sp o nde n a Íde m . Íde m . 230 Cf r. AMNISTÍA INTERNACIO NAL. Vidas rotas. Crímenes contra mujeres en situaciones de conflicto, O p. Cit., pp. 38-39. 228 229

231

lo s g rup o s sub v e rsiv o s; p o r lo

que , p o de m o s e v id e nc iar que la m ayo r

re sp o nsab ilidad de c aso s de v io le nc ia se xual c o ntra la m uje r y e sp e c ialm e nte d e v io lac io ne s se xuale s e n e l m arc o de l c o nflic to , re sid e e n e l Estado p e ruano ; sin e m b arg o , tam b ié n, lo s m ie m b ro s de lo s g rup o s sub v e rsiv o s f ue ro n re sp o nsab le s de ac to s c o m o ab o rto s fo rzado s, unio ne s fo rzadas y se rv id um b re se xual231. De lo que po dem o s c o nstatar de l IFCVR que la v io le nc ia sexual c o ntra la m ujer, esp e c ífic am ente la v io lac ió n sexual c o ntra la m ujer se p erp e tró a g ran esc ala y sistem átic am ente a lo larg o de l c o nflic to -c o m o exp resió n de la v io le nc ia de g éne ro y disc rim inac ió n estruc tural c o ntra la m ujer que e xiste pre v ia y durante e l c o nflic to - c o n una c o nstante de im p unidad de estas v io lac io nes a lo s dere c ho s h um ano s de las m ujeres que se ag udizó po r la no existenc ia de m e c anism o s le g ale s que c o nc re ten la denunc ia de esto s c aso s, g ene rando en esa re alidad, una do b le v io lac ió n de dere c ho s: v io le nc ia sexual y ac c eso a la justic ia.

Carac te rizada fundam entalm ente: po r su

extensió n g eo g ráfic a, re iteranc ia, m o dus o pe randi, plurio fensiv idad de la ag resió n, m anifiesta asim etría de po de r entre e l ag re so r y la v íc tim a, y o m isió n en la inv estig ac ió n y sanc ió n a lo s respo nsab le s c o m o efe c to de la inac c ió n de l Estado p eruano c o n su o blig ac ió n de re spe tar y g arantizar e l e jerc ic io de lo s dere c ho s fundam entale s de las m ujeres re c o no c ido s en e l o rdenam iento interno e internac io nal,232 que abo rdam o s e n e l sig uiente ítem . 2. O b lig ac io n e s e n e l m arc o d e l De re c h o In te rn ac io n al d e lo s De re c h o s Hu m an o s Lo s de re c h o s h um ano s so n lo s de re c h o s inh e re nte s a to do s lo s se re s h um ano s, inse p arab le s de su dig nidad 233 re c o no c ido s e n e l o rde nam ie nto inte rno e inte rnac io nal. La c arac te rístic a p rinc ip al e s su inh e re nc ia, v ale

de c ir, e l

re c o no c im ie nto de que to do se r h um ano , po r e l h e c h o de se rlo , e s titular d e de re c h o s fundam e ntale s que la so c ie dad no p ue de arre b atarle ; p o r lo que , su re c o no c im ie nto y p ro te c c ió n univ e rsal re p re se nta una re v alo rac ió n é tic a y jurídic a

Cf r. CO MISIÓ N DE LA VERDAD Y RECO NCILIACIÓ N. Informe Final. O p. Cit., to m o VI, p. 201. 232 Cf r. DEFENSO RÍA DEL PUEBLO . Violencia Política en el Perú: 1980-1996. Un acercamiento desde una Perspectiva de Género. O p. Cit., pp. 143-144. 233 Cf r. CASTILLO , Mire ya. Derecho Internacional de los Derechos Humanos. O p. Cit., p. 15. 231

232

de l se r h um ano , lig ado a su dig nidad h um ana,234 a v alo re s e inte re se s p ro p io s de la Co m unidad Inte rnac io nal d e g arantizar un d e re c h o de p ro te c c ió n a trav é s d e m e c anism o s y ó rg ano s c re ado s e n c o nv e nio s, aunque no de m ane ra e xc lusiv a o e xc luye nte .235 No o b stante , de que e l re c o no c im ie nto de la sub je tiv idad juríd ic a inte rnac io nal de l indiv id uo , e s una c ue stió n p o lé m ic a e n e l ám b ito do c trinal y e n la p rác tic a236. En e se m arc o , e xiste n c ie rto s de re c h o s fundam e ntale s que c o nstituye n e l núc le o jurídic o e se n c ial e inde ro g ab le b ajo c ualquie r c irc unstanc ia o e xc e p c ió n, v ale de c ir, e n situac io ne s de c o nflic to s arm ado s, que e stán p ro te g ido s p o r no rm as im p e rativ as - normas de ius cogens- d e l DIDH que g e ne ran p ara lo s Estado s o b lig ac io ne s erga omnes e n c aso de v io lac ió n e n g ran e sc ala h aría inc urrir al Estado trasg re so r e n un c rim e n inte rnac io nal ante la Co m unidad Inte rnac io nal de Estado s, p o r tanto , no s e nc o ntram o s e n un m arc o é tic o -jurídic o que p ro te g e a la p e rso na h um ana e n e l p lano inte rnac io nal, g arantizándo le la ab so luta indisp o nib ilidad e inde ro g ab ilidad de de te rm inado s de re c h o s y e l disfrute de c ie rto s v alo re s c o nside rado s c o m o c o m une s p ara la Co m unid ad Inte rnac io nal d e Estado s, y c o n e se p ro p ó sito e l DIDH h a te nido que ir adap tándo se p ro g re siv am e nte a las e xig e nc ias d e lo s d e re c h o s h um ano s, h asta e l p unto de c o nc re tar un se c to r de l m ism o c o n un inc ip ie nte , p e ro p ro g re siv o g rado de auto no m ía237. De lo que p o de m o s infe rir de que e xiste n de te rm inado s de re c h o s que h an adquirido su re c o no c im ie nto c o m o de re c h o s inalie nab le s que tie ne n c arác te r de ius

cogens p o r re sp o nde r al núc le o juríd ic o f undam e ntal que la Co m unidad Inte rnac io nal re quie re p ara su sup e rv iv e nc ia, así c o m o re sp e c to a las ne c e sidade s m o rale s d e nue stro s tie m p o s; e n e se se ntido , to do Estado tie ne e l d e b e r de re sp e tar y g arantizar lo s de re c h o s fundam e ntale s re c o no c ido s e n e l o rde nam ie nto inte rno e inte rnac io nal, no só lo a trav é s de de c larac io ne s p o lític as, sino p o r m e dio de re g las y m e c anism o s

Cf r. NIK K EN, Pe dro . El c o nc e p to de De re c ho s Hum ano s. En Antología Básica de Derechos Humanos. Instituto Inte ram e ric ano de De re c ho s Hum ano s. San Jo sé de Co sta Ric a, 1994, p. 27. 234

Cf r. FERNANDEZ DE CASADEVANTE, Carlo s. De re c h o Inte rnac io nal de lo s De re c h o s Hum ano s. O p. Cit., pp. 109-110. 236 Cf r. MARIÑO MENÉNDEZ, Fe rnand o M. Derecho internacional público (Parte general). Tro tta, Madrid, 2005, p. 219-221. 237 Cf r. VILLÁN DURÁN, Carlo s. Curso de Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Tro tta, Madrid, 2006, pp. 90-91. 235

233

que g arantic e n su re al e f e c tiv idad y e je rc ic io e n la p rác tic a,238 c o m o e nfatiza e l p ro fe so r Fe rrajo li “c o nc ib e la re lac ió n e ntre de re c h o y la g arantía c o m o im p lic ac ió n no rm ativ a y no m e ra de sc rip c ió n o c o nstatac ió n de un h e c h o jurídic o (que p o dría no darse )”239. De lo que p o de m o s c o le g ir que e n e sa re lac ió n, las p arte s e stán c o nfo rm adas p o r e l indiv iduo y e l Estado : e l p rim e ro c o m o suje to de d e re c h o s y e l se g undo c o m o ag e nte que asum e o b lig ac io ne s inh e re nte s a tale s de re c h o s, y e s e l Estado quie n tie ne e l de b e r de g arantizar e l lib re y p le no e je rc ic io d e e so s de re c h o s a to da p e rso na suje ta a su jurisdic c ió n, sin disc rim inac ió n p o r m o tiv o s de raza, c o lo r, se xo , o p inio ne s po lític as o de c ualquie r o tro índo le u o tra c o ndic ió n so c ial,240 e n e se m arc o , e l artíc ulo 2 y artíc ulo 3 de l Pac to Inte rnac io nal de De re c h o s Civ ile s y Po lític o s,241 inc o rp o ra c o m o o b lig ac io ne s inm e d iatas p ara lo s Estado s p arte , las o b lig ac io ne s de re sp e tar y g arantizar lo s de re c h o s y lib e rtade s f undam e ntale s re c o no c ido s e n e l Pac to , sin disc rim inac ió n alg una, a to do s lo s indiv iduo s que se e nc ue ntre n b ajo su jurisdic c ió n, p o r tanto , im p lic a un c o njunto de o b lig ac io ne s v inc ulante s p ara lo s Estado s, v ale d e c ir, afe c tan a to do s lo s p o de re s de l Estado y o tras auto ridade s p úb lic as de c ualquie r niv e l, p ara g arantizar su e fic ac ia y c o nfo rm idad c o n e l Pac to 242. Al re sp e c to , e l Co m ité de De re c h o s Hum ano s de Nac io ne s Unidas e n su O b se rv ac ió n Ge ne ral Nº 31, p re c isa que : “El re quisito e stab le c ido e n e l p árrafo 2 d e l artíc ulo 2 d e que se ado p te n m e didas p ara h ac e r e fe c tiv o s lo s de re c h o s de l Pac to no e stá so m e tido a c o ndic io ne s y e s d e e f e c to inm e diato . La falta de c um p lim ie nto de e sta o b lig ac ió n no p ue d e e star justif ic ada ale g ando c o nside rac io ne s p o lític as, so c iale s, c ulturale s o e c o nó m ic as de ntro de e se Estado ”243. Cf r. CARRILLO SALCEDO , Juan. Soberanía del Estado y Derecho Internacional. Te c no s. Madrid, 1976, p. 279. 239 IBAÑEZ, Pe rf e c to André s. Pró lo g o , e n FERRAJO LI, Luig i. Derechos y Garantías. La ley del más débil. Traduc c ió n de Pe rf e c to André s Ibáñe z y Andre a Gre ppi. Tro tta, Madrid, 1999. p. 12. 240 Cf r. FAÚNDEZ, Hé c to r. El sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. Instituto Inte ram e ric ano de De re c ho s Hum ano s. San Jo sé , 2004, p. 74. 241 Cf r. Pac to Inte rnac io nal de De re c ho s Civ ile s y Po lític o s. O p. Cit., artíc ulo s 2 y 3. 242 Cf r. CASTILLO , Mire ya. Derecho Internacional de los Derechos Humanos. O p. Cit., pp. 82-83. 243 O NU. Co m ité de De re c ho s Hum ano s de Nac io ne s Unidas, O bse rv ac ió n Ge ne ral 31, “La índo le de la o blig ac ió n jurídic a g e ne ral im pue sta a lo s Estado s Parte s e n e l Pac to ”, CCPR/C/21/Re v .1./Add.13, 2004, párraf o 14. 238

234

En e se m arc o , lo s Estado s p arte adquie re n c o m p ro m iso s inte rnac io nale s e nc auzadas f undam e ntalm e nte a la p ro te c c ió n de lo s d e re c h o s h um ano s re c o no c ido s e n e l siste m a nac io nal e inte rnac io n al, a la ado p c ió n de disp o sic io ne s d e de re c h o inte rno que se an indisp e nsab le s p ara g arantizar la p le na v ig e nc ia y e f ic ac ia de e so s de re c h o s, y a la p ro h ib ic ió n de la disc rim inac ió n e n e l e je rc ic io de tale s de re c h o s,244 c o m o p o de m o s c o le g ir e n e l artíc ulo 1.1. de la Co nv e nc ió n Am e ric an a de De re c h o s Hum ano s,245 p re v é que lo s Estado s p arte no só lo tie ne n la o b lig ac ió n de re sp e tar lo s de re c h o s y lib e rtad e s re c o no c ido s e n e lla; v ale d e c ir, ase g urar que no se an v io lado s p o r ag e nte s de l Estado , sino to m ar las m e didas ne c e sarias p ara p ro te g e r y g arantizar e sto s de re c h o s c uando se v e an am e nazado s p o r la c o nduc ta de lic tiv a de p artic ulare s, p o rque “c o nstituye n e l fundam e nto g e né ric o de la p ro te c c ió n de lo s de re c h o s re c o no c ido s p o r la Co nv e nc ió n”246. La Co rte IDH e n su d e c isió n e m itida e n e l c aso Ve lás que z Ro dríg ue z e nfatiza que la o b lig ac ió n de re sp e tar lo s de re c h o s y lib e rtade s re c o no c ido s e n la Co nv e nc ió n, e s: “El re c o no c im ie nto de que e l e je rc ic io de la fun c ió n p úb lic a tie ne uno s lím ite s que d e riv an d e que lo s de re c h o s h um ano s so n atrib uto s inh e re nte s a la dig nidad h um ana, y e n c o nse c ue nc ia, sup e rio re s al p o de r de l Estado . Po r lo que e s ilíc ita to da fo rm a de e je rc ic io de l p o de r p úb lic o que v io le lo s de re c h o s re c o no c ido s p o r la Co nv e nc ió n. En tal se ntido e n to da c irc unstanc ia e n la c ual un ó rg ano o func io nario de l Estado o de una instituc ió n de c arác te r p úb lic o le sio ne inde b idam e nte uno de tale s de re c h o s, se e stá ante un sup ue sto de ino b se rv anc ia de l de b e r d e re sp e to c o nsag rado e n e se artíc ulo .” 247 Po r lo que , p o de m o s de duc ir de l de sarro llo jurisp rude nc ial que la o b lig ac ió n de re sp e tar im p lic a no só lo una o b lig ac ió n ne g ativ a, v ale de c ir, la e xiste nc ia d e Cf r. FAÚNDEZ, Hé c to r. El sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. O p. Cit., p. 75. 245 Co nv e nc ió n Am e ric ana so bre De re c ho s Hum ano s. O p. Cit., artíc ulo 1.1. 246 Co rte Inte ram e ric ana de De re c ho s Hum ano s. Caso Ve lásquez Ro dríg uez, Se nte nc ia de 29 de julio de 1988, Se rie C, núm e ro 4, párraf o 163. 247 Co rte Inte ram e ric ana de De re c ho s Hum ano s. Caso Ve lásquez Ro dríg ue z. O p. Cit., párrs. 165, 169 y 170. 244

235

lím ite s al e je rc ic io de l p o de r de l Estado , p ara que dire c ta o indire c tam e nte no p ue d a v uln e rar de re c h o s re c o no c ido s e n e l o rde nam ie nto inte rno e inte rnac io nal, sino que le im p o ne , tam b ié n, o b lig ac io ne s p o sitiv as, que c o nc re tan e ntre é stas y las de g arantía de lo s de re c h o s h um ano s, junto c o n e l de b e r de ado p tar m e didas p e rtine nte s p ara h ac e r e fe c tiv o s tale s de re c h o s y lib e rtade s 248. De tal m o do to d o m e no sc ab o a e sto s de re c h o s atrib uib le “a la ac c ió n u o m isió n de c ualquie r auto ridad p úb lic a, c o nstituye

un h e c h o

im p utab le

al Estado

que

c o m p ro m e te

su

re sp o nsab ilidad,” 249 c o nfo rm e a lo s té rm ino s de l tratado infring ido . Asp e c to c lav e c o n im p lic an c ias p re c isas p ara e l Estado p e ruano , c o m o Estado p arte d e o b lig ac io ne s inte rnac io nale s, tie ne e l d e b e r d e re sp e tar lo s de re c h o s fundam e ntale s de las m uje re s, ase g urando que sus f unc io nario s o ag e nte s m ilitare s y p o lic iale s no c o m e tan ac to s de v io le nc ia c o ntra las m uje re s e n g e ne ral, e sp e c ífic am e nte v io lac io ne s se xuale s y o tras fo rm as de v io le nc ia se xual c o ntra las m uje re s, ya se a e n situac io ne s de c o nflic to s arm ado s o e n tie m p o s de p az. En e fe c to , p o de m o s e v id e nc iar e n do c um e nto s, info rm e s d e o rg anism o s d e de re c h o s h um ano s y p rinc ip alm e nte de l IFCVR, que e l Estado p e ruano no re sp e ta ni p ro te g e lo s de re c h o s f undam e ntale s de las m uje re s y niñas c o nsag rado s e n e l o rde nam ie nto inte rno e inte rnac io nal, e sp e c ialm e nte fre nte a v io lac io ne s se xuale s y ac to s de v io le nc ia se xual, que fre c ue nte y siste m átic am e nte c o m e tie ro n ag e nte s e statale s c o ntra las m uje re s m ás po b re s, disc rim inadas y de sp ro te g idas a lo larg o de l c o nflic to , p o r tanto , e l Estado p e ruano h a inc um p lido re c urre nte y siste m átic am e nte su o b lig ac ió n de re sp e tar e l de re c h o d e las m uje re s y niñas a una v ida lib re d e v io le n c ia y disc rim inac ió n, inc luida la o b lig ac ió n de p ro te g e r lo s de re c h o s se xuale s, re p ro duc tiv a, y e l d e re c h o a no se r o b je to de p e rse c uc ió n p o r m o tiv o s de o rie ntac ió n se xual o g é ne ro , ac o rde a e stándare s e stab le c ido s e n lo s siste m as de p ro te c c ió n de lo s de re c h o s h um ano s re c o no c ido s inte rnac io nalm e nte 250. En e se m arc o , la o b lig ac ió n e statal d e g arantizar im p lic a e l d e b e r d e lo s Estado s de ado p tar to das las m e d idas p e rtine nte s y razo nab le s p ara ase g urar la

Cf r. FAÚNDEZ, Hé c to r. El sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. O p. Cit., pp. 76-77. 249 Co rte Inte ram e ric ana de De re c ho s Hum ano s. Caso Ve lásquez Ro dríg ue z. O p. Cit., párr. 164. 250 Cf r. AMNISTÍA INTERNACIO NAL. Vidas rotas. Crímenes contra mujeres en situaciones de conflicto, O p. Cit., pp. 40-41 248

236

e f e c tiv idad y e l e je rc ic io d e lo s de re c h o s fundam e ntale s re c o no c ido s e n e l o rde nam ie nto inte rno e inte rnac io nal e im p e dir c o n m e c anism o s ade c uado s la inte rfe re nc ia de te rc e ro s, y p arale lam e nte c o n su de b e r de re sp e to , e sta o b lig ac ió n im p o ne a lo s Estado s e l de b e r de p ro te g e r al indiv id uo de lo s ac to s que p ro v e ng an de p artic ulare s que te ng an e l e f e c to de o b stac ulizar e im p e dir e l disfrute y e l e je rc ic io de e so s de re c h o s 251. En e se se ntido , la Co rte IDH e n su de sarro llo jurisp rud e nc ial h a de lin e ado e l c o nte nido d e e sta o b lig ac ió n e n su d e c isió n e m itida e n e l c aso Ve lásque z Ro dríg ue z, h a se ñalado que : “Esta o b lig ac ió n im p lic a e l d e b e r de lo s Estad o s p arte de o rg anizar to do e l ap arato e statal g ub e rnam e ntal y, e n g e ne ral, to das las e struc turas a trav é s d e las c uale s se m anifie sta e l e je rc ic io de l p o de r p úb lic o , de m ane ra, tal que se an c ap ac e s de ase g urar jurídic am e nte e l lib re y p le no e je rc ic io de lo s de re c h o s h um ano s. Co m o c o nse c ue nc ia d e e sta o b lig ac ió n lo s Estado s de b e n p re v e nir, inv e stig ar y sanc io nar to da v io lac ió n de lo s de re c h o s re c o no c ido s p o r la Co nv e nc ió n y p ro c urar ad e m ás e l re stab le c im ie nto , si e s p o sib le , de l de re c h o c o nc ulc ado y, e n su c aso , la re p arac ió n de daño s p ro duc ido s p o r la v io lac ió n de de re c h o s h um ano s”252. Asim ism o , la Co rte IDH p re c isa que e l d e b e r d e g arantía e statal no se ag o ta ni se lim ita a la e xiste n c ia d e una disp o sic ió n no rm ativ a c o nduc e nte a e f e c tiv izar e l c um p lim ie nto de e sta o b lig ac ió n, sino im p lic a la c o nc re c ió n de una c o nduc ta g ub e rnam e ntal que ase g ure e n la p rác tic a c o n m e c anism o s ade c uado s, de una e f ic az g arantía p ara e l disfrute de lo s de re c h o s h um ano s re c o no c ido s e n e l siste m a inte rno e inte rnac io nal;253 y e nfatiza e l alc an c e d e l artíc ulo 1 d e la Co nv e nc ió n, que la o b lig ac ió n de g arantizar lo s de re c h o s h um ano s e s un de b e r p o sitiv o p ara lo s Estado s p arte , y que garantizar, im p lic a la o b lig ac ió n de l Estado de ado p tar to das las m e didas ne c e sarias p ara re m o v e r to do s lo s o bstác ulo s que p ue dan inte rfe rir p ara que las p e rso nas suje tas a su jurisdic c ió n p ue d an disfrutar de lo s de re c h o s que la Cf r. FAÚNDEZ, Hé c to r. El sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. O p. Cit., pp. 77-78. 252 Co rte Inte ram e ric ana de De re c ho s Hum ano s. Caso Ve lásquez Ro dríg ue z. O p. Cit., párr. 166. 253 Íde m , párr. 167. 251

237

Co nv e nc ió n re c o no c e ,254 e n e se m arc o jurisp rude nc ial, e l d e b e r de g arantía se c o nc re ta a trav é s de c uatro o b lig ac io ne s, c o m o e s, la p re v e nc ió n, inv e stig ac ió n, sanc ió n y re p arac ió n.

2. Las n o rm as in te rn ac io n ale s d e p ro te c c ió n d e lo s d e re c h o s d e la m u je r De l re c o rrido de l te m a e n c ue stió n de sde su inv isib ilizac ió n c o m o una v io lac ió n de d e re c h o s h um ano s h asta su re c ie nte re c o no c im ie nto c o m o una v io lac ió n per se d e de re c h o s h um ano s a la luz de l DIDH. En e sa te nde nc ia, e n e l ám b ito de l DIDH se h a de sarro llado una se rie de instrum e nto s jurídic o s c o nduc e nte s a p ro h ib ir la p e rp e trac ió n de c rím e ne s y v io lac io ne s a lo s de re c h o s h um ano s que re m e c e n la c o nc ie n c ia d e la h um anidad, e n re sp ue sta al d e sc ub rim ie nto de l uso de la v io lac ió n se xual c o m o arm a de g ue rra durante e l c o nflic to arm ado e n la e x Yug o slav ia. Este h e c h o im p ulsó a c o nc re tar un p ro c e so de inte rnac io nalizac ió n de la justic ia, así c o m o e l p ro c e so de e sp e c ific ac ió n de lo s de re c h o s fundam e ntale s de las m uje re s, c o m o c o le c tiv o e n situac ió n de m ayo r v uln e rab ilidad y c o m o v íc tim as e sp e c ífic as d e c rím e n e s de g é n e ro . Esto s de lito s y c rím e ne s de v io le nc ia se xual, c o nstituye n c rím e n e s de g ue rra o de le sa h um anidad, se g ún e l c o nte xto de su p e rp e trac ió n, ya se a e n situac io ne s de c o nflic to s arm ado s o e n tie m p o s de p az255. En e fe c to , e l re c o no c im ie nto inte rnac io nal de la v io lac ió n se xual y o tras fo rm as de v io le nc ia se xual c o ntra la m uje r, c o m o una v io lac ió n per se de de re c h o s h um ano s a la luz de l DIDH, y de b ido a la ne c e sidad de te ne r p ro c e dim ie nto s, m e c anism o s y e strate g ias p ara p re v e nir, re p rim ir y e rrad ic arla, h a sido e l c e ntro de ate nc ió n e n e sto s últim o s tie m p o s de la Co m unidad Inte rnac io nal y de lo s o rg anism o s de de re c h o s h um ano s, las que h an induc ido h ac ia una m ayo r d isp o sic ió n e n e l tratam ie nto y e n e l ab o rdaje de la c ue stió n, así c o m o h a c o nc re tado un re sp e to c ad a v e z m ás e sp e c ífic o dada a su c o m p le jidad p ara e nfre ntar e l te m a e n c ue stió n e n la ac tual o rie ntac ió n de l DIDH, y e n e l que se te ng a e n c ue nta la e xp e rie nc ia re al d e las

Cf r. Co rte Inte ram e ric ana de De re c ho s Hum ano s. Exc e pc io ne s al ag o tam ie nto de lo s re c urso s inte rno s, (artíc ulo s 46.1, 46.2.a y 46.2.b. Co nv e nc ió n Am e ric ana de De re c ho s Hum ano s), O pinió n Co nsultiv a O C-11/90 de 10 de ag o sto de 1990, Se rie A, núm e ro 11, párr. 34. 255 Cf r. WILSO N, Pe rla. Co rte Pe nal Inte rnac io nal, e n AA.VV. Corte Penal Internacional. La Mo rada, Santiag o de Chile , 2003, pp. 5-7. 254

238

m uje re s e n situac io ne s de c o nflic to s arm ado s y c o m o re sultado c o nc re tar no rm as e sp e c ífic as que ab o rde n e sta te m átic a c o m o una c ue stió n de de re c h o s h um ano s 256. En e sa te nde nc ia, la Co nv e nc ió n So b re la Elim inac ió n de To das las Fo rm as de Disc rim inac ió n Co ntra la Muje r de 1979 y la Co nv e nc ió n p ara Pre v e nir, Sanc io nar y Erradic ar la Vio le nc ia Co ntra la Muje r, Co nv e nc ió n de Be lé m do Pará d e 1994, c o nstituye n, lo s instrum e nto s m ás re le v ante s e n la p ro te c c ió n d e la v io le nc ia c o ntra la m uje r e n c o nte xto s de c o nflic to s arm ado s, de b ido a que sus no rm as so n de c um p lim ie nto o b lig ato rio p ara lo s Estado s p arte s e n razó n a su c arác te r v inc ulante ; y ade m ás c o nc re tan un av anc e le g islativ o y do c trinario e n re lac ió n al status juríd ic o de lo s d e re c h o s fundam e ntale s d e la m uje r in h e re nte s a la c ue stió n;257 y e n e sa p e rsp e c tiv a, p o de m o s infe rir lo s c o nte nido s m ás im p o rtante s e n re lac ió n al te m a e n c ue stió n, que ab o rdam o s a c o ntinuidad.

Ju s tic ia d e g é n e ro e n e l m arc o d e l Es tatu to d e la Co rte Pe n al

4.

In te rn ac io n al No o b stante , al re c o no c im ie nto inte rnac io nal de l te m a e n c ue stió n c o m o una v io lac ió n per se de de re c h o s h um ano s a la luz de l DIDH, y c o m o c o nstitutiv a d e c rím e n e s de le sa h um anidad y de g ue rra e n e l m arc o de l Estatuto de CPI, p o de m o s e v id e nc iar e n e l te rre no que la v io le nc ia se xual c o ntra la m uje r e s un p ro b le m a que alc anza p ro p o rc io ne s e p idé m ic as, e n tie m p o s de ap are nte p az, no e s d e e xtrañar que e n p e río do s de c o nflic to s arm ado s, é sta no só lo aum e nte la c antidad de v íc tim as, sino

tam b ié n

en

p e rv e rsidad, e sp e c ialm e n te

c uando

e sta v io le n c ia tie ne

c o nno tac io ne s se xuale s,258 c o m o e v id e nc iam o s a p artir de lo s p atro ne s de v io le nc ia se xual p e rp e trado s p rinc ip alm e nte p o r ag e nte s e statale s e n e l c o nte xto de l c o nflic to arm ado p e ruano . La c re ativ idad d e m o strada e n la p e rp e trac ió n de c rím e n e s se xuale s p o r to do s lo s b ando s e n c o nte xto s de c o nflic to s arm ado s que se d ie ro n e n e l sig lo XX e s re alm e nte de v astado ra. Pe ro m ás de v astado r e s la im p unidad que h e m o s v isib ilizad o Cf r. GARDAM, Judith . La m uje r, lo s de re c ho s hum ano s y e l de re c ho inte rnac io nal hum anitario . O p. Cit., pp. 466-467. 257 Cf r. FACIO Alda. Hac ía o tra te o ría c rític a de l De re c ho , e n FACIO Alda; FRIES Lo re na (Edito ras). Género y Derecho. La Mo rada. Santiag o de Chile , 1999, pp. 228-229. 258 Cf r. WILSO N, Pe rla. Co rte Pe nal Inte rnac io nal, e n AA.VV. Corte Penal Internacional. La Mo rada, Santiag o de Chile , 2003, pp. 7-8. 256

239

e n e l c o nte xto de l c o nf lic to arm ado p e ruano inh e re nte al te m a e n c ue stió n. En e se c o nte xto e l im p ac to de CPI so b re las m uje re s e s sub stanc ial. Futuras v íc tim as de la v io le n c ia se xual e je rc ida e n situac io ne s de c o nflic to s no te ndrán que sufrir la m ism a sue rte que las m uje re s d e o tras g ue rras y c o nflic to s, que siste m átic am e nte y p re te ridam e nte fue ro n inv isib ilizadas c o m o suje to s de de re c h o s, e n e se se ntido , e l Estatuto de CPI, e s un instrum e nto re le v ante y m arc a un g ran av anc e e n la e dific ac ió n de una justic ia de g é ne ro -se nsitiv a, sino tam b ié n e n las m e nte s y c o razo ne s de to da la so c ie dad 259. En e se m arc o de l Estatuto de CPI, h ay tre s e le m e nto s e n c lav e de g é n e ro p ara e stas re fo rm as:260 1) No se de b e re c ib ir ning una p rue b a re lac io nada c o n la c o nduc ta se xual ante rio r a la v íc tim a. 2) No se de b e re que rir ning una c o rro b o rac ió n de l te stim o nio de la v íc tim a. 3) Cuando e xiste n c irc unstanc ias c o e rc itiv as, inc luye ndo v io le nc ia, te nsió n, fue rza o am e naza so b re la v íc tim a o una te rc e ra p e rso na, no se rá ac e p tab le utilizar e l arg um e nto de c o nse ntim ie nto c o m o de fe nsa. En e sa te nde nc ia, c o nside ram o s que la in c o rp o rac ió n de la p e rsp e c tiv a de g é ne ro e n e l Estatuto de CPI e s sin duda e l lo g ro m ás im p o rtante , de b ido a que e s la p rim e ra v e z que e n un instrum e nto inte rnac io nal ap are c e la p alab ra g é ne ro ,261 a p e sar de la o p o sic ió n de lo s fundam e ntalistas y de l Vatic ano , se c o nc re tó a que se m antuv ie ra la p alab ra g é ne ro c o m o la c o ndic ió n de que se in c luye ra una de finic ió n e n e l te rc e r p árrafo de l artíc ulo 7. Muc h as fe m inistas h an c ritic ado p o r h ab e r p e rm itido una de finic ió n que no e s c o rre c ta p ue s e n lug ar d e de c ir que e l g é ne ro se re f ie re a lo s v alo re s, ac titude s y c o n no rm as que c o nfo rm an la c o nstruc c ió n so c ial y no b io ló g ic a de h o m b re s y m uje re s, la que se inc luyó dic e : “A lo s e f e c to s de l p re se nte e statuto se e nte nde rá que e l té rm ino g é ne ro se re fie re a lo s do s se xo s, m asc ulino y f e m e nino e n e l c o nte xto de la so c ie dad. El té rm ino no alude a ning ún sig nific ado distinto al ante rio r”. Si b ie n e ste té rm ino no e xp lic a e xac tam e nte que e s .259 Cf r. CO PELO N, Rh o nda. Crím e ne s de Gé ne ro c o m o Crím e ne s de Gue rra: Inte g rando lo s Crím e ne s c o ntra las Muje re s e n e l De re c ho Pe nal Inte rnac io nal. O p. Cit., p. 23. 260 Cf r. FRIES, Lo re na. Co rte Pe nal Inte rnac io nal y av anc e s e n m ate ria de justic ia de g é ne ro , e n AA.VV. O p. Cit., pp. 73-75 261 Cf r. FRIES, Lo re na. Co rte Pe nal Inte rnac io nal y av anc e s e n m ate ria de justic ia de g é ne ro , e n AA.VV. O p. Cit., pp. 79-81.

240

g é ne ro , p e ro e n nue stra o p inió n, e sta de finic ió n e s un g ran av anc e e n c lav e d e g é ne ro e n e l DIDH,262que e n e l te rre no ya h a te n ido e f e c to s p o sitiv o s, c o m o e s, a que la p e rse c uc ió n p o r razo ne s de g é ne ro e s ah o ra un c rim e n de le sa h um anidad, lo c ual no s e v id e nc ia lo g ro s re le v ante s inh e re nte s a la c ue stió n que e n su e se nc ia b usc a p ro te g e r a la m uje r a v iv ir lib re de disc rim inac ió n y de to das fo rm as de v io le nc ia, e sp e c ífic am e nte de v io lac io ne s se xuale s y de v io le nc ia se xual263. O tro asp e c to re le v ante f ue e l h e c h o de que e l Estatuto c o nte m p la e n su artíc ulo 21, p árrafo 3, un p rinc ip io que dic e que no se p ue d e inte rp re tar ni inte rp re tar e l Estatuto de CPI de m ane ra que te ng a un im p ac to adv e rso p o r razo ne s de g é ne ro , e ntre o tras. Co sa que suc e de , h a suc e dido y sig ue suc e d ie ndo e n la m ayo ría d e las Co rte s Inte rnac io nale s ad hoc, que la no inc lusió n e xp líc ita de l p rinc ip io de no disc rim inac ió n e stuv o a p unto de no se r inc luido e n e l Estatuto . Las m uje re s de m o straro n c o n do c um e nto s y se nte nc ias de las c o rte s inte rnac io nale s ad hoc que la no inc lusió n e xp líc ita de l p rinc ip io d e no disc rim inac ió n no só lo no e ra sup e rflua, sino que aún inc luyé ndo la, no ne c e sariam e nte se c um p liría c o n o tro s e le m e nto s que la re fo rzarán 264. La inc lusió n de e ste p rinc ip io d e sde una p e rsp e c tiv a d e g é ne ro p ara las m uje re s de to do s lo s lado s y ám b ito s, p rim e ro p o r que e xig e inv e stig ar y p ro c e sar to do h e c h o de v io le nc ia de g é n e ro y que las re g las de p ro c e dim ie nto y p rue b a no de n lug ar a e ste rio tip o s disc rim inato rio s. Ade m ás e n c uanto a la inte rp re tac ió n de l de re c h o se re f ie re , o b lig a a lo s jue c e s a ate ne rse a lo disp ue sto e n lo s tratado s inte rnac io nale s de de re c h o s h um ano s y a la p ro h ib ic ió n de h ac e r distinc io ne s b asadas e n e l g é ne ro que te ng an e fe c to s adv e rso s e n h o m b re s o m uje re s. La jurisp rud e nc ia a la c ual la CPI d e b e c e ñirse in c luye p rinc ip io s g e ne rale s de riv ado s de l de re c h o inte rno de lo s siste m as jurídic o s inte rnac io nale s, sie m p re que no se an inc o m p atib le s c o n e l Estatuto ni c o n e l De re c h o Inte rnac io nal ni las no rm as y p rinc ip io s inte rnac io nale s re c o no c ido s 265.

Íde m , pp. 81-83. Cf r. AMNISTÍA INTERNACIO NAL. La violencia contra las mujeres en los conflictos armados. O p. Cit . pp. 76-79. 264 Cf r. CO PELO N, Rho nda. Crím e ne s de Gé ne ro c o m o Crím e ne s de Gue rra: Inte g rando lo s Crím e ne s c o ntra las Muje re s e n e l De re c ho Pe nal Inte rnac io nal. O p. Cit., p. 23. 265 Íde m , p. 24. 262 263

241

La disp o sic ió n que p ro h íb e h ac e r d istinc io ne s de g é ne ro que te ng an e f e c to s adv e rso s e n m uje re s y o tro s g rup o s h istó ric am e nte disc rim inado s, e n la ap lic ac ió n e inte rp re tac ió n d e l d e re c h o e s un re c o rdato rio a la CPI p ara e star ale rta ante la p o sib le p re se nc ia de asp e c to s disc rim inato rio s e n las fue nte s de l d e re c h o que p ue d a utilizar y ap lic ar. Es d e c ir aunque la d isc rim inac ió n c o ntra las m uje re s p o r razo ne s de g é ne ro e sta p re se nte im p líc itam e nte e n lo s o rde nam ie nto s nac io nale s, e sta no de b e te ne r ac c e so a la CPI, p ara g arantizar una c o nstruc c ió n juríd ic a de g é ne ro , y que e sa c o nstruc c ió n se a d e sde una p e rsp e c tiv a de g é n e ro , p ara que p ue da func io nar de ac ue rdo a lo s p rinc ip io s de c o m p le m e ntarie dad y c o o p e rac ió n de sarro llado s in e xte nso e n e l tratado 266. O tro lo g ro im po rtante de sde la p e rsp e c tiv a de g é ne ro fue la inc lusió n de la v io lac ió n se xual ya no c o m o una o fe nsa c o ntra e l h o no r, c o m o e stá re c o no c ida e n lo s Co nv e nio s de Gine b ra, sino c o m o un de lito tan g rav e c o m o la to rtura, la e sc lav itud, e tc . Ade m ás, e l Estatuto tip ific a una g am a de c rím e ne s d e v io le nc ia se xual y de g é ne ro que no e stán c o nte m p lado s e n lo s Co nv e nio s de Gine b ra, c o m o e s, la e sc lav itud se xual, la p ro stituc ió n fo rzada, e l e m b arazo fo rzado , que f ue p o r sup ue sto e l te m a m ás c o ntro v e rsial, la e ste rilizac ió n fo rzada y c ualquie r o tra v io le n c ia se xual d e g rav e dad c o m p arab le a lo s o tro s c rím e ne s. Es m ás, se p ue de n e njuic iar to das e stas fo rm as de v io le nc ia se xual c o m o c o nstitutiv as de to rtura y g e no c id io o c o m o v io le nc ia se xual. Asp e c to s fundam e ntale s e n c lav e d e g é ne ro 267. Ade m ás e l Estatuto de CPI re c o no c e que e l c atálo g o de c rím e ne s se xuale s no e stá c e rrada e s un g ran av anc e , p o rque e s un re c o n o c im ie nto de que la v io le n c ia c o ntra las m uje re s e s h istó ric a, y p o r e nde , e s un p ro c e so dialé c tic o que se transfo rm a y se e v id e nc ia se g ún las c irc unstanc ias c o nc urre nte s e n c ada c o nte xto de c o nflic to s ya se an inte rno s e inte rnac io nale s y de una so c ie dad a o tra268. Este re c o no c im ie nto de lo s de lito s y c rím e ne s d e v io le nc ia se xual y de g é ne ro tam b ié n re p re se nta un av anc e p ara to das las m uje re s e n e l De re c h o Inte rnac io nal ya que , c o m o v im o s, e l tratam ie nto que se le dab a a e sto s de lito s e n instrum e nto s Íde m , p. 25. Cf r. CO PELO N, Rho nda. Crím e ne s de Gé ne ro c o m o Crím e ne s de Gue rra: Inte g rando lo s Crím e ne s c o ntra las Muje re s e n e l De re c ho Pe nal Inte rnac io nal. O p. Cit., p. 23. 267 Íde m , p. 25. 268 Cf r. FRIES, Lo re na. Co rte Pe nal Inte rnac io nal y av anc e s e n m ate ria de justic ia de g é ne ro , e n AA.VV. O p. Cit., pp. 81-83. 266 267

242

le g ale s ante rio re s a la CPI e ra de una to tal inv isib ilizac ió n, v ag ue dad y falta d e re sp e to a las m uje re s v íc tim as;269 y o tro av anc e que p o de m o s p e rc ib ir e n e l Estatuto de CPI disp o ne e n su artíc ulo 36 que e l p ro c e so de se le c c ió n to m e e n c ue nta la ne c e sidad d e c o ntar c o n una “re p re se ntac ió n e quilib rada d e m ag istrado s m uje re s y h o m b re s”. Idé ntic a disp o sic ió n se ap lic a a la se le c c ió n de l p e rso nal que inte g rará la Fisc alía y d e m ás ó rg ano s de la CPI, lo c ual e s un av anc e fundam e ntal que de sd e e l m ism o se no de l CPI se transc ie nda una p e rsp e c tiv a e n c lav e de g é ne ro c o m o e le m e nto v ital e n la c o nstruc c ió n de una justic ia de g é ne ro -se nsitiv a270. En Ro m a tam b ié n se lo g ró que h ub ie ra e xp e rtic ia so b re la v io le nc ia c o ntra m uje re s, niño s y niñas e ntre las y lo s m ag istrado s. Aunque que ríam o s que fue ra e xp e rtic ia e n v io le nc ia d e g é ne ro , p o rque e stá in c luye o b v iam e nte la v io le nc ia que se e je rc e c o ntra lo s h o m b re s p o r se r h o m b re s, c o m o e l re c lutam ie nto fo rzado , p e ro , de nue v o , g rac ias al v atic ano y sus se g uido re s, h ub o que ne g o c iar y e l re sultado fue : “v io le nc ia c o ntra m uje re s y niño s”, c o n lo que lo s h o m b re s adulto s que daro n de sp ro te g ido s, de b ido a la ig no ranc ia e n to rno al té rm ino g é ne ro ; y p o r o tro lado , e l Estatuto inc luye un asp e c to v ital e n c lav e de g é n e ro , la e xig e nc ia de que e n la fisc alía h aya una p e rso na e xp e rta e n g é ne ro que ase so re al fisc al e n e l e njuic iam ie nto p o r de lito s que inv o luc re n a la v io le n c ia se xual o a v íc tim as y te stig o s d e l se xo fe m e nino 271. Este e s un m e c anism o m uy im p o rtante p ara ase g urar que e sto s de lito s se inv e stig ue n y se juzg ue n ade c uadam e nte , y a que las v íc tim as se an re sp e tadas y p ro te g idas. Dado que la fisc alía e sta fac ultada, c o n auto rizac ió n de sala de c ue stio ne s p re lim inare s d e la CPI, p ara ab rir una inv e stig ac ió n de o fic io c o n b ase e n ante c e d e nte s e ntre g ado s p o r O rg anizac io ne s no Gub e rnam e ntale s (O NGs), e s p artic ularm e nte sub stanc ial que se e xija a lo s ase so re s jurídic o s c o lab o ra O tro lo g ro im p o rtante p ara las m uje re s, f ue e l que e l Estatuto de CPI c o nte m p la la c re ac ió n de una De p e nde nc ia de Víc tim as y Te stig o s, c o nduc e nte a p ro p o rc io nar p ro te c c ió n, se g uridad, c o nse je ría y asiste nc ia a v íc tim as y te stig o s, así Íde m , p. 25 Íde m , pp. 79-81. 271 Cf r. CO PELO N, Rho nda. Crím e ne s de Gé ne ro c o m o Crím e ne s de Gue rra: Inte g rando lo s Crím e ne s c o ntra las Muje re s e n e l De re c ho Pe nal Inte rnac io nal. O p. Cit., pp. 25-26. 269 270

243

c o m o a to das las p e rso nas que p o drían e star e n p e lig ro p o r c ausa de alg ún te stim o nio 272. La de p e nd e nc ia e stará de ntro de la Se c re taría y no la fisc alía e n e l e nte ndido de que la p ro te c c ió n de lo s te stig o s no p ue de e star sup e d itada a lo s im p e rativ o s de l juic io . Talante re le v ante p ara las m uje re s, que e n to das las g ue rras y c o nflic to s arm ado s re c ie nte re p re se ntan la g ran m ayo ría de v íc tim as, f ue que e l Estatuto de CPI re c o no c ie ra e xp líc itam e nte e l de re c h o de las v íc tim as a p artic ip ar e n e l juic io , p re se ntando de m ane ra dire c ta o a trav é s de re p re se ntante s le g ale s sus o p inio ne s y o b se rv ac io ne s e n to das las e tap as e n que sus inte re se s p e rso nale s se v e an afe c tado s. En e f e c to , c o m o e v id e nc iam o s e s v ital c o nside rar e n to do p ro c e so inh e re nte a la c ue stió n, ya se a p ara p re v e nir, inv e stig ar, sanc io nar a lo s p e rp e trado re s o re p arar ade c uadam e nte a las v íc tim as de e sto s de lito s y c rím e n e s de g é ne ro , e s sig nif ic ativ o que e l ab o rdaje y tratam ie nto de la c ue stió n e n c lav e de g é ne ro , p o rque si no inc luy e la p e rsp e c tiv a de g é ne ro e n to do e l que h ac e r de un Trib unal, se de ja p o r fue ra las e xp e rie nc ias de la m itad de la p o b lac ió n h um ana y al inc luir a las de la o tra m itad c o m o si fue ra re p re se ntativ a de to da la h um anidad o c o m o si fue ra la h um anidad to da, un Trib unal no p ue de se r inde p e ndie nte , im p arc ial, univ e rsal o e f ic ie nte ; p o r tanto , una justic ia sin p e rsp e c tiv a de g é ne ro , h ac e que e l ac c io nar de e se Trib unal no e s im p arc ial, p o rque se re string e e l g é ne ro m asc ulino , que se to m a c o m o m o de lo d e lo h um ano . No e s univ e rsal p o r que no inc luye a to das las p e rso nas, no e s inde p e ndie nte p o rque e stá suje to a v alo re s se xistas y no e s e fic ie nte , p o rque no p ue de b re g ar c o n to do s lo s e le m e nto s que c o m p o ne n lo s de lito s o ac to s que se c o m e te n e n razó n de l g é ne ro sim b ó lic o , so c ial y e struc tural p arám e tro de lo h um ano 273. A p e sar de e sto s av anc e s e se nc iale s e n la e d ific ac ió n de una justic ia d e g é ne ro , p o de m o s afirm ar que a c asi c uatro año s de lo s c aso s p re se ntado s y e ntre g ado s e n e l IFCVR al Estado p e ruano sig ue p re te rida y siste m átic am e nte m ante nie ndo e sto s c aso s a niv e l de una inv e stig ac ió n p re lim inar y lo s re sp o nsab le s c o ntinúan im p une s. A e llo de b e sum arse las dific ultade s de una do c um e ntac ió n

Íde m , pp. 85-86. Cf r. FACIO , Alda. Cuando el género suena cambios trae. (Una metodología para el análisis de género del fenómeno legal). ILANUD, O p. Cit., pp. 60-63. 272 273

244

ade c uada d e lo s h e c h o s y la falta de una se nsib ilidad de g é n e ro de lo s o p e rado re s juríd ic o s, asp e c to s que c o ntrib uye n a la im p unidad y que e ro sio nan c ualquie r av an c e h ac ia lo s p ro c e so s de re c up e rac ió n de la v e rdad y re c o nc iliac ió n; p o r lo que , e n c lav e de g é ne ro e s fundam e ntal ab o rdar e l tratam ie nto de la te m átic a c o m o una c ue stió n de d e re c h o s h um ano s p ara que no que d e siste m átic am e nte e n la ag e nda e statal c o m o e f e c to c o late ral de l c o nflic to , sino a la luz de lo e stab le c ido e n e l Estatuto d e CPI, la c ue stió n te ng a un im p ac to re al no só lo e n e l p ro c e so de ad e c uac ió n de las c ate g o rías jurídic as re c o no c idas inte rnac io nalm e nte de la v io le nc ia se xual al o rde nam ie nto p e nal p e ruano , sino de sde un e n fo que de d e re c h o s h um ano s y c o n una p e rsp e c tiv a d e g é ne ro c o nc re te e l Estado p e ruano p o lític as d e justic ia y re p arac ió n, p lasm ado s e n e l dise ño de no rm as y m e didas que re fle je n e l re sp e to p o r lo s de re c h o s h um ano s y la e quidad d e g é ne ro que irradie , tanto a aque llo s e sp ac io s que se a n e c e sario re fo rzar una c ultura de la e quidad y la no disc rim inac ió n e n razó n de g é ne ro 274. CO NCLUSIO NES 1.

De sde una p e rsp e c tiv a de g é ne ro p o de m o s afirm ar e n e l c o nflic to arm ado p e ruano e ntre 1980 al 2000, las m uje re s p e ruanas fue ro n las m ás af e c tadas e n razó n a su g é ne ro y v íc tim as d e g rav e s v io lac io ne s d e sus de re c h o s fundam e ntale s. A tal e fe c to h ay que de stac ar que f ue ro n o b je to de v io lac io ne s se xuale s y ac to s de se rv id um b re se xual; así c o m o de de snudam ie nto s fo rzado s, ab o rto s fo rzado s, unio ne s fo rzadas y e m b arazo s fo rzado s, p rinc ip alm e nte p e rp e tradas p o r ag e nte s e statale s; y e n m e no r p ro p o rc ió n p o r m ie m b ro s de Se nde ro Lum ino so y de l Mo v im ie nto Re v o luc io nario Túp ac Am aru, e n un c o nte xto de v io le nc ia g e ne ralizada e im p unidad e n e l e je rc ic io de sus de re c h o s re c o no c ido s e n e l o rde nam ie nto inte rno e inte rnac io nal.

2. Asim ism o po de m o s de sv e lar a p artir de l im p ac to dife re nc ial d e l c o nf lic to que la v io le n c ia se xual, e sp e c ífic am e nte las v io lac io ne s se xuale s c o ntra las m uje re s, p e rp e trada g e ne ralizada y

siste m átic am e nte

a lo

larg o

d e l c o nflic to ,

Cf r. DEFENSO RÍA DEL PUEBLO . El Estado frente a las víctimas de la violencia. ¿Hac ía dó nde v am o s e n po lític as de re parac ió n y justic ia? O p. Cit., pp. 208-211. 274

245

p rinc ip alm e nte p o r ag e nte s e statale s y e n m e no r dim e nsió n p o r m ie m b ro s de lo s g rup o s sub v e rsiv o s de SL y MRTA, e ntre 1980 al 2000, se v isib ilizó c o m o exp resió n de la v io le nc ia b asada en e l se xo y disc rim inac ió n estruc tural c o ntra la m ujer que existe pre v ia y durante e l c o nflic to - c o n una c o nstante de im p unidad, que se ag udizó po r la no existenc ia de m e c anism o s le g ale s de pro te c c ió n; c o ndenando a las m ujeres m ás po bres, disc rim inadas, e xc luidas y rurale s a una do ble v io lac ió n de de rec ho s: v io le nc ia sexual y ac c eso a la justic ia. 3. La v io le nc ia se xual, y e sp e c ialm e nte la v io lac ió n se xual, no sup uso un ac to aislado , ni un e xc e so e sp o ntáne o sino que fue p e rp e trada e n e l c o nte xto de una p o lític a c o ntrasub v e rsiv a de l Estado p e ruano , e v id e nc iando una e strate g ia m ás am p lia de e ntre nam ie nto m ilitar que sup uso la e xiste nc ia d e una infrae struc tura y o rg anizac ió n p re v ia, c o m e tida p o r ag e nte s e statale s c o n la to le ranc ia de sus sup e rio re s, y aso c iada a o tras v io lac io ne s d e de re c h o s h um ano s, e n c o nte xto s de m asac re s, e je c uc io ne s arb itrarias, o p e rativ o s m ilitare s o p o lic iale s re alizadas e n zo nas rurale s andino s y am azó nic o s; y c o n m e no r fre c ue nc ia e n zo nas urb anas. Así c o m o , e n de te nc io ne s arb itrarias y to rtura, to do e llo c o n e l o b je tiv o d e o b te ne r info rm ac ió n, intim idar, c astig ar o h um illar, p o r ac to s re ale s o p re sum ib le m e nte c o m e tido s; e n e se c o nte xto , la c ue stió n e s una v io lac ió n per se de lo s de re c h o s h um ano s e n e l m arc o de l DIDH; y p e rp e trada e n e l c o nte xto de l c o nflic to , e s una trasg re sió n g rav e de l DIH, que c o nstituye c rim e n de le sa h um anidad y c rím e ne s d e g ue rra a la luz d e l artíc ulo 7, 1, g y e l artíc ulo 8 de l Estatuto de CPI.

246

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA ABRIL, Ruth . Las ag re sio ne s se xuale s e n c o nflic to s arm ado s c o m o c rím e ne s inte rnac io nale s: te nd e nc ias re c ie nte s, e n AA.VV. Discriminación versus diferenciación.Tirant lo b lanc h , Vale nc ia, 2004 AMNISTÍA INTERNACIO NAL. La violencia contra las mujeres en los conflictos armados. Editado p o r Am nistía Inte rnac io nal (EDAI). Madrid, 2005. CARRILLO SALCEDO , Juan. Soberanía del Estado y Derecho Internacional. Te c no s. Madrid, 1976. CHINK IN, Ch ristine . Rap e and Se xual Ab use o f Wo m e n in Inte rnatio nal Law . En European Journal of Inte rnational Law.Vo l. 5, Nº 3 (1994), CO PELO N, Rh o nda. Crím e ne s de Gé ne ro c o m o Crím e ne s de Gue rra: Inte g rando lo s Crím e ne s c o ntra las Muje re s e n e l De re c h o Pe nal Inte rnac io nal. En McGill Law Journal, 46, (2000). FAÚNDEZ, Hé c to r. El sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. Instituto Inte ram e ric ano de De re c h o s Hum ano s. San Jo sé , 2004. FACIO Alda. Hac ía o tra te o ría c rític a de l De re c h o , e n FACIO Alda; FRIES Lo re na (Edito ras). Género y Derecho. La Mo rada. Santiag o de Ch ile , 1999. FRIES, Lo re na. Co rte Pe nal Inte rnac io nal y av anc e s e n m ate ria d e justic ia d e g é ne ro , e n AA.VV. Corte Penal Internacional. La Mo rada, Santiag o de Ch ile , 2003. GAMARRA, Yo landa. Muje re s, g ue rra y v io le nc ia: lo s m o do s de c o m p e nsac ió n e n e l De re c h o Inte rnac io nal c o nte m p o ráne o . En Aequalitas: Revista jurídica de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres Nº 16 (2005). FERNÁNDEZ, Enc arnac ió n. Igualdad y Derechos Humanos. Te c no s. Madrid, 2003. IBAÑEZ, Pe rfe c to André s. Pró lo g o , e n FERRAJO LI, Luig i. Derechos y Garantías. La ley del más débil. Traduc c ió n de Pe rf e c to André s Ib áñe z y Andre a Gre p p i. Tro tta, Madrid, 1999. MARIÑO MENÉNDEZ, Fe rnando M. Derecho internacional público (Parte general). Tro tta, Madrid, 2005. NIK K EN, Pe dro . El c o nc e p to de De re c h o s Hum ano s. En Antología Básica de Derechos Humanos. Instituto Inte ram e ric ano d e De re c h o s Hum ano s. San Jo sé de Co sta Ric a, 1994. VILLÁN DURÁN, Carlo s. Curso de Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Tro tta, Madrid, 2006. WILSO N, Pe rla. Co rte Pe nal Inte rnac io nal, e n AA.VV. Corte Penal Internacional. La Mo rada, Santiag o de Ch ile , 2003. .

247

Le c tu ra fe n o m e n o ló g ic a d e las c rític as d e las c rític as fe m in is tas al c o n c e p to h e b arm as ian o d e e s fe ra p ú b lic a Jo sé María Muño z Te rró n (Univ e rsidad de Alm e ría)

Parafrase ando a Jo an B. Lande s

¿¡Cuán lejos estamos aún del momento en que tan natural sea que las mujeres estemos en la esfera pública como que los varones estén en la privada!? En e sta c o m unic ac ió n se p ro p o ne una re v isió n de las c rític as f e m inistas al c o nc e p to no rm ativ o de e sf e ra p úb lic a d e Jürg e n Hab e rm as, de sde la p e rsp e c tiv a de una fe no m e no lo g ía e xiste nc ial de la c o rp o ralidad insp irada e n Me rle au-Po nty y Hannah Are ndt. Es c ie rto que no to das las c rític as a la e xc lusió n de las m uje re s de la e sfe ra p úb lic a se c e ntran e n e ste m o tiv o de la c o rp o ralidad, así c o m o tam b ié n lo e s que no só lo de sde p e rsp e c tiv as f e m inistas se h an ap untado e ste tip o de c rític as. En to do c aso , so n v ario s lo s c ue stio nam ie nto s fe m inistas de la dic o to m ía p úb lic o / p riv ado y de la adsc rip c ió n de las m uje re s a lo s ám b ito s de lo do m é stic o y de la p riv ac idad, que h an se ñalado a la ide ntific ac ió n de lo fe m e nino c o n lo c o rp o ral c o m o uno de lo s m o tiv o s p rinc ip ale s d e la m arg inac ió n h istó ric a d e las m uje re s d e lo s ám b ito s p úb lic o s. De ah í la p ro p ue sta aquí p lante ada de una re f le xió n c rític a so b re la c o rp o ralidad m ism a y su p ap e l e n lo s e sp ac io s p úb lic o s, e n la que se c o m b ine n fe no m e no lo g ía

de

la

e xiste nc ia

c o rp o ral

y

p lante am ie nto s

fe m inistas,

e nrique c ié ndo se y p o te nc iándo se m utuam e nte . En p rim e r lug ar, p arto de (I) una b re v e p re se ntac ió n de l p ro b le m a, la e xc lusió n de las m uje re s y d e l c ue rp o de la d e f inic ió n de la e sfe ra p úb lic a p o lític a, y su p o sib le raíz, una c o nc e p c ió n p e yo rativ a d e la c o rp o ralidad c o m o m e ra naturale za, que lle g aría h asta Hab e rm as inc lusiv e , y que , ade m ás, de m ane ra in c ue stio nada h a adsc rito tradic io nalm e nte a las m uje re s la de p e nde nc ia y e l c uidado de to do lo c o rp o ral. De ah í, p asaré , e n se g undo lug ar, a (II) un e xam e n, de sd e e l p unto de v ista de la f e no m e no lo g ía de la c o rp o ralidad, d e las c rític as f e m inistas que ap untan a la

248

ne c e sidad de una re d e f inic ió n de l c o nc e p to no rm ativ o de e sfe ra p úb lic a, que inc o rp o re la c o ndic ió n c arnal y que se a e fe c tiv am e nte inc lusiv a d e las m uje re s. Y e n te rc e r lug ar, p ara c o nc luir, inte ntaré o fre c e r (III) alg uno s e le m e nto s p ara un c o ntram o de lo de e sf e ra p úb lic a que e n lo te ó ric o y e n lo p rác tic o –p o lític o in c luya ade c uadam e nte la e xiste n c ia de las m uje re s c o m o se re s so c iale s y p o lític o s p le no s. (I.) Que la sub o rdinac ió n, e l ap artam ie nto o la e xc lusió n de las m uje re s e s un a c o nstante h istó ric a, so c ial y c ultural d e sde que se c o no c e n so c ie dad e s e n las que se dif e re nc ia un ám b ito de lo p úb lic o , e s un h e c h o tan b ie n do c um e ntado que p re c isa p o c a c o ntro v e rsia275. Tam b ié n lo e s, asim ism o , que las justific ac io ne s de e ste ale jam ie nto , m arg inac ió n o re c h azo de la p artic ip ac ió n o p re se n c ia ac tiv a d e las m uje re s e n lo s ám b ito s p úb lic o s h an g irado , p o r lo g e ne ral, e n to rno a c ate g o rizac io ne s m inusv alo rativ as o de sp e c tiv as de lo fe m e nino , c asi sie m p re re f e ridas a una m ayo r o e xc lusiv a p e rte ne nc ia d e las m uje re s a lo s ám b ito s

naturalizados de la m e ra v ida anim al, de la c rian za, la re p ro duc c ió n, lo c o rpo ral, la se nsib ilidad o las e m o c io ne s, c o nc e b ido s to do s e sto s asp e c to s c o m o p uram e nte b io ló g ic o s, “naturale s”, o inc luso m e c ánic o s, e s de c ir, e n to do c aso , de so c ializado s. En e ste do b le p ro c e so la m o de rna é p o c a ilustrada m arc a un p aradó jic o p unto de infle xió n, p ue s, c o m o h an se ñalado c e rte ram e nte alg unas inv e stig ado ras: “El h o m b re , p ue s, alc anza su id e ntidad m o de rna – su auto no m ía – e n la m e dida e n que se ale ja d e la naturale za. Pe ro e n la m e dida e n que e l h o m b re se ale ja de la naturale za, la m uje r c o m ie nza a ac e rc arse c ada v e z m ás. [...] e nc o ntram o s m ultitud de disc urso s que h ac e n que la m uje r, e n v irtud d e su c e rc anía c o n la naturale za, que d e f ue ra de e sa de finic ió n so c ial de la

La se parac ió n de las m uje re s re spe c to de la e sf e ra públic a se re pite c o n v ariac io ne s e n las dif e re nte s f o rm as, tipo s y m o de lo s de e sf e ra públic a, de sde las po lis g rieg as a las so c ie dade s de lo s m e dio s de m asas, pasando po r las f o rm as de public idad re pre se ntativ a o las de la so c ie dad c iv il burg ue sa. Cf r. Muño z Te rró n (2004) Crítica fenomenológica de la ausencia de la corporalidad en el concepto habermasiano de esfera pública [CD-Ro m ] Se rv ic io de Public ac io ne s, Univ e rsidad de Alm e ría. 275

249

naturale za inde te rm inada y fue ra, p o r tanto , de l e sp ac io p úb lic o e n que la e xiste nc ia d e lo s se re s h um ano s lib re s c o b ra se ntido .” 276 De ah í que e n e sta “h o ra” p re se nte d e c risis de la Mo d e rnidad (llám e se le m o de rnidad re f le xiv a, re ilustrac ió n o p o stm o de rnidad), fo rm e p arte ine xc usab le de l «te m a de nue stro tie m p o » la do b le tare a de , p rim e ro , re c up e rar la c o rp o ralidad, la naturale za v iv ida, p ara la d e f inic ió n de la e sf e ra p úb lic a, y se g undo , re d e finir las distinc ió n e ntre lo p úb lic o y lo p riv ado que p e rm ita atisb ar e l m o m e nto e n que , c o m o dic e la p aráfrasis, que h e m o s c o lo c ado al inic io , se a tan natural v e r a una m uje r e n la e sf e ra p úb lic a c o m o a un v aró n e n la p riv ada. El c o nc e p to de c ue rp o que p o sib ilitaría e sto s p ro p ó sito s im p lic a to da una re c o nside rac ió n de l e statuto de la c o rp o ralidad c o m o e xiste nc ia v iv ida, c o m o una naturale za que no e stá d e sp re ndida d e lo so c ial, sino que e s naturaleza naturante (Me rle au-Po nty), y e nlaza c o n c o nc e p to s de l e sp ac io p úb lic o , c o m o lo s de H. Are ndt, que m antie ne n e l e nraizam ie nto c arnal de quie ne s p artic ip an e n la e sf e ra p úb lic a p o lític a, p o rque las c o nc ib e c o m o c o p re se nc ias v iv ie nte s y e xp re siv as 277. (II) De e ntre to das las c rític as fe m inistas a la fo rm a e n que se h a ap lic ado a las m uje re s la dic o to m ía p úb lic o / p riv ado , so n las de Iris M. Yo ung 278 las que m ás dire c tam e nte h an p ue sto de m anifie sto la ause nc ia de lo af e c tiv o , lo e m o c io nal, lo e xp re siv o , e n sum a, lo c o rp o ral, e n la c o nc e p c ió n de la e sf e ra p úb lic a d e Hab e rm as. Una ause nc ia d e la c o rp o ralidad que se m ue stra, y se c o rro b o ra al m ism o tie m p o , e n la e xc lusió n de las m uje re s de un e sp ac io p úb lic o , al que se d e f ine a b ase de

Laura Branc if o rte / Ro c ío O rsi (2007), “Espac io públic o y m uje re s: Un dif íc il c am ino hac ia la m o de rnidad”, e n Thémata. Revista de Filosofía, nº 39, 239-244. La c ita e s de la pág . 240. 277 So bre e ste c o nc e pto f e no m e no ló g ic o e xiste nc ial de l c ue rpo y su aplic ac ió n al análisis de las po sic io ne s so c iale s pue de v e rse : Muño z Te rró n (1999), “Traduc ir e l c ue rpo e n e l pe nsam ie nto y e l disc urso f ilo só f ic o s”, e n N Pe rdu / J. Villo ria (e ds.), La traducción, puente interdisciplinar, Se rv ic io de Public ac io ne s, Univ e rsidad de Alm e ría, 251-279; íd. (2006), “«Po sic io nalidad translo c alizac io nal», de re c ho s de g rupo y c o rpo ralidad de las e xiste nc ia so c iale s”, e n Pilar Ro dríg ue z (e d.), Feminismos periféricos. Discutiendo las categorías de sexo, clase, y raza (y etnicidad) con Floya Anthias, Alhulia, Salo bre ña (Granada), 69-124; íd. (2007), “El c ue rpo , e je f undam e ntal de una filo so f ía c rític a y he rm e né utic a de la c ultura e n la e ra dig ital”, Thémata. Revista de Filosofía, nº 39, 189-194. 278 Iris M. Yo ung , (1990), “La im parc ialidad y lo c ív ic o públic o . Alg unas im plic ac io ne s de las c rític as f e m inistas a la te o ría m o ral y po lític a”, e n S. Be nhabib y D. Co rne ll (e ds.), Teoría feminista y teoría crítica, Alf o ns e l Mag nánim um -IVET, Vale nc ia, 89-117. 276

250

de slindarlo de aque llo s asp e c to s de la v ida h um ana que tradic io nalm e nte h an sido v inc ulado s de m ane ra inc ue stio nada a lo fe m e nino . “La dic o to m ía e ntre razó n y de se o se m ue stra e n la te o ría p o lític a m o de rna e n la distinc ió n e ntre e l ám b ito p úb lic o , univ e rsal, de la so b e ranía y e l Estado p o r una p arte , y e l ám b ito p riv ado , p artic ular d e las ne c e sidad e s y lo s de se o s p o r la o tra. La te o ría p o lític a no rm ativ a m o de rna y la p rác tic a p o lític a inte ntan inc o rp o rar la im p arc ialidad e n e l ám b ito p úb lic o de l Estado . Al ig ual que la im p arc ialidad de la razó n m o ral, e ste ám b ito p úb lic o de l Estado lo g ra su g e ne ralidad p o r la e xc lusió n de la p artic ularidad, e l de se o , e l se ntim ie nto y aque llo s asp e c to s de la v ida que e stán aso c iado s c o n e l c ue rp o . En la te o ría y e n la p rác tic a p o lític a m o de rnas lo p úb lic o lo g ra una unidad e n p artic ular p o r la e xc lusió n de las m uje re s y o tras p e rso nas que so n aso c iadas c o n la naturale za y e l c ue rp o .”(Yo ung , 1990, 99) El p ro c e so de sc rito e n la c ita, que h a sido de se nm asc arado de fo rm a re ite rada p o r lo s análisis fe m inistas 279, o c urre ig ual e n lo s p lante am ie nto s de Hab e rm as, aun que quizá h ab ría e n su te o ría e le m e nto s p ara p e nsar de o tro m o do . Co m o afirm a la p ro p ia Iris Yo ung , p o r una p arte “ne c e sitam o s una c o nc e p c ió n d e razó n no rm ativ a que no suste nte e ste ide al y que no o p o ng a la razó n a la afe c tiv idad y al d e se o ” y al m ism o tie m p o re c o no c e “ [...] que la id e a de Hab e rm as de una é tic a c o m unic ativ a p ro p o rc io na e l p unto de p artida m ás p ro m e te do r p ara una c o nc e p c ió n alte rnativ a d e la razó n no rm ativ a. Pe ro e l m o do e n que fo rm ula su te o ría de la ac c ió n c o m unic ativ a m antie ne , sin e m b arg o , div e rso s pro b le m as que c arac te rizan a la razó n de o nto ló g ic a”. En c o nc re to , “Hab e rm as im p líc itam e nte re p ro duc e [...] una o p o sic ió n e ntre razó n y de se o y se ntim ie nto e n su c o nc e p c ió n de la c o m unic ac ió n de b ido a que de v alúa e ig no ra lo s asp e c to s e xp re siv o y c o rp o rale s de la c o m unic ac ió n” (Yo ung , 1990, 105).

Po r e je m plo : Se yla Be nhabib (1990), “El o tro g e ne ralizado y e l o tro c o nc re to : la c o ntro v e rsia K o hlbe rg -Gillig an y la te o ría f e m inista”, e n S. Be nhabib / D. Co rne ll (e ds.), Teoría feminista y teoría crítica, Alf o ns el Mag nànim um -IVEI, Vale nc ia, 119-149; Cristina Mo lina Pe tit (1994), Dialéctica feminista de la Ilustración, Anthro po s, Barc e lo na. 279

251

Caro le Pate m an ya h ab ía de nunc iado la e xiste nc ia de un c o ntrato im p líc ito , ante rio r al c o ntrato so c ial, p o r e l c ual a las m uje re s le s que dab a asig nada c o m o p ro p ia la e sfe ra p riv ada, c o n lo que e ran e xc luidas d e la e sf e ra p úb lic a. Si lo s individuos que ap are c e n c o m o suje to s de l c o ntrato so c ial, asum ie ndo e l p unto de v ista de lo univ e rsal, so n c o nside rado s c o m o se re s d e sc o rp o re izado s, sin de se o s, e m o c io ne s, ni se ntim ie nto s, e n tanto que a las m uje re s se le s h ab rían adsc rito ya de ante m ano to do s e sto s asp e c to s, c o nv irtié ndo las e n lo s se re s m ás lig ado s al c ue rp o y la naturale za, e nto nc e s se so b re e nte ndía que aque llo s “indiv id uo s” ab strac to s, am undano s, te ó ric am e nte sin c ue rp o , sin ne c e sidade s ni e m o c io ne s, e ran de facto v aro ne s y que las m uje re s h ab ían de que dar c o nstitutiv am e nte fue ra de la e sf e ra p úb lic a280. Hab e rm as inte ntó re spo nde r a e sta o b je c ió n de Caro le Pate m an, e n e l p ró lo g o añadido a la re e dic ió n de 1990 de su lib ro de lo s año s se se nta so b re la e sfe ra p úb lic a, arg um e ntando que , p re c isam e nte p o rque e stas de nunc ias y re iv indic ac io ne s fe m inistas h ac e n uso de la p ro p ia dinám ic a inc luye nte de la e sf e ra p úb lic a, e s p o r lo que so n te m atizadas c o m o re le v ante s las c ue stio ne s re f e re nte s a la adsc rip c ió n se g ún se xo / g é ne ro de lo s ám b ito s p úb lic o y p riv ado . “La re lac ió n e ntre la e sf e ra p úb lic a re p re se ntativ a, e n e l do m inio tradic io nal, y la c o ntrac ultura re c h azada de l p ue b lo p ue d e c o nc e b irse d e e sta m ane ra: e l p ue b lo te nía que m o v e rse y e xp re sarse e n otro univ e rso . Po r e l c o ntrario , la e sfe ra p úb lic a b urg ue sa se artic ula e n disc urso s, a lo s que p udo inc o rp o rarse , no só lo e l m o v im ie nto o b re ro , sino tam b ié n e se «o tro » e xc luido , e l m o v im ie nto fe m inista, p ara transfo rm ar de sde de ntro e so s disc urso s, e inc luso las e struc turas m ism as de e sa e sfe ra p úb lic a.” 281 Es e sto , c ie rtam e nte , lo que h an h e c h o v ale r, p o r e je m p lo , lo s p lante am ie nto s fe m inistas lib e rale s e ilustrado s; sin e m b arg o , o tro s fe m inism o s re p lic arían que p o r

Caro le Pate m an (1988), “The Frate rnal So c ial Co ntrac t”, e n J. K e ane (e d.), Civil Society and the State, Lo ndo n, 101-127. Tam bié n C. Pate m an (1995), El contrato sexual, Anthro p o s, Barc e lo na. O rig . 280

íd. (1988), Po lity Pre ss / Basil Blac kw ell, O xf o rd / Cam bridg e . 281 Jürg e n Habe rm as (1990), Strukturwandel der Öffentlichkeit. Untersuchungen zur einer Kategorie der bürgerlichen Gesellschaft, Suhrkam p, Franc f o rt de l Me no , 20. La traduc c ió n e s nue stra.

252

e sa inclusión e n la e sfe ra p úb lic a las m uje re s h an te nido que p ag ar e l p re c io de v e rse “re duc idas” a se r c o m o e so s indiv iduo s ab strac to s y de sc o rp o re izado s, de spo jadas de to do s lo s rasg o s de una id e ntidad d e g é ne ro , que , si b ie n c uando e ran re sultado de una p re sc rip c ió n p re v ia ap are c ían c o m o c ue stio nab le s p ara la c rític a f e m inista, e n c am b io , c uando se trata de te m atizar y disc utir d e te rm inadas d iv isio ne s e ntre p úb lic o / p riv ado , e ntre m asc ulino / fe m e nino , b ie n p o drían se r re iv indic ado s e so s rasg o s c o m o e le m e nto s de dife re nc ia p o sitiv a, e inc luso re c up e rado s p ara to das las e xiste nc ias so c iale s e n una e sfe ra p úb lic a radic alm e nte re de finida. Tam b ié n a e sta dific ultad, junto c o n o tras c rític as fe m inistas, h a tratado de e nfre ntarse Hab e rm as: “Tam p o c o las v ang uard ias f e m inistas disp o ne n de ning ún m o no po lio e n lo que a de finic ió n se re f ie re . Sus p o rtav o c e s, c o m o lo s inte le c tuale s e n g e ne ral, só lo p o drán e star se g uro s de no p re juzg ar nada y de no e star tute lando a nadie o so m e tie ndo a nadie a tute la c uando to do s lo s afe c tado s re c ib an la e f e c tiv a o p o rtunidad d e e le v ar su v o z p ara re c lam ar sus p ro p io s de re c h o s de sde sus e xp e rie nc ias c o nc re tas de inte g ridad v ulne rada, de p e rm ane nte situac ió n de de sv e ntaja so c ial, de o p re sió n.” (Hab e rm as, 1998, 511) Pe ro e l p ro b le m a al que ap untan las c rític as f e m inistas no se so lv e nta c o n e sta nue v a ap e lac ió n al ám b ito de disc usió n de la e sf e ra p úb lic a, c uando p ue de so sp e c h arse que e se e sp ac io p úb lic o e stá d e f inido e n té rm in o s que e xc luye n d e ante m ano la p o sib ilidad de que se te m atic e n y artic ule n e n é l e le m e nto s afe c tiv o s, e m o tiv o s, e xp re siv o s, de se o s o ne c e sidad e s, lig ado s a la c o ndic ió n c o rp o ral de lo s suje to s de la ac c ió n c o m unic ativ a. La ause nc ia d e la c o rp o ralidad e n la c o nc e p c ió n h ab e rm asiana de la e sfe ra p úb lic a tam b ié n h a sido p ue sta al de sc ub ie rto p o r o tra c rític a fe m inista, Nanc y Frase r, al se ñalar que e l m o de lo de e sfe ra p úb lic a de Hab e rm as “e s inc o m p atib le c o n las asp irac io ne s f e m inistas e n la m e d ida e n que e s unitario p o r o p o sic ió n a m últip le , disp e rso y p lural; e s de m asiado rac io nalista y p riv ile g ia e l disc urs rac io nal so b re m o do s de e xp re sió n p úb lic a m ás e v o c ativ o s y re tó ric o s; y e s m o jig ato po r e l h e c h o

253

de que m inim iza e l p ap e l d e l c ue rp o y lo s e le m e nto s c arnav ale sc o s e n la p re se ntac ió n de sí m ism o e n p úb lic o ”282. Nanc y Frase r se re fie re a las c rític as a la e xc lusió n de las m uje re s d e la e sfe ra p úb lic a junto a o tras e xc lusio ne s p o r m o tiv o s de c lase o de e tnia, que , a su juic io , ap untarían a o tras tantas h isto rias alte rnativ as de fo rm ac ió n de «c o ntrae sf e ras» de la p ub lic idad . La re d de c afé s o c lub s de de b ate no e ra ac c e sib le a las m uje re s, p ue s su ethos y su p raxis e ran m arc as de distinción, e n e l se ntido de Pie rre Bo urdie u, que de lim itab an a una é lite . De ah í la p re te nsió n de fo rm ar una se rie de «c o ntrap úb lic o s» e n re lac ió n c o nflic tiv a c o n la e sf e ra p úb lic a o f ic ial b urg ue sa. Esto s análisis p re te nde n m o strar que las e xc lusio ne s no so n ac c ide ntale s, c o m o si e l ac c e so univ e rsal a la e sf e ra p úb lic a f ue se un ide al utó p ic o aún no re alizado , sino que so n c o nstitutiv as de una no c ió n “ide o ló g ic a m asc ulinista”, que func io na c o m o le g itim ac ió n de una fo rm a d e re g lam e ntac ió n de c las e e m e rg e nte 283. Co m o p arte de e sta “id e o lo g ía” se xista que le g itim aría su e xc lusió n d e la e sfe ra p úb lic a no m e nc io na Nanc y Frase r, sin e m b arg o , la ide ntif ic ac ió n de las m uje re s c o n la c o rp o ralidad, aunque sí e s un asp e c to de stac ado e n alg uno s de lo s e studio s que e lla m e nc io na, c o m o lo s de Jo an B. Lande s 284, a lo s que m e v o y a re fe rir de sp ué s. O tra de stac ada auto ra, Se yla Be nh ab ib , d e c uyo s p lante am ie nto s tam b ié n h ab lare m o s m ás ade lante , se m ue stra de ac ue rdo c o n alg unas de las c rític as de Frase r arrib a c itadas, c o nside ra, sin e m b arg o , que é stas no afe c tan al c o nc e p to m ism o de la e sfe ra p úb lic a c o m o p rinc ip io y que p o drían se r salv adas c o n fo rm ulac io ne s m e no s rac io nalistas. En c uanto a la ac usac ió n de “m o nism o ”, Be nh ab ib c o nside ra que Frase r m ale ntie nd e a Hab e rm as, p ue s nada o b lig a a que la Cf r. N. Frase r (1992) “Re thinking the Public Sphe re : A Co ntributio n to the Critique o f Ac tually Existing De m o c rac y”, e n Craig Calho un (e d.), Habermas and the Public Sphere, MIT Pre ss, Cam bridg e Mass., 109-142. Sig o e l re sum e n que o f re c e Se yla Be nhabib (1992), Situating the Self. Gender, Community and Postmodernism in Contemporary Ethics, Ro utle dg e , Nue v a Yo rk, pp. 118s., n. 43; c itado se g ún la trad. c ast. de Gabrie l Zadunaisky: Be nhabib, S. (2006), El Ser y el Otro en la ética contemporánea. Feminismo, comunitarismo y posmodernismo, Ge disa, Barc e lo na, p. 137 n. 43, 283 Cf r. Frase r, 1992, 112-117, que sig ue lo s trabajo s de Jo an B. Lande s, Mary Ryan y Ge o f f Ele y. 284 Nanc y Frase r re úne una se rie de c rític as a de te rm inadas pre supo sic io ne s asum idas po r e l m o de lo habe rm asiano que c o nside ra ne c e sarias para plante ar un m o de lo democrático de e sf e ra de la public idad po stburg ue sa que supe re lo s lím ite s de la c o nc e p c ió n burg ue sa inade c uada, que pe rsistirían e n la de m o c rac ia ac tual de las so c ie dades de c apitalism o tardío . Ve r: Frase r, 1992, 117118. 282

254

c o nc e p c ió n h ab e rm asiana de la e sfe ra p úb lic a te ng a que se r e nte nd ida así. Y re m ite , c o m o ap o yo , al artíc ulo so b re «La so b e ranía po p ular c o m o p ro c e dim ie nto », e n e l que Hab e rm as se re f ie re p re c isam e nte a la diso luc ió n de l p ro b le m átic o c o nc e p to de la so b e ranía p o p ular e n un p ro c e so de g e ne rac ió n de p o de r c o m unic ativ o e n e l e sp ac io p úb lic o : “La id e a d e so b e ranía p o p ular que da así «d e -sustanc ializada». Aunque h ab ría que añadir que to dav ía re sulta quizá d e m asiado c o nc re tista la id e a d e que una re d d e aso c iac io ne s p udie ra o c up ar (c o m o se de v ac ante d e la so b e ranía, po r así de c ir) e l lug ar de e se c ue rp o de l «p ue b lo », de l que no s h e m o s de sp e dido . La so b e ranía, e nte ram e nte disp e rsa, ni siquie ra se c o rp o re iza e n las c ab e zas [sic !] de lo s m ie m b ro s aso c iado s, sino —si e s que to dav ía se quie re se g uir h ab lando de c o rp o re izac ió n— e n e sas fo rm as de c o m unic ac ió n c are nte s d e suje to que re g ulan de tal sue rte e l flujo de la fo rm ac ió n disc ursiv a de la o p inió n y la v o luntad, que sus re sultado s falib le s tie ne n a su fav o r la p re sunc ió n de razó n p rác tic a. Una so b e ranía p o p ular e xe nta de suje to (e sto e s, no aso c iada a suje to alg uno ), que se h a v ue lto anó nim a, que que da así disue lta e n té rm ino s inte rsub je tiv istas, se re trae , p o r así de c ir, a lo s p ro c e dim ie nto s de m o c rátic o s y a lo s e xig e nte s p re sup ue sto s c o m unic ativ o s de la im p le m e ntac ió n de e so s p ro c e dim ie nto s de m o c rátic o s. Es una so b e ranía que se sub lim a y re d uc e a e sas inte rac c io ne s difíc ilm e nte ap re h e nsib le s que se p ro duc e n e ntre la fo rm ac ió n instituc io nal d e la v o luntad o rg anizada e n té rm ino s de Estado de de re c h o y lo s e sp ac io s p úb lic o s p o lític o s c ulturalm e nte m o v ilizado s.” 285 La c ue stió n que h ay que p lante ar aquí a Hab e rm as e s si, p ara c o nv e rtir e l e sp ac io p úb lic o y la so c ie dad c iv il e n se d e s de una so b e ranía p o p ular de sustanc ializada c o m o p ro c e dim ie nto , y e v itar así te ntac io ne s d e p e rso nific ac ió n de la so b e ranía e n de te rm inado s indiv id uo s o c ue rp o s so c iale s, no ac ab ará tam b ié n h ac ie ndo de c iudadano s, y c iudadanas, c laro , se re s de se nc arnado s. Hab e rm as, ade m ás, re c o no c e J. Habe rm as (1992), Faktizität und Geltung. Beiträge zur Diskurstheorie des Rechts und des demokratisches Rechtsstaat, Franc f o rt de l Me no , 626; íd. (1998) Facticidad y validez. Sobre el Derecho y el Estado democrático de derecho en términos de teoría del discurso, Tro tta, Madrid, 612. Traduc c ió n lev e m e nte m o dif ic ada. 285

255

que e sta so b e ranía p o p ular p ro c e dim e ntalizada só lo p o drá o p e rar c o n e l re sp aldo de una c ultura p o lític a lib e ral, c o n e l ap o yo de las m e ntalidade s de una p o b lac ió n

habituada a la lib e rtad. Co n e llo Hab e rm as h a de e nc arar nue v am e nte e l p ro b le m a d e c ó m o lo g rar que “se e ntre lac e n e ntre sí” las e xig e nc ias de la m o ral c iudadana, que de sb o rdan a lo s indiv iduo s d e c arne y h ue so , c o n e l inte ré s d e c ada c ual. Le jo s p are c e n h ab e r que dado o lv idadas las re fle xio ne s de l p rim e r Hab e rm as so b re inte re se s univ e rsalizab le s y e l inte ré s d e la razó n, que sí p are c ían m ás p ro c liv e s a re c o no c e r nue stra inse rc ió n e n la naturale za y e n la h isto ria, inte re se s de lo s que la re f le xió n p ue de h ac e rse c arg o , aun sin lle g ar a ag o tarlo s 286. La c rític a de Jo an B. Lande s al análisis h ab e rm asiano de la transfo rm ac ió n e struc tural d e la e sfe ra p úb lic a b urg ue sa287, no s re e nv ía d e nue v o a la disc usió n d e l c o nc e p to que Hab e rm as se h ac ía de la p ub lic id ad re p re se ntativ a c o m o “th e stag e d p e rfo rm anc e o f auth o rity, d isp laye d b e fo re an audie nc e , and e m b o die d in th e ro yal sub je c t” (Lande s, 1992, 108). Es d e ntro de la p ro p ia so c ie dad de l Antig uo Ré g im e n, do nde e m e rg e la nue v a e sfe ra p úb lic a b urg ue sa c o m o re unió n de p e rso nas privadas p ara la d isc usió n de asunto s de inte ré s c o m ún, que se sitúa e ntre so c ie dad c iv il y fam ilia, de una p arte , y e l Estado , de o tra (Landes, 1992, 109). La disc usió n lite raria y c ultural f ue , se g ún Hab e rm as, e l fo ndo de l que surg ió e ste p úb lic o c rític o ; p e ro , c o m o se ñala la auto ra, “tam p o c o h ab ría o c urrido e sto sin la e m e rg e nc ia de una nue v a fo rm a de e sfe ra p riv ada, e l do m inio c o nyug al p atriarc al íntim o de la fam ilia, y la inte nsific ac ió n de lo s p ro c e so s de indiv idualism o (p sic o ló g ic o )”. (Lande s, 1992, 109) La p ub lic idad b urg ue sa se e rig e , p ue s, c o m o o p o sic ió n al tip o de p ub lic idad re p re se ntativ a d e l Antig uo Ré g im e n, a p artir de alg uno s p re sup ue sto s so c iale s y p o lític o s nue v o s, lo que lle v a c o nsig o rehacer alg uno s de lo s e le m e nto s de aque lla p ub lic idad representativa que p o de m o s c o nside rar ne c e sario s p ara c ualquie r fo rm a d e 286

Cf r. la c o nf e re nc ia so bre “Co no c im ie nto e inte ré s”, VI, e n Habe rm as (1989), Ciencia y técnica

como ideología, Te c no s, Madrid. Jo an B. Lande s (1992), “Jürg e n Habe rm as, The Structural Transformation of the Public Sphere: A Fe m inist Inquiry”, Praxis International, 12: 1 (April, 1992), 106-127. Ve r tam bié n Jo an B. Lande s (1988), Women and the Public Sphere in the Age of the French Revolution, Co rne ll Univ . Pre ss, Ithac a, Nue v a Yo rk. So bre las te sis de J. B. Lande s, c f r. María Jo sé Gue rra Palm e ro (1999), “Muje r, ide ntidad y e spac io públic o ”, Contrastes. Revista Interdisciplinar de Filosofía, v o l. IV, 45-64. 287

256

e sfe ra p úb lic a (lo s e le m e nto s de ritualidad, re tó ric o s, de e xp re sió n p úb lic a d e la se nsib ilidad, la p e rc e p c ió n, lo s se ntim ie nto s o la c o rp o ralidad). En la ac usac ió n a e se c ie rto indiv idualism o m o de rno p sic o lo g izante , de de sm o ntar e sta fo rm a d e p ub lic idad, alg uno s de c uyo s e le m e nto s p o de m o s c o nside rar no rm ativ am e nte ne c e sario s, c o nc idiría Jo an B. Lande s c o n Ric h ard Se nne tt (El declive del hombre

público); p e ro , lo que ni Hab e rm as ni Se nne tt de stac an e s e l c arác te r p atriarc al de la e sfe ra fam iliar íntim a de las p e rso nas p riv adas que so n la “b ase ” so c ial d e l p úb lic o : la asig nac ió n de lo do m é stic o a las m uje re s c o n la c o nsig uie nte e xp ulsió n de las m uje re s, de lo c o rp o ral, lo se ntim e ntal, lo ritual, e tc ., fue ra d e lo p úb lic o . Una e struc tura de auto ridad e n la fam ilia, re c ue rd a Jo an B. Lande s, que h ab ía sido analizada p o r la Esc ue la de Frankf urt 288 y h ab ría sido e n p arte re c o g ido p o r Hab e rm as, que , c o m o h e m o s dic h o , ya re c o no c ía razó n a Pate m an (Hab e rm as, 1990, 20). De to do e l ric o análisis de Jo an B. Lande s que rría d e stac ar e n e sp e c ial c ó m o h a sab ido v e r e n e l c o nc e p to de e sf e ra p úb lic a de Hannah Are ndt una im p lic ac ió n de lo c o rp o ral y lo te atral, que ni Hab e rm as v ió ni p are c e que h ub ie se que rido te ne r e n c ue nta (Lande s, 1992, 114ss.). Y, aunque Are ndt p ue da se r c ritic ada, a juic io de J. B. Lande s, m uc h o m ás que Hab e rm as, p o r su “ap are nte ” indif e re nc ia c o n re sp e c to a la e m anc ip ac ió n de las m uje re s, la c lase trab ajado ra y m ino rías, lo c ie rto e s, e n c ualquie r c aso , que e n la c o nc e p c ió n are ndtiana de l e sp ac io p úb lic o lo s indiv id uo s que e n é l p artic ip an “no so n b usto s p arlante s, sino suje to s e nc arnado s y sufrie nte s que se m ue v e n e n e l m undo e n re lac ió n c o n o tro s”, fo rm ando una “re d de re lac io ne s” c o nstituida p o r “h isto rias e sc e nif ic adas” [enacted stories] (Lande s, 1992, 114). En e sta «p e rfo rm anc e » de ac c io ne s, lo s suje to s so n, p ara H. Are ndt, actores, no

autores de su p ro p ia h isto ria, lo c ual m ue stra – p e rm ítase m e se ñalarlo aquí – e l fo ndo m e rle aup o ntiano de la c o rp o ralidad im p líc ita e n la e sf e ra p úb lic a d e Are ndt. Po r e sa ate nc ió n a la c o rp o ralidad e n la ac c ió n y e l d isc urso e n la e sfe ra p úb lic a, Hannah Are ndt m e re c e , e n o p inió n de Jo an Lande s, la ate nc ió n de las fe m inistas (Lande s, 1992, 114). La ac c ió n are ndtiana e s un «ac tuar» que se re aliza a través de l c ue rp o ,

Lande s, 1992, 110. La auto ra no m e nc io na ning una o bra e n c o nc re to , pe ro pue de aludir po r e je m plo a lo s e studio s de Max Ho rkhe im e r (2001), Autoridad y familia, Paidó s, Barc e lo na. 288

257

m ie ntras que e n la e sfe ra p úb lic a b urg ue sa m o de rna se da la p rim ac ía a la textualidad, fre nte a lo v isual, te atral, e sp e c tac ular, lo que re v ie rte e n la e xc lusió n de la c o rp o ralidad, la se nsib ilidad y lo s se ntim ie nto s, que sí e starían inc luidas e n to do lo re p re se ntativ o , te atral289. Se g ún Jo an B. Lande s, al to m ar Hab e rm as c o m o h ilo c o nduc to r d e su c o nc e p to d e la e sf e ra p úb lic a e l m o de lo de la p ub lic idad b urg ue sa, p riv ile g iando lo s ac to s de h ab la, h ab ría de jado ¿ine xp lic ab le m e nte ? e n e l o lv ido , e so que e lla llam a la dim e nsió n performativa (sug ie ro traduc ir realizativa) de l disc urso y de la inte rac c ió n h um anas, que sí se se g uiría m e jo r e n Are ndt 290. Se ría la h ab e rm asiana una te o ría d e la e sf e ra p úb lic a «te o ré tic a», e n la que se p riv ile g ia e l disc urso “v e rb al” e im p re so y lo “te xtual”, e n de trim e nto de lo g ráfic o , lo «ic ó nic o », lo te atral, lo g e stual o lo ac ústic o , e s de c ir, to da una m ultip lic idad de fo rm as de «re p re se ntac ió n» p úb lic a que se e m p le an de h e c h o c o m o c auc e s c ulturale s d e la p o lític a. A juic io d e Jo an Lande s, e l p riv ile g io que Hab e rm as o to rg a a lo te xtual, a la le c tura y a lo im p re so im p lic a la e xc lusió n de l p úb lic o d e d e te rm inado s g rup o s de p e rso nas c uyas fo rm as de e xp re sió n, m anife stac ió n o re p re se ntac ió n e n lo s e sp ac io s p úb lic o s no se ajustan a e sta c o m p re nsió n inte le c tualista de la razó n p úb lic a. Tam b ié n Se yla Be nh ab ib , a la que ante s c ité e n re fe re nc ia a Frase r, p lante a sus p ro p ias c rític as a la de sc o rp o ralizac ió n de l c o nc e p to h ab e rm asiano de e sfe ra p úb lic a, que e n e ste c aso se e nm arc an e n e l análisis de las p é rdidas que la no c ió n e xp e rim e nta e n e l p aso de sde Are ndt h asta Hab e rm as. De Are ndt a Hab e rm as e l Cf r. Lande s, 1992., 120ss. En e sto e l análisis de Jo an Lande s re m ite a la o bra de Do rinda O utram que e studia, de sde la pe rspe c tiv a de g é ne ro , de l pape l de l c ue rpo e n la Re v o luc ió n Franc e sa. Ve r: D. O utram (1989), The Body and the French Revolution, Yale Univ . Pre ss, Ne w Hav e n, Co nn. (Cf r. Lande s, 1992, 116s.) Do rinda O utram re sitúa, de sde una f e no m e no lo g ía de la e nc arnac ió n c o rpo ral, la po lític a de lo te atral plante ada po r Marie -Hé le ne Hue t a partir de l análisis de la e sc e nific ac ió n de la m ue rte de Marat, la esf e ra públic a de Are ndt y sus ac to re s y la o pinió n públic a habe rm asiana. 290 Lande s, 1992, 120. Sig uie ndo a Do lf Ste rnbe rg e r, apunta Lande s que “Are ndt tie ne e n m e nte un m o de lo de c iudadano e n la po lis que re aliza (performing) un pape l dual de ac to r y de e spe c tado r, aunque e lla no e xtrae de e sta re lac ió n ning una de las pe rturbado ras c o nse c ue nc ias que he m o s v isto e n Hue t. En c ualquie r c aso , Ste rnbe rg e r re pro dude un im po rtante pasaje de la e dic ió n ale m ana de La condición humana, o m itido e n e l te xto ing lé s. Allí habla Are ndt de l c iudadano “e n un audito rio e n e l que to do s y c ada uno e stán m irando y ac tuando (performing) al m ism o tie m p o .” Cf r. D. Ste rnb e rg e r (1977), “The Sunke n City: Hannah Are ndt’s Ide a o f Po litic s”, Social Research, 44: 1 (Spring , 1977), 134-135. Re sulta inte re sante , apo stilla Jo an B. Lande s, c o nside rar e stas ano tac io ne s de Are ndt a la luz de la e stim ac ió n de Ro usse au po r lo s f e stiv ale s c o m o un m o m e nto de pura transpare nc ia, e n e l que no se daría div isió n e ntre lo s pape le s de ac to r y de e spe c tado r. 289

258

c o nc e p to

de

e sp ac io

p úb lic o

ha

e xp e rim e ntado

una

fo rm alizac ió n

y

p ro c e dim e ntalizac ió n tale s que , c o ntra lo que é l m ism o p re te nde (Hab e rm as, 1998, 403), h a p e rdido la re fe re nc ia a la inse rc ió n c arnal inte rsub je tiv a y p lural e n la m undanidad que e ra c arac te rístic a de e se c o nc e p to e n Hannah Are ndt. Co m o c o nse c ue nc ia de e ste e m p o b re c im ie nto , la e sfe ra p úb lic a no só lo tie ne p ro b le m as p ara inc o rp o rar re alm e nte a las m uje re s, sino que , e n g e ne ral, se v e m e rm ada e n la c ap ac idad, que Hab e rm as a p e sar de to do re ite radam e nte le atrib uye , de re c o g e r, asum ir, te m atizar, p ara la disc usió n nue v as c ue stio ne s, p ro b le m as e inquie tude s p ro c e de nte s de la so c ie dad c iv il y d e las re se rv as de se ntido de lo s m undo s v iv ido s. Aun ac e p tando las salv e dade s que S. Be nh ab ib p lante a re sp e c to al c arác te r agonista de uno de lo s m o de lo s are ndtiano s de e sf e ra p úb lic a, y c o nside rando m uy d isc utib le la e tique ta d e “e se nc ialism o fenomenológico” que le c ue lg a (Be nh ab ib , 1992, 90-95; íd., 2006, 106-112), se h a de de stac ar p o r e nc im a de to do que e n Hannah Are ndt la e sfe ra p úb lic a, e n tanto “e sp ac io de ap aric ió n” de lo s se re s h um ano s p o r e l disc urso y la ac c ió n, sí se m ante nía la re f e re n c ia e sp ac ial im p re sc indib le , p ara que e l ac c e so a e lla no im p lic ase re duc irlo s a indiv id uo s de se nc arnado s, de sc o rp o re izado s, sin e m o c io ne s, ne c e sidad e s, ni de se o s. En Hab e rm as, e n c am b io , la transfo rm ac ió n e n c lav e p rag m átic o -ling üístic a d e l c o nc e p to de e sf e ra p úb lic a d e ja al m arg e n de l de b ate p úb lic o , c e ntrado ah o ra e n las “p re te nsio ne s de v alid e z susc e p tib le s d e c rític a”, to do s e so s asp e c to s y e le m e nto s e m o c io nale s, afe c tiv o s, e xp re siv o s, e v aluativ o s, re lativ o s a ne c e sidade s y d e se o s, p ro p io s de se re s m undano s, v iv o s, de c arn e (Hab e rm as, 1998, 441ss). Si e sta traduc c ió n h ab e rm asiana de l e sp ac io p úb lic o e n té rm ino s de la te o ría de lo s ac to s de h ab la, so b re la que v o lv e ré m ás ab ajo sig uie ndo a Jo h n K e ane , no e s c o nv e nie nte m e nte c o njug ada c o n una fe no m e no lo g ía d e la e xiste nc ia c o rp o ral que an ude lo realizativo c o n lo c o rp o ral, se arrie sg a a p e rd e r la re f e re nc ia a asp e c to s m undano s, v iv ie nte s y se nsib le s d e la c o m unic ac ió n. So b re to do , c uando é sta p asa p o r lo s ac tuale s m e dio s de m asas, lo s e sp ac io s p úb lic o s se de sustanc ializan, p asando de la p re se nc ia físic a a la p re se nc ia v irtual, y “la g e ne ralizac ió n de la e struc tura e sp ac ial d e las inte rac c io ne s sim p le s” h ac e de lo s e sp ac io s p úb lic o s, no só lo un e sp ac io sim b ó lic o y so c ial, sino un ám b ito c o m p le tam e nte ab strac to , po r e l que quizá c irc ule n “p re te nsio ne s de v alid e z

259

susc e p tib le s de c rític a”, p e ro no ya las ne c e sid ade s, de se o s, se ntim ie nto s, de se re s rac io nale s lig ado s e n una inte rc o rp o ralidad v iv ie nte . En e l p aso de l c o nc e p to de “e sp ac io p úb lic o ” (de Are ndt) al de “e sf e ra p úb lic a” (d e Hab e rm as) tuv ie ro n lug ar – c o m o dic e Se yla Be nh ab ib – alg unas transfo rm ac io ne s c ruc iale s 291. De stac aré aquí so lam e nte las que tie ne n que v e r c o n lo p lante ado e n e ste trab ajo . A sab e r, se p asa de un m o de lo de p úb lic o de c arác te r “o c ular” e n Are ndt, a un p úb lic o fundam e ntalm e nte “o ye nte ” e n Hab e rm as, e l p úb lic o b urg ué s le c to r, que disc ute c o n la v o z ause nte de l auto r de un te xto . La p ub lic idad p ara Are ndt e s un e sp ac io d e ap aric ió n, de sc rito c o n p ro fusió n de m e táfo ras e sp ac iale s, m ie ntras que e n Hab e rm as la p ub lic idad se c o nfig ura c o m o una sue rte d e c o m unidad v irtual d e le c to re s, e sc rito re s e inté rp re te s, un m o de lo que se b asaría m ás e n lo auditiv o que e n lo

v isual, p ue s se de sarro lla e n sus c o m ie nzo s

fundam e ntalm e nte e n to rno a disc usio ne s so b re to do tipo de lite ratura im p re sa e n las que , p o r tanto , c asi sie m p re h ay una v o z que só lo e stá p re se nte m e diante lo e sc rito (Be nh ab ib , 1996, 200). Co n e llo in e v itab le m e nte p ie rd e n im p o rtanc ia las m e táfo ras de l e sp ac io p úb lic o are ndtiano c o m o “e sp ac io d e ap aric ió n” y la e sfe ra p úb lic a m o de rna te ndrá un c arác te r de sc o rp o re izado , que p are c ie ra e nte nd e r c o m o la únic a m ane ra de transc e nde r las lim itadas re lac io ne s c ara a c ara d e una p e que ña c o m unidad y b usc ar la univ e rsalidad de nue stro s juic io s (Be nh ab ib , 1996, 201) 292. Be nh ab ib tam b ié n se ñala que , de Are ndt a Hab e rm as, se p ro duc e n ade m ás c ie rto s c am b io s, al m e no s de m atiz, e n las func io ne s de la e sf e ra p úb lic a. Mie ntras que p ara Are ndt e l e sp ac io p úb lic o de se m p e ña una f unc ió n e p isté m ic a y una func ió n h o lístic a, e n Hab e rm as to do se re d uc iría a una f unc ió n de le g itim ac ió n d e la de m o c rac ia, que o sc ure c e ría la im p o rtanc ia de la f unc ió n d e no m inada holística. En Are ndt, la func ió n de l e sp ac io p úb lic o llam ada e p isté m ic a p o r Be nh ab ib se re fie re a é ste c o m o un ám b ito e n e l que se fo rm a e sa ac titud típ ic a y auté ntic am e nte p o lític a de la c ap ac idad y e l c o m p ro m iso de am p liar nue stro juic io , de te ne r “una m e ntalidad am p liada”, p o rque e s e n la disc usió n p úb lic a p o lític a do nde se p asa de l p ro p io Se yla Be nhabib (1996), The Reluctant Modernism of Hannah Arendt, SAGE Public atio ns, Tho usand O aks, Calif o rnia, 200ss. 292 Be nhabib re m ite a un pasaje de Are ndt e n Between Past and Future; c f r. Hannah Are ndt (1996) Entre el pasado y el futuro. Ocho ejercicios sobre reflexión política, Pe nínsula, Barc e lo na, 232. 291

260

inte ré s e stre c h o a un inte ré s “p úb lic o ” o c o m ún, m ás am p liam e nte c o m p artido . La func ió n holística se re fie re , e n c am b io , a la e sfe ra p úb lic a c o m o “un e sp ac io e n e l que una c o le c tiv idad lle g a a h ac e rse p re se nte a sí m ism a y se re c o no c e a sí m ism a p o r m e dio de un re p e rto rio inte rp re tativ o c o m p artido ” (Be nh ab ib , 1996, 201). Pare c e que la c rític a de Be nh ab ib a la d e sc o rp o ralizac ió n h ab ría que e nte nde rla e n e l se ntido de la p é rd ida e n Hab e rm as d e e sta f unc ió n h o lístic a que e l e sp ac io p úb lic o aún te ndría e n H. Are ndt293. De sde la p e rsp e c tiv a de la f e no m e no lo g ía de la e xiste nc ia c o rp o ral c o inc idiríam o s c o n Se yla Be nh ab ib e n c ritic ar la “d e sc o rp o ralizac ió n” de l c o nc e p to que sup o ndría un ide al de e sf e ra p úb lic a que p re te nd ie se “trasc e nde r” alg unas de las im p lic ac io ne s (e sp ac ialidad, lo c alidad, c o nte xtualidad, c o rp o ralidad) que lle v a c o nsig o la no c ió n d e “espacio p úb lic o ”. Pe ro la c alif ic ac ió n de h o lístic a que Be nh ab ib p ro p o ne p ara c alific ar e sta fun c ió n sup o ne una inte rp re tac ió n de l c o nc e p to are ndtiano de la e sfe ra p úb lic a c o m o e sp ac io de ap aric ió n que p ue d e se r disc utib le . No e s lo m ism o c o nside rar que quie ne s se m ue stran, ap are c e n, se e xp o ne n o se e xh ib e n e n la e sfe ra p úb lic a so n c ada una de las e xiste nc ias p artic ulare s c o nc re tas, p ara m o strar po r la ac c ió n y e l disc urso las e xc e le nc ias d e su distinc ió n e n una p luralidad d e “indiv iduo s”, que c o nside rar que se trata d e un h ac e rse p re se nte la c o le c tiv idad a sí m ism a a trav é s de la c o m p re nsió n de disc urso s y ac c io ne s c o m p artidas m o strándo se a sí m ism a la p luralidad de ne c e sidad e s, id e ntidade s, e tc ., que la c o nfo rm an. En e sta se g unda inte rp re tac ió n d e la e sf e ra d e la p ub lic idad c o m o e sp ac io d e ap aric ió n se trasluc iría una p re te nsió n de c o nv e rtirla e n b ase “auto p e rc e p tiv a” c o g no sc itiv a d e una ide a d e auto g o b ie rno de tip o de m ó c rata radic al, o de la ide a d e so b e ranía p ro c e dim e ntal d e Hab e rm as, que no p are c e c o nfo rm e de l to do c o n la c o nc e p c ió n p luralista d e la p ro p ia H. Are ndt. Lo que se m anifie sta e n e l e sp ac io p úb lic o p ue d e n se r no só lo las e xc e le nc ias de e xiste nc ias p artic ulare s, sino tam b ié n de inde ntidad e s Estas transf o rm ac io ne s de l c o nc e pto tie ne n su re f le jo e n la pro pia te rm ino lo g ía, pue s, “allí do nde Are ndt e sc ribe so bre «de r ö f f e ntlic he Raum », Habe rm as usa e l té rm ino «die Ö f f e ntlic hke it», que se traduc e al ing lés de div e rsas m ane ras, c o m o public sphere, publicity y public opinion.” No e stá de l to do c laro que , c o m o dic e Be nhabib, e l té rm ino ale m án Öffentlichkeit, que lite ralm e nte sig nific a e n c aste llano “public idad”, pe ro se traduc e po r lo g e ne ral c o m o esfera pública, po r e l he c ho de que sug ie re e n e f e c to una c ualidad de públic o /a que se da e n m ás ám bito s de e xpe rie nc ia, se a o tro m o tiv o de que se pie rda po r c o m ple to e n e l c o nc e pto habe rm asiano to da re f e re nc ia a la e spac ialidad y la c o rpo ralidad c o nc re tas. 293

261

indiv id uale s o de g rup o s, p e ro ate ndie ndo a la radic al p luralidad de la e sf e ra de lo s asunto s h um ano s, de l inte rm undo d e la ac c ió n, que Are ndt de stac a, h ay que de sc artar la id e a de una ap aric ió n c o m p le ta, transp are nte , de lo que so n y sig nif ic an e l c o njunto de las e xiste nc ias de una c o le c tiv idad h um ana, p o r m uc h o que se e m p e ñe n e n m o strarse e n lo s ám b ito s p úb lic o s, dise ñado s p ara e llo . En c uanto al trasfo ndo que e xp lic aría to das e stas m ue stras de la ause nc ia de la c o rp o ralidad e n la c o nc e p c ió n h ab e rm asiana de la e sfe ra p úb lic a, nue stro análisis c o inc id e c o n lo s de Jo hn K e ane , que tam b ié n h a te nido e n c ue nta lo s p lante am ie nto s fe m inistas a la ho ra e je m p lif ic ar e n sus te sis las c ue stio ne s re lativ as al c ue rp o e n la e sfe ra p úb lic a. Se ñala e ste auto r c ó m o e l suje to de la ac c ió n c o m unic ativ a de Hab e rm as, a p e sar d e las c o nstante s re c usac io ne s de é ste al suje to trasc e nde ntal kantiano , c are c e d e c ue rp o , p ue s c o n su p rag m átic a univ e rsal de l le ng uaje Hab e rm as h ab ría re c aído e n “un dualism o e ng año so ”, aunque e n una v e rsió n m e no s indiv idualista que e l d e l suje to p uro de K ant: “Lo s suje to s c o m p e te nte s que so n e l fo c o d e la te o ría d e la c o m unic ac ió n d e Hab e rm as so n suje to s m e ram e nte hipotéticos”, afirm a K e ane . Un p ro b le m a que , c o ntinúa dic ie ndo , re string e c o nside rab le m e nte e l p o te nc ial p o lític o de la p rag m átic a univ e rsal h ab e rm asiana, e n la m e dida e n que é sta se re f ie re a uno s suje to s «sin c ualidade s» e m p íric as ni h istó ric as, uno s suje to s que , “te o ré tic am e nte h ab lando ”, ap are c e n c o m o “uno s se re s altam e nte artific iale s” 294. Esta de sc o rp o ralizac ió n de lo s suje to s c o m unic ativ am e nte c o m p e te nte s e n J. Hab e rm as o b e de c e – se g ún K e ane – a la de p e nde nc ia de la p rag m átic a univ e rsal re sp e c to de una te o ría d e lo s ac to s de h ab la, que al v o lc arse e n la d im e nsió n re alizativ a (performativ) o ilo c utiv a de lo s disc urso s, “re p rim e n” to do aque llo que e n la c o m unic ac ió n de p e nd e d e l le ng uaje g e stual d e l c ue rp o . Esta de fic ie nte ate nc ió n de la p rag m átic a univ e rsal a las d im e nsio ne s c o rp o rale s de la ac c ió n c o m unic ativ a h ab ría sido o c asio nalm e nte re c o no c ida p o r e l p ro p io Hab e rm as, re c ue rda K e ane 295, Cf r. J. K e ane (1984), Public life and late capitalism. Toward a socialist theory of democracy, Cam bridg e Univ . Pre ss, Nue v a Yo rk, 173. La c ursiv a e s de l auto r. 295 Cf r. K e ane , 1984, 174. Se re f ie re un te xto de Habe rm as titulado e n ing lé s “To w ard a The o ry o f Co m m unic ativ e Co m pe te nc e ” (121-122), de sarro llado en f o rm a de le c c io ne s durante una v isita a Ing late rra a finales de la dé c ada de 1960, lueg o public ado e n H. P. Dre itze l (e d.), Recent Sociology, nº 2 294

262

p e ro e llo no le lib ra de las c o nse c ue nc ias: d e sap ro v e c h a “e l p o te nc ial d e m o c rátic o de b ue n núm e ro de m o v im ie nto s so c iale s que h an h e c h o de l c ue rp o , e sto e s, de su re p re se ntac ió n sim b ó lic a y de su im p lic ac ió n e n las re lac io ne s de p o de r de l c ap italism o tardío , un te m a de ac c ió n p o lític a”. Inte rp re tando e n c lav e fo uc aultiana e sto s m o v im ie nto s de «p o lític a c o rp o ral» c o m o inte nto s de dar la v ue lta a lo s p ro c e so s c o nte m p o ráne o s de adm inistrac ió n e inte rro g ac ió n de l c ue rp o , se re fie re K e ane a “lo s inte nto s de lo s h o m o se xuale s de sub v e rtir la h o m o fo b ia p atriarc al m e diante la c e le b rac ió n de l c ue rp o m asc ulino c o m o o b je to de am o r y a la p re o c up ac ió n de lo s m o v im ie nto s fe m inistas re sp e c to a lo s c ue rp o s de las m uje re s c o m o o b je to s de so c ializac ió n p atriarc al, ado rno , v ig ilanc ia y v io lac ió n.” (K e ane , 1984, 175). Junto c o n las dific ultad e s p ara inc luir ad e c uadam e nte a las m uje re s, la ause nc ia d e la c o rp o ralidad e n e l c o nc e p to h ab e rm asiano de e sfe ra p úb lic a lle v a c o nsig o o tras c are nc ias no rm ativ as g rav e s, p o r e je m p lo , e n re lac ió n c o n e l p ap e l de lo s se ntim ie nto s e n la m o ral, que tam b ié n h a re c o no c ido Hab e rm as, y, e n g e ne ral, la p é rdida de to do e l p e so de e nraizam ie nto m undano y se nsib le de lo s suje to s de la inte rac c ió n, c uya c larific ac ió n arro jaría luz tam b ié n so b re las c ue stio ne s p lante adas p o r lo s m o v im ie nto s so c iale s e n to rno a la re le v anc ia p rác tic a p o lític a d e la c o rp o ralidad 296. En de finitiv a, e s la p rim ac ía de la p e rsp e c tiv a de la p rag m átic a de l le ng uaje , que do m ina e n la Teoría de la acción comunicativa de Hab e rm as, la que le lle v aría a de sate nde r las im p lic ac io ne s c o rp o rale s que te ndrían que h ab e rse te nido e n c ue nta e n la e sfe ra p úb lic a, p ue s e l c arác te r situado de la rac io nalidad que da re d uc ido al c o nc e p to de situación de habla. Co n e llo e l c o nc e p to de «m undo d e la v ida» que le sirv e d e fo ndo , que da de sp o jado de l e sp e so r m undano y v ital que te nía la c o nc e p c ió n are ndtiana de la «e sfe ra p úb lic a» y la h ac ía e sp ac io ade c uado p ara la ap aric ió n de lo s indiv id uo s m e diante la ac c ió n. Junto c o n lo s c o nc e p to s de ac c ió n y e sp ac io p úb lic o de Are ndt, tam b ié n ado p tó Hab e rm as e l c o nc e p to are ndtiano de p o de r, c o m o

c o ntrap ue sto

a v io le nc ia, re fo rm ulándo lo

como

un “p o de r

(Lo nd re s, 1970), y am pliam e nte de sarro llado po r Hab e rm as e n num e ro sas o bras e n lo s año s sig uie nte s. 296 Ade m ás de l c arác te r de sc o rpo ralizado de lo s suje to s de la ac c ió n c o m unic ativ a, las c rític as de J. K e ane inc ide n e n o tro s aspe c to s re lac io nado s, c o m o la de v aluac ió n de la dim e nsió n re tó ric a y de la dim e nsio n e sté tic a de la c o m unic ac ió n e n la prag m átic a univ e rsal habe rm asiana.

263

c o m unic ativ o ” 297, c o nc e p to que h a v ue lto a adquirir re lie v e e n lo s p lante am ie nto s d e Hab e rm as a p artir de su e nsayo so b re e l Estado de De re c h o e n té rm ino s de te o ría de l disc urso , Facticidad y validez, p e ro las c are nc ias de ate nc ió n a la c o rp o ralidad c o m p ro m e te n se riam e nte a e ste c o nc e p to de sde la b ase . (III) Para f inalizar, e nlazando c o n las sug e re n c ia de J. K e ane arrib a c itadas, y e n o rde n a bo sque jar lo que p o dría se r un c o ntram o de lo al c o nc e p to disc ursiv o h ab e rm asiano de e sf e ra p úb lic a c o nside ram o s inte re sante re p e nsar las e xp e rie nc ias de lo s g rup o s de m uje re s d e las que h ab lab a Julie t Mitc h e ll298, e n la m e dida e n que ap untarían e n e llo s c ie rto s rasg o s de una fo rm a de c o m unic ac ió n alte rnativ a a e sa e sfe ra p úb lic a de sc o rp o ralizada que inte nta ig no rar, re p rim ir o inc o rp o rar de m ane ra p e rv e rtida, lo s c o m p o ne nte s e m o c io nale s, af e c tiv o s, c o rp o rale s, e n que c ie rtam e nte e nraíza la arg um e ntac ió n rac io nal, c uando no e s m ale nte ndida de m o do inte le c tualista. Se p ue d e c ue stio nar que las re unio ne s de e sto s g rup o s c o nstituyan e je m p lo s de c o m unic ac ió n p úb lic a, p ue s e n p rinc ip io no se trata de g rup o s de ac c e so univ e rsal, sino que so n g rup o s “de m uje re s”; así c o m o tam b ié n se p ue d e dudar de que te ng an, ni im p lic íta ni e xp líc itam e nte , e sta p re nte nsió n de se r una c o ntra-e sfe ra p úb lic a fre nte a las e sf e ras p úb lic as de las que se c ritic a que e xc luye n a las m uje re s. Pe ro , p o r e l m o do e n que la c o m unic ac ió n de e sto s g rup o s c o ne c ta lo p e rso nal c o n lo p úb lic o –p o lític o a p artir de la e xp e rie nc ia v iv ida, la m ane ra c ó m o b usc an la fo rm ac ió n de una c o nc ie nc ia p o lític a ac tiv ando lo s re so rte s p e rso nale s d e una situac ió n c o m p artida se nsib le m e nte e n la que se re c o no c e n y a p artir de la que se artic ula una e xp re sió n de sus p ro b le m as c o m o m uje re s, se p ue de c o nside rar, e n sum a, que e ste tip o de g rup o s c o nstituye n un e je m p lo de nue v as m ane ras d e re c up e rar las raíc e s e n la se nsib lidad, de la f o rm ac ió n de la o p inió n y e l juic io p o lític o s e n la e sfe ra p úb lic a.

J. Habe rm as, “Hannah Are ndts Be g rif f de r Mac ht”, e n Merkur, 10 (1976), pág s. 946-960, lue g o re c o g ido e n Philosophische-politische Profile (Trad. c ast. e n J. Habe rm as (1975), Perfiles filosófico-políticos, Taurus, Madrid, 205-222. 298 Cf r. Julie t Mitc he ll (1971), Woman’s State, Pe ng uin Bo o ks; íd., (1974), La condición de las mujeres, Anag ram a, Barc e lo na. 297

264

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA BRANCIFO RTE, Laura y O RSI, Ro c ío , (2007), “Esp ac io p úb lic o y m uje re s: Un difíc il c am ino h ac ia la m o de rnidad”, e n Thémata. Revista de Filosofía, nº 39. BENHABIB SEYLA (1990), “El o tro g e ne ralizado y e l o tro c o nc re to : la c o ntro v e rsia K o h lb e rg -Gillig an y la te o ría f e m inista”, e n S. Be nh ab ib / D. Co rne ll (e ds.), Teoría feminista y teoría crítica, Alfo ns e l Mag nànim um -IVEI, Vale nc ia.

Id. (1992), Situating the Self. Gender, Community and Postmodernism in Contemporary Ethics, Ro utle dg e , Nue v a Yo rk, p p . 118s., n. 43. Id., (1996), The Reluctant Modernism of Hannah Arendt, SAGE Pub lic atio ns, Th o usand O aks, Califo rnia. (2006), El Ser y el Otro en la ética contemporánea. Feminismo, comunitarismo y posmodernismo, Ge disa, Barc e lo na, n. 43. Id.,

FRASER, Nanc y, (1992) “Re th inking th e Pub lic Sp h e re : A Co ntrib utio n to th e Critique o f Ac tually Existing De m o c rac y”, e n Craig Calh o un (e d.), Habermas and the Public Sphere, MIT Pre ss, Cam b ridg e Mass. HABERMAS, Jürg e n, (1990), Strukturwandel der Öffentlichkeit. Untersuchungen zur einer Kategorie der bürgerlichen Gesellschaft, Suh rkam p , Franc fo rt de l Me no , 20

Id., (1992), Faktizität und Geltung. Beiträge zur Diskurstheorie des Rechts und des demokratisches Rechtsstaat, Franc fo rt de l Me no , 626; íd. (1998) Facticidad y validez. Sobre el Derecho y el Estado democrático de derecho en términos de teoría del discurso, Tro tta, Madrid, 612 LANDES, J, B. (1992), “Jürg e n Hab e rm as, The Structural Transformation of the Public Sphere: A Fe m inist Inquiry”, Praxis International, 12: 1 (Ap ril, 1992), 106-127. MITCHELL, J., (1971), Woman’s State, Pe ng uin Bo o ks; íd., (1974), La condición de las mujeres, Anag ram a, Barc e lo na. MO LINA PETIT, C., (1994), Dialéctica feminista de la Ilustración, Anth ro p o s, Barc e lo na. MUÑOZ TERRÓ N, J.M., (1999), “Trad uc ir e l c ue rp o e n e l p e nsam ie nto y e l disc urso f ilo só fic o s”, e n N. Pe rdu / J. Villo ria (e ds.), La traducción, puente interdisciplinar, Se rv ic io de Pub lic ac io ne s, Univ e rsidad de Alm e ría.

Id., (2004) Crítica fenomenológica de la ausencia de la corporalidad en el concepto habermasiano de esfera pública [CD-Ro m ] Se rv ic io de Pub lic ac io ne s, Univ e rsidad de Alm e ría.

265

Id. (2006), “«Po sic io nalidad translo c alizac io nal», de re c h o s de g rup o y c o rp o ralidad de las e xiste nc ia so c iale s”, e n Pilar Ro dríg ue z (e d.), Feminismos periféricos. Discutiendo las categorías de sexo, clase, y raza (y etnicidad) con Floya Anthias, Alh ulia, Salo b re ña (Granada), 69-124;

Id. (2007), “El c ue rp o , e je fundam e ntal de una f ilo so fía c rític a y h e rm e né utic a de la c ultura e n la e ra dig ital”, Thémata. Revista de Filosofía, nº 39, 189-194. PATEMAN, C., (1988), “Th e Frate rnal So c ial Co ntrac t”, e n J. K e ane (e d.), Civil Society and the State, Lo ndo n, 101-127. Tam b ié n C. Pate m an (1995), El contrato sexual, Anth ro p o s, Barc e lo na. O rig .

Id. (1988), Po lity Pre ss / Basil Blac kw e ll, O xfo rd / Cam b ridg e . STERNBERGER (1977), “Th e Sunke n City: Hannah Are ndt’s Ide a o f Po litic s”, Social Research, 44: 1 (Sp ring , 1977). YO UNG IRIS,. M. (1990), “La im p arc ialidad y lo c ív ic o p úb lic o . Alg unas im p lic ac io ne s d las c rític as f e m inistas a la te o ría m o ral y p o lític a”, e n S. Be nh ab ib y D. Co rne ll (e ds.), Teoría feminista y teoría crítica, Alfo ns e l Mag nánim um -IVET. Vale nc ia.

266

La m ate rn id ad : d e l d e s e o p riv ad o a la e s fe ra p o lític a Co ral Cuadrada (Univ e rsidad Ro v ira y Virg ili)

En lo s año s se te nta de l sig lo

p asado lo s m o v im ie nto s fe m inistas

re iv indic aro n p úb lic am e nte e l d e re c h o de las m uje re s al p ro p io c ue rp o . Las te o rías so n ante rio re s: e n Franc ia Sim o ne d e Be auv o ir e dita El segundo sexo e n 1949, e n Estado s Unido s Be tty Frie dan La m ístic a d e la fe m inidad e n 1963, e n Cataluña María Aure lia Cap m any La do na a Catalunya e n 1965. Lo s p lante am ie nto s so n e n alg uno s asp e c to s sim ilare s, las p e nsado ras de fine n a la m uje r c o m o la o p rim ida p o r e l v aró n; la m arg inac ió n de la m uje r e n e l m undo m asc ulino –e l únic o m undo h um ano - e strib a e n e l so m e tim ie nto a las re g las que le im p o ne e l v aró n: su e statuto de O tra sin re c ip ro c idad c o n e l Mism o (Be auv o ir). O la de la alte ridad, e ste se r o tro fre nte a la m irada c o nsc ie nte de l h o m b re , o tro de p e ndie nte (Cap m any). Frie dan h ab la de la m ístic a fe m e nina, la c ual p e rm ite que las c h ic as se ale je n de la re alidad y fre ne n su de sarro llo e n un niv e l infantil c are nte de p e rso nalidad. Estas y o tras te ó ric as –p ie nso , p o r e je m p lo e n Carla Lo nzi y su Escupamos

sobre Hegel299- atac an sin am b ag e s e l m atrim o nio y la re p ro duc c ió n. Le ídas y re le íd as p o r las m uje re s ac tiv istas, e llas p o ne n e n p rác tic a las te o rías. So n dé c adas d e luc h a, de re iv indic ac io ne s y de lo g ro s. Lo g ro s que c o nduc e n a la e m anc ip ac ió n. Las m uje re s e m anc ip adas re c lam an e n e so s m o m e nto s la ig ualdad: e l ac c e so a la e duc ac ió n, al trab ajo , a la re alizac ió n p e rso nal. Ac ude n a las univ e rsidad e s, e xig e n la c o ntrac e p c ió n, e l ab o rto lib re y g ratuito . Las e xig e nc ias v ie ne n de una p o lític a e le m e ntal y v ital, las c o nsig nas se p ro nunc ian c o le c tiv am e nte p o r las c alle s: “lo p riv ado e s p o lític o ”, “m i c ue rp o e s m ío ”, “a ig ual trab ajo ig ual salario ”, o “m ate rnidad si quie ro y c uando quie ra”; e sló g ane s que adquie re n un v alo r e m b le m átic o . Es ilustrativ o re v isar las ac tuac io n e s y las de m andas de m uc h o s de lo s

LO NZI, C, Escupamos sobre Hegel, Bue no s Aire s, La Plé yade , 1979, 40: “No so m o s re sp o nsable s de habe r e ng e ndrado a la hum anidad de sde nue stra e sc lav itud: quie n no s ha he c ho e sc lav as no ha sido e l hijo sino e l padre”. 299

267

m o v im ie nto s de m uje re s de e so s año s, tan p are c idas 300. Las m uje re s e m anc ip adas d e lo s se te nta fue ro n ab so lutam e nte anti-m ate rnale s. Adrie nne Ric h h ab la d e m atro fo b ia: “no e s só lo e l m ie do a la m ate rnidad, sino a convertirse en la propia madre. Mile s de h ijas c o nside ran que sus m adre s, que h an e je m p larizado la re sig nac ió n y e l auto de sp re c io de lo que las h ijas e stán luc h ando po r lib e rarse , h an sido las transm iso ras fo rzo sas de las re stric c io ne s y de g radac io ne s c arac te rístic as de la e xiste nc ia fe m e nina” 301. Sin e m b arg o , fue ro n innum e rab le s las c rític as, e n e sp e c ial a Be auv o ir, ya e n lo s año s 80. Judith O ke ly se ñaló que de sc rib e la m ate rnidad c o m o alg o de g radante y e n c o nflic to c o n e l ide al e xiste nc ialista de l auto d e sarro llo de l indiv id uo ; que e l h e c h o de no c o nside rar c re ativ a la re p ro duc c ió n e stá e m p are ntado c o n su m ayo r ap re c iac ió n de lo s v alo re s m asc ulino s y su ac e p tac ió n de la c ultura jud e o -c ristiana302. To ril Mo i303 arg um e ntó que “c o m e tía e l e rro r” de c o nside rar inm ane nte to do lo re lativ o al c ue rp o f e m e nino , inc luso dar a luz, m ie ntras que las m e táfo ras de la trasc e nde nc ia so n v irile s. Tam b ié n Ev a Fig e s 304 se o p uso . Para e lla la m ate rnidad e s una dife re nc ia p o sitiv a re sp e c to de lo s v aro ne s y una e xp e rie nc ia e nrique c e do ra. Ge ne v ie v e Llo yd 305 ac usó a Be auv o ir d e c o nside rar inm ane nc ia to do lo que tie n e que v e r c o n e l c ue rp o . Mary Ev ans 306 le re p ro c h ó que e l m o de lo de e m anc ip ac ió n que p ro p uso e stuv ie ra p e nsado de sde v alo re s patriarc ale s que las fe m inistas p o ne n e n c ue stió n, ya que al re c h azar la sub o rdinac ió n a que e stá so m e tida la m uje r re c h azó al m ism o tie m p o la fe m inidad y la sustituyó p o r v alo re s m asc ulino s. Se an c uale s se an las c rític as dirig idas a sus análisis o p ro p ue stas, de b e m o s re c o no c e r a El

segundo sexo –sus te sis so n am p liam e nte usadas p o r sus se g uido ras e inc luso p o r sus de trac to ras- e l m é rito de h ab e r re v e lado tan p ro nto e l c arác te r no ac c id e ntal sino

300

La quadratura del cercle. Història del Bloc Feminista de Tarragona (1977-2001), dv d dirig ido y pro duc ido

po r Le s f ille s de Lilith (Sara Alc ina, Ariadna Co sta, Cate rina Mas, Anna Me rc adé y Jo ana Zapata, Tarrag o na, 2005. Estas so n las princ ipale s m anif e stac io ne s de la re v o luc ió n f e m inista de l sig lo XX: c o ntrac e pc ió n y abo rto . 301 RICH, A, Nacemos de mujer. La maternidad como experiencia e institución, Madrid, Cáte dra, 1996, 339. 302 O K ELY, J, Simone de Beauvoir, Lo ndre s, Virag o Pio ne e r, 1986. 303 MO I, T, Simone de Beauvoir. The Making of an Intellectual Woman, Cam bridg e (Mass.), Blac kw ell, 1994. 304 FIGES, E, e n P. Fo ste r e I. Sutto n (e ds), Daughters of De Beauvoir, Lo ndre s, The Wo m e n’s Pre ss, 1989. 305 LLO YD, G, “Maste rs, slav e s and o the rs”, Radical Philosophy, 34, v e rano , 1983. 306 EVANS, M, Simone de Beauvoir, A Feminist Mandarin, Lo ndre s, Tav isto c k, 1985.

268

e struc tural d e la dualizac ió n de lo s se xo s y de su artic ulac ió n je rárquic a, a trav é s d e las dim e nsio ne s se xuale s, p síquic as, fam iliare s, sim b ó lic as, tre inta año s ante s de que e l m o v im ie nto fe m inista lo insc rib ie ra d e m ane ra irre v e rsib le e n la p rác tic a. Auto ras c o m o Do ro th y Dinne rste in y Nanc y Ch o do ro w so stie ne n que la instituc ió n de la m ate rnidad e s la c ausa f undam e ntal de la o p re sió n de las m uje re s y de l m ale star se xual que e xp e rim e ntan e n nue stra so c ie dad tanto e llas c o m o lo s h o m b re s. El siste m a d e g é ne ro , instituc ió n que se ap re nd e y se p e rp e túa e n la c ultura, e s p ara e llas una p o laridad p e rnic io sa que nie g a a am b o s se xo s una h um anidad p le na. La fam ilia n uc le ar e s la que c re a las ide ntidad e s de g é ne ro que p e rp e túan e l p atriarc ado y la sub o rdinac ió n de las m uje re s 307. Dinne rste in ado p ta una p e rsp e c tiv a que ac e ntúa la d e p e nde nc ia d e la m adre . En razó n de la ause nc ia d e l p adre c o m o re alidad so c io ló g ic a, las m uje re s m antie ne n e n la adulte z la im ag e n infantil d e una m adre to do p o de ro sa, y e v itan lo s rie sg o s de la lib e rtad sustituye ndo e sta re p re se ntac ió n “m ág ic a” d e la infanc ia p o r una inte nsa de p e nde nc ia d e lo s h o m b re s. Las p e rso nas c riadas f undam e ntalm e n te p o r la m adre h ab rán de aso c iar a la m uje r c o n la naturale za y e xp e rim e ntarán te m o r ante su sup ue sto p o de r. Ch o do ro w p ro p uso la m ism a te o ría de sde una v isió n p sic o -so c ial, inte ntando e xp lic ar c o m o c ada g e ne rac ió n re p ro duc e c ie rtas dif e re n c ias g e ne rale s y c asi univ e rsale s que c arac te rizan a la p e rso nalidad m asc ulina, a la fe m e nina y a sus re sp e c tiv as func io ne s. La dif e re nc ia de lo s g é ne ro s se atrib uye al h e c h o de que las m uje re s so n univ e rsalm e nte las re sp o nsab le s de lo s p rim e ro s c uidado s que se p re stan a lo s niño s. Las m adre s so n e l p rim e r o tro sig nific ativ o a trav é s de l c ual lo s v aro ne s y las m uje re s adquie re n su sub je tiv idad. Este h e c h o e s tam b ié n re sp o nsab le de la sub o rdinac ió n p síquic a d e las niñas, que ado p ta la fo rm a de la fe m inidad. Las m adre s e stim ulan la dif e re nc iac ió n de sus h ijo s, p o rque lo s e xp e rim e ntan distinto s de e llas m ism as; e n c am b io p e rc ib e n a sus h ijas c o m o e xte nsio ne s físic as y p síquic as de sí m ism as, dific ultando su se p arac ió n y c re an do una ide ntific ac ió n m ás inte nsa y DINNERSTEIN, D, The Mermaid and the Minotaur, Nue v a Yo rk, Harpe r and Ro w , 1976; CHO DO RO W, N, Feminism and Psychoanalytic Theory, Ne w Hav e n, Co nn. & Lo ndre s, Yale Univ e rsity Pre ss, 1989. Am bas auto ras c o nside ran que las disto rsio ne s suf ridas po r lo s hijo s e n la e duc ac ió n re c ibida po r las m adre s se so luc io naría c o n una c rianza c o m partida, lo que pe rm itiría al niño de sarro llar c apac idade s pare ntale s e ide ntif ic arse c o n e l padre so bre la base de un v ínc ulo re al, y ac tiv aría e l am o r he te ro se xual e n la niña. 307

269

una sim b io sis m ás p ro lo ng ada que e n e l c aso de lo s h ijo s. A e sto se sum a e l h e c h o de que lo s p adre s se e nc ue ntran, e n nue stra so c ie dad, m e no s disp o nib le s que las m adre s, p o r lo c ual p ara una h ija e s m uc h o m ás difíc il ing re sar e n una situac ió n triang ular e díp ic a y, d e e ste m o do , que da atrap ada e n la re lac ió n c o n la m adre . La m uje r, e n tanto m adre , p ro duc e h ijas c o n c ap ac idade s m ate rnale s y c o n e l de se o d e e je rc e r la m ate rnidad –que re sulta de la re lac ió n m adre -h ija-, e h ijo s c uyas c ap ac idad e s y de se o s de c uidar a lo s o tro s h an sido c o artado s p ara p re p ararlo s p ara su futuro c o m o p adre s. De b ido a la ide ntif ic ac ió n m ás p ro lo ng ada c o n la m adre , que se e xtie nde a to do e l p e río do de la ado le sc e nc ia, las m uje re s tie n e n un yo c o n lím ite s m e no s firm e s y d e f e nsiv o s que lo s h o m b re s, y se e xp e rim e ntan a sí m ism as de una m ane ra m e no s dife re n c iada y m ás re lac io nada c o n lo s o b je to s e xte rno s. Esta dific ultad d e la niña fue ya anunc iada p o r Fre ud: O rie ntare m o s ah o ra nue stro inte ré s h ac ia la diso luc ió n de e sta p o te nte v inc ulac ió n de la niña a su m adre . Sab e m o s de ante m ano que su d e stino e s p e re c e r, d e jando e l p ue sto a la v inc ulac ió n c o n e l p adre . Y tro p e zam o s c o n un h e c h o que no s m ue stra e l c am ino que de b e m o s se g uir. En e ste av anc e d e la e v o luc ió n no se trata de un nue v o c am b io de o b je to . El ap artam ie nto de la m adre se d e sarro lla b ajo el signo de la hostilidad; la vinculación a la madre se resuelve

en odio. El c ual p ue d e h ac e rse m uy e v ide nte y p e rdurar a trav é s d e to da la v ida, o p ue d e se r lue g o c uidado sam e nte sup e rc o m p e nsado , sie ndo lo m ás c o rrie nte que una p arte de é l se a do m inada, p e rdurando o tra.308 Es b ie n c o no c ido que la o b ra de Fre ud e stá inv adida de am b iv ale nc ia, am b ig üe dad, antino m ias y p arado jas. Su o b ra re sulta p aradó jic a p o rque c ulm ina y de f ie nde las p rinc ip ale s te nde nc ias de l p e nsam ie nto ilustrado , e n e sp e c ial su indiv id ualism o , e m p irism o y rac io nalism o . Lo s e sc rito re s p sic o analistas que le sig uie ro n sue le n e star m ás “ap risio nado s p o r e l se xo ” que su p re de c e so r. Te ndie ro n a div id ir m e nte y c ue rp o , naturale za y c ultura, yo y o tro , razó n y sinrazó n, m asc ulino y fe m e nino e n dualism o s irre c o nc iliab le s. Lo s hijo s de Fre ud –Lac an y lo s te ó ric o s

FREUD, S, Lecciones introductorias al psicoanálisis, e n Obras Completas, v o l. III, Madrid, Biblio te c a Nue v a, 1981 [4ª e d.], 3169. Las c ursiv as so n m ías. 308

270

de las re lac io ne s de o b je to 309- h e re dan sus ang ustias ac e rc a d e l p o de r de las m adre s, las m uje re s y la se xualidad fe m e nina. Pe ro é l ya e ra c o nsc ie nte de sus lag unas, de ah í e l re que rir d e sus disc íp ulas p ro fundizar so b re e llas, e n e sp e c ial d e l tratam ie nto de lo s se ntim ie nto s “o c e ánic o s” de la e xp e rie n c ia infantil, la v o luntad de f usió n c o n la m adre .310 A p e sar de las ap o rtac io ne s que sig uie ro n, e sa h o stilidad, e se o dio , se e nc ue ntra p re se nte e n m uc h as o b ras de fe m inistas re c ie nte s, que e sc rib e n de sde su c o ndic ió n de h ijas. Dic e Luisa Muraro 311 que la m uje r llam ada h isté ric a e s la que n o sab e ni quie re se p ararse de la m adre , lue g o de sc ub re que e s una m adre inse nsib le , distante , m ue rta: No o lv idaré jam ás lo que suf rí al e nc o ntrarm e e n e sta situac ió n y sin te ne r ya la v o luntad ni la c ap ac idad de fing ir; fue una ag o nía, de un h o rro r e quip arab le a la fe lic idad que e xp e rim e nté lue g o al ap ro xim arm e al p rinc ip io de la m e diac ió n v e rdade ra que p o ne c írc ulo la sustituc ió n de la m adre c o n su re stituc ió n. Vic to ria Sau 312 se p o sic io na tam b ié n d e sde la m irada de la h ija p ara su inv e stig ac ió n, que le lle v a a afirm ar ro tundam e nte que la m ate rnidad no e xiste . Afirm a que e s m ás no b le o diar a la m adre que am arla e n tanto que se r infe rio r. La re c o nc iliac ió n, no o b stante , p ue de v e nir si se la inc o rp o ra al o rde n sim b ó lic o c o m o m uje r, “h ija m ayo r” o “h e rm ana m ayo r”, m ie ntras las m uje re s se h ac e n d e m adre s de sí m ism as. *** Las p o lític as p úb lic as se e nc ue ntran, e n la ac tualidad, e n una situac ió n c o m p le ja y de lic ada. Po r un lado fo m e ntan la ig ualdad de h o m b re s y m uje re s e n la v ida e c o nó m ic a m e diante las p o lític as de fo m e nto de e m p le o , p o te nc iac ió n d e l e m p re sariado f e m e nino , p ro m o c ió n de la p artic ip ac ió n de las m uje re s e n lo s LACAN, J, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis, Barc e lo na, Paidó s, 1987; WINICO TT, D.W, The Maturational Processes and the Facilitating Environment, Nue v a Yo rk, Inte rnatio nal Univ e rsitie s Pre ss, 1965; BALINT, M, La falta básica: Aspectos terapéuticos de la regresión, Barc e lo na, Paidó s, 1993. 310 Mé lanie K le in po ne un é nf asis partic ular e n e sto s aspe c to s, v é ase K LEIN, M, Obras completas, t. 1, “Am o r, c ulpa y re parac ió n”, Barc e lo na, Paidó s, 1990. 311 MURARO , L, El orden simbólico de la madre, Madrid, ho ras y HORAS, 1994. 312 SAU, V, El vacío de la maternidad. Madre no hay más que ninguna, Barc e lo na, Ic aria, 1995, 112. 309

271

c o nse jo s de adm inistrac ió n de las e m p re sas y e n la im p le m e ntac ió n de lo s p lane s d e ig ualdad e n e llas. En Cataluña, de sde la re c ie nte ap ro b ada le y de ig ualdad, e l g o b ie rno o fre c e inc e ntiv o s e c o nó m ic o s a las e m p re sas p ara que te ng an su c o rre sp o ndie nte p lan. Asim ism o se p lante a la c o rre sp o nsab ilidad e n la c o nc iliac ió n de la v ida p e rso nal, so c ial y lab o ral. Tam b ié n e n las Univ e rsidad e s se lle v an a c ab o inic iativ as c o nduc e nte s a la c re ac ió n de o b se rv ato rio s de ig ualdad y se re alizan e studio s que re fle jan la situac ió n re al, m e d iante análisis b asadas e n e nc ue stas e inv e stig ac io ne s p re f e re nte m e nte c uantitativ as y e stadístic as.313 De ig ual m ane ra se anim a a la p artic ip ac ió n de las m uje re s e n lo s p ro c e so s e le c to rale s y e n e l d iálo g o e n la so c ie dad, ate nd ie ndo al fo m e nto de la ig ualdad c iv il a trav é s de la c iudadanía p artic ip ativ a314 y la p aridad e n e l ám b ito so c ial. Mue stra d e e llo e s la c re c ie nte in c lusió n de las m uje re s e n las c andidaturas, c o n inde p e nde nc ia de o rie ntac ió n ide o ló g ic a, h e c h o p alp ab le e n la e lab o rac ió n de las listas e le c to rale s e n las últim as c am p añas, p o r lo m e no s so b re e l p ap e l. O e strate g ias tale s c o m o la tan c o m e ntada, de ntro y fue ra de nue stro p aís, de l no m b ram ie nto de una m uje r e m b arazada de sie te m e se s c o m o m inistra de De f e nsa. Ah o ra que ya h a dado a luz h a de c idido d isfrutar d e se is se m anas d e b aja m ate rnal p ara c o m p ag inar su v id a La prim e ra de e stas inic iativ as e n to d o e l e stado f ue re alizada po r la Univ e rsidad Autó no m a de Barc e lo na, la se g unda la de la Univ e rsidad Ro v ira y Virg ili de Tarrag o na, a la c ual pe rte ne zc o . La Univ e rsidad Po lité c nic a de Cataluña ac aba de o bte ne r hac e po c o s días tam bié n su “o bse rv ato rio de la ig ualdad”. Paradó jic am e nte e sto s o bse rv ato rio s y lo s e studio s que lle v an a c abo re f le jan no la “ig ualdad” que su título sug ie re , sino las pro f undas de sig ualdade s e xiste nte s e n las Univ e rsidade s e n las que tie ne n su se de . Aparte de las ya c o no c idas ratio s de pro f unda de sig ualdad de pre se nc ia f e m e nina (54 % de m uje re s e studiante s f re nte a po rc e ntaje s inv e rsam e nte de c re c ie nte s se g ún subim o s e sc alas de c arg o s de g estió n o c arre ra ac adé m ic a), la e xiste nc ia de asig naturas de c o nte nido s f e m inistas re sulta c asi ine xiste nte e n lo s ac tuale s plane s de e studio . La Univ e rsidad, m adre nutric ia e n ac e rtada apre c iac ió n de Milag ro s Riv e ra, c o ntinúa alim e ntando a sus alum nas/o s só lo o c asi e xc lusiv am e nte e n m asc ulino . La im plantac ió n de la c o nv e rg e nc ia e uro pe a y sus po sible s pe lig ro s ya fue m o tiv o de m i re f le xió n, v é ase CUADRADA, C, “O tra Univ e rsidad e s po sible”, e n Ana María Ruiz Tag le (c o o rd.), Los estudios de las mujeres hacia el espacio común europeo, Se v illa, ArCiBel Edito re s, 2004, 75-93. Es c urio so que e n lo s distinto s ám bito s –e m pre sarial, po lític o , re lig io so , e duc ativ o , e tc .- se hable c o nstante m e nte de l te c ho de c ristal que suf re n las m uje re s, e l c ual le s im pide ac c e de r a c arg o s de po de r, e n c am bio nada se dic e de m asc ulinizar e spac io s tradic io nalm e nte f e m e nino s. No hay plane s so c iale s para inc e ntiv ar a lo s ho m bre s e l ac c e so a trabajo s de c uidado y ate nc ió n, po r e je m plo e n g e riátric o s y h o spitale s; o se nsibilizarlo s hac ia niv e le s e duc ativ o s –g uarde rías, e sc ue las de prim aria- e n lo s que la im ag e n y pre se nc ia m asc ulina es prác tic am e nte nula, c o n la disto rsió n c o nse c ue nte e n la f o rm ac ió n de niñas y niño s, quie ne s apre nde n de sde la m ás te m prana e dad la dic o to m ía ho m bre /m uje r y las func io ne s atribuidas a c ada se xo . 314 So bre la partic ipac ió n de las m uje re s e n la po lític a de sde una ó ptic a histó ric a, v é ase CUADRADA, C, “La he re jía de la po lític a”, “XIII Co lo quio Inte rnac io nal de la AEIHM, La Historia de las Mujeres: Perspectivas actuales”, o c tubre , 2006. 313

272

lab o ral y fam iliar. Inm e d iatam e nte h a surg ido la p o lé m ic a, las m uje re s m ilitare s 315 h an de nunc iado que la c o nc iliac ió n e n las Fue rzas Arm adas se ap lic a de m ane ra “arb itraria, unilate ral e injusta”, se g ún la Aso c iac ió n de Militare s Esp año le s, la c ual h a e lab o rado una lista c o n m ás de una de c e na de p ro p ue stas p ara m e jo rar la c o nc iliac ió n, e ntre las que de stac a que la re d uc c ió n de l salario se ap lique so b re las h o ras re ale s trab ajadas, que se re g ule e l c o nc e p to “ne c e sidad e s de l se rv ic io ” o que se a e l Ministe rio y no c ada Mando quie n de lim ite lo s c rite rio s p ara ap lic arla. De sde las v iv e nc ias d e m uc h as m uje re s jó v e ne s, la de c isió n d e se r m adre s to p a c o n dific ultade s de e nv e rg adura. Es c ie rto que no e ntie nde n la m ate rnidad c o m o o b lig ac ió n, sino c o nv e rtida e n lib re o p c ió n, e n la que e l de se o se instaura c o m o fac to r de te rm inante . Pe ro e l de se o no re sulta suf ic ie nte . La im p o sib ilidad d e p o de r lle v arlo a c ab o e s c ada v e z m ás fre c ue nte , e nc ruc ijada de e le c c io ne s: c arre ra p ro fe sio nal / fam ilia. En e ste c o nte xto ap are c e n p lante am ie nto s te nde nte s a la re v alo rizac ió n de la re f e m inizac ió n de las m uje re s (Ev a He rm an, El principio de

Eva316), im p lic ado s e n p o stular e l Wo m e n Ch ild-Fre e (Co rinne Maie r, No Kids317) o de nunc iado re s d e la do b le c arg a de las m uje re s (Elie tte Ab é c assis y Caro lin e Bo ng rand, El Corsé Invisible318). Mie ntras, e l p ro b le m a de la natalidad se h a v ue lto ac uc iante p ara m uc h o s de lo s p aíse s e uro p e o s, que só lo v e n inc re m e ntadas sus tasas m e diante la inm ig rac ió n, y do nde so luc io ne s c o m o lo s c h e que s-b e b é no p are c e n que se an c ap ac e s de inc e ntiv arla. Ev a He rm an h a sido durante 18 año s una fam o sa p e rio dista de de b ate s te le v isiv o s, re p o rtaje s d e radio y e dito riale s d e la p re nsa m ás se ria de l p aís, de sd e Die

Zeit a Frankfurter Allgemeine Zeitung, a la que e l influye nte fe m inism o de su p aís de sb anc ó p o rque c ue stio nó la p re m isa de que la m uje r d e b e sac rif ic ar –o h ac e r

So bre la libe rtad y/o de re c ho de las m uje re s e n to m ar la o pc ió n de la c arre ra m ilitar y m is re f le xio ne s al re spe c to v é ase CUADRADA, C, Sobre la violencia: pensamientos y sentimientos feministas, c o m unic ac ió n pre se ntada al Co ng re so “XXV Año s de Estudio s de Gé ne ro Mujeres Sabias: entre la teoría y la práctica”, Caste lló n, se ptie m bre -o c tubre , 2004. 316 HERMAN, E, El principio de Eva, por una nueva femineidad, Bue no s Aire s, Edic io ne s B, 2008. 317 MAIER, C, No Kid. 40 buenas razones para no tener hijos, Madrid, Pe nínsula, 2008. Manif iesta que ha de c idido sabia y g o zo sa se r m uje r c o m o las g rande s c re ado ras y m uje re s re alizadas sin se r m adre s: Sim o ne de Be auv o ir, Marg ue rite Yo urc e rnar, Hanna Arendt, Glo ria Ste ine m ... 318 ABÉCASSIS, E, y BO NGRAND, C, El Corsé Invisible: manifiesto para una mujer nueva, Barc e lo na, Urano , 2008. Estas auto ras, c o m o Ev a He rm an, tie ne n e n c o m ún e l re c hazo al f e m inism o tradic io nal. 315

273

c o m p atib le - su m ate rnidad c o n su c arre ra p ro fe sio nal319. La p o lé m ic a arranc a d e l v e rano p asado , c uando e sc rib ió e n la re v ista Cicero que e l ab ando no de l h o g ar p o r p arte de la m uje r no e s un im p e rativ o c ate g ó ric o . Ho y e s p o rtav o z de un v ig o ro so m o v im ie nto e uro p e o que re iv ind ic a e l o rg ullo d e se r m adre . En su o b ra e sg rim e e l m andato b io ló g ic o p ara que la m uje r de d ique sus año s fé rtile s a sus h ijo s y no a aum e ntar las p lusv alías de las e m p re sas. Exp re sa que la f e lic idad e strib a e n atre v e rse a se r m uje r, a alim e ntar a lo s de m ás, a e ntre g arse sin c o ndic io ne s. Co m o dic e Hanna Are ndt 320, c ada uno /a h a nac ido , y c o n lo dado –e se do n- tie ne que v iv ir, e n é l tie n e que c re c e r, a é l tie n e que h ac e r c re c e r: p o r e je m p lo , m uje r, e uro p e a, e n una c ie rta c ultura y un c ie rto p e río do de la h isto ria, y no h um ano e n g e ne ral. Nadie p ue d e e v itar lo dado . La c ue stió n re side e nto nc e s e n e nc o ntrar c o nstante m e nte un p unto de ac ue rdo e ntre la re c e p tiv idad (lo re c ib ido ) y la ac c ió n, e ntre e l ac o g e r y e l c am b iar, e ntre lo que e s y lo que se que rría se r o h ac e r que fue ra. He rm an de nunc ia la situac ió n lab o ral de las m uje re s, a las que se p ag a m e no s y a las que se quie re trab ajando sin h ijo s 321. Lo que e lla e stá p idie ndo a las ale m anas y a las e uro p e as jó v e ne s e s que se p lante e n si v ale la p e na re nunc iar a te n e r un a fam ilia, a d isfrutar p le nam e nte d e se r m uje r, a c am b io d e un triunfo que e s una quim e ra y de uno s sue ldo s ridíc ulo s. Esg rim e que uno de lo s m ayo re s e ng año s de la so c ie dad ac tual e s h ac e rno s c re e r que se p ue d e se r m adre y p ro f e sio nal. Se g ún e lla, e sto e s un tim o e n e l que c o lab o ra e l g ran c ap ital de las e m p re sas, lo s e m p le ado re s, las fe m in istas y e l “inte g rism o izquie rd ista” que le dan c o b e rtura, al inte ntar c o nv e nc e rno s de que h ac e n un fav o r a las m uje re s al lib rarno s de las se rv idum b re s de la v ida do m é stic a. Arg um e nta que la p ro lo ng ac ió n de la fe rtilidad de la m uje r m e diante la te c no lo g ía re p ro duc tiv a e s antinatural, p ato ló g ic a. “Es fo rzar la e v o luc ió n natural de lo s v ínc ulo s afe c tiv o s, v io lar la naturale za c o n m é to do s artific iale s y c astig ar a lo s niño s a te ne r p adre s c o n e dade s inade c uadas”. El arg um e nto ac usado r f ue que e staba hac ie ndo apo lo g ía de l nazism o , al de c larar que durante e l III Re ic h la m ate rnidad e ra e nsalzada. Maie r arg um e nta que lo s e spaño le s, ale m ane s e italiano s tie ne n bajas natalidade s po r re ac c ió n a las po lític as pro natalistas de Franc o , Hitle r y Musso lini. Franc ia –dic e - e s e l país m ás pro -be bé s de Euro pa, pre m ian c ada nue v o hijo c o n pe nsio ne s c re c ie nte s, e xiste una m e dalla pre side nc ial a la m ate rnidad. 320 ARENDT, H, La condición humana, Barc e lo na, Paidó s, 1993. 321 De la m inusv alo rac ió n histó ric a de l trabajo de las m uje re s m e o c upé hac e ya tie m p o , v é ase CUADRADA, C, “Do ne s i naturale sa a le s so c ie tats antig ue s i m e die v als: arg um e nts pe r a la subm issió de l tre ball f e m e ní”, Revista de Catalunya, nº 145, no v ie m bre , 1999, 22-32. 319

274

O tro de lo s te rrib le s p e lig ro s de n ue stra so c ie dad e s e l c o ntro l c ie ntíf ic o té c nic o de la naturale za, e l c ual se h a c o nv e rtido e n la tare a p rinc ip al, y c asi e xc lusiv a, de l h o m b re o c c ide ntal. No s h allam o s ante una fo rm a d e de sv iac ió n, d e p e rv e rsió n d e la re lac ió n h um ana c o n e l m undo . Para O c c id e nte , y e n e sp e c ial p ara e l h o m b re m o de rno , e l m undo no e s nada m ás que un o b je to que de b e do m inar, re ntab ilizar y e xp lo tar. Se re quie re que e ntre g ue una e ne rg ía que p ue da se r e xtraída y ac um ulada, c o m o se ñaló Martin He ide g g e r 322: a la naturale za se le e xig e un p ag o inm e diato , se la transfo rm a b ajo am e naza p ara sac ar un re ndim ie nto , una p ro duc c ió n. Este p ro c e so e stá dando un salto c ualitativ o inquie tante –c o m o ya p re dijo y analizó Mic h e l Fo uc ault 323- de sde que la e ra de la té c nic a se h a e nfo c ad o e n las b io te c no lo g ías; de sde que ya e s p o sib le m anip ular la v ida h um ana, de sde que la v ida p artic ular d e alg uie n y la v ida de la h um anidad (e l g e no m a h um ano ) se h a c o nv e rtido e n una m ate ria p rim a, un fo ndo a e xp lo tar. Do m e ñar a la e sp e c ie h um ana e s una p o sib ilidad que ya h a e m p e zado a re alizarse . El e ug e nism o ya no e s só lo un asunto de “rac istas”, sino que fo rm a p arte de un p ro ye c to c ie ntífic o de las de m o c rac ias (transp lante s de ó rg ano s, alm ac e nam ie nto y inse m inac ió n c o n e sp e rm a p re se le c c io nado , m anip ulac io ne s g e n é tic as, e xp e rim e nto s c o n e m b rio ne s); e n qué m e dida y c o n qué m e dio s e s lo que p ro v o c a las c ue stio ne s é tic as y p o lític as c o n las que no s e nfre ntam o s ah o ra. Es, sin lug ar a d udas, e l no v ísim o c o ntro l m asc ulino d e la re p ro duc c ió n de las m uje re s.324 Un c o ntro l que ya e n unc iaro n c o n é n fasis las re v iso ras de la Bib lia e stado unide nse s a m e diado s de l sig lo XIX: Lo s m ac h o s so n la e stirp e , las h e m b ras só lo las c riaturas que la c o ntinúan. Este arre g lo de b e se r p ro v id e nc ial, ya que lib ra a lo s h o m b re s de m uc h as de sv e ntajas. Lo s h o m b re s no de jan de h ab lar nunc a d e la m ate rnidad c o m o de una inh ab ilitac ió n p ara la p o se sió n de m uc h o s d e re c h o s c iv ile s o p o lític o s. Sug e rid la ide a de que las m uje re s te ng an v o z al e lab o rar las le ye s y lle v ar e l g o b ie rno e n las c ám aras le g islativ as, e n e l Co ng re so o e n e l Parlam e nto b ritánic o , y lo s h o m b re s HEIDEGGER, M, Conferencias y artículos, Barc elo na, El Se rbal, 1958, 20. FO UCAULT, M, Historia de la sexualidad, Madrid, Sig lo XXI, 1998, 3 v o ls. 324 La te sis c e ntral de la c o m ple ta ho m inizac ió n, aún no c o nse g uida, de f e ndida po r Eudald Carbo ne ll, e s la re pro duc c ió n e n labo rato rio y e l abando no , p o r parte de las m uje re s, de la g e ne rac ió n natural, v é ase CARBO NELL, E, Encara no som humans: propostes d’humanització per al tercer mil·leni, Barc e lo na, Em púrie s, 2002. 322 323

275

de c lam arán e n se g uida so b re las de sv e ntajas d e la m ate rnidad d e una m ane ra so c arro na y de sde ño sa, c o m o si la fun c ió n de m adre f ue ra indig na y no c asara c o n lo s c arg o s p úb lic o s m ás alto s de la Ig le sia y de l Estado . Es inútil que le s se ñale m o s a la re ina Vic to ria, que h a c riado c o n e sm e ro a m uc h o s h ijo s m ie ntras e xam inab a y f irm ab a to do s lo s do c um e nto s de Estado . Ella h a sido e sp o sa y m adre m o de lo , m ante nido una c o rte lim p ia y usado su influe nc ia, e n la m e d ida e n que lo p e rm itía su p o sic ió n, p ara m ante ne r la p az c o n to das las nac io ne s. ¿Po r qué las m uje re s am e ric anas re p re se ntativ as h an de se r inc ap ac e s de c um p lir al m ism o tie m p o c o n o b lig ac io ne s p úb lic as y p riv adas se m e jante s d e una m ane ra ig ualm e nte dig na de e lo g io ?325

Lo s arg um e nto s que p re te nd e n re sque b rajar e l e ste re o tip o de las id e ntidade s se xuale s y a dinam itar e l b ino m io h o m b re /m uje r e n c ue ntran sus p o stulado s e n la filo so fía transg é n e ro , la c ual h a te nido un e c o m e diátic o c o nside rab le a trav é s d e l e m b arazo , dif undido am p liam e nte p o r to do s lo s m e d io s de c o m unic ac ió n, de Th o m as Be atie . Se h a p re se ntado , de sde e sta p e rsp e c tiv a, c o m o la e xp re sió n de que la ide a d e l se xo c o m o b ino m io e s una false dad, que e l se xo no e xiste . Un c ue rp o v isualm e nte d e finido “h o m b re ” c o n un v isto so e m b arazo p ro p io de m uje r, un e m b arazo c o nse g uido p o r inse m inac ió n artific ial. Una “b io m uje r” de nac im ie nto , “te c no m uje r” p o r de c isió n p e rso nal. Un uso de ing e nie ría quím ic a que se re iv indic a le g ítim o arg um e ntando que e s m e no r que la utilizada d iariam e nte p o r m illo ne s de m uje re s e n to do e l p lane ta. La p íldo ra antic o nc e p tiv a, inv e ntada p ara re duc ir la natalidad de lo s ne g ro s e n lo s Estado s Unido s, no de ja de se r un c ó c te l quím ic o que c o nstruye h o y a la m uje r. Es c ie rto que lib e ró la se xualidad f e m e nina, p e ro al m ism o tie m p o re duc e la lib ido ; la fe m in e idad, así, tie ne p arte de f ic c ió n, al fing ir las m e nstruac io ne s. La sustanc ia m ás v e ndida d e to da la h isto ria de la h um anidad y, a la v e z, e n p alab ras de Be atriz Pre c iado 326, m o to r de la industria p o rno g ráfic a: “h a

CADY STATO N, E (e d.), La Biblia de la Mujer, Madrid, Cáte dra, 1997. PRECIADO , B, Manifiesto contra-sexual, Madrid, O pe ra Prim a, 2002. Apue sta po r la ruptura de l bino m io y af irm a la m ultiplic idad inf inita de l se xo , lle v ando a c abo e n su m ism o c ue rpo la transf o rm ac ió n, abo g ando p o r e l transg é ne ro panse xual, de c larando que e l se xo e s una inv e nc ió n c ultural, c o m o hizo Judih Butle r c o n lo que de no m inó “paro dia de g é ne ro ”, v é ase BUTLER, J, Gender Trouble: Feminism and the Subversion of Identity, Nuev a Yo rk & Lo ndre s, Ro utle dg e , 1990. 325 326

276

p e rm itido que e l se xo g e ne re m ás c ap ital que la re p ro duc c ió n, h a lub ric ado nue stro b io c ap italism o farm ac o p o rno g ráfic o ”. “Las fe m inistas y lo s de izquie rdas c re e n que h o m b re s y m uje re s so n ig uale s p e ro e s ab surdo ” afirm a He rm an, que so rp re nde p o r sus de c larac io ne s c rític as c o n e l ro l “e g o ísta m asc ulinizado y de sp o jado de l c arác te r m ate rnal” de la m uje r ac tual. “La m uje r sab e ab rir m e jo r su c o razó n que e l h o m b re ; e s quie n p are quie n c ría a lo s h ijo s” re c alc a la auto ra. Para He rm an tanto e llas c o m o e llo s de b e n re d e fin ir sus ro le s. “La m isió n de la m uje r no só lo c o nsiste e n e star e n c asa y ab rir sus o jo s y su c o razó n a la fam ilia, tam b ié n tie ne una func ió n e n la so c ie dad” ase g ura. Y añade : “No te ne r h ijo s e s m uy c ó m o do , e g o ísta e in div id ualista, p e ro de m o g ráfic am e nte e sto p ue de te rm inar c o n nue stra so c ie dad”. La e nsayista franc e sa Co rinne Maie r atac a una d e las c ue stio ne s m ás into c ab le s de la so c ie dad ac tual: lo s niño s, sin c allar nada de lo que p ie nsa so b re su c rianza327 o so b re lo que sup o ne n e c o nó m ic am e nte lo s p e que ño s p ara las fam ilias. Exp lic a que e stá c o nv e nc ida d e que "c riar un niño e s la g ue rra" p o rque , p o r p ro p ia e xp e rie nc ia, ya que e s m adre de do s h ijo s, "sé que c ada día e s una luc h a y a m i no m e g usta nada dar ó rde ne s, p e ro c o n lo s niño s e stás o b lig ado , e s e sp anto so ". Pre c isam e nte , c uando se de sc ub re que Maie r e sc rib e e ste lib ro sie ndo m adre , lo que p o dría sup o ne r una c o ntradic c ió n 328, la auto ra g ala se de fie nde y so stie ne que "e stá m uy b ie n p o d e r h ab lar a p artir de e xp e rie nc ias p e rso nale s, ya que las frustrac io ne s no s p e rm ite n te ne r un disc urso m ás ric o ". Ade m ás, ag re g a, si su e nsayo c ae e n m ano s de o tro s p adre s y m adre s "é sto s se se ntirán m uc h o m ás ide ntific ado s c o n to do lo que de sc rib o , p o rque yo tam b ié n e sto y p asando p o r e sta e xp e rie nc ia".

No e s, sin e m barg o , una de nunc ia nue v a. Ya e n lo s prim e ro s 80 de l sig lo pasado la psic o te rape uta suiza Alic e Mille r ide ntific aba la “c rue ldad o c ulta” de la c rianza de lo s niño s c o m o la re pe tic ió n de la “pe dag o g ía v e ne no sa” infling ida po r lo s padre s de la g e ne rac ió n ante rio r, y que pro p o rc io nó la tie rra so bre la que la o be die nc ia al auto ritarism o y al fasc ism o e c haro n raíc e s. Puso de m anif ie sto que “hay un tabú que ha re sistido a to do s lo s e sf ue rzo s re c ie nte s de de sm itif ic ac ió n: la ide alizac ió n de l am o r a la m adre”, v é ase MILLER, A, The Drama of the Gifted Child. How Narcissistic Parents Form and Deform the Emotional Lives of Their Talented Children, Nue v a Yo rk, Harpe r Ro w , 1981, 4. 328 De ig ual f o rm a se e xpre saba Mille r: “no pue do e sc uc har a m i hija c o n e m patía si e sto y pre o c upada po r se r una bue na m adre ; no pue do se r re c e ptiv a a lo que m e e stá dic ie ndo ”, v é ase MILLER, A, For Your Own Good: Hidden Cruelty in Child-rearing and the Roots of Violence, Nuev a Yo rk, Farrar, Straus, Giro ux, 1983, 258. 327

277

Esta e c o no m ista que The New York Times de finió h ac e uno s año s c o m o “la h e ro ína de la c o ntrac ultura” c o nside ra que c o n e l e m b arazo lle g a “un larg o inv ie rno se xual” o que “m ie ntras h aya niño s, e l m undo absurdo e n e l que v iv im o s te ndrá futuro ”. Asim ism o , c re e que la p ro fe sió n de p adre “e s un v iac ruc is de m últip le s e stac io ne s, c o n una c um b re de la ab o m inac ió n: la Nav idad ”; o que “la fam ilia m o de rna e s una p risió n que se re p lie g a e n si m ism a y que tie ne la b ase e n e l h ijo ”. Cuando se le p id e que de sarro lle m ás e sta últim a ide a, indic a que e ntie nde que “c uánto m ás av anzan las fam ilias m ás de b e n e nc e rrarse so b re si m ism as, e sp e c ialm e nte p o rque ap ue stan p o r v iv ir e n sitio s que no so n lo s que lo s v ie ro n nac e r, a la b úsque da de una c asa m ás g rande , que dando só lo e n una e sp e c ie de b urb uja”. En o tro p unto de l lib ro , e sc rib e que la v e rdade ra ig ualdad e ntre se xo s e s una quim e ra, p ue sto que las m uje re s c uando trasp asan la líne a de la m ate rnidad “d e jan de se r m e no s fiab le s p ara sus e m p re sas, a la v e z que , a niv e l p e rso nal, lo s h ijo s so n un fre no p ara re alizar to do aque llo que e llas que rrían”. La únic a e sp e ranza e n e ste m undo ac tual, c o nc luye la e sc rito ra fran c e sa, e s la “de snatalidad ” y la últim a lib e rtad “se e nc ue ntra e n e l h e c h o de de c ir: p re f e riría no h ac e rlo ”. Elie tte Ab é c assis, c o no c ida e n to do e l m un do p o r su trilo g ía Qumrán, y Caro line Bo ng rand, auto ra de g ran é xito e n Franc ia, de nun c ian asim ism o la situac ió n inso ste nib le a la que se v e n so m e tidas las m uje re s e n la so c ie dad ac tual. Co n v o z c lara, lúc ida, am e na e inc isiv a, las auto ras e xpo ne n una o p re sió n de v astado ra que sin e m b arg o p asa de sap e rc ib ida. Las m uje re s lle v an do s v idas al m ism o tie m p o , una m asc ulina y o tra f e m e nina: de b e n se r m adre s e ntre g adas, p ro fe sio nale s intac h ab le s, am as de c asa p e rf e c tas. Ate rro rizadas p o r las arrug as y c o nstante m e nte a die ta, le s e stá p ro h ib ido e nv e je c e r. Sin tie m p o p ara sí m ism as n i p ara su p are ja, se e n c ue ntran al b o rde de l d iv o rc io a lo s c inc o año s de m atrim o nio . To do e llo b ajo la inso p o rtab le p re sió n so c ial de que no so n nunc a lo b astante de lg adas, b e llas, b ue nas m adre s, b ue nas e sp o sas. La m uje r de h o y se h a que rido lib e rar, p e ro se e nc ue ntra “e sc lav izada”. De sc ub rim o s que e l fe m inism o m ás que ayudarno s no s p e rjudic ó , dic e n. ¿Có m o ? Las auto ras p lante an que e s ne c e sario c re ar una nue v a im ag e n de no so tras 278

m ism as. Inic ian su análisis m o strando que v iv im o s e nc o rse tadas, ¿qué quie re n d e c ir? La re sp ue sta e s sim p le , la e m anc ip ac ió n fe m e nina no s dio la po sib ilidad de trab ajar fue ra de c asa y c o n e llo la o p o rtunidad de re alizarno s, de c o no c e r un m undo ap arte de nue stro núc le o fam iliar, d e alc anzar auto no m ía financ ie ra. Se g ún Ab é c assis y Bo ng rand, h e m o s sido fav o re c idas c o n lo s m ism o s de re c h o s de l h o m b re 329, p e ro no no s h e m o s lib e rado de nue stro s tradic io nale s de b e re s c o m o m uje r y de b e m o s o c up arno s no só lo de la p are ja y de lo s h ijo s, sino tam b ié n de nue stro p ro g re so p ro fe sio nal. La sum a de to do e sto sup o ne una c arg a e xc e siv a que no s im p ide un v e rdad e ro de sarro llo . So n e nfátic as al af irm ar que “h o y m ás que aye r, las m uje re s sig ue n sintié ndo se inc o m p re ndidas y p o c o v alo radas. Las que so n m adre s e stán sie m p re ag o tadas, se sie nte n c ulp ab le s y lle g an de sh e c h as al final d e l día. Las m uje re s no sab e n b ie n c uál e s su sitio , no tie ne tie m p o p ara nada y no c o nsig ue n se p arar e l trab ajo de la v ida fam iliar”. Po r e so h a lle g ado la h o ra de h ac e r un b alanc e de la c o ndic ió n fe m e nina y de sc ub rir la fo rm a e n la que p o dam o s e nc o ntrar nue stro lug ar y de sarro lle m o s e n lib e rtad nue stra v ida p e rso nal y af e c tiv a, lib re s de l c o rsé inv isib le . Una v e z lo g radas las m e jo ras que sie m p re h a re c lam ado e l fe m inism o o rto do xo , la p re g unta e s: ¿v iv e m e jo r la m uje r de sp ué s de h ab e r que m ado e l suje tado r? Para Ab é c assis y Bo ng rand la m uje r se h a c o nv e rtido e n su p ro p io v e rdug o , v íc tim a de la c o nc iliac ió n e ntre la v ida lab o ral y la fam iliar de la p ub lic idad de l ro l de la “m uje r e sp o sa m adre asalariada p e rfe c ta”. Am b as re p lante an la c o ndic ió n fe m e nina: h o m b re s y m uje re s so n distinto s y e llas no d e b e n re nunc iar a su fe m inidad p ara lo g rar la ig ualdad. “El fe m inism o se c o nstruyó c o ntra e l h o m b re ” insiste n las auto ras, y ah o ra e ste m o de lo No de sde to do s lo s pe nsam ie nto s f e m inistas se af irm aría lo m ism o . Las te ó ric as de la Libre ría de Muje re s de Milán año s ha que disie nte n: “Es e se nc ial c o m pre nde r p o r qué razó n las m uje re s pe rjudic an al pro pio se xo o lo so m e te n a do lo ro sas c o ntradic c io ne s c uando inte rv ie ne n e n las le ye s o pide n al Parlam e nto que re sue lv a alg uno s de lo s c o nf lic to s so c iale s e n lo s que e stán im plic adas. Así ha o c urrido e n e l c aso de las le ye s de pro te c c ió n de la m ate rnidad, que han c re ado nue v as dif ic ultades a las m uje re s que busc an trabajo . Las llam adas le ye s de e quiparac ió n, c o m o la de ig ual salario po r ig ual trabajo o las de ac c e so a las pro f e sio ne s y c arg o s, so n útile s para las m uje re s e n la m e dida e n que e n e llas no inte rv ie ne la dif e re nc ia se xual. Aparte de la am big üe dad de su f o rm ulac ió n (se equipara a las m uje re s a lo s ho m bre s, c o m o si e l ho m bre f ue se la m e jo r m e dida para una m uje r), e stas le ye s no se pro nunc ian so bre la re lac ió n e ntre lo s se xo s. Que que de c laro , no so n le ye s ne utras, ni histó ric am e nte (pue s so n f ruto de la luc ha po lític a de alg unas m uje re s), ni f o rm alm e nte (de he c h o so n am big uam e nte m asc ulinas)”, v é ase Libre ría de Muje re s de Milán, No creas tener derechos. La generación de la libertad femenina en las ideas y vivencias de un grupo de mujeres, Madrid, ho ras y HO RAS, 1991, 73-74. 329

279

ya no sirv e . “Para lib e rar a la m uje r h ay que lib e rar e l c o njunto de la so c ie dad, h ay que lib e rar al h o m b re ”, c o nc luye n. Así lo e nunc ió Luc e Iriag aray: Un análisis m ínim am e nte rig uro so de las p re te n sio ne s de ig ualdad las justific a [a las m uje re s] e n e l p lano de una c rític a sup e rf ic ial de la c ultura, p e ro de sv e la su naturale za utó p ic a c o m o m e dio d e lib e rac ió n p ara las m uje re s. Su e xp lo tac ió n e stá b asada e n la dife re nc ia se xual y só lo p o r la dife re nc ia se xual p ue de re so lv e rse . Cie rtas te nde nc ias de nue stra é p o c a, c ie rtas f e m inistas d e nue stro

tie m p o , re iv indic an ruido sam e nte

la ne utralizac ió n de l se xo .

Ne utralizac ió n que , de se r p o sib le , sig nif ic aría e l fin d e la e sp e c ie h um ana. La e sp e c ie e stá div idida e n dos géneros que ase g uran su p ro duc c ió n y su re p ro duc c ió n. Que re r sup rim ir la dife re nc ia se xual im p lic a e l g e no c idio m ás radic al de c uantas fo rm as de d e struc c ió n h a c o no c ido la Histo ria. Lo re alm e nte im p o rtante , al c o ntrario , e s de finir lo s v alo re s de la p e rte ne nc ia a un g é ne ro que re sulte n ac e p tab le s p ara c ada uno de lo s se xo s. Lo indisp e nsab le e s e lab o rar una c ultura de lo se xual, aún ine xiste nte , de sde e l re sp e to a lo s do s g é ne ro s. A c ausa d e las distintas e tap as h istó ric as: g ine c o c rátic as, m atriarc ale s, p atriarc ale s, falo c rátic as, nue stra c ultura p e rm an e c e v inc ulada a la g e ne rac ió n, y no al g é ne ro se xuado .330 Las ap o rtac io ne s de He rm an lle g an e n uno s m o m e nto s p ro p ic io s, c uando e n Ale m ania to do e l p aís disc ute so b re la e sc asa natalidad y la dific ultad de c o nc iliar trab ajo y fam ilia. El c o nc e p to “rab e nm utte r” (m adre c ue rv o ) v ue lv e a e star e n b o c a de to do s a la v ista d e uno s e studio s que p ro no stic an la e xtinc ió n de lo s ale m ane s e n e l año 2300. El p o p ular diario Bild lle g ó a p ub lic ar una inquisito ria p rim e ra p lan a c o n las fo to g rafías de m uje re s p ro fe sio nale s sin de sc e nde nc ia331. El núm e ro de h ijo s p o r m uje r -c e rc ano a 1,4- e s b ajo e n Ale m ania, p e ro sim ilar al d e Esp aña. Le sup e ran p aíse s c o m o Dinam arc a, p o rque “allí do nde trab ajan m ás m uje re s, v ie ne n m ás niño s al m undo ”, ase g ura e l m inistro ale m án de Trab ajo y v ic e c anc ille r, Franz IRIAGARAY, L, Yo, tú, nosotras, Madrid, Cáte dra, 1992, 9-10. Las c ursiv as so n suyas. De nunc ia que re c ue rda titulare s de la pre nsa e spaño la, c uando puso de m anif ie sto e l núm e ro de hijo s de las m inistras m adre s, c o m parándo lo c o n e l de lo s m inistro s padre s. 330 331

280

Münte f e ring . La c lav e e stá e n fle xib ilizar lo s h o rario s lab o rale s y o fre c e r una re d d e g uarde rías m ás am p lia, se ñala. “Rara v e z una c am p aña p o lític a se h a e n c o ntrado una o p inió n tan m arc ada. Es c o m o si to das las m adre s de l p aís se h ub ie ran p ue sto e n p ie c o m o una so la m uje r y g ritado a lo s p o lític o s: o ídno s, que re m o s se r m adre s”; así e sc rib ía Elise Clae so n, p e rio dista sue c a, e n una de sus le ídas c o lum nas e n e l Svenska Dagbladet, uno de lo s p rinc ip ale s p e rió dic o s de l p aís nó rdic o , durante la c am p aña e le c to ral d e l p asado se p tie m b re . “Durante dé c adas, la é lite sue c a h a p ro c urado que la m uje r o lv ide la m ate rnidad. La llam an ‘tram p a de m uje re s’. Es e l re p ique te o c o ntinuo : las m uje re s no de b e m o s e le g ir lib re m e nte , p o rque e nto nc e s e le g ire m o s m al. De ah í lo s tip o s im p o sitiv o s que quitan m ás de la m itad, tanto a lo s ing re so s de la m adre c o m o a lo s de l p adre , y lo s div ide n e n p e que ño s, m uy p e que ño s, sub sidio s p ara te ne r c o ntro l so b re no so tras.” Hay sig no s que indic an que e n la re c ie nte v ic to ria d e l c e ntro de re c h a e n Sue c ia h a p o dido influir e l v o to m ate rno e n un p aís do nde la tasa de ac tiv idad f ue ra d e l h o g ar de las m uje re s e s de l 71,8 %. “Dar p rio ridad a lo s h ijo s e s re alizar una m ala e le c c ió n, p e ro só lo p ara las m uje re s. De h e c h o no e xiste n ‘tram p as p ara h o m b re s’. Lo s p adre s que quie re n ‘h ac e r d e m adre s’ so n lo s h é ro e s d e la é lite ”, e sc rib ía Clae so n, que h a c o ntado e n un lib ro c ó m o y p o r qué de c id ió de p e nde r e c o nó m ic am e nte d e su m arido tras e l nac im ie nto de su se g unda h ija y m ie ntras c riab a a am b as. Harrie t Harm an, dip utada lab o rista y asp irante al núm e ro do s de la p ró xim a c andidatura e le c to ral de su p artido , re c o m ie nda a las m uje re s b ritánic as “no te ne r lo s h ijo s tan tarde c o m o yo ” –tuv o tre s e ntre lo s 32 y lo s 37 año s–, y c o nside ra que “la salud y b ie ne star d e m adre s e h ijo s, y las e le c c io ne s p e rso nale s, de b e rían de c id ir la e dad p ara te ne r h ijo s, y no e l m e rc ado de trab ajo ”. La h isto riado ra franc e sa Iv o nn e K nib ie h le r, c o no c ida fig ura d e l f e m inism o , de 84 año s y m adre d e tre s h ijo s, e xp lic ab a e n una e ntre v ista e n Le Monde (9-02-2007) que “e l fe m inism o de b e e n p rim e r lug ar re p e nsar la m ate rnidad: to do lo de m ás le se rá dado p o r añadidura”. Y afirm a que d e sde e l p rin c ip io , “e stab a p e rsuadida de que la m ate rnidad se g uiría sie ndo una c ue stió n c ap ital d e la ide ntidad fe m e nina. No p o día c o nte ntarm e c o n e sa

281

o rde n im p líc ita: ‘Sé m adre y c állate ’”. K nib ie h le r ya intuía que e ra “una f unc ió n so c ial. Y e stab a c o nv e nc ida d e que si se ig no rab a e sta f unc ió n so c ial, se ig no rab a al m e no s la m itad d e las re alidad e s m ate rnas”. Para K nib ie h le r, la c o nc iliac ió n no p asa “ne c e sariam e nte p o r un re p arto ig ualitario de las tare as p are ntale s”, “aunque só lo se a p o rque las m uje re s sig ue n inv o luc rándo se m ás que lo s p adre s, y p o rque re duc ir lo s c uidado s a lo s h ijo s p e que ño s lo v iv e n c o m o una p riv ac ió n. Se rá ne c e sario que las jó v e ne s g e ne rac io ne s lle g ue n a re so lv e r e sta c uadratura de l c írc ulo , que h o y día p ade c e n tanto lo s p adre s c o m o lo s h ijo s.”

The Mommy Wars e s un lib ro e n e l que una p e rio dista de l Washington Post re unió 26 re fle xio ne s de o tras tantas m adre s de to do tip o . Se tratab a de b usc ar una tre g ua e n la sup ue sta g ue rra que e xiste e n e l m und o ang lo sajó n e ntre am as de c asa y m adre s que trab ajan fue ra. Inda Sc h ae ne n, que e n su e nsayo se de c larab a “Radic al Fe m inist Stay - at - Ho m e Mo m ” (“m adre am a de c asa fe m inista rad ic al”), no s dic e que “las m uje re s que se de d ic an al h o g ar a tie m p o c o m p le to c o n h ijo s p e que ño s no tie ne n v o z e n la are na p úb lic a. Aunque h ay c ada v e z m ás lib ro s e sc rito s p o r m uje re s e sc rito ras que se que dan e n e l h o g ar, la v o z de las m uje re s que no so n c o m unic ado ras naturale s o p ro fe sio nale s no se e sc uc h a, e xc e p to e n lo s p arque s infantile s de re c re o ”. Es difíc il que se las o ig a c uando la e struc tura so c io e c o nó m ic a ac tual e stá c o nstruida so b re la b ase de fam ilias c o n do s sue ldo s. Po r e so la p rim e ra e xig e nc ia e s la f le xib ilizac ió n de lo s h o rario s de trab ajo y la m e jo ra de las ayudas a lo s que trab ajan f ue ra d e c asa: g uarde rías g ratuitas, p e rm iso s de p ate rnidad y m ate rnidad, c o le g io s ab ie rto s durante las v ac ac io ne s... Alg o sin duda indisp e nsab le p ara c o nc iliar trab ajo y fam ilia. Pe ro tam b ié n h ay que ate nd e r las ne c e sidade s de las fam ilias que h an de c id ido o rg anizarse de o tra fo rm a. El disc urso so c ial y p o lític o ig no ra a las que uno de lo s c ó nyug e s, g e n e ralm e nte la m adre , quie re trab ajar v o luntariam e nte a tie m p o c o m p le to e n c asa, aho rrando al Estado dine ro e n futuras g uarde rías o re sid e nc ias g e riátric as. El re sultad o e s que no h ay lib e rtad p ara o p tar p o r la fam ilia y lo s h ijo s.332

Las pro pue stas de ac tuac ió n re spe c to a las m uje re s y e l m undo labo ral pasan po r la re o rie ntac ió n de las po lític as de o c upac ió n, la re v isió n de lo s tie m po s de trabajo , e l re plante am ie nto de las 332

282

Lo s m e dio s suizo s h an do c um e ntado lo que p o dría se r un fe nó m e no d e nue v as am as de c asa d e sde la p ub lic ac ió n de la o b ra de He rm an e n e l p aís v e c ino . Pre c isam e nte e n Suiza se p ub lic ó p o r e sas m ism as fe c h as un lib ro titulado Ama de

casa, el mejor trabajo del mundo, de Marianne Sie g e nth ale r, e n e l c ual h ab la de e stas m uje re s c o m o “m anag e rs do m é stic as”. Esa nue v a am a de c asa se de finiría c o m o una m uje r c o n una b ue na fo rm ac ió n ac adé m ic a, que ab ando na su c arre ra p ro f e sio nal, te m p o ral o p e rm ane nte m e nte , p ara c o nv e rtirse e n “m adre a tie m p o c o m p le to ”. Esta e xp re sió n tam b ié n p are c e de stinada a re h ab ilitar una o c up ac ió n que h a sido quizá no de b idam e nte v alo rada durante año s y, e n c ualquie r c aso , ide o ló g ic am e nte m altratada e n las últim as dé c adas. El v alo r añadido que tie ne e sta re no v ada e le c c ió n p o r la fam ilia re side e n que ni la so c ie dad, ni la tradic ió n, ni lo s uso s do m inante s, c o ac c io nan a la m uje r que o p ta p o r e lla –se p o dría de c ir inc luso que e s m ás b ie n al c o ntrario . Las nue v as am as de c asa lo so n e n un e je rc ic io de la lib e rtad m ayo r g rac ias a la e duc ac ió n y la p o sib ilidad de se r inde p e ndie nte s. Te ne r o no te ne r h ijo s, ¿e s é sta la c ue stió n? El ro l de la m uje r e n e ste nue v o sig lo p asa po r re p lante arse lo que h a sido y lo que quie re se r. Y e n e ste de b ate , la m ate rnidad ado p ta g ran trasc e nde nc ia: c ie rtas te nde nc ias ab o g an p o r e l re c h azo a te ne r h ijo s c o m o una m ane ra de re afirm ac ió n; o tras, po r e l c o ntrario , insiste n e n que e l f uturo e stá e n la re p ro duc c ió n. Lo c ie rto e s que las p rio ridade s c am b ian y que c ada v e z m ás las m uje re s p rio rizan su fo rm ac ió n y su ap ue sta lab o ral. La e dad m e dia de m ate rnidad, se g ún dato s de l Instituto Nac io nal de Estadístic a, se h a re trasado 2,7 año s e n p o c o m ás de c inc o lustro s: de lo s 28,2 año s a lo s que las m uje re s e ran m adre s e n 1980 se h a p asado a lo s 30,9 año s de m e dia e n 2006. Y e sta distanc ia aún se ría m ayo r si no se c o ntab ilizara a las m adre s e xtranje ras que v iv e n e n Esp aña. Ac tualm e nte , e l 14 % de e sp año las que sup e ran su e dad fé rtil no h a te nido h ijo s, se g ún dato s re c ab ado s po r Maie r. Es una c ifra alg o sup e rio r a la re g istrada e n Franc ia, un 10 %, y m uy m e no r a la ale m ana, un 30 %. Y e ntre e sto s dato s ap are c e un nue v o c o nc e p to : lo s dinkies, ac ró nim o de double income no kids. Una e xp re sió n ing le sa que de fine a p are jas de e ntre 25 y 35 año s c o n ing re so s do b le s que re c h azan

c ate g o rías pro f e sio nale s, v é ase TO RNS, T, CARRASQUER, P, PARELLA, S, RECIO , C, Les dones i el treball a Catalunya, mites i certeses, Barc e lo na, Institut Català de le s Do ne s, 2007, 98-103.

283

te ne r h ijo s. Esto s so n alg uno s de lo s re to s que pre se ntan nue stras so c ie dade s ac tuale s. O tro s so n ig ualm e nte de dif íc il so luc ió n: la v io le nc ia c o ntra las m uje re s 333 y niño s, o e l ac o so se xual y m o ral e n e l trab ajo . Para uno s y o tro s lo s p lante am ie nto s c lásic o s de las te o rías fe m inistas h an que dado o bso le to s. Ante to do e llo lo s p e nsam ie nto s fe m inistas no tie ne n un p lante am ie nto unív o c o . Tam p o c o se e nc ue ntran c o nse nso s re lativ o s al p o de r o al am o r, c o nside rando e l p o de r lig ado a la naturale za d e lo s h o m b re s, m ie ntras e l am o r se sup o ne se r e l c e ntro de la e xiste nc ia fe m e nina. Es c ie rto que de un tie m p o a e sta p arte se h ab la c ada v e z m ás de l e m p o de ram ie nto de las m uje re s, y c ada v e z m e no s de las re lac io ne s de am o r. Aún así, c re o que p e nsar, re fle xio nar y re p lante ar e l te m a de la m ate rnidad d e sde una ó p tic a f e m inista e s c o m p le tam e nte indisp e nsab le . No b asta c o n re c o no c e r su indisc utib le p o te nc ia sim b ó lic a334. ¿Po r qué no e m p e zam o s a p lante ar de sde e l fe m inism o la lib e rtad, e l de se o , e l g o zo y p lac e r d e se r m adre s, la ne c e sidad de c o nstruir disc urso s p o sitiv o s de la m ate rnidad? Urg e , p ue s, nue v a te o rizac ió n, nue v o s p e nsam ie nto s 335. Las fe m inistas ac tuale s de b e m o s se r c ap ac e s d e c o ntinuar c am b iando e l m undo sin o lv idar e l m undo .

Me he o c upado de la v io le nc ia c o ntra las m uje re s e n e l dise ño y dire c c ió n de la rev ista o n-line de l g rupo de inv e stig ac ió n GRÈC, Opinions, nº 1, 2007, y e n CUADRADA, C, Crims històrics, w w w .urv .c at/g rups_re c e rc a/g re c . 334 “En e l o rde n sim bó lic o -so c ial pe nsado po r lo s ho m bre s, nac e r m uje r e s alg o que c o ndic io na para to da la v ida. En é l la m uje r no tie ne un de stino p e rso nal, para e lla no hay m ane ra de hac e r c o inc idir libe rtad y ne c e sidad, pue s su ne c e sidad e s so m e te rse al uso so c ial de su anato m ía (m ate rnidad, v irg inidad, pro stituc ió n, lo s “v ínc ulo s de la c arne ”)”, No creas tener derechos..., 166. Y m ás ade lante : “Tanto e s así que e n las so c ie dade s do nde las m uje re s no e stán pesadamente ocupadas c o n e l trabajo de la pro c re ac ió n, las bio g raf ías f em e ninas e n g e ne ral se v uelv e n c aó tic as, zarande adas de aquí para allá po r las c irc unstanc ias m ás c asuale s. Se r de se xo f e m e nino , si no hay que pro c re ar, no e stá v inc ulado c o n nada. Una m uje r liberada de la servidumbre de su destino no pasa a se r auto m átic am e nte libre , sino supe rf lua.” (Las c ursiv as so n m ías). Es paradó jic o que de fie ndan la libe rtad de las m uje re s a e xtre m o s tale s c o m o la m adre inf antic ida, la m uje r que no to m a m arido , la po e ta ho m o se xual, la hija e g o ísta; una ne c e sidad de e xistenc ia libre “de sde e l niño que se le c ae e n e l barre ño de ag ua hirv ie ndo hasta e l im pulso de hurtar e n lo s supe rm e rc ado s” (idem, 185) y o m itan e l de se o de se r m adre s. 335 De la m ism a f o rm a c o m o lo s ho m bre s re v isan sus v alo re s, v é ase CARABÍ, A y ARMENGO L, J.M (e ds.), La masculinidad a debate, Barc e lo na, Ic aria, 2008. Y “De lo f e m e nino y de lo m asc ulino : inte rpre tac io ne s te ó ric as”, e n CUADRADA, C (c o o rd.), Dones, coneixement i societat, Re us, Fundac ió n Jo se p Re c ase ns, 2005, 43-50. Pue de se r v e rdad que –c o m o se pro c lam a- e l f e m inism o f ue la g ran re v o luc ió n pac íf ic a de l sig lo XX, y que e l c am bio de l v aró n p o dría se r, c o m o pie nsa la psic ó lo g a Vic to ria Sau, la re v o luc ió n so c ial m ás im po rtante d e l sig lo XXI. Yo añado que la de la re iv indic ac ió n de la m ate rnidad es aún una tare a pe ndie nte . 333

284

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA ABÉCASSIS, E, y BO NGRAND, C, El Corsé Invisible: manifiesto para una mujer nueva, Barc e lo na, Urano , 2008LO NZI, C, Escupamos sobre Hegel, Bue no s Aire s, La Plé yad e , 1979, 40. ARENDT, H, La condición humana, Barc e lo na, Paidó s, 1993. BALINT, M, La falta básica: Aspectos terapéuticos de la regresión, Barc e lo na, Paidó s, 1993. BUTLER, J, Gender Trouble: Feminism and the Subversion of Identity, Nue v a Yo rk & Lo ndre s, Ro utle dg e , 1990. CADY STATO N, E (e d.), La Biblia de la Mujer, Madrid, Cáte dra, 1997. CARABÍ, A y ARMENGO L, J.M (e ds.), La masculinidad a debate, Barc e lo na, Ic aria, 2008. CARBO NELL, E, Encara no som humans: propostes d’humanització per al tercer mil·leni, Barc e lo na, Em p úrie s, 2002. CHO DO RO W, N, Feminism and Psychoanalytic Theory, Ne w Hav e n, Co nn. & Lo ndre s, Yale Univ e rsity Pre ss, 1989. CUADRADA, C, “O tra Univ e rsidad e s p o sib le ”, e n Ana María Ruiz Tag le (c o o rd.), Los estudios de las mujeres hacia el espacio común europeo, Se v illa, ArCiBe l Ed ito re s, 2004, 75-93.

Id., “La h e re jía de la p o lític a”, “XIII Co lo quio Inte rnac io nal de la AEIHM, La Historia de las Mujeres: Perspectivas actuales”, o c tub re , 2006. Id., Sobre la violencia: pensamientos y sentimientos feministas, c o m unic ac ió n p re se ntada al Co ng re so “XXV Año s de Estudio s de Gé ne ro Mujeres Sabias: entre la teoría y la práctica”, Caste lló n, se p tie m b re -o c tub re , 2004. Id., “Do ne s i naturale sa a le s so c ie tats antig ue s i m e die v als: arg um e nts p e r a la sub m issió de l tre b all fe m e n í”, Revista de Catalunya, nº 145, no v ie m b re , 1999, 22-32. DINNERSTEIN, D, The Mermaid and the Minotaur, Nue v a Yo rk, Harp e r and Ro w , 1976. EVANS, M, Simone de Beauvoir, A Feminist Mandarin, Lo ndre s, Tav isto c k, 1985. FREUD, S, Lecciones introductorias al psicoanálisis, e n Obras Completas, v o l. III, Madrid, Bib lio te c a Nue v a, 1981 [4ª e d.].

285

FIGES, E, e n P. Fo ste r e I. Sutto n (e ds), Daughters of De Beauvoir, Lo ndre s, Th e Wo m e n’s Pre ss, 1989. FO UCAULT, M, Historia de la sexualidad, Madrid, Sig lo XXI, 1998, 3 v o ls. HEIDEGGER, M, Conferencias y artículos, Barc e lo na, El Se rb al, 1958, 20. HERMAN, E, El principio de Eva, por una nueva femineidad, Bue no s Aire s, Ed ic io ne s B, 2008. IRIAGARAY, L, Yo, tú, nosotras, Madrid, Cáte dra, 1992, 9-10. K LEIN, M, Obras completas, t. 1, “Am o r, c ulp a y re p arac ió n”, Barc e lo na, Paidó s, 1990 LACAN, J, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis, Barc e lo na, Paidó s, 1987; LLO YD, G, “Maste rs, slav e s and o th e rs”, Radical Philosophy, 34, v e rano , 1983. MAIER, C, No Kid. 40 buenas razones para no tener hijos, Madrid, Pe nínsula, 2008. MILLER, A, The Drama of the Gifted Child. How Narcissistic Parents Form and Deform the Emotional Lives of Their Talented Children, Nue v a Yo rk, Harp e r Ro w , 1981, 4.

Id., For Your Own Good: Hidden Cruelty in Child-rearing and the Roots of Violence, Nue v a Yo rk, Farrar, Straus, Giro ux, 1983, 258. MO I, T, Simone de Beauvoir. The Making of an Intellectual Woman, Cam b ridg e (Mass.), Blac kw e ll, 1994. MURARO , L, El orden simbólico de la madre, Madrid O K ELY, J, Simone de Beauvoir, Lo ndre s, Virag o Pio ne e r, 1986. PRECIADO , B, Manifiesto contra-sexual, Madrid, O p e ra Prim a, 2002. RICH, A, Nacemos de mujer. La maternidad como experiencia e institución, Madrid, Cáte dra, 1996. SAU, V, El vacío de la maternidad. Madre no hay más que ninguna, Barc e lo na, Ic aria. TO RNS, T, CARRASQUER, P, PARELLA, S, RECIO , C, Les dones i el treball a Catalunya, mites i certeses, Barc e lo na, Institut Català de le s Do ne s, 2007. WINICO TT, D.W, The Maturational Processes and the Facilitating Environment, Nue v a Yo rk, Inte rnatio nal Univ e rsitie s Pre ss, 1965.

286

Re c lam an d o u n e s p ac io e n e l ám b ito d e lo p ú b lic o . El e n fo q u e d e las c ap ac id ad e s : u n a alte rn ativ a u n iv e rs alis ta p ara la re iv in d ic ac ió n d e lo s d e re c h o s d e las m u je re s Marian Pé re z Be rnal (Univ e rsidad Pab lo de O lav id e )

1. Po rq u e las m u je re s d e Zim b ab u e s e le v an tan Un g rup o de m uje re s de Zim b ab ue f undan WO ZA (Women of Zimbabwe

Arise), una o rg anizac ió n de d e f e nso ras de de re c h o s h um ano s. Estas ac tiv istas e stán sie ndo siste m átic am e nte de te nidas y m altratad as p o r la p o lic ía p o r de fe nde r lo s de re c h o s h um ano s; m uje re s d e Irán so n e nc arc e ladas p o r re iv indic ar ig uale s de re c h o s que lo s v aro ne s; g rup o s de m uje re s d e l de lta d e l Níg e r se re úne n, de jando de lado las dife re nc ias é tnic as, p ara re c lam ar ante las p e tro le ras unas c o ndic io ne s de v ida so ste nib le s y so n disp e rsadas b rutalm e nte ; m uje re s saudíe s re c o g e n firm as p ara p o de r c o nduc ir v ie ndo e sa p o sib ilidad de c o nduc ir c o m o un sím b o lo de e sa lib e rtad que se le s nie g a d e fo rm a c o ntinuada; m uje re s e n Myanm ar h an luc h ado ac tiv am e nte e n e l m o v im ie nto a fav o r de la de m o c rac ia que c o m e nzó e n 1988, m uc h as h an sido líde re s e n lo s p artido s de la o p o sic ió n y p o r e llo , h an e stado so m e tidas a v io lac io ne s de de re c h o s h um ano s a m ano s de las auto ridade s m ilitare s… y así p o dríam o s se g uir e num e rando c aso s y m ás c aso s de m uje re s que h o y re c lam an su de re c h o a o c up ar un lug ar que se le s nie g a e n e l ám b ito de lo p úb lic o . Sig uie ndo lo s info rm e s de Am nistía Inte rnac io nal po de m o s de c ir que e n 2008 e n m uc h as zo nas de l m undo aún e xiste n le ye s y p o lític as ab ie rtam e nte disc rim inato rias y e n la p rác tic a to talidad de l p lane ta la d isc rim inac ió n de h e c h o sig ue sie ndo una re alidad. Las m uje re s c are c e n de ap o yo e n func io ne s fundam e ntale s de la v ida h um ana e n la m ayo r p arte de l m undo . En una g ran p arte d e l p lane ta las m uje re s sale n p e rdie ndo p o r e l h e c h o de se r m uje r. Ante e sta re alidad la situac ió n de las m uje re s e n e sto s lug are s se h a c o nv e rtido h o y e n una c ue stió n urg e nte p ara e l f e m inism o y que d e b e o c up ar un p rim e r p lano e n nue stras re fle xio ne s. La d e sig ualdad d e lo s se xo s e stá e n fue rte

287

c o rre lac ió n c o n la p o b re za y e l fe m inism o no p ue de p e rm ane c e r al m arg e n de e sto si p re te nde e xp lic ar y c o m p re nde r la re alidad y lo s p ro b le m as de las m uje re s. Si b ie n e n m uc h o s c aso s las le ye s p ro te g e n a las m uje re s e n la re alidad e stas le ye s so lo so n fic c io ne s que e n ab so luto se c um p le n y –a p e sar de e sas le ye s que re c h azan to da fo rm a de disc rim inac ió n-, las m uje re s d e h e c h o e stán sufrie ndo disc rim inac io ne s de m uy distinto s tip o s: “Las m uje re s c are c e n d e ap o yo e n func io ne s fundam e ntale s de la v id a h um ana e n la m ayo r p arte d e l m undo . Están p e o r alim e ntadas que lo s h o m b re s, tie ne n un niv e l inf e rio r d e salud, so n m ás v ulne rab le s a la v io le nc ia físic a y al ab uso se xual. Es m uc h o m e no s p ro b ab le que e sté n alf ab e tizadas, y m e no s p ro b ab le aún que p o se an e d uc ac ió n p ro fe sio nal o té c nic a. Si inte ntan ing re sar e n un p ue sto de trab ajo , de b e n e nfre ntarse a o b stác ulo s m ayo re s, inc luye ndo la intim idac ió n p o r p arte de la fam ilia o de l e sp o so , disc rim inac ió n p o r su se xo e n e l salario y ac o so se xual e n su lug ar d e trab ajo . Y to do e llo sin re c urso s le g ale s e fe c tiv o s para de fe nd e rse . O b stác ulo s sim ilare s le s im p ide n a m e nudo una p artic ip ac ió n e fe c tiv a e n la v ida p o lític a. En m uc h as nac io ne s, las m uje re s no tie ne n p le na ig ualdad ante la le y: no tie ne n lo s m ism o s de re c h o s de p ro p ie dad que lo s h o m b re s, ni lo s m ism o s de re c h o s c o ntrac tuale s d e aso c iac ió n, de m o v ilidad, ni la m ism a lib e rtad re lig io sa” (Nussb aum 2002:27) Ante e sta situac ió n e stam o s o b lig ado s h o y a dirig ir nue stra re fle xió n so b re e stas c ue stio ne s. La ig ualdad b asada e n e l se xo e s un te m a urg e nte de justic ia p o lític a. Se trata de ab uso s c o ntra lo s de re c h o s h um ano s que de b e n se r ab o rdado s c o n urg e nc ia. En Los límites del patriotismo. Identidad, pertenencia y “ciudadanía mundial Nussb aum de fie nde una p e rsp e c tiv a c o sm o p o lita se g ún la c ual nue stra p rinc ip al le altad de b e se r c o n e l c o m ún d e la h um anidad y lo s p rim e ro s p rinc ip io s de n ue stro p e nsam ie nto p rác tic o de b e n re sp e tar e l ig ual v alo r de to do s lo s m ie m b ro s de e sa c o m unidad:

288

“Si de v e ras c re e m o s que to do s lo s se re s h um ano s so n c re ado s ig uale s y que p o se e n de te rm inado s de re c h o s inalie nab le s, te ne m o s la o b lig ac ió n m o ral d e p e nsar qué e s lo que e sta ide a no s e xig e que h ag am o s c o n y p ara e l re sto de l m undo ” (Nussb aum 1999: 24) Ning una p e rso na p ue de que dar e xc luida d e nue stra inc um b e nc ia m o ral (Se n 2000:140). Si no s situam o s e n e sta p e rsp e c tiv a no so lo no s de b e inte re sar qué le suc e d e a la c iudadana m adrile ña o b e rline sa sino tam b ié n c uál e s la sue rte que c o rre n las ac tiv istas de de re c h o s h um ano s de Zim b abw e , las m uje re s que trab ajan e n las m aquilas e n Guate m ala, las m uje re s que fue ro n v io ladas e n la p asada g ue rra d e Yug o slav ia do nde se utilizó la v io lac ió n c o m o arm a de g ue rra, las niñas que so n c asadas c o n o c h o año s e n la India, las m uje re s de la e xtinta URSS que c ae n e n las re de s d e trata de se re s h um ano s c o nv irtié ndo se e n las e sc lav as de l sig lo XXI y tam b ié n e sas “m uje re s faltante s” c uya ause n c ia e s de nun c iada p o r Am artya Se n. Pre c isam e nte p o r e sto c o nside ram o s que re p e nsar e sta c ue stió n e s h o y un a o b lig ac ió n. 2. Po rq u e n in g u n a m u je r n o lle g u e a s e r aq u e llo q u e p o d ía h ab e r s id o A la h o ra de re p e nsar e sta c ue stió n no s v am o s a c e ntrar e n e l e nfo que de f e ndido p o r Marth a Nussb aum e n su o b ra Las mujeres y el desarrollo humano. Este trab ajo se c e ntra e n la situac ió n de las m uje re s e n la India. Co m o e n o tro s m uc h o s c aso s la le g islac ió n india de fie nde y p ro te g e a la m uje r re c h azando c ualquie r fo rm a de disc rim inac ió n. La Co nstituc ió n e s m uy re sp e tuo sa c o n lo s de re c h o s de la m uje r. En e se p lano le g al e n p rinc ip io p o c o h ab ría que re c lam ar. La c ue stió n que Nussb aum de nunc ia y d e m ue stra e n e ste lib ro e s que e n re alidad e so s de re c h o s so n una fic c ió n, una p antalla que nada tie ne que v e r la re alidad a la que e stán so m e tidas las m uje re s. A la ho ra de e stab le c e r una fo rm a para ac ab ar c o n la de sig ualdad de las m uje re s y su situac ió n d e d isc rim inac ió n, d e fie nde un e nfo que que se b asa e n las c ap ac idad e s h um anas. Co n c ap ac idad e s no s e stam o s re firie ndo a aque llo que una p e rso na e s re alm e nte c ap az de h ac e r y de se r. Co n e ste p lante am ie nto Nussb aum h ac e una c o ntrib uc ió n de stac ada de la p ro se c uc ió n p rác tic a de la justic ia e ntre lo s 289

se xo s y p e rm ite c o nstruir un m arc o p ara una p rác tic a f e m inista de la f ilo so fía que se a univ e rsalista, de d ic ada a no rm as de justic ia, de ig ualdad y a de re c h o s que te ng an v alid e z a trav é s de las dife re nte s c ulturas y que no s p e rm itirá e stab le c e r un diálo g o p ro v e c h o so ac e rc a de e sto s de re c h o s. La m e ta d e l p ro ye c to d e Nussb aum se ría lo g rar un suste nto f ilo só fic o p ara una v isió n d e lo s p rin c ip io s c o nstituc io nale s b ásic o s que d e b e n se r re sp e tado s e im p le m e ntado s p o r lo s g o b ie rno s de to das las nac io ne s. Cuando h ab lam o s de las c ap ac idad e s e stam o s h ab lando de un m ínim o re que rido p ara p o de r h ab lar d e auté ntic o re sp e to a la dig nidad h um ana. Po r de b ajo de e se niv e l m ínim o no se c o nside ra p o sib le

que

lo s c iudadano s p ue dan

lo g rar un func io nam ie nto

v e rdad e ram e nte h um ano . No p o de m o s o lv idar que m uy a m e n udo se h a tratado a las m uje re s c o m o ap o yo p ara lo s fine s de o tro s m ás que c o m o fine s e n sí m ism as y e so h o y sig ue sie ndo una re alidad y de sd e e ste nue v o e nfo que e n ning ún c aso se adm itirá que la m uje r se a v ista c o m o un m e ro instrum e nto p ara lo s fine s de lo s o tro s (Nussb aum 2000: 27). El e stud io de las c o m p e te nc ias no s p e rm itirá te m atizar c ó m o p ue de n las m uje re s m e jo rar su v ida y c ó m o p o drían lo s g o b ie rno s c o ntrib uir a e llo . El o b je tiv o so c ial de b e c o m p re nde rse e n té rm ino s de lle g ar a te n e r c iudadano s p o r e nc im a de e sa c ap ac idad m ínim a (Nussb aum 2002: 33).

Esto e s m uy

im p o rtante po rque de b e m o s te ne r p re se nte que h ay que h ac e r m uc h o p ara c o m p e nsar las dif e re n c ias d e p unto de p artida a c ausa d e las do te s o d e la c ap ac idad. El e stado de b e g arantizar la b ase so c ial de l b ie n , p o rque –c o m o e s o b v io - no e stá a su alc anc e e l b ie n e n sí. El h e c h o de que las m uje re s p o r su de sig ualdad, no lo g re n un niv e l m ás alto de c ap ac idad c o m o aque l al que le s da ac c e so la o p c ió n de las func io ne s h um anas c e ntrale s e s un p ro b le m a de justic ia (Nussb aum 2002387). En las c ap ac idad e s te ne m o s que disting uir tre s tip o s. En p rim e r lug ar, las c ap ac idad e s b ásic as, que ap untan al e quip am ie nto innato de lo s indiv id uo s y que se rían la b ase ne c e saria p ara de sarro llar las c ap ac idad e s m ás av anzadas y te rre no de re sp o nsab ilidad m o ral. En se g undo lug ar la c ap ac idad inte rna, que se rían ya lo s e stado s de sarro llado s de la p e rso na. A dif e re nc ia de las c ap ac idad e s b ásic as, e sto s e stado s so n c o ndic io ne s m aduras d e p re p arac ió n p ara una f unc ió n. En te rc e r lug ar no s e nc o ntram o s c o n las c ap ac idade s c o m b inadas, que se rían las c ap ac idad e s inte rnas p e ro ya combinadas con ad e c uadas c o ndic io ne s e xte rnas p ara e l e je rc ic io d e la 290

func ió n. (Nussb aum 2002:128-129). Re c o jo ah o ra e l listado de las c ap ac idad e s c e ntrale s p ara e l func io nam ie nto h um ano : 1) Vida: Se r c ap az de v iv ir h asta e l f inal una v ida h um ana de e xte nsió n no rm al; no m o rir p re m aturam e nte , o ante s de que la p ro p ia v ida se h aya re duc ido de tal m o do que ya no m e re zc a v iv irse ; 2) Salud c o rp o ral: Se r c ap az de te ne r b ue na salud, inc luye ndo la salud re p ro duc tiv a; e star ade c uadam e nte alim e ntado ; te ne r un te c h o ade c uado ; 3) Inte g ridad c o rp o ral: Se r c ap az de m o v e rse lib re m e nte de un lug ar a o tro ; que lo s lím ite s de l p ro p io c ue rp o se an tratado s c o m o so b e rano s, e s de c ir, c ap ac e s de se g uridad ante asalto , inc luid o e l asalto se xual, e l ab uso se xual de m e no re s y la v io le nc ia do m é stic a; te n e r o p o rtunidade s p ara la satisfac c ió n se xual y p ara la e le c c ió n e n m ate ria d e re p ro duc c ió n; 4) Se ntido s, im ag inac ió n y p e nsam ie nto : Se r c ap az de utilizar lo s se ntido s, de im ag inar, p e nsar y razo nar, y de h ac e r to do e sto de fo rm a “v e rdad e ram e nte h um ana”, fo rm a p lasm ada y c ultiv ada p o r una ade c uad a e duc ac ió n, inc luye ndo , aunque no so lam e nte , la alf ab e tizac ió n y e l e ntre nam ie nto c ie ntíf ic o y m ate m átic o s b ásic o (…) se r c ap a d e b usc ar e l se ntido últim o de la v ida a la p ro p ia m ane ra. Se r c ap az de te ne r e xp e rie nc ias p lac e nte ras y de e v itar e l sufrim ie nto inne c e sario ; 5) Em o c io ne s: Se r c ap az d e te ne r v inc ulac io ne s c o n c o sas y p e rso nas fue ra de uno m ism o , de am ar a quie ne s no s am an y c uidad de no so tro s, de p enar p o r su ause nc ia (…); 6) Razó n p rác tic a: Se r c ap az de p lasm ar una c o nc e p c ió n de l b ie n y d e c o m p ro m e te rse e n una re f le xió n c rític a ac e rc a d e l p lante am ie nto de la p ro p ia v ida; 7) Afiliac ió n; 8) O tras e sp e c ie s: Se r c ap az de v iv ir c o n c uidado p o r lo s anim ale s, las p lantas y e l m undo de la naturale za y e n re lac ió n c o n to do e llo ; 9) Jue g o : Se r c ap az de re ír, jug ar y disfrutar d e ac tiv idad e s re c re ativ as; 10) Co ntro l de l p ro p io e nto rno : A) Po de r p o lític o : Se r c ap az de p artic ip ar e f e c tiv am e nte e n e le c c io ne s p o lític as que g o b ie rnan la p ro p ia v ida; te ne r e l de re c h o de p artip c ip ac ió n p o lític a, d e p ro te c c io ne s de la lib re e xp re sió n y aso c iac ió n; B) Mate rial: se r c ap az de te ne r p ro p ie dad (tanto de la tie rra c o m o de b ie n e s m ue b le s), no so lam e nte de m ane ra fo rm al sino e n té rm ino s de re al o p o rtunidad; y te ne r d e re c h o s de p ro p ie dad so b re una b ase d e ig ualdad c o n o tro s; te ne r e l d e re c h o de b usc ar e m p le o so b re una b ase de ig ualdad c o n 291

o tro s; no e star suje to a re g istro e inc autac ió n de fo rm a injustific ad a (Nussb aum 2002:120-123) De sde e l c o m ie nzo e ste p ro ye c to tie ne p re se nte que e s b ásic o e stab le c e r c o m p arac io ne s a trav é s de las d istintas c ulturas p ara p o de r de sarro llar un c o njunto so ste nib le de c ate g o rías transc ulturale s. Es m ás e n la o b ra e xp lic a c ó m o m uc h as de las c ap ac idad e s re c o g idas e n su lista de sde e l p unto de v ista de c ie rtas c ulturas p are c e rían b astante ab surdas. Hab lar de c ap ac id ade s tie ne o tra v e ntaja m ás so b re e l le ng uaje d e lo s de re c h o s ya que no se e n c ue ntran lig adas e n fo rm a e stre c h a a una tradic ió n c ultural e h istó ric a p artic ular Las ide as de ac tiv idad y c ap ac idad se e nc ue ntran e n to das p arte s, y no h ay c ultura e n la que la g e nte no se p re g unte a sí m ism a qué e s lo que e s c ap az de h ac e r, qué o p o rtunidade s tie ne p ara su func io nam ie nto (Nussb aum 2002:147). Cuando h ab lam o s sim p le m e nte de lo que la g e nte e s e n re alidad c ap az d e h ac e r y d e se r, -no s re c ue rda Nussb aum - no dam o s ni siquie ra e l asp e c to de e star p riv ile g iando una ide a o c c id e ntal. So b re e sta c ue stió n que c o nside ram o s b ásic a v o lv e re m o s m ás ade lante . Este e nfo que de las c ap ac idad e s se ría una alte rnativ a a m e dic io ne s e stándar c o m o e l PIB per capita, siste m a m uy insatisf ac to rio , que no tie ne e n ab so luto p re se nte la p e rsp e c tiv a f e m inista. Am artya Se n h a insistido tam b ié n e n que e s e n e ste e sp ac io de las c ap ac idad e s do nde m e jo r p ue de n p lante arse las p re g untas ac e rc a de la ig ualdad y de sig ualdad so c ial. Analizar lo s de re c h o s e c o nó m ic o s y m ate riale s e n té rm ino s de c ap ac idad e s no s h ab ilita a e xp lic ar c laram e nte las razo ne s que te ne m o s p ara de se m b o lsar m o nto s de sig uale s de dine ro e n lo s de sav e ntajado s, o p ara c re ar p ro g ram as e sp e c iale s a f in de ayudarle s. Exp lic a, p o r e je m p lo , p o rque lo s g o b ie rno s de m uc h o s p aíse s e stán o b lig ado s a de dic ar p artidas p re sup ue starias m ayo re s a la e duc ac ió n de las m uje re s. Hab lam o s de m uje re s que se le v antan, h ab lam o s de m uje re s que re c lam an sus de re c h o s, que e xig e n de re c h o s que le s so n ne g ado s, p e ro tam b ié n h ay o tras m uc h as m uje re s que no se le v antan, que ni siquie ra so n c ap ac e s d e p e nsar que p ue de n le v antarse . Esc uc h e m o s las p alab ras de Nussb aum ac e rc a de e sta c ue stió n:

292

“Si no se sab e lo que e s se ntirse b ie n alim e n tado , e s e sp e c ialm e nte fác il se ntirse satisfe c h o c o n e l e stado de sub alim e ntac ió n e n e l que v iv e ; si nunc a se h a ap re ndido a le e r y se le dic e que la e d uc ac ió n no e s p ara las m uje re s, e s m uy fác il inte rnalizar la p ro p ia c ate g o ría d e se g unda c las e y ap re nd e r a no luc h ar p o r, ni siquie ra de se ar, lo que la tradic ió n h a p ue sto fue ra d e alc anc e ” –no s re c ue rda Nussb aum . Un c aso e sp e c ialm e nte llam ativ o e s e l d e un g rup o de m uje re s que v iv ían e n Andh ra Prad e sh . Estas m uje re s e stab an e n e stado de se v e ra de snutric ió n y c are c ían de ag ua lim p ia. A p e sar de e sto ante s de la lle g ada de l p ro g ram a o fic ial e stas m uje re s no te nían ap are nte m e nte ning ún se ntim ie nto de e no jo o de p ro te sta po r su situac ió n físic a En m uc h o s c aso s se dirá: “Ellas no quie re n c am b iar”, “Ellas e stán b ie n así”, “Nunc a se que jaro n”. Y la p re g unta se ría: ¿p o dían que jarse ? ¿sab ían que p o dían e le g ir?, e s m ás, ¿p o dían e le g ir? Re c o rde m o s las te sis de Marx ac e rc a de la fals a c o nc ie n c ia. Para p o de r h ab lar d e lib e rtad se d e b e n c um p lir uno s m ínim o s que e n la m ayo ría de e sto s c aso s no se dan. Es difíc il re c lam ar lo que uno no sab e que le p e rte ne c e .” Aun c uando las m uje re s p are zc an satisfe c h as c o n tale s c o stum b re s, de b e m o s h ac e r la c o m p ro b ac ió n a niv e l m ás p ro fundo , tratando de e sc ap ar de lo s m últip le s p re juic io s so c iale s sub yac e nte s. Es d if íc il c o nc luir que las m uje re s e stán satisfe c h as c o n la v ida que lle v an c uando no tie ne n o tra o p c ió n. La e xiste nc ia d e e stas “p re f e re nc ias adap tativ as” no s da fue rte s razo ne s p ara m o strarno s p ro fundam e nte re c e lo so s de las p re f e re nc ias que inc ide n e n la e le c c ió n de p o lític as so c iale s 336. La ide a de la de fo rm ac ió n de la p re fe re nc ia se to rnó c e ntral e n e l p e nsam ie nto e c o nó m ic o y p o lític o . No s asiste n b ue nas razo ne s, po r e je m p lo , p ara apo yar la inv e rsió n p úb lic a e n la alfab e tizac ió n de las m uje re s, inc luso e n ause nc ia de la de m anda fe m e nina (Nusb aum 2001: 236). No po de m o s c o nfo rm arno s c o n un “e llas no lo so lic itan”, p o r sup ue sto que no lo so lic itan, no sab e n que p o drían so lic itarlo s. Ah o ra b ie n, al p ro m o v e r la e duc ac ió n, la ig ualdad de re sp e to , la inte g ridad de la p e rso na e stam o s ya de e ste m o do c o nfig urando indire c tam e nte lo s Lo s g rupo s de de sarro llo f e m e nino e nc ue ntran habitualm e nte re siste nc ia al c o m ie nzo , po rque las m uje re s te m e n que e l c am bio e m pe o re aún m ás las c o sas” (Nussbaum 2002: 78) 336

293

de se o s, y e s m ás p ro b ab le que lo s d e se o s fo rm ado s e n tale s c o ndic io ne s e sté n m ás ade c uadam e nte info rm ado s que lo s fo rm ado s b ajo c o ndic io ne s d e aislam ie nto , analf ab e tism o , je rarquía y te m o r (Nussb aum 2002: 221). Cre o que e so se ría difíc ilm e nte disc utib le 337. 3. Po rq u e n u e s tro te c h o e s d e v id rio tiram o s p ie d ras c o n tra e l te jad o aje n o Hay una c ue stió n que se h a que dado p e ndie nte e n la que m e g ustaría de te ne rm e ah o ra. Una de las razo ne s que lle v an a Nussb aum a fo rm ular e ste siste m a se de b e a las dif ic ultad e s c o n las que m uc h as v e c e s no s e nc o ntram o s c uando tratam o s de trasladar e l disc urso de lo s de re c h o s a o tras c ulturas y tradic io ne s. Una de las v e ntajas de e ste e nfo que rad ic a e n que no s p e rm itiría c o nstruir una f ilo so fía fe m inista c o n un m arc ado c arác te r univ e rsalista y f undam e ntada so b re no rm as de justic ia, d e ig ualdad y a d e re c h o s que tie ne n v alide z a trav é s d e las dif e re nte s c ulturas, y que e s, al m ism o tie m p o , se nsib le a la p artic ularidad lo c al y a las m uc h as m ane ras e n que las c irc unstanc ias m o dific an las o p c io ne s, las c re e n c ias y las p re fe re nc ias 338. Si de lo que e stam o s h ab lando es de p o te nc ialidad e s h um anas e n g e ne ral y e n su d e sarro llo , no s o fre c e , d e h e c h o , e l m e jo r de lo s m arc o s p ara ub ic ar nue stras ide as ac e rc a de las dife re nc ias (Nussb aum 2002: 35). Se trata de d e sac tiv ar e l p ro b le m a de l traslado de lo s juic io s univ e rsale s a las distintas tradic io ne s c ulturale s h ab lando únic am e nte de c ap ac idade s. Aunque Nussb aum c o nside ra que su e nfo que c o nsig ue e sc ap ar de la p o lé m ic a re lativ ista y de lo s e nfo que s m ultic ulturalistas alte rnativ o s, m e g ustaría no de te ne rm e aquí y p e nsar un po c o m ás so b re e sta c ue stió n.

Esto no sig nif ic a que la m uje r te ng a que e leg ir ne c e sariam e nte e l m o lde que po dría pare c e r para no so tras m ás av anzado . Es m ás, c uando se plante a lo s dife re nte s tipo s de m uje r, Nussbaum re c haza abie rtam e nte lo s plante am ie nto s que de f ie nde n un únic o m o de lo : so lo no so tras las o c c ide ntale s lo hac e m o s bie n, las de m ás e stán e quiv o c adas. Fre nte a e sto su plante am ie nto no e xc luye ning una o pc ió n de m uje r. Una m uje r pue de o ptar po r lle v ar una v ida tradic io nal y e so no se ría ning ún pro ble m a sie m pre que lo hag a c o ntando c o n o p o rtunidade s e c o nó m ic as y po lític as bie n aseg uradas, e sto e s, sie m pre que pue da de v e rdad ele g ir (Nussbaum 2002:76) 338 Nussbaum re c o no c e que e n o c asio ne s lo s pro ye c to s de de sarro llo inte rnac io nal han salido m al pre c isam e nte a raíz de una insufic ie nte sinto nía c o n la v arie dad y partic ularidad c ultural. La intro duc c ió n de la pe rspe c tiv a de g é ne ro e n to do s lo s pro g ram as de de sarro llo no s pe rm ite n c o nc e p tualizar c ue stio ne s m uy inte re sante s que hasta aho ra han pasado de sape rc ibidas. 337

294

¿Hasta qué p unto p o de m o s de f e nde r un fe m inism o univ e rsalista? ¿Im p lic a e sto ne c e sariam e nte se r inse nsib le a las dife re nc ia? ¿Ne c e sariam e nte p ue d e se r ac usado de im p e rialista? ¿Quié ne s so n las fe m inistas p ara de c irle s a las m uje re s re ale s qué e s lo b ue no p ara e llas, o p ara ing re sar e n un áre a d e te rm inada p o r la tradic ió n y la c o stum b re c o n e stándare s univ e rsale s de lo que uno de b e ría e xig ir y de se ar? No to do s lo s e nfo que s univ e rsalizante s –no s re c ue rda Nussb aum - “so n fo rzo sam e nte o b tuso s y m e ro s c ó m p lic e s de un le tal p ro c e so de g lo b alizac ió n” (Nussb aum 2002: 98). El p luralism o y e l re sp e to p o r las dife re n c ias so n e llo s m ism o s v alo re s univ e rsale s que no se o b se rv an e n to das p arte s. De lo que se trataría e nto nc e s e s de b usc ar univ e rsale s que se c arac te ric e n m ás p o r fac ilitar que p o r tiranizar, se p re te nde c re ar e sp ac io s p ara la e le c c ió n p e ro no fo rzar a la g e nte a que e lija un de te rm inado c am ino Ni Euro ra ni O c c ide nte tie ne n e l m o no p o lio de la Ilustrac ió n si e nte nde m o s “Ilustrac ió n” e n un se ntido am p lio , c o m o p ro c e so s c rític o -re fle xiv o s que se p ro duc e n e n las dif e re nte s c ulturas Si alg ún d iálo g o inte rc ultural e s aún p o sib le e n e ste m o m e nto te rrib le –no s re c ue rda Ce lia Am o ró s-, si p o r alg ún lado se p ud ie ra te nde r alg ún p ue nte , lo se ría p re c isam e nte de Ilustrac ió n a Ilustrac ió n, de p ro c e so c rític o -re f le xiv o a p ro c e so c rític o -re fle xiv o . Esa e s nue stra o p o rtunidad Se g uim o s p e nsando e n la univ e rsalidad de lo s v alo re s. Se g ún la p ro fe so ra Am o ró s andro c e ntrism o y e tno c e ntrism o so n m o dalidade s d istintas de lo que Se yla Be nh ab ib h a llam ado “univ e rsalidad sustituto ria”; e sto sig nific a que se trata de una m anio b ra fraudule nta p o r la c ual “una p artic ularidad no e xam inada” se p ro p o ne a sí m ism a c o m o “lo univ e rsal” (Am o ró s 2005:218). Ce lia Am o ró s se se p ara de fo rm a radic al de l tantas v e c e s c itado “m ultic ulturalism o ”: “e l m ultic ulturalism o p re te nde que c ada c ultura e s un b lo que m o no lític o , una to talidad auto rre f e rida, h o m o g é ne a y e státic a. Hab ría así una inc o nm e nsurab ilid ad radic al e ntre lo s p arám e tro s p ro p io s de las distintas c ulturas. No se ría p o sib le ni le g ítim o , de e ste m o do , inte rp re tar las div e rsas p rác tic as que se e je rc e n e n e l se no de c ada c ultura sino e xc lusiv am e nte e n f unc ió n de lo s re fe re nte s de se ntido de la c ultura e n c ue stió n. Dic h o de o tra fo rm a, h ab ría un “m o nism o 295

h e rm e né utic o de sig nific ado ”, que so lo p o dría se r de sc ifrado p o r quie ne s c o m p arte n e l m arc o sim b ó lic o p ro p io c ada to talidad c ultural” (Am o ró s 2005: 222-223) Miradas de m asiado e stre c h as h an dif ic ultado la p o sib ilidad d e e stab le c e r diálo g o s e ntre distintas c ulturas. Inc luso e n tre f e m inistas e sc uc h am o s juic io s e rró ne o s que c arac te rizan a v e c e s las c ulturas e n de sarro llo c o m o unifo rm e m e nte re ac c io narias y las suyas p ro p ias c o m o p ro g re sistas, sin p re star ate nc ió n a la h isto ria de se xism o e n o c c id e nte y a las tradic io ne s p ro g re sistas e n o rie nte . (Nussb aum 2002:64). Pe ro no te rm inan ah í lo s p ro b le m as. Cuando las fe m inistas h an tratado de utilizar un le ng uaje univ e rsal de justic ia, de d e re c h o s h um ano s, de func io nam ie nto h um ano se c h o c an c o n ac usac io ne s d e o c c id e ntalizac ió n y c o lo nizac ió n, aun c uando las c ate g o rías univ e rsale s h ayan sido intro duc idas p o r fe m inistas que v iv e n y trab ajan e n la nac ió n e n c ue stió n. Es m ás, e n alg unas o c asio ne s, inc luso a p e rso nas de la p ro p ia c ultura: e n e l m o m e nto e n que se to rnan “c rític as” d e jan de p e rte ne c e r a su p ro p ia c ultura y se transfo rm an e n títe re s de la e lite o c c ide ntal (Nussb aum 2002: 71). Ac usac io ne s c o m o e stas de m ue stran que se h a c aído e n una v isió n e se nc ialista de e sa c ultura (Ag ra 2000:137). Se c o lo c a la ide ntid ad y la c ultura e n e l p rim e ro p lano y e so lle v a ap are jado que lo s de re c h o s de las m uje re s p asan a un se g undo p lano . Enlazando c o n lo que ante s de c íam o s ac e rc a de l m ultic ulturalism o la c ultura se p re te nde p re se ntar c o m o un b lo que c o m p ac to que se de b e ac e p tar o no p e ro al que no se le p ue de n p o ne r dudas ni p ro b le m as. Se de b e ac e p tar e l p aque te c o m o un to do y de b e m o s te ne r p re se nte que e se p aque te de la tradic ió n e stá lle no de p e lig ro s p ara las m uje re s. Me p are c e que tie ne m uc h a razó n Nussb aum c uando p lante a que la ac usac ió n de “o c c ide ntalizac ió n” tie ne e l asp e c to de una so m b ría e stratag e m a p o lític a de stinada a de sac re d itar las fue rzas que e stán p re sio nando p ara un c am b io . Fre nte a e sa v isió n m o no lític a, h o m o g é ne a y e státic a d e las c ulturas no s p are c e m ás ac e rtado v e r las c ulturas c o m o “e sc e nas de de b ate y c o nte stac ió n” (Nussb aum 2002:42) que e stán e n un c o nstante p ro c e so de c o nstruc c ió n y re c o nstruc c ió n y do nde unas c ulturas c o nv iv e n c o n o tras c o ntam inándo se sin p arar. En e l tie m p o de l “c yb e rislam ” -c o m o dic e Fate m a Me rnissi- p re te nde r m ante ne r fro nte ras infranque ab le s re sulta ab surdo . Sin e m b arg o p are c e sie m p re m ás c ó m o do 296

c ulp ar a lo s o tro s, p e nsar que e l e ne m ig o v ie ne de fue ra, que las m uje re s indias se g uirían sie ndo inm e nsam e nte fe lic e s e n su situac ió n de no h ab e r lle g ado las ide as o c c id e ntale s de struc to ras y c o ntam inado ras de sus tradic io ne s –que b ajo ning ún c o nc e p to p ue de n c ae r b ajo o tro s e sque m as e xp lic ativ o s-. El re lativ ism o c ultural se c o nv ie rte e n m uc h o s c aso s e n un te rrib le e ne m ig o que no p e rm ite h ab lar de una justic ia g lo b al y que lim ita e l univ e rsalism o (Maque ira 2006:18). Fre nte a e stas p o sturas, O kin (2000:156) d e f ie nd e que no h ay ning ún p ro b le m a e n trasladar las do c trinas fe m inistas c o n las que se h a trab ajado e n o c c ide nte tam b ié n a o tras c ulturas m uy distintas. Lo s v alo re s univ e rsale s no só lo so n ac e p tab le s, sino m uy ne c e sario s y e sto s v alo re s d e b e n se rv ir p ara so m e te r a c rític a las distintas tradic io ne s. No to da tradic ió n de b e se r ac e p tada. Junto c o n c o sas m arav illo sas, la c ultura tam b ié n e nc ie rra e no rm e s p e lig ro s p ara las m uje re s y c o m o to do se e nfo c a e n re m e diar las injustic ias c ulturale s no s o lv idam o s de las c ue stio ne s que so n p rio ritarias 339. To d a c ultura, to da tradic ió n de b e se r so m e tida a c rític a. Am o ró s no s re c ue rda que e s p re c isam e nte e so lo que ap re nd im o s c o n la Ilustrac ió n: “En nue stra trib u d e sp ué s de la Ilustrac ió n se disc ute n las re g las d e la trib u”. En b ue na m e dida la Ilustrac ió n e uro p e a f ue un g ran de b ate ac e rc a de e stas re g las, que fue ro n así p ue stas e n c ue stió n (Am o ró s 2005: 226). Las f e m inistas –no s dic e - de b e ríam o s p o ne r e n c ue stió n to das las re g las de to das las trib us y c uando h ab la de to das e stás h ab lando de to das, inc luida la nue stra, p o r sup ue sto . Esa re v isió n c rític a que ac o m p aña a la filo so fía de sde lo s c o m ie nzo s p o dría fac ilitar m uc h o la p o sib ilidad de l e stab le c im ie nto de l diálo g o e ntre las distintas c ulturas e n p ie de ig ualdad. Tituláb am o s e ste ap artado “Po rque nue stro te c h o e s de v idrio ” y c re o que ya e s h o ra de qué e xp lique m o s a qué no s e stam o s re firie ndo . El título lo h e to m ado de un dic h o p o p ular c itado p o r Ce lia Am o ró s “no tire s p ie dras c o ntra e l te jado aje no c uando e l tuyo e s de v idrio ”. De lo que se trata e s de l to do lo c o ntrario : p re c isam e nte p o rque e s de v idrio , de b e m o s tirar las p ie dras. O tras c ulturas y o tras tradic io ne s p o drán v e r e n no so tro s e so que no so tro s no v e m o s. La re v isió n c rític a e s ne c e saria y lo que d e b e m o s tratar de lo g rar e s que e sta re inte rp re tac ió n c rític a d e 339Al

c e ntrarse e l m ultic ulturalism o e n las injustic ias c ulturale s, la pro f e so ra Ag ra, c o nside ra que e sta c o rrie nte se halla m uy pró xim a de l f e m inism o de la dif e re nc ia (AGRA RO MERO 2002: 154)

297

las tradic io ne s triunfe e n to das las d ire c c io ne s. Esc uc h e m o s la o p inió n de Ce lia Am o ró s: “No v ale d e c ir que im p o ne r e l v e lo a las m uje re s m usulm anas e s un asunto inte rno de un p aís c o ntro lado p o r lo s inte g ristas islám ic o s, ni que e l p ro duc ir p o rno g rafía no p ue de se r juzg ado sino de sd e lo s p arám e tro s de una so c ie dad c ap italista lib e ral que p ro duc e la c irc ulac ió n de l se xo c o m o m e rc anc ía. To do , y p ara no so tras e n e sp e c ial, lo que c o nc ie rne a lo s de re c h o s de las m uje re s e stá ab ie rto

a de b ate p úb lic o

e inte rnac io nal, c o ntra lo

que lo s

fundam e ntalism o de to do c uño p re te nd e n am p arándo se e n e l re lativ ism o c ultural, tal c o m o p udo v e rse e n la c o nfe re nc ia de Pe kín” Que nue stro te c h o se a d e v idrio , que e l univ e rsalism o tie ne sus lím ite s y que la Ilustrac ió n se que dó m uy le jo s e n m uc h o s c aso s de lo s ide ale s que p ro p ag ab an e s un h e c h o que difíc ilm e nte p o de m o s ne g ar. Y ade m ás no que re m o s. Ah o ra b ie n, e l que e so s e rro re s no s abo c aran a ab ando nar lo s univ e rsale s se ría un e rro r aún p e o r: “El univ e rsal fo rm al, e nte ndido c o m o m e dida e ide al re g ulativ o , sirv e p ara c o ntrastar lo s univ e rsale s re ale s o , e n o tras p alab ras, la distanc ia que m e dia e ntre e l univ e rsal y sus falsas h ip ó te sis. Sin em b arg o , re c h azar e l univ e rsal c o m o ide al re g ulativ o im p lic aría re nunc iar al le ng uaje d e lo s De re c h o s y a sus v irtualidad e s e m anc ip ato rias, c uyo p o te nc ial no de b e m o s de se stim ar ni de sc o no c e r” (Fe m e ninas 2005:203) 4. Po rq u e las m u je re s d e WO ZA e s tán e n la c árc e l Dic e Nussb aum que e nfo c ar c aso s re ale s y h e c h o s e m p íric o s p ue d e ayudarno s a ide ntific ar las c arac te rístic as re le v ante s que una te o ría p o lític a no de b e ría b o rrar o ig no rar y, ad e m ás, e v ita que c aig am o s e n c ie rtas fo rm as d e ab strac c ió n que ap arta la m e nte de la re alidad y que no no s ayuda a v e r o a c o m p re nde r m e jo r la v ida re al d e las m uje re s (Nussb aum 2002:40). Po r e so no so tras v o lv e m o s a las ac tiv istas d e WO ZA. Estas m uje re s e stán sufrie ndo una c re c ie nte p o lític a d e re p re sió n p o r p arte d e la p o lic ía y lo s g o b e rnante s. De fo rm a c o ntinuada se e stán v io lando lo s de re c h o s a la lib e rtad d e e xp re sió n, de re unió n y de aso c iac ió n 298

de e stas m uje re s, que so n arb itrariam e nte de te nidas, e nc arc e ladas, ac o sadas, h o stig adas y e n alg uno s c aso s sufrie ndo trato s c rue le s, de g radante s e inh um ano s p o r ag e nte s de l e stado únic am e nte p o r m anife starse p ac ífic am e nte p ara p ro te star p o r e l e m p e o ram ie nto de la situac ió n e c o nó m ic a, so c ial y de de re c h o s h um ano s e n e l p aís afric ano . La m ayo ría de lo s ac tiv istas de lo s de re c h o s h um ano s de Zim b ab ue so n m uje re s y re c lam an tanto sus de re c h o s c o m o lo s de l re sto de lo s m ie m b ro s de la c o m unidad. Las m uje re s luc h an p o r e sto s de re c h o s p o rque e llas so n c o n g ran fre c ue nc ia las que se e sf ue rzan p ara alim e ntar a sus h ijo s y p ag ar la m atríc ula de l c o le g io y lo s g asto s de ate nc ió n m é dic a, c ada v e z m ás inase quib le s p ara la m ayo ría de lo s h o g are s de un p aís c o n una c risis e c o nó m ic a, p o lític a y so c ial que se p ro fundiza m ás y m ás c ada día. El p asado 28 d e m ayo Je nni William s, Mag ado ng a Mah lang u y o tras do c e ac tiv istas de e sta o rg anizac ió n f ue ro n arre stadas e n una m arc h a p ac íf ic a p o r las c alle s d e Harare . Fue ro n arre stadas e xc lusiv am e nte p o r e je rc e r sus de re c h o s a la lib e rtad de aso c iac ió n y re unió n 340. Y a p e sar de e sto , sig ue n ade lante , sig ue n re c lam ando lo que c o nside ran que e s justo . Estas m uje re s no se h an de jado intim idar y a p e sar de c o no c e r lo s p e lig ro s a lo s que se e nfre ntan, no suc um b e n a la sum isió n. Si e llas no se de jan intim idar, e stam o s o b lig adas a p e nsar e n e llas –no po r e llas-, e stam o s o b lig adas a am p liar nue stra ag e nda. De b e m o s se g uir p e nsando te m as m uy im p o rtante s p ara lo s p aíse s de sarro llado s c o m o la disc rim inac ió n e n e l e m p le o , la v io le nc ia do m é stic a o e l ac o so se xual. Esto s te m as so n c e ntrale s p ara las m uje re s de lo s p aíse s o c c ide ntale s de sarro llado s c o m o p ara las m uje re s e n lo s p aíse s e n de sarro llo c o m o , p e ro –c o m o no s re c ue rda Nussb aum (2002: 34-35)- si que re m o s que nue stra re f le xió n se a p ro duc tiv a ante la nue v a re alidad e l fe m inism o no p ue d e de jar de p e nsar tam b ié n e n c ue stio ne s c o m o e l h am b re y la nutric ió n, la alf ab e tizac ió n, lo s d e re c h o s so b re la tie rra, e l de re c h o a b usc ar e m p le o f ue ra de l h o g ar, e l m atrim o nio infantil y e l trab ajo infantil. Cue stio ne s c o m o e stas so n b ásic as p ara que to das las m uje re s p ue dan ac c e d e r al ám b ito de lo p úb lic o y de e so –c re o que no m e e quiv o c o - tratab a e ste c o ng re so .

En la Se c c ió n 21 de la Co nstituc ió n de Zim babue , e n lo s Artíc ulo s 10 y 11 de la Carta Af ric ana de lo s De re c ho s Hum ano s y de lo s Pue blo s y e n e l Pac to Inte rnac io nal de De re c h o s Civ ile s y Po lític o s del c ual Zim babue e s e stado parte . 340

299

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA AGRA RO MERO , María Xo sé , e n AMO RÓ S, C.: “Multic ulturalism o , justic ia y g é ne ro ”, e n Feminismo y Filosofía, Barc e lo na, Sínte sis, 2000. AMO RÓ S, Ce lia: “Pre se ntac ió n (que inte nta se r un e sb o zo de l status questionis)”, e n

Feminismo y Filosofía, Barc e lo na, Sínte sis, 2000 Id., “Fe m inism o y m ultic ulturalism o ”, e n AMO RÓ S, C. & DE MIGUEL, Ana: Teoría feminista: de la Ilustración a la globalización. III. De los debates sobre el género al multiculturalismo, Madrid, Mine rv a, 2005 FEMENÍAS, María Luisa: “El f e m inism o p o stc o lo nial y sus lím ite s”, e n e n AMO RÓ S, C. & DE MIGUEL, Ana: Teoría feminista: de la Ilustración a la globalización.

III. De los debates sobre el género al multiculturalismo, Madrid, Mine rv a, 2005 MAQUIEIRA, Virg inia (Edito ra): Mujeres, globalización y derechos humanos, Madrid , Cáte dra, 2006 NUSSBAUM, Marth a C.: “Patrio tism o y c o sm o p o litism o ”, e n NUSSBAUM, M. C.:

Los límites del patriotismo. Identidad, pertenencia y “ciudadanía mundial”, Barc e lo na, Paidó s, 1999. NUSSBAUM, Marth a C.: Las mujeres y el desarrollo humano, Barc e lo na, He rde r, 2002

Id.: El cultivo de la humanidad. Una defensa clásica de la reforma en la educación liberal, Ch ile , André s Be llo , 2001 O K IN, S.M.: “De sig ualdad de g é ne ro y dif e re nc ias c ulturale s”, e n CASTELLS, C.:

Perspectiva feminista en teoría política, Barc e lo na, Paidó s, 1996. SEN, Am artya: “Hum anidad y c iudadanía”, e n NUSSBAUM, M. C.: Los límites del

patriotismo. Identidad, pertenencia y “ciudadanía mundial”, Barc e lo na, Paidó s, 1999.

300

An tig o n e : c u e rp o m e tafís ic o . Co m e n tario a la o b ra d e Je an An o u ilh Diana Gre ño Trig ue ro s (Univ e rsidad Carlo s III de Madrid)

“La v ie e lle -m ê m e e st asim ilé à un b ie n, à un c apital p ro duc tif, p o ssé dé c o m m e instrum e nt de trav ail m ais no n c o m m e la b ase de l’ide ntité à c ultiv e r.341” Irig aray, 1989:34

NOS(O TRO /AS) “No de je s m o rir a Antíg o na, Cre ó n, to do s lle v are m o s e sa llag a e n e l c o stado durante sig lo s.” (Ano uilh , 2003:186) En su lib ro El género en disputa, Judith Butle r p o ne e n e v ide nc ia e l re d uc c io nism o que o p e ran alg unas te o rías fe m inistas al c o nstruir un suje to p ro p io . En e l inte nto p o r e stab le c e r lo que e lla llam a un nosotros feminista (2007:277), lo s fe m inism o s ado p tan las m ism as e strate g ias de e xc lusió n que e l m ac h ism o -po r e je m p lo c o n la raza, te nde nc ias se xuale s, e tc .-, e s de c ir, no c o nside ran las p artic ularidad e s de lo s indiv id uo s a lo s que se re f ie re n y de f ine n un suje to de sde la no rm alizac ió n de e struc turas, artic ulando un nue v o (o tro ) o rde n p riv ativ o . De e sta fo rm a, se re c h aza la c o m p le jidad inte rna de l g rup o , o b v iando una p arte de l c o le c tiv o al que e l m ism o té rm ino inte nta re p re se ntar. Ello c o ntradic e las inte nc io ne s f undam e ntale s d e l m o v im ie nto fe m inista c o m o lib e rac ió n y c rític a, p ue s ado p ta disc urso s que no

341“La

v ida e s ella m ism a asim ilada a un bie n, a un c apital pro duc tiv o po se ído c o m o un instrum e nto de trabajo , pe ro no c o m o la base de la ide ntidad a c ultiv ar” (traduc c ió n m ía).

301

re c o no c e n las dife re nc ias y c o nfo rm an un nue v o m arc o de instituc io nalizac ió n 342 re string ida. Asim ism o , p o de m o s de c ir que e l no so tro s c iudadano s e s tam b ié n una c o nstruc c ió n fantasm átic a susc e p tib le d e c o ntradic c io ne s y e xc lusio ne s se m e jante s. Este no so tro s c o nstituye nte d e l Estado e s lo que e n de finitiv a re trata la o b ra de Ano uilh 343. Más allá de l f e m inism o , e l no s(o tro /a)s de l Estado -nac ió n se c o nstruye so b re la b ase de una ide ntidad que to dav ía arrastra e l le g ado de l p ro ye c to p o lític o de la Ilustrac ió n: “Ento nc e s

la

c o nse rv ac ió n

de l

Estado

es

inc o m p atib le c o n la suya; e s p re c iso que uno de lo s do s p e re zc a, y c uando se h ac e p e re c e r al c ulp ab le e s m e no s c o m o c iudadano que c o m o e ne m ig o ” (Ro usse au, 2008: Cáp . V). Gio rg io Ag am b e n, e n su lib ro Medios sin fin, p lante a e sta m ism a b re c h a de l o rde n disc ursiv o de l que no s h ab la Butle r p ara p o ne r de re lie v e e l f undam e nto b ásic o de l o rde n so c io -p o lític o m o de rno y c o nte m p o ráne o : “El p ue b lo lle v a ya sie m p re c o nsig o la frac tura b io p o lític a fundam e ntal. Es lo que no p ue de se r inc luido e n e l to do de l que fo rm a p arte y lo que no p ue de p e rte ne c e r al c o njunto e n e l que e stá ya inc luido p ara sie m p re .” (2001: 33)

La no rm alizac ió n trae c o nsig o la e xig e n c ia d e inv isib ilizar y anular aque llo que , aunque fo rm e p arte d e l to do , am e naza c o n ab rir una fisura e n la fic c ió n de l o rde n h o m o g é ne o . La e sp e ranza de que e se o rde n se m ate rialic e p o r e nc im a d e la p ro p ia m ate ria que lo c o nstituye , d e que la no rm a se ante p o ng a a e sa m ate ria c o m o re quisito y e xig e nc ia p ara la e xiste nc ia, dinam iza la m e c ánic a d e sh um anizado ra d e la 342“En

su aspe c to m ás e le m e ntal, la instituc ió n e s e l o rde n sim bó lic o c o m o tal c o n su m ínim a alie nac ió n c o nstitutiv a.” (Zize k, 2006: 173) 343 A partir de la o bra de Antígona de Ano uilh de 1944, e stas pág inas re c o g e n tam bié n alg una re f le xió n de sde e l f e m inism o y la bio po lític a ac e rc a de la ló g ic a inhe re nte al Estado -nac ió n c o m o siste m a de le g itim ac ió n de e xc lusió n, re stric c ió n de la c apac idad c o o pe rativ a inte rsubje tiv a y c o nstric c ió n de la subje tiv idad. No s c e ntram o s, e n c ualquie r c aso , e n lo s aspe c to s de Antíg o na que tie ne n que v e r c o n e l f e m inism o , aún sin o lv idar el c o nte nido po lític o de la o bra.

302

o m isió n y sup re sió n de e le m e nto s disturb ado re s de l o rd e n e stab le c ido que , sin lle g ar a re alizarse , p e rm ane c e e n la p ro m e sa y la e sp e ra de que la f ic c ió n se h ag a re alidad. Esta fic c ió n e s la c re ada p o r e l lo g o falo c e ntrism o que se c ritic a e n e stas p ág inas.

La h yb ris (e xc e so o de sm e sura) de Antíg o na y Cre ó n se sitúa de ntro de l e xc e so de e sta ló g ic a inh e re nte al c o nc e p to de nac ió n, p ue s no se trata de una ló g ic a m o de rna sino tradic io nal. Se trata de un e xc e so que b lo que a la inte rre lac ió n e ntre e l p atriarc a y e l se r do m e stic ado -la m uje r, e n e ste c aso -, y, p o r tanto , e ntre la auto ridad y la auto no m ía. Esta re lac ió n se d e sarro lla c o m o p ro duc to de la d inám ic a que e l m ism o Estado -nac ió n im p rim e e n lo s indiv id uo s, e n las re lac io ne s inte rsub je tiv as y e n la artic ulac ió n p o lític a d e lo p úb lic o y lo íntim o . Es e n e ste se ntido e n e l que se inte rp re ta la Antíg o na de 1944, c o m o sím b o lo de la re siste nc ia c o ntra e l to talitarism o 344, y c o m o p arte y de f e c to de la m aquinaria de l siste m a d e l Estado nac ió n m o de rno .

LA ANTÍGO NA DE ANOUILH (1944) “Antíg o na: Quié n sab e si no se c o ntag iarán o tro s al e sc uc h arm e .” (184) La h isto ria e s b ie n c o no c ida: Antíg o na e ntre g a su v ida p o r de fe nd e r e l c adáv e r d e su h e rm ano Po linic e , que h a m ue rto luc h ando c o ntra su h e rm ano Ete o c le s, al inte ntar arre b atarle e l p o de r a Cre ó n. Éste h a h o nrado e l c adáv e r d e Ete o c le s y h a de c re tado que e l de Po linic e que d e sin se p ultura e n e l c am p o de b atalla, p ro h ib ie ndo que se le b rinde n h o no re s fúne b re s b ajo p e na de m ue rte . Po linic e e s e l traido r, Ete o c le s, e l h é ro e . Antíg o na h a de so b e de c ido la o rde n d e su tío y e s c o nde nada a m ue rte . He m ó n, h ijo de Cre ó n y p ro m e tido de Antíg o na, se quita la v ida junto a e lla y Eurídic e , e sp o sa de l g o b e rnante , se suic ida e n su do rm ito rio . Esta to talitarizac ió n no e s únic am e nte la del auto ritarism o e n se ntido p o lític o -ide o ló g ic o , aunque tam bié n pue da inte rpre tarse de sde e sta le c tura, sino , m ás e spe c íf ic am e nte , la to talitarizac ió n de l disc urso lo g o falo c é ntric o , e xc lusiv o y priv ativ o de la e nunc iac ió n y c o nc e p tualizac ió n m asc ulinas. Más ade lante se habla de Antíg o na c o m o “re sto de e ne rg ía”, ello tie ne que v e r c o n e ste do ble pro c e so to talizado r que pro duc e a la Antíg o na aulladora, prim e ro e l m ac hism o , de spués e l auto ritarism o . 344

303

El c o nte xto e n e l que Ano uilh e sc rib e la p ie za -aunque e n e l te xto no ap are c e n dato s e sp ac io -te m p o rale s-, p e rm ite id e ntific ar e n e l p e rso naje de Cre ó n al g o b ie rno d e Vic h y y e n e l d e Antíg o na a la re siste nc ia franc e sa345. La se c ularizac ió n de la o b ra, p o r o tro lado , de sp laza la p ro b le m átic a de sde las le ye s div inas fre nte a las de l Estado h ac ia una c rític a m ás fina ac e rc a d e la utilidad /ne c e sidad de las m e didas to m adas p o r e l g o b e rnante p ara la c o h e sió n de l p ue b lo , c ie rtas c ue stio ne s de g é ne ro y la re lac ió n e ntre auto ridad y auto no m ía e n un c o nte xto laic o . El te xto p o ne e n jue g o las e struc turas aso c iadas a lo s g é n e ro s; así la d ialé c tic a e ntre las func io ne s de l g é ne ro m asc ulino -la le y, e l c o ntro l y la rac io nalidad- y aque llas aso c iadas al fe m e nino -la é tic a, e l c uidado y e l se ntim ie nto -, c o m o tam b ié n la dialé c tic a am o /e sc lav o e n la fo rm a auto r/auto rizado y p atrio ta/traido r, c o m o p are jas de o p ue sto s inc o m unic ado s e irre c o nc iliab le s. Po r un lado , analizare m o s e l disc urso ac e rc a d e l c ue rp o fe m e nino que se de sarro lla e n la p rim e ra m itad de la o b ra y, p o r o tro lado , la m ane ra e n que e ste c ue rp o se de sv inc ula de l g é ne ro a m e dida que se de sarro lla c o m o c ue rp o dram átic o p ara re p re se ntar al c ue rp o que h asta ah o ra h a sim b o lizado e l c adáv e r de Po linic e : e l sub alte rno , e l otro. Este c ue rp o disid e nte ap are c e e n e lla de sd e do s fre nte s, c o m o se c o m e nta m ás ade lante , de sd e la trasc e nde n c ia y de sde la m e taf ísic a -e n c uanto a que ante p o ne e l v alo r de l g e sto p ro p io de re siste nc ia é tic a fre nte a lo m asc ulino , su asc e nde nc ia/de sc e nd e nc ia y e l c ue rp o físic o . El c ue rp o g e ne rado p o r la v io le nc ia p o lític a e s sim b o lizado p o r Antíg o na y c o nstituye un c ue rp o c o ntag io so -p arte de un c ue rp o e m o c io nal- que arrastra c o nsig o al re sto de la fam ilia y e s sig no de un e stado p re rre v o luc io nario . Así, Antíg o na se o p o ne tanto a su c o ndic ió n fe m e nina c o m o a la que le im p o ne e l m arc o nac io nal auto ritario , e n un m o v im ie nto que re v e la la artic ulac ió n e ntre lo p úb lic o y lo íntim o , e l p o de r so b re c ue rp o y, c o n e llo , la b re c h a c o nsustanc ial a la re lac ió n tradic io nal e ntre e l indiv iduo y la auto ridad; e s d e c ir, la falla que Ag am b e n 345

El c o nte xto histó ric o se c o m e nta a c o ntinuac ió n.

304

se ñala e ntre nuda v ida y e xiste nc ia p o lític a, e xc lusió n e inc lusió n, zoé y bíos346. La p re se ntac ió n de Antíg o na p ue de e nte nde rse , p o r tanto , de sde tre s p e rsp e c tiv as: c o m o p arte de un c ue rp o e m o c io nal, fe m e nino y se xuado ; c o m o re sig nific ac ió n de la ide ntidad fre nte al lo g o falo c e ntrism o ; y c o m o fisura e n la ló g ic a auto ritaria. EL TEXTO DEL CO NTEXTO “So n lo s que p ue b lan m i m e m o ria c o n su p re se nc ia sin ro stro , y si p udie se e nc e rrar a to do e l m al de nue stro tie m p o e n una im ag e n, e sc o g e ría é sta, que m e re sulta fam iliar: un h o m b re de m ac rado , c o n la c ab e za in c linada y la e sp alda e nc o rv ada, e n c uya c ara y e n c uyo s o jo s no se p ue de le e r ni una h ue lla de p e nsam ie nto ” (Le v i, 2002: 54).

Uno de lo s m e c anism o s de le g itim ac ió n de l p atriarc ado c o nsiste e n la naturalizac ió n de la m uje r. Hac e m ás de m e d io sig lo , Sim o ne de Be auv o ir de nun c iab a la e xc lusió n de las m uje re s d e l ám b ito p úb lic o , así c o m o la c o nc e p tualizac ió n de la naturale za d e la m uje r y la usurp ac ió n de su c ue rp o , lo que le lle v ó a re nunc iar a la m ate rnidad, p ue s c o nside rab a que c o artab a la lib e rtad: “la m uje r, c o m o e l h o m b re , e s su c ue rp o , p e ro su c ue rp o e s d if e re nte de e lla” (1988: 53). De l m ism o m o do , p o de m o s de c ir que e l c iudadano e s su c ue rp o , p e ro su c ue rp o e s dife re nte de é l, e n la m e d ida e n que ap are c e naturalizado a trav é s de la nac io nalizac ió n. En 1915, c asi tre inta año s ante s de la o b ra que no s o c up a, se p ro m ulg an e n Franc ia una se rie de m e d idas que p e rm ite n la de snaturalizac ió n y de snac io nalizac ió n de lo s c iudadano s naturalizado s d e o rig e n e n e m ig o . En 1935, las le ye s d e Nure m b e rg div id e n a lo s ale m ane s e ntre aque llo s c o n p le no de re c h o s y aque llo s que c are c e n d e e llo s. Las im p lic ac io ne s ide o ló g ic as de e sta le g islac ió n y sus c o nse c ue nc ias so n b ie n c o no c idas: 12 m illo ne s de no -c iudadano s e xte rm inado s. 346En

la Gre c ia c lásic a, zo é re f e ría al v iv ir c o m ún a to do s lo s se re s v iv ie nte s (anim ale s, ho m bre s o dio se s) y bío s, a la f o rm a de v iv ir pro pia de c ada indiv iduo o g rupo (2001: 25).

305

Co m o se ñala Ag am b e n, e l g e rm e n de la p ro b le m átic a se e nc ue ntra ya e n la

Declaración de derechos del hombre y el ciudadano de 1789 do nde “no e stá c laro si h o m b re y c iudadano so n do s re alidade s distintas o si e l p rim e r té rm ino e stá c o nte nido e n e l se g undo ” (2001: 25). Ag am b e n se re fie re a la e ndíadis de h o m b re y c iudadano p ara de nunc iar e l lug ar que o c up a e l re f ug iado e n la é tic a de l Estado -nac ió n. De l m ism o m o do , la no -m e nc ió n (p ue s m ás que e xc lusió n e xp líc ita se trata sie m p re de una m e ra ause nc ia e xc luye nte ) d e l suje to f e m e nin o e n e sta d e c larac ió n de de re c h o s p ro v o c aría la re sp ue sta de Mary Wo llsto ne c raft e n 1792 e n su o b ra Vindicación de los

derechos de la mujer. La c o ndic ió n de no -c iudadano , c o m o la de no -ho m b re (b lanc o , c lase m e dia, c ristiano , e tc . que c o nstituye e l m o de lo tradic io nal b ásic o de suje to ), insc rib e a e se o tro /a ause nte de la e nun c iac ió n e n do s lug are s, o no -lug are s: p o r un lado , lo c o lo c a e n e l e xtrarrad io de lo p úb lic o , al m arg e n de la p o lític a, lo sile nc ia y lo o lv id a c o nside rando que Él (¿alg uie n im ag ina a una únic a Dio sa jo v e n ne g ra b ise xual d e o jo s ac h inado s? ¿alg uie n p ue de no v e r al h o m bre b lanc o adulto -c o n b arb a, po r lo g e ne ral- o c c ide ntal c o n c e tro ?) e s e l únic o suje to de la justic ia, de p o sitario de lo s de re c h o s, p aradig m a de l suje to so c ial; e n se g undo lug ar, lo d e sp laza a un e stado d e m ínim o s, c o nv irtié ndo lo e n de sp o se ído y h ué rfano , suje to c astrado -p ara re c o rdar a Fre ud-, a trav é s de l no re c o no c im ie nto . Bajo las c o ndic io ne s de l arm istic io c o n Ale m ania e l 22 de Junio de 1940, e l no rte y e l sur d e Fran c ia so n o c up ado s p o r e l e jé rc ito ale m án. El re sto de l p aís que da b ajo e l g o b ie rno franc é s c o n se de e n Vic h y, que e stab le c e un siste m a auto ritario dirig id o p o r Ph ilip p e Pe tain. Éste lle v a a c ab o una p o lític a c o lab o rac io nista c o n e l ré g im e n nazi. El g o b ie rno de Vic h y p o ne e n m arc h a una se rie d e m e didas c o n la inte nc ió n d e instituc io nalizar e l o rde n d e las tre s kas de la d o c trina de Hitle r, que asig nab an a la m uje r las tare as tradic io nalm e nte fe m e ninas: la m ate rnidad, la c o c ina y la ig le sia. Estas m e didas se o rie ntan a m ante ne r a la m uje r ale jada d e lo s p ue sto s de trab ajo , lo que h ac e que la m ayo ría de las fam ilias c aig an e n la p o b re za, p ue s lo s ho m b re s se e nc ue ntran p re so s, m ue rto s o e n la g ue rra. Las p ro te stas y la indig nac ió n se dirig ían 306

p o r tanto a lo s p ro b le m as e c o nó m ic o s, p e ro las m uje re s p ro c urab an que e sto s p ro b le m as no se de sv inc ularan de la p o lític a que lo s c ausab a. En e ste c o nte xto , se fo rm an c o m ité s de to do tipo p ara o rg anizar la re siste nc ia de las m uje re s no ac tiv as y p re v e nir la ac e p tac ió n de la situac ió n. La re siste nc ia d e e stas m uje re s se c o nc e ntrab a e n c re ar una atm ó sfe ra de c o raje a trav é s de l sab o taje diario que se o p usie ra al de rro tism o y m o strara a las de m ás m uje re s la m ise ria que e l nazism o h ab ía intro duc ido e n Fran c ia a trav é s de Vic h y. Su p artic ip ac ió n e n e sta re siste nc ia c o tidiana c o ntrib uyó a la p o litizac ió n de las m uje re s franc e sas h ac ié ndo las c o nsc ie nte s de las im p lic ac io ne s p o lític as c o nte nidas e n e l p ap e l que e je rc ían de sde e l ám b ito do m é stic o , así c o m o de su c ap ac idad p ara p artic ip ar e n un ac tiv ism o que p ro c urara, p o r to do s lo s m e dio s, no ayudar a lo s nazis 347. Je an Ano uilh p artic ip ó e n la re siste nc ia fran c e sa durante la o c up ac ió n de sde 1940 h asta 1944. Antíg o na se e stre nó e l 4 de Fe b re ro de 1944, tre s m e se s ante s de la lib e rac ió n. ANTÍGO NA/ANTI-GO NÉ El no m b re d e Antíg o na p ro v ie n e d e l g rie g o an ti , p re f ijo que p ue de traduc irse p o r

contrapuesto o frente a frente y g o n é , acción de engendrar, descendencia, nacimiento u origen. Esto b rinda do s p o sib le s traduc c io ne s: 1. Contrapuesta a la descendencia: Antíg o na e s tras-c e nde nte ; sac rific a la p o sib ilidad de te n e r un h ijo al n e g ar su c o nse ntim ie nto ante e l p o de r, c o n lo que re c h aza la p o sib ilidad de p e rp e tuar su linaje . Ade m ás, la ac c ió n de e ng e ndrar y la de sc e nde nc ia p ue de n c o nside rarse b ie ne s p atrim o niale s 348. 2. Contrapuesta al origen/nacimiento: que tie ne que v e r c o n Antíg o na c o m o c ue rp o m e tafísic o ; p ue s se sitúa m ás allá o de trás de la físic a, e n un ám b ito de la é tic a ante rio r a la le y y ante rio r al sím b o lo , e n una sue rte de sac ralidad p e ro , a la e xtraída de l artíc ulo Women in the French Resistance de Re be c c a G. Halbre ic h, e n http ://use rw w w .sf su.e du/~e pf /1994/re sist.htm l (13/4/08) 348“Y un día -c o m o Fre ud adv ie rte e n la O re stíada- se ac abó e l m atriarc ado : lo s hijo s de jan de se r hijo s de m adre s, y se c o nv ie rte n e n hijo s de padre s” (Cixo us, 2001: 70). 347Inf o rm ac ió n

307

v e z, m ás allá de lug ar físic o de l que e s o rig inaria, p o r e nc im a de su tie rra y su c ue rp o . Co nside rando e sto y e l sig nific ado de l té rm ino goneus, de la m ism a fam ilia que goné, a sab e r, ascendente varón, progenitor, engendrador p o dría trad uc irse tam b ié n c o m o Contrapuesta a la patria, a la nación349. (MATERIA) ÉTICA VS. (FO RMA) NORMATIVA “Pare c ía un b ic h o e sc arb ando . Tanto que al p rim e r g o lp e de v ista c o n e l aire c alie nte que te m b lab a, e l c o m p añe ro dijo : No h o m b re , e s un anim al. ¿Te p are c e ?, dije yo , e s de m asiado fino p ara se r una anim al. Es una m uje r.” (162) Cuando e l c o ro anunc ia que Antíg o na h a sido ap re sada y la p re se nta dic ie ndo : “La p e que ña Antíg o na p o drá se r e lla m ism a po r p rim e ra v e z” (156), e l se ntido de la frase ap unta a un sí m ism a g e ne rado c o m o re sto de la e ne rg ía ag o tada p o r la to talitarizac ió n 350. De ntro de l o rde n p aradó jic o de la e xc lusiv idad p o lític a d e l lo g o falo c e ntrism o , Antíg o na v a a h ac e rse e fe c tiv a so b re su c ue rp o f e m e nino al ab ando nar lo s ro le s de l c ue rp o de m uje r y al re nunc iar al c ue rp o b io ló g ic o –ya sin g é ne ro -, am b o s

re quisito s

p ara p o de r

de f e nde r

su

de re c h o

a de c id ir,

p aradó jic am e nte , so b re su c ue rp o . De sde e l p rinc ip io de l dram a, su ide ntidad e s un c ue rp o al que se adh ie re n dif e re nte s c ap as: la niña que se c o nsue la c o n la no driza, la c h ic a d e b e lle za anó m ala que llam a la ate nc ió n de lo s p illue lo s y las niñas de la c alle , la p rinc e sa que de b e dar e je m p lo a la p o b lac ió n, la futura e sp o sa de l h ijo d e l re y, la m uje r d e las tre s kas, la ap asio nada irrac io nal, la ado le sc e nte te staruda, e tc . Este “fe nó m e no de ac um ulac ió n, de c o ag ulac ió n, de se dim e ntac ió n que le im p o ne fo rm as, func io ne s, unio ne s, o rg anizac io ne s do m inante s y je rarquizadas, trasc e nde n c ias o rg anizadas p ara e xtrae r 349Nac ió n

sig nif ic a: “Estado que ha he c ho de l he c ho de nac e r, de l nac im ie nto (e s de c ir de la v ida hum ana) e l f undam e nto de la pro pia so be ranía… Só lo po rque ha insc rito (arts. 1 y 2 de la Declaración de Derechos Humanos del hombre y el ciudadano de 1789) e l e le m e nto de l nac im ie nto e n e l c o razó n de to da aso c iac ió n po lític a, pue de é sta v inc ular firm e m e nte (art. 3) e l princ ipio d e so be ranía a la nac ió n (de c o nf o rm idad c o n e l é tim o , natio e n su o rig e n sig nif ic a sim ple m e nte nac im ie nto )” (Ag am be n, 1998: 26). 350 Re c ué rde se lo dic ho e n la no ta 4.

308

de é l [e lla] un trab ajo útil” (De le uze & Guatari, 2002: 164) e s lo que c o nstituye e l c ue rp o sin ó rg ano s de Antíg o na, su c ue rp o fe m e nino , c astrado . Dado que Antíg o na no re sp o nde al e ste re o tip o de l físic o atrac tiv o n i a la p asiv idad y sum isió n que se le e xig e n c o m o m uje r, y ya que e l c o m e ntario de lo s g uardias la c o m p ara c o n un anim al, e l lug ar d e sde e l que ac túa Antíg o na se inte rp re ta c o m o un últim o e stadio d e la de sp e rso nalizac ió n a la que le h a c o nduc ido e sta falta de ade c uac ió n a la no rm a, e s de c ir, que e l lug ar de sde e l que aúlla e s d e l anim al. El re sto de e ne rg ía v e ndría a se r la últim a re se rv a d e c arác te r p uram e nte h um ano y que aquí h e m o s c o nv e nido c o n Prim o Le v i, c o m o se c o m e nta m ás ade lante , e n que se a “la c ap ac idad d e ne g ar nue stro c o nse ntim ie nto ”. Antíg o na no h a ab ando nado e l siste m a de o p o sic io ne s que e struc tura e l p e nsam ie nto tradic io nal de la so c ie dad so b re la b ase de la dialé c tic a. Ella m ism a p artic ip a de l e nfre ntam ie nto e ntre m ate ria y fo rm a, ac tiv idad y p asiv idad, ac c ió n y sufrim ie nto , rac io nalidad y se ntim ie nto , té rm ino s e n to rno a lo s c uale s se o rg anizan o tras -¿to das?- m uc h as de las no c io ne s que m ane jam o s c o tidianam e nte e n e l le ng uaje . En la e sfe ra d e la m ate ria se ag rup an la naturale za, e l c ue rp o , e l instinto , lo se nsib le o e l se ntim ie nto y e n la de la fo rm a, la razó n, la c ultura, lo inte lig ib le , la le y o la re alidad. El c adáv e r-e n e m ig o de Po linic e s, así c o m o to do aque l que no e s susc e p tib le de auto rizac ió n p o r p arte de l auto r -p ue s e l que le g isla y no rm aliza e s a la p ar auto r de la Histo ria-, c o m o la m uje r o e l n o -adulto , ap are c e in ic ialm e nte e n e l p rim e r g rup o de la m ate ria, lo irrac io nal y lo p asiv o . Aque llo s que se e nc ue ntre n e n e se g rup o c ae n b ajo la ló g ic a d e l se g undo y tie n e n do s p o sib le s c am ino s: c o nv e rtirse e n p ie za c o n se ntido de ntro de la e struc tura nac io nal o c o ntinuar c o m o se re s in-disp ue sto s, físic a o p sic o ló g ic am e nte , p ara re alizar las tare as que se le s e xig e n y e xig ir la am p liac ió n de lo s m árg e ne s de lo “rac io nal”. Re sta de c ir que la m uje r h a sido tradic io nalm e nte asig nada al o rd e n de sig nific ante s de la m ate ria, e s de c ir, dis-p o nib le o in-dis-po nib le , y e l h o m b re al de la fo rm a, e s de c ir, e l que disp o ne o indisp o ne ; e s lo que p ue de llam arse e c o no m iap o lític a o

309

e c o no m iase xual351. Sin e m b arg o , e s p o sib le de c o nstruir lo s m o de lo s que o b e d e c e n al de se o y a la m irada lo g o falo c é ntric a y re artic ular -de c o nstruye ndo - e l m undo sim b ó lic o c o nstruido p ara e lab o rar un de se o p ro p io y una ide ntidad p e rso nal. No se trata de una llam ada dirig ida únic am e nte a las m uje re s, aunque e llas se an, h ab itualm e nte , las m ás re c e p tiv as -p ue s e l p e so so b re e llas e s m ayo r- a e ste tip o de disc urso s. De l m ism o m o do , y e llo le se ría b e ne fic io so , e l c ue rp o c iudadano de b ie ra re c o no c e rse c o m o c o nstruc c ió n sim b ó lic a d e sd e e sta m irada e inte ntar de sartic ular e l traje c o n que la tradic ió n lo re v iste e n to do s lo s ám b ito s. CUERPO EN DISPUTA “Antíg o na: Ap rie ta uste d de m asiado fue rte ah o ra. Ya no m e due le . Ya no te ng o b razo .” (270) La c o nstruc c ió n de l c ue rp o e n la o b ra re v e la la re lac ió n que e stab le c e la tradic ió n lo g o falo c é ntric a c o n e l c ue rp o so c ial y e l c ue rp o de lo s indiv id uo s y la que e lab o ran é sto s c o nsig o y c o n su c ue rp o a p artir de e lla. El p rim e r c ue rp o que ap are c e e n la o b ra de Ano uilh es un p ró lo g o 352 que no s p re se nta a lo s p e rso naje s y que sirv e p ara distanc iar la h isto ria y lo s ro le s de lo s c ue rp o s de lo s ac to re s. Esta m irada e xiste nc ialista lo s ilum ina c o m o fo rm as c o n func io ne s p re asig nadas, de slig adas de las v o luntade s re ale s d e lo s ag e nte s, p ue s é sto s que dan so m e tido s a lo s ro le s que re p re se ntan. Así, c ada p e rso na tie ne ya e l h um o r c o rre sp o ndie nte al c o no c im ie nto de la ac c ió n que v a a de sarro llar e n la o b ra. El se g undo c ue rp o que analizare m o s e s e l c ue rp o se xuado y p o litizado d e Antíg o na, “g ran aullado ra”, y e l últim o e l d e Po linic e s, c ue rp o tam b ié n po litizado , m ate ria-c adáv e r de l e ne m ig o .

utilizado po r Hé lè ne Cixo us e n La risa de la medusa: “la he re nc ia se transm ite a trav é s de lo s ho m bre s; patriarc ado -e c o no m iapo lític a -e c o no m iase xual- to do e so se re g ularizó de sde que las g rande s aullado ras fue ro n re duc idas” (2001: 82). 352Se trata, e f e c tiv am e nte de un pe rso naje , de c arne y hue so , e n pie so bre e l e sc e nario . El pró lo g o re pre se nta e l c ue rpo c o m ple to de la o bra, c ue rp o e n disputa, y le c o nf ie re un c arác te r pro pio que hac e de l de sarro llo de lo s ac o nte c im ie nto s un de v e nir ine v itable . En c ie rta f o rm a, lo s c ó dig o s -la ló g ic a lo g o falo c é ntric a y e l auto ritarism o - e xte rno s a la o bra dram átic a -po rque pro v ie ne n de la re alidad m ás c o tidiana que partic ipa e n la f ic c ió n- c o ndic io nan e l de sarro lla de l arg um e nto . Lo s pe rso naje s so n así -to do s- “v íc tim as” de lo s c ó dig o s que rig e n e l re lato . Lo s o tro s c ue rpo s e n disputa que se analizan aquí so n e l de Antíg o na y e l de Po linic e s, aunque e l c ue rpo de Cre ó n m e re c e ría o tro e píg raf e . 351Té rm ino

310

La c o nv e rsac ió n de Antíg o na c o n la no driza de f ine lo s té rm ino s e n lo s que se de sarro lla la p rim e ra p arte de la tram a: la é tic a de l c uidado y e l e ro tism o . La e sc e na c re a un am b ie nte que b asc ula e ntre la v ida y la m ue rte : Antíg o na v ue lv e al am ane c e r e m b riag ada p o r la audac ia de e nte rrar a su h e rm ano y se e nc ue ntra c o n la no driza, a la que le d e sc rib e la b e lle za de l jardín p o r su ause nc ia de c o lo re s y d e “h o m b re s” e n é l, p o r su sile nc io y su c o ndic ió n de espera353. El m undo de l que h ab la e s la ante sala de la m ue rte y e l diálo g o re fue rza la im p re sió n m e lanc ó lic o -e ró tic a c o n la c o nfusió n de la no driza, ale ntada iró nic am e nte p o r Antíg o na, de que v ue lv e de v e rse c o n un am ante se c re to . En p alab ras de la no driza: “un m uc h ac h o que no p ue d e s p re se ntar a tu fam ilia dic ie ndo : é ste e s e l h o m b re que yo quie ro , de se o c asarm e c o n é l” (131). En e fe c to -Antíg o na so nríe -, e s c o m o si se h ub ie ra c asado c o n su h e rm ano , c o m o si h ub ie ra de sp o sado a la m ue rte . Así c o m ie nza e l p e rip lo de l c ue rp o de l h e rm ano p o r lo s ro le s m asc ulino s de l no v io , am ante , e sp o so , h e rm ano , p adre –re p re se ntante de l p adre m ue rto de Antíg o na- e h ijo 354. La c o nf usió n de la no driza lle v a a una de sc rip c ió n d e Antíg o na p o r o p o sic ió n a las de m ás m uje re s: “so n to das ig uale s. Sin e m b arg o , tú no e ras c o m o las de m ás, sie m p re e m p e rifo llándo se de lante d e l e sp e jo , p intándo se lo s lab io s, b usc ando que se fije n e n e llas” (130). Esta de sc rip c ió n antic ip a la re lac ió n que c o nstituye las id e ntidad e s e nfre ntadas de Antíg o na e Ism e ne y que se insc rib e e n las tradic io nale s p are jas d e o p ue sto s b e lle za c lásic a/b e lle za anó m ala, do m ada/indó m ita y áng e l/d e m o nio . La c o nv e rsac ió n c o n Ism e ne radic aliza la p e rc e p c ió n m ate rial de l c ue rp o c o m o p re fig urado r de l p e nsam ie nto : la que e s h e rm o sa no p ie nsa, la que no lo e s de b e o p o ne r su v ale ntía, su c arác te r o , inc luso , c ie rta v irilidad. Antíg o na ase g ura que la 353Esta

c o ndic ió n de e spe ra e s la que sig ue al alc anc e de l de se o -e nte rrar al he rm ano . De ntro de l o rde n de la labo r de duelo que c arac te riza al de se o , la re alizac ió n de é ste se asim ila a la m ue rte -pue s no que da nada que de se ar (De rrida, 2004: 121)- y c o m ie nza así un nuev o due lo , nuev a e spe ra hac ia la re alizac ió n de o tro de se o , e n e ste c aso , e l de se nlac e , e l c astig o . El que Antíg o na, c o m o e lla m ism a dic e , no de se e m o rir, se ría un sig no de que lo de seable apunta a la re de finic ió n de la situac ió n y, c o n e llo , del e sque m a c o nc e ptual que ha traído a lo s pe rso naje s a e ste punto . 354Antíg o na o c upa sim bó lic am e nte e l lug ar de su m adre , durante e sta prim e ra c o nv e rsac ió n, Antíg o na le ase g ura a la no driza que su m adre e staría o rg ullo sa de e lla. Ade m ás, c o m o ya se ha dic ho , a trav és de su ac to de re be ldía se c o nde na a m ue rte sin desc e nde nc ia.

311

b e lle za de Ism e ne le tranquiliza, p ue s “h a de se r fác il no p e nsar e n to nte rías” sie ndo h e rm o sa (134). Fre nte a Ism e ne , que h a lle g ad o a la c o nc lusió n de no e nte rrar al h e rm ano re fle xio nando , Antíg o na ase g ura que la re f le xió n no sie m p re e s v álida p ara la ac c ió n (135). Re f le xió n y razo nab ilidad ap are c e n e nfre ntado s a la v ida y a la ac c ió n: “Hab ía que c o m p re nde r que no se p ue de to c ar e l ag ua, e l ag ua h e rm o sa, fug itiv a y fría, p o rque m o ja las lo sas, ni la tie rra p o rque m anc h a lo s v e stido s” (136). La ac c ió n c o ntra e l de c re to de l re y y la luc h a so n v isto s p o r Ism e ne c o m o m asc ulinas: “Está b ie n p ara lo s h o m b re s c re e r e n las ide as y m o rir p o r e llas, p e ro tú e re s una m uje r” (139). El c ue rp o e ro tizado se h ac e m ás e xp líc ito c o n He m ó n, e l p ro m e tido de Antíg o na. Ésta se de sc rib e ante He m ó n c o m o “ne g ra y flac a”, “ una m adre p e que ñita y m al p e inada” y le p re g unta ansio sa “¿y tam b ié n c re e s, no e s c ie rto , que h ub ie ras te nido una v e rdad e ra m uje r?” (146-147). En e ste p unto de sc ub rim o s que la no c h e ante rio r Antíg o na h a inte ntado se duc irle utilizando e l p e rf um e , las p inturas y e l v e stido de Ism e ne “p ara se r m ás p are c ida a las o tras m uje re s” (148). Lo s c o m e ntario s so b re c ó m o h ab ría p ro te g ido al h ijo que h ab rían p o dido te ne r p e rm ite n re c o rdar que Antíg o na h a asum ido e l lug ar d e su m adre al p ro te g e r a Po linic e a c o sta de no te ne r de sc e nde nc ia. Su e ste rilidad e s fruto , p aradó jic am e nte , de l ro l m ate rnal que le v ie n e im p ue sto c o m o m uje r y sim b o liza, a la v e z, c ie rta inutilidad d e su g e sto p ara la p o lis. De ig ual m o do , e l p o zo e n e l que e s c o nde nada a m o rir, c av ado e n la tie rra, re p re se nta e l úte ro c o nv e rtido e n tum b a. Si Antíg o na e s c ap az de de c isió n y ac c ió n e n e ste c o nte xto no e s p o r irrac io nalidad, sino p o rque se c o nc ib e susc e p tib le de se r c ue rp o m e tafísic o y trasc e nde ntal. Más allá de la v uln e rab ilidad al do lo r y e l m ie do a la m ue rte , e xp ulsada de lo p úb lic o , lo p riv ado y lo íntim o h asta e l ám b ito de lo sac ro , Antíg o na av anza p ro g re siv am e nte m ás allá de su c ue rp o , transp o rtada p o r su de se o de se r. El d e sarro llo de l c ue rp o dram átic o de Antíg o na e s e l re trato de un g e sto de e m p o de ram ie nto , a trav é s de l c ual, e lla se h ac e p arte d e un re ino distinto y distante de e se que e l g o b e rnante p ue de disp o ne r:

312

“Ah o ra le h ab lo de sde m uy le jo s, de sde un re ino do nde no p ue de e ntrar c o n sus arrug as, su p rude nc ia y su b arrig a” (182). O tro c ue rp o yac e e n e l c am p o de b atalla de sc o m p o nié ndo se y ap e stando la c iudad “p ara que e so s b ruto s c o m p re ndan” (Cre ó n, 171). Este c ue rp o ap are c e de sd e e l p rinc ip io , p e ro su c o nstruc c ió n e s le nta y só lo alc anza su c o m p le titud e n la disc usió n e ntre Antíg o na y Cre ó n; e s e l c ue rp o de fo rm ad o de l c adáv e r. De sp ué s de la p e le a, nadie h a p o dido ide ntific ar lo s c adáv e re s, así lo e xp lic a Cre ó n: “Hic e re c o g e r uno de lo s c ue rp o s, al m e no s e stro p e ado de lo s do s, p ara lo s fune rale s nac io nale s, y dí o rde n de que se de jara p udrir e l o tro do nde e stab a. Ni siquie ra sé c uál” (179). Este c ue rp o anó nim o e n de sc o m p o sic ió n re p re se nta e l c ue stio nam ie nto de l siste m a, ab re la p re g unta ac e rc a d e lo que que ría e l que h a sido sile n c iado . Es un c ue rp o p o lític o que tie ne im p o rtanc ia p ara Cre ó n e n c uanto que p ue de se r utilizado p ara c o ntro lar futuras re v ue ltas. Co m o c ue rp o p o lític o , e l c adáv e r ya no tie ne inte ré s p ara Antíg o na. Antíg o na y Cre ó n se artic ulan p o r o po sic ió n p e ro se de fin e n a trav é s de la intro m isió n que c ada uno re aliza e n la e sf e ra de p o de r de l o tro . Cre ó n re p re se nta la auto ridad, la d ire c c ió n de l disc urso y la e je m p laridad; p e ro su p e rso naje se re v e la c o m o instrum e nto de una v o luntad sup e rio r a la suya, sin ide ntidad, sin no m b re , afe rrado “a la c aña de l tim ó n” (Cre ó n, 174); p re o c up ado p o r salv ar a Antíg o na de la m ue rte que é l m ism o o rde na, frustrado -p ue s é l m ism o se im p o ne no re alizar sus de se o s- y anulado p o r e sa “c o c h ina fae na” de g o b e rnar (201), su dram a e s se g uir v iv ie ndo . Antíg o na, que re p re se nta lo s afe c to s, e l c ue rp o de l d e se o y la de so b e die nc ia, se e rig e c o m o re ina a la que nada se le p ue de o rd e nar: “Yo so y re ina” (173); no le que da nada que d e se ar, e l m undo de Cre ó n no p ue de o fre c e rle qué de se ar, su dram a e s m o rir y anim a a Cre ó n a c o nde narla –“Vam o s Cre ó n, un p o c o de c o raje , no e s m ás que un m al rato ” (186).

313

La e sf e ra e n la que o p e ra Cre ó n e s la de l se r ad e c uado te le o ló g ic am e nte p ara la v ida, lo que le h ac e se r c o nse c ue nte c o n f ine s que se m antie ne n a distanc ia, m e tas que c o nstituye n m ás un p unto de apo yo p ara m ante ne r un e stado de c o sas que v e rdad e ro s y re alizab le s o b je tiv o s; Antíg o na se m ue v e e n una e sfe ra c e rc ana, ante rio r a la le y y re lac io nada c o n la p asió n. NEGACIÓ N DEL CO NSENTIMIENTO “Que

so m o s e sc lav o s, sin ning ún de re c h o ,

e xp ue sto s a c ualquie r ataque , ab o c ado s a una m ue rte se g ura, p e ro que no s h a que dado una fac ultad y d e b e m o s de f e nde rla c o n to do nue stro v ig o r p o rque e s la últim a: la fac ultad d e ne g ar nue stro c o nse ntim ie nto .” (Le v i, 2002: 22) Este p asaje de Si esto es un hombre de Prim o Le v i e xp re sa e se últim o re fug io , que e s tam b ié n e l d e Antíg o na, fre nte a la auto ridad: la fac ultad d e ne g ar e l c o nse ntim ie nto . De l m ism o m o do , las m uje re s d e la re siste nc ia de la Franc ia o c up ada inte ntab an rale ntizar lo s p ro c e so s de p ro duc c ió n de lo s nazis p ro c urando que é sto s no se b e ne fic iaran de su trab ajo . Esta re siste nc ia m inúsc ula y rad ic al de l no e s lo únic o que p o se e aque l que , llam ado a se r sum iso , re c lam a auto no m ía. Sin e m b arg o , y e sto p o de m o s c ritic arlo e n e l p ro c e de r de Antíg o na, no h ay ac c ió n p riv ada que se a e f e c tiv a si é sta no se v inc ula c o n la so c ie dad. De sp ué s de la últim a p e le a c o n Cre ó n, un g uardia p e rm ane c e c o n Antíg o na m ie ntras e sp e ran la e je c uc ió n: “Así que e re s tú”, le dic e , “m i últim a c ara de h o m b re ” (191). Al c o no c e r la fo rm a e n que v a a m o rir, le asalta un p e nsam ie nto : “Co m p le tam e nte so la” (194), idé ntic as p alab ras a las que dic e Cre ó n al final de la o b ra y que e xp re san la p é rdida de l se ntido . De e ste m o do , e l g e sto p ie rd e e fe c tiv idad c uando la c ausa se de sv inc ula d e l e f e c to so c ial. La so le dad y la c ulp a, últim as c e rte zas de Antíg o na, so n e l re sultado de l p ro c e so de d e sp e rso nalizac ió n que no de ja e n e lla m ás que un re sto : la c ulp a, c o m o se analiza m ás ade lante .

314

“Una niña”, c o m o la d e no m ina e l c o ro , suje to dism inuido que e xp e rim e nta la v iv e nc ia de un tie m p o inte nsiv o e inasib le y que só lo p ue de re alizarse e n e l p re se nte , do nde la dilac ió n e s into le rab le ; dism inuc ió n de l suje to que , p o r o tro lado , sup o ne un aum e nto de sí m ism a fre nte al e xc e so d e e m p o de ram ie nto de Cre ó n, p ara quie n e l aum e nto sup o ne la dism inuc ió n de sí m ism o , su e nv ile c im ie nto y su m e dio c ridad. Es quizá p o r e ste m o tiv o que Cre ó n re sulta tan antip átic o , p o r m uy h um ano que se p re se nte , y Antíg o na p are c e m e re c e r to das nue stras lág rim as y e sfue rzo s p o r justif ic arla. No se p ue d e p e rde r de v ista, sin e m b arg o , que e l g e sto de uno y de o tro só lo p ue de f undam e ntarse e n la re le v anc ia que p ue da te ne r p ara e l c ue rp o so c ial. El p ro b le m a, e n e ste c aso , te ndre m o s que d e sv iarlo a o tro de b ate que e xc e d e la e xte nsió n de e ste trab ajo y que se re f ie re al p ro b le m a de lo ne c e sario f re nte a lo de se ab le 355. Finalm e nte , e n c ualquie r c aso , e se c ue rp o p e que ño de m uje r c ue lg a de “lo s h ilo s de su c inturó n, de lo s h ilo s azule s, de lo s h ilo s v e rde s, de lo s h ilo s ro jo s que le h ac e n c o m o un c o llar d e niña” (Co ro , 199) e n e l fo ndo de l p o zo . Te nía e l no m b re de Antíg o na y e s ah o ra m ate ria fo rm ada p o r e l p o de r, c ue rp o de l ser ajustic iado p o r e l

estar, de lo íntim o /dinám ic o c e rc ado p o r una se rie d e lím ite s que lo h an c o nduc ido p re c isam e nte al únic o e stado radic alm e nte c o ntrario al se r: e l no se r de te nido de la m ue rte , e l anti-g o né . En e se no -lug ar, p ue de disp o ne r de é l la m aquinaria nac io nal p ara re ific arlo se g ún sus inte re se s. LA MÁQUINA DE IDENTIDAD “Al te rm inar, Wie v e l Stüc k?, m e p re g untó e l alf é re z; y e l c ab o saludó dando tac o nazo , y le c o nte stó que las <

> e ran se isc ie nto s c inc ue nta, y que to do e stab a e n o rde n; e nto nc e s 355Aunque ,

c o m o se ha dic ho , e sta re fle xió n e xc e de la c apac idad de e ste c o m e ntario a la Antíg o na de Ano uilh, m e c o nf o rm o c o n ano tar aquí que , de sde la pe rspe c tiv a é tic a, de sde las c re e nc ias y la pro ble m átic a de l bie n y el m al, pare c e ev ide nte que el dram a de Antíg o na re c lam a un nuev o pro ye c to po lític o que re plante e un o rde n de p rio ridade s y nue v as de finic io ne s de div e rsas c ue stio ne s c o m o la auto ridad, la nac ió n, la auto no m ía, la je rarquía, e l g é ne ro , la ide ntidad, e tc . To das e llas re lac io nadas c o n las e xpe c tativ as que indiv iduo s y so c ie dad pue dan c o o rdinar -las c o m partan o no - ac e rc a de la v ida.

315

no s c arg aro n e n c am io ne tas y no s lle v aro n a la e stac ió n de Cap ri.” (Le v i, 2008, 8) Las <

> e ran se isc ie nto s c inc ue nta. To do e n o rde n. Po r e nc im a de la h um anidad, la trasc rip c ió n que e l o rde n o p e ra e n e lla: c ifra y re d uc c ió n que artic ula e l arg um e nto de la Histo ria. En e l p ro c e so h istó ric o , la p e rso na se e sc inde de su se r p ara c o nv e rtirse e n p ura e tim o lo g ía: persona, m ásc ara, c ue rp o -c ásc ara, un c ue rp o sin ó rg ano s que se inc luye -tam b ié n p o r e xc lusió n- e n e l Estado a p e sar de su se r, p e rso naje s que h an ab ando nado -o h an sido fo rzado s a ab ando nar po r o tro - e l lug ar de su yo y de su de se o , se g ún las e xig e n c ias de la m aquinaria. “Basta dar e l p e que ño e m p ujo nc ito p ara que e m p ie c e a andar. La c o sa m arc h a so la, la m áquina es

m inuc io sa;

e stá

sie m p re

b ie n

ac e itad a”

(Ano uilh , 155). Lo s re so rte s de e sta m áquina so n, p re c isam e nte , las <

> e lástic as d e la arquite c tura de l Estado , la m ate ria de la que se n utre c o m o o rg anism o artic ulado , lo s c ue rp o s que c are c e n de fo rm a p re c isa h asta que so n re que rido s p ara c um p lir una func ió n e n e l e ng ranaje . En e l m o m e nto e n que e sto s c ue rp o s so n ate ndido s p o r e l Estado , su le g itim ac ió n o p e ra e n e llo s c o m o de snaturalizac ió n y de sp o se sió n de sus p ro c e so s p artic ulare s d e ide ntific ac ió n; re duc ido s a axio m as que la p ro p ia d inám ic a le s e xig e p ara e xistir, p asan a se r fo rm as de v ida c uya id e ntidad d e p e nde d e lo s no m b re s im p ue sto s de sde e l lug ar de la e n unc iac ió n, de la auto ridad: “c ásate p ro nto ” (180). De m ane ra se m e jante a c o m o o c urre e n las o b ras de K afka356, la ag e nc ia no p are c e p e rte ne c e r a lo s indiv id uo s sino a c ie rto s m e c anism o s que lo s suje tan a la ac c ió n, ap arato s que a su v e z so n re -c re ado s p o r e llo s m ism o s, que lo s asum e n c o m o su p ro p ia v o luntad e ide ntidad. En e ste c o nte xto , e l g e sto de Antíg o na c o nstituye la 356En

sus diario s, K afka asim ila sus se nsac io ne s íntim as/inte rnas c o n “un jue g o de aparato s” y re lata c ó m o se e nc ue ntra a sí m ism o “so m e tido po r un p o de r inc o m p re nsible , de l m ism o m o do que e l re lo j pare c e so m e tido al tie m po … y las c ade nas, una tras o tra, sue nan e f e c tuando el recorrido que tienen prescrito (las c ursiv as so n m ías).” (1975: 278)

316

realización de su ag e n c ia fre nte a la espera, la v iv e nc ia de sí m ism a, e l g rito -v o z que c lam a p o r se r, que re c ue rda la dife re nc ia íntim a y no s sirv e de adv e rte nc ia, “que nadie c o nfunda un sim ulac ro de e xiste nc ia c o n la v ida” (Cixo us, 2001: 62). PÚBLICO /PRIVADO Es e v id e nte que Antíg o na no p e rte ne c e a la e sf e ra d e lo p o lític o /p úb lic o sino e n la m e dida e n que c um p le una f unc ió n p úb lic a e n e l ám b ito fam iliar, sin e m b arg o , p o de m o s de c ir que p e rte ne c e a la e sf e ra d e lo p o lític o /p riv ado . Su fun c ió n p o lític a e s la de m ante ne r e l o rde n p sic o ló g ic o p riv ad o de su linaje c o m o p arte p úb lic a inte g rante d e l Estado , p e ro e lla só lo p e rc ib e su f unc ió n e n lo s m árg e ne s d e lo p riv ado /fam iliar. Así, Antíg o na c o m p ara las h o nras fúne b re s al c adáv e r d e l h e rm ano c o n las ate nc io ne s que le h ab ría b rindado si v o lv ie ra a c asa d e una c ac e ría: “le h ub ie ra quitado lo s zap ato s, le h ub ie ra dad o de c o m e r, le h ab ría p re p arado la c am a…” (163). Ella inte nta re so lv e r e l p ro b le m a de sde la d e finic ió n de su ro l fe m e nino , p e ro tam b ié n d e sde una se nsib ilidad p artic ular, c o m o “dado ra d e v ida [(...) que ] c o nse rv a v iv o al m ue rto ” (Cixo us, 2001: 78) de ntro de un ám b ito c e rrado , íntim o , sup ue stam e nte de sv inc ulado de lo p úb lic o . La ide ntific ac ió n c o n e ste im ag inario se de sc o m p o ne c uando c o no c e la verdadera h isto ria de sus h e rm ano s y “e l lío p o lític o ” e n e l que se inse rta e sta h isto ria (171) -e l inte nto de ase sinato de su p adre p o r p arte de lo s do s h e rm ano s, la afic ió n al jue g o d e Po linic e s y las ansias d e p o de r de am b o s h e rm ano s, “do s ladro ne s de fe ria que se e ng añab an e l uno al o tro ” (178-179). Si Antíg o na se sie nte d e rro tada e llo e s, c o n b astante se g uridad, p o r la ing e nuidad e ig no ranc ia, e n lo p o lític o y e n lo p e rso nal, de las que h a sido p re sa ante rio rm e nte . A trav é s de la p o litizac ió n de l c ue rp o de l h e rm ano , lo que p are c ía p e rte ne c e r al ám b ito p riv ado se h ac e p o lític o ; y lo que e s asunto p úb lic o inc id e e n asunto s p riv ado s. Esta publicidad p o lític a no e s p e rc ib ida p o r Antíg o na –p ue s e stá p re fo rm ada p ara c irc unsc rib irse a la e sf e ra p riv ada y m ante ne rse ale jada d e lo p úb lic o - h asta que Cre ó n le re lata “e sa h isto ria só rdida” b ajo la que Antíg o na quie re firm ar (176). Hasta e se m o m e nto , su ac c ió n e s irre fle xiv a, e m o c io nal -que no irrac io nal, p ue s no le faltan razo ne s-, e s su de b e r é tic o . Pe rdida la ing e nuidad, 317

c o nsc ie nte d e su ino c e n c ia ante rio r y d e su insig nific anc ia, su ac c ió n p are c e inne c e saria e irre le v ante , Antíg o na h a sido ilustrada, ya c o no c e la verdad. Ah o ra lo p úb lic o se re v e la c o m o e sp ac io m e taf ó ric o de lo p riv ado , la p o lític a c o m o “la c o c ina” (178) d e la c asa-nac ió n -¿utiliza Cre ó n e ste le ng uaje p ara ac e rc ar e l disc urso a Antíg o na?- y Antíg o na, re le g ada d e sus func io ne s de g e sto ra de l o rd e n p sic o ló g ic o fam iliar (re v e rtido e n o rde n p sic o ló g ic o nac io nal), e s e xc luida e xp líc itam e nte d e lo p o lític o . La d e struc c ió n d e l im ag inario de p ro te c to ra d e l linaje de su m adre h ac e que Antíg o na ab ando ne su e m p e ño , p e ro al de sap are c e r é ste , la tram a da lug ar a una id e ntific ac ió n sim b ó lic a d e l c ue rp o d e Antíg o na c o n e l c ue rp o de l disid e nte Po linic e que la c o nduc e a la luc h a p o r la auto no m ía. Antíg o na v ue lv e a re b e larse al e sc uc h ar a Cre ó n h ab lar de la fe lic idad e n té rm ino s de e sp e ra y c o nfo rm idad. Para e lla, las p alab ras de Cre ó n re p re se ntan la e xte nsió n de su c ap ac idad b io p o lític a, su c ap ac idad p ara c o nfo rm ar inc luso lo s té rm ino s e n lo s que se de sarro lla una v ida fe liz. De e sta fo rm a, Cre ó n h a c e rc ado a Antíg o na m ás allá de la intim idad, e xp ulsándo la de la e sf e ra p riv ada al c o ntarle la v e rdade ra re lac ió n e ntre sus h e rm ano s y su p adre , tam b ié n de la e sf e ra p úb lic a, p ue s e l c adáv e r, al se r p úb lic o , ya no le p e rte ne c e , y d e la e sfe ra p o lític a, p ue s no e s un ám b ito e n e l que e lla p ue da -ni d e b a- inte ntar h ac e r c o sa alg una, e s “un lío ” que e lla no c o m p re nde ni c o no c e . Finalm e nte , e l c írc ulo am e naza su intim idad al an unc iarle la forma de la fe lic idad. A Antíg o na, si aún quie re de f e nde r lo que le e s p ro p io , só lo le que da una e sfe ra, la sac ra357. ÍNTIMA SACRA “Antíg o na: Ac e p to m o rir, p e ro no que m e to que n” (157) Antíg o na se de sp laza a la e sfe ra de lo sac ro : su c ap ac idad p ara no m b rar y g e stio nar su c ue rp o so lo p ue de o p e rarse ya e n e l lím ite e ntre la v ida y la m ue rte , 357Re lac io nada

c o n lo div ino , c o n lo so bre hum ano , e sta últim a e sf e ra e s m e tafísic a, pre sc inde del

c ue rpo .

318

de sc o rp o re izada. Así, se p ro duc e e n e lla la sup e rac ió n de la id e ntific ac ió n c o n la fig ura h e rm ana-e sp o sa-m adre y e l c o m ie nzo d e la únic a auto c o nc ie nc ia p o sib le p ara e lla c o m o p e rso nalidad autó no m a. El final de su ro l de g uardiana de l h o g ar c o inc id iría c o n e l c o m ie nzo de la nue v a fam ilia: “c ásate p ro nto … La v ida no e s lo que tú c re e s. Es un ag ua que lo s jó v e n e s de jan c o rre r sin sab e rlo , e ntre lo s de do s ab ie rto s. Cie rra las m ano s, c ie rra las m ano s, rápido . Re te nla. Ya v e rás, se c o nv e rtirá e n una c o sita dura que uno ro e se ntado al so l” (Cre ó n, 180-181). Su ne c e sidad de re v ue lta ap are c e c uando e l p e so de l g ran O tro -e l p ate r, auto r, g o b e rnante - de sc ie nd e c o n sus sig nific ante s y trata de insc rib irse so b re su p ie l, de l m ism o m o do que se g rab a la c o nde na e n e l c ue rp o de l c ulp ab le e n La comuna

penitenciaria d e K afka. Al se r inte rf e rida e n e se últim o rinc ó n de su intim idad, la fe lic idad, Antíg o na re c up e ra e l se ntido de l im p ulso inic ial -e l d e g ran aullado ra, e l d e la p asió n y la intransig e nc ia- y v ue lv e a am urallarse e n la ne g ac ió n. Su re iv indic ac ió n e s ah o ra m ás p e rso nal que aque lla so b re su h e rm ano , ah o ra re c h aza esa fe lic idad: “¡To do s v o so tro s m e dais asc o c o n v ue stra fe lic idad! Co n v ue stra v ida que h ay que d e f e n de r c ue ste lo que c ue ste . Yo no quie ro se r m o de sta y c o nte ntarm e c o n un tro c ito , si h e sido juic io sa. Quie ro e star se g ura d e to do ho y y que se a tan h e rm o so c o m o c uando e ra p e que ña, o m o rir” (183). En c ie rto m o do , y sin que e sto se e xp lic ite e n e l te xto de Ano uilh , e l ro l fe m e nino se re v e la inse rv ib le p ara re c up e rar una c o h e re nc ia p sic o ló g ic a e n la v ida de Antíg o na y, e n e se m o m e nto , su p ro p io c ue rp o y su futuro de sv e lan la m o nito rizac ió n de la le y de l p adre y su p ap e l c o m o auto r y auto rizado r de l de v e nir. La c e sió n de l c ue rp o de l h e rm ano p e rm ite que la auto ridad p ue da ap o de rarse tam b ié n de l c ue rp o de Antíg o na, v iv a o m ue rta p ue s si e lla ac e p tara esa fe lic idad, c ab e que no p udie ra v o lv e r a ne g arse .

319

Lo s c írc ulo s que e nm arc ab an lo s ám b ito s priv ado /fam iliar, p o lític o /p úb lic o y p o lític o /p riv ado se h an c e rrado so b re e lla h asta de snudar e l se r c o nsag rado p ara la m ue rte . Su re ac c ió n e s de sm e d ida, ado le sc e nte , e s la re sp ue sta de un c ue rp o de sp o se ído e n d istintas fase s, d e sp o jado de to do aque llo que h ab ía te nido la ap arie nc ia d e se r su ide ntidad, d e se r p arte d e e lla y que re sp o nde al do lo r p o r la p é rdida, p rim e ro e n e l c aso d e su h e rm ano , de sp ué s de su c ap ac idad de e le c c ió n y, finalm e nte , d e su auto no m ía. “El g e sto de h undirse p o r v o luntad p ro p ia y nada m ás” (Gadam e r, 1998: 251) e s e l re sultado de su p é rd ida de ing e n uidad y la re sp ue sta de la que c lam a p o r se r e n una fo rm a y se ntido p ro p io s c uando to do a su alre d e do r tira de sí p ara h undirla e n o tra dire c c ió n. HUNDIMIENTO Y CULPA “Pe rdó n 358, to do s h ab ríais e stado m e jo r sin la p e que ña Antíg o na; te quie ro ” (198). Antíg o na de ja e ste m e nsaje p ara He m ó n. El infantilism o que e n o c asio ne s de sp re nde e l p e rso naje d e la Antíg o na de Ano uilh , a trav é s de las re f e re nc ias a la niñe z y su c arác te r ado le sc e nte , p e rm ite e ntre v e r que se trata de un p e rso naje dism inuido de b ido al lug ar que o c up a c o n re sp e c to a la auto ridad. ¿Po dría Antíg o na h ab e r h e c h o alg o m ás útil p ara sí m ism a y la c iudad que m o rir? ¿Po r qué de sm e re c e las razo ne s de Ism e ne c uando é sta inte nta disuadirla d ic ié ndo le : “te que re m o s y e stam o s v iv o s, te ne c e sitam o s” (149)? ¿No c o nstituye n las p alab ras d e Ism e ne un inte nto de c o alic ió n de so ído p o r Antíg o na c uando de c lara fre nte a Cre ó n: “Si la c o nde na a m o rir te ndrá que c o nde narm e a m í tam b ié n” (185) y e lla la e sp anta? La fug ac idad y f utilidad de l g e sto de Antíg o na m ue stra la p ro b le m átic a m ás e se nc ial de la re lac ió n e ntre e l indiv id uo y la auto ridad, que no só lo sup o ne que la ag e nc ia y la id e ntidad de l p rim e ro so n auto rizadas p o r e l se g undo , sino que ade m ás im p id e e l 358La

c ulpa que se m ate rializa e n Antíg o na e s la de l suje to que ha lo g rado asum ir su re spo nsabilidad y, a la v e z, de sv inc ularse parc ialm e nte de e lla para inte rpre tar e l de v e nir de lo s ac o nte c im ie nto s: Su pe tic ió n de pe rdó n im plic a que e xiste n o tro s f ac to re s que se han pre c ipitado c o ntra su v o luntad. De e ste m o do , su se ntim ie nto de c ulpa re pre se nta una to m a de c o nc ie nc ia de la re spo nsabilidad, re v e lando a su v ez c ie rta pe rple jidad ante la c e rte za de una m ue rte so bre v e nida sin se ntido re le v ante .

320

de sarro llo d e una sub je tiv idad c o o p e rativ a y d e las c o m p e te nc ias n e c e sarias p ara fo rm ar una c o alic ió n, lo que ab o c a al aislam ie nto o la h o m o g e ne izac ió n. Cre ó n c are c e tam b ié n de e sta auto no m ía c o o p e rativ a y se c o nv ie rte e n g e sto r de c ue rp o s inadap tado s e inadap tab le s, c o ntro lado r de una m ate ria que re b asa lo s m o lde s de la no rm alizac ió n y que e xc e d e tanto su c ap ac idad c o m o su c o nfianza, p ue s e l e je rc ic io de inc lusió n y e xc lusió n que se le e xig e p ara c o ntro lar “al m o ntó n” (174) se le p re se nta c o m o únic a o p c ió n v ital. A v e c e s se p re g unta si e se “difíc il jue g o d e g o b e rnar a lo s h o m b re s (…) no se rá un o fic io só rdido que h a de de jarse e n m ano s de o tro s m ás ap átic o s”, p e ro d e sp ué s re to m a su tare a “c o m o un o b re ro al c o m ie nzo de su jo rnada” (126-127). Así lo p re se nta e l p ró lo g o . Así, Cre ó n p e rte ne c e al g é n e ro de Antíg o na, aún a p e sar de sus p re te nsio ne s v irile s; fo rm a p arte de un linaje e n p ro c e so de h undim ie nto . Así, ap are c e , al final de la o b ra, “c o m p le tam e nte so lo ” (201), tal y c o m o lo p re se ntab a e l p ró lo g o , v ie jo y c ansado . “La p e que ña Antíg o na” -así la de no m ina e l c o ro , así se no m b ra a sí m ism a-, sab e que su g e sto no h a se rv ido p ara nada, aunque p ara no so tro s p ue da re p re se ntar la c ap ac idad d e ne g ar e l c o nse ntim ie nto ante la diso luc ió n de la v o luntad. Antíg o na se c o nv ie rte e lla m ism a e n c ue rp o de la v io le nc ia p o lític a, c o n m ayo r e v ide n c ia que lo e ra e l de l h e rm ano , su g e sto sug ie re un e stado p re rre v o luc io nario se m e jante al c re ado p o r la re siste nc ia c o tidiana de las m uje re s franc e sas durante la o c up ac ió n nazi, p e que ño , sig nific ativ o . La p e que ña Antíg o na dib uja c o n e se g e sto la líne a e ntre la v ulne rab ilidad de l c ue rp o y la inv io lab ilidad de la v o luntad fre nte a la auto ridad: “Uste d e s e l re y, lo p ue d e to do , p e ro e sto no p ue de h ac e rlo (…). Ni salv arm e n i im p e dirm e h ac e r lo que quie ro ” (169); trasc ie nde h asta la m e tafísic a. ALCANCE Y ESPERA “¡Co m o m i p adre , sí! So m o s de lo s que p lante an las p re g untas h asta e l fin. Hasta que no que d e e n re alidad v iv a ni una p e que ña p o sib ilidad de e sp e ranza, h asta que no que de sin e strang ular la m ás p e que ña p o sib ilidad d e e sp e ranza. ¡So m o s de lo s que saltan e nc im a, c uando la e nc ue ntran, a la 321

e sp e ranza, a v ue stra que rida e sp e ranza, a v ue stra suc ia e sp e ranza!” (183) Ano uilh intro duc e e n la trag e dia la m irada e xiste nc ialista a trav é s de l p ró lo g o . Esta m irada distanc ia e l arg um e nto de lo s p e rso naje s p e ro tam b ié n ac e rc a la o b ra al tie m p o e n e l que se re p re se nta –ya se a 1944 ó 2008- y d irig e la ate nc ió n h ac ia dinám ic as instituc io nalizadas de f unc io nam ie nto y c o m po rtam ie nto o bse rv adas de sde e l p unto de v ista de la d if e re n c ia. Ano uilh no inc luye e n e l te xto m e nc io ne s d e e sp ac io ni tie m p o , p e ro e l le ng uaje que utiliza e stá ac tualizado y c o tid ianizado . Am b as c o sas c o ntrib uye n a c re ar una te nsió n de ntro de l te xto y e ntre e l te xto y la re -p re se ntac ió n, e ntre e l p asado y e l p re se nte o e ntre la h isto ria y la Histo ria. El dram a p re se ntado p o r e l p ró lo g o se antic ip a a sí m ism o y se de sarro lla h ac ia su c um p lim ie nto , de jando ab ie rto e l tie m p o de la trag e dia a la p re g unta p o r la ag e nc ia de lo s ac to re s e n la h /Histo ria y, e n c ie rto se ntido , a la c ap ac idad de ac c ió n de ntro de e se tie m p o o p e rativ o que re sta e ntre e l anunc io y e l c um p lim ie nto de la trag e dia. En un e sp ac io d e tie m p o c o ntraído , que c o ntie n e e n sí m ism o e l se ntido m ás c rudo de la c o nting e nc ia, e l g e sto de Antíg o na y Antíg o na, su v o z y su c ue rp o , e xig e n se r salv ado s, La c o nde na d e su c ue rp o sim b o liza la sup re sió n de una p arte d e l c ue rp o p sic o ló g ic o y e m o c io nal de la c o m unidad. Ya lo c itáb am o s al p rinc ip io : “No de je s m o rir a Antíg o na, Cre ó n, to do s lle v are m o s e sa llag a e n e l c o stado durante sig lo s.” La dilac ió n que im p lic a la e sp e ranza, e l últim o de lo s m ale s d e la c aja de Pando ra, p o ne de m anif ie sto una nue v a dic o to m ía: la e sp e ra y la re alizac ió n d e lo s d e se o s. Si b ie n lo m asc ulino se aso c ia c o n la c o nte nc ió n y la e sp e ra, lo f e m e nino sim b o liza e l é xtasis de la re alizac ió n. En La risa d e la m e dusa, Hé lè ne Cixo us c o m e nta la re lac ió n que se e stab le c e de sd e e l disc urso m asc ulino e n tre la re alizac ió n y la m ue rte , c o m o disc urso e lab o rado p o r la ló g ic a de l m ie do a la c astrac ió n. La p o ste rg ac ió n c o nstante de la re alizac ió n de lo s de se o s que sub yac e al disc urso lo g o falo c é ntric o se e nfre nta al de se o fe m e n ino de l alc anc e de l de se o .

322

“Pro c e so h istó ric o dinam izado p o r e l de se o de lo Pro p io , la im p o sib ilidad de p e nsar un de se o que no e ntrañe c o nflic to ni d e struc c ió n.” (Cixo us, 2001: 35) La dialé c tic a se de se nv ue lv e así de sde e sa raíz, v ac iando a lo s indiv iduo s e n la e sp e ra: “Co m o p e rro s que lam e n to do lo que e nc ue ntran. Y e sa p e que ña p o sib ilidad p ara to do s lo s días, si no se e s de m asiado e xig e nte ” (183) Aque l que dic e que sí, c o m o Cre ó n, se c o nde na a un larg o p ro c e so de de sp e rso nalizac ió n y dilac ió n de su de se o , m ie ntras que aque l que dic e que no , c o m o Antíg o na, se h unde e n e sa re ja de l le ng uaje “que no se p ue de no m b rar, ardie nte , aud ib le e n la b o c a” -p ue s to do tie ne que v e r c o n la v o z y e l alie nto , c o n e l c ue rp o y e l lug ar d e la e nunc iac ió n-, y al re alizar e l de se o , m ue re (Ce lan, 1999: V). “Histo ria de una id e ntidad: la d e l h o m b re que se h ac e re c o no c e r p o r e l o tro (h ijo o m uje r) re c o rdándo le que su am o e s la m ue rte , c o m o dijo He g e l” (Cixo us, 2001: 36). El c ue rp o ap are c e c o m o un sig no trip le : po r un lado , se ñala e l p e lig ro de re b e larse c o ntra la auto ridad, e s e l c ue rp o de l e n e m ig o c o m o adv e rte nc ia; p o r o tro lado , e s la fig ura de la v io le nc ia p o lític a, sínto m a y sím b o lo de las c o nse c ue nc ias de l fundam e nto de la Nac ió n, que tam b ié n se e n c ue ntra e n de sc o m p o sic ió n; y, p o r últim o , e s la f ig ura de la c o nc ie nc ia c rític a, d e la dife re nc ia, c ue rp o e n re b e ldía. Aunque Antíg o na no tie ne aquí e l p ap e l que re p re se ntaro n las m uje re s de la re siste nc ia franc e sa -h e ro ic idad c o tidiana y sutil, anó nim a, que llam ab a a la c o alic ió n-, su g e sto te stim o nia un e stado p re rre v o luc io nario que no h a que dad o atrás to dav ía y que e xig e la re v isió n de c o nc e p to s c o m o la auto ridad, la auto no m ía y la f e lic idad d e sde una se nsib ilidad f e m e nina radic alizada y c rític a h ac ia una rac io nalidad tradic io nal lo g o falo c é ntric a. 323

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA AGAMBEN, Gio rg io . Medios sin fin (notas sobre política), Vale nc ia, Pre -te xto s, 2001

Id., El tiempo que resta, Madrid, Tro tta, 2006 ANOUILH, Je an. Antígona, Bue no s Aire s, Lo sada, 2003 BUTLER, Judith . El género en disputa, Paidó s, 2007 CIXO US, Hé lè ne . La risa de la medusa, Barc e lo na, Anth ro p o s, 2001 CIXO US, Hé lè ne & DERRIDA Jac que s. Langue à venir, Barc e lo na, Ic aria, 2004 DE BEAUVO IR, Sim o ne . El segundo sexo, Madrid, Cáte dra, 1988 DELEUZE, Gille s y GUATARI.Fé lix Mil mesetas, Vale nc ia, Pre -te xto s, 2002 GADAMER, Ge o rg . Estética y hermenéutica, Madrid, Te c no s, 1998 IRIGARAY, Luc e . Le temps de la différance, Lib rairie g é né rale franç aise , 1989 LEVI, Prim o . Si esto es un hombre, Barc e lo na, Muc h nik e dito re s, 2002 RO USSEAU, Je an-Jac que s. El contrato social, We b , 2008 ZIZEK , Slav o j. Visión de paralaje, Bue no s Aire s, Fo nde de c ultura e c o nó m ic a, 2006

Id., El sublime objeto de la ideología, Bue no s Aire s, Sig lo XXI, 2007

324

La d e m o c rac ia s e g ú n Zam b ran o o d e c ó m o d is c u rrir e n la e s fe ra p ú b lic a Be g o nya Sae z Tajafue rc e (Univ e rsitat Autò no m a de Barc e lo na)

Si b ie n no c ab e duda que Persona y democracia, p ub lic ado p o r María Zam b rano e n 1958, c o ntie ne una p ro p ue sta filo só fic a d e c laro se sg o p o lític o , p o r c uanto que im p lic a una re v isió n c rític a de la c o m p re nsió n te ó ric a d e la de m o c rac ia e n té rm ino s c lásic o s, así c o m o , e n c ie rto m o do , de la situac ió n p o lític a que , e nto nc e s y h o y, se c o nse nsúa de m o c rátic a, m e inte re sa aquí c o nside rar d ic h a o b ra e n tanto que h ac e r filo só fic o que re sulta sig nific ativ o p ara e l que h ac e r p o lític o . Me diante su disc urso ac e rc a de la de m o c rac ia, tram ado c o n e l h ilo de su p e rsiste nte a la p ar que v ario p inta re f le xió n o nto ló g ic a, Zam b rano injie re e n la e sf e ra p úb lic a y o b lig a una re v isió n c rític a justam e nte de e se disc urso , e s de c ir, de l disc urrir e n la e sfe ra p úb lic a. De ah í, a m i e nte nd e r, m uc h o m ás que d e l h e c h o de v e rsar so b re la de m o c rac ia c o m o p raxis, que se trate e l suyo de un disc urso afiladam e nte p o lític o . Co n e l fin d e ah o ndar e n las c ualidade s d e l así de sc rito disc urso p o lític o d e María Zam b rano , p ro po ng o un ac e rc am ie nto de sde la re tó ric a y la te o ría lite raria a lo que e ntie ndo c o m o se ndas e strate g ias disc ursiv as de la re v isió n c rític a a la que h e ap untado . Estas e strate g ias so n, de un lado , su c o m p re nsió n de lo que de no m ina “c o no c im ie nto h istó ric o ”, que d e f ine , nada m ás y nada m e no s que c o m o conditio sine

qua non p ara e l e je rc ic io d e la lib e rtad; y, de o tro , su re c urso a la sie m p re e sc urridiza c ate g o ría de “p e rso na”, de stac ado e nc lav e h istó ric o de sd e e l c ual se v ue lv e la m irada a lo so c ial p ara trazar una nue v a c o nste lac ió n de la e sf e ra p úb lic a y, de e se m o do , d e c ualquie r p rác tic a p o lític a que e n e lla se lle v a a c ab o . A e ste re sp e c to , v e am o s e n p rim e r lug ar qué e ntie nde María Zam b rano e n Persona y

democracia po r “c o no c im ie nto h istó ric o ”, así c o m o c uále s so n lo s atrib uto s de e sta nue v a “p e rso na” p o lític a. Y v e am o s, e n se g undo lug ar, de qué m o do inv ita e lla a disc urrir la e sfe ra p úb lic a, c o nc e b ida c o m o e l ám b ito que la “p e rso na” artic ula e n tanto e n c uanto se artic ula e n é l m e diante su c o no c im ie nto h istó ric o .

325

Co n o c im ie n to h is tó ric o Ante to do , e s p re c iso ac larar que Zam b rano no e ntie nde p o r c o no c im ie nto h istó ric o la ac um ulac ió n o b je tiv a de sab e re s ac e rc a de lo s m últip le s suc e so s y v ic isitude s que c o nfig uran la h isto ria, se a o no la de O c c id e nte . Bie n al c o ntrario , e l c o no c im ie nto h istó ric o re sp o nde m ás b ie n a un m o do p artic ular de re lac ió n, dic h o se a de p aso , c rític a y h e rm e né utic a, c o n dic h o s suc e so s y v ic isitude s. De ah í que , a juzg ar p o r Persona y democracia, se a re quisito p ara e l c o no c im ie nto h istó ric o la “c o nc ie nc ia h istó ric a”, b ie n univ e rsal de l “h o m b re de nue stro s días” (11). Afirm ar que te ne m o s c o nc ie nc ia h istó ric a sig nific a que “la h isto ria la h ac e m o s e ntre to do s; la sufrim o s to do s tam b ié n y to do s h e m o s v e nido a se r sus p ro tag o nistas” (11). Esta e s una c o ndic ió n de l suje to c o nte m p o ráne o , ag e nte a b ue nas o a m alas de la h isto ria, que de v ie ne así su h isto ria y no la h isto ria que e l de stino y/o lo s dio se s le de p aran. En e fe c to , se trata aquí de l “transitar” (61) de una h isto ria trág ic a a una h isto ria é tic a. De ah í que , de m o do p arale lo , Zam b rano afirm e que h ac e r la h isto ria c o nlle v a c ue stio narla h asta e l p unto de arrie sg ar to do se ntido , p ue s, h ac ié ndo la, se sie nte “que e n e lla se ju[e g a] alg o de c isiv o ” de l se r p ro p io (14). Y e n e se c ue stio nam ie nto de l se ntido to do , surg e la p re g unta, sin duda p le g ada a la é tic a y no ya a la trag e dia: “¿qué h ac e r c o n m i p ro p io se r c uando m e sale al e nc ue ntro ?” (13). En e sta p re g unta de sp unta la c o nc ie n c ia h istó ric a, p ue s re m ite a la e xp e rie nc ia de l p ro p io se r, fundada e n la e xp e rie nc ia c o nte m p o ráne a de la h isto ria, de la que p e nde p re c isam e nte la c o nc ie nc ia h istó ric a. Dic h a e xp e rie nc ia e s la e xp e rie nc ia de l tie m p o e n sus tre s é xtasis, a d e c ir d e He id e g g e r: p asado , p re se nte y futuro . Este e s e l o rde n d e la h isto ria d e sde e l c ual se o rg aniza la c o nc ie nc ia h istó ric a. Es e l o rde n p ro p io de la h isto ria que , añade Zam b rano , “no e s asunto ló g ic o , sim p le m e nte p o rque tie ne su ló g ic a p ro p ia, su o rde n que no se p ue de re d uc ir al o rde n c o nstruido p o r e l p e nsam ie nto rac io nalista. Un o rde n que e s ne c e sario de sc ub rir” (102). De sde la c o nc ie nc ia h istó ric a, surg e e l suje to de l tie m p o , que c o m p re nde su e xiste nc ia fo rjada h ac ia e l p asado y de sde e l f uturo . La e xp e rie nc ia de l tie m p o lo e s 326

de una v isió n: la de l suje to e n su re lac ió n c o n e l p asado , “c o nde nado ”, y c o n e l futuro “d e sc o no c ido ” o tam b ié n “que c lam a p o r se r” (13). Este suje to de l tie m p o e s, p o r e nde , “e l h o m b re [que ] se e nc ue ntra sie m p re así: v inie ndo d e un p asado h ac ia un p o rv e nir” (14), que se de sc ub re sie m p re así, e s p re c iso insistir. Cuando e l p ro p io se r sale al e nc ue ntro , só lo c ab e d isc urrir la h isto ria. Pue s, e n e f e c to , la e xp e rie nc ia d e l p ro p io se r e s la e xp e rie nc ia d e un inc e sante disc urrir te m p o ral e n b usc a de un se ntido que , a su v e z, h ag a p o sib le hac e r la h isto ria c o n se ntido . El suje to de l tie m p o , que e s e l suje to de la h isto ria é tic a, d isc urre p o rque tie n e c o nc ie n c ia h istó ric a, y, p o rque disc urre , e s h istó ric o su c o no c im ie nto . Po rque disc urre , lo e s su c o no c im ie nto “de las c o sas de la v ida, a dife re nc ia d e l c o no c im ie nto de las c o sas de la naturale za” (61). El c o no c im ie nto h istó ric o , a dif e re nc ia de l c o no c im ie nto trág ic o , irre v e rsib le , no s p e rm ite c o no c e r “c uando to dav ía h ay re m e dio ” (61); p ue s, de lo que se trata p ara e l suje to de l tie m p o , e n tanto que suje to de la h isto ria é tic a, e s d e “inse rtar e l c o no c im ie nto e n e l p ro c e so que e s la v ida d e c ada uno ; la v ida p e rso nal y la v ida h istó ric a. En e llo v a la lib e rtad” (61). Se trata, p ue s, de “e je rc itar” e ste nue v o y e sp e c íf ic o m o do de c o no c im ie nto de l suje to c o nte m p o ráne o p ara dar lug ar a un nue v o e je rc ic io , a sab e r, e l d e la lib e rtad. “Am b o s se c o ndic io nan, no so n po sib le s e l uno sin e l o tro .” (61). Ah o ra b ie n, ¿c ó m o disc urre e l suje to de l tie m p o la h isto ria? O , m e jo r, ¿c ó m o de b e disc urrirla sin m e no sc ab o de l c arác te r – lé ase p o te nc ial – é tic o d e la m ism a? Zam b rano sug ie re la sig uie nte fó rm ula: “lo indisp e nsab le de l c o no c im ie nto h istó ric o [e s] e l v iv ir, diríam o s, e n se ntido inv e rso ; e l re c o rre r lo v iv ido e n se ntido inv e rso , p ara h ac e rlo , c uanto se a p o sib le , transp are nte ” (130). Y, d e ig ual m o do , re sulta indisp e nsab le p ara e l c o no c im ie nto h istó ric o ple g arse a la e c o no m ía de la “razó n narrativ a, do nde no h ay c o nstruc c ió n, sino v isió n, de sc ub rim ie nto ” (102), e n o p o sic ió n a la e c o no m ía de la razó n ilustrada, que re sp o nde a la ló g ic a e sc le ro tizado ra de la c ausa y e l e f e c to o , e n p alab ras de Zam b rano , de “p re m isas y c o nse c ue nc ias” (102). Po r últim o , sin p e rde r d e v ista que no h ay c o no c im ie nto h istó ric o sin c o nc ie nc ia h istó ric a, e s p re c iso re p arar e n que “la c o nc ie nc ia v a ac o m p añada sie m p re d e re sp o nsab ilidad; no h ay c o nc ie nc ia sin e lla. Co nc ie nc ia h istó ric a e s re sp o nsab ilidad h istó ric a” (21). Así p ue s, de l m ism o m o do que no h ay lib e rtad sin c o no c im ie nto 327

h istó ric o , tam p o c o h ay c o no c im ie nto h istó ric o sin re sp o nsab ilidad. La e xp e rie nc ia de l tie m p o tie ne c arác te r inte r-sub je tiv o y e l suje to de l tie m p o e s un suje to so c ial.

Pe rs o n a No v o y a de te ne rm e e n e l re c o rrido h istó ric o po r las div e rsas fig uras e n las que se h a e nc arnado e l suje to de O c c ide nte c o n que María Zam b rano p ro dig a a su le c to r/a e n la te rc e ra p arte d e Persona y democracia, “La h um anizac ió n de la so c ie dad: la de m o c rac ia”. Co nf ío e n que m e b aste e n e sta o c asió n c o n tre s re fe re nc ias b re v e s a lo que p are c e e nte nde rse aquí p o r p e rso na. La p rim e ra re fe re nc ia re m ite a la p ro p ia de f inic ió n de l té rm ino : “La p e rso na e s alg o m ás que e l indiv id uo ; e s e l indiv id uo do tado de c o nc ie nc ia, que se sab e a sí m ism o y que se e ntie nde a sí m ism o c o m o v alo r sup re m o […] m as c o m o futuro a de sc ub rir, no c o m o re alidad p re se nte , e n fo rm a e xp líc ita” (102). Hue lg a de c ir que Zam b rano se re fie re aquí al suje to de c o nc ie n c ia h istó ric a y, p o r tanto , de c o no c im ie nto h istó ric o , de lib e rtad y d e re sp o nsab ilidad. Es e l suje to de l tie m p o que e stab le c e una re lac ió n c o n e l m ism o e n la que p re v ale c e e l f uturo . La p e rso na e s, e nto nc e s, e l indiv id uo de sc o no c ido que “c lam a p o r se r”; se de fine de sd e su se r futuro , que lo ac o m e te . La se g unda re f e re n c ia a la no c ió n de p e rso na re m ite a la c o m p re nsió n de lo h um ano que e stá a la b ase de la de finic ió n que ac ab o de c itar, y que Zam b rano e xp lic a c o n una sig nif ic ativ a im ag e n, “la v e rdad d e la c o ndic ió n h um ana [e s] que e l h o m b re e s c riatura e n tranc e de c o ntinuo nac im ie nto ” (113). El suje to de l tie m p o , e n su e xp e rie nc ia d e l tie m p o , e stá suje to al tie m p o . Es de c ir, p o r m ás que e stá suje to , p o r e l h e c h o de e starlo al tie m p o , irre m e diab le m e nte disc urre . El p ano ram a o nto ló g ic o que Zam b rano sug ie re e s aje no al se r de la m e taf ísic a que se da de una v e z p o r to das y, que , p o r tanto , e s aje no al m o v im ie nto , al c am b io , a la transfo rm ac ió n. La te rc e ra re f e re n c ia a la no c ió n de p e rso na re m ite al c o nte xto e n e l que é sta adquie re su m ayo r g rado de sig nific ac ió n, que e s un c o nte xto so c io -p o lític o , a sab e r, la de m o c rac ia. Se g ún Zam b rano , la so c ie dad d e m o c rátic a e s aque lla “e n la c ual no só lo e s p e rm itido , sino e xig ido , e l se r p e rso na” (133). De m o c rac ia e s e l té rm ino que usan las so c ie dade s o c c id e ntale s c o nte m p o ráne as p ara de no m inar lo s re g ím e ne s p o lític o s a te no r de lo s c uale s se o rg anizan. ¿A qué p ue d e re fe rirse Zam b rano 328

c uando ap unta a la ne c e sidad de se r p e rso na e n de m o c rac ia? He m o s v isto que la c arac te rístic a p rim e ra d e la p e rso na c o nsiste e n se r un indiv id uo do tado de c o nc ie n c ia te m p o ral, c o n c o no c im ie nto te m p o ral, e n v irtud de lo s c uale s se p ro ye c ta h ac ia e l f uturo . Se trata de l indiv id uo p o r v e nir. Pue s b ie n, e ste indiv iduo p o r v e nir e s una ne c e sidad p ara la de m o c rac ia, e n tanto e n c uanto , é sta, sig nific a h ac ia e l futuro , se ñala h ac ia e l futuro , ab re e l futuro . La v iv ific ac ió n de la de m o c rac ia, la v iv ific ac ió n de la so c ie dad, p ue s, p asa p o r la re o rde nac ió n de lo s e le m e nto s que la c o m p o ne n c o n c o nc ie nc ia h istó ric a y d e sde e l c o no c im ie nto h istó ric o . La tare a a la que alud e Zam b rano y a la que e lla d e dic a sus e sf ue rzo s e n e ste te xto , to p a c o n div e rso s y v ariado s o b stác ulo s. No m b ra e l que sig ue : “Es d if íc il que las g e nte s e ntie ndan que un ré g im e n no se a una e sp e c ie de e struc tura fija, de ‘c o sa’, y que le e xijan ante to do la quie tud” (163). Es difíc il e ntre g arse a la suje c ió n de l tie m p o , c ie rto . Es difíc il disc urrir, c ie rto . Pe ro , p ara tal re siste nc ia, p are c e h ab e r un antído to . El m o do de im p rim ir un nue v o im p ulso e n la c o m p re nsió n c o m ún de la situac ió n p o lític a, dando p o r sup ue sto que se trata de un a situac ió n de m o c rátic a, y, así, de la e sfe ra p úb lic a, e s la no c ió n de p e rso na. La de m o c rac ia, ré g im e n p o lític o v ig e nte , tie ne e n la p e rso na su únic a o p c ió n de re sig nific ac ió n, que le p e rm ita d e sp re nde rse , “c o m o c am isa de se rp ie nte , [de ] c ie rto se ntido que tu[v o ] un día p ara que ap are zc a al de sc ub ie rto e l se ntido a que ap untab a” (135).

Dis c u rrir Co nfe sab a al inic io de e ste te xto que no m e inc linab a tanto p o r h ac e r un análisis e xh austiv o de la p ro p ue sta p o lític a p ate nte e n Persona y democracia, c o m o p o r c o nside rar e l que h ac e r filo só fic o d e María Zam b rano e n e sta o b ra e n tanto que que h ac e r p o lític o . Y sug e ría que su que h ac e r filo só fic o e s tam b ié n po lític o p o rque v e rsa ac e rc a d e la re sig nif ic ac ió n de la e sfe ra p úb lic a. De se o sub rayar aquí e l té rm ino “re sig nific ac ió n”. ¿Có m o re sig nific a María Zam b rano e n Persona y democracia la e sfe ra p úb lic a? En un p rim e r m o m e nto , y v isto s lo s do s apartado s p re v io s, re sulta ya p o sib le o fre c e r una re sp ue sta, p o r m ás que inc o m p le ta a e sta p re g unta: la e sf e ra p úb lic a se 329

re sig nific a m e diante las no c io ne s de c o no c im ie nto h istó ric o y de p e rso na. Es de c ir, m e diante sus c o nte nido s p rim e ro s e n un c o nte xto de m o c rátic o . Ah o ra b ie n, ¿qué h ac e p o sib le dic h a re sig nific ac ió n? O , dic h o de o tro m o do ¿p o r qué le so n útile s a María Zam b rano e stas no c io ne s e n su re v isió n c rític a, no ya d e la h isto ria so c io -po lític a de O c c ide nte , sino de sus c ate g o rías m ás de stac adas? Co no c im ie nto h istó ric o y p e rso na c o m p arte n e struc tura, p ue s, se ndas no c io ne s re m ite n, e n p rim e r lug ar, al tie m p o , y, e n se g undo lug ar, c o nc e b idas c o m o e xp e rie nc ia re f e rida al tie m p o , al se r v inc ulad o al tie m p o , e ntre g ado al tie m p o , c e ñido al tie m p o , e s de c ir: al disc urrir. En la p ro p ue sta de María Zam b rano , se disc urre h ac ia e l p asado de sde e l f uturo y a la inv e rsa, e n e l v aiv é n que im p rim e la c o nc ie n c ia, a fin de transitar de sde la h isto ria trág ic a, h ac ia la h isto ria é tic a, tal y c o m o h e le ído y c o m e ntado m ás arrib a. La de m o c rac ia se quie re una de m o c rac ia p o r v e nir, de la c ual e s p ro tag o nista la p e rso na p o r v e nir. De ac ue rdo a e sta p ro p ue sta, la e sfe ra p úb lic a e v ita to da fijac ió n, to da e sc le ro sis, to do e stanc am ie nto . Y e sto re sulta e sp e c ialm e nte atrac tiv o a la h o ra de re c o nside rar alg uno s ám b ito s c lav e de la e sfe ra p úb lic a c o m o so n aque llo s e n lo s que se to m an de c isio ne s e n no m b re de l inte ré s c o m ún, o e n lo s que se e je rc e e l p o de r o se ap lic a la le y d e m ane ra sup ue stam e nte e c uánim e y e quitativ a. Sin e m b arg o , la re sp ue sta c o m p le ta a la p re g un ta ac e rc a de c ó m o re sig nific a María Zam b rano e n Persona y democracia la e sf e ra p úb lic a re za: m e diante la re sig nific ac ió n de l d isc urso m ism o ac e rc a d e la e sf e ra p úb lic a. Es de c ir, m e diante la re sig nific ac ió n de l m o do de sig nific ar e n la e sfe ra p úb lic a. Tam b ié n aquí p are c e se r ne c e sario un disc urrir, a sab e r, que e l disc urso o disc urso s c o n re so nanc ias so c iale s, c ulturale s y p o lític as se an, e n se ntido e stric to , un disc urrir y que al disc urrir te m p o ral le c o rre sp o nda e l disc urrir de l se ntido . Y aquí, de nue v o , se p lante a la p re g unta ¿qué h ac e p o sib le dic h a re sig n ific ac ió n? Persona y democracia e s, c o m o que h ac e r filo só fic o , santo y se ña. Enc ie rra la re sp ue sta a dic h a p re g unta, p ue s María Zam b rano disc urre e n é l la e sf e ra p úb lic a. ¿En qué se ntido o se ntido s? María Zam b rano disc urre la e sfe ra p úb lic a d e m o c rátic a p o r c uanto que la re c o rre , tanto de sde una p e rsp e c tiv a h istó ric a, e s d e c ir, c o n fid e lidad a su trip le e struc tura te m p o ral, e nfatizando su c arác te r de c urso , de transc urso , c o m o te m átic a, de slizándo se d e sde su e je sinc ró nic o a su e je diac ró nic o . Sita e n e sta fluid e z 330

m e to do ló g ic a, que c o m p ro m e te a la v e z e l e stilo y e l c o nc e p to , María Zam b rano p ie nsa la e sf e ra p úb lic a, aunque no só lo ate ndie ndo a sus c o nte nido s, sino tam b ié n a lo s disc urso s e n v irtud d e lo s c uale s dic h o s c o nte nido s se artic ulan, a fin d e se g uir c o nfo rm ando la e sf e ra p úb lic a. Y, e n su re f le xió n, c o nje tura ac e rc a d e la e sfe ra p úb lic a, tras inf e rirlo de lo s c o nc e p to s que h e re sc atado p ara e sta c o m unic ac ió n, “c o no c im ie nto h istó ric o ” y “p e rso na” que de b e c o m p re nde rse c o m o una tare a, que surg e de sd e la c o nc ie nc ia h istó ric a. Y que d ic h a tare a c o nsiste , p re c isam e nte e n disc urrir la e sf e ra p úb lic a, e n p artic ular y m ás que c ualquie r o tra, la e sfe ra p úb lic a de m o c rátic a, e s de c ir, e n inv e ntarla sin c e sar, de sde e l aye r h ac ia e l m añana y v ue lta a e m p e zar. d is c u rrir. (De l lat. discurrĕre). 1. tr. Inv e ntar alg o . Discurrir un arbitrio, un medio. 2. tr. Infe rir, c o nje turar. 3. intr. Andar, c am inar, c o rre r p o r div e rsas p arte s y lug are s. 4. intr. c o rre r (  transc urrir e l tie m p o ). 5. intr. Dic h o de un fluido , c o m o e l aire , e l ag ua, e l ac e ite , e tc .: c o rre r. 6. intr. Re fle xio nar, p e nsar, h ab lar ac e rc a de alg o , ap lic ar la inte lig e nc ia

331

Carm e n B e lac o rac h o : u n a m u je r p e rio d is ta, p ro d u c to ra d e c in e y líd e r fe m in is ta e n e l p rim e r te rc io d e l s ig lo XX Co nc e p c ió n Mo ya Garc ía y Carlo s Fe rnánde z-Pac h e c o Sánc h e z-Gil (Univ e rsidad Nac io nal de Educ ac ió n a Distanc ia)

1. Lo s p rim e ro s añ o s d e s u v id a y la m arc h a a Cu b a. Carm e n Ve lac o rac h o nac e rá e n La So lana (Ciudad Re al), e n lo s p rim e ro s año s de la dé c ada d e lo s o c h e nta de l sig lo XIX, y aun que ap e nas se c riará e n la Manc h a, durante to da su v ida h ará alard e de l am o r que se ntía p o r su tie rra natal. Pro nto su fam ilia se trasladará a Madrid, que dando h ué rfan a de p adre a la e dad de se is año s. Carm e n m o strará sus ap titude s lite rarias a e d ad m uy te m p rana, e sc rib ie ndo a lo s sie te año s e n e l p e rió dic o infantil m adrile ño “Azul y Ro sa” 359, h e c h o fav o re c ido p o r h ab e r nac ido e n una fam ilia c o n inquie tud e s c ulturale s. Durante sus año s de e stanc ia e n Madrid h ab rá un h e c h o que m arc ará su c lara inc linac ió n h ac ia e l c ine . Muc h o s año s de sp ué s, to dav ía re c o rdab a c uando sie ndo niña, h ab ía o b se rv ado c ó m o D. Áng e l Sanz Co ro na, h ab ía instalado e n la c alle d e Alc alá, un te atrillo e n e l que se e xh ib ía “Cin e m ac o rc ro sf”, que to dav ía no e ra auté ntic o c ine , sino un truc o que lo sim ulab a, p e se a lo c ual la g e nte ac ud ía e n m asa a c o nte m p larlo . La jo v e n Carm e n, que dó c laram e nte im p re sio nada p o r e l e sp e c tác ulo , y c o n e l tie m p o ac ab ará c um p lie ndo su anh e lo infantil de lle g ar a re alizar e lla m ism a una p e líc ula360. Aunque v iv ía e n la c ap ital, Carm e n, no p e rde rá e n e so s año s su re lac ió n c o n La So lana, y c uando c o nsig a lo s p rim e ro s so b re salie nte s e n sus e studio s de p iano y arp a, sus p adre s c o m o p re m io la lle v arán a su pue b lo natal durante las fie stas de su p atro na, la Virg e n de Pe ñarro ya361. Carm e n Ve lac o rac h o m arc h ará a Cub a a c o m ie nzo s de l sig lo XX, p o c o de sp ué s de que la isla d e jara de se r una c o lo nia e sp año la, e n la im po rtante c o rrie nte m ig rato ria de e sp año le s, que tuv o lug ar e ntre lo s año s 1899 y 1902, ale ntada p o r e l g o b ie rno no rte am e ric ano , que p re fe ría una inm ig rac ió n b lanc a y e uro p e a, p ara El Pueblo Manchego, 22 de e ne ro de 1929. Mujeres Españolas, 22 de se ptie m bre de 1929. 361 Realidades, 16 de se ptie m bre de 1933. 359 360

332

c o m p e nsar a la p o b lac ió n ne g ra e xiste nte e n la isla. Aunque no sab e m o s la fe c h a e xac ta de su lle g ada a la isla, e s p o sib le que fue ra e n e l año 1901. En Cub a, c o no c e rá al m é dic o D. Pío Fe rnánde z de Lara Zalda, m ie m b ro de una ric a fam ilia d e h ac e ndado s. En un p rim e r m o m e nto re c h azará sus p ro p o sic io ne s d e m atrim o nio , al indic arle que h ab ía p ro m e tido luc h ar h asta p e rd e r su juv e ntud y la v ida, p ara que la m uje r o b tuv ie ra lo s m ism o s de re c h o s que e l h o m b re . Finalm e nte , se ac ab arán c asando e l 14 de julio de 1902, al p ro m e te rle é l que la ap o yaría e n to do s sus p ro ye c to s. El m atrim o nio durará 26 año s, de l c ual, nac e rá una niña a la que p o ndrán e l no m b re de la m adre , Carm e n. Ésta re c ib irá una c uidada fo rm ac ió n, e duc ándo se e n e l m e jo r c o le g io de Ch ic ag o , e l “Jo sse finum Ac ade m y” 362. La h o lg ada situac ió n e c o nó m ic a de l m atrim o nio le s p e rm itirá g o zar de una im p o rtante p o sic ió n so c ial, sie ndo c o ntinuo s lo s v iaje s de Cub a a Estado s Unido s, c asi sie m p re re lac io nado s c o n lo s p ro ye c to s fe m inistas de Carm e n. Al c o m ie nzo de la Prim e ra Gue rra Mundial, v iv ían e n lo s Estado s Unido s, e n la c iudad de Nue v a Yo rk, do nde p o se ían una c asa que p ro nto se c o nv e rtirá e n e l p unto de re unió n de la c o lo nia e sp año la e h isp ano am e ric ana de la c iudad. 2. La lu c h a p o r lo s d e re c h o s d e las m u je re s e n Cu b a: la lab o r d e Carm e n Ve lac o rac h o . La luc h a p o r lo s de re c h o s de las m uje re s e n Cub a, h ab ía c o m e nzado p ro nto , sie ndo Ana Be tanc o urt de Mo ra, la p rim e ra que lo s re c lam ará e n la Asam b le a de Guáim aro , e n e l año 1869, aunque to dav ía te ndrán que p asar v arias dé c adas p ara que las m uje re s to m aran c o nc ie nc ia y se o rg anizaran. A p e sar de que las m uje re s p artic ip aro n de fo rm a ac tiv a e n la luc h a p o r la inde p e nde nc ia, c uando e n 1901 se p re se nte una p ro p ue sta e n la Asam b le a Co nstituye nte de la Re p úb lic a Cub ana, e n la que se so lic itab a que se c o nc e d ie ra e l v o to a las m uje re s so lte ras y v iudas m ayo re s de 25 año s, só lo se rá ap o yada po r una de c e na de de le g ado s. Pe se a e llo , y c o m o c o nse c ue nc ia d e la falta de m ano de o b ra m asc ulina, m o tiv ada p o r lo s larg o s año s de luc h a c o ntra Esp aña, la m uje r c ub ana

362

VELACO RACHO , Carm e n: Un caudillo. Im pre nta Euro pa. Madrid, 1943, pág . 28.

333

ac c e de rá al m e rc ado de trab ajo , c o n un p e so sup e rio r al 10% de ntro de la p o b lac ió n ac tiv a de l p aís 363. En lo s p rim e ro s año s de l sig lo XX, c o m e nzará a o rg anizarse e l m o v im ie nto fe m inista, sie ndo Carm e n Ve lac o rac h o una de las p re c urso ras de l m ism o . En un p rim e r m o m e nto , junto a su m arido , dará c o nfe re nc ias, e sc rib irá artíc ulo s y lle v ará a c ab o c o nv e rsac io ne s p ara fo m e ntar y e xte nde r las ide as fe m in istas e n la isla. Pe ro p ro nto se die ro n c ue nta de que c o n e so no b astab a, sie ndo ne c e sario re alizar p o lític as m ás ac tiv as, que tuv ie ran re sultado s p rác tic o s e n la m e jo ra d e la situac ió n de las m uje re s. La p rim e ra de c isió n que to m aro n fue re alizar un v iaje p o r to da la isla p ara c o no c e r la re alidad de las m uje re s c ub anas, sie ndo e l re sultado de c e p c io nante . La m ayo ría de las m ism as v iv ían sin un trab ajo que le s p e rm itie ra no de p e nd e r d e su fam ilia, p o r lo que e stab an sub o rdinadas a sus p adre s, h asta que se c asab an y p asab an a de p e nde r de sus m arido s. Aque llas que no p asab an p o r la v ic aría, se lim itab an a e je rc e r d e tías de sus so b rinas, y a las que la v ida le s e ra e sp e c ialm e nte adv e rsa ac ab ab an e n e l “arro yo ”, sin ning una p o sib ilidad de salir de e se p o zo sin fo ndo 364. Tras c o no c e r la c ruda re alidad, se p usie ro n a b usc ar lo s re m e dio s ne c e sario s, p o r lo que d e c idie ro n e stud iar las m anufac turas d e Suiza y Estado s Unido s, así c o m o e l inc ip ie nte m o v im ie nto fe m inista no rte am e ric ano . Para e llo , re alizaro n un larg o v iaje a Ch ic ag o , do nde v isitaro n lo s c e ntro s fab rile s ac o m p añado s po r e l c ó nsul de Cub a, p e ro ante la im po sib ilidad de c o no c e r e l auté ntic o func io nam ie nto de las fáb ric as, Carm e n no dudará e n v e stirse d e o b re ra, y trab ajar durante una se m ana e n una fáb ric a te xtil. En Ch ic ag o , v ie ro n c ó m o m ile s de m uje re s g anab an su suste nto p o r sí so las sin te ne r que so m e te rse a un p adre o un m arido , sab ie ndo que e l p an no le s ib a a faltar. Las m uje re s de se m p e ñab an to da c lase d e trab ajo s: c aje ras, se c re tarias, m ae stras… Al v isitar un re staurante v ie ro n c ó m o quie ne s le s sirv ie ro n e ran m uje re s, y tras indag ar

NÚÑEZ MACHIN, Ana: Mujeres en el periodismo cubano. Edito rial O rie nte . Santiag o de Cuba, 1989, pág . 11. 364 Aspiraciones, 1 y 8 de dic ie m bre de 1934. 363

334

so b re e llas, d e sc ub rie ro n que e ran e studiante s p o b re s que c o ste ab an su c arre ra, c o n lo que g anab an e n e l re staurante y lo que e c o no m izab an e n c o m ida. Una de las e m p re sas fe m inistas que m ás le s llam ó la ate nc ió n, fue e l sane am ie nto de las tie ndas d e ultram arino s. Esto s e stab le c im ie nto s h ab ían te nido unas c o ndic io ne s h ig ié nic as lam e ntab le s h asta que un g rup o de fe m inistas h ab ló c o n e l alc ald e , e l c ual dio su ap ro b ac ió n p ara que fo rm aran c o m isio ne s c o m p ue stas p o r tre s m uje re s que v isitab an lo s e stab le c im ie nto s y e xig ían que se sac ara a la c alle las jaulas de anim ale s, e l p e tró le o y to do aque llo que no fue ra saludab le . No h izo falta llam ar a la p o lic ía y lo s c o m e rc iante s c um p lie ro n lo s m andato s, p idie ndo só lo un tie m p o p rude nc ial p ara p o de r lle v ar a c ab o la lim p ie za de sus tie ndas. Un h e c h o que llam ab a m uc h o la ate nc ió n de Carm e n, e ra que e n Estado s Unido s las fe m inistas ya fue se n ric as o p o b re s, luc h ab an juntas de nunc iando to do aque llo que ib a e n c o ntra de la ig ualdad e ntre h o m b re s y m uje re s 365. Cuando re g re saro n a Cub a, Carm e n y su m arido lanzarán un m anifie sto a fav o r de l f e m inism o , que se rá c o no c ido c o m o “e l lib ro am arillo ”, p o r e l c o lo r de sus p astas, y que se rá p ub lic ado e n lo s p rinc ip ale s p e rió dic o s de La Hab ana: “Diario d e la Marina”, “El Mundo ”, “Luc h a” y “No c h e ”. Pe ro e n Cub a ap e nas h ab ía industrias m anufac ture ras sie ndo la ag ric ultura la p rinc ip al ac tiv idad, p o r lo que d e c idie ro n c re ar una Manufac tura Mo de lo , do nde las m uje re s p udie ran de sarro llar su trab ajo . Adquirie ro n do s m o de lo s de m áquinas suizas p ara e nse ñar a las m uje re s: una que p o día b o rdar die z c aras de te la al m ism o tie m p o c o n un anc h o de v ara y m e dia, y o tra p ara b o rdado artístic o 366. En e sta industria trab ajarían so lam e nte do s h o m b re s, lo s e nc arg ado s de m ane jar e stas m áquinas ya que las m uje re s no p o dían h ac e rlo , c uatro m uje re s se h arían c arg o d e las b o b inas y de su instalac ió n e n las m áquinas, o tras tre s re p asarían lo s trab ajo s re alizado s p o r las ante rio re s, m ie ntras que 23 e starían e n las m áquinas d e c o se r y b o rdar. Tam b ié n h ab ría do s p lanc h ado ras, se is e nc arg adas p ara do b lar y e m p aque tar, ade m ás de una dire c to ra y tre s o c uatro e nc arg adas. Para c o m p le tar la p lantilla se c o ntaría c o n do s m e c anó g rafas, do s dib ujante s, una o p e raria p ara la m áquina d e p e rfo rar y do s p ara de la de c o rtar. La fáb ric a e staría do tada de to das las 365 366

Aspiraciones, 8 y 15 de dic ie m bre de 1934. Aspiraciones, 22 de dic ie m bre de 1934.

335

m áquinas ne c e sarias p ara c o nfe c c io nar to da c lase de v e stido s, b lusas, ro p a inte rio r, sáb anas, bo rdado s y to do aque llo que le so lic itaran. Para alle g ar re c urso s se fo rm ó una Junta, de c idie ndo e stab le c e r e l p rim e r c e ntro e n Cie nf ue g o s. Ap e nas lanzada la p ro p ue sta, un ing e nie ro se o fre c ió a re alizar lo s p lano s y e l Dr. Fe rnánde z de Lara c e d ió lo s te rre no s, fo rm alizándo se la c o nstituc ió n de una aso c iac ió n, la p rim e ra que se fo rm ab a e n Cub a p o r m uje re s, a la que se llam aría “Lig a Pro te c to ra de la Muje r”. Su p rin c ip al o b je tiv o e ra e duc ar a las m uje re s p ara que tuv ie ran una v ida m e jo r. La Lig a se c o m p ro m e tía a e nse ñar e l func io nam ie nto de las m áquinas e lé c tric as de c o se r, a dirig ir lo s talle re s que p udie ran c re ar e l Go b ie rno o e m p re sas p artic ulare s y e xte nde r e l uso de la e le c tric idad p ara m e jo rar e l trab ajo de las m uje re s 367. A p artir de e se m o m e nto se h ab lará de l fe m inism o e n lo s p e rió dic o s, y las ide as fe m inistas c o m e nzarán a se r ac e p tadas e n la isla, lo que p ro v o c ará que una m uje r c ub ana se lan c e d e lle no a la luc h a p o r lo s de re c h o s de las m uje re s, Do ña Am alia Malle n de O sto laza, que re alizará un fe m in ism o m uy distinto al de Carm e n. El m o v im ie nto fe m inista c re c e rá de fo rm a le nta p e ro sin p ausa, c re ándo se e n p o c o tie m p o tre s o rg anizac io ne s: e l Partido Po p ular Fe m inista, e n no v ie m b re de 1912, b ajo la p re sid e nc ia de Em ilia Pé re z Viñas; e l Partido de las Sufrag istas Cub anas, e nc ab e zado p o r Dig na Co llazo y e l Partido Nac io nal Fe m inista, e n dic ie m b re de 1912, sie ndo una de sus dirig e nte s Am alia E. Mallé n de O sto laza. Estas nue v as aso c iac io ne s, c o m e nzarán a desarro llar un ide ario p o lític o , sie ndo sus p unto s m ás de stac ado s: la re fo rm a de la Le y de l Se rv ic io Civ il y la re se rv a d e p o rc e ntaje s de e m p le o p ara m uje re s, e n e sp e c ial aque llo s p ara lo s que e stab an m ás p re p aradas, c o m o e ra la e duc ac ió n; e l lib re ac c e so a lo s c o m e rc io s, industrias y trab ajo s, c o n lo s m ism o s salario s que lo s h o m bre s, c o m e nzando a p e dir e l sufrag io fe m e nino , aunque c o n c ie rtas lim itac io ne s, ya que so lic itab an e l d e re c h o al v o to p ara aque llas m uje re s que sup ie ran le e r y e sc rib ir, y que tuv ie ran una c o rre c ta c o nduc ta m o ral. Esta div isió n m o m e ntáne a de l m o v im ie nto fe m inista fue p e rjudic ial, aunque finalm e nte las tre s aso c iac io ne s se ac ab aro n unie ndo e n e l Partido Nac io nal Sufrag ista. 367

Aspiraciones, 22 y 29 de dic ie m bre de 1933; 12 y 19 de e ne ro de 1934.

336

El g o b ie rno c ub ano , se nsib le a alg unas re iv indic ac io ne s de las m uje re s, ac ab ará p ro m ulg ando do s le ye s im p o rtante s e n su fav o r: la Le y d e Patria Po te stad, p ro m ulg ada e l 18 de julio d e 1917, que p e rm itirá a las m uje re s lib e rarse de la o b lig ada tute la de lo s h o m b re s, se an p adre s o m arido s, e n la adm inistrac ió n de sus b ie ne s p araf e rnale s o do tale s, lo s c uale s p o drían adm inistrar “sin la lic e nc ia de l m arido ”. Al año sig uie nte , se p ub lic ará la Le y de Div o rc io , que p e rm itía a las m uje re s ab ando nar e l m atrim o nio , p udie ndo se r e llas las que inic iaran e l p ro c e so de se p arac ió n. Estas do s le ye s, re v italizarán e l m o v im ie nto fe m inista e n la isla, c re ándo se e n julio de 1918, e l “Club Fe m e nino de Cub a”, que no se lim itará a las p e tic io ne s p o lític as, sino que ate nde rá las ne c e sidad e s c ulturale s y asiste nc iale s de las m uje re s, c o n la c re ac ió n de e sc ue las no c turnas y de la p rim e ra instituc ió n de niñe ras que func io nó e n e l p aís 368. Carm e n no se de c antará p o r ning una de las te nde nc ias, aunque se e nc o ntrará m ás p ró xim a a lo s p o stulado s de Dig na Co llazo , junto a la c ual p ub lic ará e l 30 d e m arzo de 1918, e l p ro g ram a d e l Partido Fe m inista, e n c uya f undac ió n h ab ían p artic ip ado am b as m uje re s, c o n e l o b je tiv o d e d e f e nde r lo s d e re c h o s de las m uje re s c ub anas 369. Carm e n c re ará una nue v a aso c iac ió n “Asp irac io ne s”, que te nía p o r o b je to que la m uje r p udie ra trab ajar o e studiar, p ara c o lo c arse y lle g ar a v ale rse p o r sí m ism a. Esa aso c iac ió n fundará un h o sp ital, una e sc ue la de tip ó g rafas y v arias so c ie dade s, to das e llas a fav o r d e las m uje re s. Su trab ajo se rá re c o no c ido tanto e n Cub a c o m o e n Estado s Unido s, ap ro b ando do nativ o s las Cám aras de Re p re se ntante s de am b o s p aíse s, p o r las c antidade s de 30.000 y 14.800 dó lare s, re sp e c tiv am e nte , e n e l p rim e r c aso p ara que se fo m e ntara la o b ra de las m anufac turas y e n e l se g undo p ara que la aso c iac ió n tuv ie ra una im p re nta dig na p ara su p e rió dic o 370. El p unto c ulm inante d e l m o v im ie nto fe m inista e n Cub a, f ue la re alizac ió n de lo s Co ng re so s Nac io nale s de Muje re s, c e le b rándo se e l p rim e ro e n ab ril d e 1923 y e l

GO NZÁLEZ PAGÉS, Julio Cé sar: Construcción de la ciudadanía femenina cuba a inicios del siglo XX. Influencia del Sufragismo y el Feminismo (1898-1925). Cubaliteraria. La Habana, 2003. 369 STO NER, K . Lynn y SERRANO PÉREZ, Luís Hipó lito : Cuba and Cuban-American Women: An annotated bibliography. Sc ho larly Re so urc e s. Wilm ing to n, De law are , 2000, pág . 43. 370 Realidades, 26 de abril de 1933. 368

337

se g undo do s año s m ás tarde . En e llo s se in c idirá de fo rm a im p o rtante e n la ne c e sidad d e c o nse g uir e l v o to fe m e nino , c o m o un de re c h o b ásic o p ara p artic ip ar e n la v ida p o lític a de l p aís. La c e le b rac ió n de am b o s Co ng re so s, te ndrá un im p o rtante se g uim ie nto e n la re v ista “Asp irac io ne s”, dirig ida p o r Carm e n Ve lac o rac h o , que e n ab ril de 1923, p ub lic ará un am p lio artíc ulo so b re la Aso c iac ió n Fe m e nina de Cam ag üe y, y su p artic ip ac ió n e n dic h o Co ng re so 371. 3. Carm e n Ve lac o rac h o y e l p e rio d is m o c u b an o . En 1912, Carm e n h ab ía fundado la re v ista “Asp irac io ne s”, c o n e l c laro o b je tiv o de de fe nd e r lo s de re c h o s de la m uje r, p ue s e sta re v ista se ría e l ó rg ano p o rtav o z de la aso c iac ió n de l m ism o no m b re 372. En e l p e rió dic o só lo trab ajarán m uje re s o c up and o to do s lo s p ue sto s y de p e nde nc ias, de sde las c ajas h asta las ro tativ as, inc luye ndo p o r sup ue sto , a las re dac to ras. Carm e n dirig irá la re v ista de fo rm a ininte rrum p ida h asta que re to rne a Esp aña, de jando al fre nte d e la m ism a a su h ija Carm e n Fe rnánde z d e Lara373. Pe ro la lab o r p e rio dístic a de Carm e n Ve lac o rac h o , no se lim itará a la dire c c ió n de “Asp irac io ne s”, p ue s c o lab o rará c o n v ario s artíc ulo s de fo rm a p e rió dic a e n num e ro sas p ub lic ac io ne s c ub anas. Ade m ás, se rá re dac to ra de l p e rió dic o “El País de la Hab ana”, uno de lo s m ás im po rtante s de la isla, que c o ntab a c o n 98 m áquinas de e sc rib ir, sie ndo e l únic o de l m undo que d isp o nía de se is ae ro p lano s p ara distrib uir sus e je m p lare s, c o ntinuando c o m o re dac to ra de é l, inc luso tras su m arc h a de la isla. Su c o lab o rac ió n la lle v ará a re c o rre r las p ro v inc ias de Santa Clara y Cárde nas, p ara av e rig uar e l m o tiv o p o r e l que no se v e ndía e l ro tativ o e n e sas re g io ne s, lle g ando a de sc ub rir que lle g ab a de m asiado tarde , y c o m o e ra un p e rió dic o v e sp e rtino , p o r la m añana la g e nte adquiría lo s m atutino s que traían no tic ias m ás re c ie nte s. Carm e n p ro p o ndrá a su p ro p ie tario D. Alfre do Ho rne do , que se e nv iara e n ae ro p lano , lo que se h izo h asta que e l p re sid e nte Cam ac h o le s p ro h ib ió utilizarlo 374. Pe ro su ac tiv idad p e rio dístic a im p re g nab a tam b ié n lo s m ás p re stig io so s diario s de l p aís, e sc rib ie ndo

e n “El Diario

de la Marina”, “El Mundo ”, “La

STO NER, K . Lynn y SERRANO PÉREZ, Luís Hipó lito : Op. cit., pág . 43. Realidades, 8 de abril de 1933. 373 El Pueblo Manchego, 22 de e ne ro de 1929. 374 Aspiraciones, 29 de dic ie m bre de 1933 y El Pueblo Manchego, 22 de e ne ro de 1929. 371 372

338

Co rre sp o nde nc ia d e Cie nf ue g o s” y “De l Co m e rc io ”, lle g ando a se r re dac to ra e n un to tal de c ato rc e ro tativ o s 375. Entre sus c o lab o rac io ne s de stac arán asim ism o las que re alizará e n la re v ista c ub ana “Bo h e m ia” y e n la no rte am e ric ana “Pic to rial Re v ie w ” 376. Su ac tiv idad c ultural la lle v ará a f undar e l Ce ntro Caste llano , uno d e lo s p o c o s que faltab an e n la isla, p ue s la m ayo ría de las re g io ne s e sp año las ya lo te nían. Para su c re ac ió n o b te ndrá la ayuda de l Co nde de Sag unto , re c ib ie ndo de sde Ciudad Re al un b e llo e standarte b o rdado , que f ue b e nde c ido e n una ig le sia c ub ana377. Co m o c o nse c ue nc ia d e su e sp año lism o se re lac io nará c o n o tras p e rio distas e sp año las, re side nte s e n Cub a que b usc ab an m ante ne r allí las tradic io ne s y e l e sp íritu h isp ano , c o m o Me rc e de s Vie ito y Ev a Cane l, una asturiana que h ab ía re c o rrido e l c o ntine nte am e ric ano , y fundado v ario s p e rió dic o s e n Pe rú y Arg e ntina, aunque sin m uc h a c o ntinuidad, de d ic ándo se a dar c o nfe re n c ias p o r Am é ric a. Tras c ae r e nf e rm a, se e stab le c ió e n Cub a, do nde ac ab ará m urie ndo e n 1932378. O tra m uje r p o r la que Carm e n se ntía una p ro funda adm irac ió n e ra Co nc e p c ió n Ro dulfo de Riv e ro , p re sid e nta de la Cruz Ro ja Esp año la durante la g ue rra d e Cub a, que c o ntinuab a re sid ie ndo e n Guantánam o y c o lab o rando c o n la c itada aso c iac ió n. Una de sus ac tuac io ne s fue la de de p o sitar lo s re sto s de lo s e sp año le s m ue rto s e n lo s c o m b ate s de la lo m a de San Juan y e l Can e y, e n e l c e m e nte rio d e Santiag o d e Cub a, lug ar que se c o nv e rtiría e n p unto de p e re g rinac ió n p ara lo s e sp año le s de la isla, e ntre lo s que se e nc o ntrab a nue stra ilustre e sc rito ra379. El re c o no c im ie nto p o r Carm e n de l trab ajo re alizado p o r Co nc h a Ro dulfo y Ev a Cane l e n Cub a, h ará que lle g ue a e sc rib ir una c arta al re y Alfo nso XIII, e n la que so lic itab a que se re c o no c ie ra la im p o rtante labo r h istó ric a y c ultural que e stab an lle v ando a c ab o e stas do s m uje re s 380.

El Pueblo Manchego, 22 de e ne ro de 1929. Aspiraciones, 23 de junio de 1934. 377 Aspiraciones, 22 de f e bre ro de 1934. 378 K LEIN, Jo h n-Marshall: Spaniards and the Politics of Memory in Cuba, 1898-1934. Univ e rsity o f 375 376

Te xas at Austin. Austin, 2002, pág . 126. 379 Mujeres Españolas, 18 de abril; 2, 5, 12 y 16 de m ayo de 1929. 380 K LEIN, Jo hn Marshall: Op. cit., pág . 126.

339

Carm e n Ve lac o rac h o y su m arido se rán tam bié n, im p o rtante s c o lab o rado re s de la Cruz Ro ja, d e sarro llando una g ran lab o r p rim e ro e n Cub a, am p liándo la p o ste rio rm e nte a Estado s Unido s. Cuando se p ro dujo e n Esp aña e l de sastre de Annual, 1921, Carm e n y su e sp o so , se o fre c ie ro n al Marqué s de Ho yo s, e n su c alidad de e nf e rm e ra y m é dic o , p ara c o lab o rar e n lo que fue ra ne c e sario . Su o f e rta f ue re c h azada, al h ab e r m ayo r núm e ro de o fre c im ie nto s que d e p ue sto s ne c e sario s que c ub rir, y m ás te nie ndo e n c ue nta la distanc ia a la que se e nc o ntrab an, aunque e llo no re stó que se le s ag rade c ie ra su v o luntad de ayudar 381. Pe ro c o m o que rían c o o p e rar, e n Nue v a Yo rk, fo rm aro n e l “Co m ité Patrió tic o Esp año l”, p ara ayudar a la Cruz Ro ja y a lo s so ldado s e sp año le s, c e le b rando un g ran b aile e n e l Ho te l “Asto r”, e n e l que se re c audaro n 3.000 dó lare s, que fue ro n e nv iado s a la Cruz Ro ja Esp año la, junto a m ás de m e dia b o de g a de l v ap o r de la “Transatlántic a Mo nse rraf fe ”, que lle naro n c o n tab ac o , azúc ar, c af é , ro p as y o tras c o sas, c o n de stino a lo s so ldado s e sp año le s e n Áfric a382. La im p o rtante lab o r de Carm e n Ve lac o rac h o a fav o r de Esp aña, de sde tie rras am e ric anas, se rá re c o no c ida p o r e l p ro p io m o narc a, e nv iándo le su se c re tario p e rso nal, do s c artas de fe lic itac ió n a la e sc rito ra so lane ra, la p rim e ra de e llas fe c h ada e l 1 de dic ie m b re de 1927, y la sig uie nte e l 20 d e m arzo de 1928. Pe ro quie n m e jo r de sc rib irá su lab o r, se rá e l Co nde d e Riv e ro , que e sc rib irá so b re e lla lo sig uie nte : “la o b ra e m p re ndida p o r Carm e n Ve lac o rac h o de Lara no e s só lo de p atrio tism o , b ajo e l p unto de v ista e sp año l, sino un g randísim o e sfue rzo de c ultura p ara e l b ue n c o no c im ie nto de lo s h e ro ísm o s de la Raza, y e s que no h ay p alab ras b astante s a c o ntar to da o b ra que una y ac e rque m ás y m ás las do s Esp añas, la Madre y la h ija llam ada Am é ric a” 383. 4. El c o m ie n zo d e s u c arre ra c in e m ato g ráfic a: la re alizac ió n d e la p e líc u la “De s c u b rim ie n to d e Am é ric a” e n Cu b a. Ade m ás de la fac e ta p e rio dístic a, Carm e n te ndrá inquie tud e s c iné f ilas p o r lo que e n 1927, o rg anizará la re alizac ió n de una p e líc ula e n la que re c re ará e l de sc ub rim ie nto de Am é ric a.

Mujeres Españolas, 18 de abril de 1929. VELACO RACHO , Carm e n: Op. cit., pág . 21. 383 El Pueblo Manchego, 22 de e ne ro de 1929. 381 382

340

Esta p rim e ra inc ursió n de nue stra p ro tag o nista e n e l c ine , te ndrá lug ar e n Cub a, titulándo se la p e líc ula “De sc ub rim ie nto de Am é ric a”. Su c o ste asc e nde rá a v ario s m ile s de dó lare s, sie ndo su func ió n c laram e nte do c um e ntal y didác tic a. El h e c h o m ás de stac ado de la p e líc ula, se rá que lo s ac to re s e ran niño s y niñas c ub ano s, e ntre lo s c uale s e stará la nie ta de uno de lo s p rinc ip ale s dirig e nte s inde p e nde ntistas de la isla, Máxim o Gó m e z, así c o m o h ijo s de e sp año le s re side nte s allí, e ntre lo s que d e stac ará e l nie to de Carm e n que e n la e sc e na que re p re se nta la lle g ada d e Cristó b al Co ló n a Am é ric a, p o rtab a la últim a b ande ra que o nde ó e n la fo rtale za d e l Mo rro e n La Hab ana, c o nse rv ada y g uardada p o r su ab ue la. El Casino Esp año l y lo s Ce ntro s re g io nale s ap o rtaro n tam b ié n una im p o rtante ayuda, y lo s m inistro s y c ó nsule s e sp año le s, c o lab o raro n c o n sus h ijo s p ara que re p re se ntaran p e rso naje s de la p e líc ula384. Co n la p e líc ula se que ría c um p lir la im p o rtante lab o r de unir lo s do s p ue b lo s, e l e sp año l y e l c ub ano , que h ab ían v iv ido m o m e nto s de unió n y de se nc ue ntro , de am o r y o dio , e n lo s últim o s año s. La p e líc ula se rá p ro ye c tada c o n é xito e n la isla c ub ana, lo que lle v ará a Carm e n a p e nsar e n la c o nstituc ió n de una c o m p añía c ine m ato g ráfic a. Pe ro e ste p ro ye c to no se lle v ará a c ab o , c o m o c o nse c ue n c ia de su re to rno a Esp aña. Tam b ié n se p re se ntará la p e líc ula al re y Alfo nso XIII, que c ab le g rafiará a Cub a de m o strando su ag rade c im ie nto y e ntusiasm o , e sc rib ie ndo alg o h alag ado r p ara lo s niño s y su auto ra. D. Jac into Be nav e nte llam ará a Carm e n, p ara de c irle que le im p re sio nab a m uc h o la de dic ato ria que h ab ía h e c h o e n la p e líc ula, m ie ntras que la e sc rito ra Do ña Isab e l O yarzab al de Pale nc ia, se la p idió p ara que f ue ra p ro ye c tada e n e l “Lyc e um ” 385, aunque al final no se p udo e xh ib ir. El p e rió dic o ABC, p ub lic ará una p ág ina c o n las fo to s de lo s niño s y o tra c o m e ntando la p e líc ula, la c ual se rá p re m iad a e n e l Prim e r Co ng re so de Cine m ato g rafía Esp año la386.

384

Aspiraciones, 28 de julio de 1934.

El “Lyc e um Club f e m e nino ” e s una instituc ió n c re ada e n 1926, po r María de Mae ztu, Vic to ria K e nt, Isabe l O yarzabal de Pale nc ia y Ze no bia Cam pro bí, a se m e janza de las e xiste nte s e n o tro s paíse s e uro pe o s. Tuv o am plio s o bje tiv o s: po lític o s (la de f e nsa de lo s de re c ho s de la m uje r y la re f o rm a de las le ye s que la disc rim inaban), c ulturale s (la f o rm ac ió n de las m uje re s trabajado re s) y so c iale s (c re ar un e spac io de re unió n y de bate para las m uje re s); c o ntando c o n v arias se c c io ne s para de sarro llarlo s (Lite ratura, Cie nc ias, Arte s Plástic as e Industriale s, Músic a, So c ial e Inte rnac io nal). 386 Mujeres Españolas, 17 y 24 de no v ie m bre de 1929. 385

341

5. El re to rn o a Es p añ a. Carm e n Ve lac o rac h o y su m arido v iajarán a Esp aña e n e l año 1928, d e b ido a la e nfe rm e dad que sufría é ste d e sde h ac ía se is año s, b usc ando e n la Pe nínsula e sp e c ialistas que trataran su do le nc ia, y p ara que é l p udie ra c o no c e r Esp aña y la Manc h a. Carm e n no h ab ía o lv idado sus o ríg e ne s, y no p o día de jar de lle v ar a su m arido a su p ue b lo natal: La So lana. Cuando lle g aro n a la lo c alidad, Do n Pío se e nc o ntrab a m uy e nfe rm o , no p udie ndo disfrutar de l h o m e naje que le re ndirá al m atrim o nio la se c c ió n lo c al de la Cruz Ro ja, que le s de d ic ará una b e lla se re nata. Este se rá e l únic o h o m e naje que re c ib irá la insig ne p e rio dista y c ine asta a la lle g ada a su p aís natal, ag rade c ié ndo lo p ro fundam e nte . La e nfe rm e dad de su m arido ac ab ará p ro v o c ándo le la m ue rte e n la c iudad d e Barc e lo na. Ante e sta situac ió n, Carm e n de c id irá que darse e n Esp aña, p o nie ndo e n p rác tic a e n su p ro p io p aís, lo s p ro ye c to s que h ab ía p e nsado re alizar e n Cub a, e stab le c ie ndo su do m ic ilio e n Madrid, e n la c alle de l Prado núm e ro 14, e ntre sue lo 387. 6. La p artic ip ac ió n d e Carm e n Ve lac o rac h o e n e l Prim e r Co n g re s o d e Cin e m ato g rafía Es p añ o la. En o c tub re de 1928, se c e le b rará e l Prim e r Co ng re so Esp año l de Cine m ato g rafía, c uyo p atro nato se ría p re sidido p o r e l p ro p io g e ne ral Mig ue l Prim o de Riv e ra, que v e ía e n e ste ac o nte c im ie nto una fo rm a d e re fo rzar su ya tam b ale ante ré g im e n. El c ine e n Esp aña e stab a g uiado p o r lo s m ism o s p re c e p to s que la Dic tadura d e Prim o de Riv e ra: Patria, Re lig ió n y Mo narquía, p udie ndo se r un m e dio p ara re alizar una im p o rtante p ro p ag anda de lo b e ne fic io so que e ra su ré g im e n p ara lo s e sp año le s, al tie m p o que se p ub lic itab a la m ag nific e nc ia d e las tie rras e sp año las y su unió n indiso lub le c o n lo s p aíse s h isp ano am e ric ano s. Po r e llo la p e líc ula de Carm e n se p ro m o c io nó de m ane ra im p o rtante e n e l Co ng re so de Cine m ato g raf ía, e n e l que se d e stac ó que p o día se rv ir p ara una ap ro xim ac ió n de lo s p aíse s ib e ro am e ric an o s c o n Esp aña, p ue s e l m e jo r c o no c im ie nto e ntre e llo s g rac ias al c ine , fav o re c e ría e l ac e rc am ie nto y la c o o p e rac ió n

387

El Pueblo Manchego, 2 de e ne ro de 1929.

342

e ntre lo s g o b ie rno s de Esp aña y Am é ric a. Có m o se p ue de o b se rv ar h ab ía una c lara m o tiv ac ió n p o lític a e n su p ro m o c ió n, lle g ando a h ab lar so b re la c o nv e nie nc ia d e c re ar “una c ine m ate c a de la Raza”388. El Co ng re so Cine m ato g ráfic o se d e sarro llará e n v arias se sio ne s y al m ism o tie m p o se re alizará un c ic lo de c o nfe re nc ias, que se rán inaug uradas e l 19 d e o c tub re c o n una de Carm e n Ve lac o rac h o so b re “De sc ub rim ie nto de Am é ric a”, tras la c ual se e xh ib irá la p e líc ula. La sig uie nte c o nfe re nc ia se rá do s días m ás tarde , a c arg o d e D. Gab rie l R. Esp aña, que d ise rtará so b re “El c ine e n e l c ie lo ”, ac o m p añada de la p ro ye c c ió n de v ario s “film s” de av iac ió n 389. En las se sio ne s de l Co ng re so , Carm e n de fe n de rá la ap lic ac ió n d e la c e nsura, p e ro no e n un se ntido de c o ntro lar lo s c o nte nido s de las p e líc ulas, sino p ara p ro te g e r lo s de re c h o s de lo s niño s, p idie ndo que se h ic ie ran c o ntro le s y que fig urara e n lo s anunc io s y c arte le s de las p e líc ulas e l te xto “No e s p ara niño s”, e n aque llas que no fue ran c o nside radas ade c uadas p ara e llo s 390. El Co ng re so se rá c lausurado c o n la p re se nc ia de l Dire c to r Ge ne ral d e Prim e ra Ense ñanza, c o nc luye ndo c o n un disc urso de D. Gab rie l R. Esp aña, o rg anizado r de l m ism o , que transm itirá al dire c to r g e n e ral v arias re so luc io ne s a fav o r d e l c ine , to m adas durante las se sio ne s d e l m ism o : ap ro xim ac ió n m ate rial y e sp iritual de las re g io ne s e sp año las p o r e l m utuo c o no c im ie nto c ine m ato g ráf ic o ; c o nstituc ió n e n to do s lo s p ue b lo s de c ine m ate c as m unic ip ale s; e xe nc ió n de de re c h o s de aduanas y franquic ia p o stal p ara las p e líc ulas c ie ntífic as, p e dag ó g ic as o instruc tiv as; c re ac ió n d e una Cám ara arb itral c ine m ato g ráfic a h isp ano am e ric ana y fo rm ac ió n e n e l Ministe rio de Trab ajo de una c ine m ate c a nac io nal391. De fo rm a p arale la, e l Co ng re so irá ac o m p añado de un c o nc urso de p e líc ulas, que se lle v ará a c ab o e n la “Exp o sic ió n Ge ne ral de l Sé p tim o Arte ”, que te ndrá su se d e e n e l Palac io d e Cristal de l p arque d e l Re tiro de Madrid. Carm e n Ve lac o rac h o p re se ntará su p e líc ula “De sc ub rim ie nto de Am é ric a” al c o nc urso , de c id ie ndo e l Co m ité e je c utiv o de l Co ng re so , c o nc e d e rle e l 20 de no v ie m b re d e 1928, e l p re m io FERNÁNDEZ CO LO RADO , Luís: “Visio ne s im pe riale s: do c um e ntal y pro pag anda e n e l c ine e spaño l (1929-1930)” e n Actas del VI Congreso de la Asociación Española de Historiadores del Cine (AEHC). Ac ade m ia de las Arte s y las Cie nc ias Cine m ato g ráf ic as de España. Madrid, 1998, pág . 100. 389 El Sol, 20 de o c tubre de 1928. 390 Mujeres Españolas, 29 de se ptie m bre de 1929. 391 El Sol, 30 de o c tubre de 1928. 388

343

de la Real Sociedad Geográfica, que c o nsistió e n una m e dalla de b ro nc e c o n su c o rre sp o ndie nte dip lo m a. Este p re m io h ab ía sido o fre c ido al Co ng re so p o r la instituc ió n g e o g ráf ic a e n una c o m unic ac ió n de l 10 d e m ayo de 1928, susc rita p o r su p re side nte , D. Pío Suáre z Inc lán. El jurado de l c o nc urso inte rp re tando fie lm e nte lo s de se o s de la Re al So c ie dad Ge o g ráfic a, le o to rg ará e l p re m io “a la m e jo r p e líc ula so b re asunto g e o g ráf ic o e sp año l”, p ue s nada re v o luc io nó tanto la Ge o g rafía, c o m o e l de sc ub rim ie nto de Am é ric a p o r lo s e sp año le s, sie ndo la de c isió n to m ada p o r unanim idad e ntre lo s m ie m b ro s de l jurado 392. 7. Carm e n Ve lac o rac h o y s u s p ro y e c to s e n e l c in e e s p añ o l. Este im po rtante é xito , anim ará a Carm e n Velac o rac h o a se g uir c o n e l de sarro llo de sus im p o rtante s p ro ye c to s c ine m ato g ráfic o s e n Esp aña. Lo s p re p arativ o s p ara la c re ac ió n de una e ntidad p ro duc to ra de p e líc ulas e sp año las ib an m uy ade lantado s a c o m ie nzo s de dic ie m b re de 1928, trab ajando e n o rg anizar lo s e le m e nto s que h ab ían de c o nstituirla, c e le b rando re unio ne s p re v ias c o n ilustre s p e rso nalidad e s de la Ban c a y la alta so c ie dad m adrile ña. La p rim e ra p e líc ula que se p e nsab a re alizar e staría insp irada e n una de las m ás c o no c idas no v e las de Do ña Co nc h a Esp ina393. Esto s e sfue rzo s se v e rán p lasm ado s a m e diado s de dic ie m b re , c uando que d e fo rm ada una e m p re sa p ro duc to ra de “film e s e sp año le s”, o rg anizada e ide ada p o r Do ña Carm e n. La so c ie dad que dará c o nstituida fo rm alm e nte al firm arse su e sc ritura ante e l no tario Do n Mate o Azp e ítia, te nie ndo p re v isto que su c ap ital so c ial lle g ara h asta lo s c inc o m illo ne s de p e se tas, aunque e n un p rim e r m o m e nto só lo se e m itirá e l p rim e r m illó n. La e m p re sa re c ib irá e l no m b re de “Cine m ato g ráfic a Esp año la S.A.”, e stando fo rm ado e l Co nse jo de Adm inistrac ió n y e l Patro nato p o r las sig uie nte s p e rso nalidade s: D. Vale ntín Ruiz Se n é n, D. Juan Marc h , D. O le g ario Rie ra, e l p adre Valde p are s (f isc al de l Trib unal d e la Ro ta), D. Ig nac io Suáre z So m o nte , p adre Se rap io Galle g o (dire c to r de lo s Me rc e dario s), D. Mariano Fue nte Pila, D. Jac into Be nav e nte , Do ña Co nc h a Esp ina, Do ña Carm e n Ve lac o rac h o , D. To m ás Nic o lau,

392 393

El Pueblo Manchego, 11 de dic ie m bre de 1928. El Sol, 7 de dic ie m bre de 1928.

344

D. Jo aquín Gutié rre z So lana, D: Pe dro Use ra, D. Ag ustín de O ro y D. Manue l Villarre al394. En lo s p rim e ro s p ro ye c to s de la c o m p añía c ine m ato g ráfic a, se v e rá c laram e nte la im p ro nta de Do ña Carm e n Ve lac o rac h o , unie nd o do s e le m e nto s que se g uían sie ndo m uy im p o rtante s p ara e lla: e l p atrio tism o y e l p ro tag o nism o de las m uje re s. Po r e llo , se p e nsó re alizar un c ic lo de p e líc ulas e n lo s que se v ie se re fle jada la ac tuac ió n d e m uje re s e sp año las e n la h isto ria, e lig ie ndo c o m o p e río do te m p o ral p ara su am b ie ntac ió n la Gue rra de Inde p e nde nc ia. Pro nto se c o m e nzará a ne g o c iar c o n v arias c iudade s, c o n e l o b je to de re alizar p e líc ulas insp iradas e n p e rso naje s de e llas, de stac ando e l inte ré s de Barc e lo na, El Fe rro l, Co v ado ng a, O v ie do , Santande r y San Se b astián, aunque p are c e que las p rim e ras o b ras que se p e nsab an re alizar e starían b asadas e n p e rso naje s fe m e nino s: Ag ustina de Arag ó n d e Zarag o za y Manue la Malasaña de Mad rid. Pe ro Carm e n no p o día de jar de lado su tie rra y ne g o c iará c o n tre s m anc h e g o s inte re sado s e n que se p lasm ase un h e c h o de stac ado de la re g ió n. El te m a e le g ido se ría la ac tuac ió n de una v alde p e ñe ra h e ro ic a (la Fraila), que se h ab ía sac rific ado , p e g ando f ue g o a una g av ille ra, y h ac ie ndo e xp lo tar v ario s b arrile s de p ó lv o ra h ab ía ac ab ado c o n un g rup o de f ranc e se s que se e nc o ntrab an e n la e rm ita d e Co nso lac ió n, do nde e lla e ra sante ra. Este p e rso naje h ab ía fasc inado a Carm e n de sde que su m adre e n su infanc ia, le c o ntó su h isto ria, que e lla h ab ía transm itido a su h ija, la c ual, h ab ía g anado un p re m io lite rario e n Cub a al e sc rib ir un p e que ño re lato so b re e lla395. Pe ro lo s g rande s p ro ye c to s de Carm e n Ve lac o rac h o , se v e rán lastrado s p o r tre s fac to re s que p ro v o c arán un larg o p e río do de d e c ad e nc ia de l c ine e sp año l. Uno de e llo s se rá p o lític o , la c aída d e l dic tado r Mig ue l Prim o de Riv e ra; o tro e c o nó m ic o , la c risis m und ial y e l últim o , e stará dire c tam e nte re lac io nado c o n e l c ine y no f ue o tro que la lle g ada de l c ine so no ro , que dará lug ar a una fue rte c risis e n e l c ine e sp año l p o r su inc ap ac idad d e adap tarse a las nue v as te c no lo g ías. La c are nc ia d e e studio s y e quip o s ade c uado s, así c o m o la falta de l c ap ital ne c e sario p ara la adap tac ió n de sus

394 395

El Sol, 14 de dic ie m bre de 1928 y El Pueblo Manchego, 19 de dic ie m bre de 1928. El Pueblo Manchego, 2 de e ne ro de 1929.

345

infrae struc turas al c ine so no ro , y p ara afro ntar el m ayo r c o ste que sup o nía e l ro daje de las p e líc ulas de e ste tip o , p ro v o c ó uno s año s de auté ntic a se quía p ro duc to ra396. Ante e ste c úm ulo de c irc unstanc ias, Carm e n Ve lac o rac h o b usc ará adap tarse a e llas, c re ando una nue v a c o m p añía c ine m ato g ráfic a: “Patria Film S.A.”, c o n la que inte ntará e ntrar e n e l m undo de l c ine so no ro , “film ando e xc lusiv am e nte p e líc ulas m o rale s, instruc tiv as y p atrió tic as, p ara c o ntrarre star e l e fe c to p e rnic io so que e stá e je rc ie ndo e l c in e m ató g rafo e n to das las c lase s so c iale s”. La nue v a p ro duc to ra e ntrará e n c o ntac to c o n un ing e nie ro de la c asa Sie m e ns, e l c ual dará p o c as e sp e ranzas, fijando un p lazo de año y m e dio h asta que se p udie ran film ar p e líc ulas h ab ladas e n Esp aña. Ante e stas ne g ras p e rsp e c tiv as, Carm e n Ve lac o rac h o re c urrirá a un inv e nto r e sp año l que h ab ía c o nse g uido lanzar un ap arato p arlante c o n e l que p o dría re alizar las ansiadas pe líc ulas so no ras 397. El inv e nto r e ra Jo sé Luís Fe rnánde z Ayuso , antig uo o p e rado r d e c ine y c o m p e te nte e le c tric ista, que lo h ab ía re alizado e n c o o p e rac ió n c o n D. To m ás Duc h . El p ro ye c to se rá ap o yado p o r la p ro duc to ra “Patria Film ”, re alizándo se la p rim e ra p rue b a e n e l lo c al d e la c o m p añía, p o r inic iativ a de D. Fe rnando C. Duarte , ac ud ie ndo al ac to : la v izc o nde sa d e San Enrique , Do ña Carm e n Ve lac o rac h o , e l duque de Estre m e ra, D. Ag ustín de O ro , D. To m ás Nic o lau, e l m e rc e dario Padre Se rap io y o tras p e rso nalidade s. El film re alizado p ara e ste p rim e r e xp e rim e nto e ra una re c itac ió n p o r e l b aríto no Je sús Me né nd e z, de v arias e sc e nas e n v e rso de la zarzue la “La m ano la de l Po rtillo ”. El sinc ro nism o e n e sta p rue b a re sultó p e rfe c to 398. Este é xito m o m e ntáne o , anim ó a la c o m p añía a re alizar una p e líc ula “p arlante ” de e xaltac ió n nac io nal p ara e xh ib irla e n Am é ric a, re c urrie ndo Carm e n a su tie rra p ara re alizar las film ac io ne s. Para e llo e ntrará e n diálo g o c o n D. Sam ue l Buitrag o , dire c to r de l O rfe ó n de Ciudad Re al, ac ud ie ndo a dic h a c iudad a finale s d e

GO MEZ BERMÚDEZ DE CASTRO , Ram iro : “La transf o rm ac ió n de l c ine m udo al so no ro e n España (1929-1931). Lo s c o ste s e c o nó m ic o s” e n Actas del IV Congreso AEHC. Edito rial Co m plute nse . Madrid, 1994, pp. 100 y 101. 397 Mujeres Españolas, 22 de se ptie m bre de 1929. 398 Mujeres Españolas, 29 de se ptie m bre de 1929. 396

346

se p tie m b re de 1929, p ara ro dar alg uno s de lo s núm e ro s de la Masa Co ral de la c ap ital399. Sin e m b arg o , e l inv e nto no se rá to do lo p e rfe c to que h ub ie ra sido de se ab le , no p udie ndo c o m p e tir c o n lo s p ro c e de nte s de lo s p aíse s que e n e so s m o m e nto s e stab an p ro duc ie ndo p e líc ulas de c ine so no ro , c o m o Estado s Unido s o Ale m ania. A p e sar lo s llam am ie nto s p atrió tic o s de Carm e n Ve lac o rac h o , e n lo s que re c o no c e que e l c ine m ató g rafo e sp año l e s de fic ie nte , p e ro e s “nue stro ”, sie ndo ne c e sario p ro te g e rlo y de fe nd e rlo ; lo s difíc ile s m o m e nto s que v iv e e l c ine e sp año l e n e so s

año s, h arán

que

f inalm e nte

te ng a que

ab ando nar

sus

p ro ye c to s

c ine m ato g ráf ic o s, c e ntrándo se de nue v o e n e l p e rio dism o y e l fe m inism o . 8. La v u e lta al p e rio d is m o : Mu je re s e s p añ o las . Durante e l año 1929, Carm e n Ve lac o rac h o c o m p ag inará sus ac tiv idade s e n e l c ine , c o n e l p e rio dism o . El 11 de ab ril de 1929, saldrá e l p rim e r n úm e ro d e la re v ista “Muje re s Esp año las”, c o m o re sultado de un llam am ie nto h e c h o e n lo s p e rió dic o s El De b ate , ABC, Im p arc ial y La Nac ió n, a fav o r de una p ub lic ac ió n que de fe nd ie ra lo s de re c h o s de las m uje re s, y que sirv ie ra c o m o re fle jo de aque llas que e stán inte rv inie ndo de fo rm a ac tiv a e n la v ida p o lític a, so c ial y lite raria de l p aís. La dire c to ra y p ro p ie taria de la p ub lic ac ió n se rá la Vizc o nde sa de San Enrique , o c up ando Do ña Carm e n e l p ue sto de re dac to ra je f e 400. En la nue v a p ub lic ac ió n se v e rá su im p ro nta, de dic ando im p o rtante s se c c io ne s al c ine y a su tie rra. A finale s de 1929, de sd e la re v ista “Muje re s Esp año las”, se inic iará una c o le c ta, e nc ab e zada p o r la p ro p ia re v ista c o n 10.000 p e se tas, c o n e l o b je to de c o nse g uir lo s fo ndo s ne c e sario s p ara film ar la p e líc ula “La niña de Luzm e la”, b asada e n una o b ra de Co nc h a Esp ina, c o m o un h o m e naje a la e sc rito ra401. En la re v ista, ap are c e rán d e fo rm a re g ular artíc ulo s firm ado s p o r Carm e n Ve lac o rac h o de f e ndie ndo e l sufrag io f e m e nino y e l p ap e l de la m uje r e n la e c o no m ía, de stac ando la ac tuac ió n d e una c o nc e jala d e la c iudad de Barc e lo na, Do ña María Ló p e z Sag re do , que h ab ía intro duc ido im p o rtante s m e jo ras e n la c iudad, a la que Carm e n re alizará una larg a e ntre v ista. Junto a su p o sic ió n

El Pueblo Manchego, 25 de se ptie m bre de 1929 y Mujeres Españolas, 22 de se ptie m bre de 1929. Mujeres Españolas, 11, 14 y 18 de abril de 1929. 401 Mujeres Españolas, 1 y 29 de dic ie m bre de 1929. 399 400

347

c laram e nte f e m inista, e n sus artíc ulo s h ará una c o ntinua d e f e nsa de las industrias nac io nale s, de f e ndie ndo su p ro m o c ió n fre nte a lo s p ro duc to s e xtranje ro s 402. A p artir de 1930, Carm e n Ve lac o rac h o se de sv inc ulará d e la re v ista, de jando d e ap are c e r c o m o re dac to ra je f e , y c e sando tanto sus c o lab o rac io ne s c o m o las d e su h ija. 9. La lle g ad a d e la Se g u n d a Re p ú b lic a y s u p ro y e c to fe m in is ta d e d e re c h as : As p irac io n e s . La lle g ada d e la Se g unda Re p úb lic a sup o ndrá un fue rte im p ac to e n Carm e n, c re ándo le se ntim ie nto s c o ntradic to rio s. Po r un lado , la v e rá c o m o una e ne m ig a d e su p e nsam ie nto , c laram e nte m o nárquic o y re lig io so , m ie ntras que p o r o tro , ap o yará de fo rm a de c id ida lo s e sfue rzo s que é sta h ará a fav o r de l v o to fe m e nino , lle g ando a te ne r una c lara c o njunc ió n de inte re se s, c o n o tras m uje re s, aunque d e una id e o lo g ía c laram e nte c o ntraria a la suya, p e ro que ap o yab an al ig ual que e lla, de fo rm a de c idid a la inte rv e nc ió n de las m uje re s e n la p o lític a d e fo rm a ac tiv a, c o m o e ra e l c aso de Clara Cam p o am o r. Para div ulg ar sus ide as, Carm e n Ve lac o rac h o , c re ará una re v ista que re fle jará su ide o lo g ía m o nárquic a, c o nse rv ado ra y re lig io sa, a la v e z que se rá una p latafo rm a a fav o r de l v o to fe m e nino . En e sta lab o r c o ntará c o n la ine stim ab le ayuda de su h ija, que se h ab ía trasladado a Esp aña, y que o c up ará e l c arg o de d ire c to ra de la nue v a p ub lic ac ió n, de la que Carm e n se rá re dac to ra je f e . Esta nue v a p ub lic ac ió n re c ib irá e l m ism o no m b re que la que h ab ía f undado v e inte año s atrás e n Cub a: Asp irac io ne s. El p rim e r núm e ro ap are c e rá e l 16 d e e ne ro de 1932, p ub lic ándo se de fo rm a se m anal, sie ndo lo s sáb ado s e l día de salida403. Pe ro e l p ro ye c to de m adre e h ija, no se lim itará a una sim p le p ub lic ac ió n, sino que unida a e lla nac e rá una aso c iac ió n c o n e l m ism o no m b re “Asp irac io ne s”. El f in de dic h a instituc ió n e ra “la de fe nsa de la m uje r, so b re to do de la de c lase m e dia, e n sus de re c h o s so c iale s y p o lític o s, y que e sté c ap ac itada p ara e je rc e r su m isió n altísim a de ir a las urnas a de p o sitar su v o to ”.

402 403

Mujeres Españolas, 23 de m ayo , 30 de junio , 14 de julio , 17 y 24 de no v ie m bre de 1929. Aspiraciones, 16 y 23 de e ne ro de 1932.

348

La se de de dic h a aso c iac ió n se rá la m ism a de l p e rió dic o , adm itie ndo tre s c lase s de aso c iadas: h o no rarias, que se rían aque llas que la Junta Dire c tiv a e stim ase c o nv e nie nte , p o r su m é rito s; p ro te c to ras, to das aque llas que ab o nase n la c antidad d e 100 p e se tas de una so la v e z, o una susc rip c ió n d e 50 durante tre s año s, y finalm e nte , las aso c iadas de núm e ro , e ntre las que se inc luirían to das las m uje re s que fac ilitase n su no m b re a la aso c iac ió n y se susc rib ie ran c o n una c uo ta m e nsual m ínim a de una p e se ta. La aso c iac ió n e stará do tada de una c aja d e ayuda c o n la que p o de r re alizar p ré stam o s a sus m ie m b ro s. Alg uno s m e se s de spué s d e su instaurac ió n, c o m e nzará a re alizar c o m idas se m anale s que se rv irán p ara que sus so c ias c am b ie n im p re sio ne s, so b re las m e didas que de b ían to m ar404. La re v ista se de finirá c o m o de de re c h as, c o m p ag inando lo s artíc ulo s f e m inistas, c o n lo s p o lític o s y re lig io so s, e n una c lara m ue stra de su id e ario . El f e m inism o m ilitante d e su dire c to ra y re dac to ra je f e , h ará que lo s m ie m b ro s de la re dac c ió n y re alizac ió n se an m uje re s, al ig ual que las e nc arg adas de su v e nta. Su dire c to ra, Carm e n Fe rnánde z d e Lara, re alizará num e ro sas e ntre v istas a aque llas p e rso nalidad e s p ró xim as ide o ló g ic am e nte a la re v ista, sie ndo la lab o r d e Carm e n Ve lac o rac h o m ás m o de rada, e sc rib ie n do artíc ulo s, y dando c o nfe re nc ias c uando e ra so lic itada p ara e llo , c o m o la que p ro nunc iará e n m ayo de 1932 e n So ria, al se r re que rida p o r la Aso c iac ió n Fe m e nina de d ic h a c iudad 405. Cuando te ng a lug ar e l inte nto de g o lp e d e e stado de l g e ne ral Sanjurjo , la re v ista re alizará una c am p aña de so lidaridad y ap o yo a lo s e nc ausado s p o r la aso nada m ilitar, lo que p ro v o c ará que su dire c to ra, Carm e n Fe rnánde z d e Lara, se a e nc arc e lada d urante quin c e d ías e n la m adrile ñ a p risió n de Quiño ne s 406. Allí se rá b ie n tratada, c o ntando c o n v ario s p riv ile g io s, c o m o e l h e c h o de c o m p artir c uarto c o n o tra c o m p añe ra de su m ism a ide o lo g ía, salir al p atio de las f unc io narias de p risio ne s y disp o ne r de una m áquina de e sc rib ir e n su p ro p ia c e lda, d e fo rm a que

404 405

Aspiraciones, 23 y 30 de e ne ro de 1932. Aspiraciones, 28 de m ayo de 1932.

FERNÁNDEZ DE LARA, Carm e n: Desde la cárcel: (Relato verídico de quince días de cárcel). Edito rial Aspirac io ne s. Madrid, 1935, pp. 21 y 29. 406

349

p udo c o ntinuar e sc rib ie ndo d urante su e stanc ia e n p risió n 407. Durante su e nc ie rro c o inc id irá c o n Do lo re s Ib arruri, la Pasio naria. 10. La rad ic alizac ió n d e Carm e n Ve lac o rac h o y s u s e n fre n tam ie n to s c o n la Se g u n d a Re p ú b lic a. El ap o yo a lo s e nc ausado s p o r e l g o lp e de e stado de l g e ne ral Sanjurjo , no só lo p ro v o c ará e l e nc arc e lam ie nto de Carm e n Fe rn ánde z de Lara, sino e l c ie rre d e la re v ista “Asp irac io ne s”. Sin e m b arg o , ap e nas do s m e se s de sp ué s, v ue lv e a ap are c e r c o n distinta p o rtada y no m b re : “Re alidade s”. El p rim e r núm e ro v e rá la luz e l 16 de o c tub re d e 1932, e nc arg ándo se d e su dire c c ió n la p ro p ia Carm e n Ve lac o rac h o . Esta re v ista se d e f inirá c o m o “Se m anario Cató lic o ”, d isp ue sto a de fe nde r la re lig ió n, la fam ilia y la p ro p ie dad. En sus c o m ie nzo s p e dirá que se le e ntre g ue n do nativ o s, ya que su p ue sta e n m arc h a h ab ía sup ue sto un im p o rtante e sfue rzo e c o nó m ic o . Uno de lo s c ab allo s de b atalla de la nue v a p ub lic ac ió n se rá la c re ac ió n de un re tiro o b re ro , de 30 d uro s m e nsuale s, tanto p ara h o m b re s c o m o p ara m uje re s, p idie ndo que la c antidad e ntre g ada se a ig ual p ara am b o s se xo s. La nue v a

p ub lic ac ió n

se g uirá

h ac ie nd o

p ub lic idad

de

la

aso c iac ió n

“Asp irac io ne s”, que c o m o su no m b re indic a “asp irab a” a re p e tir e l m o de lo se g uid o p o r la aso c iac ió n de ig ual no m b re , c re ada e n Cub a. En e ne ro de 1933, dim itirá su dire c tiv a, ab ando nando la p re side nc ia Carm e n Fe rnánde z de Lara, que se rá sustituida e n ab ril p o r Co nc e p c ió n Blas c o . Carm e n Ve lac o rac h o p re se ntará su dim isió n e n la se c re taría d e la aso c iac ió n, p e ro al se r re c h azada, c o m p artirá e l c arg o c o n Vic to ria Ruiz. La aso c iac ió n m ante ndrá c o m o p rinc ip al o b je tiv o , c o nse g uir e l v o to fe m e nino , aum e ntado sus ac tiv idade s c o n la c re ac ió n de una se c c ió n re c re ativ a, que re alizará su p rim e r ac to e n no v ie m b re de 1932, que c o nsistirá e n e l re c itado de p o e sías y la re p re se ntac ió n de un saine te y do s o p e re tas 408. Co m o c o nse c ue nc ia de su e nfre ntam ie nto c o n las auto ridade s re p ub lic anas, Carm e n Ve lac o rac h o lle g ará a c o que te ar e n sus artíc ulo s c o n e l fasc ism o , e xaltando las fig uras de Juan Ig nac io Luc a de Te na, Jo sé María Gil Ro b le s y Jo sé Anto nio HERNÁNDEZ HO LGADO , Fe rnand o : “Carc e le ras e nc arc e ladas. La de purac ió n f ranquista de las f unc io narias de prisio ne s de la Seg unda Re públic a” en Cuadernos de Historia Contemporánea nº 27. Univ e rsidad Co m plute nse . Madrid, 2005, pág . 275. 408 Realidades, 16 de o c tubre y 6 de no v ie m bre de 1932, 7 de e ne ro y 29 de abril de 1933. 407

350

Prim o de Riv e ra, aunque se rá un ap o yo c irc unstanc ial, p ue s so b re e llo d e stac ará su ab so luta fide lidad a la m o narquía409. El 14 de o c tub re d e 1933, se p ub lic ará e l últim o núm e ro de la re v ista “Re alidade s”, salie ndo e l 16 d e no v ie m b re de n ue v o “Asp irac io ne s”, ac h ac ando lo s c am b io s a la p e rse c uc ió n que se le s p rac tic ab a. Su dire c to ra v o lv e rá a se r d e nue v o Carm e n Fe rnánde z de Lara, p asando su m adre a o c up ar e l p ue sto de re dac to ra je f e . En su p rim e r núm e ro se o fre c e rá a h ac e r p ro p ag anda e le c to ral g ratis a c ualquie r m uje r “d e c lase m e dia” que se p re se nte a las e le c c io ne s, instando a las m uje re s a v o tar a Jo sé María Ro b le s. En e l núm e ro pub lic ado de sp ué s de las p rim e ras e le c c io ne s e n las que h ab ían v o tado las m uje re s, lo e nc ab e za c o n e l titular “Han v o tado las m uje re s y no se h an e stre m e c ido las e sfe ras” 410. Un artíc ulo p ub lic ado e l 27 de ab ril de 1934, e n e l que c ritic ab a la ac tuac ió n de l alc ald e so c ialista d e Elc h e , que sup ue stam e nte h ab ía m altratado a v arias “Hijas de la Caridad” e n e l h o sp ital d e la lo c alidad, e n e l que lo tac h ab a de salv aje y p e día su de stituc ió n, le v aldrá su p ro c e sam ie nto y una e stanc ia de d ie z días e n la c árc e l. El p ro c e so te ndrá lug ar al m e s sig uie nte sie ndo ab sue lta p o r un jurado p o p ular. Su e stanc ia e n la c árc e l, le m o v e rá a re alizar una p e tic ió n a to das las dip utadas, tanto de de re c h as c o m o de izquie rdas, p ara un a re fo rm a e n lo s re g lam e nto s de las c árc e le s de m uje re s. Carm e n se que jab a de que a p e sar de se r una “p re sa p o lític a”, ac usada de un de lito de im p re nta, h ab ía re c ib ido p e o r trato que las p re sas c o m une s, c are c ie ndo de una m e sa do nde e sc rib ir, y tras su ab so luc ió n h ub o de v o lv e r a la c árc e l e n un c o c h e c e lular, ro d e ada d e c rim inale s c o nv ic to s, sin c o m e r h asta que la so ltaro n a las o c h o de la tarde 411. En e sta p e tic ió n, se v ue lv e a v e r e l inte nto de que e xistie ra un m ínim o de unidad de ac c ió n de las dip utadas y p o lític as de distinta ide o lo g ía, c o n e l o b je tiv o c o m ún de c o nse g uir m e jo ras e n la situac ió n de las m uje re s. La re v ista “Asp irac io ne s” se p ub lic ará h asta e l 26 d e e ne ro de 1935, c uando se rá c lausurada, sie ndo las p o sib le s c ausas d e su c ie rre , v ario s artíc ulo s antijudío s d e

Realidades, 25 y 31 de m arzo de 1933. Aspiraciones, 16 y 23 de no v ie m bre de 1933. 411 Aspiraciones, 27 de abril, 18 y 25 de m ayo y 15 de junio de 1934. 409 410

351

Carm e n Ve lac o rac h o o un re p o rtaje g ráfic o so b re la b o da de la in fanta Do ña Be atriz. 11. Co n c lu s io n e s . En e stas líne as h e m o s p o dido c o m p ro b ar c ó m o Carm e n Ve lac o rac h o f ue una m uje r e xc e p c io nal que se ad e lantó a su é p o c a, sie ndo una c o ntinua luc h ado ra e n la de f e nsa de lo s d e re c h o s de la m uje r. Su m atrim o nio c o n un ric o m é d ic o c ub ano , le p e rm itirá disp o ne r d e lo s m e dio s e c o nó m ic o s p ara lle v ar a c ab o sus p ro ye c to s, sie ndo una d e las p rim e ras m uje re s que d e sarro llará un f e m inism o p rác tic o e n Cub a, c o nsig uie ndo c o nc ie nc iar a la so c ie dad de la ne c e sidad d e to m ar m e d idas a fav o r d e la ig ualdad. De re g re so a Esp aña inte ntará de sarro llar o tro de sus im p o rtante s p ro ye c to s, inic iado e n Cub a, c o n la p ro duc c ió n de la p e líc ula “De sc ub rim ie nto de Am é ric a”, e l de sarro llo de un c ine d idác tic o y m o ralizante , fre nte a las v io le ntas p e líc ulas que lle g ab an de l e xtranje ro , p o c o ap ro p iadas p ara la infanc ia. Su m e rito ria lab o r le se rá re c o no c ida e n e l Prim e r Co ng re so de Cine m ato g rafía, inte ntando a p artir de e se m o m e nto te ne r un p ap e l ac tiv o e n e l m e rc ad o c ine m ato g ráfic o e sp año l, p e ro las c irc unstanc ias e c o nó m ic as y té c nic as que é ste e stab a atrav e sando , le im p e dirán lle v ar a c ab o sus inte re sante s p ro ye c to s, c e ntrándo se de nue v o e n e l p e rio d ism o y e l fe m inism o . Su ac e ndrado ap o yo a la m o narquía y su f ue rte c arác te r re lig io so , le p ro v o c arán im p o rtante s e nfre ntam ie nto s durante la Se g und a Re p úb lic a, radic alizando su ide ario y lle g ando a ap o yar p o sic io ne s c e rc anas a la e xtre m a de re c h a, aunque e n e l fo ndo p re do m inará su m ilitanc ia m o nárquic a, fre nte a alg unas v e le idade s fasc istas. Las c ausas de sus sim p atías h ac ia e l nazism o h ab ría que b usc arlas e n su re c h azo h ac ia lo s judío s, c o n lo s que c o inc id irá e n lo s año s que v iv ió e n Estado s Unido s, y a lo s que ac usab a de ale ntar la inv asió n no rteam e ric ana de Cub a y de inte ntar de sp lazar a lo s e sp año le s que c o ntro lab an e l c o m e rc io de la isla. Su m ilitanc ia m o nárquic a y c ató lic a durante la Se g unda Re p úb lic a, p ro v o c ó que sufrie ra 36 p ro c e so s, e stando 4 v e c e s e n la c árc e l y re c ib ie n do c ie nto s de m ultas, susp e nsio ne s y re c o g idas de sus p e rió dic o s, lo que no h izo sino radic alizar su p o sic ió n. A lo que nunc a re nunc iará e n to da su v ida, se rá a un f e m inism o m ilitante , b usc ando la ig ualdad e ntre lo s h o m b re s y las m uje re s, de sde p o sic io ne s 352

c o nse rv ado ras, aunque no le im p o rtará e n num e ro sas o c asio ne s, b usc ar la unidad d e ac c ió n c o n las m uje re s f e m inistas de ide o lo g ía to talm e nte o p ue sta a la suya. Su m ue rte no fue só lo físic a, sino que c ayó e n un lam e ntab le o lv ido , de l que e s ne c e sario sac ar a e sta e xc e p c io nal m uje r, que tanto luc h ó p o r sus ide ale s, que no e ran o tro s que la ig ualdad e ntre h o m b re s y m uje re s, sie ndo una v e rdade ra p io ne ra e n m últip le s c am p o s de la c ultura, c o m o e l p e rio dism o y e l c ine .

353

B IB LIO GRAFÍA CIT ADA GO MEZ BERMÚDEZ DE CASTRO , Ram iro : “La transfo rm ac ió n de l c ine m udo al so no ro e n Esp aña (1929-1931). Lo s c o ste s e c o nó m ic o s” e n Actas del IV Congreso AEHC. Edito rial Co m p lute nse . Madrid, 1994 GO NZÁLEZ PAGÉS, Julio Cé sar: Construcción de la ciudadanía femenina cuba a inicios

del siglo XX. Influencia del Sufragismo y el Feminismo (1898-1925). FERNÁNDEZ CO LO RADO , Luís: “Visio ne s im p e riale s: do c um e ntal y p ro p ag anda e n e l c ine e sp año l (1929-1930)” e n Actas del VI Congreso de la Asociación Española de Historiadores del Cine (AEHC). Ac ade m ia d e las Arte s y las Cie n c ias Cine m ato g ráfic as de Esp aña. Madrid, 1998. FERNÁNDEZ DE LARA, Carm e n: Desde la cárcel: (Relato verídico de quince días de cárcel). Edito rial Asp irac ine s. Madrid, 1935. HERNÁNDEZ HO LGADO , Fe rnando : “Carc e le ras e n c arc e ladas. La de p urac ió n franquista de las f unc io narias d e p risio ne s d e la Se g unda Re p úb lic a” e n Cuadernos de Historia Contemporánea nº 27. Univ e rsidad Co m p lute nse . Madrid. K LEIN, Jo h n-Marsh all: Spaniards and the Politics of Memory in Cuba, 1898-1934. Univ e rsity o f Te xas at Austin. Austin, 2002. NÚÑEZ MACHIN, Ana: Mujeres en el periodismo cubano. Ed ito rial O rie nte . Santiag o de Cub a, 1989, Cub alite raria. La Hab ana, 2003. STO NER, K . Lynn y SERRANO PÉREZ, Luís Hip ó lito : Cuba and Cuban-American Women: An annotated bibliography. Sc h o larly Re so urc e s. Wilm ing to n, De law are , 2000. VELACO RACHO , Carm e n: Un caudillo. Im p re nta Euro p a. Madrid, 1943.

354

La tu m b a d e An tíg o n a: u n te s tim o n io d e l e xilio c o m o c ate g o ría h is tó ric a y e xis te n c ial Inm ac ulada Plaza-Ag udo (Co nse jo Sup e rio r de Inv e stig ac io ne s Cie ntífic as)

Cue nta María Zam b rano e n la no ta intro duc to ria que sirv e d e p re se ntac ió n a las m e m o rias de v e inte año s de su v ida, Delirio y destino, que e l e sc rito r franc é s, Gab rie l Marc e l, m ie m b ro de l jurado de l p re m io al que h ab ía sido p re se ntado e l lib ro , de sc o nte nto ante e l fallo d e f initiv o que c o nc e día e l g alardó n a o tro s do s auto re s, e xp re só que é ste m e re c ía se r p ara e l te xto de la filó so fa e sp año la p o rque , al m arg e n de su c alidad, e n é l e stab a c o nte nida la h isto ria de Euro p a p o r c uanto h ay de univ e rsal e n e l c aso e sp año l (1989: 12). En e f e c to , e nc o ntram o s e n e ste te xto de María Zam b rano - así c o m o e n la m ayo r p arte de su o b ra- una univ e rsalidad tal, una re p re se ntativ idad d e un m o m e nto fundam e ntal de la h isto ria de Euro p a y d e l m undo , e l de la g ue rra- se a la c iv il e sp año la, o la se g unda m undial- y sus c o nse c ue nc ias- e l e xilio , e l de sarraig o , la ang ustia e xiste n c ial, al m arg e n d e la m ue rte y la de struc c ió n-, que e l ah o ndam ie nto e n las c lav e s de l p e nsam ie nto de la auto ra no s ayuda a c o no c e r tam b ié n las c lav e s d e un p ro c e so h istó ric o fundam e ntal p ara e nte nde r e l m o m e nto ac tual, p ara c o no c e rno s e n de f initiv a. De h e c h o , e n María Zam b rano e sta v o luntad de salida de sí m ism a, de e xp ansió n, de ap e rtura h ac ia lo univ e rsal, re p re se ntado e n lo e uro p e o , se m anif e stó ya e n e dad m uy te m p rana. Así, no só lo Esp aña sino que tam b ié n Euro p a se c o nv e rtirán e n o b je to de su inte ré s y re f le xió n: Su v ida, to da la v ida que te nía ante sí ¿p o r qué sue ño e staría fo rm ada? Co m o no te nía p ro ye c to y sí tan só lo su p o b re za a la que que ría se r fie l- no e dific aría nada so b re sí m ism a, no e sp e raría nada de sí m ism a, nada p ara sí m ism a- e l sue ño de Esp aña se le fue e ntrando y c o m e nzó a v iv ir so la e s e sue ño . Y e l sue ño de l m undo , de Euro p a, que p are c ía e nc o ntrarse tan b ie n c o m o e lla, sin o b lig ac io ne s, sin e m p e ño s, sin c irc unstanc ias c o ntradic to rias,

355

e n anc h ura de e le g ir; c o n to da la v ida… Nada la o b lig ab a a e sta Euro p a de la p az, diríase . (ib íde m : 30- 31) María Zam b rano m anifie sta, p o r tanto , un c laro de se o de v iv ir la h isto ria, d e v iv ir e n la h isto ria, de te ne r, e n de f initiv a, una c o nc ie nc ia h istó ric a, p ue s e l h o m b re de l m o m e nto ac tual, tal y c o m o no s dic e e n Persona y democracia, ya no e s só lo un se r h istó ric o , sino que e s un se r c o n “c o nc ie nc ia h istó ric a”. Así, si h asta e se m o m e nto la h isto ria e ra h e c h a tan só lo p o r uno s c uanto s h o m b re s y p ade c ida p o r to do s lo s de m ás, ah o ra ya to do s la h ac e n y to do s la sufre n. To do s so n sus p ro tag o nistas (1988: 11), de fo rm a que la filó so fa quie re p e rte ne c e r a e sta nue v a m asa c o nsc ie nte de su f unc ió n, de su p ap e l; e sta nue v a m asa que ya no se e sc ab ulle d e sus re sp o nsab ilidade s ni de las c o nse c ue n c ias que é stas trae n c o nsig o . Y, ade m ás, e n e se m o m e nto c ruc ial de la h isto ria, e l h e c h o de se r m uje r ya no e xo ne ra, c o m o h ab ía suc e d ido ante s durante lo s larg o s sig lo s de e xc lusió n, de p artic ip ar ac tiv am e nte e n lo s im p o rtante s ac o nte c im ie nto s h istó ric o s que se e stán g e stando : Y yo : “No , no v aldrá se r m uje r e n e ste c aso ; e l de stino e s p ara to do s no so tro s y yo lo sie nto así. Yo sie nto tam b ié n e sa p re se nc ia, e sa c o m p añía d e alg uie n, m ás b ie n de to do s lo s jó v e ne s que m urie ro n e n Franc ia (…) Y un h ue c o llam a al o tro ; yo sé que no so tro s m arc h am o s tam b ié n al m ism o sac rif ic io , que no no s de jarán h ab lar. Y se p e rde rá quizá e sto que que re m o s. Po rque no so tro s so m o s alg o , nue stra g e ne rac ió n . (Zam b rano 1989: 121) Y, sin duda, e l ac o nte c im ie nto de c isiv o que m arc a un ante s y un de sp ué s e n la v ida de María Zam b rano y de tanto s o tro s e s la Gue rra Civ il e sp año la. Co m o c o nse c ue nc ia d e e lla, la auto ra, fue rte m e nte c o m p ro m e tida c o n la Re p úb lic a e sp año la, se v e rá c o nde nada al e xilio , que e s una de las c lav e s d e su v ida y d e su p e nsam ie nto , no só lo e n un se ntido h istó ric o , sino que tam b ié n e xiste nc ial. Po r e llo , a m e dida que p asan lo s año s, la filó so fa v a ir re fle xio nando so b re é l, do tándo le de un se ntido , h asta e l p unto de que ad quie re e l e status de c ate g o ría, e n c ie rto m o do o nto ló g ic a, y tam b ié n c o g no sc itiv a. Pe rm ite una nue v a m ane ra de m irar de sd e lo s

356

m árg e ne s, de sd e lo s p unto s ale jado s de l c e ntro 412; m irada é sta que re d un d a ne c e sariam e nte e n un nue v o tip o de c o no c im ie nto . Así, de b ido a e sta im p o rtanc ia c ap ital d e l e xilio , e n to da la p ro duc c ió n de María Zam b rano p o ste rio r a la Gue rra, e nc o ntram o s una p re o c up ac ió n c o nstante so b re é l, e n uno s c aso s de una m ane ra m ás te ó ric a y e n o tro s, c o m o e s e l c aso de La tumba de Antígona, la o b ra e n la que no s v am o s a c e ntrar, de una m ane ra m ás b ie n po é tic a, m ás lite raria. La adap tac ió n de l te xto de un p o e ta trág ic o le p e rm ite h ac e r una re f le xió n, e n fo rm a ale g ó ric a, so b re las ne fastas c o nse c ue nc ias de un ac o nte c im ie nto m uy c o nc re to , la Gue rra Civ il e sp año la, p aradig m a de las g ue rras fratic idas. Pe ro ante s d e e ntrar e n e l análisis de La tumba de Antígona, h ay que e xp lic ar qué e nte nde m o s p o r e l do b le c arác te r de l e xilio c o m o c ate g o ría h istó ric a y e xiste nc ial. Así, e n p rim e r té rm ino , te ne m o s que e m p e zar d ic ie ndo que María Zam b rano v iv e un e xilio h istó ric o , p o rque , c o m o c o nse c ue nc ia de la de rro ta d e l b ando re p ub lic ano e n la Gue rra Civ il, se v io o b lig ada a ab ando nar Esp aña y p artir h ac ia un de stino inc ie rto - e stuv o e n Franc ia, Mé xic o , Cub a, Pue rto Ric o , Italia, Suiza…-, e n e l c ual p e rm ane c e ría d urante m ás de c uare nta año s, h asta su re g re so e n no v ie m b re de 1984. Pe ro e ste e xilio h istó ric o e s inc o m p re nsib le sin e nte nde r e l o tro se ntim ie nto de e xilio que p e rm e ab a- de sd e su juv e ntud- e l p e nsam ie nto de María Zam b rano c o m o e sp año la c o m p ro m e tida c o n la c ausa de su p aís: e l d e la de c ade n c ia de Esp aña, e l de su inc ap ac idad- ya e ndé m ic a- de ajustarse al c o m p ás de Euro p a. Ella, p o r tanto , al ig ual que m uc h o s o tro s jó v e ne s de su g e ne rac ió n, se ntía de una m ane ra m ás o m e no s trág ic a e l de sarraig o - c o n re sp e c to a Euro p a, c o n re sp e c to al m undo o c c ide ntal- que sup o ne se r e sp año l: Po rque to do s lo s e sp año le s, e sp e c ialm e nte lo s que h ab ían asistido a las e sc ue las, instituto s y univ e rsidad e s, lo s e sp año le s le trado s h ab ían c re c ido c o n e l am arg o sab e r de la d e c ad e nc ia e sp año la m e zc lado al o rg ullo anc e stral d e la g rande za (…) Esta situac ió n d e e star c o nde nad o s al aislam ie nto p ro duc ía un Esta m ism a ide a es se ñalada po r Anto lín S. Cue rv o , quie n c o nside ra que el e xilio e n e l que v iv ió instalada María Zam brano de sde su salida de España c o ndic io na to da una re fle xió n de sde el m arg e n y de libe radam e nte alejada de l c e ntro de lo que po de m o s c o nside rar e l m undo de l pe nsam ie nto y de la inte le c tualidad: “La e xpe rie nc ia bio g ráf ic a del desarraig o de saho g ó y al m ism o tie m p o c o ndic io nó , po d ríam o s de c ir, to da una re f le xió n so bre e l m arg e n. Fue , de alg una m ane ra, su m ate ria prim a (Sánc he z Cue rv o : 175). Co m o v e re m o s y trataré d e e xplic ar a lo larg o de e sta c o m unic ac ió n, é sta se rá tam bié n una de m is pre m isas básic as. 412

357

se ntim ie nto de se r una v íc tim a de una injustic ia h istó ric a, d e se r lo s c o nde nado s de Euro p a. (ib íde m : 72) Sin e m b arg o , e sta to m a de c o nc ie nc ia, do lo ro sa, de l atraso de Esp aña no lle v a a María Zam b rano y a lo s que c o nside ra lo s jó v e ne s d e su Ge ne rac ió n a la inac c ió n, sino que , al c o ntrario , e n to do s e llo s v am o s a e nc o ntrar e l d e se o d e inte ntar c am b iar la situac ió n, de luc h ar p o r que la p atria, que tanto am ab an, se sub ie ra p o r fin al tre n de Euro p a. Hab ía, p ue s, un de sp e rtar, un e ntusiasm o , una e sp e ranza e n “la sim a de d e se sp e rac ió n” e n que e stab a sum ida la nac ió n. Se c re ía e n e l futuro , se que ría que é ste f ue se una re alidad y así lo s jó v e n e s “se ntían p risa, m uc h a p risa de que lle g ara lo que te nía que lle g ar p ara, al m ism o tie m p o , inc o rp o rarse e n e se m o m e nto , p o rque te nían alg o que o fre c e r al m undo y no e ra justo e star así” (ib íd e m : 169). Y, c o m o c o nse c ue nc ia d e e llo , María Zam b rano , junto c o n o tro s c o nte m p o ráne o s, luc h ará ac tiv am e nte p o r la c o nse c uc ió n de la re p úb lic a, c uya lle g ada e s d e sc rita e n té rm ino s e ntusiastas- y no e xe nto s de m e lanc o lía- e n

Delirio y destino. Enc o ntrarán, así, e n la p ro c lam ac ió n de é sta e l 14 de ab ril d e 1931, p o r fin su sue ño h e c h o re alidad, se ntirán que aque llo p o r lo que h ab ían e stado luc h ando tanto tie m p o alc anzab a de finitiv am e nte c o nc re c ió n h istó ric a- c o n to do lo que e llo sup o ne , re c o no c im ie nto de lo s de re c h o s de lo s trab ajado re s, de las m uje re s, m ayo re s lib e rtad e s, m e jo re s c o ndic io ne s so c io - e c o nó m ic as… Y, p o r e so , c uando e stalla la Gue rra Civ il, ante la p o sib ilidad de p e rde r to do e so , se c o m p ro m e te n ac tiv am e nte y dan e l sí a la luc h a e n c o ntrap o sic ió n al no que Zam b rano y o tro s die ro n c uando se le s o fre c ió fo rm ar p arte d e las Co rte s. Vo lv ían a e star o tra v e z unido s ante la p o sib ilidad de un nue v o e xilio , de un nue v o de sarraig o y, p ara e v itarlo , se o fre c ían e n sac rif ic io : Aque l no , que fue o tra v e z Sí, a la h o ra de finitiv a e n la que v o lv im o s a e nc o ntrarno s, po r p o c o tie m p o . Lo s p rim e ro s días de l “fre nte de Madrid” c o nsum ie ro n m uc h as de aque llas v idas, se m b rado s o s que daste is p ara sie m p re e n aque llo s lug are s p o r do nde h ab íam o s p asado e n aque llas h o ras sin p e so , a o rillas d e l Manzanare s, e n la Sie rra, e n la últim a de las e xc ursio ne s rituale s, allí que dó aque l m uc h ac h o que e sc uc h ó m is “c las e s”, aque l que p are c ía se r e l jo v e n o fre ndado e n sac rific io de c ada g e ne rac ió n. (ib íde m : 235) 358

Se e ntie nde , d e e ste m o do , que e l de stie rro fue ra v iv ido de una m ane ra tan inte nsa p o r to do s aque llo s que tuv ie ro n que m arc h arse tras la de rro ta. Ya no e ra só lo e l te ne r que ab ando nar la p atria, las raíc e s, e l v e rse d e p ro nto sin nada y sin nadie ; e ra so b re to do e l v e r la de rro ta de su sue ño 413, de su de se o de sup e rar un e xilio , e l de sarraig o e ndé m ic o de Esp aña y lo s e sp año le s; la c o nc ie nc ia d e su juv e ntud p e rdida e n una tare a que re sultó al f in v ana y sin fruto y que no h izo sino e xac e rb ar un se ntim ie nto p re v io . De sde e ste p unto de v ista, e l e xilio se m anif ie sta e n un p rim e r m o m e nto a trav é s de una se nsac ió n de so le dad, de ab ando no . Al salir de Esp aña y e nc o ntrarse so la e n un c uarto de h o te l e n Franc ia, María Zam b rano sie nte p o r p rim e ra v e z que se h a de sg ajado d e una m ultitud d e la que fo rm ab a p arte “c o m o uno m ás, uno e ntre to do s; se h ab ía de sg ajado p ara sie m p re , h ab ía v ue lto , v o lv ía a se r e lla o tra v e z, a e star “aquí”, a so las c o nsig o m ism a” (ib íde m : 265). Se p ie rde , p o r tanto , la c o nc ie nc ia d e unidad, d e to talidad que e n lo s m o m e nto s de c o nv ulsió n, d e re v o luc ió n y d e luc h a se h ab ía se ntido 414. Ésta e s, p ue s, la p rim e ra se nsac ió n que le p ro duc e e l de stie rro , que to dav ía no se h a c o nv e rtido e n e xilio , e stado que m uy p o c o s lle g an a e xp e rim e ntar p ue s im p lic a una to tal de sp o se sió n. En e ste se ntido , Jo sé Luis Ab e llán c o nside ra que María Zam b rano e s uno de lo s p o c o s inte g rante s de la llam ada ‘Esp aña p e re g rina’ – Luis Ce rnuda se ría o tro que e xp e rim e ntó v e rdad e ram e nte e l e xilio , que e s de finido e n té rm ino s de “un flo tar

María Luisa Maillard c o nside ra que el tie m po po ste rio r a la de rro ta de l g ran sue ño de María Zam brano , de su de lirio v ital, la Re públic a y to das las espe ranzas e n e lla puestas, ya no pue de se r c o ntado sino a trav é s de de lirio s, de pe que ño s f rag m e nto s f ic c io nale s e n f o rm a de sue ño , que se inc luye n al f inal de Delirio y destino (219). Po r su parte , e n e l te xto que se titula ‘A m o do d e auto bio g raf ía’ y que la f iló so f a esc ribió para el núm ero m o no g ráf ic o que le de dic ó la re v ista Anthropos, m anif e sta que se sie nte “inc apaz de re v e lar su pro pia v ida” (70). Re sulta c urio so , así, que María Zam brano nunc a se plante ara e sc ribir unas m e m o rias e n se ntido e stric to de su tie m po de e xilio . Re f le xio ne s te ó ric as so bre e sta e tapa e nc o ntrare m o s m uc has, pe ro no v a a c o ntarno s, c o m o sí hizo c o n la dé c ada de lo s v einte , lo s ac o nte c im ie nto s m ás im po rtante s de e se pe río d o . Es c o m o si, de alg ún m o do , ya no pe rte ne c ie ran a la v e rdade ra v ida, que f ue la de ante s de la de rro ta, la de l sue ño luc hado y he c ho re alidad. 414 A la luz de e sto , se c o m pre nde que María Zam brano hable de su g e ne rac ió n c o m o una g e ne rac ió n de suic idas histó ric o s. To do s lo s que luc haro n c o n e lla se sac rif ic aro n po r una c ausa, la Re públic a- que se e nte ndía c o m o una f o rm a de sup e rar la so le dad e ndé m ic a de España-, y pe rdie ro n la v ida, uno s a trav é s de la m ue rte , o tro s a trav é s de l de stie rro . El sac rif ic io de Antíg o na, c o m o v e re m o s, se rá la aleg o ría del sac rif ic io de to do s e sto s se re s: “ (…) lo s suic idas de l de stie rro , pe rte ne c ie ro n c asi to do s a e sta g e ne rac ió n que partic ipó só lo para o f re c e r, para o f re c e rse , y la to rtura sin f in inim ag inable para lo s v e nc ido s que que daro n de ntro . Sí; o s c o m pre ndo , o s c o m pre ndo ” (Zam brano 1989: 235- 236). 413

359

e n tie rra de nadie ”. Se g ún é l, e l re sto de e xiliado s v iv ie ro n v inc ulado s a Esp aña a trav é s de la no stalg ia, de la se nsac ió n de se ntirse de ste rrado s de e lla; m ie ntras que o tra p arte b usc ó re f ug io e n e l p aís d e ado p c ió n y se sintió transte rrada (59). Po r lo tanto , e l e stado de de sarraig o , de se ntirse sin raíc e s, fue se ntido só lo po r uno s po c o s, que v iv ie ro n, de una m ane ra trág ic a, e l se ntim ie nto de e xp ulsió n 415. La m ism a María Zam b rano e s c o nsc ie nte de e sta m atizac ió n y, así, e n Los bienaventurados, aludie ndo tam b ié n a Luis Ce rnuda, dirá: El e nc o ntrarse e n e l d e stie rro no h ac e se ntir e l e xilio , sino ante to do la e xp ulsió n. Y lue g o , la insalv ab le distanc ia y la inc ie rta p re se nc ia físic a de l p aís p e rdido . Y aquí e m p ie za e l e xilio , e l se ntirse ya al b o rde de l e xilio . Y así e n e l p o e m a que sup o ne m o s sin duda inm o rtal de Luis Ce rnuda, Se r de Sansue ña, se e nc ue ntra e l ap urar e l de stie rro y e l inic iarse e n e l e xilio e n un instante únic o , sin se p arac ió n, al m o do

como

e n las trag e dias se re aliza

p ro dig io sam e nte e ste im p o sib le dar un instante únic o e n v arias d e sus v ariante s o dim e nsio ne s. (Zam b rano 2004: 32) Pe ro María Zam b rano e stab a av o c ada al e xilio d e sde su m ism o nac im ie nto y, así, c o m o h e m o s dic h o , e l se ntim ie nto de de sarraig o fue una c o nstante de su v ida y p e nsam ie nto de sde m uc h o tie m p o ante s de su e xp ulsió n c o m o c o nse c ue nc ia de la Gue rra Civ il. En p alab ras de Ab e llán, e l e xilio se da e n e lla c o m o v o c ac ió n p e ro tam b ié n c o m o de stino (65). Así, se g ún c ue nta la auto ra e n su auto b io g rafía, la suya e s una e stirp e de e xiliado s, p ue s e sta c o ndic ió n le s v e nía ya d e le jo s, de sde su ab ue lo , El e xilio v e rdade ro e s una nuev a patria e n la que aque l que había sido e xpulsado de o tra se instala. A dif e re nc ia de l de ste rrado y de l traste rrado , que tie ne n una patria f ísic a, e l e xiliado la tie ne e n su pro pio e xilio , que es tan abstrac to c o m o pue de se rlo su m ism a se nsac ió n de de sarraig o . Este se ntim ie nto , po r su parte , se traduc e e n un de se o de no re g re sar a la antig ua patria pe rdida- e n e ste c aso España. Así, tanto Ce rnuda c o m o María Zam brano - aunque v ue lv a f ísic am e nte - re nunc iarán al re g re so . El prim e ro dirá e n e l po e m a ‘Pe re g rino ’, de su últim o libro Desolación de la Quimera: “¿Vo lv e r? Vuelv a e l que te ng a,/ Tras larg o s año s, tras un larg o v iaje ,/ Cansanc io de l c am ino y la c o dic ia/ De su tie rra (…)” (530- 531). La filó so f a, a su v uelta a España, e xpre sará e n un artíc ulo titulado ‘Am o m i e xilio ’ lo difíc il que le re sultó re nunc iar a sus c uare nta año s de e xilio y re g re sar: “Co nf ie so , po rque hablar de c ie rto s te m as no tie ne se ntido si no se dic e la v e rdad, c o nf ie so que m e ha c o stado m uc h o trabajo re nunc iar a m is c uare nta año s de e xilio , m uc ho trabajo , tanto que , sin o f e nde r, al c o ntrario , re c o no c ie ndo la g e ne ro sidad c o n que Madrid y to da España m e ha arro pado , c o n e l c ariño que he e nc o ntrado e n tanta g e nte , de v e z e n c uando no due le , no , no e s que m e duela, e s una se nsac ió n c o m o de quie n ha sido de spe llejado , c o m o san Barto lo m é , una se nsac ió n ininte lig ible , pe ro que es” (‘Am o m i e xilio ’ apud. Abe llán: 50). 415

360

“que m urió le jo s de sus e nc inare s de sig lo s”, y de sus p adre s, que v iv ían ale jado s de su Andaluc ía natal e n Se g o v ia, p rim e ro , y lue g o e n Madrid, c o nsum ando e lla m ism a e l fatal de stino que afe c tab a a to da su fam ilia: “Sus p adre s h ab ían sido ya ‘e xiliado s’ e n Castilla do nde nadie d e la fam ilia h ab ía v iv ido , p o rque nadie h ab ía v iv ido ‘sin tie rras’. Y h ab ía c re c ido , así, sintie ndo e l d e stie rro , y e l que h ab ía p e rd ido e l lazo c o n la tie rra y c o n la p e que ña h isto ria fam iliar que h a que dado re m o ta” (1989: 209). A m ism o tie m p o , María Zam b rano e xp e rim e ntará tam b ié n un e xilio de riv ado de su c o ndic ió n de m uje r. No p o de m o s o lv idar que la f ilo so fía, a la que d e dic ó su v ida, e ra e n aque l m o m e nto un te rre no de ho m b re s, de fo rm a que a las po c as m uje re s que se de d ic ab an a e lla se las m irab a c o n c ie rto re c e lo . Así, sus do s g rande s m ae stro s, O rte g a y Zub iri, e ran h o m b re s y, c o m o e s b ie n sab ido , la ac titud de l p rim e ro h ac ia las m uje re s inte le c tuale s e ra, e n c ie rto m o do , c o nde sc e ndie nte g alante no s dic e Ro sa Ch ac e l-, p e ro no de v e rdade ro re sp e to . Pe ro f ue ra d e l ám b ito de l p e nsam ie nto , María Zam b rano ya h ab ía e xp e rim e ntado de sde su m ism o nac im ie nto e l e xilio que sup o nía se r m uje r e n una é p o c a e n que é sta e stab a re c luida al ám b ito do m é stic o , sin ap e nas de re c h o s y sin auto no m ía, so m e tida sie m p re a la p o te stad de o tro , b ie n de sus p adre s, b ie n de su m arido . En e ste se ntido , e s im p o rtante de stac ar c o m o María Zam b rano e n la auto b io g raf ía que e sc rib e p ara e l núm e ro m o no g ráfic o que le d e dic a la re v ista Anthropos d e c ide c o ntar no lo que f ue sino lo que quiso se r y no p udo . Así, una de las p rim e ras g rande s de c e p c io ne s de su v ida e s, c uando al que re r se r de p e que ña te m p lario , sus p adre s le d ije ro n que no p o día se rlo , dado que e ra m uje r. Éste f ue uno d e sus g rand e s e nc o ntro nazo s c o n la re alidad, p ue s e n su m e ntalidad d e niña e ra inc o m p re nsib le que p o r su c o ndic ió n fe m e nina, a la que no e stab a disp ue sta a re nunc iar, se le c e rrase n c ie rtas p ue rtas: (…) re c ue rdo que m e dijo que e ran uno s c ab alle ro s, y yo e ra m uje r, y e nto nc e s p re g unté , no sé si a m i p adre o a m i m adre , si h ab ía de se r sie m p re lo que ya se e ra, si sie ndo yo una niña no p o dría se r nunc a un c ab alle ro , p o r se r m uje r. Y e sto se m e que dó e n e l alm a, flo tando , p o rque yo que ría se r un c ab alle ro y que ría no de jar de se r m uje r, e so no ; yo no que ría re c h azar, yo que ría e nc o ntrar, no que ría re ne g ar y m e no s aún de m i c o ndic ió n f e m e nina, p o rque e ra la que se m e h ab ía dado y yo la ac e p tab a,